You are on page 1of 32

PRESENTACION EN POWER POINT AHÍ HAY 41 DIAPOSITIVAS. http://www.slideshare.

net/uredes/riesgos-biologicos-presentation
RIESGO BIOLOGICO RIESGO BIOLOGICO Los factores de riesgos biológicos son todos aquellos virus, hongos, bacterias y parásitos que tienen la capacidad de causar enfermedades, infecciones, alergias, o toxicidad a las personas expuestas directa o indirectamente a su contagio. Además se constituyen en factores de riesgo biológico las plantas y animales que pueden producir intoxicación a las personas expuestas directamente a ellos. Podemos mencionar los siguientes: • Plantas urticantes: ortigas, manzanillo. • Plantas venenosas. Hongos, Leguminozas, almendras • Mordeduras de serpientes y animales venenosos. • Picaduras de animales ponzoñosos (alacranes, abejas, hormigas) FUENTE DE RIESGOS BIOLOGICOS La fuente de los factores de riesgo biológicos puede ser: ENDOGENA: Cuando el factor de riesgo biológico proviene de las secreciones o la flora propia de la persona. EXOGENA: Cuando el factor de riesgo biológico proviene del entorno (tierra, agua, aire, flora), los alimentos, las basuras y de otras personas o animales infectados. VIAS DE TRANSMISION La vía de transmisión es el mecanismo mediante el cual el germen viaja y logra ingresar al hospedero (hombre o animal) susceptible de contagio. Algunas vías de ingreso son: Vía Respiratoria: Por inhalación en el medio de trabajo, que son producidos por la centrifugación de muestras, agitación de tubos, aspiración de secreciones, toses, estornudos. Vía Digestiva: Por ingestión accidental, al comer, beber o fumar en el lugar de trabajo. Vía Dérmica - Sanguínea: Como consecuencia de pinchazos, mordeduras, cortes, erosiones, salpicaduras. TIPOS DE AGENTES BIOLOGICOS Según el nivel de riesgo de la infección, se clasifican en 4 grupos: 1. Agentes biológicos tipo 1: Son los que no es probable que causen enfermedades humanas. 2. Agentes biológicos tipo 2: Pueden causar enfermedades y no es probable que se propaguen a la colectividad. 3. Agentes biológicos tipo 3: Son los que pueden causar enfermedades graves y pueden representar un riesgo de propagación a la colectividad. 4. Agentes biológicos tipo 4: Causan enfermedades graves y pueden representar un gran riesgo de propagación a la colectividad y no se dispone de tratamiento eficaz contra ellos. RIESGO BIOLOGICO VEGETAL Plantas tóxicas son aquellos vegetales que producen trastornos fisiológicos, por medio del contacto, consumo o ingestión, al inhibir, modificar o impedir un proceso normal del organismo. Entonces, muchas son las plantas vegetales que abundan en el campo que pueden llegar a causar accidentes por desconocimiento de las características tóxicas de ellas. Entre ellas podemos mencionar: PLANTAS TOXICAS ♦ Los hongos: El hongo de la boñiga. ♦ Gran variedad de almendras ♦ Las hortensias PLANTAS PRODUCTORAS DE DERMATITIS ALERGICA ♦ El manzanillo de tierra fría y el

manzanillo costeño ♦ Pringamoza ♦ La corona de espinas. RIESGO BIOLOGICO ANIMAL Por ser el campo el hábitat natural de animales venenosos y ponzoñosos, pueden presentarse accidentes de trabajo cuando los trabajadores invaden sus terrenos. Todos los años se producen millones de picaduras de escorpiones, serpientes, insectos, por las que mueren miles de seres humanos. Entre los animales que pueden ocasionar lesiones en los seres humanos por acción de sus venenos están los invertebrados, como: •Los arácnidos (arañas, escorpiones, arañas del desierto) •Los ácaros (chinches y garrapatas, ciempiés) •Los hexápodos (abejas, avispas, mariposas y mosquitos). En Colombia existen 8 familias de serpientes y se han descrito 230 especies diferentes, de las cuales un 20% son venenosas.

Riesgo Biologico
Riesgo Biológico: principios de la toxicología, clasificación. Prueba de laboratorio para determinar la presencia de tóxicos en el organismo, Enfermedades profesionales, efectos del ruido sobre el organismo. Método de prevención y control de la división de Medicina del Trabajo. Unidad de Audiometría, equipos de protección auditiva RIESGO BIOLOGICO El riesgo biológico o bioriesgo (llamado biohazard en inglés) consiste en la presencia de un organismo, o la sustancia derivada de un organismo, que plantea (sobre todo) una amenaza a la salud humana. Esto puede incluir los residuos sanitarios, muestras de un microorganismo, virus o toxina (de una fuente biológica) que puede resultar patógena. Puede también incluir las sustancias dañinas a los animales. El término y su símbolo asociado se utiliza generalmente como advertencia, de modo que esas personas potencialmente expuestas a las sustancias lo sepan para tomar precauciones. Hay también un biohazard HCS/WHMIS insignia que utiliza el mismo símbolo. El término riesgo biológico está muy ligado al campo de la prevención de riesgos laborales. Las condiciones de trabajo pueden resultar negativas si se realizan en presencia de contaminantes biológicos. Estos contaminantes son aquellos agentes biológicos que cuando se introducen en el cuerpo humano ocasionan enfermedades de tipo infeccioso o parasitario. Se entiende por Agentes biológicos: a) Microorganismos, con inclusión de los genéticamente modificados, ej. Cultivos celulares y endoparásitos humanos, susceptibles de originar cualquier tipo de infección, alergia o toxicidad. b) Microorganismo: toda entidad microbiológica, celular o no, capaz de reproducirse o transferir material genético. c) Cultivo celular: el resultado del crecimiento “in vitro” de células obtenidas de organismos multicelulares d) Deberá ser considerada como un factor de riesgo adicional la capacidad de estos agentes biológicos de actuar como sensibilizantes respiratorios. Afectan fundamentalmente a los hongos y en menor proporción a los endoparásitos. Los agentes biológicos se clasifican, en función del riesgo de infección, en cuatro grupos: Agente biológico del grupo 1: aquél que resulta poco probable que cause una enfermedad en el hombre.

Agente biológico del grupo 2: aquél que puede causar una enfermedad en el hombre y puede suponer un peligro para los trabajadores, siendo poco probable que se propague a la colectividad y existiendo generalmente profilaxis o tratamiento eficaz. Agente biológico del grupo 3: aquél que puede causar una enfermedad grave en el hombre y presenta un serio peligro para los trabajadores, con riesgo de que se propague a la colectividad y existiendo generalmente una profilaxis o tratamiento eficaz. Agente biológico del grupo 4: aquél que causando una enfermedad grave en el hombre supone un serio peligro para los trabajadores, con muchas probabilidades de que se propague a la colectividad y sin que exista generalmente una profilaxis o un tratamiento eficaz. En la práctica esta definición contempla dos categorías en los contaminantes biológicos: 1. agentes biológicos vivos, 2. productos derivados de los mismos; ya que ambos pueden generar una enfermedad como consecuencia de la exposición de los trabajadores a tales agentes. El concepto de agente biológico incluye, pero no está limitado, a bacterias, hongos, virus, protozoos, rickettsias, clamidias, endoparásitos humanos, productos de recombinación, cultivos celulares humanos o de animales y los agentes biológicos potencialmente infecciosos que estas células puedan contener, priones y otros agentes infecciosos. En general, se distinguen tres grandes categorías de exposición a los mismos: a) Exposiciones derivadas de una actividad laboral con intención deliberada de utilizar o manipular un agente biológico, que constituye el propósito principal del trabajo. Actividades de este tipo serían las desarrolladas con animales deliberadamente infectados o en los laboratorios de diagnóstico microbiológico, cuya actividad principal constituye el trabajar con agentes biológicos. Otras actividades encuadradas en este grupo serían, por ejemplo, las relacionadas con las industrias de biotecnología: industrias farmacéuticas (para la obtención de antibióticos, enzimas, vacunas virales); industria alimentaria (cerveza, quesos, yogur); etc. b) Exposición que surge de la actividad laboral, pero dicha actividad no implica la manipulación, ni el trabajo en contacto directo o el uso deliberado del agente biológico. En definitiva, en estos casos la exposición es incidental al propósito principal del trabajo. Ejemplos de estos son: 1. Trabajos en centros de producción de alimentos. 2. Trabajos agrarios. 3. Actividades en las que existe contacto con animales o con productos de origen animal. 4. Trabajos de asistencia sanitaria, comprendidos los desarrollados en servicios de aislamiento y de anatomía patológica. 5. Trabajos en laboratorios clínicos, veterinarios, de diagnóstico y de investigación, con exclusión de los laboratorios de diagnóstico microbiológico. 6. Trabajos en unidades de eliminación de residuos. 7. Trabajos en instalaciones depuradoras de aguas residuales. c) Exposición que no se deriva de la propia actividad laboral, por ejemplo el caso de un trabajador que sufre una infección respiratoria contagiada por otro.

VÍAS DE PENETRACIÓN EN EL ORGANISMO. Para Luna (1996) Las principales vías de penetración en el cuerpo humano son: Vía respiratoria: a través de la inhalación. Las sustancias tóxicas que penetran por esta vía normalmente se encuentran en el ambiente difundidas o en suspensión (gases, vapores o aerosoles). Es la vía mayoritaria de penetración de sustancias tóxicas. ejemplo de ello son inhalación de aerosoles en el medio de trabajo producidos por la centrifugación de muestras, aspiración, estornudos, otros. Vía dérmica: por contacto con la piel, en muchas ocasiones sin causar erupciones ni alteraciones notables. por ejemplo, pinchazos, mordeduras, cortes, salpicaduras, otros. Vía digestiva: a través de la boca, esófago, estómago y los intestinos, generalmente cuando existe el hábito de ingerir alimentos, bebidas o fumar en el puesto de trabajo. Vía parenteral: por contacto con heridas que no han sido protegidas debidamente. El Centro de control y la prevención de enfermedades de Estados Unidos (CDC) categoriza varias enfermedades adentro niveles de riesgo, 1 que es riesgo mínimo y nivel 4 que es riesgo extremo, a saber; Nivel 1: Varias clases de bacterias incluyendo Bacillus Subtilis, Hepatitis canina, E. coli, varicela, así como algunos cultivos de célula y bacterias no-infecciosas. A este nivel las precauciones contra los materiales biopeligrosos son guantes de participación mínimos, más probable y una cierta clase de protección facial. Generalmente, los materiales contaminados se depositan separadamente en receptáculos para residuos. Los procedimientos de descontaminación para este nivel son similares en la mayoría de los casos a las precauciones modernas contra los virus habituales (p.ej.: lavándose las manos con jabón antibacteriano, lavando todas las superficies expuestas del laboratorio con los desinfectantes, otros.). En ambiente de laboratorio, todos los materiales usados para en cultivos celulares y/o cultivos de bacterias son descontaminados en el autoclave. Nivel 2: Hepatitis B, hepatitis C, gripe, Enfermedad de Lyme, salmonelas, VIH, Tembladera. Nivel 3: Ántrax, EEB, paperas, Virus del Nilo Occidental, SRAS, viruela, tuberculosis, tifus, Fiebre amarilla. Nivel 4: Fiebre boliviana, Dengue, Virus de Marburgo, Ébola, Hanta, Virus de Lassa, y otras enfermedades hemorrágicas (sobre todo las africanas). Al manipular peligros biológicos de este nivel, el uso de traje hazmat (traje de protección de materiales peligrosos) y una fuente de respiración autónoma con oxígeno es obligatoria. La entrada y la salida de un laboratorio del nivel cuatro contendrán duchas múltiples, un cuarto de vacío, cuarto de luz ultravioleta, y otras medidas de seguridad diseñadas para destruir todos los rastros del microorganismo. RIESGOS BIOLÓGICOS EMERGENTES RELACIONADOS CON LA SALUD Y LA SEGURIDAD EN EL TRABAJO (SST) En los últimos diez años, la cobertura en los medios de comunicación ha aumentado la sensibilización de la opinión pública respecto a los riesgos biológicos, como en los casos del ántrax y su relación con actividades bioterroristas, el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) y la amenaza de la gripe aviar. No obstante, los agentes biológicos están presentes en todas partes y en muchos entornos laborales los trabajadores se enfrentan a riesgos biológicos muy perjudiciales. Se entiende por “riesgo emergente” cualquier riesgo nuevo que va en aumento. Nuevo significa que: • El riesgo no existía antes; o

• Que era un factor conocido, pero ahora se considera riesgo debido a nuevos descubrimientos científicos o percepciones sociales. El riesgo va en aumento cuando: • El número de situaciones de peligro que producen el riesgo va en aumento; o bien • La probabilidad de exposición al riesgo aumenta; o bien • Los efectos sobre la salud de los trabajadores empeoran. ¿Cómo detectar riesgos emergentes? La estrategia comunitaria para 2002-2006(2) prevé que la Agencia “cree un observatorio de riesgos” y se “anticipe a los nuevos riesgos emergentes”. En este contexto, las previsiones de los expertos se formularon a partir de los resultados de tres estudios consecutivos basados en cuestionarios utilizando el método Delphi. Según este método, los resultados de las rondas previas del estudio se presentan a los expertos para que hagan una nueva evaluación hasta alcanzar un consenso. Los riesgos se valoran utilizando una escala Likert de cinco puntos. ¿Cuáles son los riesgos biológicos emergentes más importantes? Dos de los grandes problemas detectados -los riesgos en materia de SST relacionados con las epidemias mundiales y con los microorganismos resistentes a los medicamentos en los lugares de trabajo- demuestran la importancia de que el tema de los riesgos biológicos se aborde a escala mundial y con la cooperación de varias disciplinas, como la SST, la salud pública, la salud animal, la protección medioambiental y la seguridad alimentaria. Cuando aparece un microorganismo patógeno, dada la velocidad y el volumen del tráfico y el comercio internacional, puede propagarse rápidamente por todo el mundo, iniciándose así una nueva pandemia. Puesto que muchas de estas enfermedades son zoonosis (enfermedades transmitidas de los animales al ser humano), los trabajadores en situación de mayor riesgo son los que están en contacto con animales infectados, o con aerosoles, polvo o superficies contaminadas por sus secreciones. Los trabajadores relacionados con el comercio internacional y los expuestos a personas infectadas, como los profesionales sanitarios y las tripulaciones de aviones, constituyen otros grupos de alto riesgo. PRINCIPIOS DE LA TOXICOLOGÍA, CLASIFICACIÓN La toxicología, comprende el estudio, descripción y compresión de los efectos nocivos de las sustancias sobre los seres vivos. Es una ciencia multidisciplinar fundamentada en otras ciencias básicas como la medicina la farmacia y la química. La toxicología se puede considerar como una subdivisión de la farmacología. La toxicología, nació como tal hace unos 75 años, y se ha ido ramificando a lo largo del tiempo en distintas subdisciplinas: • Toxicología de los alimentos • Toxicología de los medicamentos • Toxicología ambiental • Toxicología industrial: esta ultima, se puede considerar parte de la toxicología ambiental en las condiciones propias del lugar de trabajo. Es la disciplina que se ocupa de las acciones tóxicas que ejercen sobre el organismo humano los compuestos y elementos químicos que se emplean en los procesos tecnológicos. La toxicología en ocasiones, se relaciona con la medicina, no obstante, la

medicina actúa a posteriori tratando de subsanar el daño producido por el tóxico en el sujeto, mientras que la toxicología actúa a priori, buscando el método de evitar que ese toxico llegue a afectar al sujeto. Podríamos considerar un tóxico como aquella sustancia que introducida o aplicada al cuerpo, en una cierta cantidad, ocasiona la muerte o graves trastornos. ( esta definición coincide con la de veneno) No obstante esta definición coarta el concepto de tóxico. Entenderemos como tal, más correctamente, cualquier agente (ya sea físico, químico....) capaz de producir un efecto adverso para la salud. La toxicología, comprende el estudio, descripción y compresión de los Diferenciamos entre: • Fármaco: la ingestión del fármaco tiene como objeto producir una mejora en la salud. • Droga: cuando hablamos de drogas, el objeto de la ingesta, es conseguir una sensación de placer o bienestar. En cuanto a la ingestión del tóxico, debemos establecer la diferencia entre dos conceptos fundamentales: • Toma: Es la cantidad de una sustancia que se ingiere. • Dosis: es la cantidad de sustancia que se absorbe en el organismo en un tiempo determinado y generalmente depende del peso del individuo. Dentro del concepto de dosis podemos hacer una distinción según los distintos tipos: 1. Dosis inútil: es aquella que no produce ningún efecto apreciable o conocido que se pueda relacionar con ella. Decimos que la dosis es inútil cuando no aparece ningún efecto a corto plazo. 2. Dosis terapéutica: es la dosis necesaria para solventar algún problema que existe en nuestro organismo. 3. Dosis tóxica: es aquella que produce algún efecto dañino en nuestro organismo. 4. Dosis letal (DL): es aquella que produce la muerte del individuo. No obstante, la dosis letal no es la misma para todos los individuo, así dada una población de n individuos objeto de estudio, distinguimos: 5. Dosis letal 50 (DL50): es aquella dosis que produciría la muerte del 50% de la población. 6. Dosis letal mínima (DLM): es la dosis más baja que ha producido la muerte de un individuo. El tiempo es un parámetro importante en la actuación del tóxico sobre el organismo. Desde la ingestión de la dosis hasta que aparece el efecto tóxico pasa un determinado tiempo en el que no aparece ningún síntoma de intoxicación que se denomina tiempo de latencia. Distinguimos: • Tiempo letal (TL): es el tiempo que transcurre desde la ingestión de la dosis hasta que se produce la muerte del sujeto. • Tiempo letal 50 (TL50): Es el tiempo que transcurre hasta que el 50% de los individuos se mueren. Resulta de interés el estudio de la evolución de la intoxicación con el tiempo. CONCEPTOS BÁSICOS TÓXICO: Es toda substancia de naturaleza química que dependiendo de la concentración que alcance en el organismo y en el tiempo en que esto suceda, va a actuar sobre los sistemas biológicos bien definidos, causando alteraciones

morfológicas, funcionales o bioquímicas que ocasionan enfermedad o incluso la muerte. VENENOS: Son substancias químicas con las mismas características que los tóxicos pero de origen vegetal u obtenidas a partir de las secreciones de determinados animales. TOXICOLOGÍA: Es la ciencia que estudia los mecanismos de acción de los químicos en los sistemas biológicos, los efectos adversos ocasionados y la manera de prevenirlos o curarlos. Es una ciencia multidisciplinaria que se apoya en la química, la biología, la fisiología, la farmacología, la patología, la bioquímica, la inmunología y la Salud Pública. A su vez, y debido a su amplio campo de acción el estudio de la Toxicología se ha dividido en varias ramas: TOXICOLOGÍA AMBIENTAL: Estudia la exposición accidental del hombre a los compuestos químicos que se encuentran contaminando el medio ambiente general o de trabajo, los alimentos o el agua. Estudia las causas, condiciones, efectos y los limites de seguridad de dicha exposición. TOXICOLOGÍA ECONÓMICA: Enfoca sus investigaciones a los efectos adversos de los químicos cuando intencionalmente se ponen en contacto los sistemas biológicos con el propósito de lograr un efecto especifico, tales como el combate de plagas o el control de determinadas especies nocivas, por ejemplo a través del uso de bactericidas, fungicidas, insecticidas, parasiticidas, larvicidas, molusquicidas, rodenticidas, herbicidas y algunos otros. TOXICOLOGÍA CLÍNICA: Estudia los aspectos de la exposición del hombre a los diferentes tóxicos, los mecanismos como estos actúan en el organismo y las manifestaciones clínicas a que dan lugar, la metodología para su diagnóstico, su prevención y su tratamiento, tomando en consideración todas las ramas de la toxicología y apoyándose en las demás disciplinas médicas. TOXICOLOGÍA LABORAL: Dirige su objeto de estudio a la identificación de los agentes tóxicos presentes en el medio ambiente de trabajo y en los modos de producción, determinando los mecanismos de acción de los tóxicos, así como las medidas de prevención, el control de la exposición de los trabajadores y los limites de exposición segura permisibles. TOXICOLOGÍA FORENSE: Trata de todos los aspectos médicos y legales de las intoxicaciones y esta estrechamente vinculada con la Toxicología Clínica y la Toxicología Laboral. EFECTOS DEL TÓXICO EN EL ORGANISMO VIVO Para entender los efectos de los tóxicos en los organismos vivos es necesario comprender y puntualizar en los siguientes términos y conceptos: TOXICOCINÉTICA: Consiste en el estudio del desplazamiento de las substancias tóxicas dentro del organismo vivo, esto es la manera como se produce su absorción, distribución, metabolismo y excreción; así como la relación entre la dosis que ingresa al organismo y la concentración de las substancias en la sangre, tejidos o líquidos corporales. TOXICOLOGÍA LABORAL: Dirige su objeto de estudio a la identificación de los agentes tóxicos presentes en el medio ambiente de trabajo y en los modos de producción, determinando los mecanismos de acción de los tóxicos, así como las medidas de prevención, el control de la exposición de los trabajadores y los limites de exposición segura permisibles. TOXICOLOGÍA FORENSE: Trata de todos los aspectos médicos y legales de las intoxicaciones y esta estrechamente vinculada con la Toxicología Clínica y la Toxicología Laboral. TOXICODINÁMIA: Es el estudio de la relación entre la dosis que entra al organismo y la respuesta medida. La magnitud de una respuesta tóxica generalmente se relaciona con la concentración de la substancia tóxica en su

sitio de acción. ABSORCIÓN: La velocidad de absorción de un tóxico depende de su concentración y solubilidad, las substancias en solución acuosa generalmente son absorbidas con mayor rapidez que cuando se encuentran en suspensión oleosa. La absorción aumenta en los sitios con flujo sanguíneo elevado o en las grandes superficies con capacidad de absorción, tales como los pulmones, la piel y el tubo digestivo. DISTRIBUCIÓN: Las substancias tóxicas son generalmente transportadas por el torrente sanguíneo a las diversas partes del organismo, aunque en ocasiones son también transportados por la linfa y por los macrófagos. La mayor parte de los tóxicos entran por la sangre y se distribuyen dentro de los líquidos intersticiales, por ello la duración de la fase inicial generalmente depende del gasto cardiaco, de la circulación general y del flujo sanguíneo regional, algunas substancias tóxicas tienen alguna afinidad especial y se pueden almacenar en algún tejido específico, retardando su excreción y prolongando la duración de sus efectos tóxicos. METABOLISMO: El metabolismo o biotransformación consiste en la secuencia de cambios químicos y conversiones para producir productos más solubles o polares fáciles de eliminar del organismo vivo. Estos cambios generalmente se realizan en el hígado, pero también pueden llevarse a cabo en el plasma, los pulmones y otros tejidos. Esta biotransformación generalmente ocasiona inactivación del tóxico, aunque ocasionalmente puede aumentar el grado de toxicidad de la substancia, dependiendo de sus características químicas. EXCRECIÓN: Las substancias tóxicas pueden ser eliminadas o excretadas del organismo vivo, sin cambio químico alguno o después de su transformación química como metabolitos. Los órganos excretores pueden ser los pulmones, los riñones, el tubo digestivo a través de las heces, la saliva o el vómito, el sudor a través de la piel; así como las glándulas de secreción externa a través de la leche materna y otros líquidos corporales. BIODISPONIBILIDAD: La biodisponibilidad de una substancia tóxica indica la extensión con que el agente alcanza en determinado sitio de acción y se encuentra presente a determinada concentración, en un órgano o tejido en particular, esto depende particularmente de los procesos de absorción, distribución, metabolismo y excreción del organismo vivo receptor, así como de sus mecanismos de defensa, neutralización. TIEMPO MEDIO Y VIDA MEDIA: El tiempo que tarda la concentración sanguínea en plasma de una substancia para disminuir hasta 50% se denomina tiempo medio, por otra parte, el tiempo que se tarda en eliminar el 50% de la substancia se denomina vida media, en una substancia que se elimina como función lineal, aproximadamente el 90 % de su cantidad en el organismo será eliminada en 3.5 vidas medias después de finalizar el periodo de exposición y absorción. DEPURACIÓN: Es la velocidad con que una substancia tóxica es excretada, dividida entre su concentración promedio en el plasma sanguíneo. Este termino no mide la cantidad de la substancia que se esta excretando, sino el volumen de líquidos que esta siendo liberado del agente tóxico por unidad de tiempo. CONDICIONANTES DE LA RESPUESTA TÓXICA Los siguientes factores determinan la magnitud, velocidad, intensidad y severidad de la respuesta tóxica: A) FACTORES DE EXPOSICIÓN: o Duración de la Exposición o Frecuencia de la Exposición o Vía de exposición B) FACTORES DEL AMBIENTE: o Temperatura y Clima

o Presión Atmosférica o Humedad del Ambiente C) FACTORES DEL ORGANISMO VIVO: o Edad o Género o Peso Corporal o Estado Nutricional o Nivel de Salud o Susceptibilidad Individual SUBSTANCIAS TÓXICAS: De acuerdo con sus características las substancias tóxicas se pueden clasificar de la siguiente manera en relación con las particularidades del Agente: Estado Físico: El grado de toxicidad depende del estado físico en que se encuentre presente el agente, siendo algunas substancias tóxicas más lesivas según su estado sólido, líquido o gaseoso. Estructura Química: La estructura química condiciona las características lesivas del agente y el grado de toxicidad que posee de acuerdo a sus particularidades. Medio del Agente: Determina de alguna manera la población susceptible de exposición y el riesgo latente de la misma. Sitio de Lesión del Agente: Los agentes tóxicos se pueden identificar y clasificar en términos de sus efectos sobre los órganos que afectan en el organismo vivo denominándose según sus propiedades: nefrotóxicas, hepatotóxicas, neurotóxicas, ototóxicas, cardiotóxicas y otras. Mecanismo del Acción del Agente: También se pueden identificar los mecanismos de acción de las substancias tóxicas y clasificar según el mismo, en grupos como: asfixiantes, irritantes, catárquicos, depresores, neurolépticos y otros Efectos Clínicos Ocasionados: De acuerdo al tiempo de presentación de sus efectos los agentes tóxicos pueden ser identificados, clasificándose como inmediatos o retardados. Según el tipo de lesión, daño y afectación, se pueden clasificar además como reversibles o irreversibles. TOXICOLOGÍA INDUSTRIAL: El estudio de las intoxicaciones laborales en la industria extractiva y en los procesos productivos comprende diversas substancias tóxicas, con diversas manifestaciones clínicas y entidades patológicas los agentes se pueden clasificar en los siguientes grupos: A) COMPUESTOS NITROGENADOS: Presentes en la industria de impresión, en ropa, papel, tintas para telas removedores y pinturas. • Anilina • DimetilAlanina • NitroAnilina • Toluidina • Nitrobencenos B) HIDROCARBUROS HALOGENADOS: Se utilizan como solventes, limpiadores, desengrasantes y en la preparación de compuestos intermedios en diversos procesos industriales, con diferentes aplicaciones en las líneas de producción. Algunos se utilizan como selladores, plastificadores, adhesivos, pinturas y aditivos en los polvos de extintores. • Tetracloruro de Carbono • Cloruro, Bromuro y Yoduro de metilo • TricloroetilenoTricloroetanoTetracloroetileno • Diclorometano Tetracloroetano • Dicloruro de Etileno • Etolenclorhidrina • Naftaleno y Bifenilos • Policlorinados y Polibromados

• Fosgeno • Carbones Fluorados C) ALCOHOLES Y GLICOLES: Se emplean como anticongelante, como solventes industriales, limpiadores, como antisépticos, aditivos en substancias aromáticas y como precursores en la síntesis de otros productos químicos. o Alcohol Metílico o Alcohol Etílico o Etilenglicol y Dietilenglicol o Alcohol Isopropilico D) ESTERES ALDEHIDOS, CETONAS Y ETERES: Se utilizan como lubricantes, como recubrimientos plásticas de características incombustibles, como desinfectantes, antisépticos, desodorantes, como substancias embalsamadoras y como reactivos en síntesis químicas. o Fosfato de Triortocresilo o Formaldehído o Acetaldehido, Metaldehido y Paraldehído E) HIDROCARBUROS: Destilados del Petróleo: Se utilizan como disolventes y más comúnmente como combustibles. o Queroseno o Disolventes o Gasolinas Hidrocarburos Aromáticos: Son empleados como solventes de cementos plásticos y de hule. o Benceno o Xileno o Tolueno Naftaleno: Se usa como repelente de la polilla y otros insectos, así como intermediario sintético químico. F) CORROSIVOS: Son empleados como limpiadores y blanqueadores de metales en la industria y en productos de limpieza para el hogar, así como en una muy amplia variedad de reacciones químicas intermedias de los procesos productivos, en la síntesis de diferentes compuestos orgánicos, en la manufactura de limpiadores y jabones, como quitamanchas, como fertilizantes, como refrigerantes, en la prevención de caries y como raticidas. o Acido Oxálico o Ácidos Diversos o Óxidos de Nitrógeno o Sulfato de Dimetilo y de Dietilo o Óxidos de Azufre o Álcalis y Fosfatos o Amoniaco e Hidróxido de Amonio o Flúor, Acido Fluorhídrico y derivados G) METALES: Se emplean en la realización de diversas aleaciones y elaboración de placas y rodillos metálicos, en la manufactura de cerámica, vidrio, textiles, venenos, insecticidas, herbicidas, pintura, baterías y acumuladores, soldaduras, explosivos, pirotecnia, fósforos, acero, filamentos incandescentes, en los procesos de refinamiento del petróleo, la elaboración de gasolinas, la galvanoplastía y el curtido del cuero. o Antimonio y Estibina o Arsénico y Arsina o Berilio o Cadmio o Cromo o Zinc o Fósforo, Fosfina

y Fosfatos o Manganeso o Mercurio o Níquel o Plomo H) CIANUROS, SULFUROS Y MONOXIDO DE CARBONO: Se utilizan como fertilizantes, fumigantes, limpiadores y endurecedores de metal, en diferentes síntesis químicas, como antioxidantes en los enlatados, como solventes en la industria del rayón, como olor aditivo al gas butano o natural y como catalizadores químicos. • Acido Cianídrico • Acido Sulfídrico • Monóxido de Carbono I) PARTICULAS SUSPENDIDAS: Presentes en el medio ambiente de trabajo que son capaces de producir efectos tóxicos en la salud de los trabajadores con motivo de la exposición continuada o repetida a su inhalación, se generan en la industria de manufactura de abrasivos, alfarería, minería, talco, vidrio, filamentos incandescentes, balatas, discos de embrague, láminas y recubrimientos de asbesto. o Sílice o Asbestos o Carbón o Tungsteno o Cobalto ELEMENTOS PARA EL DIAGNÓSTICO CLÍNICO Las intoxicaciones pueden constituir verdaderas urgencias médicas, con necesidad de atención inmediata en forma oportuna y efectiva, por ello los servicios de urgencias de los hospitales están capacitados para atender estas contingencias, aplicando las acciones de control de la fase aguda y estableciendo las medidas de sostén para la resolución de los casos. El diagnóstico de una intoxicación es eminentemente clínico, correlacionando la sintomatología con los hallazgos de exposición propios de la anamnesis y los resultados de los estudios analíticos de apoyo. Por ello debe evitarse la práctica de establecer diagnósticos sobre la base de resultados de laboratorio aislados. Los síntomas comúnmente encontrados en las intoxicaciones son: • Cianosis de aparición brusca • Salivación o Sudoración aumentadas • Gingivitis o Aliento con olor al tóxico • Nausea, Vomito o Diarrea • Hipertermia • Micción Teñida • Alteraciones del Ritmo Respiratorio • Pupilas Contraídas o Dilatadas • Confusión Mental o Estupor • Perdida del Estado de Consciencia • Convulsiones En la historia natural de cualquier intoxicación deben considerarse los eventos que ocurren en el organismo en la etapa subclínica y desde luego aquellos que se evidencian una vez que se ha rebasado el horizonte clínico. A) FASE SUBCLÍNICA: Se refiere a aquellos casos en los que hay evidencia de exposición a un tóxico, este o sus metabolitos se identifican en el organismo, hay además alteraciones a nivel bioquímico, pero el trabajador no presenta ninguna manifestación clínica, es decir, no se ha alcanzado aun el nivel del horizonte clínico. En esta etapa la conducta a seguir es eminentemente preventiva. En general basta con retirar al trabajador de la fuente de exposición

para que los niveles bioquímicos remitan en un periodo relativamente corto y sin necesidad de aplicar tratamiento alguno. B) FASE CLÍNICA: Cuando se rebasa el horizonte clínico aparecen los síntomas y signos de la intoxicación, esto significa que la enfermedad esta presente con todas las posibilidades de sus manifestaciones clínicas dependiendo del tóxico de que se trate. Entonces la conducta a seguir es eminentemente curativa y de acuerdo al caso incluso será rehabilitatoria, donde se pondrán en juego las capacidades y habilidades del personal a cargo de la salud del trabajador. Por ello, el manejo de las intoxicaciones requiere además del funcionamiento de servicios especializados de toxicología clínica constituidos por grupos interdisciplinarios de médicos farmacólogos, toxicólogos, biólogos, analistas químicos, epidemiólogos y médicos especialistas en medicina del trabajo y salud ocupacional, capacitados con metodologías efectivas para el estudio y tratamiento de los pacientes. Se requiere de profesionales entrenados para establecer con precisión el diagnóstico del paciente, la identificación oportuna del tóxico, indicar los tratamientos necesarios para contrarrestar los efectos tóxicos, limitar el daño, revertir el cuadro clínico y restablecer la salud del enfermo. Sin embargo, es aun más importante la capacitación y la efectividad de estos profesionales en la prevención de los procesos de intoxicación a que están sujetos los trabajadores y la población en general, con objeto de poder anticipar el daño a la salud individual y colectiva. ESTUDIO DE LA EXPOSICIÓN: La exposición a una substancia tóxica es en ocasión muy fácil de identificar por el antecedente de un evento notable como puede ser una fuga de amoniaco en la planta industrial, pero en otras ocasiones el mecanismo de exposición al agente tóxico no es tan obvio y obliga al médico a realizar una verdadera investigación para tratar de conocer la fuente de exposición y las características de la misma. Sin embargo, en muchas ocasiones, particularmente en el caso de las intoxicaciones laborales, se debe contar con el apoyo de personal técnico capacitado para identificar con toda precisión el agente y cuantificar los rangos de exposición y sus efectos. La toma de muestras y recolección de los posibles agentes tóxicos para su análisis cualitativo y cuantitativo, variará de acuerdo a las características físicas y propiedades químicas. Los métodos indirectos son. Cromatografía de gases, absorción atómica, espectrofotométrico, espectrofotométrico de fluorescencia, electroquímica, microscopía, colimetrico, volumétrico y potenciométrico. CUALIFICACION DEL RIESGO: Una vez obtenidos los grados de efectos a la salud y de exposición potencial, se debe obtener la clasificación cualitativa del riesgo, mediante el cruce de los valores señalados en la siguiente tabla, con la finalidad de definir las zonas prioritarias de muestreo. Medición de la Exposición: Para la medición de la exposición se debe proceder de la manera siguiente: Definir el número mínimo de trabajadores a muestrear dentro de cada grupo de exposición homogénea, de acuerdo a lo establecido en la tabla 4, de tal manera que exista una gran probabilidad de que el grupo contenga al menos un trabajador de alta exposición. GLOSARIO EN EXPOSICIÓN A TÓXICOS AEROSOL: es una dispersión de partículas sólidas o líquidas en un medio gaseoso, normalmente aire. ASFIXIANTE SIMPLE: gases o vapores inertes que desplazan el aire, disminuyendo la concentración de oxígeno, sin otros efectos importantes. AUTORIDAD DEL TRABAJO: autoridad laboral: las unidades administrativas competentes Mexicanas de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, que realicen funciones de inspección en materia de seguridad e higiene en el trabajo, y las correspondientes de las entidades federativas y del Distrito

Federal, que actúen en auxilio de aquéllas. CONCENTRACIÓN MEDIDA EN EL AMBIENTE LABORAL (CMA): es la concentración medida de una substancia en el medio ambiente laboral. CONCENTRACIÓN PROMEDIO PONDERADA EN TIEMPO (PPT): es la sumatoria del producto de las concentraciones por el tiempo de medición de cada una de las exposiciones medidas, dividida entre la suma de los tiempos de medición durante una jornada de trabajo. CONDICIONES NORMALES DE TEMPERATURA Y PRESIÓN (TPN): corresponde a un medio ambiente a una temperatura de 298 K (25°C) y a una presión de 101.3 kPa (760 mmHg). CONTAMINANTES DEL MEDIO AMBIENTE LABORAL: son todas las sustancias químicas y mezclas capaces de modificar las condiciones del medio ambiente del centro de trabajo y que, por sus propiedades, concentración y tiempo de exposición o acción, puedan alterar la salud de los trabajadores. EFICIENCIA DE RECOLECCIÓN: porcentaje de una sustancia química específica del medio ambiente laboral, retenida en el medio de captura. ESTRATEGIA DE MUESTREO: es el conjunto de criterios a partir del reconocimiento, que sirven para definir el procedimiento de evaluación de la exposición de los trabajadores. EVALUACIÓN: es la cuantificación de los contaminantes del medio ambiente laboral. FIBRAS: son todas aquellas m,µpartículas sólidas con una longitud mayor a 5y diámetro menor o igual a 3 en relación mayor de 3:1 (longitud: diámetro). GASES: son fluidos amorfos que ocupan todo el espacio de su contenedor. GRUPO DE EXPOSICIÓN HOMOGÉNEA: es la presencia de dos o más trabajadores expuestos a las mismas sustancias químicas con concentraciones similares e igual tiempo de exposición durante sus jornadas de trabajo, y que desarrollan trabajos similares. HUMOS DE COMBUSTIÓN: son partículas sólidas en suspensión en el aire producidas por la combustión incompleta de materiales orgánicos. HUMOS METÁLICOS: son partículas sólidas metálicas suspendidas en el aire, producidas en los procesos de fundición de metales. LÍMITE MÁXIMO PERMISIBLE DE EXPOSICIÓN (LMPE): es la concentración de un contaminante del medio ambiente laboral, que no debe superarse durante la exposición de los trabajadores en una jornada de trabajo en cualquiera de sus tres tipos. El límite máximo permisible de exposición se expresa en mg/m3 o ppm, bajo condiciones normales de temperatura y presión. LÍMITE MÁXIMO PERMISIBLE DE EXPOSICIÓN DE CORTO TIEMPO (LMPE-CT): es la concentración máxima del contaminante del medio ambiente laboral, a la cual los trabajadores pueden estar expuestos de manera continua durante un periodo máximo de quince minutos, con intervalos de al menos una hora de no exposición entre cada periodo de exposición y un máximo de cuatro exposiciones en una jornada de trabajo y que no sobrepase el LMPE-PPT. LÍMITE MÁXIMO PERMISIBLE DE EXPOSICIÓN PICO (P): es la concentración de un contaminante del medio ambiente laboral, que no debe rebasarse en ningún momento durante la exposición del trabajador. LÍMITE MÁXIMO PERMISIBLE DE EXPOSICIÓN PROMEDIO PONDERADO EN TIEMPO (LMPE-PPT): es la concentración promedio ponderada en tiempo de un contaminante del medio ambiente laboral para una jornada de ocho horas diarias y una semana laboral de cuarenta horas, a la cual se pueden exponer la mayoría de los trabajadores sin sufrir daños a su salud. MUESTREO AMBIENTAL: es el procedimiento de captura, o de captura y determinación de los contaminantes del medio ambiente laboral.

MUESTREO PERSONAL: es el procedimiento de captura de contaminantes del medio ambiente laboral, a la altura de la zona respiratoria del trabajador, mediante un equipo que pueda ser portado por el mismo durante el periodo de muestreo. NEBLINA: son partículas líquidas en suspensión en el aire producidas por condensación de vapores. NIVEL DE ACCIÓN: es la mitad del LMPE-PPT para cada una de las sustancias. POLVO: son partículas sólidas en suspensión en el aire, como resultado del proceso de disgregación de la materia. ROCÍO: son partículas líquidas en suspensión en el aire, que se producen por ruptura mecánica. VAPOR: es la fase gaseosa de una sustancia normalmente sólida o líquida en condiciones ambientales. PRUEBA DE LABORATORIO PARA DETERMINAR LA PRESENCIA DE TÓXICOS EN EL ORGANISMO. La evaluación de la exposición puede involucrar métodos de medición directos e indirectos. En los métodos directos se obtienen mediciones de exposición personal. Los dispositivos de monitoreo personal miden exposición a la sustancia tóxica, por ejemplo, al monóxido de carbono o a compuestos orgánicos volátiles. También se pueden utilizar mediciones en un medio corporal que nos indican el grado de exposición a una sustancia, por ejemplo, el plomo en sangre. Para la evaluación de la exposición es necesario determinar la cantidad de la sustancia tóxica que realmente entró al organismo, estudiar las transformaciones que ocurren como resultado del metabolismo, y estimar la concentración de las especies tóxicas en los distintos medios corporales. Esta estimación se puede obtener de dos maneras: por muestreo biológico, determinando cuantitativamente la concentración del tóxico y de sus metabolitos en uno de los medios corporales (sangre, orina, leche materna, cabello, entre otros) o por medio de biomarcadores, es decir determinar los cambios medibles de origen bioquímico, fisiológico o morfológico que ocurren en el cuerpo por exposición a una sustancia tóxica. Ejemplos de biomarcadores son: niveles bajos de colinesteresa en sangre debido a la exposición a plaguicidas organofosforados, o niveles alterados de enzimas hepáticas como resultado de la exposición a una sustancia hepatotóxica. Los métodos indirectos de medición combinan la información de las concentraciones ambientales del tóxico con la información sobre los patrones de actividad de los grupos humanos o poblaciones de interés expuestos, tomando en cuenta el contacto con la sustancia a través de las diferentes vías. Esta combinación de datos nos permite hacer una estimación de la exposición con la ayuda de un modelo matemático. Por ejemplo, uno de los modelos matemáticos utilizados establece una relación entre las concentraciones de un contaminante en el aire, el agua y el suelo con la exposición a seres humanos por inhalación, ingestión y vía dérmica (McKone y Daniels 1991). La relación entre la concentración de la sustancia tóxica en el medio ambiente y la exposición humana se determina con los Factores de Rutas de Exposición (FRE). Estos factores son expresiones matemáticas que incorporan información sobre la fisiología y las actividades humanas, y traducen una concentración (por ejemplo una concentración en agua en mg/mL) en una ingestión diaria crónica equivalente calculada de por vida y medida en mg/kg-día. Dependiendo del tóxico o del contaminante de interés, puede ser necesario, en los métodos indirectos, llevar a cabo mediciones en

diferentes microambientes o sitios donde las personas pasan alguna parte del tiempo realizando actividades, como, por ejemplo, el hogar, la escuela, la oficina, o el interior de algún medio de transporte. Estas mediciones son especialmente importantes en casos de tóxicos cuyas principales fuentes generadoras están asociadas de manera diferente a cada uno de estos microambientes. De esta forma la evaluación integral sería la sumatoria de las concentraciones a las que se exponen las personas en cada micro-ambiente considerando el tiempo que pasan en cada uno de ellos. ENFERMEDADES PROFESIONALES. Se denomina enfermedad profesional a una enfermedad adquirida en el puesto de trabajo en un trabajador por cuenta ajena, y que la enfermedad esté tipificada como tal por la ley. Por ejemplo: neumoconiosis, alveolitis alérgica, lumbalgias, síndrome del túnel carpiano, exposición profesional a gérmenes patógenos, diversos tipos de cáncer, otros. Las enfermedades profesionales en todos los países son objeto de especial legislación debido a las posibilidades de indemnización que entrañan. Como la determinación de la naturaleza de enfermedad profesional de una dolencia adquirida por un trabajador puede ser motivo de controversia y ambigüedades si nos atenemos a su simple definición, estas legislaciones a menudo contienen una lista de las enfermedades que pueden ser consideradas como profesionales siempre que concurran el resto de los factores involucrados; esto es, no basta con que la enfermedad se haya contraído en el trabajo, para ser considerada profesional, también debe estar incluida en las dolencias legales listadas por cada país en su "Cuadro de Enfermedades Profesionales". Hay muchas diferencias de país a país en cuanto a estas enfermedades, por lo que no puede establecerse un patrón universal de ellas, no obstante, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), desde comienzos del siglo XX ha elaborado sus Cuadros de enfermedades Profesionales los que han sido revisados y actualizados. Para el interés de esta asignatura se presenta mas abajo el Cuadro de enfermedades profesionales C-121 de la OIT. Este cuadro es el más universal de todos ya que los países signatarios de la convención están obligados a considerar como mínimo estas dolencias como profesionales. Las enfermedades profesionales en todos los países son objeto de especial legislación debido a las posibilidades de indemnización que entrañan. Como la determinación de la naturaleza de enfermedad profesional de una dolencia adquirida por un trabajador puede ser motivo de controversia y ambigüedades si nos atenemos a su simple definición, estas legislaciones a menudo contienen una lista de las enfermedades que pueden ser consideradas como profesionales siempre que concurran el resto de los factores involucrados; esto es, no basta con que la enfermedad se haya contraído en el trabajo, para ser considerada profesional, también debe estar incluida en las dolencias legales listadas por cada país en su "Cuadro de Enfermedades Profesionales". Con respecto a la definición Venezolana de enfermedad ocupacional, laboral, de trabajo o profesional, la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo en su artículo 70 señala: Artículo 70. Se entiende por enfermedad ocupacional, los estados patológicos contraídos o agravados con ocasión del trabajo o exposición al medio en el que el trabajador o la trabajadora se encuentra obligado a trabajar, tales como los imputables a la acción de agentes físicos y mecánicos, condiciones disergonómicas, meteorológicas, agentes químicos,

biológicos, factores psicosociales y emocionales, que se manifiesten por una lesión orgánica, trastornos enzimáticos o bioquímicos, trastornos funcionales o desequilibrio mental, temporales o permanentes. Se presumirá el carácter ocupacional de aquellos estados patológicos incluidos en la lista de enfermedades ocupacionales establecidas en las normas técnicas de la presente Ley, y las que en lo sucesivo se añadieren en revisiones periódicas realizadas por el ministerio con competencia en materia de seguridad y salud en el trabajo conjuntamente con el ministerio con competencia en materia de salud. Las enfermedades ocupacionales o profesionales tradicionales más comunes en todos los países de América Latina y el Caribe son los trastornos músculo esqueléticos, la hipoacusia ocupacional (sordera ocupacional), las intoxicaciones agudas por plaguicidas y metales pesados, las enfermedades dermatológicas y las enfermedades respiratorias. En Venezuela ocurren 2.760 muertes cada año producto de los accidentes de trabajo. Lamentablemente no se manejan aún cifras exactas del número de muertes por enfermedades ocupacionales. (Fuente: INPSASEL) Entre las enfermedades ocupacionales, las afecciones músculo esqueléticas, fundamentalmente de columna, las lumbalgias y hernias discales se han convertido en el principal problema de salud que aqueja a los trabajadores venezolanos. También la sordera profesional por la exposición al ruido de las máquinas, las dermatosis (específicamente las dermatitis por contacto) y las enfermedades respiratorias como el Asma Ocupacional y la Neumoconiosis, continúan ocupando un lugar preponderante. Por otra parte están las afecciones de la esfera mental, como el estrés laboral, la fatiga ocupacional, el burn out (Síndrome de Agotamiento Profesional) y el mobbing (acoso psicológico) que a su vez pueden producir trastornos gastrointestinales e hipertensión arterial. Otros males que se convierten en desafíos para la salud, higiene y medicina ocupacional en Venezuela son el cáncer ocupacional, y los efectos del trabajo sobre la reproducción (abortos, malformaciones). Sin embargo, con la puesta en marcha del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel), por primera vez el país cuenta con un sistema de vigilancia y control de las condiciones de trabajo que presta atención integral a los trabajadores y trabajadoras venezolanas. Inpsasel, instituto autónomo adscrito al Ministerio del Trabajo, es el organismo encargado de ejecutar las políticas del Estado en materia de salud y seguridad en el trabajo. Cuadro de enfermedades profesionales C-121 de la OIT Tabla OIT ( C121 ) Clasificación Según CIE-10 Enfermedades profesionales y factores de riesgo (Clasificación Internacional de Enfermedades) 1. Neumoconiosis causada por polvos minerales esclerógenos (silicosis, antracosilicosis, asbestosis) y silicosis-tuberculosis siempre que la silicosis sea una causa determinante de incapacidad o muerte NEUMOCONIOSIS DEBIDA A OTROS POLVOS QUE CONTIENEN SILICE NEUMOCONIOSIS DE LOS MINEROS DEL CARBON TUMOR MALIGNO DE LOS BRONQUIOS Y DEL PULMON NEUMOCONIOSIS DEBIDA AL ASBESTO Y A OTRAS FIBRAS MINERALES

MESOTELIOMA 2. Bronconeumopatías causadas por el polvo de metales duros. 3. Enfermedades broncopulmonares causadas por el polvo de algodón (bisinosis), de lino, de cáñamo o de sisal BISINOSIS ENFERMEDAD DE LAS VIAS AEREAS DEBIDA A OTROS POLVOS ORGANICOS ESPECIFICOS 4. Asma profesional causada por agentes sensibilizantes o irritantes reconocidos como tales e inherentes al tipo de trabajo ASMA PREDOMINANTEMENTE ALERGICA 5. Alveolitis alérgicas extrínsecas y sus secuelas causadas por la inhalación de polvos orgánicos, según lo prescrito en la legislación nacional PULMON DEL GRANJERO NEUMONITIS DEBIDA A HIPERSENSIBILIDAD AL POLVO ORGANICO PULMON DEL ORNITOFILO 6. Enfermedades causadas por el berilio (glucinio) o sus compuestos tóxicos BRONQUITIS CRONICA NO ESPECIFICADA BERILIOSIS DERMATITIS ALERGICA DE CONTACTO GRANULOMA POR CUERPO EXTRAÑO EN LA PIEL Y EN EL TEJIDO SUBCUTANEO ULCERA CRONICA DE LA PIEL, NO CLASIFICADA EN OTRA PARTE TUMOR MALIGNO DE LOS BRONQUIOS Y DEL PULMON 7. Enfermedades causadas por el cadmio o sus compuestos tóxicos. RINITIS CRONICA AFECCIONES RESPIRATORIAS CRONICAS DEBIDAS A INHALACION DE GASES, HUMOS, VAPORES Y SUSTANCIAS QUIMICAS NEFROPATIA INDUCIDA POR METALES PESADOS OSTEOMALACIA DEL ADULTO TUMOR MALIGNO DE LOS BRONQUIOS Y DEL PULMON 8. Enfermedades causadas por el fósforo o sus compuestos tóxicos. MIOCARDITIS, NO ESPECIFICADA AFECCIONES INFLAMATORIAS DE LOS MAXILARES ALVEOLITIS DEL MAXILAR BRONQUITIS CRONICA NO ESPECIFICADA ENFERMEDAD TOXICA DEL HIGADO NEFROPATIA TOXICA, NO CLASIFICADA EN OTRA PARTE DERMATITIS DE CONTACTO POR IRRITANTES 9. Enfermedades causadas por el cromo o sus compuestos tóxicos OTROS TRASTORNOS ESPECIFICADOS DE LA NARIZ Y DE LOS SENOS PARANASALES ULCERA CRONICA DE LA PIEL, NO CLASIFICADA EN OTRA PARTE DERMATITIS ALERGICA DE CONTACTO DEBIDA A METALES ASMA PREDOMINANTEMENTE ALERGICA TUMOR MALIGNO DE LOS BRONQUIOS Y DEL PULMON TUMOR MALIGNO DE LAS FOSAS NASALES Y DEL OIDO MEDIO TUMOR MALIGNO DE LOS SENOS PARANASALES 10. Enfermedades causadas por el manganeso o sus compuestos tóxicos PARKINSONISMO SECUNDARIO TRASTORNO ORGANICICO DE LA PERSONALIDAD Y DEL COMPORTAMIENTO NO ESPECIFICADO DEBIDO A ENFERMEDAD, LESION Y DISFUNCION CEREBRAL 11. Enfermedades causadas por el arsénico o sus compuestos tóxicos. CONJUNTIVITIS CRONICA RINITIS CRONICA OTROS TRASTORNOS ESPECIFICADOS DE LA NARIZ Y DE LOS SENOS PARANASALES

ENFERMEDAD TOXICA DEL HIGADO QUERATOSIS (QUERATODERMIA) PALMAR Y PLANTAR ADQUIRIDA POLINEUROPATIA DEBIDA A OTRO AGENTE TOXICO TUMOR MALIGNO DE LOS BRONQUIOS Y DEL PULMON TUMOR MALIGNO DEL HIGADO Y DE LAS VIAS BILIARES INTRAHEPATICAS OTROS TUMORES MALIGNOS DE LA PIEL 12. Enfermedades causadas por el mercurio o sus compuestos tóxicos OTRAS FORMAS ESPECIFICADAS DE TEMBLOR MARCHA ATAXICA DIPLOPIA TRASTORNO ORGANICICO DE LA PERSONALIDAD Y DEL COMPORTAMIENTO NO ESPECIFICADO DEBIDO A ENFERMEDAD, LESION Y DISFUNCION CEREBRAL POLINEUROPATIA DEBIDA A OTRO AGENTE TOXICO NEFROPATIA INDUCIDA POR METALES PESADOS GINGIVITIS CRONICA 13. Enfermedades causadas por el plomo o sus compuestos tóxicos GASTRODUODENITIS, NO ESPECIFICADA POLINEUROPATIA DEBIDA A OTRO AGENTE TOXICO ENCEFALOPATIA TOXICA NEFROPATIA INDUCIDA POR METALES PESADOS OTRAS ANEMIAS 14. Enfermedades causadas por el flúor o sus compuestos tóxicos BRONQUITIS CRONICA NO ESPECIFICADA CONJUNTIVITIS CRONICA DERMATITIS DE CONTACTO POR IRRITANTES FLUOROSIS DEL ESQUELETO OTRAS ANEMIAS 15. Enfermedades causadas por el sulfuro de carbono TRASTORNO ORGANICICO DE LA PERSONALIDAD Y DEL COMPORTAMIENTO NO ESPECIFICADO DEBIDO A ENFERMEDAD, LESION Y DISFUNCION CEREBRAL POLINEUROPATIA DEBIDA A OTRO AGENTE TOXICO ENFERMEDAD ATEROSCLEROTICA DEL CORAZON ATEROSCLEROSIS CEREBRAL ATEROSCLEROSIS DE LAS ARTERIAS DE LOS MIEMBROS ATEROSCLEROSIS DE OTRAS ARTERIAS ENFERMEDAD RENAL HIPERTENSIVA SIN INSUFICIENCIA RENAL HIPERTENSION ESENCIAL (PRIMARIA) 16. Enfermedades causadas por los derivados halogenados tóxicos de los hidrocarburos alifáticos o aromáticos. ENCEFALOPATIA TOXICA BRONQUITIS CRONICA NO ESPECIFICADA CONJUNTIVITIS CRONICA DERMATITIS DE CONTACTO POR IRRITANTES ENFERMEDAD TOXICA DEL HIGADO NEFROPATIA INDUCIDA POR METALES PESADOS POLINEUROPATIA DEBIDA A OTRO AGENTE TOXICO TRASTORNO ORGANICICO DE LA PERSONALIDAD Y DEL COMPORTAMIENTO NO ESPECIFICADO DEBIDO A ENFERMEDAD, LESION Y DISFUNCION CEREBRAL ENFERMEDAD TOXICA DEL HIGADO DERMATITIS ALERGICA DE CONTACTO OTRAS PORFIRIAS 17. Enfermedades causadas por el benceno o sus homólogos tóxicos ANEMIA APLASTICA DEBIDA A OTROS AGENTES EXTERNOS LEUCEMIA MIELOIDE, SIN OTRA ESPECIFICACION OTROS TUMORES MALIGNOS Y LOS NO ESPECIFICADOS DEL TEJIDO LINFATICO, DE ORGANOS HEMATOPOYETICOS Y TEJIDOS AFINES 18. Enfermedades causadas por los derivados nitrados y amínicos tóxicos del benceno o de sus homólogos TRASTORNO ORGANICICO DE LA PERSONALIDAD Y

DEL COMPORTAMIENTO NO ESPECIFICADO DEBIDO A ENFERMEDAD, LESION Y DISFUNCION CEREBRAL ENFERMEDAD TOXICA DEL HIGADO DERMATITIS ALERGICA DE CONTACTO OTRAS PORFIRIAS ASMA PREDOMINANTEMENTE ALERGICA OTRAS METAHEMOGLOBINEMIAS ANEMIA HEMOLITICA ADQUIRIDA DERMATITIS ALERGICA DE CONTACTO CISTITIS, NO ESPECIFICADA TUMOR MALIGNO DE LA VEJIGA URINARIA 19. Enfermedades causadas por la nitroglicerina u otros esteres del ácido nítrico. CEFALEA VASCULAR, NCOP DERMATITIS ATOPICA DERMATITIS ALERGICA DE CONTACTO OTROS TRASTORNOS DE LAS UÑAS 20. Enfermedades causadas por los alcoholes, los glicoles o las cetonas TRASTORNOS MENTALES Y DE COMPORTAMIENTO DEBIDOS AL USO DE DISOLVENTES VOLATILES NEURITIS OPTICA BRONQUITIS CRONICA NO ESPECIFICADA CONJUNTIVITIS CRONICA DERMATITIS DE CONTACTO POR IRRITANTES BRONQUITIS CRONICA NO ESPECIFICADA CONJUNTIVITIS CRONICA NISTAGMO Y OTROS MOVIMIENTOS OCULARES IRREGULARES OTROS TRASTORNOS ESPECIFICADOS DEL METABOLISMO DE LOS CARBOHIDRATOS ANEMIA POR DEFICIENCIA DE FOLATOS, SIN OTRA ESPECIFICACION OTRAS FORMAS ESPECIFICADAS DE TEMBLOR MARCHA ATAXICA 21. Enfermedades causadas por substancias asfixiantes: óxido de carbono, cianuro de hidrógeno o sus derivados tóxicos, hidrógeno sulfurado EFECTO TOXICO DEL MONOXIDO DE CARBONO PARKINSONISMO SECUNDARIO MARCHA PARALITICA EPILEPSIA Y SINDROMES EPILEPTICOS SINTOMATICOS RELACIONADOS CON LOCALIZACIONES (FOCALES) (PARCIALES) Y CON ATAQUES PARCIALES SIMPLES BRONQUITIS CRONICA NO ESPECIFICADA CONJUNTIVITIS CRONICA DERMATITIS DE CONTACTO POR IRRITANTES BRONQUITIS CRONICA NO ESPECIFICADA CONJUNTIVITIS CRONICA NEURASTENIA 22. Afección auditiva causada por el ruido EFECTOS DEL RUIDO SOBRE EL OIDO INTERNO 23. Enfermedades causadas por las vibraciones (afecciones de los músculos, de los tendones, de los huesos, de las articulaciones, de los vasos sanguíneos periféricos o de los nervios periféricos) SINDROME DE RAYNAUD ARTROSIS SECUNDARIA DE OTRAS ARTICULACIONES SINDROME DEL TUNEL CARPIANO MONONEUROPATIAS DEL MIEMBRO SUPERIOR OTRAS ENTESOPATIAS 24. Enfermedades causadas por el trabajo en aire comprimido. BAROTRAUMA

OTITICO BAROTRAUMA SINUSAL ENFERMEDAD POR DESCOMPRESION (DE LOS CAJONES SUMERGIDOS) OSTEONECROSIS EN LA ENFERMEDAD CAUSADA POR DESCOMPRESION (T70.3+) 25. Enfermedades causadas por las radiaciones ionizantes RADIODERMATITIS CATARATA , NO ESPECIFICADA ANEMIA APLASTICA, SIN OTRA ESPECIFICACION EFECTOS NO ESPECIFICADOS DE LA RADIACION AGRANULOCITOSIS TROMBOCITOPENIA SECUNDARIA ESTERILIDAD EN EL VARON TUMOR MALIGNO DE SITIOS NO ESPECIFICADOS OTROS TUMORES MALIGNOS Y LOS NO ESPECIFICADOS DEL TEJIDO LINFATICO, DE ORGANOS HEMATOPOYETICOS Y TEJIDOS AFINES 26. Enfermedades de la piel causadas por agentes físicos, químicos o biológicos no considerados en otras rúbricas. QUERATOSIS ACTINICA OTROS TUMORES MALIGNOS DE LA PIEL CATARATA, NO ESPECIFICADA ERITEMA AB IGNE (DERMATITIS AB IGNE) TRASTORNO DE LA RETINA, NO ESPECIFICADO TRASTORNO DE LA CORNEA, NO ESPECIFICADO CATARATA, NO ESPECIFICADA OTRAS OPACIDADES VITREAS CATARATA, NO ESPECIFICADA ESTERILIDAD EN EL VARON 27. Epiteliomas primativos de la piel causados por el alquitrán, brea, betún, aceites minerales, antraceno o los compuestos, productos o residuos de esas substancias DERMATITIS DE CONTACTO POR IRRITANTES DERMATITIS ALERGICA DE CONTACTO DERMATITIS DE CONTACTO POR IRRITANTES, DEBIDA A ACEITES Y GRASAS OTROS TUMORES MALIGNOS DE LA PIEL TUMOR MALIGNO DE LOS BRONQUIOS Y DEL PULMON 28. Cáncer de pulmón o mesotelioma causados por el amianto. MESOTELIOMA DE LA PLEURA MESOTELIOMA DEL PERICARDIO MESOTELIOMA DEL PERITONEO MESOTELIOMA DE OTROS SITIOS ESPECIFICADOS TUMOR MALIGNO DE LOS BRONQUIOS Y DEL PULMON 29. Enfermedades infecciosas o parasitarias contraídas en una actividad que implique un riesgo especial de contaminación OTROS TETANOS BRUCELOSIS LEPRA (ENFERMEDAD DE HANSEN) MENINGITIS ESTREPTOCOCICA OTRAS SEPTICEMIAS ESTREPTOCOCICAS NEUMOCONIOSIS DE LOS MINEROS DEL CARBON ??? FIEBRE Q OTRAS RICKETTSIOSIS MENINGITIS EN ENFERMEDADES BACTERIANAS CLASIFICADAS EN OTRA PARTE OTRAS FIEBRES VIRALES HEMORRAGICAS, NO CLASIFICADAS EN OTRA PARTE VERRUGAS VIRICAS ENFERMEDAD DE CREUTZFELDT-JAKOB ANQUILOSTOMIASIS EQUINOCOCOSIS AMEBIASIS GIARDIASIS (LAMBLIASIS)

PALUDISMO (MALARIA) DEBIDO A PLASMODIUM FALCIPARUM PALUDISMO (MALARIA) DEBIDO A PLASMODIUM VIVAX PALUDISMO (MALARIA) DEBIDO A PLASMODIUM MALARIAE PALUDISMO DEBIDO A PLASMODIUM OVALE ESQUISTOSOMIASIS (BILHARZIASIS) LEISHMANIASIS ASPERGILOSIS PULMONAR INVASIVA ASPERGILOSIS DISEMINADA CRIPTOCOCOSIS ESCABIOSIS EFECTOS DEL RUIDO SOBRE EL ORGANISMO. El ruido es quizá el contaminante más extendido en el ambiente laboral. Muestra de su importancia es el tratamiento legislativo preferente que se ha concedido a este factor de riesgo,. Entre los efectos nocivos del ruido, el más importante es, sin duda, la pérdida de audición que conduce a la sordera profesional, sin olvidar que los trabajadores expuestos al ruido también experimentan fatiga nerviosa, con la apreciable repercusión que ésta conlleva en su rendimiento. A pesar de los esfuerzos que para eliminar o reducir el ruido hasta límites aceptables vienen llevando a cabo muchas Empresas, no podemos afirmar que éste sea un factor de riesgo suficientemente controlado. El ruido actúa a través del órgano del oído sobre los sistemas nerviosos central y autónomo. Cuando el estímulo sobrepasa determinados límites, se produce sordera y efectos patológicos en ambos sistemas, tanto instantáneos como diferidos. A niveles mucho menores, el ruido produce malestar y dificulta o impide la atención, la comunicación, la concentración, el descanso y el sueño. La reiteración de estas situaciones puede ocasionar estados crónicos de nerviosismo y estrés lo que, a su vez, lleva a trastornos psicofísicos, enfermedades cardiovasculares y alteraciones del sistema inmunitario Es difícil definir el ruido con precisión. Se han dado definiciones que giran alrededor de los conceptos de sonido desagradable, sonido no deseado (quizá la que más aceptación tiene en estos momentos), sonido perjudicial, perturbador o dañino para quien lo percibe. Como muy acertadamente indica la etimología latina (rugitus, rugido) del vocablo castellano, la función de la percepción del ruido por los animales, incluido el hombre, es la alarma. En contraste con ello, la de los sonidos no ruidosos es la comunicación. Si bien también la alarma es una clase de comunicación: es la comunicación de que ocurre algo amenazante, a lo que urge prestar atención inmediata, con el consiguiente abandono de la ocupación en curso e incluso del descanso Efectos sobre la persona Malestar Este es quizá el efecto más común del ruido sobre las personas y la causa inmediata de la mayor parte de las quejas. La sensación de malestar procede no sólo de la interferencia con la actividad en curso o con el reposo sino también de otras sensaciones, menos definidas pero a veces muy intensas, de estar siendo perturbado. Las personas afectadas hablan de intranquilidad, inquietud, desasosiego, depresión, desamparo, ansiedad o rabia. Todo ello contrasta con la definición de "salud" dada por la Organización Mundial de la Salud: "Un estado de completo bienestar físico, mental y social, no la mera ausencia de enfermedad".

El nivel de malestar varía no solamente en función de la intensidad del ruido y de otras características físicas del mismo que son menos objetivables (ruidos "chirriantes", "estridentes", etc.) sino también de factores tales como miedos asociados a la fuente del ruido, o el grado de legitimación que el afectado atribuya a la misma. Si el ruido es intermitente influyen también la intensidad máxima de cada episodio y el número de éstos. Durante el día se suele experimentar malestar moderado a partir de los 50 decibelios, y fuerte a partir de los 55. En el periodo vespertino, en estado de vigilia, estas cifras disminuyen en 5 ó 10 decibelios. Interferencia con la comunicación El nivel del sonido de una conversación en tono normal es, a un metro del hablante, de entre 50 y 55 dBA. Hablando a gritos se puede llegar a 75 u 80. Por otra parte, para que la palabra sea perfectamente inteligible es necesario que su intensidad supere en alrededor de 15 dBA al ruido de fondo. Por lo tanto, un ruido superior a 35 ó 40 decibelios provocará dificultades en la comunicación oral que sólo podrán resolverse, parcialmente, elevando el tono de voz. A partir de 65 decibelios de ruido, la conversación se torna extremadamente difícil. Situaciones parecidas se dan cuando el sujeto esta intentando escuchar otras fuentes de sonido (televisión, música, etc.). Ante la interferencia de un ruido, se reacciona elevando el volumen de la fuente creándose así una mayor contaminación sonora sin lograr totalmente el efecto deseado. Pérdida de atención, de concentración y de rendimiento Es evidente que cuando la realización de una tarea necesita la utilización de señales acústicas, el ruido de fondo puede enmascarar estas señales o interferir con su percepción. Por otra parte, un ruido repentino producirá distracciones que reducirán el rendimiento en muchos tipos de trabajos, especialmente en aquellos que exijan un cierto nivel de concentración. En ambos casos se afectará la realización de la tarea, apareciendo errores y disminuyendo la calidad y cantidad del producto de la misma. Algunos accidentes, tanto laborales como de circulación, pueden ser debidos a este efecto. En ciertos casos las consecuencias serán duraderas, por ejemplo, los niños sometidos a altos niveles de ruido durante su edad escolar no sólo aprenden a leer con mayor dificultad sino que también tienden a alcanzar grados inferiores de dominio de la lectura. Trastornos del sueño El ruido influye negativamente sobre el sueño de tres formas diferentes que se dan, en mayor o menor grado según peculiaridades individuales, a partir de los 30 decibelios: 1. Mediante la dificultad o imposibilidad de dormirse. 2. Causando interrupciones del sueño que, si son repetidas, pueden llevar al insomnio. La probabilidad de despertar depende no solamente de la intensidad del suceso ruidoso sino también de la diferencia entre ésta y el nivel previo de ruido estable. A partir de 45 dBA la probabilidad de despertar es grande. 3. Disminuyendo la calidad del sueño, volviéndose éste menos tranquilo y

acortándose sus fases más profundas, tanto las de sueño paradójico (los sueños) como las no-paradójicas. Aumentan la presión arterial y el ritmo cardiaco, hay vasoconstricción y cambios en la respiración. Como consecuencia de todo ello, la persona no habrá descansado bien y será incapaz de realizar adecuadamente al día siguiente sus tareas cotidianas. Si la situación se prolonga, el equilibrio físico y psicológico se ven seriamente afectados. Con frecuencia se intenta evitar o, al menos paliar, estas situaciones mediante la ingestión de tranquilizantes, el uso de tapones auditivos o cerrando las ventanas para dormir. Las dos primeras prácticas son, evidentemente, poco saludables por no ser naturales y poder acarrear dependencias y molestias adicionales. La tercera hace también perder calidad al sueño por desarrollarse éste en un ambiente mal ventilado y/o con una temperatura demasiado elevada. Daños al oído El efecto descrito en este apartado (pérdida de capacidad auditiva) no depende de la cualidad más o menos agradable que se atribuya al sonido percibido ni de que éste sea deseado o no. Se trata de un efecto físico que depende únicamente de la intensidad del sonido, aunque sujeto naturalmente a variaciones individuales. • En la sordera transitoria o fatiga auditiva no hay aún lesión. La recuperación es normalmente casi completa al cabo de dos horas y completa a las 16 horas de cesar el ruido, si se permanece en un estado de confort acústico (menos de 50 decibelios en vigilia o de 30 durante el sueño). • La sordera permanente está producida, bien por exposiciones prolongadas a niveles superiores a 75 dBA, bien por sonidos de corta duración de más de 110 dBA, o bien por acumulación de fatiga auditiva sin tiempo suficiente de recuperación. Hay lesión del oído interno (células ciliadas externas de la superficie vestibular y de las de sostén de Deiters). Se produce inicialmente en frecuencias no conversacionales, por lo que el sujeto no la suele advertir hasta que es demasiado tarde, salvo casos excepcionales de auto observación. Puede ir acompañada de zumbidos de oído (acúfenos) y de trastornos del equilibrio (vértigos). El estrés y sus manifestaciones y consecuencias Las personas sometidas de forma prolongada a situaciones como las anteriormente descritas (ruidos que hayan perturbado y frustrado sus esfuerzos de atención, concentración o comunicación, o que hayan afectado a su tranquilidad, su descanso o su sueño) suelen desarrollar algunos de los síndromes siguientes: • Cansancio crónico • Tendencia al insomnio, con la consiguiente agravación de la situación. • Enfermedades cardiovasculares: hipertensión, cambios en la composición química de la sangre, isquemias cardiacas, etc. Se han mencionado aumentos de hasta el 20% o el 30% en el riesgo de ataques al corazón en personas sometidas a más de 65 decibelios en periodo diurno. • Trastornos del sistema inmune responsable de la respuesta a las infecciones y a los tumores. • Trastornos psicofísicos tales como ansiedad, manía, depresión, irritabilidad, náuseas, jaquecas, y neurosis o psicosis en personas predispuestas a ello. • Cambios conductuales, especialmente comportamientos antisociales tales

como hostilidad, intolerancia, agresividad, aislamiento social y disminución de la tendencia natural hacia la ayuda mutua. La Hipoacusia Inducida por Ruido sigue siendo en nuestro país la primera causa de Enfermedad Profesional, demostrando que el factor de riesgo RUIDO aún no ha sido suficientemente controlado en los centros de trabajo. Sigue generando incapacidad en un amplio sector de la población trabajadora, por la lesión auditiva que genera. Sin embargo, hasta la actualidad son pocos los trabajos de investigación que establecen otros efectos que ocasiona la exposición laboral al ruido. Aún los niveles bajos de ruido en condiciones de tensión psicoemocional creciente y la intelectualización de los procesos laborales crean cargas adicionales sobre el organismo humano en el curso de su actividad laboral. La acción prolongada del ruido sobre el organismo, da origen al desarrollo de cansancio excesivo, a la disminución en la productividad y en la calidad, contribuyendo al aumento de la morbilidad general y laboral. En el caso del trabajo intelectual, la capacidad laboral disminuye un 60% y en el trabajo físico 30% . El ruido no sólo aumenta la frecuencia de defectos productivos, sino que también contribuye al incremento de los accidentes laborales. En muchos ambientes laborales se encuentran niveles altos de ruido y en nuestros países tenemos en la Hipoacusia Inducida por Ruido a una de las enfermedades laborales más frecuentes. En Venezuela, la Hipoacusia Laboral es la primera causa de morbilidad en los trabajadores, según los reportes de la Dirección de Medicina del Trabajo del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (I.V.S.S.), al igual que en muchos países Latinoamericanos. En Colombia, 70% de los obreros trabaja en ambientes ruidosos, la mayoría de ellos sin protección y es reportada también, como primera causa de morbilidad laboral por el Centro de Atención en Salud Ocupacional «C.A.S.O» del Seguro Social en Medellín. Podemos definir el ruido como un sonido no deseado, molesto e intempestivo, una sensación sonora desagradable que en determinadas situaciones pueden causar alteraciones físicas y psíquicas. La frecuencia del ruido se expresa en Hertzios (Hz) o ciclos por segundo. Su intensidad se mide en decibelios (dB) y varía de los 0 dB hasta los 140 dB. Para poder mantener una conversación a una distancia normal (un metros), el nivel de ruido no debe ser superior a 60 – 70 decibelios (A). Si no se consigue entender lo que dice otra persona, hablando normalmente a un metro de distancia, se puede sospechar que el ruido es excesivo. Efectos del ruido. La exposición prolongada a niveles elevados de ruido continuo causa, frecuentemente, lesiones auditivas progresivas, que pueden llegar a la sordera. También los ruidos de impacto o ruidos de corta duración pero de muy alta intensidad (golpes, detonaciones, explosiones...), pueden causar, en un momento, lesiones auditivas graves, como la rotura del tímpano. Pero la pérdida de audición no es el único efecto del ruido sobre el organismo. Puede afectar también al sistema circulatorio (taquicardia, aumento de la presión Medidas de control contra el Ruido. Actuación sobre el foco emisor del ruido:

Consiste en diseñar o adquirir los equipos, máquinas o instalaciones menos ruidosos que sea posible, o en adoptar medidas técnicas, sobre los equipos ya existentes, tendentes a reducir el ruido que emiten. Impedir o dificultar la propagación del ruido: Para impedir o dificultar la propagación del ruido, pueden adoptarse las siguientes medidas: • Aislar (encerrar) los equipos o máquinas ruidosas en recintos apropiados. • Instalar pantallas absorbentes alrededor de la máquina. • Montar la máquina sobre aisladores de vibración, para evitar su propagación a • través del suelo. • Recubrir paredes, techo y suelo con materiales absorbentes. • Concentrar, en recintos aislados, las operaciones o tareas ruidosas. En cierto tipo de instalaciones, será posible aislar, mediante cabinas insonorizadas, a los operarios que las controlan. Protección auditiva personal: El oído es un órgano muy sensible que debemos proteger. Cuando las medidas técnicas de reducción del ruido resultan insuficientes, es necesario que los trabajadores expuestos utilicen protección auditiva, como tapones o auriculares adecuadamente seleccionados para cada caso MÉTODO DE PREVENCIÓN Y CONTROL DE LA DIVISIÓN DE MEDICINA DEL TRABAJO 1. Medición, evaluación y control de la contaminación acústica en infraestructuras de comunicaciones (carreteras, ferrocarriles, aeropuertos, aparcamientos y estaciones). 2. Diseño de planes de prevención de la contaminación acústica en el medio urbano (tráfico, zonas peatonales, zonas de ocio y aislamiento de fachadas) 3. Supervisión de proyectos de urbanizaciones cercanas a fuentes de ruidos y vibraciones. 4. Valoración del ruido en los Planes Generales de Ordenación Urbana (PGOU). 5. Elaboración de estudios de ruido urbano (mapas sonoros). 6. Evaluación y control del ruido emitido al exterior por industrias. 7. Desarrollo de planes de minimización del ruido en proyectos de nuevas instalaciones o infraestructuras mediante el diseño de soluciones correctoras (reducción de la emisión, apantallamientos y aislamiento). 8. Evaluación y control de la contaminación acústica (ruido y vibraciones) en el interior de plantas industriales. 9. Asesoramiento en la compra de equipos industriales generadores de ruido. 10. Colaboración en la elaboración de Estudios de Impacto Ambiental (EIA). 11. Caracterización de la emisión sonora de focos e instalaciones: localización y clasificación de fuentes sonoras. 12. Asistencia técnica en el desarrollo de normativa y regulación de control de la contaminación acústica. 13. Diseño de sistemas de acondicionamiento acústico en locales y recintos públicos (auditorios, cines, teatros, conservatorios, salas de reuniones, centros escolares, polideportivos y terminales de aeropuertos). 14. Realización de pruebas acústicas de nuevos materiales de construcción. 15. Mantenimiento y calibración de instrumentación de medida de la contaminación acústica. 16. Desarrollo de modelos científicos de medición de ruido y vibraciones. UNIDAD DE AUDIOMETRÍA La Audiometría es un examen que tiene por objeto cifrar las alteraciones de la audición en relación con los estímulos acústicos, resultados que se anotan en un gráfico denominado audiograma.

Para realizar e interpretar la audiometría es necesario entonces conocer: a. Las vibraciones acústicas. b. La fisiología de la audición. c. La fisiopatología de la audición. El oído está constituido por dos grupos de estructuras anatómicas: 1. El aparato de conducción (oído externo y oído medio) que transmite las vibraciones acústicas al oído interno; su fisiología está esencialmente regida por las leyes de la física; sus trastornos pueden estar cifrados claramente en relación con las unidades físicas. 2. El aparato de percepción que constituye el órgano sensorial (oído interno, cóclea, fibras nerviosas y centros auditivos superiores). El fenómeno acústico cesa a nivel de oído interno, donde la estimulación física es traducida en un impulso nervioso; allí la cóclea transforma el mensaje sonoro en potenciales nerviosos característicos que ya no son regidos por las leyes de la fisicoacústica, sino por la neurofisiología. La imagen del impulso nervioso recorre la vía auditiva, donde sufre algunas modificaciones, resultantes de otras referencias periféricas o de otras funciones nerviosas, que terminan integrándola en el funcionamiento del Sistema Nervioso Central. Esta imagen llega a nivel de las áreas corticales auditivas, donde toma cuerpo la conciencia elemental del sonido que le ha hecho nacer, esto corresponde al fenómeno auditivo neurosensorial puro. El mensaje sonoro se carga entonces de un valor informativo, descifrado por los centros auditivos superiores. Se pueden jerarquizar los mecanismos fundamentales de la audición en 4 estados: 1. Obtención y reconocimiento de las cualidades acústicas de un estímulo sonoro simple (Por ejemplo: tono puro) 2. Identificación de elementos acústicos más complejos (Por ejemplo: fonemas) 3. Simbolización de los elementos sonoros, uniéndose una significación a cada uno de ellos. Este tercer estado conduce a la noción de conceptos abstractos (vocablos) 4. Comprensión del conjunto de los elementos simbólicos individualmente estructurados en el estado precedente; es la construcción del lenguaje. Este estado parece ser exclusivo del hombre y no tiene que ver con la audición en sí misma. Puede decirse que para cada uno de estos estados, el mecanismo receptor debe manifestar una actitud particular. 1° grado: La audibilidad 2° grado: La nitidez 3° grado: La inteligibilidad 4° grado: La comprensión EL EXAMEN AUDIOMÉTRICO Unidades y gráficas. La audiometría es un examen que cifra las pérdidas auditivas y determina la magnitud de éstas en relación con las vibraciones acústicas. Todos los ruidos de la vida corriente, están constituidos por una unión más o menos compleja de sonidos puros; "el sonido es físicamente, una sacudida drástica de los elementos del medio donde existe", siendo éste un gas, un

líquido o un sólido, lo que significa que es una oscilación de partículas materiales alrededor de su posición normal de equilibrio o reposo. Este movimiento oscilante es elástico y comparable al de la superficie del agua, debido a sus choques regulares. Se trata pues, de una onda sinusoidal que se traduce groseramente en el plano fisiológico, en dos cualidades sensoriales importantes. La altura, que traduce la presencia de las vibraciones (ciclos / segundo o hertz) La sonoridad, (intensidad, sensación) que está en función de la intensidad física, es decir la amplitud de las vibraciones Los fenómenos, auditivos como otras sensaciones, están regidos por la famosa ley psicofísica de Weber y Fechner: "La sensación crece en progresión aritmética, cuando la excitación lo hace en progresión geométrica." Dicho de otra manera, la sensación crece como el logaritmo de la excitación medida en unidad física. Para objetivar mejor los crecimientos de sensación auditiva en altura e intensidad se han elegido las siguientes unidades: • La octava para las frecuencias. • El decibelio para la intensidad. EL AUDIÓMETRO Aparato de alta tecnología que consiste básicamente en: a) Un generador de distintas frecuencias de sonido; este instrumento emite tonos puros, sonidos que el ser humano no está acostumbrado a escuchar, ya que no existen como tal en la vida diaria. Las frecuencias estudiadas son: 125 - 250 - 500 - 1000 - 2000 - 3000 - 4000 6000 y 8000 ciclos / segundo o hertz. a. Un atenuador de intensidad en decibeles entre los 0 y 110. b. Un generador de ruidos enmascarantes. c. Un vibrador óseo para el estudio de la audición ósea. d. Un micrófono para comunicarse con el paciente y realizar la discriminación de la palabra. La audiometría electrónica permite estudiar: 1. El umbral auditivo, es decir, la intensidad mínima audible para cada frecuencia, técnica que se conoce con el nombre de audiometría tonal umbral. 2. Ciertos fenómenos fisiopatológicos que se producen en las hipoacusias sensorio neurales (pruebas supraliminares). 3. La comprensión de la palabra, es decir, la capacidad que tiene el oído y la vía auditiva de discriminar un término de otro. AUDIOMETRIA TONAL UMBRAL La gráfica clínica está adoptada universalmente. En las abscisas están colocadas las frecuencias de 125 a 8000 HZ o bien desde 128 a 8192 por intervalos iguales de octavas; en las ordenadas, en sentido descendente están ubicadas las pérdidas en decibeles (dB) en relación al eje O, el que representa el umbral normal para las vías óseas y aéreas. Cada señal está representada por un pequeño círculo para el oído derecho y por una pequeña cruz para el izquierdo. Así pueden inscribirse ambos oídos en el mismo gráfico, el derecho en rojo y el izquierdo en azul. Luego de estudiarse la vía aérea, se debe examinar la vía ósea si es que se obtiene una hipoacusia en la vía aérea, de lo contrario no es necesario. La investigación del umbral óseo es mucho más delicada de realizar y de interpretar, debido a que casi siempre debe eliminarse la audición del oído opuesto a través del enmascaramiento (esto es absolutamente indispensable).

Sin enmascaramiento se toma, de hecho, el umbral de audición del oído opuesto (mejor que la del interrogado) atravesando el sonido la base del cráneo por conducción ósea transcraneana. La mayoría de los audiómetros traen ciertos ruidos enmascaradores tales como el ruido blanco, banda estrecha, sierra, etc. AUDIOMETRÍA TONAL SUPRALIMINAR Esta técnica se utiliza siempre que se encuentre una hipoacusia sensorio neural uni o bilateral y permite así efectuar el diagnóstico diferencial entre una lesión sensorial (cortipatia) y una lesión neural (1° y 2° neuronas). Ciertamente, la noción de distorsiones de la sensación sonora existen desde hace mucho tiempo, pero es, no obstante, el gran mérito de la audiología moderna haber permitido elaborar pruebas especiales para testear lo que pasa en el campo auditivo. Esquemáticamente, existen 3 categorías de perturbaciones o distorsiones supraliminares: a. Distorsión según el eje de las frecuencias: altura de un sonido anormalmente percibido, o un sonido tomado por un ruido, etc. La más conocida de estas distorsiones es la diploacusia. b. Distorsión según el eje de las intensidades, es decir, una relación anormal entre sonoridad (sensación psíquica de intensidad) e intensidad física del estímulo. El reclutamiento es el ejemplo más conocido (cortipatia). c. Distorsión según el eje del tiempo: duración de una sensación anormalmente larga o en otros casos fatiga auditiva. d. Tinnitus o acúfenos que afectan la inteligibilidad. ESTUDIO DE LAS CORTIPATÍAS (Reclutamiento) La pérdida de la proporcionalidad entre un sonido de determinada intensidad física y su sensación (sonoridad) se conoce como reclutamiento. Consiste en la percepción desproporcionadamente aumentada de un sonido de determinada intensidad física. Si consideramos que por una parte la lesión coclear o del órgano de Corti ha producido una hipoacusia y que, por otro lado, los sonidos le provocan disconfort a intensidades menores que lo normal, es fácil comprender que el campo auditivo se ha estrechado. Las pruebas supraliminares que se realizan para detectar el reclutamiento buscan la desproporción entre la intensidad objetiva (dB) y la intensidad subjetiva (sonoridad). Algunas de ellas son el test de Fowler, el test de Sisi, de Reger, LDL. ESTUDIO DE LA ADAPTACIÓN AUDITIVA PATOLÓGICA En condiciones normales, la fibra nerviosa auditiva es capaz de transmitir el impulso nervioso en que se ha codificado el estímulo sonoro continuo, por lo menos durante 60 segundos sin fatigarse. Algunas pruebas, entre las más interesantes, en el plano clínico son: • La prueba por impulsos repetidos de ruidos, para el estudio de la remanencia del oído. • El test de Bekesy modificado e investigado en sonido continuo y discontinuo. La diferencia entre estos dos estímulos es de orden temporal. • La investigación de la adaptación y de la fatiga, fenómeno en relación con los parámetros de intensidad y duración. • Investigaciones que conciernen al tiempo de reacción y de latencia del

sistema auditivo. • Una de las pruebas más utilizadas para objetivar la fatiga auditiva patológica es el test de Carhart, que consiste en emitir un tono continuo en el oído, a intensidad normal. Si el sonido se hace inaudible, la intensidad es aumentada y así sucesivamente hasta que se encuentra un nivel en el cual el tono es escuchado por 60 segundos. Las alteraciones en esta prueba indican una alteración en el nervio auditivo. AUDIOMETRÍA VOCAL O DE LA PALABRA También se considera una prueba supraliminar. Esta técnica pretende estudiar, a través de la discriminación de la palabra, graves alteraciones que se producen en el oído y vía auditiva. A medida que se incrementa la intensidad de un vocablo, aparecen tres variaciones diferentes: • Umbral de detectabilidad: el sujeto percibe alguna cosa, pero no logra identificarla. • Umbral de audibilidad: el sujeto comienza a reconocer el mensaje (acto neurosensorial puro), pero no comprende la significación en el lenguaje. • Umbral de inteligibilidad: el sujeto escucha y comprende el mensaje sonoro. La técnica del estudio de la discriminación de la palabra consiste en dictar 25 monosílabos a una intensidad confortable (aproximadamente 30 dB sobre el P.T.P. de 500, 1000 y 2000 HZ) y anotar el porcentaje de palabras correctamente repetidas. La falla en la discriminación dependerá del umbral auditivo y del tipo de hipoacusia. • Hipoacusias de conducción: 92 - 100% • Cortipatías : 80 - 92% • Hipoacusias neurales : menos del 70% SIGNOS AUDIOMÉTRICOS EQUIPOS DE PROTECCIÓN AUDITIVA. Los equipos de protección auditiva son dispositivos que sirven para reducir el nivel de presión acústica en los conductos auditivos a fin de no producir daño en el individuo expuesto. Según los criterios de seguridad laboral, el uso de protección auditiva personal debe ser la última medida de seguridad a adoptar para la conservación la audición. Antes se deben agotar todas las medidas de control del ruido desde la fuente de generación o el medio a través de cambios ingenieriles, modificaciones del proceso o instalación de sistemas de absorción del ruidos que impidan la propagación del mismo a través de la colocación de elementos aislantes acústicos como paneles absorbentes, pantallas, otros. En el mercado existe gran variedad de tipos y modelos de protección auditiva. Básicamente se clasifican en: Tapones o Insertores: se que colocan en el conducto auditivo externo. Cobertores u Orejeras: encierran completamente el pabellón auditivo y la zona ósea que rodea la oreja. A continuación se detallan algunos ejemplos de equipos que se encuentran en el mercado con las principales características. Esta últimas varían de acuerdo al fabricante pero encontramos básicamente: Puede ser de varios materiales. Los más comunes son de PVC. El diseño de tres bandas permiten que el tapón se adapte mejor al conducto auditivo. Generalmente vienen con una cajita para su conservación. Son reutilizables y el mantenimiento del mismo pasa por el lavado diario con agua tibia y jabón neutro. Generalmente son de un material que permita el auto ajuste de tapón al conducto auditivo. Son anatómicos dados que se adaptan al mismo.

Generalmente son de espuma de poliuretano. Requieren ser enrollados para su colocación. Vienen acompañados de una bolsa. Son descartables por lo que no deben lavarse ni usarse más de una semana. Son del mismo material que el anterior, por lo que son anatómicos, pero son reutilizables. Requieren ser lavados con agua tibia y jabón neutro. Si se los mantiene adecuadamente pueden durar semanas. Es un producto muy higiénico. Constan a diferencia de los anteriores con una banda plásticas que ejerce baja presión en los oídos. La estructura de la banda permite que cuando no se utiliza se pueda colocar en cualquier superficie, sin que los tampones entren en contacto con la misma, conservando la higiene del producto. Generalmente están acompañados por un repuesto de tapones. Es una protección intermedia entre un tapón y una orejera. También requiere ser lavado. Orejera multiposiciones. Deben ser cómodos y livianos. Tienen como desventaja que en épocas de calor son poco confortables. Son de alta durabilidad y robustos. Deben ser mantenidos limpiando el equipo con un paño húmedo. Orejeras montables. La mayoría se adaptan a cualquier tipo de casco. Presentan las mismas características que las anteriores. Dispenser de tapones descartables. Se utilizan para los visitantes. Son de muy bajo costo dado que su utilización es muy corta y se desechan.

Tapones Auriculares de protección Tapones con arco Los equipos anteriormente descriptos deben cumplir con una serie de requisitos: Atenuación adecuada. Confort. Facilidad de colocación. Bajo costo inicial. Durabilidad (en el caso de equipos más costos). Higiene. La atenuación es uno de los principales requisitos anteriormente citados. Se define como la cantidad de sonido que el protector impide que llegue al oídos, se expresa en dB y varía en función de la frecuencia. FACTORES A TENER EN CUENTA PARA SU ELECCIÓN Y UTILIZACIÓN A la hora de elegir los protectores auditivos, se deberá tener en cuenta los siguientes aspectos: Riesgos Origen y forma de los riesgos Factores que se deben tener en cuenta desde el punto de vista de la seguridad para la elección y utilización del equipo RIESGOS QUE DEBEN CUBRIRSE Ruido continuo¬Acción del ruido ¬ Atenuación acústica suficiente para cada situación¬Ruido repentino sonora

¬ Proyecciones de gotas de metal, ej., al soldar ¬Acciones térmicas Resistencia a los productos fundidos o incandescentes RIESGOS DEBIDOS AL EQUIPO Insuficiente confort de¬Incomodidad y molestias al trabajar uso: - demasiado voluminoso - demasiada presión - aumento de la Diseño ergonómico:¬transpiración, insuficiente mantenimiento en posición - volumen - esfuerzo y presión de aplicación - adaptabilidad individual Deterioro de¬Limitación de la capacidad de comunicación acústica la inteligibilidad de la palabra, del reconocimiento de los ruidos informativos Variación de la atenuación¬en relación con el de la localización direccional con la frecuencia, reducción de las potencias acústicas Posibilidad de¬ reemplazar los auriculares por tapones para los oídos Elección previa prueba auditiva¬ ¬ Utilización de un protector electroacústico apropiado Accidentes y peligros Mala compatibilidad¬para la salud Falta de higiene¬

¬ Materiales inadaptados Aristas vivas¬ Enganchamiento del¬ pelo Contacto con cuerpos incandescentes¬ ¬ Contacto con la llama ¬ Calidades de los materiales Facilidad de mantenimiento, posibilidad de¬ sustitución de las orejeras por auriculares, utilización de tapones desechables para los oídos Limitación del diámetro de las fibras minerales de los¬ tapones para los oídos Aristas y ángulos redondeados¬ Eliminación de¬ los elementos que puedan producir pellizcos Resistencia a la combustión y a¬ la fusión Ininflamabilidad, resistencia a la llama¬ Alteración de la función protectora debida al envejecimiento Intemperie, condiciones¬ Resistencia del equipo a las agresiones¬ambientales, limpieza, utilización industriales Mantenimiento de la función protectora durante toda la¬ duración de vida del equipo RIESGOS DEBIDOS A LA UTILIZACIÓN DEL EQUIPO Elección¬ Mala elección del equipo ¬Eficacia protectora insuficiente del equipo en función de la naturaleza y la importancia de los riesgos y condicionamientos industriales: - respeto de las indicaciones del fabricante - respeto del marcado del equipo Elección del equipo en¬ función de los factores individuales del usuario Mala utilización del¬ Utilización apropiada del equipo y conocimiento del riesgo¬equipo

Respeto¬ de las indicaciones del fabricante Suciedad, desgaste o deterioro del¬ Mantenimiento en buen estado¬equipo Controles periódicos¬ Sustitución¬ oportuna Respeto de las indicaciones del fabricante¬