(Publicado el 03 de Marzo del 2009 1

)

Crisis Financiera Mundial
Por: Econ. Luís A. Ruiz Castre Analista & Consultor vpra5@hotmail.com

evitar recesiones agudas, quiebres financieros y empresariales mundiales y crisis sociales en sus escenarios, y para dinamizar el mercado y el flujo de capital (cadena de pagos e intercambio). Para los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) los países tendrán que fijarse nuevos datos, plazos y compromisos fuertes. Esta crisis mundial hizo revivir la Teoría Keynesiana que significa una mayor presencia del Estado en la Economía para reactivarlo cuando se produce una crisis grave, donde la economía de un país, es como una nave impulsado por sus velas, debido al viento del libre mercado, pero al no existir el viento y la nave se encuentra a la deriva, se tiene que usar los remos que representa el Estado en el impulso económico; pero en los remos debe ir inherente la ética y la moral para contrarrestar la corrupción universal y moldear la "aldea" global hacia un nuevo orden de paz y desarrollo. El comportamiento del mercado capitalista, no fue a consecuencia de la “mano invisibl e” que actuó espontáneamente en el libre mercado y lleva hacia la eficiencia y equilibrio en la asignación e intercambio de bienes y servicios, sino de “fuerzas” poderosas de grandes empresas financieras y transnacionales sin transparencia y valores, que los llevó a caer en su propia trampa. A pesar de esta crisis la economía de EE.UU. sigue siendo la más grande y poderosa del mundo por su alta productividad y conocimientos científicos. Ante la crisis y evitar futuras crisis, hay que establecer cambios. Es cierto, quienes tienen dominio de las representaciones mas sofisticadas son los que dominan el mundo, pero no hay representación perfecta pero sí perfectibles; tomarán acuerdos y diseños de sus políticas económicas que se globalizarán más que nunca , porque cuando uno de ellos comete errores no se perjudica sólo, caen como un castillo de naipes. Esperamos que los grandes “diseñadores” mundiales, estén inspirados por el espíritu universal, caso contrario en el futuro nos viene otro caos.

Esta “burbuja” económica reventó en el corazón de los propios países desarrollados por la volatilidad financiera, la especulación salvaje y la débil regulación económica , ocasionando: · Desplome de los índices y cotizac iones bursátiles. · Falta de confianza de los clientes e inversionistas y de bancos entre bancos por la presencia de activos económicos tóxicos. · Incertidumbre en las grandes empresas. · Crisis de créditos hipotecarios y quiebres de empresas. · Fragilidad Institucional financiera. · Incremento del desempleo mundial. · Pánico ciudadano, preocupados por su bienestar y jubilación y el deterioro del valor de sus bienes con respecto a sus deudas En las economías emergentes esta crisis asimismo permitió la caída fuerte en cuanto a los términos de intercambio, precios de commodities, remesas del exterior, inversión, producción, nivel de desempleo, ingresos, consumo teniendo un efecto directo en una mayor pobreza y desigualdad, es decir, la crisi s mundial fue una eclosión en cadena y sinérgica. En esta crisis, para unos ha sido el desastre y para otros la oportunidad esperada , desde un aspecto ideológico y económico . Las medidas urgentes de los países líderes y decisores económicos, fue bajar los tipos de interés, fortalecer el sector financiero, garantizar el ahorro, incrementar la liquidez, reestructurar las deudas hipotecarias y activar políticas públicas anticíclicas o contracíclicas. Los países desarrollados garantizan e inyectan miles y miles de millones de dólares en sus economías para
1

Diario HOY

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful