You are on page 1of 57

¿Qué está pasando en la Tierra?

Por Patricia Diane Cota Robles

Capítulo 1 - ¡Es Tiempo para Remontar el Vuelo!

Deseo comenzar esta gloriosa aventura compartiendo con ustedes la maravilla de este
preciso momento en la Tierra. Pueden haber aspectos de esta información inicial que no
comprendan de inmediato, pero todo será explicado en detalle en el libro.

Amado Trabajador de la Luz... y me refiero a TI... si tu Presencia Divina ha magnetizado


esta información para ti, a través de cualquier medio, sabe que se aplica específicamente
a ti. A lo largo del libro, utilizo el término "NOSOTROS". Sabe que cada vez se usa esta
referencia TE INCLUYE A TI. Pídele a tu Presencia Divina que te revele la magnitud de este
momento y la Verdad de esta información. Entonces, a través del impulso plenamente
reunido de la Inteligencia Divina Discerniente, responde de acuerdo con la Llamada de tu
Corazón Interno.

¡Lo Hemos Logrado!


¡Ahora es Tiempo para Remontar el Vuelo!

Durante eones de tiempo hemos estado luchando por sacar nuestras cabezas fuera del mar
de la falsa creación, para poder ver la Luz de nuestro Dios Padre Madre. A través de
pruebas y tribulaciones que hubieran alucinado las mentes de las almas más valientes,
nosotros resistimos. A través del dolor y el sufrimiento que nos llevó hasta el borde de
nuestro nivel de tolerancia, hemos sobrevivido. A través de la pena y la desesperación que
envolvieron cada fibra de nuestros Seres, perseveramos. Y ahora, es el momento de
cosechar los frutos de nuestra labor. Es el momento de Ascender hacia las Octavas de la
Paz Eterna y el Júbilo. Es el tiempo para vivir la realidad de "Todo lo que tiene mi Dios
Padre Madre es mío." Es el tiempo para aceptar nuestro Derecho Divino del Cielo en la
Tierra. Y es el momento para experimentar tangiblemente, en nuestras vidas cotidianas,
todo el Júbilo, el Amor, la Abundancia, el Éxito, la Paz y la Bendición que tiene para
ofrecer Nuestro Dios Padre Madre.

Sabiendo tanto como sabemos sobre las Leyes Universales de Causa y Efecto, es para
quedar perplejos, que sin importar lo que hacemos para mejorar nuestra suerte en la
vida, todavía nos encontramos enfrentando la pobreza, la carencia, la limitación, la baja
auto-estima, las relaciones disfuncionales, la enfermedad, los comportamientos
compulsivo-adictivos, la conciencia de fracaso y cualquier otro mal humano. Desde las
apariencias externas, parece como si nuestros esfuerzos por cambiar el curso de nuestras
vidas han sido inútiles, pero les aseguro que nuestros esfuerzos no han sido en vano.
Hemos estado cumpliendo con los votos que hicimos en el mismo Corazón de nuestro Dios
Padre Madre, de amar a esta Tierra y a toda su vida en Ella LIBREMENTE. Nosotros nos
hicimos voluntarios para ser parte del experimento más único que se haya intentado en la
historia de nuestro Universo, y ¡nosotros hemos logrado llevar Victoriosamente a Dios al
Exito!

Si esto no parece ser verdad en tu vida personal, es debido a que no te has dado cuenta o
no has aceptado, que puedes Ascender fuera de tu vieja realidad de carencia y limitación,
hacia tu nueva realidad del Cielo en la Tierra.

Durante este momento único en la Tierra, la Compañía del Cielo entera, está esperando
para ayudarnos, al máximo nivel que la Ley Cósmica se los permita, para movernos hacia
la nueva realidad del Cielo en la Tierra. Se que "El Cielo en la Tierra" puede parecer como
un tópico trillado, pero como se expresó aquí, significa que debido a que una parte
suficiente de la Humanidad ha despertado ahora Espiritualmente, podemos movernos
hacia la realidad de la Abundancia Ilimitada, Perfección Física Ilimitada, Trabajos y
Carreras Satisfactorios, Relaciones Amorosas, Paz Interna, Reverencia por toda la Vida,
Plenitud Espiritual, Armonía, Felicidad y cualquier otro estado de Conciencia Divina que
percibimos como el Cielo en la Tierra.
Conforme lees estas palabras, abre tu corazón y RECUERDA.

Hemos estado en entrenamiento durante miles de años, preparándonos para este


Momento Cósmico en la Tierra. Antes de esta encarnación, cada uno de nosotros fue
llevado hacia el Corazón de nuestro Dios Padre Madre, y conforme nos abrazó en Su
esencia de puro Amor Divino, revisamos nuestras vidas. Debido a la urgencia del momento,
fue claro que esta vida no tendría precedente y que se nos pediría buscar dentro de las
mismas profundidades de nuestras almas y explotar cada electrón de fortaleza, valor,
habilidad, talento y conocimiento que tuviéramos. Más aún, esta vida sería la culminación
de todo lo que habíamos estado trabajando... una oportunidad única para salvar a este
Planeta caído y para elevar a esta dulce Tierra y a toda su vida, hacia las Octavas del
Cielo en la Tierra.

De pie ante Dios Padre Madre, comprendimos que nunca antes se le había dado la
oportunidad de Ascender hacia Luz, en un periodo tan corto de tiempo, a un Planeta tan
contaminado con negatividad. En verdad, este sería un experimento de misericordia y de
compasión sin paralelo en los anales de la historia. Con esta comprensión, nos hicimos
voluntarios para ser las Manos de Dios en el plano Físico. Prometimos traer a fruición este
extraordinario Plan Divino.

Nuestro Dios Padre Madre, en cooperación con nuestros Seres Divinos, diseñó un plan para
cada uno de nosotros, que tomara ventaja plena de nuestros eones de preparación y que
nos estirara hacia los mismos límites de nuestras capacidades. Nuestros Padres Divinos nos
revelaron a cada uno un panorama de nuestra próxima vida y vimos claramente las
oportunidades y los retos que se nos presentarían. Desde ese nivel de Conciencia Divina,
comprendimos que habíamos sido preparados para enfrentar cada adversidad que se nos
presentara, y SUPIMOS que teníamos las habilidades, el talento, la fortaleza, el valor y el
conocimiento que necesitábamos, para llevar Victoriosamente a Dios al éxito.

Comprendimos claramente la Ley Universal, "Así como yo soy elevado, toda la vida es
elevada conmigo", y reconocimos que con el fin de que las profundidades de la
degradación humana, el dolor y el sufrimiento, fueran curados y elevados, teníamos que
conectarnos con esas frecuencias discordantes de energía. Voluntariamente descendimos
hacia la "guarida de la iniquidad" en la Tierra, con el fin de sanar el sufrimiento de la
Humanidad y elevar cada experiencia dolorosa hacia la Luz. Este fue un acto de servicio
increíblemente generoso.

El Plan Divino se Puso en Movimiento y nosotros - los Trabajadores de la Luz - encarnamos


en cada situación concebible en la Tierra. No era suficiente que conociéramos
intelectualmente sobre el sufrimiento de la Humanidad; realmente teníamos que SENTIR
el dolor para conectarnos efectivamente con él. Sentir el dolor de la experiencia era
importante, para que esas energías se tejieran dentro de nuestros Cuerpos Etéreos,
conectándonos por tanto con la conciencia colectiva de masa de cada otra persona que
haya experimentado una situación similar.

Al encarnar, Dios Padre Madre colocó sobre nuestras cejas La Banda del Olvido, para que
sintiéramos la separación, la desesperación y la inutilidad en la Tierra. No aceptamos esto
porque fuéramos masoquistas, sino porque, desde nuestros Seres con Conciencia Divina,
sabíamos que esta era la única forma en la que podíamos experimentar el dolor y el
sufrimiento en la Tierra, en el grado que era necesario con el fin de tejer estas energías
en nuestros Cuerpos Etéreos. Esto era imperativo para que pudiéramos curar y elevar esas
energías falsamente creadas.

Si hubiéramos llegado a vidas frívolas y superficiales, cuando despertáramos


eventualmente y nos eleváramos hacia la Luz, solo habríamos elevado energías frívolas y
superficiales con nosotros. Sabíamos sin embargo, que si alcanzábamos las mismas
profundidades del sufrimiento humano, un día despertaríamos y llevaríamos toda forma de
depravación en la Tierra hacia la Luz, conforme Ascendiéramos hacia nuestra siguiente
Espiral de Evolución.

Con esta comprensión y conocimiento interno, tomamos nuestros votos y como


Trabajadores de la Luz, comenzamos nuestro descenso hacia los retos más difíciles que
hayamos conocido. Nacimos en vidas de abuso, desatención, abandono, rechazo, ridículo,
pobreza, enfermedad, corrupción, crimen, guerra, contaminación, adicción, dolor,
sufrimiento, miedo, odio, baja auto-estima y carencia de merecimiento. Descendimos
hacia cada rincón del Mundo y tomamos los votos de cada raza, cultura, nacionalidad,
religión, credo, país, estado, ciudad, pueblo y aldea. Nos volvimos uno con el sufrimiento
en la Tierra, conectándonos con él a través de cada fibra de nuestros Seres, sabiendo todo
el tiempo, a un nivel más allá de la comprensión de nuestras mentes finitas, en la quietud
de la Divinidad brillante en nuestros corazones, que nuestro sufrimiento sería temporal.
SABIAMOS que habría un Momento Cósmico cuando todo cambiaría "en un abrir y cerrar de
ojos".

Cuando nos hicimos voluntarios para participar en este experimento inconcebible,


también Dios Padre Madre nos mostró lo que podía ocurrir una vez que nos conectáramos
completamente con las falsas creaciones humanas en la Tierra. Se nos mostró que a través
de un proceso de Intervención Divina, la Luz en la Tierra se incrementaría, hasta el punto
en donde comenzaría a activar la Chispa Divina dentro de nuestros corazones y nos
DESPERTARIA a nuestras Misiones Divinas. A través de nuestros Seres Divinos, observamos
maravillados y sin aliento, mientras testificábamos nuestra transformación individual y la
transformación de este bendito Planeta hacia su Derecho Divino - La Estrella de la
Libertad Sagrada - El Cielo en la Tierra.

Observamos la ayuda que se nos otorgaría desde Lo Alto. Vimos a la Tierra recibir el mayor
influjo de Amor Divino que cualquier Planeta haya experimentado. Este amor provino de
las Galaxias más allá de las Galaxias y de los Soles más allá de los Soles. Vimos como era
removida la Banda del Olvido de nuestras cejas y observamos el júbilo y la euforia que
sentimos, conforme comenzamos a recordar quiénes éramos y porqué habíamos venido a
la Tierra. De pronto nuestras vidas tuvieron sentido. No solo fuimos las víctimas de las
circunstancias, forcejeando en vidas que estaban más allá de nuestro control. Eramos los
Hijos e Hijas Divinos de Dios, que se habían hecho voluntarios para venir a la Tierra a
cumplir nuestra más grande Misión.

Mientras observábamos la asombrosa oportunidad que se nos estaba dando, de llevar a


esta dulce Tierra desde las profundidades de la degradación humana, hacia las Octavas del
Cielo en la Tierra, SUPIMOS que sin importar cuánto sufrimiento humano nos hicimos
volutnarios para soportar, EL RESULTADO FINAL VALDRIA INFINITAMENTE LA PENA.

Vimos este precioso Planeta en toda su gloria resplandeciente. Vimos a cada hombre,
mujer y niño en su Cuerpo de Luz de Perfección Física Ilimitada, viviendo vidas de
Abundancia Ilimitada; Relaciones Dichosas; Trabajos Creativos y Satisfactorios y Felicidad
y Júbilo sin Límites. Fuimos testigos de la manifestación de la Paz Eterna verdadera con
cada gobierno trabajando hacia el bien superior de todos los involucrados, expresando
reverencia y respecto mutuo por cada parte de la vida. Vimos al Reino Elemental
trabajando en armonía con la Humanidad mientras la Humanidad amaba y honraba cada
faceta de la Amada Madre Tierra. Observamos a la Humanidad viviendo su potencial más
alto mientras se interrelacionaba con los Angeles y la Compañía entera del Cielo,
expandiendo perpetuamente las fronteras de la Divinidad.

Este fue el cumplimiento del Mapa Divino para el Planeta Tierra, el Concepto Inmaculado
sostenido en el Corazón de nuestro Dios Padre Madre. Para lograr esto en la Tierra nos
estuvimos preparando durante miles de años y finalmente, nuestro tiempo había llegado.

Conforme atestiguamos la visión del renacimiento de la Madre Tierra en humildad, dichoso


sobrecogimiento y euforia, consagramos nuestros propios Seres para traer este Plan Divino
a fruición hacendó Victorioso a Dios. Entonces, con plena convicción, valor y
conocimiento, entramos a nuestras encarnaciones presentes.

Nuestras vidas han sido difíciles. Hemos pasado a través de la gama de la disfunción
humana. Hemos experimentando la aflicción, el llanto y el lamento mientras
tropezábamos a través de nuestro Valle de Lágrimas.
Pero quiero que lean las siguientes palabras con toda la magnitud de su conciencia.

¡¡¡LO HEMOS LOGRADO!!!

Hemos sido tan miserables como necesitábamos serlo; hemos estado dentro de tanto dolor
como el que necesitábamos experimentar; hemos sufrido tanto como fue necesario con el
fin de tejer el dolor de la Humanidad dentro de nuestros Cuerpos Etéreos. Así que ahora...

¡YA TERMINAMOS CON ESA FASE DEL PLAN!

¡¡¡LISTO, TERMINADO, COMPLETADO, FINALIZADO, ACABADO, CONCLUIDO, SATISFECHO,


ALCANZADO, LOGRADO!!!

¿Comprenden? Ya no tenemos que ser miserables nunca más. Tenemos la opción del Libre
Albedrío para permanecer atorados en nuestras experiencias negativas de vida, pero si lo
hacemos, ESTAMOS EN CONFLICTO CON NUESTROS PLANES DIVINOS.

Este Momento Cósmico en la Tierra está dedicado, por la entera Compañía del Cielo, para
ayudar específicamente a toda la Humanidad a dejar ir el equipaje negativo de nuestros
pasados y todas las experiencias negativas de vida que hemos manifestado como resultado
de ese equipaje. Esto incluye carencia, limitación relaciones abusivas o disfuncionales,
salud pobre, enfermedad, trabajos insatisfactorios, pobreza, baja auto-estima, conciencia
de fracaso, miedo, odio, avaricia, corrupción, egoísmo, violencia, muerte como la
conocemos, comportamiento adictivo-compulsivo, prejuicio, falta de integridad,
deshonestidad, abuso de poder, la tendencia a mentir y así sucesivamente hasta el
infinito.

Cualquier área de nuestras vidas que no esté alcanzando su potencial superior y no refleje
el júbilo del cielo en la Tierra, puede ser curado ahora y transformado hacia su Intención
Divina Original.

Yo sé que no hay una sola persona que quiera permanecer en el dolor del sufrimiento
humano, pero nuestros egos humanos nos han controlado a través de nuestro miedo y
dolor durante tanto tiempo, que no creemos que las cosas puedan ser diferentes. Esta
actitud es exactamente lo que nuestros egos humanos inferiores quieren hacernos creer.
Hemos aceptado la negatividad en nuestras vidas tan completamente, que hemos creado
un sentido de identidad a su alrededor. "Si no soy este espécimen miserable de la
Humanidad, ¿entonces quién soy?" Recuerden, necesitamos conectarnos con el dolor y
experimentar la separación, desesperación y pena en un momento, con el fin de sanarlo,
pero ya no más. Lo que necesitamos hacer ahora es recordar quienes somos y porqué
estamos aquí. Entonces, necesitamos elevarnos en conciencia y Ascender hacia la Luz,
trayendo a toda la vida que evoluciona en la Tierra con nosotros.

No hay nada más facultativo que reconocer la Verdad de nuestra propia Realidad Divina.
Una vez que comenzamos a recordar quienes somos, Hijos e Hijas preciosos de Dios,
entonces también recordaremos que el Cielo en la Tierra es nuestro Derecho Divino, que
tenemos la habilidad de co-crearlo, junto con nuestro Dios Padre Madre. La asistencia que
se nos está otorgando en este tiempo para logra justo eso, no tiene precedente. Nunca
hemos estado tan cerca.

Debido a las maravillosas actividades transformadoras de vida que se han llevado a cabo
durante los pasados años, estamos ahora en una posición para recibir más Luz desde el
Corazón de nuestro Dios Padre Madre, de lo que hemos sido capaces de soportar desde la
"caída" de la Humanidad, que ocurrió hace eones.

Cada día y hora nuestras Presencias Divinas nos están ayudando, con la asistencia de toda
la Compañía del Cielo, para dejar ir cualquier equipaje de nuestros pasados o del
presente, que nos esté impidiendo alcanzar nuestro potencial superior. Cualquier
experiencia que hayamos tenido en cualquier marco de tiempo o dimensión, que nos esté
impidiendo experimentar el Cielo en la Tierra, puede ser LIBERADA ahora en amor y
transmutada hacia la Luz.

Parece como que sería muy fácil solo dejar ir cualquier cosa que nos cause dolor, pero de
hecho, es extremadamente difícil. Como ven, hemos estado viviendo en esas dolorosas
condiciones durante tanto tiempo, que incluso cuando estamos sufriendo, es todo lo que
recordamos.

Nuestros egos humanos inferiores basados en el miedo, siguen diciéndonos, "Aunque soy
miserable, cuando menos es algo familiar". El miedo a lo desconocido es tan grande que
nuestros egos piensan, "Es mejor enfrentar al diablo que conozco que encontrar lo que no
conozco". Lo que hemos olvidado es que no somos solo víctimas abofeteadas por los
caprichos del Universo. Estamos creando nuestras propias realidades muy científica y
específicamente. Cada pequeña cosa que está ocurriendo en nuestras vidas, involucrando
a cualquier persona, lugar, condición o cosa, es un resultado directo de los pensamientos,
palabras, acciones y sentimientos que hemos expresado, desde que fuimos exhalados en
un principio desde el corazón de Dios Padre Madre. Ni un solo evento es accidental, por lo
tanto, estamos en la posición para co-crear, junto con nuestros Amados Padres Divinos,
exactamente lo que percibimos como el Cielo en la Tierra. No tenemos que temer lo
desconocido. Cuando estamos creando el Cielo en la Tierra no hay nada desconocido - solo
potencial no manifiesto, el cual, cuando se crea el Cielo en la Tierra, siempre es glorioso.

Entonces, ¿qué significa todo esto?. Significa que momento a momento, estamos
recibiendo una ayuda sin precedente desde Lo Alto, para transmutar la negatividad de
nuestro pasado y LIBERARLO en amor. Nuestros Seres Divinos nos dirigen a través del deseo
de nuestro corazón. Si estás sintiendo el deseo del corazón de transformar tu vida,
entonces responde a tu Llamado Interno. Invoca a la Compañía del Cielo por ayuda, y
cualquier bloqueo o resistencia será limpiado.
Durante cada una de las increíbles actividades de la Luz que leerás en este libro, hubo,
cuando menos cientos, algunas veces miles, y otras veces cientos de miles y en pocas
ocasiones, millones de personas encarnadas en la Tierra participando consciente y
activamente en los eventos. Estoy compartiendo esa información como una palabra de
aliento para dejarlos saber que el número de Trabajadores de la Luz despiertos en el
Planeta, es una legión que crece diariamente. Nuestra Victoria está asegurada, ¡Y ya no
hay marcha atrás!

La Jerarquía Espiritual nos ha prometido que cualquiera que acepte esta Oportunidad
Divina, recibirá una Unción por parte de su Ser Divino y de nuestro Dios Padre Madre, para
mostrar la profunda gratitud y apreciación que estos Seres tienen por nuestro generoso
servicio a la Luz. ¡Este es nuestro momento!.

Esta es la oportunidad que hemos estado esperando, cuando podremos, al fin, dejar ir las
experiencias negativas de nuestras vidas para movernos jubilosamente hacia la energía, la
vibración y la conciencia del Cielo en la Tierra.
Pide claridad a tu Ser Divino. Escucha tu corazón y responde de acuerdo con tus impulsos y
anhelos.
Somos verdaderamente bendecidos al ser capaces de participar conscientemente en el
glorioso renacimiento de esta dulce Tierra y de toda Su vida.

Todos hemos venidos a salvar a la Tierra, y ¡NUESTRO MOMENTO HA LLEGADO!

Capítulo 2 - ¿De Dónde Viene esta Información?

Quisiera abordar esta pregunta ahora, para que conforme sigas leyendo este libro, tengas
una comprensión más clara sobre la fuente de esta información.

Esta es una pregunta muy razonable e importante, pero es un tema que no había abordado
formalmente hasta este momento. La razón para esto, es porque sé que lo más
importante que puedo hacer es facultar a cada uno que se ponga en contacto con la
información que estoy compartiendo, para que SEPA que no hay una sola cosa que yo
pueda comunicarte a la que no puedas acceder por ti mismo en los Reinos de la Verdad.

Pareciera que estamos buscando siempre fuera de nosotros a alguien que sea más
Iluminado para que nos de las respuestas que estamos buscando, pero lo más que
cualquiera puede hacer en este punto de nuestra evolución, es recordarnos la Verdad que
ya está resplandeciendo dentro de nuestras propias Flamas del Corazón. Es por esto que
es mucho más importante que cada uno de nosotros tome la información que se nos
presenta y sin importar de donde diga que proviene la fuente de la información, le
pidamos a nuestros Seres Divinos que hagan brillar la Flama de Verdad Iluminada a través
de cada palabra. Entonces debemos pedirle a nuestros Seres Divinos que permitan que
resuene como verdad en nuestros corazones, solo aquello que esté en alineación con
nuestros Planes Divinos.

Si un Angel de Dios se aparece ante ustedes y les da una “Perla de Sabiduría”, pero su
corazón les dice algo diferente, ¡ESCUCHEN A SU CORAZON! Si es verdaderamente un
Angel de Dios entregándoles un regalo de conocimiento, que despertará un recuerdo
dentro de ustedes y mejorará su Crecimiento Espiritual, entonces el Angel continuará
presentando “la Perla de Sabiduría” en diversas formas suaves y amorosas, hasta que
puedan escuchar la Verdad y le permitan resonar en su corazón. Dios y la Compañía del
cielo son infinitamente pacientes y Ellos prefieren que seamos sumamente cautelosos que
crédulos y descuidados.
La única razón por la que creemos que otra persona sabe más que nosotros, es porque
hemos olvidado quienes somos. Observamos nuestros egos humanos limitados y basados en
el miedo y pensamos que ese fragmento distorsionado de nuestra personalidad externa es
nuestro Ser total. En realidad, TODOS somos reflejos magníficos, multifacéticos y
multidimensionales de nuestro Dios Padre-Madre, que nos hemos estado preparando
durante miles de años para lograr lo que nos hemos hecho voluntarios a hacer en esta
vida. Ya tenemos dentro de nosotros todo el conocimiento, habilidad, talento, valor y
fortaleza para llevar a Dios exitosamente a la victoria. Cada uno de nosotros es un Sol
radiante expresando TODAS las diversas frecuencias de Divinidad que están pulsando en el
Cuerpo Causal de Dios. Somos Dioses y Diosas parados ante el umbral del salto en
conciencia más grande jamás experimentado en NINGUN sistema de Mundos. Estamos al
borde de co-crear una nueva Octava de humanidad divina, expandiendo sin medida el
Cuerpo infinito de Dios, elevando por lo tanto cada partícula de vida alguna vez exhalada
desde el Centro de la Creación, hacia el Amanecer de un Nuevo Día Cósmico.

Está bien, ¿entonces por qué no recordamos eso? Bueno, las razones son complejas, pero
es imperativo que recordemos quienes somos y nos reconectemos con el Sol
multidimensional radiante de nuestros Seres Divinos, en esta coyuntura de nuestro Proceso
de Ascensión, para que cada uno de nosotros pueda llegar a los Reinos de Verdad
Iluminada y penetre en la Mente Divina de Dios. Esto nos permitirá un acceso directo a la
Verdad de nuestros Seres; entonces no tendremos que depender nunca más, de ninguna
fuente externa que nos recuerde nuestra verdadera Realidad Divina o nuestro propósito y
razón de ser.

Finalmente, después de eones de forcejear en el pozo negro de la falsa creación humana y


de luchar para sacar nuestras cabezas sobre el mar opresivo de la negatividad que rodea
al planeta, cada hombre, mujer y niño está en la posición de sanar permanentemente su
separación auto-inflingida de los Reinos de la Verdad Iluminada y de la Divina Mente de
Dios. Es por esto que esta información puede ser discutida ahora abiertamente. En el
pasado, solo los Adeptos, los Grandes Iniciados y los Avatares, podían manejar elevarse en
conciencia con la suficiente efectividad, como para penetrar en los Reinos de la Verdad y
del Conocimiento Divino. Discutir este proceso en ese tiempo solo hubiera incrementado
la sensación de separación y hubiera hecho sentir a la gente más indigna, lo que hubiera
exacerbado nuestra tendencia a buscar respuestas fuera de nosotros. Sin embargo, ese ya
no es el caso. Ahora todos nosotros tenemos la habilidad para alcanzar los Reinos de la
Verdad. Como es siempre el caso, habrá quienes reconozcan este hecho primero y prueben
las aguas. Gradualmente, poco a poco, otros verán que este proceso está disponible
también para ellos. Entonces, uno a uno, tomarán ventaja de la oportunidad a la mano y
se elevarán en conciencia hacia el Sol multidimensional de su Verdadera Realidad Divina y
experimentarán de primera mano los Reinos de Verdad Iluminada.

Nunca fue la intención de Dios que nos separáramos de la Verdad y nos hundiéramos
dentro de nuestro cenagal, humanamente creado, de caos y confusión. De hecho, en un
principio se nos proporcionó todo para mantenernos en constante comunicación con todos
los aspectos multifacéticos y multidimensionales de nuestra propia Divinidad. En el
principio, nuestra Presencia Divina, que es un Sol radiante tremendo que pulsa en los
Reinos de la Perfección, proyectó un aspecto minúsculo de Sí Mismo (el equivalente a un
Rayo de ese Sol) hacia el plano físico de la Tierra, para experimentar esta escuela de
aprendizaje. El propósito de esta encarnación física en la Tierra, era para que
aprendiéramos cómo usar nuestras facultades creativas de pensamiento y sentimiento,
para co-crear expresiones más grandes de Divinidad en la forma física. El Intento Divino
original, era que nos mantuviéramos totalmente conectados con los Reinos Celestiales de
Perfección, para que pudiéramos cumplir la Ley Universal “Como es arriba, es abajo.” Con
el fin de hacer esto, teníamos Doce Fibras Solares de ADN, que funcionaban como un
sistema de comunicación muy elaborado entre nuestros Seres Divinos y nuestras Presencias
Físicas. Adicionalmente a nuestras Doce Hélices de ADN, nuestros hemisferios derecho e
izquierdo estaban perfectamente equilibrados. Esto permitía la función perfecta de
nuestros centros cerebrales: las glándulas pituitaria, pineal e hipotálamo y los centros
ganglios en la base de nuestros cerebros. Estos centros cerebrales activados, abrieron los
Centros de Iluminación dentro de nuestras cabezas, nuestros Chakras Coronarios. Cuando
un Chakra Coronario está abierto, es el portal que nos conecta directamente con la Mente
Divina de Dios.

En ese momento de nuestra evolución humana, teníamos conciencia total de los Reinos de
Verdad Iluminada. Podíamos pasar fácilmente en conciencia de una dimensión hacia otra.
Podíamos estar con Seres de Luz en los Reinos de Perfección y comunicarnos abiertamente
con Ellos, a través de nuestro corazón abierto y nuestra comunicación telepática mental.
Caminamos y hablamos con la Compañía entera del Cielo, Angeles y Elementales. Al
cambiar conscientemente entre dimensiones a voluntad, éramos capaces de traer todo el
conocimiento y la sabiduría desde los Reinos de Verdad hacia el plano físico y proyectar
esos patrones de perfección dentro de nuestra realidad física, a través de nuestros
pensamientos, palabras, acciones y sentimientos. No había ningún “velo de maya” para
distorsionar nuestra percepción. El reino psíquico astral de la falsa creación humana no
existía.

En ese tiempo, podíamos cambiar sin esfuerzo nuestra conciencia hacia los Reinos
Superiores y comunicarnos directamente con nuestro Dios Padre-Madre y con todos los
miembros de la Jerarquía Espiritual. Juntos podíamos crear planes que expandirían las
fronteras del Reino del Cielo en la Tierra.

Fue solo después de que comenzamos a experimentar con nuestro regalo de vida y que
empezamos a “Compartir del árbol del conocimiento del bien y del mal” que creamos
patrones de pensamiento que estaban en conflicto con la Voluntad de Dios,
manifestándose por lo tanto como el “velo de maya”, que resultó eventualmente en
nuestra “caída” y separación desde los Reinos de la Verdad. El “velo de maya” o el “velo
de la ilusión” es la acumulación de cada electrón de preciosa energía de vida que la
Humanidad ha calificado mal. Este “velo” es llamado el plano psíquico astral. Este está
constituido con los patrones negativos de los pensamientos, palabras, acciones y
sentimientos de la humanidad, que no han sido transmutados de vuelta a su perfección
original, a través del poder del Amor Divino y el Perdón. Esto significa literalmente, los
electrones y partículas subatómicas de energía en cada pensamiento, palabra, acción o
sentimiento, que la Humanidad haya liberado y que no están expresando la pureza con la
que estaban pulsando, cuando entraron por primera vez a nuestros Seres como nuestro
regalo de vida de Dios.

Conforme las frecuencias pesadas de nuestros pensamientos distorsionados comenzaron a


acumularse, a través y alrededor de nuestros cuerpos físicos y del cuerpo de la Madre
Tierra, “caímos” en tal densidad, que nuestras Doce Hélices de ADN hicieron corto circuito
hacia la Doble Hélice de ADN que nuestros científicos han “descubierto” ahora. Aunque
esta Doble Hélice de ADN contiene varios billones de códigos genéticos, es aún lo mínimo
suficiente para sostener la conciencia cerebral. Cuando esto sucedió, cerramos nuestros
Centros del Corazón para que no sintiéramos tanto dolor. Esto bloqueó el flujo de la
Polaridad Femenina de Dios, que activaba nuestros hemisferios derechos del cerebro y
nuestras naturalezas sensibles. En consecuencia, nuestros cerebros derechos se volvieron
casi dormidos, lo que causó que los centros dentro de nuestros cerebros se atrofiaran.
Esto resultó en el cierre de nuestros Chakras Coronarios de Iluminación.
Este trágico escenario nos cortó tan completamente de los Reinos de Verdad y de nuestros
Seres Divinos, que comenzamos a desarrollar otro aspecto de nuestra personalidad,
nuestro ego humano. Este parte fragmentada de nuestra conciencia, está basado en el
miedo y funciona estrictamente para gratificar a los sentidos físicos. Nuestros egos
humanos perciben el plano físico como la única realidad y a nuestros cuerpos físicos como
la totalidad de lo que somos. Es innecesario decir que esta distorsión de la Verdad nos ha
manipulado durante milenios y siglo tras siglo hemos estado luchando por reconectarnos
con nuestros Seres Divinos y con los Reinos de Verdad. En su lugar, nuestros egos humanos
nos han manipulado hacia frecuencias más y más densas de falsas creaciones humanas,
separándonos aún más de los Reinos de Perfección y creando mayores problemas que
enfrentar en el reino psíquico astral.

El plano psíquico astral contiene, no solo formas de pensamiento destructivas, nubes de


nuestros patrones de comportamiento depravado y disfuncional y la energía asociada con
todas nuestras emociones tumultuosas, también contiene almas desencarnadas atrapadas
y espíritus confinados a la tierra.

Cuando dejamos la Tierra a través del proceso que llamamos “muerte”, somos
magnetizados con nuestra misma vibración. Si experimentamos una vida
excepcionalmente negativa, algunas veces no podremos pasar a través del “túnel” en el
plano físico astral hacia la Luz. Algunas veces somos jalados hacia el plano psíquico astral
de la falsa creación humana y nos quedamos temporalmente atrapados allí. Este no es
nunca nuestro Plan Divino y cuando esto ocurre, siempre hay mensajeros de Dios que
entran a ese reino para tratar de convencernos de movernos hacia las escuelas superiores
de aprendizaje, a donde se supone que debemos ir entre nuestras experiencias Terrestres.

Desafortunadamente, algunas de esas almas atrapadas eligen permanecer en el plano


psíquico astral. Vagan por la Tierra, haciendo estragos en las vidas de las personas que
todavía habitan en el plano físico. Algunas de estas almas desencarnadas han estado
atrapadas por tanto tiempo, que han degenerado en lo que hemos etiquetado como
entidades demoníacas. Se han separado verdaderamente de Dios y están “perdidas” en
todo el sentido de la palabra.

Es muy importante para nosotros comprender realmente en este momento, que este reino
no tiene nada que ver en absoluto con Dios. Fue creado exclusivamente por la Humanidad,
a través del mal uso de nuestro libre albedrío y del abuso de nuestro regalo de vida.
Aunque las religiones del mundo han malinterpretado lo que es este reino y han dicho que
es el infierno y que fue creado por Dios para castigarnos, ese es un malentendido. El reino
psíquico astral es por supuesto lo que podríamos llamar infierno, pero es una creación
humana y no tiene nada que ver con el Plan Divino para este Planeta. Está en el proceso
de ser transmutado de vuelta a la Luz a través de la infinita Misericordia y Compasión de
nuestro Dios Padre-Madre y de las constantes invocaciones de los Trabajadores de la Luz
en la Tierra, de Perdón y Amor Divino.

El problema es que esta dimensión ha caído tan bajo dentro de las frecuencias de la
discordia y el pandemónium, que no comprende la oportunidad que se le está dando para
retornar a su Intención Divina original. En Consecuencia, está haciendo todo lo que puede
para evitar que el resto de nosotros se mueva hacia la Luz, de ahí la extrema confusión y
falsedad que está ocurriendo en la Tierra. Este reino sabe que no somos estúpidos, así que
no dicen, “Soy la fuerza siniestra y he venido a arruinar tu vida.” Ellos dicen “Soy dios,
sígueme.” Por lo tanto, si una persona está intentando obtener información de una fuente
en otra dimensión y el o ella, no ha tomado las precauciones o el tiempo para atravesar el
plano psíquico astral hacia los Reinos de Verdad Iluminada antes de abrir su mente y
corazón, el o ella terminarán en medio de ese reino de engaño. Una vez que una persona
ha contactado con una entidad en esa dimensión, la entidad puede decir que es quien sea.
Puede decir que es Jesús, la Madre María, Buda, San Germain, un Angel, un ser amado que
ha muerto o cualquiera bajo el Sol. La entidad de engaño siempre nos dará suficiente
Verdad de acuerdo a nuestros propios sistemas de creencias, para hacernos creer que es
confiable, pero entonces tejerá astutamente su plan de falsedad, que SIEMPRE está
diseñado para mantenernos atrapados en la negatividad y para evitar que nos movamos
hacia la Luz.

Nuestro amado Jesús nos dijo que en estos días finales escucharíamos “Mira estoy aquí y
mira, estoy allá, pero solo por sus obras serán conocidos”.

En el inicio de este siglo (1900), nuestro Dios Padre Madre otorgó una Dispensación
Cósmica, para permitir que los Seres de Luz de los Reinos Celestiales, pasaran a través del
velo para encontrarnos a la mitad del camino. Esto mejoró grandemente nuestra habilidad
para reconectarnos con los Reinos de Verdad, pero todavía teníamos que luchar por
atravesar el denso velo de la falsa creación humana, con el fin de conectar con los Seres
de Luz que estaban esperando pacientemente para recordarnos quienes somos y por qué
estamos aquí.

Comenzaron a aparecer varias modalidades en la pantalla de la vida para ayudarnos a


atravesar el “velo.” Desarrollamos la canalización consciente, la canalización en trance,
la escritura automática, las lecturas psíquicas, las cartas de tarot, las tablas ouija, los
péndulos, los cristales y otros diversos medios para acceder a la información. El problema
con todas esas técnicas, por supuesto, es que a menos de que fuéramos capaces de elevar
nuestras vibraciones y nuestra conciencia, con la suficiente eficiencia para traspasar el
“velo de maya” para encontrarnos con los Seres de Luz a la mitad del camino, éramos
vulnerables de ser engañados y burlados por las almas atrapadas en el plano psíquico
astral de la falsa creación humana. Estas voluntariosas entidades están comprometidas a
mantenernos atrapados en el puño del efluvio humano.

Dios no dará un electrón de preciosa energía de vida para sostener el plano psíquico astral
de la falsa creación humana. En consecuencia, la única forma en que esa dimensión de
caos puede sobrevivir, es viviendo como parásitos de nuestra energía negativa. Cada vez
que estamos enojados, temerosos, deprimidos, odiosos, tristes, mezquinos, negativos,
críticos o cualquier otra expresión de vida discordante, energizamos el plano psíquico
astral alrededor de la Tierra. Es por esto que esta dimensión está comprometida a
mantenernos atrapados en el dolor y el sufrimiento. Está tratando desesperadamente de
evitar que nos reconectemos con los Reinos de Verdad y Ascendamos hacia la Armonía y el
Equilibrio de nuestros Seres Divinos.

Durante este tiempo de despertar sin paralelo, la Humanidad en masa, está comenzando a
percibir la Luz y a recordar nuestra Divinidad. Esto está causando que las almas atrapadas
en el plano psíquico astral, redoblen sus esfuerzos para bloquear nuestra Ascensión hacia
la Luz. Ese reino está en pánico con el consiguiente pandemónium. Los profetas antiguos
percibieron este momento y proclamaron que, “En los días finales, Satán estará suelto en
la Tierra.” Como resultado de nuestro despertar y de la resistencia del plano psíquico
astral, existe una tremenda confusión e interferencia.

No solo existe mucha desinformación y falsa información, también hay un nivel nuevo de
engaño más allá de lo que hayamos experimentado jamás. Esta confusión no es casual. Es
la interferencia deliberada de las fuerzas del desequilibrio, que están luchando con garras
y dientes para mantener a la Tierra en su estado presente de disonancia, para que no
logre la fase siguiente de su Plan Divino, que es su gloriosa Ascensión hacia las Octavas de
Perfección de la Cuarta y Quinta Dimensiones.
Con el fin de traspasar este reino de engaño y alcanzar los Reinos de Verdad Iluminada, no
necesitamos estar involucrados en canalizaciones conscientes, canalizaciones en trance,
escritura automática, lecturas psíquicas, cartas de tarot, tablas ouija, péndulos, cristales
o cualquier otro medio para acceder a la información, que puede ser manipulado y
distorsionado sin nuestro conocimiento, por las fuerzas del desequilibrio en el plano
psíquico astral. Una vez que sanemos nuestra separación de nuestros Seres Divinos,
podemos Ascender en conciencia hacia los Reinos de Verdad y comunicarnos
telepáticamente con nuestro Dios Padre-Madre y con la Compañía del Cielo, a través de
una mente y corazón abiertos sin la obstrucción del “velo de la ilusión” que rodea a la
Tierra.

El ejemplo más común que tenemos de este proceso, es lo que la gente describe cuando
pasa por una experiencia cercana a la muerte. Esas experiencias varían mucho, pero lo
que la gente reporta más consistentemente, es que tienen la sensación de viajar a través
de un túnel oscuro hacia una Luz brillante. El “túnel oscuro” es su pasaje a través del
plano psíquico astral hacia los Reinos de la Verdad Iluminada. Una vez que entran a la Luz,
tienen la experiencia de recordar y despiertan hacia una abundancia de conocimiento,
que se dan cuenta que siempre ha estado dentro de ellos. Comprenden que aunque el
conocimiento ha estado allí, en el denso plano Terrestre no podían accederlo.
Generalmente experimentan un corazón abierto y una comunicación mental telepática
con la Presencia tangible de un Ser Divino y abrazan plenamente el increíble Amor, la Paz
y la Verdad de los Reinos de la Luz.

Las personas que regresan a compartir su experiencia, eligen regresar o les dicen que
deben regresar y terminar su misión en la Tierra. Conforme ellos vuelven a entrar en la
atmósfera de la Tierra y pasan a través del “túnel” hacia sus cuerpos físicos, algunas
veces olvidan las particularidades de lo que recordaron en los Reinos de Luz, pero saben
que tienen una abundancia de conocimiento pulsando dentro, al que accederán algún día.
Su conexión con ese Reino de Paz Eterna y de Luz es un transformador de vida y nunca
vuelven a experimentar este plano físico de la misma forma.

Estamos entrando ahora a un tiempo maravilloso y glorioso cuando, como lo afirman las
Revelaciones, “el misterio de Dios será realizado.” El “velo de la ilusión” está siendo
transmutado gradualmente hacia la Luz y ya no tenemos que “morir” con el fin de
alcanzar los Reinos de Verdad Iluminada. Nuestras Doce Fibras Solares de ADN se están
volviendo a tejer, reconectándonos con los Reinos de Perfección y nuestros cerebros
derechos y centros cerebrales están siendo activados. Esto está permitiendo que nuestros
Chakras Coronarios de Iluminación se abran una vez más hacia la Mente Divina de Dios y
por fin somos capaces de Ascender en conciencia y caminar y hablar con los Angeles, Seres
Ascendidos y Cósmicos y los Elementales. A lo largo del Mundo, muchas almas que están
despertando, están llegando hacia las Octavas de Luz en donde la Sabiduría Sagrada de las
Edades es accesible para todos y es, de hecho, conocimiento común. Esas almas están
trayendo la Verdad de vuelta a la Tierra para el beneficio de toda la Humanidad.
Desafortunadamente, esto está ocasionando que el reino psíquico astral se esfuerce aún
más para confundir el asunto, contaminando la Verdad. Por lo tanto, también es el
momento, más que nunca antes, para invocar el impulso pleno de Inteligencia Divina
Discerniente, Razón y Sentido Común.

El Conocimiento Sagrado que se comparte en este libro es revelado para nosotros desde
los Reinos de Verdad Iluminada, a través de un corazón abierto y una comunicación
telepática mental, conforme Ascendemos en conciencia hacia las Octavas de Verdad y
caminamos y hablamos con los Seres de Luz en los Reinos de Perfección. La información se
nos da para aumentar lo que ya sabemos y para darnos mayor claridad y nuevos niveles de
comprensión y de conciencia. Está corrigiendo falsas percepciones previas y
expandiéndonos hacia nuevas Octavas de Sabiduría y Conocimiento. Esta información nos
ayudará a través de nuestros cambios Terrestres, dejándonos ver claramente la
Intervención Divina y la ayuda que se nos está otorgando desde Arriba, y ha sido revelada
ahora con el único propósito de darnos el valor, la fortaleza, la confianza y el compromiso,
para perseverar hacia nuestro Logro Victorioso de Dios en la Luz.

Aún habiendo dicho eso, quiero afirmar claramente que no deseo que acepten nada como
VERDAD solo porque alguien les dijo que lo es. Tomen cada palabra que lean en este libro
y pasen a través de ellas la Fama de la Verdad Iluminada. Pidan la Presencia de Dios en su
corazón para filtrar cualquier rastro de conciencia humana y acepten SOLAMENTE las
palabras que resuenan en su corazón como “¡¡¡la Verdad que los hará LIBRES!!!”

En lo que concierne al plano psíquico astral, este NO TIENE ABSOLUTAMENTE NINGUN


PODER SOBRE LA LUZ. Incluso la noche más oscura no puede prevalecer sobre una sola
flama de vela.

Todo lo que tenemos que hacer para reconectarnos con los Reinos de Verdad Iluminada, es
invocar la Luz de Dios que es siempre Victoriosa y que nos envuelve en un Campo de
Protección invencible. Entonces debemos ordenar que solo la Verdad más pura desde los
Reinos superiores de Perfección, entre a nuestra conciencia, mientras Ascendemos hacia
las Octavas de Luz. Mientras nuestra sincera INTENCIÓN sea ser la fuente más grande de
luz y Bienestar en el Planeta que seamos capaces de ser, sin el menor pensamiento de ego
o auto-engrandecimiento, las puertas del cielo se abrirán para nosotros y nos
convertiremos en una puerta abierta de Luz Divina y de Sabiduría que nadie puede cerrar.

Seremos elevados hacia los Reinos de Verdad Iluminada, en donde nos comunicaremos
tangiblemente con los Seres de luz y penetraremos en la Divina Mente de Dios,
despertando dentro de nosotros la Sabiduría de las Edades. Entonces seremos capaces de
traer claramente la sabiduría y el conocimiento que pulsa allí, para el beneficio de toda la
vida evolucionando en la Tierra.

Con el fin de que algo se manifieste en el plano físico de la Tierra, la Luz prima de Dios sin
forma para esa creación particular, debe fluir a través de la Flama de Divinidad del
Corazón de alguien habitando en la Tierra. Somos verdaderamente las Manos de Dios en el
mundo de la forma y estamos aquí para reclamar esta Tierra y para restaurarla a su
Intención Divina original, que es el Cielo en la Tierra. Nos hemos estado preparando
durante miles de años para la Misión Divina que nos hemos hecho voluntarios para cumplir
EN ESTA VIDA. ¡El Momento Cósmico es AHORA!

Capítulo 3: ¿Qué es la Nueva Era… realmente?

Con el fin de comprender verdaderamente el significado de este momento en la Tierra, es


importante para nosotros aclarar toda la confusión y falsa información que está siendo
arrojada en relación al concepto de la Nueva Era.

Mi amiga Kay Meyer y yo, fundamos y nombramos nuestra organización no lucrativa "The
New Age Study of Humanity's Purpose, Inc." El Estudio de la Nueva Era del Propósito
Humano. Fue hace muchos años, mucho antes de que el término Nueva Era se convirtiera
en una mala palabra. Durante los 1980's, cuando comenzó a asociarse mucha falsa
información, confusión y miedo con las palabras "Nueva Era," le pregunté a los Seres de
Luz en los Reinos Celestiales, si no sería mejor para nosotros cambiar el nombre de la
organización. Ellos respondieron "absolutamente no." En su lugar, debemos educar e
informar a las personas sobre la Verdad de la Nueva Era.
La realidad es que actualmente estamos en el alba de una Nueva Era y sería inapropiado
evitar esa Verdad solo por la falta de comprensión de la humanidad y sería faltar a nuestra
palabra sobre la razón misma por la que fundamos, en primer lugar, nuestra organización
educativa.

Por lo tanto, solo por un momento, por favor hagan a un lado cualquier noción
preconcebida que tengan sobre la Nueva Era y lean estas palabras con una mente y
corazón abiertos y desde un lugar de neutralidad.

Contrariamente a todo el clamor y el miedo que se ha proyectado en el término Nueva


Era, la Nueva Era NO es una religión, NO es un movimiento, NO es una filosofía en
particular, No es el foro para el encanto psíquico-astral, el fenómeno OVNI, la brujería, lo
oculto, los cristales, las cartas de tarot, los péndulos, los fantasmas o duendes y
ciertamente NO es el trabajo del demonio.

¡LA NUEVA ERA NO ES NADA MÁS QUE UN LAPSO DE TIEMPO!

No es más "trabajo del demonio" que lo que sería un nuevo día o un nuevo mes, año, siglo
o milenio.

Conforme nuestra Tierra gira en Su eje una vez cada veinticuatro horas, experimentamos
un nuevo día. Al girar alrededor del Sol una vez cada 365 días y ¼, experimentamos un
nuevo año. Durante la órbita de la Tierra alrededor del Sol, Ella pasa muy rápidamente a
través de los campos de fuerza de doce constelaciones que rodean al Sistema Solar.
Nosotros llamamos al tiempo que pasa en el abrazo de cada constelación
(aproximadamente 28-31 días) un Ciclo Solar y los Ciclos Solares corresponden bastante
con nuestros meses, comenzando con Capricornio (21 de diciembre - 19 de enero) y
terminan con Sagitario (23 de noviembre - 20 de diciembre).

Adicionalmente a esos dos movimientos de la Tierra con los que estamos tan
familiarizados, nuestro Sistema Solar completo está girando en una órbita mucho mayor,
alrededor de un Sol distante llamado Alción. En esta órbita, la Tierra se mueve muy
lentamente a través del Universo en un desplazamiento que es llamado la Procesión del
Equinoccio. La órbita entera dura aproximadamente 24,000 años.

Cada Equinoccio Vernal, el Sol pasa por el ecuador en un punto ligeramente diferente. El
movimiento se ha medido en aproximadamente 50.2 segundos al año, por lo que le toma
aproximadamente 70 años a la Tierra moverse un grado en esta órbita. Conforme Ella se
mueve lentamente a través del Universo, pasa nuevamente a través de los campos de
fuerza de doce constelaciones. En esta ocasión se mantiene en el campo de fuerza de
cada constelación, aproximadamente 30 grados, lo que da en promedio un tiempo de un
poco más de 2000 años.

El periodo de 2000 años que la Tierra se mantiene en el abrazo de una constelación en


particular, es llamado una ERA. Conforme la Tierra se mueve desde un campo de fuerza de
una constelación, hacia el campo de fuerza de la siguiente constelación, en su viaje en
contra de las manecillas del reloj, esto es llamado una NUEVA ERA.

En este momento presente, estamos finalizando un ciclo de 2000 años y la Tierra se está
moviendo desde el campo de fuerza de Piscis, hacia el campo de fuerza de Acuario, para
comenzar su próximo ciclo de 2000 años.
En los años 1960's, cuando el grupo musical conocido como "La 5ª Dimensión" grabó su
canción "Esta es el alba de la Era de Acuario," nos estaban diciendo la verdad.

¿Entonces por qué existe tanta confusión? ¿Por qué existe tanta información falsa,
desinformación y miedo, saliendo a la superficie sobre esta Nueva Era?

Bueno, existen varias razones para eso, pero la información que está surgiendo ahora
desde los Reinos de la Verdad Iluminada, nos ayudará a disipar la confusión y a mejorar
grandemente nuestra claridad en esta materia.

Todo está conformado de energía, vibración y conciencia. Cada una de las doce
constelaciones que rodean nuestro Sistema Solar, pulsan con su propio y único campo de
energía de Luz de Dios. Cada constelación refleja uno de los Doce Aspectos Solares de
Deidad, que resuenan en el Cuerpo Causal de Dios. Conforme la Tierra se mueve
lentamente a través del campo de fuerza de una constelación en particular, es bañada con
el Aspecto Solar de Deidad que fluye a través de esa constelación durante un ciclo entero
de 2000 años. Las Cualidades de Dios asociadas con ese Aspecto de Deidad específico,
fluyen hacia el Planeta y conforme se acumula el impulso a través del ciclo de 2000 años,
ayudan a toda la vida evolucionando aquí en la Tierra.

Una Nueva Era es un evento muy significativo. Cuando nos movemos desde un campo de
fuerza particular, que ha estado acumulando impulso durante 2000 años, hacia una
frecuencia totalmente diferente de la Luz de Dios, esto crea un mayor cambio de energía,
vibración y conciencia en la Tierra. Para tener una visión minúscula de este fenómeno,
todo lo que tenemos que hacer es observar los cambios de energía que ocurren cuando
tenemos una Luna llena o una Luna nueva. Observen los cambios vibratorios que
experimentamos durante los Eclipses Solares y Lunares. Incluso el paso de los cometas y
las tormentas solares, hacen estragos en nuestros campos electromagnéticos. Solo
imaginen la magnitud de cambio que aguantamos, cuando hacemos un cambio fuera de un
campo de energía que se ha estado acumulando durante 2000 años, hacia un campo de
fuerza totalmente nuevo. ¡Los efectos son asombrosos!

Conforme nos acercamos al cierre de un ciclo de 2000 años y comenzamos a movernos


fuera del campo de fuerza de una constelación, empiezan a desvanecerse las energías.
Este cambio de vibración puede ocurrir en cualquier momento entre 300 y 150 años,
previos al tiempo en el que comenzamos a experimentar el campo de fuerza de la
siguiente constelación. Durante este momento de calma en la vibración, se abre una
ventana de oportunidad y la humanidad es más susceptible a las raras frecuencias de los
Reinos de la Perfección. Dios y la entera compañía del Cielo toman ventaja completa de
este hecho.

Conforme se abre la ventana de oportunidad, los Seres de Luz en los Reinos de la Verdad
Iluminada, evalúan muy cuidadosamente lo que está sucediendo en la Tierra. Ellos
observan el progreso de la Humanidad y conciben un plan que sienten que proporcionará
la máxima ayuda para la Humanidad y para la Tierra, en nuestro proceso evolutivo,
durante el nuevo ciclo de 2000 años. Esto se hace en cooperación con los Seres Divinos de
toda la vida que está evolucionando en la Tierra en ese momento.

Antes de la "caída" de la Humanidad, esta ventana de oportunidad fue utilizada por la


Jerarquía Espiritual, para bañar las conciencias de la Humanidad con el conocimiento y la
sabiduría, para nuestro siguiente nivel de desarrollo Espiritual. Esto nos llevó suavemente
hacia la siguiente octava de nuestra auto-maestría. Sin embargo, después de la "caída"
todo cambió. En lugar de usar esta oportunidad para mejorar nuestro crecimiento
Espiritual, tuvo que ser usada para idear planes para rescatarnos de nuestras propias
falsas creaciones y auto-destrucción.

Discutiré la "caída" y cómo ocurrió en detalle en otro capítulo, pero para efectos de
claridad aquí, describiré los planes que han sido implementados a través de la "ventana de
oportunidad" durante las pasadas experiencias de Nueva Era.

Hace varias Edades, la Tierra se estaba retorciendo en las profundidades de la ignorancia y


el sufrimiento, cuando comenzó a abrirse la ventana de oportunidad para la Nueva Era
que despuntaba. En ese tiempo era muy raro que alguien sacara su cabeza sobre el charco
de lodo de la falsa creación humana, lo suficiente como para lograr realmente la
Iluminación Espiritual, pero ocasionalmente algún alma tenaz y valerosa lo hizo. Esto le
permitió a esa alma lograr su Ascensión hacia las escuelas superiores de aprendizaje, para
completar entonces su experiencia Terrestre.

Conforme se abría esa ventana de oportunidad para esa Nueva Era naciente, la Jerarquía
Espiritual evaluó la necesidad del momento en la Tierra y diseñó un experimento que
nunca había sido intentado antes. Nuestro Dios Padre Madre otorgó una dispensación
especial, que le permitió a las almas Espiritualmente desarrolladas, que habían logrado su
Ascensión en la Tierra, bajar sus frecuencias de vibración para que sus formas físicas
pudieran ser vistas por el resto de la Humanidad.

Cuando un alma logra su Ascensión, asciende hacia la frecuencia del Cuerpo de Luz, que
generalmente vibra más allá de lo que podemos ver con nuestra visión física. Una simple
demostración de esto es lo que experimentamos cuando observamos un ventilador. Si el
ventilador está girando a baja velocidad, podemos ver claramente las aspas individuales,
pero conforme aumentan las revoluciones, las aspas se vuelven invisibles a nuestra visión
física. Sin embargo, si la vibración de los conos de nuestros ojos se incrementara a la
misma frecuencia que las revoluciones del ventilador, podríamos ser capaces de ver las
aspas individuales.

La Jerarquía Espiritual pensó que si tan solo pudiera la Humanidad ver lo que era ser
Ascendido y libre, seríamos motivados para aspirar a niveles más grandes de auto-
maestría. Ellos sabían que si imitábamos los ejemplos de nuestros hermanos y hermanas
más evolucionados, eventualmente recuperaríamos nuestra dirección y lograríamos
nuestra Ascensión en la Luz.

El plan se puso en movimiento y los Seres Ascendidos de la evolución de la Tierra bajaron


su frecuencia de vibración al rango de la visión física. Conforme progresó la Era, la
Humanidad comenzó a estar muy conciente de las habilidades avanzadas de esas almas
altamente evolucionadas. Pero, desafortunadamente, en lugar de reconocer que esos
Seres eran nada menos que nuestros hermanos y hermanas, que habían evolucionado hacia
un nivel superior de auto-maestría, la Humanidad comenzó a Deificar a esos Seres y a
adorarlos. Le imploramos a los Seres Ascendidos que hicieran por nosotros, las mismas
cosas que se suponía que teníamos que aprender a hacer por nosotros mismos. Esto causó
que la Humanidad se hundiera todavía más profundo dentro de la conciencia de
separación y de indignidad, complicando los problemas en la Tierra, en lugar de
ayudando.

Este fue el tiempo referido históricamente en la Mitología Griega, como el tiempo cuando
los llamados Dioses y Diosas caminaron la Tierra.

En el alba de la siguiente Nueva Era, cuando se abrió la ventana de oportunidad, la


Jerarquía Espiritual se dio cuenta de que el plan había fallado y de que la Humanidad
había realmente permitido que los Seres Ascendidos fueran una distracción y un obstáculo,
en lugar de motivarse a ellos mismos para emular su ejemplo. En ese punto, nuestro Dios
Padre Madre retiró su dispensación y una vez más, los Seres Ascendidos aceleraron su
vibración más allá de nuestra visión física.

Esto aterrorizó a la Humanidad y comenzamos a construir enormes estatuas para intentar


reemplazar a los Dioses y las Diosas. Comenzamos a adorar a los ídolos de piedra y
desarrollamos la creencia de que ellos tenían el poder de bendecir o condenar a la Tierra.
Esto creó todavía más caos y perpetuó nuestra espiral descendente.

Debido a que los Dioses y las Diosas, a pesar de todos los intentos y propósitos,
simplemente desaparecieron de la faz de la Tierra sin dejar rastro, los historiadores
futuros no pudieron creer que realmente existieron Seres tan avanzados, así que
clasificaron como mitos las historias sobre ellos.

Es importante para nosotros comprender, que el reflujo y el flujo de estos ciclos de Nueva
Era, pueden no coincidir precisamente con nuestra documentación histórica. Recuerden
que el influjo de esas energías y de los Impulsos Divinos, pueden bañar al Planeta e
influirnos sutilmente durante siglos, antes de que alguien realmente las integre lo
suficiente, como para atraer la atención del mundo exterior para su documentación
histórica.

Después de que los Seres evolucionados ascendieron más allá de nuestra visión física, la
Jerarquía Espiritual ideó un plan de contingencia. Era obvio que el "velo" de la falsa
creación humana que rodeaba al planeta, se había vuelto tan denso que la Luz en la Tierra
era prácticamente inexistente. Me estoy refiriendo por supuesto, a la Luz de Dios, no a la
luz física del Sol. La Jerarquía Espiritual determinó que la necesidad más grande del
momento, era que la Tierra fuera bañada nuevamente con la Luz de Dios.

Con el fin de que algo se manifieste en este mundo físico de la forma, debe ser traído a
través de la Divinidad brillante que está en el corazón de alguien - habitando en esta
dimensión física. En otras palabras, Dios necesita un cuerpo. Dios no solo moverá una
varita y transformará al Planeta. Dios nos dio el don del Libre Albedrío y nosotros somos
responsables de invocar la ayuda que necesitamos, para limpiar el desastre que hemos
creado. "Pidan y Recibirán. Toquen y la puerta se abrirá."

La Jerarquía Espiritual sabía que la única forma en que la Luz de Dios podía retornar a la
Tierra, era si los seres que la habitaban, elevaban su conciencia y traspasaban el "velo de
maya" hacia los Reinos de la Verdad Iluminada. Entonces sería necesario que sostuvieran
abiertos esos portales, mientras la Luz de Dios fluía hacia los Centros de sus Corazones y
era proyectada hacia el plano físico de la Tierra en el Aliento Divino.

Conforme comenzaron a fluir dentro de las conciencias de la Humanidad, el Conocimiento


Sagrado y las técnicas para lograr este plan, a través de la ventana abierta de oportunidad
de la Nueva Era que estaba naciendo, comenzaron a aparecer en la pantalla de la vida la
meditación y la utilización del Prana en el aire, a través de los ejercicios de respiración.

Gradualmente, muchas almas aprendieron como traspasar el velo y alcanzar el "nirvana".


Entonces, conforme magnetizaban la Luz de Dios dentro de las Flamas de su Corazón,
proyectaban esa Luz Divina hacia el plano físico de la Tierra en el Aliento Sagrado. Este
plan tuvo un grado de éxito, pero todavía había muchas almas que estaban firmemente
enraizadas en los conceptos de la adoración a los ídolos y que continuaron adorando
aspectos fragmentados de la Deidad a través de diversos Seres.
Conforme se abrió la ventana de oportunidad para la siguiente Nueva Era, la Compañía del
Cielo se volvió intensamente conciente de que la necesidad más grande de la hora, era
que la Humanidad recordara la Unicidad de Dios. Esta Verdad Divina comenzó a fluir desde
el Corazón de Dios hacia las conciencias de la Humanidad y la realización de la Presencia
de Dios que lo abarca todo, comenzó a registrarse en nuestras mentes y corazones. Nos
dimos cuenta de la futilidad de la adoración a ídolos y comenzamos a enfocar el poder de
nuestras oraciones y atención en la Fuente Universal de toda la vida, a través de la
Doctrina sagrada del Monoteísmo o Judaísmo. Esta Verdad sagrada aceleró enormemente
nuestro progreso, pero debido a la comprensión fragmentada de nuestros egos humanos,
basada en el miedo, fue imposible para nosotros percibirnos como parte de Dios. Esto
ocasionó que distorsionáramos el concepto de la Unicidad de Dios, en un ser Poderoso
fuera de nosotros. Debido a nuestra conciencia de "gusanos indignos en el polvo" sentimos
que merecíamos experimentar toda "la cólera y el castigo" de Dios. Por lo tanto, conforme
progresó la Era, Dios se convirtió en un Dios vengativo y colérico en nuestras mentes y a
través de nuestra auto-flagelación, fuimos acribillados continuamente con la culpa y la
vergüenza. Esto perpetuó nuestra separación de Dios y le dio a nuestros egos humanos un
nuevo combustible para manipularnos y controlarnos.

Después, nos movimos hacia los albores de la Era de Piscis. Esta es la Era que está
llegando ahora a término. En el comienzo de la Era de Piscis, una vez más al abrirse la
ventana de oportunidad, Dios y la Compañía del Cielo evaluaron la gran necesidad del
momento para la Humanidad.

En ese punto en nuestra evolución, era claro que nos habíamos separado tan severamente
de la conciencia de nuestra propia Divinidad, que solo un acto sin precedente de
Intervención Divina, podía sacudirnos fuera de nuestro estado hipnótico de conciencia y
despertarnos hacia la realización de nuestra verdadera Realidad Divina. Era vital que la
Humanidad experimentara ahora el Amor de Dios en una forma manifiesta y tangible y
vivenciara al Dios interno, el Cristo, a través del sendero del Amor Divino.

Se puso en acción un plan increíble y un Ser de Luz magnificente, se hizo voluntario para
venir a la Tierra y demostrarle a la Humanidad la Verdad de nuestra propia Divinidad.

Piscis refleja el Sexto Aspecto Solar de Deidad para la Tierra y contiene dentro de sus
frecuencias, las Cualidades Divinas de la Paz Eterna, la Adoración con Devoción, la
Curación y el Ministerio de la Gracia. El amado Jesús absorbió todo el impulso de estos
Dones Divinos, para ayudarlo en su gloriosa misión. El fue conocido como el Príncipe de la
Paz y trajo las Cualidades Divinas del Sexto Aspecto Solar de Deidad dentro de su Ser, su
símbolo fue el pez, que es el símbolo de Piscis.

Jesús vino a la Tierra en su plena capacidad como un Hijo de Dios. El demostró claramente
para nosotros el estado Iluminado de la Conciencia Crística y el potencial no manifiesto
que yace dormido en cada corazón humano. El nos reiteró una y otra vez nuestro valor
innato como Hijos e Hijas de Dios y nos habló sobre nuestro Derecho Divino de Nacimiento
como Hijos de Dios. Jesús probó que el camino del amor es la única forma y demostró, a
través de su propia crucifixión y resurrección, que la Divinidad interna es inmortal y que la
vida es eterna.

Sus palabras todavía reverberan a través de los Éteres:

Jesús les contestó: "¿No está escrito en la Ley de ustedes: Yo he dicho que son dioses? Juan
10:34

"USTEDES SERAN DIOSES, serán todos hijos del Altísimo." - Salmos 82:6
"En verdad les digo: El que crea en mí, hará las mismas obras que yo hago y LAS HARA AUN
MAYORES..." Juan 14:12

" Todos aquellos a los que guía el Espíritu de Dios son hijos e hijas de Dios. Siendo hijos,
son también herederos; la herencia de Dios será nuestra y LA COMPARTIREMOS CON
CRISTO... Romanos 8:14-17

" Al ver tu cielo, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que has fijado, ¿qué es el
hombre, para que te acuerdes de él? ¿qué es el hijo de Adán para que cuides de él? Un
poco inferior a un dios lo hiciste, lo coronaste de gloria y esplendor. LE HAS HECHO QUE
DOMINE LAS OBRAS DE TUS MANOS, TU LO HAS PUESTO TODO BAJO SUS PIES" salmos 8:3-6

Aunque Jesús expresó continuamente nuestro valor y declaró, "No soy yo, sino el Padre
dentro de mí Quien hace el trabajo," todavía no pudimos aceptar su Verdad. Ay de
nosotros... como había sucedido una y otra vez, nosotros malentendimos su mensaje y una
vez más, nos separamos de El, lo deificamos y esperamos que El hiciera por nosotros las
cosas que vino a enseñarnos a hacer por nosotros mismos.

Jesús sabía que estaba pavimentando el camino para nuestro retorno a la Conciencia
Crística y nuestra Eterna Ascensión hacia la Luz (el Extasis,) también supo que pasaría
tiempo antes de que estuviéramos listos.

El dijo que no en ese momento, sino en el tiempo de la Segunda Venida del Cristo, las
cosas cambiarán en el parpadeo de un ojo. Entonces el Cielo se manifestará en la Tierra;
"Vénganos tu Reino, Hágase tu Voluntad así en la Tierra como en el Cielo." No en sus días,
sino "EN EL DIA DEL SÉPTIMO ANGEL, CUANDO COMIENCE A SONAR, EL MISTERIO DE DIOS
SERA REALIZADO."

La Era de Piscis está finalizando y se está abriendo la nueva ventana de oportunidad. El


Séptimo Angel está comenzando a sonar y estamos experimentando los impulsos iniciales
del campo de fuerza de Acuario. El Séptimo Aspecto Solar de Deidad, que está pulsando
con las Cualidades Divinas de la Libertad, el Perdón, la Misericordia, la Compasión, la
Justicia Divina, la Victoria y la Perfección Física Ilimitada, este aspecto está bañando
ahora a la Tierra. Estamos alcanzando los Reinos de Verdad Iluminada y explorando la
Mente Divina de Dios. El misterio de Dios está siendo realizado y todo está listo para la
Segunda Venida de Cristo.

Estamos en el alba de lo que fue anunciado como la Era Dorada Permanente. Conforme
empieza a fluir el Plan Divino para esta Nueva Era, en la conciencia de la Humanidad, está
barriendo nuestras ilusiones y nuestras percepciones distorsionadas de la Verdad y está
rompiendo los conceptos que han usado nuestros egos humanos inferiores para
manipularnos, manteniéndonos atrapados en el miedo y la ignorancia.

Siempre da temor ver retada nuestra percepción de la Verdad. Cuando esto sucede, es
muy normal que nos aferremos a nuestras creencias con más tenacidad aún, mientras
tratamos desesperadamente de negar durante algún tiempo el nuevo conocimiento y la
sabiduría que se vierten desde los Reinos de la Verdad. Cuando menos en este tiempo no
vamos a ser alimento de los leones ni vamos a ser quemados en la hoguera. Existe algo de
miedo y resistencia, pero el Amor de Dios es increíblemente poderoso y los nuevos niveles
de comprensión son claros y reconfortantes. Solo necesitamos alegrarnos, liberar y dejar a
Dios actuar.

Estamos siendo ceñidos suavemente en los brazos de nuestro Dios Padre Madre, conforme
nos movemos a través de nuestra gloriosa transformación hacia el Cielo en la Tierra y
cuando todo esté dicho y hecho, los Cristianos, Judíos, Budistas, Musulmanes, Hindúes y
las otras religiones dirán, "Lo ven, todo sucedió justo en la forma que pensamos que
sería," y las personas que están despertando al Plan Divino del Creador de la Nueva Era
van a decir, "Lo ven, todo sucedió justo como pensamos que sería".

Todo está en Orden Divino ¡Y la Luz de Dios es Eternamente Victoriosa!

Ahora, regresemos al principio y revisemos brevemente lo que ha sucedido en la Tierra,


para llegar hacia la maravillosa Nueva Era sin precedente, que está naciendo ahora en
toda su gloria y esplendor.

Capítulo 4: ¿Cómo llegamos Aquí desde Allá? - Parte 1

Desde las apariencias externas, parece como si la Humanidad se estuviera retorciendo en


el caos y la confusión, conforme caemos en espiral hacia la inconciencia, acercándonos al
borde de la aniquilación. Sin embargo, en realidad, solo estamos experimentando los
dolores de parto del más glorioso renacimiento que cualquier Planeta haya conocido. Al
contrario de las apariencias externas, este proceso de nacimiento no es una
conglomeración fragmentada de confusos intentos para rescatar a la Tierra. Este proceso
son los esfuerzos combinados del Cielo y la Tierra, sincronizados dentro de una sinfonía de
Luz Divina, dentro del abrazo la ayuda de nuestro Dios Padre-Madre. Es un evento sin
paralelo en los anales del tiempo y cuando se Realice Victoriosamente, estaremos tangible
y físicamente en el esplendor ilimitado y en la Luz infinita del Nuevo Cielo y la Nueva
Tierra.

La Edad de Oro Permanente de iluminación y Libertad Espiritual está amaneciendo y es


tiempo de que conozcamos claramente la ayuda que estamos recibiendo desde Lo Alto.
Nuestra conciencia de la Intervención Divina que se está llevando a cabo en la Tierra, nos
dará la esperanza y el valor que necesitamos para "seguir adelante" conforme levantamos
a esta Tierra y toda Su vida, hacia las Octavas de Perfección Física Ilimitada y Armonía
Suprema.

La Compañía del Cielo ha solicitado que sea escrito este libro, para revelar lo que ha
sucedido en la Tierra para traernos a este momento crítico en la historia de nuestra
evolución. Mucha de esta información nunca ha sido revelada a las mentes conscientes de
la Humanidad. Es solo debido a nuestro increíble avance en la Luz, durante los pasados
años, que puede traerse a nuestra conciencia externa en este tiempo. Conforme leas esta
información, siente la Flama de Divinidad ardiendo dentro de tu corazón mientras se
expande y se expande. Sabe que tu eres una parte integral de este Plan Divino en
despliegue. Sabe que has sido preparado durante miles de años para ayudar en la curación
y la salvación de este Bendito Planeta. Sabe, también, que la razón por la que esta
información se te está revelando, es porque estás listo para participar activamente en las
etapas finales del proceso de nacimiento de la Madre Tierra y sabe que la Verdad sagrada,
revelada en este libro, te ayudará a RECORDAR QUIEN ERES, ¡PARA QUE PUEDAS LOGRAR
LO QUE HAS VENIDO A HAER A LA TIERRA!

¿CÓMO NOS METIMOS EN ESTE LÍO?

Obviamente, Dios no es un sadomasoquista que decidió crear una escuela de aprendizaje,


solo para ver lo increíblemente miserables que serían sus Hijos e Hijas, mientras se
retorcían en las profundidades del sufrimiento humano y la agonía. Entonces, ¿qué fue lo
que sucedió?
Bueno, con el fin de comprender plenamente este momento único en la Tierra,
necesitamos ir hacia atrás hasta nuestro principio, para ver brevemente cómo nuestro
Plan Divino original salió mal.

Existen Galaxias más allá de las Galaxias y Soles más allá de los Soles evolucionando a lo
largo del Universo. Existen otros Sistemas de Mundos que son incontables trillones de años
más viejos que nuestro Sistema Solar y nuevos Sistemas que son todavía más jóvenes que
el nuestro. Esos Planetas y Soles están todos llenos de vida evolucionando en diferentes
niveles de conciencia. Sin embargo, para mantenernos en nuestro propósito, voy a
enfocarme en nuestro Sistema Solar en particular.

Para efectos de claridad, sabe que lo que llamamos "Dios", es la Presencia Divina luminosa
Omnipotente, Omnisciente, Omnipresente y que abarca toda la vida, incluyendo cada
electrón de preciosa energía, evolucionando en cualquier rango de tiempo o dimensión
conocido o desconocido, a lo largo del infinito. Todo lo que existe en cualquier lugar en
toda la Creación, es una "célula" en el Cuerpo de Dios. Sabiendo esto, podemos entonces
comprender que existen miríadas de niveles de Divinidad, que están evolucionando en
diferentes grados de Conciencia Divina, dentro de esa Fuente Universal Unica. Desde la
Presencia que todo lo abarca de Dios, hasta la más diminuta Inteligencia Elemental
pulsando como una partícula subatómica. Todas estas formas de Vida están pulsando como
UN campo de fuerza unificado de Luz.

Esta es la realidad de nuestra Unicidad y cada expresión singular de vida afecta a todo el
Cuerpo de Dios. Cada pensamiento, palabra, acción o sentimiento que tenemos, cambia
las dinámicas de todo el Universo. En cualquier momento dado nosotros estamos, ya sea
aportando a la Luz del Mundo o aportando a las sombras. Esta es realmente una
responsabilidad imponente ¿no es así?

Dios creó Sistemas Solares y escuelas de aprendizaje para las expresiones individualizadas
de su Ser (los Hijos e Hijas de Dios,) para expandir las fronteras de divinidad. Al crear
Hijos e Hijas e investirlos con las facultades creativas de pensamiento y sentimiento y el
don del Libre Albedrío, Dios sabía que experimentaríamos toda la Creación y
regresaríamos con nuevas ideas, que expandirían la Divinidad hacia nuevas e inexploradas
expresiones de Dios, expandiendo entonces, eternamente, el Cuerpo de Dios.

La Intención Divina de este plan, por supuesto, era que usáramos nuestro Libre Albedrío
para el solo propósito de decidir cómo co-crear, junto con nuestro Dios Padre-Madre,
Octavas de Perfección más y más grandes. Nunca fue la intención de nuestros Padres
Divinos, que usáramos nuestro Libre Albedrío para distorsionar la sustancia de Luz prima
sin forma proveniente del Centro de la Creación, en las grotescas mutaciones de
enfermedad, dolor, muerte, pobreza, carencia, limitación, odio, guerra, corrupción,
crimen, plagas, pestilencia, hambrunas, terremotos, condiciones climatológicas adversas,
inhumanidad de unos con otros, abuso de los reinos animal y natural y todos los otros
males que están clasificados bajo la etiqueta que representa lo inverso de "VIVIR"... que
es "MALVADO" o de "VIVIVDO"... que es "DEMONIO" [N.T. en este último párrafo hace alusión
a las palabra como se escriben en el idioma Inglés, Vivir se escribe LIVE, que escrito al
revés es EVIL, lo que significa Malvado, o malo, y Vivido se escribe LIVED, que al revés es
DEVlL, lo que significa demonio.]

Desafortunadamente, mucho antes de que nuestro Sistema Solar fuera creado, en


Universos muy distantes, algunos de los Hijos e Hijas de Dios en evolución, usaron sus
facultades creativas de pensamiento y sentimiento, para crear patrones de pensamiento y
sentimiento fragmentados, que no reflejaron la Voluntad de Dios. Gradualmente,
conforme estos patrones de imperfección se reflejaron en la sustancia de Luz prima, se
comenzaron a formar mutaciones de vida que afectaron adversamente a toda la Creación.
Las olas de vida evolucionando en ese tiempo, incluyeron no solo a las expresiones
individualizadas de Dios, los Hijos e Hijas de Dios del reino Humano, sino a Seres del Reino
Angélico y del Reino Elemental también.

El Reino Angélico es el responsable de proyectar la Naturaleza Divina del Sentimiento de


Dios, hacia la atmósfera de cada Ser en evolución y de cada escuela de aprendizaje. Esta
Naturaleza Divina del Sentimiento incluye la Armonía de Dios, expresada como Amor
Divino, Protección, Curación, Iluminación, Gracia, Pureza, Adoración, Devoción y
cualquier otra Cualidad de Dios.

El Reino Elemental es el responsable de extraer la Luz prima que forma la escuela de


aprendizaje y del alimento que sostiene a las corrientes de vida en esa escuela en
particular, tales como la tierra, el aire, el fuego, las plantas, animales, los cuatro cuerpos
inferiores de la Humanidad (físico, etéreo, mental y emocional) y los cuerpos de los
mismos Planetas y Soles.

Cuando algunos de los Hijos e Hijas de Dios comenzaron a crear disonancia en el Universo,
algunos de los Angeles y Elementales quedaron atrapados en la negatividad. La alegoría en
la Biblia sobre Lucifer y los "ángeles caídos," nos dice que Dios lanzó a estas corrientes de
vida fuera del Cielo. En el pasado, solo pudimos captar, desde nuestra conciencia
limitada, el concepto de que esas almas eran malas y necesitaban ser castigadas Sin
embargo, Dios es únicamente Amor Divino y Perfección y nunca nos castiga; nosotros
simplemente creamos nuestras propias experiencias con nuestro comportamiento. Debido
a que estas almas estaban creando discordia, redujeron su energía, vibración y conciencia
por debajo de las frecuencias del Cielo. Dios no proyectaría Fuerza de Vida Divina hacia
frecuencias de discordia, así que Dios non daría un electrón de preciosa energía de vida,
para sostener estas dimensiones de caos. Por lo tanto, la única forma en que estos
Humanos caídos, Elementales y Angeles podían sobrevivir, fue viviendo como parásitos de
otra energía negativa. En consecuencia, esas corrientes de vida caídas, vagaron por el
Universo procurando persuadir a otras civilizaciones en evolución, para que liberaran
energía negativa que pudiera alimentarlos y nutrirlos.

Esta fuerza de negatividad colectiva, fue conocida a lo largo del Universo como "el mal
cósmico" y es la fuerza a la que Dios se estaba refiriendo cuando se nos dio nuestro primer
mandamiento. "No coman del Arbol del conocimiento del bien y del mal."

Ahora, con este poco de antecedentes, enfoquémonos en nuestro Sistema Solar. Aunque
hubieron aquellas corrientes de vida que "cayeron" en sus experiencias de aprendizaje,
hubo muchas, muchas más que se elevaron a increíbles alturas de Divinidad. Estos Hijos e
Hijas de Dios iluminados, evolucionaron hacia mayores y más grandes niveles de co-
creación con nuestro Dios Padre Madre, hasta que alcanzaron el punto en donde se les dio
la oportunidad de crear sus propios Sistemas Solares en el Cuerpo de Dios.

El curso de la evolución es tal, que a las almas que han evolucionado hacia niveles
extremadamente altos de talento, eventualmente se les dará la opción de convertirse en
Logos Planetarios. El Logos Planetario es la presencia envolvente responsable de sostener
el Plano Divino para un Planeta y toda la vida evolucionando en él. Después de su
Victorioso Logro con Dios en ese nivel, las almas Ascienden hacia la posición de Logos
Solar, que es la Presencia envolvente responsable de sostener el Plano Divino para un
Sistema Solar. Cada sistema consta de un Sol físico y de Planetas asociados con ese Sol
específico. La siguiente oportunidad que se les otorga a las almas evolutivas, es Ascender
hacia la posición de Logos Solar de un Sol Central, la Presencia envolvente responsable de
sostener el Plano Divino para una Galaxia, que consiste de un Sol Central, diversos Soles
físicos y los Planetas asociados con cada uno de esos Soles.

El siguiente paso en este camino evolutivo es que las almas Asciendan hacia un Logos Solar
de un Gran Sol Central, la Presencia envolvente responsable de sostener el Plano Divino de
un Universo, que incluye al Gran Sol Central, diversas Galaxias de Soles Centrales y todos
los Soles físicos y Planetas asociados con esos Soles Centrales. Y así continúa nuestro
progreso evolutivo, expandiéndose por siempre y siempre de vuelta hacia el Corazón de
nuestro Dios Padre Madre.

En nuestro Universo en particular, los Seres divinos que irradian como nuestro Gran Sol
Central, son conocidos como Elohae (masculino) y Eloha (femenino). Ellos son las
Presencias envolventes que son responsables por sostener el Plano Divino para los doce
Soles Centrales en nuestro Sistema de Mundos. Cada uno de esos Soles Centrales tiene
doce Soles físicos de los que son responsables y cada Sol físico tiene doce Planetas.

Nuestro Universo reverbera con la Geometría Sagrada del número DOCE. En consecuencia,
nuestra experiencia de aprendizaje en este Universo, es desarrollar plenamente la
energía, vibración y conciencia de los Doce Aspectos Solares de Deidad.

La Geometría Sagrada en otros Universos generalmente es diferente. Existen Universos


con menos Soles Centrales que doce y Universos con muchos más Soles Centrales que
doce. En el esquema global de las cosas, en lo único que tenemos que enfocarnos es en lo
que está sucediendo en nuestro Universo en este Momento Cósmico.

Los Doce Aspectos Solares de Deidad

Los Doce Aspectos Solares de Deidad que resplandecen desde el Cuerpo Causal de nuestro
Gran Sol Central, Elohae y Eloha, se describen brevemente como sigue:

1. EL PRIMER ASPECTO SOLAR DE DEIDAD ES LA VOLUNTAD DE DIOS. EL COLOR ES AZUL


ZAFIRO.

Los atributos de este Aspecto de Deidad son: La Voluntad de Dios, la Fe Iluminada, el


Poder, la Protección, la Decisión, la Voluntad para Hacer, el Orden Divino, la Obediencia,
la Intuición, la Unidad y la Polaridad Masculina de nuestro Dios Padre.

2. EL SEGUNDO ASPECTO SOLAR DE DEIDAD ES LA ILUMINACIÓN. EL COLOR ES AMARILLO


SOLAR.

Los Atributos de este Aspecto de Deidad son: Iluminación, Iluminación de Dios, Sabiduría,
Razón, Discernimiento, Percepción, Constancia, Estimulación e Intensificación del
Crecimiento Espiritual, un Impulso de Progreso, Precipitación y la Conciencia Crística - El
Hijo e Hija de Dios.

3. EL TERCER ASPECTO SOLAR DE DEIDAD ES EL AMOR DIVINO. EL COLOR ES ROSA.

Los Atributos de este Aspecto de Deidad son: Amor Divino, Adoración, Tolerancia,
Humanitarismo, Reverencia por Toda la Vida, el Aliento Divino, la Comodidad y la
Polaridad Femenina de nuestra Madre Dios o Espíritu Santo.

4. EL CUARTO ASPECTO SOLAR DE DEIDAD ES PUREZA. EL COLOR ES BLANCO.


Los Atributos de este Aspecto de Deidad son: Pureza, Concepto Inmaculado, Esperanza,
Restauración, Resurrección y Ascensión.

5. EL QUINTO ASPECTO SOLAR DE DEIDAD ES LA VERDAD. EL COLOR ES VERDE ESMERALDA.

Los Atributos de este Aspecto de Deidad son: Verdad Iluminada, Visión Interna,
Consagración, Concentración, Curación, Dedicación, El Ojo de Dios que todo lo Ve y la
Facultación de Todas las Cualidades de Dios en la Tierra.

6. EL SEXTO ASPECTO SOLAR DE DEIDAD ES LA GRACIA DIVINA. EL COLOR ES RUBÍ.

Los Atributos de este Aspecto de Deidad son: Gracia Divina, Servicio Altruista, Curación,
Adoración, Enfoque del Amor, El Cristo Trabajando a Través de la Personalidad Humana,
Paz Eterna y la Divinidad Envestida en Carne.

7. EL SÉPTIMO ASPECTO SOLAR DE DEIDAD ES LA LIBERTAD. EL COLOR ES VIOLETA.

Los Atributos de este Aspecto de Deidad son: Libertad Espiritual, Transmutación Ilimitada,
Perdón, Misericordia, Compasión, Ritmo, el Poder de la Invocación, Libertad, Justicia
Divina, Victoria y Perfección Física Ilimitada.

8. EL OCTAVO ASPECTO SOLAR DE DEIDAD ES LA CLARIDAD. EL COLOR ES AGUAMARINA.

Los Atributos de este Aspecto de Deidad son: Claridad, Vivificación, Percepción Divina,
Discernimiento, Lucidez y las Cualidades de un Ser Espiritualmente Libre.

9. EL NOVENO ASPECTO SOLAR DE DEIDAD ES LA ARMONIA. EL COLOR ES MAGENTA.

Los Atributos de este Aspecto de Deidad son: Armonía, Equilibrio, Solidez, Seguridad y
Confianza para estar en el Mundo, pero no ser de él.

10. EL DECIMO ASPECTO SOLAR DE DEIDAD ES LA PAZ ETERNA. EL COLOR ES DORADO.

Los Atributos de este Aspecto de Deidad son: Paz Eterna, el Gran Silencio, Calma Interna,
Prosperidad, Opulencia, Abundancia y Libertad Financiera.

11. EL ONCEAVO ASPECTO SOLAR DE DEIDAD ES EL PROPÓSITO DIVINO. EL COLOR ES


DURAZNO.

Los Atributos de este Aspecto de Deidad son: Propósito Divino, Realización, Servicio
Altruista, Amar a la Vida libremente, Felicidad, Júbilo, Entusiasmo, el Momento Cósmico
del Logro Victorioso y la Comodidad.

12. EL DOCEAVO ASPECTO SOLAR DE DEIDAD ES LA TRANSFORMACIÓN. EL COLOR ES OPALO.

Los Atributos de este Aspecto de Deidad son: Transformación, Transfiguración,


Rejuvenecimiento y Renacimiento.

Estos Doce Aspectos Solares de Deidad, resplandecen desde el Cuerpo Causal de Elohae y
Eloha, nuestro Gran Sol Central, hacia los doce Soles Centrales en nuestro Sistema.
Conforme ocurre esto, el Poder de la amplificación de Doce veces Doce (12 Aspectos
Solares de Deidad en 12 Soles Centrales) se intensifica en el número Sagrado Geométrico
… 144. Entonces los doce Soles Centrales en nuestro Sistema emanan los doce Aspectos
Solares de Deidad desde sus Cuerpos Causales, hacia cada uno de los doce Soles físicos.
Cada Sol Central es el responsable nuevamente por el Poder de la amplificación de las
Doce veces Doce (12 Aspectos Solares de Deidad en 12 Soles físicos.) Finalmente, los doce
Soles físicos bajo cada Sol Central, emanan los Doce Aspectos Solares de Deidad desde sus
Cuerpos Causales, hacia cada uno de sus doce Planetas. Cada Sol es responsable por el
Poder de la amplificación de Doce veces Doce (12 Aspectos Solares de Deidad en 12
Planetas.)

Este proceso fue diseñado para amplificar los Doce Aspectos Solares de Deidad a lo largo
del Universo entero, de forma que se asegurara que seríamos abrazados en la Luz Divina
de nuestro Gran Sol Central, a lo largo de todo el proceso evolutivo completo. Esto se hizo
para garantizar la Victoria con Dios de nuestros Universos en el Logro de la Luz.

¿Entonces qué pasó? Bueno, nos hicimos voluntarios para participar en un experimento
único que nunca había sido intentado antes y por primera vez en la historia, descendimos
hacia una frecuencia de vibración que nos impedía tener acceso al espectro completo de
los Doce Aspectos de Deidad.

Para mayor claridad y comprensión, quisiera condensar esta información nuevamente para
incluir solo a nuestra Galaxia, para que podamos enfocarnos verdaderamente en nuestra
misión inmediata y no disipemos nuestras energías con tantos detalles extraños.

Nuestra Galaxia, bajo el fulgor del Gran Sol Central Elohae y Eloha, está sostenida en el
abrazo Divino del Sol Central conocido como Alpha (masculino) y Omega (femenino.) Estos
Seres magníficos de Luz atrajeron hacia las Flamas de sus Corazones, desde las Flamas del
Corazón de Elohae y Eloha, la sustancia prima de Luz sin forma, que sería usada para
crear cada faceta de vida a la que se le daría la oportunidad de evolucionar en nuestra
Galaxia. Este es el procedimiento normal para crear una Galaxia y es por esto que los
Seres Divinos cuya Luz radiante emana como el Gran Sol Central, son referidos como los
Padres Divinos o el Padre-Madre Dios de su Galaxia en particular.

Recuerden cuando Moisés le habló al arbusto ardiente y preguntó, "¿Quién eres?" la


respuesta fue, "Yo Soy lo que Yo Soy. Yo Soy el Alfa, - Yo Soy el Omega. Yo soy el principio.
Yo soy el fin."

"Yo" proviene de Alfa, significando el Uno o el principio. "Soy" proviene del Omega,
significando el final. "Yo Soy" lo que "Yo Soy" es una afirmación sagrada que nos unifica con
el principio y el fin del Dios Padre-Madre de esta Galaxia y nos eleva hacia la intención
Divina de nuestro propósito y razón para estar en esta Galaxia.

Alfa y Omega abrazan a doce Soles físicos. Siete de ellos experimentaron originalmente
una realidad física densa, tridimensional, mientras que cinco de ellos experimentaron
originalmente una realidad más ligera de Cuarta Dimensión. Los siete Soles físicos densos
son en los que ahora nos vamos a enfocar, porque es allí en donde está localizada la Tierra
y nuestro Sistema Solar.

Cada uno de los siete Soles físicos densos tienen doce Planetas. Siete de sus Planetas
vibraron originalmente en una frecuencia densa tridimensional y los otros cinco estaban
originalmente en la Cuarta Dimensión. Nuevamente, voy a condensar esta información
hacia los 49 Planetas densos en el Sistema de Alfa y Omega, porque estos son los que se
metieron en problemas en nuestro proceso evolutivo.
En la página siguiente hay un diagrama muy simplificado que muestra los siete Soles
físicos densos a los que me estaré refiriendo y los 49 Planetas densos que están
involucrados en lo que está sucediendo en la Tierra en este momento.

Capítulo 4: ¿Cómo llegamos Aquí desde Allá? - Parte 2

Soles
Alfa y
Planetas
Omega
1 2 3 4 5 6 7
Osiris e
Padre Conforta Jesu Paz Viola Compassia Comprensión
Isis
Apolo y
Inspira Armonía Sinfonía Amor Misericordia Ultimato Entendimiento
Diana
Krishna y
Ilumina Mazda Bella Venus Justicia Unidad Claridad
Sofía
Helios y
Mercurio Acuaria Urano Tierra Libertad Atena Pureza
Vesta
Hércules
y Zeus Thor Vulcano Marte Júpiter Fraternidad Igualdad
Amazona
Aureola y
Esmeralda Azul Verde Saturno Consagración Persuada Rafael
Aurea
Ocaso y
Caridad Esperanza Fe Plutón Logro Aspiración Realización
Luz

Aquellos con nombres de cualidades son derivados del inglés, del Sánscrito, Pali, Latín,
Griego y lenguas antiguas.

Como pueden ver por el cuadro, la Tierra pertenece al Sistema Solar de Helios (masculino)
y Vesta (femenino). Sus Presencias luminosas irradian como nuestro Sol físico. Esos Seres
Divinos atrajeron hacia sus Flamas del Corazón, desde las Flamas del Corazón de Alfa y
Omega, la sustancia de Luz Prima amorfa que sería usada para crear cada faceta de vida,
a la que se le daría la oportunidad de evolucionar en nuestro Sistema Solar. Esta Luz
Divina había sido estampada con el Plano Divino de nuestro Universo (que está sostenido
por el Corazón de Elohae y Eloha) y de nuestra Galaxia (que está sostenida por el Corazón
de Alfa y Omega.) Cuando Helios y Vesta lo recibieron, el Plano Divino de nuestro Sistema
Solar fue impreso en él y agregado al Plan Divino general.

Helios y Vesta son considerados los Dioses Padres de nuestro Sistema Solar. Alfa y Omega
son considerados los Dioses Padres de nuestra Galaxia y Elohae y Eloha son considerados
los Dioses Padres de nuestro Universo.

En un "nivel científico" sabemos muy poco sobre la verdadera composición de nuestro


Universo. Muchos de los planetas que nuestros astrónomos piensan que están girando
alrededor de nuestro Sol físico no están, de hecho, asociados en absoluto con el Sol físico
de Helios y Vesta. Estos están en la cuarta espiral desde sus soles, por lo que podemos
verlos más claramente, pero de hecho, simplemente estamos observando una ilusión
óptica. Nada de esto importa realmente en este punto. Cuando completemos nuestra
Ascensión hacia nuestra siguiente Espiral de Evolución, las cosas serán más claras. Ahora
mismo, nada es como realmente parece. (¿Entonces qué hay de nuevo?) Como pueden ver
también, contrario a las apariencias externas, series de televisión y canciones, no somos
tampoco "la tercera roca desde el sol".

EL EXPERIMENTO

Nuestra Galaxia es un Sistema muy joven. La razón por la que siete de nuestros Soles
físicos y 49 de nuestros Planetas, vibran en una frecuencia más densa que los otros cinco
Soles y 95 planetas de Alfa y Omega, es porque nos hicimos voluntarios para pasar a través
de un experimento muy único, que nunca había sido intentado en ningún Sistema de
Mundos.

Como se dijo anteriormente, Dios creó Hijos e Hijas y nos envistió con las facultades
creativas del pensamiento y el sentimiento así como el regalo del Libre Albedrío, para que
pudiéramos aprender, a través del proceso de co-creación, a expandir las fronteras de la
Divinidad. Nuestro Dios Padre-Madre, determinó que podíamos experimentar los
resultados de nuestros pensamientos, palabras, acciones y sentimientos, mucho más
tangiblemente, si aprendíamos el proceso de co-creación dentro de los límites del
continuo del tiempo y el espacio. El tiempo y el espacio no existen en las Octavas
superiores de Perfección, por lo que con el fin de crear un continuo de tiempo y espacio,
era necesario disminuir la frecuencia de vibración de la sustancia de Luz Prima amorfa,
hacia la Cuarta Dimensión. Dentro de una frecuencia de Cuarta Dimensión, somos capaces
de experimentar el tiempo y el espacio, pero todavía estamos vibrando en una frecuencia
lo suficientemente alta, como para mantener el contacto con los Doce Aspectos Solares de
Deidad y los aspectos multifacéticos de nuestros Seres Divinos.

Desde el momento en que fuimos exhalados por primera vez desde el Centro de la
Creación, como Hijos e Hijas individualizados de Dios, pasamos a través de muchas
experiencias para desarrollar los vehículos que usarían nuestros Seres Divinos en nuestro
proceso evolutivo. Nuestros Seres Divinos consisten de varios Cuerpos de Luz.

Los Cuerpos de Luz de Nuestros Seres Divinos

Nuestra primera expresión como un Hijo o Hija de Dios individualizado, es conocida como
el SER DE FUEGO BLANCO. Esta Presencia resplandeciente, es el equilibrio perfecto de
nuestro Dios Padre-Madre. Esta es la Presencia que está verdaderamente creada a imagen
de Dios.

Pulsando como el Atomo Simiente Permanente de nuestro Ser de Fuego Blanco, está
nuestra Flama Trina Inmortal, que refleja el Azul/Poder/Padre Dios; Rosa/Amor/Madre
Dios; Amarillo-Dorado/Sabiduría/Hijo e Hija - Cristo. Nuestro SER DE FUEGO BLANCO pulsa
con las polaridades equilibradas tanto de nuestro DIOS PADRE - el PODER DIVINO
MASCULINO y nuestro DIOS MADRE el AMOR DIVINO FEMENINO.

Después de una miríada de experiencias en los Reinos Celestiales, nuestro SER DE FUEGO
BLANCO elige eventualmente continuar su proceso evolutivo haciéndose voluntario para
aprender las lecciones de co-creación.

Esto requirió que nuestro SER DE FUEGO BLANCO se volviera parte de un Universo
evolutivo. El llamado de nuestro Corazón fue enviado, si teníamos que ser parte de este
Universo, nuestro SER DE FUEGO BLANCO fue atraído hacia el Corazón del Gran Sol Central
de Elohae y Eloha, para comenzar nuestra preparación. Se imprimió el Plan Divino para
este Universo en cada electrón de nuestros Seres y se codificó el Plano Divino para nuestra
experiencia individual en este Universo, a través de todos los niveles de nuestra
conciencia. Una vez que se completó esta preparación, si debíamos formar parte de esta
Galaxia, nuestro SER DE FUEGO BLANCO fue atraído hacia el Corazón de nuestro Sol
Central, Alfa y Omega. Se imprimió el Plan Divino para esta Galaxia dentro de cada
electrón de nuestros Seres y se codificó a través de todos los niveles de nuestra
conciencia, el Plano Divino para nuestra experiencia individual en esta Galaxia.

Con esto completado, nuestro SER DE FUEGO BLANCO estaba listo para el siguiente paso
que lo prepararía par entrar a la realidad física. Con el fin de experimentar una realidad
física, para aprender las lecciones de co-creación, convirtiéndonos en maestros de la
energía, vibración y conciencia, nuestro SER DE FUEGO BLANCO tenía que polarizarse en
una PRESENCIA "YO SOY" Masculina Divina y una Femenina Divina, con una Flama Trina
brillante en cada Centro del Corazón. Estos dos Seres son conocidos como Flamas Gemelas
o Complementos Divinos. Una vez que son formados a partir de nuestro SER DE FUEGO
BLANCO, Ellos evolucionan como dos Seres separados a través de su escuela física de
aprendizaje, hasta que completan su experiencia física y Ascienden eventualmente, hacia
la Presencia unificada de un SER DE FUEGO BLANCO.

Existe mucha confusión sobre las Flamas Gemelas en este momento. Hay muchas personas
que creen que deben unirse con su Flama Gemela, en una relación romántica en el plano
físico, con el fin de cumplir su máximo potencial Espiritual en la Tierra. Gastan una
energía tremenda buscando a la "otra mitad" de sí mismos y se permiten sentirse
fragmentados e incompletos sin esta relación física romántica. Esto es un trágico perjuicio
hacia sí mismos y sus Flamas Gemelas.

Si es su Plan Divino estar con su Flama Gemela, en una relación romántica en una
encarnación particular, esto sucederá en forma muy natural. Pero, eso es muy raro.
Siempre estamos trabajando con nuestras Flamas gemelas en niveles internos, pero
generalmente pasamos por experiencias separadas en la Tierra, con el fin de experimentar
el máximo de lecciones y oportunidades para nuestro crecimiento. Generalmente no
encarnamos al mismo tiempo, entonces cuando una Flama Gemela está trabajando en el
plano físico, la otra puede ayudar desde "arriba."

Si estamos encarnados al mismo tiempo, no existe ninguna garantía de que nuestras


Flamas Gemelas serán del sexo correcto, edad o si incluso estarán en el mismo lugar para
poder tener una relación romántica con nosotros. Nuestra Flama Gemela podría ser
nuestro padre o nuestro hijo. El o ella podrían incluso estar en el otro lado del mundo, en
una situación en la que nuestros caminos nunca se juntarían en esta vida.

Si pasamos nuestra vida buscando a nuestra Flama Gemela, en lugar de estar en el


momento, experimentando plenamente cada relación que es atraída hacia nosotros,
estamos perdiendo el barco. Buscar a nuestra Flama Gemela en el plano físico, es
realmente una distracción que puede distraernos de nuestro Plan Divino. Estar en
comunión con nuestra Flama Gemela en Niveles Internos, por medio de la meditación y la
oración puede, sin embargo, mejorar nuestro crecimiento y llenarnos con una sensación
de Júbilo y Unicidad.

Bueno, ¡regresemos a nuestra historia!

Una vez que fueron formadas nuestras PRESENCIAS "YO SOY" masculina y femenina,
comenzaron a desarrollar los otros vehículos que serían necesarios para su viaje hacia la
realidad física. El siguiente vehículo que debía formarse, fue el CUERPO CAUSAL SOLAR.
Este vehículo está compuesto de Doce Aspectos Solares de Deidad.
Con el fin de construir este campo de Fuerza de Luz, nuestras PRESENCIAS "YO SOY"
Masculina y Femenina, entraron dentro del Primer Aspecto Solar de Deidad que está
pulsando en el Cuerpo Causal de Alfa y Omega. Allí nuestras PRESENCIAS "YO SOY",
comenzaron su viaje como dos Seres separados y absorbieron la totalidad de la Primera
Causa de Perfección de Dios y todas las otras Cualidades Divinas del Primer Aspecto de
Deidad. La primera banda de nuestro Cuerpo Causal, fue formada de la Luz Azul Zafiro y
fue anclada dentro de la PRESENCIA "YO SOY" a lo largo de nuestra Columna Solar, a través
del Chakra Solar en el área de nuestra garganta. Este primer Meridiano Solar se expandió
desde este Chakra, e inundó el cuerpo de nuestra PRESENCIA "YO SOY" con la Perfección
del Primer Aspecto Solar de Dios.

Cuando se completó el proceso, nuestra PRESENCIA "YO SOY" progresó hacia el Segundo
Aspecto Solar de Deidad, en donde se llevó a cabo un procedimiento idéntico, creando la
segunda banda de nuestro Cuerpo Causal, nuestro segundo Chakra Solar y nuestro segundo
Meridiano Solar. (Ver el siguiente gráfico.)

Este procedimiento continuó, conforme nuestra PRESENCIA "YO SOY" se movió


gradualmente a través de todos los Doce Aspectos Solares de Deidad, en el Cuerpo Causal
de Alfa y Omega. Cuando se completó nuestro viaje a través del Cuerpo Causal de nuestro
Dios Padre-madre, habíamos desarrollado nuestro Cuerpo Causal de Doce Aspectos,
nuestra Columna Solar de Doce aspectos con Doce Chakras Solares pulsando a lo largo de
este eje y Doce Meridianos Solares. Para asegurar el equilibrio de todos esos Sistemas, se
ancló una Flama Solar del Corazón con Doce aspectos, alrededor del Atomo Simiente
Permanente de la Flama Trina en el corazón de nuestra PRESENCIA "YO SOY", lo que
completó la formación de los Vehículos de nuestras Presencias "Yo soy".

Nuestra Flama Trina pasó a través del mismo proceso a su propio paso y desarrolló los
mismos vehículos de expresión.
Una vez que este proceso fue completado, nuestra Presencia "Yo Soy" estaba lista par el
siguiente paso de su evolución. Era tiempo ahora para que nuestra Presencia "Yo Soy"
proyectara un aspecto de Sí, dentro de las frecuencias reducidas de una experiencia
física. Lo que normalmente sucedía en este punto del proceso de evolución, es que una
Presencia "Yo Soy", proyectaba un reflejo de sí misma desde las Octavas de Perfección de
la Quinta Dimensión, hacia el plano físico de la Cuarta Dimensión de su Sol físico. Este
aspecto físico de Cuarta Dimensión de la Presencia "Yo Soy" es llamada la PRESENCIA
CRISTICA SOLAR.

La PRESENCIA CRISTICA SOLAR vibra a una frecuencia más densa que la Presencia "Yo Soy",
pero todavía es lo suficientemente sutil para permanecer conectada con el Cuerpo Causal
de doce aspectos, la Columna Solar, los Chakras, Meridianos, Flama Inmortal Solar del
Corazón de doce aspectos y la Presencia "Yo Soy". Este mantiene la habilidad de recibir
todo el beneficio de los Doce Aspectos Solares de Deidad.

En el proceso evolutivo normal, la formación de la PRESCENCIA SOLAR CRISTICA,


completaba la creación de los vehículos del Ser Divino, que son en resumen:

1. EL SER DE FUEGO BLANCO y la FLAMA TRINA


2. LAS PRESENCIAS "YO SOY" MASCULINA y FEMENINA con FLAMAS TRINAS
3. EL CUERPO CAUSAL DE DOCE ASPECTOS, LA COLUMNA SOLAR DE DOCE ASPECTOS con
DOCE CHAKRAS SOLARES, DOCE MERIDIANOS SOLARES y la FLAMA INMORTAL SOLAR DEL
CORAZON
4. LA PRESENCIA SOLAR CRISTICA.

En cierto punto de nuestro proceso evolutivo, Alfa y Omega decidieron "forzar al máximo"
la creación. Comenzaron a preguntarse, que si estábamos aprendiendo a ser co-creadores
en forma efectiva en una realidad de espacio y tiempo de Cuarta Dimensión, ¿se
aceleraría nuestro desarrollo hacia la Divinidad, colapsando la materia física desde una
frecuencia de Cuarta Dimensión, hacia un continuo de espacio y tiempo más condensado
de una frecuencia Tridimensional?

Esto significaría que la materia física, estaría vibrando mucho más lento y sería más
densa, de lo que las almas habían experimentando jamás.

Esto era un poco arriesgado, porque cambiaría las dinámicas de todo nuestro proceso
evolutivo y como esto nunca se había hecho antes, nadie sabía exactamente cómo nos
afectaría.

Sin embargo, Elohae y Eloha le otorgaron el permiso a Alfa y Omega, para intentar el
experimento. Alfa y Omega solicitaron voluntarios para este experimento único y muchos
Soles y Planetas respondieron.

De todos los que se hicieron voluntarios para ser parte de este experimento sin
precedente, Alfa y Omega eligieron a los siete Soles y 49 Planetas de su Galaxia, que
sintieron que eran literalmente "la crema y nata" y los más afectos a tener éxito.

El Plan Divino para el experimento, se imprimió dentro de cada electrón de nuestros


seres. Ya que ningún alma había evolucionado en un plano físico tan denso, ni siquiera
nuestro Dios Padre-Madre sabía de seguro cuál sería el resultado. Aún así, nosotros nos
hicimos voluntarios para entrar al experimento, con una tremenda sensación de aventura
y expectación.
Cuando fue tiempo para que comenzara el experimento, Alfa y Omega exhalaron a los
siete Soles, hacia la frecuencia de vibración más densa que haya experimentado un Sol
físico. Entonces los siete Soles, exhalaron a sus siete Planetas, hacia la frecuencia de
vibración más densa que cualquier planeta haya experimentado. Todo nuestro Universo
estaba pendiente de este experimento único y atrajimos la atención de Soles y Galaxias a
lo largo del infinito.

Nuestro descenso hacia la Tercera Dimensión, fue un proceso gradual de dos pasos.
Primero, las Presencias "Yo Soy" de aquellos que fueron elegidos para el experimento,
proyectaron a las Presencias Crísticas Solares hacia el Corazón del Sol físico. Si fuimos
elegidos para evolucionar en el Sistema Solar, fuimos proyectados hacia el Corazón de
Helios y Vesta. El Plan Divino para este Sistema Solar, fue impreso dentro de cada electrón
de nuestros Seres y el Mapa Divino para nuestra experiencia individual en este Sistema
Solar, fue codificado a través de todos los niveles de nuestra conciencia. Una vez que se
completó esta preparación, nuestra Presencia Crística Solar, estaba lista para crear sus
cuatro cuerpos físicos de Cuarta Dimensión. Esta atrajo, desde el centro de la creación, la
sustancia de Luz Prima amorfa que formaría sus cuerpos físico, etéreo, mental y
emocional. Estos eran los vehículos que usaría para navegar en el plano de la Cuarta
Dimensión y los vehículos a través de los cuales, expresaría sus facultades creadoras de
pensamiento y sentimiento, como aprendió a co-crear con nuestros Padres Divinos,
convirtiéndose en el maestro de la energía, la vibración y la conciencia. A pesar de que
estos vehículos de Cuarta Dimensión eran considerados "físicos", son muy etéreos y en
realidad son Cuerpos de Luz.

Estos Cuerpos de Luz, reflejan continuamente la perfección de nuestra Presencia Crística


Solar y nunca descienden hacia la disonancia del envejecimiento, la degeneración o la
enfermedad.

Los Cuerpos de Luz de nuestra Presencia Crística Solar, están en perfecta alineación con
nuestra Presencia "Yo Soy" de Quinta Dimensión y reciben fácilmente la Luz Divina de los
Aspectos Solares de Deidad, a través del Cuerpo Causal de doce aspectos, la Columna
Solar, los Chakras y los Meridianos.

Después de que nuestra Presencia Crística Solar terminó de crear sus vehículos de Cuarta
Dimensión, estaba lista para el segundo paso de este plan. Este paso era un poco delicado.
Con el fin de disminuir las frecuencias de la Presencia Crística Solar de Cuarta Dimensión,
hacia una realidad densa de Tercera Dimensión, debían llevarse a cabo cambios
importantes.

Los Doce Aspectos Solares de Deidad, tenían que volverse los suficientemente lentos para
alcanzar la Tercera Dimensión. Tenían que ser reducidos hacia la octava de pigmento del
color y el sonido. En esta frecuencia, solo los colores básicos podían ser accedidos y
utilizados. En consecuencia, los Hijos de Dios no tenían acceso al espectro completo de los
Doce Aspectos Solares de Luz Divina, para ayudarlos en su proceso evolutivo. En su lugar,
los Doce Aspectos Solares de Deidad, fueron mezclados en lo que se conoce como el
Círculo de los Doce Sagrados y fue reducido a través del prisma de la Cuarta Dimensión,
hacia la Tercera Dimensión. Esto convirtió el espectro completo de los Doce Aspectos
Solares de Deidad, en el espectro de color y sonido de siete aspectos que experimentamos
en la Tercera Dimensión. Podemos presenciar este mismo proceso, cuando ponemos el
espectro completo de la Luz del Sol a través de un prisma y vemos el reflejo del Arco Iris
en el otro lado del cristal.

Nuestra Presencia Crística Solar proyectó una réplica más lenta de Si misma, hacia las
frecuencias de la Tercera Dimensión. Esto formó la Presencia Crística Planetaria que
llamamos nuestro Ser Crístico Sagrado. Nuestro Ser Crístico Sagrado absorbió el espectro
de Luz y sonido más lento de siete aspectos y creó un Cuerpo Causal de siete aspectos,
una columna vertebral Planetaria de siete aspectos con siete Chakras y Meridianos
principales. Por primera vez, los Hijos de Dios en evolución, no tenían acceso al espectro
completo de los Doce Aspectos Solares de Deidad, a través de sus Cuerpos Causales y del
sistema eléctrico de sus Columnas Vertebrales Planetarias, Chakras y Meridianos.

Como una medida de seguridad, nuestros Seres Divinos crearon un plan, para evitar
cualquier problema que pudieran tener nuestros Seres Crísticos Sagrados, al intentar
comunicarse con los Reinos Superiores. Debido a que nuestros Seres Crísticos Sagrados no
tenían el beneficio del espectro completo de una Columna Solar de doce aspectos, el Ser
Divino de cada alma co-creó, junto con nuestro Dios Padre-Madre, un sistema de
comunicación muy elaborado, que estaba diseñado específicamente para mantener al Ser
Crístico Sagrado, conectado con todos los diversos aspectos Divinos de sí mismo. Este
sistema le permitió al Ser Crístico Divino, el acceso constante a los Reinos de la Verdad
Iluminada y a la Mente Divina de Dios.

El sistema de comunicación consistió en Doce Fibras Solares de ADN, que pulsaron hacia
cada célula del Ser Crístico Sagrado. Cada fibra de ADN fue programada con la totalidad
de la Conciencia de Dios, la Sabiduría y el Amor de uno de los doce Aspectos Solares de
Deidad. Las doce Fibras Solares de ADN, no solo funcionaron como un sistema de
comunicación a través del cual nuestros Seres Crísticos Sagrados podían mantener
contacto constante con los Reinos de la Verdad, sino que también proporcionaron un
portal abierto, a través del cual podían fluir hacia el plano físico, la energía, la vibración
y la conciencia de los Doce Aspectos Solares de Deidad, a pesar del hecho de que nuestros
Seres Crísticos Sagrados tuvieran Columnas y Sistemas de Chakras de siete aspectos.

Nuestros Seres Divinos y nuestros Padres Divinos, sabían que mientras los Seres Crísticos
Sagrados tuvieran el beneficio pleno de las Doce Fibras Solares de ADN, nuestro viaje en la
Tercera Dimensión sería Divinamente Victoriosa y nuestro desarrollo hacia la Madurez
Divina, se aceleraría grandemente.

EL DESCENSO DE LOS SANTOS INOCENTES

Cuando los "Santos Inocentes", los primeros Seres Humanos que habitarían la Tierra,
descendieron hacia el mundo físico de la forma, fueron escoltados por la Presencia
resplandeciente del Arcángel Miguel.

Cuando todo estuvo preparado y la Amada Madre Tierra había donado su verdoso manto de
belleza, la sustancia Elemental que sostendría a la Humanidad, el Planeta estaba listo
para el descenso de los Santos Inocentes. Ante los ojos de la completa Compañía del Cielo
y los Testigos Silenciosos de los Soles más allá de los Soles, se abrieron las Puertas del
Cielo. Allí, en regio esplendor, estaba la luminosa Presencia del Arcángel Miguel, portando
la Corona de la Inmortalidad, vestido en la Luz del Sol Central, de cuyo seno había venido
para proteger y guiar a los hijos de la Tierra, a lo largo de las centurias de experiencia en
la vida por venir. La Madre Tierra comenzó a cantar Su Canción Cósmica. Las Multitudes
Angélicas enviaron su alabanza a su Presencia. Los Devas y Constructores de la Forma se
unieron a la composición musical Espiritual con sus Connotaciones Majestuosas y los
Planetas Hermanos de nuestro Sistema se sumaron a la Sinfonía de Sonido Celestial.

El Arcángel Miguel, con todo el impulso de su Servicio Divino a nuestro Dios Padre-Madre,
vino para asegurar el retorno seguro de cada hijo e hija de Dios, de cada Angel y cada
Elemental, en el cierre del Día Cósmico que estaba comenzando. Sonó la Trompeta y el
Arcángel Miguel comenzó Su descenso hacia la Tierra, junto con el Rayo de Fuego Azul que
fue anclado dentro de la Tierra, en la proximidad de la parte norte del poderoso rango de
montañas que llamamos las Montañas Rocky, en el continente Norte Americano, en
Wyoming. Siguiéndolo, en gracia majestuosa, estaban los primeros Seres Humanos a los
que se daba la oportunidad de encarnar en la Tierra y aprender, por medio de las
lecciones de co-creación, a desarrollarse como Seres Divinos maduros. Esto iba a
realizarse dentro del nuevo continuo de tiempo y espacio Tridimensional del reino físico
de la Tierra.

Mano a mano llegaron, siguiendo al Arcángel Miguel, hasta que descendió el número
completo designado por nuestro Dios Padre-Madre, para este primer experimento de vida
humana en la Tierra. Los Santos Inocentes eran acompañados por miríadas de Angeles
Guardianes, el Aura Protectora de los Serafines y la Luz de las huestes de los Querubines,
que llevaban dentro su misma esencia la atmósfera del Cielo.

De este modo, con gran pompa, belleza y abundancia ilimitada, sostenidos en el abrazo
visible y tangible del Arcángel Miguel, fue introducida la Primera Edad Dorada por los Hijos
e Hijas de Dios.

Cuando los primeros Seres Crísticos Sagrados comenzaron a habitar la Tierra, todo lo que
podían llegar a necesitar para ayudarnos en esta escuela de aprendizaje, había sido
provisto por el Reino Elemental y el Reino Angélico. La Tierra era un verdadero paraíso y
todo lo que era necesario para mantener ese nivel de perfección, estaba disponible
fácilmente.

En una atmósfera de increíble júbilo y armonía, los Seres Crísticos Sagrados comenzaron a
atraer la sustancia de Luz Prima desde el Reino Elemental, que formaría sus cuatro
cuerpos Terrestres. Esos eran los vehículos que los Seres Crísticos Sagrados necesitarían,
para experimentar la Tercera Dimensión y aprender el proceso para co-crear mayores
expresiones de Divinidad.

Los Cuatro Cuerpos Inferiores

El Cuerpo Físico

El Cuerpo Físico es el vehículo del que estamos más concientes, y es el vehículo que le dio
movilidad en la Tierra a los Seres Crísticos Sagrados. En un principio, el Ser Crístico
Sagrado era del mismo tamaño que el Cuerpo Físico e irradiaba a través de cada célula y
órgano.

Una vez que se formó el Cuerpo Físico, el Ser Crístico Sagrado ancló su Flama Trina, como
el Átomo Simiente Permanente dentro del corazón físico y ancló las Doce Fibras Solares de
ADN, dentro de cada electrón de sustancia elemental en el cuerpo físico. Esto aseguró la
conexión con los aspectos multifacéticos y multidimensionales del Ser Divino y aseguró la
habilidad para comunicarse abierta y claramente, con todas las Octavas de Perfección.

El Ser Crístico Sagrado, ancló entonces su Columna Planetaria de Siete aspectos a través
de la columna vertebral del Cuerpo Físico y activó el Sistema de Chakras y de Meridianos
de siete aspectos. Esto le permitió a la Presencia Crística Solar en la Cuarta Dimensión,
proyectar un rayo tremendo de Luz Divina a través del cuerpo, que sería la Fuerza de Vida
para sostener al Ser Crístico Sagrado en la Tercera Dimensión y también le proporcionaría
la Luz que el Ser Crístico Sagrado utilizaría para crear su experiencia en la Tierra, a través
de sus pensamientos, palabras, acciones y sentimientos.
El Ser Crístico Sagrado activó entonces la estructura física cerebral. Esto se hizo anclando
la Polaridad Masculina Divina de nuestro Padre Dios, que reverbera con el Primer Aspecto
de Deidad Azul Zafiro del Poder Divino, dentro del hemisferio izquierdo del cerebro y el
Chakra del Poder en la garganta. El Ser Crístico Sagrado, ancló entonces la Polaridad
Femenina Divina de nuestra Madre Dios, que reverbera con el Tercer Aspecto de Deidad
Rosa Cristalino de Amor Divino, dentro del hemisferio derecho del cerebro y el Chakra del
Amor en el Corazón. Esto creó el equilibrio perfecto de Dios Padre-Madre dentro de cada
alma y creó una atmósfera que aseguraba que el Poder Masculino siempre estuviera
equilibrado por el Amor Femenino.

Cuando el resplandor de Dios Padre-Madre está equilibrado en los hemisferios derecho e


izquierdo del cerebro, esto crea una vibración que activa los Centros Espirituales del
cerebro. Esos centros están asociados con el sistema endocrino y se reflejan
específicamente a través de las glándulas pituitaria, pineal e hipotálamo y los centros
ganglios en la base del cerebro. La activación de esos Centros Espirituales, abre el Chakra
de la Corona de la Iluminación, que está localizado en la parte superior de la cabeza. Esto
permite que la conciencia del Ser Crístico Sagrado, tenga acceso al mundo físico de la
forma y crea un portal abierto que conecta directamente a cada alma en evolución, con la
Mente Divina de Dios. Esto se hace a través del Segundo Aspecto Solar de Deidad, Amarillo
Dorado de la Iluminación y la Sabiduría.

El término Divina Trinidad ha evolucionado hacia varios significados, pero el verdadero


significado de la Divina Trinidad se expresa a través del proceso que acabo de describir. La
Divina Trinidad es el equilibrio perfecto de nuestro Poder de Dios Padre y el Amor de
nuestro Dios Madre o Espíritu Santo, que da como resultado el nacimiento del Hijo o Hija
de Dios - el Cristo o la Iluminación y Sabiduría.

Para asegurar que esta Divina Trinidad siempre estuviera equilibrada dentro de nosotros,
el Ser Crístico Sagrado, expandió el Átomo Simiente de la Flama Trina Inmortal dentro de
nuestros corazones, para que reflejara continuamente el Equilibrio Divino de Padre-Poder-
Azul... la Madre-Amor-Espíritu Santo- Rosa... el Hijo-Hija-Cristo-Iluminación-Sabiduría-
Amarillo Dorado, a través de nuestros vehículos Terrestres. En un principio, nuestra Flama
Trina envolvió a nuestros cuatro cuerpos inferiores.

Una vez que se completó este proceso y el Cuerpo Físico fue activado con la Luz y la
Conciencia de Dios, el Ser Crístico Sagrado estaba listo para co-crear, con nuestro Dios
Padre-Madre, el resto de sus Vehículos Terrestres.

Cuerpo Etéreo

El Cuerpo Etéreo está compuesto por varios Éteres químicos y Espirituales. Este ínter
penetra cada célula y órgano del Cuerpo Físico y contiene el Plano Divino del Ser Crístico
Sagrado. La intención original del Cuerpo Etéreo, fue que irradiara la perfección del Ser
Crístico Sagrado, hacia la conciencia celular atómica del Cuerpo Físico, para que siempre
mantuviera la Perfección Física Ilimitada de la Juventud Eterna, la Salud Vibrante y la
Belleza Radiante, aunque estuviera vibrando en una realidad densa Tridimensional.

El Cuerpo Etéreo también sirve como un Almacén de Registros. Cada pensamiento,


palabra, acción o sentimiento que expresamos en cualquier lapso de tiempo o dimensión,
es registrado en los sensibles éteres de nuestro Cuerpo Etéreo. Este vehículo contiene
dentro de su esencia, la suma total de cualquier cosa que hayamos experimentado desde
que pusimos un pie dentro del plano físico. Es conocido como el asiento de toda la
memoria y es a lo que ahora llamamos la mente subconsciente.
El Cuerpo Etéreo se extiende un poco más afuera del Cuerpo Físico y es el campo de
energía que percibimos como el aura. También es el campo de energía que es atrapado en
película a través de la Fotografía Kirlian de alta frecuencia.

La frecuencia del Cuerpo Etéreo se afecta profundamente por nuestros estados


emocionales, mentales y físicos, que son los que ocasionan los cambios extremos en
nuestras auras.

El Cuerpo Mental

El Cuerpo Mental es la mente y es el vehículo que transmite pensamientos y palabras a


través del Cerebro Físico. Siempre ha existido mucho debate respecto a que si la mente y
el cerebro son dos entidades separadas o una y la misma. En realidad, son dos entidades
separadas. El Cuerpo Mental o mente es siempre íntegro y completo. Funciona en el Reino
de los Pensamientos y es receptivo a la Mente Divina de Dios.

El cerebro, por otro lado, es la computadora del Cuerpo Físico y es el instrumento que usa
el Cuerpo Mental, para proyectar pensamientos dentro del plano físico. El cerebro físico
puede ser dañando o estar químicamente desequilibrado, lo que impide que la mente
transmita pensamientos en forma efectiva hacia el plano físico. Esta aflicción es llamada
enfermedad mental o retardo mental, pero de hecho, solo el cerebro físico está afectado,
no la mente. En esa situación, el Cuerpo Mental todavía está absorbiendo la experiencia
total de la persona y el Cuerpo Etéreo está grabando cada evento individual que sucede
en la vida de la persona. Entonces, aunque parezca por apariencias externas, que una
persona está tan severamente dañada en su cerebro, que no puede pensar, esa vida nunca
es en vano y el alma todavía aprende las lecciones que se suponía que debía aprender en
la experiencia Terrestre.

La intención original del Cuerpo Mental, era la de absorber pensamientos e ideas de la


Mente Divina de Dios y de los Reinos de la Perfección y entonces proyectar esos patrones
de perfección, a través del cerebro, hacia el mundo de la forma, manifestando por lo
tanto, la perfección de los Reinos Celestiales en la Tierra, cumpliendo con la Ley Universal
que dice "Como es arriba, es abajo."

El Cuerpo Emocional

El Cuerpo Emocional contiene los sentimientos y la naturaleza emocional. Este es el


vehículo más grande y el 80 por ciento de nuestra energía se expresa a través de este
cuerpo. Eso significa que de toda la energía que gastamos cada día de nuestras vidas, el
80 por ciento es emocional y el otro 20 por ciento es expresada a través de nuestros
pensamientos, palabras y acciones. Cuando comprendemos esta Verdad, se vuelve
perfectamente claro por qué nuestros sentimientos son tan importantes y por qué tienen
un efecto tan poderoso en la salud del Cuerpo Físico y el estado mental. Los sentimientos
discordantes como la ira, el odio, el resentimiento, etc., causan genuinos cambios
químicos en el Cuerpo Físico, que realmente suprimen al sistema inmune natural. Los
sentimientos armoniosos como el júbilo, la risa, la felicidad y la paz, causan cambios
químicos que fortalecen al sistema inmune.

El Cuerpo Emocional es predominantemente de agua. Es por esto que nos vemos afectados
por los cambios de energía que suceden en la Tierra, cuando hay un cambio en los Cuerpos
Celestes que rodean al planeta. El nivel emocional de la Tierra, está asociado también con
el elemento agua y cuando tenemos Luna Llena, el jalón gravitacional adicional, crea un
cambio en las mareas del océano y en nuestros Cuerpos Emocionales. Si estamos
centrados y nuestros cuatro cuerpos inferiores están en paz, la Luna Llena tiene un efecto
muy positivo en nuestro campo de energía. Siempre hay meditaciones Mundiales que se
llevan a cabo durante la Luna Llena, para tomar ventaja de este influjo positivo de
energía.

Sin embargo, si estamos desequilibrados y en desarmonía, la Luna Llena puede hacer


estragos en nosotros. Puede provocar que nos comportemos en formas inusuales o
bizarras. De allí vienen los términos locura y lunático. Son los derivados de la palabra en
Latín luna.

La intención original de nuestro Cuerpo Emocional, era absorber la Armonía de Dios y


entonces inundar a los patrones de pensamiento de perfección desde la Mente de Dios,
con las Emociones Divinas del Entusiasmo, Júbilo, Dicha, Felicidad, Amor, etc. Esto
facultaba a los patrones de pensamiento hacia la manifestación física y aceleraba el
proceso de co-creación, permitiéndonos expandir rápidamente las Fronteras del Reino de
los Cielos en la Tierra.

La formación del Cuerpo Emocional completaba nuestros Vehículos Terrestres. Entonces,


Dios nos otorgó el regalo del Libre Albedrío.

Capítulo 4: ¿Cómo llegamos Aquí desde Allá? - Parte 3 - El Don del Libre Albedrío

Con el fin de facultarnos con la oportunidad ilimitada de expandir las Fronteras de la


Divinidad, en el mundo Tridimensional de la forma, nuestro Dios Padre-Madre nos dio el
don del Libre Albedrío. La Intención Divina de este regalo sagrado, fue otorgarnos la
libertad ilimitada para alcanzar las Octavas más altas de Perfección y explorar la diversas
cualidades, atributos, expresiones y dimensiones de la Divinidad y entonces decidir cómo
queríamos expandir y reflejar esos patrones de perfección en la Tierra.

Por ejemplo:

¿Cómo puedo expresar hoy la esencia del Amor Divino?


¿Cómo puedo revelar hoy los Reinos de la Verdad Iluminada?
¿Cómo puedo hoy experimentar la Paz Eterna?
¿Cómo puedo revelar hoy la Armonía de Dios?
¿Cómo puedo hoy convertirme en un reflejo de la Pureza?
¿Cómo puedo hoy proyectar niveles mayores de libertad? Y así hasta el infinito.

Nunca fue la Intención Divina de nuestro Dios Padre-Madre, que usáramos nuestro don del
Libre Albedrío para crear patrones de discordia e inarmonía, que se manifestarían
eventualmente como los patrones distorsionados de pobreza, enfermedad, muerte,
deterioro, guerra, odio, dolor y sufrimiento.

Con el fin de prevenirnos de tener que experimentar alguna vez dichas mutaciones
grotescas de nuestro regalo de vida, Dios nos dio un mandamiento, "¡NO COMERÁN DEL
ARBOL DEL CONOCIMIENTO DEL BIEN Y DEL MAL!"

Dios sabía que lo que dejáramos entrar en nuestra conciencia y lo que energizáramos con
nuestras facultades creativas de pensamiento y sentimiento, sería llevado a la forma. Dios
también sabía, que si no aprendíamos de una fuente externa los patrones caídos de
pobreza, enfermedad, muerte, guerra, dolor, etc., no habría forma de que supiéramos
sobre esos males, o que los energizáramos dentro de nuestra experiencia en la Tierra, a
través de nuestros pensamientos y sentimientos.
Al recibir el don del Libre Albedrío, el Ser Crístico Sagrado estaba listo para comenzar su
morada en la Tierra, para aprender las lecciones que lo convertirían en un co-creador con
nuestro Dios Padre-Madre.

EL PLAN DIVINO ORIGINAL

Debido a que ningún sistema de mundos había experimentado jamás evolucionar, en la


densidad del continuo del tiempo y el espacio de una realidad tridimensional y ya que esta
era la primera vez que las almas evolutivas, no tendrían acceso al espectro completo de
los Doce Aspectos Solares de Deidad desde el Gran Sol Central, a través del la usual
Columna Solar de Doce aspectos y el Sistema de Chakras, se concibió un plan totalmente
nuevo para los Hijos de Dios que iban a evolucionar en la Tierra y en los otros 48 planetas
incluidos en el experimento.

La Columna Planetaria de Siete aspectos y el Sistema de Chakras de cada persona,


reflejaron la octava física de color y frecuencia que experimentamos en el Arco Iris.

Chakra Raíz ........................ Rojo


Chakra Central .................... Anaranjado
Chakra del Plexo Solar ....... Amarillo
Chakra del Corazón ............. Verde
Chakra de la Garganta ......... Azul
Chakra del Tercer ojo .......... Indigo
Chakra de la Corona ............ Violeta

El plan original es que pudiéramos encarnar dos veces en cada ciclo de 2000 años, una
como hombres y una como mujeres. En cada ciclo absorberíamos el impulso pleno de Luz
que bañaba al Planeta y desarrollaríamos tanto las polaridades masculinas de uno de
nuestros chakras, (cuando estuviéramos en un cuerpo masculino) como las femeninas
( cuando estuviéramos en un cuerpo femenino.) Comenzamos con el Chakra Raíz en la
base de la columna y trabajamos uno a uno hasta el Chakra de la Corona de la Iluminación
- en la parte superior de la cabeza.

En cada encarnación vivimos entre 800 y 900 años y manteníamos el conocimiento


conciente de todo lo que habíamos aprendido de una vida a la otra. Para el momento en
que los siete Chakras estaban totalmente desarrollados, habíamos logrado la plena
maestría sobre el plano físico y habíamos aprendido las lecciones de co-creación e
iluminación.

En el plan original, nuestra morada Terrestre tomó aproximadamente 14,000 años y


tuvimos 14 encarnaciones, 7 como hombres y 7 como mujeres.

Cuando las polaridades masculinas y femeninas de todos los siete Chakras, estaban
plenamente desarrolladas, estábamos listos para el siguiente paso de nuestro proceso
evolutivo. Estábamos listos para nuestra Ascensión hacia la Cuarta Dimensión. Nuestra
Ascensión hacia las Octavas de Luz más raras de la Cuarta Dimensión, completaba
nuestros ciclos de renacimiento en la Tierra e iniciaba una experiencia totalmente nueva.
En la Cuarta Dimensión, comenzábamos a desarrollar nuestras Espinas Solares de Doce
aspectos y continuábamos aprendiendo formas más y más grandes para expresar nuestra
Divinidad.

Este Plan Divino procedió sin fallo durante muchos milenios. Una raza raíz después de
otra, con sus diversas sub-razas, encarnó completando el desarrollo de su Columna
Planetaria de Siete Aspectos y sus lecciones de co-creación e Iluminación, entonces
Ascendió hacia su próxima escuela de aprendizaje. Sin embargo, a la mitad de la Cuarta
Raza Raíz, algo sucedió que cambió profunda y drásticamente el plan de la Tierra para
siempre.

En ese tiempo, la fuerza de la que hablé antes, conocida como el "mal cósmico," estaba
intentando desesperadamente encontrar almas, que pudiera manipular para liberar
patrones negativos de pensamiento y sentimiento, que lo alimentaran y lo mantuvieran
vivo. Debido a que 49 Planetas en nuestra Galaxia, que estaban participando en el
experimento, estaban vibrando en una frecuencia densa inusual, éramos mucho más
vulnerables y era mucho más fácil para la fuerza del "mal cósmico" acceder a nuestras
conciencias.

Esta fuerza negativa, con sus formas astutas y engañosas, proyectó patrones dentro de la
conciencia de las almas evolucionando en todos los 49 Planetas, e intentó confundirnos y
tentarnos para experimentar con nuestro regalo de vida, al crear patrones de pensamiento
y sentimiento, que no estaban en alineación con la Voluntad de Dios y los Reinos de la
Perfección.

Sus esfuerzos fueron implacables y en algunos Planetas, la fuerza del "mal cósmico" logró
pasar la protección y persuadió a algunas almas para comprar su plan de engaño. Algunas
almas comenzaron a crear patrones de pensamiento y sentimiento discordantes y los
proyectaron dentro de los planos físicos de sus Planetas. Esta negatividad comenzó a
esparcirse como una plaga a través de las tierras. Otras almas evolutivas se involucraron y
fueron arrolladas con la negatividad y los planos físicos de algunos de los otros Planetas en
nuestra Galaxia, comenzaron a caer en espiral hacia las profundidades de la falsa creación
humana. Esto se reflejó como pobreza, plagas, pestilencia, guerra, odio, enfermedad,
condiciones climáticas adversas, terremotos destructivos, muerte y todo el horror del "mal
cósmico."

En ese tiempo, la Tierra parecía invencible y aunque otros Planetas en el experimento


estaban siendo arrollados con la influencia del "mal cósmico," la Tierra permaneció
prístina, perfecta y libre de cualquier traza de negatividad.

Se otorgó toda la asistencia que la Ley Cósmica permite a los Reinos Celestiales, para
intentar liberar a los Planetas afligidos por el yugo del "mal cósmico," pero nuestro
sagrado don del Libre Albedrío, que tenía la intención de ser una bendición, se convirtió
en una maldición y las almas caídas fueron atrapadas en las tentaciones de la carne. El
"mal cósmico" enseñó a las almas atrapadas a ser magos negros y ellos aprendieron cómo
manipular la energía para controlar a otros y perpetuar el mal para su logro personal.

Mientras nuestro Dios Padre-Madre observaba la grave situación de nuestra Galaxia,


determinó que el experimento estaba fallando y decretó un Plan Divino para inhalar a los
7 Soles y los 49 Planetas, de vuelta hacia la Cuarta Dimensión. Se hicieron las
preparaciones para una Inhalación Cósmica que magnetizaría a los Soles y los Planetas en
la Tercera Dimensión, hacia la siguiente Espiral de Evolución... la Cuarta Dimensión.

Los Hijos e Hijas de Dios que habían caído en el ardid del "mal cósmico," no serían capaces
de soportar las frecuencias superiores de la Cuarta Dimensión, por lo que nuestros Padres
Divinos decretaron que serían regresados hacia el Gran Sol Central. Nada se pierde
completamente jamás, pero si un alma se rehúsa a hacer lo que es necesario para
Ascender hacia la siguiente octava de aprendizaje, es regresada al Gran Sol Central y su
sustancia es vuelta a polarizar para futuros Sistemas de Mundos. Esto significa que pierde
su individualidad como esa alma en particular. Esto es referido como la Segunda Muerte, y
es lo más trágico que le puede suceder a una Presencia "Yo Soy" en evolución.
EL ACTO DE AMOR DIVINO DE LA TIERRA

Los Seres Crísticos Sagrados evolucionando en la Tierra y la Jerarquía Espiritual asignada a


la Tierra, estaban muy al tanto de lo que estaba por ocurrir a los seis billones de almas de
los otros Planetas en nuestra Galaxia, que habían caído en el yugo del "mal cósmico". En
un acto de Compasión y Amor Divino sin precedente, los Seres Humanos evolucionando en
la tierra, suplicaron a nuestro Dios Padre-Madre, que les permitiera a las almas caídas
venir aquí a ser redimidas. Debido a que la Tierra no había sido contaminada con la fuerza
del "mal cósmico" y las almas evolucionando aquí solo habían experimentado los Reinos de
Luz y Perfección, creyeron que su Luz sería lo suficientemente fuerte, para trascender la
disonancia de las almas rezagadas, mientras se les enseñaba a transmutar sus patrones
negativos falsamente creados de energía y recuperaban su dirección en el sendero de la
Luz.

Ningún Planeta se había hecho voluntario jamás, a un acto tal de Amor Divino
desinteresado. En consecuencia, ni siquiera nuestro Dios Padre-Madre sabía si íbamos a ser
capaces de lograrlo o no. Pero, cuando sea que existe una poderosa expresión de Amor
Divino, se pueden otorgar Dispensaciones Cósmicas para equilibrar ese amor.

Mientras el Tono Cósmico para la Galaxia de Alfa y Omega reverberaba a través del
Universo, nuestro Dios Padre Madre otorgó el permiso para que fueran transferidas a la
Tierra los seis billones de almas rezagadas. En una Inhalación Cósmica, todos los 7 Soles y
los 48 Planetas restantes, fueron inhalados hacia la siguiente Espiral de Evolución,
rompiendo permanentemente el yugo del "mal cósmico" y liberándolos para continuar con
su proceso evolutivo en la Cuarta Dimensión. Solo la Tierra permaneció en las frecuencias
de la Tercera Dimensión.

En un golpe poderoso, nuestro Dios Padre-Madre transfirió a seis billones de almas


rezagadas hacia los Templos Interiores que rodean a la Tierra y comenzaron la preparación
para su encarnación física en este Planeta. Los Dioses Paternos de nuestro Sol físico,
Helios y Vesta, se hicieron voluntarios para proyectar una frecuencia disminuida de luz
solar, para sostener a la Tierra en la Tercera Dimensión. Ellos acordaron amorosamente
abrazarnos en su Esencia Divina, hasta que pudiéramos completar nuestra misión
misericordiosa de redención y recuperáramos nuestro lugar correcto con el resto de
nuestro Sistema Solar en la Cuarta Dimensión.

La Tierra fue diseñada originalmente para tener cuatro billones de almas evolucionando
aquí en cualquier momento, tanto encarnadas como no encarnadas. Con la llegada de los
rezagados, nuestros números se incrementaron a diez billones de almas evolutivas. Esto
ocasionó una presión tremenda en el Planeta, pero estábamos seguros que si
perseverábamos, llevaríamos a Dios a la Victoria.

Durante 100 años, los cuerpos físicos de las mujeres en la Tierra, fueron preparados para
comenzar a traer a los rezagados a la encarnación. Nunca en la historia del Universo, se
ha hecho un sacrifico tal, como cuando las mujeres de la Tierra se hicieron voluntarias
para permitir que los vehículos contaminados de los rezagados, fueran concebidos dentro
de sus cuerpos radiantes y puros. Nunca ha habido una demostración más imponente de
Amor Divino.

Cuando todo estaba listo, la primera ola de rezagados fue concebida por los hombres y las
mujeres de la Tierra, que se habían hecho voluntarios para ser los padres de estas almas
rebeldes. Los padres crearon una atmósfera de Amor Divino y esperaron la llegada de sus
recalcitrantes hijos e hijas, con gran anticipación y júbilo.
Inicialmente, todo parecía estar funcionando como se planeó. Al principio, la Luz de los
padres fue capaz de equilibrar y transmutar las frecuencias de disonancia que emanaban
de sus infantes. Pero, cuando los niños rezagados eran lo suficientemente grandes, para
comenzar a recibir algunas de sus energías mal calificadas, todo salió mal. Conforme la
energía que habían usado mal en sus vidas previas, comenzó a regresar a ellos para ser
transmutada de vuelta a la Luz, los patrones de pensamiento que estaban en conflicto con
la Voluntad de Dios, comenzaron a reflejarse dentro del plano físico de la Tierra por
primera vez. Las almas rezagadas comenzaron a pasar por las lecciones kármicas y
experimentaron retos difíciles, que les daban una oportunidad para experimentar los
resultados de sus acciones previas. Las personas de la Tierra sabían que la llegada de los
rezagados traería retos, pero debido a que ellos nunca habían experimentado antes
disonancia de ningún tipo, se confundieron y se volvieron incluso un poco curiosos sobre la
nueva energía fragmentada.

Algunas de las almas rezagadas cayeron nuevamente en sus viejos patrones y en lugar de
curar sus pasados, comenzaron a engatusar a las almas de la Tierra, para que
experimentaran con sus facultades creativas de pensamiento y sentimiento. En algunos
casos, se invirtió el Plan Divino y en lugar de que las personas de la Tierra redimieran a los
rezagados, los rezagados pervirtieron a las personas de la Tierra y los tentaron a
"compartir del árbol del conocimiento del bien y del mal." Este fue el punto decisivo
crítico en la Tierra, que nos catapultó hacia las profundidades de la falsa creación
humana.

Hoy, después de millones de años de retorcernos y de un dolor y agonía insoportables,


estamos finalmente en nuestro momento de curación.

Es imperativo que comprendamos realmente lo que sucedió durante la "caída" y las


ramificaciones que experimentamos como resultado de usar nuestro Libre Albedrío, para
crear pensamientos y sentimientos que estaban en conflicto con el Plan Divino en la
Tierra. Esto nos facultará para participar concientemente en la reversión de los efectos
adversos de ese evento trágico. Esto nos ayudará a recuperar nuestra dirección, conforme
Ascendemos hacia nuestro lugar correcto en el Universo y reclamamos nuestro Derecho
Divino de Nacimiento como Hijos e Hijas de Dios.

LA CAIDA

La historia de Adán y Eva es una alegoría que describe simbólicamente lo que sucedió en
la Tierra en el principio. Aunque muchos han intentado interpretar erróneamente la
historia en forma literal, todavía está llena de maravillosos símbolos de Verdad.

En el principio la Tierra era un verdadero Paraíso de Esplendor, como está representado


por el "Jardín del Edén." Todo lo que necesitaban los Seres Humanos en evolución, para
sostener a sus vehículos Terrenales y aprender sus lecciones de co-creación, fue provisto
por los Reinos Elementales y Angélicos, que se habían hecho voluntarios para servir y
sostener a la Tierra para los Hijos e Hijas de Dios en evolución.

Adán y Eva representaron la dualidad de Dios... el Poder Masculino Divino y el Amor


Femenino Divino. La razón por la que "Adán" llegó primero, es porque el aspecto Masculino
Divino, es el Primer Aspecto de Divinidad y éste refleja la Primera Causa de Dios, que es la
Perfección para todas las cosas a través del Poder Divino y del Rayo del Sonido que es
expresado a través de nuestro Centro de Poder en la garganta. "En el principio fue el
verbo (sonido), y el verbo estaba con Dios." En el Rayo del Sonido se libera un Tono
Cósmico desde el Corazón de nuestro Padre Dios, para formar la matriz vibratoria que
atrae sustancia de Luz prima hacia la forma. Cada persona, lugar, condición o cosa
existente en cualquier dimensión, ha sido llevada hacia un patrón particular, por el Poder
Masculino de la Primera Causa de Dios de Perfección - El Rayo del Sonido.

"Eva" representa al aspecto Femenino Divino, que es el Tercer Aspecto de Divinidad. Ese
aspecto refleja Amor Divino, el poder cohesivo del Universo. Es la frecuencia de nuestro
Dios Madre, el aspecto Femenino Divino - el Amor Divino - el que sostiene la Luz prima en
un patrón particular, que ha sido atraído hacia la forma en el Rayo del Sonido Masculino
Divino. Sin el poder cohesivo del Amor Divino, la Luz prima se disiparía en potencial no
manifiesto nuevamente y la forma podría dejar de existir.

Adán y Eva representaron simbólicamente a los padres originales de todas las almas
evolucionando en la Tierra, porque el equilibrio del aspecto Masculino Divino y del aspecto
Femenino Divino, dan como resultado el nacimiento del Hijo/Hija de Dios, el Cristo, que
refleja el Segundo Aspecto de Divinidad... Iluminación o Conciencia Crística.

En la alegoría Bíblica, se les otorgó a Adán y Eva el don del Libre Albedrío y el
mandamiento "no compartirán del árbol del conocimiento del bien y del mal."

La razón porque la serpiente el ("mal cósmico") tentó a Eva a "comer la manzana" se debe
a que Eva representa el aspecto Femenino Divino dentro de nosotros, que es nuestra
naturaleza emocional. Fue ese aspecto de nuestros Seres, el que sintió la compasión que
nos incitó a hacernos voluntarios para traer a las almas rezagadas a la Tierra y fue nuestra
naturaleza sensible, la que ocasionó que abriéramos nuestros corazones a las almas
rezagadas, de forma que causó finalmente nuestra caída.

Una vez que Eva "comió de la manzana," representando simbólicamente nuestra decisión
de aceptar a las almas rezagadas, que estaban siendo manipuladas pro la fuerza del "mal
cósmico," ella y Adán fueron desterrados del Jardín del Edén y forzados a experimentar
dolor y sufrimiento y todos los males que fueron creados cuando los rezagados vinieron a
la Tierra.

Durante la Misión Divina de Jesús en la Tierra, el advirtió continuamente a sus discípulos


de no "darles perlas a los cerdos." Jesús no estaba llamando cerdos a las personas; estaba
aconsejando a sus seguidores no darle a las masas, información que no eran capaces de
comprender.

La historia de Adán y Eva le fue dada a la humanidad como una simple alegoría, en un
leguaje que podíamos comprender en nuestro estado fragmentado de mente en ese
tiempo. Debido a la urgencia de la hora y de la increíble ayuda que estamos recibiendo
desde lo Alto, estamos siendo elevados hacia mayores Octavas de Verdad Iluminada y
nuestra habilidad para comprender y captar Verdades mayores, ha abierto la puerta para
nuevos niveles de Conocimiento Sagrado. Ahora somos capaces de percibir los detalles de
lo que ocurrió realmente durante la "caída". Esta Verdad se nos está otorgando, para que
podamos participar activamente en la curación de nuestra separación auto-inflingida de
Dios y revoquemos nuestro descenso hacia la inconsciencia. Conforme progrese nuestra
curación, alcanzaremos nuestra Ascensión Victoriosa en Dios, hacia alturas increíbles de
Divinidad.

NUESTRA SEPARACIÓN DE DIOS

Antes de la llegada de los rezagados, el Ser Crístico Sagrado tenía pleno control de
nuestros cuatro cuerpos inferiores y usaba esos vehículos muy eficientemente, para crear
pensamientos, sentimientos, palabras y acciones que expresaban los patrones de
perfección de los Reinos Celestiales. El Ser Crístico Sagrado permaneció en constante
comunicación con todos los aspectos superiores del Ser Divino, a través de las Doce Fibras
Solares de ADN y era capaz de proyectar su conciencia dentro de los Reinos de Verdad y
caminar y hablar con los Seres de Luz que habitaban allí.

La Presencia "Yo Soy" proyectaba el regalo de vida desde el Corazón de Dios hacia la
Presencia Crística Solar, quien a su vez, proyectaba esa Luz Divina hacia el Ser Crístico
Sagrado a través de un tremendo rayo de Luz que envolvía nuestros cuatro cuerpos
inferiores. Entonces, el Ser Crístico Sagrado absorbía la Luz Divina y la calificaba con
pensamientos creativos y sentimientos. Conforme el regalo de vida pasaba a través del
Centro del Corazón y era enviada hacia el plano físico, a través de nuestros pensamientos,
palabras, acciones y sentimientos, cada electrón de esa preciosa energía de vida, estaba
estampada con nuestro patrón electrónico individual que pulsa en la semilla atómica
permanente en el corazón.

Cada uno de nosotros tiene huellas digitales, patrones de respiración, patrones de voz,
patrones de ADN y patrones electrónicos de Luz únicos. Cada electrón de energía que pasa
a través de nosotros, es estampado con nuestro patrón electrónico único y es cargado con
la vibración de los pensamientos y sentimientos que estamos experimentando en el
momento que lo recibimos. Esta es la forma como el Universo sabe qué energía le
pertenece a quién y es la forma como la Ley del Círculo es aplicada científicamente, e
impuesta de forma precisa a través de todas las dimensiones de la existencia.

Cuando recibimos nuestro regalo de vida de Dios, esa fuerza de vida es neutral y está
vibrando en una frecuencia de armonía y perfección. Conforme la lanzamos con nuestros
pensamientos, palabras, acciones y sentimientos, es estampada con nuestro patrón
electrónico individual y es cargada con la energía, vibración y conciencia de nuestros
pensamientos y sentimientos en ese momento. La energía entonces viaja directamente
hacia la persona, lugar, condición o cosa a la que la enviamos, tal como una onda de radio
o de televisión. La frecuencia de la energía que estamos enviando, se refleja en todo lo
que recorre en el camino hacia su destino. Esto es conocido como el proceso de involución
de energía fluyendo desde el Corazón de Dios, a través de nuestras Flamas del Corazón
hacia el mundo físico de la forma.

Entonces, la Ley Cósmica dicta, a través de la Ley del Círculo, que una vez que la energía
ha alcanzado su destino final en el plano físico, debe regresar hacia su Fuente. Esto
involucra a la energía que ha sido magnetizada primero, de vuelta hacia su patrón
electrónico idéntico, brillando en la Flama del Corazón de la persona que la envió y
entonces, pasando a través de la Flama del Corazón mientras regresa a Dios Padre Madre,
llevando con ella todas las nuevas frecuencias de perfección de las Ideas Divinas y los
experimentos del Ser Crístico Sagrado. Ese es el proceso de evolución. Antes de la llegada
de las almas rezagadas, este proceso funcionó impecablemente y los Seres Crísticos
Sagrados de la Humanidad en evolución, aprendían cada día y cada hora las lecciones de
co-creación y expandían las fronteras del Reino de Dios en la Tierra, a través de la Ley del
Círculo.

CREANDO EL VELO DE MAYA

Cuando se concedió la Dispensación Cósmica, para permitir a los seis billones de almas
rezagadas de otros Planetas participantes en nuestro experimento único Tridimensional,
para ser transferidas a la Tierra y para encarnar aquí gradualmente, todo cambió
drásticamente.

Cuando los rezagados encarnados eran lo suficientemente mayores para que el Consejo
Kármico comenzara a liberar algunas de sus energías mal calificadas, para ser
transmutadas de vuelta a la Luz, la Tierra comenzó a experimentar frecuencias de
disonancia por primera vez. Más negatividad inundó la Tierra, de lo que los Hijos de la
Tierra estaban equipados para manejar y en lugar de que las personas evolucionando en la
Tierra elevaran a las almas rezagadas, los rezagados comenzaron a jalar a las almas
evolucionando en la Tierra, hacia el cenagal de sus falsas creaciones humanas.

Los pensamientos, palabras, acciones y sentimientos mal calificados, no pueden regresar a


la Fuente a través de la Divina Flama del Corazón, entonces los patrones de disonancia
creados por los rezagados, comenzaron a acumularse alrededor del Planeta. Los patrones
negativos comenzaron a ínter penetrar toda forma física y cada electrón de preciosa
energía de vida evolucionando en la Tierra, se contaminó y se envolvió en frecuencias de
inarmonía. Los males de la enfermedad, pobreza, vejez, muerte, deterioro, etc.,
comenzaron a manifestarse en el plano físico. Esto creó una atmósfera de miedo y dolor
que era una experiencia totalmente nueva para las almas evolucionando en la Tierra.
Conforme se incrementó la conciencia de miedo, el mar de patrones negativos de
pensamiento y sentimiento acumulados alrededor del Planeta, formó un "velo" que
comenzó a bloquear la Luz de Dios. Esto creó todavía más miedo y catapultó a la
Humanidad hacia frecuencias aún más densas de existencia. En este punto, comenzamos a
cerrar nuestros Centros del Corazón, para no sentir tanto dolor. Esto bloqueó el flujo del
Amor Divino de nuestra Madre Dios y ocasionó que nuestros hemisferios derechos del
cerebro se volvieran casi inactivos. Cuando esto sucedió, los centros dentro de nuestras
estructuras cerebrales, que abren los Chakras de la Corona y nos permiten permanecer
conectados con la Mente Divina de Dios, comenzaron a atrofiarse. Esto generó que se
cerraran nuestros Chakras de la Corona, lo que bloqueó nuestro contacto con la Mente de
Dios. Los únicos centros que permanecieron activos fueron nuestros hemisferios cerebrales
izquierdos y los Centros de Poder en nuestras gargantas. Debido a que nuestros Centros de
Poder Masculinos ya no estaban equilibrados con nuestros Centros del Corazón Femeninos
de Amor Divino, comenzamos a usar nuestro poder, por primera vez, en formas que no
reflejaban una reverencia por toda la vida. Este abuso de poder reflejaba todo nuestro
miedo y aceleró nuestra "caída" hacia las profundidades de la degradación humana.

Conforme caíamos hacia frecuencias de disonancia cada vez más densas, nuestras Doce
Fibras Solares de ADN comenzaron a hacer corto circuito, hasta que tuvimos solo las dos
fibras restantes que formaron una doble hélice de ADN. Estas son las fibras visibles de ADN
que nuestros científicos han descubierto ahora. Aunque nuestras dos fibras de ADN
contienen billones de códigos genéticos, todavía son apenas suficientes para sostener la
conciencia cerebral. Nuestra capacidad cerebral se deterioró a solo el 10 por ciento de su
habilidad anterior y perdimos contacto con los aspectos multifacéticos y
multidimensionales de nuestras Presencias Divinas.

Cuando ocurrió esto, comenzamos a percibir el plano físico de la Tierra como la única
realidad y pensamos que éramos solo nuestros cuerpos físicos. Esta percepción
increíblemente deformada, desarrolló en nosotros un sentido de carencia y limitación que
perpetuó nuestro abuso de poder. Nos volvimos codiciosos y basados en el miedo.
Sentimos la necesidad de dominar y controlar a otros para obtener lo que necesitábamos
para sobrevivir. Los patrones atroces de la guerra, el crimen, el odio, el prejuicio, la
corrupción, la inhumanidad, la contaminación, el abuso físico, etc., se volvieron la orden
del día.

Conforme nuestras conciencias comenzaron a reflejar la magnitud total de la "caída,"


desarrollamos una personalidad voluble que estaba basada en el miedo y motivada
estrictamente por la gratificación de nuestros sentidos físicos. Esta personalidad
compulsiva y adictiva es a lo que ahora nos referimos como el ego humano. Son nuestros
egos humanos extremadamente limitados, corruptos, ignorantes, basados en el miedo,
compulsivos y disfuncionales, con los que nos hemos identificado y consideramos que son
lo que verdaderamente somos, desde la caída de la Humanidad. ¡Con razón estamos en tal
lío!

Una vez que el ego humano obtuvo el control de nuestros cuatro cuerpos inferiores, se
volvió claro para el Ser Crístico Sagrado, que el rayo de Luz fluyendo a través de nuestros
vehículos tenía que ser reducido, con el fin de evitar que nos destruyéramos a nosotros
mismos. El Ser Crístico Sagrado decidió retirarse a Si mismo hasta que fue solo una simple
fracción de una pulgada, pulsando en la Flama del Corazón. Se convirtió en lo que ahora
conocemos como nuestra "Chispa de Divinidad." Conforme ocurrió eso, el poderoso rayo de
Luz que fluía a través de nuestros vehículos, fue retirado y se convirtió en lo que ahora
llamamos nuestro "cordón de plata." Esto fue hecho como un misericordioso acto de Amor
Divino, pero trágicamente, nos permitió recibir solo una cantidad minúscula de nuestra
Luz Divina anterior. No es necesario decir que esto creó todavía más miedo y confusión en
la Tierra y facultó a nuestros egos humanos para hacer todavía más estragos en nuestras
vidas.

Conforme el "velo" se hizo más denso y se incrementó la negatividad en la Tierra, se volvió


obvio para nuestro Dios Padre-Madre y para la Compañía del Cielo, que la Luz que sostenía
el Cuerpo de la Madre Tierra a través del Sistema de Redes de Cristal, estaba amplificando
el dolor y el sufrimiento de la Humanidad. El Sistema de Redes de Cristal de la Tierra, es
el sistema eléctrico a través del cual corre la Luz de Dios para sostener la vida en la
Tierra. Este trabaja de la misma forma que funciona el sistema eléctrico de nuestros
cuerpos, a través de nuestros Chakras y Meridianos correspondientes. La Luz que corre a
través del Sistema de Redes de Cristal es neutral y armoniosa. Está diseñada
específicamente para amplificar la fuerza de vida en la Tierra, por lo que amplifica
cualquier cosa en su camino. Cuando la Tierra se hundió en la falsa creación humana, la
negatividad, así como el bien, estaban siendo amplificados por el Sistema de Redes de
Cristal. Nuestro Dios Padre-Madre decretó que la Luz que fluía dentro de los cristales
debía ser retirada. En un golpe poderoso, la Luz fue retirada de la Tierra y se le permitió a
los cristales recibir solo la energía suficiente para mantener vivo el Cuerpo de la Madre
Tierra. Se instituyó un Decreto Divino por parte de nuestros Padres Divinos, comandando
que no usáramos o facultáramos los cristales, hasta que la Tierra recuperara su dirección.
Durante eones de tiempo los cristales han permanecido inactivos, excepto cuando las
fuerzas oscuras en la Tierra usaron mal los cristales para las artes negras, con el fin de
manipular y controlar a los otros.

Cuando se retiró la Luz del Sistema de Redes de Cristal, la Tierra se convirtió en la


"Estrella oscura" en nuestro Sistema de Mundos. El peso de la negatividad, inflingido en el
Planeta por los egos humanos de la Humanidad, ocasionó que el eje de la Tierra se ladeara
y la Tierra cayó de la Espiral de Evolución hacia la Rueda de Karma. Cuando esto ocurrió,
fue verdaderamente nuestra hora más oscura. Desde entonces hasta ahora, ya no
encarnamos solo para aprender el proceso de co-creación y auto-maestría. Ahora
estábamos encarnando para intentar limpiar el desastre que habíamos creado en nuestras
vidas anteriores. Nuestros egos humanos eran tan recalcitrantes y rebeldes, que en cada
vida subsiguiente realmente creábamos más negatividad y nos enterrábamos todavía más
profundo en el sufrimiento humano. Nuestro Dios Padre-Madre decidió colocar "una Banda
del Olvido" alrededor de nuestra frente, ates de cada encarnación.

La esperanza era que si no recordábamos todo el odio y la ira del pasado, podíamos
empezar cada vida de nuevo y tener una mayor oportunidad para curar nuestras
relaciones disfuncionales y aprender a amar a nuestros enemigos. Esto ayudó en cierto
grado, pero causó mucha confusión. Sin saber sobre nuestras vidas previas y la negatividad
que habíamos creado en el pasado, no teníamos explicación del porqué estábamos
pasando a través de retos tan horrendos. Nos sentimos víctimas y abusados. Nos sentimos
indignos y no amados. Aquellos que eran capaces de creer en Dios, dijeron que el
sufrimiento en la Tierra debía ser la Voluntad de Dios y Dios fue percibido como un Ser
castigador y colérico, un Dios para ser temido.

Sin ningún recuerdo de nuestras vidas previas, intentamos usar la "lógica" para explicar los
males en la Tierra. Intentamos justificar el sufrimiento humano diciendo que Dios quería
que experimentáramos la negatividad, para que supiéramos la diferencia entre el bien y el
mal. Comenzamos a creer que Dios había creado la negatividad en la Tierra como parte de
nuestra experiencia de aprendizaje. Entendimos que todo está compuesto de energía,
vibración y conciencia, por lo que fuimos concientes de la dualidad y las polaridades.

Nuestros egos humanos inferiores observaron las circunstancias existentes en el plano


físico e intentaron, con su conciencia fragmentada, explicar lo que percibían como
polaridad y dualidad.

Observaron los "opuestos" de nuestros pensamientos, palabras, acciones y sentimientos


mal calificados y llegaron a la siguiente conclusión errónea y deformada. Nuestros egos
sabían que todas las cosas se originaban en Dios, entonces decidieron que Dios creaba
todo. Por lo tanto, la deducción lógica de nuestros egos, fue que todas las condiciones
manifestadas en el plano físico eran "Divinas"...

POSITIVO..... "OPUESTO".......... NEGATIVO

ARMONIA.......... ".............. DISCORDIA


VIVIR.............".................... MAL
VIVIDO............."............... DEMONIO
LUZ................."........... OSCURIDAD
AMOR............... "..................... ODIO
PAZ..................".................GUERRA
ABUNDANCIA........."...................POBREZA
SALUD ............."......... ENFERMEDAD
JUBILO.................."...................TRISTEZA
FELICIDAD.............".................DEPRESION
COMODIDAD............"....................ANSIEDAD
SEGURIDAD.............".........................MIEDO
SILENCIO.......... "....................RUIDO
SABIDURIA.............."................IGNORANCIA
TOLERANCIA..........."..................PREJUICIO
AMIGOS.................."...................ENEMIGOS

… Y así sucesivamente hasta el infinito.

El único propósito y razón para estar en el salón de clases de la Tierra, es para aprender
cómo usar nuestras facultades creativas de pensamiento y sentimiento, para convertirnos
en co-creadores con nuestro Dios Padre-Madre. Cuando el ego humano llegó a esta
conclusión increíblemente distorsionada, comenzó a creer verdaderamente que teníamos
que experimentar lo "malo" con el fin de experimentar lo "bueno". Esta creencia, por
supuesto, causó que nuestros egos humanos perpetuaran la negatividad en la Tierra. ESTE
FUE EL SISTEMA DE CREENCIAS MAS DESTRUCTIVO QUE PODIAMOS HABER ABRIGADO.

La polaridad de Dios NO ES "bueno" y "malo"...


LA POLARIDAD DE DIOS ES LA DUALIDAD
DEL ASPECTO MASCULINO DIVINO
Y EL ASPECTO FEMENINO DIVINO.

Con la Banda del Olvido, olvidamos que esas polaridades opuestas de Dios reverberan a
través de TODA la Creación de Dios y que DIOS NO LIBERA UN ELECTRÓN DE PRECIOSA
ENERGIA DE VIDA, HACIA ALGO QUE ESTA VIBRANDO A UNA FRECUENCIA MENOR QUE ¡LA
TOTAL PERFECCIÓN DE DIOS!

Olvidamos que CUALQUIER COSA que esté vibrando en una frecuencia que es menor a la
Perfección Física Ilimitada del CIELO EN LA TIERRA, es UNA FALSA CREACIÓN... UNA
MUTACIÓN DE NUESTRO PRECIOSO REGALO DE VIDA QUE NOSOTROS CREAMOS A TRAVÉS DEL
MAL USO DE NUESTRAS FACULTADES CREATIVAS DEL PENSAMIENTO Y EL SENTIMIENTO... y
esta debe, por lo tanto, ser transmutada de vuelta hacia su Intención Divina original, con
el fin de que podamos Ascender hacia las Octavas de Perfección de la Cuarta y Quinta
Dimensiones.

Con la Banda del Olvido, ya no supimos que la polaridad opuesta de la Luz no es la


oscuridad que habíamos conocido como mal o discordia o dolor y sufrimiento. Esas
manifestaciones están en OPOSICIÓN a la Luz, lo que es algo totalmente diferente.

Las polaridades duales de la luz son RESPLANDOR-ACTIVIDAD-CREACION y EL GRAN


SILENCIO-QUIETUD-POTENCIAL NO MANIFIESTO.

Esta regla se aplica a cada una de las Cualidades Divinas o Atributos de Dios... a cada
experiencia que teníamos como destino recorrer en este salón de aprendizaje de la Tierra,
antes de que cayéramos en los abismos de la falsa creación humana - frecuencias o
vibraciones opuestas, si, pero SIEMPRE ARMONICAS, CELESTIALES, PERFECTAS Y DIVINAS.

En esencia, la BANDA DEL OLVIDO provocó que nos hundiéramos hacia frecuencias todavía
más profundas de ignorancia y caos. Nos volvimos lastimosos y patéticos por un lado y
furiosos y despectivos por el otro. Cada vida nuestro progreso era virtualmente inexistente
y éramos forzados a encarnar miles de veces, experimentando las profundidades de la
depravación humana cada vez, con muy poca esperanza de redención, mientras nos
revolvíamos en la Rueda del Karma vida tras vida. Este fue el punto más bajo de la
existencia humana en la Tierra y nuestra extrema vulnerabilidad atrajo la atención del
"mal cósmico."

LA LLEGADA DEL "MAL CÓSMICO"

Cuando el "mal cósmico" vio como la tierra estaba forcejeando en la negatividad y se dio
cuenta de qué tan fácilmente nuestros egos humanos eran manipulados por el deseo de la
gratificación física, supo que este Planeta caído sería una fuente lucrativa de energía
discordante, en la cuál podían alimentarse y sostenerse. En ese punto de nuestra
evolución, el "mal cósmico" se apoderó de la Tierra y literalmente nos tomaron con
rehenes. Esta fuerza siniestra creó una red magnética, que invirtió la frecuencia de Luz
que fluía a través del Sistema de Redes de Cristal y nos atrapó en la Rueda del Karma.

Una vez que la fuerza del "mal cósmico" obtuvo el dominio en la Tierra, nuestra situación
empeoró. Luchamos por librarnos del yugo de nuestros egos humanos y de la interferencia
negativa del "mal cósmico", pero nuestros mayores esfuerzos eran virtualmente inútiles.
Sentimos como si estuviéramos caminando a través de brea dentro de vientos de 150
millas por hora, incapaces de hacer el menor indicio de progreso. Cada vida fue dedicada
a luchar por sobrevivir y la batalla por sostener nuestros cuerpos físicos se volvió
primordial. Toda nuestra energía era gastada en obtener comida, ropa, resguardo y
gratificación física. Perdimos totalmente la conciencia de por qué habíamos venido a la
Tierra en primer lugar. Conforme nuestros egos humanos se volvieron aún más
obsesionados consigo mismos, nuestra codicia y egoísmo se multiplicaron. El dinero se
convirtió en el objeto de nuestra "adoración," y nuestra sexualidad se deterioró en una
actividad manipuladora de abuso y control. Cada vida sucesiva parecía exacerbar esas
tendencias y nos enterraba más profundo en nuestro efluvio humano falsamente creado.

Como si nuestro predicamento no fuera lo suficientemente devastador, el "mal cósmico"


decidió en ese punto, reclamar la Tierra como una escuela de aprendizaje para las fuerzas
oscuras. Debido a que éramos ajenos a nuestra verdadera Realidad Divina y ya que nos
habíamos separado en forma tan efectiva de nuestros Seres Crísticos Sagrados, el "mal
cósmico" se dio cuenta que era muy fácil manipular a nuestros egos humanos para hacer
su voluntad. Abrió caminos dentro del plano psíquico astral de la Tierra, que daban acceso
a almas depravadas y degeneradas de otros Sistemas Solares fuera de nuestra Galaxia.
Una vez que estas almas de otros Sistemas entraron al plano astral de la Tierra, se les
enseñó cómo manipular a la Humanidad para perpetuar el mal. Aprendieron como
amplificar los patrones de comportamiento disfuncionales de nuestros egos humanos, a
través de formas de pensamiento proyectadas y se volvieron sumamente adeptos en
mantenernos atrapados en los sentimientos de indignidad y baja auto-estima. Usaron
nuestro miedo para intensificar nuestros sentimientos de odio, prejuicio, guerra, codicia,
egoísmo, carencia y limitación. Exacerbaron nuestros sentimientos de dolor, tristeza,
pérdida y separación y crearon una atmósfera perpetua de desesperación y desesperanza.

Existen leyendas e historias que han sido pasadas a través del tiempo, que describen
escenarios bizarros de cómo justo esas entidades de otros Sistemas Estelares "invadieron"
la Tierra y aumentaron nuestra grave situación. Probablemente existe un elemento de
Verdad en todas ellas y hay un reflejo de Verdad en las exorbitantes historias de
extraterrestres que circulan ahora.

Muchas de las historias están indicando que la invasión de los extraterrestres ocasionó la
"caída". Eso no es verdad. Los extraterrestres fueron capaces de acceder a la Tierra, solo
después de que el "mal cósmico" tomó a la tierra como rehén y abrió las avenidas hacia el
plano psíquico astral.

En medio de todas nuestras luchas, las religiones mundiales tomaron un fragmento de lo


que realmente estaba sucediendo y declararon que Satanás gobernaba la Tierra.
Desafortunadamente, esta afirmación no los inspiró a cambiar la situación, sino que
ocasionó que profesaran que la Humanidad era innatamente mala y formada de
"pecadores" indignos y "gusanos en el polvo." Esta valoración nos mantuvo atados en la
culpa y la conciencia de desesperanza, lo que le permitió a la fuerza del "mal cósmico"
manipularnos todavía más hacia las frecuencias de auto-destrucción. Nos convertimos en
sus peones y en una conciencia aletargada que rayaba en la hipnosis de masa, nos
convertimos en víctimas sin voluntad de nuestros egos humanos y la Tierra se volvió un
antro de la perdición. Fue entonces cuando los Seres Humanos se deterioraron hacia el
denso estado de conciencia del hombre Neandertal de las cavernas.

Capítulo 4: ¿Cómo llegamos Aquí desde Allá? - Parte 4 y última- Un Pedido de Ayuda

Normalmente un Planeta que ha caído en un estado tal de maldad sería considerado


insalvable, en cuyo caso la Luz del Sol físico sería retirada y se le permitiría al planeta
"morir". Las almas evolucionando en el Planeta serían regresadas al Sol Central para ser
repolarizadas para futuros Sistemas de Mundos, pero perderían su individualidad como
Hijos de Dios y experimentarían la Segunda Muerte.
Debido a que la Tierra llegó a su horrenda situación a través de un acto original sin
Precedentes de Amor Divino desinteresado, nuestro Dios Padre Madre no estaba dispuesto
a renunciar a nosotros. Nuestros Padres Divinos enviaron una llamada de Clarión a través
del Universo pidiendo ayuda. La respuesta llegó de Galaxias más allá de Galaxias y Soles
más allá de los Soles. Se pusieron las Ideas Divinas ante el trono de nuestro Dios Padre
Madre y al unísono los Amados Elohae y Eloha, Alfa y Omega y Helios y Vesta eligieron un
plan de Intervención Divina que había sido ofrecido por el Sistema Estelar de Sirio.

El impulso inicial de nuestra "caída" comenzó en el continente de Lemuria, una enorme


masa de tierra que solía existir en el Océano Pacífico. En el momento de la llegada de los
rezagados, la energía de la Madre Divina estaba en su frecuencia más intensa en Lemuria,
por lo que la Compañía del Cielo decidió permitir que las almas rezagadas encarnaran
primero en esa área. La Intención Divina era inundar a estas almas que llegarían, con tal
impulso de la esencia Divina de la Madre/Diosa de Amor Divino, que su negatividad sería
transformada en Luz.

Cuando el plan salió mal y la Humanidad comenzó a cerrar sus Centros del Corazón para
evitar sentir el dolor que se estaba manifestando en la Tierra, no hubo ningún lugar
afectado más adversamente que Lemuria. Este continente experimentó un impacto
abrumador que lo catapultó hacia las profundidades de la depravación humana.

La Inteligencia Divina en el Sistema Estelar de Sirio había presenciado esta tragedia y


sabía que los portales normales a través de los cuales entra el Amor Divino de nuestra
Madre Dios al plano Tridimensional de la Tierra (nuestro hemisferio cerebral derecho y
nuestro Centro del Corazón), habían sido cerrados por una Humanidad sumida en el
miedo.

Sirio creía que la única esperanza para la Tierra era que alguien más viniera en nuestro
rescate y estableciera un portal abierto a través del cual el Amor Divino de la Madre
pudiera fluir hacia la Tierra, hasta que la Humanidad pudiera recuperar su dirección y
confiar lo suficiente para abrir sus corazones una vez más.

Reconociendo la gravedad de la situación de la Tierra, Sirio, con gran humildad y amor


desinteresado, se hizo voluntario para proyectar un rayo tremendo de Luz hacia el
continente de Lemuria, que serviría como un portal abierto para el Amor de nuestra Madre
Dios. Conforme Sirio sostuvo este portal abierto de Amor Divino, nuestra Madre Dios bañó
la Tierra y a toda la vida evolucionando aquí en su Luz nutriente. Este portal es conocido
como el Vórtice de la Diosa.

Durante cierto periodo de tiempo el plan funcionó gloriosamente. El Amor Divino entrando
a través del Vórtice de la Diosa, mantuvo en desuso la negatividad en la Tierra. Esto le
permitió a las almas evolucionando en el continente de Lemuria comenzar a sanar su
separación auto-infligida de Dios y conforme se elevaban en conciencia y reclamaban su
camino de Luz, crearon una Edad Dorada. Esto ocurrió hace cientos de miles de años y
desde las apariencias externas, parecía que el plan de Sirio había salvado verdaderamente
a la Tierra.

Sin embargo, la Ley Cósmica dicta que nuestra evolución hacia la Divinidad debe ser auto-
sostenida a través de nuestra propia auto-maestría. Nadie más puede hacerlo por nosotros
permanentemente. El Vórtice de la Diosa nos impulsó fuera de cenagal de la falsa
creación humana, pero la Ley Cósmica solo permitiría esta Intervención Divina
temporalmente, esperando que nos diera la fortaleza para abrir nuestros corazones y
reestablecer nuestros propios portales de Amor Divino.
El Hundimiento de Lemuria

En medio de la Edad Dorada de Lemuria, sonó un Tono Cósmico y se le ordenó a Sirio por
Ley Divina, cerrar el Vórtice de la Diosa. Hubieron algunas almas iluminadas que habían
desarrollado su auto-maestría y confiaron en abrir los portales de sus Corazones, pero
desafortunadamente, las masas de Lemuria no lo hicieron. Cuando el Amor Divino de la
Madre se retiró de la Tierra, la Humanidad comenzó a vacilar y a caer una vez más dentro
del abismo de la negatividad, la degradación y el abuso de poder.

Sirio se dio cuenta que la Tierra no iba a sobrevivir sin más ayuda. Los Seres de Luz de
Sirio apelaron a las presencias de Dios Padre Madre de nuestros Soles Elohae y Eloha, Alfa
y Omega y Helios y Vesta. Les pidieron permiso para continuar bañando la Tierra en el
Amor de nuestro Dios Madre hasta que la humanidad pudiera resumir esta actividad por
nuestra cuenta. Se garantizó una dispensación especial para permitir que Sirio proyectara
una pequeña cantidad de Amor Divino en la Tierra, pero la frecuencia permitida por la Ley
Cósmica era una simple fracción de la Luz que se vertió originalmente a través del Vórtice
de la Diosa.

Elohae y Eloha nuestros Padres Divinos de nuestro Gran Sol Central, le dijeron a Sirio que
en un futuro distante, habría un Momento Cósmico en la Tierra cuando la Humanidad
recuperaría su dirección y buscaría el abrazo de nuestras Presencias Solares Crísticas.
Dijeron que durante ese momento, Ellos sostendrían a la Tierra en las frecuencias Solares
de la Perfección de Dios y como un regalo de amor por el servicio desinteresado que la
Tierra rindió a los rezagados, y como un regalo de gratitud al Sistema Estelar de Sirio por
el servicio desinteresado que rindió a la Tierra, le permitirían a Sirio ABRIR
PERMANENTEMENTE EL VORTICE DE LA DIOSA O MADRE DIVINA.

Las pocas almas iluminadas que habían alcanzado grandes alturas de Iluminación en
Lemuria, se dieron cuenta que la red magnética del "mal cósmico" era la resistencia
principal que le impedía a la Humanidad ser capaz de moverse fuera de la Rueda del
Karma. Diseñaron un plan para tratar de activar el Sistema de Red de Cristal, con la
Intención Divina de destrozar la red magnética del "mal cósmico" y liberar a la Tierra de su
puño opresor. Con el horror de todos los involucrados, sus números eran muy pequeños y
cuando el "mal cósmico" se dio cuenta de lo que estaba pasando, incrementó la frecuencia
de su red magnética e invirtió la Luz fluyendo hacia el Sistema de Red de Cristal.
Conforme la Luz invertida implosionó a través de los cristales y hacia el Cuerpo de la
Madre Tierra, amplificó el dolor y el sufrimiento de la Humanidad. Los resultados fueron
atroces, y conforme la Humanidad se retorcía en agonía, nuestro Dios Padre Madre, en un
acto de Misericordia y Compasión, emitió un Mandato Cósmico a los Poderosos Elohim y
decretó que los Constructores de la Forma sumergieran Lemuria debajo de las curativas
aguas del Océano Pacífico.

El evento cataclísmico ocasionó que el tremendo continente de Lemuria se rompiera y se


hundiera en el agua. Un fragmento de Lemuria fue empujado hacia el lado este del
Continente Norte Americano. El área al oeste de la Falla de San Andrés es esa porción de
Lemuria. Los Ángeles, California es el foco del punto de anclaje original del Vórtice de la
Diosa que estaba en el Continente de Lemuria.

La Rasgadura en el Cuerpo Etéreo de la Madre Tierra

El hundimiento de Lemuria fue un evento tan horrible que su trauma rasgó el Cuerpo
Etéreo de la Madre Tierra. Esta rasgadura Etérea creó un vacío que atrapó a cientos de
miles de almas que dejaron el plano físico a través del proceso que llamamos muerte,
cuando Lemuria se hundió dentro del Océano Pacífico. Estas almas estaban atrapadas en
el limbo, un tiempo virtual. No eran capaces de avanzar hacia las escuelas superiores de
aprendizaje y no podían regresar a la Tierra para transmutar los efectos de sus
responsabilidades kármicas. Esta tragedia creó otro problema más para la Humanidad en
evolución.

Debido a que fue nuestra propia energía mal calificada lo que fue amplificado por los
cristales, y debido a que somos responsables de transmutar la negatividad que hemos
creado a través del mal uso de nuestro precioso don de vida, ninguna fuerza externa podía
intervenir para sanar la rasgadura Etérea. Solo la Humanidad era responsable para sanar el
Cuerpo Etéreo de la Madre Tierra y liberar a las almas atrapadas. Hasta que pudiera
ocurrir esta curación, no avanzaríamos en nuestro proceso evolutivo.

El problema era que la mayoría de las almas que se quedaron en la Tierra habían caído tan
bajo en las profundidades de la oscuridad y la confusión, que ni siquiera se dieron cuenta
de que existía una herida Etérea o de que había cientos de miles de almas atrapadas en la
rasgadura. Simplemente continuamos ciegamente en nuestros asuntos, luchando por
sobrevivir e intentando avanzar una pulgada a la vez. Incluso con todos nuestros esfuerzos
tuvimos muy poco progreso. Era como presionar el acelerador de nuestro auto con la
máquina en neutral. Gastábamos una tremenda cantidad de energía luchando por cambiar
nuestras experiencias Terrestres, pero veíamos muy pocos, o ningún resultado.
Comenzamos a burlarnos de la idea de que somos los creadores de nuestras propias
realidades y comenzamos a realmente comprarnos la creencia de que éramos víctimas.
Esta actitud comenzó a manifestarse en nuestra conciencia como un sentimiento de
desesperanza, lo que se convirtió en una profecía auto-realizada. Entre más
desesperanzados nos sentíamos, más incapaces éramos de conseguir cualquier cambio en
nuestras vidas y más nos convertíamos en víctimas. Este círculo vicioso se convirtió en una
parte tan prevaleciente de nuestra experiencia en la Tierra, que comenzamos a aceptarlo
como normal.

No solo el defecto en la Envestidura Etérea de la Madre Tierra creó una percepción


distorsionada de nuestra habilidad para tener influencia en las circunstancias de nuestras
vidas, sino que creó una cicatriz en nuestros propios cuerpos Etéreos también. Toda la
vida está interrelacionada, y conforme ínter penetrábamos la sustancia Etérea de la Tierra
a través de la encarnación física, una y otra vez, la rasgadura Etérea en el cuerpo de la
Madre Tierra comenzó a reflejarse en la sustancia de nuestros Cuerpos Etéreos
individuales. Esto provocó una debilidad, incluso a veces un hoyo en este vehículo, lo que
nos ha hecho todavía más vulnerables y susceptibles a la influencia del plano psíquico
astral de confusión y caos. No es necesario decir, esto ha causado todo tipo de estragos en
nuestras vidas. Esta debilidad en nuestras auras le ha permitido a la fuerza del "mal
cósmico" tener acceso directo a nuestros egos humanos inferiores. A través de este punto
vulnerable en nuestro campo de energía, el reino psíquico astral que está luchando por
mantener el control de la Tierra y de mantenernos atados al miedo y la limitación, ha sido
capaz de amplificar nuestros sentimientos de insuficiencia y la conciencia de fracaso. Ha
sido capaz de perpetrar nuestra creencia en la carencia y la limitación y han sido capaces
de convencernos por completo de que nuestros egos humanos inferiores limitados,
opresivos, forcejeantes, son lo que realmente somos.

Este hoyo en nuestra aura también ha complicado nuestra situación en la Tierra, porque
ha permitido que más negatividad desde la conciencia de masa que nos rodea, penetre
nuestro campo de energía electromagnético. Esto amplificó nuestras experiencias
difíciles. Por ejemplo, si estábamos penando, conforme la vibración del dolor se
acumulaba en nuestro campo de energía a través de nuestros pensamientos y
sentimientos, magnetizaba hacia sí frecuencias similares de dolor de la atmósfera a
nuestro alrededor. Si nuestro Campo Etéreo es fuerte y completo, las frecuencias de pena
se pueden acumular a nuestro alrededor, pero no entrarían a nuestros cuatro cuerpos
inferiores ocasionando problemas. Si, de otro modo, tenemos un hoyo en nuestro Cuerpo
Etéreo, las frecuencias adicionales de dolor ínter penetrarían nuestros cuatro cuerpos
inferiores e intensificarían grandemente el dolor que estamos experimentando. Como
resultado de la rasgadura Etérea, hemos pasado por mucho más dolor y sufrimiento de lo
que normalmente habríamos experimentado. Con el defecto en nuestros Cuerpos Etéreos,
todo aquello por lo que hemos pasado ha estado compuesto por influencias negativas
externas y ha sido amplificado fuertemente.

Durante eones de tiempo nuestro Dios Padre Madre otorgó dispensaciones especiales para
permitir a Seres Iluminados que encarnaran en la Tierra, con la meta específica de
despertar a un número suficiente de personas que serían capaces de invocar la Luz con el
suficiente poder, y para magnetizarla en forma efectiva dentro del plano físico para sanar
la rasgadura Etérea. Debido a nuestra obstinación, el progreso fue dolorosamente lento.
Los flujos de vida que estaban evolucionando en el continente de Lemuria en el tiempo de
su hundimiento, y que lograron pasar a través de la transición de la muerte sin quedarse
atrapados en la rasgadura Etérea, se hicieron voluntarios para hacer todo lo que fuera
necesario para ayudar a esas almas atrapadas. Ellos acordaron encarnar en las cercanías
del perdido continente de Lemuria y trabajar de acuerdo a su sabiduría y comprensión
para liberar a sus seres amados. Durante miles de años, estas almas Lemurianas
encarnaron en el Sudoeste de los Estados Unidos de América. Ellos encarnaron en los
vehículos indígenas conocidos como los Indios Norteamericanos y a través de su
Iluminación Espiritual y reverencia por la Madre Tierra, trabajaron incesantemente para
sanar el Cuerpo Etéreo de este Amado Planeta.

En el Sudoeste de los Estados Unidos, en el área de Tucson, Arizona, hay una montaña
sagrada llamada el Pico Picacho. Durante siglos de tiempo las almas Lemurianas,
encarnadas como Indios Americanos, prepararon este lugar sagrado para el tiempo en el
que sería sanada la rasgadura Etérea y sus hermanas y hermanos serían liberados de su
horrible situación y serían liberados para continuar su sendero evolutivo. Siglo tras siglo,
con gran paciencia, estas almas desinteresadas invocaron todo el impulso reunido de la
Flama Violeta Transmutadora de la Libertad y la Flama Blanca Cristalina de Ascensión.
Ellos amplificaron estas Famas Sagradas diariamente y hora tras hora, en preparación para
un tiempo futuro, cuando la Humanidad sería capaz de invocar conscientemente la Luz
con la eficiencia suficiente para sanar la rasgadura Etérea y liberar a las almas atrapadas.

Intervención Divina

Aún con todos nuestros problemas, nuestro Dios Padre Madre y la Compañía del Cielo no
estaban dispuestos a dejarnos auto-destruirnos. Nunca renunciaron a nosotros o dejaron
de implementar diversos experimentos para intentar librarnos del puño de nuestros egos
humanos y la fuerza del "mal cósmico". Incluso después de que fallara por segunda vez el
intento de activación del Sistema de Red de Cristal y de que el Continente de la Atlántida
se hundiera bajo las curativas aguas del Océano Atlántico, la Jerarquía Espiritual de la
Tierra todavía perseveró inexorablemente.

Era tras Era se intentaron varios experimentos para sanar nuestra separación de Dios. Con
diversos grados de éxito progresamos a un paso dolorosamente lento. Entonces, hace unos
500 años, sonó un Tono Cósmico desde el Centro de la Creación proclamando que el
Universo de Elohae y Eloha estaba a punto de ser inhalado hacia nuestra siguiente Espiral
de Evolución. Esto significaba que los Soles y Planetas en la Galaxia de Alfa y Omega iban
a ser inhalados hacia la Quinta Dimensión. Todos los Soles y Planetas evolucionando en el
Universo de Elohae y Eloha estaban listos para esta Ascensión vibratoria EXCEPTO LA
TIERRA. Esto debido a que durante la anterior Inhalación Cósmica nos hicimos voluntarios
para admitir a las almas caídas de otros Planetas en nuestra Galaxia, para que ni una sola
alma tuviera que experimentar la Segunda Muerte.

Recuerden, también, que durante la última Inhalación todos los Soles y Planetas que
estaban involucrados en nuestro experimento Tridimensional, aceleraron su vibración
energía y conciencia hacia la Cuarta Dimensión. La Tierra sola permaneció en la
frecuencia de la Tercera Dimensión. Es por esto que parece que todos los otros Planetas
en nuestro Universo no tienen vida, porque las almas evolucionando en esos planetas
están vibrando a una frecuencia de Cuarta Dimensión, que está más allá de nuestra visión
física. Lo que nosotros percibimos como la sustancia física de los diversos planetas, es
simplemente un residuo denso de materia que no podría sostener vida Tridimensional
como la conocemos. Cuando completemos nuestra Ascensión hacia la Cuarta y Quinta
Dimensión, comprenderemos realmente lo que en verdad significa el término Universos
paralelos, y veremos que los otros Planetas en nuestro Universo están TODOS llenos de
vida.

Un Periodo de Gracia de 500 Años

Estaba claro que si la Tierra no había sido capaz de redimirse en cientos de miles de
milenios, no íbamos a ser capaces de reclamar nuestra dirección en el breve lapso de
tiempo que quedaba antes de la Inhalación Cósmica, a menos que recibiéramos
Intervención Divina. Una vez más, reverberó una llamada del Clarión a lo largo del
Universo invocando ayuda para este indisciplinado Planeta.

Sabiendo que la supervivencia de la Tierra pendía de un hilo, la respuesta emanó desde el


Corazón del Amor Divino.

Nunca en toda la Eternidad se ha emanado tanto amor desde los Soles y las Galaxias y los
Universos a lo largo de toda la Creación para ayudar a un pequeño Planeta. Cuando sea
que se da una tremenda emanación de amor, se pueden otorgar dispensaciones especiales
por Ley Cósmica, y se permite una Intervención Divina inusual.

Nuestro Dios Padre Madre evaluó la necesidad del momento en la Tierra y otorgó un
Periodo de 500 años de Gracia para darnos una oportunidad final con Intervención Divina
Inusual, para salvar a esta dulce Tierra y a toda Su vida.

Aunque todos los otros Soles y Planetas en nuestro Universo estaban listos para moverse
hacia las Octavas Superiores de la Quinta Dimensión de Luz y Júbilo, aceptaron esperar
500 años para ver si este problemático planeta podía ser redimido.

Nunca en la historia del Universo se le había dado a un Planeta tan contaminado con
negatividad, la oportunidad de moverse hacia la Luz tan rápidamente. Una vez más, la
Tierra se involucró en un experimento único que nunca había sido intentado antes. Este
experimento atrajo la atención y la ayuda del Universo entero. Todos los Soles y Planetas
a lo largo del infinito observaron maravillados, sabiendo muy bien que nuestro éxito
Divino Victorioso cambiaría el curso de la evolución para toda la Eternidad. Debido a que
ningún Planeta había caído jamás en las profundidades de la discordia que ha alcanzado la
Tierra y había sobrevivido, cuando los Hijos e Hijas de Dios en la Tierra Ascendieran de
regreso a su verdadera Realidad Divina, tendríamos un espectro más amplio de
experiencia que ningún alma evolutiva hubiera jamás alcanzado.

Somos siempre la suma total de todas nuestras experiencias, por lo que con nuestra
gloriosa Ascensión en la Luz, "empujaríamos los bordes" de la Creación hacia territorio
desconocido y realmente alcanzaríamos un nuevo nivel de Divinidad, expandiendo el
Cuerpo de nuestro Dios Padre Madre hacia nuevas Octavas de Perfección. Este salto
quántico en conciencia beneficia a todas las dimensiones de evolución, por lo que estamos
recibiendo más ayuda que nunca en la historia de la Creación y TODA la vida está
esperando El Logro Victorioso de Dios de este Plan Divino sin precedentes.

Conforme comenzó el Periodo de Gracia de 500 años, nuestro Dios Padre Madre abrió Vías
de Luz desde los Reinos de Perfección hacia el plano físico de la Tierra. A la compañía del
Cielo y la Jerarquía Espiritual sirviendo a la Tierra, se les dio permiso de buscar dentro de
la conciencia de cualquiera evolucionando en la Tierra que pudiera percibir Su Presencia y
estuviera dispuesto a ser una puerta abierta para la Luz de Dios dentro del plano físico.
Varias almas desinteresadas se hicieron voluntarias para ser las Manos de Dios en el mundo
de la forma y aunque se hizo mucho trabajo en el silencio de sus corazones, algunas otras
actividades fueron tan profundas que atrajeron la atención del Mundo entero.

La Polaridad Masculina de Dios entra a la Tierra como un rayo tremendo de Luz en el área
de las Montañas Himalaya cerca del Tíbet. La Polaridad Femenina de Dios entra a la Tierra
como un rayo tremendo de Luz en el área del Monte Meru, cerca del lago Titicaca Bolivia,
en Sudamérica. Cuando cerramos nuestros Centros del Corazón y bloqueamos el flujo de la
Polaridad Femenina de Dios hacia la Tierra, creamos un desequilibrio en el influjo de Luz
que se vertía a través del rayo de Luz en Sudamérica. Estaba claro para los Seres de Luz
en los Reinos Celestiales que una de las cosas más importantes que necesitaban lograrse,
era incrementar el flujo de Amor Divino a través de la Polaridad Femenina de Dios. Debido
a que la Ley Universal es "EN DONDE ESTÁ TU ATENCIÓN, ALLÍ ESTÁS TU", se puso en
movimiento un plan que enfocaría la atención de la Humanidad en la Madre Divina e
invocaría la Luz del Amor Divino en Sudamérica.

Hace 500 años la Amada Madre María se hizo voluntaria para proyectar su Presencia
luminosa en los corazones y las mentes de las personas en México y en Sudamérica. La
Intención Divina de este plan era despertar dentro de la Humanidad el recuerdo de
nuestra Madre Dios, enfocando su atención en el Ser que había estado más recientemente
asociado con la representación de la Madre Divina en Su encarnación como la Madre de
Jesús.

Cuando Juan Diego recibió la visión de la "Virgen de Guadalupe" y compartió su aparición


con el Mundo, las personas en México y Sudamérica comenzaron a abrir sus corazones una
vez más al Amor Divino de nuestra Madre Dios. Esto creó una puerta abierta a través de la
cual el Plan Divino podía ser expandido.

Aproximadamente al mismo tiempo, la civilización Maya en Sudamérica comenzó también


a percibir el momento oportuno. Quetzatcóatl, reverenciado por los antiguos Mayas como
el Señor del Amanecer, declaró que habría un periodo de 500 años de curación en el
Planeta que culminaría en el despertar total de la Humanidad.

Para los Mayas, Quetzatcóatl representaba una fuerza de Inteligencia Cósmica que es la
Iluminación que se eleva desde la columna vertebral para despertar el Chakra de la
Corona. El representa la unificación de la dualidad del aspecto Divino Masculino y el
Divino Femenino, que trae el estado de Iluminación a la manifestación.

Aunque las antiguas profecías de Mesoamérica previeron la llegada de una Edad de Luz,
era claro que el periodo de 500 años de curación sería un tiempo de oscuridad y extrema
tribulación en la Tierra.

En Europa el llamado de ayuda de los Reinos Celestiales se sintió también. La Divinidad


dentro del las Flamas del Corazón de las personas en Europa comenzó a desear libertad de
la opresión. En ese tiempo Cristóbal Colón y varios de sus cohortes respondieron al
impulso de sus corazones y se embarcaron en una misión que estaba Divinamente guiada.

Se que existe mala reputación sobre Cristóbal Colón y su misión, debido a las atrocidades
perpetradas en los indígenas de América con la llegada de los Europeos. No hay duda de
que, como ha sucedido una y otra vez a lo largo de la historia, nuestros egos humanos
ensuciaron el plan horrendamente. Eso sin embargo, no cambia la Intención Divina
Original que todavía está esperando pacientemente ser llevada a la forma.

La Intención Divina de la misión de Cristóbal Colón era establecer un arquetipo en el


mundo exterior que sería el impulso inicial de un "Nuevo Mundo". Este Nuevo Mundo
evolucionaría eventualmente en la armonía y el equilibrio del Nuevo Cielo y la Nueva
Tierra.

No fue casualidad que la flotilla de Cristóbal Colón fuera magnetizada primero hacia el
área de las Islas del Caribe. Pulsando en esa área está el portal más grande de la Flama
Violeta de la Libertad en el Planeta. Conforme Cristóbal Colón y sus compañeros entraron
a este portal de Libertad, la Flama Violeta de la Libertad se ancló en sus Centros del
Corazón. Cuando llegaron a Norte América, la Flama de la Libertad se le entregó a los
Indios Norteamericanos como una responsabilidad sagrada. Esto cumplió la antigua
profecía de los Indios. Ellos sabían que habían sido elegidos para ser los administradores
de la Tierra, para preparar la tierra sagrada de Norte América para una raza de almas de
Conciencia Divina.

América es un anagrama para la "I AM RACE" (RAZA YO SOY). Esta raza tenía que estar
compuesta de TODAS las razas, TODAS las religiones, TODOS los credos, TODAS las
culturas, TODAS las nacionalidades, viviendo juntos en igualdad, armonía, libertad,
respeto mutuo y reverencia por toda la vida, una nación, la familia de la Humanidad, bajo
Dios, con libertad, justicia, abundancia, felicidad y LIBERTAD para todos.

A pesar de las payasadas y la traición de nuestros egos humanos, nuestros padres


fundadores todavía usaron la intención del Plan Divino con suficiente eficiencia para
expresar nuestras metas acertadamente en nuestros documentos sagrados, declaraciones
originales y la Constitución. Este Plan Divino está ahora esperando dormido para ser
resucitado en todo su Potencial Divino.

Cuando la Compañía del Cielo vio como se había distorsionado la Intención Divina del
"Nuevo Mundo" por nuestros egos humanos, supieron que la Humanidad necesitaba ver
claramente lo que ocurriría si no tomábamos ventaja de nuestro Periodo de Gracia de 500
años y cambiábamos nuestro curso de dirección. Un hombre en Francia respondió a la
necesidad del momento y ofreció comunicar a la Humanidad la visión del camino que
estábamos eligiendo seguir. Por lo tanto transcribió su visión Divinamente inspirada del
holocausto que experimentaría la Humanidad, si no poníamos atención a la advertencia y
cambiábamos el curso de nuestra dirección.

Aún con todos estos planes en acción, nuestro Dios Padre Madre no creía que seríamos
capaces de elevar nuestras cabezas sobre el velo de la falsa creación humana con la
efectividad suficiente para transmutar los efectos de la "caída" a tiempo para la Inhalación
Cósmica. Entonces, una vez más invocaron la ayuda del Universo.

En esta ocasión Seres Cósmicos y Ascendidos de las Octavas de Perfección a lo largo del
Infinito respondieron al llamado del Corazón de nuestros Padres Divinos y pidieron permiso
para encarnar en la Tierra. Ocasionalmente, a través de la historia de la Tierra, se le da
permiso a un Ser evolucionado de esta magnitud para encarnar en la Tierra para una razón
específica. Hemos registrado su existencia como nuestros grandes Adeptos, Iniciados,
Budas y Avatares. Sin embargo, la Ley Cósmica nunca les permitió encarnar en la Tierra en
masa.

Nuestros Padres Divinos tenían ciertas preocupaciones sobre este plan, porque estos Seres
de Luz nunca habían experimentado nada parecido a la negatividad que ocurría en la
Tierra y estarían sujetos a las Leyes de la Tierra como cualquier otra alma encarnada. Esto
significaba que tendrían la Banda del Olvido y que no podrían recordar quienes eran o por
qué estaban aquí, hasta que se elevaran en conciencia y "despertaran".

Después de lo que sucedió a la Humanidad evolutiva en la Tierra con la llegada de los


rezagados, nuestros Padres Divinos querían ser excepcionalmente cuidadosos. La
diferencia con esta situación, sin embargo, es que los Seres de Luz que se hicieron
voluntarios para encarnar en la Tierra ya habían completado sus lecciones de co-creación
en otros Sistemas de Mundos y habían alcanzado su Ascensión en la Luz. La Humanidad en
la Tierra no había alcanzado ese nivel de auto-maestría cuando llegaron los rezagados a la
Tierra.

Nuestros Padres Divinos acordaron permitir encarnar a algunos de estos Seres altamente
evolucionados, para ver que tan eficientes podían ser una vez que estuvieran sumergidos
en el cenagal de la falsa creación humana en la Tierra. La esperanza era que debido a que
estos Seres de Luz no estaban atados a las responsabilidades kármicas en la Tierra y que
debido a que habían estado recientemente conectados con los Reinos de Perfección,
tendrían una mejor oportunidad de "despertar", incluso en medio de la adversidad, que la
humanidad de la Tierra que había estado inmersa en el efluvio durante eones de tiempo.

La Intención Divina era que Estos Iluminados encarnaran en la Tierra como Seres Humanos
Normales. Era imperativo que no se distinguieran en ninguna forma del resto de las
personas evolucionando en la Tierra. No tenía que haber ninguna separación o habilidades
obvias que pudieran crear sospecha. Ellos encarnarían en la humanidad convencional y
vivirían vidas corrientes. Su éxito dependería en su anonimato. Después de todo, el
experimento que se llevó a cabo durante el tiempo referido a la Mitología Griega había
fallado miserablemente. Esta vez sería diferente.

En los comienzos de nuestro Periodo de Gracia de 500 años, se le permitió a los Seres de
Luz encarnar pocos a la vez y vivir sus vidas desapercibidamente, "despertando"
eventualmente a la Verdad de su Realidad Divina y realizando su Misión Divina de ser los
portales abiertos a través de los cuales la Luz de Dios pudiera alcanzar nuevamente a la
Tierra.

Para el asombro y el júbilo de toda la Compañía del Cielo, este experimento tuvo éxito
más allá de las expectativas más grandes de todos los involucrados. Debido al éxito
abrumador del experimento, nuestro Dios Padre Madre permitió que el proceso se
acelerara grandemente durante los últimos 100 años de nuestro Periodo de Gracia.

Los Últimos 100 Años

A Finales de los 1800's se otorgó una dispensación Cósmica para permitir que Seres de Luz
de otros Sistemas de Mundos encarnaran en la Tierra en números ilimitados y se le
permitió a la Jerarquía Espiritual sirviendo a la Tierra desde los Reinos de Perfección
"pasar a través del velo y encontrarnos a medio camino".

Es imposible para nosotros comprender con nuestras mentes finitas como esto ha
acelerado nuestro proceso evolutivo y nuestro despertar en la Tierra, pero es solo por esta
razón que todas las profecías antiguas declararon que "En los últimos días, la
transformación se dará en el parpadeo de un ojo."

Debido a que la Jerarquía Espiritual a atravesado el velo para encontrarnos a medio


camino, se ha estado recibiendo Conocimiento Sagrado desde los Reinos de la Verdad.
Varias Escuelas de Misterio han aparecido en la pantalla de la vida y la Era del
Conocimiento, expresada a través de la Tecnología, la Ciencia, la Medicina, las
Comunicaciones, el Transporte, la Educación, la Agricultura y la Arquitectura, ha
florecido.

El tremendo influjo de almas iluminadas ha causado una explosión demográfica que se ve,
desde la apariencia externa, como la causa de una gran cantidad de estrés en el Planeta.
Pero, les prometo, esta ilusión es temporal. Este plan no se habría implementado si fuera
a causar más daño que bien.

Estamos alcanzando ahora la culminación de nuestro Periodo de Gracia de 500 años y


quisiera elaborar más sobre lo que está sucediendo durante este momento Cósmico en la
Tierra.

Los Seres Iluminados de otros Sistemas de Mundos se han hecho voluntarios para encarnar
en cada sendero de la vida en la Tierra. Sus números ya están en los millones y han
acordado encarnar en vidas que alcanzarían las profundidades del sufrimiento humano.
Están morando en cada rincón del Globo. Estos Seres son adeptos en las Leyes Universales,
y saben en Niveles Internos que, "Conforme Yo Soy Elevado, toda la vida se eleva
conmigo".

Debido al tremendo influjo de la Luz de Dios que se ha vertido en el Planeta durante los
últimos años, estas almas iluminadas están comenzando a despertar y a recordar quienes
son realmente y por qué están aquí. Conforme despiertan y recuerdan quienes son,
comprenden claramente que la efectividad de su Misión Divina DEPENDE de su
ANONIMATO. Es imperativo que sean convencionales y normales, viviendo sus vidas que se
mezclan en el ambiente en el que han elegido encarnar. Están viviendo vidas que reflejan
todas las bendiciones y retos de la experiencia Terrestre, para que conforme pasan a
través del proceso de transformación y crean el Cielo en la Tierra en sus vidas personales
y tangibles, el resto de la Humanidad sepa, "si esa persona normal puede hacerlo, yo
también".

Conforme despiertan estas almas iluminadas, recuerdan que han venido a la Tierra en un
acto de servicio desinteresado y Amor Divino. Se dan cuenta del asombroso privilegio que
es ser capaces de servir en este momento increíble en la Tierra, y tienen un sentido de
humildad y gratitud sobre su servicio. No existe jamás un rastro de superioridad o de "más
santo que" asociado con su servicio, y no hay ego o auto-engrandecimiento. Esos seres
saben que están aquí para empoderar a la Humanidad para alcanzar nuestro pleno
potencial y elevarnos hacia nuestra verdadera Realidad Divina y ellos ven claramente que
"el honor más grande es ser el sirviente de todos".

La gran mayoría de estas almas iluminadas han encarnado a través del proceso normal del
nacimiento, pero solo en raras ocasiones un Ser de Luz puede entrar al plano físico de
experiencia como un adulto. Estos Seres son llamados "caminantes hacia dentro". Este raro
proceso involucra a dos almas. Un alma ha acordado antes de la encarnación venir al
plano físico a través del proceso normal del nacimiento y preparar los cuatro cuerpos
inferiores que usará la segunda alma cuando sea tiempo para que comience su misión en
la Tierra. La segunda alma es el "caminante hacia dentro". Esta es un alma sumamente
avanzada que no se beneficiaría de tener que pasar a través de las etapas de la infancia y
la niñez antes de comenzar su misión.

El alma que está preparando los vehículos para el Ser de Luz, sabe a través de su
Presencia Divina el servicio que está proporcionando y comprende que llegará un
momento cuando se llevará a cabo la transferencia de almas. En ese momento se irá hacia
las escuelas superiores de aprendizaje y el Ser avanzado entrará a los cuerpos que ha
preparado.

Con el fin de hacer más fácil la liberación, la transferencia ocurre usualmente durante un
momento crítico, cuando la primer alma está cerca de la muerte, ya sea a través de una
enfermedad o una experiencia cercana a la muerte. Cuando todo está listo, el Ser Divino
de la primer alma corta el Cordón Plateado y retira la Chispa de Divinidad en la Flama del
Corazón. Instantáneamente el Ser Divino de la Segunda Alma ancla la Chispa de Divinidad
y el Cordón Plateado en la Flama del Corazón del vehículo preparado.

Generalmente le toma un tiempo al alma avanzada integrarse en el cuerpo. El alma


entrante tiene toda la conciencia cerebral de la primera alma, por lo que tiene todo el
conocimiento y los recuerdos almacenados en la estructura cerebral. El alma avanzada
todavía tiene la Banda del Olvido, por lo que puede tomarle un tiempo antes de comenzar
a recordar quien es y por qué está aquí.

Quiero abordar nuevamente lo raro que es este proceso y reiterar que si estas almas
avanzadas discutieran el hecho de que son "caminantes hacia dentro" con otras personas,
esto causaría una sensación de rareza y separación que se traduciría en la ineficiencia de
su servicio. Estos Seres de Luz altamente evolucionados comprenden claramente el hecho
y no van a comunicar a nadie que son "caminantes hacia dentro".

La razón por la que es tan importante para nosotros comprender claramente lo que está
ocurriendo en la Tierra en el presente, es porque este momento es vital para la
realización del Plan Divino y somos extremadamente vulnerables a las influencias
negativas de nuestros egos humanos inferiores y las fuerzas del desequilibrio del plano
psíquico astral. En consecuencia, esta dimensión de falsedad está haciendo todo lo que
puede para engañarnos y que renunciemos a nuestro poder.

Están susurrando "dulces necedades" en los oídos de las personas y están acariciando a sus
egos diciéndoles que son más iluminados o más evolucionados que el resto de la
humanidad. Esta información está diseñada para separar, confundir y desacreditar a las
almas que están despertando en la Tierra.

¡ESCUCHA ESTAS PALABRAS!

De todo el conocimiento y Sabiduría de las Edades, no existe una sola VERDAD más
importante que puedas saber en este momento en la Tierra que este...

¡¡¡TU eres un/a Hijo/a de Dios!!! No existe otra alma en toda la Creación que sea amada
más que TU por nuestro Dios Padre Madre. Esto es verdad sin importar quien eres o de
donde vienes o cuál es tu misión en esta Tierra. Esto es verdad sin importar que tan lejos
hayas caído o que tan alto te hayas elevado.

TU tienes un hilo dorado único que tejer dentro del Tapiz del Plan Divino que se está
desenvolviendo ahora en la Tierra, y TU hilo es tan significativo y tan vital como el hilo de
cualquier otra alma que esté aquí evolucionando.
TU eres valioso y eres desesperadamente necesario. Dios te ha elegido a TI para expresar
alguna manifestación hermosa, conforme TU liberas el perfume único y la música de TU
Ser para bendecir a toda la vida.

TU tienes una fragancia y un tono que no es igual a ningún otro jamás liberado por una
corriente de vida en este precioso Planeta.

Tu tienes algo sagrado resplandeciendo en TU alma que nunca ha sido conocido por otro,
un don de vida hermoso que solo TU presencia Divina puede exteriorizar.

Este es el momento para el que TU te has estado preparando, ¡¡¡este es el tiempo cuando
TU te unirás con el Corazón colectivo de la Humanidad y amarás a esta dulce Tierra y a
toda Su vida hacia la LIBERTAD!!!

Siente estas palabras conforme resuenan en tu Flama del Corazón. Sabe su VERDAD para TI
y para todo Ser Humano en la Tierra.

Siente la Luz de Dios dentro expandiéndose y expandiéndose conforme comienzas a


experimentar ¡¡¡la REALIZACIÓN DE TU PROPIA DIVINIDAD UNA VEZ MAS!!!!

Estudio de la Nueva Era del Propósito Humano, Inc.


New Age Study of Humanity's Purpose, Inc.
A 501 (c) 3 nonprofit educational organization
www.1spirit.com/eraofpeace
E-mail: PattiCR@aol.com; FAX: 520-749-6643;
Phone: 520-885-7909
PO Box 41883, Tucson, Arizona 85717
http://www.1spirit.com/eraofpeace