You are on page 1of 21

La importancia de los relatos y discursos míticos en la construcción de la identidad de género

Lucas G. Díaz Ledesma luckaelo@hotmail.com
“El mito no se sitúa fuera de lo real se presenta más bien como una forma de situarse en este plano, en la medida en que instala paradigmas en la cultura y prescribe los rituales que harán de identificarlos”

Colombres A. “Seres mitológicos Argentinos” Emecé. 2000. No puede negarse (basándonos en una característica universal) que prácticamente la mayoría de las culturas del mundo cuenta con cristalizaciones de sentido que se arraigan en el imaginario social, acompañan a los sujetos a lo largo de su proceso de socialización, y se instauran a nivel de las prácticas como parámetros y patrones que deben ser emulados y perdurados a través de las generaciones. Estas significaciones inherentes a las culturas pueden ser denominadas “mitos”. Sin embargo dentro de ese espacio universal, las características de los mitos presentan una amplia gama de variaciones en función de las particularidades específicas de cada grupo social, de cada escenario de sentido, de cada comunidad en concreto, en definitiva, de cada cultura. Por ejemplo, en el norte de Argentina y en países de Sud y Centro América, la presencia de mitos que encuentran su origen (referente narrativo) en pautas de características nativas, es sumamente concreta. En este marco, los mitos establecen un espacio de discursividad en el que no sólo se solidifican, sino que instauran nociones y sentidos que guían lo que debe hacerse, sentirse y pensarse en las 1

prácticas y como consecuencia directa, clarifican las acciones prohibidas y explicitan los castigos de la transgresión de la norma. Esos mitos además se asocian innegablemente con la identidad (individual y colectiva) de personas de diferentes culturas, estableciendo qué es lo bueno, qué es lo malo, qué es religión, qué no lo es, qué es ser hombre, qué es ser mujer. Por ejemplo, en Santiago del Estero existen narraciones mitológicas que promueven prácticas universales, como es la legitimación de la prohibición del incesto, la cohesión social castigando el deseo de asesinato y canibalismo, etc. Estas leyendas santiagueñas tienen cierta particularidad: sus historias, conformadas con sucesos que (no siempre) se disocian de lo real, se enmarcan en un contexto en el que lo sobrenatural es una piedra angular. Tal es el caso de la aparición de sucesos extraños (como la luz mala), el protagonismo de seres que se transforman, como “el Almamula”, “el kakuy”, “el Crespín”, deidades malignas, como “Toro Supay”, “El Duende”, “La mujer de blanco” y un sinnúmero de sucesos sin explicación científica. Lo que me resultó más llamativo de estas narraciones es el lugar que ocupa la figura femenina en las historias: se las presenta como objetos de alta peligrosidad que deben ser domesticables por la figura masculina. Para ello se la castiga mediante un proceso de metamorfosis (en ave, equino, o canino) no sin antes justificar este hecho con la explicitación de la norma transgredida. En el caso de la mujer que se convierte en Kakuy1, se hace hincapié en el no cumplimiento de sus roles domésticos para con su hermano, además de haberse mostrado sumamente agresiva con él. Como consecuencia, su hermano la llevó a lo alto de un árbol y la dejó, y ella, presa de la angustia, la pena y el remordimiento por haberlo maltrato, se convirtió en pájaro. El Almamula2, o más concretamente,
1 2

Pájaro que habita en la zona noroeste del país. Equino o canino negro que escupe fuego por la boca, posee cadenas en sus patas, emite estruendosos y escalofriantes alaridos. La leyenda cuenta que ataca a las personas y a los perros, come los corazones de los niños (que no han sido bautizados bajo inguna religión cristiana), como así también las entrañas de cabritos.

2

más específicamente en la Barrio “Río Dulce” de la ciudad de La Banda. Desde las narraciones mitológicas. Por otro lado.la mujer que se transfigura en Almamula es presa del castigo de Dios3 por haber cometido un acto incestuoso con su padre. entre otras. 5 Ave que habita en las regiones de Santiago del Estero. Presa de su remordimiento. el problema de investigación que guiará el trabajo es el siguiente: ¿Cuáles son los rasgos de la 3 4 Entendiendo a Dios como se lo concibe desde las religiones cristianas (evangélicas. además pretende afanosamente enamorar a muchachas jóvenes. su esposo había muerto. las figuras masculinas no sufren ningún tipo de transfiguración. Días de alta actividad energética y asociados con prácticas esotéricas como magia negra. roja. Ella está condenada a transformarse los días martes y viernes4 (contando además con la presencia del viento sur) para promover el terror en su comunidad hasta que algún valeroso le conceda salvación al cortarle la oreja con algún cuchillo de plata. como un diablo. atormentando (mediante travesuras y maldades) a aquellas que lo desprecien. en mi tesis básicamente. etc). al contrario de las mujeres. hermano o hijo. ya están transformados en deidades. como obediencia. tal es el caso del “Toro Supay” o “El Duende”. se convirtió en el pájaro que lleva el nombre de su marido. 3 . El primero otorga lo que se le pida a cambio del alma. demonio. Ahora bien. Sólo quedaría exenta del castigo metamórfico si se embaraza como resultado de esa relación. y el segundo se lleva a niños “malcriados” para jamás regresarlos. a estos personajes se los muestra como figuras de autoridad que deben infligir la ley. investigaré cuál es el lugar de los relatos y discursos míticos y masivos en la construcción de la identidad de género en Santiago del Estero. Cuando ella llegó de bailar. blanca. pasividad. Ambos tienen personalidad siniestra y vanidosa. católicas. Entonces. La mujer Crespín5 se transfiguró en pájaro porque optó por dar lugar a sus placeres personales (bailar folklore a lo largo de la noche en una peña) antes que ocuparse de su rol de esposa: cuidar a su marido que estaba enfermo y necesitaba la medicina que ella había ido a buscar al pueblo.

la identidad de género. son herramientas con las que se 6 Morgante. por un lado. María Gabriela. no se han encontrado ni ensayos. mitología y chamanismo en la Puna de Susques. presenta el desarrollo y análisis del tema de una manera sumamente profunda y acorde a los requisitos de un trabajo doctoral. Indaga minuciosamente la cosmología. Las categorías teórico conceptuales utilizadas en su trabajo de campo. “involucrando las entidades que califican como humanas y otro conjunto de componentes (seres y objetos) que lo habitan. entendiéndola como una categoría que abarca y combina la vivencia de mundo del grupo de estudio. La autora describe desde una perspectiva etnológica la mitología del hombre susqueño. todos desempeñándose en una trama de coordenadas espacio-temporales propios”7. El nombre del trabajo es el siguiente: “Cosmología. ni monografías. 53 4 . y por otro. mitología y chamanismo en la Puna de Susques”6. es la mitología. Al ser una tesis doctoral. Santiago del Estero? A lo largo de la búsqueda de material para la investigación. ni investigaciones que traten la temática específica de esta investigación. 7 Op. Sin embargo pueden ser de suma utilidad.identidad de género reconocibles en los relatos míticos y cómo se resignifican en las prácticas y discursos de los habitantes del barrio “Río Dulce” de la ciudad de La Banda. Cit. De todos modos. 2004. partiendo de la importancia que ocupa en la cultura y en la consolidación de la identidad y el ser susqueño la figura mitológica del chamán y el neo-chamán. p. Tesis Doctoral de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo. Asimismo estudia la práctica del chamanismo en la Puna de Susques. en el análisis de la comunidad y en los mitos propiamente dichos. el tema que también analiza Morgante y por el cual hace importante para mi temática esta investigación. Cosmología. será muy útil la tesis de postgrado con la que se Doctoró en Antropología la Licenciada María Gabriela Morgante. en el estudio de mitologías. diversos trabajos de investigación en los que se profundiza. En principio.

Asimismo. Pp 38 y 39. Muy posiblemente se encuentren rasgos similares en el barrio “Río Dulce”. más 8 9 precisamente la conexión entre dos temporalidades Op. Op cit. la figura del ancestro es sumamente sólida e importante en la transmisión de mitos y normas culturales. Morgante define lo que entiende por mito a partir de lo postulado condiciones por Oliveira de conexión y Filho “Unidad discreta dos segmentos que crea temporales entre diferenciados: el presente y el pasado mítico. este concepto se asocia con las premisas de mi temática. 5 . es decir. Evidentemente no se tomará a rajatabla la propuesta de la investigadora. Sin lugar a dudas. su organización social simple y homogénea y su ubicación en regiones periféricas y aisladas. ya que Morgante permite pensar la perdurabilidad del mito. en esta tesis se manejan conceptos como la definición de folklore estrechamente vinculada con la de identidad “el folklore es patrimonio de un tipo de comunidad que queda definida por su carácter poco numeroso. p 50. Habría que reflexionar si en realidad la característica cultural del barrio tiene un ritmo que podría pensarse como lento. Cit. la conexión entre ambas temporalidades posibilita el reencantamiento de lo cotidiano”9. Por ejemplo. La antropóloga retoma el concepto de Julio Cortázar y postula la idea desde la cual se entiende que el folklore da cuenta de la característica de la cultura de este tipo de comunidades del norte de Argentina.construyó un conocimiento que puede resultar muy importante para pensar el lugar de los relatos míticos en la construcción de la identidad de género en Santiago del Estero. o más bien podría resultar que la dinámica con la que los sucesos cambian es de una rapidez clara. De esta manera y aún frente a un cotidiano percibido contradictoriamente. en las cuales “lo telúrico” y ancestral tienen más predicamento que lo novedoso y foráneo (…) y la asimilación está sometida a ritmos lentísimos y generacionales y aún seculares”8. puesto que los mitos que circulan en ese lugar se anclan en una tradición oral promovida desde los antepasados.

sino también la realidad. el mito funciona como un recordatorio y un retorno a lo primogénito. Otro aporte que proporciona el trabajo de esta antropóloga es la clasificación que realiza sobre los mitos. como puede ser el caso del libro “Génesis” en la Biblia Judeocristiana. En otras palabras. Por un lado.diferenciadas. así como a dioses menores y a los hombres mismos. Primeramente Morgante utilizará la categoría de relatos “etiológicos”. Pero por otro lado. es decir. Morgante explicita cuál su definición de mito que construyó a partir de las investigaciones que llevó a cabo: “es un contexto simbólico a través del cual no sólo se expresa el orden social y cosmológico. habría que pensar que esa definición funciona siempre que se asocie origen con “revivir” las leyendas. entendiéndolos como aquellos que hacen alusión a las narraciones que rescatan la acción cosmogónica de los hombres que crean al mundo y sus componentes. de una manera sintética otorgando sentido a las prácticas cotidianas del grupo y relacionándolas con el tiempo de los orígenes”10. a la acción primera de las diferentes narraciones. Por consiguiente. el pasado y el presente mítico. en el maltrato que sufría el hermano de kakuy y que lo llevó a castigarla. 6 . en el descuido egoísta de la mujer de Crespín. abre el escenario para pensar en el modo en que se reactiva el pecado del Almamula. porque Morgante postula que mito de origen son todos aquellos contextos simbólicos que cuentan específicamente el origen del mundo y de los hombres. esta definición puede ser interesante: ayuda a pensar desde ése lugar las significaciones de los mitos vivos en el Barrio “Río Dulce”. p 53. lo que permite la inmortalidad de la narración y de la historia y de legitimidad de sus patrones promovidos. cada vez que se piense en una adaptación del origen. puede reflexionarse en una característica importante del mito: su continua reactivación. Es decir. Este puede ser un concepto importante para clasificar las leyendas de “El Supay” y 10 Op cit. En esta sintonía.

se centra en la exclusividad del lineamiento teórico de la etnología y no se pregunta por la relación entre la narrativa y la conformación del sentido del discurso a nivel de las prácticas socioculturales.“El Duende”. ya que ambos poseen poderes sobrenaturales que les permiten hacer y decidir en los hombres y mujeres. Los relatos míticos “ejemplares” son aquellos que enfatizan todo lo que se considera admitido culturalmente y además a las consecuencias de la transgresión de normas y prescripciones. Los discursos. otra limitación que plantea este trabajo doctoral se expresa en la amplitud del tema. el chamanismo de modo tal de dar cuenta del ser susqueño a nivel macro y complejo. sumado a que su existencia no remite a una temporalidad específica y parecería ser que su presencia podría ser perdurable. En este mismo marco. la cual está trazada por una complejidad epistemológica evidente. además de la mitología. Rossana. Todos esos aspectos propios de la Puna de Susques y las categorías con las que la antropóloga realizó su investigación. creencias. en las narrativas quedan inscriptas las marcas y las huellas de lo social. Crespín). ya que se parte de entender a los relatos como las narrativas mediante las cuales los actores articulan instituciones. Es un criterio que puede ser útil para pensar las leyendas en las que las mujeres son las protagonistas de la metamorfosis (Kakuy. “Anclajes y Mediaciones de Sentido. objetos en un tiempo y espacio a través de códigos y soportes materiales. 7 . Esta antropóloga. Además. no tienen una relación directa con los aspectos específicos de la temática a desarrollar en mi investigación (a 11 Véase Reguillo Cruz. Almamula. Morgante más allá de nombrar el concepto de “relato”. se centra en el estudio de la cosmología. son entendidos como un dispositivo social cristalizado por el sentido y el lugar social de los sujetos. Lo subjetivo y el orden del discurso: un debate cualitativo” en revista Universidad de Guadalajara número 17. valores. Es necesario destacar que en mi tesis las categorías (retomadas de Rossana Reguillo11) de relato y discurso son sumamente importantes. Sin embargo.

en el libro “El País de la Selva”. sociológica y psicoanalítica estudia los aspectos folklóricos de la cultura santiagueña. Este trabajo es útil para cualquier trabajo etnográfico que se interese por conocer culturas nativas. ni mucho menos se problematiza la resignificación de los relatos por parte de los sujetos para dar cuenta de las estrategias discursivas. Antes que nada es preciso aclarar cuáles son los sucesos de la leyenda en cuestión: En el monte vivían un hermano y una hermana después del fallecimiento de sus padres. Ella por el contrario. Burla. Hasta que un día. Bs. Es decir. El recorrido que plantea el autor puede resultar interesante para mi investigación. Feijoó analiza desde los tres paradigmas mencionados anteriormente una de las leyendas que será objeto de estudio en mi tesis. Etnología y Psicología en el folklore. En el recorrido del estado del arte también fue importante encontrar el estudio realizado por Bernardo Canal Feijoó en el año 195012. Biblioteca Americanista. 1951. en regalos de frutos maduros. mostrando un amor incondicional. Sociología. credo. en el que mediante una perspectiva etnológica. su hermano cansado de vivir el descontento de su hermana. sino que más bien hace referencia al “ser” susqueño en un plano más general y haciendo hincapié en la prácticas del chamanismo. “El Kakuy”. culpa en la creación anónima. se mostraba agresiva frente a su hermano expresando su descontento en maltrato y sin realizar sus tareas domésticas. 12 Canal Feijoó. Por otra parte. decidió vengarse. y en agasajos domésticos. como no cocinarle o tirar comida en frente de sus ojos. no se menciona el nexo entre los diversos mitos y los patrones de la identidad de género. reflejado por ejemplo. prácticas milenarias. por un lado no se analizan los relatos mitológicos concretos que utilizaré para mi cuerpo de análisis. Él trabajaba y se “desvivía” por ella. 8 . As. Bernardo.excepción de la noción de folklore y mitología). Este autor estudiará esta narración de la versión del escritor y poeta Ricardo Rojas. Capítulo “La leyenda del Kakuy” Editorial Nova. en la tesis de Morgante.

pero “era el amor. Para llegar a esta 13 14 comenzó proceso Op. y ella presa a vivir de un la pena. Este autor interpreta la leyenda partiendo de la existencia de un antagonismo entre los dos hermanos y de “una oculta fatalidad que los mantiene juntos”13 y que tiene todos los caracteres de un fratricidio. Se hizo la noche y el hermano no había y la regresado culpa. él se alejó. “Hermano Kako” en quichua. la muchacha empezó su tarea. Este es el punto de partida por el que comienza su estudio Canal Feijóo. La muchacha se había transformado en “El Kakuy”. en la obra “El País de la Selva” Ricardo Rojas narra estos hechos y deja entrever una perspectiva de aceptación y legitimación de la actitud tomada por el hermano frente a su hermana. La llevó a un frondoso árbol y la invitó a subiese primero no sin antes aclararle que él iría detrás de ella. 181. una mujer pájaro que vaga por las noches santiagueñas presa de un castigo y de su pena y culpa por haber sido cruel con su hermano.La invitó a buscar miel. delicia más codiciada por su hermana. Una vez en tierra. Su nariz comenzó a encorvarse tomando la forma de un pico. La muchacha se percató de la situación muy tarde. único proceso que podría terminar con esa unión. Íbidem. Desesperada comenzó a llamarlo “Kakuy Turay. por su parte. Ahora bien. el de remordimiento metamorfosis. p. que quiere decir. oscuro y turbio”14. Cit. sus manos y sus pies se transformaron en garras. Feijóo entiende que el hermano tenía un amor desmedido por su hermana. de sus brazos empezaron a salir plumas hasta que se convirtieron en alas. su hermano se había ido. el amor en el peor sentido de la palabra (…) no el simple amor fraterno (…) sino ese otro. Su hermano. Kakuy Turay”. Una vez en el árbol. pura y simplemente. ese vínculo de hermanos. Le dio un poncho para que se cubriese de la picadura de las abejas y la ayudó a subir. comenzó a bajar lentamente y a cortar las ramas del árbol para que su hermana no pudiese bajar. 9 .

Entonces. En este sentido. Para sustentar esta idea el autor desarrolla la teoría de la horda que retoma Freud –quien a su vez construye su mirada en base a los postulados de Darwin– para explicar la ley del incesto. Una vez desarrollada la explicación teórica. pensaba en ella”15. Cit. p. la ley universal del tabú de la sangre. Feijóo continuará retomando estas ideas para concluir que la conciencia de culpabilidad que provocó a los hermanos de la horda haber asesinado “al Gran Padre” es lo que permitió constituir la legitimación de la prohibición del incesto. Se explicita el concepto de la hegemonía del macho mayor que trajo como consecuencia su propio asesinato por parte de los hijos excluidos de la horda y de la práctica sexual con las hembras de la misma. 182. como gozándose de sus penas”16. dirá que el hermano era caracterizado como “bueno” por Rojas porque estaba enamorado y su hermana era cruel porque se rehusaba a las intenciones de su hermano. y que justamente. Acibaraba los días de su hermano con recalcitrante perversidad. Afirma que su hermana poseía el deseo de consumarse con su hermano. continúa con su análisis de la leyenda. Op. Dirá que la transfiguración de la hermana en Kakuy es la representación espiritual del padre muerto para simbolizar la ley. Es por ello que Rojas expresa oraciones. recordándole la condición consanguínea”17. p. frases y palabras como estas frente a la actitud de la hermana “ella era cruel. 10 . 17 Op. Cit. que el hermano renuncia a su hermana matándola al entregarla a un proceso de transfiguración. Feijóo interpretará que la metamorfosis de la muchacha es 15 16 Íbidem. pero que al transfigurarse se exorciza y exorciza a su hermano “del impulso al pecado instintivo. 195. Mostrábase indiferente. es una asunción paterno-totémica.conclusión. el autor cita frases y oraciones de Ricardo Rojas que permiten sostener esta hipótesis “amábala el muchacho como pidiéndole ventura para sus horas huérfanas… vagando triste por las umbrías. ella renuncia a él convirtiéndose en ave. Dirá entonces.

que es por qué la transfiguración recae exclusivamente en la figura femenina. La hermana “social” es muerta y asume la figura totémica. su libertad sexual. deberíamos pensar que en todo caso. perdiendo la posibilidad de ser libre de hermano y de la culpa. Entonces. Argüirá que la transfiguración de la figura femenina en el tótem que representa al padre significa la poliandria. a los hermanos. se convierte en un ave para jamás regresar a ser quien era. es decir. Desde la perspectiva etnológica. En este punto el estudio del autor es importante. Cit. p. Esta explicación tiene. bajo la cual la filiación uterina y en la transmisión hereditaria sólo es traspasado el tótem materno. Que ella se transforme en ave y no el hermano es índice de la organización matriarcal. rescatando de este modo. es nuestro padre. el de dentromorfismo. base de la organización matriarcal. 11 . que tú y yo somos suyos. y por otro. y entre hermanos. 19 Op. ya que pretende dar explicación a la pregunta que también nos hacemos en esta investigación. no así entre padre e hijas. tu pana”19. Primeramente no se 18 Quiere decir hermanado varón de la mujer en quichua. pertenecemos a su ley. 195.la salvación del pecado que se estaba por cometer. que hacen alusión a la representación de divinidades o espíritus bajo la forma de animales o plantas respectivamente. Hermana mujer del varón en ese mismo dialecto nativo se expresa con la palabra pana. la hermana es sacrificada para rescatar una relación incestuosa. Aclarará que en la leyenda del Kakuy se pueda hablar del un proceso teriomórfico. Si compartiéramos esta explicación de Feijóo. por un lado el de teriomorfismo. o más bien. yo. Recuerda que somos tú. no el paterno. por lo que el autor entiende que en realidad la hermana expresaría su hermano lo siguiente “¡Detente! (…) recuerda que esta ave que asumo. sin lugar a dudas falencias. mi turay18. el tabú de la sangre rige únicamente entre hijos varones y madre. Feijóo aporta dos conceptos interesantes para complejizar el término metamorfosis.

Las abejas que custodian la miel son nada más ni nada menos que la culpa. la invitación del hermano a acceder a la miel no es más que la incitación al incesto. sin considerar el entramado de poder a nivel del género que eso implica. mucho menos problematizada. pues la vemos adelantándose al hermano en la ascensión”20. El hermano. 12 . sino todo lo contrario. El poncho que utiliza la mujer para protegerse de los insectos es la negación de la culpa. asunción de la voluntad definitiva de la abstención frente a ella. no concuerda con la perspectiva de la temática que se desarrollará en esta investigación. el simbolismo que Feijóo considera el “más terrible” es la destrucción de las ramas del árbol. Cit. Este sentimiento es el que impide la unión carnal entre los hermanos “es el simbolismo del avatar de la hermana. en el asesinato de su primogénito no se encontraría el último obstáculo. 204. Cit. la consagración subjetiva del 20 21 Op. al subir tras ella destruye las ramas del árbol imposibilitando el desistimiento “es indudable que él también subjetivamente ha accedido. y en segundo lugar. el pecado para acceder a lo prohibido y romper la ley moral. Canal Feijóo ofrece otra interpretación de la leyenda del kakuy. sube al encuentro del pecado-miel”21. Sin embargo. dirá que la hermana acepta gustosa la propuesta del hermano “y aún podríamos preguntarnos si en realidad no fue ella quien tuvo la iniciativa. La cuestión del género no es mencionada. Op.expresa con claridad por qué arriba a esa conclusión el autor. No obstante. Por lo tanto. 205. es decir se revive el parricidio primogénito. Por último. Va a decir que la miel es un simbolismo antiguo del deleite de los dioses y que actualmente se refiere a un leguaje amoroso. El autor. asunción del espíritu del árbol destruido y el alejamiento del hermano. legitima el autor mediante una explicación teórica el teriomorfismo de la mujer. ya que significa el asesinato del Gran Padre en la horda. el más peligroso: la culpa.

momento en el que continuaban con vigencia epistemológica en los centros de estudio (sobre todo occidentales) y eran paradigmas más que fundantes para interpretar los sucesos de lo real. Inclusive. Muy posiblemente nos preguntemos por el mal carácter de su hermana tratando de encontrar explicación en la cuestión de género y no en el inconsciente y en la teoría de la horda. Según Feijóo. son numerosos los aspectos no compartidos con este autor. sus interpretaciones se sustentan en conceptos propios del psicoanálisis y desde la etnología que se basa en el estudio de comunidades con una organización cultural diferente a la occidental. 13 . Concretamente. es el sentimiento de culpa el que impide la consumación del incesto desde el momento que activa la transfiguración de la hermana en ave kakuy. 22 Íbidem. identidad y género. esta es la historia de una complicidad. Sin embargo. no es necesario remarcar que la comunicación entendida como un campo disciplinar no tenía existencia y el modelo informacional. matemático e ingenieril predominaba en las concepciones previas al campo. discurso. es un antecedente importante en la medida que su autor pudo problematizar una narración indudablemente cristalizada en las representaciones imaginarias de Santiago del Estero. Más allá que en “Burla. de una confabulación de hermano y hermana contra la hegemonía paterna. otorgando una explicación diferente de la leyenda del kakuy. credo culpa en la creación anónima” no se encuentren muchos aportes conceptuales fuertes vinculados con la temática de la tesis. Desde la comunicación no se buscará interpretar los hechos sucedidos con los hermanos buscando más allá de lo que los mismos hechos comunican. es necesario considerar que esta obra fue pensada el año 1950 y en el marco del positivismo y estructuralismo. Es decir. Ahora bien. como por ejemplo las nociones de relato.tabú del incesto fraternal”22.

que se hacen evidentes en cada sujeto dentro de su mito porque son “arquetípicos. es el artículo de la psicóloga Norma Liliana Ruiz Gómez. tomará diferentes dioses y diosas Griegos y Romanos. el cual no ha alcanzado los límites de la conciencia. Año 2004.Por último. Norma Liliana. El artículo se llama “La mitología griega en la identidad de género” y su objetivo es comprender los sentidos que subyacen en la construcción de identidad de lo femenino y lo masculino desde una perspectiva arquetípica mitológica. 24 Op. “La Mitología Griega En La Identidad De Género” en Redes. P 3.7. Para ello explicará que “el inconsciente colectivo albergaría (…) todo contenido psíquico de carácter subliminal. representan modelos de ser y de actuar que reconocemos a partir del inconsciente colectivo que todos compartimos”23. para analizar esa narración mitológica. los impulsos naturales y los contenidos que constituirían imágenes o adquisiciones de orden colectivo (predisposiciones compartidas por toda la gente)”24. Otro estudio relevante en el recorrido del estado del arte. 14 . Para responder estas cuestiones. es decir. Nº 2. publicado en la revista electrónica de educación y psicología “Redes”. revista electrónica de educación y psicología. p. partiendo que poseían particularidades propias. Magíster en Educación y Desarrollo Humano. qué representaciones arquetípicas subyacen en los sentidos de lo femenino y lo masculino de los hombres y las mujeres para mostrar la posibilidad de generar procesos en equidad de género y nuevas formas en relaciones igualitarias e incluyentes dentro de las estructuras sociales. cit. El inconsciente poseería dos tipos de procesos que no serían explicables a través de las adquisiciones personales: los instintos. Esta investigación parte de indagar por un lado qué sentidos arquetípicos como contenidos simbólicos de la socialización configuran la identidad femenina y masculina. Y 23 Ruiz Gómez. y por otro. partiremos al igual que Canal Feijóo del mismo supuesto: el hermano mostraba un deseo claro de consumación con su hermana.

Es decir. de control y de prestigio social. Una vez realiza la introducción de su temática. que surge gracias a una función psíquica natural. En este punto es más que elemental remarcar que el concepto de arquetipo e inconsciente colectivo es incompatible con la temática de mi tesis. Si bien es interesante el planteo que realiza la psicóloga. las comunidades eran matriarcales. Entonces. la psicóloga establece la base para poder ahondar en la cuestión del género. predisposiciones innatas (arquetipos). partiremos de pensar que los conceptos mitológicos se arraigan en los relatos y en las posiciones discursivas que éstos tornean en los sujetos y que se reflejan en las prácticas. un desarrollo hegemónico compartido. no sólo posee elementos de carácter personal. de poder comparable con el patriarcado no es 15 . El inconsciente. las dimensiones psíquica e intra–psíquica se presentan como imposibles de ser estudiadas desde el campo comunicacional. entendiendo por este sistema el acceso de las mujeres a puestos públicos. por tanto. sino que también tiene elementos impersonales o colectivos expresados en la forma de categorías heredadas o arquetipos. predisposiciones innatas que pueden producir realmente imágenes y conceptos mitológicos. Es decir. del género porque son herencias filogenéticas. pensar al matriarcado como sistema de organización social que tuvo en un tiempo determinado. de lo social.agregará que estas imágenes se propagarían a lo largo del tiempo y la historia de una forma universal. Para ello sostendrá que en los orígenes de la humanidad. partiendo del supuesto que el patriarcado como forma universal de organización no siempre existió en todas las culturas. desde la temática de mi investigación no se partirá de pensar que en el inconsciente colectivo se arraigan y luego activan las estructuras y patrones sociales acerca del mundo. en qué hechos concretos o mediante qué estudios realizados sustenta esta idea. En todo caso. no explica por ejemplo.

Ruiz Gómez desarrolla arduamente las características de la estructura social patriarcal como sistema imperante de relación en la temática del género “los hombres deben ser fuertes. familiar y en el tiempo"26. En este contexto. el comportamiento masculino no puede expresar sensibilidad. sino que también promueven la competencia por la hegemonía. por un lado no pocos hombres llevan a adelante sus vidas sin dar paso a la expresión de sus emociones (por ser considerado terreno femenino). individuales y sociales “con miras a la autorrealización que permeen la anomia psicológica y social y permita construir una masculinidad y una feminidad incluyentes en un proceso social homogenizante”25. Mujer. Esta concepción puede ser una base teórica para pensar los rasgos de la identidad de género promovidas desde los relatos míticos o las configuraciones en los discursos de los sujetos.11. invencibles. Cit. Es decir. tanto de los roles de los hombres como de las mujeres en actitudes de configuración de nuevas identidades. no temer a nada. ya que la misma puede ser una grieta sospechosa por la que se fugaría la posibilidad de un atentado a lo viril. Agregará también que el proceso de formación de la identidad masculina se sustenta en mostrar y demostrar constantemente la posesión de la virilidad. en fin. p. Biblioteca Virtual de Ciencias Sociales. Cit. cultura y sociedad: una visión teórica. cualidades y calidades difíciles de mantener en lo social. 27 Véase: Rosaldo. Ruíz Gómez agregará que la división del trabajo y de los órdenes sociales entre lo femenino y lo masculino. proveedores de recursos. una serie de habilidades. Op. Michelle Zimbalist. p. Como consecuencia directa de esta situación. ha detentado en representaciones de exclusión de la mujer en diferentes 25 26 Op. Puede resultar interesante para mi tesis el recorrido de la concepción de género.12. Esta visión de masculinidad es la que predominó y aún hoy mantiene vigencia como modo organizacional –así lo demuestran los estudios de Rosaldo–27.Luego planteará la necesidad de un nuevo salto de la integración de género. 16 . entendida como dominación y subyugación.

las relaciones entre hombres y mujeres son desiguales y excluyentes. y de las mujeres adultas”28. hará un aporte interesante: explica que el concepto de género se convierte en una categoría central de una teoría feminista (construida en el centro de la sociedad patriarcal). mientras a las niñas se les premia por la prudencia y la ternura. 17 . la educación. más centrada en su investigación y en su temática en particular. el trabajo. La noción de género surge a partir de la idea de que lo femenino y lo masculino no son hechos naturales y biológicos. La relación existente entonces 28 29 Íbidem. la participación social. “Aún hoy se mantiene una brecha entre hombres y mujeres al momento de acceder a una igualdad. el derecho. Luego. Esta idea que consiste en pensar la integración de hombres y mujeres. partiendo que el género debe implicar diferencia y no desigualdad. para promover una integridad y un modo de construir los lazos desde un lugar menos competidito y con menos agresividad y desequilibrio. es sumamente interesante ya que plantea una visión superadora de la dualidad machismo y feminismo. sino construcciones situadas en los entramados culturales. 9. aún cuando no seamos conscientes de ello. Ruíz Gómez remarcará que las caracterizaciones de lo femenino y lo masculino están sujetas todavía a estereotipos. la psicóloga arriba a una aproximación mediante la cual expresa que la masculinidad dominante está atravesando un proceso de deconstrucción y es parte de un nuevo salto social enmarcado en la inclusión tanto de hombres como de mujeres “para construir una verdadera igualdad de oportunidades en la diferencia”29. En este marco. Op.aspectos y ámbitos. En el proceso de socialización a los hombres se les enseña a experimentar desde niños a construir roles activos. Esta socialización diferenciada limita la capacidad autónoma de las niñas. la salud. tales como las relaciones de poder. existen múltiples manifestaciones que demuestran que. Cit. p. No obstante. Además.

Por último Ruiz Gómez arriba a las siguientes conclusiones en su trabajo: 30 31 Op. Este es un aspecto teórico no compatible con mi temática. de un grupo de 30 estudiantes de bachillerato entre los 15 y 19 años. que den cuenta de significaciones seres representaciones simbólicas como contenidos en la construcción de identidad de lo femenino y masculino”30. Cit. en su investigación presenta el proceso metodológico desarrollado. 18 . sociológica y filosófica. como antropológica. diferentes maneras de conceptualizar el arquetipo y diversos modos de ver arquetipos masculinos y femeninos dentro de cada ser humano. Posteriormente. Mediante esta concepción metodológica se pueden interpretar no sólo los sentidos de los hechos sociales sino también todo aquello que se presenta como falto de sentido para construir con los sujetos las significaciones de las prácticas. 27. realizado con observación participante etnográfica. Este encuadre puede ser sumamente interesante y considerado como opción para cruzar con otras técnicas metodológicas. se reconoce que los modelos de actuar y pensar pueden ser promovidos y reflejados en esquemas. pero en todo caso se partiría en esta investigación que ellos se ofrecen desde y en la cultura y no como herencias psíquicas “arquetípicas”. Cit. enmarcado en un estudio cualitativo “de corte histórico hermenéutico. 28. Además. Op. p.entre el arquetipo femenino y el arquetipo masculino con el mito personal muestra las representaciones personales y culturales en la construcción de la identidad. comprensiones y proposiciones. humanos y las interpretaciones. partiendo de la idea de que inclusive existen dentro de la literatura tanto psicológica. Es decir. que subyacen en la construcción de identidad de género”31. Por lo tanto. las donde lo que primordial construyen son los las descripciones. las unidades de análisis determinan “los sentidos arquetípicos de lo masculino y femenino entre hombres y mujeres. p.

espacio en el que los actores hacen suyos los significados públicos. Y por último. aporta nociones de identidad desde diferentes disciplinas. agregando además que la misma se constituye en función de las posiciones que los sujetos ocupan en las distintas estructuras sociales. Es decir. Este trabajo además realiza una contribución elemental para mi investigación. hará hincapié en la socialización. la gran mayoría de los varones expresaron que lo masculino se asocia con la fuerza. la perdurabilidad de ciertos rasgos arquetípicos es evidente. la antropología construirá su concepto de identidad partiendo de las prácticas culturales a nivel individual y social. flores. corazones. Las representaciones arquetípicas femeninas y masculinas. primaria y secundaria –conceptos teorizados sin lugar a dudas por Berguer y Luckman– como procesos constitutivos de la identidad. sus puntos de inicio. Por su parte la sociología. Desde el paradigma psicológico se postulará que el inicio de la identidad es la subjetividad que comienza a priori en el inconsciente. se hace evidente que aún persiste la dominación entre los hombres y las mujeres. Lo clave que remarcó Ruíz Gómez del concepto de identidad es un vértice común entre las acepciones: siempre la identidad del ser humano se construye a partir de la interacción con otros sujetos. Ellas expresaron (al igual que los varones) que lo masculino se asocia con la fuerza. En el estudio que realizó. Pueden ser aportes interesantes para poner en tensión sus propios postulados. los sentidos en función a ellas mantienen las visiones ancestrales de diferenciación entre los hombres y las mujeres muy similares a las ideas de género de las mitologías griegas. la ternura. Por su parte. la sociología. las diferencias y las semejanzas. Primeramente. 19 .En los valores y actitudes atribuidos a lo femenino y masculino. y lo femenino con la ternura. las mujeres representaron lo femenino con la figura de una mujer con características tales como la delicadeza. la psicología y la antropología.

es decir. y la identidad de género. no por la congruencia temática individual. como por ejemplo. Si bien no entiende a los mitos desde una perspectiva narrativa para pensar en su función social como relato. Y es en este punto en donde el concepto de género se activa como categoría teórica para mostrar las relaciones de antaño y las actuales entre hombres y mujeres.Sin lugar a dudas. se parte del supuesto teórico que son arquetipos. Hace énfasis en su carácter postfigurativo. ser hombre. es interesante. 1997. Capítulo 1 “El pasado. Además. Otro aporte fundamental de esta investigación. ya que la antropóloga destacaba su carácter organizacional simple. lo cual. y no las narraciones míticas de mi temática en concreto. Margaret. Pero más allá de ser un punto débil. Es más que evidente que los mitos que analiza la autora son los griegos. Culturas postfigurativas y antepasados bien conocidos”. los orientales. Para concluir con esta ponencia podemos decir lo siguiente: los tres trabajos del estado del arte analizados se relacionan entre sí no directamente. y ritmos dinámicos sumamente lentos. es el nexo teórico que realiza la psicóloga con los conceptos de mitos. es sumamente interesante para el lugar de los relatos y decursos míticos y masivos en la identidad de género en Santiago del Estero. ser mujer. Gedisa: Barcelona. los arquetipos promovidos por ellos. de predominio ancestral. homogéneo. ambos 32 Véase: Mead. Es importante remarcar que estas ideas de identidad no se asocian demasiado con el concepto de folklore que desarrolla Morgante. si no más bien porque los aportes que realizan son fundamentales para pensar y reflexionar sobre la temática en concreto de esta investigación.32 aspecto que Ruíz Gómez no toma en cuenta. la autora amalgamó un cruce de paradigmas sobre el que pensó y problematizó el concepto de identidad. parten de contar historias de dioses y no hazañas de personas terrenales. El mensaje de la nueva generación. modelos de ser y actuar (inherentes al inconsciente colectivo) que muestran lo que debe hacerse. Cultura y Compromiso. 20 . pensarse. No obstante. desarrolladas por separado.

el vínculo entre mito e identidad de género. las nociones de identidad desde diferentes paradigmas. Estos trabajos son de suma importancia para el tema de mi investigación porque por un lado ayudan a pensar y analizar los diferentes tipos de mitos. como por ejemplo. En segundo lugar. fue más que útil encontrar en la producción de Canal Feijoo un análisis etnológico de una leyenda de la temática y las nociones de teriomorfismo y dentromorfismo para complejizar el concepto de metamorfosis. pensado en las condiciones de desigualdad (existentes en la actualidad) más allá de una diferenciación. sus postulados epistemológicos pueden diferir en un debate intra. a pesar de que Morgante no hacerse referencia a los discursos (o a una perspectiva lingüística). más allá de que el trabajo de Canal Feijóo es 50 años anterior y consecuentemente. el trabajo conceptual que desarrolló Ruíz Gómez es un soporte fundamental para mi temática.trabajos teóricos parten de un punto sólido en común: se posicionan desde la etnología para construir. problematizar y analizar su objeto de estudio. Y por último.disciplinar (el pertinente a la etnología). 21 . el desarrollo de la concepción de género y sus implicancias que se entretejen en la realidad.