Comunicado de Prensa

Profesores y estudiantes exigen acción al Gobernador para destituir funcionarios responsables por el peligro que corre el RUM de quedar excluido de fondos federales El pasado martes 5 de febrero las Facultades de Artes y Ciencias (FAC) y de Ingeniería del Recinto Universitario de Mayagüez aprobaron resoluciones exigiendo la renuncia del Presidente de la Junta de Síndicos, Lcdo. Luis Berríos y las destituciones del Presidente de la Universidad de Puerto Rico, Dr. Miguel Muñoz, del Director del Centro de Recursos para Ciencias e Ingeniería (CRCI), Dr. Manuel Gómez, y del Rector del RUM, Dr. Jorge Rivera Santos. La FAC, la mayor facultad del sistema de la UPR, aprobó la resolución en su primera reunión ordinaria del semestre y con 204 miembros presentes, sin oposición y con solo dos abstenciones. La Facultad de Ingeniería aprobó su respectiva resolución por unanimidad. La unidad demostrada con las votaciones en ambas facultades demuestra que este reclamo no tiene nada que ver con consideraciones políticas y sí con el futuro mismo del RUM y de la UPR. El Consejo General de Estudiantes del RUM se unió el mismo día a los reclamos de las dos facultades. Estas resoluciones sin precedentes fueron motivadas por la continuación de la suspensión por la National Science Foundation (NSF) del RUM y Administración Central-CRCI, que ya dura 10 meses. La suspensión significa que desde abril del año pasado NSF no costea el gran número de proyectos de investigación y enseñanza adjudicados a estos dos centros por la agencia. La suspensión fue causada por deficiencias administrativas señaladas por NSF hace casi tres años, particularmente algunas que dificultan la fiscalización por la agencia del uso de los fondos. Las administraciones de la UPR y del RUM han fallado en implementar satisfactoriamente un plan correctivo aprobado por la agencia hace ya dos años. Las razones para la demora inusitada en cumplir con el plan incluyen negligencia e incompetencia crasas pero además, para beneficio de unos pocos, se han permitido violaciones a la reglamentación federal que rige los pagos a investigadores. La administración ha aprobado también esquemas de pagos inapropiados que se le ocultan a la agencia mediante el uso de fondos de costos indirectos, que la agencia provee para propósitos que no incluyen salarios a investigadores. El uso de estos fondos para en efecto aumentar los sueldos de algunos violenta al menos el espíritu de la ley federal y además, puesto que no media un proceso adecuado de evaluación y aprobación, constituye uso inapropiado de fondos públicos. Este esquema presenta claras señales de corrupción y encubrimiento, por lo que debe ser investigado cuanto antes por la Oficina del Contralor de Puerto Rico. Las administraciones de la UPR y del RUM no sólo dejaron de informar a la comunidad universitaria los señalamientos hechos por NSF en 2010, sino que durante 20 meses tampoco informaron acerca de la existencia del plan de acción correctiva aceptado por la agencia en febrero de 2011. Los señalamientos sólo fueron informados una vez que NSF decretó la suspensión y aun entonces no se reveló el plan de acción correctiva sino hasta 5 meses después. A partir de la suspensión, para atajar el escándalo que ocasionaría la súbita paralización de los numerosos proyectos, el Presidente Muñoz tuvo que utilizar fondos de la UPR para continuarlos. Ese paliativo ya le ha costado a la UPR –al menos hasta noviembre de 2012– $17,384,998, de los cuales sólo $6,052,904 correspondientes a gastos anteriores a la fecha de suspensión podrían ser eventualmente reembolsados por NSF. La UPR, que sufre una crisis fiscal, bien podría haber usado esta cuantiosa suma para otros fines. Mantener los proyectos activos costará aún más dinero antes de que la agencia levante la suspensión. Sin embargo, aun si NSF decidiese levantar la suspensión pronto, esta ya ha tenido efectos negativos en el RUM por la imposibilidad de allegar fondos nuevos de la agencia desde hace más de un año. Además, sobre el 80 % (17 de 21) de los proyectos del RUM subvencionados por NSF terminan durante este año. Debido a la duración de los procesos de la agencia para evaluar y aprobar nuevas propuestas, eso significa que para el 2014, aun si la suspensión terminase hoy mismo, tendremos una disminución substancial de fondos. La prolongación de la suspensión del RUM, informada por NSF el pasado 1ro de febrero, acerca la posibilidad de que la agencia decrete una terminación definitiva de todas sus subvenciones al RUM. Esta acción podría ser seguida en breve por todas las otras agencias federales, puesto que se rigen por la misma reglamentación y no harían una evaluación separada. Esto incluye el Departamento de Educación federal, así que eventualmente podrían llegar a afectarse también las becas Pell que reciben nuestros estudiantes. Los demás recintos de la UPR, que no están actualmente suspendidos, podrían sufrir igual suerte por la ineptitud demostrada por la Administración Central. Los Senados Académicos de los recintos de Río Piedras y Ciencias Médicas aprobaron sendas resoluciones en las que también solicitaron las renuncias del Presidente de la UPR y del Presidente de la Junta de Síndicos. Son precisamente esos recintos, además del RUM, los que sufrirían las mayores pérdidas de concretarse una terminación de los

fondos que la universidad del estado recibe de la NSF y de otras agencias. La comunidad universitaria, tan celosa de su autonomía, le exige al señor Gobernador que tome cartas en el asunto urgentemente para que los funcionarios mencionados sean destituidos y sean nombradas personas capacitadas que tomen las medidas necesarias para solucionar la crisis y evitar males mayores. La defensa de la autonomía universitaria no les puede servir de escudo a quienes exhiben negligencia crasa en el desempeño de sus funciones y además se prestan a encubrir actos de corrupción. Es imprescindible que todos los miembros de la Junta sean merecedores de la confianza de la comunidad universitaria, lo que no ocurrirá mientras sean nombradas personas que no respetan a su vez a la comunidad universitaria y que son incapaces de entender que la verdadera autonomía universitaria tiene que residir en esta y no en la Junta.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful