LA REPUBLICA DEL PERU SITUACION GEOGRAFICA El Perú es uno de los focos de atracción cultural mas importantes del planeta

. En el marco de un paisaje presidido por la imponente cordillera de los Andes, en cuyas alturas nacen torrentosos rios que van a desaguar al Pacifico, o que descienden hacia el Atlantico a traves de la exhuberante selva amazónica, surgieron grandes civilizaciones, de las que ha quedado un rico patrimonio arqueológico, y cuya evolución alcanzó su apogeo con el pueblo inca. Fue con los incas, precisamente, que un puñado de soldados españoles, llegados a estas tierras sub-ecuatoriales movidos por el afan de aventuras y atraidos por los ecos de un imperio de fabulosas riquezas, libraron un epico combate, cuyo resultado seria el nacimiento de la nueva y magnifica nación peruana. El Peru moderno, surgido de la conquista y la colonización española, se ha organizado institucionalmente como Republica. Su territorio cubre una extensión de 1'285,216 km2. Limita al norte con el Ecuador y Colombia, al este con Brasil y Bolivia, al sur con Chile y Bolivia, y al oeste con el oceano Pacifico. Cuenta con una población de mas de 26 millones de habitantes, que hablan el castellano, el quechua, el aimara y otras lenguas indigenas. Esta dividido en 24 departamentos y una provincia constitucional. Lima; la capital, Arequipa, Trujillo, Chiclayo, Huancayo, Piura, Cuzco y Chimbote son las ciudades principales. En 1988 se inició una regionalización administrativa que, sin anular las demarcaciones departamentales constituyó por votación popular doce gobiernos regionales; este proceso ha sido interrumpido con la promulgación de la Ley de Descentralización (1997), que establece los Consejos Transitorios de Administración Regional y plantea la conformación gradual, a iniciativa ciudadana, de nuevas regiones que sustituyan a las ya existentes.

Dentro de las tareas de los nuevos gobiernos una vez lograda la Independencia, estuvo la de organizar la llamada hacienda pública. Los escollos abundaban: pobreza en los campos, desorganización gubernamental, etc. En este contexto resultan de vital importancia las acciones del ministro Manuel Rengifo, verdadero organizador del tema a nivel nacional. Las nuevas relaciones económicas con los países europeos y americanos diversificaron las posibilidades de nuestro país de establecer nuevos negocios. Así, Chile comenzó a importar y exportar productos que recorrieron grandes distancias, dando a conocer nuestras riquezas naturales. Minerales y productos agrícolas comenzaron a venderse al exterior, lo que llevó a Chile a convertirse en exportador de bienes de consumo de actividades extractivas, con una importante presencia en los mercados que se creaban al alero del capitalismo europeo, sistema que requería de materias primas para poder mantener los niveles de consumo de sus industrias. El ámbito de la minería Gran parte de la prosperidad económica de la época se debe a la capitalización y la formación de riquezas privadas en base a la minería de la plata, el cobre y el carbón piedra. La actividad minera en Chile se caracterizó por una evolución constante a lo largo de todo el siglo. En ese aspecto, el Estado se limitó, en general, a legislar sobre la fiscalización de la minería. De este modo, el auge y progreso de dicho sector se debió principalmente a la iniciativa privada. En torno a zonas como La Serena, Ovalle, Lota, Andacollo, Coronel y otras, se crearon importantes centros de desarrollo minero, gracias a los yacimientos que permitieron el surgimiento de lo que se ha llamado la burguesía nacional: familias no aristocráticas que construyeron sus riquezas en función de la explotación de dichos centros mineros. Los nuevos mercados de Australia y California Una parte considerable del desarrollo económico del período se debió al buen precio que alcanzaron el trigo y la harina chilenos en los mercados de California y Australia. El descubrimiento de oro en California, en el Oeste de los Estados Unidos, creó un importante polo de desarrollo demográfico: la famosa exploración y conquista del Oeste. Los cientos de miles de buscadores de oro necesitaban alimentos y no tenían una infraestructura agrícola que los abasteciera adecuadamente, por lo que se vieron en la obligación de hacergrandes importaciones de bienes alimenticios. El único país triguero de cierta importancia en la costa occidental del continente americano era Chile. Este nuevo mercado permitió a Chile dominar casi la totalidad del negocio triguero durante los últimos años de la década de 1840 y los primeros de 1850. Por la falta de competidores, el negocio fue muy bueno, llegando a convertirse en uno de los primeros países exportadores de trigo. Esta demanda fue satisfecha por cientos de agricultores de la zona central de Chile, quienes vieron desarrolladas sus actividades trigueras, especialmente en la Cordillera de la Costa entre Santiago y Concepción. Lamentablemente, la fiebre de oro tuvo su declinación a partir de 1853, con lo que el trigo chileno cambió de comprador y se trasladó a un nuevo frente. El descubrimiento de oro en Victoria y Nueva Gales del Sur, en 1851, provocó un desplazamiento de la mano de obra agrícola y una consiguiente disminución de la superficie cultivada en Australia, lo que obligó a la entonces colonia a recurrir a las importaciones. Esto permitió a Chile continuar por pocos años más exportando trigo a los mercados del Pacífico. La agricultura se desarrolla En 1838 se fundó la Sociedad Chilena de Agricultura, agrupación de dueños de campos a lo largo de toda la zona central de nuestro país. A esta agrupación se deben dos obras de importancia para el estudio científico de las labores del agro. La primera fue el boletín bimensual “El Agricultor”, que se publicó entre 1838 y 1849, con el propósito de divulgar técnicas agrarias y nuevos cultivos.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful