You are on page 1of 99

Seras mia cueste lo que cueste Está es la historia de amor de dos jovénes enamorados.

Una historia romántica y llena de pasión donde una chica hace realidad su mayor sueño...pero sin darse cuenta le regala su corazón a ese chico, el amor de su vida. Llena de enredos y aprietos, la historia cobra vida propia. "Serás mía, cueste lo que cueste" Sinopsis: Tú, Arianna una chica de 15 años que vive en un pequeño país llamado Ecuador. Eres distinta, única, tienes muchos amigos varones, pero nunca has tenido novio. Eres muy femenina a la hora de vestirte, pero no dejas de tener un lado medio masculino: amas jugar al play, hacer bromas y tirarte eructos. Quizás eso es lo que hace que los chicos solo te vean como una amiga, pero no piensas en cambiar, sino no serías tú. Tienes un sueño muy importante, es lo que siempre has querido, ser una cantante famosa. Amas cantar, crees en ti misma pero tu familia no está segura de que lo puedas lograr. Nunca has cantado delante de alguien que no sea tu odiosa hermana de 13 años, pero decidiste que este año sería distinto, este año todo iba a cambiar. Él, Harry Styles, un "hombre" si así se le poda llamar, de 18 años, nacido en Inglaterra y miembro de una famosa banda llamada "ONE DIRECTION" (tu banda favorita). Es mujeriego, pero no le gustan los compromisos, coquetea con todas las chicas y lo hace muy bien. Tiene una hermosa familia que siempre lo ha apoyado en todo. Es sensible, carismático y muy celoso. Su mejor amigo es Louis Tomlinson, a el le cuenta todos sus problemas y es como su "novio" (con el tiene un bromance). Está saliendo con una señora mucho mayor que él, llamada Caroline Flack, ella lo satisface, pero Harry se dará cuenta de que ella no es la correcta y nunca lo será cuando te conozca. Capítulo Uno. ~Viernes 6 a.m: Estaba temblando, completamente nerviosa, apenas lograba mantenerme de pie y allí estaba: en el Aeropuerto Nacional de Ecuador. Estaba todo muy limpio, aún llevaba ese bendito anuncio en mi mano, lo sentía, sentía que esta era mi oportunidad. Era muy temprano, el avión a Inglaterra partiría en 2 horas, apenas llegara a mi hotel, iría a encaminarme a los estudios donde se harían las audiciones para ser la nueva integrante de "One Direction". /\ El tiempo se pasó rápido, ya estaba entrando al avión y buscando mi lugar. Cuando lo encontré, vi que un chico muy atractivo se sentaba junto a mi, tenía unos 17 años, era castaño de ojos verdes. Traté de hacerme la indiferente, pero mi plan no funcionó ya qué, cuando el avión despego me abrace a el con todas mis fuerzas. El: Hey... ¿estas bien? -me miro detenidamenteYo: Sí, lo siento -baje la mirada- nunca he viajado en avión, estoy bastante asustada El: No te preocupes, te entiendo -me tomo del mentón para ver mis ojos- ¿Como te llamas? Yo: Arianna, Arianna Skybender -dije en un suspiroEl: Lindo nombre, yo me llamo Jake -sonrióYo: ¿No eres de Ecuador cierto? -pregunté seguraJake: No en realidad, estoy volviendo a Inglaterra, ¿tu por qué vas a Inglaterra?

Yo: Pues... hay un concurso para ser la nueva integrante de 1D y mi sueño siempre ha sido ser cantante, así que aquí estoy, gastando todos mis ahorros y dejando a mi familia quien sabe por cuanto tiempo, para cumplir mi sueño. Jake: ¡Wow, eso es genial! -dijo incrédulo- Y ¿que canción cantaras en la audición? En ese momento una sensación extraña recorrió mi cuerpo, lo había olvidado, ¡sí! había olvidado elegir y practicar una canción. Yo: Eee... yo... la verdad no he escogido, pero tiene que ser una de 1D -tartamudeeJake: Eres rara...-soltó una risitaYo: ¿Y eso es bueno o malo? -fruncí el ceño coquetaJake: Bueno, la verdad es fantástico -respondió de la misma maneraYo: Gracias... Jake: Sé que canción puedes cantar...-interrumpió antes de que pudiera contestarYo: ¿¡Cuál!? -pregunté ansiosaJake: ¡Na na na! Yo: Es... perfecta -resaltando la última palabra con una sonrisa en el rostroJake: Genial, iré a apoyarte en la audición, claro si tu estás de acuerdo -dijo haciendo cara de perro abandonadoYo: Claro que sí tonto, ¡me encantaría! -le dí un tierno beso en la mejilla/\ Las horas fueron pasando y tu y Jake se hacían cada vez más amigos, el era súper charlatán, al igual que tú que tampoco te quedabas atrás. El avión había aterrizado, Jake te había dado su teléfono y tu le habías dado el tuyo, quedaron en encontrarse en las afueras del estudio de Columbia Records (donde serían las audiciones) luego de tu actuación, para apoyarte si no lo lograbas y para festejar si habías ganado, lo cual era verdaderamente difícil ya que había medio millón de concursantes. Capítulo Dos. Acababa de llegar a la habitación del hotel, era muy pequeña pero a la vez linda, me cambié de ropa y me puse esto: una blusa de búho, unos shorts jeans, un gorro rojo, botines rojos y una pequeña cartera negra. Había conocido a Jake y en verdad era agradable y muy atractivo, quería verlo de nuevo, el no me gustaba pero era mi único amigo en esta enorme ciudad donde no conocía nada. Luego de un ratito, cuando terminé de acomodar todas mis cosas me tomé un ómnibus muy grande y me dirigí a los estudios, al llegar me encontré con muchísimas chicas muy producidas y maquilladas en unas enormes filas y no dude en colocarme a esperar mi turno, el hecho de que no me gustaran ni el maquillaje ni las operaciones no quería decir que era menos que ellas. Tenía el número 222.222, era muy raro, pero me encantaba, me tenía mucha fe a mi y a ese número. /\ Pasaron alrededor de 7 horas en aquellas filas, la estábamos pasando genial, bailábamos, cantábamos, gritábamos, pero en verdad estábamos muy nerviosas, sabíamos que solo una quedaría. Hasta me hice dos amigas, pero no eran como la mayoría de allí, eran normales y como yo, no tenían ni operaciones ni escotes que revelaban mucho más de lo deseado, sus nombres eran Amy y Ema y eran muy divertidas. Ellas eran de Londres, me sentía bien, apenas había llegado hace unas horas y ya tenia tres nuevos amigos: Jake, Amy y Ema.

Cada vez que una chica salía de su audición, gritaba de la emoción y eso nos hacía poner aún más ansiosas. La fila iba avanzando y solo quedaba una joven delante de mi, me encontraba temblando, pero estaba más que segura de lo que iba ha hacer. Luego de unos instantes me llamaron por el número 222.222, respire muy hondo, saque fuerzas de no se donde y me encaminé a aquel salón de teatro. Cuando entré no reconocí a nadie, solo vi que a lo lejos, en frente del escenario había seis personas sentadas. Fui caminando lentamente tratando de reconocerlos pero no lo logré, hasta que subí al gran escenario. Creí que estaba soñando, allí estaban, mis cinco cantantes preferidos y su manager: Zayn Malik, Simon Cowell (en la novela será su manager), Louis Tomlinson, Liam Payne, Niall Horan pero, faltaba Harry. Yo: Hola -dije nerviosaLouis: Hola linda, ¿cómo te llamas? -sonrío mostrando su dentadura perfectaYo: [Me dijo linda, ¡Louis Tomlinson cree que soy linda!] [Basta Arianna, controla tus hormonas, tienes que mostrarte segura de ti misma, aunque te mueras por tirárteles encima y comerlos a besos] me dije en mi interior. -Arianna, Arianna Skybender -tartamudeeNiall: Tranquila!.... ¿de donde eres? -se mostró interesadoYo: De Ecuador, vine aquí para el concurso -Niall me había dicho que me tranquilice y yo pues lo hiceLiam: Eso es arriesgarse -pareció sorprendido- ¿Cómo es todo allá? Simon: Chicos, disculpen que interrumpa pero vamos atrasados y no hay tiempo para hablar mucho. ¿Y Harry donde diablos se metió? -se inclinó hacia atrás para mirar a todos ladosAsí de la nada Harry entró comiendo un pancho como si fuera cualquier otro día. Harry: Aquí estoy -dijo sonriéndole a Simon con un pedazo de pancho en su boca- solo fui por un pancho no te preo.... Harry levantó su mirada y me observó, estaba colorado como nunca antes, con los ojos y la boca más que abiertos, y como si fuera poco su mano se abrió y dejo caer el pancho al suelo. Pude sentirlo, nuestra intersección de miradas fue de otro planeta, sentí cosas que no tenía idea de que se pudieran experimentar, fue como que de un segundo al otro mi cuerpo se llenase de adrenalina. Fue como en las historias de amor, pero aún mejor. Nos quedamos completamente conectados por algunos segundos... Capítulo Tres. Pude sentirlo, nuestra intersección de miradas fue de otro planeta, sentí cosas que no tenía idea de que se pudieran experimentar, fue como que de un segundo al otro mi cuerpo se llenase de adrenalina. Fue como en las historias de amor, pero aún mejor. Nos quedamos completamente conectados por algunos segundos...entonces cuando al fin reaccione le hablé: Yo: ¿Estás bien? -fingiendo que yo me encontraba como solía hacerloHarry: Más que nunca -trago saliva con cara de no lo se, ¿enamorado? - Eee...digo si, si solo se me calló el pancho -moviéndose por los nervios[Era raro, era raro que Harry Styles este nervioso de mi. La cosa debería ser al revés , yo tendría que estar haciéndome en los pantalones] Yo: Me llamo Arianna -sonriendo cariñosamenteHarry: Y yo Harry -con la misma cara indescriptible-

tu preferida es. había una chica muy. Al principio pareció sorprendida. Me choco tanto verla cantando que de nuevo no controlé mis impulsos salvajes y me puse a cantar con ella. No entendía lo que me estaba pasando.. era espectacular. La sangre me quemaba..Yo: Ya lo sé -soltando una risitaHarry: Que idiota soy -golpeándose la cabeza.. única. unas piernas de bailarina. como todo bebe al que le roban el juguete. y fue como: "woowww"!..Los dos reímos mirándonos fijamenteSimon: Bueno. jugábamos en el escenario juntos.-dijo el chico de ojos lindosLiam: Claro que no.. pero luego empezó a hacer lo suyo.¿Qué tema nos cantarás? Yo: Na na na. nos divertíamos mucho los seis y nos movíamos pila porque la canción era ‘Na na na’. Niall le golpeo el brazo bruscamente a Liam impidiéndole terminar su oración y esté entendió. linda lista para cantar y fue como mágico. unos labios gruesos. Liam: Ah cierto ya recuerdo.. me sonreía. Al volver yo. ni siquiera pude intentar coquetear con ella porque me nuble mientras la observaba. pero fue tan evidente que todos nos dimos cuenta. tu preferida es Na na na -dijo revolviendo los ojosHarry observó a Niall fríamente y se cruzo de brazos. no lo se yo. yo solo le prestaba atención a ella. Narra Harry: Estábamos en medio de las audiciones... Sentía que estábamos solos los dos cantando cuando de repente los otros cuatro chicos subieron a cantar con nosotros al escenario... era la primera vez que una chica me ‘pegaba’ tan fuerte como Arianna . me encontraba con mucha hambre entonces decidí ir por un pancho. era demasiado perfecta para ser real. esa chica definitivamente no era normal. -tratando de aguantar la risa por la escena estilo "Romeo y Julieta" que acababa de ver.. por un momento creí que era un simple sueño (por la perfección de la morocha) pero luego me convencí de que no lo era porqué los sueños no te hacen sentir estas cosas. sentía que estábamos solos los dos cantando cuando de repente… Capítulo Cuatro. era una verdadera fiesta. tenía una voz genial. Zayn: ¿estás lista? -dijo el moreno ansiosoYo: siempre. Zayn: increíblemente cursi -me dijo burlón al oídoElla estaba allí. no puedes negar que Arianna es mucho más bella que Caroline] [Ya cállate maldita conciencia] [Me callo si yo quiero] Arianna comenzó a cantar antes de que pudiera terminar la charla conmigo mismo.. quede completamente inmóvil por fuera. bueno en verdad no se bien lo que paso con los otros cuatro... [¿Qué estás diciendo Harry? Tu tienes novia] [Oh vamos. era preciosa y tenía una sonrisa contagiosa. . pero por dentro de mi cuerpo podía sentir una tormenta de sensaciones nuevas. unos ojos que dejaban ver más allá de ellos. es mi preferida -dije desviando mi mirada de la de Hazza por finNiall: Igual que la mía.. unas tet..

Al terminar la canción nuestros cuerpos quedaron tan solo a un centímetro de distancia

moría por besarla, lo iba a hacer pero ella... Tu: Y, ¿cómo estuve? -como si no supiera que ella había sido la única que nos hizo parar a cantar con ellaLouis: Eso fue genial -de nuevo Louis con esa sonrisaLiam: Adoro tu voz, tienes talento...-afirmando con la cabezaNiall -sobresaltado- ¿Bromean? ¡Ella lo tiene todo! -tranquilizándose- la forma de cantar, de moverse, es hermosa, sabe bailar, nos hizo levantar y cantar con ella... nadie había provocado tanta alegría... Yo: Eres asombrosa -dije perdido en sus gruesos y tentadores labiosElla se ruborizo y sonrió. Amaba ponerla nerviosa, la hacia aún más linda que naturalmente. Simon: Bueno, es el fin de la audición -sonrío heroicamente- Gracias Arianna, espero verte pronto -le guiño un ojoTu: Lo mismo digo...-se notaba que quería gritar de la felicidadElla se fue trotando de allí, no podía negarlo, me gustaba, como nunca antes lo había hecho una chica y eso me asustaba, pero no pensaba dejar a Caroline, ella me descollaría y no quería escuchar sus irritantes chillidos... o al menos no todavía. Fin de la narración. El día fue llegando a su fin, los chicos estaban prácticamente dormidos en sus asientos con posiciones raras, de vez en cuando Simon les tenía que dar un pequeño golpe para despertarlos. Cuando acabaron todas las participantes, permanecieron allí los seis y comenzaron a seleccionar a las mejores. Liam: Arianna Skybender -pronunciando mal tu apellidoHarry: ¡Skybender menso! -corrigiéndoleLiam: Perdón... Skybender , así es el apellido de tu nueva novia -dijo burlónHarry: Ya cállate, eso no es verdad -se sonrojóZayn: Admite que te encantaría que lo fuera...-río expectanteHarry: Bueno...¡si! lo admito, ella es perfecta -asintió con la cabeza- Pero recién la conozco... Louis: Harry... promete que si ella llega a ganar no te olvidarás de mi -dijo entre celoso y tierno a la vez-

Harry: Prometido, tu eres mi esposo, eres el único que banca mis gases... -le respondió divertidoNiall: Claro, eso no va a pasar porque Arianna será mía -dijo secamenteHarry: ¿Qué dijiste? -preguntó furiosoNiall: Lo que escuchaste, ella podría ser esa chica por la que tanto espere, ¿o acaso vas a jugar con ella estando con Caroline? -concluyo tímidamenteHarry: No, yo no pensaba hacer eso [Claro que lo hacías] ¡Cállate maldita conciencia! Liam: Y cuando pienso que no puedes estar más chiflado... ¿Maldita conciencia? -dijo serio tratando de no reírseHarry: Ya... no importa. Y no estoy loco -simuló enfadoLiam: Como digas...-lo abrazo afectuosamenteSimon: Veo que la decisión está claramente tomada, ¿no? -contento, como pocas veces se lo veía a SimonTodos: -al unísono-¡si! Simon: Perfecto, Arianna será la nueva integrante de 1D oficialmente, apróntenle una habitación en la mansión y yo la llamaré para avisarle que mañana se mudará con ustedes. Harry pensó: [¡No! ¿de verdad? ¿Dormir con ella? esto será difícil, encima con Niall y su cara tierna tratando de conquistarla, pero no lo dejaré, yo la conquistare y luego terminaré con Caroline] Capítulo Cinco. "Seras mia, cueste lo que cueste" Capítulo Cinco. Niall: Genial... dormiré con ella -sonrío con cara de boboZayn: ¡Claro que no!-dijo graciosamente como adulto- Dormirá en su propia habitación y, no quiero nada de ideas sexuales con ella por la noche -dijo mirando a Harry que estaba perdido en sus pensamientosHarry: ¿Por qué me miras a mi? -preguntó actuando sorprendido- yo no planeaba hacer nada de eso... Zayn: Oh vamos, te conozco -levantó su ceja izquierda- No quiero que se valla la primera noche por tus cochinadeses... Harry: Ok, no haré nada inapropiado -dijo divertidoSimon: Chicos, es tarde y estamos muy cansados, vallan a casa, descansen porqué mañana nos espera un largo día... Los cinco se despidieron de el y se dirigieron en la gran camioneta negra hacia la casona. Fin de la narración Decidí irme caminando hasta el hotel así podía analizarlo todo y comprobar que era verdad. ¡Que locura! era lo único que se me pasaba por la cabeza, pensé que esto solo ocurría en las películas. La forma en que Harry me miraba, me atravesaba todo el cuerpo con tan solo una palabra, pero no podía ser de esta manera, me convencí a mi misma de que si llegaba a ganar, Harry Edward Styles debería esforzarse mucho para lograr ponerme una sola mano encima. Claro, eso si lograba que mi mente conectara por lo menos 2 segundos pensamientos con sentido cuando el se encontrase cerca. El camino a mi alojamiento demoró cerca de 45 minutos. Al entrar a mi habitación me tire en la cama mirando hacia el vació techo, había tenido la razón cuando dije que el 222.222 era un

número especial, esperaba ansiosa la posible llamada de Simon Cowell, era lo único que me haría al fin entender que mi vida cambiaría para siempre. Mi celular sonó corrí desesperadamente hasta la otra esquina del cuarto, provocándome un golpe en la rodilla muy doloroso, pero ni modo, no me importó. Al agarrar el celular me desilusioné al ver que no era Simon, era Jake. Llamada telefónica: Yo: Hola Jake -soné desilusionadaJake: Rayos... ¿no quedaste? -preguntó tratando de sonar comprensivoYo: No es eso amigo, estaba esperando la llamada de Simon... -dije ahora murmurandoJake: Entonces... si esperabas la llamada de él -pensativo- ¿Quiere decir que te fue bien? Yo: ¿Bien? ¡Me fue genial! Jake: ¡Me alegro mucho! -solté una risita por su forma de decirlo- ¿Porqué estás decepcionada? Yo: No es eso, es que pensé que Simon...-me llega otra llamada- ¡Jake espera, no cuelgues tengo otra llamada, debe ser el! -sobresaltadaJake: Ni loco cuelgo... ¡suerte! Yo: ¿Hola? -preguntéXxx: Hola, ¿Arianna verdad? [¡OMG es Simon Cowell, por fin] Yo: ¡Sí lo soy! -se me escapó un gritito agudoSimon: Ya veo...-dijo en una carcajada por mi reacción- Ari, ¿sabes para que llamo? Yo: ¿Para darme una noticia que cambiara mi vida bruscamente y me hará la persona más feliz de todo el planeta y del más allá? -dije muy rápidamenteSimon: ¡Aha!... ¡BIENVENIDA A ONE DIRECTION! -pronunció las palabras que tanto soñaba escucharYo: ¡Upi! -ahora si con más seguridadSimon: Los chicos te esperan mañana temprano en su casa en especial Harry...-incomodándome, hasta él se había dado cuenta- Vivirás con ellos... Yo: Genial, mañana estaré allí, adiós Simon: Adiós y... bien hecho -se despidióCapítulo Seis. Colgué la llamada de Simon y me limite a abrir mi boca e intentar gritar, pero no lo logré. Reanude mi llamada con Jake y decidí hacerle una bromita. Yo: ¿Jake? -simulé que llorabaJake: No quedaste...-creyó por mi 'llanto'- Lo lamento mucho...ni se te ocurra rendirte tienes que seguir luchando...si tienes un sueño hazlo realidad -afectuosamenteYo: No es necesario...-dije haciéndome la interesante y dejando de simularJake: ¿Por qué lo dices? -preguntó sin entenderYo: ¡Quede Jake, era una mentirita, gané! -grité entre alegría y alivioJake: ¡Lo sabía! -dijo velozmente- ¿Cómo me haces una broma así, acaso quieres que me de un infarto? Hice un intento de risa malvada y los dos explotamos a carcajadas por lo mal que salio. Jake: Y bien...-suspiró- ¿Cuándo nos vemos para festejar? Yo: Pronto... mañana no podré porqué me tengo que mudar a la casa de los chicos, en estos días será... ¿Te molestaría si invito a dos amigas que conocí en la audición? -dije haciendo puchero-

/\ La mañana llegó... Yo: ¡Ah! -chillé con terrorLouis abrió la puerta sorpresivamente y me gritó: ¡hola! -poniendo una cara rara de felicidad que asustabaYo: ¿Me quieres matar de un susto. pero tampoco soy tan feo -bromeo- .. Ella lo hizo con gusto y estuvimos así un rato. o qué? -dije exaltadaLouis: -se tomó la barriga y rió a carcajadas. Le dije que me iría mañana y le conté lo que me pasó. inicié a gritar y brincar en mi cama como una niñita de 6 años. Cuando estaba en frente de la puerta fui a tocar el timbre pero antes de hacerlo. Al llegar mi equipaje cayó al suelo a causa de la impresión. Luego me ayudó a hacer la maletas antes de acostarme y se fue a continuar trabajando. fue muy entretenido. ella quedo completamente boquiabierta y la invite a saltar en la cama conmigo. era necesario desahogarme de alguna manera. En un instante sentí un carraspeo y al voltear observé a la mucama que me contemplaba aguantando su risa. ¡nos vemos linda! Yo: Hasta luego feo -reímosAl cortar.La naturaleza no me dio una cara privilegiada. la mansión era enorme: la observé detalladamente y me dispuse a entrar.Jake: ¡Por supuesto que no! [Jake era tan caballero] Mándame un sms cuando puedas.. Saque todo de mi habitación y le eche un último vistazo. Me cambié y me puse esto: un vestido azul quería estar bien vestida para la ocasión. agradable y soleada. Pedí un taxi y me dirigí a mi nueva casa.

conmigo no juegues porque yo sé jugar mejor -reproche algo presumidaHarry en vez de enojarse como pensé que lo haría. Me mostraron la casa... -acercándome aún más y jugando con el cuello de su camisa -Muchas gracias....-haciéndome la indiferenteHarry: ¡Oye! -dijo entendiendo..¿Me disculpas? -hizo un pucheroYo: Está bien.. mostrándome un ramo de flores Yo: ¿A sí? -me acerqué más a el y lo mire coqueta. . sí -su voz sonó como la de un tonto.. [Sí claro.? -dijo coquetoYo: Piénsalo. Harry: Hola hermosa -dijo besándome la mejillaYo: Hola Styles -sonreí. se quedó sonriéndome sin decir nada un par de minutos....amigos Hazza haha] [Si supieras que de a poquito te voy a conquistar más y más con mi plan..¿Amigos? -le ofrecí mi manoHarry tomó mi mano y la coloco junto a mi cuerpo. Sabía que al principio sería como tener que vivir en un laberinto. Cosa que me transmitió paz..... hasta que te encuentres en la palma de mi mano y después. cuando sea el momento de decirte lo que siento. -dijo y su voz se oyó aún más extrañaYo: ¿Ibas a besarme? -fruncí el ceño.o al menos no conmigo -asentí divertidaEl se mantuvo helado por unos segundos y pensó [Difícil. llevaba su mirada de mis ojos a mis labios alternadamente[Estas callendo Styles.... eso la hace aún mas interesante] Harry: Yo no quise..Era todo un juego...... no lo estoy....no.esto es para ti -dijo con los ojos brillantes.tu. Yo: ¿Qué haces Styles? -me alejé de golpe y comencé a reírHarry: Yo.¿Ves cómo puedo ponerte nervioso? Harry: ¿A qué te refieres.. pero eso no funciona. pude ver como se torno rojoHarry: Eh. Yo: Pues. es que.... ¿no? Yo: Sé que estás acostumbrado a salir con todas las muchachas que se te ocurra y a conquistarlas con tus miradas y cumplidos. Louis: ¿Que Harry me obligara a quedarme despierto junto a el toda la noche para esperarte? -frunció el ceño¿A caso podía ser cierto? ¿Harry Styles esperando por mi toda la noche? Hazza apareció por la entrada y me observó de pies a cabeza.Yo: Claro que no. luego se acercó y me beso cerca de los labios provocándome escalofríos en todo el organismo y susurró afirmando: Obvio amigos.es solo que no me esperaba que. lo haré] [Tal vez este siendo un poco malvada. bobo -reí. -dije con la sonrisa más grande que tenía. Harry: Tienes razón -dijo largando un gran suspiro....como cada vez que el me sonreía. era enorme y muy bella. estas callendo a mis pies] Capítulo Siete. Harry tiene que luchar por mi amor] me dije teniendo una conversación conmigo misma.... insinuándome y luego rechazándote.¿Qué llevas ahí? -le dije señalando su brazo que se encontraba tras su espaldaHarry: Ah.. Liam me dijo que estábamos cerca de mi dormitorio y yo caminaba como un perro faldero tras él. -dijo tercamenteYo: Conmigo no Harry.-dije mientras le acariciaba su cachete y sonreía coquetaHarry se veía algo nervioso. se acercó con la firme intensión de besarme..

El día fue tan largo y agotador. sonrisa. las fanáticas me recibieron y me aceptaron muy tiernamente. Luego fuimos a comer a un restaurante. mi habitación: Yo: ¡Wow! Es preciosa -abrí la boca pasmadaHarry: Me alegra que te guste -sonríoZayn: El estuvo toda la madrugada aprontándola para ti. escuchar sus discusiones sin sentido. quise recibirte de la mejor manera -dijo con la cabeza gachaYo: ¡Y lo hiciste! -me abalancé sobré el y lo abracé unos instantesLo sentí sonreír y luego suspirar.. mirada. Adoraba vivir con los chicos.. palabra. hasta reírme de sus malos chistes. todo salió genial. -murmuró tan bajo que apenas pude oírHarry: ¿Siempre tienes que abrir tu. Harry: Gracias.Abrió una puerta al final del ancho pasillo y me mostró la habitación.. hicimos un montón de entrevistas y fuimos a grabar un programa especial que hacían para presentarme oficialmente como la nueva integrante de “One Direction”. no lo podía creer... hacerles chistes.. Me llevaba muy bien con todos pero con Niall era algo distinto. nuestros bailes. enfadarlos. hasta me aprendía sus bailes. me estaba enamorando. era como mi mejor amigo.Zayn me saludaba cada mañana con un “¿Vas Happenin?”. o cualquier cosa que el realizaba me hacían sentir mariposas en todo el organismo. Capítulo Ocho. hasta me veía en ropa . podía oler su aroma tan adictivo. suspiro.-lo fulminoYo: ¿Es cierto que la decoraste tú? -interrumpíHarry: Sí..veía a Liam comiendo con tenedor y cuchillo TODAS las comidas.. estaba viviendo por lo que tanto había luchado y además de eso. [Maratón 1/2] Los días fueron pasando rápidamente. me refiero a que sentía que lo conocía de mucho antes.ganarles en los videojuegos..... le contaba todo de mí. Vivía lo que cada fan sueña: Louis robaba las zanahorias de mi plato. Cada gesto... asustarme de sus caras..

.. Narra Harry: Arianna y yo estábamos más amigos últimamente.. -dije mirándola coquetoLouis: ¡Que tierno bebe! -dijo Louis dándome una palmada en la espaldaYo: No lo dije por ti Lou.. se ruborizaba y quedaba todavía más sexy de lo normal... lo que sus labios callan -A esas alturas ya estaba inevitablemente entregada al chico.. de con una sonrisa comprar el mundo sin reproche -Harry sonrió y abrí la boca para decir algo pero el tapó sensualmente con sus dedos mis labios.. quiero decir qué nos llevábamos excelente.¡Subsuelo! -gritó el moreno haciendo un gesto con la manoTodos comenzamos a reírnos descontroladamente. siempre lo había sido.¿no vas a comer ni uno? -pegándole un mordisco al bombónYo: Ya estoy viendo un bombón. en un instante lo pude ver.acaso no puedo decir algo profundo? -dije enarcando el ceñoTu: ¿Eso te pareció profundo? -bufó..hasta Zayn puede decir algo más tierno que eso -dijo sonriéndole levemente a ZaynYo: Sí Zayn. NADA......Styles.Ella tiene el poder.. [Maratón 2/2] Harry: Ella tiene el poder.. dinos algo profundo -me burléZayn se puso rojo y pensó unos segundos.¿Decirme que soy un bombón gordo y relleno? Tienes poca idea de lo que es algo profundo.. Fin de la narración.-suspiré..Ella tiene el poder. de nuevo me quedaba con la mismísima nada porqué me esquivaba. de con una sonrisa comprar el mundo sin reproche.. ella me confundía. -tomándose de la barbilla. coloqué mis manos en su cintura y apoye mi torso en la espalda de la joven.. Zayn compró una caja de bombones para compartir .de decir con su cuerpo. de vez en cuando me miraba coqueta y hacia esa sonrisa sensual que a cualquiera volvería loco y cuando pensaba que le gustaba luego.Bastante poder.. no necesito comer otro. Ella se giró y quedamos frente a frente... Zayn: Está bien.-suspiré.... Luego de una sesión fotográfica en la tarde. Tu: Harry.Ella tiene el poder. Capítulo Nueve.. lo dije por Arianna -largué un suspiro observándola detenidamenteTu: ¡Styles! -se quejo rojaYo: ¿Que. de miradas escondidas en la noche. el amor de mi vida..Y detrás de su perfume -ahogo su nariz en mi cabello sintiendo su perfecta anatomía . diré algo profundo. Al verla a los ojos un millón de sensaciones pasaron por mi cuerpo.-le golpeé suavemente el hombroZayn: Vamos. Me encantaba ponerla nerviosa.. era ella. tu lo pediste] La tomé por detrás. Harry: Ella tiene el poder. Yo: Si que eres un chico expresivo Zayn.saben que no soy muy afectivo -sonrío cómpliceTu: -limpiándose las lágrimas de la risa..deja de burlarte de Zayn y dime algo que me haga caerme de espalda -me dijo desafiante[Tu lo pediste Arianna.interior y por las noches cuando me sentía sola iba a dormir con él (pero eso solo nosotros lo sabíamos).. de miradas escondidas en la noche.

. Nuestras bocas se buscaron lentamente a unir en un esperado beso. -dijo ya en susurroNos íbamos a besar......nada mal.Ella gana batallas sin pelear. no deja de mirarla y aveces juro que puedo ver un pedazo de baba asomándose por la boca de Hazza -sonrió por dentro-. se pasa las 24 horas del día tratando de llamar la atención de Ari.recorriéndome... ya que el día de la audición. Me rio de solo recordar la cara que Harry pone cuando ella anda con ese pijama por toda la casa. poner el universo a sus pies. Harry: ¿Quieres que te muestre otra cosa de mi que te sorprenderá? -dijo atrevido mojándose los labios....gobierna sin hablar -con la respiración entrecortada. y encender la noche.. le dice cosas cursis y románticas que hasta me hacen derretir a mí.. y ahogar el egoísmo.Ella tiene el poder de apagar el sol... Como tenía la duda. Después estaba Harry. Harry está distinto..Ella es alimento de poetas.. no podía respirar bien. ... Liam: ¡Que tierno Hazza! -dijo abrazándolo con unas lágrimas en los ojosHarry: Sí... ni siquiera recordaba haber aprendido el significado de tantas palabras.. Ella tiene el poder de humillar el orgullo...Sé donde queda el baño /\ Narra Zayn: Niall y Arianna estaban de mejor amigos últimamente. juega con nosotros a todo y además es un poco atrevida. pegué un fuerte suspiro. es graciosa. -dije acercándome.Tiene el poder del castigo. Duerme con una remera que deja ver todo su abdomen y unos shorts súper cortos y ajustados .vuela la abeja reina.la mires de donde la mires.¿Qué te pareció Arianna? -mé miró tan intensamente logrando hacer que tambaleara por dentroYo: Me sorprendiste Styles. decidí preguntárselo a Nialler cuando terminara de ducharse.. ya ni de Caroline “Flat” habla..Harry no podía creer todo lo que le había dicho. había tirado al diablo el plan en ese momento. el paraíso. ella manda aquí en la tierra.de hacer el tiempo correr.hace las olas llegar a su destino -mojándose los labios.. provocar la envidia. crea su propio gobierno...y enseñar el hombre a nacer -ambas frentes quedaron unidas y nos mirábamos fijamente.Que poder!.. se le notabaLouis: ¡No Harry! no queremos que nos muestres -celoso.¿Por qué no te vas a dar un baño? -dijo agarrándolo por atrás y empujándolo hasta la puerta del bañoHarry: ¡Está bien! -dijo enfadado. en busca del polen de su realeza. Ella me cae genial. y en el infierno. compartían sonrisas cómplices y se andaban secreteando todo el tiempo...no se que diablos le ocurre.no lo sé tal vez más amable y comprensivo...y vencer el ateísmo -me ruboricé. estábamos tan cerca. Era curioso..lo sé -dijo desconforme. Niall nos había dado a entender que ella le gustaba y planeaba conquistarla. me sentía en el paraíso.-acortó las distancias. es sexi. Desde que llegó ella.

.-frunció el ceñoYo: Es que nos habías dicho que la querías conquistar. no lo hizo. fui su amigo para conquistarla.hizo un gesto con sus manos para darle más dramátismo a la pregunta.. Niall: Hey Zayn. pero luego.....Niall salió del baño y fui al cuarto a hablar con él. ahora entiendo -respondió mirando el sueloYo: ¿Y bien? ¿Te sigue gustando? -pregunte sin esconder mi ansiedadCapítulo Diez.. es lo mejor para todos -terminándose de vestirFin de la narración.... solo la amo como amiga -dijo felizYo: Eso está mucho mejor -sonriendoNiall: Si..pasa -sonriendoYo: Niall... Narra Zayn: Yo: ¿Y bien? ¿Te sigue gustando? -pregunte sin esconder mi ansiedadNiall: Al principio... Yo: ¿Ósea que no te gusta? -pregunté para asegurarmeNiall: No....¡Ella esta muerta por Harry! Yo: ¿Arianna te dijo eso? -incréduloNiall: No......pero no me había fijado en Arianna Niall: Pues fíjate y verás. Mientras tanto en el Shopping.. tu sabes que desde que Arianna está aquí tu y ella se han hecho muy amigos -dije dudosoNiall: Si. pero lo sé por la forma en que ella lo mira -me explicóYo: Había visto la forma en que Hazza la mira a ella. -animándolo para que continúeNiall: Luego me di cuenta de que no tenía ninguna chance con ella Yo: ¿Por qué lo dices? -dulceNiall: ¡¿No te has dado cuenta?!.quería preguntarte algo -dije jugando con mis manosNiall: Dime -dijo mientras se ponía los calzoncillosYo: Bueno.... -se detuvo unos segundosYo: Luego. ... -dije tímidoNiall: A. tenía que aprovechar la situación porqué los demás se encontraban en el Shopping ayudando a Arianna a comprar ropa nueva.

.. ¿Cuánto más piensas tardar? Hace 3 horas que estás escogiendo ropa y aún no te la pruebas -dijo sosteniendo una pila de ropa que yo había elegidoYo: Ya voy -algo molesta..el está ansioso por verte con esa ropa interior que llevas ahí -dijo señalando un corpiño que tenía arrugado en la manoYo: Entonces que se tranquilice. porque no le pienso mostrar como me queda la ropa interior -dije mirando presumida y algo provocativa a HarryHarry: ¿Por qué no? -haciendo su cara de perrito mojado que haría sucumbir a cualquier mujerLiam: Porque la violarías al instante -agregó divertido como si fuera lo más obvio del mundoYo: -sonrojada..-dijo en voz baja. Luego de casi 10 minutos me fui a probar las prendas y los chicos esperaban sentados para ayudarme a escoger...Harry: Arianna. Yo: Bueno chicos ya estoy lista.Se que estás ansioso por verme con estos vestidos. si supieras que. apenas pude oír su vozYo: ¿Dijiste algo Harry? -frunciendo el ceñoHarry: No.nada... .no digas estupideces -riendo y mirando al rojo HarryHarry: Estupideces....-dije saliendo de entre las cortinas del probadorLlevaba puesto esto:... -dije divertida dejando ver una leve sonrisa en mi rostroLouis: El no está ansioso por verte con los vestidos... pero sé paciente.....Ya cállate Liam..

se le notaba con tan solo una miradaHarry: [¿Mucho?... ¿terminó la radiografía? -dije burlonaZayn: Wow -acercándose y analizándome aún más de cercaHarry: ¿Hace calor aquí o soy yo? -dijo desabrochando dos botones de su camisa.. ya le hubieras. Yo: Y chicos. residencia de los más sexis del mundo? -con una voz chistosa- .... acepta que si nadie estuviera aquí excepto ella.. pero pienso que está perfecto -dijo parándoseYo: Genial. al final compraste esto: - /\ Cuando llegue a la mansión.te esperamos -dijo dándose aire con las manos por el calor que le había venido al verme asíLos chicos se fueron y tu te quedaste casi tres horas más eligiendo que llevarías de toda esa ropa. Arianna estás deslumbrante Yo: Gracias. apostamos que el que ganaba se bañaría primero y yo. como siempre les gané. Yo solo reía de sus caras. Suena el teléfono: Harry: Yo atiendo -brincando del sillón. te espero. los chicos estaban jugando videojuegos.... tentándome en menos de un segundo.. es más que mucho ¡es provocante!] [¿De nuevo tú? déjame en paz] [Si que eres terco.sí definitivamente era bastante escote. ¿pero no creen que tal vez sea mucho escote? -dije abriendo mis brazos y fijando mí vista en aquella gran abertura. me controléLiam: Yo no tengo calor.. Yo: Loosers -les dije riendo mientras me dirigía camino al bañoMientras en el living.. hasta Harry se calló del sillón donde estaba sentado pero aún siguió observando detenidamente cada parte de mi cuerpo. pero sé que eso haría desear a Hazza.] Louis: Es un poco revelador. digo... ¿Entonces que les parece si van a casa y yo en un rato cuando me halla provado todo voy para allá? Harry: Ok...Todos quedaron embobecidos mirándome de pies a cabeza.¿Sí.. Capítulo Once.

Harry: ¡¿Qué?! -dijo rompiendo una lata de gaseosa que tenía en la mano a causa de la rabiaCapítulo Doce.tú sabes.un chico que quería venderme algo -dijo nerviosoLouis: ¿Algo? -frunciendo el ceñoHarry: Una casa [¿Una casa? ¡hay por dios!.. Entonces aprovechó y decidió hacer algo por su gran amiga... Xxx: Hola.... [Que no lo haré..... ¿está Arianna? Harry: ¿Quién le habla? -dijo algo.-dije incomodaHarry: No pienso irme -acercándoseYo: Está bien..pues. Niall: Es su novio..¿sabes quién es? -se acercó con interés al rubioNiall recordó el plan del que tanto le había hablado Arianna..... Harry: -tomó aire.. Al abrir la puerta de su cuarto la encontró allí. enroscada en una toalla eligiendo que ropa ponerse... después me dices. A esas horas Harry ya había abandonado el living y se encontraba recorriendo la casa buscando a Arianna para pedirle explicaciones. le había dicho que planeaba confundirlo y si tenía la oportunidad ponerlo celoso con alguien.-dijo cómo si no importaraTodos lo miraron sorprendidos..¿Por qué no me dijiste? Me sobresalté y amarré con fuerza a la toalla. estaba rojo de rabiaJake: Gracias.Los demás chicos rieron..bueno sí lo sabía pero no quería decírselo... Harry: ¡¿Qué?! -dijo rompiendo una lata de gaseosa que tenía en la mano a causa de la rabiaNiall: El vivía acá desde hace tiempo y fueron novios y bueno.. quería hablar con Arianna. ¿quién era? -dijo serio y poniéndole pausa al videojuegoHarry: Un tal Jake -dijo con tono arroganteNiall: ¿Jake? Harry: Sí.adiós -cortandoHarry respiró hondo y se dirigió a la sala preguntándose quién sería ese Jake ¿su novio? ¿Su amigo? Zayn: ¿Quién era? Harry: Eh.. dejándola completamente desnuda frente a sus ojos. cuando cuanto anhelaba ver su cuerpo.. si ella se llegará a enterar de lo que a Hazza le venía pasando cada vez que estaban cerca....¿celoso?Xxx: Jake -con voz machotaHarry: En este momento no se encuentra -dijo mintiendo...¿cuándo llegue puedes decirle que la llamé? Harry: Claro. Yo: Harry vete.ni te conozco y ya no me caes bien] Jake: Ok.-largó lo primero que vino a su cabecitaZayn: ¿Por qué ella no nos dijo? -preguntó algo tristeNiall: No quería que se preocupen.. de seguro lo rechazaría..que mal que miento] Liam: No somos idiotas Hazza. Le provocaba saber que tan solo un leve movimiento de ella podría causar que la toalla se le salga.pero se rápido ¿por qué no te dije que cosa? -pregunté nerviosa sin entender- .... ¿Explicaciones de qué? no lo sabía..este año se encontraron y al parecer se siguen gustando..

. Arianna le contó todo sobre el plan a Jake. me preocupo por ti! -me tomó del brazo y me acercó a su cuerpoYo: ¡¿Qué me podría hacer Jake que tienes que preocuparte tanto?! Harry: ¡No lo sé.. ahora yo soy la celosa.. el la iba a ver a los ensayos.. Estuve pensativa un rato hasta que quedé dormida como una plancha. Ema y Amy. Nialler había recordado el plan del que le habléHarry: ¿Qué tiene el qué no tenga yo? -gritó furiosoYo: Pareces mi novio haciéndome una escenita de celos… -dije enojadaHarry: Le partiría la cara a ese Jake… -murmuro mirando el pisoYo: ¿Perdón? -pregunté algo confundidaHarry: Digo.. . el se encontraba solitario. lo amaba y lo odiaba al mismo tiempo. ¡Tu te mueres de celos de que salga con Jake! Harry: ¿¡Sí y que?! Me encontraba tan incomoda..Harry: ¿Por qué no me dijiste que tenías novio? -dijo alterado... Harry: ¡Te quiero. ¿por qué lo escondiste? -fríamenteYo: ¡No es tu problema Styles! -alteradaEstábamos llevando la charla a un nivel más alto y se había convertido en una fuerte discusión.. moviendo sus brazos para dar más dramatismo a su última pregunta.. se iba a caminar largas horas solo por el parque.. Yo: ¿Por qué tienes celos de él? -tragué salivaHarry: No te hagas la tonta -acortando aún más distancia[Eres tan lindo cuando te pones a discutir con esa postura de macho. acaso no estás con Caroline? -dijé algo nerviosa por el acercamiento del chicoHarry: ¿Estás celosa? -con los labios a escasos centímetros de los míosYo: Sí claro.. Me eché enojada en la cómoda cama.cualquier cosa! solo quiero protegerte -sin dejar de mirarme en ningún momentoYo: Pues no deberías.. No estaba dispuesta a volvérmelo a cruzar entonces decidí no ir a cenar. Harry odiaba verla con él.lo había recordado. la pasaba a buscar a la noche. Yo hago con mi vida lo que quiero y tu con la tuya igual ¿O qué.lastima que eso aún no me alcanza] ¡Suéltame! –dije tratando se zafarme de sus brazosHarry: ¡Si eso quieres! –me soltó brutamente y se marchóYo: ¡Vete al diablo! Harry se fue del cuarto acompañado de un portazo. le divertía ver los ataques de furia de Hazza cuando el estaba con ella. estaba tan confundida.-vi a Niall asomarse por la puerta y haciéndome una seña que pude entender a la perfección.. los veía más seguido sobre todo a Jake que aunque no estaba del todo de acuerdo con la idea de la castaña.. hasta le mandaba mensajitos cada 5 minutos (o por lo menos Harry pensaba así). cuando la muchacha salía con Jake. Por otro lado..yo. se concebían mimos todo el tiempo. lo tenía muy cerca y sentía su adictivo perfume estando tan solo cubierta por una toalla. qué. /\ Había pasado casi una semana.. era imposible enojarse con el de verdad. a clara señal de que esto podía ser una escena de celosYo: ¿De qué estas. apenas se dirigían la palabra y cuando lo hacían era fríamente..

sabía que no iba a ser fácil.. Luego hablaron y Harry sintió la oportunidad de sacar todo lo que estaba sintiendo.-le dijo obvioHarry: Después de está discusión Arianna no aceptará salir conmigo ni muerta -contestó sin animosLouis: Vamos.No lo aguantaba más. ignorándolo olímpicamente.. Harry: Arianna.... Estaba imaginando como se disculparía con ella al otro día y la invitaría a salir.. Harry la vio salir de su habitación con esta ropa: como de costumbre.. ya estaba acostumbrado.. ¿podemos hablar? -la seguía por el comedor- . Harry: ¿Invitarla al parque? –lo miró como si estuviese locoLouis: ¿No lo entiendes? será como una cita…los dos solos…compartiendo un picnic y bañándose en el lago. eres un genio Lou. /\ Se levantó temprano y se quedó dando vueltas en círculos por el living esperando a Arianna para hacerle caso a Louis y arreglar las cosas con ella. desde que Arianna había llegado sus noches se hacían largas y solitarias. vamos a descansar.así mañana estarás listo -le dio un beso y se fueron al dormitorioHarry no logró pegar un solo ojo en toda la noche... no lograba poder ver a través de sus ojos. Luego de casi 2 horas caminando por la sala. no aguantaba estar sintiendo cosas tan extrañas desde que había visto por primera vez a esa chica. ella siguió su camino. lo sacaba de quicio. y se daba cuenta de que su estado de ánimo estaba empezando a depender de Arianna. pero optó por abandonar su postura y seguir con el objetivo. la convencerás más rápido de lo que imaginas -dijo radianteHarry: No es una mala idea. odiaba tener que controlarse cuando estaba cerca y no besarla. odiaba cuando la castaña le hacía eso. Louis que ya sabía que algo le estaba pasando a su amigo. En la noche del viernes Hazza estaba teniendo un atracón de chocolate en la cocina. lo ayudo a calmarse y a dejar la comida. no soportaba ponerse celoso cuando ni siquiera era su novia. De desahogarse. dile algo lindo de lo que te sale cada vez que estás con ella y listo. Capítulo Trece. la bonita muchacha iría a caminar un rato... -despeinándolo un pocoLouis: Lo sé... invitándola al parque solitario que se encontraba del otro lado de la ciudad. Cuando ella llegó a la sala lo miro sin ninguna expresión de nada.

te juro que no te arrepentirás.me comporte como un idiota al discutir contigo por eso. como el lo hacía conmigo. Agarró las llaves y se fue por las escaleras.-repitió quinientas veces.¿me perdonas? -preguntó entre ansioso y apenadoYo: -tardé unos segundos en responder. le preguntó… /\ Yo: Por enésima vez Harry. se contradecía a medida que hablaba..Espero que puedas disculparme -me tomó las manosYo: No lo se Harry..Cada uno puede hacer lo que quiere.... Styles no la dejaba en paz.[Harry eres tan inocente... estás perdonado -concluí seria. Cuando el chico de rizos creyó que era el momento correcto. como de costumbre mi orgullo era muy grande.. Harry: Y.. me calmé.Sentía un terremoto bajo mis pies y un impulso gigante de abalanzarme sobre el y probar de una buena vez sus labios. siento haber actuado de esa manera -dijo mirando hacia el piso apenado. Yo: Tienes 2 minutos Styles. con Hazza atrás suplicándole para hablar. provocando un escalofrío por toda mi espalda. pero para qué si podía hacerlo más interesante. cantábamos y bailábamos... Harry: Por favor. -dije fingiendo entrar en dudaHarry: Arianna.. el chico si que era duro de orgulloYo: Me gustan tus defectos… te hacen especial -sonreí coquetaHarry: ¿Especial? -frunció la ceja acercándoseYo: Sí..¿Cuántas veces tengo que decirte que no quiero salir contigo? -dije enfatizando las últimas palabrasHarry: Las necesarias para que digas que si.Ella hacía como si el no estuviera.. me fue difícil dejarlo hablar.. porque como tu dijiste no somos nada -se acercó a mi y rodeó con su lengua la comisura de sus labios. pero decidí darle una oportunidad por más de que estaba quemando de rabia.ah me vuelves tan loca Styles.. hablando y riendo como si nos conociéramos de otra vida. ¿primero me dice ‘como tu dijiste no somos nada’ y luego ‘prefiero mil veces pelear contigo que hacer el amor con otra persona’.. Paré y lo mire.-dijo no muy convencido.. -insistió. Esa noche cuando discutimos iba a irme con Caroline pero entonces me di cuenta que prefiero mil veces pelear contigo que hacer el amor con otra persona… -acaricio mi pómuloMe quedé asombrada... exactamente como dos ridículos. Al salir de la casa. no pierdas tu tiempo -dije fríamente cruzando mis brazosHarry: Arianna...Está bien.nunca me enoje de verdad contigo. estaba dispuesto a hacer lo que sea porque ella lo escuche. solo fue para enamorarte más.. -susurró sensualmente en mi oído izquierdo. yo solo me encargaba de controlar mi respiraciónYo: Pues estaremos aquí todo el día porque no te pienso decir que si -me hice la indiferenteHarry: ¿Porque? -haciendo puchero.. como solía cada vez que buscaba algo de miYo: ¿Porque quieres salir conmigo? -pregunté al mismo tiempo en el que levantaba el ceño- . para qué dejársela fácil si podía seguir volviendo loco al chico. no puedo creer que esté haciendo todo esto solo para asegurarme de que seas mío] Harry: ¡Iupi! -gritó entre emocionado y sorprendidoCaminamos juntos durante casi unas dos horas.-reímos.y al parecer te tengo en la palma de mi mano.. ¡no saldré contigo! -chillé ya cansadaHarry: Se que tengo muchos defectos y tu. diciéndole que no y luego que sí. quién lo entiende? -me pregunté yo misma.. especialmente terco. ¿acaso podía ser tan dulce? ¿Cómo decía eso? lograba enredarme cada vez más...Te quería proteger. se que estuve mal -tragó saliva.

se hace la complicada pero se que no le soy indiferente! -gritó sonrienteYo: ¡Está bien.Harry: Para demostrarte que valgo la pena. no saldré contigo -suspire fingiendo estar algo cansada de la situación. Yo: ¿Qué haces estás loco. hoy era el día. aproveché y saqué toda la ropa nueva de mi closet para ver con que sorprendería a Harry está vez. Harry: Tu dijiste que así saldrías conmigo -me dijo tiernamenteYo: Última vez.Mañana en la tarde ponte algo cómodo y lindo... coqueto. ibas a gritar? -le dije sonriendo mientras tiraba del cuello de su camisaCapítulo Catorce.. celoso y perfecto que me había enamorado por completo desde el primer segundo en que lo vi. Me burlé por la forma en que me miraba. sabiendo que no lo haríaHarry se apronto para gritar y le tape la boca.. tuvimos dos entrevistas y cantamos en una radio.. -me estampó un beso en la mejilla. pero vámonos que me muero de vergüenza...me dijo en tono de suplica. no puede ser porque me dijo que me ponga algo cómodo. a lo que el solo se limito a acercarse y susurrarme al oído con aire de deseo: Harry: A las 6 en la sala principal. observándome como si fuera lo que siempre hubiese esperado. simpático. cuando solo podía pensar en HarryEl día se fue muy rápido.. quizás con algo de superioridad- . no.. ganaste! saldré contigo. Ni modo. si. /\ Desperté más temprano que de costumbre..-me dijo.-sonrío. que podemos dejar de pelear y llevarnos muy bien. como el dijo. Los chicos aún no se habían levantado. no será una cita como cualquier otra. pero no pude entender a lo que el chico de perfectos rizos se referíaYo: Sí. confiaré en sus instintos y me pondré cómoda pero linda. bueno no estoy segura y la verdad que eso en este momento mucho no me importa.. no importa. la verdad era que me encantaba tenerlo así. todos nos están mirando…-actué como si me importaran los demás. pude notar el nacimiento de una leve sonrisa en la comisura de sus labiosHarry: Demasiado.. entonces grita fuerte que quieres salir conmigo -lo desafié divertida. Tal vez sea a un restaurante súper lujoso. me dirigí al living y allí estaba.o quizás no sea una cita. Cuando al fin escogí lo que usaría. En lo único que puedo pensar es que en unas horas ese chico encantador. hay no. En la tarde Harry y yo saldríamos en una cita.. casi rogandoHarry: ¡¿Alguien le podría decir a Arianna Skybender que acepte salir con este santo?! -dijo gritando lo más fuerte que pudo haciendo que la gente lo mirara raroYo: ¡Cállate Styles! -ambos dejamos escapar dos carcajadasHarry: ¿Aún dices que no? -preguntó con ansíasYo: ¡Sí! -chillé ya fastidiadaHarry: ¡Por favor ayuda. ¿Feliz? -dije jalando de su buzo. la verdad no tengo idea a donde me llevará. conociendo a Hazza es capas de llevarme a pescar en un río lleno de basura.. me había rogado para salir con el. con esa sonrisa encantadora y esa mirada matadora. algo así como ofreciéndome un tratoYo: ¿A si?.

. estaba muy guapo. En un momento se detuvo. Yo: ¿Es aquí? -tartamudeé anonadaEra un lugar precioso.-dije señalando mi cuelloHarry: ¡Claro que no! -río. era todo un modelito. como las que había en Cenicienta y esos cuentos que mamá solía leermeYo: ¡Harry! -le reclamé con aire de sorpresaHarry: ¿Te gusta? -preguntó expectanteYo: Es muy hermosa… -dije mientras el chico me ayudaba a subirHarry: Como tú -mordió su labio inferior. como un campo o un parque gigante. El día estaba hermoso.No me digas que me llevarás a pescar a algún laguito de por ahí. El aire era tan puro allí. el me observaba y nos sonreíamos como tontos. Era tan provocante. era gracioso ver a Harry como conductor de esa carroza.. nunca lo usaba. la pasaba tan bien con él. Yo: ¿Llegamos? -pregunté impacienteHarry: Así es -dijo bajando de la carretaObservé para todos lados y lo único que lograba ver eran árboles y más árboles. Con los chicos y Simon almorzamos en la barbacoa de la mansión. Yo: Hola Hazza. La gente nos miraba mucho. Harry debería estar esperándome en la entrada. y me gustaba tanto. no quería mostrar debilidadEstuvimos hablando durante todo el camino. por que te juro que estás muerto. tirábamos piedritas. eso claro. me planché el pelo y me hice unas pequeñas ondulaciones. nos caíamos. con un grande río que tenía una cascada. Luego de la comida me fui a duchar. el sabía el fuego que se generaba cuando estábamos a escasa distancia y aún así se acercaba a mi cada vez que tenía la oportunidad.. preferí no mirarlo.. es sorpresa -dijo mostrándome una carreta hermosa conducida por caballos. ya pensaba en lo bien que la pasaría con él cuando fuéramos novios. estaba agradable…perfecto. Harry: Sígueme -dando paso a un camino de tierra que se formaba entre unos arbustosCaminamos un rato. Luego me puse la ropa que había elegido: /\ Ya eran las 6 menos cinco. Baje las escaleras y lo vi. si mi plan funcionaba. No use nada de maquillaje. se sentían los cantos de los pajáros y se veía algún pecesíto de .Yo solo asentí.. éramos como dos niñitos..Sé lo que te gusta.-desvié mis ojos hasta sus perfectas faccionesHarry: Hola preciosa… -dijo dándome un beso en la mejilla y mirándome de pies a cabeza como si fuera su presaYo: ¿A donde iremos? -pregunté dudosa. el sol brillaba y no hacía calor.

color dentro del agua transparente .

.

traté de detenerme.. algo celoso. porque mordió su labio inferior con deseo... para luego ladear su cabeza. gracioso.simpático. Harry: ¡Si ya entendí! -me dijo subiendo el tono. su cercanía me ponía demasiado nerviosa.tu sabes Jake es muy lindo. entre él y el árbol.Hueles bien. eh? ¿por qué diablos me enojo tanto?!] Yo: Pero Jake no.[¿Por qué me pasa esto cada vez que hablas de otro chico Arianna. Comimos unos refuerzos deliciosos y chocolates de postre.. intenté zafarme de sus brazos pero esté lo impidió aferrándome con ellos.. era el indicado.. tú y yo no somos nada. buen besador........ podía sentir su fresco aliento a menta. nos sentamos en un lugar y empezamos a armar un picnic cerca de la cascada. ya que me encontraba totalmente perdida en su hermosa mirada color mielHarry: ¿A no? -comenzó a acercarse mientras que yo retrocedía.. sin salidaYo: La verdad es que estoy con el para olvidarme de alguien más.. simpático. nuestras respiraciones se mezclaban.. el posó una de sus manos en mi cintura. y apegó su torso a mí. Harry: ¿No qué? -preguntó secoYo: No es a quien estoy buscando. el era tan especial... provocando un nuevo escalofrío en mi cuerpoYo: Un chico muy atractivo -el sonrió. no pude evitarlo e inconscientemente ya me encontraba rodeando su cuello con mis dos brazos. el me apretó aún más contra el.. Como era habitual entre nosotros..-dijo separándome unos centímetros de su anatomía para poder mirarme a los ojosYo: Harry. Gracias a eso pude despertar de la hipnosis en el que el muchacho me había hecho entrar y bajar de las nubes. ¿te gusta de verdad? -dijo jugando con sus manosCapítulo Quince. y mi voz sonó ahogada- . y al parecer el chico tampoco estaba interesado en alejarse. divertido. pero inalcanzable -dije con los ojos aguadosHarry: Nada es inalcanzable. no dejábamos de reír y hacernos bromas. [Basta Arianna. ¡suéltalo ahora mismo!] me reclamé en mi interior..-lo miré apasionadamente...-susurro... musculoso. único.. ¿piensas dejarte vencer tan rápido? ¿Piensas rebajarte al nivel de cualquier otra chica y dejárselo así de simple? Esa no eres tú.. Harry: ¿Cómo que no somos nada? -lo miré. ya ni una duda me entraba..-dijo resignadoYo: Pues.-su mirada brilló como si hubiera visto la piedra más preciosaHarry: ¿Y quién es ese chico que te tiene loquita? -bajó sus labios hasta mi cuello.. pero simplemente no era lo que deseaba..Somos muy buenos amigos. Estaba segura.Tu: Es precioso Hazza. /\ Harry: ¿Lo amas? -dijo luego de unos segundos de silencioYo: ¿De qué hablas? -pregunté ingenuaHarry: Jake. -suspiré observando detenidamente todoLuego de recorrer el sitio. dejándome llevar por el momento. pero me fue imposible seguir haciéndolo porque terminé acorralada contra el tronco de un grueso árbol. Yo: No tengo porque responderte... quedando totalmente inmovilizada...-dije tratando de evitar comérmelo a besos. pero dos segundos más tarde me arrepentí.

pero esta vez fui más rápida y en un heroico movimiento escapé de elYo: Me encantaría meterme al río…pero no traje bikini -dije regresando a mi nivel de respiración habitualHarry: No lo sé. lo volvía loco... [De acuerdo.... Estaba rojo. tal vez... Hagámosla difícil] Me acerqué al muchacho y le susurré provocativamente al oído: El agua esta genial...sí. cada parte de su cuerpo.. me sonrojé y sonreí por las cosas que estaba pensando. mientras el miraba expectante. estoy usando toda mi artillería] pensé.. [Ojala que este funcionando. bueno bultote ya que el chico estaba muy bien equipado. yo solté una risitaHarry se quitó la remera y luego el pantalón.. ¿no crees? -las orejas del joven ardíanCapítulo Dieciséis. y mirándoloHarry: Quizás. cada curva. esta bien.. Yo: Vamos?. pero aún Hazza no estaba como quería que esté.-dije nerviosaHarry: Si. sabía que algo más le pasaba.. aunque no quisiera admitirlo eso me incomodaba bastante. y no dejaría que nada lo arruine.... Harry estaba algo inquieto. Sentía su mirada clavada en mi... Entonces comencé a sacarme los zapatos.-murmuró incómodoSalí a la superficie y me acosté a tomar sol. Se tumbo a mi lado y la temperatura me subió momentáneamente..... mientras yo me mordía el labio sensualmenteYo: Si tu quieres -acorté más distanciaHarry: Claro..el agua esta muy linda. Harry la miraba de cerca. no paraba de sumergirse en el agua y quedarse minutos bajo ella.. intente disimular pero no pude evitar mirar su.. quieres hacérmela difícil Styles. Cuando quedé en ropa interior Harry se quedó observándome unos largos segundos y luego mojo sus labios.[¡¿Acaso me quieres matar?! ¿Acaso no podrías haber traído algo que no resalte tanto tu figura? Por dios!!! Si pudiera hacerte mía.-sonrío coquetoYo: Quizás podamos bañarnos de ropa interior -dije enrollándome un mechón de cabello tras la oreja. toda su piel. Yo lo notaba.-trató de acercase nuevamente. babeando...hagámoslo -dijo con la voz algo aguda.] se reclamó a sí mismo el joven. [Maldición ¡como puede ser que la desee tanto! ¿Ahora como me escapo de esta?] se dijo a sí mismo.Harry: Dime linda..-tragó saliva. Harry pudo notar que estaba algo incómoda y rojo me dijo: Lo siento. no estaba calentita pero estaba bastante agradable.bultito. /\ Yo: Te pregunte algo Harry. Yo: No te preocupes. se había dado cuenta de que su ‘amigo de abajo’ estaba algo...ya saben. es que.. El me observaba nadar cada vez que no lo miraba... pero tenía un objetivo claro. /\ Los dos nos zambullimos en el agua cristalina.-dije algo enfadadaHarry: Eh. -sonreí- . -dijo tragando saliva.... la entrepierna de Harry estaba algo endurecida...... un plan más que armado. El salió del agua y enseguida pude notar lo que sospechaba.

Louis: Chicos. absolutamente bella -largó un suspiroYo: Tu también eres hermoso. ¡llamaré a Jake! -fingí emoción observando de reojo a HarryHarry: ¡Genial! -dijo irónicamente moviendo sus manos. tu puedes venir -dijo mirando el sueloYo: Ok. Eres tremenda. nuestros cuerpos encajaban a la perfección. sorpresivamente comenzó una tormenta.tu sabes. algo así.... eran tan tiernos. no te importa lo que digan los demás. Fuertes relámpagos se hicieron oír en el parque..me refiero a que no eres feo -tartamudeé[Que idiota que soy!] me grité por dentro.. eres divertida... pero no todo iba a salir como en una película.. no se querían perder nada de lo que hubiese pasado en aquella cita...-dijo entre un bostezo. dedicándole tiernas caricias mientras bailábamos lento. si todo fuera genial no habría historia alguna que contar.. nunca mientes ni te maquillas.que. /\ Al llegar nos sorprendimos al ver que los chicos esperaban espiando por el ventanal del frente. Lo eres. o bueno.. empapados como estábamos. eres guapísima.-dijo riendo. Harry me apretó más contra su cuerpo y empezó a susurrar en mi oído izquierdo.. riendo como dos inconscientes.la pasaremos genial -asintió pícaroYo: ¿De qué hablan? -pregunte sin entenderHarry: Mañana iremos a la casa de Chris. De un momento al otro. superando su pequeño inconvenienteYo: Yo también Hazza.eres distinta -dijo casi atravesándome el cuerpo con esos ojos verdesYo: ¿Que dices? -lo mire algo embobadaHarry: No eres como las otras chicas.. corrimos hacía las afueras del lugar y nos fuimos a la mansión.... como si hubiéremos sido piezas de rompecabezas en otra vida. Provocando que los demás chicos rieranZayn: No se ustedes. la canción Isn't she lovely. eres un buen amigo. el era la única persona con la que los silencios no eran incómodos.. ¿Recuerdan que mañana tenemos la fiesta.digo. ¿como les fue? -dijo sonriendo con entusiasmoYo: Muy bien -le contesté misteriosaZayn: Ya veo. increíble.. despertándonos de nuestro ensueño. sino hermosos.tratemos de llevarnos mejor -le insistí chistosaHarry: Sabes.Oh al menos eso dicen ustedes -insinuó algoHarry: Ya basta -dijo cerrando la puerta principalNos sentamos en frente a la chimenea y comiendo panecillos de queso continuamos hablando. Niall: Y..pero yo estoy muy cansado y quiero reponerme para mañana a la noche..Harry: La pasé muy bien contigo hoy -dijo cambiando de tema y relajándose más. Me deleitaba con su hermosa voz.. me iré a dormir -dijo el moreno subiendo la escalera y saludando con la mano- ... le brindamos a la naturaleza una muestra de danza. no? -levantó el ceñoLiam: Cierto.¿que cosas hicieron? Yo: ¡Nada de lo que crees! -le golpeé el brazoZayn: Solo es una broma.. Nos mantuvimos un largo rato en silencio. Y así.su ropa esta mojada -frunció el ceño.... Harry: ¿Me concede este baile? -dijo realizando un gesto con sus manosYo: Claro que sí señorito -dije divertida y los dos reímosEl me rodeo lentamente con sus fuertes brazos y yo los coloque detrás de su cuello. sabes como hacer reír a un chico. pero aún así.

m.obviamente no lo conté los “detalles” como mi plan para con Harry. para luego agarrar su chaqueta y abrir la puerta- .. era tarde. Jake había llegado y estaba con ellos. Al sentir mis pasos los chicos voltearon rápidamente a verme.. de seguro Hazza lo miraba con desprecio como lo hacía cada vez que yo me encontraba presente.¿A ti qué te parece Harry? -miré al chico provocativamente que aún seguía observando detenidamente mi cuerpo. las 3:45 p. Elegí esta ropa para ponerme Los chicos se encontraban esperando por mí al lado de la escalera. podía leer todo lo que estaba pensando.. me encontraba en mi habitación dando vueltas de un lado al otro repasando una y otra vez aquella idea que había salido de mi orgullosa y algo malvada Arianna.-dije sonrojada. moría por saber como se llevaban Harry y él cuando yo no estaba. Me dijo que mi padre no paraba de contarle a sus amigos lo bien que me estaba yendo y que mi hermana ya ni negaba lo orgullosa que estaba de mi. me refiero a que todos estos días yendo de concierto a entrevista y de entrevista a programa de radio me habían dejado algunas ojeras. bueno no todo. Me desperté.Los demás nos quedamos en la sala casi dos horas más y luego caímos rendidos frente al cansancio y decidimos irnos a dormir. sus caras parecían las de 5 tontos. pero al parecer había conciliado muy bien el sueño a la noche. mi cabeza solo lograba concentrarse en lo que pudiera o no ocurrir hoy a la noche en esa fiesta. Me hice unas tostadas y salí al patio a hablar con mi madre. me estiré como solía hacerlo cada mañana y luego mire el reloj. baje las escaleras lentamente. Me dirigí al baño y lavé mi cara. de poco se les caía la baba. porque ya no las tenía. Como imaginé se encontraban mirando un partido de béisbol o lo que fuere..nada mal -murmuró seco. Estaba como nueva. su cara era tan provocativa.-dijo sacudiendo su cabeza. La tarde se fue volando. Capítulo Diecisiete... pensé en guardármelo para otro momento. me estaba comiendo con solo esa miradaHarry: Te ves. De una vez por todas salí de aquella habitación. pero yo me sentía genial. no le presté mucha atención.-inclinó su cabezaJake: Preciosa -dijo mi “novio” dándome un beso en la mano y guiñándome el ojoYo: Gracias.. Con mi habitual pijama (la rosada) me fui hacía la planta baja para corroborar que los chicos estén despiertos. /\ Luego de un rato me bañé y me sequé el pelo. Le conté todo lo que estaba pasando.. Zayn: ¡WOW! -dijo sonriendo boquiabiertaLouis: Estás.

al ver lo que pretendía me dejé llevar por todos los buenos movimientos que había aprendido en una obra de teatro hace unos años. Jake me siguió y me preguntó porqué había hecho todo eso. se fue muy rápido dejando a Caroline bailando sola y azotó la puerta del baño de un portazo. tenía el presentimiento de que hoy terminaría sabiendo lo que se sentía. Enseguida me vinieron unas ganas terribles de vomitar. En un momento Harry tomó a su maldita novia de la nuca y le estampó con un fuerte beso. había tomado demasiado. estaba demasiado furiosa. Harry estuvo algo cortante. Como siempre. un día si y el otro no. lo podía ver en sus ojos. Había tomado demasiado. bailó con su noviecito toda la noche. un día blanco y al otro negro. Estaba algo mareada. acortó las distancias con ella y empezaron a bailar sensualmente. Jake solo río al oír todas mis locuras y me aconsejó que me valla con él al apartamento donde estaba viviendo porqué sino terminaría durmiendo en cualquier casa y por el estado en el que me encontraba podía llegar hacer cualquier estupidez. pero sabía bien lo que hacía. ese tal Chris nos abrió. podía ver como apretaba sus dientes cada vez que una parte de mi cuerpo tocaba detenidamente a Jake. . Al estar en frente a la puerta. sabía que le había encantando como estaba vestida. Jake y yo fuimos a bailar.Me quedé inmóvil. nos mirábamos casi todo el tiempo con enojo y celos. ¿qué demonios hace ella aquí? ¿Por qué nadie había mencionado que vendría?] Me pregunté muerta de celos. le dije que Harry me estaba buscando y yo ya le había dejado bien en claro el primer día que no jugara conmigo porque yo sabía jugar mejor. Arianna había invitado a Jake. En el medio de todo ese amontonamiento. los chicos se quedaron hablando con el mientras que Jake y yo nos fuimos a un bar que había en frente de la pista de baile. Fui al bar. salí al patio a hacerlo. Luego me miro y yo lo observaba algo sorprendida. El al notar mi presencia. Me colgué al cuello de Jake y me hundí cerca de su boca. Durante el camino. [¿Con Caroline?. Me miraba de reojo. pero esta vez no podía negarlo. sabía que me moriría de celos. por un momento pude notar que Harry se encontraba muy cerca bailando. y si bien jamás lo había experimentado. y comencé a bailar aún más sensual que Caroline y Styles. Capítulo Dieciocho. Ni le importó. /\ Después de un rato. no pensaba dejar que me ganara. lo tenía todo calculado. se comportaba totalmente fuera de tono. Mis emociones empezaron a correr dentro de mi cuerpo. La música retumbaba por todo el vecindario y se veían algunos chicos en el jardín gritando y saltando como drogados. no lo entendía ¿ahora que diablos le pasaba? ese chico me volvía loca. me tomé una botella más de cerveza y me coloqué aferrada a Jake a bailar al lado de Harry y Caroline. sentía algo muy desagradable. Con la música a todo lo que daba nos fuimos hacía la casa de Chris. Al llegar. no lo soportaba. entonces le pedí a Caroline que viniera para ver si a ella le molestaría. Luego de eso. debía estar algo enfadado por la presencia de Jake. no dejó de mirar por la ventanilla. Era como una competencia. Harry pensó que lo había besado. Louis estacionó delante una casa muy grande y moderna. pero a pesar de mi estado pude notar como el rió burlón. Narra Harry: Estábamos en la fiesta de Chris. Observaba como la mayoría de allí estaban ebrios.

Moría viéndola estar tan cerca de ese imbécil.-me dijo algo incómodo. Arianna se fue con él..¿Y Harry? -no pude evitar preguntarleLiam: Pues. Lo venía aguantando ya qué ella me había dicho que estaba con el para olvidarse de alguien más. en la mayoría de los casos. Jake me llevó a su apartamento ya que no era seguro irme sola en ese estado de alcohol..-dijo escondiéndome algo. Fin de la narración. le conté todo lo de Harry y me dio algunos consejos.. Me cargó todo el viaje y al llegar ya eran como las siete a.como si fuera tan raro.Adiós. pero entonces me di cuenta de que si me dejaba llevar por mis instintos arruinaría la fiesta de Chris.aún no llega -concluyó en un largo suspiroYo: Ah... enseguida lo notéYo: ¡Dime! -reclaméLiam: Pasó la noche con Caroline. /\ Desperté. ¡la odio! no se qué es lo que le ve Harry.. lo haría. Arianna seguía enroscada con Jake. así al menos intentaría sacarme a la castaña un rato de la cabeza. cuando la tenía en frente no me salían las palabras indicadas. Obviamente nos levantamos tarde. ya salgo para casa ... Yo: ¡Bueno pero no es mi caso! -dije de una vez. Trataba de hacerle la competencia al igual que ella a mi. quédate tranquilo -le dije.. En eso me llama el sobre protector de Liam (aunque me encanta que lo sea): Liam: ¡Arianna ¿donde estas?! -preguntó entre furioso y preocupadoYo: ¡Tranquilo! estoy en el apartamento de Jake -reíLiam: Escucha.pero cuando pensaba en ella todo era distinto. eran casi las cinco. me sentía para el demonio. En estos momentos mis pensamientos se enfrascaban acordándose de lo sucedido en la madrugada. pero todo se fue al demonio cuando lo agarró de la nuca y lo beso desenfrenadamente. son novios. estaba furioso y me sentía despedazado.-disimulé lo mucho que eso me dolía. lo que me tenía más preocupada era en donde habría dormido Hazza.Recuerda bien: ¿Qué hiciste con el en la noche? Yo: ¡Liam! ¿Cómo puedes pensar eso? -pregunté incrédulaLiam: Vamos.. cada vez que el le susurra cosas al oído y ella sonríe como tonta siento que estoy en el fondo de un agujero. Luego de salir de la casa.. pasaron la noche solos. Aún así. estaba locamente enamorado de esa chica tan única y no encontraba la forma de decírselo.sin salida. Tenía unas ganas terribles de matarlo a puñetazos. ella es tan superficial y ni siquiera lo quiere de verdad. Era un completo idiota. descansé sobre el sofá y el se tiró en la alfombra. Jake me cocinó una sopa y me aconsejo que me duchara con agua fría..No hicimos nada. Entonces decidí tener una noche de sexo con ella. las frases más hermosas venían a mi cabeza. pero parecía que no había modo. de seguro que con la perra de Caroline.. Conversamos mucho. bailando muy cerca de Caroline..m.. hasta me costaba no quedarme observándola. un amigo en Ecuador me había comentado que se llamaba resaca. caímos en profundo sueño. moviéndose de una manera provocante.. simplemente no se siente bien. después de una fiesta. Caroline estaba ahí conmigo y sabía que si le pedía algo.

pero NO. Yo: Louis. mira quién llego -dije mirándolo con desprecioHarry: Deja ya tu inmadurez y dime. me encamine a la mansión y me lleve la sorpresa de que ella se encontraba sentada en la sala principal hablando con Louis.. pasé la noche con Caroline. pensando que así me olvidaría de Arianna un rato. su perfecto rostro.. Fin de la Narración. Harry: ¡Por nada! -contestó aún más alteradoLouis: Yo mejor me voy -salió huyendo de la salaYo: ¡¿Cómo que por nada?! -me fue imposible no gritar- . No la entiendo. lo necesitaba.era muy molesta. Mi novia no dejaba de chillar como una condenada mientras lo hacíamos.¿Me podrías explicar porque te interesa tanto con quién paso la noche y con quién no? Capítulo Diecinueve. Cuando estaba más tranquilo y ya había llegado la noche. ella me contó que estaba con el para olvidarse de otro y ayer lo único que hizo fue entregársele toda.Narra Harry: Luego de la maldita fiesta. cada vez que el la acariciaba se sentía como si me pegaran a mi. Mientras caminaba lo único que se me venía a la cabeza era Arianna. Me compré un helado y reí al ver como una simple nube me recordaba a su rostro. estuve en su casa un tiempo y luego cuando terminamos de hacerlo me fui al parque a tomar aire fresco. ¿donde pasaste la noche? -subió el tono de vozYo: ¡Eso no es de tu incumbencia! -me paré del sillón.. Arianna y el beso que le había dado a el tonto..

. Niall: Hermosa ¿qué pasa? -dijo corriendo hacia mi a abrazarmeYo: Harry.es solo que a veces me provocas cosas inexplicables -torció la cabezaYo: ¿Qué cosas inexplicables? -lo observé cerrando un poco mis ojosHarry: ¿Cómo quieres que te las explique si son inexplicables tontita? -dijo riendo y sentándose a mi ladoYo: ¿Caroline te provoca cosas inexplicables? -se me escapóHarry: Sabes Arianna. fui una tonta al creer que le pasaban cosas conmigo .. sabes que no puedo resistirme a ella Yo: ¿Entonces me contarás? -dije pestañándole muchas vecesHarry: ¡No podrás esta vez! -dijo y se levantó del sillón corriendo hacia las escalerasYo: ¡Me las pagarás Styles! -le grité desde la sala/\ Estaba sola..pero a la vez muy lejos -suspiró.. yo me estaba haciendo añicos.. ella adora a Liam! [¡Eres tú bobita.. quería correr y llorar. todas esas ilusiones tontas que me hacía no eran más que eso... seamos realistas: no tengo un cuerpo espectacular.cuando solo era una mentira.. no es ella -dijo tristeYo: ¡Vamos Hazzita dímelo.No hagas esa cara. para llorar en sus brazos como tantas veces lo he hecho. El es como el hermano varón que nunca tuve y quiera o no..lo sabes -por dentro estaba muriendo lentamenteHarry: En alguien que está muy cerca -acortó más distancia. anda.Soy yo...La verdad es que cuando la beso pienso en otra persona -levantó su mirada hacia la míaYo: ¿En quién? puedes confiar en mí..no la amo Yo: No te entiendo -levanté una cejaHarry: ¿Qué es lo que tanto te cuesta entender? -tomó mi mano. Harry: No la amo -colocó su otra mano en mi mejilla. Para mi mala suerte Niall bajó a la sala y me vio llorando en el medio de ella.Caroline no es muy importante para mi -confesó jugando con sus manosLa quiero y llevamos saliendo mucho tiempo pero -me observó. ilusiones.....en verdad no lo sé -dijo inocenteYo: Eres tan idiota -me senté nuevamente cruzándome de brazosHarry: Perdona...-suspire llorando en su hombroNiall: ¿Qué hizo ahora ese bobo? -dijo preocupadoYo: ¡El no hizo nada! -grite destrozada.no aguanté y de un segundo para el otro me ahogué en llanto.Harry: Es que.. siempre has sido tu! ¡Si tuviera el coraje de decírtelo!] se dijo el muchacho. tampoco tengo toda la plata del mundo y ni siquiera he besado a un chico. tontas ilusionesYo: ¿Es Danielle? -mi voz sonó en un hiloHarry: ¡No. Era tan estúpida.lo necesitaba para descargarme. me sonrojé al instanteYo: ¿Por qué sigues con Caroline? -lo observé con pasión.soy tu mejor amiga! -le dije con mi cara de perrito abandonadoHarry: ¡Por favor Arianna! -se tapó los ojos. había armado todo un plan para conquistarlo y pensé que funcionaba.tu dices que no la amas. ¿Por qué me costó tanto darme cuenta? Harry Styles jamás se enamoraría de mi. Yo: ¿Entonces es Eleonor? -pregunté confundidaHarry: No..el nunca se enamoraría de mí..

-dije en broma y reímos un pocoEl se recostó en el sofá y yo me acurruque en su pecho..¿Idioteces YO? ¡Mírate! -soltó una carcajadaYo: ¿A qué te refieres con eso? -lo empujé furiosa..deténganse. provocándome un instantáneo escalofrío en toda la espaldaYo: ¡No me toques Styles! Yo no miento -dije tratando de escaparme de las manos del chico y controlar mi respiración- .. si siguen así terminarán agarrándose de los pelos -dijo separándonosHarry: ¡Eres una histérica inmadura! -me chilló ignorando a NiallYo: ¡Tú eres un insensible egocéntrico! -grité forcejeándoloCasi sin darnos cuenta nos vimos enroscados en una enorme discusión. observándome como si hubiera cometido un crimen... a la que en verdad todavía no le encontraba un porqué. ¿cómo se le pasa por la cabeza decirme eso?Niall: Chicos. Harry: ¡Por lo menos yo no juego a dos puntas! -reclamó aún más fuerteYo: ¡Niall es mi amigo! -anonada.. al ver su cabellera rubia excesivamente desordenada sonreí y suspiré recordando lo que Harry había dicho la noche anterior.. mi más grande locura. Harry: ¿Es Niall verdad? -no pudo evitar gritar. Levanté mi vista y allí estaba el.Niall: Déjalo. Estuvimos en silencio hasta quedar dormidos /\ Amanecí desparramada en el sillón junto a Niall..¡Y en cuanto a mi vida..puedo hacer lo que quiera con ella! -le saqué la lenguaHarry: Mientes.es un imbécil al no darse cuenta de lo que se está perdiendo -tomó mi mentón y sonríoYo: Lo sé.¿El es en quién piensas cuando estas con Jake? -miró con algo de desprecio a NiallYo: Deja de decir idioteces -dije suavemente acercándome al muchacho para que mi amigo no se despierteHarry: ¡Oh vamos! -levantó la voz irónico.-dijo acercándose a mi y tomándome de mi desnuda cintura.Harry... mi mayor debilidad..

nuestras respiraciones se encontraban aceleradas y no podía controlar bien mi ritmo cardíaco. choqué contra la . El comenzó a acercarse aún más.. Yo: ¡¿Qué haces. me sentía en otra galaxia. estás loco?! -dije soltándome de sus brazosEn su rostro pude ver que estaba muy insatisfecho... tu no vez la forma en que ella siempre te provoca? O son tontos o se hacen.Harry: ¿A no? -miró sensualmente mis labios.-dijo con un tono de voz sensual. el se quedaría allí y mi habitación quedaba en el segundo piso.... gruñó y me balbuceó: ¡Eres tan orgullosa! Yo: ¡Y tú eres un asco! -dije aún más enojadaHarry: ¿Creíste que te iba a besar? -dijo irónico y largo una carcajadaYo: ¡No nací ayer Hazza! -conteste obviaHarry: ¡Pareciera que sí! -me gritóNiall: ¡¿No se dan cuenta de lo que les esta pasando?! -nos alejó al uno del otro para que dejáramos de gritarnos. acercándose más y más a mi boca. A todo esto yo salí corriendo sin esconder mis lágrimas a mi habitación. me sentía en otra galaxia. mire sus labios y sentí que gritaban mi nombre... hizo que despertara del transe en el que me había hecho caer. ¿Arianna Acaso no vez los celos que le vienen a Harry cuando estás con otro chico? ¿Harry. nuestras respiraciones se encontraban aceleradas y no podía controlar bien mi ritmo cardíaco.. haciendo que no pueda salir por la ventana. Sus dedos se encargaban de brindar delicadas caricias en mi espalda y cintura. sus manos brindaban exquisitas sensaciones por mi cuerpo. pero solo fue otra ilusión de las mías.Los dos son unos insoportables inmaduros. cedí a ellos y ahora era yo la que estaba acortando distancia. pude sentir como Harry me seguía por detrás.Si dirías la verdad aceptarías que te mueres por probar mis labios -me dijo victoriosoYo: Ya quisieras Styles.-concluyó NiallLuego de las palabras del chico la situación parecía otra. nos observábamos diciéndonos un millón de cosas con nuestras miradas. Harry: Tengo que decirte algo importante Arianna -susurró y pude jurar que lo escuché decir "tengo que decirte que te amo”. ¿por qué no aceptan de una vez que están perdidamente enamorados? No puede ser que ninguno se de cuenta siendo tan obvios. sus manos brindaban exquisitas sensaciones por mi cuerpo. Pero el roce de su lengua en la comisura de mis labios. subiendo de dos en dos los escalones. mire sus labios y sentí que gritaban mi nombre. Inconscientemente cerré mis ojos y me dejé llevar por un momento. aún así decidí abrirleYo: Más te vale que sea rápido ¿que quieres? -dije tratando de no mirarlo a los ojosHarry: Que me expliques. podía oír su respiración acelerada desde adentro de mi cuarto y no había forma de escapar. llenándome de infinitos placeres. yo estaba retrocediendo lentamente hasta que pasó lo que tenía que pasar. Harry y yo estábamos completamente mudos. El comenzó a acercarse aún más. llenándome de infinitos placeres. hice el intento de reaccionar pero simplemente no lo logré.-pidió dulce desde el otro ladoNos quedamos en silencio.ya quisieras -lo fulminéFue en ese momento cuando el joven me apretó a su cuerpo haciéndome sentir en otro mundo.. Inconscientemente cerré mis ojos y me dejé llevar por un momento. yo ya casi estaba mojada. Harry: ¡Abre la puerta Arianna! -dijo golpeando en tono de ruegoYo: ¿Y qué si no la abro? -dije apoyándome en ellaHarry: Por favor. cedí a ellos y ahora era yo la que estaba acortando distancia. Capítulo Veinte.

Harry: ¿Como quieres que no muera de sed. yo le hacía suaves caricias entre sus rizos y el acariciaba mi espalda de una manera sensual. podía sentir a mi corazón latir como loco.. si tienes la fuente en tu boca y no me dejas beber? -dijo sensualmenteYo: Me traes loca Harry Styles -dije para luego colgarme de su cuello. te insinúas. Yo: Suéltame Harry -traté de jalarme de sus brazos pero me sostenía con firmezaHarry: No -dijo serioYo: ¿Por qué siempre tienes que arruinarlo todo? -le reclaméHarry:Arianna yo no lo arruiné. dejándome atrapada. Harry: ¿Así que quieres seguir jugando? -mordió su labio inferiorYo: ¿De qué juego me estás hablando? -traté de que mi voz sonara como habitualmenteHarry: Sabes muy bien linda. jamás me había sentido así.Arianna tu puedes decirme que no con tu boca. y no se que pretendes. dejándome parada sobre mis puntas de pies. Miré al suelo..pared... haciendo que nuestras lenguas comenzaran a conocerse.la manera en que me dejas rogando de rodillas. mi primer beso. me había dejado completamente muda. porque Harry se encargaba de hacerme sufrir. el me hacía sentir en otro planeta. sus labios eran tan dulces y delicados.-susurró con voz varonilUna parte de mí quería comérselo a besos y la otra parte estaba confundida. yo lo agarré y lo besé aun más fuerte. siempre tenía que pudrirlo todo con sus estúpidas reglas... aun besándonos.. el me elevó un poco. hasta caer sobre la cama. había esperado tanto tiempo por este momento. estaba furiosa. pero no nos mantuvimos ni un minuto así.. haciendo que mi temperatura se elevara instantáneamente. Harry: Arianna -susurró. No pude resistir las ganas de investigar su cavidad bucal. y lo apreté más a mí.. acto seguido me miro fijo a los ojos tan intensamente. Yo: ¿Qué que? ¿Qué querías divertirte un rato y me dijiste todas esas mentiras hermosas para besarme? -grité enojada- .Pará Arianna por favor... me sentía en otro planeta... el me volvía loca. sentía su agitada respiración en mi oreja. pero tu cuerpo y tu mirada gritan otra cosa. acorralada. es solo que.tan perfecto.había tanta química entre nosotros. No me salían las palabras. estábamos desenfrenados. era tan intenso. El beso se fue convirtiendo en una guerra. no sabía que responderle.... nuestras respiraciones se volvieron pesadas.-dijo apretándome contra el. en un momento nos empezamos a mover por la habitación. ¿por qué no solo dejaba que las cosas pasen y ya? Salí de la habitación dejando a Harry aún en la cama sin reaccionar y pegué un portazo.. solo para él... el posó su mano derecha en mi cintura y la otra en la pared. cortó esa mínima distancia que había entre nosotros y lo besé. nos mantuvimos así por un largo rato. comenzamos rozando nuestros labios.Todo esto que haces. no podía creer que esto estaba pasando. Capítulo Veintiuno..ni siquiera en la audición. que pude jurar que me estaba haciendo el amor. me tomó del mentón. recorriendo con el extremo de su lengua una y otra vez la comisura de mis labios. Harry estaba arriba mío.. al principio fue suave.. Despacio mordí su labio inferior y tiré suavemente de el.pero me encanta -respiro con dificultad en mi oído. estaba en shock.la forma en que me miras y me deseas pero luego lo niegas y te apartas. Pensé que no me seguiría pero me sorprendió tomándome por detrás y rodeando con sus brazos mi espalda. -susurró agitadoEnseguida me escape de sus brazos. para luego comenzar a jugar con el cuello de su camisa.

. peleábamos. Yo: ¿Qué haces aquí? -tartamudeé mirando el suelo nerviosaHarry: ¿Podemos hablar? -preguntó acercándose más y más a mi.pero aún así estaba enamorada de él. el tragó saliva y me miró una vez de pies a cabeza deteniéndose unos segundos en mis senosYo: Harry.......-yo abrí los ojos sorprendidaYo: Si fuera verdad no me hubieses pedido que paré -respondí tristeHarry: Escucha.me gustas. -sonrío y tomó mis manos...deja de mirarme así.todo lo que dije lo dije porque es lo que en verdad pienso.. hermosa -suspiró. siempre era así. quería desaparecer de allí o devorármelo a besos y caricias. el momento más feliz de mi vida. y mucho menos ahora... pero desafortunadamente no podía hacer ninguna de las dos cosas. juntos.Arianna por favor. no entendía que demonios nos estaba pasando..-dijo tratando de robarme otro beso pero yo corrí la caraYo: No te creo -lo empujé con los ojos aguados. tratando de sacarme todas esas cosas de la cabeza. sus labios eran una droga... hace unos días había quedado con Amy y Ema...olvídate de todo -dije cabeza gacha- .. reíamos pero terminábamos siempre cerca.. aunque lo esté. una pasión que no podía controlar...Fui muy dura en echarte la culpa a ti por lo que pasó en la habitación -tuve que dejar de hablar porque sino no soportaría mis ganas terribles de comerle la bocaHarry: Fue culpa de los dos -confesó.. tan venenoso.. de seguro ella no se negará! Salí corriendo por las escaleras.. era como un amor imposible.. el era un cretino imbécil... pero se me hacia imposible. como jamás lo había estado de un chico.. /\ Fui a mi habitación a cambiarme y cuando me encontraba de ropa interior el abrió la puerta y entró a la habitación de torso desnudo. ya me hiciste ruborizar -dije con mi corazón saliéndose del pechoHarry: Eres tan.. dejando ver todo mi cuerpo. Vivía con un sentimiento de amor-odio hacia el. provocando que la almohada caiga al suelo..-supliquéHarry: Que terca eres..de verdad no quería detenerme.-dijo con esa mirada llena de deseo con la que muchas veces me observabaYo: Harry no hace falta que me expliques nada. aún eres una niña -no le presté demasiada atenciónYo: Harry. quería apartarme del chico lo más que pueda.¡¿Y sabes qué? Si quieres pasar un buen rato ve y cogete a Caroline.-dije tercaHarry: No puedo dejar de pensar que lo que diga o lo que calle hará la diferencia por el resto de mi vida -despeino sus rizos. En un instante tomé una de las almohadas de la cama y me tapé el cuerpo. Caminé un rato por el enorme jardín. mirándonos y deseándonos..A pesar de que tú lo empezaste..una droga distinta. Era tarde.Sabes que eso no es cierto.Harry: ¡Claro que no! -dijo haciéndome girar para quedar frente a el.Necesito decirte que… Yo: No sigas. Tenía que aceptar que besarlo fue mi más grande satisfacción.. por más de que me sintiera para el demonio no pensaba dejarlas plantadas. y vendrían a casa a ver una película. al menos así Harry me vería reír y creería que no estoy destrozada por el..yo no tuve la fuerza para parar. Yo: Perdóname tú a mi Harry -lo interrumpí arrepentida.Perdóname..te pedí que te detuvieras porque no quería terminar perdido en la tentación de hacerte mía. ya me quedó claro.

Te quise desde el primer momento en que te vi.No sé a quién odio más.no tomes una decisión de la que luego te arrepentirás.... siempre fuiste tú. Dímelo y te prometo que salgo de está habitación y nunca más te vuelvo a molestar -me atravesó con su intensa miradaYo: No puedo -dije con impotenciaHarry: ¿Ves? No puedes porque aún sientes algo por mí -se acercó.. de verdad no creo que..no es cierto..Es que su hermosura es la mayor inspiración que un hombre puede tener -siguió tensopara escribir no lo hice con palabras que salieron de mi mente sino con sentimientos que salieron de mi corazón. pero no puedes quedarte toda tu vida pensando en lo que pudo o no haber sido..te quiero.no te engañes -aparte mí vista al pisoHarry: ¡Arianna! Te quiero.la tengo a ella -apretó mi colaYo: ¡Harry! -chillé incómodaHarry: Perdón.. tomándome del mentónYo: Es todo producto de tu imaginación. Yo: Harry yo.te conquistare.. por necesitarte tanto -sonreí tontaÉl puso sus manos sobre mi cadera.. cuando en el fondo bien sabía que eras tú..... el las secó.nunca la amé a ella y bien lo sabes.perdóname por no habértelo dicho antes. me beso el cabello aspirando una y otra vez mi aroma. las manos del chico iban desesperadas de un lado para otro sobre mi descubierta espalda.Me gustas. y te quise incluso antes de verte por primera vez... para que quiero las estrellas si tengo algo mas brillante -suspiró con deseo.se que no es la mejor manera ni el mejor momento de decírtelo pero es lo que siento Yo: Harry.. no lo estoy -clavó su mirada en mi.. Mírame a los ojos y dime que te soy indiferente. lo siento..-dije con unas gotas cayendo por mis rojas mejillas.porque eres tan dulce niña -besó mi nariz.perdón. mirar dentro de tus ojos es una misión arriesgada.. si a ti por hacer que me enamore.... no sabes lo que sientes -me miró fijamente.. Capítulo Veintidós..o a mí.. que no sientes nada por mi -lo miréYo: Harry. pero nunca desearás alejarte de mí. invitándome a apoyar mi cabeza en su pecho..Para que quiero ver la luna si puedo ver sus ojos.Harry:Arianna... solo te pido que me des la oportunidad de intentarlo Yo: ¿La oportunidad de qué? -pregunté perdida en sus ojosHarry: De amarte tanto y tan bien que nunca.Te garantizo que habrá épocas difíciles y te garantizo que en algún momento uno de los dos o los .¿Qué hay de Caroline? -levanté mi cabezaHarry: Eso. yo solo quedé en silencio... La oportunidad de hacerte la mujer más feliz del mundo -dijo dulceYo: No es tan fácil Harry -continué duraHarry: Lo sé.. Harry: Porque la dulzura es parte de ti..pero yo sé que estás enamorada de mi y poco a poco te haré dar cuenta..Pues.Porque no hay mayor dulzura para mi que besar tus dulces labios Arianna -estaba algo nerviosa. estás algo confundido por lo que pasó entre nosotros -insistíHarry: No.. te dije que me hacías perder en la tentación -respiró nervioso y continuó. [Maratón 1/2] Yo: Pensé que nunca dirías eso Hazza. estaba en las nubes.-dijo dando un pasó atrás para mirarme a los ojos.-abrió sus brazosYo: ¿Cómo dices? -dije anonada.Sé que estás confundida..susurré en un hilo de vozHarry: No digas nada -dijo dulcemente. haciéndome reír... y si no lo estás -sonrió.. Harry: Dímelo..-me dio un beso dulce y corto[¿Me quieres matar o qué Styles? Que ganas de hacérmela difícil] pensé. tapando con uno de sus dedos mis labios.

pero también te garantizo que si no te pido que seas mía me arrepentiré durante el resto de mi vida porque sé.dos querremos dejarlo todo.¿Cuándo le dirás a Jake que terminaron? Yo: Ahora mismo -dije cambiándome de ropa en un abrir y cerrar de ojos. giró y me lanzó un beso volador. para luego ayudarlo a erguirse. en lo más profundo de mi ser que estás hecha para mí -dijo dejándome sin palabras..me tienes loco -suspiró.¡Pero te conquistare! -me señaló con el dedoA esas horas yo ya estaba más derretida que un hielo en el medio del desierto. cueste lo que cueste -susurró en mi oído y beso mi mejilla...tendría que pensarlo -rasqué mi gargantillaHarry: Por favor -suplicóYo: De acuerdo -no pudo ocultar su felicidad y me alzo divertido para luego bajarme.. Yo: Ya veremos si puedes conquistarme -sonreí desafianteA lo cual el frunció el ceño y se acercó a mi oído.¿Acaso quieres ser mi novio para asegurarte de que no siga con Jake? -fruncí el ceñoHarry: Con Jake o con cualquier otro -dijo risueñoYo: No lo se.amaba tanto llamarlo así. ¿puedo probar? -se hincóHarry: Dilo una vez más y no sales de este cuarto con vida -lo fulmino con la miradaZayn: Ya entendí -dijo decepcionado.¡Pero ya cuéntanos! .te veré más tarde Se dio la vuelta y empezó a caminar lentamente.. una ilusión o producto de mi gran imaginación.Acepto ser tu novia. Cuando recuperé la respiración pensé bien que responderle. tomé mi celular y saludé a Harry. [Por favor Harry no hagas eso de nuevo.Arianna por favor...¡4.. -¡Cursi! Harry río y contestó: ¡Ya verás quien termina enamorada de mí! -para luego perderse en las escalerasCapítulo Veintitrés.Adiós Harry: ¿Te irás sin un beso? -dijo tristeYo: Esto de que seas mi novio no significa que te haré todos los gustos..563. ya no era un sueño.. está vez era la realidad.. Harry: Soy el hombre más afortunado del mundo -susurró para luego besarme apasionadamente hasta quedar sin respiración.acepta ser mi novia La sinfonía de sus palabras me dejaron en un estado de shock. lo miraba y aún no lo podía creer.. decía esas cosas que simplemente me llegaban al corazón. Yo: ¡Levántate menso! -reí. tienes que ganártelos -dije divertida y algo coqueta a la vezHarry: Me tienes loco Arianna Skybender. Antes de llegar a las escaleras paró su caminata..Adiós.. ¿cuándo había sido que nos habíamos empezado a querer de esta manera? me pregunté. [Maratón 2/2] Niall: Cuéntanos de una buena vez lo que pasó -dijo comiendo un trozo de pizzaZayn: ¿Besa bien? -preguntó Zayn ansiosoHarry: Del uno al diez -pensó..aléjate de mi boca] Harry: Serás mía. Harry se arrodilló. Es extraño como una persona puede empezar a formar parte de tu vida en tan poco tiempo..768! Zayn: Wow. mi novio.

Ricitos se agrandé un poco. Lamentablemente vinieron a buscar a Amy y Ema y nos quedamos arreglando la sala. al menos eso lo hacía más divertido. Oí que la puerta se abría lentamente y me hice la dormida.. las novias de Liam y Louis... no dejaban de coquetearse ni un segundo. -bajo la cabezaHarry: Después se enojó por que le pedí que se detuviera y bueno..Nos besamos como si fuéramos las dos últimas personas del universo.. el podía negarlo pero yo sabía bien que el también estaba algo asustado....y. la película la habían elegido los chicos y era algo así como de terror ¡horrible! Era un espanto.. ya saben Niall: ¡Harry! Es mi niña.Gracias por todo lo que hiciste por mi. llena de sangre y muertes. eres un gran amigo Hablamos un largo rato y luego me tomé un taxi para volver a la mansión a la noche de películas que aún no empezaba. Hazza y yo nos abrazábamos y bailábamos mientras ordenábamos. salió corriendo hacia su cuarto y la perseguí. unas idolas totales.Harry: Luego de la discusión. Escuché unos pasos que se acercaban a mi cama.el me abrazó durante toda la película haciéndome sentir a salvo.le rogué que abra la puerta y cuando al fin acepto la acorralé -guiño el ojoLiam: ¡Así se hace Harron! -le golpeó el hombroLouis: ¿Y luego? -dijo celosoHarry: Luego -río pícaro recordando el momento.... pero igual se veía sexy con esos calzones negros Kevingston. caímos en la cama pero le tuve que pedir que paré. lo que hizo que Mr. y ni mencionemos besarlo.se puso histérica como siempre -río con cara de idiota. Le había mencionado que acababa de terminar mi supuesta relación con Jake. /\ Cuando Amy y Ema llegaron a la casa ya teníamos todo listo. ellas son geniales.sino.-lo rezongóHarry: ¡ES MIA! -dijo celosoNiall: Bueno..Le dije una de las poesías hermosas que se me ocurren cuando está cerca y la dejé muda Liam: ¿Eso quiere decir que ya está? -preguntó contentoHarry: No Liam. era todo un tierno. me mantuve con los ojos cerrados y pude oler aquel perfume que tanto me volvía loca. debes en cuando me apretaba con sus manos para recordarme que el estaba allí para mí..pero es mi mejor amiga -aclaróHarry: ¿Sigo o seguirás interrumpiendo? -preguntó algo enojadoNiall: Disculpa sigue.ya se me estaba convirtiendo en una dulce obsesión... Comimos palomitas de maíz y nos quedamos jugando cartas hasta muy tarde.esto es solo el comienzo -sonrío victorioso/\ ¿Entonces dices que ya lo tienes bebiendo de la palma de tu mano? -preguntó incrédulo JakeYo: Así es -lo abrasé.. .... pero eso no impidió en lo más mínimo a que yo pasase un rato genial y romántico con Harry. /\ Me encontraba dando vueltas en mi cama de un lado a otro pensando en todo lo que Harry me había dicho y lo que sentí en ese beso. Amy y Niall estuvieron haciéndose mimitos durante toda la noche y ni hablar de Ema y Zayn. También vinieron Danielle y Eleanor.

Capítulo Veinticuatro. Harry se acostó a mi lado rodeándome con el brazo y susurrándome al oído. Harry: Como el sol que hace brillar tu pelo, como la luz que alumbra tu cara, como el aroma a tierra mojada, mientras duermes posada en tu almohada...te amare mientras tu me lo permitas Fingí seguir dormida y dejé que el me haga compañía toda la noche, total el no sabría que me encontraba despierta. Al despertar, me dí cuenta de que Hazza seguía allí, abrazándome con una pierna encima de mi cuerpo, yo me encontraba apoyada en su hombro. Al instante el muchacho despertó, beso mi mejilla y me dijo dulcemente: Tu amor es único, tan bello y distinto -sonreí y lo miré- Me interno en el...como en un hermoso laberinto, me encanta despertar a tu lado y verte despeinada -fruncí el ceño- Te ves tan hermosa con esa primera y dulce mirada -me dio un beso en la comisura de los labiosYo: Harry... ¿enserio estoy tan despeinada? -dije apenadaHarry: Ya lo dije... me encanta despertar a tu lado y verte despeinada -dijo riendo por la pregunta que le hiceYo: A ti quien te entiende Styles... -dije suspirando- ¿Qué hacías durmiendo conmigo? -me senté y crucé los brazosHarry: Es que no pude soñar con los angelitos... entonces vine a dormir con uno -dijo dulce[Me encanta cuando te pones romanticon Harron] me dije a mi misma. Yo: A veces eres tan cursi -dije tirándole un almohadónHarry: Toda la cursilería esta justificada cuando uno ama realmente... -me miro con cara de idiotaYo: ¡Basta! -le pegué de nuevo con la almohada y solté una carcajada por el chico despeinadoMe estoy ruborizando Harry: Me fascina cuando te pones nerviosa -ríoYo: Vamos a desayunar, me estás empalagando con tus palabritas...-dije saliendo del cuarto, el me siguióJuntos nos dirigimos a desayunar en la cocina. /\ Sonó muy fuerte el timbre, esperé que Louis bajara a abrir pero seguían tocando y no pretendía aguantar ni un minuto más ese molesto sonido. Yo: Hola... -bufé, pero hice mi esfuerzo para no parecer celosaXxx: ¿Está Harry? -dijo ignorándome por completo y entró sin permisoYo: Claro, pasa...-dije chistosa, por suerte ella no escuchoXxx: ¿Lo llamarás o no? -preguntó fastidiada y río falsamente, ya me estaba empezando a enojarYo: Ya le digo...-la fulminé con la mirada, y me perdí por las escaleras, cuando estaba frente a la puerta de su habitación, tome aire y entre sin tocar. El abrió la puerta e intento besarme, pero le corrí el rostro- Te buscan -dije secaHarry: ¿Ahora que te pasa? -preguntó siguiéndome paso a paso por los escalonesXxx: ¡Harry! -dijo ella saltando casi desesperadamente del sillón y se abalanzó sobre el chico, el cual miraba sorprendido por la presencia de ellaHarry: ¿Caroline...qué haces aquí? -tartamudeoCaroline: Vine a cenar...¡te extrañe! -lo besó, yo solo mire con desprecio al chico, mientras el hacía gestos tratándome de explicar, pero no estaba de humor para aguantar sus excusas- ¿Quién

es ella amor? ¿La cocinera o la mucama? -me observó con asco, como si fuera la cosa más espantosa del mundo enteroYo: ¡A no! -dije acercándome a ella aceleradamente, estaba lista para decirle un montón de ‘cositas’ que al parecer aún no tenía muy claras, ¿la vieja se creía que por ser una empleada debería tratarme así?, el brazo izquierdo de Harry detuvo mi pasoHarry: Es la nueva integrante de la banda -dijo aún amarrándomeCaroline: Oh...-me miró de pies a cabeza- Ya veo -se burló, pero opté por ignorarlaLos demás chicos bajaron y cenamos con la egocéntrica, superficial, mal educada y un millón de cosas más, la noviecita de Harry. /\ No la aguantaba más, se había pasado toda la noche hablando de sus nuevos tacos importados de no sé donde y de las marcas que llevaba puestas. Encima no dejaba de soltar a MI Harry ni un segundo, no entendía, el chico me había dado a entender que terminaría con ella y andaban tan pegaditos, no era más que un mentiroso, igual que casi todos los hombres. No era la única que no la soportaba, el moreno la odiaba con todo su ser, tanto que hacía ya medio siglo que había subido a su habitación, sin siquiera despedirse. Caroline: Oye... ¿Si eres tan famosa por qué diablos llevas esa ropa tan horrenda? -respiré profundo, pero ya no más, no seguiría faltándome el respeto de esa manera, nadie, pero nadie se mete con Arianna SkybenderYo: ¿Sabes que? Me tienes harta, no te banco más -dije, pero no subí el tono de mi voz, quería parecer madura- Has estado toda la maldita noche diciendo cosas que a nadie le interesan, no puedes abandonar tu ego y dejar de hablar de ti ni un segundo -camine hacia ella- Y como si fuese poco... ¿tengo que oír tu opinión sobre lo que llevo puesto? -solté una carcajada irónica- Te crees mejor por tener dinero y aún no te has dado cuenta de que eso no te hace valer más, lo que importa no es lo que eres...sino quien eres -recuperé el aire que había perdido por hablar tan rápido- Y tu eres una inbancable superficial, deberías aprender a respetar un poco y aceptar que lo que te hace mejor persona es lo que tienes dentro -la fulminé- No vale ni la pena seguir discutiendo con alguien como tú ¿Para qué? si luego de esto seguirás con tu patética vida, en cuanto a ti Harry -lo miré con la cara más furiosa que teníaPensé que elegías mejor a tus parejas, pero veo que solo las evalúas por como son en la cama, disculpen pero yo me largo -enfaticé las últimas palabrasSalí con todo mi orgullo del living, y pude ver como Caroline me miraba incrédula desde la sala. Caroline: Que vulgar por dios, ahora entiendo como la confundí con la empleada -dijo retocándose el maquillajeHarry: ¿¡Puedes dejar de hacer eso!? -no pudo evitar gritarCaroline: ¿De qué hablas bebe? -intentó besar su cuello pero este ni corte le dioHarry: ¡De que Arianna tiene razón, no eres más que una superficial! -hizo un gesto con sus manosCaroline: ¿Te estás poniendo del lado de esa... Harry: Ojito con como le dices a Arianna -dijo estirándose el ojo con el dedo- Tengo una genial idea Flack -abrió la puerta principal bruscamenteCaroline: Ojito tú con lo que vayas a hacer, mira que después no pienso volver -enarcó una cejaHarry: No me arrepentiré de nada. Quizás ella no use la ropa que tu usas, pero es la mujer más perfecta que conocí en mi vida -dijo recordando el rostro de la castañaCaroline: Tiene que ser una broma -dijo con asco-

Harry: No Caroline, no es una broma -negó reiteradamente con su cabeza- Estoy completamente enamorado de ella y no sé como me fijé en alguien como tu Caroline: ¡¿Estás terminando conmigo Harry Styles?! -pataleó alteradísimaHarry: ¿En qué idioma quieres que te lo diga? -colocó su cabeza entre sus brazos- ¡SAL DE MI CASA -deletreó cada letraCaroline: Está bien Styles....¡pero está me la pagarás muy caro! -golpeó la puertaHarry: ‘Pero estás me las pagarás muy caro’ -dijo imitando su voz y se recargó en el sillón, cayendo en el sueño. Capítulo Veinticinco. A la mañana siguiente; Estaba leyendo una revista acostada sobre el sillón. Zayn y Harry miraban de lejos, no lograba escuchar nada pero podía ver como me observaban. Hubiera querido ser invisible para acercarme y averiguar que estaban diciendo sobre mí. Tomé otro sorbo de chocolate caliente y continué con la cabeza en la página. Harry: ¿Sabes donde durmió anoche? -preguntó sin apartarle la vista a la muchachaZayn: Sí...dormimos juntos -dijo deseando que el chico de rizos no comience a interrogarloHarry: ¿Qué hicieron? -respiró hondoZayn: Luego de lo de Caroline se fue algo mal y por apurada, ya la conoces, entró a mi habitación por equivocación, y al verla así le pedí que me contara. Hablamos durante un largo par de horas, hasta que nos quedamos dormidos -le explicó detalladamenteHarry: ¿Y que te dijo? -preguntó entre ansioso y apenadoZayn: Que se sentía algo defraudada... -dijo apagadoHarry: ¿Defraudada? -preguntó sin entenderZayn: ¡Harry! no es tan difícil de entender...te le declaraste y luego pasaron todas esas cosas geniales entre ustedes, ella terminó con su novio y se jugó todo por ti, ¿Y tú que hiciste? invitaste a cenar a tu novia -dijo obvioHarry: ¡Yo no la invité! -exclamó enojado- Ella se invitó sola, y además -dijo pensativo- Arianna aún no se entera de que Caroline y yo... -se frenó para perderse en una laguna de pensamientosZayn: ¿Caroline y tu qué? -preguntó levantando el rostro hacia los ojos verde esmeralda de su amigoHarry: Terminamos -sonrío victoriosoZayn: ¿Cómo? -abrió los ojos, dejando ver una hermosa sutil sonrisa que se asomaba por sus mejillasHarry: Arianna me hizo reflexionar con sus palabras y me dí cuenta de que tiene toda la razón y Bla, Bla, Bla -dijo algo incómodo por que su orgullo no le permitía seguir- Nunca la quise...solo es una loca chillona que busca llamar la atención de cualquier manera, es tan superficial y fui un tonto al no darme cuenta antes -dijo con sinceridad- Discutimos y le dije todo, se pasó de la línea diciéndole esas cosas a Arianna. Todo terminó con ella -soltó una risitaZayn: ¡Ve y cuéntale! -golpeó sonriente al joven mirando a AriannaHarry: ¿Crees que deba? -preguntó dudosoZayn: Claro tonto -concluyóHarry: No lo sé... sabes lo brava que es cuando se enoja -insistió el chicoZayn: Te escuchará, la chica está muerta por ti, créeme

recordando lo mucho que lo extrañabaLiam: Pronto los verás bebe -me tomó de los hombros- . vas a ignorarme -golpeó con los puños su rodilla. pero luego explotamos a carcajadas.ayer -dijo tiernamente nervioso. mi abuelo tiene uno y siempre solía ir -dije algo apagada. el muchacho suspiró avergonzadoHarry: Tal vez -ella alzó el ceño. Simon nos dio la idea y obviamente no íbamos a negarnos -dijo obvioYo: Me encantan los campos.. Harry: Perfecto.. hiciste bien en defenderte y mostrarle a la loca como son las cosas -sonrío enredando su dedo en un mechón de pelo de AriannaArianna: ¿Amor. al principio no dijimos nada. Se veía tan sexy mordiéndose el labio inferior... ellos entendieron y se unieron a las risasYo: ¿Dónde queda tu campo Lou? -cambié de temaLouis: A dos horas de aquí. era típico: sí el bailaba de esa manera. tu aceptaste ser mi novia.Bueno.. unos pantalones espantosos y una camisa por dentro de ellos.. no debería? -levantó una ceja.ella. me llamaste 'amor'? -preguntó creyendo que todo era un espejismoHarry: ¿Qué. para luego volver a lo que estaba haciendo. aún más tentadores. Cuando llegó. bueno.......-se hizo el distraídoArianna: ¿De verdad? -dijo acercándose al chico y deseando que fuera ciertoHarry: Si preciosa.ahora soy solo tuyo -la miró pervertidoArianna: ¡Harry! -colocó su pelo por detrás de la oreja y golpeó suavemente al chicoLouis salió de su habitación bailando contento como todo un anormal. Niall: ¿Cuál es la gracia? -preguntó sin entenderLouis: No es necesario que usen eso chicos -dijo divertido.entiendo.. no me daba cuenta pero cada vez más esos chicos se iban convirtiendo en mi familia.yo... Harry: Hola. se tumbó junto a ella..Me imaginé que ahora cómo deje a Caroline.. dejándolos brillantes. mientras se hallaba perdida en el contenido de esa revista. Yo: Cuéntanos las nuevas -salté del sillónLouis: ¡Mañana iremos a mi campo! -me levantó sobre sus brazosCapítulo Veintiséis.que. sí lo aceptó. ella se mantuvo indiferente.. quería decir que habían buenas noticias. Yo: Cuéntanos las nuevas -salté del sillónLouis: ¡Mañana iremos a mi campo! -me levantó sobre sus brazosHarry: ¡Suelta a mi chica Tomlinson! -gruñoLouis iba a contestarle pero se olvidó por completo al ver como Niall y Liam aparecían por el pasillo vestidos de una forma extraña. es que me tenía cansada y sabes que tengo un carácter de porquería -levantó su miradaHarry: Amor. tenían botas y sombreros de gaucho. haciendo reír a la chicaArianna: ¿Te pongo nervioso? -lo miró dulce con esa misma sonrisa. Fue gracioso.. quería.a veces llegas a ponerme muy nervioso -acomodó su cuerpo para quedar frente a ellaArianna: Siento haberle dicho eso a tu novia anoche.-tartamudeóLa chica levantó su mirada de la hoja y lo miró fría durante un segundo. La muchacha amaba verlo así de feliz.Yo.tenía. nos quedamos todos callados...Harry: Está bien -tomó aire de manera exagerada y miró a la chica.no..

levanté la mirada y me topé con su bello rostro meramente inmaculado. El tenía algo. estamos aquí esperándote! -me saludó la novia de Liam- . Su piel llana y pálida hacía lucir oscuros sus ojos. quería divertirme así que me largué a correr. logrando mi objetivo. ahora iba directo a mi cuello. el muchacho ya se encontraba envolviéndome con sus brazos y apretándome junto a su torso. pero ninguna se me ocurría. Sus labios rellenos y rosados se estiraron y formaron una bonita sonrisa curiosa. y las pestañas se expandían con firmeza hacía arriba. Fui muy veloz y logré escapar del baño para seguir corriendo por el pasillo. ahora que lo recordaba. y eso ya se hacía notar. pero esta vez no fue por gracia.Yo: Sí. el muchacho mantenía sus ojos entrecerrados y como siempre. pero justo antes del contacto. empezó lento. yo le insistía para que me entregue su lengua. cuando sentí que sus brazos me alzaban. traté de evitarlo pero no pude y solté un leve gemido. Me duché rápido y escuché a Zayn gritarme desde abajo.solo besarte -dijo sensualmente estando a 4 escasos centímetros de mis labiosComenzó a acortar más y más distancia. La tarde había llegado y el sol se había ocultado ya cuando Harry abandonó mi habitación. Reí. rodeando con su lengua cada parte de mis labios. Harry apretó mis nalgas. volteé y venía Harry tratando de alcanzarme. era el primer día del invierno. Ya algo frustrada. Se digno de una vez por todas a dirigirse a mi boca.Iré a preparar mis cosas -alejándomeMientras me dirigía a mi cuarto. De un segundo al otro. Tenía mil formas de escapar de sus brazos. Había sido increíble haber pasado todo un día con el cuando no estaba en mis planes. Detuvimos el beso para respirar. fue la mano loca! -hizo un gesto con sus manosMe ruboricé un poco y lo invité a entrar al cuarto. usando mi orgullo... sino por nervios. algo distinto. Era un día frío. hasta que llegamos al baño. Fui caminando hacía mi alcoba y al abrir la puerta. Pero ahora el tema de conversación era el viaje al famoso campo de Louis. me escabullí por debajo de su cuerpo y le robé las llaves. de nuestras familias. solo faltas tu! -dijo apuradoYo: ¡Ya voy. el contacto de su carnosa boca en mi garganta hizo que me erizara. como un poder para dejarme sin el habla o adivinarme los pensamientos a veces. lo tomé bruscamente del cuello y lo apreté más hacía mi. lo sé -dije más animada. Le dedique una ceñía con mi dedo. ya voy! ¿Invitaste a las chicas? -grité desde mi habitaciónDanielle: ¡Sí. Cerró con llave la puerta y me miró sensualmente. nunca nos cansábamos de hablar de nosotros. Zayn: ¡Arianna ya estamos todos listos. solo estaba concentrada en la perfecta manera en la que los labios del chico recorrían mi cuello. invitándolo a probar mis labios de nuevo. de nuestras amistades y todo eso. que nuestros miembros carnosos tengan una guerra allí dentro. Se sentó sobre la cama y nos quedamos hablando. me persiguió por toda las habitaciones. Harry: No quiero apresarte. /\ Me desperté por la luz que entraba desde la ventana. Planeamos lo que sería el día de mañana y estar a su lado lo encontraba cada vez más cómodo y magnífico. me estaba volviendo loca haciendo eso. solo que esta vez me sostenía mucho más fuerte. me escapé de su alcance. pero parecía que el quería hacerme sufrir. dejándome acorralada contra la pared. Yo: ¡Harry! -chillé fingiendo enfadoHarry: ¡Yo no hice nada. haciéndome sentir cosas que no se explican con palabras. creí escuchar unos pasos detrás de mi. Estaba por abrir la puerta de mi habitación.

Me esperaban dentro del viejo auto de Louis No había casi espacio. tomé mi chaqueta junto a mi bolso y cerré la casa. sobre todo porque iríamos todos. mis dos mejores amigas.Todo apuntaba a que este iba a ser un día increíble en el campo de Louis. pero al parecer los otros chicos lo escucharonAmy: A pero parece que viene enserio la cosa -dijo con entusiasmoHarry: Vamos como desconocidos que se conocen muy bien -sonrió triunfante- . Noté como se ruborizó y apartó la vista de la ventanilla para mirarme a los ojos. así que opté por recostarme sobre las piernas de mi novio. las novias de Liam y Louis. Harry: Esta clase de amor convierte a un hombre en esclavo -me susurró. Al bajar ya no estaban en la sala. y los demás chicos.

aunque habían quemado todas las hamburguesas. Todo era de madera.... en el medio se encontraba una alfombra extensa y visiblemente cómoda. Cuando entré de verdad me lleve una grata sorpresa. El pasto era perfectamente verde. pero lo transformaste -me dijo serio. todas nos abrazamosDanielle: Chicas mejor bajemos.Arianna. solo que no encontraba a quien demostrárselo -dije.. y una corriente de viento entraba por el espacio entre la ventanilla y el techo.nuestros hombres ya nos deben estar extrañando -dijo de forma distraída. Estábamos llegando y observé por la ventanilla. Harry: ¿Te gusta? -preguntó tomando mi cinturaYo: Es preciosa. Cuando bajamos pude escuchar crujir las hojas paso a paso.. al principio no lo logró. en frente a una estufa que ya Amy y Niall se encargaban de encender. ¿podrías hacerlo tu? -dijo haciendo pucheroYo: Claro -me coloqué el delantal.Juégatela y verás que todo sale bien Ema: Gracias chicas -dijo invitándonos a un abrazo grupal. Ema: ¡Son un completo desastre! -les dijo en una carcajadaZayn: Tienes razón -asintió chistoso.¿Creen que le guste? Eleanor: Si no le gustaras explícame porque por poco se le cae la baba cuando te mira.Zayn: Arianna definitivamente no se que le hiciste a mi amigo. tan acogedora y familiar. yo solo sonreí y me dispuse a recorrer la casona/\ Más tarde en la habitación.. Louis sacó las viejas llaves de su bolsillo e hizo el intento de abrir. las demás reímosEnseguida bajamos y los chicos estaban realizando el intento de cocinar. a lo lejos se veía una hermosa cabaña. para luego apoyarme en el hombro de Hazza y dormir todo el caminoCapítulo Veintisiete. tu eres buena con recetas y todo eso. perfecta para qué? -pregunté con el ceño fruncidoAmy: Solo pensaba..Los que están a puras miraditas sexuales son tu y Niall -asentí con mi cabezaAmy: ¡Arianna! -dijo avergonzadaEma: ¿Han visto lo guapo que está Zayn? -sonrió levementeDanielle: ¿Te gusta? -preguntó anonadaEma: ¿Bromeas? ¡Me fascina! -río tonta. -pegué un fuerte suspiroHarry: Como tú -besó mi mejilla.Hazza y tú han estado MUY pegaditos estos días -cambio el tono de su voz y lo hizo sonar pervertidoYo: ¡Mira quien habló! -dije cruzándome de brazos divertida.Vallan a preparar la mesa que terminó en 20 minutos -dije ya buscando los ingredientes- . aguantando la risaYo: No es cierto.. y el olor inundaba mi nariz de una manera exquisita. -dijo obviaEma: ¿Lo dices enserio? -insistió con ternuraYo: ¡Claro que habla enserio! -tomé sus manos. todo era mágico.. era preciosa. Amy: Es perfecta -dijo guiñándome el ojoYo: ¿Qué quieres decir.. pero luego Eleanor lo ayudó y el le dio un tierno beso. siempre tuvo su lado tierno. el cielo algo nublado debido a la época del año.

quemándonos con solo mirarnos.. fue simplemente porque amábamos tenernos cerca. y con esas palabras me hizo explotar a ganas de besarlo. pude ver como Harry tragó saliva[Quisiera ir con ella.. /\ Al terminar mi baño bajé con la toalla enredada en mi cuerpo a preguntarle a Danielle si me prestaría ropa. luego tocábamos nuestro propio recital con las ornallas y cucharas. Harry y yo. y le tiré un delantal por la cabeza.. tener que convivir con 5 chicos hacía que muchas cosas se volvieran normales. con excepción de Niall. los dos bien sabíamos que se habían ido para dejarnos solos. Yo: Tú ganas -dije. El chico y yo nos ensuciamos con harina mutuamente y reímos. el sonrió complacido/\ Nos mantuvimos allí más de lo necesario. ahora el era el único en la sala. Capítulo Veintiocho. pero ya era normal. ¡Gracias!] pensó Harry mientras tenía una discusión con sí mismo. si sigues mirando así sus piernas terminarás causando un accidente] se dijo.m..toda la noche. Hubiera querido tener telepatía para saber qué es lo que él estaba pensando ó si estaba metido en el mismo problema que yo. necesitaba solo un buzo y pantalón porque ya llevaba conjunto interior. Harry: ¿Donde están Ema y Zayn? Liam: Salieron a hablar tranquilos -concluyó pícaroYo: Me imagino. hasta bailamos Rock & Roll como dos pataduras.-dije parándome de la silla. Lo observé y apenas notó mi presencia pude jurar que me estaba comiendo pedazo por pedazo con esa mirada. Llevamos la pasta a la mesa bien preparada por los demás chicos..Harry: Sí vallan. Yo: ¿Y los demás? -musité. Yo: Me voy a bañar. sus labios se veían tan tentadores a la luz de la chimeneaNos quedamos observando muchos segundos. por que yo no lograba pensar. ¡Quiero tus labios Harry!] pensé.. Danielle. -insinúe algoEleanor: ¡Está deliciosa su pasta chicos! -dijo lamiéndose los dedosHarry: Lo sé.... nosotros cocinamos -dijo distraídoYo: ¿Nosotros? -enarqué una ceja coquetaHarry: Cuatro manos trabajan mejor que dos -dijo a escasos centímetros de mí[No quiero que me des ninguna de tus manos. estaban algo borrachos. ... tímida y con la voz apenas audibleHarry: Fueron a caminar y mirar las estrellas -respondió sin dejar de mirarmeYo: ¿Cuando volverán? -pregunté inquietaHarry: Probablemente tarde -dijo. ya eran las 2:15 a.] [¡Lo sabía!] [¿Otra vez tú?] [¿Qué pasa? ¿Te excitaste de solo imaginar a tu Arianna refregarse jabón por todo el cuerpo?] [¡No! Pero ahora sí.. [Basta Harry. Como acostumbraba.. el destino siempre hacia que algo pasara para que el y yo termináramos solos. Arianna y yo funcionaríamos bien como marido y mujer -me observó con una mirada que probablemente haya inventado para derretir el corazón de cualquier mujerYo: Gracias Eleanor -dije atorada por el comentario del chicoCasi todos..

.. pero no podía razonar..esto esta mal. lamentando haber preguntado esoHarry: Le hubiera encantado conocerte -me susurró al oídoYo: Y a mí me hubiese encantado conocerlo… -sonreíHarry: ¿Y qué hay de tus padres. alzó sus piernas y lo rodeó por las caderas. Introdujo sus manos por debajo de la playera del muchacho y así pudo tocar su suave y tibia piel..Te amo con gran locura y con amor desmedido por siempre yo te amaré – finalizo para partirle la boca de un besoLa chimenea le daba un ambiente romántico al momento.. rítmico pero acelerado. podía sentir su cálida respiración acelerada. y cuando quise acordar ya nos encontrábamos en una guerra apasionada entre mi boca y la de elGruñó levemente ante el desenfreno de nuestros cuerpos. Arianna se acomodó mejor contra el. Harry: Deseo tanto tocarte. trataba de contenerse pero sentía la necesidad de seguir. el muchacho estaba demasiado excitado. La castaña podía oír perfectamente el latido de su corazón estallar dentro de sus oídos.. lo hacia con parsimonia.Yo: ¿Ya habías venido? -pregunté sentándome donde el chicoHarry: Si.para.pero sé que siempre están para apoyarme -el muchacho me tenía totalmente hechizada. un hombre con todos sus privilegios y desventajas. con los padres de los chicos y bueno. tranquilo y rápido a la vez. dejándolo sin control alguno....lo lamentó mucho -dije abrazando al joven. mientras ella saboreaba su garganta.. Harry miraba para arriba. pero lo que lo hacía mágico era que lo hacía porque en verdad se amaban con locura. quiero acariciarte al alba darte mimos y besarte –ella sonrió complacida. ¿puedo preguntarte algo? -le dije dudosaHarry: Lo que quieras -puso una voz tan sexy que creí que me mojaría.. tembló al sentir como la extremidad de Arianna lo acariciaba de nuevo. y a la vez tan poderoso. necesitaba más de el.. La joven pudo sentir la entrepierna hinchada del chico cerca de su cadera y volvió a gemir. La situación los incitó a pararse y el la acorraló contra la pared.hasta que vuelva a anochecer – se sentían en el cielo... seguía con esas ganas salvajes de sentir sus labiosYo: ¿Tú me quieres? -pregunté dulceHarry: Como nunca quise a una mujer -suspiróYo: También te quiero Hazza -dije.. Por más de que intentara detenerse. se sentía tan vulnerable. quería más. Lo apretó de nuevo junto a ella. no lograba .. Harry: Arianna. permitiéndole acomodarme entre ellas.no los extrañas? -dijo ya más animadoYo: Mucho.. Harry remojó su boca una y otra vez. no podía evitarlo. Yo: Harry..Harry. Arianna soltó un gemido. siempre solíamos venir una vez al mes. cosa que lo hacía desesperar. sentir tu cálida piel rozándome las mejillas –respiró defectuosoSentir tus besos dulces…con esa suave ternura –mordió su labio..el mío -dijo algo apagadoYo: ¿Por qué lo dices así? -levanté la miradaHarry: El ya no está Arianna.. por favor. ya que la pierna de la castaña lo rozaba de tal manera que lo hacia sentir un hombre verdadero..Al diablo! -comenzó a besarle todo el cuerpo.y con su sabor a miel.. al instante la levantó con sus fuertes brazos haciéndola aterrizar en la alfombra.tienes 15. y cuando me acomodé en la silla la toalla calló al piso. para esta vez comenzó a bajar desde su boca hasta llegar a su cuello.

¿Alguna vez te lo dije? Harry: Haber. simplemente que dijera algo. porque esa mentira era insostenible. [Ojala pudiera detener el tiempo y hacer que está noche nunca termine][He soñado tantas noches despierto. –alargué. déjame pensar… engreído. para quedar sobre Arianna y quitarle la última prenda. Harry: Arianna.. se veía tan linda. Amaneció de una manera extraña. su chica. hace menos de dos minutos dijiste que me amabas –dijo rompiendo el silencioAhora déjame decirte cuanto yo te amo a ti –sonrióYo: ¿No estás enojado? –lo interrumpí sorprendidaHarry: No tendría porque estarlo –me tomó del mentón. este la observó como si fuese una obra de arte y en un instante comenzó a besarle suavemente el pecho. Ya no podían seguir haciéndose los idiotas y fingir que solo eran amigos. haciéndola gemir más fuerte. quizás se riera.. por eso te esperaré el tiempo que sea necesario… -besó tiernamente mi narizYo: Eres el mejor. la luz tenía el matiz gris verdoso de un día tormentoso en la pradera. Hasta que así abrazados caímos en un profundo sueño. pero este se acostó a un lado de mí. yo soy virgen –dijo. nunca me dijiste que era el mejor –dijo chistosoComencé con una mano a acariciarle su cabello y con la otra su espalda. poniendo su cabeza a mi altura. Solo se lograban oír nuestras aceleradas respiraciones.Y si no te molesta me gustaría ser ese ‘elegido’.. egocéntrico. Arianna: Lo siento Harry… no podemos –tartamudeóHarry: ¿No podemos que? –estaban igual de agitados. en el momento donde se hallaba luchando con el corpiño de Arianna que no se quería desabrochar. El. que ya estaba desnudo.No. Capítulo Veintinueve. Harry despertó descubierto. Levantó la mirada y la observó. llenándola de sensaciones. y los nervios la comían por dentroEspere que me respondiera algo. aguardaría hasta que ella esté lista..conectar los pensamientos. con dormir a su lado. . haciéndola gemir aún más.¿O sí? –preguntó sonrienteYo: Bueno… yo. la miró intensamenteArianna: Yo. con su pierna sobre la bonita chica. estaba dispuesto a esperar una eternidad para hacerle el amor. es que creo que cualquier hombre… -contesté dudosaHarry: No cualquiera -me miro enternecido. comenzó a jugar con el borde de su bombacha. Un incomodo silencio invadió la habitación. Arianna: ¿Quieres que lo haga por ti? -sonrió agitadaUna vez que se deshizo de su prenda.Me parece muy hermoso que quieras esperar al elegido –lo miré asombrada.con hacerle el amor] pensó el muchacho. insensible –contó con sus dedos. Comenzó a besar su pecho de una manera increíble. exactamente en la posición con la que recordaba haber dormido. Arianna: Te amo Harry –dijo despacioHarry: Repítelo –pidió agitadoArianna: Te amo –susurró y el chico sonrió satisfechoDe manera veloz Harry se deslizo otra vez. Y la lluvia parecía haberse convertido en niebla.

Yo: Harry no es necesario esconderme –me detuve. Lo nuestro era amor puro. con una belleza inhumana.. una sonrisa demasiado bonita como para desgastarla. -pensó. era fascinante el placer que ese chico me había hecho pasar hace no más de cinco horas. luego bajé la vista y recorrí su cuerpo con ella. pero el amor todo lo puede –se acercó y devolviéndome la sonrisa. Se veía flamante como ayer. de una manera u otra.. brazos fuertes y fornidos. posó sus labios en los míosEn ese instante golpearon la puerta y los dos nos sobresaltamos. Comenzamos a vestirnos torpemente.Espera Arianna -dijo alcanzándome velozmente y sujetándome con sus compactas manosYo: ¿Qué pasa? -pregunté nerviosa- . pero él quería regalármela solo a míMe quede unos segundos en silencio.Harry: Buenos días –sonrió. aquí estamos. hace tres meses ni siquiera imaginaba poder conocerte y míranos.¡Sube al techo! –exclamó preocupadoEn el momento en que estaba dispuesta a obedecer la orden del chico. y nosotros lo sabíamos. Louis: ¡Llegamos! -se anunció desde afueraEma: ¡Ábrannos! -gritó tiritando a causa del fríoEl muchacho y yo nos miramos alarmados. Yo: Estoy cansada -me quejéHarry: No pareció preocuparte ayer –esbozó una sonrisa suave y encantadoraYo: Que bobo eres –reí de forma burlonaHarry: Que linda eres –hizo una muecaYo: Harry. me percaté de que no hacia falta armar tanto revuelo cuando era posible hacerlo mucho más simple. -susurré mirando al chico que quitó su dulce mirada de mis senos para verme a los ojosHarry: Dime hermosa -tomó mi cintura desnudaYo: Lo que pasó fue una locura –musitéHarry: ¿No te gustó? -preguntó enarcando una cejaYo: Fue increíble. o tal vez lo era. juntando la ropa que estaba desparramada por toda la sala. A mi mente venían infinitas imágenes de ese momento. juntos.. era desesperación por morderme –intenté contener la risaCorrimos de aquí para allá ordenando todo casi a la velocidad de la luz. facciones devastadoras. Harry: ¡Escóndete en el closet! -dijo exaltado señalando un viejo armario lleno de telarañasYo: Ni muerta me meto ahí -retruqué con cara de ascoHarry: Pues. pero parecía que todo el universo había conspirado para que. aunque muchas veces peleamos no logramos evitar la fuerza sobrenatural que está dispuesta a hacer todo para mantenernos unidos –casi sonreíHarry: Lo sé. No era muy difícil darse cuenta. consecuencia de un mordisco del chicoYo: Más que por desvestirme. -suspiré.Voy a la habitación y tú diles que estoy durmiendo -guiñé el ojo derechoHarry: Está bien -asintió. teníamos que actuar rápido si no queríamos que todos se enterasen de lo que había ocurrido a la madrugada. especial.. llegara a el. Un amor como pocos.Es solo que nunca me había detenido a pensar. intenso... como si fuera creado por un artista antiguo. Harry: ¿Se nota mi desesperación por desvestirte no? -dijo tomando mi ropa interior rota. y la maravillosa forma en que me había entendido. contemplando su rostro.

Al terminar le dimos un último vistazo a la cabaña. obviamente. Niall comía cada galleta que encontraba. Los únicos que estaban solteros eran Amy y Niall. por un momento Harry creyó que todos sabían lo que había pasado pero luego se dio cuenta de que no.Pero también tengo miedo de salir de esta cabaña y no volver a sentir en toda mi vida lo que siento estando contigo – entrelazó sus manos por detrás de mi espalda. dejándolo abrazando a la almohada. a recrear una guerrilla de nieve como las de las películas viejas. pero encontramos una choza con rocas y dormimos allí –admitióEleanor: ¿Y Arianna? –preguntóYo: Hola. Zayn y Ema no dejaban de besarse. era muy obvio que en poco tiempo ya no lo serían.Nos perdimos en la oscuridad. las chicas también se quedaron en la mansión. como si le habría dado la vuelta al mundo. Amy: ¿Como pasaron? -preguntó ansiosa. comenzamos. Ema me miro sonriendo satisfecha y se acercó a mí. se habían hecho novios ayer.Harry: Tengo miedo de muchas cosas –me habló con claridad al oído. eso lo hacía más intenso y entretenido. Fue simplemente estupendo. sobre todo Harry y yo. nos encontramos completamente rodeados de copos de nieve que caían cada vez más rápido. y era agobiante el tan solo sentir el choque de cada bola con mi ropa. Luego subimos al hermoso viejo auto de Lou y viajamos entre las neblinas que se hacían presentes en las angostas calles del establecimiento.Prométeme que cuando regresemos a Londres todo seguirá siendo igual Yo: Prometido –le robé un besoSubí a paso rápido al cuarto. se veía a mil kilómetros de distancia que estaban muy enamorados. pero conociendo como reinaban las cosas. Pero sorpresivamente al poner tan solo un pie fuera de la casona. juntamos todos los colchones y dormimos en el suelo del living hasta el anochecer. ya que jamás habíamos visto algo así. todas las ventanas y cortinas estaban cerradas. estábamos agotados. jugamos a las cartas y hablamos un rato -mintió. hubiese sido imposible. Ante la fascinación que teníamos. hice una maniobra y pude salir de allí. Capítulo Treinta. Cuando llegamos a Londres fuimos directo a acostarnos. al igual que las puertasHarry: Bien. Harry y yo nos miramos con melancolía. Caminamos en silencio hasta llegar a un tronco y sentarnos sobre el. sabiendo que fue allí donde dimos un paso gigante en nuestra relación. Harry: Hola chicos –dijo con su característica voz musicalEllos caminaron directamente en dirección a la estufa. y Harry les abrió pesadamente a los chicos. también hay que hacer una limpieza –recordó exhaustoOrdenamos y limpiamos por casi hora y media. apresada por los brazos de Harry que me rodeaban sutilmente. Ema: Estuve esperando que te despiertes ¿sabes? .¿Ustedes? Niall: Caminamos mucho y fuimos a ver las estrellas -dijo agotado. Desperté cuando el sol casi estaba desapareciendo. Luego vi que Ema era la única despierta y nos dirigimos al jardín. pude ver como a Harry ya le habían empezado a temblar las manos ante la pregunta de la jovenZayn: Ya son las dos -dijo perdido en las agujas del relojLiam: Vayamos guardando todo. para echarse sobre los confortables cojines que la abuela de Louis se había esmerado en tejer. estaba dormida -bajé en el momento justo.

cuando creí que no tendría más fuerzas. yo negué con la cabeza¡Wow! Dime que parte de la historia me perdí para que pasaran tantas cosas –reímosYo: Te perdiste todo amiga. y luego salimos a escondidas. estaba muy enfrascado en un chiste que ya hacía rato había perdido el sentido. me imagino que tu también Ema –dijo serioEma: Claro –aceptóCenamos langosta a la parrilla.¡¿Zayn?! Ema: Aha… -asintióYo: Pero.Fue genial –suspiróYo: Hablando de roma… -dije apuntando con la mirada a Zayn que se acercaba a nosotrasZayn: Hola hermosa –besó a Ema cuando finalmente llegó. rápido como pocos –río pícara. tu sabes… -conté nerviosaEma: ¡Arianna! -gritó asombradaYo: ¿Tú…ya tuviste primera vez? –pregunté expectanteEma: ¿Cómo crees? –tartamudeóYo: ¡Ya dime con quién! –le exigí dándome cuentaEma: Adivina –se rindióYo: No sé. casi se la come vivaYo: Ejem… -carraspeéZayn: Lo siento Arianna tu también eres hermosa –besó mi mejillaYo: Más te vale –sonreíZayn: Las estamos esperando dentro.-guiñó un ojoYo: ¿Si? -dije sin importancia. el chico más carismático y risueño que podía existir. Harry: Disculpen. cuéntame –me dijo alteradaYo: Bueno al principio solo hablamos y luego… lo besé –alarguéEma: ¡Te lo dije! ¡Ya sabía que tu y el terminarían en algo! –dijo entre sorprendida y contentaYo: Pero eso es solo el comienzo Ema –mire el suelo algo avergonzadaEma: ¡Debes estar bromeando! –comenzó a saltar como desesperada. no era de mi agrado. ¿Cómo. cuéntame. ya servimos la cena. hamburguesa o incluso tierra. bueno. ya vuelvo –dijo parándose de la mesa y dirigiéndose al patio- . desde la vez que salimos y casi me besa hasta la vez que me prometió amarme como nadie lo ha hecho –pegué un gritito de emoción para luego abrazarnos¡Me le colgué del cuello y lo apreté mucho! –dije moviendo mis piernasEma: Y luego… -me insistió porque sabía que había algo másYo: Luego. pero el simple hecho de que lo estaba disgustando con ciertas personas especiales a mí alrededor hizo que no me importara si comía langosta. le dije que aún no estaba lista para hacerlo. y sabes como es Zayn. las demás chicas se quedan a dormir. pero el teléfono de Harry lo interrumpió. Louis.Estaba muy cansada… Ema: ¡Arianna! Deja ya tus ridículas excusas y cuéntame cómo te fue… porque te veo y creo que me ocultas lo mejor -la miré y sonreíYo: ¡Ema. ¿algún novio de antes? –le preguntéEma: No… -se hizo la interesanteYo: ¡Dime! No soy buena en las adivinanzas –insistíEma: Te doy una pista. estuvo fantástico! –suspiré mientras tomaba mi rostro entre mis manos con vergüenzaEma: Cuéntame. cuándo? –pregunté sorprendidaEma: Cuando nos conocimos la noche de las películas nos flechamos. está en esta casa –me miró y se puso rojaYo: ¡No! –grité emocionada.

. fingiendo que no sabía que algo rodaba mal. puede ser cualquier cosa. Ya ni me hablaba. por nada en el mundo me alejaría de las personas más tiernas de todas… ya son parte de mi familia –limpié su mejillaLouis: Te quiero –me tomó la mano y regresamos al salónEn ese momento ni me dediqué a cuestionar las cosas. Sentí la presencia del tan conocido muchacho sentado sobre su cama. sentado. o mejor dicho confuso. ni un beso. pensando en lo difícil que sería si por cualquier razón. me dediqué a observarlo por un momento. Yo: ¿Tú lo conociste? Louis: Sí. se veía triste. me aventuré a su habitación y lentamente abrí la puerta. y también lo digo por Harry. Su actitud era extraña. Con lo suficiente que conocía del chico bastaba para darme cuenta que algo no estaba bien. Cautelosamente me asomé por la cortina y lo pude ver sentado sobre el césped. su descomunal mirada. Ya no seguiría pasando esto por alto. si te llegará a perder no se que locura sería capas de hacer Yo: No es necesario ni prometerlo. navegando por sus perfectos ojos. sea cual sea el motivo –derramo más lágrimasLe entregue una cálida y sincera sonrisa. algún día tendría que alejarme de el. mis sentidos se agudizaron al sentir ese masculino perfume. como si me arrancasen una parte del cuerpo. Louis: ¿Qué pasa linda? –preguntó sujetándome por detrásYo: No lo sé. pero no me di cuenta de lo grave que podían llegar a ser. Louis: Es que no quiero perder a otra persona en mi vida. y de seguro los quería demasiado –lo abraséLouis: ¿Puedes prometerme algo? –preguntó en mi oídoYo: Claro –asentíLouis: Prométeme que nunca nos dejarás. era el hombre más gentil del mundo. /\ Pasaron un par de días. una sonrisa. tengo el presentimiento de que algo malo pasó –lo miré tristeLouis: No digas eso. Me sentía tan infeliz. conectamos miradas dos segundos. Su rostro ya no era el mismo de siempre. ha estado por casi dos horas allí. sus tallados brazos y sus manos. sus pensamientos parecían perdidos en la profundidad de un turbio lago. Para mi suerte este corrió su vista de la mía. y se veía dudoso. Por más de que me costó. extrañando las frustrantes caricias que me turbaban todos los sentidos. pensativo. observando al vacío.–¿Diga? –fue lo último que le había oído decir desde que tomó el teléfono. iba a preguntarle si se necesitaba algo. Quizás solo está recordando a su padre –dijo algo dolidoLadee la cabeza. Llevó más de una hora sin regresar al comedor. Capítulo Treinta y uno. estábamos a medio metro y no me decía una palabra. hasta inseguro. nada. pero algo en mi me decía que era mejor dejarlo solo. pero luego me retracté ya que me encontré perdida en sus ojos. siempre ayudando a los demás –sonrió cuando una lágrima se derramo por su mejillaYo: De seguro está orgulloso de ustedes. sería como perder mi mitad.

Harry: Estoy en medio de un contrato –sus ojos se aguaronYo: ¿Qué clase de contrato? –traté de ser positiva. esperando que hablara-------------------------------Quisiera haber cambiado las cosas. me fue imposible ocultar el dolor. y su expresión de pena era notable a mil kilómetros. que no podría vivir sin el. hacia pucheros y sus labios tiritaban con impotencia. Nos observamos en silencio y luego suspiró una y otra vez. Harry: No pasa nada… -dijo sin mirarmeYo: Te conozco Harry. ahora desearía haberle dicho que no se valla. Yo: Pero. no quiero encariñarme más –pareció estar luchando consigo mismo para alejarseSe decía cosas para el. esta vez sus ojos estaban llenos de lágrimas. que nada tenía sentido así. estaba tan triste como yo. pero era imposibleHarry: Haré lo que tú me digas –me miró intensamente. Esta vez se tornó más pálido y nostálgico que lo habitual. Yo: ¿Podemos hablar? –dije tristeHarry: Sí –contestó dudosoYo: Dime que te está pasando No pude eludir mis sentimientos y lo mire con más pasión de la que creí que podría caber en mi alma. Su pestañeó era aterciopelado y sus ojos parecían haber llorado demasiado. sus sollozos me tenían destruida. no hagas algo de lo que te arrepentirás –intenté animarlo. pero no pareció funcionar¿Por qué estás así entonces? Traté de maquillar como en verdad me sentía. volteé y capté nuevamente sus soberbios ojos. No aguantaba verlo así. inimaginable –dijoYo: Eso es espléndido –hice un esfuerzo para parecer entusiasmada. Yo: Harry tienes una oportunidad soñada. el volvió a voltear. Harry: Me tendré que ir… por tres años –escondió su cara entre las manosYo: ¿Tres años? –mis ojos estaban humedecidosHarry: _______(tn) no quiero perderte –se tapó el rostroEscuché como sollozaba y me quede en silencio. Harry: _______(tn) por favor.Tenía el cabello levantado como siempre. Haciendo que luego me arrepintiera de todo. -------------------------------Yo: Ve –dije por lo bajoNo soné muy convencida. me habían atrapado. pero fue difícil al ver así a HarryHarry: Uno muy importante. Harry: Haré lo que tu me digas –me miró intensamente. pero ya sabía porque el chico estaba así. Pero otra vez me deje llevar por mi cabeza. fue inapelable terminar llorando con él. ¿no somos novios? –pregunté sin entenderSu rostro se transformó. simplemente no me sentí bien. como si tratara convencerse de algo. dime que es lo que te tiene tan preocupado –lo tomé de las manosEste se alejó con un movimiento tan brusco que me sobresalté. esperando que hablaraCapítulo Treinta y dos. su rostro algo más pálido. . esta vez sus ojos estaban rojos y muy hinchados. no te acerques así. y no por mi corazón. quisiera no haber sido tan terca y decirle que se quede. deje que se apoyara en mí. crucé mis dedos por última vez y deseé que no sea lo que permanecía pensando. si supiera que dolería de está forma. Luego de casi cinco minutos en silencio. bese su mejilla y lo intenté calmar.

Se mantenía amarrado a mi cintura. Nos recostamos sobre su cama. Todo era una especie de mundo mágico. Me incliné y besé su frente esperando que despertara. Comenzó a deslizar su nariz hacia la curva de mi mandíbula. por hacer las cosas tan difíciles cuando siempre estuvieron claras –lo miré. era otra. su cara trasmitía todo su dolor. al menos no ahora.Perdón por no darme cuenta antes. hasta su pelo.No es un adiós. a separarnos. su manera de ser. de esas que pagaría todo lo que tengo y más por contemplar. El abrió pesadamente sus ojos y me observó. haciéndolo sentir los furiosos latidos de mi corazón. Harry: No hagas eso. pero sin darme cuenta le había regalado el corazón a ese chico. no te despidas de mi ahora. observándolo dormir. haciendo partir mi alma en mil pedazosSe veía tan hermoso. sus ojos estaban inflamados de tanto llorar. soltó unas lágrimas y me regalo una de sus más chocantes sonrisas. Me intenté distraer con el sonido de la lluvia y el viento. haciendo lo que más amaba. sus rizos eran un precioso desastre. Ahora nada era posible. mientras le brindaba caricias en su pelo. ya está. la forma en que me hablaba. cerca. /\ La mañana comenzó cálida. como si fuéramos uno solo. congelar el tiempo y hacer que este abrazo durase para siempre. Solo podía pensar en cuanto deseaba continuar así con el. solo quería quedarme allí con el. aún estaba dormido. observé a Harry. Yo: Harry. pero no funcionó en lo más ínfimo. los mejores de toda mi vida. no iba a rendirme. me acerqué y besé sus labios. pero este la desplazó hacia quizás la parte más débil de mi cuerpo. Puedes cambiar de opinión y decirme que me quede Dijo mientras sus preciosos ojos inconscientemente optaban por parecerse a dos radiantes luceros. sus desconcertantes frases y su cálida respiración. perdón por todas las veces que te he hecho sufrir. ¿Tres años? Nunca pensé que tendría que alejarse de mí por tanto tiempo. cerré mis ojos percibiendo el sonido de su respiración entrecortada. y me regalo una sonrisa. sus labios. había cumplido mi sueño. solo juntos. apreciando tal vez una de las siete maravillas del mundo. Apoyé su cabeza en mi pecho. Pero tristemente esa no era la realidad. sin siquiera hablar. no dejé de llorar. Estos meses habían sido sin duda. todo me gustaba de él y no quería dejarlo. Parecía un ángel. sus suaves caricias. separarnos cuando éramos almas gemelas. su pena era inocultable. porque cuando tuve la oportunidad de contenerlo no lo hice. acercó sus labios a mi oído y susurró algo que realmente no entendí. Sentir su perfume. Yo: Harry –susurré al finHarry: ¿Si? –me abrazó aún másYo: Quiero pedirte perdón. Su perfecto rostro parecía más hermoso al despertar. tómalo como un ‘Nos vemos luego’ –lo observé. sus ojos. pero por desgracia ya tendría final. Estaba destrozada. Aquella noche no dormí bien. No cabía un solo pensamiento en mi cerebro que no sea pesar. pero este se dio vuelta dándome la espalda. . abrí suavemente mis ojos.Soy lo que estás viendo gracias a ti El solo se quedó mirándome. abrazados. Te irás –me rendí. Perduramos así. perdón por mis enfados tontos que han sido bastantes –reímos juntos. sintiéndonos quizás por última vez. y como una tonta lo incentivé a distanciarse de mí para siempre. los rayos de sol inundaban la habitación de luz. con su cabeza apoyada en mi pecho.Me abrazó y nos ahogamos en largos llantos. creyendo que nada ni nadie nos podría separar.

invitamos a todos sus amigos –murmuró por lo bajoYo: ¿Qué necesitan entonces? Niall: Que lo saques de la casa por la tarde y vuelvan de noche. ¿puedes preparar el desayuno? Yo: ¡Pero si cocina horrible! –dije sin entenderHarry: Oye –río. y no empieces a preguntar porque no te diré –dijo entre un bostezoYo: Esta bien –dije perezosamenteEl se levantó y me invitó a subir sobre su espalda. Yo: No digas tonterías. A esa hora tendremos todo listo para la sorpresa –lloriqueó repentinamente- . pero nos encontramos a los demás chicos sentados sobre el sillón. Pero no pudo seguir porque Liam interrumpió su inválido intento. dudo mucho que vuelvas Harry: Pues si no te volveré a ver nunca. este no es el final –dijo aguantando el llantoYo: Puede que si lo sea –asentí dura. no te dejaré hacerlo –le acaricié el cabelloEl quedo algo desconectado y estaba segura de que consideró una y otra vez su decisión. tiró todo al diablo y no voy –dijo enojadoCapítulo Treinta y tres. lagrimeando como nunca los habíamos visto. Niall: ¿Cuándo? –preguntó dolidoHarry: Mañana por la madrugada… -alargo destrozadoYo: Mierda –rompí en llantoEl permaneció inmóvil mientras examinaba con suma delicadeza cada gesto que hacia para ver si lograba adivinarme el pensamiento.Harry: No más lloriqueos –suspiró tratando de sonar animado.no lo hago tan mal… Yo: No. ahora no me encontraba infaliblemente segura de que el chico se iría.Vamos a desayunar. Louis: No quiero que te vayas –chilló entre pena y broncaZayn: Te extrañaré –dijo limpiándose la narizHarry: Chicos –suspiró mientras los abrazaba. Liam: Harry.No me iré para siempre. algo me decía que no debía dejar pasar algo así. Bajamos sigilosamente por la escalera. era lo mejor para su carrera. Harry me miro sin entender y su rostro repentinamente se tornó frío e inescrutable. el tenía que aceptar el contrato.¿Hoy a la noche? Louis: Si. su duda me mataba. tengo varias sorpresas para la noche Yo: ¿Sorpresas? –fruncí el ceñoHarry: Sí.Tenemos que disfrutar lo que queda –murmuró y mordió suavemente mi oído. solo eres peor que lo peor –solté una risitaHarry: Amo tanto hacerte reír –acarició mi mejillaYo: Y yo amo todas las cosas que me dices –lo besé y luego fue hacia la cocina. por más eso doliera. causando que un escalofrío recorriera mi espaldaYo: Te amo –levanté la cabezaHarry: Yo también te amo –sonrió con pocas fuerzas.Si te va bien en la gira.Ahora si. pero en vez de ponerme feliz. díganme porque lo mandaron a cocinar –pedí chistosaLiam: Organizamos una despedida sorpresa para Harry Zayn: Nos gustaría que nos ayudes –dijo inocenteYo: Claro… -suspiré.

Permanecimos entre bromas y llantos durante el desayuno. el se dedicaba a tratar de prender una fogata para cocinar. Yo: Si… -entrecerré mis ojosHarry: Bueno. para sorpresa de todos. tampoco me gustaba pescar. pero con cautela. No entendí el porque del regalo. Salí casi desnuda y me encontré a Harry buscando algo por debajo de mi cama.Yo: No hay ningún problema. El lo entendió. compartiéndonos un poco entre todos. debería hacer algo muy bueno para que lo perdonara esta vez. no eran algo así como de otro mundo pero estaban bastante ricas. tengo dos –sonrióYo: Muéstramelas… -lo desafiéRevolvió su bolsillo y sacó una cajita delicadamente forrada por un lindo papel. no quedaba muy lejos pero igual valía la pena ir. Harry: Quisiera que finjamos y que disfrutemos estos dos últimos días como si nada estuviera pasando -rompió el silencioYo: Claro –susurramosAl terminar de comer. cuando regresamos a la casa. Pescamos un montón. aunque era imposible que no se generaran momentos de tensión. Le sonreí cálidamente y este respondió de la misma manera pero se rió algo burlón. Harry: El otro regalo… se escondió bajo la cama –dijo avergonzadoYo: Haver… déjame ayudarte Me agaché del otro lado de la cama y me detuve al ver la cabecita de Harry del otro lado de esta. pero no lo lograba. pero haría todo lo que sea necesario para que el se sintiera mejor. Aprontamos lo indicado para ir. hizo brolles de pescado. Para mi desconcierto. Cuando al fin pudo. me miró intensamente. ya se a donde lo llevaré –dije con Niall apoyado sobre mi hombroDesayunamos de una manera extraña. Harry había preparado los sándwiches más deliciosos que alguna vez se hayan servido sobre esa mesa. sentí algo así como un ladrido de perro que venía desde afuera del baño. pero mañana se iría de nuevo. fui a bañarme a mi habitación. con los chicos fuimos a hacer algo que Harry siempre había deseado. Al pronunciar esas palabras de una manera aterciopelada. Mientras regulaba el agua con cuidado porque me estaba quemando. era un espejo. ir a pescar como frecuentaba con su padre. dejando la sala en completo silencio. de a ratos cada uno de nosotros nos perdíamos en nuestros tazones. anzuelos y todas esas cosas de las que en verdad no entendía mucho. pude jurar que había una descarga de humor en el interior de sus ojos. todo mi enfado se desvaneció. el lugar era muy hermoso. Yo: ¿Qué haces? Harry: ¿Recuerdas que te dije que tenía una sorpresa? Dirigió su mirada hacia mí y ella se transformó al verme. excepto Niall. Lo abrí despacio y. por lo que las palabras no me salieron. Al ver mi cara de desconcierto Harry largó una risa chistosa y rodeándome por la cintura susurró: -Un espejo. cañas. Extrañaba a ese chico dulce que al parecer había vuelto. porque mientras todos estábamos concentrados en eso. porque después de ti los mas lindo es tu reflejo. pero de verdad me enojé un poco. Me quedé sin respiración. Así pasamos unas de las últimas horas que nos quedaban juntos. quede agradablemente sorprendida. /\ Un rato después de las seis de la tarde. .

El me esperaba en la puerta para abrirla. pensé que estaría bueno ir al parque de diversiones. pero hacia que no le lograse sacar la vista a sus perfectos dientes. su sonrisa se hizo más pronunciada. Yo: ¿A dónde nos dirigimos exactamente? Harry: Es un lugar al que me gusta ir cuando hace buen tiempo. Lo llené de besos y caricias mientras Harry solo se quedaba allí observándome. Tome mi bolso y baje las escaleras. conocía esa raza pero ya se me había borrado el nombre. La noche estaba cálida. la cosa fue que cuando nos detuvimos cerca de un descapotable amarillo Harry me tomó de la mano y me tiró hacia uno de los globos aerostáticos. Deje mi cabello suelto. Jamás había ido. Nos mantuvimos en silencio el resto del trayecto. Luego de unos instantes. allí quedaba el parque. Ambos nos pusimos a mirar por las ventanillas. Se mantuvo todo el camino con una enorme sonrisa pícara. Fue cuando nos detuvimos en un espacioso aparcamiento. ese nombre es sexy –bromeóYo: Sigue soñando Styles –lo golpeé suavemente. Harry: ¿Pancracio? Yo: ¡No! –fingí asustarmeHarry: ¿Dagoberto? –dijo de nuevoYo: ¿Pancracio? ¿Dagoberto? ¿De donde sacas esos nombres? –deje escapar una risa desde la comisura de mis labios. Nos subimos al auto y fuimos hasta las afueras de Londres.Le sonreí y luego señalo mudo a una bola de pelos que estaba ahí abajo. estamos yendo en la dirección incorrecta –dije con impacienciaHarry: Lo sé.Adivina como le llamaré Aguardé unos segundos tratando de hacerme la interesante y luego reprimí una sonrisa. mientas yo intentaba deducir que tenía en mente. pero deseché la idea de ponerme otro conjunto provocativo y opté por una camisa de algodón sencilla y unos vaqueros. espera que me baño y ya bajo –lo beséMe fui a la ducha y me probé un par de llamativas remeras. Era sencillamente el cachorrito más lindo que alguna vez hubiera visto. Nos dedicamos a caminar un rato. permitiendo que se formaran húmedas ondas en el. al menos lo logré hacer sonreírYo: Muy bien. Y sin saber porqué una lágrima se resbaló por mi pómuloHarry: Es para que cuando no este te acuerdes de mi Yo: De todas maneras me acordare de ti –suspiré. me moría de intriga por saber si era tan increíble como me lo contaban. Yo: Harry…es hermoso –Suspiré. me deslicé por el piso y la tomé. sería divertido –asintió contento. Esta sería mi primera vez en un sitio así. Harry: ¿No te animas? ¿Qué paso con la Arianna que no le teme a nada? –hizo un puchero- . Yo: Harry. mucho más de lo que había estado en un mes.Oye. Si mi intelecto no fallaba – cosa extraña porque normalmente lo hacía– estábamos en un campo para globos aerostáticos.Es obvio que se llamará Edward. no entendía el porque de esa alegría. ya que mañana de noche te irás –musitéHarry: Claro. Yo me solté. Capítulo Treinta y cuatro. por Harry Edward Styles –sonreíHarry: Si. mientas el me explicaba detalladamente el lugar. Debía haber veinte autos allí.

Luego entrelazó su mano con la mía y como dos niños. forzándome a terminar atrapada entre su cuerpo y la pared del vehículo. subí con el. Atrapó mi rostro con sus cálidas manos. sentí que vomitaría. Yo: Podría considerarlo –me esforcé en no perder la concentración. pero sus brazos me lo impidieron. ¿subirás o no? –murmuró contra mi pielYo: Tú ganas –mascullé. Harry: Nunca me había puesto a pensar en la facilidad que tienes para meterte en problemas – dejó salir una sonrisa pícaraYo: Eso no es cierto –reclamé con dificultad para respirarHarry: ¿A no? Me rozó con el extremo de su nariz. Harry: Cuéntame –exhaló y creí que me caería. Nos separamos para respirar y luego continuamos. cuando era chica me caí del tercer piso de un edificio y casi pierdo la vida – intenté regular mis latidos y ordenar las ideasTorció su cabeza y sus labios tocaron suavemente la cavidad de mi garganta. Mis brazos se enroscaron ingratamente alrededor de su cabeza y me apreté hacia el. Harry: Vamos… no es tan malo como parece –suplicóYo: De veras le temo a las alturas –protesté en vanoHarry: Humm… Yo: ¿Qué? Harry: Creo que voy a tener que suplicarte un poco como solía hacerlo –pareció meditarloYo: ¿Cómo? Harry: De este modo –me observó profundamente y se rió entre dientesApoyó sus manos sobre el reluciente descapotable.Yo: ¿Sabes qué? Mejor te espero aquí. haciéndonos separar de un salto. Sonrió victoriosamente al llegar al globo y resignada. Sus besos me llevaban a la estratósfera. la alarma del deslumbrante descapotable empezó a sonar desagradablemente. Se ladeó acercándose aún más. incluso más lejos. pero la simple mirada de Harry que claramente me había querido decir que no pasaría nada malo. Al principio fue verdaderamente horrible. Harry: ¿Has terminado ya de considerarlo? Yo: Eh…sí –dije como si hubiera podido siquiera unir un solo pensamientoHarry: Entonces. nada que me haga marcar un solo punto.¿Qué es textualmente lo que te asusta? Yo: Bueno…yo. La perspectiva . Hizo un suave movimiento que provocó que se me erizara cada parte del cuerpo. No podía conseguir ningún amparo que funcionara. Pero no pudimos seguir por mucho tiempo. con los labios a carentes centímetros de los míos. pero esta ya me había dejado desde el segundo en el que había comenzado a tocar mi pielHarry: Arianna. y en un movimiento rápido convirtió nuestros labios en dos objetos compactos. si subimos juntos nada te pasará. me tranquilizó. trazando una línea curva por el largo de mi cuello. tragué saliva. mis pensamientos se nublaban. comenzamos a correr lo más lejos posible. Si el se acercaba así. pero claramente no puso demasiada atenciónSus labios comenzaron a ascender al compás musical hasta llegar a la comisura de mis labios. colocándolas una a cada lado de mi cabeza. ¿confías en mi? Yo: Es difícil hacerlo si te acercas de esta manera –susurré casi de manera inaudibleHarry: ¿Qué dijiste? –intentó entender.

Eres lo mejor que me ha pasado en la vida. eso haré –susurró abriendo la puertaAl poner un solo pie dentro de la casa. me dolía tanto hacer eso. Así. esa chica que ven ahí. Ni yo me lo creía. y me amaba tanto como yo a el.Es el amor de mi vida. pero después se transformaron en nostálgicas. el que me sacaba el sueño. hace que quiera ser un hombre mejor cada día. Harry: Arianna. cuando me miras a los ojos no hay otro lugar en el que quisiera estar –tocó mis mejillasYo: Harry por favor –pedíHarry: Discúlpame. solo quería lo mejor para el. me hacia sentir especial. que ya tendría que haber empezado. pero me olvidé de pensar en nosotros. Harry: Quiero decirle algo a todos. pero era imposible no recordar que en menos de 24 horas se iría.desde allí arriba era preciosa. Me enseñó a ver el mundo desde otro lado. o al menos eso parecía vinieron y se abalanzaron sobre el a abrazarlo. No me gustaba verlo así. Que hizo todo más doloroso aún. Mil veces que pudiera vivir y mil veces repetiría la misma historia de amor contigo. una manada de locos. pídeme que no me valla y me quedo –me miró intensamenteLo medite unos minutos y finalmente me dejé vencer. pero no puedo. estoy totalmente enamorado de ella. Quisiera decirles que no la echare de menos. pero me gustaría que ahora lo sepan –se le cayeron unas lágrimas.Bueno. un día era un siglo. pero eran las consecuencias de las despedidas. Incluso Harry me dedico una canción. Ninguno de los presentes pudo evitar llorar. Contaron anécdotas y locuras que simplemente me dejaron sin respiración. solamente me di cuenta de que es ella. te inventaría de no haberte conocido –dijo y me abrazó como nunca antes. porque aún no me he ido y ya la extraño. cada beso. /\ La vuelta a la mansión fue silenciosa. Quedarme observando el cielo ahí junto a el era inmejorable. caricias y abrazos. Se podía ver todo. nos mantuvimos hasta altas horas de la madrugada. En un momento intercambiamos miradas. Nos sentamos alrededor de la mesa del living. que ya nada sería lo mismo sin el. Estuvimos más de dos horas volando. Harry: Si eso quieres. Yo: Quiero que vallas. ni siquiera yo. quizás algunos no lo sabían. Definitivamente esto era mucho mejor que el parque de diversiones. Si me miras verás lo que siento. es que simplemente quiero que lo pienses un segundo más… ya sabes. a sonreír ante los problemas y buscarles un sentido. el tiempo así se pasaba volando. el no sabía nada de la despedida y se preguntaba porque me había querido ir. ¿cómo podía distraerme tanto estando con el?. gracias por existir. Yo: Llegamos –musité apagadaHarry: ¿Puedo preguntarte algo? Yo: Claro. no conocía ni a la mitad. Pero fue realmente hermoso ver el cariño que se tenían entre ellos. ella es la indicada. Era una cabeza dura. pero cuando no estaba. fueron románticas al principio. no . Tenía que admitir que lo extrañaría. la más hermosa –me señaló. entre risas y llantos. gracias Arianna. pero luego recordé que tenía que llevarlo a casa para la despedida. que miraba la escena desde afuera. Intentaba mirarlo y sonreír. Era increíble como podía estar tan enamorada del hombre que tenía frente a mis ojos. con cada sonrisa.

No iba a decirle que no lo amaba. no escuchar su risa. estaba temblando. Millones de recuerdos vinieron a mi cabeza. Una vez en la cocina tomé una hoja y sobre la mesada escribí la bendita carta. Esta canción es para ti –tomó mi mano y comenzó a cantar con su espectacular voz. cuanto extrañaría esa casa. fuimos a dormir juntos. La mojé un poco con lágrimas que caían .. el sueño abrumador me despertó. ese aroma. –Heart beats harder. Sabía bien lo que iría a hacer y no quería tener ni la mínima oportunidad de arrepentirme. no soportaría vivir con la culpa de eso. Observé aquella habitación y a aquel chico con lujo de detalle y lentamente bajé al living. Me iba por miedo a algo. your voice. No hice nada más que plasmarle todo lo que sentía en ese momento. Lo amaba demasiado para hacerle perder una oportunidad de trabajo así. No pude contener el llanto. Capítulo Treinta y cinco. de que siempre. sus llantos.Shut the door. había que aplicarles medidas desesperadas. I wanna feel your love I wanna lay beside you. If we could only turn back time. como una lluvia sin final y lo único que lograban eran hacerme aún peor. de la manera que mejor sabía. única. Harry yacía pesadamente sobre el colchón. Así que opte por la única opción que se me ocurría. Regresé a la casa a las siete de la madrugada y comencé a empacar todas mis cosas. Me sentía tan miserable. la manera en que me miraba. your reason to be –intentó seguir pero su llanto se lo impidióNos besamos apasionadamente. No podía vivir con la idea de no tenerlo cerca. I cannot hide this even though I try. Mis ojos te miran diciéndote que te amo. porque era mentira. consiente o inconcientemente estuve enamorada de el. echaría de menos todo. el último adiós. todo se acabaría de una manera u otra. comencé a correr por las calles de Londres.puedo dejar de amarte ni un instante en mis pensamientos. como si me hubieran clavado un cuchillo y este no quisiera salir. pero tal vez la más difícil. Sentía una angustia en el medio del pecho. Las piernas no me daban más. y si se iba.. seria absurdo intentarlo porque sabía que no lo lograría. este poco a poco brotaba por mis ojos. Y la duda de qué pudiera llegar a ocurrir al día siguiente me carcomía por dentro. time escapes me. este era el beso de despedida. o quizás era porque no creía en el amor a la distancia. Su voz se introdujo a lo más profundo de mi audición haciéndole cosquillas a mi oído. teníamos un historia mágica. pero tampoco con la idea de mantenerme en esa casa cuando todo me hacia acordar a el. Me mantuve por al menos dos horas contemplando como su belleza aún se me hacia vulnerable. Salí velozmente de la casa. I wanna be with you. Una vez todo acabó. pero ya no me quedaba tiempo. Quisiera haberle puesto millones de cosas más. it makes this harder –continuó destrozado. Eran tantas cosas las que había vivido con el. hasta llegar a un callejón. tal vez era a verlo irse y dejarme sola. En el cuarto reinaba un silencio sepulcral. para Harry. turn the light off. como ninguna otra. lo que me dio la oportunidad de tomar aire. Trebling hands touch skin. Me deje caer contra la pared y me ahogue en un llanto ya inaguantable. Pero mi madre siempre decia que ante situaciones desesperantes. esta vez si lo sentí. Moments. sentí a mi corazón partirse en dos.If we could only have this life for one more day.You know i'll be you life. ese “buenos días’’ por parte de los chicos. Solo iba a despedirme para siempre. una pesadilla que me perló la mayor parte de la cara de un sudor frío y que me obligó a abrir los ojos. temor a algo que no entendía muy bien.

. estaba algo así como aliviado. y la sonrisa de bobo que me regalaba mientras me saludaba. lo que más me costo fue recordar la imagen de Harry el primer día que llegue a la mansión. y como siempre. que nunca lo había estado. tampoco se como. Por favor no me busques.de mis mejillas y haciéndole unos dobleces le garabateé su nombre y la pegué en la heladera. decía su nombre. y no me retracto de nada. Fue en ese momento. me hiciste ver el mundo a través de tus ojos. frunció el ceño y la tomo entre sus dedos. simplemente pasó. la foto era de aquel día de compras. ¿Por donde empezar? Intentaré hacerlo por el comienzo. Fue cuando vio la nota. La volteó. ni cuando. sería más de lo que puedo. sudaba como si hubiese corrido un maratón y alarmado miro a sus costados. La observé por última vez. Algo le sabía muy mal. Pero existe si no estoy contigo. donde me había regalado las flores. Lo tomó y soltó un largo suspiró. a contarle que no estaba preparado para dejarla. Bajo las escaleras algo extrañado porque no encontraba a nadie en la casa. donde se dio cuenta de que no estaba haciendo lo correcto. y sin darme cuenta te convertiste en lo más importante. cuestionándose que diría. y Arianna se encontraba graciosamente ruborizaba. su aroma se lo informaba. Los muebles estaban en otras ubicaciones. Suspiré tratando de regular mi respiración y suavemente giré el pestillo de la puerta. Sabes que siempre se me ha dado mejor escribir que hablar. En ella estaba Harry cargando una pila de ropa. en ese candoroso segundo. poniéndole punto final a la mejor etapa de toda mi vida. La abrió lentamente. muy tarde. mirando de frente la sala. La sala era un desastre. y no sabía porque. ¿Desde cuando abandonarla por su carrera era lo adecuado? Ella valía mucho más que su trabajo. entiende que cuando te vallas no podré aguantar en esta casa. No estaba dispuesto a dejarla. se dio cuenta tarde. ¿sería que no podría con esa situación? Giró el pestillo de la puerta para ir a buscarla en la planta baja. Lo recorrió con sus ojos y no dejo escapar ni un detalle. pero al menos así me aseguraría de que la lea. Con precaución atravesó la sala y se dirigió a la cocina. Salió corriendo a buscarla. fue lo mejor que me pasó. y ninguno de los dos pudo evitarlo. También recordé la arruga que se le formaba cada vez que me sonreía cuando llegaba. La palabra imposible contigo no existe. /\ Harry despertó de golpe. ¿sería que ella no lo quería despedir?. algunas cosas hechas de cerámica y porcelana se hallaban rotas en mil pedazos. Suspiró e intentó regular sus latidos. la leyó: “Querido Harry. Agarré todas las pesadas maletas y me paré en la puerta principal. Nunca olvidaré ni un solo segundo de nuestra historia. cuando estuvo listo. Quiero decirte cuanto me transformaste. Una felicidad inocultable inundo su cuerpo. apenas le dio un vistazo supo que era de ella. Había sido en ese exacto lugar. Jamás imaginamos enamorarnos. por eso he decidido despedirme así. –¿Hola? ¡Chicos! ¿Dónde diablos están? –preguntó llorosoPero nadie contestó. No era el mejor lugar para una carta tan importante. Abrió los ojos y pestañeó fuertemente al notar que su novia no estaba allí. Intentó calmarse y se incorporó rápidamente. Pero justo antes de salir retrocedió al ver un portarretratos con Arianna y el. pero nuestros caminos se juntaron de la manera más inesperada. El corazón le palpitaba fuerte. aunque es difícil porque la verdad es que no se cuando empezó todo esto. no hagas esto más difícil de lo que está siendo. me convertiste en una gran mujer al amarme de esa manera.

El muchacho de ojos verdes estaba mirando hacia la nulidad. Cerró los ojos y suspiró. Entonces lo recordé todo… *Flash Back* Nos adentramos en una nube muy oscura. Sabía que no tenía permitido ir a su habitación. en como se debía estar sintiendo. El fuego comenzaba a apoderarse del avión. El pasillo de pronto se colmó de un completo silencio. No pudo mantenerse de pie y se dejó caer sobre el piso. Conociéndola probablemente por su cabeza estaban navegando un montón de locuras. Todo estaba oscuro y la gente gritaba. el no pensó en el.No le debes tener temor a volver a enamorarte. el ala se había partido en dos mitades. mis pies no dejaban de moverse y los latidos se me salían del pecho. pero cuando los abrió. Más allá de eso. locuras que solo harían empeorar las cosas. aunque claramente el tampoco. no sabía el porque de haber despertado así en la camilla del hospital. Volteó y noto que ni la madre de ella ni la abuela estaban. y sinceramente no tenía buenos presentimientos. Dude en ir a buscarlo. ¡directamente al piso! –¡Ayuda! Nos vamos a estrellar –grité desesperada–Tranquilícese y quédese sentada –la azafata me miro amenazante–¿Cómo quiere que me tranquilice si vamos a morir? –grité aún más alteradaFue entonces cuando el avión casi se da completamente vuelta. Estaba en viaje. No recordaba nada. porque era lo peor que habían escuchado en sus vidas. De pronto un temblor se hizo presente en la alfombra del avión. Abrió la puerta suavemente. hasta llegar a su alcoba. fue otra vez tarde. con la cabeza gacha. estaba conmigo y me guiaba paso a paso al igual que mi madre y mi abuela. pero no le importó. pero no estaba dispuesta a que vuelva porque yo estaba ciega. Te amo…nunca lo olvides” Se quedo paralizado. Nos estamos enfrentando a unos problemas en un ala –dijo la azafata visiblemente nerviosaTodo se movía. con el rostro completamente indescifrable… Capítulo Treinta y siete. pensó en ella. sin saber con lo que se podía encontrar. porque ella nunca había sido buena con las decisiones. quizás hasta ni me creía. y por sobre todas las cosas…quería dejar de pensar en su perfecto rostro. el perro labrador que el me había regalado. por haber dejado ir a lo único con lo que no podía vivir. Maldiciéndose sucesivamente. pero nada venía a mi cabeza. Me forzaba por hacerlo. No hubiera nada que pudiera hacerlos sentir mejor. la cama estaba vacía. –¿Qué esta ocurriendo? –le pregunté a mi acompañante–Espero que solo sea un temblor –dijo amarrándose fuerte del asiento–Les pedimos a los pasajeros que se tranquilicen. Algo muy malo podría llegar a pasar. sostenía la carta arrebujada entre sus dedos. . No entren en pánico. ojala seas feliz. estoy segura que la vida te dará todo lo que mereces. Se lanzó a los trotes por el largo del pasillo. había renunciado a darle la oportunidad de explicarle las cosas. Aunque no sea a mi lado. de darse cuenta de que había decidido quedarse. Mire por la ventana y el avión iba en picada. /\ Edward. Ella se había ido. nuevamente en dirección a Ecuador.

Sé que suena muy cobarde pero Harry se estaba yendo por tres años y no soportaría vivir en esa casa llena de sus recuerdos. cuando el doctor anunció que estabas ciega. Esas fueron las causas por las que estoy aquí. apenas llegó pude ver el amor en sus ojos y. para decir verdad. Luego del largo recuerdo. Estábamos a punto de tocar el suelo. Londres. pero bueno. Devuelta con Arianna. Estaba seguro de que lo odiaba. la azafata que seguía con vida.La fuerza de desaceleración hizo que los asientos se rompieran y que estos aplastaran violentamente a algunos pasajeros contra la parte delantera del avión. es una decisión tomada.Maldición. Abro mis ojos y no logro ver nada. Pude ver como lentamente dejaban de respirar. Para ese entonces el gas ya había entrado en mis ojos. recordé lo mucho que le había dolido perder a su padre. sobre todo debía estar muy decepcionada de él. Margarita: ¿Segura de que no quieres volver? –musitó dudosaYo: No mamá. *Fin del Flash Back* Capítulo Treinta y ocho. Llegó a la mansión junto a sus cuatro amigos. Sería mucha gente la que hoy moriría. ni siquiera me quedan lágrimas para hacerlo. seguíamos viajando con mi abuela y mi madre. Cuando el avión hizo el aterrizaje de emergencia. perdí la conciencia y la verdad es que no recuerdo nada más. Ya no encontraba a mi perro Edward. luego ya sabes lo que pasó en el avión. Podría estar en el hospital más segura pero prefiero estar aquí volviendo a mi verdadera casa –dije algo tristeMargarita: Si eso es lo que quieres está bien. ella asintió con la cabeza. Las llamas quemaban a muchas personas y ya casi se incendiaba todo el lugar. Es como si nada ya importara. Después supe que el avión se partió en varias piezas unos segundos más tarde a cuando baje. Las paredes temblaban tanto como si fueran a salir volando y los gritos terroríficos de niños resonaban fuertemente. e instintivamente volteó hacia el lugar del sillón en el que Arianna siempre lo esperaba. nos dirigió hacia una puerta trasera. entonces decidí irme. Lo conozco. se quedará por si regresó. Teníamos muy poco tiempo. Ella no estaba allí. Entonces pensé en Harry. y me dispuse a hacer todo lo necesario para no irme de este mundo. Después de todo había sido él el que se iría por tres años. Yo: ¿Estas hablando en serio? –le pregunté perpleja. Es como si hubiese envejecido desde el interior hacia el exterior. . faltaban pocos segundos para que el gas y el humo de ahí dentro nos consumieran. Yo: Gracias ma. ahora no se irá. Margarita: Hija no se lo que haya pasado en Londres que hizo que decidas volver a Ecuador en situaciones como estas. Luego no se que pasó. pero quiero que sepas que a pesar de eso te apoyo y juntas haremos lo posible para que salgas adelante. y tenía razón en estarlo. ciega.Louis le dijo que estabas mal y fue a buscarte. me parece que sufrió tanto como yo…o aún más. Ya no me vale llorar. solo debo decirte una cosa… Yo: ¿Qué mamá? –preguntéMargarita: El está enterado de todo lo que acabas de decir –suspiró y prosiguió.

Lo que no entiendo es…ahora que el canceló su contrato. casi no come. Pero luego de casi un mes sentí la necesidad de enterarme de si él estaba bien. Me deshice de mi teléfono. lo sabes –concluyó intrigado–No es eso Lou…ya se que me apoyarían. el se olvidará de mí y yo haré lo mismo con el. no me dejaría en paz hasta enterarse en donde estabas. es lo peor que me ha pasado –dije dura–Nadie esta diciendo que para ti sea fácil. nos comenzamos a entender. para localizar donde me encontraba y no pararía hasta lograrlo. Me estoy acostumbrando a vivir acá. pero ¿por qué te fuiste? Podrías haberte quedado. Pero tuviste que abrir tu bocota y ahora sabe todo –reclamé–¿Qué querías que le diga? Estaba destrozado. te lo suplico por todo lo que quieras. Los primero días era difícil porque me golpeaba contra algunas cosas. para mí. Ya hasta me había acostumbrado al dolor. Algo anticuado lo sé. Entonces decidí que todo volvería a empezar. Llamada Telefónica. aunque ciertamente pensaba en el todo el día. Comencé a estudiar lectura y escritura en una escuela especial. y no esta tan mal. A pesar de que estaba consiente que el tiempo transcurría. pero que por algunas razones extrañas. –¿Louis eres tu? –pregunté dudosa–¡Arianna! –Louis por favor no grites. Arianna tienes que volver. Lentamente me fui acoplando. Cada noche lloraba menos. Se pasa todo el día encerrado en su alcoba. Pero no sabía que Harry se había enterado de que estaba ciega y no quería que cancele su contrato por protegerme. nosotros te ayudaríamos. Platicaba con un montón de chicos y chicas que padecían la misma dificultad que yo.Miré hacia la ventanilla. Volvería a ver a mi padre. a reencontrarme con mis seres queridos. –¿Y crees que yo me encuentro bien? Louis no sabes lo que es no poder ver. o al menos para mi. pero así no registraría de donde provenía la llamada. ¿cómo lo había olvidado? Todos los acontecimientos en Londres habían apartado mis pensamientos de mi pueblo. el era el mejor guía para ciegos del mundo. Los días se volvían rutina y nada que los haga interesantes ocurría. Y en momentos como este es cuando te das cuenta quienes son los que en verdad te quieren. mirando por la ventana o cantando canciones deprimentes. ¿por qué no vienes? –Louis ya está. porque como a veces dicen…todo vuelve. pero luego Edward (mi perro) y yo. Ideé un plan. mi hermana. no quiero que Harry te escuche –le rogué nerviosa–El no está conmigo. está muy mal. Capítulo Treinta y nueve. ¡ Ecuador! Mi querido país. Dile a todos los fans que los amo. y el resto de mi familia. la vida ha hecho que no . es demasiado difícil tener que vivir viéndolo así todos los días. Entonces le pedí a Edward que me llevara a un teléfono público. que son mucho para mi. Harry haría todo lo posible para encontrarme. mi ciudad natal. era terrible. Esto es lo mejor. el tiempo pasaba demasiado lento. para no recibir sus llamadas. mis mascotas. /\ El resto de la semana me dediqué a pasar tiempo con ellos. Eso no era ni un poquito bueno. Fue entonces cuando llegamos.

porque seguía enamorada de el. hasta esta mucho más flaco. De verdad que no.pueda seguir cantando en One Direction –al decir las dos últimas palabras mi voz se quebró. como un golpe bajo–Yo no quería que las cosas se den así. la has buscado por todo el continente y no has conseguido nada. –¡Espera! –alzó la voz. Lo único que quiero es estar con ella – suspiróZayn: Amigo ella ya no esta. Por más de que no lo quisiera aceptar. también. me dirigí a casa. te quiero. Mi mamá tenía razón. y que no hacia otra cosa que extrañarme. por favor no le digas a Harry que te llamé. apenas llegué cambiaron rápidamente de canal. No pude contestarle nada. en verdad lo siento. dame el control. No pude pronunciar alguna otra cosa y repentinamente colgué el teléfono. Yo: ¿Qué es lo que están escondiendo? –fruncí el ceñoRuben: Nada hija –disimuló muy malYo: Vamos…te conozco papá. Margarita: Hija es por tu bien.Y a mi me parece que esta chica también. muy débil. me hacia mal. Estaba hablando de mí. Una vez adentro pegué un gran grito de impotencia y me deje caer en el colchón. Zayn: Harry de verdad … ¿Cuándo la dejarás de amar? –se refregó los ojos- .De verdad no me molestará. Por favor. ni a nadie más. lo siento. Me manqué toda la noticia con mi característico orgullo y cuando esta finalizó corrí escaleras arriba y me encerré en el cuarto de un portazo. quiero ver que es lo que esta diciendo. Capítulo Cuarenta. obviamente no podía describir su aspecto porque no lo veía. Pero deberías verle la cara. hija. diciendo que si alguien me veía que por favor le avisara. cambien. Me extrañó su actitud. pero sospechaba que su apariencia no era la mejor. está hablando Styles –dijo detenidamenteYo: Ya lo olvidé –mentí. Ese chico esta enamorado –acarició mi mejilla.Y no pararé hasta encontrarla.Me tengo que ir. tiene las ojeras enormes y los ojos hinchadísimos. Yo: ¿Mamá como luce? –le pregunté curiosaMargarita: Horrible –masculló. Zayn: Vamos es solo una cita –le insistió por décima vezHarry: No quiero conocer a nadie.No cumpliste tu promesa… –¿De qué hablas? –me hice la tonta. que había cancelado su contrato. Harry: Aún me falta buscarla por más de la mitad del mundo –sonrió.Perdona que te lo diga así. Yo: ¿Tú crees que en verdad me eche de menos? –inquirí apagadaMargarita: No hay otra cosa de la que esté más segura. pero sabía a que se refería–Prometiste no abandonarnos. saber que estaba como mamá decía. Y me encontraba perdida. después de todo el es uno de los integrantes de mi banda favorita –hice un intento de sonrisaRuben: No digas que no te avisamos –musitó cambiando al canal anteriorY después de un mes volví a escuchar su voz…Se oía débil. Escuche a mis padres que se encontraban en el living mirando la tele. ya era tarde. sea cual sea el motivo –sonó duro.

con ayuda de mi madre. como siempre. Lo había conocido en el instituto especial y me caía genial. No supe donde meterme. Se colocó los auriculares y le dio comienzo a su lista de reproducción. . Además de eso era un muy buen bailarín.Harry: Cuando las estrellas dejen de brillar. no paraba de gruñirle a Dylan. Dylan: ¡Sí! Digo… está bien. elegí el conjunto de ropa que me pondría. me preguntaba si quieres ir al cine por la noche –inquirió nerviosoEdward comenzó a ladrar como un chiflado. por favor –suplicó con una de esas caras indomables de perro abandonadoHarry: Ahhh…Bien. tenía la esperanza de que el podría hacerme sacarme a Harry de la cabeza. colmada de canciones tristes. cuando me encontraba mal o comenzaba a acordarme de él. lo haré –torció su rostro. me refiero a que el tampoco podía ver. Y no. te recogeré a las nueve. Sería muy divertido –concluíPude percibir su sorpresa y eso me dio ternura. Dylan era muy gracioso. Pero. Me agregué un perfume delicioso. Y para ser sincera. No sabes lo rica que esta –le guiñó un ojoHarry: ¿La has probado? –sentenció en una carcajadaZayn: Muy gracioso. culpable. Yo: ¿Cómo estas hoy Dyl? Dylan: Muy bien. Ese es el día en que la dejaré de amar –musitó convencidoZayn: ¡Es solo una cita! Hazlo por mí. Volviendo a Ecuador. No se porque me sentí así. no la he probado. te guardo lo mejor para ti –le golpeó el hombroEl chico se recostó en su cama y esta vez la rutina no cambió. listo para trabajar con la alumna más inteligente –dijo chistoso y a la vez con sarcasmoYo: Sí claro… Pronuncié al mismo tiempo en que mi perro nos guiaba a los asientos del salón. cosa que nunca faltaba en mí. ¿Cómo estas? –musitó invitándolo a entrarDylan: Muy bien. Lo reté y este por fin se calló. me distraía con sus chistes malos y sus bromas. ¿por qué aún pensaba en el? Yo: Claro. tenía muy buenas expectativas para hoy a la noche. Esta sería mi segunda cita –la primera había sido en aquel parque con Harry y dudaba que esta sea mejor–. Cuando llegué a casa. Dylan: Oye. hoy estudiaremos la Segunda Guerra Mundial. Dylan: Hola señora Margarita –le dedicó una cálida sonrisaMargarita: Dylan. ansioso por llevar a su hija a ver un peliculón.¿Cuándo será? Zayn: Ella cree que la pasarás a buscar mañana a la noche. Las horas de clase se pasaron lento. como si estuviera por traicionar a Harry. Yo: Perfecto –el sonido de la puerta al abrirse me callóProfesora: Buenos días chicos. Luego tocó su guitarra y se quedó dormido bajo ella. Xxx: Hola linda –me dio un beso en la mejillaMe pregunto como sabía si era linda o fea. pasa. Teníamos una muy buena relación. Más tarde tocaron la puerta y pude escuchar la varonil voz de Dylan que se hacia presente desde la planta baja. solía ser su pareja en las clases de baile.

No le paró de hablar durante todo el trayecto. había olvidado preguntarle a su amigo cuál era su nombre. ¿Ahora que le diría? Esos pensamientos se evaporaron cuando la vio salir de la casa. su cabellera larga y dorada. menos el de el. su boca fina y rosada. Margarita: Bueno Dylan. Para el era tan fácil. Zayn le había dado a entender que ella era muy linda. era grandioso. Calculo que pasados los diez minutos desde que me senté en ese cómodo asiento. y eso me encantaba. y ni hablar de su cuerpo. llegamos al cine. Ir a ver. diablos. Dylan: El placer fue mío señora –volteó. Sus ojos eran celestes acaramelados. era realmente bonita. pensar en eso me dio melancolía pero lo olvide cuando su incomparable aroma entro por mis fosas nasales y como una boba no pude evitar pensar en voz alta.Margarita: No tengo ni la más mínima duda de que será una noche magnífica –lo animó y este se sintió seguroEl chico iba a decirle algo más pero de pronto sintieron los pasos de Arianna que venía por la escalera. ¿te parece ir a cenar a un restaurante? –preguntó de manera sexiEl no lo hacía con intención. El sueño de cualquier chico. Vanessa: ¿Me estás escuchando? –inquirió enojadaHarry: Perdón… ¿Qué dijiste? –sacudió la cabeza y apartó la vista de la carretera para mirarlaVanessa: Te pregunté si me estabas escuchando… pero veo que no. Condujo lentamente hacia la casa de la chica. Luego salimos tomados de la mano hasta subirnos a un taxi que nos esperaba en frente de casa. es que hace poco tengo mi licencia y aún no le agarro del todo la mano – mintióVanessa: No te preocupes. Su mano no me hacia sentir nada comparado con lo que experimentaba cuando los dedos de Harry y los míos se entrelazaban. Harry: Lo siento. Yo: Mmm… Hueles bien –susurréEl reprimió una risita y algo incómodo me agradeció el cumplido. Harry se vistió casual para su cita con la chica desconocida. llevaba su ceguera como si fuera lo más natural del mundo. tu igual. entiendo –musitó con un repentino cambio de humorHarry: Gracias –sonrió avergonzado- . llego la princesa –dijo en forma tierna.Un placer volverte a ver. lleno de curvas. el chico no le prestó demasiada atención a lo que ella decía. Yo: ¿Qué película escucharemos? –pregunté ansiosaCapítulo Cuarenta y uno. siempre era así. que estemos ciegos no impedía que pudiéramos ir al cine. Eres… Ella: Vanessa –sonrió sin sacarle la vista a Harry que estaba entrando por la puerta del conductorHarry: Bueno Vanessa. para decir verdad. quiero decir. Ella: Te vez bien –le dijo pícaraHarry: Gracias. Se bajo del lujoso vehículo y le abrió la puerta del acompañante. pero tenía sus dudas de si ir sería lo correcto. extremadamente sensual por naturaleza. o mejor dicho escuchar una película con el. Dylan salió disparado apenas bajamos y me abrió la puerta del auto.Arianna estás hermosa… -suspiróYo: ¿Cómo lo sabes si no puedes verme? –enarqué una cejaDylan: Lo sé porque no soy bobo.

Aunque no iba a negar que la chica era un caramelo. entró ladrando desesperadamente por el pasillo del cine. La distancia se hacia cada vez menor… Pero algo muy extraño pasó. sin poder evitarlo. porque estaban del otro lado del mundo. La miro y creyó volverse loco cuando en vez de ver su rostro. En el segundo en que se iban a besar. yo hice lo mismo instintivamente. pero a el no lograban enredarlo tanto como los de Arianna.¿Qué se les ofrece? Harry: Yo quiero pasta –optó indeciso.En cuanto a ella…tráigale ‘lo más bajo en calorías’ –contuvo la risa y le dedicó una mirada cómplice al meseroMesero: Veré con que la puedo sorprender –dejó ver una blanca sonrisaDe nuevo a Ecuador. Pero de pronto todo cambio cuando estiró su brazo y me rodeó por detrás –la típica–. ni ellos mismos. proponiéndole un beso. algo que solo el amor puede explicar. Detenidamente nos fuimos acercando. De verdad nadie lo entendería. como si le estuviera tratando de decir algo. . Cada cinco o diez minutos me dedicaba una caricia. la tenía a escasos centímetros. ¡El quería besarme! Se inclinó hacia mí. porque era de verdad muy cómica. pero no cambiaba nada porque de todas maneras no la podíamos ver. Entonces mientras comían el postre la muchacha se acercó por arriba de la mesa. Edward. vio a Arianna. la película era en 3D. Vanessa: ¿Qué tengo que me miras así? –susurróHarry: No es nada –volvió a mentirMesero: Hola bienvenidos –pronunció amablemente.Perfecta para nosotros dos –reímosCompramos las entradas. había desaparecido.La rubia hizo un movimiento inteligente y le colocó la mano sobre la rodilla. Dicen que es muy graciosa –alargué. Ella lo había tratado de atrapar con sus ojos durante toda la noche. a Arianna y a Harry les vino terrible dolor en el medio del corazón. Los dos se sobresaltaron. como si les incrustaran un cuchillo. El se limitó a aproximarse a ella. Dylan no le erró en la elección. pero era un hombre y hacía un mes que no besaba ni se acercaba a una mujer. Probablemente algo sobrenatural. Dylan: ¿Qué te parece ‘Hombres de negro’? –preguntó traviesoYo: Buena elección. Harry: ¿Qué quieres pedir? –tenía la mirada dentro del menúVanessa: Algo bajo en calorías –dijo como si fuera lo más normalEl la miró con algo de asco. Esta vez el espejismo o lo que sea que eso haya sido. hasta llegar a ella. Al mismo tiempo en Londres. el estaba logrando que después de mucho tiempo me volviera a divertir. Se frotó los ojos y volvió a mirarla. Esa joven no le causaba ni una décima parte de lo que le causaba Arianna.

con tu ayuda claro –puso los ojos en blancoNiall: ¿Eh? –transformó su cara semejándose a la de un pato.Entonces recordó ‘Es para que cuando no esté te acuerdes de mi’ eso le había dicho Harry. mi perro apareció de manera inexplicable en la sala de la película. en esto no me metas – cruzó los brazosHarry: Te lo ruego. No lo entendía. que quedó sentado sin entender. . Harry: Niall ¿crees en el amor a distancia? –le preguntó ilusionado apenas llegóCapítulo Cuarenta y dos. no será muy complicado.En mi opinión debes seguirla buscando. Primero Edward se había puesto como loco cuando Dylan me propuso ir al cine. Niall: ¿Tu crees que la fuerza de amor que existe entre Arianna y tu. luego cuando estaba a punto de besarlo sentí un pinchazo en el pecho. y por último. por favor Nialler –imploró con cara tiernaNiall: Tú ganas. es solo porque necesito ayuda. Harry: Y eso es lo que haré. mañana planearemos todo para que el sapo encuentre a su princesa –indicó tomándolo por el hombro y subiendo las escalerasEsa noche no logré vencer a mi instinto que insistía en estudiar detenidamente lo que había sucedido en la cita. Había sido posiblemente la cosa más extraña que me haya pasado. Ahora vamos a dormir.No Harry. entonces improvisó. Harry quedó paralizado unos segundos. Se tomó un taxi y volvió a su casa junto a su perro. Haré la mayor parte del trabajo. que ella aún no me ha olvidado por completo. Sonrió sin saber porqué y se despidió de Dylan.Estábamos a punto de besarnos y de repente me vino terrible dolor en el pecho. Harry: Vanessa…tienes algo en los dientes –inquirióVanessa: ¡Por dios! –dijo avergonzadaRegresó a su asiento sin decir nada más. Niall: Puede ser –sonrió por la reacción de su amigo. y no logré hacerlo en toda la noche. Me preguntaba que tonta explicación le inventaría a mi amigo por dejarlo plantado. Mientras tanto. como que algo me estaba diciendo que no lo haga. quiso que no la besaras? – trató de comprender mejorHarry: Exactamente…Puede que no suene muy razonable pero… Niall: Las cosas que pasaban entre tu y ella nunca eran razonables –le recordó sin dejarlo terminar la fraseHarry: Tienes razón –señaló algo pensativo.Eso quiere decir que tengo posibilidades. Harry: Niall ¿crees en el amor a distancia? –le preguntó ilusionado apenas llegóNiall: ¿Por qué preguntas? Harry: Es que estaba a punto de besarme con Vanessa y… Niall: ¿Quién es Vanessa? –lo interrumpióHarry: Una chica con la que Zayn me hizo una cita –dijo rápidamente. Al escucharse se dio cuenta de que lo que estaba diciendo no sonaba normal. De pronto el muchacho salió a los trotes del restaurante y ella observó como se alejaba.

Tú te fuste. Ema. ¿Me extrañas? –la oí decir rápidamenteYo: Ema…son muchas preguntas –contesté risueñaEma: Necesito que las respondas –pidió riendoYo: Bueno.Son cosas mías. Yo: Prefiero no hablar de ese tema ahora… Ema: ¿Entonces te enteraste? –sonó incrédulaYo: ¿Enterarme de qué? –fruncí el ceñoEma: Nada. Mientras allá sería el medio día. Ema: Pero dijiste que preferías no hablar de él… –reclamó dulceYo: Ignora lo que dije. Debía estar conectada porque la hora de Londres y la de aquí eran muy distintas. opté por inclinarme sobre el respaldo de la cama y tomar el computador. cuéntame. Ema: ¿Olvidaste a Harry? –se precipitó a indagarSu pregunta me tomo por sorpresa. por favor. Lo primero que hice fue entrar a mi cuenta de Skype. nada –dijo luego de maldecir por lo bajo. Ema: ¿No me digas que sentiste algo en tu pecho? . La mayoría del tiempo hablo sin pensar y lo sabes –le recordéEma: De acuerdo… Ayer él –se detuvo en secoYo: ¡Habla Ema! –exclamé expectanteEma: Salió con una chica –frenó para observar mi reacción. el es un muchacho soltero y muy guapo. ¿Vas a volver?. Sin darme cuenta una lágrima brotó de lo más profundo de mi pupila. fue una cita a ciegas.Y por cierto era muy linda. Y por supuesto que te extraño. dice que si Harry no sale con nadie terminará por hacerse homosexual –río al recordarloPero yo la ignoré. acá eran altas horas de la madrugada. La acepté percatándome de que corría el riesgo de que fuera cualquier persona. estoy bien. Yo: No es eso Ema… Ema: ¿Qué ocurre entonces? Yo: ¿Me creerías si te digo que yo también salí anoche por primera vez desde que estamos lejos? –pregunté algo confusaEma: Debe ser broma –alargó entre emocionada y asombrada. Yo: ¿Increíble? ¡Es espantoso! Y no sabes lo que pasó después. Respiré hondo y pregunté: Yo: ¿Es la primera vez que sale con ella? Ema: Sí. de verdad. Yo: Te conozco amiga.¡Esto es increíble! –elevó la vozEs como si a pesar de la distancia aún estuvieran conectados. Esto no podía estar pasando. No puedo decirte donde estoy porque es un secreto y no quiero correr ningún riesgo de que Harry se entere –suspiré. Me mantuve muda por varios segundos.Sinceramente no creo que vuelva. Puede salir con las chicas que quiera. pero yo ni pestañee. Zayn la planeó. ¿Dónde estás?. Yo: No puede ser… –murmuré sorprendidaEma: Claro que puede ser. eres una de las personas a las que más hecho de menos.Aturdida a causa de la inevitable molestia. En menos de un soplo ya tenía una solicitud de conversación. Ema: ¡Arianna! ¿Cómo te encuentras?. Pero mi miedo se desvaneció cuando escuché la familiar voz de mi mejor amiga.

quizás solo fue una coincidencia y ya –me apresuré a decirEma: Las coincidencias no existen. ¡Habíamos hablado toda la noche! Actualmente en Londres. Dialogamos un rato más de pavadas. anunciándome que debía ir al instituto. Niall me lo contó –gritó emocionada. Me contó cosas sobre ella y Zayn. Eso era una locura. Pidió el rubio contemplando con esmero la pizarra llena de planes de su amigo. tenía que ser solo casualidad. Harry: Lo primero será convencer a los chicos de que nos ayuden –señaló. ya habían pasado semanas desde que habían comenzado el plan. ¿Arianna tu crees que… Yo: Basta Ema –le ordené perturbada.Después… La charla se prolongó durante horas. Se mantenían atentos a cada pista. una total y completa locura. parecía que había dado un giro de ciento ochenta grados. Yo: Si sigues así me voy a dormir –inquirí entre dientesEma: Lo siento –respondió tierna. Parecía algo imposible localizar a una persona en todo el planeta. Simon. Niall: ¡Tengo una idea! Gritó el chico de cabellos dorados escandalizado. donde se encontraban los demás muchachos. El Universo no estaba pendiente de lo que hacíamos Harry y yo. sentí un poco de envidia.No quiero enredarme más con este tema. Aunque no se lo haya dicho. La tarde se aproximaba. cualquier cosa que sirva –concretó. Estaba más animado y nunca se quedaba solo. Hasta habían convencido a su querido manager. Darling –aseguró ellaMedité por unos segundos. quien de vez en cuando se sentía algo incómodo por las miradas salvajes que le echaba Hazza. Harry era otro.¿Sabes? A veces me olvido de que estás ciega –suspiróUn silencio se apoderó de la conversación.–preguntó inescrutableYo: Ema. Sí. Ema: ¡Por dios! A Harry le pasó lo mismo. corriendo desde la cocina hasta el living. en realidad yo nunca había creído en las coincidencias. y no conseguían nada. Niall: Esperen que termine de comer mi panquecito –dijo mirando el trozo de comida- . Y a Jake. ¡¿cómo demonios lo sabes?! –dije en un hilo de vozCapítulo Cuarenta y tres. Al parecer su relación estaba cada vez más fuerte.Luego le pediremos a Jake que nos de información acerca de ella. pero no perdían ni la más mínima esperanza. Estaba algo enojada. No hicieron otra cosa que idear planes toda la semana. Quien tenía muchos contactos. cada señal. molesta.Esto parece una película. Louis: Escúpela ahora mismo. que seguían juntos. Tuvimos que despedirnos cuando el despertador sonó. el ‘ex-novio’ de Arianna. Niall: Repítelo una vez más. Pero no se me ocurría otra cosa para poder explicarlo.

tranquilos –los calmó. Niall: ¡Espere señora! Pero ella colgó. lo tengo desde que volví – se frenó bruscamente al darse cuenta de lo que había dichoNiall: ¿Desde que volvió? –enarcó una ceja ¡Eso podía significar una sola cosa!.Empaquen sus cosas. lo siento hijo. Es obvio que se refiere a cuando regresaron a su país. podía llamarla. Quizás así obtengamos alguna pista.Está en su dormitorio.Jake: ¡¿Qué panquecito ni panquecito?! –pronunció arrebatándoselo y tirándolo por la ventanaZayn: Dinos de una vez lo que pensaste –lo tomó por los hombrosNiall: Tranquilos. pero tenían un objetivo muy claro.Luego hablamos. Estoy con un resfriado imponente. se acercaron a él. Margarita: Niall. aunque ya lo tiene casi incorporado. Sonó cuatro veces antes de que Margarita atienda. marcó el número. te amo! –dijo besando su frente. nos vamos de viaje. porque en menos de cuarenta y ocho horas llegaron a donde suponían que estaba ella. Margarita: ¿Diga? –preguntó extrañadaNiall: ¡Señora Margarita! –no pudo evitar gritar con entusiasmo y algo de alivioLos demás chicos se petrificaron y a la velocidad de la luz. sin embargo fue duro para él escuchar eso. Niall: ¿Y como lleva el tema de la ceguera? –preguntó atropelladamenteMargarita: Todavía se está adaptando. ya la estoy a empezando a necesitar demasiado –dijo más para si mismo que para los demásEl rubio tomó su teléfono y con las miradas de todos sobre el. ¿está en Ecuador? Al ingerir esas últimas palabras el corazón de Harry empezó a latir de forma atropellada.Señora. me tengo que ir –dijo aún nerviosa. ni siquiera discutían o se peleaban. querían encontrarla. Pero obviamente odia no poder ver –aseguró la cálida mujer. pequeño. intentando escuchar a través del celular. . Y Harry no mintió.¿Y qué hay de su vida? –cambió de temaMargarita: Uf… Me siento terrible. Ecuador era un país distinto para los cinco chicos. Harry: ¡Mi Niall. Capítulo Cuarenta y cuatro. la puedo oír cantando…Dudo que quiera hablar contigo. El tiempo transcurría. ¿Cómo te encuentras? –inquirióNiall: Extrañando a su hija –mencionó tristeMargarita: Ella también los extraña. lindo –le hizo saberNiall: Pero no llama ni atiende las llamadas –se quejóMargarita: Tienes que entender que está enfrascada en olvidar a Harry.Se me ocurrió que ya que la madre de ella y yo nos llevamos muy bien. Harry: ¡¿Qué dijo?! –indagó y por poco se le tiró encimaNiall: ¡Lo tengo! –gritó al fin. porque todo comparado con Arianna era insignificante. Harry: ¡Eres un pequeño genio Nialler! –lo abrazó. Margarita: Niall. Niall: Entiendo –musitó.Ojala funcione.¡Está en Ecuador! Liam: ¿Cómo lo sabes? –pegó un grito exasperadoNiall: Su madre dijo que estaba resfriada desde que habían vuelto. Estaban trabajando más juntos que nunca.

o en el dormitorio. En incontables momentos la invadían ganas de entrar por la puerta de siempre. invierno y primavera se fueron con el viento. Al fin me graduaría. Y ni muerta se le iría a pasar la idea de que él no se había relacionado con ninguna chica después de ella. No había nadie. Fueron tantas veces las que estuvieron a punto de rendirse. cada iglesia. no era caída. Igual nunca lograba olvidarme de todo. sin siquiera prestarle atención. Rezar por él. . El verano. Le parecía que había sido ayer cuando entró por primera vez a través de esa puerta. Pero aguantaría. que no sería complicado olvidarse de ese perfecto joven. se hospedaban alrededor de dos semanas en cada uno. Ansiaba tener todas las vacaciones para quedarme encerrada en mi habitación escuchando algo de música. la necesidad de tenerlo cerca. porque sabía. con el propósito de buscar y escudriñar en todo sitio. y tenían que volver a empezar de cero. pero jamás había estado más equivocada en su vida. no pensaba rendirse hasta olvidarlo. Porque un tropezón. el tenaz recuerdo de Arianna los hacía levantar. la enorme puerta de aquella hogareña mansión en Londres. porque la verdad era: ¿a quién le importaba tener clases en plena tarde? Creo yo que a nadie. Muchas noches ella lloraba en silencio. arrebatándoles las esperanzas una por una. Unos meses atrás. así podía olvidar todos mis problemas. Pero aún así tenía que permanecer toda la hora sentada en aquel incómodo pupitre. Abrí la puerta de casa despreocupadamente. Apresuradamente me levanté del asiento y junto a mi perro me encaminé hacia la salida. estar ciega no había resultado tan difícil con el tiempo. otoño. algo en lo más profundo de su alma le decía. Aunque todas las veces acababan con las manos vacías. cada plaza. Por suerte solo faltaban un par de días para que mis clases en el Instituto terminaran. se había dicho en su fuero interior. Cada vez era más fuerte el sentimiento. Dejé mis cosas sobre la cama. de verlo allí. pero Harry insistía. y que hay cosas por las que uno se preocupa que no tienen ninguna importancia. y se había hecho racionalmente llevadero. Marchaban de hotel en hotel. aquella madera era más interesante que el profesor al hablar.Días y días recorrieron las ciudades y sus rincones. en la sala. Me sentía demasiado bien debajo del agua. pero yo estaba demasiado enajenada en mis ideologías. sosteniendo una foto de la castaña y preguntando si la conocían. con la incertidumbre de si él la estaría buscando. y rezar era lo único que le quedaba. Después de quitarme toda la ropa me di una reparadora ducha fría. *Dos años más tarde* Mis pensamientos se remontaban a otros lugares mientras desfilaba los dedos sobre la mesa. Pero cuando estaban por caer. Los momentos difíciles por los que estaba pasando le ayudaron a darse cuenta de lo infinitamente rica y hermosa que era la vida. Lo que no imaginaba era que Harry circundaba tan cerca. tan solo sentir su presencia. Porque allí se sentía tan protegida de todo y de todos. Tan distraída estaba que hasta que todos se fueron no me di cuenta de que se había acabado la materia. que ella estaba en aquel lugar. hasta cada casa. sus miedos se desvanecían cuando el simplemente la abrazaba en la cocina. Sí.

Como todos los años. Olga había sido como mi abuela desde los tres años. Cuando al fin terminamos –a altas horas de la madrugada– le pedí que me acompañase al jardín de aquel sitio. la academia hacía un baile de graduación. otra vez. estaría precisamente allí. pintado de amarillo. Mientras. que colgaban sobre los numerosos tipos de arbustos. tenía que ser ella. pero acompañada. así de bonito era. sin duda. y llegué bastante rápido. Me gustaba visitarla y jugar a las muñecas junto a ella. porque se nos fue la tarde y acompañándola. mi familia. Resplandecía con las luces sobre las plantas y la parte más hermosa. Olga fue la que me incentivó a cantar. era el preciso lugar en el que estábamos paradas. adornado con cintas y lazos de seda. Mientras en la habitación de sus padres.Pero no pude permanecer allí mucho tiempo. y aunque no podía verlo. ordenábamos y decorábamos aquel precioso y gigantesco salón. Era una especie de techo. Apenas salí. Tomé un taxi. podía sentirlo. el chico con el que Arianna salía en Londres? Ruben: Claro. Tenía largas barandas. Me vestí ágilmente y cerré la puerta con llave. El extraordinario jardín estaba lleno de flores amarillas. En las películas era el lugar en donde los enamorados siempre bailaban. Había elegido ser una de las organizadoras. Y con ella. la noche. Constantemente me contaba historias y compartí con ella la mayor parte de mi infancia. ya que tenía una cosa muy importante que hacer. Ya quería llegar a aquel hermoso y único lugar. Le conté todo de lo que se había estado perdiendo. Cuando bajé. Hablar fue poco. aunque no asistía al Instituto. ¿recuerdas a Harry. linda. Cuando era chica solía ayudar a preparar todo. Lo recordaba a la perfección. pero consideraba a mucha de la gente de allí. que le diga dónde está –contó algo tristeRuben: ¿Y tu qué le dijiste? –musitó algo contrariado. Está como la última vez que lo viste –me dijoMi memoria nunca fallaba. me encontré con dos fuertes brazos que me envolvieron de forma maternal. Capítulo Cuarenta y cinco. a la misma vez en la que platicábamos. Ese lugar me llenaba de paz y tranquilidad. y eso me tenía muy entusiasmada. De seguro estaría tan perfecto como en el último momento en que lo había visitado. Y este año tenía planeado volver a hacerlo. fue como volver a ser niña otra vez. La extensa fuente se hallaba en el medio del edén y estaba rodeada de faroles. siempre estaba para mi cuando la necesitaba. Margarita: Amor. necesito preguntarte algo –pronunció moviendo sus dedos entre las manosRuben: Lo que quieras cielo –le sonríoMargarita: Bueno. como en los viejos tiempos. naranjas y blancas. ¿cómo olvidarlo? Margarita: Me ha llamado hace un tiempo…rogándome que lo deje ver a nuestra hija. sorprendido- . desde ahí se podía observar todo. Y sí. Lo que no me imaginaba era que en menos de veinticuatro horas. Yo: Dime que sigue siendo tan magnífico como siempre –le rogué mientras aspiraba el aire puroOlga: Claro que sí. la que me mostró lo mágica que podía llegar a ser la vida. aprontaría todo para el baile.

Harry estaba sentado en esa cómoda cama del hotel. y hubo un momento en el que pasó: se enamoró de ese muchacho. para mi también lo fue. yo también lo soy…supongo que deberías decirle a Harry –se rindióMargarita: ¡yupi! Esto será como en las películas de amor –suspiró. necesito que me des tu aprobación para darle a Harry la dirección de casa. porque lo había vivido en carne propia. pero sé muy bien que luego me lo agradecerá por toda su vida. y sin él no lo es. Estoy al tanto de que para ti puede haber sido muy difícil dejarla ir a Londres aquella vez. Y vinieron a buscarla –miró avergonzada al suelo. sobre todo por el pobre de Harry que la había buscado por agua y tierra. y a pesar de lo complicado que podía ser. ¡Será tan romántico! Recuerdo cuando me confesaste tu amor en el baile… -se le cayeron unas lágrimasEl amor entre ellos dos había sido casi tan irreal y fascinante como el de Arianna y Harry. y puede ser que me haya equivocado…pero es tan solo que… Se quedó inmóvil. para que la vuelva a ver… Ruben:¡¿Estás completamente loca?! Arianna te decapitaría si llegaras a hacer eso –la observó con los ojos bien abiertos. a mi no me puede mentir. como si hubiese dicho la paranoia más grandeMargarita: Mira. la conozco demasiado. Sin querer yo le confesé a Niall. Amor. si mi hijita es feliz. voy a decirte dónde está Arianna –pronunció. su amigo. sos un idiota. no digas tonterías. ¿qué piensas? –trató de descifrar a su mujerMargarita: Tendrías que haber visto como él la miraba. al igual que él a ella. debía dejarla ir. Ella había sido su “bebé” desde siempre. Harry no debería saber que ella está en este país –dijo desconcertadoMargarita: Lo sé.. Así que decidió tener compasión por ellos. Mi amor. El señor se dedicó a pensarlo unos minutos. Perdida en sus pensamientos. está enamorada –sentenció convincenteRuben: ¿Cómo dices eso? Es apenas una niña. con la esperanza de que un milagro ocurriera. Navegando en un río de pensamientos. Harry: A pero son un idiota Styles. Jamás había notado tanta pasión. Pero todos estos años nos hemos esforzado para que ella crezca de la mejor manera. lo llamó. no sabe de amor. Su mujer tenía razón. si solo hubiese sido un “flechazo de adolescentes” ya lo hubiera olvidado…pero hace más de dos años que no lo ve.Margarita: Fue hace más de un año. Margarita: No es una niña. Y ella sabía el sufrimiento que era estar lejos de la persona que uno ama. Segurísima estoy de eso. Y sé que Arianna aún no lo olvida. Ruben: Tienes razón. y aún lo ama. Ruben: Hermosa.. En dos semanas cumplirá dieciocho años. y este casi se cae desmayado- . tal como lo hacia su hija cuando había cometido una travesuraRuben: ¡¿Qué hiciste que?! Querida. Está lista para ser feliz. ella lo ama. corazón.Pero tengo una idea mejor… Ruben: ¿Cuál? –frunció el ceñoMargarita: Le diré a él que valla al baile de graduación. que estábamos en Ecuador. esto no es una novela. No va llamar Dios y decirte dónde está Arianna –pensó en voz alta cuando sonó su celular–¿Diga? –preguntó sin ánimos–Harry soy Margarita. quizás en un principio me odie. nuestra hija nos dijo que quería olvidarse de él.

por favor no te enojes. Después de todo eso era lo que los adolescentes anhelaban desde su primer día de clase. después de tantos meses sin verla. La alegría que le vino al cuerpo fue de otro planeta. Mamá. que duerman bien. allí la encontraras. sé que lo harás bien. ¡Por dios. Mientras me ponía las pantuflas mi madre me tomó completamente desprevenida. por eso –aclaró perturbadaYo: Como digan –sonreí. en menos de diez minutos. había sido extraño. tampoco exageres –me reíElla frunció el ceño. Abrí el ojo derecho. Esa noche será inolvidable –no supe por qué. Margarita: ¡Buenos días cariño! –exclamó mientras me abrazabaYo: ¡Mamá! Podrías haber tocado –le dije algo exasperadaMargarita: Lo siento hija.Me encontré con Olga y todo quedó fantástico. me salvó la vida. los amo. ahora sería de nuevo suya. papá. pero le noté un doble sentido a sus últimas palabrasYo: ¿Inolvidable? ¿Por qué? –inquirí algo inseguraMargarita: Porque es la última noche en la que estarás con tus compañeros de curso. en el salón “Magic night”. ¿cómo te fue en el salón? –cambió rápidamente de temaYo: ¡Genial! –recordé entusiasmada. presumiéndome algo que no logré entender. debes ir de traje. el sol entraba sutilmente a través de los espacios entre las cortinas de mi recamara. Cuando llegué a casa fui a saludar a mis padres a su habitación. porque sino mañana estaré muy cansada para la fiesta. será la mejor noche de tu vida! –contestó excesivamente entusiasmadaYo: Bueno. me extraño que cuando entré se hayan callado de esa manera. me hizo tan bien volver a ese lugar… Ruben: Me alegro mucho por ti hija. ¡Es el día tan esperado. una cosa más. Ah. hoy tienes que estar contenta. esto no es un sueño. enfrente a una fuente enorme. ¿Quieres saber o no? –insistió con aire maternal–¡Claro! –Mañana por la noche.–¿Se…seño…señora Margarita? Debo estar soñando… –No. –Eso espero –suspiró*Fin de la llamada telefónica* El muchacho por poco se muere de un infarto. no puede imaginarse todo lo que se lo agradezco. Salí trotando de su extenso dormitorio. de verdad –concluyó el chico al borde de las lágrimasTanta espera no había sido en vano. “Cosas mías” me dije en mi fuero interior mientras me acurrucaba entre las sabanas. o algo escondido. Mi madre parecía muy contenta. mami. como si tuvieran una sorpresa. me dormí Capítulo Cuarenta y seis. Yo: ¿Sucede algo? –pregunté curiosaMargarita: No. Algo. y no sabía qué. y. entrando sin tocar. –¡Por dios! Muchas gracias. –Confío en ti Harry. hoy me gradúo! Pensé. hijo. . Como si supieran algo que yo no.Ahora me debo ir a dormir. todo saldrá perfecto. Desperté enmarañada entre las sabanas.

Todos corrimos a abrazarnos y cantamos un par de canciones juntos. Ser ciega no significaba que tenía que dejar de hacer todo lo que las demás personas podían. Me senté sobre la cama y rápidamente acabé el rico desayuno que la señora que acababa de darme un beso en la frente. había preparado. haciendo un pucheroMargarita: No se de que estas hablando –dijo algo burlonaYo: Pero… Margarita: Pero nada. me sentía como una persona normal y sin dificultad para hacer nada. y salí con Edward en camino al Instituto. Yo: ¡Gracias mamá! –me abalancé sobre ella y la ahogué en un abrazoSubí en menos de tres saltos las escaleras y vino mi tía a ayudarme con el arreglo y el maquillaje. o quizá bastantes menos. Sin decir ni una palabra. Luego me vestí a velocidad de la luz. El timbre final sonó. mamá. Extrañamente la tarde se fue volando. a pesar de que tomaríamos caminos separados. Rebasé la puerta de casa y en un soplo mi madre se encontraba abrazándome. Rojo. fino y soñado. aunque sea algunas veces. querida. Era sencillamente fascinante. corría.Margarita: Si yo te digo que será la mejor noche de tu vida. nadie –respondió nerviosa. y me la entregó. Nos tomamos aproximadamente trescientas millones de fotos. ¡Maldición! Todos los días de clase siempre me parecían largos y aburridos. . recogió una caja dorada grande. Ruben: Estás hermosa –lo sentí suspirar y lagrimearMargarita: Alguien se quedará sin respiración… –balbució casi inaudible. Yo: ¡Ya dime que sabes que yo no sé! –dije cruzándome de brazos. Las chicas no se detuvieron ni un segundo. Bailé hasta que me dolieron los pies. planeábamos seguir viéndonos. cuando lo había visto me había quedado sin respiración. el que usé la primera vez que vi a tu padre? –susurró¿Cómo olvidarlo? Mi memoria lo guardaba a la perfección. Y otra vez pasó. Pero no tenía en mente parar hasta el segundo final. volví a encontrarle doble sentido a sus palabras. fue hermoso. Cuando estuve lista bajé las escaleras con cuidado. volteó. Había chicos videntes y no videntes. Hablé un montón con todos mis compañeros de curso y con algunos viejos amigos. Suspiré con aire imprudente y comencé a abrirla. permanecieron toda la jornada hablando del baile. pero la oíYo: ¿Quién? Margarita: Eh…nadie hija. hasta charlaron acerca de los posibles “reyes”. El chofer me llevó hacia el lugar. era un vestido.Vamos a sacarnos una foto. delicado. Qué ropa llevarían. si no me equivocaba. no querrás llegar tarde –besó mi frenteYo: Como digas. Estaba totalmente segura de que me estaba escondiendo algo. obviamente que a veces me caía. Toma el desayuno que hoy es tu último día de clases. en mi ocasión. No te imaginas todo lo que ocurrirá. la cuestión fue que demoramos una eternidad. es porque lo será. Bailaba. cantaba y saltaba como si tuviera vista. Pasé mis manos sobre el contenido. y justo el último tuvo que ser precipitado. con quién bailarían. Margarita: ¿Te acuerdas de aquel vestido que alguna vez te mostré. pero nada más que eso.

al menos así podía hablar sin perderme en sus ojos y mezclar las palabras. así que me quedé quieta como una piedra. estaba convencida. era él. Harry: Solo dime si lo recuerdas –repitió elYo: Sí. pero era una ventaja no poder ver su perfección. pero mi cuerpo gritaba su nombre. no había estado nunca tan segura de algo. A pesar de que no podía verlo. Pero valió la pena. no era normal que una persona se preocupase tanto por miHarry: Tal vez. su aroma. mi cabeza daba vueltas. Harry Edward Styles. No dijo nada. no tenía con quién bailar. Había creído que me había olvidado. mi esfuerzo y mi aliento se venían abajo conmigo. Me armé de coraje. Yo: Tú de verdad tienes problemas –susurré algo irritada. Había esperado aquel momento durante más de dos años. lograba hacerme sentir de esa manera. me estás contestando con otra pregunta… Una lágrima se deslizó por mi rostro. él tomó mi cintura. Como solía hacerlo (huir de mis problemas) me di vuelta y caminé derecho hasta llegar al hermoso jardín. Suspiré el aire fresco y escuché sus pasos. Permanecí inquieta. El seguía tomándome de la cintura y lentamente las lágrimas comenzaron a desbordarse por mi rostro. Harry: ¿Qué haces tú aquí? –su voz sonaba como una caricia para mis oídosYo: Yo pregunté primero –inquirí mientras trataba de aguantar las ganas terribles de llorar. y era increíble tenerlo así de cerca. Después de tanto tiempo volví a sentir su piel. ¡Dios mío! Las piernas y todo mi organismo temblaban. teniendo en cuenta lo peligroso que sería para mis sentidos volver a escuchar su voz. que ya no le importaba. Pero estaba de vuelta. tratando de imaginarme la belleza que su rostro debía estar imponiendo en ese preciso momento. No sabía que demonios hacer. lo hago. Su mano derecha hizo contacto con mi piel –para limpiar mi mejilla– un escalofrío bajo desde mi espalda hacia todo el cuerpo. y le hablé. Yo: ¿Cómo me encontraste? –rompí el hieloHarry: Te busqué en todo el planeta. su todo. y lo volvería a hacer por ti. Mi corazón latió con una fuerza devastadora y luego colapsó de repente de forma teatral. porque solo él. Entonces sentí como todo mi mundo. mis manos sudaban. o una alucinación. todavía no estaba segura de que no era un simple sueño. . Yo: ¿Qué haces aquí? Capítulo Cuarenta y siete. Se me estaba haciendo difícil no perderme en la dulce armonía de cada una de sus palabras. solamente nos quedamos conectados –como tantas veces– hasta que sentí que la cabeza comenzó a darme vueltas. Harry: ¿Recuerdas cuando te dije que serías mía. cueste lo que cueste? –dijo el muchacho algo dudosoYo: Harry. más listo que nunca para confundirme con su poder. que provenían de una extraña sensación en mi pechoÉl río ante mi respuesta. Harry: Siempre cumplo lo que prometo… Un incómodo silencio se apoderó del lugar.En un momento una canción lenta invadió la pista.

Arianna Skybender. Ni dios sabía lo mucho que extrañaba escuchar sus tiernas palabras. aunque ya sabía la respuestaHarry: Ahora yo pregunté primero –sentenció algo chistosoYo: Harry… yo. así sucesivamente. Yo: ¿Qué. no tuve tiempo. porque sencillamente no estoy dispuesto a cometer el mismo error de la última vez. me fascina la forma graciosa en la que bailas. como si fuera una niñita encaprichadaHarry: ‘Oh perdón’. muy difícil.Harry: ¿Por qué no llamaste? –me tomó desprevenidaYo: ¿Por qué rechazaste tu contrato? –pregunté. después hablaremos largas horas. habló la presidenta de los EEUU –dijo en tono burlónYo: ¿Para qué regresaste? ¡Me haces enojar con tanta facilidad! ¿Por qué no solo te largas? Harry: Porque eso no es lo que quieres –pronunció demasiado seguroYo: ¿Y tú como sabes qué es lo que quiero? –lo desafiéHarry: Porque el fuego enciende más fogatas que las que el odio puede extinguir. Harry: No me digas que no tuviste tiempo. que solo sería por un tiempo y luego tú…te rendiste. hasta la manera en la que me ganas en los videojuegos. Yo: Veo que aún sigues siendo enormemente cursi –solté una sonrisaHarry: Toda la cursilería está justificada… Yo: …cuando uno ama realmente. ya te olvidaste de que era una ‘chiflada’? –objetéHarry: No. de que sería difícil. porque sí lo tuviste. es que cuando estoy contigo puedo ser yo. ¿Y sabes qué? Me fascina. Aún lo deseaba tanto como la primera vez. pero lo que más me fascina. recordando lo que nuestra primer día como novios me había dichoHarry: Aún lo recuerdas –suspiróYo: ¿Te crees capaz de vivir con una ciega? –indagué insegura- . te haré reír. que siempre me dejaban sin aliento. claro que no. luego nos vamos a estar besando como desesperados. ahora nos peleamos. y luego pelearemos de nuevo. la risa contagiosa e irritable que tienes. lo orgullosa y terca que eres. Pero de cierta forma me encontraba en un aprieto. exasperadaHarry: ¡Sí lo estaba! ¿Cómo vivir sin lo único que te mantiene respirando? –musitó indignadoYo: ¡Já! Si yo fuera lo "único que te mantiene respirando" no hubieras firmado ese contrato – afirméHarry: ¡Fuiste tú la que me dijiste qué hacer! Yo: ¿Y tenías que escucharme? Por favor… ¡sabes que soy irrevocablemente orgullosa! –lo culpéHarry: Yo creo que estás más chiflada que nunca… Yo: Y tú sigues siendo el mismo egocéntrico inmaduro del primer día –le saqué la lengua. Arianna habíamos dicho que no era el final. No voy a dejarte decidir como lo hiciste con el contrato. Lo sé –lo interrumpí. como todo lo que vistas te queda bien. me harás sentir el hombre más feliz del mundo. Por que al final de cuentas no estamos haciendo nada distinto a lo que solíamos hacer. dejándome solo –me reclamó tratando de no llevar la charla a una discusión…pero era inevitableYo: ¡No estabas solo! –elevé la voz. no lo hice. te fuiste. porque estaba segura. rehacer nuestra historias de amor. Aunque ¿a quién quería engañar? Jamás me resistiría a esa perfección.

Sin decir nada. Yo: ¡Harry! –lo retéHarry: Me besas o sino… Yo: ¿Si no qué? –me atreví a hacer frenteHarry: Sufrirás… –hizo una pausa. más y más. lo necesito –pidió. Permanecí callada. Y otra vez me encontré en la tan conocida situación: estaba a punto de chocar contra unos de los cuatro postes que sostenían aquel hermoso techado. Yo: Harry ya…basta –fue lo único que me salió decirHarry: Solo un beso –musitó finalmenteFue más vertiginoso que yo. Yo: Harry… ¿Qué estás haciendo? –inquirí nerviosaSentí como se detuvo. moviendo mi rostro hacia la derecha e izquierda. lo hizo de nuevo. El acompasado ritmo de su respiración penetró dulcemente por mis oídos. dejándome nula. Luché y pataleé hasta escaparme.Harry: ¿Tienes alguna duda de eso? –pude percibir como fruncía el ceñoYo: ¿Debería tenerla? –enarqué una cejaHarry: ¿La tienes? Yo: Creo que no… Harry: ¿Creo? –era divertido la manera en que jugábamosYo: No. ya conozco este… . y me apretó con astucia las nalgas. no la tengo –acepté de una vez por todasHarry: ¿Apostarías de nuevo a mí? –dijo entre sorpresa y expectativaYo: Sin lugar a duda –contesté sonriendoHarry: Te amo –musitó. Sorpresivamente. el se acercaba. mucho más veloz. él de nuevo volvió a ganarme. y me envolvió con sus brazos. vocalizando las palabras con infinito placerCapítulo Cuarenta y ocho. En el preciso instante en que al fin reaccioné. Harry: ¡Arianna detente! –gritó desde atrásYo: ¡Ya quisieras Styles! Harry: No puedes ver. percibí como se aproximaba lentamente y a paso silencioso hacia mí. ya me tenía cercada en sus amplios brazos. Pero mientras retrocedía. No estaba equivocada. esta vez más fuerte. porque en no más de medio segundo. comencé a correr hacia los cortos y extensos pastos que se hacían presentes en aquel enorme lugar. tomándome por la cintura. Fue imposible porque él ya me había atrapado e inundaba mi cuerpo de insoportables cosquillas. con aquella voz que probablemente haya inventado para derretir el corazón de cualquier mujerYo me limité a negar.¡De una guerra de cosquillas! Yo: No te atreverías –fruncí el ceñoHarry: A que sí. me alejé de él. te golpearás con algo –insistió con un tono de rezongoYo: Eso no pasará. Volteé para salir disparando. Yo: Por favor Harry… Harry: En verdad. Luego de que oí al muchacho pronunciar con suma sinceridad aquellas dos palabras. completamente inmóvil.

de la manera más salvaje… Pero tuvo que aguantarse las ganas. Arianna: “Me muero si te pasa algo.Lo siento. en verdad. Harry: ¡Contesta por favor! La sacudió bruscamente. como si fueran uno. y quitó esos pensamientos de su cabeza. Tropecé con una piedra muy grande. pero el estaba encima de ella y se lo impedía. siempre lo había estado. Comenzó siendo lento. Arianna! –soltó avergonzado. La había anhelado toda su vida. con cuidado de no ejercerle demasiado peso. Arianna: Harry déjame pararme –le exigió algo perturbadaHarry: Dije que no.Y otra vez. Harry: Dí algo. Harry acortó aún más distancia. se enderezó e intento ponerse de pie. Siento haberme ido. siento no haber confiado en ti.Yo…bueno…eh… –se recargó los pulmones de aire. Quisiera que nos demos otra oportunidad.Me muero si te pasa algo. hacerla mujer. pero rápidamente se transformó en probablemente. Pero Harry no pudo resistirse y la calló de un beso. Jamás había deseado a una mujer como en aquel momento la deseó a ella. Arianna era diferente a todas las mujeres con las que había estado. hincándose a la altura de sus caderas. quisiera empezar de cero y… –estaba hablando demasiado rápido. Fue entonces cuando Arianna se lanzó a reír como si le hubiesen contado el chiste más gracioso del mundo. sobre el pasto… seguir besándola y…. para mi mala suerte. Harry se despidió de ella y se fue rápidamente porque no quería que nadie lo reconociera. Harry: ¡Arianna! –chilló el muchacho cuando llegó a su alcanceElla estaba tendida en el suelo. Con eso se dijeron todo lo que por dos años no habían podido. mientras que él la observaba con el ceño fruncido sin entender. Arianna: Harry… ¿puedes? –susurró en el intento de erguirseHarry: No. . se dirigieron a bailar debajo de aquel solitario y mágico techado. sin mover un solo pelo. cuando se calmó. pero a la vez enfadadoArianna: Sí lo es…deberías haber escuchado tu voz –sentenció con la respiración agitada de tanto reírseLuego. aunque sólo hacía un poco más de dos años que la conocía. tomados de la mano. eres el aire que respiro” –se burló en una carcajadaHarry: ¡No es gracioso. Una vez que se pararon. sabes bien que me dolió tanto como a ti. sus palabras se tocaban unas con otras. quedando completamente acostado sobre ella. Arianna: ¿Qué quieres que haga? –preguntóHarry: Me parece que tienes algo que decirme –alargóArianna: ¿Yo? No lo creo. hasta que la fiesta término. necesito que estés bien! –maldecía el chico a medida que las lágrimas empezaban a deslizarse por sus ojos. todo no salía precisamente como lo tenía planeado. eres el aire que respiro. y entonces…. Se acomodó sobre ella. ¡Habla. Margarita: ¡Bueno sí! –aceptó. el beso más apasionado que haya existido. Estuvieron con sus cuerpos unidos. El estaba loco e irremediablemente enamorado de ella. Furtivamente sintió el impulso de quitarle aquel provocador vestido.

Nos tomamos un café. una bermuda algo rota. –vacilé. siempre había cosas de las que hablar con él. el campo de un viejo gaucho al cual conocía. ella no se había equivocado cuando había dicho que sería la mejor noche de mi vida. Harry: ¿Y bien? –indagó. según él. y una camiseta que apenas tapaba mi ombligo. Allí estaba.Quisiera que estemos un rato a solas. Pero promete que mañana en la tarde estaremos de nuevo aquí. Capítulo Cuarenta y nueve. amor –besó mis labios. Aún llevaba mi pijama puesto. ya qué. Al parecer él ya tenía todo más que premeditado porque un auto estaba en frente de la casa y me hizo subir a él. Mi madre me recibió con un “¿cómo te fue?”. Harry me llevó al establo de los caballos –me di cuenta por el olor–. . Yo: ¿Qué? ¿Tomaste algo? –inquirí realmente estupefactaHarry: Vamos. ya eran las tres y media de la madrugada. Susurró mi nombre. Su voz de niño aterrado era mortal.Llegué a casa más tarde de lo que había ideado. ahora sí estaba lista..¿Vienes o no? Yo: Mmm. solo a él se le ocurrían esas cosas. luego nos sentamos a conversar. yo aceptara ir contigo. Yo: Supongamos que hipotéticamente. recordando con lujo y detalle lo que había disfrutado aquella noche. Cuando ya todo su cuerpo se encontró en mi balcón. Lo tomé de uno de sus brazos y lo ayudé a subir.¿Qué tienes en mente? Harry: Bueno… se me había ocurrido que quizá podríamos ir a un lugar… –contestó de manera nerviosaYo: ¿De qué hablas? –pregunté sin entenderHarry: Quiero escaparme contigo. Hace tres años seguramente me hubiese parecido raro encontrar a Harry Styles colgado de la baranda de mi terraza a punto de caerse para abajo. Platicamos un largo rato sin ningún silencio. ese chico quería matarmeAunque no iba a negar que a diferencia de esa noche. Esperé a que prendiera las velas. no había luz eléctrica. ¿por qué viniste? Harry: Tengo una idea –fue lo único que dijoYo: Si mi padre se llegara a enterar de que estás aquí. el demente más grande del planeta: Harry. después de todo. Por el contrario. Yo: Casi te matas. Caminé lentamente y corrí la cortina. posiblemente se debía haber echo en los pantalones de tanto miedo. solo será una noche –rogó. no pude hacer otra cosa que quitarme la curiosidad. Mis pensamientos se entorpecieron cuando sentí un extraño ruido en la terraza de mi dormitorio. No entramos a la casa. Era ciertamente el hombre con el que planeaba pasar el resto de mi vida. mi amor. Me gustaba tanto que me llamara asíRápidamente acomodé dos conjuntos de ropa en una mochila y bajé silenciosamente con el chico por la azotea. No pude hacer otra cosa que contarle cada detalle. ¿Qué es exactamente lo que piensas hacer? –fruncí el ceñoHarry: Algo que aquella vez en el campo no pudimos terminar –susurró cerca de mi oído... te matará –le aseguré mientras cerraba la puerta detrás de mi.. Era un loco. tonto.Está bien. Harry: Lo prometo. Subí a mi recamara y miré alrededor mientras me dejaba caer cansada sobre la cama. Media hora más tarde bajamos en lo que era. Harry Styles me hacía sentir completa.

Yo: Tampoco. corres riesgo –su voz sonó algo extrañaYo: ¿Riesgo? ¿De qué estás… Y en ese momento supe a que “peligro” se refería. Pero pasaban los minutos y él aún no volvía. en ese preciso instante. en un establo. me hacía creer que recuperaría la vista. Harry: Aquí tienes –susurró en mi orejaYo: Gracias… Tomé rápidamente el contenido del baso y lo dejé a un costado. amor –se alejó de mi boca con clara dificultad para hablar¿Qué querría hacer ese chico ahora? De seguro alguna locura. Apenas se lo mencioné. Esa noche Harry me hizo el amor. Había algo. Sus labios me transportaban a otro Universo que en realidad solo conocía con él. además de que también tenía mucho miedo. nos íbamos a quemar. cada día me sorprendía más. Dejé que me besara y me sostuviera entre sus brazos. y sabía que. Eso probablemente fue lo más lindo que alguien había hecho por mí. Harry: Listo –dijo ahora más tranquilo y continúo besándomeYo: Espera… –musité. Harry: No estoy exagerando. El estaba jugando con fuego. Capítulo Cincuenta. de que eso sería imposible. Yo: No exageres Styles –sonreíEl chico me hizo girar sobre mis talones para quedar frente a él. Harry: ¿Te he dicho lo hermosa que estás? –musitó tiernamenteYo: Creo que no… -contesté nerviosaHarry: Pues déjame decirte que estás tan hermosa que se me acelera el corazón cada vez que te miro. me aterraba. la cosa no se había puesto tan intensa hasta que el muchacho me apretó contra su torso. a pesar. me llevé el susto de mi vida.¿Ahora? La verdad era que no lograba escuchar nada. tarde o temprano.Si voy a hacer algo inolvidable contigo me gustaría hacerlo en tus mismas condiciones. pero sí sentirlo. en medio de la noche. Harry: Espera un segundo. como siempre. Harry empezó a caminar y yo solo me dejaba llevar por su cuerpo hacia donde él me dirigía.¿Qué fuiste a hacer? Harry: Me puse una venda en los ojos –pronunció. Yo: Te amo –susurréNo podía creer lo que él había hecho. Sentí cada parte de su cuerpo en mi espalda. . una extraña fuerza. este me dijo que aguardara un momento que ya me traería algo para beber. obviamente no pude ver sus ojos. Un escalofrío me recorrió. Harry todavía me tenía envuelta en sus brazos. con las feroces criaturas que me estaba imaginando. la simple idea de quedarme sola. Estaba empezando a preocuparme. Voy a acercarme más… Harry: Arianna no se si te convenga acercarte más. mira –tomó una de mis manos y la colocó sobre su pecho¿Escuchas lo veloz que late? Yo: No logro percibir nada Hazza… Harry: Acércate un poco más –obedecí.Estaba sedienta. Caímos en una cómoda pila de paja que se hacía presente a gran cantidad en el establo. Entonces. sentí una respiración en mi oído y una mano en mi cintura. que cuando estaba con él.

Yo: También yo –sonreíEl muchacho me tomó desprevenida y me alzó entre sus brazos. Yo: Harry. Entonces pensé en aprovechar la situación y con mis dedos navegué por cada parte de su cuerpo. Harry: Te veo luego. eso me había prometido Harry. porque yo también te tengo en donde quiero. VolteéYo: ¿Sí? Harry: Te amo. entramos y nos vestimos. Sonreí al percatarme de que estábamos desnudos. ¿cómo no iba a seguirte? –resopló con el ceño fruncidoYo: Acéptalo: te tengo bajo la palma de mi mano –dije indiferente mientras volvía al establoEl fue tras de mí y antes de que pudiera adelantarme. sentí como abrió los ojos. Luego de unos besos más. en no menos de un minuto. Le dí otro cálido beso y comencé a trepar al árbol que se localizaba en frente de mi terraza. hasta que se te ocurrió la grandiosa idea de caminar desnuda. una de ellas. Como lo pronostiqué. él podía ver mi cuerpo y yo no podía ni tocar el suyo. Yo: Creí que no te querías levantar –musité algo presumidaHarry: No quería. era mi cuerpo. me beso lentamente. Sentí su mirada en mí. te llevaré hacia el auto –dijoYo: Estoy ciega no paralítica. Teníamos que llegar pronto a casa. Aún no despertaba. Cuando bajaba hacia su cadera él daba pequeños temblorcitos con sus piernas. Harry ya se encontraba a mi lado.Desperté. Yo: No me hagas tener que levantarte Harry –le advertíNi se movió. tenía planeado divertirme un poco con él. debía estar cansado. pero sabía que me estaba escuchando. simplemente porque había sido con él. puedo caminar sola –pronunciéHarry: Lo sé. despierta –susurré suavemente en su oídoEl se dio media vuelta. para después bajar por mi cuello y susurrar: Harry: No presumas. Harry: Estoy listo. . Yo: Voy a tomar un poco de aire fresco –le dije sensualmente al oído. pero permaneció en la misma posiciónMe levanté todavía desnuda y fui caminando lentamente hacia la puerta del establo. todo era mágico. pero adoro la idea de cargarte en mis manos –justificó alegré. Abrí silenciosamente la puerta y salí de mi habitación. Ya estábamos llegando a casa después de una larga hora de viaje. moví mi mano para encontrarme con la anatomía de Harry. para darme la espalda. a mi tampoco me molestaba la idea de que me llevaraMe dejó caer sobre un cómodo asiento y el motor del auto arrancó. Tenía que entrar por ahí si no quería que mis padres se enteraran de que había pasado la noche afuera. y. Cuando estuve fuera de la caballeriza exhalé aquel hermoso olor. No era justo. Igual. ¿Qué estaba haciendo? Harry: No te muevas. Conocía sus debilidades. no le contesté. Y cuando estuve a punto de tocar su miembro. me quitó la mano. Todo había sido perfecto. Harry. amor –dijo antes de que me bajaraYo: Claro –lo beséHarry: ¿Arianna? –preguntó.

no lo pude evitar –aceptóZayn: ¡Winner! –lo alentóHarry: Chicos… me gustaría hacerles una pregunta. una caja de bombones. Adiós –se despidió antes de cerrar la puerta del lujoso hotelEn ese momento estaba cenando con mi familia en casa. no quiero correr el riesgo de volver a perderla ni por asomo. el timbre sonó unos segundos. ¿cómo le va? –besó su mejilla y le regaló una tierna miradaCapítulo Cincuenta y uno. Margarita: ¡Yo voy! –gritó mamá desde la cocinaLa señora abrió la puerta y se encontró con un ramo de hermosas flores. Harry: Hola suegrita. Simplemente la amo como nunca amé a nadie en mi vida y quiero asegurármela. He estado pensando en hacerlo dentro de un par de semanas. Todos: ¡Escúpela! Harry: Estuve considerando la idea de pedirle la mano a Arianna –sentenció tranquiloNiall: ¿La mano? ¿Para qué quieres su mano? –preguntó el rubio sin entenderHarry: No tontito. Hoy van a venir los tíos y los abuelos a cenar. ¿recién despiertas? –inquirió al mismo tiempo en el que preparaba algo al hornoYo: Sí. pedirle la mano a alguien significa proponerle matrimonio –le explicóLiam: ¿No crees que estés apresurando un poco las cosas? Harry: No creo que esté apresurando nada. La perdí una vez. la fiesta me dejó muy cansada –mentíMargarita: Ya veo. Niall: ¿Ya? –inquirió algo extrañado.Más tarde regreso. cuando ella cumpla los dieciocho –les manifestó el jovenZayn: Si eso es lo que quieres. los planteos de mi primo.¡Lo hicieron! Harry: Tal vez –dijo nervioso. no somos quienes para oponernos –sonrióLouis: Siempre te apoyaremos en tus decisiones. Niall: Y ¿cómo te fue? –le preguntó al chico de la cabellera con rulosHarry: Excelente –suspiróLouis: Conozco esa carita –entrecerró un ojo. Luego ponte algo lindo – señalóYo: ¡yupi! –exclamé. y si una de ellas es casarte. y la sonrisa de Harry. voy a visitar a mi futura esposa. tienes mi bendición –le golpeó suavemente la espaldaHarry: Muchas gracias chicos –tomó su chaqueta. Más tarde. Todos mis parientes estaban en el comedor. las locuras de mi hermana. amarrarla a mí y no dejarla nunca. era muy divertidoMientras tanto en el hotel de los chicos.Margarita: Hija. Éramos una familia feliz. Nunca faltaban las risas de mi abuela.Si recién hace un rato has vuelto de estar con ella –agregóHarry: Sí. pero ya la extraño. .La amo. mientras comíamos el plato principal. Me encantaba comer en familia. Era fascinante la forma en la que nos queríamos entre todos. las preguntas de mi abuelo y los chistes de mi padre.

mi amor –susurró mientras me besaba muchas veces en los labios. buenas noches. Sabía como eran mis parientes. e inesperadamente. Vine a traerle unas flores a la flor más linda y unos bombones al bombón más rico –dijo con un tono de voz extremadamente sensualYo: Harry… –me sonrojé al rojo vivoHarry: ¿Qué? Sabes que eres deliciosa –me besó tiernamenteYo: Muchas gracias. bien en lo más profundo de su ser. Parecía de siete años.Sígueme. pero si no les molesta mucho la verdad es que me encantaría cenar con ustedes –él estaba ejecutando el intento de hablar. Yo: Les presento a Harry. A veces se comportaba tan extrañamente. por nada –mintió. que esa sería su futura familia. Cerré la puerta atrás de mí y fuimos agarrados de las manos mientras le enseñaba la casa. a ti… ¿Qué te parece? No era por ser mala. hermoso. por mi no hay problema. mi novio –musité mirándolos uno por uno para observar sus reaccionesHarry: Hola. ¿pero antes puede llamar a Arianna. Papá le arrimó una silla a Harry y mi madre le sirvió una porción de comida. pero la idea no era mi favorita. Unos instantes más tarde todos comenzaron a reír mientras ella al fin lo soltó. y ya tenía unos quince. al tiempo en el que gritaba como una histérica. porque sabía. Harry: Me voy a tener que acostumbrar… Margarita: ¿Lo dices por algo en especial? –entrecerró uno de sus ojosHarry: No. Parecía raro que nadie haya siquiera . quiero conocer a tu familia –hizo un pucheroYo: De acuerdo. Yo: Eh… –contesté nerviosaHarry: ¿No quieres? –su voz sonó algo desilusionadaYo: No es que no quiera… –traté de arreglarloHarry: ¿Entonces? Me la estaba haciendo difícil. ¿quién sería a esta hora? Al llegar las dudas se desvanecieron. ¿y a ti? Me encanta que me llames suegrita –le guiñó un ojoHarry amaba tanto llevarse bien con la familia de Arianna. estamos cenando con nuestros allegados. Mi hermana se levantó corriendo y abrazó a Harry desde sus piernas. pude sentirlo cerca. sabía que mi hermana se pondría loca si Harry Styles compartía una mesa con ella. Yo: No digas cosas sin sentido. Ya estaba cenando con nosotros hacía más de dos horas. Harry: De nada. ¿te doy vergüenza? –preguntó un poquito más exasperadoNo quería comenzar a discutir con el. está bien –resoplé ya rendida.Margarita: Bien.¿Está su hija? Margarita: Sí. que mi primo diría algo vergonzoso y muchas cosas más que preferí dejar de imaginar. ¿cómo me vas a dar vergüenza? Harry: ¿Eso es un sí? No seas mala. ya te la llamo –giró sobre sus pies y se dirigió hacia los adentros de la casaMe encaminé hacia la entrada. Yo: Que sorpresa Styles entrando por la puerta y no por la terraza –bromeéHarry: No será la última vez. por favor? Margarita: Claro.Tu madre me invitó a pasar a cenar con ustedes. Yo: No se… Harry: No entiendo. perdón por interrumpir. ¿quieres pasar? Harry: La verdad me fascinaría. su aroma siempre me avisaba si estaba a mi alrededor. se llevaba a la perfección con todos –sobre todo con mi abuelo–.

estamos juntos… juntos para siempre –como él dijo. Pero mi amor… mis parientes tienen trabajo aquí. Entramos a la casa tomados de las manos. Aquella era una idea sumamente tentadora. que “chuponaso” que le diste a mi primita. Me costaba tanto hablar de mi vida amorosa delante de mi familia. en el preciso momento en el que me encontraba pensando eso. Hazza. y lo mejor. un montón de risas. Harry: ¡Tengo la mejor idea que haya tenido en mi vida! –saltó de alegríaYo: ¿Cuál? Harry: ¡Te vienes con toda tu familia a Inglaterra! Tú vuelves a ser parte de la banda. pero es lo más cuerdo que haya deseado en mi vida –musitó. Oigan… sé que ninguno de ustedes me conoce lo suficientemente bien. mi primo le dijo a Harry: –Che. amo cada cosa en ella y no quiero perderla de nuevo –lloriqueó un pocoMargarita: Aceptó –pronunció. y las bocas de todos los que estaban allí por poco tocan el suelo- . parecía que te la ibas a comer viva y todo. Se estaban riendo seguramente de que estaba fuertemente ruborizada. –¿Cómo vas a decir eso? –preguntó crispadaHarry: No se preocupe. Harry: Tenemos que hablar con ustedes –pronunció. tus seres queridos están junto a ti. Sentí la mirada de Harry sobre mí y luego. es una decisión tomada y solamente necesitamos saber si nos apoyan o no –dije. Nos debíamos una charla. pensativos. Los chicos tenían trabajo que hacer en Londres y debían volver. esa había sido la mejor idea que pudiese haber pensadoYo: Sería tan perfecto. me muero por volver a hacerlo –ahora sí que estaba por explotar. es más. Mi tía algo agobiada por el comentario de su hijo. al menos lo intentaría. lo retó. teníamos que hacerlo. quizá parezca una locura. pero en verdad amo a Arianna. Caminamos en círculos sin decir absolutamente nada durante un rato. Harry? –pregunté finalmenteÉl sabía bien a lo que me refería. Todos pusieron su atención en nosotrosYo: Queremos decirles algo muy importante. simplemente no quería separarme de él otra vez. no me molesta… si lo sabe todo el mundo. Yo: ¿Te he dicho que eres más de lo que siempre soñé? –le sonreíHarry: ¿Eso es un sí? Yo: Es un “obviamente que sí” –lo abracéEstábamos totalmente seguros. ¿desde cuando Harry no solo me coqueteaba.mencionado algo de nuestro noviazgo o del beso que él me había dado cuando estábamos en la puerta. por favor Arianna sé que podremos convencerlos –insistióNo pude evitarlo. nerviosa hasta el último pelo de la cabeza. Yo: ¿Qué haremos ahora. por suerte.En verdad quisiéramos que se vengan con nosotros. a mi parecer soné demasiado duraHarry: Planeamos volver a Inglaterra. Yo estaba que hervía. Entonces. y además… no me arrepiento de ningún beso que le doy a ella. sino que lo hacía frente a mi familia? ¿Estaban todos contra mí o qué? Yo: ¿Qué opinan del día? –dije lo primero que se me ocurrió para cambiar de tema mientras le ponía un pedazo enorme de pan a Harry en la boca para que no hablara másTodos reímos de la situación. Luego de un largo rato Styles y yo fuimos al jardín a conversar a solas. no voy a obligarlos a que dejen de trabajar por mi culpa –objetéHarry: Hay muchos trabajos disponibles en Londres.

Ellas comprendieron y respetaron perfectamente mi ceguera. sin tu sonrisa. Sentía como tenía el mundo en frente a mis ojos. Definitivamente era el lugar correcto. cuando de repente algo raro pasó. Eran increíbles. porque la verdad era que no tenía ni la más mínima idea de lo que estaba ocurriendo. no estaba enterada de otra cosa. pero a parte de eso. Zayn. Quería regresar de la mejor forma. Los chicos y mi familia me recibieron con un gran desayuno en la cama. ¿Qué hay de ustedes? –me dirigí a los demás que aún no decían nadaAbuelo: Estoy jubilado… así que creo que diré que sí por mi nieta –si las cosas seguían así todo iba a salir increíble–Acepto también –dijo mi tíaY a cabo de cinco minutos. Sabía que se estaba refiriendo a mi.Yo: ¡Si! –grité y troté a su alcance. Harry y yo. Capítulo Cincuenta y dos. en una enorme mansión. Tres años atrás jamás hubiese pensado que algo así pudiera llegar a pasar. especial. Muy pronto pasaron unos días y con ellos llegó mi cumpleaños. Los amaba demasiado. también es un día especial por otra cosa. Pero aquella tormenta de nervios molestos desapareció al oír la voz de Harry. El primero en saludarme fue mi novio. En un momento todos quedaron en silencio. Pero la verdad era que no imaginaba que pudiese llegar a ser tan importante como lo fue. Mi vida claramente se estaba convirtiendo en. Cuando llegamos me quedé completamente muda. cantar. todos habían aprobado la idea. Creí que las Directioners no me recibirían de la manera que lo hicieron. Hoy es su cumpleaños número dieciocho. hermosa y sobre todo. Eso iba a ser asombroso. Harry: Otro día.Pero ahora sé. Al principio fue complicado y algo preocupante volver a reencontrarme con lo que más amaba hacer. Tenía un buen presentimiento. Ahora eran preciosos nervios. listo para hacerlo mío. Tenía todo lo que siempre había deseado. como algunos dicen. Harry: Hay una canción que quiero dedicarle al amor de mi vida –dijo.La escribí mientras estábamos separados. Por la noche un concierto aguardaba. cuanto significa para ti. ¡Por dios! Iba ser tan mágico. quedarte justo aquí conmigo. color rosa. al parecer a todos les había fascinado la casona ya que estaban diciendo que era gigante. pero el simple hecho de que el chico al que tanto amaba me apoyara. Armamos una gira por toda Inglaterra repleta de conciertos. Ya se darán cuenta a lo que me estoy refiriendo. Liam. Pienso que esos instantes quedarán guardados en el fondo de mi corazón por el resto de mi vida. Luego saltaron todos sobre mí y me llenaron de abrazos y besos. ¿Qué quería decir? Lo único que yo sabía era que era mi cumpleaños. Louis. El tiempo que . todos tuvieron que abandonar sus empleos y despedirse de sus amigos. Estábamos los seis cantando: Niall. Viviríamos mi familia. otro día simplemente pasa –su voz sonaba más perfecta que nunca. Sentía como me esperaban los mejores días de mi vida. los chicos y algunos allegados. La semana entrante fue algo difícil. Es que fue mágico. entrevistas y firmas de autógrafos. La extraña situación hizo que me alarmara.Eres la mejor mamá del mundo. hacia que todo lo demás perdiera importancia.

formamos parte de esta maravillosa familia –señaló al público. en aquella cena con Caroline. pero en realidad no supe por qué. él era uno en un millón. giré sobre mi cama una vez más. lo siento –dije tapándome con la sabana. Sus labios me transportaban a otro planeta. ¿puedo pasar? –inquirió algo dudosoYo: Claro –sonreí y me senté en la camaHarry: Que manera de provocarme –susurróYo: ¿Provocarte? ¿De qué estás hablando? –pregunté sin entenderEn eso sentí sus cálidos dedos recorrer mi pecho.pasamos separados hará que nuestro amor se fortalezca –unas lágrimas cayeron por mis ojos. No podía creerlo. Los otros chicos se unieron a abrazarnos.Quiero envejecer junto a ti –fue lo último que pudo decirLa mayoría de la gente que estaba presente en aquel enorme estadio no pudo evitar llorar. Sentía que ese era el lugar en donde quería estar.Sabía que te amaba en mis pensamientos. Capítulo Cincuenta y tres. pero no sabía que de tu amor estaba preso –ese chico siempre lograba hechizarme.Pero es lo que me sale desde el fondo del alma. Y ni hablar de sus caricias. quiero estar mirando tus ojos. Y lo hizo. Alguien golpeó la puerta. Porque de algún modo esto es lo que somos. En mi armario guardaba un montón de ropa especial: la que había usado para la audición. pero no sabía cuan grande son tus besos –se alejó de mi piel para mirarme a los ojos. compartiendo todo lo que haces –lo sentí lagrimear. Yo: Oh. En lo único que podía pensar era en los maravillosos momentos que había vivido con él. Se arrodilló y respiró hondo. sin . Él me conocía. hasta la de nuestro primer beso. Estaba en ropa interior.Quiero envejecer junto a ti.No fue mi intención tentarte –hice la mejor voz seductora que me salióHarry: Eres mala. Harry: Sabía que te amaba antes de besar tus labios. Yo: Acepto –casi gritéNos besamos mientras toda la gente nos aplaudía.Arianna Skybender ¿Aceptarías envejecer junto a mi? Yo ya estaba hecha un mar de llanto. muy mala –ríoMe tomó por detrás de la nuca y comenzó a besarme. Escuché como esta se abría lentamente.Pero me lastima tanto que no puedo soportar más. Nuestros cuerpos cayeron bruscamente sobre el colchón. aquello era tan perfecto. Harry se acercó hacia mí y acto seguido tomó mi mano. pero loco mío. para nuestra primera cita en el parque. pero no sabía que me estremecen tus caricias –junto la palma de su mano con la mía.Sabía que te amaba al ver tus ojos.Sabía que te amaba al sentir tus manos. Quiero estar ahí para ti. Quiero envejecer junto a ti. Harry: Mi amor. Harry: Sé que no es la manera más privada de pedírtelo –todos reímos. pero no sabía cuanto me quemaba tu mirada –sonreí. Era loco. Ya había amanecido hacía un buen rato. ahora y siempre. Lo ayudé a levantarse y entonces comprendí a que otro acontecimiento importante se estaba refiriendo. debía decirme algunas de sus palabras. Amaba besarlo así. Esa noche no logré dormir. lo hacia tan bien que supo que si en ese momento me quería a sus pies. quiero morir en tus brazos –mi cuerpo entero tembló ¡me estaba pidiendo de alguna u otra forma matrimonio!.

la charla se transformó en otra. Harry: Él está enterado de que estás ciega. prefiero guardarme esa parte de mi solo para ti. Sabes que yo estaré más allá de cualquier resultado. Por nada en el mundo se perderían de un posible milagro. de todas maneras no tengo nada que hacer –me levanté de la camaSalimos entrelazando nuestras manos y caminamos hasta la camioneta que estaba en frente de la gran mansión. Arianna quiero que lo hagas por mi –solicitóAsentí silenciosamente con la cabeza. y eso simplemente me hacia feliz. volver a ver a Harry… Capítulo Cincuenta y cuatro. me sale naturalmente. . porque esta vez todo saldría bien. el cielo azul. para meditarlo. Harry: Necesito preguntarte algo –musitóYo: Te escucho. y cuando el clima romántico ya había cambiado un poco. como él había dicho. pero no sabía que sentiría celos –reímosYo: Te amo –dije interrumpiendo sus preciosas palabras. Me fue imposible no decírseloHarry: Sabía que te amaba al escuchar un “te amo”. Yo: Deberías ser poeta –lo miré con suplicazaHarry: No. Dijo que creía que sería complicado. Entramos al hospital. Nos quedamos hablando por unos instantes más. el atardecer. ¿Qué dices? –inquirió entre duda y expectativaMe tomé mi tiempo. el rostro de las personas que amaba. pero no sabía que era tan dulce al escucharte. todo va a ir bien. No. pero hay una posible operación que puede lograr que recuperes la vista –rematóYo: ¿Y si sale mal? –exclamé nerviosaHarry: No hay que especular en negativo. Como debí suponer. Sentí que un sollozo llegaba directo a mi garganta y rápidamente inspiré aire. Harry: No es que me abuse. no pienso dejarte ir –unió sus labios con los míos para darme un tierno besoYo: ¡No es justo! –me quejé rompiendo el momentoHarry: ¿Lo qué? –entrecerró los ojos algo preocupadoYo: No es justo que sepas que me podes. Ahora que sé cuanto te amo. ¿Cuándo podemos ir a verlo? Harry: Si quieres podemos hacerlo ahora mismo. Yo: De acuerdo. hablamos un largo rato acerca de eso. lo sabes.dejar de mirarme fijamente. Moría por volver a ver la luz de la mañana. Ya había estado ahí antes. No quería ilusionarme. mi familia y los chicos no nos dejarían solos en una situación como aquella. y te abusas –crucé los brazos haciendo un pucheroHarry se hecho a reír. Harry: ¿Recuerdas al doctor Hyllard? De nuevo ratifiqué con la cabeza. pero ¿por qué no pensar en positivo? El doctor había dicho que tenía posibilidades de volver a ver. en aquel oscuro pasillo.Sabía que te amaba al verte hermosa. Yo: Vamos. Harry: Quiero que consideres y deduzcas bien cada palabra que va a salir de mi boca. No debía llorar.

Iba tomada de la palma de Harry. ¿sí? ¿Cómo decirle que no si me ponía esa voz tan dulce? Yo: Bueno –me rendí. Tan pronto como nos acomodamos en dos sillones de cuero empezamos a hablar sobre el tema. mientras los demás esperaban afuera. Debí haber sabido que algo como lo que pasó podría ocurrir… Capítulo Cincuenta y cinco. aquí en el hospital haremos lo que podamos. entonces los espero en dos días a la misma hora –sentencióYo: Esta bien. confía en mí. Rob? –musitó tensando el momentoDoctor: Me temo que sí –sentí una oleada de miedo recorrer mi espalda. Seguro debe estar poniendo una fecha para la operación. . Harry: Ojala todo salga como planeamos –se dijo más para si mismo que para el restoYo: Muchas gracias por su paciencia y comprensión Robert –lo despedí con un abrazoDoctor: No es nada. Los demás chicos y mi familia aguardaban sentados. El señor Hyllard había atendido durante un largo tiempo a la familia Styles. Sabía que estaba en buenas manos. Estaba loco si creía que lo dejaría gastar un solo peso en míYo: Ni lo sueñes Harry –levanté un dedo de forma amenazanteHarry: Mi amor…. Él asintió. No le negaría nada a un Styles. Yo: Bueno. Quiero hablar a solas con el médico.¡Valla sorpresa! Cuando hablé con usted el otro día no imaginé que había crecido tanto. Ya eran las cinco y media de la tarde. Margarita: ¿Cómo ha salido todo? –preguntó exaltadaYo: Tranquila.Estas operaciones son muy delicadas. El muchacho había permanecido allí por más de una hora. Esa noche los chicos invitaron a unos amigos a comer. Nos detuvimos repentinamente y el doctor Hyllard se asomó por la puerta.Vine con mi novia. Los oí levantarse velozmente y acercarse. Sus manos suaves y cálidas me hacían sentir segura y a salvo. Si no es mucha molestia nos gustaría que la revise. Nada es mucho cuando se trata de ti –acarició mi pómuloHazme el favor de permitirme encargarme de esto. Ya es todo un hombre – sonrió con aire nostálgicoHarry: No creo que sea para tanto Robert –contestó en un tono de humor. Harry esta con Hyllard. Ahora que lo conocía entendía porque la familia de mi prometido lo apreciaba tanto. Nos pusimos de pie. Aquel hombre tenía algo especial. adelante –nos adentramos en aquella habitación. la posible operación. La puerta se abrió y dio paso a los dos hombres. Doctor: Muy bien. y sus riesgos. todavía no hemos arreglado nada. Y había hecho todo lo que estuvo a su alcance para protegerlos. no es nada –repitió. Sabes lo que me cuesta estar un segundo sin ti –suspiréHarry: No lo haré –besó mi narizSalí directamente al pasillo. pero no te tardes. Doctor: ¿Joven Styles? –el hombre abrió sus ojos como platos.Pero luego te devuelvo el dinero –advertíHarry: De acuerdo –alargó dudoso.Ahora me gustaría que salgas afuera. Doctor: Por supuesto. ansío volver a ver.Tomen asiento. Pasen. Harry: ¿Algo…algo puede salir mal. ¿Tienen dinero? Harry: El necesario –pronunció. Desde su forma de hablar hasta su personalidad.

Aunque a decir verdad. porque. puedo explicarlo –intenté que se tranquilizaraHarry: ¿Explicar qué? ¿Qué estabas a punto de tener sexo con mi amigo? –gritó alteradoYo: ¡Eso no es cierto! –reclaméHarry: No. por lo tanto era mayor de edad y moría por conocer uno de esos lugares. Al parecer la cosa iba muy enserio. simplemente eran perfectas. Frederick! ¿Qué es esto? –exclamó exasperado. ya se había acostado. al parecer todo este tiempo estuve equivocado. aunque sabía que como no podía ver. Hacía un par de días que no la veía. Luego de varias discusiones. entré a la habitación de Harry y la mía. simplemente fue una confusión –objeté- . no jugaría. Edwin. Yo: Mi amor. siempre cumplía con sus promesas.¡No soy idiota Arianna! Yo: ¿Por qué no me escuchas? –inquiríHarry: Creí que eras diferente. los chicos invitaron a tres amigos a cenar con nosotros. porque cuando lo hice ya fue demasiado tarde. Por el rato que llevábamos juntos. La lluvia se adueñó de la ciudad. Acepté su oferta sin decir nada. Inmediatamente salté del colchón. Luego de salir del baño. Frederick y Peter eran sus respectivos nombres. No poseían muchos condimentos ni pocos. Confiaba infinitamente en él. Me era sumamente cómodo pasar tiempo con ellos. En un momento pensé que se no quería seguir siendo eternamente la única chica entre varios hombres. aquel era el mejor sitio para deleitarse con una gran cena. porque Zayn y ella seguían en pareja. y estaba en lo cierto. ¡¿En qué lío me acababa de meter?! Harry: ¡Arianna. sí tenía una amiga. Según Harry. Lo había decidido cuando me pidió matrimonio a causa de que no quería embriagarse y hacer algo que pudiera arruinar nuestra relación. al borde de un ataque de iraCapítulo Cincuenta y seis. claro que no –movió sus brazos irónicamente. pero pronto lo haría. Después de acabar con la comida. Lo escuché moverse sobre el colchón. acababa de cumplir dieciocho. pude darme cuenta de que eran personas encantadoras. debía buscarme alguna amiga. Y cada vez era más fuerte. Volviendo a donde estábamos. Me acomodé a su lado y lo comencé a besar. Ema. Niall nos invitó al casino. al igual que Zayn y Edwin. ¡Maldición! Aquellos no eran los labios de mi prometido…. Harry abrió la puerta del cuarto y nos vio besándonos. Louis ya estaba ebrio. todos terminamos ordenando lo mismo: pizza. apenas llegamos la moza se acercó a nuestra mesa. En mi vida había comido unas pizzas tan ricas como esas. me hacían reír hasta llorar con las ridiculeces que decían y la manera en que lo hacían. Liam encendió las luces del living y nos sentamos a conversar por un largo rato. y debí haberlo sabido antes. De todos modos me divertí mucho escuchándolos quejarse y alegrarse cuando ganaban. A altas horas de la madrugada nos fuimos a preparar para dormir. me acerqué a donde Harry se hallaba pero este se apartó.Aquella fría y oscura noche. Harry ya no tomaba alcohol. Yo: ¡No lo hice a propósito! Pensé que tú eras él y solamente lo besé. Ellos se quedarían en la habitación de huéspedes. por lo que preferimos regresar a la mansión antes de que comenzaran a cometer cualquier locura. escucha…. Peter y Edwin accedieron a quedarse la noche allí. bajo las luces de un elegante restaurante en Londres. Harry comprende que no puedo ver. Por lo que Frederick.

Niall. debí haber pensado antes de soltarloHarry: Si eso es lo que quieres… ¡pues vete! –dijo en un sollozo. Y aquel. ¿Qué acababa de hacer? Lo había arruinado. estaba arrepentida. Si no está bien. El muchacho tomó su chaqueta y desapareció acompañado de un fuerte portazo. Y como si fuera poco. Nunca. Si uno de nosotros. acompañadas de dolor y remordimiento. como raramente sucedía. Harry: Lo haré. Probablemente él se encontraba más dolido que yo. aquel era el día de mi operación. Liam. estaba en desacuerdo con algo. los dos sabemos muy bien que siempre me reconoces aunque no tengas vista –continuó. Les regalé mi mejor sonrisa –dentro de lo posible– y me acerqué a ellos. pero no había forma. Quería tirar todo al demonio. Es que la verdad era que así funcionábamos. Arianna Skybender nunca se rendía sin antes pelear. Los chicos también me ayudaban a buscarlo. Pero no era verdad. llevaba horas intentando dormir sin ningún resultado. lo decía sin pelos en la lengua. Lo abracé y permanecí lagrimeando sobre su pecho.No me digas que miento. Harry: Vamos Arianna. Esto acabaría mal. cualquiera. me confundí. Louis y mis familiares esperaban en el jardín de la mansión. ¡quizás nunca debí haber regresado ! –esas palabras salieron de mi boca sin permiso. Hubiese querido decir que esta situación no era distinta. Caí rendida al suelo y comencé a llorar. Lo había estado llamando y tratando de localizar durante todo el día. ya que en tu baile de graduación solo fue necesario que mi mano tocara tu piel para que me reconozcas. Veinticuatro horas se habían espumado. me largo de aquí. Enseguida sentí una mano sobre mi hombro. pero no de esa manera. No entiendo por qué no me crees. Después de todo lo que los dos anhelábamos que vuelva a ver…. definitivamente no era el final. imposible que pudiéramos dejar de pelear. Eso era lo malo de formar parte de una relación donde las dos personas eran insoportablemente orgullosas. justo ahora que tenía la operación adelante. Pero luego recordé lo que alguna vez mi madre había dicho: Todo estará bien al final. No pude decir nada. ¿Pero qué lograría con eso? Absolutamente nada. solíamos discutir. porque siendo sincera. pero lo hice en el momento en que lo besaba –le expliquéHarry: ¡No puede ser que aún sostengas esa estúpida escusa! Madura de una vez –levantó el tono de su vozYo: ¿Madurar? ¿Yo? –reí. no me creía capaz de someterme a una cosa de esa magnitud sin su presencia. Era difícil.Tienes razón. Yo: Lo sé. Yo: Sí. Y los dos sabíamos que nos arrepentiríamos. literalmente. que tenía la intuición de que volvería. –Descuida. Me levanté resignada de la cama. Zayn. entonces no es el final. Capítulo Cincuenta y siete. lo había escuchado así. o mejor dicho.Harry: ¿Te confundiste? –río con sarcasmoMientras discutíamos nos habíamos ido hasta el living. Odiaba decirlo pero esta vez. en todo este tiempo que llevábamos juntos. encerrarme en un oscuro lugar y si era necesario terminar con mi triste vida. . sí me di cuenta de que él no era tú. ya se le pasará –musitó la voz consoladora de Niall. y su voz se quebróYo: ¿Por qué no te vas tú? No había manera. Harry no mostraba señales de vida.

Ya me estaba acostumbrando a ir.Vamos. Instantáneamente mi expresión se transformó y me incliné sobre la camilla aún tomando su mano. Sabía que me encontraba en algo sumamente peligroso. Yo: Te amo –curve mi labio formando una leve sonrisaHarry: Y yo a ti. Me sentía débil. Nos mantuvimos abrazando por unos minutos pero entonces el doctor anunció que la operación debía comenzar. y eso no me gustaba. Entonces agradecí que no me hallara en ninguna de esas horrorosas situaciones y me di cuenta de la suerte que había tenido al sobrevivir al accidente en el avión hacia ya unos años. la operación es en un par de horas. vamos. ¿Qué pasaba si salía mal? No tenía idea de lo que pudiera suceder. por lo que podíamos oír llantos y gritos de impotencia proviniendo desde el interior de varias habitaciones. Juntos trataban de distraerme.Margarita: ¿Cómo estás hoy. Mi corazón latía a la velocidad de la luz. Respiré una bocanada de aire y no pude evitar el llanto. Todos los chicos me desearon suerte. regresará –me abrazóZayn: Harry no se perdería una cosa así por nada en el mundo –agregó seguro. pero parecían aún más nerviosos que yo. No había tiempo para dar más vueltas. Mi prometido se acercó hacia mí y susurró: –Arianna quiero que sepas que nuestro amor es más grande que esto. ¿Acaso perdería mis ojos? Se lo fui a preguntar a mi madre. Estaba acostada sobre la camilla de una habitación. sabía que lo amaba y que jamás dejaría de hacerlo. me aproximé a él y anunció que ya era hora. porque a pesar de cualquier resultado nada cambiará. pero de un segundo al otro el vehículo se detuvo. sin tener ni la mínima idea de lo que pudiese llegar a pasar luego. Ruben: ¿Estás lista? Yo: Sí. Llevándose con el viento mí pregunta. Teníamos casi prohibido hablar. y eso era lo único que en verdad importaba. Harry: La verdad es más importante que los hechos –pronunció justo antes de besarme como nunca lo había hechoÉl tenía razón. Seguiré siendo eternamente tuyo. creo –musité lanzando un leve suspiroLouis: No te preocupes pichona. Pero por esas cosas de la vida que nunca lograré comprender. su mano tomó la mía. Desde ese instante en adelante las cosas se pusieron complicadas. Entré a través de las puertas de aquel hospital otra vez. Nos sentamos en los mismos lugares que dos días atrás y aguardamos la llamada del doctor Hyllard. . Antepenúltimo capítulo. Y en ese momento. llegaron mis dudas. me seguirás volviendo loco de la misma manera en que lo haces cada vez que respiras. Capítulo Cincuenta y ocho. Subimos a la gran camioneta y esta emprendió viaje. pero nada era lo mismo sin él. El doctor al fin pronunció mi nombre. querida? –inquirió cariñosamente mi madreYo: Bien…. No me interesa lo que pase hoy. Lágrimas cayeron desde mis mejillas hacia el suelo. bonita.

pero era algo imposible. necesito que sigas al pie de la letra mis indicaciones. mi rostro estaba completamente vendado. amor? –se preocupóYo: Sí…. Distinguía exactamente lo mismo que siempre: oscuridad. estaba más cansada que habitualmente y sabía bien por qué. te darás cuenta por primera vez de que el amor es suficiente. eso creo… Hyllard: Muy bien –suspiró. pero a él también se lo notaba intranquiloYo: ¿Y si sigo ciega? –inquirí nuevamenteHyllard: Es una de las posibilidades. Penúltimo capítulo. su sonrisa…pero no. Capítulo Cincuenta y nueve. Rápidamente me abrazaron. uno…. Tres…. Era la anestesia. Luego por fin “desperté”. hija? Yo: Sí. pero pensemos en positivo. y cuando abría los ojos seguía ciega. que después de largos años estaba viendo esa única y especial hermosura de Harry. Yo: ¡Pero no tengo sueño! –protesté haciendo un pucheroHyllard: Por favor Arianna.Todos abandonaron la habitación con excepción de Hyllard y sus enfermeras. durante todo el tiempo que duró el abrazo pude darme cuenta de algo: cuando lo único que queda es el amor. Yo: ¿Me quitaré estas vendas? –tragué salivaHyllard: Así es. cielo –susurró en mi oído- . Intenté abrirlos para ver si había funcionado pero no lo pude lograr. Harry: Buenos días. Desde ese momento fue como si haya dejado de existir. Entonces sentí dos fríos dedos sobre mi brazo y luego un doloroso pinchazo. No oía nada. Desperté con la respiración agitada. Es imprescindible –insistióAsentí sin reclamar nada más. De a poquito mis ojos comenzaron a cerrarse. Intenté ignorar aquel terrible sentimiento de pena.¿Cómo te sientes? Yo: Me duele la cabeza –contesté sosteniéndola entre las manosHyllard: Eso significa que todavía tienes que descansar. parecía nervioso. sus rulos. ¿Volvería a ver? ¿Podría contemplar de nuevo a las personas que tanto amaba? Hubiese sido perfecto poder decir que ya no estaba ciega. quienes ya estaban preparados para empezar. me dormí.Entonces hagámoslo. y cuando al fin lo obtuve comencé a abrir mis ojos detenidamente. Hyllard: Hola dormilona –dijo amablemente. pero esta vez no había salido como lo planeaba. Margarita: ¿Estás lista. Tenía un impresionante ardor en las mejillas y un espeso dolor bajo los ojos. Desperté con una cálida mano sobre la cintura. Harry: ¿Estás bien. Harry se iba para siempre. sus ojos. Tuve una horrible pesadilla. Había llegado a estar tan cerca de tenerlo todo. Estaba en un lugar completamente blanco donde me encontraba sobre aquella misma camilla. Regresé a la posición anterior y en menos de lo que imaginaba. Mi corazón se echó a latir tan rápido que no lograba escuchar nada a mí alrededor.Ahora es el momento. cero… Paulatinamente fui desenvolviendo aquel vendaje que envolvía mi rostro. solo fue una pesadilla –respondí tranquilizándomeHyllard: Luego se la cuentas –interrumpió impaciente. uno y medio…. no tenía ganas de discutir. dos…. Mis ojos se llenaron de lágrimas y pegué un gritito de impotencia. Y allí. Tú solo tienes que decirnos si puedes ver –trató de animarme.

Ven. Cambiando de tema…. Harry: Y… ¿el cielo es lo único que extrañas observar? –inquirió con un tono de voz muy graciosoYo: Claro que no –continué. sígueme. Yo: Debería llamarte “Hazza el romantico” –reí después de unos segundosHarry: Y tu “Arianna la perfección” –concluyó victoriosoYo: Tierno. Y así nos mantuvimos hasta que me bajó por la cintura y me colocó sobre el piso. Yo: ¡Harry estoy de sandalias! Me duelen los pies de tanto correr. Sabía a donde quería llegar con tal comentarioHarry: Bueno… yo… estaba pensando… –respondió de forma atrevidaYo: ¡Harry! ¡Eres un pervertido! –exclamé divertidaNuestras risas resonaron en la habitación. los chicos no estarán en casa hoy. ábrela tú. la sonrisa de Niall.Quiero invitarte a un lugar que fue muy importante en nuestras vidas.En verdad no me molesta. Aunque lo otro no estaría nada mal… Yo: ¿A dónde iremos? –tuve que preguntar. Ven. Yo: Y bien. y nunca pensé decir esto pero también mi cara de extraterrestre al despertar. Si esto seguía así. Parecía emocionado de volver a aquel sitio. las flores. Harry: Si querías que te lleve solo bastaba con decírmelo –me gustaba tanto cuando hablaba de esa maneraYo: ¡No lo dije por eso! Siempre le encuentras doble sentido a las cosas –protesté entretenidaHarry: Tú haces que todo tenga más sentido. tu pelo. Yo: ¿Y? –fruncí el ceño. el rostro de las personas caminando en la calle. Harry: Solo fue una broma –dijo mientras se tranquilizaba. Harry: Oh –dijo con resignaciónYo: ¡Estoy bromeando tonto! Obviamente que lo que más extraño son tus ojos. Yo: Hermoso –continué. Yo: ¿Cómo lo sabes? –me sorprendía la seguridad con que lo decíaHarry: Solo lo hago. la manera única en la que me hacías sucumbir con una sola mirada. confía en mí. . no lo harás. hace tiempo que no vamos y pensé que era una buena idea. Me preguntaba a donde me llevaría. Harry…no tienes una idea de lo completa que me sentiría si la operación hubiese funcionado –suspiré en un hilo de voz. ¿llegamos? Harry: Estamos frente a la puerta. La intriga me matabaHarry: ¡Sorpresa! –respondió con satisfacción.Yo: El cielo… como extraño ver ese hermoso color celeste –musitéHarry: No es necesario hablar de esto –dijo algo incómodoYo: No te preocupes –sonreí. teníamos para ratoHarry: Cariñosa.Pero parece que no hay opción. todavía de la mano. Me alzó sobre sus brazos y siguió trotando. la cara de Brad Pitt. Harry: Linda. Abrió la puerta principal y salí velozmente con él. El castaño entrelazó su mano junto a la mía para guiarme y bajamos las escaleras de dos en dos escalones. permaneceré ciega por el resto de mi vida –añadíHarry: No.También el verde del pasto. Harry: ¿Algo más? –insistióYo: Ah sí.

Y ahora lo sabía. Then we're like yeah yeah yeah. El tan solo volver a subir a ese escenario me hacía reencontrarme con mis sentimientos más profundos. ¿Volvemos? Yo: Aún no –preferí. Always like na na na. Yo: ¿Es grande? –repetí. Mi cuerpo temblóYo: ¡Por dios Harry! Dime que estamos en el teatro donde todo empezó –no conseguía creerloNadie contestó. de verdad. but then I'm calling back begging you to stay. ¡¿te refieres a… Harry: La canción que cantamos juntos en la audición –interrumpió inquieto. porque ciertamente siempre me había preguntado cuál fue el momento exacto en el que Styles había robado mi corazón. la fuente. Simplemente había algo extraño en nuestras voces. Yo: Estaba tan nerviosa… las piernas me tiritaban –sonreí. como si hubieran nacido para estar juntas. No me quedaría allí sin acompañarloYo: I say it's over one day. Tenía un plan malévolo.¿Con eso se supone que adivinaré? Harry: Na na na.¿Qué te parece si vamos al parque que queda en frente de aquí? –propuseHarry: Claro. Lo había amado desde el primer instante en que lo vi. Pero lo más lindo era sin duda.. Juntos: We're like na na na. We make up then we break up all the time. Harry: Parece que fue ayer cuando todo empezó –dio un profundo suspiróYo: Al comienzo me parecías un engreído y te odiaba. nos sentamos sobre el escenario. Harry: No es nada. comiendo un pancho y al verme se le caía. Estuve toda la tarde cantando con Harry. Yo: ¡Harry me parece que hay un zombi! –grité lo primero que se me ocurrióHarry: ¿Dónde? –fue lo único que pudo contestar antes de que lo empujara y cayera sobre el agua de la fuente- . Dimos unos cuantos pasos más y no logré descubrir nada que me digiera en dónde estábamos. Sabía que serías mía. Yo: Harry ¿dónde estás? –We've got a bit of love/hate. Cuando al fin terminamos. then we're like yeah yeah yeah. Odiaba lo bien que me hacías sentir. Ahora estábamos precisamente como habíamos empezado: cantando la misma canción en el mismo sitio. Rigiéndome por mi memoria era un enorme parque. you take me to the edge then you hit the breaks –lo escuché cantar. Recordar todo. Yo: Espera. con los pies colgando en el aire. Una lluvia de imágenes se adueño de mi mente. Odiaba no poder odiarte –le confeséHarry: Yo lo supe desde el primer segundo. Esa era la respuesta. era como si estuvieran conectadas. y flores de todos los tamaños y formas. pero no demasiado tiempo porque ya oscureció..Gracias. Por traerme aquí. Aquello era tan mágico.Me limité a aproximarme hasta él y sostuvo mi mano hasta que encontré el picaporte y lo giré lentamente. o algo así. Lo recordaba allí. Saludamos al guardia que se encargaba de cuidar los alrededores del lugar y cruzamos para llegar a la plaza. Yo: Dame una pista –supliqué con mi mejor cara de cachorrito tristeHarry: Bueno…. lleno de preciosos árboles. haber… es grande. Dimos unas vueltas por los senderos hasta encontrarnos con la fuente. provocando que la puerta se abriera.

siempre había sido él. y mi prometido era ese “quién”. Y allí estaba. Mi madre besó mi mejilla y luego me envolvió entre sus candentes brazos. Ella estaba emocionada y sabía bien por qué. Y ahora había que disfrutar el presente. Al parecer yo no era la única que estaba nerviosa. la verdad era que jamás lo había considerado. Harry: ¡Adivina quienes llegaron! –dijo incrédulo–¡Fuera bomba! –gritó una voz familiar. pero dejarlo ir era aún más difícil. Especialmente aquel. yo prefería tres hijos. con Harry habíamos platicado acerca de nuestro futuro. Cuatro chapuzones se oyeron a nuestros costados. todos mojados. Empezamos a reír como dos dementes mientras jugábamos a la guerra de agua. ¿Qué había hecho yo para merecer todo eso? Tenía lo que quería y aún más. Capítulo Sesenta. embarrados y sucios regresamos a nuestro hogar. . Pero ahora que me tocaba vivirlo entendía que no importaba de que manera. no había forma de la que Niall pudiera dejar de comer. Por un segundo creí que me desmayaría. ¿Era esto lo que había imaginado para mi vida? No. solo él. Y entonces me amarró de las piernas y me jaló hacia él. La situación me llevaba a pensar.Tomémoslo como un simple baño. Zayn: ¿Cómo se te pasa por la cabeza hacer pis en una fuente? –preguntó aguantándose las ganas de reírNiall: Lo siento. Liam se encontraba el triple de servicial que siempre y Louis no musitaba ni una sola palabra. En el transcurso de las últimas semanas. Yo: ¿Qué hacen aquí? –pregunté sorprendidaZayn: Estábamos dando un paseo y los vimos… Liam: Chicos… ¿les parece correcto que estemos los seis nadando en la fuente de un parque? – inquirió tan educado como siempreLouis: ¿A quién le importa? –prosiguió. Era el día de mi casamiento. Harry: Esperen… –señaló pensativo.¿Qué es eso amarillo? –¡Niall! –gritamos todos a la misma vez mientras salíamos corriendo de allí dentro. Pero al final decidimos que con el paso del tiempo veríamos. Louis y Niall. es que no me dejaron parar en el camino –justificóEstallamos a risas. A la vez. Tres meses transcurrieron en un abrir y cerrar de ojos. Tan solo maquinarme a Harry ahí parado me emocionaba profundamente. Cerca de él ni la gravedad existía. Zayn no paraba de llorar. Y ahora sí. supuse que debía estar ayudando con todos los detalles y lo que estos implicaban para la boda. era él. Cuando terminé de vestirme. el peluquero se encargó de dejarme como una reina (según mi padre) y otras personas se encargaron de maquillarme y esas cosas de las que no entendía mucho. que siempre me hacían sentir en mi hogar. Pero entonces sentí la mano de Harry sobre la mía. Liam. sino con quién. Último capítulo. otro sentimiento de felicidad recorría los extremos de mi cuerpo al saber que mi familia y mis amigos estaban allí acompañándome.Salpicó tanto que mi ropa se empapó. Estaba completamente loco… ¡quería tener doce hijas! Al contrario. Eso contestaba mi pregunta: Zayn. dos varones y una niña. Cada día era mejor que el anterior. el mismo de la primera vez. Observar a un hijo crecer era complicado. Sobre lo que ocurriría después. caminando al altar en el mejor día de mi vida. Cuando desperté Harry no estaba a mi lado. Porque sería lindo que apostemos juntos. la totalidad de mi organismo sufrió un cosquilleo.

Jamás voy a poder describir lo que sentí en ese momento. las miles de ideas que pasaron por mi mente. Sus rulos se encontraban extremadamente despeinados. haciéndole entender que aquello era verdad. Yo asentí con la cabeza. quedando en puntitas. Harry: ¡Te dije que volverías a ver! –exclamó con un montón de lágrimas desparramándose sobre sus mejillas. Harry frunció el ceño. boquiabiertas. el lugar se halló repleto de llantos y abrazos. Cuando recuperé el aliento me di vuelta. Me hallaba tan nerviosa que no lograba entender ni una parte de las cosas que estaba diciendo. sabiendo que era una locura. Y ahí fue cuando al fin lo comprendí: el amor es la prueba misma de que los milagros existen. estaba viendo otra vez! Ninguno de los presentes siquiera respiró ante la inesperada situación. Lo único que podía hacer era sonreír. aquel traje le quedaba increíble. Y de un segundo al otro. No pude evitar sonreír. . Su mirada… aquellos ojos con los que tanto soñaba volver. Todos retornaron al silencio.El cura comenzó a hablar. Fue como si estuviera volando. Yo: Harry –dije causando que todos me observaran. Yo: Te amo. El muchacho que sostenía mi mano. esto en realidad estaba sucediendo. a su alturaSe veía tan perfecto. Pero no. Se miraron entre ellos. Pero aún faltaba que alguien reaccionara. el amor de mi vida. como si existiese en una de esas películas donde todo es perfecto.Harry estás hermoso –susurré en medio de un sollozo¡Dios mío. Fin. Quedé frente a él. dudando de algo semejante. No supe que decir. con los ojos como platos. pasándome por arriba y demostrándome que nunca bastaba. mientras me elevaba sutilmente. Fue entonces cuando la vida otra vez me sorprendió. ni que hacer.