You are on page 1of 3

El reinado de Justiniano fue una época especialmente esplendorosa.

Duró, como hemos sabido, 38 años y Justiniano permitió recuperar las esperanzas de que tal vez fuera posible reconstruir el antiguo Imperio de Roma. Pero su sobrino sucesor, aunque hizo las cosas bien, carecía de la fuerza necesaria como para proseguir la labor de su difunto tío. Viajemos un poquito más a la época imperial de Justiniano y veamos algún detalle más de lugares que ya hemos citado recientemente, pero que nos puedan dar una mejor idea de las obras que estamos analizando. Esta manera de decorar Templos, mediante mosaicos dorados, va a tener su reinado en el Oriente. Va a durar desde la caída de Roma, el 476, hasta la caída de Constantinopla en 1.453, tomada que fue por los turcos. Pero en la vieja Europa ya hay un heredero, la República de Venecia, entidad tan poderosa o más que lo era el viejo y agotado Imperio romano de Oriente allá por el 1.400. Hemos hablado de San Vital. Veamos ahora una vista de conjunto donde se localizan algunos de los mosaicos que ya conocemos. Veamos el ábside, la parte generalmente redondeada, e incluso semicircular, que está detrás del altar y que en la iglesia ocupa el extremo opuesto al coro. A la derecha, el mosaico de la Emperatriz Teodora y sus damas. A la izquierda, Justiniano, su esposa y la corte. Arriba al frente, otro mosaico conocido, Cristo dando la corona a San Vital. Se ven otros mosaicos con santos diversos en los laterales y cuarterones en la parte inferior del ábside. Como se aprecia, toda la decoración, absolutamente toda, se resuelve con el arte del mosaico. • Destacan las representaciones que decoran el presbiterio de “San Vital de Rávena” que muestran al “Emperador Justiniano y su corte” y a “La emperatriz Teodora y su séquito”, los dos personajes centran la imagen y son de mayor tamaño que el resto, el manto púrpura denota su poder. Aparecen haciendo ofrendas a Dios. Realizados en el siglo VI empleando las habituales técnicas romanas del opus tesselatum (teselas cúbicas e iguales para el interior) y opus vermiculatum ( de formas diferentes y empleadas para los detalles), y con las características propias del Arte Bizantino (herencia de su predecesor, el arte Paleocristiano) tales como los pies danzantes (o en "V"), perspectiva inversa (la fuente de Gracia de la que emana agua bendita), el hieratismo (los rostros carecen de expresión) e isocefalia entre otras.

131

Cristo sobre bóveda celeste entrega corona de martirio a San Vital, mientras otro ángel entrega al obispo la maqueta del edificio. Visión celeste con la representación de los cuatro ríos del paraiso (gen 2, 10-14) Escena religiosa plasmada como una escena cortesana.

132

Representa el momento de la consagración de San Vital, donde según el protocolo el emperador regala una gran patena de oro (no asistió). El emperador aparece coronado (poder terrenal) y con halo o nimbo (poder espiritual). Lleva manto

armas para los soldados. va precedido por dos altos dignatarios eclesiásticos. 135 Rodeada de un séquito que la acompaña en el momento de la consagración donde entrega un cáliz de oro (damas y dignatarios. el primero sería el general Belisario. conquistador de Rávena. etc. constituyendo un claro paradigma del cesaropapismo bizantino: el emperador posee una categoría moral superior. además. Aparecen representadas las principales instancias del imperio: emperador. Numerosos símbolos y atributos sitúan a cada figura en una jerarquía muy rígida. Detrás del emperador hay dos altos funcionarios del estado con toga. cabujones y esmaltes. cuyos retratos son más fieles y se respeta su edad. archisacerdote. Cierra el cortejo la guardia personal del emperador con el crismón en sus escudos. aludiendo a su concepción divina y terrenal.púrpura. Los monarcas están en el centro y tienen las vestimentas más ricas y las joyas más lujosas. que es rey/basileus (Βασιλεύς) por mandato divino y mayordomo del mismo Dios. el banquero Juliano. llevan uniformes propios de su rango (casullas para los eclesiásticos.). religiosos y ejército. y. El nimbo rodea la cabeza de la emperatriz Teodora. Sus joyas y su ropa de gran valor nos muestra que es una persona de alto rango. de ahí su rostro juvenil (era sexagenario). Una serie de rasgos como el manto púrpura (color tan sólo reservado para la familia imperial). uno de ellos lleva el incensario y el otro el misal. que lleva una cruz. administradores políticos. el tocado de joyas o el baldaquino en forma de venera (símbolo del universo) que la cubre. cuanto más importantes son. la Iglesia y el estado son uno sólo en él. la diferencia del resto del grupo y nos aportan información sobre su condición privilegiada. El resto de los personajes. Jerarquización de las figuras en el espacio según su dignidad (se pisan unas a otras) Simplificación de la representación espacial. el nimbo. Tras el arzobispo. togas sujetas con fíbulas para los funcionarios y eunucos de la corte. Pies en v Justiniano y su corte". se disponen simétricamente en torno a Justiniano. el emperador Justiniano lleva como ofrenda una gran patena de oro. en segundo plano. todas estas ofrendas aparecen ricamente decoradas con gemas. que financió la construcción de la iglesia. además de ir coronados —poder terrenal— llevan un halo de santidad —poder espiritual—. tanto más cerca están de él. isapóstolos (ἰσαπόστολος). y por el arzobispo Maximiano.Se puede advertir un bordado de los Reyes Magos en su capa. Abel y Melquisedec Abraham . aludiendo a su poder. La puerta representa el acceso al templo.

también en la parte inferior. el preciosismo de la indumentaria. que simboliza el cruce de los brazos y la faz de Cristo. La zona superior presenta en los extremos las representaciones de las dos ciudades que tienen las murallas adornadas con piedras preciosas: son Jerusalén y Belén. primer obispo de Rávena. aparecen como suspendidas y flotando en el espacio. Santiago y Juan: es claramente una representación de la Transfiguración de Cristo en el Monte Tabor. Sobre la cruz se ve una mano que surge de las nubes: es la mano de Dios. Orso. En los lados del arco hay dos palmeras. la fijeza de las miradas. A los lados del disco están las figuras de Elías y Moisés. por esa razón. . en el que hay rocas. fundadores de las principales basílicas de Rávena: Ursicino. Bajo éstas están las figuras de los arcángeles Miguel y Gabriel. arbustos. que en la literatura bíblica simbolizan al justo. anterior a 450. En la zona más baja se extiende un verde valle florido. En los espacios situados entre las ventanas están representados cuatro obispos. de las que surgen los doce apóstoles con forma de corderos. con hábito sacerdotal y llevando un libro en la mano. con los brazos abiertos en actitud orante: de hecho está representado en el momento de elevar su plegaria a Dios para que conceda la gracia a los fieles que están a su cargo. con el hocico vuelto hacia la cruz simbolizan a los apóstoles Pedro. el uso de elementos vegetales con fines ornamentales y de relleno. Severo y Ecclesio. la falta de volumen (con el consiguiente aplanamiento o bidimensionalidad de las figuras) y también la absoluta frontalidad. Cortejo de santas y santos. justo donde empieza la zona verde. la práctica monocromía de los fondos dorados. Los tres corderos situados un poco más abajo. En el centro se erige solemne la figura de San Apolinar. Las procesiones contrapuestas de los Santos Mártires y las Santas Vírgenes. representados por doce ovejas blancas. cada una de ellos porta la corona del martirio y están flanqueados por palmeras (alusivas al martirio y a la elevación del alma). plantas y aves. con el busto de San Mateo y de otro santo difícilmente identificable. la falta de un plano de apoyo para las figuras que. se realizaron durante el dominio bizantino (cuando Rávena era un Exarcado dependiente de Constantinopla) y evidencian algunos caracteres propios del arte del Imperio de Oriente como la repetición de los gestos.Toda la decoración de la zona del ábside se remonta casi a mediados del siglo VI y puede dividirse en dos zonas:En la parte superior un gran disco cierra un cielo estrellado sobre el que se sitúa una cruz con piedras preciosas.Representa un tema religioso al modo cortesano Mosaico de teselas de vidrios policromados y dorados.