Ante la ignominia del candidato de la derecha el Comando de la Patria Hugo Chávez se pronuncia Desde el Comando de la Patria Hugo Chávez

estamos nuevamente obligados a enfrentar, en medio del dolor de todo el pueblo por el fallecimiento de nuestro líder, las vergonzantes palabras que el candidato de la ultraderecha, ese a quien el candidato de la patria Hugo Chavez hizo morder el polvo de la derrota en la gloriosa gesta del 7 de octubre, profiere contra la memoria de nuestro Comandante Supremo y de su familia. Ahora, de manera irresponsable, Capriles se niega a sí mismo, intenta desandar sus propias ofensas, las que colocaron a la familia Chávez como partícipe del ocultamiento de la muerte del Presidente, una ficción que hasta hace pocos días solo era una idiotez de las invenciones mayameras. Si tuviera un atisbo de moral, que su escueta práctica política señala que brilla por su ausencia, Capriles debe retirar esa ofensiva tesis y aceptar públicamente que la fecha del fallecimiento es la expresada por María Gabriela Chávez en su reciente carta, que no es otra que la que el Presidente encargado Nicolás Maduro informó responsablemente al país en cadena nacional minutos después de fallecido el Comandante de la Revolución Bolivariana: el 5 de marzo de 2013 a las 4:25 pm en el Hospital Militar Dr. Carlos Arvelo de Caracas, donde el pidió estar días antes, en su Patria, con su pueblo amado. Capriles debe aceptar como equivocadas sus palabras del pasado domingo: "¡Quién sabe cuándo murió el presidente Chávez! Ustedes tenían todo cuadrado". Debe rectificar sus malsanos comentarios: "Hace unos días atrás le dijeron a los venezolanos que se habían reunido con el Presidente cinco horas". Todas palabras insolentes, groseras, que suponen a un Gobierno y a una familia insensibles, que hacen sospechar de lo que es capaz quien las expone. Hoy arguye disparatadamente: "En ninguna de mis palabras hay ni una palabra de

ofensa que pudiera ser malinterpretada". Intenta ofender a nuestro Comandante Supremo, a su memoria histórica, ofende a su madre, a su padre, a sus hijas y a su hijo, a sus hermanos, y sobre todo, ofende a todo el pueblo bueno de Venezuela: todos, quienes allí estábamos, en esa tarde aciaga del 5 de marzo, recordamos el alarido de dolor que ascendió desde las gargantas de la Patria ante la noticia, el dolor que hasta se podía respirar desde los barrios del Guarataro, era el pueblo que cuidó a nuestro padre en su batalla. Capriles debe rectificar su actitud frente a ese hecho histórico y mostrar alguna vez ante el país un mínimo ejercicio de responsabilidad, que hoy hasta sus seguidores desconcertados le reclaman. La MUD debe reflexionar y no acompañar a su candidato en esta nueva insensatez. Hugo Chávez entró en la política con un acto de responsabilidad el 4 de Febrero de 1992, y el 8 de diciembre de 2012 volvió con sus palabras a hablarle con claridad a su Patria. Así dirigió una Revolución, y así los venezolanos han aprendido a crecer como pueblo, con la verdad. Eso exigimos, aunque conscientes de que quienes heredaron las prácticas del pasado oscuro de Venezuela, y esgrimen la mentira y el ocultamiento como accionar, no tienen la suficiente vergüenza, ni nunca la han tenido, para asumir la responsabilidad más mínima ni ante el pueblo ni ante la justicia. No esperamos de ti una disculpa, Capriles, pero con todo este pueblo noble y bueno, y ante la historia, te denunciamos.

Jorge Rodríguez Jefe del Comando de la Patria Hugo Chávez