ENRIQUE VIII DE INGLATERRA (1509 – 1547) Enrique VIII nació en Greenwich, cerca de Londres, el 28 de junio de 1491.

Hijo de Enrique VII de Inglaterra, en 1502 se convirtió en heredero del trono a causa de la muerte de Arturo, el príncipe primogénito. Proclamado rey en 1509, ese mismo año casó con Catalina de Aragón, viuda de su hermano e hija de los Reyes Católicos. En el aspecto social en Inglaterra dio mucho que hablar los seis matrimonios que contrajo el Rey, en búsqueda de su ansiado hijo varón, que finalmente llego con su tercera esposa. Pero para casarse tantas veces no le fue nada fácil divorciarse de su primera esposa, ya que el papa se reusó a concederle la petición del divorcio. Ante esta negativa de la máxima autoridad de la iglesia católica el Rey no tuvo mejor solución que crear su propia religión, el Anglicanismo, esto fue lo más trascendental de su reinado que sobre todo afecto el aspecto religioso. Una vez ya con el Anglicanismo como religión oficial de Inglaterra. El monarca empezó a vender todas las posesiones que tenia la iglesia católica, lo cual ayudo en el aspecto económico al reino. En lo político el rey opto por la neutralidad ante los conflictos que tenían los vecinos, tal como es el caso de las guerras de Italia que tenían como protagonistas a Francia y España. Para mantener buenas relaciones con estos reinos Enrique VII apoyo en determinados momentos a cada uno. ENRIQUE VIII DE INGLATERRA (1509 – 1547) Enrique VIII nació en Greenwich, cerca de Londres, el 28 de junio de 1491. Hijo de Enrique VII de Inglaterra, en 1502 se convirtió en heredero del trono a causa de la muerte de Arturo, el príncipe primogénito. Proclamado rey en 1509, ese mismo año casó con Catalina de Aragón, viuda de su hermano e hija de los Reyes Católicos. En el aspecto social en Inglaterra dio mucho que hablar los seis matrimonios que contrajo el Rey, en búsqueda de su ansiado hijo varón, que finalmente llego con su tercera esposa. Pero para casarse tantas veces no le fue nada fácil divorciarse de su primera esposa, ya que el papa se reusó a concederle la petición del divorcio. Ante esta negativa de la máxima autoridad de la iglesia católica el Rey no tuvo mejor solución que crear su propia religión, el Anglicanismo, esto fue lo más trascendental de su reinado que sobre todo afecto el aspecto religioso. Una vez ya con el Anglicanismo como religión oficial de Inglaterra. El monarca empezó a vender todas las posesiones que tenia la iglesia católica, lo cual ayudo en el aspecto económico al reino. En lo político el rey opto por la neutralidad ante los conflictos que tenían los vecinos, tal como es el caso de las guerras de Italia que tenían como protagonistas a Francia y España. Para mantener buenas relaciones con estos reinos Enrique VII apoyo en determinados momentos a cada uno.

ISABEL I DE INGLATERRA (1558 – 1603) Hija de Enrique VIII y de Ana Bolena. Reina de Inglaterra. Poco antes de que su madre muriese ejecutada, la futura reina fue declarada ilegítima, pero en 1544 el Parlamento reconoció de nuevo sus derechos sucesorios. Subió al trono a la muerte de su hermanastra María Tudor (1558). Durante su reinado en el aspecto político llevo a cabo una expansión marítima que sentó las bases del Imperio colonial británico y comprobó que su marina era la mas poderosa del mundo tras vencer a las marina española enviadas por el rey Felipe II quien quería invadirla para acabar con el anglicanismo. En lo religioso reafirmo el Anglicanismo como religión oficial de Inglaterra pese a las oposiciones de los puritanos (personas que querían devuelta a la religión católica) y de reinos vecinos como el de España Los pobres tuvieron ayuda por parte de Isabel y en esto resalto mucho en el aspecto social ya que creo la Ley de Pobres la cual consistió en que las parroquias tendrían a su cuidado a los pobres de sus zonas aledañas y tendrían que brindarles cobijo y alimento en la mediad de lo posible. En lo económico impulso su desarrollo, dando mucha importancia a los artesanos y comerciantes. La reina tubo muchos pretendientes, los cuales fueron todos rechazados, por eso se le conoce como la “reina virgen”. ISABEL I DE INGLATERRA (1558 – 1603) Hija de Enrique VIII y de Ana Bolena. Reina de Inglaterra. Poco antes de que su madre muriese ejecutada, la futura reina fue declarada ilegítima, pero en 1544 el Parlamento reconoció de nuevo sus derechos sucesorios. Subió al trono a la muerte de su hermanastra María Tudor (1558). Durante su reinado en el aspecto político llevo a cabo una expansión marítima que sentó las bases del Imperio colonial británico y comprobó que su marina era la mas poderosa del mundo tras vencer a las marina española enviadas por el rey Felipe II quien quería invadirla para acabar con el anglicanismo. En lo religioso reafirmo el Anglicanismo como religión oficial de Inglaterra pese a las oposiciones de los puritanos (personas que querían devuelta a la religión católica) y de reinos vecinos como el de España Los pobres tuvieron ayuda por parte de Isabel y en esto resalto mucho en el aspecto social ya que creo la Ley de Pobres la cual consistió en que las parroquias tendrían a su cuidado a los pobres de sus zonas aledañas y tendrían que brindarles cobijo y alimento en la mediad de lo posible. En lo económico impulso su desarrollo, dando mucha importancia a los artesanos y comerciantes. La reina tubo muchos pretendientes, los cuales fueron todos rechazados, por eso se le conoce como la “reina virgen”.