You are on page 1of 41

INVESTIG ACIÓN Los Pergaminos del Mar Muerto

Hno. ·. Leó n Z eld is, FP S, 33° PSGC , S upr emo Co nse jo del Ri to Esc oc és del Es tad o d e I sra el Gra n M aes tro Adju nto Ho nor ari o Modi fic ado y cor tes ía de Fun dac ión P roy ect o J uda ica , Inc. y A ut ori dad de Anti güe dad es de Isr ael. Dura nte si glo s, las ún ica s refe ren cia s e xis ten tes ac erc a d e la s ect a d e l os Ese nio s e ran la s escu eta s m enc ion es en los escr ito s d e P lin io, Fl avi o J ose fo y Fi lón . S ólo en ab ril de 19 47 camb ió est a s itu aci ón, cu and o u n past or ára be, bu sca ndo un a o vej a perd ida , e nco ntr ó l a e ntr ada de una cav ern a e n u n r isc o c erc ano a la o ril la nor te del ma r M uer to, en I sra el y e n e lla de scu bri ó vari as vas ija s d e c erá mic a d ond e esta ban , e nvu elt os en tra pos , roll os de per gam ino . Esto s s on los fa mos os man usc rit os del Mar Mu ert o, que de sde ento nce s h an pro duc ido un a elec tri fic ant e r evo luc ión en la hist ori a d e l a r eli gió n j udí a y los com ien zos de l C ris tia nis mo. Búsq ued as pos ter ior es en otr as cave rna s c erc ana s ( 11 en tot al) resu lta ron en el de scu bri mie nto de n ume ros os otr os rol los y un cuan tio so núm ero de fr agm ent os de perg ami no, al gun os de los cu ale s aún no han si do des cif rad os. El n úme ro tot al de per gam ino s, cuan do est aba n i nta cto s, se

esti ma que er a s upe rio r a lo s 1000 . S e h an ide nti fic ado lo s rest os de 870 pe rga min os dist int os. Lo s f rag men tos difi ere n e n t ama ño, ha sta ta n pequ eño s c omo un pa r d e cent íme tro s. En sól o u na de las cave rna s ( No. 4) se en con tra ron unos 15 .00 0 f rag men tos . Aunq ue nos re fer imo s a lo s manu scr ito s d el Mar Mu ert o e n s u conj unt o c omo pe rga min os, al gun os está n e scr ito s s obr e p api ro, y uno es una lá min a d e c obr e. Est án escr ito s e n v ari os idi oma s, mayo rme nte el he bre o. Es i mpo rta nte se ñal ar que ha sta el d esc ubr imi ent o d e e sto s manu scr ito s, los in ves tig ado res creí an que el he bre o e ra una leng ua mue rta , u sad a ú nic ame nte por las cl ase s e duc ada s, com o e l latí n e n l a e dad me dia eu rop ea. El h ebr eo rab íni co, de la lite rat ura de l a ño 200 y post eri or, er a c ons ide rad o u na inve nci ón esc olá sti ca, no el leng uaj e d e u so dia rio . E sta cree nci a c ond ujo a los hist ori ado res de lo s o ríg ene s d el Cris tia nis mo a a fir mar qu e l os evan gel ios no po día n h abe r s ido escr ito s o rig ina lme nte en he bre o o ar ame o. El d esc ubr imi ent o d e l os perg ami nos re fut ó e sta s opin ion es. Qu edó pr oba do que lo s judí os en la épo ca del Se gun do Temp lo (de spu és del re tor no del exil io en Bab ilo nia ) u sab an tan to el h ebr eo com o e l a ram eo. Esto s d os idi oma s e stá n rela cio nad os com o e l c ast ell ano y el i tal ian o. Par a e scr ibi r, sin emba rgo , p ref erí an emp lea r e l

idio ma bíb lic o, es dec ir el hebr eo. La h ist ori a d el des cub rim ien to de esto s d ocu men tos , y su s peri pec ias ha sta qu e h all aro n dign o r efu gio en ma nos de arqu eól ogo s i sra elí es pod ría serv ir com o t ema pa ra una no vel a de a ven tur as. No p ued o r esi sti r l a t ent aci ón de pres ent arl es una re señ a r esu mid a de l os aco nte cim ien tos , s in exte nde rme en de tal les qu e conc ier nen só lo al esp eci ali sta . Tal com o y a m enc ion é, a f ine s d e la p rim ave ra de 194 7, alg uno s past ore s b edu ino s d e l a t rib u Taam ire de scu bri ero n l as vas ija s cont eni end o l os per gam ino s. Uno de l os per gam ino s, pos ter ior men te cono cid o c omo el "M anu scr ito de Isaí as" , f ue ofr eci do en ven ta a un c ome rci ant e m usu lmá n d e anti güe dad es de la ciu dad de Belé n. Para en ten der lo qu e o cur rió a cont inu aci ón, te nem os que reco rda r q ue en eso s m ome nto s Pale sti na se enc ont rab a a ún baj o el d omi nio de l e jér cit o i ngl és, mien tra s s e d isc utí a e n l as Naci one s U nid as el des tin o d el Mand ato Br itá nic o q ue toc aba a su fin. To dav ía hab ía con tac to ent re las pob lac ion es ára be y j udí a, si bien ya er a p eli gro so ave ntu rar se en c ier tos se cto res , y lo s ataq ues ar mad os se hac ían má s frec uen tes de dí a e n d ía. El c ome rci ant e á rab e n o l e p res tó much a i mpo rta nci a a l r oll o d e perg ami no, op ina ndo qu e n o t ení a gran an tig üed ad, y reh usó pa gar el p rec io que se le pe día : v ein te libr as est erl ina s. Los be dui nos

se d iri gie ron en ton ces a un come rci ant e d e l a s ect a O rto dox a Siri a, res ide nte en Be lén , y és te se p uso en co mun ica ció n c on un amig o c ome rci ant e. De e sta ma ner a, el des cub rim ien to del per gam ino ll egó a cono cim ien to del Me tro pol ita no (arz obi spo ) s iri o o rto dox o e n e l mona ste rio de Sa n M arc os, en la ciud ad vie ja de Jer usa lén . Desp ués de ci ert o t iem po, en ener o d e 1 948 , e l a rzo bis po, Mons eño r A tan asi os S am uel, c omp ró cuat ro de los ro llo s d e p erg ami no hall ado s p or los be dui nos . Samu el mos tró lo s r oll os en su pode r a va ria s p ers ona s, ent re ella s, alg uno s m iem bro s d el Cole gio Bí bli co y A rqu eol ógi co de los Dom ini cos en Je rus alé n, quie nes op ina ron ig ual men te que los man usc rit os era n rela tiv ame nte re cie nte s. A fi nes de l v era no de 194 8, es deci r a lre ded or del me s d e agos to, el ar zob isp o l e i nfo rmó a un m édi co jud ío, el Dr . B row n, acer ca del de scu bri mie nto de lo s perg ami nos , y pi dió su op ini ón. El D r. Bro wn com uni có la info rma ció n a l P rof eso r Y ehu da Magn es, Pr esi den te de la Univ ers ida d H ebr ea de Jer usa lén , quie n a su ve z t ran smi tió la noti cia a la Bib lio tec a Univ ers ita ria y pid ió que en via ra algu nos de su s c ons erv ado res de manu scr ito s a nti guo s a l mona ste rio si rio pa ra exa min ar los per gam ino s. Dos fun cio nar ios de la bi bli ote ca univ ers ita ria vi sit aro n e l mona ste rio y el arz obi spo le s most ró par te de los ma nus cri tos y

les con tó que fu ero n h all ado s e n uno de los mo nas ter ios de su sect a c erc ano s a l M ar Mue rto . Los fun cio nar ios de la bibl iot eca , d esp ués de ex ami nar los man usc rit os, le ex pli car on al clér igo qu e n o e ran sufi cie nte men te exp ert os par a dict ami nar so bre la an tig üed ad de los per gam ino s, y p rop usi ero n q ue la u niv ers ida d e nvi ara ot ros expe rto s p ara ex ami nar los . Sin emb arg o, ant es que la Univ ers ida d H ebr ea alc anz ara a envi ar sus ex per tos , e l a rzob is po se t ras lad ó a Si ria ll eva ndo cons igo lo s m anu scr ito s. Era esa la ép oca tu rbu len ta de fine s d el man dat o b rit áni co, y las luc has ar mad as ent re gru pos árab es y l os pob lad ore s j udí os cobr aba n n ume ros as víc tim as. Retr oce dam os un poc o e n e l tiem po. El 25 de no vie mbr e d e 1947 un an tic uar io de Jer usa lén le m ost ró al Pro fes or E li eze r Suke nik , d e l a U niv ers ida d Hebr ea, un fr agm ent o d e p erg ami no escr ito en el al fab eto he bre o "cua dra do" an tig uo, qu e S uke nik reco noc ió inm edi ata men te com o simi lar al de la s i nsc rip cio nes en s arc ófa gos de la ép oca Asmo nea , e s d eci r, de los do s sigl os ant eri ore s a l n aci mie nto de J esu cri sto y el sig lo pri mer o de l a E ra Com ún. El a nti cua rio le re vel ó q ue hab ía obte nid o e l f rag men to de un come rci ant e e n a nti güe dad es de Belé n, y é ste lo ha bía co mpr ado de u nos be dui nos , q ue enc ont rar on perg ami nos en la s c uev as jun to a la o ril la nor oes te del Ma r Muer to.

El c ome rci ant e d e B elé n p reg unt ó la o pin ión de l P rof eso r S uke nik, si v alí a l a p ena co mpr ar los perg ami nos qu e l e o fre cía n l os bedu ino s, y s i é l, el Pro fes or, esta ría di spu est o a co mpr árs elo s a su ve z. El 2 9 d e n ovi emb re, Su ken ik se enco ntr ó n uev ame nte co n e l come rci ant e d e B elé n y le co mpr ó tres ro llo s d e p erg ami no y tamb ién do s v asi jas de ce rám ica de a que lla s q ue hab ían gu ard ado los man usc rit os. Ese mis mo día en la s N aci one s Unid as se vot ó l a p art ici ón de Pale sti na y d io com ien zo a l a guer ra de ind epe nde nci a d e Isra el, pr odu cie ndo la desv inc ula ció n a bso lut a e ntr e l as pobl aci one s á rab e y ju día . Pese a tod o, el Pro fes or S uk eni k logr ó m ant ene r p rec ari o c ont act o con los ár abe s i nvo luc rad os en el asun to. Po r f ort una , e n J eru sal én se e nco ntr aba un ex per to en manu scr ito s a nti guo s c apa z d e dese nro lla r l os per gam ino s, tar ea suma men te del ica da y p eli gro sa. En a que llo s m ome nto s, uno de lo s func ion ari os de la bib lio tec a univ ers ita ria le re lat ó a l Prof eso r S uke nik lo qu e h abí a ocur rid o c on el arz obi spo as iri o, y el pr ofe sor ll egó inme dia tam ent e a la co ncl usi ón que se tra tab a d e p erg ami nos de l mism o o rig en. Suke nik qu iso vi sit ar el mona ste rio de Sa n M arc os par a exam ina r c on sus pr opi os ojo s l os perg ami nos pr opi eda d d el arzo bis po, pe ro el mon ast eri o s e hall aba en el se cto r á rab e d e l a

ciud ad y a lo s j udí os le est aba veda do ent rar en él . A fi nes de en ero de 19 48, Su ken ik reci bió un me nsa je de un mie mbr o de l a c omu nid ad Sir ia, el Sr . Anto n K ira z, qui en le com uni có tene r e n s u p ode r v ari os perg ami nos an tig uos y que qu erí a most rár sel os. Suke nik tu vo que en con tra r u n siti o n eut ral pa ra pod er enco ntr ars e c on Kir az, ya qu e Jeru sal én se enc ont rab a d ivi did a. Al c abo de ne goc iac ion es, lo s d os se e nco ntr aro n e n e l e dif ici o d e la A soc iac ión Cr ist ian a d e Jóve nes , q ue se hal la cer ca de la ciud ad vie ja, pe ro aún de ntr o d el sect or jud ío de la ciu dad y que toda vía es tab a b ajo co ntr ol de las fue rza s a rma das in gle sas . Cuan do Suk eni k e xam inó lo s perg ami nos tr aíd os por Ki raz, s e dio cue nta qu e p ert ene cía n a l mism o g rup o d e a que llo s q ue hab ía comp rad o. Suk eni k l lev ó p res tad os tres de lo s p erg ami nos a la univ ers ida d, par a q ue los exam ina ran ot ros ex per tos , y todo s l leg aro n a la co ncl usi ón que era n a uté nti cam ent e a nti guo s. Come nzó ah ora un a d ifi cul tos a nego cia ció n, y p ara re uni r e l dine ro nec esa rio pa ra com pra r l os perg ami nos en ma nos de l a rzo bis po se a pel ó a l P res ide nte de la Agen cia Ju día , D avi d B en-G ur ión, quie n p ost eri orm ent e p roc lam ó l a inde pen den cia de Is rae l y si rvi ó como su Pr ime r M ini str o. Ben- Gur ión ap rob ó l a c omp ra y dest inó lo s f ond os nec esa rio s.. . Sin emb arg o, los si rio s o rto dox os mien tra s t ant o, hab ían de cid ido

no v end er los ma nus cri tos po r e l mome nto , e spe ran do que pa sar an las hos til ida des y que se rest abl eci era n l as rel aci one s c on el m und o, par a p ode r t ene r u na apre cia ció n d e s u v alo r verd ade ro. Lu ego , p or con duc to del Col egi o N ort eam eri can o d e Estu dio s O rie nta les en Je rus alé n, los man usc rit os fue ron ll eva dos a los Est ado s U nid os. El 1 1 d e a bri l d el mis mo año (194 8), se pu bli có en los Es tad os Unid os que lo s i nve sti gad ore s d el Cole gio No rte ame ric ano en Jeru sal én hab ían id ent ifi cad o p or prim era ve z a lgu nos de lo s manu scr ito s d el Mar Mu ert o c omo pert ene cie nte s a la ép oca pr evi a a la de str ucc ión de l t emp lo de Jeru sal én (añ o 7 0 E .C. ). Esta no tic ia des per tó gra n inte rés en lo s c írc ulo s cien tíf ico s. Ent onc es el Pro fes or Suke nik de cid ió pub lic ar un prim er est udi o s obr e l os perg ami nos , q ue sal ió a l uz com o un f oll eto co n e l t ítu lo "Lo s perg ami nos es con did os" (Ham egu ilo t H agn uzo t). Lo s amer ica nos ta mbi én hic ier on publ ica cio nes , i ncl uye ndo foto cop ias de al gun os de los manu scr ito s. Para co ncl uir es ta exp osi ció n y a dema sia do lar ga, el Pr ofe sor Elie zer Su ken ik com pró tr es de los rol los . S u h ijo , e l arqu eól ogo y gen era l Y iga el Yadí n, com pró ev ent ual men te en Nuev a Y ork lo s c uat ro rol los de l arzo bis po sir io ort odo xo, y un octa vo rol lo - e l i mpo rta nte Perg ami no del Te mpl o - fu e adqu iri do por Ya dín al fi nal iza r la G uer ra de los Se is Día s,

cuan do Isr ael lo gró re uni fic ar la ciud ad de Jer usa lén . Los sie te rol los or igi nal es se exhi ben en el Mu seo de l L ibr o, part e d el Mus eo Isr ael en Jeru sal én, y son lo s s igu ien tes manu scr ito s: el Man ual de Disc ipl ina , a ctu alm ent e c ono cid o por el nom bre Ca rác ter de un a Asoc iac ión Se cta ria Ju día , Hist ori as de los Pa tri arc as, Salm os de Agr ade cim ien to, Un Come nta rio de Ha bac uc, el Perg ami no de la Gue rra en tre lo s Hijo s d e l a L uz y l os Hij os de las Tin ieb las , y do s c opi as del libr o d e I saí as. Adem ás de los ro llo s, exi ste n nume ros os fra gme nto s d e perg ami no, qu e s e e ncu ent ran actu alm ent e e n e l M use o Rock fel ler en Je rus alé n, y c uya tras cri pci ón ha dem ora do déc ada s y pr odu cid o a gri as dis put as ent re los inv est iga dor es. Es n ece sar io men cio nar qu e e n abri l d e 1 991 mu est ras de lo s perg ami nos de l M ar Mue rto fu ero n exam ina das en un la bor ato rio suiz o, que de ter min ó e n f orm a cien tíf ica e inc ues tio nab le que data n d e e ntr e e l s egu ndo si glo A.C. y com ien zos de l s igl o prim ero de la E. C. Los arq ueó log os, ba sán dose e n l a escr itu ra, ya ha bía n l leg ado a la conc lus ión qu e l os per gam ino s n o podr ían se r p ost eri ore s a l a ño 68, cua ndo la s l egi one s r oma nas lleg aro n a Qu mrá n, y l o desp obl aro n. Lo q ue nos in ter esa ah ora es echa r u n v ist azo al co nte nid o, al text o d e e sto s d ocu men tos , escr ito s h ace do s m il año s a trá s,

que des cri ben en de tal le la orga niz aci ón de un gru po de Esen ios re fug iad os en la sol eda d del des ier to, y hac er alg una s conj etu ras so bre su po sib le cone xió n c on las le yen das y trad ici one s m asó nic as. Prim ero , e s p rec iso sa ber qu ién es eran lo s q ue esc rib ier on est os docu men tos , l as cir cun sta nci as en que fue ron es cri tos , y es o n os perm iti rá apr eci ar mej or su sign ifi cad o. En l a c erc aní a d e a que lla s cave rna s d ond e s e e nco ntr aro n l os perg ami nos se ha lla n l as rui nas de Q umr án, un a c ons tru cci ón que ha s ido id ent ifi cad a p or div ers os arqu eól ogo s c omo el pr ime r mona ste rio en la hi sto ria de l mund o o cci den tal . N o c abe du da que el lug ar hab ía sid o h abi tad o dura nte un la rgo pe río do de más de u n s igl o. Ya e l p rim er arq ueó log o q ue real izó ex cav aci one s e n e l l uga r, el P adr e D e V aux de la Es cue la Bíbl ica de Je rus alé n, sit uad a e n el m ona ste rio Do min ico , l leg ó a la c onc lus ión qu e s e t rat a d el luga r d e r eun ión de lo s E sen ios. Debi do a q ue la par te res ide nci al de l a e str uct ura no es mu y gran de, el Pa dre De Va ux opi nó que la may orí a d e l os mie mbr os de la s ect a h abi tab an en las cave rna s c erc ana s, y b aja ban al edif ici o c ent ral só lo par a c ena r, efec tua r s us bañ os rit ual es y reza r e n c onj unt o. En e l c urs o d e l os año s e sta teor ía fue di spu tad a p or var ios inve sti gad ore s, per o l os últ imo s desc ubr imi ent os de los arqu eól ogo s M agu én B ro shi (q uie n

fuer a p or muc hos añ os el Cons erv ado r d e l os Man usc rit os del Mar Mu ert o e n e l M use o Isra el) , y el Dr . H aná n E she l d e la U niv ers ida d B ar-l lá n, conf irm aro n d e m ane ra irr efu tab le las ase ver aci one s d e D e V aux. En e fec to, di cho s a rqu eól ogo s desc ubr ier on hac e p oco s a ños send ero s q ue con duc en de Q um rán a las cav ern as, y all í s e h all aro n clav os de san dal ias co n 2 000 añ os de a nti güe dad , a sí com o m one das de l a é poc a y tr ozo s d e v asi jas de g red a. Las Cav ern as de Qum rán Desi ert o d e J ude a Los Ese nio s ¿Qui éne s e ran lo s h abi tan tes de Qumr án, qu e e scr ibi ero n o pres erv aro n e n l as cav ern as del Mar Mue rto es os per gam ino s? Los Ese nio s e ran un a d e l as facc ion es men ore s d el pue blo judí o e n l a é poc a d e l os Asmo neo s. Los gr upo s p rin cip ale s, como sa bem os, er an los Fa ris eos y los Sad uce os. Veam os un poc o d e h ist ori a. Desp ués de la co nqu ist a d el Med io Orie nte po r A lej and ro Mag no, y desp ués de su fa lle cim ien to en el año 323 A. C., Pa les tin a s e conv irt ió en el cam po de bat all a entr e d os de sus ge ner ale s, Sele uco , q ue gob ern aba en Si ria , y Pt olo meo , e n E gip to. Un d esc end ien te de S el euc o, Antí oco Ep ifa nes IV , t rat ó d e impo ner la re lig ión pa gan a, el cult o d e Z eus y los de más di oses grie gos en Ju dea , l o q ue res ult ó

en l a r ebe lió n d e l os M ac abe os en el a ño 165 A. C. Des pué s d e u na prol ong ada gu err a, los ju dío s bajo la di rec ció n d e J uda s Maca beo (m aca beo si gni fic a " el mart ill o") lo gra ron su inde pen den cia . Aunq ue Jud as Mac abe o m uri ó en u na bata lla , s us des cen die nte s, come nza ndo co n J uan Hi rca no, cons tit uye n l a d ina stí a d e l os reye s A smo neo s, que go ber nar on dura nte un a é poc a m arc ada po r luch as fra tri cid as, gu err as cont inu as, y la ame naz a c rec ien te de l as ava sal lad ora s l egi one s roma nas . Es e n e sta ép oca tu rbu len ta que los Ese nio s s e s epa rar on de la corr ien te cen tra l d e j uda ísm o d e ento nce s, con sti tuy end o u n g rup o que hoy en dí a l lam arí amo s u ltr aorto dox os. Cons ide rab an que se ap rox ima ba el fin del mu ndo (e l a poc ali psi s) y trat aba n d e o bse rva r minu cio sam ent e t oda s l as pres cri pci one s d e l a T orá, e s deci r, el Pen tat euc o, los ci nco prim ero s l ibr os de la Bib lia . Se s upo ne que Sa n J uan Ba uti sta pert ene cía a dic ha sec ta, y algu nos in ves tig ado res co nsi der an incl uso qu e J esú s m ism o t amb ién ingr esó a la sec ta dur ant e s u perí odo de ai sla mie nto en el desi ert o. La p ala bra "e sen io" ("i sí" e n hebr eo) si gni fic a " pia dos o". Lo s Esen ios er an asc eta s, pra cti can do frec uen tes ay uno s y ba ños ritu ale s d iar ios . E stu dia ban co n ahín co las sa gra das es cri tur as, y se g obe rna ban a sí mis mos de mane ra dem ocr áti ca.

Entr e l os per gam ino s d el Mar Muer to hay do s, esp eci alm ent e, que arr oja n l uce s s obr e l a orga niz aci ón y p rin cip ios de lo s Esen ios . S e t rat a d el lla mad o "Man ual de Di sci pli na" y el "Doc ume nto Za doq uit a". El p rim ero es tá inc lui do en uno de l os rol los de Qu mra n, mie ntr as que una co pia de l s egu ndo fu e desc ubi ert a a fi nes de l s igl o X IX por Sol omo n S che cht er en el repo sit ori o ( Gni zá) de la sina gog a E zra de l v iej o C air o (Fos tat ). Como es sa bid o, los te xto s reli gio sos ju dío s, don de apa rec e el n omb re de Dio s, no son dest rui dos cu and o e nve jec en, si no que se ent ier ran o bie n s e guar dan en un a b ode ga o repo sit ori o d e l a s ina gog a, llam ada Gn izá . Otro s p erg ami nos de l M ar Mue rto cont ien en ver sio nes de li bro s d e la B ibl ia, co men tar ios de exég esi s b íbl ica , h imn os y bend ici one s. Exam ine mos al gun as de las re gla s de l a c omu nid ad, re lac ion ánd ola s con las ce rem oni as mas óni cas . Cuan do una pe rso na exp res aba el dese o d e i ngr esa r a la co mun ida d, debí a c omp rom ete rse a res pet ar a Dios y los ho mbr es, ha cer el bi en y ap art ars e d e t odo ma l. Nos rec uer da la ini cia ció n masó nic a, dur ant e l a c ual se inci ta al pro fan o a el egi r e l cami no de la vir tud y no la del vici o. Asi mis mo, la cr een cia en Dios o un Ser Su pre mo es cond ici ón sin e q ua non de la

inic iac ión en lo gia s m asó nic as regu lar es. En l a c omu nid ad, se ex ami nab an los ant ece den tes de l c and ida to, su c ará cte r y su cu mpl imi ent o d e las ley es rel igi osa s. Cad a h omb re era ent onc es ins cri to en un ran go part icu lar , d e m ane ra que ca da pers ona qu eda ra suj eta a su supe rio r. El c and ida to deb ía ama r a lo s hijo s d e l a l uz. Es te es un impo rta nte de tal le. Lo s m aso nes tamb ién so mos co noc ido s c omo "hij os de la luz ". La rec epc ión de l a l uz, pa ra nos otr os, es el mome nto cu lmi nan te de la inic iac ión . Cuan do el can did ato er a i nic iad o en l a s ect a, los sa cer dot es pron unc iab an una be ndi ció n espe cia l. Los mie mbr os de la com uni dad esta ban di vid ido s e n t res cl ase s: los sac erd ote s ( Coh ani m), le vit as y el pu ebl o. Nos re cue rda la trip le div isi ón ent re Mae str os, Comp añe ros y Apr end ice s. Anua lme nte se ef ect uab a u n e xam en del pro gre so de cad a m iem bro de la c omu nid ad, un o p or uno , d esd e los sac erd ote s h ast a l os rec ién inic iad os, y cad a u no era clas ifi cad o y pu est o e n s u l uga r "de mod o q ue nad ie sea re baj ado de s u e sta do ni exa lta do sob re su luga r d esi gna do" . Los mie mbr os de la com uni dad cena ban ju nto s, rez aba n j unt os y disc urr ían ju nto s. "En pr ese nci a del sac erd ote , t odo s s e s ien tan en o rde n s egú n s us res pec tiv os rang os, y el mis mo ord en se mant ien e a l t oma r l a p ala bra ".

Esta es ex act ame nte la co stu mbr e en l as log ias , d ond e l os Her man os toma n a sie nto en lu gar es dete rmi nad os seg ún su ran go masó nic o, y d ond e s e c onc ede la pala bra si gui end o u n o rde n d e prec ede nci a i gua lme nte dete rmi nad o. En l os deb ate s, cad a u no pod ía toma r l a p ala bra , s egú n e l o rde n, pero no po día in ter rum pir a otr o ni h abl ar ant es que te rmi nar a. Adem ás, na die po día ha bla r a nte s de s u t urn o, seg ún su ran go. Nadi e d ebí a h abl ar de tem as que no f uer an de int eré s g ene ral pa ra la c omu nid ad. Reco rde mos la s n orm as del de bat e masó nic o y el "b ien ge ner al" en las ten ida s. Si l a p ers ona qu erí a e ntr ar a l a comu nid ad, er a i nte rro gad o p or el Supe rin ten den te res pec to a s u inte lig enc ia y s us act os. Lueg o, si lo con sid era ba apt o, era pre sen tad o a nte la as amb lea gene ral , d ond e t odo s d aba n s u opin ión , y su ad mis ión er a apro bad a o re cha zad a p or un vot o gene ral . En u n f rag men to, id ent ifi cad o como 1Q sa, 1Q 28a , s e d esc rib en los pre par ati vos de la co mun ida d ante la in min ent e g uer ra fin al de los "úl tim os día s". Un a d e l as regl as con cer nie nte s a l i ngr eso a la c omu nid ad, es pec ifi ca que la s sigu ien tes pe rso nas qu eda n excl uid as: "n ing una pe rso na con un d efe cto fí sic o, lis iad o e n amba s p ier nas o bra zos , c ojo , cieg o, sor do, mu do, o que ti ene un d efe cto vi sib le en la car ne pued e i ngr esa r".

Una res tri cci ón par eci da apa rec e en l os ant igu os reg lam ent os de los mas one s. Si e l a spi ran te era ac ept ado y se comp rom etí a a cu mpl ir las re gla s de l a c omu nid ad, se le ad mit ía a prue ba por un añ o, dur ant e c uyo térm ino el in ici ado no po día part ici par si no com o O bse rva dor . Lueg o d el pri mer añ o, él era exam ina do nue vam ent e p ara comp rob ar sus pr ogr eso s. Si era n cons ide rad os ade cua dos , l e perm ití an con tin uar a pru eba dura nte un se gun do año , y ento nce s d ebí a t rae r t oda s s us pert ene nci as y h err ami ent as de su ofic io, la s q ue era n e ntr ega das en c ust odi a a l " Min ist ro del Trab ajo ". Sólo al té rmi no del se gun do año , y de spu és de un nue vo exa men , s i era apr oba do, se le in scr ibí a e n su r ang o e ntr e l os Her man os de la Comu nid ad. Re cié n e nto nce s e l Inic iad o p res tab a e l j ura men to de rigo r. Esta su ces ión de ex áme nes y perí odo s d e p rue ba est án refl eja dos pa ral ela men te en las prác tic as de nue str as log ias . El n eóf ito de bía im ita r l a p ure za de s us mae str os, o sea , p rac tic ar las reg las de de cen cia y mar cha r en p erf ect a s ant ida d. Se comp rom etí a a re cor rer un la rgo cami no, en la bú squ eda de la lu z de l a S abi dur ía Ete rna . En l a c ong reg aci ón de la comu nid ad, ha bía do ce her man os y tres sa cer dot es per fec tam ent e cono ced ore s d e l a L ey o b ien llam ado s " de per fec ta san tid ad" . Esto no s r ecu erd a l os tre s "pil are s" de la igl esi a c ris tia na

(Gál ata s 2 :9: "J aco bo y C efa s y Juan , q ue par ecí an ser la s colu mna s") y los do ce apó sto les . Por sup ues to, no s r ecu erd a tamb ién la s t res co lum nas repr ese nta das en la Lo gia , y qu e son lla mad as "la s l uce s d el Tall er" . Un p árr afo in ter esa ntí sim o e s e l sigu ien te: "E llo s [ los mi emb ros de l a c omu nid ad] se rán un a prec ios a p ied ra ang ula r". Es ta fras e h ace me nci ón al ver síc ulo 16 e n e l c apí tul o 2 8 d e I saí as: "Por ta nto , e l S eño r J eho vá dic e así: He aq uí que yo fun do en Si ón una pie dra , p ied ra de for tal eza , pied ra ang ula r, de pre cio , d e cimi ent o e sta ble ". Es n ota ble la co inc ide nci a c on nues tra tr adi ció n m asó nic a, en que el neó fit o e s c olo cad o e n u n luga r e spe cíf ico de ntr o d e l a Logi a y se le en señ a q ue es cons ide rad o l a p ied ra ang ula r d el temp lo ide al que co nst rui mos . Adem ás, ex ist e t odo un gr ado o cere mon ia mas óni ca, la de l M ark Mast er, o Mae str o d e l a M arc a, que se ref ier e e spe cíf ica men te a la p ied ra ang ula r. Desp ués de fi nal iza da la reu nió n del Con sej o c on una co nfe sió n públ ica y con un a n uev a b end ici ón cole cti va a l os ini cia dos , é sto s se c ons agr aba n e n c uer po y a lma a la M agn a O bra , p ara cu mpl ir los esta tut os de la con gre gac ión (Núm . 1 5:1 5: "Un mi smo es tat uto tend réi s, vos otr os de la cong reg aci ón. .. est atu to q ue se rá perp etu o") . Los Mae str os les in cul cab an una disc ipl ina me nta l, par a q ue

pudi era n d isc ern ir ent re el bie n y el ma l, y e ntr e l a l uz y l as tini ebl as (1 Rey es 3:9 : " Da pue s a tu si erv o c ora zón dó cil pa ra juzg ar a t u p ueb lo, pa ra disc ern ir ent re lo bue no y l o malo "). Les ens eña ban ta mbi én los prin cip ios de la mo ral ida d, la tole ran cia y la sol ida rid ad huma na. Ta mbi én les in cul cab an idea s l ibe ral es y d emo crá tic as, a cami nar po r l a s end a d el hon or y la j ust ici a; a d efe nde r a l inoc ent e y al op rim ido , a prot ege r a la vi uda y al huér fan o, y p or sob re tod o, a ayud ar al nec esi tad o. Les ens eña ban a ded ica rse al trab ajo , c omb ina ndo el es fue rzo indi vid ual co n l a m edi tac ión y el estu dio , p ara al can zar un al to grad o d e s abi dur ía den tro de un a soci eda d f rat ern a y jus ta . L es educ aba n e n e l a rte de refl exi ona r, de med ita r s obr e e l sent ido de la vi da y l a n oci ón del amo r a l p rój imo . Los ini cia dos , c uya s e dad es vari aba n e ntr e l os 25 y l os 50 años , a pre ndí an a " ama r j ust ici a y ab orr ece r l a m ald ad" . Se c ons ide rab an her ede ros de lo s reye s s ace rdo tes , s imb oli zad os en Melq uiz éde k y Sa lom ón. Al gun os, como Ju an el Bau tis ta, ha cía n voto s d e n aza reo s ( de "na zir" sepa rad o o co nsa gra do) . N o s e debe co nfu ndi r N aza reo co n e l térm ino Na zar eno , o riu ndo de la ciud ad de Naz are t. El N aza reo se de dic aba po r comp let o a la s p rác tic as piad osa s; era ab ste mio y dur ant e el p erí odo de su na zar eat o n o podí a c ort ars e e l c abe llo

(Núm ero s 6 :1- 21) . N o p odí a acer car se a n ing ún mue rto , n i siqu ier a s us pad res o her man os. Reci én al cum pli r l os día s de s u naza rea to se pre sen tab a a la puer ta del Ta ber nác ulo , d ond e debí a p res ent ar una of ren da al sace rdo te, de la cu ant ía que perm iti era n s us rec urs os. Ento nce s e l N aza reo ra pab a l os cabe llo s d e s u c abe za, po día toma r v ino y bañ ars e. En e l D ocu men to Zad oqu ita ap are ce una sec ció n e spe cia l r esp ect o a las fun cio nes de l " Sup erv iso r". La p ala bra he bre a "m ef aqu eaj" e s equi val ent e e xac to del gr ieg o "epi sko pos ", de don de pro vie ne la pala bra "o bis po" . El S upe rvi sor te nía la ob lig aci ón de e duc ar a l as mas as en las obra s d e D ios y hac erl es comp ren der . Debí a e xpl ica rle s e n d eta lle la hist ori a d el pas ado y mos tra rle s la m ism a c omp asi ón que un pa dre mues tra a sus hi jos . D ebí a libe rar to das la s a tad ura s q ue los con str iñe n, par a q ue nad ie en la c omu nid ad fue ra opr imi do o apla sta do. Tamb ién de bía ex ami nar a cad a neóf ito re spe cto a su con duc ta, inte lig enc ia, fu erz a, val or y bien es, pa ra ins cri bir lo en su rang o a pro pia do. Su fu nci ón, po r lo t ant o, era en gr an med ida equi val ent e a la de lo s Vigi lan tes en la Lo gia ma són ica . El T emp lo del Li bro Ho gar de lo s Perg ami nos de l M ar Mue rto Jeru sal én, Is rae l

Fina lme nte , h ay que me nci ona r q ue algu nos es cri tor es jud íos , mant ien en que ex ist ía una se cci ón de l os Ese nio s l lam ado s B ann aim, es d eci r, con str uct ore s. No s e s abe po r q ué era n l lam ado s así, pe ro hay un a r efe ren cia en el T alm ud, de qu e " los Ma est ros en I sra el son Co nst ruc tor es (ban nai m)" . De t odo s e sto s p unt os, no po dem os salt ar la con clu sió n d e q ue la Maso ner ía sea su ces ora de lo s Esen ios . L os pun tos de coin cid enc ia que he mos an ota do son sig nif ica tiv os, pe ro no demu est ran fi lia ció n. Lo que sí pare ce evi den te es que ta nto lo s Esen ios co mo los Ma son es Espe cul ati vos ob ede cía n c ier tas norm as - p osi ble men te inco nsc ien tes - com une s a to dos los ser es hum ano s q ue han ll ega do a un a e tap a d ete rmi nad a d e desa rro llo es pir itu al. El e scr ito r A ldo us H ux ley, e n s u libr o L a F ilo sof ía Per enn e pres ent a u n b uen ar gum ent o p ara demo str ar la coi nci den cia de la s

trad ici one s m íst ica s e n d ist int as cult ura s y ed ade s. Los man usc rit os del Ma r M uert o son muc ho más ex ten sos de lo qu e hemo s e xam ina do has ta aqu í. Hay docu men tos in ter esa ntí sim os sob re sus ide as apo cal ípt ica s, him nos , come nta rio s s obr e l os lib ros de la B ibl ia, y muc ho más . Mi p rop ósi to ha sid o s ola men te enfo car al gun os asp ect os de coin cid enc ia con lo s r itu ale s masó nic os, y esp eci alm ent e e n l o que se ref ier e a l R ito Es coc és Anti guo y Ace pta do, qu e e s e l q ue ha r eci bid o l a m ayo r i nfl uen cia de l as tra dic ion es eso tér ica s, la alqu imi a, los ro sac ruc es y l a cába la. La M aso ner ía no nac ió com o Aten ea, pe rfe cta men te for mad a a l mome nto de na cer , s ino qu e s e mold eó en un pro ces o e vol uti vo, abso rbi end o s ímb olo s y le yen das de f uen tes di ver sas . Los Ese nio s, aun que di sta nte s e n el t iem po y e l e spa cio , p are cen habe r s ido ta mbi én pre cur sor es leja nos de nu est ro Art e R eal .

Bibl iog raf ía La S ant a B ibl ia. Flav io Jos efo , A nti güe dad es y L as Gu err as de los Ju dío s. Theo dor H. Ga ste r, The De ad Sea Sc ri ptu res . Geza Ve nne s, The De ad Sea Sc rol ls. Elie zer Su ken ik, Ot zar H a meg uil ot Ha g nu zot ( e n h ebr eo: Re cop ila ción d e los Per gam ino s E sco ndi dos ). Mich ael Wi se, Ma rti n A beg g, Jr. y Ed war d C ook , T he Dea d S ea Scr oll s, Harp er, 19 96. W. W ynn We sco tt, "F ree mas onr y a nd it s r ela tio n t o t he Ess e ne s", Ars Quat uor Co ron ato rum, V ol. 28 (1 915 ), pp . 6 7-79 .

Ben- Zio n L uri a, Meg uil at H an ejó she t Mi m idb ar Ye h udá (E l r oll o d e c obr e del des ier to de Jud ea) , J eru sal én, 1 963 . Copy rig ht © 1 997 -20 04 Mas one ría en I sra el. To dos lo s d ere cho s rese rva dos . Fuen te: Re vis ta He rmé tic a h tt p:/ /w ww. eLi sta s.n et/ lis ta/ her met ica

Todas las Iniciaciones (*) que hemos realizado y realizamos los Seres Humanos son SIMBÓLICAS, pues las verdaderas, las realiza El ALMA que realmente somos, quien es el VERDADERO DISCÍPULO Y MAESTRO INTERNO, hacia quien todas las personalidades dirigimos nuestros viajes, en su busca. Ya hemos manifestado anteriormente que todas las búsquedas místicas que relata la historia, simbolizan esa investigación, como por ejemplo: La del Buey Sagrado ( en la Era de Tauro) , la del Vellocino de Oro ( en la Era de Aries, el Carnero). El Cofre de Oro al final del Arco Iris, como la meta espiritual que se logra luego de trascender, transitar, evolucionar a través de los 7 colores o estados de conciencia, físico, emocional, mental, intuicional, espiritual, monádico, y divino, o cualquier otra división que aporte cualquiera. La Iglesia Católica, el viaje que realiza en Semana Santa, a través de Siete Iglesias tiene el mismo significado.

También la espada del V.·. M.·. que es sinuosoidal, llamada flamígera, que debe constar de 7 ondulaciones, cada una de ellas representa un Chakra, o estado de conciencia por el cual ha transitado y superado. El Hermano Masón que fue en la búsqueda de la Verdad, o la Luz, de su Maestro “Interior”. El Árbol Sephirotal de la Cábala, del cual solo se deben considerar los 7 Sephiroths, pues los 3 Superiores son los Logos, que escapan a la consideración de cualquier Ser Humano. La Fuente de la Juventud ( el Alma no pertenece al plano físico del Tiempo, razón por la cual se mantiene continuamente joven) . El “ Había una vez “ palabras usuales con las que comenzaban todos los cuentos, que por otro lado era la manera usual de transmitir las enseñanzas en la antigüedad, traducido del Inglés “ Once upon a time “ Era una vez por sobre el tiempo, más allá del tiempo”, complementan la idea que queremos transmitir respecto a los diferentes

planos de conciencia en la que se encuentra la persona y su Alma. En el artículo de la revista anterior compartíamos una frase que entendíamos expresaba esa idea de una forma muy hermosa “ La Voz de la conciencia es el susurro del Alma” El Cuerpo humano es un equipo receptor de impactos, que vienen desde el exterior, y el interior. Según haya confeccionado el mismo, o como dicen los Masones: “haya desbastado su piedra bruta”, realizará acciones, tendrá sentimientos y pensará según el equipo que resulte de dicho trabajo. La Idea que parte del plano de la Ideación sale Pura del mismo, en su trayecto hasta que llega al Ser Humano, pasa por su mente abstracta, luego la concreta, al final el cerebro decodifica el impulso o impacto recibido, y la persona, según el quipo, la herramienta, que haya confeccionado, realiza la obra. Pero resulta que en el trayecto, es como que se fuera ensuciando un poco, por el contacto con los planos que pasa, que en definitiva son los que conformó el recipiendario de la idea, y entonces sucede lo que vemos en el mundo físico. Ideas como la del Comunismo, sobre todo hace casi 100 años atrás, entendemos que es un buen ejemplo, de cómo se puede desmerecer algo tan hermoso, cuando el ser humano en su actual estado de evolución, lo tiñe del color de su personalidad, y lo manifiesta entre sus iguales. En definitiva, es como dicen: “El mundo no es como lo vemos, ni como pensamos que es, sino que es como somos”.

Así que en los principios de los tiempos, cuando desde los planos superiores, se emitían las enseñanzas, a través de las ideas, de cómo deberían comportarse los hombres, para realizar el Plan de Evolución del Planeta Tierra, éstos realizaban lo que serían las Iniciaciones Antiguas, aplicando al pié de la letra física la enseñanza emitida. Así que en vez de mejorar sus sentimientos y sus emociones, éste se tiraba a nadar por las corrientes de agua ( símbolo del plano astral o emocional). La mente, manipuladora de pensamientos, que siempre fue simbolizada por el Fuego, este hombre antiguo pretendía subyugarla, atravesando hogueras, puentes y otros obstáculos más, en estado ígneo. El plano físico, el de sus acciones, instrumento que debía manifestar sus buenos sentimientos y pensamientos entre sus hermanos, era expuesto a las mayores hazañas y riesgos, si bien comprendemos que el cuerpo físico del hombre primitivo, que recién se paraba en sus dos piernas, debía ser sometido a una disciplina, que lo condujera a un completo dominio del mismo. Millones de años después se le sigue dando tanta importancia al cuerpo físico, como para premiar con el Oro y la Fama que esto conlleva, al que pueda correr equis cantidad de metros en alguna fracción de segundo menos que otro, o saltar un milímetro más alto. El no lograr éste, o cualquier otro tipo de preseas, es lo que nos hace sentir mal y vivir peor.

Las 2 “muertes” o “nacimientos” necesarios para llegar a ser como Cristo, que tanto se mencionan en los estudios “ iniciáticos”, hacen referencia a las muertes necesarias que sufre el espíritu o Mónada desde que sale de la Casa del Padre en busca de la verdad, o la luz, hasta que regresa con la misma. Los tres asesinos, que intentan matar la Luz del Maestro Interno, nuestra Alma, son los cuerpos físico, astral o emocional y mental, con los cuales se recubre Ésta, para obtener las experiencias de dichos planos. Estos cuerpos ofician de asesinos, pues velan la Luz cuya esencia es, y esto configura la primer muerte o nacimiento del Discípulo, representado por la vida del Maestro Jesús, también en el libro de Job, y como no podía ser menos, en los dos primeros grados de la Masonería, el de aprendiz y el de compañero. La segunda muerte, por la cual será necesario transitar, es la que se representa en la Biblia, cuando Jesús en la Cruz, muere como discípulo, y “ ahora mi Padre y Yo, somos UNO”, o sea que accede al quíntuplo estado de conciencia llamado Intuicional o Crístico. Esta segunda muerte y primera Gran Iniciación, podría seguir ocurriendo hasta los días de hoy, en el Plenilunio de Tauro (**), en el mes de mayo, durante el Festival de Wesak. Oportunidad en que, el hermano que se haya transitando por el sendero probacionista, el que recorre JOB y los Compañeros Masones, divisa a la distancia “ el fulgor de la estrella flamígera con la G en el medio, o el Gran Iniciador a quien ha estado invocando desde el principio”

********* (*) Tres grados de la Iniciación (Los).Cada nación ha tenido sus religiones exotérica y esotérica, la primera de ellas para las masas, y la otra para las personas instruidas y selectas. Por ejemplo, los indos tenían tres grados con varios subgrados. Los egipcios tenían igualmente tres grados preliminares, personificados bajo los nombres de “tres guardianes del fuego” en los Misterios. Los chinos tenían su antiquísima Sociedad Tríada, y los tibetanos tienen aun hoy día su “triple paso”, simbolizado en los Vedas por los tres pasos de Vichnú. En todas partes la antigüedad muestra un ilimitado respeto por la Tríada y el Triángulo, la primera figura geométrica. Los antiguos babilonios tenían sus tres grados de iniciación en el sacerdocio (que era entonces conocimiento esotérico); los judíos, los cabalistas y místicos los tomaron de los caldeos, así como la Iglesia cristiana los tomó de los judíos. “Hay Dos –dice el rabino Simón ben Jochaien conjunción con Uno; de consiguiente hay Tres, y si ellos son Tres, luego son Uno”. (G.T. H.P.B.) (**) Tauro (Taurus, en latín).Una constelación sumamente misteriosa del Zodíaco, relacionada con todos los dioses solares “primer-nacidos”. Taurus está bajo el asterismo A. que es su signo representativo en el alfabeto hebreo, el de Alef, y por lo tanto, dicha constelación es llamada la “Una”, la “Primera”, después de tal letra. De ahí, el “Primer-nacido”, para todos aquellos a quienes se hizo sagrada.

El Toro es símbolo de fuerza y potencia creadora –el Logos; de ahí también los cuernos en la cabeza de Isis, aspecto femenino de Osiris y Horus. Los místicos antiguos veían la cruz ansata en los cuernos de Tauro (la parte superior del Alef hebreo) rechazando al Dragón, y los cristianos relacionaban el signo y la constelación con Cristo. San Agustín le da el nombre de “Gran Ciudad de Dios”, y lo egipcios lo denominaron “intérprete de la voz divina”, el Apis-Pacis de Hermonthis. (Véase: Zodíaco). (G.T. H.P.B.)

Mercurio II

¿QUIÉNES ERAN LOS TEMPLARIOS?

¿Qui éne s e ran lo s t emp lar ios ? M onj es co n l a e spa da al cin to, un a t ota l nove dad en la or gan iza ció n d e l a i gl esi a. Los te mpl ari os era n m onj es pero so lda dos , h éro es per o c ont abl es y ban que ros , m árt ire s p ero co lon os, quij ote s d e C ris to por la me sur a d e sus su eño s. En 1 128 er an úni cam ent e n uev e, al ma ndo de un a t rop a a uxi lia r d e u nos tres cie nto s v olu nta rio s c oma nda dos p or de Hu g ues d e Pay ns y God e fr oy de St-O mer . E sto s d os cab all ero s, jun to a otr os sie te, ma rch aro n d e F ran cia a Je rus alé n e n 1 096 , d ond e s e l es as ign ó u n s iti o e n l as ant igu as rui nas del tem plo de Sa lom ón, al lí per man ec erí an 20 año s d e p rep ara ció n d e l a Orde n d el Tem ple . Los fun dad ore s a dop tan la Re gla de S an Agu stí n y el 13 de en ero de 11 28 con el Con cil io de T ro yes, c omi enz a la act ivi dad de la Or den de l T emp le.

En d ich o C onc ili o, H ug ues de Pa yns c o nt aba co n e l a poy o d el aba te Bern ard o d e C lar ava l, fut uro Sa n B er nar do, el cu al log ró que el Pa pa Hono rio II or gan iza se el Con cil io de Tr oye s c on el úni co pro pós ito d e auto riz ar la fun dac ión de la Or den d el Tem ple . Nunc a h abí a s uce did o n ada pa rec ido . Los fun dad ore s q ue hab ían ju rad o a nt e e l r ey Ba l dui no, h a bía n h ech o t res voto s s ole mne s: de pob rez a, de cas ti dad y de obe die nci a, rec ibi end o d el Papa Eu gen io III en 11 45 el man to bl anc o, con un a c ruz ro ja de bra zos igua les so bre la iz qui erd a, y h abí an el egi do su lem a s egú n u n v ers ícu lo del sal mo 113 : N on n ob is, Do min e, no n no bi s, sed no min i tuo da glo r ia m ( No a no sot ros , S eño r, no a n oso tro s, si no a t u n omb re da gloria ) . Desp ués de l c onc ili o d e T roy es, to da s l as fam ili as nob les qu isi ero n cont ar con un vá sta go ves tid o d e b la nco , y as í a fi nal es del si glo XI II, la O rde n d el Tem ple co nta ba con 15 .0 00 cab all ero s, pos eía má s d e 9 .00 0 cast ill os dis per sos po r t oda Eu rop a y e l A sia Me nor , y un a i nme nsa fort una en or o y en pi edr as pre cio sa s. Esta s r iqu eza s e ran cu sto dia das en l as enc omi end as de la Ord en y e n l a torr e d el Tem plo co nst rui da en el co raz ón de Par ís. Fu ero n e llo s l os prim ero s e n i nst itu ir las ca rta s d e cré dit o p ara se gur ida d d e l os pere gri nos , a bri end o e n c ada un a d e sus se des un "b anc o" de cam bio , conv irt ién dos e a sí en h ab ilí sim os ba nqu ero s. El p ode r e con ómi co y m ili tar , l a i nd epe nde nci a a bso lut a f ren te a cual qui er otr o p ode r q ue no fue se el de l p ont ífi ce, ha bía c r ead o alre ded or de ell os una co raz a d e s or do ren cor y de env idi a. La p ret ens ión de re vit ali zar el co nc ept o d e u n i mpe rio oc cid ent al cris tia no y u n o rie nte is lám ico , i nt egr ado s d e u na for ma vol unt ari a e n una fed era ció n d e e sta dos au ton ómi co s, som eti dos a la dir ecc ión de do s jefe s s upr emo s, uno qu e s e e nca rga rí a d e l os tem as de ord en esp iri tua l, el C ons ejo de Co nfe sio nes , y ot ro de lo s a sun tos po lít ico s, el Con sej o de E sta do. Se a tri buy e a la Or den un a m isi ón un ive rsa lis ta y sin á rqu ica, h e re der a y cons erv ado ra de uno s s abe res oc ult os qu e c one cta n c on otr as lín eas hete rog éne as de la sab idu ría oc ult is ta. La j era rqu ía del Te mpl e p ret end ía la re con cil iac ión de la s g ran des reli gio nes (e l c ont act o p erm ane nte c on otr as cul tur as, la ne ces ida d d e comp ren der al en emi go y e l e stu dio d e é ste . Dura nte do sci ent os año s l es hab ía he cho co mpr end er que el An tig uo y Nuev o T est ame nto , l a B ibl ia, el Co rá n, etc ., fue ron es cri tos po r homb res , v iej os y s abi os, pe ro sol o hom bre s), ab oga ndo po r l a inte gra ció n d e l os est ado s, s ie ndo l a O rde n e l ó rga no rec tor y equi lib rad or de las re lac ion es de fu erz as y l os gar ant es tra nsi tor ios ,

sin ben efi cio pr opi o, opo nié ndo se a los ab uso s d e l os pod ere s p olí tic os y ec onó mic os. Pret end ían un a r evo luc ión po lít ica y ec onó mic a, tod aví a e n i ncipie n te germ en, un a r efo rma re lig ios a y so ci al sin pr ece den tes y de tal ma gni tud que hub ies e h ech o c amb iar el de sar ro llo hi stó ric o d el mun do, pe ro la acci ón dec idi da de Fel ipe IV y la ti bie za del Pa pa Cle men te V q ue ced ió a la pr esi ón del Ca pet o y co n l a b ula " Vox in ex cel so" de fe cha 22 de marz o d e 1 .31 2, sup rim e e l T emp le, e sta na cie nte fi los ofí a f ue des tru ida por el fue go de la hog uer a d e N oga re t, con el qu e t erm inó co n l a v ida de much os tem pla rio s, inc lui da la de su úl tim o G ran Ma est re Jai me de Mol a y. "Pol la ta dei na K´ u nd en d ei not ero n" (Exi ste n m uch os mon str uos , p ero ni ng uno ma yor qu e e l s er hum ano ) El h alo de mi ste rio de la Or den de l Tem ple , s e h a p lan tea do com o u no de los más gr and es eni gma s h ist óri cos d el Med ioe vo. Lo Or den fu e y si gue sien do ama da por un os y d esp rec iad a o i nco mpr end ida po r o tro s. Los Tem pla rio s d uer men en el re cue rd o d e t odo ca rav aqu eño si n ce ro, qu e cada añ o e n s us fie sta s d e m oro s y c ris tia nos , y co n c all es y p laz as que llev an su nom bre , c onm emo ran y rec on oce n a és tos va lie ntes mon j e sguer rer os su vin cul aci ón con la pr es enc ia de la Cru z e n Car a vac a, y p or habe r s ido su s p rim ero s f iel es y l ea les cu sto dio s h ast a q ue la Ord en del Temp le fue su pri mid a o fic ial men te en 13 12. Po sib lem ent e y de sde la somb ra, ha yan se gui do, añ o t ras año, vi gil and o y cu sto dia ndo la Cr uz y los val ore s t rad ici ona les qu e t al ev ent o s upu so par a a que lla A nti gua y Muy Nob le Vil la de C ar ava ca de la Cr uz. "Ger ask o d ´ai ci pol la d id ask ame nos" (Env eje zco y sig o a pre ndi end o) Bibl iog raf ía: J.G. At ien za. La mís ti ca sol ar de lo s T emp lar ios . I. P ozo , F . F ern ánd ez y D . M arí n. Re vis ta Fie sta s d e Car a vac a. Revi sta de l R .A. C. de G ir ona

Fuen te: Re vis ta Her mét ica h t tp: //w ww .eL ist as. net /li sta /he rme tic a

H .·. P.·. Blavatsky .·.

LOS ANTIGUOS MISTERIOS
VESTIGIOS DE LOS MISTERIOS

Dice la Real Enciclopedia Masónica en su artículo sobre “el Sol”: Siempre ha desempeñado el Sol importante papel como símbolo, especialmente en la masonería. El V . . M . . representa el Sol levante; El S . . V . . el Sol en el meridiano y el P . . V . . el Sol poniente.. En los ritos druídicos, el archidruida representaba al Sol y le asistían en las ceremonias dos oficiales representativos del Sol en occidente, uno, y del Sol en el meridiano, el otro. Es completamente inútil entrar en prolijas discusiones acerca de este símbolo. La masonería derivó su ritual de Oriente, conforme dejamos expuesto. Y si de los modernos rosacruces puede afirmarse con verdad que “sus

conocimientos caóticos no son quizás una adquisición apetecible”, con mayor verdad puede afirmarse lo mismo respecto a las demás ramas de la masonería, puesto que nada absolutamente saben sus miembros sobre el significado de sus símbolos. Muchas hipótesis a cuál más inadecuada se han establecido, como por ejemplo en lo referente a las “torres redondas” Según la Real Enciclopedia Masónica, la idea de que estén relacionadas con la Iniciación Masónica puede ser desde luego descartada, como indigna de ocuparse de ella. Las “torres” que se encuentran en el oriente de Asia, estuvieron relacionadas con los misterios de la iniciación, a saber, con los ritos de Vishvakarman y Vikartana.

Vizvakarman (Vishwakarman) (Sánscrito).- "El que todo lo crea". Un dios védico, una personificación de la Fuerza creadora, descrita como el Único "dios omnividente… el generador, ordenador, que… está por encima de la comprensión de los mortales (no iniciados)". El Gran Arquitecto del Universo En los himnos del Rig-Veda especialmente dedicados a él, dícese que "se sacrifica a sí mismo ". Los nombres de su madre, "la amable y virtuosa Yoga Siddhâ" (Purânas) y de su hija Sañjñâ (conciencia espiritual) muestran su místico carácter. (Véase: Doctrina Secreta, sub voce). Como artífice de los dioses y forjador de sus armas, en llamado Kâru, "artífice", Takchaka, "carpintero", o "cortador de madera", etc., etc. [Es sinónimo de Tvachtri, y es el gran patrón de los Iniciados (Doctr. Secr., II, 651). -Véase: Tvachtri.] (G.T. H.P.B.) Vikârttana (Sánscrito).- "Privado de sus rayos"; un nombre del sol y emblema del neófito iniciado. (Véase: Doctr. Secr., I, pág. 343, nota, de la 3ra. Edic. inglesa). (G.T. H.P.B.) Tvachtri (Twashtri) (Sánscrito).Lo mismo que Vizvakarman “el divino artista”, el carpintero y armero de los dioses. (Véase: Vizvakarman). [El fuego plástico, uno de los aspectos de Agni. “Agni, el fuego sagrado, en su condición de Akta (Ungido), es idéntico a Cristo –dice el profesor Jolly-. Mâyâ, María, es su madre; Tvachtri, San José, el Carpintero de la Biblia, es su padre”.

Agni, el divino infante, tiene un nacimiento místico, pues, aunque tiene en cierto modo un padre terrestre, llamado Tvachtri, carpintero, es concebido en el seno materno por obra de Vâyu, que en su sentido material es el aire en movimiento, sin el cual no puede el fuego arder, y en el sentido metafísico es el Espíritu de vida. El fuego sagrado tiene por padre a Tvachtri, y por madre a la divina Maya. Tvachtri es el carpintero que prepara la hoguera y las dos piezas de madera llamadas aranî, (*) por cuyo frotamiento se ha de engendrar el infante divino (el fuego). Mayâ es la personificación de la potencia productora bajo su forma femenina. El nacimiento de Agni es señalado al sacerdote astrónomo por la aparición de una estrella cuyo nombre es Savanagraha; en el momento en que la ve, el sacerdote anuncia al pueblo la buena nueva… y los pastores corren a adorar al recién nacido. Los padres colocan al niño sobre la paja (la que sirve para alimentar la primera chispa), teniendo a su lado la vaca mística (esto es, la leche y la manteca), o un asno que ha llevado sobre su lomo el fruto cuyo jugo ha dado el licor sagrado, soma. (Burnouf, La Science des Religions, págs. 221-22). Véase: Aranî, Pramantha y Trinidad.] (G.T. H.P.B.) NOTA: Los estudiantes interesados en profundizar la investigación, disponen de los VI Tomos de la Doctrina Secreta, Glosario Teosófico, y varios libros más, en la Sección Bibliotecas de: www.unidad-servicio-uruguay.com y / o en www.upasika.com ( Los Viajes Purificadores por el agua, aire y fuego de los Iniciados, adquieren otra comprensión luego de lo expresado

(*) Quizás simbolizado por la Escuadra de Carpintero, que tiene un brazo más largo que el otro. Mercurio II ) A los candidatos a la iniciación se les colocaba en ellas durante tres días con sus noches, si por acaso no había a mano un templo con cripta subterránea. Con no otro objeto se edificaron estas torres redondas. Aunque desacreditados estos monumentos de origen pagano por el clero católico, que de esta suerte “tapa su propio nido”, todavía permanecen como indestructibles reliquias de la Antigua Sabiduría. Nada hay en este nuestro objetivo e ilusorio mundo, que no pueda servir al mismo tiempo para buen y mal fin. Así fue que, en las últimas épocas, los antropomorfistas y los iniciados del sendero siniestro se apoderaron de la mayor parte de estas veneradas ruinas silenciosas, abandonadas por sus primitivos sabios moradores, y las convirtieron en monumentos fálicos; pero esto fue deliberada y viciosa interpretación de su verdadero significado, y un desvío de su primitivo uso. Aunque el Sol fue siempre, aun para las multitudes,..... “el solo y único rey y dios de los cielos”, y el “dios del Buen Consejo” de Orfeo, tuvo en todas las religiones exotéricas un aspecto dual que antropomorfizaron los profanos. Así el Sol era Osiris-Tifón, OrmuzdAhriman, Bel-Júpiter y Baal, esto es, el luminar dador de vida y muerte. Y así el mismo monolito, la misma columna, pirámide, torre o templo, edificados originalmente para glorificar el aspecto superior, pudo

degenerar con el tiempo en templo idolátrico; o lo que es peor, en un emblema fálico en su cruda y brutal forma. El lingam de los indos tiene un significado altamente espiritual y filosófico; pero los misioneros sólo ven en él un “emblema obsceno”, que empero significa precisamente lo mismo que los pilares de piedra sin tallar de que nos habla la Biblia, erigidos en honor del masculino Jehovah. Pero esto no obsta para que los pureia de los griegos, los nur-hags de Cerdeña, los teocalli de Méjico, etc., tuviesen en su origen el mismo carácter que las “torres redondas” de Irlanda. Eran lugares sagrados de iniciación. En 1877, la autora de esta obra, apoyada en la autoridad y opiniones de algunos muy eminentes eruditos, se atrevió a afirmar que hay gran diferencia entre las palabras Chrestos y Christos, cuya diferencia tiene profundo significado esotérico; pues mientras Christos significa “vivir” y “nacido a nueva vida”, Chrestos significa en el lenguaje de la “iniciación” , la muerte de la naturaleza íntima, inferior o personal del hombre. Por esto se les da a los brahmanes el título de dos veces nacidos; y “mucho tiempo antes de la era cristiana, había crestianos, y tales eran los esenios”. Por esta afirmación cayeron sobre la autora epítetos de insuperable dureza; pero no se hubiera nunca atrevido a hacerla sin apoyarse en la autoridad de tantos eminentes sabios como pueden consultarse. Así decía en la página siguiente: Hace notar Lepsius que la palabra Nofre significa Chresto (bueno), y que “Onnofre”, uno de los nombres de Osiris,

debe traducirse por “la bondad de Dios manifestada”. Según Mackenzie, “la adoración de Christo no fue universal en los tiempos primitivos”, es decir, “que no se había introducido aún la Christolatría; pero la adoración de Chrestos, o el principio del bien, precedió de algunos siglos al cristianismo y aun subsistió después del general establecimiento de esta religión, según demuestran muchos monumentos todavía en pie. En su obra Roma subterránea nos da Rossi otro ejemplo en una inscripción de las catacumbas que dice: Elia Chreste, in Pace. La autora puede hoy añadir a todos estos testimonios el de un erudito escritor, que apoya su opinión en demostraciones geométricas. En El Origen de las Medidas, cuyo autor acaso no haya oído hablar del “misterioso dios” Vishvakarman de los primitivos arios, hay pasajes muy curiosos por sus explicaciones y notas. Al tratar de la diferencia entre los términos Chrestos y Christos, concluye diciendo: Hubo dos Mesías. Uno que descendió al abismo para salvar al mundo. Éste era el Sol desposeído de sus áureos rayos, y coronado de espinas como símbolo de dicha pérdida. El otro era el triunfante Mesías que subió a la cima del arco celeste y tuvo por personificación el león de la tribu de Judá. En ambos casos cargó con la cruz: en uno por humillación y en otro para regular la ley de la creación, siendo él Jehová. Y luego el autor trata de darnos “la prueba” de que “hubo dos Mesías”, como se dice antes. Y dejando el divino y místico carácter de Jesús

enteramente independiente de este suceso de su vida mortal, el pasaje trascrito lo presenta sin duda alguna como iniciado en los misterios egipcios, entre cuyos ritos se contaba el mismo de la muerte y espiritual resurrección del neófito, o sea el Chrestos sufriente en sus pruebas y nuevo nacimiento por regeneración; pues éste era un rito universalmente adoptado. El “abismo” a que descendía el iniciado oriental, según se ha dicho, era Pâtâla, una de las siete regiones del mundo inferior, gobernada por Vâsuki, el gran “Dios serpiente”. El Pâtâla tiene en el simbolismo oriental precisamente la misma significación múltiple que Skinner ha descubierto en la palabra hebrea shiac aplicada al caso de que tratamos. Era sinónimo del signo zodiacal de Escorpión; porque las profundidades del Pâtâla estaban “impregnadas de la brillantez del nuevo Sol”,representado por el “nuevamente nacido” a la gloria; y Pâtâla era y es en cierto sentido “un abismo, una tumba, el lugar de la muerte y la puerta del hades o sheol”; por lo que, en las parciales y exotéricas iniciaciones de la India, el candidato había de pasar por la matriz de la ternera, antes de proseguir al Pâtâla. En sentido profano, Pâtâla es la región de los antípodas; y así se llaman los indos Pâtâla, al continente americano. Pero, simbólicamente, significa esto y mucho más, y lo relaciona directamente con la iniciación la circunstancia de que a Vâsuki, la divinidad gobernadora del Pâtâla, se la represente en el panteón indo en figura de la misma gran sierpe o Nâga, que los dioses y los asuras emplearon como una cuerda alrededor de la montaña de Mandara para mazar las aguas del océano y sacar de ellas el amrita o agua de la inmortalidad.

Porque es ella también la serpiente Shesha que sirve de asiento a Vishnu, y sostiene los siete mundos. Asimismo es Ananta “el infinito”, el símbolo de la eternidad; y de aquí se deriva “el dios de la Secreta Sabiduría” degradado por la Iglesia al papel de la serpiente tentadora, de Satanás. Todo esto puede evidenciarse por los mismos relatos exotéricos de los atributos de varios dioses y sabios, de los panteones indo y buddhista. Dos ejemplos bastarán para demostrar que el mejor y más erudito orientalista será incapaz de interpretar acertadamente el simbolismo de las naciones orientales, mientras ignore los puntos de correspondencia que sólo puede proporcionar el ocultismo y la Doctrina Secreta. He aquí los ejemplos: 1º El erudito orientalista Emilio Schlagintweit, que ha viajado por el Tíbet, cita una leyenda en una de sus obras sobre este país, y dice: Nâgârjuna [personaje mitológico “sin existencia real”, según cree el autor] recibió de los nâgas el libro Paramârtha o, según otros, el Avatamsaka. Los nâgas eran fabulosas criaturas del linaje de las serpientes, que pertenecían a la categoría de seres superiores al hombre, y se consideran como protectores de la ley de Buddha. Dícese que Shâkyamuni enseñó a estos espirituales seres un sistema religioso mucho más filosófico que el enseñado a los hombres, quienes no estaban por entonces bastante adelantados para recibirlos (5). Ni tampoco lo están ahora; porque el “sistema religioso más filosófico” es la Doctrina Secreta, la oculta

filosofía oriental, la piedra angular de todas las ciencias, desdeñada aún hoy acaso más que ayer, por los imprudentes constructores, con la presunción propia de esta época. La alegoría significa sencillamente que habiendo las “serpiente” (los adeptos) “los sabios”, iniciado a Nâgârjuna, los brahmanes lo expulsaron de la India temerosos de ver divulgados los misterios de su ciencia sacerdotal (que fue la verdadera causa de su odio al buddhismo); y entonces pasó a la China y al Tíbet, en donde inició a muchos en las verdades de los ocultos misterios enseñados por Gautama el Buddha. 2º No se ha comprendido todavía el oculto simbolismo de Nârada, el gran Rishi, autor de algunos himnos del Rig Veda, que reencarnó más tarde en los tiempos de Krishna. Sin embargo, en conexión con las ciencias ocultas, Nârada, el hijo de Brahmâ, es uno de los más eminentes caracteres; pues, en su primera encarnación, estuvo directamente relacionado con los “Constructores”, y por lo tanto con los siete “Rectores” que, según la Iglesia cristiana, “ayudaron a Dios en la obra de la creación”. Los orientalistas apenas tienen noticia de esta gran personificación, de quien sólo saben que dijo que Pâtâla “es un lugar de goces sensuales y sexuales”. Este concepto se piensa que es divertido, y ha sugerido la idea de que Nârada “hallaría sin duda deleitoso dicho lugar”. Con todo, la referida frase nos lo presenta simplemente como un iniciado, en relación directa con los misterios, “en el abismo entre los abrojos”, en la condición de “Chrestos sacrificial” y como sufriente víctima que desciende allí; ¡un misterio en verdad!

Nârada es uno de los siete Rishis o “hijos de la mente” de Brahmâ. Su historia demuestra que durante su encarnación fue un gran iniciado y que, como Orfeo, fundó los misterios. El Mahâbhârata dice que, habiendo Nârada frustrado el plan formado para poblar el universo, deseoso de permanecer fiel al voto de castidad, fue maldecido por Daksha y sentenciado a un nuevo nacimiento. Además, cuando vivió un tiempo de Krishna, se le acusa de haber llamado “falso maestro” a su padre Brahmâ, porque éste le aconsejó que se casara y él no quiso seguir el consejo. Esto indica que fue un iniciado, pues ello es contrario al culto y religión ortodoxos. Es curioso hallar a este Rishi y caudillo entre los “Constructores” y la “Hueste celestial” con la misma significación y dignidad que el arcángel San Miguel en la religión cristiana. Ambos son los varones “vírgenes” y ambos los únicos de sus respectivas “huestes” que rehúsan crear. Dícese que Nârada disuadió de procrear a los Hari-ashvas, los cinco mil hijos que había tenido Daksha con el propósito de poblar la tierra. Desde entonces los Hari-ashvas se “dispersaron por todas las regiones y ya no han vuelto”. ¿Serán acaso los iniciados encarnaciones de estos Hari-ashvas? Al séptimo día, que era el tercero de la prueba final, resurgía el neófito como hombre regenerado que, después de su segundo espiritual nacimiento, volvía a la tierra glorificado y vencedor de la muerte. Ya era hierofante. En la obra de Moor titulada Panteón Hindú (cuyo autor toma equivocadamente por Krishna la figura

de Vithoba, el Sol o Vishnu crucificado y lo llama “Krishna crucificado en el espacio”), puede verse una lámina representativa de un neófito oriental en su condición de Chrestos. La misma lámina se da también en la Cristiandad monumental de Lundy, quien ha reunido en su obra gran número de pruebas de “los símbolos cristianos antes del cristianismo”, como él dice. Así nos presenta a Krishna y Apolo como “buenos pastores”; a Krishna sosteniendo la concha cruciforme y el chakra, y al mismo Krishna “crucificado en el espacio”, según el autor lo llama. De esta figura puede realmente decirse, como el autor: Creo que esta representación es anterior al cristianismo... Tiene mucha semejanza con un crucifijo cristiano... El modelado, la actitud, las señales de los clavos en pies y manos, indican origen cristiano, mientras que la corona partha de siete puntas, la carencia de leño y de inri, y los rayos de gloria encima, denotan origen distinto del cristiano. ¿Sería el hombre víctima, o el sacerdote y víctima a la par, de la mitología inda, que a sí mismo se ofreció en sacrificio antes de que existiesen los mundos? Así es seguramente. ¿Sería acaso el segundo Dios de Platón que se imprimía a sí mismo en el universo en la forma de la cruz? ¿O es su hombre divino, que habrá de padecer azotes, tormentos y prisión para morir por último... en la cruz. Es todo esto y mucho más. La arcaica filosofía religiosa era universal, y sus misterios son tan viejos como el hombre. El símbolo eterno del Sol personificado (astronómicamente purificado), en su

mística significación regenerado, y simbolizado por todos los iniciados en memoria de una humanidad inocente en que todos eran “hijos de Dios". Ahora el género humano se ha convertido realmente en “hijo del mal" Pero ¿deprime esto en algo la dignidad de Cristo como ideal, de Jesús como hombre divino? De ninguna manera. Por el contrario. Si se le hace aparecer solo, glorificado sobre todos los otros “hijos de Dios”, esto sólo puede suscitar malos sentimientos en las naciones no cristianas, provocando su odio y conduciendo a guerras y turbulencias inicuas. Si, por otra parte, lo colocamos entre una larga serie de “hijos de Dios” e “hijos de la divina Luz”, cada hombre podrá entonces escoger entre aquellos varios ideales, al Dios que invoque en su auxilio y al que adore así en la tierra como en el cielo. Muchos de estos llamados “salvadores”, fueron “buenos pastores”, como lo fue, por ejemplo, Krishna, y de todos ellos se dijo que “quebrantaron la cabeza de la serpiente”, es decir, que vencieron su naturaleza sensual y dominaron la divina y oculta Sabiduría. Apolo mató a la serpiente Pitón, un hecho que lo releva del cargo de ser él mismo el gran Dragón, Satanás; Krishna a la negra serpiente Kâlinâga; y el Thot de los escandinavos aplastó la cabeza del simbólico reptil con su maza cruciforme. En Egipto, las ciudades más importantes estaban separadas del cementerio por un lago sagrado. La misma ceremonia del juicio, que, según describe el Libro de los

Muertos (“ese preciado y misterioso libro”, como dice Buensen) se efectuaba en el mundo espiritual, se cumplía también en la tierra durante el entierro de la momia. Cuarenta y dos jueces ( 7 x 6 ) reunidos en la orilla juzgaban al “alma” del difunto por los actos de su vida terrena. Después volvían los sacerdotes al recinto sagrado, e informaban a los neófitos sobre el probable destino de aquella alma y del solemne drama que a la sazón tenía efecto en el invisible reino en donde el alma había entrado. El Al-om-jah o supremo hierofante egipcio infundía vigorosamente en los neófitos la idea de la inmortalidad del alma. He aquí un sucinto relato de cuatro de los siete grados de iniciación, en los misterios de crata Nepoa celebrado por los sacerdotes egipcios. Después de pasar en Tebas por las “doce torturas” preliminares, se le exigía al neófito que para salir triunfante dominase sus pasiones y no perdiera ni por un momento la idea de su Dios interno o séptimo principio. Luego, como símbolo de la errante situación del alma impura, había de subir por varias escaleras y vagar por una oscura cueva con muchas puertas cerradas. Terminadas victoriosamente estas pruebas, recibía el grado de Pastophoris, al que sucedían los de Neocoric y Melanphoris. Pastophori (Griego).- Cierta clase de candidatos a la Iniciación, los que llevaban en las procesiones públicas (y también en los templos) el sagrado féretro o lecho funerario de los diosessoles, muertos y resucitados, de Osiris, Tammuz (o Adonis), Atis y otros. Los

cristianos adoptaron su sepulcro de los paganos de la antigüedad. (G.T. H.P.B.) Entonces lo llevaban a una espaciosa cámara subterránea, con gran número de momias yacentes, y quedaba en presencia del ataúd que contenía el mutilado cuerpo de Osiris. Ésta era la Cámara llamada Portal de la Muerte, y a ella alude el versículo del libro de Job: “¿Se ha abierto para ti el portal de la muerte, y has visto las puertas de la sombra de los muertos? “ Así pregunta el “Señor”, es decir, el hierofante, el Al-om-jah, el iniciador de Job, aludiendo al tercer grado de la iniciación. Porque el Libro de Job es por excelencia el poema de la iniciación. Cuando el neófito había vencido los terrores de esta prueba, lo conducían a la Cámara de los espíritus para que ellos lo juzgasen. Entre otras reglas de conducta, se le daban las siguientes: No alimentar jamás deseos de venganza. Estar siempre dispuesto al auxilio de un hermano, aun a riesgo de la propia vida. Enterrar a los muertos. Honrar padre y madre sobre todo. Respetar a los mayores, y proteger a los débiles. Acordarse siempre de la hora de la muerte, y de la resurrección en un nuevo e imperecedero cuerpo. Se recomendaban sobremanera la pureza y la castidad, y el adulterio se amenazaba con la muerte. El neófito obtenía así el grado de Kristophoros. Entonces se le comunicaba el misterioso nombre de IAO. Compare el lector los sublimes preceptos antes citados con los de

Buddha, y con las “reglas de vida” de los ascetas indos, y comprenderá la universal unidad de la Doctrina Secreta. Es imposible negar la presencia de un elemento sexual en muchos símbolos religiosos; pero esto de ningún modo merece censura, pues sabido es que en las tradiciones religiosas de todos los países, el hombre de la primera raza “humana” no nació de padre y madre. Tanto los Rishis o “Hijos de la mente de Brahmâ”, como Adam Kadmon con sus emanaciones, los Sephiroth y los Anupâdakas, o "“in padres"” los DhyâniBuddhas, de quienes surgieron los Bodhisattvas y Mânushi-Buddhas, los Iniciados terrestres (hombres): la primera raza o especie de hombres, se tenía en todos los pueblos por nacida sin padre ni madre. El Hombre, el "“ânushi-Buddha"” el Manu, el "Enosh” hijo de Seth, el “Hijo del Hombre” como se le llama, nació por engendro, a causa de la inevitable fatalidad de la ley natural de la evolución. Cuando el género humano llegó al punto de conversión, en que su naturaleza espiritual había de dejar paso a la organización puramente física, tuvo que “caer en la materia” y en la generación. Pero la evolución e involución del hombre son cíclicas. Acabará él como principió. Por supuesto, que a nuestras groseras mentes le sugiere ideas de materialidad hasta el sublime simbolismo del Kosmos, concebido en la matriz del espacio después que la divina Unidad hubo penetrado en aquélla y la hubo fecundado con Su santo fiat; pero no le parecía lo mismo al primitivo género humano. El rito inicial de la víctima que se sacrifica en los Misterios y muere espiritualmente para salvar al mundo de la destrucción (realmente de la

despoblación), fue establecido durante la cuarta raza para conmemorar un suceso que, fisiológicamente, es ahora misterio de misterios entre los problemas del mundo. En las Escrituras hebreas, Caín (el masculino) y Abel (el femenino) son la pareja que se sacrifica e inmola (como permutaciones de Adán y Eva, o el dual Jehovah) y derrama su sangre de “separación y unión”, con objeto de salvar al género humano e inaugurar una nueva especie o raza fisiológica. Más tarde todavía, cuando, según ya se ha dicho, para renacer una vez más en su perdido estado espiritual, tuvo que pasar el neófito por la matriz de una ternera virgen ,que se sacrificaba en la ceremonia, representa con ello otra vez un gran misterio alusivo al proceso del nacimiento, o mejor dicho, a la primera entrada del hombre en este mundo, a través del Vâch (la melodiosa vaca que produce alimento y agua), el Logos femenino. También se refiere al autosacrificio del “divino hermafrodita” de la tercera raza; o sea la transformación en verdaderamente física, de la Humanidad tras la pérdida de la potencia espiritual. A causa de saborear alternadamente el fruto del mal con el fruto del bien, se fue atrofiando gradualmente la espiritualidad y vigorizándose la materialidad en el hombre, por lo que fue sentenciado a nacer desde entonces por el proceso actual de la generación. Éste es el misterio del hermafrodita que los antiguos mantuvieron tan velado y secreto. Ni la carencia de sentido moral ni el predominio de la

grosera sensualidad les indujo a considerar a sus dioses en aspecto dual; sino más bien el conocimiento de los misterios y procedimientos de la primitiva Naturaleza. Conocían mejor que nosotros la fisiología. Aquí está la oculta clave del simbolismo antiguo, el verdadero foco del pensamiento nacional, y las extrañas imágenes hermafroditas de casi todos los dioses y diosas de los panteones paganos y monoteístas, de casi todos los dioses y diosas de los panteones paganos y monoteístas. Dice Sir William Drummond en su obra Edipo Judaico: Las verdades científicas eran el arcano de los sacerdotes; porque en ellas se basaba la religión. No se comprende que los misioneros recriminen tan cruelmente a los adoradores de Vaishnavas y Krishna, por suponer significado obsceno en sus símbolos; puesto que es indudable para cuantos autores no están cegados por prejuicios, que Chrestos en el profundo (se quiere significar por esto el sepulcro o el infierno), tenía de igual modo un elemento sexual en su símbolo. Nadie lo niega hoy. Los “hermanos rosacruces” de la Edad Media fueron tan buenos cristianos como el mejor; y sin embargo, todos sus ritos se fundaban en símbolos de significado eminentemente fálico y sexual. Hargrave Jennings, biógrafo de los rosacruces y autoridad de peso en la materia, dice de esta Hermandad: Las torturas y el sacrificio del Calvario, la pasión de la Cruz, eran en los rosacruces glorioso y bendito triunfo y magia, protesta y llamamiento.

¿Protesta contra quién? La protesta de la Rosa crucificada, el mayor y más secreto símbolo sexual, el yoni y el lingam, la víctima y el matador, los principios femeninos y masculino de la Naturaleza. En su obra póstuma Falicismo, describe Jennigs, en brillantes palabras, el simbolismo sexual en lo más sagrado para los cristianos: La sangre manaba de la corona, del círculo de las espinas del infierno. La Rosa es femenina. Sus aterciopelados y carmíneos pétalos están resguardados por espinas. La Rosa es la flor más bella. La Rosa es la reina del jardín de Dios (la virgen María). Pero no sólo la Rosa es la idea mágica o la verdad; sino que la “rosa crucificada” o la “rosa martirizada” (la gran figura mística y apocalíptica), es el talismán, el prototipo, el objeto de adoración de todos los “Hijos de la Sabiduría” o verdaderos rosacruces . No de todos los “Hijos de la Sabiduría”, ni aun de los verdaderos rosacruces. Porque estos nunca pusieron en tan grosero relieve, en el punto de vista puramente sensual y terreno, por no decir animal, los más nobles símbolos de la Naturaleza. Para los rosacruces era la “Rosa” el símbolo de la prolífica virgen tierra, de la Naturaleza, madre y nodriza de los hombres, representada en la doncella Isis por los iniciados egipcios. Como todas las demás personificaciones de la Naturaleza y de la Tierra, es Isis hermana y esposa de Osiris, puesto que la Tierra y el Sol proceden del mismo misterioso Padre, y el Sol fecunda a

la Tierra por divina insuflación, según el misticismo primitivo. En las “Vírgenes del Mundo”, en las “Doncellas celestiales”, se personificó el puro ideal de la mística Naturaleza, y más tarde en la humana Virgen María, la Madre del Salvador del mundo cristiano. La teología adaptó al simbolismo antiguo , el carácter de la doncella judía; y no fue el símbolo pagano el fabricado para esta ocasión. Sabemos por Herodoto que Orfeo, héroe muy anterior a Homero y Hesiodo, trajo los misterios de la India. Poco se sabe de Orfeo, en verdad; y hasta los últimos tiempos, la literatura orfeica, y hasta los mismos argonautas, fueron atribuidos a Onamácrito, contemporáneo de Pisistrato, Solón y Pitágoras, de quien se decía que había compilado estas tradiciones en la forma actual hacia fines del siglo VI antes de J. C., o sea 800 años después de la época de Orfeo. Pero ahora se nos dice que en tiempo de Pausanias había una familia sacerdotal que, como los brahmanes con los Vedas, aprendían de memoria los himnos orfeicos y oralmente los transmitían de generación en generación. Al colocar la ciencia oficial a Orfeo 1.200 años antes de J. C., admite que los misterios, o sea el ocultismo dramatizado, pertenecen a una época anterior a los caldeos y egipcios. Ahora podemos indicar la decadencia y desaparición de los misterios en Europa. Continuará F u e n t e : Doctrina Secreta Vol. 5

LA COLUMNA DE MI PADRINO Y.· .A.· .S.· .
PERFIL DE UN HOMENAJE Para ATILIO RAPAT
Siempre ha sido un acontecimiento de excepción, poder ver un maestro. Un maestro,es por encima de todo; una presencia. Irradia de si,le sale de adentro, es la medida de ser. Cuando Hamlet reflexiona con el cráneo de su amigo, se plantea la interrogante del ser, porque precisamente aquel muerto no había sido un maestro, sino un bufon. Qué rafaga de sentimientos musicalizados, que vértigo de ternura, qué honda sugestión despierta en el alma, la aparición callada, casi escondida de RAPAT en el escenario de aquel recinto que estalla en las sonoridades del aplauso, Erguido como una guitarra y dulce como un armónico.Lo vimos encogido de emoción, dócil a la insinuacón; pero con prisa interior de irse,de volver a su cigarro, su sillón su mundo sencillo,ajeno a los _ tumultos y a la presión de la montonera. Por cierto que no es por falta de aptitudes para enfrentar el público, ni par lograr comunicaciones multitudinarias.Es simplemente que el maestro se habitúa a renunciar a los contactos estruendsos que nutren la vanidad, aunque se encarnen en los homenajes sonoros de las guitarrerías.Lo que le importa es la guitarra; su intimidad, su alma y su misterio. Por conocer estas honduras;es maestro, quien no las conoce, resbala por las maderas y recrea su imágen en los reflejos del lustre.

Cuando mucho te entretienen sus formas; pero es de la boca adentro, donde se articulan sus voces y surgen los raudales del sonido hecho musica: eso puede hacerlo el maestro. Por eso tiene el sentido orquestal de la guitarra; vive en la armonia de su lenguaje universal y secreto; una vivencia de sus melodiosas intimidades. E1 maestro no enseña a tocar, sino a desprenderse del ruido, para sentir en silencio y convertirse en música. Lo asocio con el "Ñangapiré" del monte, vestido de blancas florecillas, incendiado de abejas doradas de sol y llenas de ritmo. Dos seres distintos; maestros los dos, uno del lenguaje eterno de la música y el otro de la peremnidad de la naturaleza. Terso y delgado como una prima, siempre enseñando, ambelleciendo el alma de la gente. Siempre haciendo mieles de las flores agrestes del árbol humano, como abeja del monte. Asi sonaba Rapat,la noche del concierto de sus emociones. Y tocó en su mejor guitarra, encordada de nervios, el andantino de su vida de maestro. ISM AE L AQ U IL E S SAL I N AS

JUAN FRANCISCO SANTOS 5081 MONTEVIDEO - URUGUAY

EL ALMA Y SUS VESTIMENTAS

(*)
Representación de la forma general de un átomo, incluyendo el influjo y el efluvio de los éteres que pasan a través de las espirillas. La 2ª y 3ª espirillas y sus éteres más sutiles, no están representados. Extraído de Principles o Light and Color. Edwin D Babbit, Nueva York, 1878

Nuestro concepto de este mundo y del sistema solar a que pertenece, es que hay en ellos mucho más de lo que comúnmente se supone, y que no externo sino internamente se extiende mucho más allá de lo que por lo general se cree. Afirmamos, que hay aquí en nuestro alrededor, un mundo invisible no lejos de nosotros, y que permanece invisible tan sólo porque no hemos desarrollado todavía los sentidos capaces de

percibirlo; mas para quienes lo han hecho, no sólo es dicho mundo visible y conocido, sino que está dentro de su alcance, y pueden explorarlo e investigarlo a voluntad como cualquier lugar terrestre. Sabemos que además de la materia vista a nuestro alrededor y de la no vista, pero cuya existencia atestigua la ciencia (por ejemplo los gases y el éter), existen varias otras modalidades

más sutiles de materia, sólo visibles por medio de aquellos delicados sentidos. Sentamos esto como una hipótesis sujeta a examen y consideración, aunque para nosotros es mucho más que una hipótesis, puesto que es una certeza fundada en nuestras individuales observaciones. Hemos estado ocupados durante muchos años en estos estudios y cuando un hombre ha dedicado prácticamente todo su tiempo a un solo asunto durante tantos años, empieza a conocer algo de él y tiene en su mente, claros y definidos, los generales principios del asunto. Por lo tanto, varios de estos temas le parecerán al lector nuevos y extraños, pero para mí son evidentes y en muchos casos materia de cotidiana experiencia. Muchos de nosotros sabemos por nuestros propios experimentos, que estas cosas son verdad, pero a nadie le pedimos que las crea porque nosotros las creemos, sino tan sólo que se tome nuestro testimonio en cuenta, y que se acepte como se aceptaría cualquiera otra hipótesis. No es nuestro propósito convertir a nadie, ni tratar de inducir a la gente a que crean lo que les decimos. Nos limitamos a exponer un sistema de estudio, con la esperanza de que les interese lo bastante para proseguirlo por sí mismo. Hay sobre estos asuntos una copiosísima bibliografía, de modo que quien lo desee puede fácilmente adelantar en su estudio. Así pues, por lo que a nosotros atañe, sabemos que existen dichas modalidades de materia sutil, y que hay mundos enteros compuestos de ellas, a los que llamamos planos de la naturaleza.

Tengamos en cuenta que hablo de la materia de todos conocida, pues sólo admitimos una clase de materia, aunque pueda ofrecer diferentes condiciones. Así como es posible obtener hidrógeno en su normal condición gaseosa, o bajo cierta presión y temperatura puede liquidarse y aun solidificarse, así nosotros vemos que su condición puede mudarse en sentido opuesto, y obtenerlo en un estado mucho más sutil, al que llamamos etéreo.En esta misma condición etérea podemos tener oro y plata, litio y platino o cualquiera de los llamados "elementos", aunque nosotros no llamamos así a estas substancias, porque sabemos que todas son capaces de ulterior sub-división. En 1887 Sir Guillermo Crookes expuso la teoría de que todos los elementos conocidos pudieran muy bien ser variaciones, y por lo mismo capaces de reducirse a una sola sustancia material, a la que llamó protilo. La ciencia oculta examina sus problemas desde diferentes puntos de vista, pues en vez de mejorar y perfeccionar sus instrumentos como la ciencia exotérica ha conseguido tan admirablemente perfeccionarlos, se preocupa de perfeccionar al observador, educiendo del interior del hombre, otras facultades mucho más perspicaces, por cuyo medio es capaz de percibir los sumamente distintos átomos, y penetrar mucho más adentro del corazón de la naturaleza que con auxilio de cualquier instrumento. No v aya a cre ers e q ue hay al go sobr ena tur al o m ist eri oso en esta s s upe rio res fa cul tad es, pu es resu lta n s imp lem ent e d el rec to dese nvo lvi mie nto de la s y a pose ída s p or el hom bre , y to dos las des env olv erá n a su de bid o

tiem po, au nqu e a lgu nos se ha n toma do el tra baj o d e dese nvo lve rla s, des de lue go adel ant ánd ose a los de más . Por lo tan to ten emo s u lté rri mos átom os fís ico s, sus cep tib les de obse rva ció n y ex ame n. Fuer a i nco ngr uen te des cri bir los aquí al po rme nor , p ero di ré que la f igu ra del át omo ul tér rim o e s tosc ame nte pa rec ida a la de un cora zón , y re sul ta en su asp ect o cual si es tuv ies e c ons tru ido con alam bre s c omo ja ula de pá jar o. Cada al amb re es una es pir al cons tit uid a p or otr as esp ira les más fin as lla mad as esp iri lla s. Real men te es el áto mo, un vó rti ce form ado po r e l f luj o d e l a d ivi na ener gía vi tal . S i p or un mom ent o se r etr aje ra est a e ner gía , desa par ece ría in sta ntá nea men te y el á tom o c esa ría de se r, de la prop ia sue rte qu e u n r emo lin o d e polv o y ho jas se cas en la es qui na de u na cal le se des hac e e n c uan to calm a e l v ien to. (*) Al l leg ar al ult érr imo át omo físi co ¿ha y p osi bil ida d d e l lev ar aún más al lá nue str a o bse rva ció n? La h ay, la pa lab ra áto mo se deri va de la gri ega át omo s q ue sign ifi ca que no pu ede pa rti rse o divi dir se. Pero es te tér min o n o e s estr ict ame nte ap lic abl e, por que los áto mos fí sic os pue den divi dir se, y al div idi rlo s n os enco ntr amo s c on un tip o d e mate ria to tal men te ina cce sib le para cu alq uie r c alo r a fr ío que poda mos pr odu cir .

Pare ce pro bab le que la temp era tur a s ola r a fec te a e sta fina men te div idi da mat eri a, per o desd e l ueg o n o l a a fec tan la s temp era tur as pro duc ida s p or el homb re. Esta su per ior ma ter ia es suma men te int ere san te, y vem os que con sti tui do por el la, ha y todo un mu ndo al red edo r d e noso tro s q ue int erp ene tra to da la mate ria qu e c ono cem os, y est á p or doqu ier a e n l a a tmó sfe ra, de ntr o de n ues tro s c uer pos , y en el inte rio r d e l os obj eto s s óli dos . Así com o l a c ien cia no s e nse ña que el éte r i nte rpe net ra tod os los obj eto s, inc lus o a no sot ros mism os, as í los in ter pen etr a dich a s uti l m ate ria . Hay var ios es tad os de est a subd ivi sió n d e m ate ria y los llam amo s p lan os de la nat ura lez a, con los cu ale s s ign ifi cam os senc ill ame nte la s d ivi sio nes de la m ate ria se gún su gr ado de dens ida d. A la ma ter ia usu alm ent e c ono cid a, incl uso la de l g as más li ger o, la deno min amo s m ate ria de l p lan o físi co. De spu és lle gam os a o tra moda lid ad de la mis ma mat eri a, más fin ame nte su bdi vid ida, a la que llamamos materia astral, nombre que le dieron los alquimistas medievales quienes tenían buen conocimiento de ella. La ciencia moderna no le ha puesto nombre todavía, pero probablemente se lo pondrá muy pronto, pues sus investigaciones la van aproximando más y más cada día a esta sutil materia, y es muy posible que lo que llama electrones sean lo que nosotros llamamos átomos astrales.

Hemos proseguido este método de subdivisión y refinamiento hasta una etapa ulterior, comprobando que todavía hay otra superior condición de materia, a la que llamamos materia mental, porque de ella está constituido el llamado cuerpo mental del hombre. Sin duda que ha de parecer extraña esta afirmación, pero no obstante es verdadera y se funda en concretos experimentos científicos. Aún se suceden hacia arriba otras subdivisiones de materia, y empezando en conjunto a contar desde la más densa, las llamamos: física, astral, mental, intuicional, espiritual, monádica y divina. Pero no ha de engañar a nadie el uso de la palabra "arriba". Ni por un momento hemos de pensar que nuestras investigaciones trasciendan de 1a tierra, pues adelantar en dichas investigaciones, significa sencillamente concentrarse más y más en el Yo, para ser capaz de percibir estados de materia más y más sutiles, pues dichos estados existen continuamente en nuestro rededor interpenetrándose unos con otros, como el aire o el gas disueltos en el agua interpenetran este líquido. Así es que entre las partículas físicas existen partículas astrales y a su vez en éstas existen partículas mentales. Si llevamos estas subdivisiones a su extremo límite tendremos un incontable número de puntos o motas esféricas inconociblemente diminutas, de la más sencilla construcción posible y en absoluto idénticas, que aunque son la base de toda materia, no son de por sí materia ni masa, sino burbujas abiertas en el éter del espacio por el creador

aliento de Dios, según exponen las antiguas Escrituras. Así, el universo existe mientras Dios lo sostiene con su aliento y si retirara este aliento se desvanecería. En vista de esta admirable difusión de Dios en el espacio, el familiar concepto del sacrificio del Logos adquiere nueva profundidad y esplendor. Tal es Su muerte en la materia; tal es Su perpetuo sacrificio. Adquiridas estas ideas respecto a la naturaleza de la materia, examinemos la constitución del hombre. El hombre vulgar se considera constituido ciertamente por un cuerpo y posiblemente por un alma, aunque suele hablar de sí mismo con sola referencia a la posesión del cuerpo físico, de cuya conservación se considera responsable como si fuese un animal favorito confiado a su solicitud, o algo atado a él o flotante por encima como un globo cautivo. Debemos decir completamente tiene alma, y dijese que es que el hombre está equivocado al suponer que estaría en todo cierto si un alma.

Decir uno que tiene alma, es una risible inversión de la verdad, porque el hombre es ciertamente un alma que tiene cuerpo, el cual es tan solo una de las vestiduras con que se recubre. Reflexionando sobre ello se echará de ver que es así. Estoy muy bien enterado de la teoría que sólo admite la existencia de la materia, y que los pensamientos y anhelos del hombre, no son mas que reacciones químicas entre las partículas de la sustancia gris del cerebro, pero como hay millares de fenómenos inexplicables por medio de

esta teoría, me parece que la hemos de repudiar en favor de otra más racional. ( Véase a este propósito la obra Química Oculta por A. Besant y C.W. Leadbeater, traducido al español y editado por la Editorial Teosófica. Barcelona y también los opúsculos del profesor Osborne Reynolds.) Se registran centenares de casos, en que un hombre se ha desprendido de su cuerpo físico durante el éxtasis, bajo la influencia de un anestésico o aun durante el sueño, y se ha observado que en semejantes circunstancias cuando está lejos del cerebro físico y de su sustancia gris y sus químicas reacciones, todavía es capaz el hombre de pensar, observar y recordar, lo mismo que cuando usaba su cuerpo físico como vehículo. Resulta evidente por lo tanto, que el hombre no es el cuerpo, puesto que puede existir separado de él, y que el cuerpo es tan solo un instrumento del cual se vale para la acción. Alguien preguntará que, si además de nuestra observación tenemos alguna prueba concluyente del decisivo hecho de que el hombre pueda vivir sin su cuerpo. Seguramente hay gran número de pruebas para quien quiera tomarse el trabajo de buscarlas. Léanse las actas de la Sociedad de Investigaciones Psíquicas y se verá lo que ha hecho en este particular, y cómo una comisión de científicos comprobó repetidas veces, la aparición del "doble" de un hombre a distancia del sitio en donde se hallaba al mismo tiempo su cuerpo físico. Saben muy bien todos los investigadores, que en determinadas circunstancias puede un hombre trasladarse a distancia de su cuerpo,

ver lo que sucede en un punto lejano, restituirse a su cuerpo, y decir después en dónde ha estado lo que ha visto y hecho. En algunos de mis libros se citan varios ejemplos y en las Obras: “En el umbral de lo invisible” e “Investigación Psíquica” de Sir Guillermo F. Barrett así como en los dos volúmenes de la profundamente interesante Obra de Myers: “La personalidad humana y su supervivencia de la muerte corporal”, se encontrarán muchos ejemplos de irrecusable autenticidad. La teoría materialista no explica en modo alguno estos fenómenos, y por no poder explicarlos los niega diciendo que no son ciertos, lo cual es insincero, porque el más leve examen demuestra concluyentemente que están ocurriendo sin cesar. Puesto que ocurren estos fenómenos, ¿cómo ocurren?. Su explicación está íntimamente relacionada con nuestro tema, porque el primer paso para comprenderlos debidamente, es convencerse de que el hombre es un alma, y tiene no-solo un cuerpo, sino varios. Ese concepto no es nuevo. En las epístolas de San Pablo se habla de alma y espíritu, y como los hombres de aquella época ignoraban la sicología, hasta el punto de confundir ambos términos, se figuraron que San Pablo era igualmente ignorante, y los empleaba como sinónimos. San Pablo emplea dos palabras griegas completamente distintas: pneuma, que significa espíritu, y psiche, alma; y da a cada una de ellas el mismo significado que les daban los eruditos de la época.

Quien desee comprender los exactos matices de ambos significados, no ha de fiarse de la crasa ignorancia del moderno entusiasmo religioso, sino estudiar la filosofía coetánea de San Pablo. Desde luego sé que se han suscitado muchas controversias acerca del preciso significado de aquellas dos palabras griegas. Las he tomado aquí en el sentido que más probable me parecen, con relación al restante razonamiento de San Pablo; pero algunos exegetas las consideran en más alta acepción, y dicen que la palabra psuchikos traducido por “natural”, debe traducirse por “psíquico” ,y si se acepta este criterio, tendremos que el “cuerpo natural” será el astro-mental, y el otro vehículo superior, el que se llama “espiritual”, debe ser el cuerpo causal, o vehículo permanente del alma, que dura todo el período de encarnaciones físicas. Pero aún así, no deja de ser verdad que San Pablo atestigua, que el hombre posee más de un cuerpo, y que cuando uno de ellos muere, sigue viviendo en otro. La respuesta es sencilla, pero transcendental. Por medio de dichas vibraciones somos capaces de percibir la parte superior de nuestro mundo que de ordinario nos está oculta; y podemos aprender a notar dichas vibraciones por medio de la sutil materia que en nosotros existe, o sea mediante los sentidos de los cuerpos sutiles. Entro ahora en dominios inexplorados por la ciencia ordinaria; pero nada digo en contradicción de esta ciencia. Podrá quienquiera descartarlo por no comprobado, pero nadie podrá decir que sea irracional o anticientífico.

La ciencia reconoce gran número de posibles vibraciones y sabe que nuestros sentidos físicos sólo son capaces de responder a pocas de ellas. Sin embargo, por medio de estas pocas, hemos aprendido todo cuanto hasta ahora sabemos, y es evidente que si lográramos utilizar mayor número de dichas vibraciones procedentes del exterior, recibiríamos más copiosa información. Ahora bien; esto mismo es lo que hace el clarividente, recibe información de un mundo que de ordinario no vemos nosotros, y la recibe por medio de vibraciones que percuten en sus vehículos superiores. Así es clarividente, quien sabe enfocar a voluntad la conciencia en sus cuerpos superiores. Esto es lo que al menos podría hacer un clarividente del todo adiestrado; pero hay muchos que son clarividentes pasivos y no pueden regir las facultades que poseen. Sir Guillermo Crookes dió un buen ejemplo de ello, diciendo que si en vez de ver por rayos de luz viéramos por rayos eléctricos, resultaría completamente distinto todo cuanto nos rodea. Entre estas alteraciones tendríamos que el aire nos parecería opaco porque no es conductor de las vibraciones eléctricas, mientras que un alambre o una barra de hierro serian agujeros a cuyo través podríamos ver porque son buenos conductores de la electricidad. Muchos suponen que nuestras facultades tienen un límite imposible de transponer. No hay tal. De cuando en cuando encontramos personas anormales que poseen la visión a través de cuerpos opacos, y son capaces de ver

mucho mas que otros; pero sin ir tan lejos, podemos observar en nosotros mismos variaciones de la potencia visual. Si tomamos un espectroscopio, que es una disposición de una serie de prismas, el espectro que proyecte tendrá bastantes centímetros de largo en vez de dos o tres, aunque aparecerá mucho más débil. Si proyectamos el espectro sobre una amplia hoja de papel blanco y les decimos a unas cuantas personas que señalen en la hoja exactamente el límite hasta donde ven luz, y hasta donde llega el rojo por un lado y el violeta por otro, nos sorprenderá que unos alcancen a ver más por un lado y otros por otro. También habrá quien sea capaz de ver por ambos lados el espectro mucho más allá de adonde alcanzan la mayoría de la gente, y tal persona está en camino de ser clarividente. Podría suponerse que esto es sólo cuestión de agudeza visual, pero no lo es en modo alguno, sino de sentidos de la vista capaces de responder a diferentes series de vibraciones, pues de dos personas con la misma agudeza de visión, una la ejercerá únicamente hacia el extremo violeta y la otra hacia el rojo. Vulgarmente se tiene un concepto incompleto de la palabra anormal pues se le suele dar el significado de torpe, atrasado cretino y de condición inferior al común de las personas, siendo así que también conviene el calificativo de anormal a quien como los genios y talentos extraordinarios son superiores a la generalidad de las personas. (N. del T.)

La ceguera de los colores es un fenómeno relativo a esta capacidad; pero cuando una persona ve mucho más allá de ambos limites del espectro, es en parte clarividente, es decir, que puede responder a mayor número de vibraciones y por esto ve más que otros. Puede haber y hay en nuestro rededor, muchas entidades y objetos que no reflejan rayos de luz que son visibles para nosotros, y en cambio reflejan otros rayos cuya modalidad vibratoria es invisible, por lo que se pueden fotografiar dichas entidades y objetos aunque no seamos capaces de verlos. Los experimentos del difunto doctor Baraduc de Paris, parecen demostrar concluyentemente la posibilidad de fotografiar estas invisibles vibraciones. Cuando últimamente fui a visitarle, me enseñó una larga serie de fotografías en que había logrado reproducir los efectos de la emoción y el pensamiento. Tenía la de un niño afligido por la muerte de un pájaro, en que el niño y el pájaro estaban rodeados de una extraña red de líneas producidas por la emoción. Otra fotografía de dos niños tomada en el momento subsiguiente a un repentino espanto, mostraba una abigarrada y trémula nube. La cólera despertada por un insulto se manifiesta por un número de menudas formas de pensamiento lanzadas en configuración de, burbujas o glóbulos truncados. Estos experimentos demuestran que para la cámara fotográfica son visibles muchas cosas para nosotros invisibles; y es evidente que si se lograra hacer la humana visión tan sensitiva como las placas fotográficas, veríamos muchas

cosas para las cuales estamos ahora ciegos. Le es posible al hombre, no sólo igualar sino superar en mucho la delicada sensibilidad alcanzada por las substancias químicas, y de este modo adquirir copiosa información del mundo invisible. Consideremos la misma idea desde otro punto de vista. Los sentidos por cuyo medio obtenernos toda nuestra información sobre los objetos externos están todavía imperfectamente desarrollados; y por lo tanto, no es completa la información obtenida. Lo que vemos en el mundo circundante no es en modo alguno todo cuanto hay que ver, y quien se tomara el trabajo de educar sus sentidos advertiría que según adelantara, le fuera la vida mucho más amplia y abundosa. El amante de la naturaleza, del arte y de la música, tiene ante sí un dilatado campo de increíblemente intenso y exaltado placer, y sólo le falta capacitarse para entrar en él. Sobre todo, el amante de su prójimo tiene la posibilidad de mucho más íntima comprensión, y por lo tanto de más amplia utilidad. Así no es sorpresa que cuando aprendemos a ver por medio de una enteramente nueva serie de vibraciones de materia astral, se abre un mundo del todo diferente a nuestra contemplación. Una de las diferencias consiste en que somos capaces de ver la materia astral en los demás hombres y observar sus cuerpos astrales en vez de solamente el físico. He compuesto sobre el tema de los cuerpos superiores del hombre un libro titulado El hombre visible a invisible, con cronografías cuyos

dibujos me proporcionó expresamente una persona capaz de ver dichos cuerpos. El cuerpo astral es el peculiar vehículo de las pasiones, emociones y deseos del hombre, de modo que el repentino estremecimiento causado por alguna intensa emoción, se manifiesta por vibraciones sumamente violentas de la materia astral. Si con la vista astral observáramos a un hombre que por desgracia se encolerizara, en vez de ver la expresión física del enojo veríamos un notable cambio en su cuerpo astral, que todo él se estremecería en violenta vibración; y como el color no es más que cierta modalidad vibratoria, el repentino cambio alteraría asimismo el color del cuerpo astral. Cuando hablamos del embate de las pasiones estamos más cerca de la verdad de lo que creemos, porque tal es el aspecto que toma el cuerpo astral. En cuanto el hombre se apacigua el cuerpo astral reasume su natural color y aspecto, aunque la vista ejercitada descubre una leve huella permanente. Lo mismo ocurre en todas las demás emociones, buenas o malas Si un hombre siente un impetuoso impulso de emocional devoción o de intenso afecto, se manifestarán por su peculiar mudanza en el cuerpo astral y dejarán su permanente huella en el carácter del hombre. A1 relacionarnos con aquel otro vehículo de materia todavía más sutil a que llamamos cuerpo mental, vemos que también vibra, pero en respuesta a una muy diferente serie de impresiones. No le afecta en lo más íntimo, emoción alguna en ninguna circunstancia, porque no es el vehículo de las pasiones ni de las emociones sino del pensamiento.

No es nueva idea, hablar de la vibración relacionada con el pensamiento. Todos los fenómenos de telepatía y transmisión del pensamiento derivan de que cada pensamiento produce una vibración que transmitida por partículas mentales puede despertar análoga vibración en el cuerpo mental de otro hombre. Acaso haya aún quienes no crean en la telepatía, porque difícil es poner límites a la obstinación humana; pero como de ello puede fácilmente convencerse cualquiera, la incredulidad sólo denota indiferencia acerca del asunto. Un hombre puede permanecer ignorante si quiere, pero no tiene derecho a negar el conocimiento de quienes se tomaron más trabajo que él. Tenemos por lo tanto, dos de los cuerpos del hombre: el astral, vehículo de las pasiones, sentimientos y emociones; y el mental, que sirve de medio a los pensamientos. Ambos tienen posibilidad de desenvolverse, porque en cada plano hay distintas modalidades de materia. Puede un hombre tener un cuerpo astral relativamente grosero, que responda con facilidad a bajas y siniestras vibraciones; y sin embargo, trabajando cuidadosamente en él y aprendiendo a gobernarlo, le será posible ir modificando poco a poco su composición hasta que sea capaz de responder a vibraciones emocionales de mucha mejor calidad. En e1 cuerpo mental puede tener el hombre materia fina o grosera, y de ello dependerá que sus pensamientos sean natural y fácilmente buenos y elevados o al contrario. Pero también el cuerpo mental está en su poder, porque puede modificarlo si quiere.

Y no sólo determinará esto gran diferencia para él y sus emociones durante la vida terrena, sino también en la vida posterior a la muerte. Cuando el hombre deja el cuerpo físico, retiene todavía el astral y mental, de cuya condición depende en gran parte su dicha en el nuevo mundo en que se halla, y que sin embargo, es parte del antiguo. Recordemos que para muchos de nosotros no son estos asuntos de pura creencia sino objeto de experimentación. Fácilmente se comprende que cuando un hombre se manifieste por medio de uno de estos vehículos ofrecerá a cuantos le rodeen un aspecto modificado por dicho vehículo. El hombre que vive en cuerpo astral, vive en sus emociones y solo puede expresarse por medio de ellas, y los demás solo queden influir en él por medio de sus vehículos emocionales. Si el mismo hombre vive en cuerpo mental podrá parecer una entidad de todo punto distinta, porque entonces se expresa por medio de sus pensamientos; y análogas diferencias se observarán cuando use otras vestiduras. Tan distintas son estas diversas manifestaciones del hombre que aunque en realidad sean varios aspectos de él, se han descrito a menudo como si fuesen separadas partes o factores de su constitución, y desde este punto de vista se les llama "principios". Debe entenderse por esta palabra las partes constituyentes o aspectos del hombre que denotan, cada cual de por sí, buena porción de vida y actividad, y sin embargo todos son fundamentalmente uno solo. Creo que todos mis colegas de investigación que soportaron la carga y ardor de aquellos años, reconocerán que

fue obra lenta y ardua, pero no obstante progresiva y de firme adelanto en muchos conceptos, infundiéndonos a todos una certidumbre que nada será capaz de quebrantar y por la cual sabemos en dónde estamos. De la realizada obra se ha derivado la firme v definitiva adhesión a este glorioso conocimiento que tanto nos ha beneficiado, esclareciéndonos muchas cosas, de otro modo insondables misterios, que nos auxilian en periodos de tribulación y tropiezo, y nos explican clara y razonablemente, por qué sobrevienen el tropiezo y la amargura y de qué han de servirnos. Es en todos sus puntos, una teoría sumamente práctica y seguramente no deseamos nada que no sea práctico y razonable. Siguiendo humildemente las huellas del poderoso instructor indo de hace 2500 años, el Señor Buda, diremos lo que él dijo a las gentes de la aldea de Kalama, cuando vinieron a preguntarle ¿en qué doctrina de las muchas del mundo habían de creer?. Respondió así: No creáis en una cosa dicha tan sólo porque se haya dicho; ni en tradiciones porque se hayan transmitido de antiguo; ni en rumores de oídas: ni en escritos de sabios tan sólo porque los escribieron los sabios; ni en fantasías que os figuréis que os ha inspirado un ángel (esto es, presumiendo de inspiración espiritual); ni en deducciones inferidas de alguna fortuita suposición que hayáis hecho, ni en lo que parezca una analógica necesidad; ni en la mera autoridad de vuestros maestros e instructores, sino que hemos de creer cuando el escrito doctrina o dicho estén corroborados por nuestra propia razón o conciencia. No creáis lo que yo os he enseñado tan sólo porque lo habéis oído, sino que cuando lo creáis en conciencia, obrad

entonces totalmente de acuerdo con ello. Sabemos perfectamente que todo ser humano, ha de alcanzar la meta final de la humanidad, tanto si cree como si no, lo que enseñamos. Absolutamente seguro es el progreso de cada hombre; pero puede allanarse o entorpecerse el camino. Si es ignorante y apetece fines egoístas, hallará el camino áspero y penoso. Si aprende la verdad sobre la vida y 1a muerte, sobre Dios y el hombre, y la relación entre ambos, marchará de modo que le sea fácil el camino y también (lo cual es más importante) será capaz de tender una auxiliadora mano a sus compañeros de viaje que saben menos que él. Esto es lo que cada quién puede hacer y lo que espero que haga. Esta filosofía ha sido útil para nosotros, nos ha ayudado en nuestras dificultades, ha hecho la vida más llevadera, y más fácil de afrontar la muerte y así queremos compartir nuestro evangelio con quienquiera. No exigimos de nadie ciega fe. Tan sólo exponemos esta filosofía e invitamos a su estudio, creyendo que quien la estudie hallará lo que nosotros hemos hallado: auxilio, paz y sosiego, con el poder de servir a la humanidad.

FUENTE: EXTRAÍDO DEL LIBRO “ LA CIENCIA DE LOS SACRAMENTOS ” DE CARLOS W. LEADBEATER.