You are on page 1of 3

PLUSVALÍA: valor que el trabajo no pagado del obrero asalariado crea por encima del valor de su fuerza de trabajo

y del que se apropia gratuitamente el capitalista. La plusvaliíta expresa la esencia y la particularidad de la forma capitalista de explotación, en la que el plusproducto (ver) adquiere la forma de plusvalía. Después de descubrir la esencia de la categoría económica de la mercancía fuerza de trabajo, Marx resolvió lo que no habla podido resolver toda la economía política que le precedió, descubrió la fuente real que da origen a la plusvalía, puso al descubierto la naturaleza de la explotación capitalista, oculta tras las relaciones mercantiles. Al organizar la producción, el capitalista desembolsa una determinada suma de dinero para adquirir medios de producción y para comprar fuerza de trabajo sin perseguir más que un objetivo: obtener un excedente de valor sobre la cantidad de dinero inicial anticipada por él, es decir: obtener plusvalía. La plusvalía no puede ser resultado de un cambio no equivalente, dado que la compra y venta de mercancías se efectúa sobre la base de la ley del valor. Tampoco pueden ser fuente de plusvalía los medios de producción (capital constante), dado que no crean nuevo valor, sino que tan sólo transfieren el suyo al nuevo producto creado. En cambio, la particularidad específica de la mercancía fuerza de trabajo estriba en que posee la facultad de crear un nuevo valor en el proceso de su consumo, es decir, en el proceso del trabajo, con la particularidad de que dicho nuevo valor es mayor que el de la propia fuerza de trabajo. El capitalista logra estos fines obligando al obrero a trabajar más allá del tiempo necesario para reproducir el valor de su faena de trabajo. De esta suerte, el trabajo del obrero asalariado es la única fuente de plusvalía. Se aumenta la plusvalía extrayendo plusvalía absoluta (ver) y produciendo plusvalía relativa (ver). Ambos métodos llevan al crecimiento de la cuota de plusvalía (ver), que muestra el grado de explotación de los trabajadores. La sed de acumulación, bajo el capitalismo, no tiene limites. Los capitalistas procuran ampliar incesantemente la producción poniendo para ello en circulación la plusvalía creada por los obreros. Ampliando la producción -lo cual va acompañado de un aumento del número de obreros asalariados sometidos al yugo de la explotación capitalista- y elevando la cuota de explotación, la clase de los capitalistas se apropia de una masa de plusvalía cada vez mayor. Por consiguiente, la acumulación del capital lleva a un aumento de la riqueza de la clase de los capitalistas, a intensificar la explotación de la clase obrera, al empeoramiento de la situación de dicha clase (ver Ley general de la acumulación capitalista). En el proceso de realización y distribución, la plusvalía se divide en ganancia (ver) obtenida por los empresarios industriales y comerciales, interés (ver), que perciben los banqueros, y renta (ver), que se embolsan los terratenientes. Al crear la teoría, auténticamente científica, de la plusvalía, Marx hizo un profundo análisis de las relaciones de clase de la sociedad burguesa, puso al descubierto la base económica del antagonismo entre el proletariado y todas las clases explotadoras de la sociedad burguesa. Lenin llamó a la teoría de la plusvalía piedra angular de la doctrina económica de Marx. El desarrollo del capitalismo cuyo principal motor es la sed de lucro, la obtención de plusvalía, conduce inevitablemente a que se agrave la contradicción fundamental del capitalismo, o sea la contradicción entre el carácter social de la producción y la forma capitalista privada de la apropiación de los resultados del trabajo; conduce a que se agudicen las contradicciones de clase y, como consecuencia, el inevitable cambio revolucionario del capitalismo por un modo de producción nuevo, más progresivo: el socialismo.

1.

el concepto del trabajo productivo se restringe. además de moldear las cabezas de los niños. Y la plusvalía absoluta es relativa en cuanto se traduce en un desarrollo de la productividad del trabajo. Por eso el ser obrero productivo no es precisamente una dicha. La producción de plusvalía relativa supone. lo que a su vez. Si se nos permite poner un ejemplo ajeno a la órbita de la producción material. Desde cierto punto de vista. moldea su propio trabajo para enriquecer al patrono. La producción de plusvalía absoluta gira toda ella en torno a la duración de la jornada de trabajo. por los medios que sean. Por tanto. El hecho de que éste invierta su capital en una fábrica de enseñanza. o sea. Para prolongar el segundo se acorta el primero mediante una serie de métodos. la producción de plusvalía relativa revoluciona desde los cimientos hasta el remate los procesos técnicos del trabajo y las agrupaciones sociales. sino que es. por un proceso natural y espontáneo. sustancialmente. la cuota de plusvalía. y haciendo que este plustrabajo se lo apropie el capital. 3. esta apariencia de identidad se esfuma. El obrero no produce para sí mismo. ahora. nos encontraremos ante esta alternativa: dada la fuerza productiva del trabajo. si no se quiere reducir el salario por debajo del valor de la fuerza de trabajo. 2. si partimos de la duración de la jornada de trabajo como algo dado. que convierte al obrero en instrumento directo de valorización del capital. Dentro del capitalismo. pues. sólo podrá reforzarse la cuota de plusvalía mediante un cambio relativo de magnitudes de las dos partes que integran aquélla. Pero si nos fijamos en la dinámica de la plusvalía. producción de plusvalía. entre el obrero y el producto de su trabajo. un régimen de producción específicamente capitalista. diremos que un maestro de escuela es obrero productivo si. 4. la diferencia entre la plusvalía absoluta y relativa se pone de manifiesto tan pronto se trata de reforzar. el trabajo necesario y el trabajo excedente. 4. La plusvalía relativa es absoluta en cuanto condiciona la prolongación absoluta de la jornada de trabajo. que permite limitar el tiempo de trabajo necesario a una parte de la jornada. no basta con que produzca en términos generales. la distinción entre plusvalía absoluta y relativa puede parecer puramente ilusoria.De otra parte. sino que lleva además implícita una relación específicamente social e históricamente dada de producción. que sólo puede nacer y desarrollarse con sus métodos. la cuota de plusvalía sólo se podrá aumentar prolongando de un modo absoluto la jornada de trabajo. no altera en lo más mínimo los términos del problema. con ayuda de los cuales se consigue producir en menos tiempo el equivalente del salario. sus medios y sus condiciones. Por eso. en cambio. y dado también su grado normal de intensidad. sino que ha de producir concretamente plusvalía. la jornada de trabajo aparece desdoblada de antemano en dos segmentos: trabajo necesario y trabajo excedente. el concepto del trabajo productivo no entraña simplemente una relación entre la actividad y el efecto útil de ésta. En ésta. después de cubrir el tiempo de trabajo necesario para la existencia del obrero. La producción de plusvalía absoluta es la base general sobre que descansa el sistema capitalista y el punto de arranque para la producción de plusvalía relativa. La producción de plusvalía absoluta se consigue prolongando la jornada de trabajo más allá del punto en que el obrero se limita a producir un equivalente del valor de su fuerza de trabajo. sólo es productivo el obrero que produce plusvalía para el capitalista o que trabaja por hacer rentable el capital. supone un cambio en el rendimiento o intensidad de éste. Esta supeditación formal es sustituida por la supeditación real del obrero al capitalista. La producción capitalista no es ya producción de mercancías. en vez de invertirlo en una fábrica de salchichas. sino para el capital. Suponiendo que la fuerza de trabajo se pague por su valor. sino una desgracia. a base de la supeditación formal del trabajo al capital. . Una vez instaurado el régimen capitalista de producción y erigido en régimen de producción general.

razón por la cual pueden ejecutarse tantas obras grandiosas. les dan también a comer la parte inferior del arbusto del papiro. pues el clima es muy suave. La mayoría de los niños van descalzos y desnudos. A ningún padre le cuesta más de veinte dracmas criar a un hijo. Les condimentan el primer alimento que se les viene a la mano. mayor será la parte disponible para la ejecución de otras obras.Cuanto más reducidas sean las necesidades naturales de indispensable satisfacción y mayores la fecundidad natural del suelo y la bondad del clima. en Egipto. el remanente de trabajo entregado a otros después de cubrir con él sus propias necesidades. así también cuanto menor sea la parte de la población obrera que haya de trabajar en la producción de los medios indispensables de vida. Del mismo modo que el obrero individual puede suministrar tanto más trabajo excedente cuanto más se reduzca su tiempo de trabajo necesario. sin más que tostarla al fuego. . Hablando de los antiguos egipcios. unas veces crudas y otras veces cocidas o asadas." Sin embargo. escribe Diodoro: "Es verdaderamente increíble cuán poco esfuerzo y gastos les ocasiona la crianza de sus hijos. menor será el tiempo de trabajo necesario para la conservación y reproducción del productor. Así se explica que la población. y mayor podrá ser. por consiguiente. las grandes construcciones del antiguo Egipto no se debieron tanto a la densidad de su población como a la gran proporción en que ésta se halla disponible. y las raíces y tallos de las plantas que crecen en las charcas. sea tan numerosa.