You are on page 1of 3

HISTORIA.

La desamortización fue un hecho fundamental en la revolución burguesa que abarcó desde Carlos IV hasta la mitad del siglo XIX y consistió en poner en el mercado, las tierras y bienes que hasta entonces no se podían vender, ya que estaban en poder de las “manos muertas” ( Iglesia Católica o las órdenes religiosas), además, permitiría amortizar la deuda pública. El conjunto de leyes desamortizadoras, ha sido calificado como una “reforma agraria liberal”. Dentro de las desamortizaciones, distinguimos la de Godoy en 1798, la de la Guerra de la Independencia, la del Trienio Liberal, la de Mendizábal y la de Pascual Madoz. Las consecuencias de las desamortizaciones consisten en una seria de cambios sociales, cambios en los modos de explotación de la tierra y consecuencias culturales entre otras.

La situación desesperada de la Hacienda del Antiguo Régimen, especialmente en la corte de Carlos IV, llevó a atacar a la base del régimen. Por consejo de Soler, secretario de hacienda, el rey decidió llevar a cabo una desamortización. Se obtuvo permiso de la Santa Sede para expropiar y vender los bienes de los jesuitas y de obras pías. En ella de desamortizaron bienes de la Compañía de Jesús, de hospitales, hospicios y de Colegios Mayores universitarios e incluía también bienes no explotados de particulares. El Estado de adueñaba de los bienes , por lo que dejaban de ser manos muertas y se convertían en bienes nacionales; después salían a la venta mediante pública subasta, el producto de lo obtenido, era utilizado para amortizar la deuda pública Durante el Trienio liberal se llevaron a cabo otras desamortizaciones como la de José I, las Cortes de Cádiz etc, que no tuvieron efectos por el retorno al Absolutismo. Las realmente importantes fueron, sobre todo, las de Juan Álvarez Mendizábal y Pascual Madoz. La de Mendizábal, (ministro de la regente María Cristina de Borbón), tuvo unas consecuencias muy importantes para la historia social de España, aunque sus resultados fueron relativamente pobres. Consistió en la nacionalización de las propiedades rústicas y urbanas de la Iglesia, que se vendieron a particulares en subastas públicas. Se pretendía crear una clase de nuevos propietarios adictos a la causa liberal y sanear la deuda pública así como ganar la guerra carlista, la reforma de la Iglesia y su transformación en una institución del Nuevo Régimen (como podemos observar en las líneas subrayadas en el documento 4 y en su gráfico). Las provincias más afectadas fueron Sevilla, Córdoba, el resto del valle del Guadalquivir, Salamanca, Zaragoza, Toledo, y en menor medida Valencia, Cáceres, Badajoz, Barcelona, Valladolid...Tuvo menos repercusión en Galicia y toda la franja norte (esto queda reflejado en el mapa del documento 2). La desamortización de Madoz se llevó a cabo en el Bienio Progresista, la “Ley de Desamortización General”. Se ponían en venta todos los bienes de propiedad colectiva: los de los municipios y los de los eclesiásticos que no habían sido vendidos en la etapa anterior (Punto 1 del documento 21), También se venden los bienes nacionalizados previamente que
eran de origen religioso (lo que supone la ruptura del Concordato con la Santa Sede) (Punto 3, Documento 21).

. El proceso de desamortización fue un medio de conseguir dinero para los planes dl Estado. Las consecuencias de este gran proceso fueron de diverso tipo. Cádiz. Madrid. se destruyeron edificios y se dispersó el patrimonio (esculturas. nuevos propietarios que invirtieron su dinero en tierras y casas. (Como podemos leer en el Título III y Punto 12 -1º. Toledo.2º. cuadros. y las que menos la zona norte de la península. En algunas zonas.3º. destaca el incremento de grandes terratenientes.. Ciudad Real. trajo consigo una expansión de la superficie cultivada y una agricultura más productiva.El objetivo era nivelar los presupuestos.. Todo ello. Los compradores fueron gente adinerada. Dentro de los cambios sociales. en gran parte con destino al mercado exterior. Badajoz. no una reforma agraria. ayuda a explicar el apoyo que la causa carlista recibió del mundo rural y campesino. . se mejoraron los cultivos. Ávila. mientras la desamortización era vista como el instrumento de los liberales. procedente de la vieja aristocracia. de nuevo Sevilla. identificados como los ricos que gobernaban la España de aquel siglo. archivos.) La desamortización. Museo de Bellas Artes de Sevilla).del documento 21) En este caso. Valencia. (Como observamos en el mapa de España del documento 3). En Andalucía se extendió el olivar y la vid. a largo plazo contribuyó al aumento del volumen de producción agrícola. En la religión. las provincias más afectadas fueron. amortizar la deuda y financiar obras públicas (como el ferrocarril). Fueron saqueados los conventos abandonados. Pero. En el terreno cultural y urbanístico los conventos se convirtieron en edificios públicos (ej. se rompió con la Iglesia que perdió gran parte de su patrimonio.