You are on page 1of 3

Entender la crisis actual

Revista EUREKA. Autor Héctor Ruiz http://www.portaleureka.com/content/view/389/52/lang,es/

Es un hecho: nos encontramos inmersos en una situación de crisis económica mundial, cuyas proporciones todavía son difíciles de valorar. Pese a que se hable tanto de ella, muchos de nosotros desconocemos sus causas. Sabemos que la crisis ha venido de fuera, de los EE.UU. concretamente; sabemos que está relacionada con el mercado inmobiliario y las entidades financieras (bancos y cajas); pero ¿qué papel han jugado realmente estos agentes en la crisis? ¿Y por qué una crisis al otro lado del Atlántico puede afectarnos? El mercado inmobiliario despega Nuestra historia empieza cuando, a principios de este nuevo siglo XXI, el mercado inmobiliario en los EE.UU. (y también en Europa) experimenta un boom sin precedentes, espoleado por la bajada del precio del dinero. Que baje el precio del dinero significa, a grandes rasgos, que pedir un crédito o una hipoteca sale mucho más barato. Es decir, los intereses que hay que devolver al banco que nos presta el dinero son más bajos. Este hecho, potencia que los ciudadanos se aventuren a comprar pisos y casas, pidiendo la correspondiente hipoteca a sus bancos. A medida que aumenta la demanda de viviendas, las inmobiliarias incrementan sus precios (es la ley de la oferta y la demanda). El valor de pisos y casas sube como la espuma, convirtiéndolos en una inversión segura. Comprar una vivienda se convierte en una inversión de futuro. Esto espolea más la adquisición de propiedades inmobiliarias. Ergo, sube más su precio y se construyen casas por todas partes. Es un círculo vicioso cada vez más acelerado, que tarde o temprano deberá descarrilar. El negocio de los bancos decrece Las entidades financieras son empresas o instituciones que viven de prestar dinero y cobrar intereses por este préstamo. Es decir, si un banco me presta 1.000€, yo le tendré que devolver 1.100€, por ejemplo. Estos 100€ son los intereses que el banco obtiene de beneficio por haberme dejado su dinero un tiempo. Bien, en realidad no es exactamente su dinero, pues los bancos también obtienen “su” dinero pidiendo préstamos a terceros. En primer lugar, los bancos obtienen dinero a préstamo de todos los clientes que abren una libreta, una cuenta corriente o la cuenta que sea. Cuando el Sr. Gutiérrez abre una libreta en el Banco de Cuenca e ingresa dinero, lo que hace es prestárselo al banco, el cual paga unos intereses al Sr. Gutiérrez. Los intereses que el banco paga al Sr. Gutiérrez, por supuesto, son más bajos que los intereses que cobra cuando presta dinero a otros clientes. Los bancos también optan por prestarse dinero los unos a los otros, en lo que se denomina el mercado interbancario. Finalmente, también pueden optar por invertir en empresas privadas y, si aciertan la inversión, obtener beneficios. Para los bancos y las cajas de ahorros, que baje el precio del dinero es mala cosa. Significa que los beneficios que obtenían cobrando intereses por la concesión de créditos e hipotecas se reducen. Su negocio decrece. Los directivos, entonces, empiezan a pensar en nuevas formas de reflotar el negocio; buscan nuevos productos para ofrecer a sus clientes e incrementar de nuevo sus beneficios. Los bancos contraatacan: un nuevo invento financiero Para contrarrestar el efecto de la bajada del precio del dinero, a alguien en los Estados Unidos se le ocurre que la solución será ofrecer muchos más préstamos. Pero claro, si ya se ofrecían todos los préstamos posibles, ¿a quienes ofrecerán préstamos ahora? La solución pasa por ampliar el abanico de posibles clientes a quienes ofrecer préstamos. Así nacen los préstamos de alto riesgo: préstamos a personas a quienes habitualmente el banco no dejaría ni cinco euros, pues son personas sin trabajo fijo, sin ingresos fijos y sin propiedades para

1

Gutiérrez ingresa su dinero en la oficina del Banco de Cuenca de su pueblo. el negocio de los préstamos está basado en la confianza. puesto que el riesgo que corren es alto. ¿Pero qué pasa si pierde su dinero? Aquí entrarían las medidas tomadas por los gobiernos. que deciden recorrer a los fondos públicos para asegurarnos el dinero que tenemos en los bancos. y tiene la obligación de devolver el dinero al Sr. Todo se hunde: estalla la burbuja inmobiliaria De pronto sucede lo que muchos preveían pero nadie quería oír a hablar: el mercado inmobiliario americano se desploma. sin ingresos fijos y sin propiedades. Por otra parte. los bancos americanos crean un nuevo invento: hacen paquetes de hipotecas que incluyen hipotecas de poco riesgo (buenas) e hipotecas de alto riesgo (malas). hipotecas que podríamos denominar “basura”. 2 . Los bancos americanos (y los que compraron las hipotecas) se quedan con sus casas. pero que en definitiva no hacen otra cosa que enmascarar la “basura” que contienen. Resultado: todo el mundo que tiene una hipoteca. Es decir. El Banco de Cuenca ha decidido comprar estos productos al Banco del Grand Canyon. Los señores del Banco de Cuenca no tienen ni la menor idea de que sus prestigiosas inversiones en los Estados Unidos están llenas de “basura”. El riesgo se hace global Cuando los bancos americanos ya han dejado todo su dinero a sus clientes y necesitan más dinero para seguir haciendo negocio. el banco es responsable de sus inversiones. Todo esto provoca un estado de desconfianza creciente entre bancos. las hipotecas de alto riesgo dejan de pagarse porque los hipotecados no pueden hacerles frente. Gutiérrez. en los Estados Unidos nacen las hipotecas subprime. inventan otros productos que también suenan muy bien. hipotecas concedidas a clientes con un alto riesgo de impago. por ejemplo. deciden hacer dos cosas: pedir préstamos a bancos de cualquier parte del mundo o bien vender las hipotecas basura a otros bancos o empresas financieras mundiales. significa que los hipotecados pasan a deber el dinero a este nuevo banco y este nuevo banco asume el riesgo del impago. la confianza de que los prestatarios devolverán el dinero a los prestamistas. y no es consciente del riesgo. Por si fuera poco. pero no pueden venderlas. Que un banco le venda una hipoteca a otro. Puesto que el negocio inmobiliario está por las nubes y en ascenso. porque sube el precio del dinero y ya no es tan atractivo invertir en vivienda.avalarlos. en los Estados Unidos o en Cuenca. Gutiérrez empieza a correr un riesgo considerable (viva la globalización). los bancos americanos confían que la casa que compran sus clientes de alto riesgo no hará otra cosa que aumentar de precio. Puesto que los intereses que la gente paga cada mes por sus hipotecas (como el EURIBOR) dependen de los intereses que los bancos se aplican entre ellos cuando se dejan dinero. los bancos de todo el mundo tampoco son tontos y no querrán comprar un producto como éste. Por supuesto. inmediatamente este dinero va a parar al Banco del Grand Canyon y es prestado a una de aquellas personas sin trabajo fijo. éstos suben estrepitosamente. que todavía suena mejor) y se dedican a venderlos por todo el mundo. Por ello. Consecuencia: el dinero del Sr. Por supuesto. la podrán vender por más valor y listos. si el cliente no paga. ¿Y cómo pueden asumir los bancos un riesgo como este? Fácil: sólo prestarán dinero a estos clientes cuando el objetivo del préstamo sea comprarse una vivienda. pueden permitirse cobrar mayores intereses. se encuentra con que la cuota mensual que pagaba para devolverla se ha incrementado exageradamente. y si lo hacen aplican intereses muy altos. Así. Casi no se dejan dinero los unos a los otros. Claro está. como no podía ser de otra manera. y. les ponen un nombre que suene bien (como Mortgage Backed Securities. Así empieza a propagarse el riesgo financiero por medio mundo. En otras palabras. El dinero se ha esfumado. cuando el Sr. Nadie se fía de nadie. basadas en la provisional buena salud del mercado inmobiliario. o MBS. Además.

Investiga las medidas ha tomado el Gobierno español para salir de la crisis. Uno de los sectores más perjudicados es el automovilístico (también basado en los préstamos bancarios. se aprieta el cinturón y deja de consumir tanto. la crisis va llegando a otros sectores de consumo. y su acción posiblemente taponará los efectos de la crisis. todavía peor. Explica como la acción de bancos norteamericanos pueden afectar a la economía de otros países? 4. Por esto. Como consecuencia. Fíjate en el modo en el que se ha desarrollado la actual crisis con la Gran Depresión.La crisis se propaga a todos los sectores Los fabulosos inventos de los bancos americanos desembocan en la desconfianza de los bancos mundiales. que hacen del sistema bancario español uno de los más robustos del mundo. por ejemplo. Muchos expertos opinan que esta crisis pasará en cosa de un año o dos. en España las autoridades financieras tomaron una serie de medidas muy estrictas mucho antes de que todo esto pasara. se desconoce el grado de afectación de la mayoría de entidades financieras implicadas. Explica como funciona el negocio de un banco con sus clientes. 5. 3 . Puesto que los ciudadanos dejan de consumir tanto. ¿En qué suelen utilizar los bancos el dinero que se deposita por sus clientes? 3. las empresas obtienen menos beneficios y deben recortar gastos. así pues. despidiendo trabajadores. Por suerte. los bancos no tienen dinero. y que nos dejará con una lección bien aprendida: hace falta controlar mucho más de cerca los negocios de los bancos. 2. Evidentemente. CUESTONARIO. pues habitualmente compramos un coche gracias a un crédito) y. la gente no puede comprarse una vivienda. ve su economía doméstica comprometida con la subida de las cuotas mensuales hipotecarias. cosa que no contribuirá a paliar la crisis. Indica las semejanzas entre ambas. Como consecuencia. ¿Hasta cuándo durará la crisis? Esta es un pregunta que todos nos hacemos pero que nadie hoy por hoy podría contestar con seguridad. 1. Sin hipotecas. El motivo es que se desconoce el volumen de dinero implicado en todo este desmadre de hipotecas “basura” y. poco a poco. el mercado inmobiliario se desploma en cualquier parte del mundo. La capacidad de respuesta de los gobiernos mundiales es también muy superior a la que nunca se ha tenido. La gente que ya tiene hipotecas. dejan de dar préstamos o de conceder hipotecas. estos trabajadores se tendrán que apretar todavía más el cinturón.