You are on page 1of 4

Desde 1866, se nota la presencia en Honduras de algunas plantaciones de bananos, entre otros en Islas de la Bahía, en la región insular atlántica

del país. Esas plantaciones pertenecían a pequeños finqueros, hondureños y norteamericanos quienes exportaban las frutas hacia los Estados Unidos, aprovechando el pasaje de barcos mercantes americanos que hacían la travesía del Mar Caribe. En otras regiones, las medidas tomadas por los reformadores liberales en favor de la agricultura estimularon la producción bananera. Esta se implantó sobre todo en el norte, en la proximidad de los puertos de La Ceiba, Omoa y Tela, favorecida también por la existencia en esta región de una pequeña red ferroviaria. Hasta aquí, la producción estaba en manos de pequeños finqueros hondureños y norteamericanos, mientras que la comercialización del producto y su exportación eran realizadas por compañías extranjeras instaladas en los puertos. Hasta poco antes de la primera guerra mundial, la explotación bananera no tuvo un carácter monopólico. Es preciso señalar, sin embargo, que un movimiento de concentración se inició desde principios de este siglo, cuando algunas de las compañías pasaron de la comercialización a la producción directa de la fruta. Mencionaremos, entre los primeros grandes productores extranjeros, las familias italianas Vaccaro y D’antoni, y el americano W.F. Streich. Los dos primeros se instalaron desde 1902 en La Ceiba, el tercero en 1905 en Cuyamel, donde el gobierno le otorgó una concesión. La empresa de los hermanos Vaccaro prosperó rápidamente, después de haber sido beneficiados por el Estado hondureño, con el otorgamiento de 250 hectáreas de tierra por cada kilómetro de línea ferroviaria construida por ellos. La empresa Vaccaro deviene en 1924 en la Standard Fruit Company, ésta más tarde, en 1926, se convirtió en la Standard Fruit and Steamship Corporation. En 1911 la política de otorgamiento de concesiones a los inversionistas extranjeros se intensificó. La intención era siempre la de desarrollar y modernizar la economía del país. Se trataba, en efecto, de obtener de los inversionistas extranjeros, a cambio de las tierras que les eran concedidas, que ellos tomaran a su

como la Salvador Oteri y la Michel Machecca. En contrapartida de las tierras otorgadas por el Estado hondureño. del 46% de las acciones de la Vaccaro Brothers Company. La United Fruit Company había sido fundada en 1899 bajo las leyes del Estado de New Jersey. En 1912 esta compañía obtenía la concesión de 10. etc. ya citada. la United Fruit Company pasó de la comercialización a la producción directa de los bananos en Honduras obteniendo concesiones a nombre de dos compañías que fundó a este efecto en 1912: la Tela Railroad Company y la Trujillo Railroad Company. Desde 1905. sin embargo. Esta compañía poseía su propia flota (la White Fleet) y. esta se aseguraba el control. y eso. En un segundo momento. 20 kilómetros por la porción de 10. La United Fruit Company se había convertido de este modo en un verdadero imperio.000 acres.000 acres de tierra. La Vaccaro. la Tela Railroad Company se comprometió a construir 12 kilómetros de línea ferroviaria por porción de 6. casi 345.000 hectáreas cedidas. se beneficiaron de esa política.000 hectáreas. en el norte de Honduras (decreto No. .000 hectáreas de tierra en la región de Cuyamel.000 hectáreas compradas por Zemurray a William Streich. establecidas en La Ceiba. marítima. ferroviaria.000 hectáreas. como la Cuyamel Fruit Company y la United Fruit Company. esas dos compañías detentaban en conjunto 15. favoreciendo así el desarrollo de la agricultura. un “Estado en el Estado” en cada país donde esta desarrollaba sus operaciones. que conservó hasta 1918. se evaluaba en alrededor de 852. y la Trujillo Railroad Company. En 1914. hasta poco antes de 1914 su actividad en Honduras se limitaba a la comercialización de los bananos.78 del 4 de marzo de 1912). que permitiría una comercialización más fácil de los productos agrícolas. hacia 1913. Se le consideraba con toda razón la compañía americana más importante de la América Central. Era además propietaria de 669 millas de línea ferroviaria en los diferentes países de la región.000 hectáreas concedidas. por medio de compañías intermediarias. otras compañías. A esta concesión vinieron a agregarse las 5. La Cuyamel Fruit Company fue fundada en 1911 por Samuel Zemurray. las tierras que detentaba en América Latina.cargo el establecimiento de la infraestructura de carreteras. o sea más de 6.

se armaron de valor y demandaron mejores condiciones laborales. Fue hasta la huelga de 1954 que la presión sobre el Gobierno y los empleadores se hizo sentir dando inicio a la etapa sindical y gremialista en el país. Tela y Puerto Cortés hubo grandes desfiles de jornaleros que reclamaban el pago doble de su salario porque habían trabajado durante la Semana Santa. Francisco Ríos. abolición del trabajo por contrato. Canales. demandaron vacaciones con goce de salario. Guillermo Rosales. Las operaciones en las compañías bananeras estaban paralizadas completamente. Gabriel David. el mejoramiento de los servicios de salud. Coto. pero las condiciones para los trabajadores eran inhumanas. Tomás Montoya y Marcos Santos. Cruz Meléndez. La Tela Rail Road Company no reconocía el Comité Central de Huelga y a 25 días después las negociaciones no iniciaban. El 10 de mayo se integró el Comité Central de Huelga integrado por César A. abolición de los despidos sin causa justificada. Manuel Sierra. pero aún no había avances. quien trabajó en los campos como regador de veneno. Además. las protestas no tuvieron ninguna trascendencia. jornada máxima diurna de ocho horas y pago de horas extras y una jornada nocturna que no excediera las seis horas. sacó a la luz la explotación de la que eran víctimas los obreros en su libro que llamó “Prisión Verde” haciendo alusión a las bananeras. La historia laboral narra que en la década de los 50 las compañías bananeras Tela Rail Road Company y la Standard Fruit Company tenían un poderío económico e influencia en la vida de los hondureños. pero en los campos bananeros nadie vigilaba que esos derechos se cumplieran. Juan B. El presidente Gálvez tuvo que intervenir. Se notó . Las más importantes: aumento al salario. Jaime Cabús. Fue ese Primero de Mayo del 54 en el marco del Día Internacional del Trabajo que en La Lima. En el gobierno de Juan Manuel Gálvez se creó la Dirección General del Trabajo y se estableció la jornada laboral de ocho horas diarias y el pago de horas extras. viviendas adecuadas para los trabajadores y una jubilación remunerada. pago directo por la compañía y sin intermediarios. El pliego de peticiones fue presentado el día siguiente a las compañías bananeras y contemplaba 30 demandas. Iván Cañas. razón por la cual tuvo que salir exiliado del país. Fue por tal razón que el escritor Ramón Amaya Amador. Asimismo. Óscar Gale Varela. Nombró una comisión mediadora. el movimiento había crecido y los obreros en El Progreso también se unieron a las manifestaciones.El primero de mayo de 1954 estalló la voz de unos 30 mil trabajadores hondureños cansados de los maltratos y que estaban dispuestos a defender su dignidad. transporte ferroviario. Al tercer día. Aunque entre 1870 y 1953 los obreros de los sectores bananero y minero ya se habían revelado porque eran explotados.

servicios de transporte. Henry Sheran. De La Lima surgieron los representantes Jesús Valencia. y otros de igual importancia. René Valladares y Luis F.SUTRASFRUCO. Fue así que en los días 27 y 28 de abril de 1957 se celebró en Tela la primera asamblea general y se firmó el acta constitutiva de la Fesitranh (Federación Sindical de Trabajadores Norteños de Honduras). así como la reducción de las jornadas laborales. aunque. Aunque los trabajadores no fueron complacidos totalmente. siguen violándose los derechos laborales en muchos centros de trabajo en todo el país. . La iniciativa tuvo la oposición de las compañías bananeras. salud y educación para los hijos. Por Tela representó a los obreros Raúl Edgardo Estrada. Arnulfo Espinoza. Más adelante surgieron las organizaciones sindicales para mantener vigilancia sobre los derechos de los trabajadores. Israel Orellana y Carlos Ramírez. con 12 mil trabajadores y pasó a convertirse en uno de los sindicatos más importantes del país. Se reanudaron las negociaciones con la participación de la comisión mediadora. Algunos de ellos sobreviven. Francisco Cardona y Rufino Sosa y de Puerto Cortés. según las organizaciones. Céleo González. Sabas Lilio Pineda. El 31 de mayo de 1955 se fundó el Sindicato de Trabajadores de la Standard Fruit Co. El 30 de junio se firmó el Contrato Colectivo que fue clave para que el 7 de julio finalizara la huelga tras 69 días. Se eligió un segundo comité el 12 de junio en una asamblea en la que participaron dos mil trabajadores en el parque central de El Progreso.. El 20 y 23 de diciembre de 1958 se constituyó la FECESITLIH. A la fecha no se ha registrado en el país otro movimiento reivindicador de tal magnitud. Las negociaciones se rompieron. Guerra.intransigencia de parte de miembros del Comité de Huelga influidos por el PRH (Partido Revolucionario Hondureño) que desde Guatemala estaban recibiendo mensajes para continuar la lucha y que no se finalizara mediante diálogo. José Cubas Gross. De El Progreso. Carlos Coello y Alberto Díaz Zelaya. También se forma la Federación Sindical de Trabajadores Nacionales de Honduras y tres años después. El Comité Central de Huelga se convierte en agosto del año 54 en el Sindicato de Trabajadores de la Tela SITRATERCO. obtuvieron lo más importante como aspectos salariales. Rafael Alberty.