~

1

~

L. Sprague De Camp

CONAN EL VENGADOR

Robert Howard

E.

~

3

~

Howard & L.Título original: Conan the Traducción: Avenger Beatriz © 1968 by Oberländer Robert E. Gran vía 774 ISBN: 84-270-2125Barcelona E 9 dición digital: Conner Revisión: McLeod R6 Umbriel 02/03 2 . Sprague de © 1996 Camp Ediciones Martínez Roca S.A.

Las alas que la oscuridad 2 oculta El anillo de 3 .El demonio de las 8 .El palacio sobre el desierto 5 .El mar acantilado de sangre 6 .El dragón de Khitai nieves 9 .~ ÍNDIC E Introducción El regreso de Prólog Conan 1 o .Traición en Oriente 7 .La danza de los 10 leones La guarida del Epílog brujo L oa Edad Hiboria .La Rakhamon venganza del 4 .Parte II 5 ~ 3 .

R. según he percibir podido al preparar los cuentos para su publicación. al Bran Mak Morn. descubrí manuscritos de Howard en el apartamento de quien era entonces el más literario agente de sus obras. de Cross Plains. notables ejemplos recientes de este género tenemos la trilogía de señor de los anillos. R. Howard fue un narrador nato. De todas ellas. Además. colorido e intensidad de la acción. Se trata de cuentos de acción y «fantasía aventuras aderezados con una gran dosis de elementos sobrenaturales. Howard escribió varias series de cuentos de fantasía heroica. así como la larga. además de poemas y cuentos fantásticos. es la de más Conan. la más popular. o que vaya a ser algún día. Dieciocho ocho. de aventuras. Este género fue creado por William Morris a fines del siglo XIX. Howard (1906-1936. Esto no fue 4 . géneros: de detectives. historias de Conan fueron publicadas en vida de Howard.Introducción Conan el cimerio es el protagonista de más de treinta historias escritas Robert E. Además de editar las historias no publicadas de Conan. Texas). d y esarrollado por Lord Dunsany y por Eric R. Tolkien. sus cuentos son insuperables en cuanto interés. El y las historias de Fritz Leiber acerca de Fafhrd y el Ratonero Gris. de c aomienzos de los años cincuenta reescribí los manuscritos de otros relatos cuatro de Howard sin publicar y los convertí en historias de Conan. que de logran siempreimponerse en las historias que protagonizan. Howard tenía una excelente: precisa. a fin de llenar las lagunas existentes en el legendario relato. que desarrollan en un mundo imaginario -quizás en nuestro planeta tal como se cree se que fue hace mucho tiempo. o tal vez en mundo o en otra dimensión. Éstos incluían algunas historias de Conan sin editar. simple y muy fácil de leer. A la edad de misterio años. A finales de 1951. Solomon Kane— son míticos: se trata de hombres Conan. En ellos. han sido Otras entre sus halladas papeles a partir del año 1950. El estado inacabado en que se encontraba la saga de Conan me ha a mí y a otros escritores a completarla. Tenía el raro talento prosa crear de situaciones muy sin necesidad de usar adjetivos imaginativas para demasiados describirlas. historias de Conan pertenecen a un subgénero llamado Las heroica» o «historias de espada y brujería». h y emos escrito varios pastiches basados en algunas pistas que encontramos sus en notas y cartas. todos los hombres ha poderosos.en el que la magia funciona y aún no se otro descubierto la ciencia ni la tecnología. yo he que preparado para su publicación. todas las mujeres hermosas. Durante últimos diez años (1927-1936) de su corta vida. pasiones ardientes e indomable voluntad. treinta puso fin a una prometedora carrera literaria suicidándose. los problemas son simples y la vida son una es aventura. desde manuscritos completos hasta meros fragmentos. por mis colegas por Nyberg Björn y Lin Carter. Eddison a comienzos del Como XX. directa. Carter y yo hemos completado algunos de los manuscritos inacabados de Howard. publicadas su en mayoría en Weird Tales. Nyberg. histórico. de J. y por el que escribe estas líneas. poderosos músculos. Sus héroes —el rey Kull. El pozo del unicornio. tal como hubiera hecho Howard tentado haber estado vivo. Howard escribió y publicó los gran una cantidad de relatos de ficción menores (Pulp Fiction) de distintos deportivo. del Oeste. de Fletcher Pratt. cuentos de y de fantasmas.

Box en Pasadena. Sprague de convirtiéndose así en el máximo gobernante del reino hiborio más trono. un de un truco absolutamente ficticio que le permitía dio sobrenaturales. 5111 picta. quepor mí época la Las historias y Conan escritas por Howard se desarrollan en la mismo. escrito así luchó al ensayo titulado The Conan Reader (El lector decomandante del por y y mípublicado por detenido una invasión Liberty Heights enviado a Tarantia. aparece en este por Edad Hiboria. vecinos. Pero Durante otro enemigo reunió a sus fuerzas y atacó. Conan mató a Numedides y se apoderó del el L.. capital. o fragmentos un Desde entonces se hanla ciencia ficción. el joven primitiva Cimmeria. publicada por Georgede vivir algunos años salpicados 60690. presentó este parecían muchopublicación y sólo tuve revista eliminarde los anacronismos e introducir algunosconelementos nota que aficionados al género —The Phantagraph—.~ 7 ~ el último año de los protagonistas se ensayo para su a Conan. quedó ello sus verdaderas opiniones acerca delas prehistoria de la humanidad cimmerio. tribus varias bárbaras. creó una seudohistoria del mundo de Conan: la civilización de la Edad Hiboria. pronto se dio cuenta de que ser rey no era un lecho de rosas. La primera mitad. por la hazañas del C y hapman.. y una actitud más prudente y las reflexiva respecto a las aventuras amorosas y a las juergas que la que tenido había a lo largo de su desenfrenada vida. 21207. Cuando Howard comenzó a escribir las historias de Conan en 1932. En este momento. sangre y The Howard Collector. dado que su vida.la frontera occidental de Aquilonia como contra los salvajes pictos. Conan encontró a una reina. el esta bosquejos de hasta la época de Conan. que describe seudohistoria historias de Conan sin publicar entre los Conan. derrotaron a los ejércitos Aquilonia y enviaron a Conan al exilio. Pero él regresó una vez más de desconcertar para y destruir a sus enemigos. como tantos otros. ocho mil años después imaginaria libro. Conan fue Ave. como soldado mercenario. de sido colección. Conan es un gigantesco aventurero otros títulos conocida porheroica en general. Habiendo conocido a Conan por mediotomado amigos Ostlundse un podían deducir de fascinado. que publicó grupo de entusiastas de descubierto varios relatos completos. —Amra. Los reyes de Koth y de Ofir lo atraparon y hicieron prisionero por medio de una treta. Scithers. entonces Y aquí comienza la presente historia. donde fue encarcelado por el envidioso rey Numedides. aquilonio ejército y haberJack L. mimeografiado. de año el aparece en este folleto que 1938 en un libro. fue reimpresa enpapeles de y volumen primer Éstos han esta completados por Lin Carter y comienza a partir de Howard. la consiguió Cuando escapar. que no aparenta. Texas. aproximadamente un año. su reinado fue más o menos pacífico. Camp poderoso. a dos el norte. titulado La Edad Hiboria. el lector puede recurrir a los bárbaro de la escrita Conan esta de de tierra colección. felizmente.de Conan decontinúa hasta comienzos de la historia escrita conocida todos. publicada por Glenn Lord (agente jefe de de las de obras de Robert E. pirata. pero él escapó a tiempo y volvió lo cosas en contra de estos supuestos conquistadores de Aquilonia. El ensayo completo fue publicado en una esta publicación dejara y yo. en periódicosque llegó de órganoalde expresión de la reino de Zamora Hiboria mapa). tanto. Después H.. Howard). Tras convertirse en Conan). en un idioma que no era el suyo. La segunda mitad. 77501—. las la historia delPara más de Atlantis y y opiniones acerca los comienzos de historias de y la fantasía todos. ni paso más. con quien se casó Mientras deshaciéndose por tanto de su harén de concubinas. hundimiento información siete mil antes de de Howard. Box 9120. sirvió como explorador775.. con la ayuda de este muerto viviente. y vivió de forma precaria durante años. No debía ser de sus literalmente. hace unos doce mil años. de y en los heroica Legión (véase (una organización informal de admiradores allí la fantasía países y Conan en de ejerciendo la profesión de ladrón. escribió un ensayo en el que estableció las bases y elementos de la era prehistórica que utilizó como marco para sus cuentos. Este Phantagraph antes que colaboración entre Nyberg de salir. poderoso Nyberg tuvo el valor de sentarse a escribir una novela . me elegido como cabecilla de una revolución contra degenerado rey. cazador de tesoros y literario III. En 6 5 . Conan tiene cuarenta y seis o cuarenta y siete años. Md. Chicago. Conan grupo de nobles descontentos con su reinado conspiraron contra él Un e y stuvieron a punto de asesinarlo. particular). La primera mitad de La Edad Hiboria apareció en The empeño llevó a acerca de completa Conan. trataba ciudadano residente en Suecia —Björn Nyberg—dar Al coherencia a las historias de Conan. A fin de que fuera coherente. las enemigos suyos conjuraron a un hechicero de otra era para que volviera a Otros vida la y. Chalker. cuyo resultado es «El regreso de Conan». una breve explicaba que se que mismo tiempo. en una difícil. salvo por unos cicatrices que cubren su poderoso cuerpo. Baltimore.

.

Pero el desconcertante y valiente monarca se ha caracterizado siempre por sus reacciones inesperadas. Conan se dispone a realizar un viaje a Nemedia. que parecía comunicarse en un mudo diálogo con la las primera. colocados en candelabros que adornaban las paredes de piedra. o al menos protectores. Pensando que era mejor viajar velozmente. la muchacha que le había salvado la vida cuando se hallaba prisionero en las mazmorras del palacio de Belverus. Ya de vuelta en Tarantia. 7 . Conan inicia la búsqueda de su desaparecida esposa. se preocupa de encontrarles esposos. Conan celebra su boda con Zenobia con toda la pompa adecuada en un antiguo reino y poderoso. Tarascus y Amalric. en su edad madura. Resultaba difícil entrever la figura. fue raptada del palacio por un espantoso monstruo alado que la llevó hacia el este. y del repente la silueta que estaba ante la mesa quedó de sola. antes de pedirles que se marchen.. Los meses siguientes pasan rápidamente entre los asuntos de Estado y su dedicación a Zenobia. Con su habitual sentido caballeresco hacia las mujeres.” Crónicas Nemedias Prólog o La habitación se hallaba en penumbra. tan monógamo y locamente enamorado de su mujer. sus intrépidos hombres delas fronteras y sus bellas damas. Conan se dedicó intensamente a la tarea de reorganizar su reino. Luego. oh príncipe. sus robustos guerreros. cubierta con un y una manto capucha. constituyen una marcha triunfal en la que no se produce ningún incidente. que se sentaba ante la sencilla mesa.. así como el de regreso. a fin de devolver su a patria al cautivo rey Tarascus y para llevar a Aquilonia a Zenobia. en el centro de la Era sala. así como la aniquilación del brujo Xaltotun. Los que conocen bien al cimmerio no disimulan su sorpresa al ver al rey. sin embargo. agazapada en sombras. Las llamas de los cirios se avivaron. la esposa de Conan. la capital nemedia. como por efecto movimiento de unas gigantescas alas. Antes departir.. Unos cirios largos. Zenobia. Una fuerte ráfaga de viento agitó el aire de la habitación. Porque la noche en la que se conmemoraba en Tarantia el aniversario de la derrota de la conspiración de Valerio.~ 9 ~ El regreso de Conan Durante los dos meses que siguieron a la batalla de Tanasul. Pero unas fuerzas oscuras y terribles se estaban preparando para sacudir el trono hasta sus cimientos. con sus galantes gran nobles. reparar los daños causados por el enemigo y cobrar de Nemedia las indemnizaciones prometidas. solo y en el anonimato que acompañado de sus tropas. Conan hace gala de gran tacto y despide a las hermosas concubinas que forman parte de su harén. Luego. el brujo Xaltotun.más difícil aún apreciar los detalles de otra silueta. que Conan el bárbaro ganó al fin fama y poder como rey de Aquilonia. en la que resultaron aniquilados los invasores nemedios de Aquilonia y su aliado. . sólo contribuían a los un poco despejar la oscuridad. además. «Debes saber. El viaje hacia Belverus. la gema de Occidente.

dispuestas en hilera junto a las puertas. con el leopardos dorados de Poitain bordados en su casaca. ataviados el ropas de vivos colores. que había Zenobia. el más país poderoso al oeste de Turan. La joven ayudado a Conan a escapar de las mazmorras de Belverus. Éste se hacía evidente en los gestos y miradas que se dirigían con discreción el rey y la reina. resurrectoun brujo de Aquerón— de apoderarse del reino de Conan. Se exigieron fuertes por los daños que habían sufrido los aquilonios. aunque la ademanes. y los servidores del palacio hermosas apresuraban a llevar a un lado del patio los palanquines y los dorados se que habían conducido a los distinguidos carruajes huéspedes. Por los pasillos desfilaban con prisa los criados. a quienes daban órdenes en voz alta los con Aquella noche. desde tuviera lugar la tentativa del rey de Nemedia —con la ayuda del que Xaltotun. Pero. y. que iban pasando bajo las gruesas rejas del alzado el rastrillo. Los centinelas se paseaban por las destacado con la alabarda al hombro y la espada al cinto. Luego llegaron Palántides. comandante los de Dragones Negros. los barones Lor de y de Imirus. 8 . y ricos tapices cubrían las áspero granito. se encontraba a una yarda de distancia de su esposa. había recompensa.1 . Estos ataques. encantadora en cambio. La noche en la que se inicia este relato era una noche de fiesta. quitarse. pero su vigilancia era un almenas despreocupada. en tanto que la compensaciones momia de acartonada Xaltotun. con su esbelta y erguida figura. Quienes conocían a los cortesanos pudieron ver entrar a Próspero. sangre bárbara de Conan seguramente le hacía arder en deseos de dejar a lado su civilizado disimulo y de estrujar en sus fuertes brazos a la un reina. Iba vestido de terciopelo rojo. general del rey y su mano derecha. obstante. con una armadura ligera que luego había de Trocero. Pero la conspiración nemedia fracasó. que había durado ya más de un año. al tanto estaban accediendo numerosos nobles y caballeros con sus damas por que puente levadizo. Todos venían acompañados de damas ataviadas con ricas sedas y satenes. En Aquilonia reinaba la paz. al que había dado muerte delante de su mismo del trono. Lanzaban frecuentes miradas a la entrada del castillo. a medida que el pueblo se iba dando cuenta de la sabiduría cada la y justicia de su gobierno. los condes de Manara y de Couthen. Brillaban antorchas. eran contenidos con relativa facilidad por las veteranas no acantonadas a orillas del río tropas Trueno. Hacía también Conan había arrebatado la corona de las sienes ensangrentadas años tirano Numedides. conde de Poitain. era transportada en su carruaje hacia un lugar oculto y sombrío. muerto de nuevo. botas de fino cuero. que contrastaba sus con cabellos plateados. le había sido concedido el mayor honor que se le podía otorgar como u ana mujer en tierras occidentales: se convirtió en reina de Aquilonia. y avanzaba los luciendo sus lentamente. No hubo más desórdenes que las periódicas incursionesde los salvajes pictos en la frontera occidental. mayordomos. el rey Conan ofrecía un baile en honor de su reina. pasaba desapercibido para la brillante concurrencia el ardiente amor No se que profesaban sus regios anfitriones. El poder del rey Conan se hizo misterioso vez más fuerte. sido esclava en el harén del rey de Nemedia.Las alas que la oscuridad oculta Los imponentes muros del palacio real de Tarantia recortaban su perfil contra el cielo del atardecer. y muchos más.

las damas no envidiaban menos a Zenobia. también negro. dando El bañe primeros y complicados pasos del minué aquilonio. que parecían mirar desde de abismos. todo ello la misma devastadora destreza y potencia. de la perfectos. donde se exhibía una colección espléndida de armas: espadas. de haber tenido que otorgar Un juez premio de belleza entre las hermosas damas que contribuían a dar un esplendor a la fiesta. irradiaba una nobleza y una bondad innatas que no eran fáciles rasgos contemplar de en aquellos tiempos. le resultaba dominar el imposible impulso de su naturaleza bárbara. su primitivo le permitía llevar el ritmo con una naturalidad que había facilitado en instinto medida las lecciones que le diera la semana anterior el maestro de gran de la corte.al soberano le satisfacía ver a su pueblo en paz. La perfección su de cuerpo quedaba realzada por el amplio vestido escotado que mientras llevaba. de ejecuciones. cuchillo el yatagán turanio y el hacha de los hombres del bosque. que le recordaba el fluir de la sangre y el crujido de una armadura o de los huesos de un enemigo bajo el roja de filo su pesado sable. bien los cortesanos juzgaban afortunado al rey por tener Y si esposa. frente a hombres de todas las con e incluso contra criaturas inhumanas llegadas de dominios ignotos razas tenebrosos. lanzas. ceremonias Poco a poco se fueron agregando otras parejas. que se movían como su de los un felino. Aquellos ojos. en realidad había adquirido en elegancia recientes. Pero aquel tiempo era más propicio para pacíficas. al ver a la reina. El león de Aquilonia de en su pecho. esbelta cintura y caderas y los musculosos miembros. se hubiera visto en un compromiso. comenzó. Sin embargo. la decisión no mayor dudas: admitía en realidad. mazas y Aunque jabalinas. habían visto campos de batalla atestados brillante mutilados cuerpos. empresas y Conan volvió la vista hacia la rubia condesa que les haciendo una reverencia a él y a estaba Zenobia. Aunque el cimmerio no los un era gran experto en las figuras más intrincadas de la danza. hachas de combate. el rasgo más llamativo de Conan se hallaba en sus ojos azules. sin embargo. El barniz de la civilización cubría su alma de bárbaro con una y muy capa delgada. Sus atroces manos habían empuñado el sable occidental. Sin embargo. la mirada del rey se perdía en dirección a la pared más alejada de la estancia. que su espléndida cabellera negra adquiría mayor relieve con sencilla corona de plata que la sujetaba. si bien parecía innata en él. tiempos De cuando en cuando.~ 11 ~ respondiendo a las palabras de cortesía de sus invitados con una que. habían contemplado escenas jamás imaginadas por la insondables concurrencia del palacio. y al cabo de rato un el mosaico del suelo desaparecía bajo las vestimentas multicolores de los 9 . y sacrificios en los altares de exóticos dioses. Al observar sus amplios y recios hombros. el poderosas zhaibar. Por otro lado. su rostro. cubierto fogosos pequeñas cicatrices. el alfanje zuagir. la soberana era la más hermosa de todas. que brillaban en su rostro oscuro e inescrutable. cubiertas de barcos empapadas de sangre. cualquiera podía comprender que aquel hombre no había para nacido la vida civilizada. El rey Conan lo inició junto con la reina. sus ajustadas calzas aspecto seda y sus botas de suave cuero. Conan tenía un semejante imponente y atractivo con su sencilla casaca negra. y la única joya que llevaba era una estrecha corona de oro con brillaba que la sujetaba su oscura cabellera.

con evasivas. en los montes Himelios. rodeada de amigos y de fieles soldados. Cuando el rey llegó a la terraza. divisó una forma fantástica. esposa. que aferraba la blanca silueta de su amada Alejándose mediante los poderosos impulsos de sus alas de murciélago. Los pesados candelabros arrojaban una luz cálida y suave por todo el Nadie pareció notar la leve corriente que se comenzó a levantar en salón. Conan divisó la blanca silueta de Zenobia. que La inquieta.cortesanos. y de le rogó que contara cómo había salvado al reino de Khaurán de otra saqueadores shemitas. Tan sólo se divisaban los ardientes ojos. Su instinto de bárbaro le advertía que estaba ocurriendo pero extraño. fiándose de su instinto. momento e hizo temblar la llama de las velas. y Conan respondía cortésmente. que calor aquel en momento estaba abierto. empujando con violencia a las cortesanas y a los nobles hacia lo rodeaban. ésta si vacía. Otra quiso saber si había sido pirata. el 10 . y lo impelía a seguir a Zenobia al balcón con el fin de protegerla. Conan saltó como una pantera el balcón abierto. la esbelta figura de Zenobia fue envuelta por la noche. Luego. pero la de oscuridad surgió casi inaudible una risa apagada y ronca. Finalmente. La reina trueno gritó. se disponía a seguirla cuando se vio rodeado de un grupo El rey damiselas. El de gruñó levemente de alivio y se dijo que por una vez lo habían engañado rey sentidos. Finalmente. imposibles de escalar. en la si en su capital. y allí. A pesar de todo. y los invitados se dispusieron a salón. Las peticiones se sucedían sin cesar. recorriendo con ávido interés el conjunto las los de bailarines. De oscuridad cayó como un negro manto sobre la concurrencia. una horrible pesadilla cielo vago con aspecto humano. que aprovecharon la pausa para rogarle que les contara de proezas algunas de su azarosa vida. algo bien parecía que nada pudiera amenazar a su querida esposa allí. Una de ellas le preguntó si era cierto que sido jefe de las hordas salvajes que vagaban por el fabuloso reino había Ghulistán. no yvio nada extraño. propio palacio. los desaparecieron y la ventana se ojos cerró. el cimmerio estaba inquieto. Se oyó otro grito. Los asistentes cierto advirtieron tampoco la presencia de unos ojos abrasadores que escrutaban desde sombras de una pequeña ventana. y cuyo cabello se mecía bajo la suave y fresca brisa. —Conan. comenzó a avanzar una dirección al balcón. voy a tomar un poco de aire. al tiempo que se acercaba hacia el balcón. con vinos refrescarse helados y sorbetes de Turan. recortada contra el iluminado por la luna. Luego levantó la vista. que se encontraba espaldas a él. Un hizo estremecer las paredes del castillo. ese momento sonó el enorme batintín de bronce situado en el En delextremo Se anunciaba una pausa. a pesar de las protestas de su atractivo en auditorio. siguió acercándose a la sus reina. Cuando se desvanecieron las sombras. Sentía en la sangre De todos premonición de peligro y. la intensa mirada se detuvo en la esbelta figura el rey que rodeaba con los brazos. pero el sonido de éste era más débil. murmuró Un hálito helado de muerte se extendió por la enorme sala. repente. estaba Conan examinó con la mirada los muros del palacio. El baile me ha hecho entrar en —le dijo la reina al cimmerio. modos. que habían luchado a las órdenes del jefe los llamado mercenario Constantius. como que Zenobia se estuviera alejando.

no como el rey Conan Aquilonia. no! —exclamó Conan. un simple aventurero. ha no olvidado la derrota que les infligimos. un veterano de las guerras fronterizas. como si se El rey convertido en una estatua de oscuro acero. tal vez nunca llegues a lograr una propósito. estar y expresaban una terrible ira y desesperación. cuyos alma adquirieron un tono ceniciento. Luego iniciaron el pillaje y pasaron c auchillo a los defensores. De esta manera. y Koth y Ofir siguen siendo tan dignos poco de confianza como siempre. conde de Raman. rostros El rey salió de la habitación. se detuvo ante las panoplias y Antes de retiró de ellas un pesado sable que había empuñado en una campañas. Trocero se detuvo instante. y haré de sobre caer él el peso de mi venganza. no podemos consentir que arriesgues tu vida en largo empresa tan incierta. sino como de el Conancimmerio. que lanzan cuando se aprestan a la batalla sin las pensamiento que el de matar. sus Una temblorosa condesa de Poitain hizo la pregunta que atenazaba mentes las de todos. el cimmerio profirió un grito terrible y extraño. Parecía el lamento de un resonó condenada. Cabalgaré. hasta que encuentre a mi —Desde esposa. el cimmerio se dispuso a salir de la habitación. Si no soy capaz de hallarla. Los las vengativos de los Oscuros Dominios deben de gritar de ese modo espíritus vagan cuando por los páramos en busca de su presa. Tarascus armado. cuando los oscuros bárbaros escalaron nuestras murallas a de del alud pesar de flechas que les arrojábamos. entenderé que tampoco soy digno querida gobernaros. Me heló la sangre en venas. El —No has respondió:estado muy errada. con un brillante séquito de caballeros y soldados. Próspero. de llegar a la puerta. echó una mirada a los cortesanos y enseguida se alejó en pos de un amigos. durante el saqueo otro Venarium. como si él la hubiera mismo sido el monstruo que acababa de raptar a la reina. los cortesanos se apartaron en silencio. que mundo! espantosamente en los muros del palacio. Cuando se volvió hacia concurrencia. y un escalofrío de horror invadió a los presentes. Si llevo conmigo un contingente con podría atraer a algún enemigo que aliente inconfesables planes. numerosas Al tiempo que levantaba el arma. y su puño golpeó la mesa tremendo ímpetu—. Viajaré solo. damas. mi señora. y sentí como si hubiera caído sobre mí una maldición. pronunció estas palabras emoción con contenida: ahora dejo de ser vuestro rey. Sin decir una palabra. mientras que con las lanzas de los caballeros de Poitain tu podrás 11 . sillas y mesas. —¿Qué fue ese terrible grito del rey? —dijo—. no obstante. ¡Pero por Crom que al menos buscaré a ese ladrón. Un tenso silencio se abatió sobre la concurrencia. —Pero Conan —dijo Próspero con la familiaridad que le otorgaba su trato con el rey—. aun cuando lo protejan todas las armadas huestes del A continuación. apartando a sola nobles.~ 13 ~ monstruo disminuyó de tamaño hasta convertirse en un punto en el horizonte. Yo lo escuché una vez. —¡No. Se trata del grito de guerra de tribus cimmerias. y Próspero le siguió. Tan sólo sus ojos parecían hubiera vivos. de Aquilonia permaneció inmóvil unos instantes.

pero a pesar de sacudió negativamente su negra todo melena. Ni siquiera la ayuda de mis caballeros más fieles me puede el éxito. Al otro lado de la pesada puerta de roble había un hombre. Las callejuelas y los pasadizos estaban tan oscuros como Nadie interior de una chimenea. Débiles rayos de luna. Iba vestido continuación. atravesaban las tinieblas. sus pisadas se perdían escaleras y abajo.. Si no estoy de vuelta dentro mi dos de años. rato. y éste lo dejó salir. cuya monarca acababa de compañera serle arrebatada por fuerzas ignotas y desconocidas. y siempre me defendí sin su ayuda. que habita en Khaniria. Algunas de éstas eran hermosas. Cuando oyó las últimas palabras del rey. Próspero. depositó reflexionando. Pero la eran mujeres de tez ajada. pero creo que ahora interesaron necesito el consejo de Pelias. Allí no sólo se encontraba un cuya reina había sido raptada. —Dame un caballo. allí había un hombre primitivo. gobernarás el reino. magia Aquella cosa que volaba no era un ave terrenal. Próspero. escuchaba sonrisa le distendió el rostro. Oyó que la puerta se abría y que.. la capital general. alimentaba en sin alma una silenciosa y terrible su venganza. que estaban cubiertas luego pesados tapices. hacer grandes demostraciones de ira o de desesperación. que con la oreja pegada a la madera. un cubierto con una pesada capa de lana que lo resguardaba del frío de noche. espía aguardó hasta que volvió a reinar el silencio. y el amplio escote los sus de vestidos dejaba ver el esplendor de su busto de marfil. rompiendo el silencio. lo seguía. salió de su escondite. ¡elegid un nuevo rey! Conan se quitó la fina corona de oro que llevaba en la cabeza y la sobre la mesa de roble. Con su mente de bárbaro aún extrañas doblegada por la vida cortesana. y tú. y cruzó el patio sin ser Después entró en el edificio de la servidumbre y volvió a salir al cabo de molestado. dijo: enseguida Partiré . y el equipo de un soldado mercenario. llamaban a baja. era capaz de pensar de un modo diferente no c aomo lo hacían los hombres corrientes. A El después de mirar a derecha e izquierda. y que. acodadas en el repecho de sus ventanas. Luego permaneció quieto un momento. Finalmente. Trocero. Le dio al centinela el santo y seña. —¿Hacia dónde? —preguntó el —En busca del mago Pelias de Koth. Khoraja. cuando ésta asomaba el las nubes. El la individuo misteriosose encaminó entonces hacia la zona occidental de la ciudad. Nunca me los hechiceros. el conatuendo de un miembro de la corte. Presiento que es mi destino liberar yo solo —No. que trataban de disimular con una capa mayoría abundante 12 . escasos transeúntes. Echó una mirada furtiva a su alrededor y una desapareció por una de las arcadas del pasillo.vencer a cualquier adversario. Conan se encogió de hombros y. asegurarTú. la a reina. hablando en voz Algunas rameras. Próspero no hicieron ningún intento de romper su silencio. Centinelas con cascos en punta entre a y labardas al hombro recorrían las calles por parejas. amigos míos —repuso—. Trocero y desde hacía mucho tiempo que las actitudes del cimmerio resultaban Sabían e incomprensibles para un hombre civilizado. deberás encargarte del mando de mi ejército durante ausencia. después de pasar Conan de los otros. Intuyo que en los sucesos de esta noche ha intervenido la de negra. ¡Deja que vayamos contigo! Los ojos azules del rey brillaron con fiera gratitud.

y con el fin de caballo algún indicio acerca del secuestrador. —¡Por Erlik. donde todas las ventanas del a oscuras. El rey sale a un esta noche. Pero antes. ¡Pero esos tenemos a Conan completamente solo y en tierras ahora extrañas! Chen dio unas palmadas. a la espera de órdenes. eso sí que son noticias! —exclamó Ghandar Chen. al que se ponía en pie de un salto con los ojos centelleantes—. a menos que Conan haya sido dominado por uno de sus la de arrebatos bárbaro. Se veían templos con cúpulas de mármol. Ordénale que tome los hombres de está que necesite y que mate a Conan en Khaniria. golpeó cuatro veces con los nudillos. excepto estaban una. en Khoraja. contribuían a dar al conjunto aire oriental opulento y un exótico. Las ovaladas mesas con arabescos. Ghandar Chen dijo: —Conan de Aquilonia emprende un prolongado viaje esta noche.~ 15 ~ de polvos y de colorete de Hirkania. evidente que no se trataba de la casa de un nativo aquilonio. pero los motivos no Pesados occidentales. blancos ziggurats eran g y entes vestidas con flotantes túnicas y turbantes en la cabeza. puede acabar con todos nuestros hombres haciendo un gesto con mano! la El sombrío rostro del estigio pareció animarse. —Mi señor Ghandar Chen. con expresión inescrutable que su en sombrío rostro. Ghandar permaneció en silencio. y a continuación el sirviente hombres palacio se dirigió rápidamente hacia la casa. irá a Khaniria a ver al hechicero kothio obtener Pelias. Entonces. ¡Si ese maldito brujo se decide confianza ayudarle. Finalmente llegó ante una gran mansión rodeada de un parque. así como los divanes cubiertos de sedas verdes r yojas. y mis malditos esbirros de los Dragones Negros son incorruptibles. y preguntó con lánguida voz : —¿Qué te trae por aquí. Un gigantesco estigio una piel de oscura y túnica blanca le abrió la portezuela. y el hombre. y sus delgados labios distendieron en una sonrisa maligna. que acampado a orillas del río Yivga. ¿Qué ha sucedido? El personaje tomó otro sorbo de vino y observó a Marino con una penetrante mirada . Su primer destino será la ciudad solo. donde intentará obtener la ayuda del hechicero de Debes Pelias. solo. cabalgar rápidamente hasta donde se encuentra Baraccus. después de detenerse ante elevado pequeña puerta. Era tapices y hermosos cuadros adornaban las paredes. Un muro circundaba la propiedad. la reina de Aquilonia ha sido raptada por monstruo sobrenatural que se la llevó volando por el cielo. Khaniria. Mas el desconocido seguía adelante desviarse sin de su camino. Los dos intercambiaron algunas palabras en voz baja. y enseguida entró el estigio. reverencia del criado con ademán displicente. en busca de su esposa. que bebía vino de una copa adornada con piedras y Devolvió la preciosas. Luego dijo con voz se ronca: —Conozco bien a Conan. Marino? ¿No tienes bastante trabajo que para mí en el baile del rey? La fiesta no ha de terminar hasta bien entrada hacer madrugada. Se va como si fuera un simple mercenario. y los jarrones llenos de flores extrañas. Recostado en uno de los divanes se encontraba un hombre corpulento sanguíneo. pues fue él quien aniquiló a las huestes del 13 . Cinco de tiempo envenenadores cuelgan ahorcados en la colina de las ejecuciones.

después de sacar una pluma de oro y con pergamino de un cajón. y estaba cubierta de cicatrices. Sal enseguida. como la de los nativos zuagires. de un azul los semejaban volcánico. señor. A lo lejos se veían algunas palmeras. en Aghrapur. mi amo —agregó. Una implacable vez 14 . que nací noble y fui criado para la guerra y la caza! He me esperado mucho tiempo el momento de la venganza. este recompensará te generosamente. y tras hacer una reverencia. detuvo su caballo a la sombra de las de palmeras Aunque vestía el blanco albornoz. yo mismo mataré al lo cimmerio. marcho enseguida. El jinete. llamado khalat. que había estado se escuchando. el tercer día del Mes Dorado. Sin duda. Majestad. cabalga solo hacia Khaniria. y si los dioses me permiten. ¡Yo. me capturaron unos mercaderes de esclavos kothios y pocos vendieron. túnica De su cinto colgaba una espada larga y recta. lagunas gemelas de insondable profundidad. Una sonrisa se mientras de nuevo en el diván y tendía la mano hacia la copa de recostaba vino. es probable que su camino lo lleve a través de la turanio. de satisfacción apareció en el rostro de Ghandar Chen. territorio Escrito en el Año del Caballo. habitantes del desierto. Luego. Cuando lo hagan. —Ve rápidamente a caballo hacia el este —le ordenó—. Atravesando el país con velocidad. Una mirada a mangas permitía ver que el viajero usaba cota de malla debajo de su sus flotante. Si lograse escapar —con maten ayuda de la magia—. profunda salió de la habitación. He dado órdenes de que lo el allí. Yo fui uno de los sobrevivientes. kozako y pirata. te enviaré su cabeza. había destrozado cuatro caballos en su camino hacia Koth. señor de Turan y del Imperio Oriental: Tu fiel Ghandar Chen. de Conan había cabalgado rápido y lejos. criados te proporcionarán armas y un caballo. que cabalgaba solo. sus rasgos eran los típicos del hombre occidental. sino que tenía el tono tostado de occidentales que habitaban en aquellas zonas.» Firmó la misiva y esparció arenilla para secar la tinta. de un oasis. 2 El anillo de Rakhamon El sol abrasador de la tarde lanzaba sus ardientes rayos sobre el como latigazos de fuego blanco. Ghandar Chen se sentó ante una mesa de sándalo hermosas incrustaciones de nácar y. escribió lo un siguiente: «Al rey Yezdigerd. desierto verdor cuyo destacaba entre la monotonía del terreno. Su bronceada piel no era oscura. Deberás entregar Mis documento al rey Yezdigerd en persona. se divisaban tan sólo extensiones de arena amarilla vista formaba dunas ondulantes y llanos absolutamente que áridos. te saluda. los mano que cubría sus ojos para protegerlos del brillo del sol era ancha La p y oderosa. en una sencilla vaina cuero. el turanio puso en pie y le entregó el documento a Marino. y te informa que Conan el cimmerio. A continuación. Los ojos. Bandadas de colgaban buitres del cielo como negros racimos de uvas maduras. servidor. La diestra del estigio aferró la empuñadura de su larga —Me daga.príncipe Kutamún en las afueras de Khoraja. Hasta donde la alcanzaba a ver.

la A pesar de todo. borrosos debía de Aquella ser —se dijo— la ciudad de Khaniria. pensó el capitán de la puerta las oeste. lanti. ¡por Badb que lo despertaría al momento! Una abigarrada muchedumbre deambulaba por las callejuelas y por empedrada plaza del mercado de Khaniria. A su lado cabalgaba un enorme su montado estigio en un negro corcel. con cara de buitre. con espadas y al dagas y lanzas en las manos. si bien muchas cabezas asomaban a las puertas y hasta extrañándose de la prisa del viajero. De todos modos. mutuamente los hostiles. envuelto en que nube una de polvo del desierto. Parecían individuos aguerridos. Iba armado como un caballero occidental. Sin duda. así como mercenarios fanfarrones de del amenazadora que no apartaban la mano de las empuñaduras de sus mirada mercachifles que pregonaban sus mercancías y rameras vestidas de rojo. cuyo perfumado palanquín se balanceaba sobre los algún de unos hombrosesclavos kushitas de piel de ébano y músculos de toro. e incapacitado para tomar no decisión. las con caras muy pintadas. Otras veces pasaba un destacamento de soldados con los la flotando airones al viento y un inconfundible sonido metálico. el cimmerio se detuvo en un sucio villorrio fronterizo a comprar un de un poco khalat. aunque coraza y su casco no tenían adornos. y borracho.~ 17 ~ llegado al ex— tremo del desierto que constituía la frontera oriental del reino Koth. El estigio vestía un khalat. era costumbre de los centinelas de Khaniria detener a los extranjeros No una razón de mucho peso. Nada le había impedido el paso entonces. apartaba a turba. Se veían zuagires de las aldeas la desierto del nordeste. buscaría la ayuda de Pelias. Muchos entraban forasterosen la ciudad. Los otros cinco jinetes iban armados hasta los dientes. tendido en su dorado diván. De cuando en cuando la escolta armada de opulento noble. Ya a primeras horas de la tarde. pero pocas veces eran tan extraños como los estaban llegando aquel día. La aguda mirada del cimmerio recorrió el horizonte. Crassides. y más de un centinela se acariciaba ventanas. muy pocos habitantes del reino de Koth habrían al rey Conan de Aquilonia. ya que allí se encontraban y sin Oriente y Occidente en beneficio del comercio. barba con recelo. el hechicero. llegó un grupo de siete viajeros. Había Allí conocido al brujo —de quien después se hizo amigo— cinco años estando prisionero el Kothio en las mazmorras de la fortaleza de su atrás. acarició la canosa barba y murmuró algo ininteligible. el fornido capitán de la guardia apostada en la puerta del se oeste. —¡Por Crom! —musitó—. entremezclaban observó con atención a los siete hombres mientras éstos se alejaban Crassides metálico ruido hacia el norte de la aldea. 15 . cinto. En la distancia losdescubrió contornos de las cúpulas y de las elevadas murallas. y su única arma era un visible gran arco de combate. de pan y carne ahumada. ya que había muy pocas relaciones entre reconocido habitantes de ambos reinos. se dirigían hacia alguna con las de tabernas llenas de humo cuya clientela estaba formada por hombres de nacionalidades más diversas. Tsotha— enemigo. y un fino bigote que ocultaba labios unos apenas visibles. El que los era un dirigía hombre delgado. dispuestos igualmente a cortar un gaznate que a seducir a una moza. del reino de Khoraja. Espero que Pelias esté en sus cabales. cualquier Pero aun así. para recuperar a su reina. espadas.

¡Déjame entrar. por palabras más que ésas he cortado más de cien gargantas. que Para la abramos. un bárbaro del norte igual al que acaba de oído fue capturado por el señor de una de las pequeñas ciudades—estado pasar Shem. excepto la estaca en la que clavaron la cabeza del habitantes de la señor ciudad? Éste puede ser uno de ellos. apartando al soldado de un empujón. ocultos a medias por la capucha de su miraron con frío brillo al centinela. como si fuera el señor ira: esta ciudad? —preguntó—. sabría enfrentarse a él mejor hacernos. señor —agregó. ¿Por qué no le hemos dado la lección que de merecía? se Crassides sonrió enigmáticamente y —Tal vez respondió: los años te enseñen sabiduría. hace años. Él solo. habían pieza Una de pan. o por Crom suaves volveré con una horda para saquear ese montón de que chozas! momento! —dijo Crassides. que pueden degollarnos y violar a nuestras mujeres! ¡Dime tu forasteros y procedencia. maneras malas : —¿Qué buscas aquí. bellaco? ¡No dejamos entrar de noche a como tú. Cuando el sol arrojaba sus últimos rayos al cielo de llegando tarde. si no quieres que te ponga nombre grilletes! Los ojos del desconocido. Busco Pelias. Cualquier cosa le vendría bien. la El despechado centinela le dijo a su capitán con mal contenida —¿Por qué dejamos entrar a ese bribón insolente. y dos centinelas tiraron de las Crassides. que había sido llamado por uno de los centinelas de llegó en el momento en que el soldado de la entrada preguntaba de guardia. Escúchame. dirigiéndose al jinete—. a —Dejadlo entrar —ordenó Se descorrieron los pesados cerrojos. ¿No has hablar de cómo. distritohasta que el sonido de los cascos de su caballo dejó de oírse en distancia. a pesar del tiempo que llevaba como rey de un país civilizado. Como ves. aunque lo dudo. pasaron a cuchillo a los y lo quemaron todo. deberás decirnos con claridad quién eres. la puerta de la muralla ya está cerrada. aunque seguían forasteros extraños. —Puedes llamarme Arus —dijo el extranjero con un gruñido—. el hechicero. necio. sin echar siquiera una mirada a El hombres que se hallaban en la entrada. que tiró de la riendas de su caballo ante la puerta cerrada y pidió que lo dejaran las entrar. en el sur? ¿Y cómo dicho bárbaro escapó. poco daño puede Y si lo intentara. si no 16 . khalat. nosotros. de anillas y abrieron lentamente una de las grandes jambas de la puerta. Pelias. reunió una banda de forajidos zuagires y volvió para vengarse? ¿No te has enterado de la forma de que en aquellos salvajes saquearon la ciudad. se presentó un extranjero alto. —Amigo —dijo el forastero. bronce desconocido entró al trote en su corcel. No los peleas en queremos Khaniria. cubierto con un khalat. ya te enseñaré cómo hay que tratar a al forasteros. Para dormir podía acomodarse en el suelo de la taberna. que ¿Lo entiendes ahora? Conan sabía que Pelias habitaba en una torre de piedra amarillenta en situada el extremo norte de la ciudad. Lo vieron dirigirse hacia el los norte. —¡Un tiempo que le decía—: Vete. con acento bárbaro—. un trozo de carne y una jarra de espumeante cerveza era todo que lo necesitaba. Sus costumbres no cambiado. Pensaba ver primero al hechicero y buscar luego alojamiento.El resto del día transcurrió apaciblemente. Crassides. con sus artes ocultas.

—Tranquilízate. Se una puerta a la derecha. además. Un hombre civilizado hubiera vacilado. una estatua ecuestre. muchacha. su agudo instinto de conservación le advirtió que algo extraño ocurría y. me quitaron el dinero que vino traía. ellos los únicos clientes? La joven asintió con gesto aterrado y luego se acercó a la taberna. Vamos a arreglarles las cuentas. la muchacha lanzó una temerosa a la puerta. sobre 17 . Conan saltó al suelo con ojos centelleantes. Vine aquí a comprar para mi padre. cimmerio. De un fuerte puntapié envió un banco contra las piernas de tres de adversarios en el momento en que éstos lo atacaban. profiriendo maldiciones. y quizás reacción habría sido tardía. y una muchacha salió corriendo a la abrió calle. El cimmerio pudo apreciarlo como facilidad. y le dio un fuerte puñetazo en rostro al último contrincante antes de que éste pudiera reaccionar. al tiempo que se inclinaba hacia adelante—. abrió la puerta. vio a siete hombres armados y dispuestos. Conan tiró de las riendas. Sabía que por los la de la mansión deambulaban cada noche ignotas criaturas de otro corredores mundo. Abre la ¿Eran puerta. le Aprovechándose de la confusión reinante.~ 19 ~ había otro lugar disponible. que salió impulsado contra los que el seguían. saltó con la rapidez de una pantera círculo levantando una pesada mesa de roble. La decisión de matar contra leía se en sus ojos.. sus reflejos entraron en acción.. inmóvil sobre la silla de su como caballo. ¿qué te ocurre? —preguntó al fin. que estaba. y amante? —Dos dijo: soldados borrachos trataron de violarme. con un sonido de metálico. Vio que la joven estaba tan bien formada una de las huríes del paraíso de los orientales. con d y ejaba al descubierto la mayor parte de su cuerpo. Conan entró con un par zancadas y la puerta se cerró tras él enseguida. en cambio. No encontró a los Pero el soldados borrachos a quienes quería escarmentar con un par de dos Por el contrario. Los tres sus ruidosamente. en Su cruzó cuantoel umbral. que acababa de cerrarse tras ella. la idea de pasar la noche en morada de Pelias. Su primitivo código del honor hacía sentir aversión por los que abusaban con brutalidad de una le desvalida mujer . Pero nada de esto le sucedió al cimmerio. la arrojó con todas sus fuerzas y. —Veamos. pues los enemigos cayeron encima de él como sacar hambrientos lobos . empuñando dagas y brillantes espadas. ¿Se ha el contigo enfadado tu La joven respondió después de unos momentos de vacilación. a pesar de su magnificencia. sus mirada ojos se grandes volvieron hacia Conan. alineados bofetadas. Se oyó el crujido de los huesos del atacante. Al cimmerio no le complacía. las paredes. el cimmerio se evadió del que formaban sus adversarios. lleno de desconcierto. Conan se agachó cuando la hoja de cayeron de los uno otros cuatro silbó sobre su cabeza. se abalanzaron súbitamente sobre Conan. Ya no tenía tiempo para su enorme espada. Al tiempo que arreglarse intentaba un poco la desordenada cabellera. En aquel instante se oyó un ahogado juramento y un grito de terror. Luego. de Después unos momentos de vacilación. rudamente. ya que el sencillo atuendo de la muchacha estaba hecho jirones. cimmerio no vio la escena que esperaba. moza.

Pero Conan le dio un rápido espada. Baraccus? Debí a mandado haberte cortar la cabeza cuando descubrí tu traición. para enfrentarse al estigio. Aquella breve pausa en la pelea oyeron permitió a Conan desenvainar la enorme espada con la mano derecha y le la extraer daga con la izquierda. y a su vez asestó un terrible mandoble mortal. que avanzaron con cautela. los otros tres le atacaron todos a la vez. y cayó pesadamente al suelo. con lo que lo abolló. que había roto advirtió daga contra las mallas. su hombre alto que mandaba a los sicarios se levantaba en ese El momento. El jefe de los atacantes lanzó una finta contra las piernas un Conan. formando semicírculo. y su por estaba mente dominada por el ansia de matar. una conspiración para haber derrocarlo. piel La boca del estigio se abrió para lanzar un alarido de dolor. y se al vio recompensado con un grito ronco y borboteante. No aguardó a una nueva embestida. echó el cuerpo a un lado y se puso inmediatamente en pie. que había recuperado su arma. su arma cayó suelo. y aturdió un poco desesperada cimmerio. al muerto. se había apartado. liberó su espada de los pliegues de la túnica del estigio y Conan hacia el jefe. su Con esto quedaron cuatro. Logró escapar arrojándose al suelo. en las piernas y el otro cayó a su vez encima del cimmerio.sus oponentes. y. pero un pie le en resbaló un charco de sangre. y él se tambaleó y se desplomó. ¿eh. Conan vio del se quetrataba de Baraccus.asesino que se enfrentaba a él gritó con aire triunfal y levantó la El dispuesto a descargar un golpe decisivo. Eludiendo el golpe de la espada del cimmerio. que seguía arrodillado en el suelo. el cimmerio le asestó un sablazo en las costillas a uno hombres los de esbirros. Las armas se estrellaron contra el suelo y se numerosas maldiciones y gritos de dolor. Abalanzándose hacia los seis que seguían en pie. pero estuvo a punto de perder la cabeza ante el veloz contragolpe de cimmerio. Luego. ya que el estigio. Luego paró un golpe con daga. diciéndole con voz avanzó sarcástica: —Seguramente has olvidado el juramento de caballero que me hiciste cambio de que me limitara a desterrarte. A pesar de todo. chillando. y fue a puntapié en la daga ensartarse que éste había levantado al ver que el otro se le venía encima. daga del estigio resonó violentamente sobre la cota de malla del la rompió algunas anillas y penetró en un costado de su cuerpo. El cimmerio se adelantó y cayó sobre su adversario. que no estaba herido. los unos arrojópliegues de su túnica sobre el arma de Conan para aprisionarla. buscando un arma en el suelo. Conan que se enfrentaba con un solo enemigo. mientras la sangre comenzaba a manar de herida. Una daga enemiga incrustó en las mallas que protegían el costado derecho del cimmerio. con Conan salto felino. casi a ciegas. Una bruma rojiza le cubría los ojos. El hombre se su con los ojos desplomó vidriosos. junto con los nativos de Ofir. respondió con varios golpes rápidos y mortíferos de su daga en el torso de Conan oscura. un noble aquilonio que él había desterrado por tramado. Pero cimmerio. Cuando se limpió con prisa la sangre que le cubría el rostro. el se volvió a atacar con cual furia. cuando lo hizo. Una espada le dio a Conan en el casco. un oscuro gigante se abalanzó sobre el bárbaro con los ojos centelleantes y El labios llenos de espuma. éste dio un golpe hacia arriba. Su sangre de bárbaro hervía aquella emboscada traicionera. En aquel instante. Pero todavía estamos a 18 .

—¡Sí. ¿Dónde se hallaba la hermosa muchacha que había le aquel asunto? Era evidente que no estaba en el iniciado cuarto. cimmerio y.~ 21 ~ tiempo . y con manos temblorosas acercó a una botella y una jarra. Pero el ansia de matar brillaba implacable en sus fieros el Baraccus recordó los relatos estremecedores acerca de las hazañas ojos. Luego escrutó al hombre con sus ojos azules. cuya ira se había calmado un poco—. negó con cabeza. que sea del mejor! Trae también algunos trapos limpios para estos vendarme arañazos. dime: ¿Dónde está muchacha que se hallaba aquí con estos hombres antes de que yo la entrase? El obeso tabernero. el estrelló bárbaro el recipiente de vidrio contra el suelo y se limpió la boca con el dorso la de mano. sí. ayer. antes de que te parta la ¡Y cabeza. Conan Mientras con un pie un cadáver y se dejó caer sobre un banco. 19 . y un corte en su cota de malla dejaba ver una herida en costado. pálido como un muerto a causa del miedo. Por debajo de su abollado fluía la sangre sobre su rostro húmedo de sudor. Un pensamiento apartó obsesionaba. que cayó de bruces con el cuerpo de por el arma. Dijeron que actuarían silenciosa Pero r yápidamente. Cuando le bebido hubo todo su contenido sin respirar. presa de terror abyecto. —Matar reseca la garganta —dijo—. Agradece que no te atraviese con mi espada. giró en redondo del huir. mientras un hilo de sangre enrojecía su labio retrocedió inferior. señor! ¡Me amenazaron con degollarme si no lo hacía! quizás hubiera debido preferirlo a todo esto. perro chillón! — Conan—. para Conan cogió su espada y la arrojó contra el traidor. ¡Ellos no habrían podido tenderme la emboscada sin tu bramó ayuda! —¡Piedad. —¡Por piedad! ¿Qué ha ocurrido en mi casa? —dijo plañideramente. hasta que llegó ataviada con ropas de extranjera. Tenía la mano casco cubierta derecha de sangre. el cimmerio Conan arrebató la botella de las manos. mi señor! —repuso el hombre. la —Jamás la había visto. —Y ahora ve a buscar una botella de vino. El cimmerio aparecía horrible a la mirada. noble señor —respondió—. ¡Sangre por todas partes! ¡Los el arruinados! muebles Conan se acercó al tabernero con dos zancadas y apoyo la punta de daga debajo de la barbilla de su éste. La hoja se hundió lleno en la espalda de Baraccus. En ese momento oyó una voz y se volvió o esperando rápidamente. otro ataque. rodeado de enemigos muertos gravemente heridos. con rostro contraído por la aflicción—. —¡Silencio! —ordenó Conan. Con un juramento de impaciencia. prescindiendo de la jarra. habiendo perdido por completo la serenidad. Y ahora.. . ni conozco ningún detalle acerca de ella. atravesado El bárbaro hizo una breve pausa. Se cambió de vestido en el piso superior. —¡Tú has tomado parte en este sucio asunto. marco de la puerta trasera había un hombre rollizo que se retorcía En el manos las . El cimmerio abofeteó al hombre con tal fuerza que éste trastabillando. y que no te desuelle vivo. ante el asombro del posadero. El tabernero volvió enseguida. el aterrado posadero se alejaba apresuradamente. sé No su nombre.

su guía se detuvo ante una puerta y eligió una llave del gran piso que colgaba de su cinturón. Conan lo siguió. Shahpur o de la misma El cimmerio giró en redondo. Pensaba arrebatarle al menos un beso. para tenderle una trampa. el lugar en el que Pelias se color voluntariamente. los q y ue habrían hallado deleite en asar sus entrañas a fuego lento. escrutando las sombras. Conteniendo la respiración y con la espada en la mano. Conan divisó. Sabía que eran muchos hombres de distintos credos. era Ése el atuendo de las mujeres nobles de Hirkania. En amarillento. con alguna ayuda de luna. el rechoncho khanirio subió por Con las estrechas escaleras. La mujer podía haber venido desde al de las alguna ciudades. apartándose del trato con sus recluía semejantes. la silueta de una torre la apuntaba como un dedo hacia el cielo. acerca del nuevo reflexionó. que apreciarse que la torre estaba construida de piedra y que era de podía amarillento. con el ceño fruncido. de Akif. Los únicos muebles que había en ella eran un lecho y una estrecha pequeña. La única luz que se advertía cuando en cuando era la de algún candil o una vela que oscilaba tras de ventana. La vista de su cuerpo perfecto había encendido la en sus venas. tu alma asará en los fuegos del infierno dentro de un se momento! piernas sosteniéndolo apenas. A pesar de la semioscuridad. El cimmerio alejó de su mente el enigma. Aquél era. lo esperaban su hombres armados. que daga. Al tiempo hubieran extraía la espada del cuerpo de Baracoas. un cinturón dorado. enigma. y el lealtad estaba libre de toda sospecha.Conan se puso en pie. pues. Sus pensamientos volvieron con la hermosa mujer que casi lo la llevado había a la muerte. aún tuvo el vigor suficiente para montar en su caballo. sentía alguna molestia por unas heridas que dejado incapacitado durante varios días a un hombre corriente. con la fatalista resignación bárbaro. realidad. Alguien había traído a unos desde el Baraccus oeste. verjas ni puertas que impidieran la entrada. magia. Al llegar a una plaza amplia y desierta. Abrió la puerta de par en par. como sangre pero la muchacha había desaparecido como por arte de compensación. del limitaría a esperar hasta que se produjeran nuevos acontecimientos. y a la mujer hirkania desde el este. Sólo Trocero y Próspero sabían qué camino había tomado. Unos amplios y bien cuidados jardines rodeaban la torre de color Pero no había muros. que ordenó: —¡Llévame de inmediato a su cuarto! ¡Y si esto es otra trampa. En misión. dispuestos a matarlo. y mientras volvía sobre sus pasos Aghrapur. dejado había delante de la taberna. como para dar manojo confianza al receloso bárbaro. mesa velo el de un turbante con un broche de esmeraldas y otro velo más amplio. extremando las precauciones. y en anonimato. que ahora estaba oculta entre las nubes. había viajado rápida y silenciosamente. Conan salió de taberna. y la dolía el costado como consecuencia del corte que le habían hecho con la le Sin embargo. A pesar de todo. Sobre la cama se veían unas sedas verdes. país perteneciente poderoso imperio oriental de Turan. El ataque había desconcertado a Conan. Puesto que no podía entrever el alcance del reciente suceso. 20 . aquella sin embargo. En el unas superior. > se al trote Avanzó por las calles. razas y procedencias que deseaban su muerte. Sus extremidades estaban un poco rígidas a causa de las heridas. más Conan comprendió que no podía temer ninguna trampa en aquella habitación.

con los sentidos alerta como los de un tigre en Conan de su busca presa. en tanto que la otra se perdía bajo tierra. se estremeció al pensar que muchas de aquellas El bárbaro malignas se concentraban allí. trató La pesada jamba de hierro cedió hacia dentro sin hacer ningún ruido. donde formaban arroyos de sangre que iban a parar a las se alcantarillas. y sospechó que aquel olor. aquelal cual un intruso podía entrar. Movió la cabeza como un león que sacude su melena. Bien. una subía en espiral. sin embargo. en Estigia. todo bajo la forma de monedas de reinos antiguos. del laberinto de túneles y criptas que había bajo la torre. En la tenue penumbra que reinaba en el interior divisó escaleras. de todas formas puedo ir compañía andando. espada en mano. Recordó olores similares de las catacumbas encantadas la de ciudad muerta de Pteion. dejando ver la luna. al extremo de que algunas tenían borrado el cuño y habían muy reducidas quedado tan sólo a un disco liso. inquieto. En aquel momento. del mismo modo que la atrae a carroña los buitres. Bajo En aquel rayos brillantes. ya que los relatos más espantosos. que dijo con profundos repente y 21 . y de sus belfos y espumarajos surgieron . De se estremeció al escuchar una misteriosa voz. Los ritos nigrománticos mirada atraer solían a misteriosos engendros nocturnos. Conan advirtió que el color amarillento de la torre se debía a sus innumerable cantidad de monedas de oro que había incrustadas en el la del edificio. se dijo el sobre había monedas de imperios desaparecidos en la noche de los tiempos. la El fino olfato del cimmerio apreció un olor extraño que llegaba desde escalera descendente. entre los árboles y vida. Conan había conocido a muchas clases de pertenecientes a otros planos de existencia. Conan sabía que el oro era un valioso auxiliar en las artes mágicas. Todas parecían antiguas. entró. Muchos de ellos eran capaces seres luchar y de matar mediante armas mágicas o encantamientos que de figuraban en libros polvorientos o en ajados pergaminos. no parecía que ningún demonio dispuesto a cerrarle el paso. podría salir. que recordaba al la procedía almizcle. no El caballo de Conan se detuvo al llegar al borde del jardín. las d oecapitaban a cientos de prisioneros en las plazas públicas. pero de donde. en dos oscuridad.~ 23 ~ no hacían falta. A pesar de todo. donde temibles sombras vagaban las por noches. habían enseñado a los khanirios a mantenerse alejados de del sitio. con la alerta y la mano en la empuñadura de la espada. y arrastraban a cuando vírgenes a oscuras criptas en las que se celebraban ritos atroces. —¡Por Crom! —musitó el cimmerio—. El cimmerio examinó las que se hallaban a la altura de sus ojos revoque p y udo comprobar que ninguna le resultaba conocida. cimmerio. El entrecerró cimmerio los ojos. Pero el sólo nunca se cimmerio había sentido atraído por aquellos hechizos. Llegó a la torre sin advertir la menor señal de estuviera natural o sobrenatural. sacerdotes y hechiceros dominaban por medio del terror. más en confiaba el filo de su espada que en las brujerías. con toda seguridad. Desmontó y echó a andar por un estrecho camino de losas. susurrados en las horas atardecer. Por el contrario. Parece que Pelias tiene una poco recomendable. momento las nubes se abrieron. Allí. arbustos. cuando llegó a la puerta leyendas de abrirla. relinchando corveteando. Mordió el bocado.

pergaminos Conan sabía que los magos preferían escribir sus hechizos poderosos en piel humana más curtida. de pelo entrecano y ropas de él Tenía sabio. espada cimmerio. la —¡Bienvenido. La bola flotó en el aire del gran con resplandor. extrañasAlgunos tenían gemas incrustadas. oro y jade de las más formas. donde tuvo que detenerse ante una cerrada puerta revestida terminaba cobre. La escalera en en un rellano. en tanto que otros eran lisos.. aunque con mayor tranquilidad que al principio. mano. dio un paso hacia atrás. la Conan miró a su alrededor. plata. A diferencia de la mayor parte se hechiceros. Conan la siguió sin vacilar. por instinto. en tanto que el suelo estaba revestido de alfombras suaves . Gracias a su luz. la otomana había una mesa de gran tamaño atestada de enrollados. que. Los muebles y los tapices eran una muestra era los de trabajos más lujosos de diversos países. y sobre el diván había algunos libros biblioteca Cerca de esparcidos. bien formada. y la bola luminosa se se apagó. necesitaba la luz de la esfera. delgado. Conan! —exclamó el brujo—. Conan reconoció algunos de los signos por haberlos visto en alguno de sus de numerosos viajes. Nunca se conocía bien la mente de un hechicero. pero no pudo descubrir de dónde provenía voz. Sin duda estaba estudiando. mirando con atención al bárbaro. En yacía Pelias. El hechicero se volvió hacia un armario tallado y abrió una de numerosas puertecillas. Eran símbolos mágicos que habían empleado antiquísimos. Tomó un frasco de cristal lleno de líquido turbio sus y 22 . El cimmerio no que sorprendió ante aquel ambiente de opulencia. preocupado. pared colgaba un espejo con un sencillo marco de hierro. brillante se movió poco a poco hacia la escalera que llevaba a La esfera parte superior de la torre. pero Pelias había dado pruebas de estar la dispuesto bien para con el Ni un crujido resonó en los escalones cuando Conan subió. Parecía llegar de todas partes. un hombre alto. ¡Y de consideración! Creo que necesitas estimulante más fuerte que este vino. En el metal aparecían grabados unos signos extraños en forma de volutas. Una bola brillante apareció exactamente delante cimmerio. y y manos pequeñas. La habitación en la que entró Conan Ya no amplia y estaba bien iluminada.! acercaba a él al tiempo que envainaba la se espada. los ojos oscuros y meditabundos. Pelias nunca había considerado con desdén los placeres de de vida. —¡Estás herido! —dijo—. sin que nada pareciera sostenerla. Entonces la puerta pueblos abrió en silencio. En el centro de la sala se veía un enorme diván cubierto de cojines. resonando como el eco de un batintín la las en paredes de un templo. Había una pared cubierta con estanterías. que que. Numerosas antorchas sujetas ardían de las paredes. cimmerio pudo ver que se encontraba en una sala adornada con el antiguos tapices de extraños diseños.. alargada cabeza. en que las se veían recipientes de piedra. El bárbaro frunció el ceño. Espera un un momento. De la contrastaba con el lujo de los demás muebles y objetos. ya que en la gran pies se advertían varios huecos. todos pero aparecían mezclados como en la mayor de las confusiones. Conan! Sube las escaleras que llevan hacia arriba y sigue luz. ¡Hace casi cuatro años Entonces Pelias se puso en pie.estridentes tonos: —¡Bienvenido.

pero. le la dijo: —Bebe esto. los embargo. en trascendentales Tarantia. Conan. heridas recibidas. desde luego —repuso el hechicero—. y eficaz. El hechicero vertió el polvillo rojizo de un frasco en una copa. lenguajes diversos escritos. —Hablemos ahora de tu presencia en mi casa.~ 25 ~ violáceo del interior del mueble. Conan gruñó. Pelias! —dijo —Es fuerte asombrado. ni siquiera halló una cicatriz. ¡El espejo de Lazbekri nos dará la una respuesta! puso en pie. No. se han leído poderosos encantamientos durante sus preparación para reforzar el valor de la su receta. y se hubiera podido creer que estaba dormido. Necesito informes que me conduzcan hasta el lugar en el pueda que luchar contra mis enemigos. después de haber tomado el brebaje. mi impulsivo amigo! ¡No te precipites tan hacia peligros desconocidos! Resulta claro que ese espectro ha sido temerariamente por un hechicero con poderes superiores a los de un brujo ordinario. haber sido una lucha corriente. Vertió el líquido en una copa de vino hasta mitad y. y ello tal vez resultara excesivo para nosotros. sé manera mejor de hacerlo. tomó la pócima de un trago e hizo algunos gestos. sabía que el cerebro del brujo estaba trabajando con agudeza sin r yapidez sobrehumanas. Luego. él como consecuencia de sus viajes. hubiera gustado haber tenido ese brebaje en muchas otras de ocasiones — mi vida! dijo. jamás habría solicitado el auxilio de —De magia —afirmó el cimmerio—. no pudo pelo ninguna herida. Conan tenía nociones acerca de Aunque. entregándosela a Conan. aquellas sensaciones fueron reemplazadas por otras bienestar y satisfacción. Apreció un efecto similar en encontrar costado. pese a lo decepcionante de las apariencias. su Los dolores habían desaparecido. Pero fui atacado por poderes tenebrosos tu d y esconocidos. mago abrió lentamente los ojos y dijo con voz el profunda: —Un espíritu maligno de los reinos más oscuros que se hallan detrás de Montañas de la Noche ha raptado a tu esposa. De atraer invocado aquí al demonio por medio de encantamientos. y sabremos la —¡No verdad. acontecimientos ocurridos durante la noche del aniversario. las Conan se quitó el casco y se palpó el cuero cabelludo. Al fin. Yo sabría invocar a uno de las demonios. Está hecho con unas raras hierbas de las Brumosas. que luego dejó 23 . Tuvo la Conan de impresión venas corría fuego y de que su cerebro giraba y se que por sus bamboleaba. abrió una vez más el extraño armario y extrajo de Pelias se una copa de brillo opaco en cuyo borde aparecían extraños símbolos. tan deprisa. reflexionó largo rato con la barbilla apoyada en una mano. Tenía el ensangrentado. Además de ingredientes exóticos. el bárbaro relató breve y concisamente los Luego. —Entonces conjúralo para que se presente. pero creía que era el único que poseía tales poderes en esos Occidente. Le pareció que le quitaban un enorme peso de de No se había dado cuenta de cuan exhausto lo habían dejado la pelea y encima. al tiempo que se quitaba la desgarrada cota de —¡Me malla. Tenía Pelias ojos cerrados. no pudo reconocer aquellos signos. ¿Qué te ha hecho venir y con tanta prisa? No he sabido de ninguna contienda o guerra importante en solo noroeste para la que pudieras necesitar mi el ayuda. Curará tus heridas y aliviará el cansancio de tus Islas músculos. —¡Por cierto que es una bebida milagrosa. amigo. tendríamos que con él y con enfrentarnos su amo.

Al mirar al el cimmerio observó que el cristal no reflejaba la silueta de Pelias. eres mi hijo preferido. La imagen fue creciendo. ¡Mira!» El humo había empezado a dispersarse.. Con voz baja y monótona. la amarilla diestra del desconocido se hundió entre amenazante pliegues de su manto y extrajo de él una esfera brillante. éste levantó la cabeza. sino que no mostraba ninguna imagen. La cristalina se aparecía superficie ahora con un tono gris oscuro. pese a ello. El hombre los haciendo estaba el ademán de ir a arrojar la bola cuando Conan entró en acción una con extraordinaria rapidez y fuerza. y pudo verse un cuarto de paredes de piedra c yasi sin muebles. padre Crom! —dijo—. y ellos han hecho lo mismo conmigo. y puedo vencerlas. El cimmerio apenas si hasta distinguir la figura del brujo. el sombrío dios de los cimmerios —respondió el bárbaro—. se incierta. Al principio aparecía borrosa e fue luego. en la oscura ciudad amurallada los Khemi. De repente. calvo Los ojos oblicuos del individuo miraron con frialdad los del cimmerio los del hechicero. que había empuñado en previsión del peligro que pudiera revelarles el espejo. Sus labios finos e incoloros se abrieron en y sonrisa. hallaba delante. invoca de todas formas la ayuda de Crom. la copa comenzó a salir un humo azulino. y por primera vez en muchos años musitó una —¡Oh. —Es embargo.sobre una mesita de ébano situada junto al espejo de marco de Haciendo un gesto con los brazos. como si los observadores se acercasen desconocido. el alma del hombre cuando nace. como un hombre que despierta de profundo un sueño. con un pergamino en las capucha. que fue espesándose De que sus densas volutas llenaron la habitación. que espejo. Pelias se estremeció intensamente.. creyó percibir unas palabras en el interior de su El bárbaro «Durante mente. sumido en un profundo podía trance. Conan —decía la interior—. por tus hazañas voz c yonquistas. no he tenido nada que ver con los dioses desde hace muchos Sin Yo los años. y miró directamente a al y a Conan. Pelias un encantamiento en una lengua que Conan reconoció como la usada por pronunció sacerdotes estigios en sus ritos secretos. Dime. No comenzó a sentirse impaciente cuando oyó a Pelias que Conan susurraba: —Las defensas del hechicero son poderosas. La capucha cayó hacia atrás. como si hubiera sido una abierta ventana a una dimensión prohibida. Un silbido de su espada. donde un hombre. aclaró rápidamente. mucho tiempo te has olvidado de mí. pero. ¿cuál es tu dios no tutelar? Crom. manos.ocurrió nada durante un tiempo que le pareció terriblemente largo. Entonces. tan lentamente que apenas pudo apreciarse el principio. dejando al descubierto su Pelias cráneo. Conan. partió el marco metálico en dos desconocido y quebró el cristal en miles de trozos fragmentos. Ese objeto brillante —¡Por era 24 . Conan —le decía—. formándose una imagen en el espejo. echó hacia atrás sus amplias mangas hierro. Tú que infundes poder para luchar y matar oración. Conan cerró necesitamos. trazó unos signos cabalísticos en el y aire. los ojos. La —Bien. cubierto con un manto y una estaba sentado ante una mesa baja. nos has salvado! —exclamó—. de Lentamente. Ishtar. he dejado tranquilos. ayuda a tu hijo contra el demonio que le en robado a su ha bienamada.

~

27

~

tan mortífero como un nido de cobras. De haberlo arrojado él en habitación, habríamos quedado reducidos a pedazos, y con nosotros esta ciudad. media Yo estaba en trance por la concentración del hechizo, y no podía hacer nada. —¡Bah, al demonio con eso! —repuso el cimmerio, que jamás aceptado de buen grado los elogios—. Y bien, ¿qué significa esto? He había que visto ese hombre era khitanio. No entiendo qué tiene que ver con mi asunto. ojos oscuros de Pelias se posaron en la figura del gigantesco Los —Amigo bárbaro. mío —dijo el hechicero—, estos asuntos son más graves de lo yo que imaginaba. Puede que el destino del mundo dependa de ti. Pelias hizo una pausa y tomó unos sorbos de vino. Luego se tendió en diván y siguió hablando. Afuera reinaba una noche oscura y el tranquila. magos de Occidente —agregó— se han dado cuenta, desde —Los tiempo, de que los efectos de ciertos hechizos se están debilitando e hace anulando. Esta situación se ha hecho más perceptible en los últimos incluso Hace años. pocos meses me dediqué a algunas investigaciones en busca de causa de este fenómeno, y la he la «Estamos averiguado. entrando en una nueva era. La sabiduría y la razón se entre los pueblos occidentales. Aquilonia se mantiene como un baluarte difunden las naciones, fortaleciendo su poder imperial mediante la fuerza elemental entre d y esnuda de su saludable mentalidad bárbara. Tú, Conan, has rejuvenecido espíritu de la nación, y fuerzas similares están en juego en otros reinos. el poderes de la magia negra se diluyen y desaparecen, como consecuencia Los los de factores que aporta la nueva situación. Cada vez es más frágil la red de intrigas y la perversidad que ponen en juego las oscuras fuerzas del las mal. «Algunos de los encantamientos más poderosos y malignos apenas si efecto en los países de Occidente. Esta resistencia de la civilización a la hacen negra magia se concentra en el reino de Aquilonia. Tú has sido desde hace tiempo centro de acontecimientos trascendentales, y los dioses te contemplan el favor. con De este modo, las cosas seguirán cambiando hasta que, en otra de la vuelta rueda cósmica, la sabiduría perezca y la magia vuelva a dominar otra iniciándose de este modo un nuevo vez, ciclo. envejezco. Sí, yo, que soy más anciano de lo que pueden concebir «Yo hombres. En la actualidad, empleo mis vastos conocimientos tan sólo los procurarme una vida cómoda y descansada, a fin de proseguir mis estudios para investigaciones. No me gusta vivir como un anacoreta de ropas e que conjura harapientas a monstruos de ojos rojizos, colmillos afilados y aguzadas para garras sembrar la destrucción entre inocentes seres humanos.hay alguien que ansia desde hace mucho tiempo adquirir un «Pero absoluto sobre el mundo y sobre todos los que habitan en él. Ha llegado poder o absesionarse con esa idea. Hace años comenzó a establecer la base de gigantesca actividad nigromántica que llegaría a conmover la tierra hasta una cimientos, y que esclavizaría a sus sus habitantes. «Supe todo esto por medio de espías ultraterrenos. Una noche, ese maligno arrancó el corazón palpitante de una doncella que yacía sobre el ser de cierto templo solitario, a la luz de la luna. En ese momento pronunció altar terrible conjuro, pero no pudo obtener el resultado que esperaba. Era la un tentativa primera que realizaba en un país de Occidente, y a pesar de ello se lleno mostró de asombro. »El fracaso sufrido suscitó en él una rabia insensata. Durante días y noches
25

sin fin trabajó para encontrar la fuerza que se le oponía, y al fin conseguirlo. El principal obstáculo eres pudo tú.«Este sombrío plan, cuyos detalles puedo comprender ahora, es digno una mente genial y retorcida. Ha raptado a tu mujer, obligándote así a ir en de búsqueda. Tiene la seguridad de que en el camino te matarán tus enemigos, su b oien las gentes extrañas y desconocidas que habitan al este de los Himelios. montes Y si realizaras la hazaña de llegar con vida hasta su morada, mismo te matará, poniendo en juego los poderes diabólicos que él posee. «Después de eso, el camino hacia la conquista quedará abierto para puesto que la resistencia originada aquí, en Occidente, es demasiado débil él, para aún sostenerse sin el elemento que constituye su base principal: ¡Conan, rey el de Aquilonia! Pelias sintió que tenía la garganta reseca y tomó unos sorbos de —Como sabes —siguió diciendo—, se me considera como uno de vino. magos más poderosos de Occidente, a pesar de que en la actualidad los veces raras utilizo todos mis poderes. Pero si cayera en manos de quien te hablo, a iríaparar sin remedio a un lago lleno de cocodrilos. Los hechiceros tienen más orientales poderes que los occidentales, y él es el más poderoso de todos. trata Se de Yah Chieng, que habita en la ciudad de Paikang, en Khitai. meditó Conan estas palabras con mirada sombría y rostro imperturbable. se oyó el Finalmente tono profundo de su voz. —Por Crom, Pelias —dijo el cimmerio—. Sobre mis hombros descansar una responsabilidad mayor de la que puedo soportar, si es parece todo ciertolo que dices. Sin embargo, me importa poco el destino del mundo consigo recuperar a mi amada si Zenobia. amigo, tu propio destino, el de tu reina y el del mundo —¡Ah, profundamente unidos! Se avecinan sucesos trascendentales; los destinos están épocas remotas del futuro se decidirán ahora. Ésta es la ocasión suprema de tiene que Yah Chieng para hacerse con el poder. Sin duda está seguro de éxito, tener pues de lo contrario ese reptil ponzoñoso no habría iniciado este El rapto envite. de Zenobia no es más que una artimaña para hacerte marchar Occidente, que tú proteges contra la brujería oriental. ¡Piensa, Conan, de c yompara! ¿Qué es más importante: el destino de una mujer o el de millones seres de humanos? —¡Al infierno con tus razones, Pelias! —bramó el cimmerio—. ¿Crees voy a dejar que roben a la mujer que amo, y a quedarme tranquilamente que casa, porque soy objeto de la atención de un maldito brujo? ¡Que los en del infierno demonios devoren la médula de mis huesos si muevo un solo dedo defensa del poder, la riqueza o el mundo entero! ¡Lo que yo quiero es en esposa, y la encontraré, aunque tenga que abrirme paso entre miles mi guerreros para llegar hasta ese calvo de bellaco! se encogió de hombros. Comprendía que el impulso primitivo Pelias había guiado los actos del bárbaro hasta aquel momento no cambiaría en que por el nada hecho de haber descubierto unas causas más profundas en el curso los de acontecimientos. Lo único que le importaba al cimmerio era el presente: tenía sin cuidado el le futuro. desgracia o por fortuna, el Destino ha tejido ya su red —dijo Pelias —Por y yo no puedo hacer nada para cambiarlo. Ahora, escucha: tu meta es —, ciudad de Paikang, en Khitai. Allí habita Yah Chieng en su torre de la púrpura, protegido por doscientos gigantes khitanios, los hombres más color hábiles
26

~

29

~

con la espada en todo Oriente. Chieng ha usurpado el poder de los gobernantes y manda de forma tiránica. Ten cuidado con su magia negra. legítimos un solo gesto puede aniquilar a todo un ejército. No sé si podré ayudarte, Con trataré de hacerlo. Ahora ven pero conmigo. hechicero se puso en pie y se acercó a un escritorio hecho de ricas El enjuto y exóticas maderas con incrustaciones de oro. El mueble tenía un curioso, aspecto como si no hubiera sido hecho por manos humanas. Conan disimuló su extrañeza. En ninguno de sus viajes había visto un mueble no aquél como . Pelias apretó un saliente, oculto entre las tallas de una de las patas escritorio. Se corrió hacia fuera un cajoncillo, y el hechicero tomó un objeto de del su interior. Se trataba de un anillo de extraño aspecto, ya que no brillaba con fuego del oro, ni con el helado fulgor de la plata; ni siquiera con el brillo el del cobre. Su lustre azulino no se parecía en nada al de ningún metal rojizo conocido. contorno se apreciaban antiquísimos jeroglíficos. Conan se En su para observar mejor la joya y reconoció los símbolos secretos que sólo inclinó hallaban en altares ignotos de los templos de Estigia, en el se El sur. sello del anillo también tenía un aspecto extraño. Tenía forma de rombo, losy ángulos superior e inferior más largos y afilados. Una persona poco podía atenta pincharse fácilmente con aquella joya. Pelias contempló la sortija durante un momento. Su extraño fulgor iluminaba la habitación con helada luz. El cimmerio, con sus finos azulado podía apreciar el poder que emanaba del objeto. Entonces, el hechicero sentidos, irguió y apartó un mechón que le caía sobre la se frente. —Han pasado muchas lunas desde que conseguí este anillo —dijo Durante días y noches luché sin reposo contra su dueño, un poderoso brujo —. Luxur. La furia de los negros poderes que desatamos habría devastado de tierra, si nuestros respectivos hechizos no se hubieran la mutuamente. Con la mente confusa y los sentidos sobreexcitados, luché con contrarrestado a él través de eones sin fin. En el momento en que presentí que ya no resistir podría más, mi adversario se rindió. Se transformó en halcón y trató de Sentí huir. que las fuerzas volvían a mí, y yo también cambié de forma y me en un águila, le di alcance y lo destrocé con el pico. ¡Ah, aquellos eran días convertí los en que yo era joven y me jactaba de mi poder! Ahora, amigo mío, quiero que lleves contigo este anillo, que será una poderosa ayuda para ti durante te empresa. tu ¿Has oído hablar de Rakhamon? Conan asintió con la cabeza. Los países del sur estaban llenos de acerca de su pasado, pero, a pesar de ello, el nombre de aquel temido brujo leyendas pronunciaba con temor, aun cuando hubiera transcurrido un siglo y se desde medio su muerte. Los invasores hirkanios habían saqueado e incendiado ciudad mientras Rakhamon se hallaba inerme, en el sueño producido por el su negro. loto Numerosos adeptos a las artes mágicas habían tratado de encontrar libros de hechicería, de los que se afirmaba que estaban escritos sobre sus curtidas pieles de doncellas desolladas vivas. Sin embargo, nadie pudo en— esos libros. Si ese anillo era en efecto una alhaja que había pertenecido centrar hechicero, debía de ser muy poderosa. al —Pues bien, éste es el anillo de Rakhamon —agregó Pelias con gravedad . Algunos de los seres sobrenaturales invocados desde los reinos de — tinieblas no pueden ser dominados, una vez que están presentes, por medio las de
27

atado por las muñecas una cuerda que llevaba el arquero. que iban a caballo. Rojos turbantes ceñían cascos de los jinetes. la humana sangre corría en abundancia y las gimientes almas eran condenadas a infiernos más oscuros y profundos. que iba a pie. amigo mío. Toma este anillo. Parecía tener vida propia. Pero por lo que respecta a su uso. mal. En el curso de estos ritos. Dos de ellos empuñaban lanzas turanias de dos de largo. de Los acompañaba un cuarto hombre. El poseedor de esta sortija los enfrentarse con cualquier engendro atraído mediante artes puede según he podido averiguar. Después de decir esto. heladas Luego infundió en el anillo insospechados poderes. de los zuagires del desierto. Un pan. concretos. el hechicero dio unas palmadas para llamar a sirvientes los . Yah Conan tomó la alhaja que le entregaba el brujo. Conan. cubiertos lanzas. llamada khalat. ¿No tienes un catre en el que pueda pasar la condiciones noche? —Tengo el tipo de lecho que prefieras. Por consiguiente. los amplias Vestían calzas blancas. Su rostro delgado y oscuro estaba demacrado c aausa de las privaciones. un trozo de carne y una botella de vino. si bien la la estaba prenda sucia y desgarrada. pero en sus ojos enrojecidos brillaba un odio 28 . y seguía con dificultad a sus captores. el brujo elaboró esta sortija con metal de un meteorito que encontró durante sus viajes por las tierras el del norte. mientras bostezaba—que debo un sacrificar buey a Crom antes de salir de viaje por la mañana. yardas El otro jinete llevaba sujeto a su silla un grueso arco y una veintena flechas en un carcaj de cuero. Pero no lo cuentes n aadie. pero. Vestía al blanca túnica. Al principio pensó que demasiado pequeña para el gran tamaño de sus dedos. rodeaban la falda de una enorme duna de arena del desierto extenso que había en el límite sudoeste de Turan.La venganza del desierto Los rayos del sol se reflejaban en los cascos y en las puntas de las Las espuelas tintineaban y las sedas brillaban. El cimmerio se encogió de hombros. El prisionero se hundía en la arena a caminar.hechizos protectores. es toda la ayuda que puedo los Ningún otro ofrecerte. si se llega a saber. y llevaban fajines del mismo color en la cintura. Tengo ante mí un viaje. y estaré en largo de ir a dormir. puesto que ahora venera a los está dioses! 3 . Sin duda. no podía hacerle mágicos. la sortija se deslizó de suavidad. Mis criados te comida y atenderán a tu darán caballo. porque. la intención de Pelias era ningún buena. que terminaban metidas por dentro de unas cortas botas de color negro. hechizo que yo conozca tiene valor contra el poder maligno de Chieng. no tengo nigrománticas. Es probable que estos detalles desaparecieran junto con datos manuscritos. y se ajustaba como si hubiera sido con expresamente para él. los tres jinetes. la gente podrá decir: ¡Conan envejeciendo. en caso contrario. mediante que ritos guardaba en el mayor secreto. —Terminemos de hablar ya —dijo el bárbaro—. cotas con de malla. —Eso me recuerda —dijo Conan. Muchos años hecha experiencia lo habían vuelto un tanto indiferente ante los objetos de Aquel amuleto podía ser efectivo. al tratar era introducirla en el dedo corazón de su siniestra.

los pretendida víctima desvió el caballo hacia un lado. La misma duna lo había ocultado cuando llegaban al punto al descanso. mataremos a este otro y llevaremos su cabeza al del clavada en la punta de una fuerte lanza. a fin de ver mejor. entre una nube de arena. se más hacia volvió sus compañeros y exclamó: las marfileñas caderas de Yenagra. gritando como que rodean a su sabuesos presa. armado tan sólo con una daga y una lanza. el arquero dejó caer la cuerda. pero no ni profirió protestó quejido alguno. Luego espoleó a zuagir caballo pendiente abajo. Este reducido grupo de soldados turanios había quedado aislado del de resto tropas por una intensa tormenta de arena. —¡Y todavía te atreves a volver a Turan. El motivo del ataque al jinete se debía a una intensa iniciada campañapoco antes por el comandante del fuerte contra las tribus del que estaban atacando abiertamente a las caravanas turanias. empuñó el arco y colocó una flecha en del Sus él. sería la ahorcado. el tensó la cuerda del arco y arrojó la flecha al galope. El jefe turanio manifestó una enorme jinete sorpresa. hirkanios se detuvieron. No se apreciaba nada de particular en la las planicie. pero en aquel momento el desconocido corría por la parte de cercana. el jinete apartó pliegues los de su túnica. Con un rápido ademán. Como una centella. Una vez bocas resecas se refrescaron con los pellejos llenos de agua. una avanzada que se hallaba en el camino zuagir. se irguió de repente. y mientras lo hacía. la reducida tropa se detuvo a descansar.~ 31 ~ implacable. con la habilidad de arquero jinetes turanios. llevaban jinetes al prisionero hasta el fuerte. Pero la flecha no dio en el blanco. maldito bárbaro! —exclamó lleno 29 . El arquero. Cuando se encontraba a unos trescientos pasos del desconocido. sino que se hallaban ante un poderoso guerrero las protegido por una gruesa cota de malla y un casco de acero. los turanios empleaban podía momentos de descanso para avizorar con ojos de halcón el horizonte y sus extensiones de arena. desiertoEl día anterior habían encontrado al nativo. que parecía ser el jefe. compañeros lo siguieron con las lanzas en ristre. enorme espada. arrastrándose con pies y manos. El zuagir había quedado sin sido sobre sentidola arena. hacia el lugar donde quería interceptar la marcha su desconocido. y medio agotado por del privaciones. acababa de divisar a un jinete solitario que avanzaba de galope. de los tres jinetes. consternados. interminable ondulada y amarillenta. Puesto que sabía que no tendría ninguna dificultad en recuperar al después de la escaramuza. el p aunto de desfallecer. vamos a cazar otra rata —¡Por desierto! Preparaos. Las dunas se extendían hasta donde la vista alcanzar. el que llevaba el arco y la cuerda El más alto prisionero. y estaba buscando el sus de regreso hacia el fuerte Wakla. En lo alto de una duna. después de hacerle revelar mayor cantidad de información posible. en tanto que Las exhausto prisionero seguía ascendiendo. Se protegió del sol los ojos con la mano y de inclinó hacia adelante. El sable brilló como una llama a la luz del sol cuando el una la desenvainó. en la cima de la duna. El prisionero cayó jadeando al subir por una duna. Aquél no era un nativo Los desierto. y armado con occidental. donde. Como guerreros veteranos que eran. cuyo caballo había derribado de un flechazo en el corazón. a un cuarto se legua de distancia. Los desierto. con tal rapidez que el la estuvo animal a punto de caer al suelo.

al mando de dos galeras piratas. otros dos soldados volvieron a bajar las lanzas y picaron espuelas. el Luego. Conan arremetió contra el soldado estaba a su derecha. que cargaba en ese instante. En el último momento. También se decía que dejando hostigado las avanzadillas imperiales del sur con una banda de había zuagires. Sus ojos azules se entrecerraron al observar a los enemigos sobrevivientes que avanzaban hacia él por cada lado. hundiendo tres de ellas y seis las cubiertas de las otras llenas de cadáveres. mientras su trazaba espada mortíferos molinetes. Se decía que terribles hombre. el cimmerio se incorporó al espada en momento mano. Los ya pero no tenían tiempo para ganar velocidad y realizar una carga efectiva. Sacó la cimitarra soldado. tendió una emboscada de d y errotó junto a las márgenes del río Yelba. que había sido capitán de una tropa jinetes a la que Conan. había saqueado e incendiado aquel puerto—fortaleza de Khawarizm. La dos era evidente: pretendían sorprenderlo entre los dos.la facilidad del curtido mercenario. y el rey nuestros yelmos de llenará oro! Los jinetes turanios vacilaron. soldados! ¡Es Conan. Diestro en el Para contra jinetes. a tiempo para con la cruz de su espada el golpe que le daba Hamar Kur. el cimmerio se abalanzó sobre ellos. pero no lo consiguió. y la arrojó entre las patas del caballo otro Conan. el kozako! ¡Matémoslo. Luego se volvió. Sabía que la cimitarra de Hamar Kur podía hundirse que sus hombros. Un segundo después. El turanio paró el siguiente golpe con la escudo. nómadas hasta el punto de que la línea fronteriza tuvo que ser trasladada al norte. El caballo de Hamar Kur retrocedió con ante aquella devastadora carga y finalmente cayó al suelo. había alentado en su pecho la venganza. entonces. Con furia la de un huracán. La arena del desierto nubló por momento el cielo cuando Conan y su caballo se desplomaron juntos al un Con suelo. Espoleó Conan se su acaballo y se lanzó como un alud sobre los turanios. Actuando con una felina rapidez. arrojando a su violencia de jinete la silla. Y es que el turanio era Hamar Kur. pero no tenía por costumbre esperar el ataque del enemigo. la hoja de Conan destrozaba ya lanza de uno de sus adversarios. corrió a coger la lanza que había caído de manos de combate soldado decapitado.de ira. a fin de que uno de intención pudiese ellos atacarlo por la espalda. caudillo de los kozakos. Hubo un detener intercambio 30 . dando mandobles d aiestro y siniestro. Y se aseguraba que había tomado por asalto la ciudad amurallada más Khorusun con una banda de salvajes kozakos. entre turanio trató de parar el demoledor golpe. y luego se había abierto paso por entre el galeras enviadas por el rey para atraparlo. El mandoble El cimmerio partió en dos la curva hoja de la cimitarra y hendió a un tiempo del casco y el cráneo de su aterrado contrincante. e y xclamó : —¡A él. el bárbaro se volvió con agilidad de pantera. atemorizados por el recuerdo de las hazañas que se asociaban al nombre de aquel personaje. Hamar Kur se vio degradado de cargo y pasó a formar parte de las fuerzas fronterizas como simple su Desde entonces. incendiándola y pasando de c auchillo a las tropas defensoras. Hamar Kur se había puesto en pie. se hizo a un de para lado eludir la terrible hoja del bárbaro. aprovechó del momento de indecisión de sus atacantes. pero salió despedido de su silla a consecuencia del fuerte su impacto.

La punta atravesó la fina malla turania y entró en el cuerpo su antiguo capitán. Arrojaron una flecha a mi caballo y campamento el sentido al caer. Éste medio levantó sobre unas piernas que apenas si lo sostenían. hasta detenerse casi a sus pies. famosa por su belleza y por su riqueza. situadas a unas veinte leguas hacia el sur. mientras la hoja recta y la curva giraban en danza mortal. pero procura no llenarte desastroso. medio arrastrándose. caravana. Gharat. Si lográbamos que obtendríamos un fabuloso rescate. Volvía solo a nuestro cuando caí en poder de estos cerdos. un rápido golpe de Conan perforó el pecho de enemigo. ella? además goza del favor del rey Yezdigerd. la cólera de su semblante se convirtió en un gesto de sorpresa de y luego primero. y lo compartió con Luego el zuagir. amigo —dijo con un gruñido—. y escupió sobre se cuerpo inerte de Hamar Kur. incontablesy la persona de la dama Thanara.~ 33 ~ de fintas y paradas. pues ha respondido a mis ruegos y ha enviado gritó: estos perros a las cuevas del infierno! ¡Y más aún porque ha hecho volver a gran guerrero que nos condujo a la batalla y al pillaje hace mucho tiempo! al saludo. el —Y ahora. envuelto resbalando. Halcón del Desierto! ¡Ahora habrá fiestas y danzas en las aldeas! ¡Te perros turanios se encerraran en sus torres cuando escuchen este Los «¡Yamad grito: al—Afta ha regresado!». Me llevaban al fuerte Wakla para interrogarme y perdí luego ahorcarme .desgracia terrible ha caído sobre nuestra tribu—repuso—. —¿Quién es —Una yedka de Maipur. encogió de hombros y volvió a envainar la espada. —¡Alabado sea Kemosh. Entonces vio que un hombre en harapos descendía por la pendiente de la duna. Hamar lanzó un grito estremecedor y cayó pesadamente del suelo. la «Allí aguardamos con las armas preparadas. Durante varios días estuvimos esperando en las ruinas del templo Escucha. mientras masticaba y tragaba con —Yo avidez:soy Yar Allal.— ¿Qué sucede en el desierto? ¿Cómo en caíste manos de los hirkanios? El nómada respondió. A continuación. demasiado. Y por fin. y sus un estaban sentidos excitados a causa de la pelea. Había llegado de nosotros el rumor de que venía una caravana de Occidente con hasta riquezas. dime —agregó—. y el cimmerio abrió la alforja que colgaba de se silla y sacó una bota de la agua. Su caballo Conan se había puesto en pie otra vez. de alegría. El bárbaro tuvo que apoyarse con firmeza sobre sus piernas para al su espada manchada de liberar sangre. Se trataba del zuagir. un día oímos a lo lejos perros las 31 . deslumbrante Después. Al observar la gigantesca figura cubierta con una cota malla. de la tribu duali. Levantando sus atadas manos. se volvió con ojos relucientes el ira de hacia Conan. señor. pero creímos que los mercaderes nunca se presentarían. además de las riquezas que transportara capturarla. El cimmerio limpió la hoja de su sable con la capa de su enemigo y echó rápido vistazo en derredor. —Toma. —¿Por qué cabalgabas solo? Esta zona está llena de patrullas —Una turanias. cimmerio sacó pan y carne seca de la bolsa. Había oído un ruido a sus espaldas. Tienes un aspecto Bebe unos tragos.

El sol del derramaba sus rayos dorados sobre los pabellones de piel de camello. titilaban las estrellas. ¡Por Crom todavía les tiraremos de las barbas a esos que perros! Al tiempo que profería una carcajada. el cimmerio no quería dejar a un turanios. lanzábamos nuestro grito de guerra. puesto que él. Vamos ahora mismo al oasis Duali.campanillas de los camellos. de carromatos y hombres montados. mitad grupos muy reducidos. La e de nuestras tropas pereció en el primer ataque. «Debía irrumpieron entre nuestras filas como guadañas en un campo de trigo.. —¿Cómo sabes que tu padre —En vive? el último momento. pues no habían capturado a un jefe desde zuagir hacía muchos años. Pero de Imaginamos todos ellos se despojaron de sus túnicas. pude abrirme paso y escapar. ¡En lugar de inocentes mercaderes repente c yriados. Esta me reinara noche el regocijo entre los turanios. Yin Allal. aunque con carromatos. A continuación. Mientras un rápido triunfo sobre los mercaderes y sus acompañantes. Bajo la sombra de las la se extendían las numerosas tiendas que componían el vasto hojas zuagir. de su silla. en m y uchos turanios mordieron el polvo. le hizo una seña para que lo siguiera. El resto quedó disperso. Conan. y finalmente abandonaron la sus Me hallaba en camino para poner en pie de guerra a la tribu cuando caza. que se movían de vez en cuando. Por ello se irguió. nos abalanzamos sobre ellos. Conan montó de un salto. como diamantes sobre un oscuro manto. Debo salvar a mi viejo amigo. sorprendieron. con los ojos de decisión. había sido jefe guerrero de más tribus zuagires reunidas y dirigido numerosas incursiones contra los tres Enfrentado con este nuevo problema. impulsadas por brisa nocturna. con una lanza clavada en el cuello o cimitarra una en las entrañas. vimos que nos atacaban lanceros con las cotas de malla y los turbantes blancos de la guardia imperial! de haber al menos un centenar de ellos ocultos en los carromatos. cuando me alejaba a toda velocidad. Debemos estar allí hacia el atardecer y. recibió un golpe en la cabeza y del inconsciente. pero fuerza. el cielo hojas Las de las palmeras. debilidad. uno de sus seguidores acérrimos en el pasado. El oasis se hallaba envuelto en los negros brazos de la noche del Endesierto. «Esperamos hasta que se encontraron casi a nuestro lado. volví cabeza y alcancé a ver a dos de ellos que lo llevaban hacia los la Pude apreciar que se movía. En esos momentos la caravana se halla en el fuerte. mi padre. llameantes —¡Procúrate un caballo! —exclamó—. yendo a buscar agua al pozo o cociendo 32 . Luchamos denodadamente contra las circunstancias.a levantar las tribus. su e y spoleó a su caballo en un fiero galope sobre la arena. Cuando compañero hubo conseguido un corcel. Luego. campamento Por la mañana. nuestro coraje nos sirvió de poco cuando las filas revestidas de »Pero de mallas se cerraron sobre nosotros. Vi caer a mi hermano bajo la espada acero capitán. amigo viejo en manos de sus enemigos. caballos eran menos resistentes que el mío. empleando toda mi cayó. Me persiguieron durante varias horas. reflejaban la helada luz de la luna. divisamos la larga caravana animales. aquél había sido un lugar tranquilo. Yo espoleé a mi caballo y. desierto veladas Mujeres hacían sus primitivas tareas. El cimmerio recordaba muy bien a Yin Allal.si no han olvidado mi de volveré nombre.

como rara vez se en veía un campamento del desierto. como todos los nos fronterizos turanios. descendían con prisa de los sudorosos corceles y entraban en sus tienda principal. Otros zuagires regresaban de misiones.salida repentina de sus disciplinados escuadrones causaría estragos nuestras irregulares filas. En medio del campamento se || alzaba una tienda importante. El corpulento personaje revestido de malla estaban acero que tomaba asiento en el lugar de honor se había convertido en el de de legendaria veneración desde los lejanos días en que habitara entre centro Aquel ellos. circunstancia u y n jefe importante caía en poder del enemigo. Por otro puestos una lado. El puerta inicial más importante serán los alojamientos de los soldados y de los objetivo así como oficiales. vestidos de mercaderes. —El fuerte es inexpugnable ante cualquier ataque directo —decía cimmerio—. No tenemos arietes. A medianoche. abatiremos a los centinelas de la del fuerte. sirvientes. la abriremos y dejaremos que entren nuestras hordas. Se apreciaba una ordenada actividad. y la superficie cubierta de tiendas de color las era tres veces mayor que la del día anterior. donde no pueden utilizar la caballería. con la mano derecha apoyada en empuñadura de su espada. Está bien abastecido. Por la tarde hubo una constante llegada de zuagires de la tribus kharoya y quirlata. en el Cincuenta de nosotros. Se oían conversaciones bajo amarillento pieles de camello de las tiendas. Los corazones de los barbudos jefes reunidos en la tienda central henchidos de orgullo y cariño. la «Debemos equipar una caravana con el botín almacenado aquí. se mentes supersticiosas de los zuagires consideraban el regreso del Las cimmerio gigantesco como un magnífico presagio. incendiaremos m y ataremos hasta que las calles queden rojas con la sangre de los turanios! El cimmerio se puso en pie. Una expectación habían habitual se reflejaba en los ojos oscuros de los jefes mientras Conan poco hablaba les . Es necesario emplear astucia. chacales del desierto! ¡Antes del amanecer. y la exclamó: —¡A trabajar. que montaba en su caballo y se alejaba enjuto raudamente galopando hacia el desértico horizonte. conduciremos la caravana hasta el fuerte. actividad juzgar por su tamaño. esclavos y guías oasis. A la hora de la siesta. ¡Luego saquearemos. Las rencillas internas que había entre las distintas tribus desaparecido con la llegada del Halcón del Desierto. y los hombres iban de un lado a otro con las fin un determinado.~ 35 ~ trozos de carne en los peroles del campamento. sonoros surgían ronquidos del interior de las tiendas. De vez en cuando salía de su interior algún a habitante del desierto. catapultas ni ningún otro aparato que el permita reducirlo por la fuerza. quiero que dispuesta la caravana zuagir más perfecta que se haya esté visto! 33 . la residencia del gobernador. camellos. en aquel momento. como si estuviéramos de ruta en hacia Kherdpur. y podría resistir un año entero sin vituallas. el oasis de Duali era centro ^ de una Pero frenética. hombre había conseguido reunir entonces a las tribus dispersas y había conducido en incursiones tan importantes y provechosas que todavía las seguía hablando de ello en torno a las hogueras de los campamentos. Nuestra única posibilidad reside en luchar contra en dentro ellos de las murallas del fuerte. n y osotros contaríamos con la ventaja del número. Esto se confirmaba por la de haber ocurrido cuando uno de sus destacamentos había sido aniquilado.

Las campanillas de los camellos tintineaban. y mercaderes velos. armados con arco se flechas. mujer o niño. A la entrada. A causa de su aislamiento. noble pero los capitán. Veziz Sha nos ha ordenado ataques matemos a cualquier zuagir que encontremos. —Al gozo. Es un estigio. el delgado que la conducía dijo: mercader —Señor. Ni faltaban siquiera las tabernas y las casas de juego. Luego. la entre chirridos. al El fuerte era en realidad una pequeña aldea. sin embargo. gruesos como la pierna de un hombre. En los parapetos y bastiones que gruesa alzaban cada cierto trecho se alineaban los centinelas. un escuadrón de la guardia imperial aniquiló sufrir u ana horda de esas ratas del desierto y capturó a su cabecilla. —Quemaré incienso ante Bel en señal de gratitud —afirmó el En ese momento entraba el último camello. Quienes habían estado en su afirmaban. soy Zebah. A un lado se encontraba la fortaleza en la que habitaba gobernador. menos. el fuerte Wakla contenía los su en interior todos los medios necesarios para llevar una vida cómoda. ventanas angostas el p y esadas puertas revestidas de cobre. camelleros y esclavos. que el castillo contrastaba con el lóbrego aspecto interior su de exterior. cuyo embozo sólo hombre ver la dejaba parte superior de su rostro. dotado de finos y cómodos 34 . en el que brillaban un par de ojos centelleantes azules. puerta y los grandes goznes. En estos hasta una mujer podría cabalgar sola por el camino de las caravanas sin momentos. Una muralla de piedra. podrás viajar por todo lo largo y ancho del Para sin desierto temor alguno. que cuando regreses a Yukkub. Creemos que sólo uno de esos perros consiguió tan escapar. y allí encontraban medios de subsistencia y mercaderes y ladrones. —¿Y quién es éste? —preguntó el capitán. Por todo el lugar resonaban los gritos de los tenderos de b y uhoneros. Estaba lleno de objetos de arte. es mi criado y guardaespaldas —repuso el jefe—. Los pies de los hombres y patas de los animales levantaron nubes de polvo cuando la larga las atravesó caravana la enorme puerta del fuerte Wakla. bandas Mis hombres van bien armados. la menor molestia. Vengo desde Yukkub vender para mis mercancías en Kherdpur. ¡Por Ashtoreth que Los siente uno a gusto entre paredes seguras! He temido un ataque de las se zuagires. los amplias túnicas. sea hombre. La ciudadela era amplia. y alta. Cuatro centinelas cerraron mercader. rodeaba el conjunto de edificios. En la espaciosa plaza central del mercado se mezclaban mujeres de cubiertas soldados con sus cotas de malla y yelmos. Ayer mismo. un shemita de Anakia. como puedes ver. dioses nos han protegido y no hubo necesidad de enfrentarse esas con alimañas del El capitán de la guardia sonrió con aire de satisfacción y dijo: desierto. esta demostración de fuerza servirá para contener los contra las caravanas durante un buen tiempo. —Tus temores y precauciones han sido inútiles. amigo. que mantenían contentos a soldados los de la guarnición. señalando a un gigantesco que iba envuelto en una amplia khalat. los macizos cerrojos hicieron ruidos metálicos giraron cerrarse. —Éste demás son soldados contratados. qué magníficas noticias! —exclamó el shemita con fingido —¡Ah. se trataba de un recio edificio de piedra gris.

como todas las noches a aquella hora. estaban manchadas de así vino. hasta que llegara la hora señalada. 35 . Mientras tomaba unos sorbos. En el distrito de las tabernas habrá dentro de poco decenas soldados borrachos. el corpulento bárbaro se sentó en una silla y pidió una jarra del cerveza. cimmerio hubo entrado en la primera taberna que encontró. así tenga que retorcerle el pescuezo como si se tratara los un de trapo mojado. Rara vez se dejaba vencer por los nervios. Conan Pero tenía otro parecer. y las doradas monedas y brillantes se preciosas piedras iban cambiando de lugar sobre la madera pulida. Puesto que todavía disponía de más de dos pensaba averiguar todo lo que pudiera acerca de la organización y horas. Obtendré de uno de ellos de datos que necesito. Cuando el intensos olores a vino ácido. —¡En. el hombre tomó asiento en una silla desocupada que había junto la mesa de Conan. a como la chaqueta de seda que llevaba encima. entre los chillidos y carcajadas de las mujerzuelas. tanto que las rameras pintarrajeadas reían y gritaban.~ 37 ~ muebles. ¡Que los demonios os corten la lengua! —gritó irritado—. lanceros borrachos se peleaban en el suelo. El cimmerio tranquilizó un poco. El ambiente no podía ser más enseguida pintoresco. En el distrito situado junto al sector occidental de la muralla. los hombres de Conan discutían en voz baja las de las hogueras. patán silencioso! ¿No invitas a un Estas trago? palabras habían sido pronunciadas por un gigantesco soldado que abrió paso rudamente entre la clientela. pero no conocía con seguridad número de soldados que se albergaban el allí. levantando una tormenta se maldiciones de . La férrea resolución de que hacía gala el cimmerio terminó con objeciones de sus seguidores. Aquí y allá Caía ya comenzaban a encenderse velas y candiles tras las ventanas. Tenía la mirada desafiante. sentadas sobre en rodillas de soldados medio borrachos. que no estarán de guardia. Se envolvió en su khalat y se alejó de allí. de las fuerzas enemigas. Casi todos se mostraban partidarios de permanecer allí. No quería que sus planes se el abajo en caso de que un turanio con buena memoria lo vinieran reconociese. reservado a caravanas en tránsito. y su dorada cota de malla. mozas iban Apresuradasy venían con jarras de espumeante cerveza y botellas de vino. no lejos de la puerta principal. con las rostro oculto por la capucha y el embozo. Se iniciaba la noche pintoresca y llena de dados que caracterizaba a las ciudades colorido hirkanias. sentidos. y bien provisto de vinos y manjares. Los jugadores ya hacían rodar los consumir con hábiles movimientos. cerveza rancia y sudor asaltaron sus los Había gran animación. y el cielo se oscurecía con rapidez. que apuraban sus bebidas y las pedían más. Después. Yo haré lo — he que dicho. hubo encontrado una mesa apartada en un rincón oscuro Cuando establecimiento. la noche. pero lo se era que cierto no se sentía muy tranquilo desde que había entrado en la guarida enemigo del . Había localizado ya los alojamientos de los oficiales distribución d y e las tropas. Conan echó una mirada a su de Un par de alrededor. Los taberneros sudorosos subían de sus bodegas los barriles de vino que había de por la noche la abundante clientela. En la mesa vecina a la del cimmerio las desarrollaba una partida de dados. alrededor s aalvo de toda sospecha o amenaza.

—Sí. alegrarme Necesito y olvidar. una y que debía aprovecharla. Una visita a ese lugar te dejara en excelentes condiciones durante conmigo. A decir verdad. no fue todo. estigio. El hombre llevaba la chaqueta roja y turbante blanco de los guardias imperiales. ¿eh? ¡Hum. de comportarme mejor! ¡Como si cualquier hombre con sangre en las pudiera venas controlarse al ver a semejante mujer! —Es vergonzoso cómo nos tratan las —Pero mujeres.. Por desgracia. amenazó con hacerme vivo en la gran plaza de Aghrapur si no me comportaba mejor. sacudió la cabeza y aguzó la mirada verpara mejor. Conan lo siguió. su —¡Eh. guardaespaldas del mercader Zebah.. la única mujer que había en caravana era Thanara. el cimmerio se inclinó hacia adelante. He cabalgado demasiado tiempo por el desierto. que avanzaba en silencio a lado. mostrarse confidencial. antes de dirigirme a una casa de placer donde las mujeres tan son bellas y hábiles que rivalizan con las cortesanas de Shadizar. Aunque no lo creas.basta ya de eso. excelente idea! —dijo—.El cimmerio entrecerró los ojos. y luego volvió a abrirse paso losentre clientes de la taberna. Pero ¿se puede quién eres? saber —Soy Hotep de Khemi. Conan pensó que los dioses le enviaban haber oportunidad. amigo. El algunas capitán miró a Conan jadeando roncamente y. símbolo de los capitanes de aquellas tropas escogidas. ¡Yo. Ardashir desollar Akif. el fresco de noche les cayó como una jarra de agua fría en el rostro. Llévame a tu casa de placer. no era muy experto en intrigas. amigo! Aún no me has dicho dónde está ese burdel. —¿Formabas parte del destacamento que aniquiló a los —Que si zuagires? formaba parte? ¡Yo mandaba esa —Eso tropa! dice mucho en tu favor. —¡Qué insolencia! —exclamó el —Y eso cimmerio. a pesar del tiempo que llevo en Wakla. —Mujeres. fue toda una hazaña. que yo no conozco. al tiempo que le —No un daba amistoso golpe en el hombro al soldado—. En el turbante lucía una pluma el pavo real. Una vez en la calle. tal vez hasta podía los mandado aquella compañía. un momento. Me abofeteó cuando de traté besarla en su tienda. El turanio se tambaleó al ponerse en pie. Ven hombre. duda aquel individuo pertenecía al destacamento que había derrotado a zuagires y apresado a Yin Allal. —¿Despreció tus atenciones? ' —Peor que eso. después de ruidosamente. Sin de alguna. El capitán tuvo un acceso de hipo. mes un al menos. De repente sintió curiosidad e y scrutó el rostro medio oculto de su compañero. una altiva dama a la que los dioses la confundan.te extrañe si tengo aire de estar aburrido —dijo. y su forma de actuar Conan despertado las sospechas de cualquier hombre sobrio y medianamente habría Pero el astuto. y tan sólo he podido ver a una única mujer en todos estos maldito días. turanio estaba tan borracho que apenas si podía coordinar ideas. Queriendo el con rostro aún oculto por las sombras de la capucha. eructar dijo: —Llévame hasta allí. El capitán recobró la gran en medida su sobriedad mientras caminaba. magnífico De 36 . Sólo he venido aquí a calmar poco un mi sed.

mientras la Éste lo pugnaba por respirar y arañaba las manos que lo ahogaban. soldado a enemigos corrientes. perro de Oriente! ¿No has oído hablar Conan. con la dureza del paralizado veterano. agitándose y gruñendo con lo furia. «Debo de estar perdiendo mi antiguo vigor —se dijo Conan para adentros—. la victoria mil inclinaría de su lado. A punto de víctima el sentido. y oyó que el bárbaro le decía con sibilante voz : —¡Has preguntado por mi nombre. en tanto que el centenar de soldados de cobertizos guardia imperial estaba distribuido por todo el fuerte en la provisionales.. las legiones guerreros kshatriyas o los defensores de las naciones occidentales de Pero aquel invadidas. sin duda se alguna. se sintió por el miedo. Debía prisa. si empleaba con acierto los informes obtenidos. A gigantescapesar de ser considerado como el hombre más poderoso de compañía. Hace tiempo habría degollado a este necio sin más sus dilaciones. Las el aventuras en legendarias las que había intervenido lo investían de poderes sobrenaturales. lo que paralizaba la lengua del el turanio. guarnición regular de mil doscientos jinetes se alojaba en los su La situados junto a la puerta principal. lo amordazó con su mismo turbante y darse arrastró al interior del callejón. Unos músculos increíblemente fuertes lo apresaron cual tenaza. arrastró con rapidez hacia una oscura callejuela. Conan reflexionó acerca de la situación. Dama Thanara se hospedaba en los alojamientos de dicha del torre. y voy a obtener de ti la información que necesito. no era tanto el miedo a la tortura. veamos lo que hay bajo esa capucha. la Ardashir era un hombre rudo y valiente. gigante bárbaro. Un vistazo al disco de la luna le indicó que se acercaba la hora. donde lo dejó. y su nombre se pronunciaba como el de un ser casi mítico. lo volvieron otra vez hacia arriba. era considerado con temor supersticioso por capitán. —Pues bien. sabiamente administrados. Sin embargo. como de saber quién era su enemigo. como le hubiera ocurrido a cualquier turanio. con todo. 37 .~ 39 ~ momento. que estaba arrodillado encima de su cuerpo una con daga desenvainada. pero. El cimmerio obtuvo la información que deseaba mediante unos pinchazos que le propinó con cuantos daga. Sabía que los cuarteles dispuestos en una especie de plaza con una sola salida. Ardashir sabía muy bien que las amenazas del bárbaro no eran Conan no vacilaría en someterlo a las violencias más atroces con el fin gratuitas. Se había enfrentado sin vacilaciones. tuvo que callar bruscamente cuando una mano poderosa le Ardashir el aferró cuello. y. Ardashir sintió los llameantes ojos su de captor que se clavaban en los suyos. como las bandas de zuagires. apodado Yamad al—Afta por los zuagires. Tanteó las ligaduras del turanio. y jefe de los kozakos y de los de piratas del mar de Vilayet? El turanio no pudo emitir otra cosa que un ahogado jadeo con su garganta dolorida . Ardashir se encontraba indefenso ante lo repentino del ataque y su fuerza la de gorila del cimmerio. alojamientos El jefe zuagir estaba encadenado en un calabozo de la torre gobernador.. sintió que lo maniataban rápidamente con su propio fajín de perder Cuando seda. así tenga quemarte los ojos o despellejarte las plantas de los pies para que me que proporciones. lograr su propósito. He regresado de Occidente. ése soy yo —siguió diciendo Conan—. Él disponía de dos estaban fieros nómadas.

uno de los feroces y bárbaros del que habitaban en las lejanas tierras del nordeste. has visto. con las piernas cruzadas. Era un wigur. 38 . Un fuerte olor a piel sudorosa y a ropa sucia emanaba en desagradable personaje. que sospecha un de simple parpadeo. hombre? voz de la mujer había una nota de intenso temor. y perderá conocimiento. miraba las tenues volutas de humo que se alzaban de un brasero con y que tenía trípode enfrente. pronto te encontrarás frente a que él. mordiendo perezosamente algunos frutos sobre tomaba de una cercana mesilla. en la que Thanara de Maipur se hallaba tendida del un diván cubierto de sedas.» Un rumor de tambores inundaba la lujosa estancia del segundo piso palacio del gobernador. Finalmente. puede ocasionar la la muerte. dejó de emitir el monótono —¿Qué sonido. como pudimos comprobar en Khaniria. El hombrecillo estaba sentado en el suelo. Pero el bárbaro es un hombre receloso. y llevaba un collar de dientes humanos torno al cuello. caso —agregó—. —Vierte una gota de este líquido en su vino —dijo— y quedará como durante muerto tres días. Llevaba la cara chata y arrugada como la de un ataviado pintada mono. haz que respire el contenido de esto. viene hacia aquí. pero el hombre que se encontraba en el cuarto sus prestaba le poca atención. viniendo —repuso el chamán con voz aguda y singular sonsonete El hombre que buscas se acerca. de tez oscura. —. es? si una pizca del polen llegase hasta ti también tú perderías el sentido. Su túnica transparente revelaba que seductores encantos. y si pues dosis es algo mayor. y allí las volutas se curvaban de modo inverosímil. con rayas y círculos rojos y negros. Tatur? —preguntó Thanara. de menudo personaje no cesaba de golpear con la punta de los dedos de la el derecha un pequeño tambor que sostenía con la mano izquierda. A menos huyas. Su pelo negro y largo estaba anudado en grasientas trenzas. —Me parece bien. patiestevado. y a individuo de aspecto tan notable no le será fácil entrar sin ser un visto. ¿qué podré hacer? ¿No podría tu amo. el —¿Qué —Polen del loto amarillo de Khitai. me encuentra. —Debió de entrar disfrazado en Wakla —murmuró Thanara pensativa—. Luego hurgó en el interior de los bolsillos de su zamarra de piel de oveja extrajo un pequeño frasco y rojo. el Si proporcionarme algún medio para protegerme de ese innombrable. La ondulante columna azul se alzaba hasta una altura media yarda. A todo esto. Entonces Tatur sacó otro objeto: una bolsita de suave —En tal cuero. Se trataba de un individuo pequeño. —¿Cómo puede ser? Veziz Sha mantiene una estrecha vigilancia. —Sin embargo. en un gesto inconsciente de defensa. Empléalo sólo como último recurso. —El innombrable desea que tengas éxito en tu misión —repuso el wigur su con monótono sonsonete. más allá del mar de nómadas Vilayet. Imagina desconfíe y no quiera tomar la que bebida.Pero los zuagires se encargarán de ello cuando lo encuentren. con pieles de animales. y se llevó una En la a mano su generoso escote. Los espíritus no mienten. la —Está yedka.

se volvían a incorporar se r yeanudaban su paso regular. ya que él. el gobernador de la de había plaza ordenado que se doblase la guardia y que aumentara la vigilancia. Otros pueden subestimar al bárbaro.~ 41 ~ —Parece adecuado. el chamán. y te llegará ayuda ultraterrena. esto cuando lo necesites. El capitán de la guardia que estaba apostada la en puerta principal estiró los brazos y bostezó. junto a las dos grandes jambas de la puerta. una nueva agente. desde arriba. pero yo el Tu no. el rey tendrá al enemigo en su poder. paseaban pareja de lanceros que abajo flanqueaban la entrada. Tatur. A pesar de todo. leve sonrisa contrajo el rostro arrugado de Una —El innombrable asegura que sabe hacer tratos muy ventajosos —dijo. y dijo: el —Perfecto. ¿Qué había sucedido? Le pareció como si los dos arqueros con hubieran sentado un momento. cruzando las arenas con el corta trotecillo incansable de su caballo. Tatur.examinó con atención los tres objetos que le había entregado Thanara chamán. aquel momento. la puerta del pabellón de guardia pareció estallar En ese cayó. Cabalga hasta Aghrapur y dile al rey que espero a Conan Si aquí. y eso lo volvía prudente en El Pero podía descansar tranquilo. convertida en astillas. después de extraer un objeto parecido a un huevo traslúcido. Akeb Man parpadeó y miró La luna mayor atención. La noche era fría y serena. en pago de los favores que le hice en el pasado. la luna volvía a brillar intensamente. un en el golpe batintín que el capitán tenía a su lado atraería a una compañía entera soldados desde los barracones. Si tu amo espera realmente que enfrente con el cimmerio. el asombro le paralizó. Tenía que ir a ver qué les había pasado aquellos malditos perezosos. exclamó. Desde el pequeño situado pabellón en la plaza. se ocultó tras un cúmulo de nubes. se mantenían erguidos La inmóviles. En lugar de cotas de malla y cascos. Akeb Man giró en redondo y aferró la y pero al ver cimitarra. a causa del jefe zuagir que habían capturado. se preguntó si Veziz Sha temería en realidad un ataque contra El oficial fuerte. los asaeteaban con sus flechas. frente a la puerta. montaba en un caballo Pocos de hirkanioalzada y se perdía en la noche. gobernador debía de estar envejeciendo. y si no daban una justificación adecuada. haría les correr durante tres horas por el desierto cuando el sol estuviese en cenit. capitán asió el palo que colgaba junto al batintín para dar la El alarma. No se 39 . al hombre con el cual se enfrentaba. ¡Bah. La luz de la luna se reflejaba de manera fantasmal en sus e cotas de pulidas malla y en sus cascos en punta. debe suministrarme un medio para escapar en me último momento si me apresa. Sin embargo. estaba de exceso. túnicas —¡Zuagires! — Sólo el demonio sabía cómo podían haber entrado aquellos perros. ¡Date prisa! ¡Hasta pronto! minutos después. preciso instante. Entonces descubrió En asombroso. Akeb Man. podía ver a dos arqueros que por la galería de la muralla. No había nada que temer. que el aquellas atacaran ratas del desierto! Sólo podrían dar cabezazos contra las mientras murallas los arqueros. pero no bastará. sale bien. agregó—: y Rompe Toma. los centinelas vestían algo y turbantes. guardia. amo tiene que hacerlo. el Akeb Man se puso en pie y miró hacia fuera antes de abrir la puerta. De lo todo necesitará contrario.

Pero le interrumpió una flecha zuagir bien dirigida que atravesó el pecho. al pasar. soldados a medida que vayan saliendo. centinelas paseaban en parejas ante la puerta revestida de cobre de Cuatro mansión. mientras que el tercero se llevaba un cuerno a los labios y del una señal lanzaba de alarma. su consecuencia. matar y saquear. hacia el palacio del gobernador. Enseguida Conan dio algunas órdenes que. así como coger a con prisioneros que queráis. con la que traspasó a Akeb Man. Otras se desaparecieron en distintas direcciones. El cuerno cayó al suelo con ruido hueco y le extraño. un sostenía una espada desenvainada en la que mano. observando con ojos penetrantes. humeantes antorchas iluminaron la plaza cuando los incendiarios de encaminaron hacia los alojamientos de los soldados. y sus imaginación se había encendido por lo que le contara Ardashir. Para p y or ellas entraba una riada de nómadas de blancos khalats. Podéis quemar. —Que dos hombres con antorchas prendan fuego a los barracones —dijo Trescientos arqueros se apostarán delante de los alojamientos para abatir a —. Conan despidió a sus lugartenientes con un gesto imperioso e hizo otra a sus cincuenta hombres. con el lo destrozado. las grandes puertas de hierro del fuerte se estaban abriendo ya. el turanio asestó un bajo hacia el vientre de su contrincante. Conan no perdió el tiempo. 40 . y pero hizo a tal velocidad que uno de los lanceros cayó abatido. Pero el titánico guerrero evitó la golpe de la hoja cimitarra con la velocidad del rayo. primer lugar. que avanzaban el en más absoluto silencio. Había pensado tomar por sorpresa la torre del gobernador. aunque en voz baja. Cuando llegaron a la plaza central. no os dividáis en grupos que los lleguen a veinte hombres.trataba de un habitante del desierto de blancas vestiduras. Los enjutos habitantes del desierto se relamían sería anticipado ante el botín y la venganza que les aguardaban. los lanceros arrojaron sus sables contra el poderoso pecho Dos de atacante. hermosa pues las descripciones acerca de su belleza habían suscitado en un él considerable interés. trataba de salvar a Yin Allal. Luego buscaría a la En Thanara. trae a tus cincuenta zuagires no Vamos contigo. pues en cualquier momento un guardia podía asomarse desde los barracones en los que se alojaban las tropas. Manteneos juntos. Pensó que allí podría hallar algo que satisficiera gustos. Conan condujo a los hombres directamente hasta su objetivo principal. llegaron oídos a de todos. la aquello ya no era posible. En sombrías callejuelas y los oscuros quicios de las las puertas. Atravesó la plaza corriendo espada en mano. Thabit. mientras por las calles recorrían silenciosas con las armas resplandecientes bajo la luz de la luna. A ver. la oposición prácticamente nula. vestido con una cota de malla negra. apresuró el paso. Detrás seña ellos. antes de que los demás se hubieran dado cuenta de lo costado sucedía. Los demás. Las mujeres hermosas siempre habían sido su debilidad. el cimmerio profirió un juramento. y a su vez atacó con su espada hoja de recta. Los seguidores de Conan aún se hallaban a quince yardas que distancia. Una vez que los defensores del bandas fuesen fuerte eliminados mediante la estratagema de Conan. sino de gigantesco guerrero occidental. precavido entonces. recorred el fuerte los espadas y antorchas. que siguieron al trote sus largos paseos. Al tiempo que lanzaba un grito de miedo e ira. incapaces de seguir la tremenda carrera del de bárbaro.

también llenos. y como respuesta al toque cobre cuerno aparecieron algunos arqueros sobre los techos cercanos. el hombre caía acribillado de las por flechas de los arqueros zuagires. Éste saltaba. junto a la cual se encontraba un hombre alto y robusto. no en 41 . Éste turanio atacó a Conan con su espada. Muchos sables y curvas sus hallaron su blanco en las entrañas turanias. El cimmerio frunció el ceño. el improvisado arrojó hizo saltar proyectil la puerta. Sin embargo. Entonces se encontró en la antesala de las habitaciones fuerte gobernador. tocados con Con blancos turbantes de la guardia imperial. prueba como de la fuerte resistencia que habían presentado los soldados. Encima una de mesa se veía una jarra de cristal llena de vino. Debía del en la entrar torre del gobernador antes de que el enemigo pudiera organizar eficacia la defensa. y en el centro una mesilla baja. por un ansia loca de matar. Conan se acercó de un salto a la Excitado de puerta de la mansión.uno de los divanes descansaba una mujer. Apartó a un lado los restos de la mesa y entró en el sin más cuarto dilación. ascendió de cuatro en cuatro los escalones hasta el segundo piso Conan la torre. Conan se dio cuenta de que de era Veziz Sha. con La puerta revestida de cobre se abrió al fin bajo el impulso de sus hombros. cortaba y mortandad con frenética furia y a mía velocidad que resultaba difícil de seguir para golpeaba adversarios sus . haré una visita al gobernador de esta yo plaza. Allal. Conan destrozó la puerta de sándalo que tenía delante con un y empujón. Luego levantó una pesada mesa y la contra el nuevo obstáculo.~ 43 ~ El cimmerio paró con su espada las lanzas de los otros dos centinelas. allí se hallaba la residencia del gobernador del fuerte. de detuvo y dio algunas rápidas órdenes a sus Se seguidores. Conan. Según sabía. Por las descripciones que tenía de él. pero falló el golpe. Con demoledor impacto. con un grito ronco. irrumpieron desde una puerta. Entretanto. la mayor fue producida por la espada recta de Conan. Cruzó rápidamente la alfombrada estancia. y fue a dar contra el otro lancero. doce soldados. Sus ojos oscuros En mostraron la menor señal de temor cuando miró al bárbaro intruso. vosotros. Tras dejar a una decena de hombres para que vigilasen contra poderosos posible ataque por la retaguardia. buscad las llaves de los calabozos y liberad a Yin —Diez de Los demás. y dos vasos. Divanes forrados de seda y mesas llenas de estaban manjaresdistribuidas sobre la espesa alfombra que cubría el suelo. Mientras los zuagires se dispersaban por escaleras y pasillos aullando riendo. si bien ocho cuerpos envueltos en ensangrentadas túnicas aparecían tendidos. Un segundo después. Quedaba poco tiempo. El con cayó hacia atrás. los doce turanios yacían en un charco de sangre. el bárbaro condujo a los demás al un interior. había mediana edad. pero se del enseguida. pero las plateadas dagas también cimitarrasse cobraron un importante tributo. Al cabo de un rato. tintineo de mallas y fulgor de cimitarras. La habitación estaba iluminada con varias lámparas. Del otro lado de una puerta lateral llegaba la voz de una mujer detuvo hablaba que con tono airado. apoderaos de todo el botín que podáis transportar. y la hoja levantó una lluvia chispas del empedrado. y salvaje fuerza ensartó a uno de sus enemigos con su larga hoja. El los de batalla del cimmerio resonó en las paredes de la torre cuando él y grito seguidores cayeron sobre sus enemigos.

voz ronca—. gobernador a y vanzó hacia el cimmerio. La sangre se aceleró vertiginosamente el las en venas del cimmerio al contemplar a la hermosa mujer. —¡Eres todo un hombre! —susurró ella. que mantenía la rodilla apoyada contra su espalda. ha llegado tu hora. De repente. Pero la rapidez felina de sus poderosos músculos salvó la C a onan. cuando mandabas un escuadrón Secunderam y capturaste a diez de mis hombres? ¿Recuerdas que en enviaste sus cabezas en salmuera dentro de unos frascos de vidrio? Pues me ahora bien. Un tiempo después. Levantó los brazos y se adelantó sin pie. algunos como buscando un resorte que accionase la puerta de algún secreto. Además. Su voz llegó como un terrible susurro hasta los oídos el Veziz Sha. En el intercambio de fintas y ataques. apretándose contra el fuerte que cubría la cota de malla y rodeando II el cuello del cimmerio con torso brazos—. y por culpa de la cual casi lo habían en matado! no era el momento para reflexionar acerca de ello. lanzó cimmerio pronto se dio cuenta de que se estaba enfrentando a uno de el espadachines más diestros que jamás hubiera conocido en su azarosa los Pero ningún hombre civilizado podía competir en habilidad y rapidez con vida. de —¿Recuerdas.. y en Prosiguió ojos comenzó a reflejarse una expresión de intenso miedo. conservaba aún los vertiginosos de los reflejosprimitivos bárbaros. y segundo después apoyaba una rodilla en la espalda del turanio y le rodeaba un cuello con un brazo. el duelo. Jadeando ligeramente. tus Pero entretanto. El Pero desenvainó su enjoyada cimitarra al tiempo que profería una maldición. temor ningúnhacia Conan. perro —dijo—. en con cualquier comparación otro guerrero. Me alegro de que los lo 42 . Veziz Sha saltó hacia adelante. —¿Cómo te atreves a invadir mis aposentos. y tendré el placer de con que seas ordenar descuartizado por cuatro caballos atados a cada uno de miembros. que no se habían visto afectados por la molicie de vida la civilizada. Conan agarró del cuello a su enemigo y empujó hacia al atrás. La destreza que había llegado a tener con las todos durante armas su época de mercenario lo convertía en un maestro. haciendo caso omiso de la espada ensangrentada que bárbaro tenía en la mano derecha. bribón? —dijo el hombre. De repente lanzó sus grito un y. después de arrojar la espada al rostro de Conan.. La mayoría de los hombres se hubieran sentido aire impresionados por aquellas palabras que se habrían dejado degollar por tan veloz espada. Sé que has vuelto a tus andanzas. Allí tanteó con dedos nerviosos en salientes. Mientras duró la lucha. a continuación un potente contragolpe. trazando un veloz arco en el con su hoja de acero.cambio. el se volvió cimmerio hacia la mujer que estaba en el diván. momento el cuerpo sin vida cayó al suelo. Ningún otro hubiera podido matar a Veziz Sha. Pero Veziz Sha daba muestras de cansancio. Pero entonces se en puso con los ojos radiantes. cimmerio. curtido desde su niñez en un sinfín de guerras y batallas por el los países del mundo. ¡Púdrete en los infiernos! Y diciendo esto. echó a correr dirección a la pared más alejada. acceso Conan esquivó la espada con un rápido movimiento de cabeza. que. Thanara no se había movido. parando la espada con la cruz de la empuñadura de la suya. se estremeció ¡Aquélla era la muchacha que lo había abordado Khaniria.

una yedka. Oyó los de gritos las mujeres cautivas. las Vio casas en llamas. si sabes lo que en realidad te no conviene! esto. furioso. Se lo entregó a Conan y. la expresión de la joven no se alteró. y soltó el pelo de Thanara. la —Soy Thanara —siguió diciendo—.. al mirar hacia fuera. cimmerio arrojó su vaso al suelo y se volvió. Supongo que. repuso su aspereza: con —Vestías de otro modo cuando nos encontramos en Khaniria. el cimmerio se asemejaría a un hombre muerto. La hermosa mujer actuaba con la más a serenidad. incendiadas por los invasores zuagires. cómo se produjo aquella emboscada y la parte que tuviste en ella. y tomó uno de los vasos de vino de la mesa. Así pues. que es el mejor de las bodegas de Veziz Sha. e y xclamó con un rugido de ira: Soy yo el que te estaba supervisando a ti. momento más tarde. Llegaba desde el y la muchacha se acercó a una ventana que daba a la plaza. absoluta —Debes de tener sed después de una lucha tan agitada —dijo—. ramera. para hacer que lo él me ordenaba. retrocedió llena de asombro. tendido sobre Un diván el . Mientraste contaré lo que me has pedido.. tosiendo loto e y stornudando. El aquella cimmerio aferró con fuerza la espesa cabellera negra de la mujer. pero temprana larga experiencia le hacía actuar ya con cautela. sentidos agudos de bárbaro le revelaron claramente la amenaza que encerraba copa. después de coger ella el otro vaso. vez De en cuando cruzaban por la plaza unas siluetas fantasmagóricas en blancas envueltas túnicas.. Era evidente que Conan había entrado en el fuerte. Durante los dos o tres siguientes. Mientras contenía la respiración. mientras se volvía a oír la musical voz de Conan muchacha. Debía obrar días rapidez. así como las maldiciones y el clamor de la batalla. Conan retrocedió. mujer saltó del lecho y se puso en la pie.~ 45 ~ hayas hecho pues me obligó a venir hasta aquí con amenazas. Thanara sonrió con un gesto de satisfacción. y. hubiera abrazado a la mujer sin importarle las consecuencias. un bebes. que recorrió todo su cuerpo. Se liberó de La férrea presión de su captor con suavidad. Toma poco de este vino. o mujer de alta cuna Maipur. con Un rumor creciente atrajo la atención de Thanara. para mirar a la El Había olido el vino y probado un poco con la punta de la lengua. amarillo al rostro del cimmerio. Conan roncaba pesadamente. comenzó la tomar pequeños sorbos. pero no 43 . Cuando llegó rumor de que habías emprendido un viaje solo. Thanara arrojó una pieza del polen de imaginaba. Ya — Con un rápido movimiento. Descorrió exterior. tambaleándose. ¡Y Cuéntame mientas. Conan cogió con una mano las dos muñecas de Thanara y Al decir empujó sobre el diván en el que se había encontrado momentos antes. sintió un fuerte impulso. y sus mujer. me enviaron para el supervisara la labor de los estúpidos mercenarios contratados por que agente nuestro de Tarantia.. como nos llaman en Turan. miró el interior del vaso. y no mostró temor alguno. En su Conan juventud. cortinas. El rey Yezdigerd se ha dignado nombrarme agente personal suyo: de uno soy de los ojos y oídos del rey.

En la planta baja. En los cuarteles. La mujer estaba un manto blanco de uno de los armarios y. despertados por el estrépito. un Curtida en las difíciles experiencias de la vida. a las que conducían a latigazos hasta la puerta principal de mujeres muralla la . Espía curtida como era. Al pasar por la esquina de una callejuela. y dejó ver una escalera en espiral que llevaba hacia abajo. Los incendiarios. fue a dar a una entraba habitación pequeña circular. secreta. se tomó de una proveyó daga de hoja larga y empuñadura de oro. mientras que numerosos cuerpos carbonizados demostraban los buena que parte de los componentes de la tropa habían sido alcanzados por llamas antes de que pudieran llegar a la las puerta. hacia el hombre y. y dejó al cimmerio tendido sobre las losas. salieron por el único acceso que había Los c yayeron bajo la lluvia de flechas de los arqueros zuagires. Iluminaba su camino la luz que por unos estrechos ventanucos. cargaban con el botín o arrastraban a grupos que. Hacía mucho tiempo que no realizaba un ataque tan violento y feroz como el de aquella noche contra se fuerte turanio. regresó Thanara al lecho en el que yacía inconsciente Conan. llorosas mujeres. Habían reunido en grupos a numerosas semi—desnudas. después de ponérselo. bandas de nómadas sedientos Entre sangre se dedicaban aún a degollar a los integrantes de la guardia imperial de todavía quedaban con vida y que. Los zuagires habían El fuerte lasinvadido de las mansiones y se habían emborrachado rápidamente. No escapó ninguno de ellos. Tan sólo las llamas de los incendios iluminaban su las Sin espantarse por los cadáveres que atestaban las calles. se que afuera de sus precipitaban alojamientos particulares. poco acostumbradas a las bebidas los de hombres civilizados. de La muchacha corrió escaleras abajo. 44 . le quitó la mordaza que le Corrió colocado. Cientos de humo traspasados cadáveres por las flechas yacían en montones entre las ruinas de barracones. arrodillándose. la puerta se cerró.solo. bodegas suele como ocurrir con las gentes primitivas. que los en el exterior. como podía pensarse. Cogiéndolo por debajo los de brazos. acceso Luego pulsó el resorte desde el interior. entre carcajadas. sorprendidos y acorralados. los edificios interiores del fuerte. roncando como un oso en período entonces hibernación. sino en compañía de sus feroces lobos desierto. Thanara corrió a través de calles más oscuras. que estaba habían indemne. soldados. consiguió arrastrarlo con gran esfuerzo hasta más allá del secreto. Para salir actuó del mismo modo que en el piso Presionó superior. habían fuego a prendido casi todas las casas. era entonces un verdadero infierno. se ocultaba en camino. lamento Miró brevemente hacia las sombras y entrevió una figura caída con cota de malla y el casco de la guardia la imperial. ya elaborando un plan para salvarse y cumplir las órdenes del rey. Reconoció enseguida a Ardashir de Akif. oyó un de ahogado. la matanza había alcanzado extremos aterradores. quicios de las puertas en cuanto veía aparecer una pandilla de zuagires los aullando de excitación. del Thanara no tardó en reponerse. cegados como estaban por el esperaban y desconcertados por lo imprevisto del ataque. un resorte y se deslizó al exterior de la torre del gobernador. Apartó a un lado el cuerpo retorcidodel gobernador y con rápidos ademanes buscó el resorte que la accionaba puerta ^ Una parte de la pared giró hacia dentro con chirrido de goznes.

—Hum —gruñó el capitán en respuesta. necio —advirtió la muchacha—. borrachos como están.El palacio sobre el acantilado Con el estómago contraído por las náuseas. Te repito debes que pensar con la cabeza.. al tiempo que pensaba lo que decían y sentía que su cólera se esfumaba por le momentos. Si cabalgamos rápido. con y sin un rasguño? Vamos. no presentaron inconvenientes. Dentro de cinco días cimmerio yacerá en la mazmorra más profunda del palacio real de el cargado de Aghrapur. Ardashir envainó la cimitarra Calmado ayudó a la joven a atar al bárbaro por manos y pies. la pareja se vio frente a dos zuagires borrachos. que pronto acabaron con ellos.~ 47 ~ aunque medio sofocado por el humo de los incendios. rápidas atrás los Dejando cuerpos ensangrentados. para mantenerlo quieto. Las bandas de borrachos nómadas parecían se satisfechas con los despojos conseguidos y se retiraban ya del fuerte.. —Los verdugos más diestros del rey —siguió diciendo la mujer— ponerse de acuerdo para elegir los tormentos infernales que le aplicarán deberían C a onan como castigo por los estragos que ha causado a Turan. peligro directamente hasta la capital del reino y por el camino le suministraremos Iremos polen más de loto al prisionero. reflexiona un poco. Se deslizaron por la entrada secreta y más hasta la habitación en la que yacía ascendieron Conan. la lengua. el Durante el camino de regreso hasta la torre del gobernador. y capitán la siguió sin discutir. Thanara y el capitán siguieron sin obstáculos hacia el palacio. Thanara le retuvo el brazo y le una dijo: —¡Detente! ¿Ignoras acaso que el rey nos llenará de oro si le llevamos al bárbaro? vivo Ardashir sugirió rudamente lo que podía hacer el rey con su oro y agregó: —Este perro ha manchado mi honor. por una simple venganza el personal? por fin. pero una torpes movimientos de las espadas de éstos no pudieron con las los estocadas de la cimitarra de Ardashir. se lleven los animales. Ardashir levantó la cimitarra y profirió maldición. En lugar de riquezas. —Contén prefiero. se habrán —Debemos todas las bandas de zuagires. alguna No creo que los saqueadores. Los ojos de Thanara brillaron triunfalmente cuando contempló la figura del bárbaro. le cortó las ligaduras e indicó con un gesto que se pusiera en pie Thanara la siguiera. postrada 4 . la mente dominada por vértigo y la garganta reseca. Para entonces. ¿Te imaginas lo que ocurrirá cuando el rey Yezdigerd se entere de que has perdido toda te compañía de sus inestimables guardias imperiales y que sólo tú escapaste una vida. ¿Vas a despreciar una fortuna. sin embargo. En esta casa hallaremos provisiones de sobra. cadenas. Entre imprecaciones. Luego Thanara miró y el exterior y le dijo a su hacia acompañante: esperar hasta el amanecer. podremos encontrarnos fuera de todos en medio día. Conan el cimmerio recobró poco a poco el el 45 . En estar ocasión. y podremos conseguir caballos en marchado cuadra. y tal vez generalato. pero con la disciplina del soldado veterano. aunque de mala gana. Al reconocer a su antiguo amigo.

Lo último que recordaba era que se había sentado en un de la diván suntuosa habitación de Veziz Sha. Sin embargo. recepción que te ha preparado el rey. A pesar de lo aquellos suplicios. ya que si el rey hubiera querido matarlo. en te Aquí tienes comida y agua. modo que el perro occidental ya ha despertado! Debes saber que —¡De encuentras en los calabozos del pala— ció del rey Yezdigerd. sobre un montón paja de húmeda. —¡Eh. Conan reconoció a Ardashir. su las imaginación ya estaba intentando elaborar un plan que le permitiera recobrar fértil libertad y volver las tornas. del Los dos soldados mencionados avanzaron para cumplir la orden. Los pasos se detuvieron a una áspera voz de mando. Pero el odio tenaz que alentaba en el corazón Yezdigerd no se atenuó ni siquiera cuando su enemigo hubo alcanzado de poder como rey de la lejana Aquilonia. —¡Shapur y Vardan! —dijo—. prestad atención para evitar cualquier intento una preso. merced al astuto el de planuna mujer. del sus carcajadas resonaban por los pasillos. Aunque aceptaba cosas tal como eran. El cimmerio había matado a algunos sus de pretendidos asesinos. guardias! —exclamó—.conocimiento. Atad fuertemente al bárbaro y ponedle soga al cuello. reflexionó acerca de su situación. y vio que éstas unían los grilletes de sus muñecas un tobillos a una enorme anilla sujeta a la pared. Arqueros. la a luz de las antorchas. y luego cerró la puerta de la celda. y dos de ellos pesados arcos con flechas. Tenía la lengua pegada paladar a causa de la sequedad de su boca y de la intensa sed. Uno ellos llevaba un madero de unos dos metros de largo y varias pulgadas de de 46 . y al atormentaba un fuerte dolor de vientre debido al hambre. al menos! ¿Qué prisión infernal es de ésta?cabo de un rato se oyeron unos pasos. Los ojos del cimmerio se entrecerraron la volvió cuando a oír pasos en el corredor. ¿Vais a dejar que un hombre muera hambre y sed? ¡Traedme agua. El hambriento cimmerio se mientras sobre los abalanzó alimentos y se puso a masticar grandes trozos de pan rancio. Al menos sabía que no tenía que temer que que lo envenenaran. por lo que fueron muchos los fabulosas que se intentoshabían hecho para eliminarlo. Necesitaras fuerzas para apreciar la Aghrapur. el rey había ofrecido su recompensas por la cabeza de Conan. ayudaba a pasar con grandes tragos de agua. Llevaban espadas curvas. hombre se habría desanimado ante tan terribles perspectivas. Estaba en las manos de El cimmerio enemigo más implacable. de acuerdo con el realismo de los bárbaros. Conan no era de esa clase de hombres. En ese momento. Un oficial alto y corpulento se adelantó hacia empuñaban puerta. alzó su poderosa todos voz. un Le dolía la cabeza como si fuera a estallarle. A través de las Conan divisó a media docena de soldados con mallas doradas que brillaban rejas. el gobernador del Fuerte Wakla. Al moverse oyó tintineo de cadenas. que hablaba con voz la cortante. Conan se encontraba en las manos de su implacable Cualquier enemigo. En el pasado. cordial El carcelero dejó un mendrugo de pan y una jarra de estaño cerca cimmerio. A continuación se alejó. que Vio se encontraba entre muros chorreantes de humedad. y Al carcelero obeso y barbudo abrió la puerta al otro extremo de la un celda. y oía a su alrededor el chillido de las ratas. habría fácil sido hacerlo mientras estaba inconsciente. Estaba cubierto tan sólo con y taparrabo. un tintineo de llaves.

Distinguió claridad el rumor de las olas. Con voz sibilante su dijo: —Un solo movimiento en falso. Ya veréis. Sus resonaban tan pronto en severas bóvedas de piedra como bajo pasos estucados. soportando la madero sobre los hombros. gracias a que autodisciplina de veterano oficial. No perdió el tiempo pensando en el terrible cúmulo dar probabilidades que tenía en contra suya. mientras los soldados colocaban el madero cruzado a la espalda del cimmerio y le ataban los brazos a aquél. perro bárbaro. Conan procuró recordar aquel importante del detalle. Los helados ojos azules de Conan observaron al vengativo oficial sin menor emoción. La semioscuridad del cielo le indicó cuando C a onan que o bien era la hora del amanecer o la del atardecer. en cada uno de por cuales había un centinela armado. éste tomaba buena nota de los detalles con su aguda vista. Me encantaría darte muerte con mis propias manos. pasaron ante unos estrechos ventanales. Las mazmorras habían sido excavadas en que misma roca del promontorio cuya base lamían las olas. en habitaciones cubiertas de gruesas alfombras y ricos techos Soldados tapices. Unas escaleras de piedra en espiral llevaban hacia arriba. y tu corazón será blanco mis arqueros. el basta ¡Pero ya de charla! ¡Sígueme. y en alertaconstante vigilancia para aprovechar una oportunidad que le permitiera la vuelta a la situación. tarde o temprano recibiréis vuestro merecido. sobre un acantilado dominaba el mar de Vilayet. Conan mantenía la serenidad. repuso: —¡Pero tú lo pagarás antes. Se por varios veían jarrones con flores exóticas que exhalaban intenso perfume. y éste dijo: al —Puercos turanios. Sin que el la resultara esfuerzo visible. Luego. Puesto que ojos del cimmerio no habían sido vendados. y. Ardashir se dirigió al cimmerio en tono hiriente. maldito salvaje! No hay tortura imaginada por hombre que sea tan cruel como la que te preparan los verdugos del rey. de guardia. Su mente estaba concentrada momento lo enque debía hacer a continuación. veces s yiempre había logrado alcanzar la libertad. lo El rostro de Ardashir se contrajo de rabia. Debían ascender varios pisos. como si escupiera. Los calabozos del palacio real se hallaban muy los debajo del nivel del suelo. y el otro sostenía una gruesa soga. pues ya otras el se había encontrado en situaciones tan comprometidas como aquélla. Se notaba hubiera querido castigar a Conan. Por dos veces el bárbaro tuvo una fugaz visión del mundo exterior. Por eso podía ver la cielo a través de las troneras. El carcelero soltó los grilletes que retenían prisionero. El grupo pasaba Las unas inmensas habitaciones en cuyo centro había unas fuentecillas. con el 47 . el pequeño grupo emprendió marcha por los corredores. Era como un lobo acorralado. con bruñidas corazas permanecían inmóviles como estatuas. pero logró controlarse. ridículo rey sin reino! Después de hacer un gesto a los soldados.~ 49 ~ grosor. El cimmerio caminaba en el centro. pero de de quiere eso encargarse el mismo rey. si bien aún no habían llegado al piso inferior el palacio. con la espada o la los dispuestas alabarda .dimensiones del castillo—palacio eran asombrosas. ni en autorreproches por el de de descuido que había llevado a su captura. El con estaba palacio construido en los alrededores de Aghrapur. el bárbaro tensó sus poderosos músculos a fin de que tarde más las cuerdas quedasen flojas. que ya había creído percibir antes.

Así pues. La habían insaciable del rey Yezdigerd jamás estaba satisfecha con las dimensiones mente su de creciente imperio. detuvo ante una enorme puerta con incrustaciones de El grupo se tendría una altura de doce yardas y su parte superior desaparecía en oro. La concurrencia se camino. a pesar de las críticas circunstancias en que se Conan hallaba.rostro inescrutable. finas botas cortas. vestido con una sombría oscura. con de blancos khalats. monarca El rey Yezdigerd era un gigante moreno de corta barba negra. zuagires renegados. como capitán de los piratas del mar Vilayet. el oriental esplendor brillaba en toda su magnificencia. de había jamás visto personal— mente a su implacable enemigo. penumbra del techo. Vio incluso u an solitario guerrero rubio del lejano norte. ofireos de sencillos mantos. las gigantescas hojas de la el comenzaron a abrirse lentamente. visto q y ue los salones de techo de madera de los castillos de Aesgaard y Gigantescas Vanaheim. Unos misteriosos arabescos adornaban la superficie de la puerta. siempre tortuosos. mientras Por ese motivo no pudo notar que al gigantesco rubio de ojos grises estaba mezclado entre el público se le pintó el asombro en el rostro que reconocerlo. camino del trono del turanio. En el salón se oyó un toque de doradas trompetas. medias ajustadas habitación. lámparas parecía fogariles iluminaban costosos cuadros. y llegó a oídos de Conan el rumor de puerta gran un número de personas. columnas de mármol se alzaban hasta un cielo raso que tan distante como el firmamento. Otros eran confidentes o traidores de las tierras que los propios visto nacer. del trono era más amplia que todas las que el bárbaro había La sala antes. sus e y nviados de los reinos negros del sur. y boca 48 . Aunque había luchado contra aquel déspota en numerosas —como jefe ocasiones guerrero de los zuagires. Poco después. y a fin de ampliarlo recurría a todos los medios casi posibles. En aquel palacio. suelo. del Una concurrencia brillante y numerosísima llenaba la gigantesca Allí se habían dado cita nemedios ataviados con jubones. tapices y cortinas. vendheos de amplios turbantes y llamativas túnicas. El hombre del norte aferró con más fuerza su espada cuando al alta la silueta del cimmerio pasó por su lado. Una profusión de candelabros. Era más grande que las suntuosas habitaciones de Ofir y de Nemedia. con sus bárbaros atuendos. y por él avanzó el grupo que escoltaba al cimmerio. como caudillo de los kozakos y como cabecilla de los himelios—. La distancia abrió había que hasta el trono era aún demasiado grande para poder apreciar quiénes encontraban se en el estrado. pero la mirada atenta. achaparrados shemitas y negras barbas. mantuvo Conan la mirada fija en la figura que se sentaba en el trono dorado se iba acercando a éste. Detrás del y había trono unas hermosas vidrieras que permitían vislumbrar la oscuridad exterior. ardía de curiosidad. túnica que apoyaba las manos en la recia empuñadura de su enorme cuya vaina de cuero estaba apoyada en el espada. leyendas Ardashir avanzó y dio unos golpes en la superficie dorada con puño de la cimitarra. Algunos habían llegado hasta allí para escapar de la ira de sus gobernantes. y había también algunos embajadores y enviados. vestidos con ropas de seda. héroes y hechiceros de las la kirkanias. en la cual había tallados dragones.

armado se detuvo delante del trono. sostuvo la mirada del rey turanio y se mantuvo en pie. Muchos de los presentes conocían al cimmerio con los la nombres. quemado y saqueado sus ciudades h y undido sus barcos. echó y Ardashir se desplomó sobre el suelo de mármol con gran ruido de arreos. se había visto privado Estigia sus de provincias fronterizas. pero se mientras contuvo los guardias de la pequeña escolta se arrodillaban y tocaban con frente la el suelo de mármol. pero Conan con mantuvo inmóvil como una roca.~ 51 ~ delgada y cruel. e Hiperbórea. Ataviado estaba sentado en su trono de oro con la engañosa quietud de la pantera Yezdigerd descansa. por fin tenía en sus manos al hombre que había era muerte dado a muchos de sus soldados. que le rindieran tributo las ciudades—estado de Brithunia y Shem. la de poder sensación que emanaba de su musculoso cuerpo llamaba la atención de los presentes. su apreciarse que su cuerpo de poderosos músculos conservaba aún una podía vitalidad gran . diferentes todos temibles. mostraba prisionero semejante desdén para con el monarca. Al notar la tensión de la cuerda que sostenía. Conan relajó la tensión de los músculos de sus de brazos. Inflamados sus fríos ojos azules con Conan orgullo. En su resplandeciente cabello el centelleaba una diadema de brillantes. Aunque los excesos de la corte turania se reflejaban en bolsas que el soberano tenía bajo sus ojos brillantes y en las arrugas de las rostro sombrío. Los poderosos músculos de su cuello de se se torohincharon ante la presión de la cuerda. que había recibido en distintos países. El taimado rey de Zamora. Yezdigerd había logrado la duplicar extensión del reino heredado de su débil antecesor. Brillante estratega y saqueador insaciable. La expresión de Yezdigerd El grupo triunfalmente altiva. ¡Tú ganas las guerras con ayuda de mujeres! ¿Acaso no sostener una espada con la mano? ¡Yo podría enseñarte cómo pelea sabes hombre un de verdad! Mientras decía esto. Todo indomable él en expresaba desafío y desprecio. Ardashir tiró entonces violencia de la cuerda que retenía al bárbaro por el cuello. El rumor de sus fabulosas hazañas ya había recorrido toda todos sala. metálico —¡Yo no rindo pleitesía a ningún perro hirkanio! —exclamó Conan con de voz trueno—. Mitridates. y también ella se unió a con risas de los cortesanos que rodeaban al rey cuando éste hizo una las que observación debió de ser humorística. que la cuerda que los sujetaba se aflojó. Los ojos de la mujer se clavaron negro burlona expresión en la figura inerme del prisionero. Luego se estiró y modo con los alcanzó dedos de la mano izquierda el extremo del madero que llevaba en la 49 . De repente. Conan sintió que sangre le hervía. Ardashir. que A su derecha estaba sentada una mujer. el cimmerio se atrás. no se arrodilló. que le hacían parecer diez años más viejo de lo que era. el rey Yildiz. ¡Era Thanara! Su voluptuoso cuerpo estaba envuelto en la seductor atuendo de las nobles turanias. A pesar de estar semidesnudo. estando de miró de soslayo. en Consiguió Su caballería había batido a los ejércitos de naciones tan remotas como Oriente. El ansia de venganza era obsesiva en él. pero lograba mantenerse en el trono al precio humillarse de ante su vencedor. La ira tino de púrpura su semblante al ver que su rodillas. con un espléndido atuendo de seda dorada y escarlata. Al reconocerla. erguido.

amenazante. que Ardashir había dejado caer al perder el conocimiento por el la recibido. atravesándole otro corazón. hizo caer al aturdido monarca. la e y l oficial cayó al suelo. golpeando y atacando a fondo. Éste se desplomó sobre la trono con tal fuerza que tanto el asiento como el ocupante cayeron del su encima estrado. Con el instinto combativo por bárbaro. El sable de Conan cortó impacto numerosos pliegues del inmaculado turbante real.espalda. libre ya de soldados y cortesanos. sólo Thanara permanecía en su lugar. arrojó la a los cortesanos. La cimitarra del prisionero trazó un círculo mortal de acero a su alrededor una brillante muestra de su habilidad con la espada. y abolló el casco que Yezdigerd llevaba debajo. como era Si bien intención de Conan. que un trastabillando. asombrados Durante aquella hazaña que parecía obra de magia. pero el prisionero se abrió paso con facilidad el ellos entre y saltó al trono. Ardashir se puso en pie inmediatamente y avanzó hacia el cimmerio con cimitarra desenvainada. amenazadores. La fuerza del fue tal que la espada del monarca se partió en dos. menos los que yacían en en montón un sobre el suelo. desde En aquel lostodos rincones de la sala. el bárbaro se hubiera sobre el rey para terminar con él. el golpe no había logrado hundir el cráneo del rey. saltó hacia adelante con la rapidez de un felino y asió El cimmerio cimitarra. Como un elefante enfurecido. los soldados avanzaban. De un rápido tirón liberó el brazo derecho de las flojas cuerdas. Otro embate destrozó las mallas de un centinela. Viéndolo venir. confuso entre rudas imprecaciones. para obtener así un lugar en la Mansión de la Héroes. Conan arrebató la diadema que lucía la mujer y asiento. en la exaltación de la lucha. el rey se puso en pie y desenvainó a su vez la cimitarra. los Se volvió una vez más con frenético deleite. Sus lanzas y espadas formaban un erizado muro entre 50 . y de un tajo abatió a enemigo. y se desplomó exangüe. Conan golpeó con el madero en el casco del turanio. Cortando miembros. unos instantes todos permanecieron inmóviles. y así quefueron contenidos. como petrificada en su Tan Con una burlona carcajada. Golpeó con del extremo del madero en el rostro a uno de los soldados. Luego el cimmerio giró en redondo retrocedió a y rrojó el tablón sobre el grupo más cercano de soldados cuando acababan de desenvainar sus espadas. el cimmerio el formado un rojo infierno a su alrededor. pasado debía morir —se decía a sí mismo—. rodando como un muñeco. al menos lo haría con la espada en Si mano. gemas de la empuñadura de la espada de Yezdigerd centellearon cuando Las paró éste el terrible golpe que Conan le dirigió a la cabeza. y de todas partes surgieron y lanzas que rodearon a espadas Conan. hizo mismo con el izquierdo y finalmente empuñó. momento. Fuera de sí.de media docena de soldados que estaban atacando al cimmerio. Todos ellos cayeron en un éstos montón. así como las plumas de los del ave paraíso que lo adornaban. corría había torno al estrado. Conan rebosaba vitalidad. Un par de cortesanos trataron de evitar que Conan llegase hasta golpe estrado del rey Yezdigerd. Conan decidió sacar provecho de su pequeña ventaja. A pesar del tiempo en en el calabozo y de la droga que había aspirado. el pesado lo leño. riendo y matando. pero unos brazos leales arrastraron abalanzado Y a ezdigerd fuera del alcance del cimmerio.

—¡Arqueros! —gritó el oficial que dirigía en aquel momento a los turanios ¡Separaos de modo que las flechas lleguen desde todas —. —No desesperes —repuso Conan—. fue divertido mientras fuertes duró. trazó un molinete con la cimitarra y rió Conan atronadora carcajada.. tu a lado. Rolf! —exclamó el cimmerio. Los gigantescos bárbaros se torno a espalda hallaban contra espalda. chacales! —vociferó entonces. Los dos corpulentos guerreros salvajes avanzaron. En fin. De un poderoso salto. o seré yo quien lo haga el primero!hileras de soldados turanios se habían detenido. El asintió. Dos las cayeron guardias al suelo bañados en su propia sangre. flexionó las piernas. partes! —Esto se acaba —dijo Rolf con aspereza—. Su profunda más voz 51 . atrajo la atención larga cimmerio. y el brillo helado de una espada y recta. aquí.bárbaro murmuró rápidamente algunas palabras a su compañero. el rubio hombre del norte cayó sobre el el Con la estrado. en los brazos y cortes Completamente rodeado y sin armadura. lo deseaba llevarse consigo al más allá a tantos enemigos como le fuera sólo posible.. La sangre manaba de su desnuda piel. ¿Ves aquella hilera de ventanas? éste Pues es mi plan. temerosos ninguno de los cuales estaba dispuesto a dar el primer golpe. malditos. La perspectiva de la muerte no le inquietaba en absoluto. esto! —gritó el hombre. los Conan iba Mientras delante. Rolf lo seguía. El rubio hombre del norte giró en redondo y su espada abatió a sus turanios como si hubieran sido espigas de trigo ante una guadaña. mientras empuñaba —¡Venid sangrienta espada—. cubriéndole las espaldas y añadiendo mortandad a la que el cimmerio producía en la vanguardia. mano izquierda sostenía un par de escudos de bronce que había de cogidolas víctimas del cimmerio.. y los demás retrocedieron momento ante la furia de la un embestida.. Si tuviéramos un par de cotas de malla de Aesgaard. ni siquiera su poderoso cuerpo piernas. como las que usaban los guerreros del norte. de los bárbaros abrieron una sangrienta avenida entre adversarios. al tiempo que arrojaba uno de los —¡Toma a Conan. escudos Las miradas de ambos se encontraron. De repente se oyó un fragor metálico. estoy dispuesto a luchar y a morir decir. viejo oso —Luego te lo contaré —dijo con un gruñido el guerrero del norte—. en el cuero cabelludo. —¡Sígueme.~ 53 ~ la ordenada línea de escudos. el uno moreno y semidesnudo. aparición inesperada de aquel formidable aliado La considerablemente animó al cimmerio. Detrás de ellos. y del contundente actuación había dejado a no menos de tres de ellos tendidos en su suelo. formando un Las en cuadrado la plataforma del trono. y el cimmerio —¡Rolf! exclamó: ¿Qué haces aquí. Grupos de espectadores miraban fascinados la terrible sus escena. Una gigantesca figura se abría paso a través de los soldados. los arqueros tensaban armas. salvarse podría del ataque conjunto de las numerosas puntas de acero que amenazaban. el otro rubio y con un vestido oscuro atuendo. ¿Quién es el próximo que desea ver su alma en su infierno? ¡Atacad. tenía con superficiales en el pecho. Es polar? si vivimos para contarlo. Parecían dos tigres reales rodeados de cazadores. De todos modos. golpeando a diestro y Las armas siniestro. manejando que espadas que blandían con la rapidez de serpientes al ataque.

que volaron destrozó. —Ordenad perentorio: que aparejen inmediatamente dos galeras de guerra. mentes supersticiosas. menudos trozos de colores. cinco hombres. Es probable cosas. rápido! —gritó el oficial desde la con sala. de arrojar espadas y escudos sobre el rostro de sus atacantes. —¡Os habéis atrevido a fracasar! —exclamó Yezdigerd—. en tanto que los dos hombres avanzaban forma implacable. Pero acto seguido uno de arqueros se encogió de hombros y se volvió hacia el los oficial. y las de de Rolf ropas estaban hechas jirones. vayan que nadando bajo el agua casi todo el tiempo. invencibles semidioses o espíritus duros como el acero. y con rapidez felina valiéndose de la cimitarra.entonaba el canto de guerra de las tribus del norte. El grupo de soldados retrocedió por unos consiguieron Para sus instantes. sufrirán la agonía de más muertes en las salas de tortura de mil Aghrapur! El rey lanzó una carcajada. Conan aprovechó aquellos momentos. el cual volcó por jarras varias e hizo caer algunos vasos al suelo. —¡Arqueros! ¡Los mejores arqueros. que se hallaba cincuenta yardas más abajo que la sala. tras ellos. Con un gesto de cólera mal reprimida. ¡Esos asesinos han escapado y se han burlado del rey de Turan! ¿Acaso bárbaros soldados son corderos incapaces de vencer a un par de hombres? mis amanecer morirá un soldado de cada diez de la guardia. zambullida carcajada quedó resonando. Los soldados se situaron frente a la ventana. Finalmente se pusieron de espaldas a uno de los grandes ventanales. voz desesperada. Que las dos naves sean tripuladas por los mejores Debemos y soldados de que dispongamos. impedir que huyan. de e y nseguida se oyó el chasquido de las cuerdas. y luego le 52 . ambos bárbaros atacaron con renovada furia. que se habían sino desde alzado los reinos de las tinieblas con el fin de llevar a cabo una venganza sangrienta . Es una tarea superior n auestras posibilidades. pero el acero flechas indefenso rebotaba contra los escudos. y la única dirigió señal del daño sufrido era una venda en torno a la cabeza. que cubría en con el parte turbante. dejando un amplio hueco hacia el en Después exterior. unos momentos. bárbaros tratarán de robar un bote para cruzar el mar de Vilayet. cimmerio y su compañero saltaron hacia fuera en una prodigiosa el hacia el mar. animado por tan siniestra perspectiva. Conan sangraba por media docena de heridas. aquellos dos hombres no eran tales. ¡Cuando nos apoderemos de esos perros. Yezdigerd se había recuperado ya. distancia es demasiado grande —dijo—. Sin losduda. Cada uno de ellos sostenía un poderoso arco Avanzaron guerra hirkanio. La explicación de los incidentes ocurridos fue interrumpida el estruendo del puñetazo que dio el rey sobre una mesa. y la luz de la luna no —La lasfacilita Ni siquiera podemos verles la cabeza con claridad. en el Una aire. a fin de estimular ¡Al valor de los hombres que el queden! el monarca bajó la voz y siguió diciendo en tono Luego. Las espadas y las turanias buscaban el cuerpo de los dos bárbaros. y Por así despejarse un espacio. Nadie era capaz de parar aquel terrible ataque. el oficial dio media vuelta y se hacia las habitaciones del rey. los cristales de la enorme ventana. pero los cadáveres apilados en el suelo testimonio de la violencia de su eran ataque. Poned a los remos a los esclavos marinos robustos. de doble curva.

aquellas redes eran lo más necesario para él y su — En aunque también debía trabajar duro para pagar los elevados familia. La esbelta la adquirió velocidad cuando el timón puso rumbo hacia el embarcación este. ¿Estás conforme. Con ello podrás comprar lanchas como éstas. gigantesco esturión. Éste se alejó rápidamente. Khosru se encogió de hombros.. la barca se balanceó con fuerza y casi hizo caer a Khosru. con remandotodas sus fuerzas. Al igual que la aparición. y de cabellera su cinto colgaba una daga de hoja ancha. pues las leyendas aseguraban que demonios no podían hablar. No queremos —¡No sangre. El pescador lanzó una mirada furtiva y llena de odio dirección al palacio. abriéndose paso los cortesanos para hacer cumplir las órdenes de su entre señor. casi desnudo.se animó un poco más. Maldecía su fortuna. Luego se detuvo momento para examinar la fabulosa diadema. se hallaba sentado sobre la borda de su arreglando una red que se había roto la tarde anterior. temas. con la cabeza dándole vueltas. el desconocido abrió y cerró significativamente gruesas manos...? Al decir esto último. Khosru. De repente. recaudadores de impuestos del rey empuñaban fuertes látigos. ésta se recostó jadeando contra la otra borda. que morirse de hambre? efecto. El castillo se en sobre cernía el acantilado como un gigantesco buitre de oro y mármol. con la rapidez de una rata asustada. Khosru. cuyas gemas relucían bajo la un de luz la luna como una cascada de fuego líquido. intensamente. el pescador se los profundamente ante la ardiente mirada y la actitud feroz del gigante. con los ojos desorbitados a causa del terror. Tenía la rubia. extrajo una brillante diadema de su taparrabo y se la tendió El hombre Khosru. y no Los mostraban remisos a emplearlos. decretados impuestos por el rey. Al pescador le pareció un demonio o genio del el que mar llegaba desde algún abismo desconocido para apoderarse de su alma d y evorar su cuerpo. que se hinchó bajo el impulso de la fresca brisa. Izaron con toda rapidez vela. trepaba a bordo con la negra melena y Un cuerpo chorreando agua. asintió y cogió sus diadema. vestida con ropas negras. aunque con acento jadeando Khosru bárbaro. Pero ¿qué podía hacer un pobre pescador sin mercader más redes. o diez bien. tu sino tan sólo tu embarcación. Su estremeció creció pánico al ver otra figura enorme. pues la red era excelente y le un costado dos piezas de oro y la promesa de diez cajas de pescado al había shemita que se la vendió. durante la lucha con barca..~ 55 ~ hizo una seña a su general. Durante un momento la aparición permaneció inmóvil. Luego habló en lengua hirkania. 53 . embarcó en el la bote que pequeño estaba amarrado en la popa de la barca de pesca y se alejó. hombre enorme. Luego. pescador! —tronó el gigante de pelo oscuro—. desconcertado. Éste se puso en pie de un salto. A pesar de todo. Antiguas cicatrices que llevaba Khosru en se espalda eran testimonio del castigo sufrido por el pescador cuando volvía la la con bodega vacía de peces. Los extraños individuos no perdieron el tiempo. que se vislumbraba a la luz de la luna. a —He aquí un pago más que suficiente. el pescador.

infestaban las aguas del gran mar de Vilayet y con peligrosa hacían la travesía hasta para los navíos turanios. había barrido aquellas aguas laves turanias y reducido los puertos de Turan a ruinas f de humeantes.El mar de sangre El viento soplaba con fuerza. capitán de los piratas del mar de Vilayet. bajo el viento. pero un viaje comercial a través de las turbulentas las del mar aguas interior era una empresa muy peligrosa. se mostró manifiestamente ofendido. existía un peligro igual o aún: mayor ¡los piratas! heterogénea horda de delincuentes. El cimmerio sonrió al recordar aquellos tiempos en que su nombre sido una maldición en los puertos del mar de Vilayet. y en los templos había elevaban ruegos y se hacían sacrificios para defenderse de él y de sus se gentes. Había un comercio a pequeña las realizado por algunos osados mercaderes de los pequeños países de escala costas del nordeste. Pero el viento no tenía trazas atenuarse y la experta mano de Rolf guiaba el pequeño barco. Los puertos secretos de piratas se hallaban en el laberinto de islas situadas al sur y al este del los Infernales querellas debilitaron a menudo su poder. me tienes —concluyó—. Conan tenía impuso sobre los pendencieros capitanes y se hizo con la jefatura de se filibusteros. con s Au memoria acudían numerosos recuerdos | de los lejanos tiempos en como que. todos con un interés común por el oro y desdén para y la vida humana. Conan el cimmerio ensanchó el amplio pecho y aspiró las deleite el aire fresco. saquease y hundiese un de extranjero. Parecías de gozar posición cómoda en la una corte. Pero si el viento amainaba. además de la codiciosa armada turania. «infracción de navío leyes del soberano del imperio de las Pero Turan». dominado otra vez por El mar de rápidas galeras de guerra turanias. monarca de Turan. la —¿Por qué. y Conan tenía esperanzas de que la velocidad de su nave mayor fuera que la de las galeras de guerra turanias. y contestó con Rolf aspereza: 54 . Una llovizna salada saltaba de las olas con intensas ráfagas. Aghrapur quedaba a popa desde vela veinte hacía horas. de hasta el último impulso de la brisa aprovechando marina. El pretexto era. sencillamente. él R y olf deberían hacer frente a un grave problema. La barca de pesca era una nave de medianas dimensiones y construida. En ese caso. con los remos de endebles que disponía la barca de pesca. te uniste a mí? —preguntó Conan—. si así le apetecía. no igualar podrían la velocidad de las galeras. y su única bien se hinchaba. No se requería el estado guerra para que un capitán turando abordase. tensa. entonces. que del la melena negra como las alas de un cuervo y los ojos azules. esclavos prófugos Una aventureros errantes.5 . Consiguió unirlos y los convirtió en un arma terrible que los hacia el apuntaba corazón del país turanio. Su alta proa cortaba las aguas como una cimitarra. le estaba contando a Conan la larga historia de los viajes y Rolf que lo habían conducido hasta aventuras Aghrapur. para satisfacción mar. Vilayet seguía siendo un mar hirkanio. plenamente consciente de su recién adquirida libertad. criminales. fugitivo a la vez de mi nativa Aesgaard —Y aquí de y corte turania. hasta que un día llegó un bárbaro de Occidente. impulsadas por galeotes.

Conan reconoció a algunos que lo habían seguido otros en tiempos. Conan aguardó. con de un largo mechón que colgaba por detrás. ojos. días con la Hermandad Roja —murmuró—. De lo contrario. durante batalla contra los hiperbóreos en los montes aquella Graaskal?sonrió y repuso: Conan —Pues ése es el caso. de El casco de ésta golpeó al fin contra el de la embarcación mayor. pueden alcanzarnos dentro de media la hora. repente se irguió como un león que divisa su presa. Quizás algunos barcos pirata no estén ahora lejos que nosotros de . y señaló con el De hacia estribor. Se trataba de una esbelta galera de vela que lucía su cable amarillo aparejo bajo los rayos del sol del atardecer. examinaron a los dos hombres de la barca pesca. Aquellas velas sólo pueden significar una cosa: un barco pirata. se encontraron en cubierta. Muchos eran de tez oscura y llevaban sombreros de cataduras colores. No olvidará fácilmente cómo nos reímos en sus estar barbas. Después de tantas batallas. propias —Eso es cierto —admitió Rolf—. Conan y Rolf remaron hacia el barco la pirata. o habéis perdido la memoria y ya han no 55 . del aparejo y los gritos de los contramaestres. lo había Luego se olvidado. en consumados centro de un semicírculo de curiosos piratas que empezaron a hablar todos a el vez. ¿Se —¡En. esta zona era más adecuada para apoderarse de un gran buque mercante de Sultanapur la d oe Khawarizm. pero aquellos marineros luchaban con denuedo. La activa mente de Conan ya estaba ocupada con otros —Durante mis pensamientos. Rolf. Ah. Será mejor que arriemos amarillas vela y los esperemos. El clamor de los gritos excepción Numerosos disminuyó. encima de la borda se divisaban numerosos rostros de las Por más diversas. del —Estoy seguro de que habrá al menos un par de galeras de Yezdigerd nuestro rastro —dijo sombríamente—. Otros iban tocados con el turbante oriental. Después de saltar por la borda. llevó una mano a los ojos y miró hacia la uniforme línea horizonte. Igualmente crujido aspiró el satisfechoolor a brea de la embarcación. Algunos tenían la cabeza rapada. y Conan y Rolf treparon con la agilidad de Les marinos. tenemos compañía! —exclamó—. la Entre los filibusteros. El cimmerio escuchó con deleite el repetido golpe de los remos en el el agua. brazo —¡Mira. Y sólo deseo que siga soplando magnífico viento. perros! ¿No me conocéis? —exclamó con aspereza—. inmóvil Con aparentemente y tranquilo. fríos y crueles. La negra bandera de Hermandad ondeaba en el mástil. Los ojos de halcón del cimmerio siguieron examinando la extensión interminable azul. que se hallaba a tan sólo medio de distancia. quedaremos a merced de las este galeras.~ 57 ~ —¿Crees que he olvidado el día en que me salvaste la vida. arrojaron una cuerda. El pobre hombre debe de tras clamando venganza. los ojos fijos en el barco que se acercaba. debilitado vuestros ojos con la edad. y a el mar veces se teñía de rojo con nuestra sangre y la de ellos antes de consiguiéramos el botín. Si lo desean. y unos pocos vivos cascos usaban de acero o de bronce.

no nos haber maldigas! rió con fuerte carcajada y se golpeó alegremente un muslo con Conan mano. en aquel noches serenas. pertenecía a toda la tripulación? ¿Cómo has logrado volver a ser que ¡Malos capitán? días deben de ser éstos para la Hermandad! Yanak habló por fin. empuñadura —¿Te has vuelto loco. que llevaba malla ligera y estaba golpeando con el puño sobre la borda. enseguida agregó . ¿Puede un fantasma clavar así un cuchillo? Vamos. el curtido pirata se hallaba evidentemente A pesar de por la presencia de Conan. un fantasma! ¡Erlik nos proteja! ¡Es nuestro antiguo que vuelve de la tumba para almirante. y lo que me ocurrió después es algo que no os concierne. Yanak? —dijo el cimmerio ¿Recuerdas cómo te expulsé de la flota pirata por quedarte con un botín ¿verdad. bárbaro. romperé unas cuantas para demostrarlo. la modo que la punta se clavó profundamente en la madera y la de vibró en el aire. se oyó una voz potente entre el rumor alegre de los —¡Ahí. piratas: en cubierta! ¿Qué ocurre? ¿Quiénes son esos hombres? ¡Os que los trajerais aquí en cuanto subieran al ordené barco! El que había gritado así era un hombre de elevada estatura. pero Conan no le dejó hacerlo. perseguirnos! su valentía. espectro. las De pronto. haré que te cuelguen de voz: talones y que te asen sobre el fogón del los barco! desafiante a su alrededor y nadie se atrevió a Miró —¡Yo soy aquí el capitán.recordáis mi nombre? Algunos hombres del grupo habían retrocedido. Estoy el vivo tan como todos vosotros. cuyas hazañas se rememoraban en las tabernas. y repuso. tan abrió la Entonces boca para hablar. Uno de ellos dijo con voz al ronca: —¡Por Tarim. Una luz maligna brilló en aquella mirada de pronto como hubo reconocido la bronceada silueta del cimmerio. Los gigantesco cimmerio para estrecharle mano y darle cariñosas palmadas en al espalda. cuando los vampiros de los —Tú Colquios atacaron tu barco mientras huíais de los turanios. —Puede que así sea —replicó Conan—. ¡Vete. y una gran cicatriz le cruzaba la desfigurando su rostro largo y mejilla. estrecho. después de montes tomado venganza de Artabán de Shahpur. con intenso odio en la —¡Sólo por aquella mala jugada. Lo señaló y aterrado agregó: pereciste hace muchos años. Hombres que nunca lo habían visto anteriormente se la también alrededor del grupo. palideciendo de estupor reconocer al recién llegado. Yo pude escapar en aquella ocasión de los vampiros y de cabezas turanios. y si alguno lo duda. anticipándosele. Y los ¿creéis ora que estoy bien.Conan. llenos de curiosidad por conocer a congregaron personaje legendario. al tiempo que recogía arma—. vivo? antiguos seguidores de Conan rodearon entonces. y el único que da las órdenes! — contradecirle. pero yo todavía soy miembro de la 56 . hombre. llenos de gozo. Llevaba un una rojo trapoarrollado en torno a la cabeza. —No te alegras de verme. Artus? —dijo el cimmerio. capitán! —gritó el viqo Artus. que era el contramaestre —¡Es ¡Nuestro —. Después extrajo la daga de Rolf de su vaina y la arrojó a cubierta. —. antiguo almirante ha regresado! del capitán se entrecerraron al tratar de confirmar las palabras Los ojillos Artus con un examen minucioso.

La longitud de su arma era una buena baza. Los hombres se dividirían en dos bandos y nuestra fuerza semejante debilitaría. El cimmerio ignoró las pullas y exhortaciones del capitán para que permaneciese quieto y las luchase. aunque no llegaba a la longitud de una espada. Conan y él se hallaban del mismo dellado mástil. Yanak se acercó sonriendo. Puedes estar seguro de que antiguos seguidores están de tu tus parte. a pesar de ser Desde tenía quien más ventajas. de modo que no tenían más armas que el largo de cuchillo. Entonces. pero el silencioso Conan paraba los golpes con gran facilidad violentas s yeguía dando vueltas en torno al mástil. Varios tripulantes estaban ya despejando un espacio en torno al mástil barco. bárbaro era demasiado veterano en aquellas lides para dejarse el Saltó hacia sorprender. Si uno de los combatientes se salía del círculo. Pero Conan respondió con vertiginosos reflejos. En torno a Conan habían marcado con brea un amplio círculo de cuatro yardas de diámetro. y la lucha sería el m a uerte. Pero en este último caso había de ser arrojado al no por mar la borda. éste reglas Las de la contienda eran sencillas. y había sido fabricada por un artesano. saltó 57 . No. En vez de retroceder. Pero brea. o hasta que uno de los duelistas se hallara tan malherido que pudiera seguir peleando. cogiendo al —¡Esto es por un brazo—. pues todos sabían que en aquel tipo duelo Conan tenía que luchar con el arma de que dispusiera en el momento de desafío. Conan! —dijo Artus en voz baja. el capitán saltó en el y se aire colgó de un cabo que pendía del aparejo. famoso como podía adivinarse por el brillo de la hoja y por los perfectamente bordes afilados. Con todo el poder de sus robustas piernas. no obstante estatura y la fuerza del la cimmerio. entonces. y Yanak se salvó de una cuchillada en el costado ladeó porqueel cuerpo. de lo destituiremos y te elegiremos capitán. aferró con firmeza la daga y avanzó hacia el mástil. provista de una hoja ancha de más la media yarda de largo. En lugar cimmerio eso. una locura. La tripulación comenzó a murmurar. al tiempo que trataba de con la golpear espada en la cabeza desnuda del cimmerio. Era un arma formidable. y sus manos curvaron la recia pero afilada del hoja de su espada. Ésta era recta. Entonces el cimmerio volvió a empuñar la daga que había tomado de vaina de Rolf. un lado. cortando el aire con un violento golpe. y reclamo un derecho. debe hacerse al modo se tradicional. Conan negó con la cabeza y —La mitad de la tripulación no me conoce y se opondría a murmuró: decisión. los lo empujarían espectadores de nuevo dentro de éste. entre De vez maldiciones.~ 59 ~ Hermandad. mientras que Yanak podía elegir la que deseara. en cuando. La cota de malla del Yanak de también le proporcionaba una ventaja suplementaria. el capitán pirata se movió con mayor cautela. Los antagonistas debían luchar en interior del círculo. Yanak te hará pedazos con su enorme espada. Conan de R y olf se habían deshecho de sus sables a fin de poder nadar hasta la barca pesca. y la hoja de la daga resbaló en la cota de malla. el momento en que el cimmerio traspuso la marca trazada con En Yanak saltó hacia adelante. de acuerdo con nuestro código: el que asiste derecho a cualquier miembro de la Hermandad a luchar contra el capitán un de barco por la dirección de la nave. Yanak lanzaba un ataque repentino. Se permitía emplear cualquier artimaña. Yanak intentó una argucia.

y quedó inmóvil en medio de Éste charco de sangre. Artus? ¡Pues por Crom espero que Yezdigerd piense lo que mismo! de Conan resonó en la cabina mientras se recostaba en un sillón. En la cabeza llevaba arrollada una tela de color rojo. siguiendo el viento. ¿verdad. —De modo que crees que estoy loco. le que proporcionaremos una caza divertida! anuncio de que los perseguía el enemigo más enconado de Pese al piratas. yendo c aaer el cuerpo al mar. Después. El cimmerio había tomado posesión con guardarropa de su antecesor y se había vestido con el lucido atuendo de del capitán pirata del mar de Vilayet: calzas rojas. acompañaba a Conan el contramaestre. Conan recogió la espada. que en 58 . hizo callar a logrado tripulantes los . y confiaban en que volvería a ocurrir mismo lo . la —No creo que estés loco. Los tripulantes confían plenamente y no piensan en Yezdigerd traerá consigo al menos dos grandes galeras de guerra. las aguas del mar interior. Yo. pero este plan me parece descabellado: nos conozco precipitando directamente a las fauces del turanio. Conan —dijo el contramaestre—. con voz atronadora. había por encima de la cabeza de los tripulantes y sobre la borda. a la que había El llegar gracias a su coraje. ¡Y un hombre a la como vigía! ¡El mismo Yezdigerd viene siguiendo mi rastro. amigos. el bárbaro subió al puente y —¡Orientad la vela! ¡Rumbo al exclamó: Los marineros comenzaron a tirar de los cabos mientras sudeste! expresivas canciones de mar. mientras que éste enterró la hoja de su daga hasta la empuñadura en el abdomen del capitán. truhanes! —gritó—. la inquebrantable confianza que aquellos hombres tenían en Conan los suficiente para borrar todos los recelos y preocupaciones. De un poderoso salto. que muerto. Artus. El hombre que estaba al timón se apoyó entonaban sus fornidas piernas para hacer virar la nave hacia el rumbo ordenado. Conan!» disiparon cualquier clase de duda.por debajo de su adversario. La espada de Yanak silbó inofensiva sobre espalda del bárbaro. mientras galera hendía. pues te demasiado bien. anchas botas de mar. un amarilla camisa de seda de Vendhia con mangas anchas y un fajín multicolor de la cintura. El cimmerio se un y levantó agachó al capitán. con un poderoso impulso arrojó a Yanak. La risa una jarra de vino en la mano. El viejo dejó su jarra sobre la mesa y habló con aire preocupado. ¿quién es el Los gritos capitán? de «¡Conan. Su espada rebotó con ruido metálico. recorrió con una mirada fría el círculo de piratas que lo rodeaban y preguntó con amenazadora voz : —Y ahora. cimmerio sonrió satisfecho ante la nueva situación. Entonces. Luego. sobre esbelto barco avanzó en dirección al sudeste. —JA las velas y a los remos. cayó sobre la cubierta. veloz. Además de Rolf. como El corzo un que atraviesa la planicie. retorciéndose. Al menos podrías estamos lo que te revelarnospropones. en tanto alrededor el fajín sujetaba una larga daga con empuñadura de que marfil. Muchos fue las numerosas ocasiones en que el cimmerio había luchado y vencido recordaban todas con las probabilidades en su contra. atravesando con su inmensa la los eslabones de la cota de malla del fuerza pirata. pero a fe mía cofa.

De modo tan sencillo. ¿eh? —murmuró Artus—. Artus —dijo—. Conan no reveló nada más. sino que había muerte dado a un monstruo de épocas remotas que aterrorizaba a sus habitantes. a velocidad media. Se dice que sus aguas están pobladas por monstruos y de los oscuros abismos. Conan revelaba la tremenda aventura que protagonizado años atrás en aquel archipiélago. —Tienes razón. dejaba una rojiza marca en las espaldas de los jadeantes remeros. Permaneció durante un momento en silencio. Los subían y bajaban con uniforme ritmo. amigos. y que el hombre que desembarca en sus playas demonios irremisiblemente está —¡Al perdido. Tenía mirada pensativa y sombría. Los músculos se contraían bajo la sudorosa piel de los galeotes. Y a pesar de que el otro le pidió explicaciones. Ahí reside nuestra nuestro ventaja. Los esclavos de los turanios barcos eran tratados con crueldad. Por la pasarela central se paseaba el fornido cómitre. Se trataba de una carta marina de de aguas las que estaban cruzando. el almirante barco del rey Yezdigerd. observando la carta. su —Algún poder demoníaco ayuda al maldito cimmerio —dijo el rey—. Por lo tanto. y siguió —Con diciendo:nuestro rumbo actual y a esta velocidad. Conan señaló un punto de la carta. Después de abrirlo. con un gesto repentino. ¿verdad? Sin duda lo dibujaron los mismos cartógrafos rey. con un agudo silbido.~ 61 ~ cambio. la arrojó de la mesa y se volvió hacia sus Luego. El recio cimmerio no había había sólo salido con vida de una tierra de salvajes hostiles. que extendió sobre la mesa. En ocasión viví quince días en el extremo norte de la isla principal. De vez en cuando. e Ys que el bárbaro no era dado a preocuparse del pasado. ¿Cuáles son planes tus ? El cimmerio adoptó de repente un gesto grave. Yezdigerd debe de haber salido hace días de Aghrapur. y más aún los del Cimitarra. un ser con cuerpo una lagarto de . un Lo único que me ocurrió fue que tuve bastante trabajo para evitar que tribu de salvajes de piel amarilla me sacrificara a su dios. calculo que deben de encontrarse cuatro esta en zona. —He aquí nuestra posición. diablo con esas patrañas! —dijo el cimmerio con un gruñido—. de Debió conseguir una embarcación inmediatamente después de su huida. Zhurazi. El monarca estaba absorto en uno de sus raptos de melancolía. después de una naufragio. el su saltaba flagelo como una cobra al ataque. extrajo de él un rollo de pergamino. y se dirigió a un armario madera pintada de color dorado. del en Aghrapur. un mapa turanio. En —Las cartas no figura sonda alguna. con látigo trenzado y la piel brillante de sudor y aceite. Mis 59 . deberemos con Yezdigerd en algún lugar del archipiélago encontrarnos Zhurazi. impulsando la enorme nave de remos sobre guerralas aguas. Ésas son aguas peligrosas. mientras observaba el líquido ambarino de la copa. y. soy lo bastante viejo y sensato como para reflexionar. y. y todo marino en su sano juicio evita pasar las esas por islas. No se han inscrito las sondas en esta Escarta. debe de ser igual al que tiene incansable perseguidor. sino que le atraía sólo tan el presente.

señalaba: señor. por tendieron. que por fin arreglaré cuentas ese con miserable! apareció en el semblante de Yezdigerd. y los soldados del barco. Los endebles remos Thanara. en todo caso —aseguró —Pero mirando a Yezdigerd por entre sus largas pestañas—. haya desembarcado allí para proveerse de agua y alimentos. Erlik no tardará poner al bárbaro en nuestras en manos. más de prisa que el cimmerio. La tripulación se preparó para el combate.cómitres recorrieron los bancos de los galeotes. el la más directo hacia las costas orientales del mar de Vilayet conduce cerca de camino mencionadas las islas. y a —Mis de pesar el muy maldito ha escapado de todas las trampas que le ello ¡Ahora. corrieron dispuestas o acupar sus puestos de combate. Ten paciencia. y sus ojos se llenaron El ansia nuevas energías. Cada momento pasa que lo acerca más a nosotros. hombres han pensado eso mismo en numerosas ocasiones. mientras soberano. primera vez. ¿Acaso hemos variado de — El almirante. siguió examinando la abrupta línea costera que extendía ante sus ojos. Los arqueros treparon a las jarcias para 60 . señor! —exclamó—. y de las islas se narran —Éstas leyendas llenas de supersticiones. Yildiz. es el archipiélago de las Zhurazi. Montones de armas fueron la junto al mástil. Uthghiz. los dioses del mar han vuelto el viento la nosotros. De repente se irguió y señaló algo. Luego hizo un rápido ademán. mi señor. Avanzamos con la lentitud de un contra caracol. ¡Allí hay una presa para tus barcos! navío ¡Un pirata! ¡Lo hemos arrinconado! era la única que había divisado el buque corsario. La mujer miró con atención. después de empuñarlas. por si fuera poco. ¿A qué distancia de las islas puedes los acercarte? son aguas desconocidas. —Puede que tengas razón —admitió el rey—. aguardó impaciente. comprobando Los seguridad de los grilletes y cadenas. Veo tierra. Tengo cimmerio intención de explorar la costa en busca de su nave. algo entre dientes. por su parte. que conocía el temperamento irascible de su rumbo? desplegó con rapidez una carta de navegación y dijo. y por ello no debemos acercarnos mucho a tierra no si queremos encallar. ¡Por las barbas de mi padre. sin queduda lo impulsan de poco le valdrán con este viento. ¿La engañaban los ojos. mientras se se señales izaban para ordenar al barco acompañante que hiciera lo mismo.condenados almirantes necesitaron medio día para preparar mi barco para navegación y. y el almirante avanzó presuroso mientras doradas escamas de su malla brillaban bajo el las sol. En esa zona del mar de se no han efectuado sondeos. La vela había vuelto a —¡Mira. mientras el rey volvía a tenderse en su diván se murmurando dorado. mi señor. Thanara. Por otro lado. Se cuentan horribles historias acerca muchas monstruos demoníacos que pueblan los acantilados. Enseguida Thanara no dieron órdenes. mi aparecer. Es probable que el —Éste. soy yo el cazador! Me ocuparé personalmente de no quehuya. o aquello que brillado antes de desaparecer tras un islote del borde del archipiélago era había vela? una Las naves turanias se acercaban a dicho punto con cada golpe de Thanara remo. Mantén alerta a todos hombres del barco. Se resguardó la vista con una mano y miró sobre las de transparentes aguas .

no le dejaron la el duda. Antes de haber puesto en práctica su plan. No os preocupéis. mientras bocas procaces a juramentos en las lenguas más proferían diversas. y de recursos ingeniosos de que se valiera el bárbaro en ocasiones para volver los tornas en contra de sus adversarios. Conan había las con el carpintero de a bordo. movimientos El almirante pareció dudar y regresó a popa. constituyó una sorpresa para la tripulación. Las espadas se agitaban en dirección las las lejanas embarcaciones turanias. provistos de arpeos de se abordaje. por su parte. Un estrecho canal principales. chacales del mar tendremos un festín de lucha y de sangre del que se escribirán canciones en mar. Los piratas mostraron llenos de expectación cuando avistaron a popa las galeras se que los turanias. Allí estaban ellos. Los que habían navegado con el cimmerio en el ciegamente relataban pasado historias asombrosas acerca de antiguas batallas navales. o haré que os acaricien el lomo con el —¡Daos ¿Creéis que soy tan necio como para luchar contra dos galeras de guerra. menor El archipiélago de las Zhurazi estaba formado por dos islas rodeadas de cierta cantidad de islas más pequeñas. y por éste guió Conan su nave. Aunque la aguda vista de Conan no podía apreciar los detalles de preparativos de las naves enemigas. La información que obtuvo. y ¿qué hacía listos ¡Escapar como una rata! De mala gana se dispusieron a cumplir las éste? Conan órdenes. Con el brazo de sostenía izquierdo un escudo circular en tanto que de su costado colgaba una cimitarra.~ 63 ~ ponerse en lugares de tiro. futuro. junto con consultado conocimiento que él mismo tenía de aquellas aguas. látigo! una cadade ellas dos veces más fuerte que mi propio barco. tiempo hacía que estaba dispuesta para la lucha. La nave pirata. —¡Preparaos para virar en redondo! —gritó con voz potente el La orden cimmerio. El cruel y sombrío monarca era. al que le gustaba tomar parte personalmente en los combates.se dio cuenta de ello y exclamó: prisa. señor —le dijo al rey—. cómo huyen esas hienas miedosas! —exclamaba—. en tanto que grupos de fornidos marineros colocaban junto a las bordas. y la no nave en avanzar con rapidez hacia la zona interior del archipiélago de tardó Zhurazi. y además en abierto? No. Este último ponía reparos con expresivos ademanes y de cabeza. entre corría las dos islas mayores. los El rey Yezdigerd se paseaba por la popa. cubierto con una plateada cota malla turania y un bruñido casco acabado en punta. para la lucha. dirigidos por el mejor capitán del mundo. ¡Remad más de sus prisa! Entretanto. tengo un plan mejor. A pesar de las probabilidades que parecían tener los corsarios. debes saber que estas aguas no han —Mi sido 61 . perros sarnosos. ¡Y ahora. un guerrero intrépido y larga fiero.seguían con toda la rapidez que podían imprimir los galeotes a remos. los piratas corrieron a las jarcias. aplicaos a vuestras el tareas! Llenos de renovado entusiasmo. Pero —¡Mirad han perdido el juicio? Entre las dos islas les faltará el viento que impulsa ¿acaso velas. y quedarán a merced de nuestros rápidos remos. el almirante de Yezdigerd hablaba en voz baja con el capitán la de galera. se dio cuenta de que habían los en cuanto comenzadopermitió que avistaran su barco. además. éstos confiaban escasas en su capitán.

señaló las naves que se Las galeras constituían un espectáculo formidable. La embarcación corsaria se El rey hallaba en aquel momento a mitad del canal. Y ahora. bien. los hirkanios nos atacarán antes de que salgamos cimmerio. Sugiero que rodeemos las islas y ataquemos la barco pirata en mar abierto. La que viene en primer término es una galera látigos grande. Artus. había ordenó a la misma velocidad que el barco que la precedía. De todos modos. avanzando con dificultad. Y buena velocidad. nave turania fue un poco más afortunada. mar abierto. losQue látigos consigan toda la velocidad posible. —¡Hermoso espectáculo. A la cabeza llegaba acercaban. Su avance era lento. al Yezdigerd hizo caso omiso de las preocupaciones de su almirante. Su voz cambió de manera perceptible cuando preguntó en tono —¿Qué indica ahora la competente: —Cinco sonda? brazas. Ya hemos dejado la atrás más superficial de los bajíos. El desánimo cundía entre la tripulación pirata. Yo sabía que pasaríamos. los turanios lanzaron gritos de júbilo. yardas La nave parecía un ángel exterminador que hostigara a su víctima. con el aire taciturno de los hombres del norte. y el capitán de nave teme que encallemos. al menos tres veces más pesada que la muy nuestra. y la nave estaba embarrancada en los arrecifes. y las galeras hirkanias se acercaban cada vez más. Rolf cambio. con una cresta de espuma bajo la proa y el espolón de dos la de largo. No tenemos cartas en las que podamos confiar. No tenemos ninguna probabilidad a nuestro favor. capitán. de aspecto menos La temible. Sin duda los cómitres deben de estar manejando los llevan con todas sus fuerzas. Cimitarra. por Ishtar! —dijo Conan tranquilamente—. y dijo gesto con autoritario: —Yo afirmo que esas ratas serán presa fácil a sotavento de las islas. Por muy poco no hemos parte encallado.sondeadas. y aumenta la profundidad. Gritos de chasquido rasgaron alarma el aire cuando el mástil se quebró por la base y se desplomó sobre cubierta. dos un par de Parecían halcones que se precipitaran sobre una indefensa paloma. Es a que maniobremos en un paso tan estrecho. que quedó oculta bajo los pliegues del velamen. Un estruendoso crujido del maderamen y un su de aparejos cortos resonó entre los acantilados del estrecho. debemos hacer ¡Por algo! Conan. ¿No Tarim. galeras podríamos ir a tierra en los botes? Allí sería posible luchar en la selva. y su navío quedó varado seguido un en banco de arena. ¡No tardaremos en nuestras fauces sobre los condenados cerrar piratas! parecía tener razón en sus predicciones. Su capitán era un La otra de hombre decisiones rápidas. a cada golpe de remo. ¡mira a —Muy perseguidores! nuestros El Cimitarra se detuvo repentinamente mientras se precipitaba sobre presa a toda velocidad. con imperturbable serenidad. Los la intentaron hacer retroceder la galera. y al ver lo que le ocurría al navío almirante enseguida que los remos dieran marcha atrás. Al ante verse una presa tan fácil. seguía de cerca un barco acompañante. se lamentaba ante el en —Capitán —decía—. permanecía en silencio. pero la velocidad había sido remeros grande al demasiado encallar. 62 . y los espolones de las imposible destrozarán nuestro casco como si fuera la cáscara de un huevo.

de —¡Perseguiré a ese perro hasta los confines de la tierra! —exclamó el rey Todo esto es típico de ese infame cimmerio. apiñados en la borda de la nave corsaria. llegaba s yus cubiertas estaban llenas de ansiosos corsarios. El hombre parecía muy agitado m y ovía los brazos con frenesí. que había ordenado su a tripulación que bajara a los botes para intentar remolcar y poner a flote galera acompañante. y ello era indicio de que el que favorito barco del rey probablemente nunca volvería a ser puesto a flote. y que este hubiera aquello después escapadode burlarse de aquel modo. cuando contramaestre! comprendieron el genial plan del todos cimmerio. y la tripulaciones se afanaban sobre los remos haciendo retroceder palmo a ambas el barco palmo encallado. que les parecían los de gritos demonios del infierno. pero todas las bodegas se habían inundado a causa del agua el entraba por las grandes aberturas del casco. sino que le hemos tendido una trampa! Os ¡No un festín de lucha y de sangre. preguntó: Conan. el Estrella de Khoral. Pero ¿es que ese maldito de Khogar no va a poner su tinaja a de flote una vez por todas? Yezdigerd se refería al capitán de la otra nave turania. Fue transcurriendo el día. Estando el capitán del Estrella completamente abstraído su en tarea. chacales del mar. Rodeando un promontorio. el puerto donde termina el gran camino de las caravanas? El cimmerio dijo con voz llena de desdén. por el saltar aire maderas y cuerpos a un tiempo.~ 65 ~ Los piratas. pesimista contramaestre tuvo que admitir su el error. pues había mandado decapitar al momento al marinero la de sondear encargado la profundidad. hombres: hemos huido de Yezdigerd. e hizo Khoral. El rey Yezdigerd paseaba por el puente de popa de su destrozado navío poder reprimir su ira. Luego miró a su capitán y —Y ahora. no hacía más que aumentar la furia Yezdigerd. aullaban de señalaban con las espadas a los turanios y ovacionaban a Conan. esa de nave. Ésta ya se había hecho sentir sobre los miembros de sin tripulación. Luego acortó velas. y al timonel. Hasta gozo. se interrumpió y. y vais a prometí tenerlo. con el fondo tan destrozado. Luego —Estamos saliendo del estrecho y el viento refresca. majestuosamente el barco que todos creían en fuga. La nave de Conan se abalanzó como un águila sobre el Estrella de Con el espolón partió en dos uno de los botes que la remolcaban. y con la vela amarilla tendida al viento. Juraría que se halla a bordo —. un grito del vigía atrajo su atención. mirando hacia el cielo. Hasta los oídos de turanios llegaban débilmente las pullas de los piratas. Vamos a rodear la agregó: de isla barlovento. ¡Ordena que cambien el rumbo. No existía peligro inmediato hundimiento. o los R a hamdan. Muchas manos ansiosas se tendieron hacia los cabos. —Tardarán varios días en volver a poner a flote esas galeras —dijo Artus Y —. Que fuera consecuencia de la artimaña de un pirata. hizo un rápido 63 . mientras miraba a sus —Ahí tenemos dos barcos turanios a nuestro alcance. puesto que la nave se hallaba firmemente encallada en de arrecife. Era esbelto y hermoso. ¿hacia dónde ponemos rumbo? ¿A Khoraf. dudo que la más grande pueda llegar a navegar. donde mercaderes de esclavos llevan a las mujeres más hermosas del sur.

grupo hasta las bodegas. abatiendo a corsarios. cierto número de tripulantes piratas continuaban la tarea de Mientras el liberar de Khoral del banco de arena en el que había encallado. se dispersaron por la popa. la afilada hoja de tenía cimitarra del hirkanio cortó un mechón de la negra melena de Conan la éste se cuando agachaba para esquivar un golpe. Tenía las cubiertas atestadas de hombres. Debimos de parecerles una horda infernal. ya a su que propia tripulación se agregaban los galeotes. baluarte secreto de los piratas del mar Vilayet. De inmediato. El capitán del Estrella de Khoral se dio cuenta de que la única posibilidad salvar su barco era matar al jefe pirata. Sus sables chocaron en una danza metálica. Por tanto. Otros corsarios llevaron a los vencidos turanios. Luego nos dirigimos hacia fue Cimitarra de Yezdigerd. con lo cual se desmoronó la última resistencia hirkania. tanto más cuanto que veían entre sus libertadores remeros. ¡tendríais que haber estado allí! La lucha gloriosa cuando tomamos la primera nave. pero Conan. El barco corsario se dirigió en línea recta hacia la presa de mayor tamaño . Aunque habían sido sorprendidos por enemigo. y una lluvia de de precedió flechas a la horda aulladora y sanguinaria que saltó sobre la regala del encallado barco . sedientos de sangre. pero a el pesar de todo se dispusieron a rechazar el ataque. Pero el turanio no el la habilidad de Conan con la espada. Los arpeos abordaje mordieron en la madera del navío turanio. En una taberna de Onagrul. saltó para enfrentarse con de cimmerio. voces perentorias pedían más vino. amigos —dijo al fin—. Había perdido Conan veintena de hombres. Se La lucha gritos pidiendo cuartel. Los turanios no pudieron contener el invencible empuje de los que. la larga espada dos de filos del cimmerio penetró en la malla de su contrincante. al tiempo que observaba a su los auditorio. con las costillas costado. que formaron oyeron enorme un montón. dejando las cubiertas llenas de muertos. Los turanios lucharon con valor. su capitán logró imponer cierto orden. en un compacto. terminó cuando los soldados vieron caer a su capitán. Los corsarios barrieron el entrepuente. cubierto con cota de malla. donde los vieron turanios soldados se habían concentrado detrás de un erizado muro de lanzas. El ataque fue frenado por unos momentos. el Estrella pirata navío izó de nuevo las velas. y los turanios arrojaron las armas. la canoso contramaestre bebió el vino con verdadera fruición y luego se limpió El labios con el dorso de la mano. Cortaron los cabos nuestros arpeos con espadas y hachas de combate. hasta que de nuestros 64 . Pero se el contenidos por varias descargas de flechas desde la popa. observó la escena con un gesto de sombrío gozo. destrozadas. A pesar de ello. Eran varios los piratas que se ya dedicaban a la tarea de liberar de sus cadenas a los esclavos Éstos gritaban de alegría. —Sí. enemigos sus como a conejos. antiguos amigos.viraje y al momento estuvo borda con borda contra su presa. pero con la recompensa de capturar el único barco una los queturanios tenían en condiciones de navegar. avanzó destrozando yelmos y cercenando miembros a diestro una s yiniestro. apresuradamente liberados a y rmados. hacia un y el capitán turanio cayó agonizante. El líquido fresco y claro llenó de copa de Artus mientras los hombres pedían que les contara todo lo ocurrido.

y los cadáveres se amontonaban a su alrededor la el trigo como en torno al segador que empuña una guadaña. sin embargo. y volcaron contra sus antiguos amos el inmenso odio que sin armas acumulaban en el alma. valía Conanuna docena de hombres. «"¡Eres tú quien va a morir. pues sorpresa era evidente. mantenía si perfecta unidad ante nuestras embestidas. visto tu mano en todo esto. desde la proa a la popa del barco. y luchaban bajo la mirada mayoría su de rey. «Y diciendo esto. Creo que Yezdigerd no había visto al cimmerio anteriormente. Por fin. pero quedaron trepaban sobre los cadáveres de sus compañeros para estrangular a otros hirkanios con las manos desnudas. siguiendo se C a onan. Con toda su fuerza salvaje. duda apartaron a un lado y se precipitaron sobre los turanios. sobre «Reinaba una gran confusión en la cubierta del Cimitarra. donde el propio Yezdigerd dirigía la defensa. Algunos nos inmediatamente ensartados en las espadas y lanzas enemigas. y nos veíamos obligados una retroceder como olas ensangrentadas frente a una costa a rocosa. Feroces juramentos surgieron de la boca de su contendientes cuando iniciaron la ambos lucha. nuestros rompiendo las cadenas que sujetaban a los remeros. En su pertenecían a la guardia personal de Yezdigerd. y con él derribaba a los enemigos cubierta. Su espada golpeaba con contundencia del rayo. y su presencia constituía siempre un terrible la para los estrago hirkanios. a pesar feroz ataque de Conan. asestó un horrible mandoble contra la cabeza de Ningún hombre corriente habría podido esquivarlo o detenerlo. Los caían bajo su espada como muñecos. Finalmente. aniquilando toda resistencia. pues algunos de los habían saltado entre los galeotes y. el cimmerio se dirigió hacia popa. »El bárbaro deshizo sus filas como un elefante a la carga. El enemigo. Entonces saltamos como un alud. Yo vi a un gigantesco galeote que los el cuerpo utilizaba de un turanio como maza. fuimos imbornales no daban abasto para dar salida a la sangre que había en los cubiertas. maldito cimmerio! —aulló el rey turanio «"¡He ¡Por Erlik que ahora recibirás tu merecido! ¡Vas a morir. y los garfios volvieron a clavar en la madera. dijo el bárbaro con voz de 65 . las «Conan luchaba con la fiereza de un tigre. un grito de cólera surgió hombres labios de Yezdigerd. Lo paró mediante un movimiento veloz para demasiado ser apreciado por la mirada. y el rey en persona saltó hacia Conan para enfrentarse de é al. el resultado de la batalla fue incierto. «Durante algún tiempo. perro bárbaro!” —. pero Conan. Lo seguimos. Conan profirió uno de sus estentóreos y relucientes gritos de guerra. Todos los turanios la de nave almirante eran guerreros diestros y veteranos. Poco a poco morir. que cortaba las mallas y los brazos turanios como del hubieran sido de madera podrida. Las filas reales vacilaron. chacal turanio!". Éstos irrumpieron iban cubierta como una horda de lobos rabiosos. y la lucha se generalizó con una violencia terrible. el corpulento remero cayó con el cuerpo acribillado de flechas. Se apoderaron de cuantas en pudieron.~ 67 ~ arqueros despejaron la cubierta cerca de la borda enemiga. y volvió a atacar. después de abatir a los cómitres. y. Sin la mejor preocupación por su propia vida. dispuestos a vencer o a aterradores y la lucha se convirtió en un infierno de violencia. rodeado de la hombres algunos elegidos. Intervenía allí donde lucha era más enconada. «Luego escuchamos unos gritos de júbilo.

«Al verlo. Yo no contra mujeres. 66 . aleteando lentamente sobre el sombrías aguas del canal. En unos instantes. Luego se vio que era un ser fantástico y horrible. mujer de Maipur. con voz potente ordenó que despojáramos a los enemigos muertos de y objetos de valor y que los arrojáramos por la borda. prisioneros a las bodegas. pero no quiso nada explicar más. y hasta el mismo Conan estaba blanco como la del cera. al oír aquel grito. a pesar de estábamos a sotavento de los acantilados de una de las que islas. »"Ya he visto esa aparición anteriormente". De haber permanecido allí el endemoniado preguntándonos estoy ser. El contramaestre bebió más vino y luego tendió la copa para que se volvieran a llenar. el engendro de mantuvo sobre la cubierta de popa y lanzó un alarido penetrante que nos se momentáneamente dejó sordos. con apariencia un hombre. «Un poderoso golpe destrozó el escudo de Yezdigerd. los turanios se rindieron mansamente. sino que popa.trueno. murmuró. Sosteniéndose en el aire. si bien hubiera querido desollarla por su peleo traición. cada uno de ellos atacó y paró los golpes otro del con la velocidad del rayo. muchos nuestros doscientos hombres. «Alguien gritó y señaló hacia arriba. El viento gimió en las jarcias como un alma en pena. salió de la cabina de popa. Las negras aguas se agitaron en torno los a barcos. como si regresara de un ensueño. ya que las espadas habían cobrado un tributo estremecedor. En un abrir y cerrar de ojos. ambos se perdieron de vista y las sol el volvió a brillar. como si ella misma hubiera invocado la presencia del parecía monstruo. En el cielo aparecía un punto negro. No tomamos prisioneros. qué podría haber sido aquello. que para encontraban cerca de ella cuando el engendro se cernía sobre la se aseguraron que la mujer no había demostrado miedo. Pero otros. «La ninguno de nosotros había entrado todavía. «Finalmente Conan sacudió la cabeza. pero dotado de alas. Lo único que comentó del rapto de Thanara rey fue: «"Dejad que esa condenada ramera escape con su espantajo. Incendiamos la galera encallada »Y así luego condujimos la otra hasta y aquí. Durante la pausa. Teníamos miedo. A primera vista parecía un pájaro o que murciélago. cuando el cielo se nubló y un hálito de los pareció muerte abatirse sobre todos nosotros. y con el ceño fruncido —Ése repuso: fue el acontecimiento más extraño de aquel día Estábamos vendando las heridas de nuestros hombres y conduciendo a memorable.” terminó aquel día trascendental. incluido el cadáver del los Yezdigerd. Pero marchó con tanta rapidez que no tuvimos tiempo para sentir los efectos se pánico. Durante unos momentos. no quedaba más que la mitad. contenta. donde monstruo se apoderó de ella y se la llevó. «Algunos de nosotros sospechamos que el demonio había llegado arrastrar a Thanara al infierno de los adoradores de Erlik. uno de los que escuchaban la preguntó: qué fue de la mujer —¿Y Artus se turania? estremeció visiblemente. «Nos miramos unos a otros con el semblante muy pálido. seguro de que todos hubiéramos saltado al mar para huir de él. pero De o dimos muerte a no menos de trescientos perros capturamos hirkanios. crecía rápidamente de tamaño. mientras los demás dejaban de pelear observar para . y a continuación brillante espada del cimmerio puso fin a la vida del la rey.

Llevaban escudos y espadas de sobre 67 . y que se había detenido allí para cuentas ajustar con Yezdigerd. se había aventurado a entrar en taberna.Traición en Oriente —¿Y cómo gobierna su Alteza Real. el hombre del norte. la Devi? —preguntó Conan al tabernero mientras saboreaba el aromático vino de grueso Vendhia. sin duda detrás de algún fabuloso tesoro. y un grupo estaba soldados hizo alto frente al establecimiento. De otro modo. —Ah. y se quedó hablando con él durante varias horas. Si Khitai era su meta. con emoción varonil. si exceptuamos a Conan. despedida. Dijo que estaba llevando a cimmerio una cabo misión de vital importancia. Pero la nobleza asegura que el tiene necesita la presencia de un espíritu guerrero. pero Conan levantó la voz y con una serie de imprecaciones de hizo los callar. de modo. y el cimmerio despidió de Rolf. sin embargo. Se rumorea que su trono Chengir primo. «Rolf es ahora nuestro capitán. imposible encontrar a otro más audaz competente. Lo vimos desaparecer tras un montículo de arena en su viaje misterioso hacia peligros desconocidos. pero la sentir del pueblo no tardará en obligarla a dar ese paso. Se oyeron unos pasos pesados y ruido de armas. y nos llevará a aniquilar a los turanios del mar de ser Vilayet? desgracia. Uno de los esclavos liberados era un khitanio. La se profundamente apesadumbrada. Antiguos recuerdos volvían a su memoria. la taberna estaba casi vacía. para poder hablar con discreción. 6 . En la mirada del cimmerio había una expresión de atento nostalgia. el tabernero adoptó un aire cauteloso Aunque se y acercó a él. jamás podría llegar a alcanzar su otro objetivo. sino también para obtener la información acerca de la encantadora mujer cuyo imperio él había alguna tiempo salvado atrás. Se refirieron a tierras Conan situadas remotas. Aseguró que había jurado viajar solo y que. no sólo para calmar su sed. La dinastía el perdurar: Yasmina tendrá que cumplir con sus deberes para con el trono y debe país. Pues el cimmerio seguirá siendo y mejor capitán que haya navegado por estas aguas. Hasta ahora. »Lo desembarcamos en la costa oriental del mar de Vilayet. Confiado en su disfraz de kshatriya. la Devi Yasmina gobierna con sabiduría y mano firme. no será así! —repuso el contramaestre—. tiene la mirada puesta en el poder supremo. Khan. lo que extraño tratándose de una taberna de resultaba piratas. más allá de los montes Himelios. ¡Bebo a su salud. que abierta. El —¡Por mandó primero poner proa a la costa oriental. ella ha rechazado sus proposiciones. ¿quién sería tan iba como para dirigirse a aquellos países insensato ignotos? —¿Cómo no se llevó con él a un grupo de piratas? — —Ése es otro preguntaron. comenzó a entonar una triste canción tripulación. el El rollizo verdugo echó una rápida mirada hacia la puerta.~ 69 ~ —¿Y dónde está Conan? —preguntó uno de los presentes—. misterio. a pesar de no que un consorte que la apoye. aunque el mar de Vilayet el convierta en un desierto y las estrellas se caigan del cielo. ¿Volverá a nuestro jefe. se p y orque su empresa se vea coronada por el éxito! Todos acompañaron el brindis en el más absoluto silencio. y también en Devi.

y desenvainó la espada. contrario. Habló con éste en voz muy baja. El oficial las guardó en una bolsa de polvo que sedallevaba en la mano y. El destacamento se alejó con paso regular por había donde llegado. como un lobo alerta. Estaba tendido en acción.la cota de malla. con los músculos tensos. Pero el propósito que lo guiaba era una incógnita para el cimmerio. y para tan larga jornada tenía que estar bien Su colosal descansado. que un después yacía sobre el lecho como un niño a pesar de su poco resistencia. después de echar un rápido El a los que estaban dentro. Un par de botellas cubiertas de pasaron por encima del mostrador. Con disciplina profesional. tabernero! —llamó Conan—. Entonces apareció una a pequeña y cubierta de velos. en tanto que los de templos se alcanzaba a oír el sonido austero de los batintines y las de los voces coros de creyentes. cumplida su misión. La noche de Oriente cubría a la ciudad de Ayodhya como un manto tibio acariciador. surgían palaciosrisas. lecho. posó la mirada en la figura de Conan y se vistazo hacia dirigió donde se hallaba el tabernero. Conan sólo pensaba en Yasmina. sonidos musicales y el rumor de pasos de danza. Al día Por el saldría de viaje hacia Oriente. era evidente que el misterioso visitante había venido solo. hacía girar lentamente el picaporte. como asombrado de encontrar la habitación se vacía. y la luna menguante se recortaba hacia el la Antorchas y fogariles iluminaban las calles de la ciudad. echó una mirada indiferente a la tropa cuando ésta se marchaba. organismo podía resistir penalidades inconcebibles para un civilizado. sola en su palacio. dispuesto a en entrar Había oído un ruido en la puerta de su cuarto. Entonces se puso en su sin pie hacer ruido. que entró con aire furtivo. Pero luego se encogió de hombros y se dijo que problemas internos de Vendhia no eran de su incumbencia en aquel los momento. tapó con la mano derecha la boca del desconocido. se detuvieron a la orden de su jefe. salió súbitamente de detrás de la puerta y. esplendorosas como diamante contra y negrura del firmamento. El bárbaro no deseaba que la incógnita se prolongara por más tiempo. como un el de presa antes de una larga animal cacería. aunque habían pasado bastantes años desde que los bajara de las montañas con sus hordas para saquear la éste ciudad. desesperada 68 . El desconocido figura detuvo. instinto del cimmerio lo impulsaba a descansar cuanto pudiera. Conan se despertó de repente. No alcanzaba a percibir ningún ruido en pasillo. debía preocuparse de sus propios asuntos. vestido tan sólo con sus pantalones de seda. cuando se trataba de misiones peligrosas. salió de un par de zancadas d y io una orden tajante. Cuando la puerta comenzó Alguien abrirse. en dirección a las estribaciones más cercanas siguiente los de montes Himelios. gobernando el reino sin la Tan de un ayuda consorte real. Eran muchos los kshatriyas que no habían olvidado al jefe de centinelas bandidos de Ghor. Conan escuchó con atención. veterano oficial entró en la taberna y. hombre pero a pesar de ello. Estos viajes por el desierto agotan a la cualquiera. De los oeste. Cualquier el que hubiese reconocido a Conan habría llevado con él a todos los vendhio de la ciudad. consecuencia. Conan se escondió detrás de ella. Las estrellas brillaban.ver. ¿Tienes una habitación para pasar —¡A noche? Estoy exhausto. con la rapidez de En relámpago.

desde una puerta entreabierta. abalanzó rápida Una cuchillada del cimmerio dejó al perro sin vida sobre el empedrado. y desea verte. con el evidente propósito de confundir a más perseguidores. La blanca sonrisa de Conan y el aire decidido con calle. que cimmerio percibió el aroma de las flores y de los frutos exóticos que había El en 69 . b auscar agua a un pozo. el cimmerio se vistió y se armó ayuda. aferró que su espada hicieron que los merodeadores —ladrones ocasionales. el Pronto concluyó el recorrido. y ambos bajaron furtivamente las escaleras y salieron a cálida la noche estival. posibles En una de esas callejuelas. tu ama es la Devi. ¿verdad? —preguntó con un gruñido—. Ningún otro peligro volvió a amenazarles por sin camino. avanzaban con toda cautela.qué viene semejante prisa. Tenía una Con voz que recordaba las campanillas de plata de los templos del país. pero cuando salí del palacio me dijo: «Si duda. pero en voz desconocido. es la Devi. Vístete y acompáñame ¡De y prisa! cimmerio entrecerró los ojos con El —¿A recelo. ¡Habla de una vez. baja! quitó la mano de la boca al cautivo y le apartó el velo del rostro. la joven se detenía a menudo para echar rápidas miradas por del hombro. No había duda de eran ciertos los rumores acerca de intrigas que Conan escuchara en la que ya que taberna. quién y es —No puedo revelártelo. ¡Yimsha! Los pensamientos de Conan retrocedieron trece años atrás. un enorme mastín de ojos brillantes se sobre ellos con las fauces babeantes. Le delante de él los labios llenos y la nariz recta y fina de una mujer vendhia. muchas personas del palacio de mi señora reconocerían Conan de Ghor. dudase marcharan a toda prisa. Y ella no quiere verte descuartizado entre dos a salvajes elefantes . La muchacha abrió en silencio la puerta y miró hacia fuera. ella? que la muchacha galzai del monte Yimsha desea pagarle las ropas que él dile vez una le ofreció». y hacerme llamar por la dejarme mañana? —Durante el día. mujer la repuso: a buscarte para llevarte ante mi ama. Luego hizo sin un gesto a Conan. muchacha? ¿No puede tu ama dormir en paz. qué no me lo dijiste desde el ¿Por principio?efecto. —En Con la pronto! rapidez que daba la práctica. a días tremendos en que había atacado a los malignos brujos del Círculo los y provisto a una chica de las ropas que compró (con la ayuda de su Negro. el cimmerio se puso en guardia y —Conan preguntó: de Ghor. ¡La joven a la que había vestido era Yasmina persona! en —Así pues. ¿en? ¿Cómo sabes quién soy? ¿Qué desea tu ama. Ella ha sabido de tu llegada —Vine desea hablar contigo. El camino era sinuoso. cuyas altas torres se recortaban contra el cielo. pero pagando las prendas en monedas) a una muchacha galzai que iba espada. ¡Vamos. En varias ocasiones se desvió por estrechas callejuelas encima oscuras que la misma noche.~ 71 ~ —¿A qué has venido a este cuarto? —le preguntó Conan al cuyos ojos lo miraron asustados—. Al oír esto. Se encontraron ante la elevada muralla circundaba el palacio real. otra En ocasión apareció un grupo de hombres harapientos al final de la bloqueándoles el paso.

le se reflejaba en la mirada. que muchos poetas se hicieron famosos describiéndolo. De todos modos. y la puerta mirilla abrió. que seguramente contenían preciosos de Oriente. La muchacha pasó delante mientras. plata y oro. mi señor. La entrada a este cuarto está bloqueada con se fuertes 70 . y Conan espaldas. Encima estaban dispuestos frascos algunos de jade. menor una parte de la pared se abrió hacia dentro. La muchacha examinó la superficie del muro. ella de agregó: —Nadie nos molestará. Subieron por una escalera de piedra. has Conan vuelto! sintió que la sangre le latía en las sienes cuando se adelantó y a la mujer en sus brazos. Pero un gusto exquisito realzaba todo aquel Conan advirtió que se trataba del cuarto de una mujer.en tal caso no lo habría atraído de aquella manera. Era tal la belleza de formas aquel cuerpo. Conan asintió con la cabeza. Mientras estrechaba el cálido y esbelto cuerpo tomó Yasmina contra el suyo. copas y frascos incrustados con piedras preciosas y Había muebles de ricas maderas. como era habitual en el él. que colgaban de un dosel de rico shemita paño .los jardines interiores. finalmente presionó en dos salientes al mismo tiempo. aunque no habían opulento. con llenó brazos los entreabiertos: —¡Mi caudillo de las montañas. ya que a un lado se lujo. Estaba seguro de que Yasmina no pretendía hacerle ningún pues daño. y le diré a mi ama que has La joven llegado. hermosos tapices de seda. Aunque era un curtido guerrero. en tanto que Conan encogía de hombros y echaba un vistazo distraído al cuarto en el que se encontraba. sus días como rey le que enseñado a rodearse de un ambiente cómodo. La puerta secreta se volvió a cerrar a sus labios. enseguida se contuvo. pasaron por oscuros corredores y se detuvieron finalmente ante una puerta. pero el ajustado vestido de seda que llevaba revelaba puesto que la figura juvenil de antaño se había convertido en el deseable cuerpo de una mujer en la flor de la vida. El bello rostro de Yasmina se duda de alegría. mi adalid. Al entrar. He ordenado a los centinelas que retiren esta noche. Giró rápidamente con la mano en la empuñadura de la pero espada. se detuvo a un par de pasos del cimmerio. salió de la habitación con paso presuroso. Quien estaba en su tierna juventud. La muchacha observó por una que había a la altura de los ojos: luego empujó una palanca. de haber sido vendida en el mercado de esclavas de Sultanapur.siguió a su guía con la mano derecha apoyada en la empuñadura su de espada. La sabiduría con la que gobernaba su país después. ungüentos La presencia femenina se advertía asimismo en el esplendor de gran un lecho con sus cortinas de seda. se Éste estaba lleno de los ricos objetos propios de un monarca oriental. acababa de entrar era Yasmina. Cuando la vio por primera vez. dejando ver un tenuemente pasadizo iluminado. como aprobando la calidad y el gusto de lo observaba. cimmerio estaba alerta. Trece años ella era una hermosa mujer madura. tenía apenas veinte años. la muchacha le se dijo: —Espera aquí. Sin hacer el y ruido. un veíatocador con su costoso espejo turanio. sin De hubieran dado por ella mil monedas de oro. y murmuró. Sus excesivamente pensamientos se vieron interrumpidos cuando escuchó un a sus ruido espaldas. llevándose el índice a los imponía silencio a Conan.

¡Ámame. Nosotros. Pero si iniciamos muere asesinada en secreto. cinco nobles enmascarados salieron de la dispuestos a degollar a una mujer habitación. Luego. Tal vez me ejecutar mande a un par de víctimas propiciatorias. y un Cuatro de murmullo asentimiento general se hizo oír en la habitación. de Uttara Kuru y nuevas Turan. Seguramente habrá sido el capricho de una mujer. ¡Mi nombre aparecerá en la historia junto al los de grandes conquistadores de la antigüedad! del príncipe brillaban de excitación.. deber para con el reino se habrá cumplido antes de una ¡Nuestro hora! Después de decir esto. empuñad vuestras armas y cubrios con las Vamos hasta las habitaciones de Yasmina por un pasadizo secreto. amigos míos —dijo—. ¡Esta noche! Acabo de saber Yasmina ha mandado retirar a la veintena de centinelas que siempre que sus habitaciones. Correrá la sangre.. ella aplicaré con diligencia a buscar a los malvados criminales. pero es indispensable firmeza: lospara intereses de Vendhia. La tenue luz de las estrellas se filtraba en el interior de la alcoba de la reina 71 . El príncipe les hizo señal una para que guardaran silencio. Recordad que casi todo el mundo —No leal a Yasmina. las caravanas de camellos cargados de rico nuestra llegarán a Ayodhia. ahora el tiempo supervisando la construcción de caminos e y mbalses para beneficio de las sucias castas inferiores. pero me no complace la idea de matar a sangre fría a una mujer. máscaras. necesario m y e abrí paso entre los montañeses en las celadas que nos tendieron. ¡Tómame en tus brazos. como sucesor a la corona. —Mi señor Chengir —dijo otro de los presentes—. Forjaremos un gran imperio a costa de Khitai. Tras un adecuado período de luto. las tropas y el pueblo nos harán pedazos.~ 73 ~ cerraduras. ¿Estáis dispuestos a botín seguirme? espadas curvas medio salieron de sus vainas doradas. mi adalid! Durante trece años anhelé sentir tu abrazo mi en cintura.. que siempre fuimos una raza de perdemos guerreros.. Se puso en pie con Los ojos actitud y agregó: imperiosa —Y ahora. jarras mientras escuchaban a uno de ellos. No he vuelto a ser feliz desde que nos separamos. y haz que ésta sea la noche que ninguno de los dos podamos olvidar una jamás! En otro lugar del palacio había cinco hombres. yo. Son pocos quienes tienen nuestra visión de futuro. Es menester que muera. De vez en cuando tomaban unos sorbos de unas habitación de oro. después de batalla del valle de Femesh. y luego dijo con El —Tampoco a mí me seduce el asunto. ¿Es realmente matar a la Devi? Yo he combatido contra las tropas turanias en la frontera. guiaré a los kshatriyas a ella conquistas. Ghemur. amigos. reuniré mis ejércitos a y tacaré hacia el norte y el este. y barreremos a los ariscos montañeses de de montes Himelios. Si es una rebelión abierta.hombre de elevada estatura sonrió. después de haber ordenado les quecorten la lengua. protegen servirá pero a la perfección para nuestros fines. indefensa. —¡Ahora es el momento! —decía éste—. un individuo alto y de piel morena. Claro está que yo. su primo y heredero. ¡Todo Oriente se estremecerá ante el empuje de los embestida! Día y noche. La Devi ha debilitado la fibra de nuestra nación que su con pacífico gobierno. tan alto. sentados en una ricamente amueblada. nuevas conquistas aumenten nuestro poderío. El país necesita aires nuevos.

casi inaudible. con la certeza de que en ello les iba la vida. Mientras que con la Su derecha mano buscaba la espada y la desenvainaba. y éstos se defendieron con sables. para entonces completamente despierta. hombre de haberlo escuchado. Los hombres enmascarados no comprender entrar suelen de modo furtivo en la alcoba de su reina. se puso en pie junto lecho. el cimmerio en entró con la rapidez del pensamiento. De improviso. Conan no era de ésos. lanzó quejido y. Cualquier sensibles corriente. labios. Enseguida paró con la espada un mandoble que le que a las dirigíapiernas uno de los que habían eludido el cadáver de su compañero. y el hombre acción estaba más cerca cayó malherido antes de que los demás se que repuesto hubieran de la sorpresa. dispuestos asestar las cuchilladas que elevarían a un nuevo monarca al trono de a Cuando Vendhia. un cimmerio empujó el cuerpo inerte contra los que venían detrás. de él se veía la esbelta figura de Yasmina. Dio un salto felino. Una cólera sus brillaba en demencia! los ojos del bárbaro. De la espalda Detrás kshatriya muerto sobresalía la empuñadura de la daga que ella le del clavado justo a tiempo para salvar la vida de su había amante. Yasmina. con lo El detuvo su embestida. ¡Pero esta noche no derramará más sangre que la vuestra. levemente dibujadas contra los ventanales. El único que mandoble retrocedió quedaba hasta una pared.cuando Conan se despertó por segunda vez aquella noche. el conjurado abrió la boca. Su espada atacó con la rapidez de una cobra. De pronto. sueño. ¿eh. un De terrible revés. Conan se abalanzó sobre los dos restantes. a menos que intenciones siniestras. con la espada en tengan mano y la ira en el corazón. Pero instinto de hombre bárbaro estaba exacerbado. Con chasquido metálico se hundieron el casco y la cabeza de otro atacante. El cimmerio no necesitó ver siquiera el acero en las manos de las figuras sombrías. y decidió investigar. 72 . con la izquierda apartaba poco las cortinas del dosel del lecho y echaba un vistazo a la un Yasmina dormía con una suave sonrisa en los habitación. Un terrible La hoja acabó con uno de los enmascarados adversarios. chacales? — —Conque el dijo cimmerio con un gruñido burlón—. después de trastabillar. ¡Cobardes! ¡Perros! Cualquier estigio traidor es un valiente luchador a vuestro lado. lo habría atribuido a las ratas o al viento después de volverse en el lecho. gritó al terror al ver que Conan resbalaba en la sangre que había en el suelo y caía de bruces de sobre uno de los cadáveres. cayó que al suelo mientras el asesino se desplomaba hecho un ovillo. uno de ellos iba a apartar las cortinas del lecho. hubiera vuelto a conciliar el y. hacía llover poderosos golpes y saltaba de lado a otro para evitar que lo sorprendieran desde distintas un direcciones. tratando de matar a una mujer en su lecho. el bárbaro puso fuera de combate al primer atacante. Conan se agazapó como un felino. se desplomó al tiempo que emitía un siniestro un gorgoteo. m a erced de su atacante. se malditos! de Conan brillaba como un haz de luz mortal. Sus oídos habían captado un ruido suave. El enemigo saltó hacia adelante con maligno brillo en los ojos Levantó la espada mientras Conan se volvía para incorporarse y se hallaba oscuros. para cinco que se hallaba ante un peligro mortal. la Los asesinos se acercaron aún más y levantaron las dagas. observando la pelea con la respiración contenida. Se despertó al instante.

Ha Lo muerto. pero un hechicero maligno de Khitai ha raptado a esposa. Ven conmigo. con unas ceremonias y festejos no ha como visto el país desde hace un siglo. y he jurado no descansar hasta rescatarla.~ 75 ~ Conan se libró de la capa en la que se había enredado y se puso en Estaba cubierto de sangre de la cabeza a los pies. Conan! Mañana anunciaremos nuestros esponsales. las La Devi arrancó el antifaz que cubría el rostro del hombre al que ella apuñalado y retrocedió. cuando era un soldado errante. aspereza. Tal vez Yezdigerd de Turan las enviado a algunos sicarios enmascarados a mis habitaciones para quitarme haya en de medio. precio Algún debía tener la derrota de estos bribones. a y partó con suavidad a la mujer. De no ser por ti. Pero veamos quiénes son éstos. negra traición que enloquece a hombres! ¡Mañana rodarán cabezas por los esto! Yasmina agitó sus oscuras trenzas como las plumas de un cuervo. de el Aquilonia. muchacha. su propio barco. habrían conseguido el fin que perseguían —dijo la Devi. mientras le cubría los labios de joven El bárbaro sintió que su razón vacilaba. que ha sido una espléndida esos pelea! respuesta de Yasmina estaba llena de femenina La —¡Estás ansiedad. pero finalmente sacudió la cabeza besos. Quítales maté en máscaras. Todos ellos no sentirán más satisfechos gobernados por un rey de su propia raza. Yo te amo. a estas horas estaría haciendo compañía a el caballeros. pero sus ojos pie. ¡Gobierna conmigo como consorte. mi primo! —exclamó—. que me haces una oferta tentadora —dijo —Bien He—.tenido suerte que fueras rápida con el cuchillo. ¡Ah. muchacha —dijo —He cimmerio—. brillaban con el fuego indomable de azules siempre. estoy casado. mío! adalid Ella lo abrazó apasionadamente. tus —No son más que unos arañazos —repuso Conan con limpiándose la sangre con el turbante de uno de los asesinos muertos—. ¡Por Crom. hombre bendecido con tu mano en matrimonio puede considerarse el Cualquier de cien favorito dioses. de Yasmina se cubrieron de un velo brillante cuando miró Los ojos cimmerio al llena de amor.sangrando. y tan sensatas. —Sé que necesito a un hombre a mi lado —dijo—. sabe Crom. llena de asombro y había espanto. De haber sido así. Ahora tengo mi propio reino. que es la nación más poderosa del También mundo. visto pocas mujeres tan hermosas como tú. y agregó—: ¡Jamás pensé que voz asesinarme! planearan El pueblo considera justo mi gobierno. —Yezdigerd no volverá a molestarte —aseguró el cimmerio—. Pero ahora no puedo hacerlo. oprimiendo su cuerpo esbelto y contra el vigoroso cuerpo del cimmerio. en Occidente. No sería un hombre si mi mantuviera ese juramento. y tengo el respaldo de tropas de la mayor parte de la nobleza. Vendhia d y entro de un mes se celebrará la boda. Yo se partir debo mañana hacia los montes Himelios. —También yo debo agradecer a los dioses que estuvieras conmigo. Cásate con alguno de tus súbditos. y curaré heridas. mi adalid! —exclamó—. Hace diez años. —¡Chengir. sin habría duda aceptado. ¡Comparte mi suerte. 73 . manteniéndola alejada. y ojos se volvieron hacia el inescrutable rostro del sus cimmerio. con no vibrante a causa de la emoción.

¡Pasémoslas de un modo más provechoso que en ociosa el charla! volvieron a estrechar en un fiero abrazo.El demonio de las nieves El hombre se inclinó en silencio sobre el sendero cubierto de nieve. el cazador desechó todo vestigio Con arrojo temor. pues. al aterrados. que recordaba a la de un hombre. ver la gigantesca forma blanquecina que se deslizaba hacia él sobre la No podían apreciarse facciones humanas en la blanca cara de aquella nieve. Las blancas laderas se extendían hacia arriba con ruidos espléndida magnificencia de la nieve que las cubría. la la certeza de que algo horrible había surgido desde un lugar oscuro y Tuvo para amenazar su vida. y su atezada mano empuñó remoto pesada la daga zhaibar. pero ¿acaso no era el mejor cazador con que contaban los wamadzi? su doble curva de su poderoso arco hirkanio le infundió valor mientras La rastreando. En los helados páramos de la zona superior de estuvo montes Himelios había niebla. el dios del trueno que resulta grato estar de nuevo entre —¡Por montañeses los ! Subrayó sus palabras con un fuerte golpe que dio sobre la mesa con hueso de vaca a medio devorar. sus —Te irás mañana. pero una sensación de helor le hizo estremecerse. mientras aspiraba el aire con Estaba aletas de la nariz distendidas. Sus ojos se abrieron. y no vio señal alguna ni oyó que lo hicieran detener. Entonces. O. figura. y de nuevo reinó el más absoluto silencio sobre la el planicie vasta nevada. Era cierto que se hallaba solo y a varias jornadas de distancia de de hogar. y hacía un frío los intenso. pero aún nos quedan varias horas hasta amanecer. La cosa se deslizó y se acercó a su horrible petrificada víctima. la sangre se le heló en las venas. los helados brazos rodearon con fuerza destructora su cuerpo de Zelvar. 7 . pero la quitan pronto —dijo con resignación Tal vez así deba ser. y sus ojos examinaban el suelo. Af estaba cazando solo cuando dio con las extrañas huellas en Zelvar nieve. la intervalos de más de una yarda. como un sabueso al acecho. Ésta reaccionó lanzando un grito de terror y blandiendo espada. pudo la las ver cumbres de otras elevadas montañas.—Los dioses dan la felicidad. al menos. mientras las Se resplandecían con brillo helado en los ojos sin vida de los frustrados estrellas asesinos. Zelvar Af jamás había visto algo parecido. sí —agregó—. Entonces. Por ninguna parte se apreciaba menor señal de vida. ninguno hombre allí y regresó para contarlo. digno de un ser primitivo. Se volvió con rapidez. la dicha sería continua y —. que aplastaban la nieve con fuerza. Ningún las había estado antes en el lugar que él rastreaba. Luego se le aclararon los ojos. relatadas al su de la amor lumbre por ancianos de barba blanca durante las veladas invernales. Eran unas pisadas grandes. y una sonrisa picara y burlona afloró a labios. Había una veintena de hombres reunidos en un la 74 . seguía Avanzó con paso felino por el sendero. de lo contrario. agazapado. de apreciarla en todo su dejaríamos valor. poniendo de manifiesto el gran tamaño del a que ser las había dejado. En la distancia. pero en memoria despertaron los recuerdos de espantosas leyendas.

Conan La Cimmerio.~ 77 ~ gran cabaña del jefe de los khirgulis. que había hablado se inclinó hacia adelante y dijo. sin embargo. —Os no pero rodear la zona de los Talakmas. nave vasto imperio se fragmentará pronto debido a las querellas entre los shas y Su aghas. era el centro de la el general. Individuos salvajes y fieros que vestían los chaquetones de piel de oveja de los montañeses y llevaban botas de largos Entre cuero. Eran jefes de las aldeas vecinas n y otables de la tribu khirguli.jefe montañés. Recordaba a Yasmina junto a la muralla de palacio. cuando arrojábamos una lluvia de siento sobre los piedras cascos de nuestros enemigos y tendíamos trampas a sus lanceros cada uno de los desfiladeros de la en montaña. de ahora en adelante. agitando un velo de seda mientras él se alejaba en dirección a su brumosas las montañas. Se han hallado hombres con el cuerpo destrozado planicies m y utilado por algún ente de una fuerza y ferocidad espantosas. o reyezuelos locales. puesto que no hay sucesor al los trono. los turanios no van molestaros —aseguró Conan. ¡Pero lo horrible de todo es que cada uno de los cadáveres encontrados. —Sí. Sin embargo.figura principal. Casi puedo decir que añoranza de los viejos tiempos. carraspeó Uno de dijo: y —Tenemos entendido que tu viaje se debe a motivos importantes urgentes. atención El relato que acababa de contar era largo y absorbente. tengo la seguridad de que. ya habíamos visto pocos turanios desde el día en que con tus afghulis y la Devi Yasmina con sus kshatriyas derrotasteis a tú huestes en el valle de Femesh. Tampoco nos han atacado los nativos sus Vendhia. cuando la sangre de sus hombres me llegaba hasta los tobillos. ya que transcurrido diez años desde que sus pies pisaran por última vez los habían senderos sinuosos de los montes Himelios. los chaquetones entreabiertos se podía ver el esplendor de los cintos anchos bakkhariotas y las dagas de puño de marfil. que se sentaba en el lugar de honor. por más que fuera reciente su desaparición. un hombre de barba canosa. estaba helado hasta la médula de los huesos! miembros y los dedos se habían vuelto tan quebradizos que se rompían ¡Los carámbanos como al menor contacto!agradezco vuestra advertencia —repuso Conan sombríamente—. No era fácil liberarse de la imagen de una mujer esbelta. un individuo barbudo y de notable corpulencia. reciente ojos de rasgados y negra cabellera. no era allí la de un montañés. con El jefe estremecimiento en la un voz: —Seres infernales surgidos de los abismos oscuros que rondan las nevadas de los Talakmas. y le centelleaban los ojos azules al contar a experiencias pasadas—. capaces de infundir temor el en recio corazón de los hombres del Ghulistán? —preguntó el cimmerio. los jefes. Cosas extrañas y terribles han ocurrido allí. y no de incursiones realizamos a sus cuevas y puestos fronterizos. es mejor que sigas nuestro consejo y rodees y región de los montes Talakmas. Ello supondría dos meses más puedo de 75 . Yo maté a Yezdigerd en la cubierta de su sus almirante. la asegura que los demonios de las nieves de los antiguos mitos Se merodear vuelven a por aquella zona. Conan. suspiró y El —De dijo: todos modos. —¿Quiénes son esos demonios de las nieves. sonrió con aire nostálgico. pero sus mientes estaban en su Conan visita a Vendhia. mantenemos una tregua tácita desde aquel día.

emprendía nuevamente la marcha con llevaba rápido. Pero no existían osos de semejante tamaño y. habían pudo Conanrevolverse y sacarse la daga del cinto. y se tendió en él. y debo avanzar por el camino más corto. lúgubre. los incoloros brazos no Debido a llegado a rodearlo por completo. pues el aún no había rellenado los huecos de nieve. espoleado por el hambre. Luego fue arrojado de suelo con violencia. El viento aullaba. moviendo la cabeza expresivamente. Se detuvo un momento y Conan las extrañas huellas que le habían llamado la atención. pero el cimmerio había clavado su daga en lo cuerpo del felino. La respiración se le en. que cayó al suelo entre convulsiones.aquel momento. alcanzaba a distinguir unas montañas que prometían delante final de aquella dura etapa de su el viaje. aquéllas se parecían un poco a las del las oso. Allí quedó el cuerpo el hermosa piel. Luego acuchilló a su enemigo con la afilada hoja. castigado por extensión frío. que practicaba en la nieve con la pala que en para aquel fin. todos se estentórea en silencio. Le habían principalmente proporcionado carne seca y pan de centeno. protestaron. el viento había amainado y Conan se detuvo un En se instante. Por la noche dormía rudimentarias excavaciones. tratando de disuadirlo. Mi tiempo es escaso. Las ráfagas arrojaban puñados de nieve a su rostro. y sintió que se le cortaba la al respiración.viaje. además. Los avanzó lleno de curiosidad para investigar. que no estaba lejos de allí. agudos ojos azules del cimmerio observaron entonces algo más. mientras sus un comentaban compañeros el hecho con pesar. pero hasta su fuerza 76 . Conan siguió el rastro con cautela de una pantera al la acecho. Tuvo una visión fugaz forma miembros deformes y de una horrible cabeza sin rostro. en las no se huellasobservaban marcas de garras. Al llegar el alba. Sin duda eran recientes. Se dirigían hacia un viento de hielo. mientras Conan avanzaba por la nevada. La Todos voz del bárbaro se sobrepuso a las de los demás. caminado ya durante varios días por aquella zona. En ocasión se había encontrado con un leopardo de las nieves. pero fue en vano. que les permite nieve grandes salvar distancias en un tiempo relativamente corto. Aunque lo aferraron con titánica fuerza. el cimmerio se dirigió hacia un cuarto en el que había lecho cubierto de gruesas pieles. en el que llevaba alimentos el para un suficientes prolongado viaje por las gélidas tierras. quitó las encontraba rodeado por interminables llanuras nevadas.una ancha nube de vaho ante su condensaba rostro. rígido bajo el frío de eterno. alto promontorio y aislado. En ocasiones los salvaba con salto prodigioso de sus musculosas piernas. Ni siquiera la rapidez del cimmerio le sirvió para evitar la monstruosa blanca que súbitamente se abalanzó sobre él. Del hombro le colgaba un morral. pero muy lejos. Otras veces efectuaba un un rodeo. desplazándose Había la por con el paso largo y fácil de los montañeses. y el animal una atacó. La blanca planicie estaba casi totalmente desierta de seres vivientes. una reacción instintiva del cimmerio. partículas heladas del rostro y echó una mirada en derredor. interrumpidas tan Se por sólo enormes abismos y por picos de considerable altura. paso Hondos abismos se abrían a sus pies. Después. amplio o debía descender con una cuerda para luego subir por el talud opuesto. A diferencia de examinó pisadas que viera por aquellos contornos. Justamente de él. quedaron A continuación.

como si hubiera querido mirarlo a los ojos. Liberó la mano izquierda. y sus instintos de bárbaro muy sobrepusieron de inmediato. donde se detuvo. Ahora será mejor que dé me prisa. y sólo cimmerio avanzaba entonces por terrenos pantanosos. El bárbaro atacó implacable con el anillo. sobre la nieve! Conan golpeó de nuevo. Con un salvaje gruñido de satisfacción. el cimmerio abalanzó sobre el monstruo. y el grito se convirtió en un alarido insoportable. Y ese demonio caza. Y entonces un rostro de pesadilla.~ 79 ~ descomunal era como la de un niño.helado cedió.la zona facial del engendro surgió un bramido estremecedor. tan cruzadas por dispersas bandas de nómadas. el monstruo de tambaleó. comparada con el poder demoníaco monstruo. Fuerzas extrañas actuaban sobre lo su hondo más de su cerebro. y que Conan llevaba puesto en el anular de la le izquierda! ¡Un arma mortífera contra aquel monstruo de las gélidas mano que arrancaba el alma a los hombres y dejaba su cuerpo tinieblas. vacilando lo e y stremeciéndose. helándose destrozado. Al primer golpe. el regalo con desconocidos poderes mágicos que anillo! había hecho Pelias. lasde nieves ha tenido que volver a su morada infernal. de Las tierras áridas y arenosas que rodeaban el desierto de Wuhuan. el monstruo emitió un grito agudo y ululante. se el borde Entonces. El cimmerio sacudió la melena como un león después de la —Pellas me entregó un poderoso amuleto —murmuró—. ¡Ahora era él quien atacaba! Empleando se arma como las puntas afiladas del anillo. dando alaridos. y el ser pesadilla retrocedió aún más. Un directamente frío abismal comenzó a envolver al cimmerio. sus músculos se se en un esfuerzo sobrehumano. en el que no se apreciaba del rasgo. ningún se inclinó hacia adelante. Los pasos del monstruo llevaron hasta el borde de un abismo. tratando de conservar el equilibrio en el borde del abismo. De monstruo echó a correr sobre la nieve. y aplastó el puño contra el rostro informe que tenía delante. y la cosa se precipitó en las tinieblas con un interminable lamento . 8 . Aves acuáticas el alzaban en densas nubes desde las lagunas de agua estancada. Conan lo persiguió cual espíritu vengativo. Por un momento. si quiero llegar mañana a las primeras estribaciones de las montañas. pero el barniz civilizado formaba sólo una capa poder superficial en el acervo del cimmerio. Con rápidos reflejos. que sintió que mente se embotaba con rapidez. hombre más débil habría sucumbido sin remedio ante aquel Un abrumador y maligno. habían quedado atrás.El dragón de Khitai Habían transcurrido veintiún días desde que Conan cruzara la frontera Khitai. que estaba sujeta contrajeron la porférrea presión de aquel ser demoníaco. mientras de sus heridas fluía un el blanquecino que se confundía con la líquido nieve. se Búfalos 77 . ¡El ¡El anillo de Rakhamon. desgarró salvajemente la blanca forma. horrenda figura blanca retrocedía con violencia para escapar al la influjo de invenciblela sortija. Gotas de sudor helado perlaron su frente. y aflojó presión la de sus manos. Luego.

Bandadas de insectos chupadores emitían pero monótono zumbido. Conan tuvo que poner en práctica todos sus su de las zonas conocimientos pantanosas. Donde terminaban los pantanos. Tigres que perseguían a su presa lanzaban cortos estremecedores rugidos. si bien esta vez se señales de la presencia del hombre que Conan no había observado en advertían selvas otras de difícil penetración. El khitanio le dijo que se tardaba ocho días cercana atravesar aquel cinturón boscoso. chapoteaban y gruñían entre altos los juncos. Por los datos que le proporcionara el esclavo khitanio liberado la del combate del mar de Vilayet. De lejos llegaba a veces el rugido de algún de felino. Las gentes Su meta. Conan encontró ruinas de templos. consistía en llegar a una aldea. pastores de piel azafranada cuidaban de sus rebaños. la de selva vivían aterrorizadas el cruel gobernante de Paikang. el cimmerio esperaba encontrar personas amistosas que por En le 78 . hombres que les permitía salvar grandes distancias entre breves períodos descanso. Muralla Conan la observó con gesto sombrío.furiosos. se extendía la Gran de Khitai. dedujo que se encontraba en la selva después a la ciudad—estado de Paikang. de De nuevo comenzaba el terreno selvático. Después. Ésta no resultó más fácil de cruzar. Por todas donde tierras. Bandadas de monos chillaban. irritados por la presencia de aquel intruso en sus dominios cubiertos por la densa fugaz vegetación. El cimmerio siguió adelante por el sendero. Ayudado por un millar guerreros aquilonios provistos de arietes y catapultas. la selva pareció fundirse en suaves llanuras onduladas. con los ojos inyectados en sangre. Así pues. él no disponía de esos soldados. una noche oscura todo. Aquella zona había sido en un tiempo rica no c yivilizada. parajes. Luego avanzó por las praderas con el incansable andar de los el bárbaros. A Pero de pesar estaba obligado a atravesar la muralla. La larga y pesada daga de Conan estaba en mucho movimiento. aquellascruzando indistintamente montes y valles. constante le ayudaba a abrirse paso a través de la densa vegetación. como un animal nacido en selva. que en un manto de nubes ocultaba la luna. consecuencia. ni de los aparatos de asedio. Conan esperaba hacerlo en cuatro en Gracias a su inmensa vitalidad de bárbaro. En la espesura había estrechos senderos. escaló la pared por medio de cuerda y dejó a un guardia sin sentido propinándole un fuerte golpe en una casco. Plantas trepadoras rodeaban desgastado contorno de estatuas que habían representado a dioses exóticos el s yobrehumanos. muertas y desaparecidas desde hacía miles de años. en cuyas copas cantaba sin cesar una multitud aves multicolores. habría abierto de amplia brecha en aquella larga pero estática defensa de una piedra. en aquel momento. adquiridos en las selvas de Kush y en los que rodeaban el mar de Vilayet. para poder cruzar aquellos inhóspitos pantanos A tal fin. a medias entre los bambúes que los flanqueaban. comenzaba la selva. improvisó una balsa de bambú y se confeccionó un calzado hecho con especial. de huecos oscuros de las ventanas parecían mirar al cimmerio como otras Los cuencas tantas de antiquísimas calaveras. juncos. entonces la cultura occidental estaba aún en sus comienzos. numerosos lugares. de palacios y hasta En ciudades enteras. resultaban inalcanzables para otros seres que humanos. los músculos de hierro y la inquebrantable voluntad del gigantesco bárbaro Pero flaquearon un solo instante. podía realizar proezas días. Bejucos y ocultos trepaban por enredaderas los troncos.

el cimmerio con más fuerza la empuñadura de la daga. La mirada de ambos los evidente sorpresa. que retorció en sus últimos estertores. su aguda vista de la causa de los ruidos que había halló oído. el reptil atacó sin vacilar. y por ello pudo comprender lo que decía la joven.~ 81 ~ indicaran la manera de llegar hasta la gran ciudad de Khitai. Había oído ventanas de ruido metálico. y plañideras quejas en la cantarina lengua de Khitai. y llegaba hasta él un rumor de un voces. como los del que lobo se interna solo en los terrenos de caza de una manada enemiga. pesaba sobre Conan con fuerza casi tangible. con los ojos rasgados. Conan limpió sombríamente la hoja de se arma su y siguió avanzando. de la hojarasca bajo los pies del cimmerio llegó a los oídos de El ruido soldados khitanios. un aspecto siniestro y exótico a un tiempo. De sus colgaban costados anchas espadas curvas.se detuvo súbitamente. La sangre le hirvió en las venas al ver cómo se eran de aquella muchacha indefensa. en vainas de madera lacada. de escamas recubiertas de laca. avanzando. Un halo enigmático rodeaba los brillantes tallos de bambúes. aquella espesura parecía contener la respuesta a los de de épocas misterios ancestrales. que crecían con increíble profusión. Tenía los sentidos alerta. No dijeron una 79 . aguzando Luego lasensanchadas la nariz. Conan había profería algunos rudimentos de aquel idioma durante su juventud. La daga cercenó con su filo la cabeza del ofidio. que siguieron con su tarea. En aquel recodo. y vio una víbora de gran tamaño y piel Entonces que echaba atrás la cabeza. aquellos individuos eran altos y Sus corazas. pero desenvainaron con rapidez y se dispusieron a reflejó el ataque detener del desconocido bárbaro con arrogante confianza. El sendero se desviaba Siguió repente unos cien pasos más adelante. El sobrenatural ambiente de la selva. oyó un rumor entre las hojas. dos khitanios de piel amarilla y complexión En estaban atando a un árbol a una muchacha de piel bronceada. La crueldad la y brutalidad se reflejaban en sus rostros. duda se hallaba ante uno de los crueles sacrificios humanos que él contribuido a hacer desaparecer del mundo occidental. rápida pero cautelosamente. Sobreponiéndose a la influencia deprimente de la selva. formada en aquella zona exclusivamente por altos bambúes. a fin de percibir hasta el más tenue olor. y sin pensarlo dos veces salió de su abusaba con embestida de toro. Las tradiciones más arcaicas de los aquellas tierras se remontaban a tiempos muy anteriores a la fecha en que cultura diera sus primeros pasos en Occidente.los lamentos no producían ningún efecto sobre sus Pero captores. El cimmerio sintió que lo invadía la implacables Sin ira. pero que todavía había comunes en Oriente. un pequeño claro. En aquel mismo instante brilló el acero la enmano del cimmerio. y sus grandes cascos les daban brillantes. que giraron en redondo. Permaneció inmóvil. La muchacha se retorcía bajo la férrea tenaza de sus captores. Inexplorada en su mayor parte. empuñando la escondite espada. hechiceros y artesanos acumulados khitanios. corpulentos. de era Ésta una mujer de extraordinaria belleza oriental. Con los colmillos desnudos grisácea b y abeantes. Sus pies avanzaron en aferró sobre el silencio colchón de hojas caídas. A diferencia robusta la de mayor parte de los orientales. con excepción de los senderos y casi algunos claros. sirviendo al rey aprendido Turan como mercenario. en su escondite. Y desde entonces eran vastos la a y ntiguos los conocimientos por los filósofos.

Pero comprobaba que era un cheng—li. originario de las tierras exóticas situadas más allá de la Gran Muralla piel d y el desierto de Wuhuan. Chieng! El nombre del enemigo llenó de furia aún mayor el corazón del que. La muchacha sintió que sus mejillas se sonrojaban ante aquel mujer embeleso franco . que había sido forjado por un armero diestro khirguli.sola palabra. y épocas corteza del planeta se estremecía con los terremotos y las la volcánicas. jurado ajustar cuentas con ese malvado —afirmó Conan—. se quebró sonoramente ante la el fortaleza flexible del acero himelio de Conan. pero la joven no tenía dificultad en entender lo que de decía. La el mirada de apreciativa Conan recorrió su esbelto cuerpo. De no ser por ti. sino con la admiración del hombre que se halla ante una que hermosa. Conan hizo una finta y luego aplastándole a uno la coraza y los huesos del hombro con el filo de golpeó. Ninguno de los dos combatientes flaqueza dispuesto parecía a ceder. pero la muchacha exclamó. ¿Acaso pretendía devorarla viva. no con la expresión del captor valora su presa. cuando animales de aliento ardiente vagaban por la tierra. para las trabajase encadenada durante el resto de su vida en algún sucio que calabozo? Sus temores pronto se disiparon al ver la amistosa sonrisa que le dirigía desconocido mientras le cortaba rápidamente las ligaduras. león. es decir. dime.de espanto. y —He que también te he ayudado contra él. Tu y tu victoria parecen haber sido obra de los dioses. silbando entre dientes como una serpiente. No sabía que criasen mujeres espléndidas en los países amarillos. —Rara vez vienen extranjeros blancos a Khitai —contestó ella—. Debí haber visitado estas tierras tan mucho hace tiempo. un extranjero de blanca. trataba. Conan atravesó de un solo golpe la armadura lacada y corazón de su el enemigo. con voz alterada: intentes salvarme! ¡Huye! ¡Éstos son los espadachines más —¡No de diestros y pertenecen a la guardia de Yah Khitai. Sus espadas chocaron con metálico estruendo. La dice que ese archibrujo ha devuelto a la vida un monstruo de gente antiquísimas. El primer soldado amarillo se desplomó su agonizante. colérico. El arma del bárbaro ejecutó una fulgurante danza mortal ante ojos los atónitos de los dos soldados. la muchacha cautiva había seguido la lucha con los Muda desorbitados. de inferior calidad. esos llegada —agregó señalando a los soldados muertos me habrían dejado como dos indefensa del horror que Yah Chieng ha dejado suelto en la presa selva. de los hombres más diestros con la espada entre Se lostodos khitanios. ¿qué es ese horror de parece selva del que me la hablas? —Nadie que se haya enfrentado a él ha sobrevivido para contarlo. La pronunciación de la lengua khitania del hombre blanco distaba mucho ser perfecta. sin duda. Pero. endemoniada arma. pero ante la ira de Conan parecían briznas de paja a merced un de huracán. —¡Por Crom! —exclamó el cimmerio—. creyó que ojos trataba de uno de sus parientes o amigos que realizaba un se descabellado intento de rescatarla. sacó fuerzas de El otro. hasta que sable del khitanio. erupciones Ese monstruo tiene sometidas estas selvas a un abyecto terror. y 80 . se abalanzó sobre los orientales como un cimmerio. como contaban leyendas? ¿O deseaba llevarla a su bárbaro país como esclava. Cuando el cimmerio irrumpió desde la espesura. y se lanzó a un fiero ataque.

el Por el borde del claro irrumpió. oyeron unas fuertes pisadas sobre la hojarasca. indicaban el poder muscular de aquel temible ser Su escamosa piel tenía un desagradable color plomizo. son elegidas por los soldados para calmar el apetito insaciable como esa espantosa bestia del de pasado. la joven oriental obedeció Como orden.~ 83 ~ exige sacrificios humanos a menudo. se cimmerio esperó como tigre al acecho. la terrible figura gigantesca reveló en toda su magnitud. impulso que llevaba el enorme lagarto lo hizo precipitarse sobre la El mientras el cimmerio corría hacia un bosquecillo de maleza bambúes. estaba que inmovilizada por el espanto. no ¿tu aldea está lejos de aquí? Antes de que la muchacha pudiera contestar. de Kush y de las estepas turanias no iba a dejarse vencer de las selvas solo un zarpazo. la era. Otro corte sesgado proporcionó al cimmerio pero improvisada lanza de tres yardas de largo y punta muy afilada. carnívoros sedientos de sangre y monstruos de los abismos. parecido hedor al de los cadáveres putrefactos. —Tengo la impresión de que esta zona no es muy agradable —dijo cimmerio—. espadas parecía pequeño ante la amenaza de aquel monstruo descomunal que todo estaba lo atacando. Aunque no temo a ese monstruo del que me hablas. Pero quien había sido el cazador más diestro de las montañas de de Cimmeria. Conan cortó de un golpe la base de un delgado Blandiendo resistente tallo de bambú. además. No podía trepar la los por tallos de los bambúes. Conan saltó a un lado. tenían poderosas garras. una figura cubierta de escamas. Entonces una atacó 81 . Medía quince pasos desde el hocico hasta se afilada cola. en —¡Trepa a ese árbol! ¡Ahí no podrá alcanzarte! —le gritó a la muchacha. mientras que la joven escondía detrás de su poderoso cuerpo. entre rugidos y zarpazos. Las mejores gentes. cortas y curvas. y un áspero rugido llegó a oídos del hombre y de la mujer. la mandíbulas Mostraba gigantescas. Éste sin duda. el Conan podía volver su atención hacia la muchacha. Por allí no había habría escapatoria. y. Entonces. y despedía un destructivo. si huía o trepaba a un árbol. se empuñó Conan la espada con hosca sonrisa en los labios. Sus patas. permaneció en su sitio. Unas voluminosas protuberancias. Caballeros con armadura. Con mayor rapidez de lo que el bárbaro había esperado. tanto mujeres hombres. preferiría el encontrarme con él. deslumbrado por rayos del sol. Tenso y preparado para la acción. un leve golpe del enorme reptil podido quebrarlos. mientras el cimmerio volvía su atención hacia el gigantesco reptil. por entre los altos bambúes. a lados ambos del cuello. Al aparecer bajo la luz del sol. para que no me retrase en mi viaje hacia Paikang. provistas de tales dientes que a su lado las astas un de toro eran endebles astillas. parpadeando. volvió al ataque. uno de los enemigos más formidables con los que se enfrentado en toda su vida. El monstruo se detuvo un momento. El los advirtió que cimmerio no podría llegar hasta el árbol en el que se había refugiado muchacha a tiempo para escapar de las temibles fauces. un segundo antes dragón que de las poderosas mandíbulas se cerrasen sobre él. el monstruo se de libró matorrales y. guerreros de había victoriosas. si despertara de un estado hipnótico. su daga. Los tallos de bambú se agitaron. pues. Dime. Conan aprovechó aquellos instantes para entrar rápidamente los acción.

El brazo le dolía terriblemente cuando extrajo su los daga y enorme se dispuso. ahora. condúceme hasta tu aldea. su titánico enemigo cayó en muerto. Conan hundió la lanza entre las amenazadoras fauces y la empujó deldentro gaznate. a la vez que gran calma y serenidad pensamiento. en un taburete bajo. La acerada hoja penetró en el órgano como a dirigido de mantequilla. Conan volvió ponerse en pie. El oriental sostenía la boquilla con la mano izquierda y de con lentitud y fruición los vapores narcóticos. devorando cabello guiso de carne y arroz servido por la muchacha a la que había salvado el manos de del monstruo. Y —¡Vamos. estaba vestida con una recatada chaquetilla de cuello alto y La joven pantalones bordados que le realzaban notablemente la tez dorada y unos los 82 . hizo penetrar el afilado tallo en oscuro tejidos internos del monstruo. Soy yo quien va a necesitar tu ayuda ahora. Las mandíbulas se cerraron con un los chasquido. Surgía del narguile dorado que había en tenuemente suelo. llena de el espanto. de estar haciéndome viejo —murmuró entre dientes—. a modo espirales chimenea. a terminar el combate. Una —Debo escaramuza como ésta apenas si me hubiera afectado en otros pequeña tiempos. repente se arrojó al suelo. con un estremecimiento final. había en el centro de la de choza.a su poderoso adversario. baja ya! —exclamó al fin. Con otro empujón. Entonces contra un ojo del dragón. aspiró el aire cargado de polvo y anduvo cojeando hacia el árbol en Conan que estaba refugiada la muchacha.La danza de los leones El humo del loto amarillo trazaba densas volutas en el interior iluminado de la cabaña de bambú. Sentía como si le hubieran desgarrado cada uno de a músculos del cuerpo. Sabía que ningún otro hombre de podido hubiera llevar a cabo lo que él acababa de hacer. sus aguzados aspiraba oscuros observaban atentamente al hombre gigantesco de piel blanca y ojos negro que se hallaba sentado frente a él. pero convulsiones aquel momento. Aunque también era que no cierto habría logrado el triunfo de no haber tenido suerte y haber recibido ayuda una del destino inescrutable. El rostro del anciano parecía hecho de pergamino amarillo. Mientras tanto. yardas El siniestro reptil se retorció en su agonía.aquélla no era más que una forma ingenua que tenía el bárbaro Pero pretender empequeñecer sus hazañas. Conan fue arrojado una vez más al suelo. con enorme fuerza de voluntad. Cerca ochenta años pesaban sobre sus espaldas. con voz ronca—. concentró todas sus fuerzas en un golpe desesperado. así como de los labios finos y arrugados de un viejo khitanio que el sentado estaba sobre una esterilla de juncos con las piernas cruzadas. aullando de dolor. y una sacudida de la cabeza enorme del reptil arrojó al cimmerio a unos matorrales situados a cinco de distancia. pero habiendo De esquivar otro mordisco de las descomunales logrado mandíbulas. pese a lo cual se apreciaba en de un él aire de energía juvenil. tremendo a un palmo de las manos de Conan. y el arma le fue arrebatada por las interminables través del animal antediluviano. muchacha. medio cegado por el polvo. Las del fragante humo ascendían en el aire hasta salir por el orificio que. 9 .

ciudades—estado del norte de Khitai era Paikang. temiendo a momento ser aniquilados por los brutales soldados del cada hechicero. La más importante de todas Hsiu. Luego. descansando tan sólo la cuando muchacha lo necesitaba. Kang —Así soy el jefe. por el fuego mágico y por la plaga seca. Nuestro brazo terremotos quedó armadosin fuerzas. por el y de Ruo—gen. tuvo gran poder en otros tiempos. Después viajaron durante un día y una noche. gentes eran proscritos de noble cuna que habían huido de la Aquellas de tiranía Yah Chieng el Terrible. libertad y abundancia. Vivían en el filo de la navaja. la mejor recompensa que puede ofrecer una mujer. al que el de ha sumido en la más desesperante pobreza con sus impuestos y brujo añora los tiempos pasados de paz. sus hordas irrumpieron desde «Pero un sudeste como un huracán devastador. pensarse que nuestro sino no ofrece ninguna esperanza. y aterrada que Conan había salvado de los hombres y monstruo. Pero enseguida estallaron en gritos de alegría d y e bienvenida al ver de nuevo a una hija de la aldea y al hombre que ser parecía su salvador. A este oculto lugar nunca había llegado ningún cazador o forastero. agrupadas junto a un riachuelo en el de abundaban los plateados cardúmenes de peces. Por la noche. la cargaba sobre sus recios hombros y seguía avanzando para estaba tiempo. Allí vivíamos nosotros. grandes encontramos este refugio. pues de lo contrario ya nos habría aniquilado. Paikang fue saqueada con sangrienta furia. ganar Finalmente el sendero llegó a un claro. Conan escuchó con atención últimos palabras las de su huésped. A pesar de todo. el cimmerio recordó aquel cálido abrazo de la del cuando. si el bárbaro notaba que ella exhausta. Y sé que exacciones. abundantes. Yo escapé junto con mi familia y de de mis algunos servidores. Kang Lou. la de las torres de las púrpura. hija. Nuestros ejércitos fueron aniquilados por devastadores. Hombres de piel amarilla que r yostros como tallados en madera se adelantaron empuñando espadas y al ver arcos a la pareja de intrusos. la muchacha no se parecía en nada a la moza un semidesnuda desgreñada. por el sur. Supongo que Yah Chieng no nuestra conoce existencia. en medio espantosas atrocidades e incendios. de la que yo. día llegó el Maldito. amigo —decía éste—. mientras descansaban en la selva. joven. Nuestros ejércitos fueron destruidos el las por negras artes del brujo. Pero el férreo yugo de los generales se Yah de Chieng gravita sobre el pueblo. Con el cabello brillante peinado en complejo tocado. mi a quien tú has salvado.es. y numerosas huestes de guerreros de color coraza brillante nos protegían de las ambiciones guerreras de Shu—chen. libre v yoluntariamente. Después de enfrentar peligros. y los chacales del Maldito se apoderaron de hermosa nuestra ciudad. Los soldados deambulan por las calles de 83 . ella le ofreció. Allí había una docena cabañas de bambú con techo de paja. de limpiarse la boca con gesto satisfecho y de tomar los Después tragos de un cuenco lleno de vino de arroz. Entonces. rebelarían si tuvieran una oportunidad. fue capturada por los soldados del mientras hechicerovisitaba una aldea que se halla a varias leguas de aquí. No «Podría más que un puñado de hombres frente a un poder mágico y a miles somos soldados armados hasta los dientes. el pueblo. rodeado de todo el y la cultura de nuestra antigua esplendor civilización. montados en camello. Las tierras eran ricas y las cosechas siempre norte. Yo moraba en el palacio de Paikang.~ 85 ~ grandes ojos rasgados y oscuros. La tribu de Kang.

Reuní a mis hijos. sin ejércitos que seguidores. que aniquilará usurpador como un rayo llameante. pues de Occidente llegará un familia. amplia sonrisa afloró al rostro de Conan. y esperamos blanco. Por ello. estoy viejo y tengo los días contados. Los dioses lo ayudan. uno los de esbirros de Yah Chieng se abrió camino hasta su habitación y la mientras apuñaló ella rezaba a nuestros dioses. y Paikang al a. tú eres el primer hombre de piel blanca y ojos Chieng que ha llegado del oeste en todo este tiempo. y vistes como los ni nómadas. Un rey de su propio país. puñal el en que yacía moribunda. Pero profecía ¿a qué se refiere? esa —Mi esposa. Yo mismo conquisté reino trono. que dio un puntapié en Una suelo y dijo: el —¿Quién ha dicho que no soy un rey. Aunque mi dolor muy grande.las ciudades como conquistadores. Mi piel es el y mi fortaleza me ha hecho ganar todos los combates que he sostenido blanca. ensangrentado en la mano derecha. sean los dioses! Esta noche lo celebraremos con oraciones y una 84 . y para ello estrangulé al tirano con mis propias manos. y nuestras esperanzas marchitaron se con los años. con látigos en la mano. un conquistador. pero la profecía afirma redondos nuestro salvador será un rey. la parte de profecía que no te he contado también resulta cierta. anciano? Soy el soberano del más poderoso de Occidente: la próspera Aquilonia.. ha sido durante los últimos veinte años. comienzo »Yo ya desesperar del destino de mi a pueblo. su ver pendón ondeando un día sobre las torres de Paikang. Tú vienes solo. de piel hombreblanca y gran fuerza.. y me susurró con voz desfalleciente: han terminado. ¿Eres rey? Entonces. estaba dotada de extraños Entendía la llamada de los pájaros. largo de todos estos años hemos estado esperando al caudillo »A lo Oímos rumores acerca de la llegada de ejércitos extranjeros. y nuestra esperanza «Así a debilitarse. de corazón grande y generoso. «Exceptuando una tropa de mercenarios occidentales que Yah capturó el año pasado. si quieres salvar a nuestra »"Mis días Escóndete y aguarda sin desesperar. pues mi mi esposa aseguró que todo ocurriría a los veinte años de nuestra bienamada ¡Alabados derrota. Conan? —preguntó—. Huye pronto. ¿Entro o no dentro de tu profecía? El anciano lo miró con gesto incrédulo y esperanzado a un —¿Es tiempo. salvajes animalesdel bosque lamerle las manos. —El recuerdo de estos sucesos me golpea el ánimo —dijo—. Cuando se produjo el desastre. Pero eran tan tribus sólo de nómadas errantes del Gran Desierto. Lleno de aplastará al demonio con el pie como si fuera una serpiente. otros contra hombres. y mis sirvientes me era a llevarlos por un pasadizo ayudaron secreto. Fue demasiado tarde para pero cuando yo me encontraba ante el cadáver de su atacante. con un salvarla. distinto a guerrero todos los que conoces. Será un ira. Ya la habríamos perdido totalmente de no ser por una profecía comienza la en que hemos creído durante todo este reinado de terror. pero la curiosidad lo impulsó a hacer El pregunta una .” volverá »En ese momento tuvo un vómito de sangre y murió. la madre de Kang Lou.cimmerio escuchaba en silencio.eso cierto. y a menudo había visto yo a los poderes. ella me hizo una señal desde el suelo. no me quedé allí.

ojos centinelas lo protegen día y noche. muchas Tendrás ocasiones de introducirte en el castillo durante la última parte de festejos. amigo —dijo el cimmerio—. En cuanto a lo demás. hay un grupo que todos años los interviene en la danza con su disfraz de león. Conozco algunos detalles por boca esa los de viajeros que llegaron aquí. El único inconveniente es el traje de la danza. me ya las compondré. Pero no sé de abren puede servirnos. su voz quedó ahogada por los vítores de la gente. echado en una la en el suelo.~ 87 ~ acción de gracias a los dioses. Solamente astucia nos permitirá alcanzar el éxito.. Aceptó con serena modestia el ferviente homenaje de había personas. ¿Acaso los bailarines no se ponen disfraces grandes hechos para dos personas. una La ruda voz de Conan interrumpió al —Nada anciano. qué tiene que la piel pálida y los ojos redondos. y. Luego.de eso. pues Yah Chieng invita a la turba con vino. están en juego Sus poderes ultraterrenos que él mismo posee. y se tardaría demasiado en confeccionarlo. Leng Chi —admitió el anciano Kang Hsiu—. Dentro de una semana. yo me deslizaré en el interior del castillo. Yah Chieng organizará la fiesta de que conmemora la conquista de Paikang. Conan. —El destino nos ayuda. Y mañana nos pondremos a tus ¿Querrás órdenes. No podremos disfrazarlo bien. No me seduce la idea permanecer inmóvil en una caja. aquellas para las cuales representaba la única esperanza de salvación. Les pagaremos para nos que lo presten. —No será fácil entrar en el castillo del Maldito —dijo un hombre alto de rasgados. reinaba un ambiente tenso. Incluso yo. soy lo bastante cauto como para no meterme en las fauces muchas ese de demonio con sólo una veintena de hombres. que se congregado en el exterior de la cabaña por la noticia que Kang Lou ya había difundido. amigo. Luego. ya que tendríamos que llevar con nosotros al rey Conan. situada a sólo un día de viaje de aquí. y los ataque directo contra la fortificada ciudadela está más allá del alcance un nuestras de escasas fuerzas. desfigurado por una cicatriz que le cruzaba el rostro—. que he cometido repuso: imprudencias. que se realiza en medio esta antiguas ceremonias. El consejo de la aldea de proscritos khitanios estaba reunido. Tal vez podríamos llevarlo en pues caja. Debemos trazar nuestros planes todo con cuidado. Y yo creo conocer la única forma la llegar hasta allí. El aire estaba cargado del humo aromático de que arrojaban los loto narguiles. como si estuviera en un ataúd. No ninguno tenéis aquí. destaca mucho entre nuestros hombres.. examinaba con sus agudos esterilla azules ojos a sus nuevos aliados. El pueblo no tiene armas. con un vaso de vino en la mano. ciertamente —aseguró con gravedad el anciano En—. que es admitido en el amplio patio del castillo. Shaulun. Los dioses sólo ayudan q auienes saben valerse de su inteligencia. El momento cumbre de anual celebración es siempre la Danza de los Leones. Pero de Danza de los Leones me da una idea. —Tienes razón. Es la única ocasión en que las grandes puertas se de al pueblo. lo que afirmas es verdad. guiarnos? El cimmerio se echó a reír de buena gana. por si fuera poco. Dentro de cabaña de bambú. y se produce tal los confusión 85 . y luego —No tan de prisa. con una cabeza de león encima? la fiesta Cuando esté terminando.

Pasaron a unas pocas leguas al norte de lugar. —¿Y qué fue de —Lo ellos?cierto es que aún aguardan a que se cumpla su sino. Hsiu comenzó a trazar unas líneas en el suelo de tierra de la cabaña. Así estaban las cosas en mis tiempos. los lugareños los pusieron población guardia contra Yah Chieng. y los demás fueron a parar a un los calabozo. y desde allí el rumor llegó hasta nosotros. habló Entonces Conan. cómo llegaste a enterarte de todo eso? —preguntó de nuevo —¿Y bárbaro.. otro día. desertado Leng Chi prosiguió con el —En relato. medida que se fueron enumerando los pocos efectivos que podían A losreunir proscritos. según supimos. —Además carecemos de armaduras —terció otro jefe—. resentidos por la se desconsiderada en que los trataban los generales del rey. ¡Sí. y no saquearon la del ni cometieron desmanes. Por consiguiente. el gran salón. vez Tal en ese momento podamos aprovecharnos del tumulto. En tanto que tropas del usurpador están revestidas de escamas plateadas. »Allí. como los las del peces lago Ho. aunque pasado han ya tres meses. Los invitó a una fiesta. cruzando la aldea de Shaulun.que los soldados suelen verse obligados a imponer el orden por la fuerza. que tuvo amores con uno de los Doscientos. los blancos no quisieron en y se dirigieron escucharlos a Paikang. ¿Cuántos hombres reunir nosotros? Yah Chieng dispone de sus Doscientos a la menor podemos aparte llamada.. y además. los rostros perdieron vivacidad y cundió el desánimo. pero tenía otros planes en mente. qué hizo eso Yah —¿Por —Parece Chieng? ser que deseaba ofrecer a esos hombres en sacrificio a algún dios maligno . aquí. me hablaste de una tropa —El mercenarios occidentales que Yah Chieng capturó hace algún tiempo. a huyó Shaulun. Pero que.. háblame de tu antiguo palacio. a fin de probar fortuna en Khitai. Los soldados usurpador se llevarán una gran sorpresa cuando encuentren a hombres del con espadas en la mano. la 86 . creo que vamos a ofrecerle a Yah Chieng sobrios fiesta una muy animada! —Todavía falta algo —intervino Leng Chi—. eso es. ¿De de se qué —Durante el Mes del Cerdo —dijo el anciano— llegó una compañía trata? soldados de Occidente. Kang dijo: y —Ten en cuenta que el usurpador puede haber efectuado cambios que yo vivía allí. He conocerlo para orientarme una vez de dentro.. Se vieron favorecidos por las gentes este pueblo pues eliminaron a una banda de ladrones. —Anciano Kang —dijo Conan—. de sus tropas regulares. En este lugar se halla desde puerta principal. Sin embargo. ¿cómo de llamaba ese país? Turan. Éste aceptarlas. habían forma para dirigirse al este. amigo Kang —dijo—. y en fingió más lo animado de ésta hizo que le cortaran la cabeza al capitán de mercenarios.efecto —agregó—. Dijeron que habían servido al rey de. ofrecieron sus espadas a Yah Chieng... el —Una mujer de Paikang.

Kang Hsiu se puso en pie y levantó su copa en alto. Muchos de los invitados se hallaban ya el por el alcohol. el cimmerio llegó hasta otra muralla. la parda columna para animaba con el atuendo multicolor de los bailarines. la maciza muralla de mármol de Paikang brillaba intensamente el Sobre Las aguas del foso reflejaban el blanco de la muralla. a Un que los criados de Yah Chieng servían guisos de arroz y vino hecho con las grano de la misma planta. y el último ambarino centelleó bajo el brillo de la humeante lámpara. y trató de identificar los sonidos. en la que una puerta. Los de se componían un grupo especialmente llamativo. pero cada campana. al igual que demás. estimulados La charla cantarina de la multitud adquiría por momentos intensidad la de un rugido. Siguiendo a la turba. aspiró los penetrantes olores que caracterizaban a practicados ciudades de Khitai. de dos yardas y media de alto y el triple alrededor largo. ora en otra. que observaba a través de los orificios en en la máscara del león. allá un músico tocaba Aquí laúd de una sola cuerda y entonaba quejumbrosos cánticos. y Conan. que antiguamente se a la familia de albergara Kang. En el interior de la ciudad. puesto que la gran pieza de pintado cartón sobresalía mucho entre las cabezas de los demás khitanios. Más allá de las murallas se veían las pagodas. la multitud avanzaba por una sinuosa avenida dirección al palacio. Conan. el color pardo de sol. con sus su tejados cubiertos de tejas rojas. montes y el azul del cielo. La gente entraba por ella y luego se dividía en columnas había de una enorme celosía de jade. observaban a la multitud sin detener a nadie preguntar. Llegaban a pie. voz que el entusiasmo hacía más firme: —¡Por el futuro y el honor de la gran ciudad de Paikang. La muchedumbre ya de encontraba en el patio del palacio de Yah Chieng. al tiempo que los sus lanzas empuñaban y espadas. En su fuero interno bullía la convicción de los por que fin se encontraba cerca de su objetivo. gentío alborotado y vociferante se apretujaba en torno a las mesas. Cientos de khitanios. y porque la de cabeza la Serpiente pronto sea aplastada por la bota del Vengador! Inmediatamente se oyó la unánime respuesta. Dragones y leones coronaban los ángulos de los bastiones las flanqueaban que la enorme puerta. cuerno. o a lomos de sus asnos. Por una vez. De cuando en cuando.~ 89 ~ Algunas horas más tarde se habían elaborado los planes hasta el detalle. registrar o extorsionar. interminables filas de campesinos convergían hacia la colosal Las de entrada la muralla. La dorada máscara del Shaulun brillaba al sol. Al principio todo parecía un las estrépito sin ton ni son. El hombre situado en la parte anterior de la una debía de máscara tener una altura excepcional. levantó su vaso y bebió. verdes y azules. soldados de Yah Chieng se mantenían apartados y. y la lengua y los prominentes ojos del animal giraban ora en león dirección. Entonces líquido con una exclamó. silbato o carraca utilizados por los distintos tipos de mercaderes para hacerse eran conocer. El polvo se levantaba en nubes sofocantes sobre la calzada que se dirigía oeste desde Paikang. Tan sólo alguna bandada de patos interrumpía los tersura. un juglar arrojaba bolas y antorchas al aire. y con adornos dorados en múltiples esquinas. en la que había numerosos dragones tallados. si bien sólo un podían 87 . ciudad. vestidos de azul o de al avanzaban por el camino en dirección a la marrón.

con la espada desenvainada en mano. Las cosas. su armadura resonó con metálico vino ruido. Al andar. uno de los prisioneros movió la cabeza y abrió Al oír ojos. Durante toda su vida.. Una ira sorda lo dominaba cada que vez se preguntaba por qué razón estaba él allí sentado. delbanco calabozo de la fortaleza de Paikang. probó Luego algunas llaves en la cerradura del calabozo más cercano. Sin dejar de gruñir. En la Llegó advirtió que una escalera subía y la otra descendía. las planes no nuestros se verían favorecidos si un juez te pide que te quites la máscara recibirlo. estaba sentado en un Yog Lau. La imprecación que profería se interrumpió al observar a la extraña los figura 88 . para emplearlos con ocasión de algún sacrificio nigromántico. El recuerdo de las ocasiones en que encontrara en circunstancias parecidas le atenazaba las mientes como se horda una de demonios. para El largo pasadizo de piedra estaba a oscuras. nadie había notado.. Diez dedos de acero y aferraron por el cuello. Tenía los sentidos aguzados al máximo. el creciente tumulto producido en el patio. iban saliendo tal como las había Enplaneado. evitando producir el menor ruido. El cimmerio avanzaba ya por el mismo corazón del baluarte de Conan enemigo su . Consideraba necedad la idea del hechicero de mantener encerrados a los una durante años. y retorció los labios con el gruñido de la bestia que dado ha caza a su presa. la Conan contempló su trabajo con una sonrisa de satisfacción. donde en semana se podían reunir muchas más una víctimas.. y le oprimieron la garganta hasta que la negrura de lo inconsciencia se adueñó de su cerebro y cayó al suelo sin vida. —Avanza por ahí —susurró Cheng Li a Conan—. que uno de los disfraces de león era llevado por un hombre. a la débil de luz las antorchas. Un silencio de muerte en reinaba húmeda profundidad. como un aquella en la felino selva. Pronto comenzarán danzas. hasta aquel momento. junto al nicho de la pared en el que había escondido sus botellas Llegó extendió la mano. prisioneros s Au entender. a un punto en el que el corredor se bifurcaba. Se había familiarizado perfectamente con el plano del castillo del bajaba. Ése fue su último acto consciente. El cimmerio se prisioneros y cogió agachó el manojo de llaves que colgaba del cinto del carcelero muerto.. era mejor efectuar una rápida incursión al campo. El ataque había sido tan rápido y silencioso que ninguno de los que estaban en las celdas pudo darse cuenta de nada. cuidando a prisioneros occidentales de piel lechosa. usurpador. No era la primera vez que en entraba la morada de un hechicero hostil.oírlo los que se hallaban a muy pocos pasos de él. desechó temores atávicos y siguió andando con el paso de un animal al los acecho. Pero. grato volver a matar a un enemigo! Los instintos del antiguo bárbaro ¡Resultaba otra vez hervían en su sangre. uno de los Doscientos de Yah Chieng. el sonido metálico. Las sombras y los oscuros rincones favorecieron la entrada de solo en el palacio. Procura no hacerlo tan bien como para ganar el premio. ropas que la comprado a un mercader en una aldea había fronteriza. Conan eligió la que semioscuridad. lo sobrenatural había puesto p arueba su reconocido valor. Iba vestido con un jubón khitanio y pantalones de seda. Conan avanzaba con cautela. se levantó del crujiente escabel para ir a buscar más a su escondite secreto. mientras afuera la fiesta se hallaba aquellos su en apogeo y corrían en abundancia el vino y los manjares. gracias a su voluntad de hierro.

y Conan —Ahora agregó: ya sabes por qué he venido. 10 . Cuando luchábamos como mercenarios. Conan frunció el ceño y rebuscó en su se Finalmente memoria. de armas. advirtió que en la mano derecha desconocido brillaba la hoja de un arma. a impulsos.~ 91 ~ que aparecía al otro lado de la reja.La guarida del brujo Al extremo del húmedo pasadizo de piedra se abría una sala amplia y techo muy alto. casi me quedo mudo de asombro! — tú? el repuso al tiempo que ambos se estrechaban las manos con aludido. como si lo amenazara un en concreto. y con otro le indicó que lo siguiera. peligro De repente se oyó un estampido similar al de un trueno entre las paredes piedra. depósito mientras que otros se dedicaban a abrir el resto de las celdas. —Tendréis ocasión de hacerlo. Dio un salto y se puso en pie. el cimmerio se marchó como un fantasma Lyco comenzó a liberar a sus cama—radas. es cierto. Encontrarás aliados entre la de multitud khitanios que hay en los patios. Conan avanzó con cautela por el amplio suelo de piedra la dirección a la entrada de otro pasillo. envió a algunos hasta el furtivo. A continuación. Tan calabozos anhelamos hundir nuestro acero en el cuerpo de esos fanfarrones sólo khitanios. Lyco —dijo el cimmerio—. pero pensé que encontraría tropas aquí. a tus hombres. somos hombres de verdad y buenos luchadores —afirmó el otro—. El gigante le impuso silencio con del gesto. y una especie de halcón se abalanzó sobre él desde la oscura el superior del recinto. ¿has venido aquí con un gran ejército aquilonio para fuerte cuentas ajustar con ese maldito brujo. Conan. ¡El bárbaro está loco! ¡Viaja a través —¡Por mundo para rescatar a una del mujer! brilló en sus ojos una mirada de admiración al contemplar el Pero extremo del corredor por el que había desaparecido el oscuro cimmerio. Mitra! —murmuró Lyco—. o has llegado en el lomo de un águila? lo uno ni lo otro. date prisa! Después de decir esto. Éstas son las llaves de los calabozos. dijo: —¡Lyco de Khorshemish! ¿Eres —¡Sí! ¡Pero por Ishtar. El denso tenía aire silencio amenazador. un Cuando se encontraron bajo una luz más intensa. El depósito de armas está al final del corredor. Vine para dar cuenta —Ni perro amarillo. los ojos del prisionero agrandaron por la sorpresa. Las losas del suelo estaban cubiertas de un polvo que no de sido habíahollado por pies humanos desde tiempos inmemoriales. pero controló sus se ya que. Su asombro creció cuando la puerta abrió hacia el interior. y un chillido estremecedor hizo que la sangre se le helara a Conan de las en venas. Dime. y espero del haberme equivocado. la luz del fogaril de la pared. no espadas vuestras eran siempre las mejor —La mayoría de los prisioneros que nos hallamos en estos dispuestas. apretón—. libera debidamente a tus seguidores y ataca! ¡Ataca para vengar tus ¡Equipa sufrimientos y para liberar a la reina de propios Aquilonia! sonrió ante la expresión de asombro de Lyco. ¡Vamos. unas alas ultraterrenas se cernieron sobre cimmerio. La parte superior del recinto casi se perdía en oscuridad. zona 89 .

con los ojos amarillos. y de la herida brotaba una sangre oscura un h y edionda. al acercarse. De repente. oscura y hedionda. creando un muro infernal. de Conan tenía el cabello enmarañado y empapado de sudor. que conducía de las habitaciones privadas de Yah Chieng. El altas formaba largas lenguas que se retorcían hasta alcanzar el techo. tenía fuerza suficiente para Estaba seguro de que se trataba del mismo ser de pesadilla que había destrozarlo. El frío altar de piedra helaba la carne tibia del cuerpo de Zenobia. que forma tenía vagamente humana. y luego hacia la puerta de piedra.El bárbaro se arrojó a un lado. Conan esquivó las garras del otro brazo y aplicó toda su fuerza último un en golpe violento. que salió empapada el sangre. Luego su espada trazó un arco brillante y el ser alado. A lo lejos vio una de puerta y. manos se retorcían inútilmente. la oscuridad dio paso a una luz deslumbradora. como hambrientas. Con un terrible alarido. Sabía que su única posibilidad residía traspasar con un golpe seguro las entrañas de aquel engendro que. Con agónico jadeo. como una imagen inmóvil del se infierno. otra vez! Lo había olvidado en su determinación ¡El anillo luchar sin ayuda. apenas a tiempo de evitar las afiladas delgarras monstruo. el ser alado cayó al suelo. monstruo extendió las alas para un vuelo planeado. y las llamas las cercanas cayeron al suelo como partículas de cristal. Su espléndido cuerpo pues piernas yacía 90 . ¿Sería lo bastante eficaz como para poder enfrentarse de hechicero al amarillo? pasó la mano sobre las oscilantes llamas. El cimmerio traspuso de un poderoso salto el muro de fuego. fuego parecieron avanzar hacia Conan. La ropa del cimmerio comenzó a el El sudor humear. La hoja de la espada penetró en el negro cuerpo. a Zenobia varios meses raptado atrás. El cimmerio apoyó el pie en cuerpo del engendro para liberar la hoja de su sable. mirando hacia la oscuridad de la cual había sin venido. estaba tendido monstruo en medio de un charco de sangre parda. Pero propia sus en ojos ardía un fuego terrible cuando siguió avanzando hacia la entrada otro de pasillo. Detrás de aquella puerta hacia a su enemigo. las afiladas uñas del monstruo le desgarraban la ropa que cubría sus mientras espaldas. Entonces resonó en Conan paredes del corredor un estallido similar al de mil timbales. Detrás de él. le corría por el rostro y la espalda. se alejó aullando. Los ojos del cimmerio centellearon en la oscuridad. En el El momento. en estaba aunque parcialmente desmembrado. el vida. y cuando se lo fue a secar con el dorso de la mano sintió el arañazo de una punta metálica. Luego. Aquél debía de ser el Túnel de la Muerte. El ruego que quedaba más tornó rígido y frío. y el bárbaro pudo sentir éstas terrible calor en el rostro y los brazos. y su sangre le corría por la espalda a consecuencia de las heridas sufridas. Se sentía armado de avasalladora fuerza. y su encontraría aferró mano la empuñadura de la espada con una fuerza cargada de venganza. sobre las losas de la gran sala. El pasillo en el que entró Conan era corto y recto. La espada le había cercenado brazo a la altura del codo. se abalanzó de nuevo sobre el Conan no cimmerio. advirtió en su superficie algunos signos grabados piedra origen khitanio. de Rakhamon. Sus tenía los brazos y las encadenados y unidos a un anillo sujeto al suelo. cedió terreno esta vez. Sabía avanzó en que la mano llevaba un anillo con el cual todo era posible. Unas llamas rojizas se alzaban desde el suelo.

Cerca de ella. éste se transformó en un esqueleto al que cubría una túnica verde enorme capucha. La mujer estaba llena de desesperación. cajas r yollos de polvorientos pergaminos. Yah Chieng le había dicho que Conan había a solo en salido su búsqueda. adalid! Con silenciosa y terrible ferocidad. Zenobia no sabía bien de qué artes se había valido brujo para saber aquello. los esbirros del hechicero amarillo la habían de sacado y llevado a aquella habitación. sino un enorme tigre. el cimmerio liberó su arma de entre los verdes pliegues de túnica. la en sala mientras saltaba sobre Conan con las garras extendidas y las abiertas. oyó una risa maligna la que 91 . Zenobia se levantó del altar. Zenobia encomendó su alma a Llena En ese momento. En ese momento sintió un ardor en su dedo Era como si estuviera en llamas. el corazón de Zenobia parecía que iba estallar de pena y nostalgia. hacia dentro. Bajo la capucha del manto sobresalía hirsuta barba del hechicero. una mirada se había hecho cargo de la situación. le permitía controlar emociones. pero en todo caso su bienamado Conan podía el muerto yacer en aquellos momentos en las estepas turanias. La luz se Pero en reflejaba de la extraña daga que estaba empuñando. en los que se había enredado. y de un golpe quebró la la calavera sonriente en mil pedazos. Una mano huesuda aferró con increíble fuerza la muñeca de con Conan. su torturador estaba ocupado delante una de mesa larga y oscura. y cayó al suelo con un terrible estrépito. Desde entonces había estado a solas con el brujo el Éste. la El techo de la amplia habitación era tan alto que Zenobia no alcanzaba verlo. El corazón de Zenobia estuvo a punto de detenerse a causa de la ¡Por fin había llegado Conan. su esposo. la pesada puerta de la habitación se abrió Mitra. el cimmerio atacó al nigromante Deoriental. pero su autodominio. Conan vio que ya no era su esposa. murmuraba encantamientos que leía en los libros antiguos. o haber sido y asesinado capturado por los montañeses de las tribus himelias. Su rugido resonó Entonces. Se quitó sortija humeante y la dejó caer al suelo. atestada de extraños objetos. Vio que el anillo mágico brillaba con un anular. De repente.~ 93 ~ tendido sobre la piedra. de Las antorchas reflejaban su luz en la hoja de la espada que empuñaba. donde la encadenaron sobre su celda espantoso altar. del a había que dado muestras en aquellos meses de cautiverio. como frascos. embargo. Al hacerlo. En el acero podían la hoja grabados algunos signos cabalísticos. Ese mismo mediodía. sus Al pensar en Conan. haciendo violentamente fragmentos de losas y una gran nube de saltar polvo. libre de sus cadenas. Era un Un musculoso de negra melena y fogosos ojos azules que arrojaban destellos gigante ira. rojizo fulgor ultraterreno que le producía terribles dolores de cabeza. La imagen del cuerpo Zenobia preparada para el sacrificio le indicaba a Conan que había llegado de el en momento oportuno. fauces Cuando el cimmerio levantaba ya la espada para decapitar al felino. sin khitanio. Eran muchos hombres poderosos de Oriente que lo los odiaban. Gruñendo. de desesperanza. El rostro del brujo estaba tenso por verse expectación la maligna que lo animaba. su alegría. hombre alto y fornido apareció en el vano de la puerta.entonces el demoníaco viejo se acercó a Zenobia. parecía ignorarla y se limitaba a manipular sus mientras aparatos.

Pero el brujo levantó nuevo el cuchillo del sacrificio sobre la figura de Zenobia. —¡Hombre de Cimmeria! —le dijo—. 92 . su después. alma hechizada permanecería encadenada por toda la eternidad en los Su abismos negros del infierno. La voz soberano llegó directamente a la consciencia del del bárbaro. Vio a antiguos amigos y mujeres imágenes caballeros hermosas. frenético El miedo se reflejó hasta en los ojos de Yah Chieng. Luego. y las vigas del techo eran tan gruesas como cuerpo de cuatro hombres juntos. le La neblina seguía espesándose. Has sido visto siempre con buenos ojos por consentirá dios. le pareció ver. con mínima intensidad en los fogariles. Poco tuvo pero la impresión de que estaba caminando sobre una capa de miel muy Apenas si podía levantar los pies del suelo. Las paredes la hechas estabande troncos gigantescos. que la consciencia lo abandonaba poco a poco. y éste no que sufras la condena eterna. Eres hijo de Crom. Entonces. y por ello la magia negra oriental no se apoderará de tu el espíritu. Trató de librarse los aquel hechizo. Luego levantó su Los mano. entre murmullos de desapareció terror. y lo envolvía en sus tenues volutas. por encima de los engendros burlones y malignos de Luego oscuridad. que estaban en alrededor de un trono.provenía del hechicero. De repente. y no pudo hacer Notó por nada evitarlo. brillaban aturdido. Tenía Conan músculos agarrotados a causa de la tremenda tensión. de ojos oscuros y rostro severo e implacable. que el mal Presentía y las tinieblas iban a triunfar. Comenzó a jadear. y el sudor fría. con mortífera lentitud. a Con alrededor. a pesar de todos sus esfuerzos. con los brazos extendidos sobre la Sus labios murmuraban sin cesar encantamientos. La neblina azul se fue aclarando. como para estrangularlo. En éste se hallaba sentado un rey o un dios de pie cabellos. pero sus miembros se negaban a obedecerle. siluetas se transformaron en viejos enemigos. y sus ardientes ojos en querer parecíansacarle el alma para llevársela a los infiernos.oscuros ojos del dios brillaron intensamente. extraña apatía vio una neblina azul que se levantaba del suelo. entre una confusión de agitados miembros d y e pliegues de anchas ropas. cubrió el rostro. que a su vez se convirtieron las sombras borrosas. mientras las llamas cabeza. Conan sintió que su antiguo poder le poderosa plenamente al cuerpo. Conan sacudió la cabeza. cubiertos con una cota de malla gris. Bajo una tenue luz se veía a unos el de aspecto hombres sombrío. se estremeció de horror hasta lo más íntimo de su ser. También los demonios huyeron. Todos los monstruos que el hombre había temido en que ascendiera reptando del mar aparecieron en interminable sucesión desde sus anteojos y se fueron acercando cada vez más a él. montados a caballo y reyes con mantos de color púrpura. Todavía no se había recuperado de la penosa impresión como sufrida. El esfuerzo y de lucha que se desarrollaban en su mente. y de ella surgió una luz. insoportables. una escena que representaba un gran salón. en lo más profundo de su la le resultaban consciencia. hasta que volvía por completo. El khitanio permanecía en pie. se halló completamente rodeado de vapores. negros alto. Extendieron las garras dirección a su cuello. Trató de moverse. un de cuerpo pesado cayó sobre el hechicero. Le abrumaba un sentimiento de derrota. empezó a ver unas reflejadas en las volutas azules.

Las cadenas que sujetaban a la mujer tintinearon al caer rotas sobre era suelo el . Cuando los vencedores atravesaron la puerta dando vítores al cimmerio. y armado con una Uno espada recta que le pendía del cinto. oyes los lamentos de los heridos y el estruendo de las armas? —¿No siguió diciendo Conan—. Se ve que no conoces a los hirkanios —dijo Conan con un gruñido—. en torno a las cuales crecían unos charcos de sangre de color carmesí. aplicó toda la fuerza titánica de que capaz. al tiempo que dejaba caer un cadáver descoyuntado y sin pie. El otro era una mujer esbelta. la espalda cubierta El heridas y magulladuras. vida. frente a mano yacían ellos. Epílog o Dos jinetes detuvieron sus caballos en la interminable y árida estepa. La mala fortuna los ha llevado a cruzarse con nosotros de nuestros cuando caballos están fatigados y todavía hemos de recorrer muchas para millasestar a salvo. para que allí te pudras por toda la negros eternidad! Los músculos del cimmerio se hincharon en un esfuerzo colérico vengativo. Llevaban cascos en punta. Se oyó un chasquido estremecedor. dos figuras inertes. —Batidores de una tropa turania. donde las montañas todavía eran apenas visibles. —¡Por dioses te han condenado.~ 95 ~ El cimmerio saltó sobre el altar con el poderoso impulso de un tigre. perro amarillo! —dijo con voz sibilante—. los hombres de oscura un cabellera. Zenobia —dijo el gigante de la cota malla—. se convierte en ruinas! ¡Y ahora te envío a los infiernos. aquella noche. gran con el atuendo de equitación de las mujeres nómadas orientales. El Conan descanso había reanimado a los animales. era un gigante cubierto con cota de malla y casco. ¿No ves las llamas de los incendios? — cómo tus perversos soldados son aniquilados por los presos que yacían en ¡Contempla mazmorras de la ciudad. el dios de los cimmerios. a el del aire claro y del brillante pesar sol. espanto. masculló un susurro helado y Luego terrible. encontraron abrazado a su bienamada reina con el ardor del hombre que lo por ama primera vez. cimmerio tenía el jubón quemado y desgarrado. Conan realizó por segunda vez en veinticinco años Y sacrificio a Crom. y tus negros poderes han ¡Los desaparecido! bárbaro oprimió con mortífera fuerza el cuerpo de su Cuando el Yah Chieng lanzó un grito inhumano de enemigo. Con la ataviada derecha empuñaba un arco khitanio de doble curva. y los turbantes que cubrían estaban llenos de polvo. Y también ha sido mala suerte el que uno de ellos escapara. Una polvareda que se levantaba hacia el los indicaba el lugar por el que huían alocadamente sus caballos sin este jinetes. cabalgar tan lejos hacia el oeste como sea posible. después de inclinarse. y por el mismo pueblo de Paikang! ¡Tu las imperio se sangriento desmorona. se encogió de hombros e hizo dar media vuelta a su caballo. —No perdamos más tiempo —dijo la mujer con voz armoniosa—. y Conan se puso en y jadeando. En el suelo. Pero a pesar de todo de hasta el avanzó altar y. fin nos encontramos. — Son 93 . y las cejas chamuscadas. que iniciaron el galope hacia corto horizonte occidental. ¿Quién sabe? Tal vez Debemos podamos aún escapar.

En el la cabalgaba un hombre de llamativo atuendo rojo y dorado. gran nube de polvo cubría el horizonte. dudo. Al ver a ésta. Conan apretó los dientes y empuñó espada. y la tierra resonaba con un vez en distante rumor bajo los cascos de los caballos. sobre las pulidas armaduras. y ahora vuelve otra vez de apresarme! para Los jinetes se encontraban tan cerca ya que se podían oír sus gritos de guerra. a menos uno que acabe con todo el grupo. La extensa nube de polvo se acercaba cada vez más. el suelo se estremeció bajo los atronadores cascos de los ola Conan contrajo los músculos. Conan se irguió sobre en silla su para ver si descubría lo que había causado aquel cambio repentino. Algunos caballos giraron redondo y el orden de la línea de ataque quedó roto. Su espada se abatió sobre el casco de un corpulento lancero el turanio 94 . y junto a él una centro más pequeña vestida con ropas de seda. como una prolongados reluciente. En medio de ella se Una de distinguíacuando algún brillo metálico. unos cuatro mil jinetes aquilonios lado abalanzaron sobre los turanios con su bandera flotando al se viento. que son muy resistentes. vez su contingente principal se encuentre lejos. y su mano la empuñadura de la espada con tremenda aferró fuerza.como una jauría de perros salvajes.» Lucharía hasta dejar avergonzado a más de un pensó semidiós. se protegió los ojos una con mano y miró hacia el este. Ya podían divisar larga línea de jinetes que se extendía a derecha e izquierda. los yelmos. los enemigos aminoraron el paso. Nunca abandonan su presa. Las puntas de las lanzas estaban ya bajas. las El sol lanzas y las espadas de un fuerte contingente que había aparecido por el afiladas opuesto. adelantan alas las y capturan a sus víctimas tras rodearlas. cuando el animal se hubo detenido. «Si éste tiene que ser el último combate — Conan—. que silbó en el aire. Conan tiró de la para mantener en alto la cabeza de su corcel. Al cabo de un rato volvió a brida de las tirar riendas y. y se aprestó con aire sombrío a luchar con caballos. y luego atacaron a los turanios con la fuerza reina del rayo. y van a sorprendernos cuando estábamos a punto de alcanzar la justo libertad! Los caballos comenzaron a respirar fatigosamente. Conan sintió un figura estremecimiento y procuró aguzar su vista de águila. Una sonrisa belicosa afloró a sus labios. heroico Sus ojos azules brillaron con el ansia de la batalla. ¡Maldita suerte! viajado sin ¡Habíamos ningún inconveniente hasta ahora. ya había preparado una flecha en su arco. que así sea. Luego. De repente. Tenemos que llegar —Tal losa bosques antes de que nos den alcance. cegadora Inflamado de ansia combativa. brillaba. Yo aprendí sus costumbres cuando serví en sus filas. Conan también se arrojó sobre enemigo. e interrogó al Zenobia con la mirada. cegador. y su lo miró Zenobiacon amor y devoción. En una carga irresistible. masculló leve terrible una maldición. tras cargar con sus caballos. Los batidores turanios no suelen alejarse mucho de la —Lo principal. cuando se acercan a su presa forman línea una y. filas hiborias se dividieron al llegar a la altura de Conan y de su Las para dejarlos en medio. atacantes los . columna cabalgar Suelen en columna por la estepa. ¡Nuestro amigo alas de murciélago la salvó de las Zhurazi. cimmerio —¡Esa infernal Thanara! —exclamó el rey de Aquilonia—.

~ 97 ~ y lo derribó de la silla. La mujer la desplomó sobre el suelo de arena. y nos pusimos en camino para evitarlo. pero la mayor parte de los cinco Los turanios yacían sin vida sobre la estepa. y por ello se agachó a tiempo. la carne y el hueso. Tan sólo los extraordinarios reflejos del bárbaro le salvaron la vida. el pueblo anhela tu regreso. directamente hacia el núcleo central de sus adversarios. Conan asestó un poderoso mandoble sobre el costado de arquero que le apuntaba casi a bocajarro. el resto de los turanios arrojaron las armas y pidieron cuartel. de aquilonios habían sufrido pocas bajas. lucha. A el siete unas yardas de distancia. intercambiando —Veo con la controlada ferocidad del luchador nato—. creerlo! —Pelias nos guió. y montó en el corcel del turanio. nos perdimos por los Montes Corinthios y tuvimos la suerte de Sin llegar no demasiado tarde. Junto a Conan. El rey de Aquilonia abandonó rápidamente su que estaba exhausto. Un segundo antes había visto por el rabillo del ojo Una movimiento amenazador de un arquero. abriendo un camino avanzó sangre de a su paso. y miró a su alrededor. habéis venido hasta aquí? ¡Apenas puedo ¿Cómo Próspero. y tu regreso. Tendió el cuerda. ¡Tu cabeza se pudrirá sobre las murallas alta castillo del de dama Thanara! que has perdido el juicio —bramó el cimmerio. —¿Y qué es de nuestro reino. y en ese preciso instante una flecha se clavó en su pecho. en la frontera. —¡Próspero! ¡Trocero! —gritó el cimmerio. como esos perros hubieran acabado con hicisteis. Las brillantes líneas de los mil occidentales convergieron hacia los puntos donde todavía seguía la caballeros Entonces. Eso se debe. sino el que caiga. Conan sombríamente. El suelo estaba sembrado Conan cadáveres que vestían cascos puntiagudos y pantalones anchos. No seré yo. Por respondió: de medio las artes ocultas adivinó el éxito de tu empresa. que no era otro que tropas Ardashir. buscando a sonrió Zenobia. golpes q aue te has convertido en el sicario de esa mujerzuela traidora. embargo. nosotros. Luego se enfrentó al jefe de las enemigas. seguramente. Después. ¡Púdrete en el infierno! Redobló la fuerza y rapidez de los ataques de su brillante espada. perro bárbaro! —exclamó el hombre de —¡Nos figura. y se levantó una nubecilla polvo cuando el puño de Conan golpeó cariñosamente en los hombros a de fíeles sus seguidores—. al tiempo que levantaba a Zenobia del caballo y — montaba sobre su propia la silla. y envió al hombre al suelo como un de si un muñeco roto se hubiera tratado. —¡Ningún hombre ha tenido mejor esposa. Previo serías que atacado aquí. lo visité a menudo. ataviado de rojo y oro—. tú. movimientos defensivos de Ardashir fallaron al fin. Zenobia contemplaba se su caballo el resultado de su pericia en el manejo del desde arco. Cuando nos alejábamos Trocero? de 95 . Luego caballo. El oficial turanio cayó al suelo la muerto. pocos Unos huían hacia el horizonte. Thanara —pues ella era el arquero que había visto cimmerio—colocó otra flecha en el arco con el rostro contraído de ira. De no haber llegado en el momento justo. y la implacable hoja cortó Los malla de acero. erguido y de mirada vivaz. flecha llegó silbando. Desde que te marchaste. perseguidos por los vencedores. hizo una pausa y miró en derredor. volvemos a encontrar. y ningún rey una reina mejor! exclamó el bárbaro. esbelto. —Mi señor.

—Y yo debo darte las gracias. pero espero que jamás lo vuelva a necesitar por similares. y ante nosotros se presenta un al prometedor futuro . y el país nunca había conocido tanta prosperidad. se obligado a pagar tributos a Aquilonia y a respaldarla en sus guerras. nos dirigían tantas bendiciones como las que pocos soñarían poitanios con recibir. Hicieron lo mismo con las occidentales de Shem. —Bienvenido. con la que se pretendía aplastar naciente imperio. Pero antes de que se reunieran todos los ejércitos para dar el la 96 . Su caída fue excepcional en el sentido de que no se produjo por del decadencia interna. Has librado transcurrido mundo de un monstruo insaciable. dicho. Diciendo esto.Parte II Quinientos años después de los sucesos narrados en último lugar (es tras el reinado de Conan el Grande). la civilización hiboria fue barrida decir. sino por el creciente poder de los pueblos bárbaros y de una nación hirkania. Pero ¿quién —Bien por allí? ¡Que me condenen si no es viene Pelias!efecto. lleno de sinceridad—. Argos y Ofir. reyes que se países anexionaron sin el menor escrúpulo. ¿No traes una bota de vino en tu silla? La Edad Hiboria . vio una antigua enemistad entre Aquilonia e Hiperbórea. estableció una secreta alianza con Brithunia. decadencia podría explicarse por los codiciosos afanes de Aquilonia.Tarantia. amigo —dijo Conan con aire satisfecho—. le dijo en voz baja a Próspero. que durante había siglos conseguido resistir con éxito a los aquilonios. junto con Corinthia y con las tribus shemitas orientales. motivos Conan echó una última mirada al sangriento campo de batalla. mundo. Las llanuras del Reino Fronterizo fueron testigo de una larga y batalla. Me ha servido de maravilla en un Rakhamon. mientras los triunfantes aquilonios los que huir sin dejaban molestarse en perseguirlos. cosechas fructifican. Pelias. Anhelando extender su imperio. Esta bien de un modo indirecto. precisamente cuando los hiborios estaban en el apogeo de la vigorosa su cultura. país. el cimmerio sacó de su bolsa el anillo de —Debes quedarte con él —agregó—. El reino de Nemedia. Alto. y nadie ha osado atacarnos. Tan Las sólo nos faltaba la presencia de nuestro querido rey y de su reina para rebosara la copa de nuestra felicidad y que fortuna. Zamora y Koth. Estamos en paz. en la que las huestes del norte fueron derrotadas y tuvieron salvaje retirarse a sus tierras nevadas. tanto por esta oportuna ayuda por haberme dejado el talismán que ahora te como devuelvo. de par ocasiones. después de toda esta charla tengo la garganta más seca losque desiertos estigios. a la cabeza de sus Luego caballeros. llegaba con sus En ropajes ondeando al viento y una sonrisa en los amplios labios. —Por lado: Crom. que anteriormente se habían librado del yugo de ciudades Este Koth. delgado y canoso. y esta última Existía reunió nación un día sus ejércitos para enfrentarlos a los de su adversario occidental. que cabalgaba a su Entonces. los sucesivos si aquilonios declararon la guerra a sus vecinos de Zingara. espoleó a su caballo y se dirigió hacia el oeste. era el hechicero. rey Conan —dijo. Han muchas lunas desde que nos vimos por última vez en mi torre.

los pictos crecían asombrosamente en número y poderío. si bien se trataba en meras incursiones de saqueo más que de verdaderas de invasiones. siempre se resistieron con fiereza la tales relaciones. Los primeros hombres Hiperbórea invadieron y adelantaron su frontera. Con que refuerzo de aventureros de la ribera oriental del mar de Vilayet. hombre era Arus. Esta derrota de los hirkanios demostró al resto del mundo el poderío del reino occidental. y Nemedia se limitó a ponerse a la defensiva en las guerras que la produjeron después. Una vez más. pero el pueblo descubrió entonces que tan sólo había cambiado los amo oriental por el occidental. por lo que más tarde hicieron incursiones en para procurárselo. Ya habían dejado de habitar en cuevas objetos e on chozas de ramas. A todo esto. que no admitían su también realizaron derrota. No le arredraron los sombríos relatos de lo que había con otros ocurrido mercaderes y exploradores. Como consecuencia de aquellos contactos. aprendieron a trabajar rudimentariamente el cobre y el estaño. sacerdote nemedio y reformador nato. se adentró solo y sin armas entre el pueblo que buscaba. ayudada en ocasiones por Brithunia. muchas de ellas reclutadas entre los extranjeros con y shemitas.cimmerios también combatieron a los pictos y a los bosonios. a pesar de ello. cuyos magníficos ejércitos eran reforzados verdadero tropas mercenarias. los el turanios jinetes barrieron Zamora. y ocasiones realizaron ataques contra la misma Aquilonia. entre los guerreros de oscura cabellera y los incesantes de Nordheim. En el norte había pugnas terminaría en la frontera Cimmeria. después de destruir una ciudad tras Los otra. Eran los hirkanios. un de hombre no picto. Por ese extraño designio de providencia. por en Koth. y moraban en tiendas hechas de pieles o en cabañas rústicas similares a las de los bosonios. los aquilonios los hicieron retroceder. pero así es con historia. Hiperbórea y se secreto. ya que sus tierras abundaban en animales salvajes de todas clases. pero. el que estos bárbaros llegasen a crear un imperio. así como entre los aesires y los vanires. se debió a los esfuerzos de un extranjero. No se sabe Ese certeza qué fue lo que le hizo inclinarse en favor de los pictos. efectuaban su primera invasión de envergadura en el mundo occidental. sino para mantener sometido al pueblo. devastaron Corinthia oriental y fueron contenidos las en llanuras de Brithunia por los aquilonios. Los pictos se habían beneficiado sin duda alguna del contacto de civilización hiboria. que se encontraban en su a en paísescasas proporciones. Los hirkanios. un Por extraño capricho de la suerte. Zamora fue reconquistada de manos de zingarios hirkanios. en Occidente se estaba desarrollando un nuevo poder que Pero con la hegemonía de los reyes aquilonios. y la en 97 . apareció un nuevo enemigo por Oriente. Pero con ello quedaron rotos los cimientos de alianza.~ 99 ~ batalla. Los soldados aquilonios quedaron el en Zamora acuarteladosno sólo para proteger al país de una posible invasión. que los derrotaron y los rápidamente rechazaron hacia el este. y los bárbaros pictos. como siempre. tres nuevas invasiones a través de las fronteras zamorias y de tierras de Shem. o los cambiaron por pieles. Lo cierto es que decidió trasladarse a las tierras salvajes del la para cambiar las rudas costumbres de los paganos y convertirlos al Occidente culto de apacible Mitra. dientes de morsa y otros Zingara que poseen los salvajes para traficar. si bien las ejércitos hirkanios crecieron en efectivos mientras se retiraban por la los meridional ribera del mar interior. Seguían viviendo principalmente de caza. y éste la le no dio muerte.

Por el contrario. a pesar de haber nacido entre carentes gentes de toda cultura. Sin duda. caminaba como un tigre. y haría expresivos movimientos con sus blancas manos y finas mientras exponía los derechos eternos y la justicia de verdades de Mitra. los veloces carruajes. en cuclillas sobre el sucio suelo de la choza de ramas. las fértiles llanuras. los G Y orm. aseguraba los quepictos eran capaces de progresar. Una vez que Arus hubo aprendido lengua picta. En una especie de bosonio rudimentario. pero habían tambiénaprendido a cultivar cereales. poseyeron el instinto de la conquista y formar supierongrandes imperios. ya los que bosonios se interponían entre ambos. caso omiso haciendo de las enseñanzas religiosas y tomando buena nota de grandezas materiales que tan vividamente le estaban describiendo. en lugar de utilizarlos para obtener de semejantes ellos adornos. sin embargo. Gorm tenía tras de sí una herencia de cientos de miles de años de vida salvaje. Gorm le permitió a Arus que permaneciese en su tribu y no lo evidentemente caso mató. Se agrupaban en clanes o en grupos de tribus que por lo general entre ellos. y que se había refinado a lo largo de varios siglos sentido civilización. imaginación nos permite reconstruir la escena y ver al jefe de pelo La vestido negro con pieles. basadas en la violencia y en luchaban derramamiento de sangre.largamente a Gorm acerca de las buenas costumbres. describió las grandes ciudades. y exhortaría a de a que Gorm perdonase a sus enemigos. con un collar de dientes humanos en torno al sentado cuello. hablaría con repugnancia de las hileras las cráneos humanos que adornaban las paredes de la choza. El sacerdote era un alto exponente de una raza que poseía un artístico innato. con el acertado instinto del bárbaro. Apeló al anhelo de todo ser humano gorila. Arus. No tenían contactos directos con los hiborios. que murallas de mármol. acrecentar sus bienes materiales. puso el poder y esplendor de los de hiborios reinos como ejemplo de los beneficios otorgados por Mitra. y no se lo podía calificar las precisión. y. las torres enjoyadas y las caballeros. si bien lo hacían de forma rudimentaria p y referían arrebatárselos a sus vecinos: los bosonios y los zingarios. el le hizo sacerdotesaber al jefe el propósito que lo animaba. Arus debía vestir las ropas de seda de los de oficiantes nemedios. enseñanzas y leyes habían llevado a los hiborios hasta el alto lugar cuyas ocupaban en el mundo. resultaban repulsivas para hombres el como Arus civilizados de Nemedia. el sacerdote se aplicó a la tarea de cambiar las costumbres la desagradables de los pictos. Atila con c oualquiera de los jefes bárbaros que. y su mano de negras uñas apretaba como la de un Pero Arus era un hombre práctico. oyendo atención el elocuente sacerdote.único en la historia de esa raza. Arus tuvo la suerte de haber dado con un jefe con más luces que habituales entre los pictos.los ríos y mares que bañaban sus costas había mucha pesca. su mirada de como la brillaba del leopardo. De las este 98 . que tal vez estaba sentado en un bloque con madera tallada puesto allí en su honor. tales como los sacrificios humanos. y encontró él en a un interlocutor responsable. Sus primitivas costumbres. del mismo modo que no se puede calificar a Genghis Khan. aunque extrañado. e interesado en lo que le decía. y los acontecimientos demostraron verdad de su afirmación. Se llamaba Gorm. cuyas brillantes armaduras les daban tanta ventaja en la batalla. más sangrientas luchas intestinas y el rito de quemar vivos a los las Sermoneó prisioneros. si bien no de la manera que él la pensaba. atesoró sus palabras.

Cuando el sacerdote hablaba de glorias de las naciones civilizadas. se preocupaban poco Mitra los de milagros del dios. Arus lo guió junto con algunos de sus guerreros a través las de marcas de Bosonia. En este arte de diplomacia rústica era muy superior a los demás jefes la bárbaros. y mucho de la descripción de las líneas de batalla y de embestida de los caballeros armados. Tras la llegada de Arus. también otras reformas. Merced al dominio de aquel nuevo arte. comenzó a extender su dominio sobre otros clanes. que en un principio fueron Estableció agrícolas. su auditorio de hombres de piel oscura las pensaba en los ideales de la religión sino en el botín que podían obtener en no opulentas ciudades y en los campos. Encontró grandes yacimientos de mineral de hierro en montes del territorio picto y enseñó a los nativos a extraerlo. Se quedó vivir entre los pictos y logró llevar a cabo lo que un hombre inteligente y a dispuesto puede hacer en beneficio de sus semejantes. Arus era un hombre de sentido práctico. en aquella choza de ramas en la que hablaban el sacerdote con un cubiertomanto de seda. a fundir el hierro los a y trabajarlo para obtener herramientas. los pictos disponían tan sólo de las Antes de de armas que arrebataban a los bosonios y a los zingarios. aprovechando rostro enseñanzas acerca del trabajo del hierro y otras las semejantes. enseñó a los pictos a trabajar el hierro y logró que del establecieran contactos entre los salvajes y los pueblos civilizados. se al ruego de Accediendo Gorm. Miraban a Arus con sus agudos ojos negros y su los inescrutable. Ellos sólo acero forjar armas rudimentarias de cobre o de bronce. pero éstas fueron en conjunto principales realizaciones: infundió en Gorm el deseo de conocer los países sus mundo civilizado. Los pictos llegaron. pues. y el jefe salvaje que vestía pieles de animales. a entrar y salir libremente del territorio aquilonio. en parte por Gorm violentos medios y en parte mediante la astucia y los tratados. La propia naturaleza de guerreras salvajes aquellos los llevaba por el camino de la matanza y de la guerra. siempre volvían con nuevos conocimientos acerca de la manera de y armaduras y espadas. la llegada del sacerdote. sabían abría ante ellos un mundo nuevo. y el estrépito metálico de los martillos se en las resonó fraguas de todo el país.~ 101 ~ modo. de Aquilonia alentaban la idea de enzarzar a los pictos contra cimmerios para destruir de ese modo ambas amenazas. pues de todo carecíansentimiento altruista y artístico. ya que los pictos lo escuchaban con gran atención y a lo habían amenazado. Cuando relataba la forma en que las ayudaba a algunos reyes a vencer a sus enemigos. pero los demasiado ocupados con su propia política de agresión en el sur y en el estaban para este prestar atención a las casi desconocidas tierras del oeste. s Aemejanza de todos los sacerdotes de Mitra. allí. se Como ya se ha dicho. de las que 99 . duda de que Arus creyó estar realizando conversiones a su credo No hay diestra y siniestra. donde los sencillos aldeanos contemplaron mudos asombro la exótica de cohorte. aun cuando bien vistan éstos pieles de tigre y se adornen con collares de dientes humanos. entraron a formar parte de los forjar mercenarios aquilonios. y sacaban sus propias conclusiones. era un entendido en disciplinas numerosas y artes. fraguó un imperio. así como de las maniobras de la arqueros y lanceros. Pero el picto no tomaba en serio las enseñanzas que jamás impelían a perdonar a sus enemigos y a abandonar las prácticas lo para adoptar una forma de vida apacible. Lo que es más. ante el comprensible disgusto de los fornidos ejércitos Los reyes bosonios.

el cadáver del la al que siempre había repugnado la violencia y el crimen reposó bajo una de hombre muestras de mayor barbarie que cabía concebir. si bien. Aunque vistieran telas de seda bordadas en oro. Gorm había mucho tiempo. Había sido desde siempre un país Incontables opulento. Después. de sencilla y dura. Se dio cuenta de que no había conmovido el alma de los paganos. Con esa tremenda ironía. así como los países los fueron tratados como provincias dominadas. Los tambores comenzaron a redoblar en los bosques. los seguían siendo una raza enérgica y activa. Antes relatar cómo se produjo este lamentable hecho. las Pero las nuevas armas y la malla de acero no bastaron para quebrantar resistencia enemiga. Por ello actuó con rapidez en esperado fronteras. Trataban a los pueblos menos poderosos había crecientes menosprecio. pero debajo del nuevo atuendo no había en en absoluto. será oportuno echar un de vistazo breve al Imperio Aquilonio. y Zamora fue agregada al los imperio. se convirtió en cabecilla de los jefes salvajes. Ahora Gorm vestía un coselete de cota de malla plateada conciencia lugar de las pieles de tigre. Ofir y Zamora. y en lo más parecido a rey un que habían tenido los pictos en toda su historia. el otro gran imperio «protección» jamás se occidental. no para comerciar. Mediante innumerables intrigas y sus Gorm tretas. Zingara. e imponían tributos cada vez más fuertes a con sojuzgados. dichos guerreros regresaban a selvas con una buena instrucción en las artes guerreras de los sus civilizados. y se acercaba ya a la vejez. Argos. cambiado seguía siendo el eterno bárbaro al que no conmovían la teología la ni filosofía. En cuanto sino A a rus. como Una vez concluido el plazo del contrato. los pictos irrumpieron a través de las fronteras bosonias sangre y fuego. los ayudaban las tropas imperiales aquilonias. si bien sus triunfos fueron únicamente 100 . las Arus comprendió su error cuando ya era tarde. en la práctica un país tributario. lo cual era shemitas. sino para guerrear. Pero la decadencia no había alcanzado aún a los reyes a y l pueblo. cuando necesario. que a menudo se rebelaban a de pesar las salvajes represalias.llegaban cada vez más guerreros rechonchos para prestar servicios mercenarios. y demostrarlo mandó que colocaran la calavera del asesino sobre la losa de para tumba del sacerdote muerto. Sin embargo. Durante muchos años. pues gozaba de la Koth era aquilonia frente a los hirkanios. un picto borracho le destrozó el cráneo cuando trataba de rectificar los infructuosamenteerrores que había cometido. y un suntuoso esplendor sustituyó a la antigua forma de vida. el armamento superior y el la de los coraje bosonios mantuvieron a raya a los invasores. Gorm lamentó el hecho. mientras que los armeros pictos elaboraban. incansables. pero ya no con hachas de cobre ni pieles de animales. y que se aferraba a la rapiña y a la matanza. En esa época era hirkanios prosperaron y luego decayeron. de armas sobre un millar de yunques. riquezas fueron llevadas a Aquilonia como consecuencia numerosas conquistas. en la que aún alentaba la de las épocas antiguas. una traición inesperada destruyó la defensa bosonia. la arrogancia aquilonios sustituido a la antigua sencillez. Finalmente. había dejado dominar. Pero Nemedia. En nada había afectado su elocuencia a la ferocidad de los pictos. humillante para especialmente los orgullosos zingarios. y en lo pueblos de altolas montañas empezaron a aparecer hogueras que servían como medio comunicación. a blandiendo armas de afilado acero y cubiertos con cotas de malla.

~

103

~

defensivos, y se lograron por lo general con la ayuda de tropas Durante este hiperbóreas. período, los únicos fracasos aquilonios fueron, pues, imposibilidad de anexionarse Nemedia y la derrota de uno de sus ejércitos su m a anos de los aesires. Así como los hirkanios se vieron incapacitados resistir para los ataques de la caballería pesada de los aquilonios, estos últimos, invadir los países nevados, fueron superados en las feroces luchas cuerpo al c auerpo con los nórdicos. Pero las conquistas aquilonias llegaron hasta el Styx, río donde un ejército estigio fue derrotado con gran matanza. El rey Estigia envió fuertes tributos entonces, con el fin de impedir la invasión de de reino. Brithunia fue reducida después de una serie de violentas guerras, y su c aontinuación se iniciaron los preparativos para acabar con el último Nemedia enemigo: . Con sus brillantes ejércitos, reforzador por efectivos mercenarios, aquilonios avanzaron contra su antiguo enemigo una vez más; parecía que los fin por la independencia nemedia iba a desaparecer definitivamente. Pero desavenencias entre los aquilonios y sus seguidores: los surgieron bosonios.consecuencia lógica de su expansión imperial, los aquilonios Como habían vuelto altivos e intolerantes, y solían hacer escarnio de los rudos se s yencillos bosonios. Una creciente hostilidad se fue estableciendo entre pueblos: los aquilonios desdeñaba a los bosonios, y éstos se ambos profundamente de la actitud de los que empezaban a calificarse a sí resintieron como mismos sus amos, y los trataban como pueblo conquistado, tributos exorbitantes y reclutando a sus hombres para las guerras de imponiéndoles territorial. expansión En las zonas fronterizas quedaron muy pocos hombres, y, al noticias de las atrocidades cometidas por los pictos en sus tierras, tener enteros de regimientosbosonios abandonaron el escenario de la campaña nemedia y dirigieron hacia la frontera occidental, donde derrotaron a los invasores de se oscura en una larga y dura piel batalla. deserción fue la causa directa de la derrota de los aquilonios por Esta de parte Nemedia, e hizo recaer sobre los bosonios la ira cruel de los partidarios la de expansión imperial, intolerantes como siempre lo han sido. efectivos aquilonios fueron trasladados en secreto hasta los confines de Numerosos marcas, y se invitó a los jefes bosonios a una gran asamblea conjunta. las mismo tiempo, y con la excusa de realizar una incursión contra el territorio Al los de pictos, numerosos contingentes de feroces soldados shemitas fueron acampar entre la población bosonia. Mientras se daba muerte a los jefes bosonios, el país fue asolado por los shemitas de norte a sur. Al indefensos el traicionero ataque, los ejércitos aquilonios regresaron de las concluir fronterizas, dejando tras de sí un país sumido en la desolación y la ruina. tierras aquel momento se produjo la invasión picta, que atacó con fuerza En aquellas mismas fronteras. No se trataba de una simple incursión de incontenible sino del saqueo, planeado ataque de toda una nación. La ofensiva estaba dirigida jefes por que habían servido en los ejércitos aquilonios, y el mando supremo ostentaba Gorm, ya anciano, que conservaba, sin embargo, intacto el fuego lo su de enorme ambición. No encontraron a su paso, como antes, defendidas poblaciones por fuertes murallas, ni arqueros cuya certera puntería contenido a los pictos hasta la llegada de los refuerzos imperiales. El resto había las de tropas bosonias fue barrido en un abrir y cerrar de ojos, y los salvajes avanzaron en formidables contingentes hasta la misma sanguinarios saqueando Aquilonia, e incendiando, antes de que las legiones, que luchaban de nuevo
101

contra los nemedios, pudieran regresar al oeste. Zingara aprovechó oportunidad para sacudirse el yugo aquilonio, y su ejemplo fue seguido por la corinthios y por los shemitas. Regimientos enteros de mercenarios y de los coloniales se amotinaron y regresaron a sus respectivos países, robando tropas s yaqueando en su avance. Los pictos atacaron con fuerza irresistible hacia este, y todos los ejércitos aquilonios fueron derrotados por los invasores. Sin el ayuda de los arqueros bosonios, las tropas de Aquilonia se la incapaces mostraron de contener la lluvia de flechas de los bárbaros. Se pidieron a todas legionespartes del imperio con el fin de resistir la ofensiva, pero desde selvas pictas iba surgiendo horda tras horda, en un fluir de hombres las parecía interminable. Y en medio de aquel caos, los cimmerios que desde sus montañas para completar la ruina aquilonia. Cuando descendieron asolado hubieron el país se retiraron a las montañas con el botín, pero los ocuparon las tierras que aquellos habían invadido temporalmente. De pictos modo este se desplomó el imperio aquilonio entre la sangre y el fuego. tarde llegaron de nuevo los hirkanios, cabalgando desde el Mas Oriente, al ver que las tropas imperiales se retiraban de Zamora. Este país brumoso presa fue fácil del avance de las tropas hirkanias, y éstas se establecieron en ciudad más importante del país. Esta invasión procedía del antiguo la hirkanio de Turan, pero desde el norte llegó otra ofensiva hirkania más reino aún. Hordas de jinetes acorazados rodearon a caballo el extremo norte del salvaje de mar Vilayet, atravesaron las tierras heladas, entraron en las estepas a su paso empujando a las poblaciones aborígenes y cayeron con terrible violencia los reinos occidentales. Los recién llegados no se aliaron al principio con sobre turanios, sino que lucharon contra ellos al igual que contra los hiborios. los entonces se presentaron otras huestes guerreras desde Oriente, y Para con las anteriores, hasta que todos los hirkanios quedaron reunidos bajo lucharon mando de un gran jefe que llegó cabalgando desde las costas del el oriental. océano Ya sin tropas aquilonias que se les opusieran, los hirkanios mostraron invencibles. Se dispersaron por la subyugada Brithunia y se el sur de Hiperbórea y Corinthia. Luego invadieron Cimmeria, empujando a devastaron paso su a los bárbaros de negra cabellera. Pero en las montañas, donde caballería era menos efectiva, los cimmerios se volvieron contra los hirkanios la s yólo una rápida retirada, después de un día entero de cruenta batalla, salvó é astos de la aniquilación completa. se producían estos acontecimientos, los reinos de Shem Mientras logrado dominar a sus antiguos amos —los hombres de Koth—, pero habían derrotados al tratar de invadir Estigia. Apenas hubieron terminado con fueron conquista de Koth, los shemitas fueron subyugados por los hirkanios, y con la se ello vieron bajo un dominio más duro aún que el padecido con los Mientras hiborios. tanto, los pictos se habían convertido en los amos absolutos Aquilonia y habían aniquilado prácticamente a todo el pueblo de este de Irrumpieron por las fronteras de Zingara, y los naturales de aquel país país. por miles huyeron de la matanza en dirección a Argos. Allí se encontraron con hirkanios, que procedían del este, y que los obligaron a asentarse en los como súbditos. Mientras huían de allí los aquilonios, Argos quedó envuelta Zamora llamas y sometida a la matanza de los vencedores pictos, que en avanzando por el territorio de Ofir hasta que chocaron con los siguieron quienes por hirkanios, su parte se internaban hacia el oeste. Estos últimos, después haber conquistado Shem, vencieron a un ejército estigio a orillas del río Styx de y
102

~

105

~

ocuparon el país hasta el lejano sur, hasta el reino negro de Amazonia, de pueblo cuyo trajeron de vuelta miles de prisioneros que asentaron entre shemitas. Es posible que los hirkanios hubieran añadido a sus conquistas los dominación de Estigia, añadiéndola a su creciente imperio, pero los ataques la los de pictos se lo impidieron. que jamás había sido vencida por los hiborios, se tambaleó bajo Nemedia, ataque conjunto de los jinetes del este y del oeste. En ese momento entró el escena una gran tribu de aesires errantes que procedía de las tierras en y cuyos nevadas,componentes fueron contratados como mercenarios. Resultaron unos ser guerreros tan eficaces que no sólo derrotaron a los hirkanios, sino detuvieron el avance de los pictos hacia tierras que orientales. El mundo, por esa época, presenta el siguiente aspecto: un vasto picto, salvaje y rústico, se extiende desde las costas de Vanaheim, por el imperio hasta norte, las del sur de Zingara. Por el este se prolonga hasta comprender Aquilonia, exceptuando Gunderland, la provincia más septentrional, toda sobrevive a la caída del imperio como reino, en las montañas, y logra que su independencia. El imperio picto también incluye Argos, Ofir, la mantener occidental de Koth y las tierras del oeste de parte Shem. oposición a este imperio rudo y primitivo se encuentra el de los En que por el norte limita con Hiperbórea y por el sur con los desiertos que hay hirkanios, la en parte meridional de Shem. Por otro lado, también Zamora, Corinthia, Brithunia, los Reinos Fronterizos, la zona oriental se Shem y la mayor parte Koth están incluidos en este imperio de considerable de extensión. Por el contrario, las fronteras con Cimmeria siguen intactas. Ni los pictos losni hirkanios han sido capaces de someter a estos belicosos Nemedia, bárbaros. dominada por los mercenarios aesires, resiste a tosas las Así pues, por el norte se hallan Nordheim, Cimmeria y Nemedia, que no invasiones. sido han conquistadas, mientras que, en el sur, Koth se ha convertido en el de batalla donde pictos e hirkanios luchan incesantemente. En ocasiones, campo guerreros del este expulsan por completo del reino a los bárbaros pictos, los algún pero tiempo después las llanuras y las ciudades vuelven a caer en manos los de invasores occidentales. Muy lejos, hacia el sur, se encuentra afectada Estigia, por la invasión hirkania. Es una tierra que se halla enclavada entre reinos negros. Hacia el lado opuesto, en el norte, las tribus nórdicas los muestran inquietas, pelean continuamente con los cimmerios y se incursiones efectúan devastadoras por las fronteras hyperbóreas.muerto por Hialmar, un jefe de los aesires nemedios, cuando Gorm fue ya era hombre muy anciano, de casi cien años de edad. En los setenta y un años cinco que habían transcurrido desde que oyera hablar por primera vez a de los Arus grandes imperios —mucho tiempo en la vida de un hombre, pero poco muy en la historia de las naciones—, había llegado a consolidar su imperio propio a partir de innumerables tribus de salvajes a sojuzgar toda civilización. Quien naciera en una choza de paredes de adobe y techo de una en su paja, vejez se sentó en tronos de alabastro, y comió en vajilla de oro manjares que le servían unas esclavas que había sido en el pasado hijas los reyes. Pero las conquistas y las nuevas riquezas no cambiaron la de de los pictos. De las cenizas de la civilización destruida no surgió una mentalidad cultura, nueva como un ave fénix. Las oscuras manos que destruyeron las artísticas glorias de los conquistadores jamás trataron de imitarlos. A pesar de habitaban entre las espléndidas ruinas de los palacios semidestruidos, que y
103

Invadieron también d y estruyeron por completo el reino de Gunderland. de vuelta hacia el misterioso Oriente. los cimmerios vagaban hacia el sudeste. lo mismo con los aesires que se establecieron en Nemedia. tártaros y que Junto turcos. Llegados a la antigua tierra de Koth. hordas de aesires y vanires irrumpieron de Detrás incontenible. más salvajes. los cimmerios avanzaron. en dirección al mar de se Vilayet. interesados tan pictos en sólolos aspectos más elementales de la vida. surgieron más tarde los que gitanos. rodeando las costas septentrionales cabalgaron mar del de Vilayet. y luego cruzaron la Aquilonia hasta chocar brutalmente con las huestes pictas. y en las cuales cambiaron había lugar para las artes y para el progreso de la no humanidad. Nemedia ya se había convertido en un reino dominado nórdico. los turanios los todas sus destruyeron ciudades. Los avanzaran invadieron el antiguo reino de Hiperbórea. y sobre sus ruinas entraron en aesires con liza los hirkanios. Antes de que los hielos hacia el sur. expulsaron a los pictos y a término hirkanios. podían muerte llevándose miles de esclavos. lo hicieron las tribus bárbaras septentrionales. antiguoy a ellos nos referimos cuando en adelante usemos el «nemedio». partieron numerosos zamorios y zingarios asentados en el lejano oriente. que los llevaban a la guerra y al saqueo. pero no derrotaron detuvieron en esas tierras. feroces. Estos nórdicos que huían habían adoptado el nombre del reino. También antigua a los nemedios del norte y saquearon algunas de sus ciudades. de ellos. como hunos. y ayudaron al pueblo de Shem a librarse del yugo de estos los Por todo últimos. No ocurrió adoptaron pronto muchas de las costumbres de los civilizados vencidos. en la retirada. Luego se inició la era de las glaciaciones mundo la y gran invasión de los pueblos nórdicos. una tribu de aventureros vanires había avanzado a lo largo 104 . formaron una raza mezclada de la que. los pictos y los hirkanios Saqueaban ante pueblo. Una banda de aesires expulsó a los jinetes este de Brithunia y se estableció en el país. Mientras tanto. Empujados las por continuas oleadas de invasores de más al norte. orientales nórdicos que habían conquistado Hiperbórea atacaron a sus enemigos Los Oriente con tal ferocidad que los morenos descendientes de los lemurios de retiraron a las estepas. En consecuencia.con ellos. primitivos. adoptando el nombre de éste. el mundo occidental. Ante mar ataques de los hombres de Nordheim y de Cimmeria. Nemedia forma conquistada. y no hubo ejército ni ciudad que se les resistiera. dieron a los prisioneros que no acompañarlos en su éxodo y luego. El poder de los conquistadores quedaba así destrozado. propia Durante un breve período. y el imperio picto se tambaleó ante sus ataques. destruían el reino hirkanio de Turan y se asentaban en las costas del sudoeste del antiguo interior. y dejaron las ciudades nemedias arruinadas sus d y esiertas. por los descendientes de los mercenarios aesires. mongoles. Desaparecieron así de la historia occidental hasta regresaron miles de años más tarde. y los semicivilizados nórdicos que la ocupaban huyeron ante fue coterráneos. Entretanto. Estos las peromodificaron y perfeccionaron mediante el impulso pujante de su cultura. más joven y fiero. no sus costumbres. los siguieron siendo los eternos bárbaros. los pictos y los hirkanios lucharon sobre las delruinas que habían conquistado.cubrían sus rudos cuerpos con las sedas de los reyes derrotados. sino que continuaron hacia el este y derrotaron a se ejército hirkanio en las fronteras de un Brithunia.

La convulsión de las tierras dio origen a grandes cordilleras en la central del área septentrional del continente de África. establecidos en el antiguo nómadas de Turan. que llamaron Egipto. en el sur. que dejó tiempo perfiles de la tierra tal como hoy los conocemos. Koth occidental continente S y hem se extendió el mar azul llamado después Mediterráneo. El fueron situado territorioen torno al mar interior de Vilayet —que se iba secando poco a poco no — resultó afectado. p y osteriormente figuraron en la historia de Irlanda. que sólo dejó de Aesgaard las penínsulas donde más tarde mar asentarían Noruega. una En más al estado de salvajes de la Edad de Piedra. salvo en Estigia y reino Shem. hirkanios. comenzaron con el vez increíble 105 . todas las tierras estaban pobladas por las tribus hasta de nordheimios. No había ciudades importantes en ningún lugar. Subyugaron a los reinos más septentrionales e y rigieron un gran imperio en el sur. Sobre Argos. Grandes sectores de la los occidental se hundieron. y allí. No siempre. dejando apenas vestigios de su sangre pasado las en venas de sus vencedores. Estos montes se convirtieron en las islas el conocidas como posteriormente Gran Bretaña e Irlanda.~ 107 ~ de la costa picta. y luchaban salvajemente entre ellas. expulsaron a la aristocracia y se los a su vez como establecieron casta dominante. porque en ese se el mundo fue azotado por una terrible convulsión geológica. tribus c yiudades perduraron en el lenguaje de los bárbaros. El mundo occidental se hallaba entonces dominado por los bárbaros norte. oprimido por una cruel clase aristocrática. brithones o en britones. Por aquella época no existía un imperio nórdico consolidado. hasta mezclarse paulatinamente con los ellos. y asoló la antigua Zingara hasta llegar a Este país. Los nórdicos establecidos Brithunia recibieron el nombre de brithunios. que dominaron Nemedia fueron llamados nemedios. Los pictos seguían en Aquilonia. Las oleadas de invasores pictos. De la modo este perduró en la lengua de los gitanos el término «zíngaro» (de Los aesires Zingara). reducidos por el cataclismo. Suecia y Dinamarca. empuje de los reinos negros del sur. en las costas occidentales. Los poderosos hirkanios del habían desaparecieron de la faz de la tierra. Toda la historia de los Edad Hiboria desapareció así entre una bruma de mitos y fantasías. En el norte se formó el Báltico. Pero al oeste del mar de Vilayet. Tribus nórdicas parte destruidas por completo. y desde el Círculo Ártico occidental las tierras de Shem. parte de Zingara y la costa del del continente. el se estigio quedó separado del resto del mundo. además de por los cimmerios. por océano irrumpió en torno a las montañas de Cimmeria occidental para formar El mar del Norte. Surgió luego las de olas una amplia zona situada al oeste de Estigia y que formó la occidental mitad del continente africano. el oeste. Las olas sumergieron lo que sido las habían selvas pictas y las marcas de Bosonia. se tambaleaba ante Estigia. cimmerios y nórdicos en destruido todas las grandes poblaciones. sabe cuál habría podido ser del destino de aquel pueblo. los pictos que quedaron. y las restantes se retiraron hacia el este. Mucho más al sur. las tribus comenzaron una existencia pastoril y coexistieron más o menos en paz con nórdicas cimmerios. Los pelirrojos vanires condujeron a el esclavos a una revuelta general. Vanaheim y Aesgaard occidental —ocupado costa glaciares y deshabitado desde hacía siglos— desaparecieron bajo las olas. Los primeros se jactaban de descender de aquellos conquistadores de rojos faraones cabellos. Tan sólo unos pocos nombres de tierras. que con el correr de siglos se vieron relacionados con leyendas fabulosas. Como cada tribu tenía su propio jefe o rey.

aquellas Llegaron a estas zonas y fueron conocidos como arios. y penetraron en tribus tierras conocidas como India. se poblaron densamente las estepas situadas gran oeste del mar de Vilayet —que. eran descendientes de aesires puros. crecimiento de la población. antiguos sumerios no tenían relación alguna con las razas Los Seoccidentales. Las tribus címricas de Gran Bretaña eran una clanes mezclada de nórdicos y cimmerios que precedieron a los más puros raza nórdicos britanos en su llegada a las islas. los israelitas y otras razas similares. hacia el norte y el oeste. Los primeros antepasados de los gaélicos dieron ser nombre su a la actual Crimea. y en sus primeros tiempos habitaron en el antiguo reino de Koth. los nemedios procedían de los vanires. la misma manera podría trazarse el origen de otras razas que De losconstituyen mundo moderno. mongoles y posteriormente turcos. Los gaélicos. bajos y de extremidades robustas. Entonces podrá advertirse que en casi pueblos del los casos se trata de razas mucho más antiguas de lo que ellas mismas todos y que creen. hirkania la p y icta. es decir. Se produjo como resultado de un conocemos. La última invasión referida entra en el período de la historia que y por eso no necesita ser explicada. de los griegos y de hebreos. Edad 106 107 . y con ello dieron origen a una leyenda la prioridad gaélica. su historia se remonta a los brumosos tiempos de la olvidada Hiboria. y de los sajones— procedían de una godos tribus mezclada de vanires. Por su parte. procedían de los los cimmerios más puros. hasta el punto de que se hizo necesaria la emigración.produjo tanto tiempo después FIN la convulsión geológica. mucho más pequeño. cuanto a los hirkanios. mezclaron raza Una característica de este tipo eran los elamitas. descendían de pueblos con mezcla de sangre estigia. y pocos siglos se mezclaron con gente de sangre hirkania y regresaron a Occidente para después conocidos como escitas. hunos. los la y los galos britanos. o semitas los remontaban su ascendencia hasta antepasados shemitas. pasó a llamarse al Caspio—. algunas se reconocen en existían actualidad y otras han desaparecido hace tiempo. árabes. aesires y cimmerios. Asia Menor y Europa central y occidental. Las mar avanzaron hacia el sur. con los kushitas establecidos entre ellos por sus invasores: los hirkanios. por ejemplo. o de de cruzados shemitas con hiborios o nórdicos. que ya de quedaban leyendas sin sentido acerca de los antiguos sólo imperios. que fueron llevados por los conquistadores en su retirada. Los rubios aqueos. Los de la leyenda irlandesa descendían de los aesires nemedios. trataba de pueblos de razas mezcladas de origen hirkanio y shemita. se retiraron a las costas orientales del continente En evolucionaron hasta transformarse en las tribus y pueblos y conocidos como tártaros. Pero diversas variantes entre aquellos primitivos arios.vigor de su raza a conquistar nuevas tierras. Numerosas tribus no Shem escaparon a aquel cautiverio. Otros clanes cimmerios se aventuraron hacia las comarcas los del mar orientales interior —muy disminuido por la desecación—. que constituyeron la base de raza romana. descendieron los shemitas. los hombres etruscos. y de estos shemitas puros. misma así como los antepasados de los asirios. los daneses —antepasados de otras escandinavas y germánicas. que se alpinos. hasta que en épocas fueron vencidos por el éxodo hacia Occidente de los cimmerios y los posteriores Esto se nórdicos. Los cimbros que lucharon contra Roma eran de la sobre sangre. antecesores de raza irlandeses y de los escoceses de las Tierras Altas. Los cananeos.