You are on page 1of 2

La Adivinación y la creencia en un solo Dios

Esta relación en la cual me estoy basando, se puede entender como una lucha entre las distintas creencias de las personas. Empezaré revisando algunos puntos en la historia de la religión católica y cristiana en contra de lo que hoy se consideran adivinación, lo que muestra que este concepto ha estado presente desde tiempos memorables como algo necesario paro los seres humanos, por su deseo de saber que les depara el futuro, su influencia que tuvo en aquella época la adivinación, siendo considerado quienes lo practicaban unos dioses entre los dioses y de cómo en un punto de la actualidad se ha expandido y popularizado de tal manera que todas las personas que lo deseen pueden tenerlo a su alcance, algo que la iglesia hoy en día critica defendiendo que, al único ser divino al que se le debe confiar nuestro destino es a un único Dios. Hay que aclarar que la adivinación no solo es el hecho de predecir el futuro ya que adopta a través del tiempo, muchos nombres y distintas formas como lo es el de la suerte, el del amor y el del dinero, encontrados en el horóscopo, entre muchas otras más. En épocas pasadas la adivinación, era en efecto, muy importante, pues saber lo que los dioses reservaban a los hombres era imperativo. Esta actitud derivaba de la inmensa e indiscutible fe que las personas tenían en sus dioses, pero los representantes de la religión católica y cristiana defendían que esa fe debe estar puesta en un solo Dios, ya que la adivinación es una puerta para el demonio y quien la practicaba le daba acceso a su alma, además pensaban que hay también, quienes hacen directamente un pacto con él. Sin embargo, el hombre, llevado por la curiosidad sobre lo desconocido, quiere tenerlo todo bajo su control, aunque con ello deje de poner totalmente su confianza en Dios, y se encamine en búsqueda de la adivinación. La adivinación es un ritual para interrogar a una divinidad, para conocer los secretos del pasado, del presente y del futuro; el hombre atrapado poco a poco por la magia y el poder de conocer el futuro y comprender la adivinación, ha practicado usando diferentes métodos, este arte se ha implantado y practicado por todos los países y culturas de todo el mundo durante miles de años, claro que en el pasado hubo momentos, en donde la adivinación era considerada un delito y, de hecho, sigue siendo en muchos países hoy en día prohibida, ya que es firmemente rechazada por el cristianismo como “superstición”; “Dante En el cuarto recinto del octavo círculo los viajeros encuentran sitúa a los adivinos y magos en el Infierno, obligándoles a moverse con el rostro vuelto hacia atrás y con la cabeza vuelta hacia la espalda 1 en castigo de haber querido mirar demás hacia adelante” .No está de mas decir que este arte eran muy importante en otras religiones en tiempos del Antiguo Testamento: En Egipto (los magos del faraón); en Grecia (los sacerdotes de Apolo); en Roma, dependían de los auspicios. Más adelante la adivinación se vuelve muy popular, los hombres, según la iglesia, siguen ofendiendo a Dios por medio de estas prácticas. Se han hasta conocido métodos extraños de adivinación en donde algunos dicen que llegan hasta vender su propia alma con tal de recibir del demonio lo que buscan, algo que ha dado a la iglesia motivo para criticarlo y rechazarlo. Una prueba de que la religión está en contra de estos métodos se pueden encontrar en los texto del catecismo de la iglesia católica en donde dice que "Todas las formas de adivinación deben rechazarse: el recurso a Satán o a los demonios, la evocación de los muertos, y otras prácticas que equivocadamente se supone "desvelan" el porvenir. La consulta de horóscopos, la astrología, la quiromancia, la interpretación de presagios y de suertes, los fenómenos de visión, el recurso a "mediums" encierran una voluntad de poder sobre el tiempo, la historia y, finalmente, los hombres, a la vez que un deseo de granjearse la protección de poderes ocultos. Están en contradicción con el honor y el respeto, mezclados de temor amoroso, que debemos 2 solamente a Dios.” Como lo vimos anteriormente, puedo decir que en algunas partes de este texto estoy de acuerdo con la adivinación, creo que a fin de cuentas cada persona es libre de alimentar su curiosidad y ganas de saber, sobre todo cuando la religión es una cuestión de fe ciega, no muy diferente en principio a este fenómeno de la adivinación. Hoy en día por más que uno trate de

. las distintas clases de adivinación que van desde la brujería y la magia hasta el tarot y la bola de cristal ya están al alcance de cualquiera que quiera consultar de una manera rápida y sencilla con los avances tecnológicos y grandes métodos adivinatorios. la adivinación continua siendo algo muy popular. muestra de ello es que casi en todos los periódicos se ofrecen servicios de horóscopos y vemos anuncios muy influyentes de videntes en televisión.contrarrestarlo con sus creencias religiosas.