You are on page 1of 14

C A D E N A

D E

F R Í O

Almacenamiento de Vacunas
Procedimiento en Centros de Vacunación

ALMACENAMIENTO DE VACUNAS
Procedimiento en Centros de Vacunación

1

Autores: Autores: Sagrario Gúrpide Ibarrols Mª José Toledano Saceda

CADENA DE FRÍO
La Cadena de Frío es un término que se utiliza internacionalmente para referirse a las diferentes fases por las que transitan las vacunas desde que se fabrican en los laboratorios, hasta que se administran a la población. Estas fases de transporte, distribución, almacenamiento, manipulación y administración a la población constituyen verdaderos eslabones que no pueden romperse, ni siquiera temporalmente, porque afectaría a la inmunogenicidad de la vacuna.

Supervisión: Supervisión:
Mª Eugenia Durán Jiménez

Coordinación: Coordinación:
Moisés Cameno Heras

Servicio de Prevención de la Enfermedad Servicio de Prevención de la Enfermedad Instituto de Salud Pública Instituto de Salud Pública

MANTENER LA CADENA DE FRÍO
Las vacunas son productos inmunológicos sensibles a las variaciones de luz, humedad, temperatura y tiempo, factores éstos que pueden inactivarlas y hacerlas ineficaces.

D.L.: D.L.: ISBN: ISBN: Página web: Página web: www.madrid.org/sanidad Diseño: Diseño: Domínguez Pastor & Asociados Imprenta: Imprenta:

Para preservar la potencia inmunizante de las vacunas y garantizar su eficacia, entran en juego una serie de elementos y de actividades encaminadas a conservarlas en condiciones óptimas, en todas y en cada una de las fases por las que atraviesan: es lo que se denomina mantenimiento de la Cadena de Frío.

2

3

El presente manual explica el procedimiento a seguir para la recepción y almacenamiento de las vacunas en los frigoríficos sanitarios de los Centros de Vacunación. La fase de Almacenamiento es la más importante de la Cadena de Frío: la ruptura de la Cadena, en esta fase, podría suponer la interrupción temporal de la vacunación en el Centro.

RECEPCIÓN DE LAS VACUNAS
Cuando las vacunas lleguen al Centro de Vacunación, el Responsable de Vacunas, y en su ausencia otra persona del equipo de enfermería, llevará a cabo las siguientes actuaciones: Recoger los Monitores de Temperatura* del interior de los contenedores de vacunas y proceder a su lectura inmediatamente, para verificar que las vacunas se han mantenido en condiciones adecuadas durante su transporte. Confrontar la coincidencia entre el tipo y la cantidad de vacunas recibidas y las solicitadas. Comprobar que los frascos de vacunas están en perfectas condiciones y llevan sus correspondientes etiquetas.

El grado de calidad alcanzado en las actividades a desarrollar por el personal sanitario implicado en cada una de las fases de la CADENA DE FRÍO supondrá una mayor o menor eficacia de la vacuna y de la inmunidad de la población frente a la enfermedad.

Inmediatamente después de practicar estas actuaciones se almacenará la vacuna en el frigorífico, colocando las nuevas vacunas por detrás de las antiguas, para que se utilicen éstas las primeras.

*Ver Indicadores de Temperatura para transporte de vacunas en páginas 5, 6, 7 y 8.

4

5

INDICADORES DE TEMPERATURA PARA EL TRANSPORTE DE VACUNAS
Los Indicadores de Temperatura para el transporte de vacunas, descritos a continuación, son dispositivos fijados a la mercancía y que permiten el registro de la temperatura durante el tiempo que dure su transporte.

Cualquier incidencia en la recepción de las vacunas deberá comunicarla al distribuidor: Laboratorio o Cámara Central de Vacunas del Servicio de Prevención de la Enfermedad del Instituto de Salud Pública.

La lectura de estos Indicadores debe hacerse en el momento de abrir la mercancía. MONITOR MARK 3M

Figura 1

Este dispositivo presenta, en su extremo izquierdo, una lengüeta preparada para ser activada desde el laboratorio emisor (Fig. 1) y, en el centro, una serie de ventanillas que modifican su color según la temperatura de exposición.

6

7

TagAlert de Sensitech
para el transporte de la vacuna antimeningocócica Figura 2

Si la lengüeta de activación sigue en el extremo izquierdo, el Monitor Mark no está activado (Fig. 2), habrá que rechazar las vacunas y ponerse en contacto con el Laboratorio emisor.

Si aparece “OK” en la ventanilla situada en la parte superior del Monitor TagAlert (Fig. 1) las vacunas pueden ser utilizadas y deberán guardarse, inmediatamente, en refrigeración.
Figura 1

Figura 3

Si todas las ventanillas 1,2,3,4 y 5 del Monitor Mark aparecen completamente blancas (Fig. 3), el producto puede ser utilizado. Inmediatamente, se guardarán las vacunas en refrigeración.

Figura 4

Si el Monitor presenta coloración azul en una o en varias de las ventanillas (Fig. 4), las vacunas han podido verse afectadas por temperaturas superiores a 10° C: guarde las vacunas en refrigeración y notifique al Laboratorio emisor la incidencia.

Si aparecen unos recuadros negros sobre la palabra “OK” y los números 1, 2, 3 y/o 4 (Fig. 2) indica que las vacunas han estado expuestas a temperaturas incorrectas y pueden estar inoperantes: se guardarán Figura 2 las vacunas en refrigeración, y el responsable de vacunas se pondrá en contacto con el Laboratorio emisor y con el Servicio de Prevención de la Enfermedad del Instituto de Salud Pública, donde indicarán las acciones que se deben tomar.

8

9

3M FREEZE WATCH Este termómetro permite conocer si las vacunas han sido expuestas a temperaturas inferiores a O° C y por tanto, hayan podido quedar inactivadas. El Monitor 3M Freeze Watch está compuesto de una ampolla rellena de una sustancia negra, pegada a un papel de filtro blanco.

FORMULARIO DE RECEPCIÓN DE VACUNAS
Este formulario será cumplimentado y firmado, a ser posible, por el Responsable de Vacunas o por otra persona del equipo de enfermería; en él se hará constar :

Fecha y hora de recepción .................................................

Si la ampolla negra está intacta y el papel de filtro permanece blanco (Fig. 1), las vacunas pueden utilizarse y deben guardarse, inmediatamente, en refrigeración.

Procedencia: laboratorio o cámara central......................... Tipo de vacunas ................................................................. Número de dosis ................................................................ Lote .................................................................................... Fecha de caducidad ............................................................

Figura 1

Pérdidas .............................................................................

Figura 2

Si la ampolla estallara tiñendo de color azul el papel de filtro (Fig. 2), habrá que ponerse en contacto con el laboratorio emisor y con el Servicio de Prevención de la Enfermedad del Instituto de Salud Pública, ya que las vacunas pueden haber quedado inactivadas.

Incidencias .........................................................................

Nombre, apellidos y firma de la persona que haga la recepción de las vacunas.

10

11

ALMACENAMIENTO
uso y control del frigorífico sanitario

Colocar botellas de agua o de solución salina en los estantes inferiores del frigorífico, a fin de estabilizar, rápidamente, la temperatura del interior cuando se abra la puerta. Poner los acumuladores de frío o bolsas de icepack sin apilar en el congelador: ayudarán a mantener frías las vacunas en caso de avería o interrupción del fluido eléctrico. Limpiar con regularidad la escarcha que se forma en el congelador, que no debe alcanzar 1 cm. de grosor: la acumulación de escarcha disminuye la capacidad de enfriamiento del frigorífico.

LO QUE DEBES HACER para que las vacunas conserven su actividad Mantenerlas termoestables La pérdida de capacidad inmunizante de la vacuna depende, entre otros factores, de la temperatura y del tiempo a la que ha estado expuesta, pudiendo inactivarse tanto por exceso de calor, como por exceso de frío. Como la temperatura óptima de conservación de las vacunas debe oscilar entre los 20 C y los 80 C de máxima, ¡asegúrate de ello!, para lo cual debes : Verificar que el termómetro de máximas y mínimas está colocado dentro del frigorífico, en la parte central y separado de las paredes. Controlar, dos veces al día, al comenzar y al terminar la jornada laboral, las temperaturas máximas y mínimas que marcan los fiadores*, para saber el intervalo de temperatura a que han estado expuestas las vacunas y registrar la temperatura en las gráficas.

*Ver termómetro de máximas y mínimas en la página 19.

12

13

Ubicarlas según la termosensibilidad A tal fin, debes :

termolábiles aquellas Almacenar las vacunas más termolábiles, es decir, aquellas que se alteran fác lmente por el calor que se alteran fáciilmente por el calor, en las zonas más frías del frigorífico: permitiendo que circule el aire entre las cajas. Son Vacunas Termoláb les Son Vacunas Termolábiiles y les afecta más la subida de temperatura las siguientes :
• Polio oral (VPO) • Triple vírica: Sarampión, Rubéola, Parotiditis (SRP)

Realizar el TEST de AGITACIÓN En las vacunas adsorbidas : difteria, tétanos, tos ferina (DTP, DTPa) se examinará siempre y con detenimiento su aspecto externo, para ver si se ha producido floculación (dispersión de un líquido sin formar una masa continua) como consecuencia de la congelación. TEST DE AGITACIÓN. Procedimiento Cuando sospeches que alguna de las mencionadas vacunas se haya inactivado por exposición a temperaturas inferiores a O° C, procede como sigue:

La pérdida de actividad de las vacunas por exposición a temperaturas altas es acumulativa. sensibles a temperaturas infeAlmacenar las vacunas sensibles a temperaturas infer ores a ° C riiores a 0° C en la parte menos fría del frigorífico: evitando que toquen las paredes y que puedan congelarse. Son Vacunas que p erden su act v dad ( rrevers ble) Son Vacunas que piierden su actiiviidad (iirreversiible) cuando se congelan cuando se congelan las siguientes:
• Difteria, Tétanos, Pertusis (DT, DTPa, Td, T) • Haemophilus influenzae b (Hib) • Hepatitis A (HA) • Hepatitis B (HB) • Meningococo conjugada C (MCC) • Polio inactivada (VPI) • Gripe • Neumococo polisacárida

1 1

Agitar con energía una jeringuilla sospechosa, precargada de suspensión inyectable DTPa o DTP, y colocarla en una gradilla con la aguja hacia abajo.

2 2 Agitar, también, enérgicamente, otra jeringuilla que
no se haya congelado, del mismo tipo y del mismo fabricante que la vacuna agitada en el paso 1, y comparar el contenido de ambas jeringuillas.

Algunas vacunas víricas no modifican su aspecto al congelarse. Guardar los diluyentes en el frigorífico a la misma temperatura que las vacunas, entre 2° C y 8° C. Los diluyentes no pueden congelarse nunca.

3 3 Observar, mientras se realiza el test, que la jeringuisospechosa de congelación, prella con la vacuna sospechosa de congelación, presenta partículas granulosas senta partículas granulosas (flóculos) y el líquido
está menos turbio; mientras que el líquido de la jeringuilla bien conservada, aparece turbio y sin gránulos.

14

15

Ordenarlas según el uso y la caducidad Para ello has de : Colocar las vacunas de tal forma que, las de uso más frecuente y aquellas cuya caducidad esté próxima resulten las más accesibles; limitándose, así, el tiempo y el número de veces en que la puerta del frigorífico permanece abierta.

Además, téngase presente, que a los 15 minutos, se apreciarán sedimentos en el fondo de la jeringuilla de la vacuna congelada, y que pasados 60 minutos, el sedimento se ha hecho más compacto y se desplaza con dificultad al inclinarlo.

Examinar periódicamente la fecha de caducidad, que será siempre el día último del mes señalado en el envase, y retirar las vacunas caducadas del frigorífico. Instalar, en el exterior del frigorífico, un esquema de la ubicación de las vacunas para facilitar su localización.

Almacenamiento de las vacunas en el frigorífico

16

17

Informar y Formar Es imprescindible que la persona Responsable de Vacunas asesore al nuevo personal que se incorpore al Centro de Vacunas, en las Normas de Actuación recomendadas para la correcta conservación de las vacunas. Para reforzar la formación de los profesionales implicados en las distintas fases de la Cadena de Frío, el Servicio de Prevención de la Enfermedad del Instituto de Salud Pública ofrece cursos de capacitación. Es de gran importancia que, en ausencia del Responsable de Vacunas, otra persona asuma sus funciones y disponga de toda la información relativa a la Cadena de Frío.

Y si se interrumpe el suministro eléctrico, deberás: Mantener cerrada la puerta del frigorífico a fin de conservar la temperatura en su interior: la autonomía de los frigoríficos suele oscilar entre 6 y 8 horas. Si la avería se prolongase más de 6 horas, se almacenarán las vacunas en otro frigorífico.

El Responsable de Vacunas registrará posteriormente la incidencia siguiendo el protocolo: notificación del hecho a los Servicios de Área y al Servicio de Prevención de la Enfermedad del Instituto de Salud Pública.

Servicio de Prevención de la Enfermedad Instituto de Salud Pública Teléfonos: 91 205 23 86 - 23 87 Fax: 91 205 23 99

18

19

TERMÓMETRO DE MÁXIMAS - MÍNIMAS
interpretación y lectura Este termómetro registra las temperaturas máximas y mínimas que se han originado en el interior del frigorífico a lo largo del día, y también marca la temperatura en el momento de control. Debe estar colocado en la parte central del fr gor f co. Debe estar colocado en la parte central del friigoríífiico. Consta de: 1 Dos columnas de mercurio que señalan la temperatura actual, y debe ser la misma en ambas En la Fig. 1, en gris, el mercurio columnas. En la Fig. 1, en gris, el mercurio marca 5° C marca 5° C. 2 Dos fiadores situados por encima de las columnas de mercurio, normalmente de color azul. Cuando suben o bajan las temperaturas, los fiadores son empujados por las columnas de mercurio, y registran la temperatura máxima y mínin la ma alcanzada en el interior del frigorífico. En la F g. 1, en azul, el f ador zqu erdo, borde nfe Fiig. 1, en azul, el fiiador iizquiierdo, borde iinfer or, marca -5° C de m n ma, y el f ador derecho, riior, marca -5° C de mííniima, y el fiiador derecho, borde nfer or, marca +20° C de máx ma. borde iinferiior, marca +20° C de máxiima. Después de la lectura, los fiadores deben colocarse, mediante un imán, en contacto con las columnas de mercurio.

Figura 1

20

21

LO QUE NO DEBES HACER No amontones los acumuladores de frío en el congelador. No dejes que la escarcha producida en el congelador sobrepase el centímetro de espesor. No guardes alimentos líquidos o sólidos, ni ningún otro producto que no sean vacunas, en el frigorífico, ni siquiera en la puerta. No abras innecesariamente la puerta del frigorífico. No guardes vacunas caducadas. No coloques vacunas en la puerta del frigorífico. NO DESENCHUFES EL FRIGORÍFICO
NO DESENCHUFES EL FRIGORÍFICO

22

23

Para este folleto se consultó:
CADENA DE FRÍO PARA LA CONSERVACIÓN DE LAS VACUCADENA DE FRÍO PARA LA CONSERVACIÓN DE LAS VACU NAS. NAS. Revista Española Salud Pública 2002,76: 333-346 CADENA DE FRÍO Y LOGÍSTICA DE LOS PROGRAMAS DE CADENA DE FRÍO Y LOGÍSTICA DE LOS PROGRAMAS DE VACUNACIÓN. VACUNACIÓN. www.mpsp.org G U Í A P R Á C T IC A D E V A C U N A C I O NE S P A R A E N F E R M E R Í A G U Í A P R Á C T IC A D E V A C U N A C I O NE S P A R A E N F E R M E R Í A 2003 2003, Juan J. Picazo.
Centro de Estudios Ciencias de la Salud, Madrid. Año 2003 MANUAL DE INMUNIZACIONES. MANUAL DE INMUNIZACIONES. Documento Técnico nº 14. Dirección General de Prevención y Promoción de la Salud. Consejería de Sanidad. Comunidad de Madrid. Año 1994.

TEMPERATURE MONITORS FOR VACCINES AND THE COLD TEMPERATURE MONITORS FOR VACCINES AND THE COLD CHAIN. CHAIN. Access to Technologies Team of the Department of
Vaccines and Other Biologicals. World Health Organization 1999. VACCINE MANAGEMENT. VACCINE MANAGEMENT. Recommendations for Handling and Storage of Selected Biologicals. CDC, Department of Health and Human Services. January 2001.