Conflictos de leyes “… la funcion del Derecho Internacional Privado es determinar cuál de los diversos sistemas juridicos simultaneamente válidos

es aplicable a una serie dada de hechos.”[3] Las relaciones jurídicas cuyos elementos constitutivos pertenecen a sistemas jurídicos diferentes en el espacio, entendiendo esto como aquellos sistemas susceptibles de aplicarse al miso tiempo para resolver el mismo problema jurídico en virtud de que dichos elementos se encuentran contemplados en un ordenamiento diferente es lo que hoy por hoy constituye el objeto del Derecho Internacional Privado. La mayoría de dichas relaciones se encuentra en el campo del derecho civil y mercantil, esto es así porque lo civil muchas veces tiene que ver con el estado de las personas mientras que el mercantil, se enfoca más en las cuestiones del comercio internacional. El conflicto de leyes es una situación que se produce como consecuencia de las legislaciones aplicables de manera sucesiva en un mismo lugar o lugares distintos, respecto de actos iguales o actos diferentes, por lo que los conflictos de leyes nacen debido a las diferencias que existen entre las legislaciones en el ámbito internacional particularmente en este caso con las diferencias entre las legislaciones con relación al divorcio, es decir, lo que existe en un Estado no existe en otro, o pueden estar determinados en distintas causales. Estando el divorcio regido por la ley personal y motivado al conflicto de leyes, se ha tratado de solucionar los diversos problemas que suscita el divorcio a través de dos sistemas legislativos, a saber, el de la nacionalidad y el domicilio.

Al hablar en primera instancia de la nacionalidad se tiene que es competente para determinar la ley aplicable al divorcio. Cuando la nacionalidad de los cónyuges es común y se demanda en el mismo país de origen, no existe dificultad alguna, llevando un proceso de acuerdo a las leyes de su país de origen. En cambio en los casos de matrimonios con nacionalidades diferentes es distinto obteniendo dificualtades puesto se rigen de acuerdo con los principios de la ley nacional de los distintos paises para regir este divorcio, considerando que ambos cónyuges tienen
nacionalidades diferentes, y por tanto, distinta capacidad jurídica de obrar en materia de divorcio. En Venezuela en 1904 con motivo de la necesidad de resolución al problema planteado anteriormente y de acuerdo con la adopción del divorcio, la doctrina y la jurisprudencia estuvieron imprecisas con relación al régimen jurídico aplicable a divorcios solicitados en Venezuela por extranjeros domiciliados en ella a lo largo de los años, se tomo una decisión de la corte superior del distrito federal en la cual se estableció que en ausencia de jurisprudencia y de acuerdo al código de procedimiento civil, el cual acogía lo que había establecido la Convención de haya en 1902, que en el caso de formular demanda de divorcio los esposos han de estar autorizados por su ley nacional y por la ley del lugar donde se interponen. En cuanto a la ley del Domicilio, es competente para determinar la ley aplicable al divorcio, la del “domicilio conyugal”. Se hace importante señalar que independientemente de la nacionalidad de los esposos (natural o extranjera) el divorcio se rige por las leyes del lugar en donde tengan establecido su domicilio.

El tribunal se declaraba incompetente para conocer esa demanda en razón de no estar establecido el domicilio conyugal dentro de la jurisdicción. domiciliados en Francia. La mujer regresaba a Venezuela y allí intentaba una acción de divorcio contra su marido. En cuanto a la determinación de la competencia del tribunal por la ley de la celebración del matrimonio. De acuerdo a la legislación reformada de 1982. es decir. Se encuentra referida al hecho de que la legislación de la celebración del matrimonio permita o no el divorcio. el domicilio de cada uno de los cónyuges se determinara por el lugar en el cual cada cónyuge tenga el asiento principal de sus intereses o negocios. En el régimen anterior a 1982 podía darse un caso como el siguiente: un matrimonio de venezolanos domiciliados en el extranjero. Y dicha competencia será determinada por la aplicación de la ley aplicable al fondo: la nacionalidad o el domicilio y la del lugar de celebración del matrimonio. En este sentido la competencia del tribunal donde estén domiciliados los esposos será procedente solo en el caso . En cuanto a la nacionalidad es competente para conocer del divorcio el tribunal de la nacionalidad de los cónyuges. Basado en el principio de que donde ha tenido lugar el nacimiento del vinculo jurídico allí mismo también tendrá lugar la disolución. DETERMINACION DEL TRIBUNAL COMPETENTE En Venezuela el juez competente para conocer de los juicios de divorcio es aquel que ejerce la plena jurisdicción ordinaria en primera instancia.SISTEMAS JURIDICOS APLICABLES De acuerdo a lo establecido en el Articulo 23 de la ley de Derecho Internacional Privado el Divorcio y la Separación de cuerpos se rigen por el Derecho del Domicilio del conyugue que intenta la demanda. en lo civil del lugar del domicilio conyugal. Desde una visión jurídica el divorcio debe ser pronunciado por un tribunal y este debe ser competente. En cambio rechazaría la petición que hiciera el otro cónyuge por tener otra nacionalidad y estar regido su estatus personal por otra legislación. El cual solo produce efecto luego de un año de haber ingresado en el territorio de un Estado con el fin de fijaren el residencia habitual. Así el código civil francés establece que las leyes concernientes al estado y capacidad de las personas rigen a los franceses así residan en país extranjeros. CONFLICTOS DE JURISDICCION El conflicto de jurisdicción esta sometido al sistema de solución de la ley aplicable al fondo. que un tribunal determinado conocerá del divorcio según los esposos estén domiciliados en su jurisdicción o bien el tribunal será competente para conocer del divorcio en razón de la nacionalidad de uno o ambos esposos. Por tanto un matrimonio en el cual uno de los cónyuges sea de nacionalidad francesa y el otro de distinta nacionalidad. será competente para conocer del divorcio planteado por el cónyuge francés el tribunal de ese país.

el matrimonio se consideraba indisoluble y. es lo que determina que según nuestra legislación. En algunas legislaciones donde el matrimonio y por consiguiente el divorcio. A partir de 1904 fue igualmente de orden publico su existencia de orden publico absoluto y. puede decirse que la Institución del divorcio. Toda disolución del matrimonio hecha por divorcio en el extranjero y cuyos efectos se pretenden reclamar en el territorio de un Estado. bastaba que el marido estuviere domiciliado en Venezuela para que pudiera demandar o ser demandado validamente en divorcio. en aquellos casos permitidos por el Derecho Internacional Privado se reconocían los efectos jurídicos de sentencia de divorcio que habían sido pronunciadas en el exterior. De acuerdo a la doctrina. ningún tribunal admitirá demanda de divorcios o separación de cuerpos. Lo cual proviene de la consideración del Matrimonio como institución también. en la mayoría de las legislaciones de los Estados es de orden Publico. Pero en atención al reconocimiento del principio de la aplicación de la ley personal del extranjero. según este establecido en el respectivo sistema jurídico territorial. por lo tanto. no es considerado como institución. por tanto. Desde una vista General. deberá someterse necesariamente a las exigencias de la regulación internacional para el pase de sentencia extranjera. DETERMINACION DE LOS EFECTOS EXTRATERRITORIALES DE LA SENTENCIA DE DIVORCIO Según jurisprudencia venezolana. que no este fundados en algunas de las causales establecidas en el Código Civil. extranjeros o nacionales no podían demandar o ser demandados en Venezuela por divorcio por no existir la institución. sometido a sus disposiciones tanto los nacionales como los extranjeros domiciliados en Venezuela. .de que la ley de la celebración del matrimonio autorice ese medio de disolución del vínculo matrimonial. sino como acto consensual. En cuanto a la causal en el orden publico. sea bajo la forma del exequatur o a través de una simple homologación de carácter formal. no esta rodeado de solemnidades. independientemente de la ley personal de los extranjeros.