You are on page 1of 3

CACTACEAS Las cactáceas (Cactaceae) son unas familias de plantas suculentas y, en gran mayoría, espinosas, conocidas en conjunto como

cactos o cactus. Esta familia es prácticamente exclusiva de América, lo que significa que son endémicas del continente americano y las Antillas. Sin embargo, hay una excepción, Rhipsalis baccifera, que está extendida en África tropical, Madagascar y Ceilán. Se cree que la colonización del Viejo Mundo por esta especie es relativamente reciente (unos cuantos cientos de años), probablemente transportada en el tracto digestivo de pájaros migratorios en forma de semillas o, según otra teoría, en forma de plantas adheridas a troncos impulsados por corrientes marinas. Muchas otras especies de cactáceas se han naturalizado, en condiciones similares a las de su hábitat, en otras partes del mundo, tras ser introducidas por el hombre. Muchas plantas suculentas, tanto en el Viejo como en el Nuevo Mundo, tienen una notable semejanza con los cactus y, a menudo, son así llamadas en lenguaje corriente. Sin embargo, esto se debe a la evolución paralela, ya que ninguna de ellas está estrechamente emparentada con las cactáceas. La característica identificativa más clara de la familia de los cactus es la areola, una estructura especializada de donde surgen las espinas, los vástagos nuevos y, en muchas ocasiones, las flores. Se considera que las cactáceas han evolucionado entre hace 30 y 40 millones de años. El continente americano estaba unido a los demás, pero se fue separando progresivamente por la deriva continental. Las especies endémicas del Nuevo Mundo debieron desarrollarse después de esta separación; el distanciamiento significativo se alcanzó en los últimos 50 millones de años. Esto podría explicar la inexistencia de cactus endémicos en África: éstos evolucionaron en América cuando los continentes ya se habían separado. Tallo Los tallos de las cactáceas, que conforman básicamente el cuerpo de la planta, están engrosados por el desarrollo del parénquima, y su color verde se debe a que son fotosintéticos. Tres formas principales de tallo: Cladodio: tallo aplanado en forma de raqueta (como en los nopales). Columnar: tallo en forma cilíndrica (con o sin ramificación). La planta se denomina basítona si se divide desde la base del tallo, mesótona si se divide a la mitad del tallo o acrótona si se divide en la punta del tallo. En las columnares algunas veces el tallo está comprimido lateralmente y aplanado, en cuyo caso se le llama filocladio (como en los saguaros).

por lo común. tanto sin flores como con ellas. Las areolas desarrollan múltiples pelos o tricomas (semejantes a las fibras de algodón) y espinas (y. no requieren excesivas atenciones. . Areola La areola es una estructura vegetativa distintiva de las cactáceas que se encuentra sobres los podarios y costillas. Flores y frutos Las flores son solitarias y hermafroditas o. Estas especies sin espinas pueden ser consumidas por el ganado en los períodos secos. Las areolas. como Opuntia ficus-indica y Opuntia leucotricha. formas y colores. con porte de barril (como en las biznagas). hojas). El nectario está constituido por un anillo en la superficie interna del tubo periántico. El polen es trinucleado. bacciforme y rara vez seco. Además. y cobran cada vez más importancia como planta de interior. por numerosos pétalos dispuestos en espiral. con aspecto petaloide. Frecuentemente los tépalos externos tienen aspecto sepaloide. y el ovario es ínfero. Aunque tienen su origen en América. más rara vez.Globoso: tallo casi esférico. Hay cactus sin espinas. en los géneros más antiguos. Amantes de la luz y el calor. El fruto suele ser indehiscente. se han extendido por todo el mundo. los cactus tienen como rasgo distintivo las púas que suelen recubrirlos. El gineceo se compone de 3 o más carpelos. Las cactáceas componen la especie más conocida de las plantas suculentas. aunque para mantenerlos en buenas condiciones durante mucho tiempo hemos de proporcionarles unos cuidados básicos y prestar atención a las enfermedades y plagas. unisexuales. El androceo está formado por numerosos estambres. la mayoría tienen flores actinomorfas. como forma de supervivencia y adaptación al cambio climático. generalmente. en los más variados tamaños. Se unen basalmente para formar un hipanto o tubo periántico. Si bien existen especies con flores zigomorfas. mantienen dos zonas de crecimiento: en la parte superior se producen las flores (meristemos floríferos) y en la inferior los meristemos espinulíferos. que se caracterizan por sobrevivir en condiciones de extrema sequía. hojas o raíces. con secuencia centrífuga. desde tricolpado a 6-15 colpado o porado. gracias a su capacidad de acumular agua en sus tallos. El perianto está compuesto.

en este caso. se extraen las semillas del interior y se conservan en papel poroso. El sustrato debe estar bien drenado y ser permeable. para que no se acumule excesiva humedad. que perjudicaría al cactus y probablemente. otra de arena gruesa y otra de carbón vegetal molido. el ejemplar no se desarrollará. Han de estar en perfecto estado. Por supuesto. de lo contrario. es posible adquirir la tierra ya preparada. ya que. La mezcla de diferentes tierras depende de la variedad que tratemos y de las condiciones climáticas. que además será un elemento destacado en la prevención de los hongos. tras la recolección.Aprende a cultivarlo Los cactus se reproducen por semillas. . Una de las más habituales es unir una tercera parte de turba rubia. lo mataría. que podemos adquirir o recoger nosotros mismos de los frutos.