You are on page 1of 5

SOLUCION

1. Síntesis en la elaboración y desarrollo de los planes de cobranza:  Proceso de cobranza: la cobranza es la acción donde el ente financiero que concede créditos, debe ejecutar para una recuperación de uno de los primordiales activos que manipula. Ya que este va enfocada a adquirir un aumento mayor en sus entradas y comercializaciones, y así mismo dar confabulación a todos los consumidores. Este asunto está encaminado en una política constitucional vinculada ajustada a las necesidades de la compañía y proporcionada a las necesidades económicas existentes en la perspectiva nacional.

Se debe tener en cuenta los siguientes procesos de la cobranza:

a) El crédito en una forma de incrementar la ventas y la ganancias. El cliente, cuando elige nuestra prestación de crédito, es por una fiabilidad que se le da en la entidad financiera ya que el cliente puede escoger cualquier otra entidad. Es por eso que esto es una competencia en cuanto a la venta del servicio crediticio. b) Se debe tener en cuenta a los buenos clientes, quienes tienen un historial financiero impecable, ya que al descuidarnos de ellos se pueden convertir en un cliente de otra entidad. También, se debe tener en cuenta que la cobranza del crédito solicitado por nuestro cliente debe generar nuevas ventas productivas, aumentando la buena imagen de su proveedor. c) Se debe saber que en la política de cobranza es la que depende de las situaciones sociales y políticas del país y especialmente del ente financiero. Es por eso, que estas decisiones y situaciones especificadas comprometen fundar un perfil serio y respetado frente a la política plantada. d) El objetivo primordial que debe inspirar la política de cobranza es de que no se debe cobrar, sino que le cliente sea quien vaya a tal fecha pactada entre la entidad a pagar su deuda financiera. e) Para que cualquier ente financiero logre sus objetivos esta debe trazarse políticas de cobranza basadas en normas adaptables a las circunstancias. f) Para tener un mayor éxito frente a otras entidades financieras se recomienda que una política de ventas de crédito dura se debe aplicar una política de cobranza suave y viceversa, ya que esta puede ser un tiro por la

culata para muchas entidades porque pueden ser los más apetecidos para créditos, pero su cartera está en riesgo de perderse. Es por eso que las políticas de cobranza se deben estar revisando constantemente para evitar deficiencias en ellas. g) Se recomienda tener políticas de cobranza claras, flexibles, dinámicas y uniformes. Para así, poder mantener una cartera activa, para determinar soluciones prontas según al caso. h) En las políticas de cobranza se debe establecer un equilibrio entre los gastos de la gestión de cobranza y los resultados de la misma, para evitar pérdidas por cuentas incobrables y poder buscar una rotación en cartera para evitar una inversión congelada en cuentas por cobrar, produciendo efectos negativos a la entidad financiera. i) En las normas de cobranza se determinar la capacidad de endeudamiento, se documenta pactos ligados a formalidades legales, se respetar la independencia del abogado o del departamento de cobranza, se hace conocer el tiempo y perdida que significa la cobranza judicial. Todo esto se realiza para evitar pérdidas y dificultades financieras, tanto con el cliente que con la entidad. Todo lo que hablamos anteriormente es una breve síntesis acerca de la modalidad de procesos y planeación de cobranza, bajo políticas y estrategias financieras. 3. PROGRAMA DE COBRANZA: Para iniciar un programa de cobranza primero se deberá de llevar un control de las ventas a crédito, para lo cual se llenará el formato del mismo nombre: En la columna de “Clave” existen dos opciones para su llenado: a) V (ventas a crédito). b) P ( pago o abono a su adeudo). Políticas: PARA ANTES DE OTORGAR CRÉDITO: - Se deberá de llevar un expediente por cliente. - No se deberá de otorgar crédito a personas que compren en el negocio por primera vez ó cuando no se tenga ninguna referencia, aunque esta sea verbal,

de su persona. - A las personas que se les otorgue crédito, se les deberá de aclarar los plazos de pago. - Si se decide otorgarle crédito a alguna persona y ésta no paga en el plazo estipulado, se le dejara de otorgar crédito hasta que abone el 50% de su adeudo o lo liquide. PARA EL SEGUIMIENTO DE CLIENTES: - Mensualmente se deberá de revisar el Control de Ventas a Crédito para conocer el comportamiento de los clientes, en este análisis se puede identificar a los clientes puntuales y a los morosos, incentivando a los puntuales con algún obsequio ó descuento y recortando el crédito a los morosos. * Cuando una persona llegue y compre mercancía a crédito, se deberá de registrar en la columna de Clave la letra “V”, la fecha y el importe en que se realiza la operación. * Cuando ese cliente pase a abonar o pagar su adeudo, primero se deberá de proporcionarle el total de su adeudo, después se registrara con la clave “P” el importe que se paga, posteriormente al adeudo se le resta el pago y se registra el nuevo saldo. * Como ya se mencionó, es muy importante revisar el Control de Ventas a crédito, a fin de analizar: * El comportamiento de pago de los clientes (cuantos días se tardan en pagar su adeudo). * Hasta que monto es conveniente dar crédito, en base al punto anterior. * Identificar los clientes cumplidos y a los morosos. Es conveniente clasificar la cartera de clientes en grupos y de la clasificación dependerán las acciones que se deben emprender basándose en lo siguiente: 1. Clientes que malinterpretan las condiciones de venta. Estos clientes no ofrecen ningún problema real de cobro porque honestamente hubo un malentendido, aquí solamente basta con darles una explicación de las

condiciones de venta para que a cambio se reciba un pago puntual. 2. Clientes que pasan por alto sus cuentas por negligencia. Un recordatorio de que la cuenta se ha vencido es todo lo que se necesita para los clientes de este grupo. 3. Clientes que temporalmente se atrasan pero que casi siempre pagan a tiempo. Estos clientes pagan a tiempo cuando las fechas vencidas de las cuentas del acreedor coinciden con el auge de temporada de su propio negocio y hacen esperar al acreedor cuando estos períodos no coinciden la política general del acreedor es indulgente, pero debe mantener una cobranza continua sobre el cliente. 4. Clientes que temporalmente se atrasan por las condiciones locales del negocio. (Huelgas, desastres naturales, etc.) En estos casos la política de cobro del acreedor es indulgente en términos comparativos y espera hasta que el deudor tenga para sobreponerse a su incapacidad temporal de pagar. 5. Clientes que siempre se atrasan. Estos son los que fuerzan demasiado sus negocios para cubrir sus gastos personales, o no son compradores deficientes, reduciendo así su capital operativo disponible. El encargado de la cobranza debe adoptar una política firme con estos deudores, aun a riesgo de perderlos como clientes. 6. Clientes que están al borde de la insolvencia o que son en realidad insolventes. La empresa no tiene otra alternativa que usar métodos drásticos de cobranza, si no puede cobrar mediante letra de cambio, coloca inmediato la cuenta en manos de un abogado de cobranzas. Evaluación de la función crediticia. a) Presupuesto de cobranzas. Este presupuesto muestra al encargado la cobranza a alcanzar, permitiéndole comparar el real con lo presupuestado. b) Análisis de los saldos por antigüedad. Es muy importante que la empresa cuente con una relación de clientes por antigüedad de saldos, porque tendrá conocimientos de aquellas cuentas que están fuera de política, o sea cuentas que se encuentran vencidas y que de alguna manera tratará de agilizar el cobro de las mismas. c) Análisis de rotación de la cartera. Es una técnica más con que cuenta la empresa para la evaluación de la función crediticia, que consiste en obtener la

rotación de las cuentas por cobrar dividiendo las ventas anuales entre el promedio mensual de cuentas por cobrar, lo cual da como resultado el número de veces que las cuentas por cobrar rotan durante el año. Para los clientes morosos 1. Se les deberá de suspender el crédito si no pagan en los tiempos establecidos. 2. Se deberá de negociar con los clientes morosos la forma de pago (semanal, quincenal, mensual). 3. Se deberá de escribir mensualmente una lista de clientes morosos y pegarla en el negocio.