Windows en tu Mac

… instalación y primeros pasos con Parallels Desktop

Desde que los ordenadores de Apple llevan en su corazón Mac procesadores de Intel se ha abierto un nuevo mundo de posibilidades para aquellos que aún dudaban en pasarse a Mac por “eso” de la compatibilidad o el “miedo escénico” tras muchos años de tratar con Windows. No es que antes de la adopción de los procesadores Intel no se pudiera ejecutar una copia de Windows virtualizada en nuestros Mac. Simplemente es que ahora pueden aprovechar mucho mejor que antes las posibilidades de nuestra máquina. Existen varias aplicaciones que nos permitirán ejecutar una copia de Windows en nuestro Mac pero Parallels Desktop es de la que nos vamos a ocupar en esta ocasión. Existe una aplicación de Apple, llamada BootCamp que permite instalar Windows en un Mac. Esta aplicación, aún en fase ßeta, requiere hacer una partición adicional en el disco del Mac de modo que la partición recientemente creada acoja la instalación de Windows permitiendo un arranque dual, triple, etc. Esta opción permite utilizar toda la potencia de tu Mac. De hecho, lo que obtienes es un ordenador iniciando en “modo nativo” una copia de Windows, etc. No obstante, para esta guía he preferido dedicar mi tiempo (y el tuyo) a Parallels Desktop debido a varios motivos. Uno es el hecho de que, al contrario que BootCamp, Parallels Desktop no está aún traducido al Español, y eso ya es motivación suficiente para ayudar a aquellos que no se manejan bien con la Lengua Inglesa.

Otro motivo, el más importante, es que Parallels Desktop no requiere hacer una partición en tu Mac, ni debes reiniciar para acceder a la copia de Windows y los programas que en ella instales, sino que te permite ejecutar Windows dentro de una ventana de Mac OS X.

Recientes versiones de Parallels Desktop nos permiten, además, el modo ‘Coherence’, una opción de ejecución del Windows instalado que hace que las aplicaciones “cliente” se ejecuten en el Escritorio de nuestro Mac en su propia ventana, e incluso disponer de la Barra de Inicio de Windows en el Finder. Eso si, en esta guía no pretendo hacer un catálogo exhaustivo de todas y cada una de las posibilidades de Parallels Desktop sino facilitarte el acercamiento a esta aplicación. Pero bueno, eso ya lo vamos a contar en la guía …

Guía Parallels Desktop

Página 1 de 29

Instalación

Vamos a ello … Lo primero es pasarnos por la página web de Parallels Desktop, donde procederemos a descargar la última versión. En este caso, te recomiendo descargar la mas reciente a la fecha de esta guía, que es la build 3120. Esta versión contiene las últimas mejoras como identificación mejorada de dispositivos USB 2.0, grabación directa en Windows con la Superdrive de nuestro Mac o el modo Coherence para mayor integración. Puedes descargarla desde este enlace de descarga directa. Antes de nada, debo comentarte que Parallels Desktop no es un producto gratuito sino que su adquisición cuesta 79,99$. No obstante, puedes descargarlo y ejecutarlo en modo prueba durante 30 días con la clave de activación temporal que te facilitarán para que, luego, si te parece un producto lo suficientemente interesante, adquirir una clave de activación definitiva al precio indicado. Una vez descargada, abriremos la imagen de disco DMG haciendo doble clic sobre el archivo. La ventana de la nueva unidad que aparecerá en nuestro Escritorio nos mostrará el ejecutable de instalación (‘Install Parallels Desktop’) de Parallels Desktop. Si teníamos una versión anterior que nos daba problemas, o queremos desinstalar la aplicación posteriormente también disponemos de un Desinstalador en el icono ‘Uninstall Parallels Desktop’.

Guía Parallels Desktop

Página 2 de 29

El proceso de instalación es sencillo, como en cualquier aplicación Mac. Por defecto, añade una carpeta en las Aplicaciones de nuestro Mac.

En la misma disponemos del ejecutable de Parallels Desktop así como la documentación de la aplicación y otras dos aplicaciones adicionales, Parallels Transporter y Parallels Image Tool.

La primera sirve para convertir imágenes de máquinas virtuales de otras aplicaciones, o incluso instalaciones físicas en nuestro Mac, a Máquinas Virtuales que se puedan abrir con Parallels Desktop. Si ya disponemos de una instalación de Windows en nuestro Mac con, por ejemplo, BootCamp, es con esta aplicación como podremos utilizarla con Parallels sin necesidad de instalar Windows de nuevo. Por otro lado, Parallels Image Tool te ayuda a crear o mantener máquinas virtuales para Parallels Desktop. Volviendo a la aplicación principal, lo primero que debemos hacer es instalar un Sistema Operativo “invitado” en nuestro Mac. Un asistente nos ayudará a hacerlo. Si no se iniciara automáticamente, podemos invocarlo a través del menú ‘’File>New’. Se iniciará una ronda de preguntas que debemos ir contestando de acuerdo a nuestra elección. En la primera pantalla podemos elegir si queremos una instalación: Windows Express, que es el modo rápido y automático (aquí podemos ver que incluso nos ofrece instalar Vista). Es la opción recomendada. Típica, que instala un SO en una máquina virtual típica. A medida, donde elegimos cada parámetro de la instalación

Guía Parallels Desktop

Página 3 de 29

Elegiremos, a efectos de esta guía la última opción pues aprenderemos mas cosas. Si eliges cualquiera de las otras posibilidades el proceso es prácticamente automático, permitiéndote elegir poco mas que el Sistema Operativo y algún parámetro de la máquina virtual, aunque se pueden cambiar opciones a posteriori como verás a lo largo de la guía. En la instalación a medida, primero elegimos el tipo de SO, donde podemos elegir entre una amplia lista que, una vez seleccionada, nos mostrará

las versiones del mismo que admite Parallels Desktop para la creación de máquinas virtuales.

Lo siguiente es definir la memoria RAM que se asignará por parte del sistema a la máquina virtual cuando se esté ejecutando. Aquí el límite, por supuesto, lo pondrá la cantidad física de RAM instalada en nuestro Mac, aunque Parallels Desktop reserva por defecto una cantidad para la ejecución de Mac OS X, no permitiendo asignar toda la memoria física a la máquina virtual. En el caso del ejemplo que te muestro, en un sistema con 2 Gb de RAM, solo nos deja asignar un máximo de 1500 Mb, dejando mas de 500 Mb para que OS X se desenvuelva con soltura aún con el Sistema Operativo “invitado” ejecutándose. Ten en cuenta que este paso es especialmente importante elegir adecuadamente la cantidad de memoria, pues será la diferencia entre manejar los programas de Windows de un modo fluido o hacer que la experiencia sea insufrible. No obstante, mas adelante puedes afinar esta asignación de memoria una vez creada la máquina virtual. Ten en cuenta que aquí solo estamos definiendo la cantidad máxima, mas tarde podemos asignar la necesaria en cada ocasión.

Guía Parallels Desktop

Página 4 de 29

A continuación elegiremos las opciones de creación de la máquina virtual, pudiendo seleccionar: Crear una imagen nueva. Usar una imagen existente. Usar la imagen creada por BootCamp (si estuviera instalado en nuestro sistema). No añadir ningún disco. Vamos a ver que diferencias hay entre ambas.

Si queremos crear una nueva imagen nos preguntará por el tamaño de disco duro asignado a la misma. Aquí el límite lo debe poner, tanto como la disponibilidad, nuestra sensatez, pues debemos estimar cuanto necesitaremos. Sin embargo, por si nos equivocamos, es recomendable marcar la opción de ‘Expanding’, que creará una imagen de disco con 0 bytes que, irá creciendo según se necesite para la instalación de programas o requerimientos de espacio para documentos o el Sistema Operativo “invitado”. Si, por el contrario, elegimos la opción ‘Plain’, entonces la capacidad de almacenamiento quedará restringida a los Mb o Gb marcados. En el caso de haber optado por usar una imagen existente, o la de BootCamp, simplemente tendremos que decirle a Parallels Desktop donde está ubicada, ya sea como archivo de imagen o la ubicación física de la instalación.

En todos los casos, en siguiente paso es configurar como se conectará a la Red el Sistema Operativo “invitado”.

Guía Parallels Desktop

Página 5 de 29

La opción mas recomendable es utilizar la red configurada en tu Mac. No obstante, también puedes optar por: Red puente, donde tu máquina virtual aparece en la red local como un ordenador mas. Red solo-invitado, que te deja acceder solamente a tu Mac y otras maquinas virtuales. Sin Red

Una vez configurado como se conectará (o no) a la Red, elegimos un nombre para la máquina virtual, su ubicación física en el disco de nuestro Mac, e incluso si queremos un Alias en el Escritorio de la misma. Para finalizar, se nos pide que introduzcamos el disco de instalación del Sistema Operativo “invitado” elegido, ya sea

un disco real (Real CD/DVD) o incluso una imagen ISO, opción esta que te recomiendo para agilizar la instalación. Marcamos la casilla de iniciar la instalación (Start XXXXXXX instalation) y damos a ‘Finish’ para cerrar el asistente y comenzar la instalación real, igual que haríamos en cualquier otro ordenador, del Sistema Operativo. En este apartado no entraremos pues no difiere de cualquier otra instalación que hayas hecho salvo la peculiaridad de que lo harás dentro de una ventana y que los reinicios, si los requiere, no serán de tu Mac, sino dentro de la misma ventana.

Guía Parallels Desktop

Página 6 de 29

Al terminar la instalación podemos disponer de esta impactante visión de nuestro Mac, con el Sistema Operativo “invitado” ejecutándose bajo control de la ventana de Parallels Desktop.

Guía Parallels Desktop

Página 7 de 29

Ajustando la Máquina (virtual)

Como comentábamos en la sección anterior, podemos configurar posteriormente nuestra máquina virtual. Lo haremos desde la ventana principal de Parallels Desktop siempre y cuando no se esté ejecutando el Sistema Operativo “invitado”. Haciendo clic en cualquiera de los apartados de la Configuración accederemos a la ventana donde podremos cambiar estos parámetros designados por defecto. También puedes acceder desde el menú ‘Edit’.

Una vez dentro tienes varios apartados donde cambiar aquello que marcamos en el proceso de creación de la máquina virtual. En la primera pantalla podemos cambiar el nombre de la máquina o incluso el tipo de sistema operativo. En el apartado Booting elegimos funciones acerca de como queremos que inicie nuestro SO “invitado” como la secuencia de arranque o parámetros (Flags) de inicio: Iniciar la MV automáticamente cuando abre Parallels. Salir de las aplicaciones cuando cierras la MV. Iniciar la MV a pantalla completa. Iniciar la MV en modo Coherence.

Guía Parallels Desktop

Página 8 de 29

También podemos elegir el nivel de aceleración o incluso activar el soporte para la tecnología VT-x de Intel (tecnología de virtualización muy recomendable de activar). En la pestaña de opciones Avanzadas también podemos definir qué sistema operativo disfrutará de una mejor aprovechamiento de la caché de disco duro, OS X o el SO “invitado”.

En el apartado Coherence marcaremos si queremos que la barra de Inicio de Windows se mostrará en el Escritorio del Finder, y si queremos que se autocoloque donde no moleste. De este modo no compartirá espacio con el Dock. También podemos definir parámetros del área de trabajo, como si queremos excluir el Dock de la misma o si usaremos varias pantallas. Si pasamos a las Carpetas Compartidas (Shared Folders), elegiremos aquellas carpetas de nuestro Mac que queremos que sean visibles por el Explorador de Archivos de Windows. Aquí, además de la ventana donde podemos arrastrar y soltar carpetas que queramos compartir (también se puede hacer pinchando en el botón +), tenemos una casilla que habilitará esta posibilidad (Enable shared folders) y otra que nos permitirá que podamos arrastrar y soltar archivos entre los distintos Sistemas Operativos, principal o invitado.

Guía Parallels Desktop

Página 9 de 29

En la siguiente pantalla es donde podemos configurar diferentes resoluciones de pantalla en el SO “invitado”. Si al iniciarlo vemos que no se adapta correctamente a nuestra pantalla podemos cambiarlo aquí. Por defecto te vendrán las mas comunes, pero puedes añadir la que mejor se adapte a la pantalla de tu Mac, como en mi caso, que he añadido la resolución que mejor se muestra en un MacBook de 13,3”. Ahora veremos un aspecto que afectará mas directamente al rendimiento de la máquina virtual. Recordarás que en el momento de crear nuestra Máquina Virtual (MV) definíamos un máximo de memoria a utilizar por la misma. Bien, independientemente de lo que marcáramos, en esta siguiente pantalla podemos afinar el comportamiento y la decisión sobre este parámetro fundamental para el rendimiento del SO “invitado” En principio, puedes comprobar que el máximo de RAM que nos permite es el que definimos inicialmente. No obstante, nos recomienda un máximo de memoria a asignar que, en este caso nos propone de 916 Mb. Sin embargo, podemos elegir el máximo si necesitáramos mas. Mi consejo particular es que uses la que te da por defecto y, si acaso, lo modifiques mas adelante. También podemos cambiar la memoria de vídeo de la que dispondrá el SO “invitado”. Podemos elegir desde unos “tristes” 4 Mb, pero suficientes para Ofimática, hasta 32 Mb, suficiente para programas de diseño y juegos no especialmente exigentes.

Guía Parallels Desktop

Página 10 de 29

En las opciones de diskette (floppy) puedes habilitar este tipo (caduco) de dispositivo en tu sistema invitado, e incluso si quieres que sea posible iniciar desde el. Esto, como entenderás, no va a hacer que tu Mac vuelva al pasado para incorporar una unidad de diskette, sino que te crea una imagen de disco donde puedes añadir, por ejemplo, un disco de arranque para algún programa o utilidad que lo requiera. También podemos interactuar con el espacio de disco del que dispondrá la MV. En la pestaña de opciones avanzadas podemos cambiar el disco del que tomará el espacio e incluso compactar la imagen de disco creada. Se pueden recuperar unos cuantos Mb con este proceso. En la pestaña de Opciones, podemos, además, recrear la imagen de disco (OJO, pues perderíamos todos los datos incluidos en la imagen previa), elegir otra diferente ubicada en nuestro Mac o utilizar la de BootCamp, si existiera. También podemos evitar el cambio de configuración del disco, sin inhabilitarlo, deseleccionando la casilla ‘Device status - Enabled’. En las opciones de CD/DVD vamos a poder habilitar su configuración igual que hemos hecho con el disco duro virtual, hacer que el SO “invitado” disponga de esta unidad en el arranque (Connect at startup), o incluso si queremos que utilice la unidad de CD/DVD o un archivo de imagen, que elegiremos. Hay casos que podemos tener problemas en que el SO “invitado” reconozca un disco insertado en la Superdrive o unidad de CD/DVD externa conectada a nuestro Mac, esta sería una buena ocasión para crear una imagen de ese disco. A continuación vamos a poder cambiar las opciones de Red que definimos cuando creamos la MV. Te parecerá un poco repetitivo pues cuando hablábamos del proceso de instalación acuerdaté que elegimos la opción “a medida” para ver que podíamos configurar, pero ten en cuenta que es muy buena opción crear automáticamente una MV y luego afinar sus parámetros editándola como estamos haciendo.
Guía Parallels Desktop Página 11 de 29

En este apartado encontramos las mismas opciones del resto de dispositivos en cuanto a su disponibilidad de configuración y conexión al inicio Adicionalmente, si cambiamos el modo en que conectamos a la Red nuestro Mac (físicamente) o simplemente nos da algún problema para conectarse el SO “invitado” puedes volver a elegir el modo de conexión a la Red como explicamos en el proceso de instalación.

Igual panorama nos encontramos en la configuración del Sonido de la MV. Aquí también podemos elegir el dispositivo de salida y/o entrada de audio.

Para finalizar, también vamos a habilitar la posibilidad de que los dispositivos USB que conectemos sean reconocidos automáticamente en el SO “invitado”.

NOTA: Todas estas opciones de configuración de la MV solo te recomiendo que las toques en el caso de que algo no te funcione adecuadamente, por lo que si todo te va bien es mejor dejar las cosas como están.

Guía Parallels Desktop

Página 12 de 29

Configurando que es gerundio

Seguro que ya tienes ganas de ver como funciona esto de la virtualización. Pues nada, nos ponemos manos a la obra. Pero antes de nada echaremos un vistazo a las Preferencias Parallels Desktop, buena costumbre que hemos adquirido hace tiempo. Lo primero que vemos es el apartado donde le diremos a Parallels Desktop donde se encuentran nuestras MVs. También podemos definir como actuará en ciertas actuaciones que ejecutemos con la MV en marcha. Aquí podemos elegir entre que la MV entre en Suspensión, se Pare, o nos pregunte que hacer cuando: Cerremos Parallels Desktop Pulsemos el botón de Paro Pulsemos el botón de Pausa

También vamos a poder configurar el uso de memoria que asignaremos a la aplicación. Aunque puedes elegir manualmente la cantidad de RAM a utilizar te recomiendo que lo dejes en el modo Automático, que funciona bien la mayoría de las veces.

Guía Parallels Desktop

Página 13 de 29

En la siguiente pestaña tenemos las configuraciones de Red que utilizará Parallels Desktop para conectar los SOs “invitados”. Esta configuración verás que también “aparece” en las Preferencias de Red de tu Mac.

Por supuesto, puedes cambiar los valores indicados por defecto si tuvieras algún problema para conectarte a Internet desde la MV, pero si todo funciona adecuadamente mejor déjalo como está.

En la pestaña de Apariencia le diremos a Parallels Desktop si queremos que … Las aplicaciones del SO “invitado” tengan espacio propio en el Dock Aparezca en el icono de Parallels Desktop en el Dock una captura de la pantalla del SO “invitado” Cambiar la resolución de Mac OS X cuando el SO “invitado” esté en Pantalla Completa.

Si somos amantes de los efectos visuales con los que nos suele deleitar Mac OS X, entonces nos encantará toquetear en la siguiente pestaña.

Guía Parallels Desktop

Página 14 de 29

En el apartado de Animación vamos a ponerle un chulo efecto a las transiciones de Pantalla Completa (Full screen transition), a cualquier cambio de ventana de SO (OS window transition), podremos marcar cuan veloz será la transición (animation speed), además de añadirle animaciones al paso al Modo Coherence o incluso cuando pongamos la MV en Suspensión o Regreso. Por último, y no por eso menos importante, accederemos a las configuraciones de Teclado. Es aquí donde elegiremos aquellas combinaciones de teclas que queramos que consigan “cosas”. Podemos elegir la combinación personalizada para … Liberar el foco del SO “invitado” Cambiar a Pantalla Completa Cambiar al Modo Coherence Emular el Clic Derecho … e incluso Cambiar el ‘mapeo’ de teclas (por ejemplo, para que el SO “invitado” interprete la tecla Comando como Control. Usar la tecla de Enter del teclado numérico como Alt Gr.

Guía Parallels Desktop

Página 15 de 29

En marcha

¡Al fin! Después de tantos prolegómenos al fin vamos a echar un vistazo a Parallels Desktop e iniciar nuestra Máquina Virtual. Para ello, en la ventana principal de la aplicación tenemos un resumen de la Máquina Virtual por defecto. En caso de tener varias aparecerá la última que ejecutamos. Salvo que hayamos marcado lo contrario cuando editamos la MV, en principio no se inicia sola. Para trabajar sobre ella tenemos la fila de botones de acción a la derecha de la ventana principal. Desde ahí, y por orden de arriba a abajo, podemos … Parar la MV Poner en pausa la MV Ejecutar la MV (es como iniciar el SO “invitado” o reanudarlo si estaba suspendido) Hacer un Reset a la MV Cambiar a Pantalla Completa Cambiar al Coherence Mode Editar la configuración de la MV (como vimos en el apartado Ajustando la máquina (virtual). Cambiar a la vista del SO “invitado” (o si estamos en el, cambiar a la vista de esta ventana principal)

Bueno, es así de sencillo, pero seguro que estás deseando que le demos al Play.

Guía Parallels Desktop

Página 16 de 29

Si lo hacemos se iniciará el SO “invitado”.

A partir de aquí te moverás dentro de él igual que lo harías en otro ordenador con el instalado. En este modo, por defecto en Parallels Desktop tienes restringida la ejecución del SO “invitado” dentro de la ventana de la aplicación como cualquier

otra que tengas ejecutando en tu Mac. Y puedes cerrar la ventana, cambiar entre aplicaciones, etc. La salvedad que tendrás que tener en cuenta es que si cierras la ventana de Parallels Desktop o Paras o Pausas la MV Parallels Desktop te avisará, pues cualquier documento o aplicación con datos no guardados en el SO “invitado” no se guardarán. Sería el mismo efecto que apagar “a la brava” un ordenador con ese SO ejecutándose. Tenlo en cuenta. Otro asunto a tener en cuenta es que, dependiendo de la memoria RAM asignada al SO “invitado”, puede ralentizarse el rendimiento del resto de aplicaciones en tu Mac. Una vez iniciado el SO “invitado” puedes alternar a las modos de Pantalla Completa o Coherence a través de los botones de acción de la ventana de Parallels Desktop o con la combinación de teclas que elegiste en las Preferencias, y que hemos visto en la anterior sección de esta guía. A partir de aquí te mueves en el SO “invitado” como lo harías en otro ordenador. Instalar aplicaciones, explorar tu Disco (virtual), etc. Puedes arrastrar archivos desde la MV a las carpetas del Finder o viceversa, etc, etc.

Guía Parallels Desktop

Página 17 de 29

Si quieres cambiar al Escritorio de tu Mac o a otra aplicación de Mac OS X lo harás como siempre. Puedes pulsar la combinación de teclas ‘Comando+Tab’ o, tras pulsar Control+Alt (recuerda que lo marcábamos en las Preferencias) puedes hacer clic fuera de la ventana del SO “invitado”.

Incluso puedes hacer Exposé para ver esta curiosa imagen. Pero hay mas cosas en la interfaz de Parallels Desktop. Si te fijas en la parte inferior derecha de la ventana del SO “invitado” encontrarás una serie de iconos que te van a permitir “comunicarte” con el hardware de tu Mac y, en ocasiones, configurar o activar dispositivos. En el primero puedes conectar/desconectar la unidad de CD/DVD o incluso añadir otra desde una imagen ISO.

Guía Parallels Desktop

Página 18 de 29

En el siguiente puedes cambiar el dispositivo para conectarte a la Red, eligiendo entre los disponibles en tu sistema.

Siguiendo por este recorrido particular encontramos el que nos permitirá enmudecer el sonido, o activarlo si por algún motivo no disponemos de sonidos en la interfaz del SO “invitado”. Para, a continuación, poder visualizar o activar los dispositivos externos conectados en nuestro Mac, como la iSight, la tarjeta Airport, el mando infrarrojos o incluso el teclado y el ratón de Apple.

Por último, disponemos también de un acceso directo a la activación de carpetas compartidas entre nuestro Mac OS X y el SO “invitado”.

Guía Parallels Desktop

Página 19 de 29

En principio veremos la que definimos en la configuración inicial de la Máquina Virtual pero podemos añadir mas solo con elegir la carpeta que veremos en el Explorador de archivos del SO “invitado”.

Mas espectacular es aún el Coherence Mode. Vamos a ver que es esto que venimos comentando.

Guía Parallels Desktop

Página 20 de 29

‘Coherence Mode’

Sección aparte merece esta nueva característica de Parallels Desktop mediante la que puedes “liberar” las aplicaciones del SO “invitado” y hacer que convivan con el resto de aplicaciones de tu Mac en el Finder. Con este nuevo modo de visualización que nos ofrece Parallels Desktop podemos alternar entre las aplicaciones de Mac OS X y las del SO “invitado”. Pero no solo eso, podemos llegar a un nivel de integración no visto anteriormente o, al menos, no con esta fluidez y compatibilidad.

Una vez elegido el modo Coherence desde el menú View de Parallels Desktop, el botón de acción de la ventana principal o la combinación de teclas definida por nosotros, observaremos como tenemos en un mismo espacio el Finder y el Escritorio del SO “invitado”. En el caso de la prueba, con Windows XP, podemos ver como la Barra de Inicio de Windows aparece junto al Dock de Mac OS X, pudiendo elegir y ejecutar aplicaciones de un SO u otro. En principio, la barra de inicio de ´Windows aparece en una posición un poco molesta, pero esto puedes cambiarlo desde el menú View>Customize de Parallels Desktop.

Simplemente marcaremos la casilla ‘Relocate automatically’ para que la Barra de Inicio se ubique en una posición menos molesta.

Guía Parallels Desktop

Página 21 de 29

Por defecto se autocoloca en la parte superior, justo debajo de la Barra de Mac, pero puedes arrastrarla a uno de los lados de la pantalla igual que harías estando en Windows normalmente.

A partir de aquí, como te he dicho, dispones de dos SOs en una sola interfaz, pudiendo abrir aplicaciones desde una lanzadera u otra, alternando entre ellas, copiando y pegando información de un modo fluido y todo lo que se te ocurra.

Es también curioso que, si así lo elegiste, aparezcan los iconos de las aplicaciones del SO “invitado” en el Dock de Mac OS X. Esta opción que, aparentemente, no aporta nada, en realidad te ofrece algunas posibilidades harto interesantes.

Guía Parallels Desktop

Página 22 de 29

Por ejemplo, puedes añadir aplicaciones a tu lista de Favoritos de Parallels Desktop, de modo que puedas posteriormente acceder a ellas desde la barra de menús de Parallels Desktop.

Una vez un Alias Mac OS lanzar la Finder.

hecho esto, se crea en el Escritorio de X para que puedas aplicación desde el

Si haces doble clic sobre el icono creado se abrirá automáticamente Parallels Desktop, cargará el SO “invitado” asociado a esa aplicación y la carga en su inicio. Un montón de pasos que nos ahorramos.

Como te comentaba, el colmo de la integración entre Sistemas Operativos.

Guía Parallels Desktop

Página 23 de 29

Parallels Tools

Las Parallels Tools son unos controladores especiales que vienen incluidos en el paquete de Parallels Desktop. Con ellos conseguiremos que funcione mejor el ratón y se mejoren funciones de vídeo, además de otras funcionalidades. Es posible que incluso te avise el SO “invitado” de que debes instalarlas la primera vez que lo inicies. Si no lo hace, es recomendable hacerlo en cualquier caso. Para ello accedemos al menú Actions>Install Parallels Tools. Una vez seleccionado el item se iniciará la instalación como un programa mas. Al finalizar es recomendable reiniciar el SO “invitado” pues Parallels Tools actualizan controladores del SO “invitado”.

Al reiniciar encontraremos en el área de notificación de Windows un nuevo icono que, haciendo clic derecho sobre el, nos permitirá abrir el panel de configuración de las Parallels Tools. En la primera ventana podemos habilitar la sincronización de los Portapapeles de los Sistemas Operativos “invitado” y “cliente”. De este modo podremos copiar y pegar texto e imágenes entre ambos Sistemas Operativos.

Guía Parallels Desktop

Página 24 de 29

En la siguiente va a permitirnos elegir si queremos sincronizar la hora entre ambos Sistemas Operativos. Por defecto siempre hay diferencia entre la hora entre los sistemas operativos “invitado” y “cliente”. Con esta utilidad puedes hacer que tengan la misma hora o, por el contrario, dejar la diferencia o incluso cambiarla a tu antojo.

También vamos a poder habilitar el controlador gráfico de las Parallels Tools. Con el podemos habilitar capacidades SVGA en el Sistema Operativo “invitado”. Además, permite la sincronización del ratón así que déjalo activado por defecto.

La siguiente pantalla de configuración es especialmente interesante. Anteriormente he comentado en la guía que para hacer foco en el “otro” sistema operativo había que pulsar la combinación de teclas control+alt. Pues bien, si activas la Sincronización del ratón puedes hacerlo sin tener que usar esas teclas. Adicionalmente, esta capacidad también hará que el movimiento del ratón en el sistema operativo “invitado” sea mas fluido.

Guía Parallels Desktop

Página 25 de 29

Normalmente, la identificación automática del controlador de red que hace Parallels Desktop consigue que tu SO “invitado” se conecte adecuadamente. No obstante, es interesante activar el controlador de Parallels Tools pues mejora el rendimiento que ofrece el controlador por defecto (Realtek). Si, por cualquier motivo, al activar el controlador de red de Parallels Tools encontraras dificultades en la conexión del SO “invitado” puedes desactivarlo en esta pantalla quitando la marca de ‘Enabled’. No se si recordarás que al principio de la guía vimos que una de las opciones al crear nuestra MV era decidir si queríamos que el espacio en disco fuera fijo o que se adaptara a las necesidades del SO “invitado”. Si nuestra opción fue esta última entonces aquí podremos compactar ese Disco Duro virtual que generamos. Con esto reduciremos el espacio dinámico dejando libre todo el que no sea necesario. Este proceso consta de una preparación y de la compactación en sí misma. Si quieres hacerlo al mismo tiempo marca la casilla de ‘Execute all stages at once’ y dale al botón de Start para compactar de un tirón.

Guía Parallels Desktop

Página 26 de 29

Siguiendo con nuestro paseo particular para afinar la MV nos encontramos con la opción que nos permite tener carpetas compartidas entre ambos Sistemas Operativos (que ya pudimos también elegir al inicio de la instalación). Y si, además, queremos que aparezca un acceso directo (o Alias) de las mismas en el escritorio del SO “invitado” (Place shortcut in desktop).

En la siguiente ventana de configuración simplemente (o ¡Nada mas y nada menos!) podemos habilitar la funcionalidad de añadir aplicaciones favoritas del Sistema Operativo “invitado”.

Por último, encontramos otro lugar donde habilitar el modo Coherence que ya hemos visto en la sección anterior.

Guía Parallels Desktop

Página 27 de 29

¡Virus en mi Mac!

Pues si, ahora es posible que los virus se “muestren” en tu Mac, pero no te asustes que están bien sujetos dentro de Parallels Desktop. Recuerda que estás trabajando en una Máquina Virtual, de modo que todo lo que puedan hacer con los archivos no afectará al sistema de Mac OS X. Sin embargo, debes tener algunas precauciones pues no estás a salvo del todo … A ver, tranquilidad. Solo tienes que tener en cuenta algunos conceptos. Y el principal es que todo aquello que compartes “lo estás compartiendo”. Lo que te quiero decir con esto es que si optaste por visualizar una carpeta de tu Mac OS X en el Explorador de ficheros del SO “invitado” y en ella hay ficheros o información susceptible de ser atacada por virus o troyanos, pues eso, que será susceptible. No olvides que hay virus que actúan sobre los ficheros, que son independientes de la plataforma, y podrían teóricamente hacer destrozos en tus archivos compartidos. Esto no significa que puedan borrar tu carpeta de Sistema, básicamente porque no ha lugar que la compartas, y además el sistema de ficheros de OS X no es transparente a las infecciones de Windows. No obstante, mejor si no la compartes y así te quitas una preocupación. En otro orden de cosas, también puedes navegar en el SO “invitado” y, como hay Sistemas Operativos no tan seguros con la protección de datos, amenazas de troyanos, banners intrusivos, etc, como Mac OS X, puedes ver infectado tu SO “invitado” por todos estos bichitos.

Es por ello que te recomiendo tomar las medidas básicas para asegurar tu SO, igual que si lo ejecutaras en un sistema “solo para el”. No te preocupes, porque a poco que busques encontrarás utilidades de Seguridad para el SO “invitado” que sean gratuitas y te faciliten unos niveles de seguridad “aceptables”.
Guía Parallels Desktop Página 28 de 29

Agradecimientos y Créditos

Bien, espero que todo haya ido bien. Si ha sido así puedes realizar una donación al Equipo de Colaboradores de Macuarium.com (es coña … ¿O no?) o utilizar este documento para ayudar a otros maqueros como ha sido mi pretensión con esta Guía. Para finalizar, te indicaré las referencias utilizadas para la elaboración de esta Guía así como otros enlaces que puedan ayudarte a saber mas.

Referencias
➡ Foro de “Windows en Mac” en Macuarium.com ➡ Parallels, el hilo ➡ Wikipedia en Español ➡ Páginas de soporte de Parallels Desktop ➡ Antivirus AVG gratuito ➡ Ad-Aware gratuito ➡ Google Pack (suite de aplicaciones esenciales gratuitas para Windows)

Aviso legal: ©2007 Macuarium Networks y Fernando Tellado. Prohibida la reproducción o difusión total o parcial del mismo sin el consentimiento escrito del autor o de Macuarium Networks.

Guía Parallels Desktop

Página 29 de 29