You are on page 1of 1

SUSÁN A ESTELA Qu'ACOA ias niñas, et proceso de crecimiento se inicia anees que en et varón, lo que determi na 'prosternas de relación

enere ambos. Los varones, en general, ven a tas niñas muy envolventes, intrusivas, desenvuettas, y por tal razón se atejan de ettas. Estas, a su vez, perciben a los varones como huidizos, chiquitines, inmaduros. Los aco san y tos hurtan como venganza, ya que elfos tas humiilan y desprecian como form a de defensa. En tienen icación avor de tos úteimos años se ha notado un adelanto en ta edad promedio en que tas niñas su menarca. Este dato, que parte de estudios estadísticos, no tiene aún expl cierta desde atgún. otro campo de ta ciencia, pero podría ser un elemento en f la in/?uenci'a recíproca enunciada más arriba.

Hamamos prepu¿ertsc/at período comprendido entre tos 8 y 10 años. Este se caracte riza porque en ambos sexos se observa un cambio de conducta centrado en et .ir^. rmneaK), a veces desordenado, de ta motricidad. Asimismo, desde et punto de visc a psicotógico, se notan cambios en et tipo de juegos y en tas verbatizaciones, que se toman de mayor contenido sexuat. Durante esta época, comienza enza entre tos 8 y tos 11 años, y tre tos L5 y 16 años. Los varones inician y to concluyen más tarde. termina alrededor de ¡os 17 o 18 una aceleración det crecimiento. Para las niñas comi dectina at término de la adotescencia temprana, en muestran w patrón similar de crecimiento, pero to Como promedio, éste comienza enere tos 9 o 10 años y años.

La prepu&rEtcf, entonces, inctuye et crecimiento corporat y ia puesta en ma rcha de tas gtándutas sexuales. Estas últimas no tienen consecuencias visibles aún en et exterior, satvo et cambio que se produce en ta conducta como et incremento de ta motricidad, y esco ocurre porque a tos 8 años se compteca ta mietiniiación de la s vías de conducción de ta corteza ai tátamo. Denominamospt/AerMí/ai período siguiente, momento en que ¡os cambios corporales i niciados en et período anterior comienzan a tener efectos visibtes. Es durante esta subfase cuando se produce et desarroHo de ¡as características s exuates primarias y las secundarias. Las primeras corresponden a tos órganos sexua les. mascu¡ino y femenino retacionados con ta reproducción; para tas segundas, sin d uda más Hámativas, corresponden a aquellos aspectos físicos que dan apariencia "mas-cu tina" y "femenina" y cumpten una importante función en ta atracción de tos sexos ytíi formaciónde parejas. Cronoiógicamente, ta ptv&rfHúí comprende et período entre ¡os 10 y 14 años, comando en cuenta que varones y mujeres no poseen, un desarroüo sincrónico ya que, como dijimos , estas últimas comienzan más temprano. Fisiológicamente, para cada sexo, este período a barca aproximadamente dos años.