You are on page 1of 5

Ensayo: “Una reflexión sobre el modelo de desarrollo humano boliviano”

Inti Tonatiuh Rioja Guzmán Politólogo Introducción.Cuando el ser humano empieza la construcción de una teoría puede que su principal razón y motivo sea poder influir en el desarrollo de los fenómenos a los cuales sus ideas y reflexiones están dirigidas, también podría ser el dejar una herencia que permita entender aquellos elementos que conforman la realidad para saber porque está es así. Si bien existen varias otras motivaciones para la construcción de una teoría, el punto a señalar es que estas pueden influir en un momento dado y que estas también sirven como una herencia para las futuras generaciones que retoman y continúan los temas alguna vez planteados. Una infinita cantidad de temas y materias están disponibles para realizar dicha acción, sin embargo, la idea central de este breve ensayo proviene de las teorías del desarrollo, por lo tanto el trabajo apunta en primer lugar a mostrar uno de los debates principales a nivel internacional que influyo y es heredado, en segundo lugar a responder la pregunta ¿Cómo es el modelo de desarrollo humano boliviano? con el objetivo de entender un poco más la realidad a nivel nacional. Una breve mirada a nivel internacional.-

Se podría empezar manteniendo que existe a nivel internacional un debate fundamental en cuanto a teorías del desarrollo se refiere, el mismo está conformado por dos modelos ambos con una larga tradición académica y política. Por un lado la denominada economía de libre mercado, por otro lado, el estatalismo. Sus contenidos no solo muestran el esfuerzo de un sinfín de autores que dedicaron sus energías para ampliar los conocimientos de las mismas, más aun, las visiones plasmadas nos muestran puntos de vista acerca del hombre y la perspectiva que concibe de la vida. En ese sentido, una larga tradición internacional nos muestra que en la economía de libre mercado se reúnen todos aquellos que apoyan la idea de pensar como eje central de la economía al mercado. Es decir, aquella mano invisible que Smith planteaba y que fue alimentada por un sinfín de autores. Estas ideas dieron forma a la vertiente denominada liberalismo, y posteriormente al neoliberalismo teniendo como uno de sus factores principales la privatización de los recursos estratégicos. A su vez el rol del Estado es sumamente reducido, debido a que el mercado asume muchas de las que podrían ser sus tareas. En este modelo, los gobiernos de los países no juegan un rol fundamental y sus tareas están más concentradas a la administración de lo público, en cuanto a los ciudadanos se espera de ellos reunir las condiciones para ser buenos y regulares consumidores justamente porque la idea

de oferta y demanda es uno de sus motores. Normalmente los dueños de las industrias más importantes vendrían a ser los llamados empresarios privados. En cuanto al estatalismo se puede argumentar que en este modelo se encuentran todas aquellas personas que apoyan la idea de tener al Estado como eje central de la economía y no así al mercado. Aparece con más fuerza el rol del gobierno, debido a que este es el encargado de asignar los recursos de una sociedad a los sectores que se consideren los más estratégicos. Por ejemplo, invertir más dinero en educación y fomentar un tipo de industria determinado. Los ciudadanos tendrían que tener las capacidades para poder pagar buenos impuestos que a su vez y dependiendo de la mirada que el Estado adopte son reinvertidos para beneficio de los mismos ciudadanos en temas y áreas específicas. En este modelo el dueño de los recursos estratégicos vendría a ser el mismo Estado por lo tanto el conjunto de la población seria la dueña si seguimos la mirada clásica, sin embargo, en muchos casos el encargado de la asignación de las inversiones vendría a ser solamente el gobierno sin la necesidad de consultar a la sociedad. Por su parte los denominados empresarios privados que a su vez pueden llegar a ser dueños de importantes fábricas reciben más control por parte del Estado. Por otro lado, se puede afirmar que en ambos modelos uno de los objetivos centrales es la generación de ganancias y/o excedentes. En la economía de libre mercado será el empresario privado quien decidirá qué hacer con las ganancias, por ejemplo el decidirá si las reinvierte en la generación de más industrias que a su vez generaran más trabajo y por ende existirán más personas que cuenten con un trabajo y puedan acceder a niveles de vida superiores. En cambio en el estatalismo será el Estado quien decida qué hacer con las ganancias, pudiendo este reinvertirlas en la educación ofreciendo su gratuidad para que más personas puedan acceder a está y de esa manera acceder a niveles de vida superiores. Ante esos hechos autores como Mahbub Ui Haq manifiestan que el modelo de desarrollo humano encontrados al interior de estos modelos macros1 tienen como eje central a la adquisición de ganancias y no así a la vida del ser humano como tal y que esos modelos no son sostenibles, por lo tanto, si bien existirá educación o generación de empleos para una generación nada garantiza que si lo existiría para la siguiente. Cuando se habla sobre sostenibilidad es importante resaltar que uno de los puntos que une a ambos modelos y que ha generado bastantes críticas es el abuso incontrolado que tienen sobre el ecosistema. Teniendo como base la adquisición de excedentes, poco importa el efecto que se ocasiona al medio ambiente al momento de adquirir la materia prima que servirá para la industrialización y la generación de valor agregado. Lo que ha ocasionado a nivel global fuertes daños a la Madre Tierra.

1

Para fines del ensayo serán conocidos como modelos “macro”.

A grandes rasgos estas vendrían a ser las diferencias y similitudes que forman un gran debate entre los dos modelos. Es importante mencionar que ambos han encontrado sus limitantes en algún momento, y ambos han tenido a su vez grandes logros. A su vez existen otros modelos que tienen a ambas incorporadas, incluso algunas se han recetado como solución a problemas económicos. El ejemplo más conocido es el modelo Keynesiano ante la crisis del sistema capitalista. Una mirada al modelo boliviano.-

En la historia de Bolivia se pueden observar a ambos modelos mencionados anteriormente. El estatalismo vendría a hallarse en el periodo de 1952 a 1985 donde existió una fuerte presencia Estatal en la economía. Sin embargo este modelo encontró sus límites y dio lugar a otro periodo. De los años 1985 al 2005 se vivió el periodo de la privatización momento donde el modelo de la economía de libre mercado entro con más fuerza al país, ese tiempo es recordado como el tiempo neoliberal del país. De igual manera encuentra sus límites y se da lugar a otra época en Bolivia. El año 2005 un nuevo ciclo había empezado con el llamado proceso de cambio. En él se encuentran los movimientos sociales sujetos fuertes del fenómeno político provenientes de estratificaciones desfavorecidas de la sociedad boliviana. Lo fundamental es observar como los movimientos sociales venían con una agenda de propuestas para el país, siendo una de ellas la instauración de la Asamblea Constituyente con el objetivo de cambiar a la Constitución Política del Estado, una propuesta que provenía de marchas instauradas en los años 90`y cuyos actores principales en esos momentos fueron indígenas de tierras bajas. Una vez lograda instaurar la Asamblea Constituyente se hace evidente la inmensa participación de sectores considerados “excluidos” de la vida pública nacional, entre los que destacan indígenas, mujeres y jóvenes. El resultado final fue la aprobación de una nueva Constitución que daría lugar al nacimiento del Estado Plurinacional de Bolivia. No solo se cambiaba de nombre al Estado boliviano más al contrario la intención de los constituyentes -según sus declaraciones— era la de refundarla. En la Carta Magna se encuentran los nuevos horizontes planteados para la sociedad boliviana. Por esos motivos y a esta altura de la reflexión es válido preguntarse ¿Cómo es el modelo de desarrollo humano boliviano? En ese sentido es importante primero revisar la Constitución que plantea como es el modelo macro que en su interior contiene al modelo de desarrollo humano. El modelo macro en Bolivia tiene como figura principal a la economía plural, la cual está conformada por formas de organización económica comunitaria, estatal, privada y social cooperativa. Se encuentra articulada por las diferentes formas de organización económica sobre los principios de complementariedad, reciprocidad, solidaridad, redistribución, igualdad, seguridad jurídica, sustentabilidad, equilibrio, etc. Además existe la posibilidad de constituir empresas mixtas.

Plantea además la búsqueda para mejorar la calidad de vida y el vivir bien de todas las bolivianas y bolivianos y asigna al Estado como su máximo valor al ser humano para asegurar el desarrollo mediante la redistribución equitativa de los excedentes económicos en políticas sociales, de salud, educación, cultura y en reinversión en desarrollo económico productivo2. Esta integridad de la vida del ser humano es complementada además con el deber del Estado y la población para conservar, proteger y aprovechar de manera sustentable a los recursos naturales y la biodiversidad, así como mantener el equilibrio del medio ambiente3. Por lo tanto, se puede mencionar que en el modelo macro se encuentra la co-existencia de más de un modelo incluso algunos que son completamente diferentes, entre los que se encuentran los vistos anteriormente. Un aspecto principal se refleja en el rol asignado al Estado quien debe velar por la vida del ser humano y el cuidado de la madre tierra bajo principios muy importantes. Si bien en otras visiones se le asigna al Estado el rol principal de cuidar la economía, en el boliviano fuera de esa tarea se le asigna también el cuidado de la integridad de la vida del ser humano y la naturaleza. Esto se debe a que en el modelo del vivir bien existe una percepción diferente sobre la vida del ser humano. En ese sentido, es fundamental entender al vivir bien. Para algunos autores este modelo representa la oportunidad de generar relaciones entre los pueblos en condiciones distintas al simple intercambio mercantil de productos entre empresas, que benefician primero a sus propietarios y residualmente a los demás, vivir bien vendría a ser la incorporación de la solidaridad, la complementariedad y la reciprocidad entendida como ayuda oportuna y no como un intercambio de compensaciones obligatorias y equivalentes en las relaciones entre naciones y pueblos, rompiendo así con las formas tradicionales de los limitados acuerdos de comercio4. Ese modelo ayuda a configurar el modelo macro que propiamente puede ser llamado boliviano. Este representa un gran desafío tanto para la sociedad boliviana como para el mismo Estado y su construcción depende de la capacidad de balancear el modelo del vivir bien y la preservación de la madre tierra con los otros modelos que buscan la generación de excedentes. Uno de los instrumentos que tienen que coadyuvar con ese trabajo es el Estado, este se convierte en un actor multifacético que deberá equilibrar sus varias funciones con el cuidado de no sobre dimensionar solamente una de sus ellas. Este modelo como hemos mencionado al principio del ensayo contiene las características de ser en primer lugar una herencia, y por el momento que atraviesa el país cuenta con una gran influencia al ser reflexionado por la sociedad boliviana y de igual manera criticado. Su continuidad en el plano del debate dependerá de su capacidad de materializarse en el plano real.

2 3

Extraído del Capítulo Primero, disposiciones generales, artículo 306 de la actual C.P.E Extraído del Capítulo Primero, Medio Ambiente, artículo 342 de la actual C.P.E 4 Extraído del Plan Nacional de Desarrollo.

Justamente ese punto nos muestra la condición por la que atraviesa el modelo boliviano macro. Este se encuentra definiendo su rumbo, y pasa por un momento de adaptación a las nuevas líneas por lo que un gran peligro se manifiesta en solamente fomentar una sola o dos de sus vertientes, ocasionando un desnivel que sería un atraso. Ahora bien, una vez revisado el modelo macro queda responder como es el modelo de desarrollo humano al interior de este. En ese sentido es substancial resaltar que a nivel internacional autores como el chileno Nicolo Glico ya habían planteado la preservación del medio ambiente, incluso Mahbub Ui Haq cuando visito Bolivia planteo la preservación de la naturaleza para alcanzar un desarrollo humano sostenible. ¿Eso significa que el modelo de desarrollo humano boliviano puede entrar en la categoría del desarrollo humano sostenible? La respuesta es sí y no. Por un lado, el modelo boliviano podría entrar en la categoría del desarrollo humano sostenible debido a que varios de los elementos que este contiene y aspira a fomentar se encuentran mencionados en teorías provenientes de Mahbub Ui Haq o el mismo Amartya Sen cuando se refieren a modelos con base en el desarrollo sostenible. En esa lectura la respuesta seria un contundente sí, no obstante coexiste otra lectura. La cual consiste en las diferentes concepciones acerca de los conceptos mencionados. Es decir, lo que significa preservación del medio ambiente e integridad de la vida para Mahbub Ui Haq, tiene una marcada diferencia con el modelo del vivir bien. Por ejemplo Ui Haq recomendó en 1994 a los políticos bolivianos buscar alternativas de financiamiento para salir de la pobreza, siendo una de ellas la economía militar, algo muy difícil de concebir para el modelo del vivir bien justamente porque este busca la preservación de la vida del hombre y su desarrollo no así el fomento de instrumentos que causen lo contrario. En esta lectura la respuesta seria un contundente no. En conclusión y respondiendo a la pregunta planteada, el modelo de desarrollo humano boliviano desde la aprobación de la actual Constitución es la mezcla de varios otros modelos, y este también se encuentra en adaptación y reconfiguración según los nuevos horizontes planteados. Este se encuentra condicionado al avance del modelo boliviano macro, lo logros que este consiga en la nivelación de los modelos que contiene a su interior a su vez influirán y marcaran al modelo de desarrollo humano. Nos encontramos en una etapa de construcción por lo que reflexionar constantemente sobre estos temas es un deber muy importante.