You are on page 1of 3

Parroquia de San José

Ejido s/n casi esq. con Durazno Las peritas, Mexico, D.F. 16010 Teléfono: 56419280  Correo electrónico: parroquiasanjoselasperitas@gmail.com

Los mandamientos ¿Necesitamos hoy los mandamientos? Dos situaciones parecen decirnos que sí: una, el relativismo moral, esa idea en la conciencia de muchas personas que consiste en creer que la bondad o maldad de un acto depende de la valoración de quien lo ejecuta, con independencia de las normas morales. Por ejemplo puedo robar o defraudar a una persona y considerar que hago bien porque me conviene la ganancia que obtengo con ello. la otra situación problemática es la reivindicación de los derechos propios, por encima de los demás. Se trata de justificar todos mis actos con base en mis derechos, independientemente si violo los de los demás. Los diez mandamientos no serian más que un conjunto de normas éticas generales, si no se entendieran desde la perspectiva del Éxodo, es decir, desde la liberación de los israelitas de la esclavitud de Egipto. Ese acontecimiento históricos es lo que les da su sentido pleno: Yo soy Yahvé, tu Dios, que te hizo salir de la tierra de Egipto, de la casa de la esclavitud (Ex 20, 2). En esta afirmación contundente, Dios declara la autoridad y el objetivo de la ley con la que el pueblo deberá comprometerse para no volver a se esclavo. ¿Por qué siguen siendo actuales los mandamientos? Aunque los israelitas abandonaron "la casa de esclavitud" hace miles de años, hoy siguen existiendo "casas" que esclavizan a las personas. sigue el clamor del pueblo ante la explotación, la violencia laboral, la injusticia, las falsas promesas de cambio. Los nuevos "faraones" someten a millones, y nuevas pirámides explotan al pueblo y desgastan su vida. Por eso los mandamientos son actuales, porque constituyen un llamado continuo de salida de esas casas de esclavitud. La ley de los diez mandamientos es el camino que Dios ofrece a sus hijos, a su Iglesia entera, para: no volver nunca más a vivir en la esclavitud; mantener la libertad alcanzada al salir de Egipto, vivir en la justicia y en la solidaridad; ayudar a otros a salir de sus "casas esclavizantes"; ser una señal de amor de Dios para todos; construir una sociedad fraterna donde no haya marginación ni exclusión. Los diez mandamientos (Ex 20, 1-17) Consecuencias éticas de los mandamientos en su formulación catequética 1. No habrá para ti otros dioses delante de mi - Actos de fe, esperanza y caridad - La libertad religiosa - La superstición - La idolatría - adivinación, magia - Irreligión, ateismo, agnosticismo

Página 2

2. No tomarás el nombre de Dios en vano - Blasfemia - Palabras malsonantes - Juramentos en falso - Perjurio 3. Santificarás las fiestas - La obligación del domingo - La Eucaristía dominical - El descanso dominical 4. Honrarás a tu padre y a tu madre - Respetar a la familia - Deberes de los Hijos y de los Padres - Deberes de las autoridades civiles y de los ciudadanos 5. No matarás - La legitima defensa - El homicidio voluntario - Aborto, eutanasia, suicidio - El escándalo - El respeto de la salud y de la integridad personal - El respeto a los muertos - La paz, evitar la guerra 6. No cometerás actos impuros - La integridad de la persona - Ofensas a la castidad - La fidelidad conyugal - La fecundidad - El don de los hijos - Ofensas al matrimonio: adulterio, divorcio, incesto, unión libre 7. No robarás - El respeto a los bienes ajenos - Respeto a la creación - El trabajo humano - Acceso al trabajo - Salario justo - La huelga - El amor a los pobres 8. No dirás falso testimonio ni mentiras - Vivir la verdad - Ofensas a la verdad - La mentira - Derecho a la comunicación - Secretos profesionales - Medios de comunicación

Página 3

- El arte sacro 9. No desearás la mujer de tu próximo - Codicia y concupiscencia - Pureza de intención - Pureza de mirada - Purificación del clima social - Permisividad de las costumbres 10. No codiciarás lo bienes ajenos - La avaricia - La envidia - La pobreza de corazón - Las seducciones del placer y del poder Actividad a. A la luz del texto de Ex. realiza una oración que te lleve a experimentar la libertad del pueblo de Israel. b. A la luz de los nn. 2083-2557, del Catecismo, justifica algunas de las consecuencias éticas aquí enunciadas.