You are on page 1of 2

EL SINDROME DEL CORAZON ROTO

POR: LIC. LUCIA IVONNE HUAMAN ESPINOZA

Un estrés físico o emocional intenso, como la pérdida de un ser querido o una fuerte discusión puede rompernos literalmente el corazón. El “Síndrome del corazón roto” o cardiomiopatía de Takotsubo presenta síntomas similares a los de un ataque cardíaco, como dolor en pecho y dificultad para respirar. Pero normalmente es temporal, no deja secuelas, y no afecta a las arterias coronarias como un infarto, sino al músculo cardíaco. ¿Pero que lo provoca? Según un estudio publicado a mediados del 2009 en la revista American Journal of Cardiology, el trastorno parece deberse a un aumento en el nivel de hormonas relacionadas al estrés, como la adrenalina. Las arterias no se ocluyen, sino que es el músculo cardiaco el que se resiente y debilita, hasta el punto de que el ventrículo izquierdo adquiere una forma cónica. Se estima que entre un 1 y 2 % de los sujetos diagnosticados de un ataque cardiaco sufren en realidad este síndrome. Los expertos tratan de entender el proceso de la enfermedad para ayudar a desarrollar tratamientos más efectivos y estrategias a corto y largo plazo. Entre otras cosas, se ha descubierto que, a diferencia de los ataques cardiacos, que suelen ocurrir en invierno, el síndrome del corazón roto suele darse en los meses de primavera y verano. En un

75 % de los casos ocurre después de sufrir un estrés intenso, como un accidente automovilístico, una discusión, la muerte de un ser querido, …y el síndrome es mas habitual en mujeres, en especial si ya han pasado la menopausia. CONFIRMAN DOS SANGUINEOS
POR: LIC. ESPINOZA ENF. LUCIA

NUEVOS
IVONNE

GRUPOS
HUAMAN

Todos sabemos si nuestra sangre es del grupo: O, A, AB o B, y si es de tipo Rh negativo o positivo. Ahora, un grupo internacional de investigadores ha confirmado la existencia de dos tipos de sangre poco conocidos: Langereis y Junior. Este descubrimiento tendrá numerosas aplicaciones médicas, no solo en el ámbito de las transfusiones o los transplantes de órganos, sino también en el desarrollo de terapias contra el cáncer. Aunque ya se conocía la existencia de estos grupos, hasta ahora no se habían detectado las proteínas de las células sanguíneas que los identifican. Los investigadores, que publican sus resultados en la revista Nature Genetics, han explicado que estos nuevos grupos son muy frecuentes en el este de Asia. “Se estima que mas de 50,000 japoneses sean Junior negativo, y esto puede traer problemas de incompatibilidad del feto con la madre, o a la hora de realizar transfusiones sanguíneas”, indica Bryan Ballif, de la Universidad de Vermont (EEUU). El nuevo hallazgo ayudará a determinar ambos tipos sanguíneos con un test rutinario en a consulta a partir de una simple gota de sangre. Además, estas nuevas moléculas también están asociadas con el desarrollo de resistencias a los fármacos contra el cáncer, lo que permitirá mejorar la eficacia de los tratamientos. Junto a los tipos ABO y Rhesus (RH), la Sociedad Internacional de Transfusión Sanguínea reconoce 28 grupos más, pero hasta ahora los tipos Junior y Langereis no

.estaba en la lista. ya que se desconocía su base genética.