You are on page 1of 30

PROTESTANTISMO DE SANTIFICACIÓN Perspectivas Teológicas

Prof. Oswaldo Enrique Fernández Giles

RESUMEN: En este trabajo se realiza un estudio del estado de la cuestión de la teología de las iglesias de santidad en especial de los temas de escatología y ética. Aborda algunos estudios sobre el movimiento de santidad, su relación inicial con el trascendentalismo y el abolicionismo y su posterior relación con el fundamentalismo y el dispensacionalismo. Estudia los cambios en la escatología actual en el protestantismo de santificación, la revisión del premilenarismo dispensacional. El eje transversal del estudio es la atención a la teología y ética de Daniel Steele.

ABSTRACT This paper deal with the state of the art of the theology of holiness churches focusing on the issues of eschatology and ethics. The paper reviews recent studies of the holiness movement, its early relationship with transcendentalism and abolitionism as well as its later relationship with fundamentalism and dispensationalism. In addition, the paper discusses changes in eschatology in contemporary sanctification Protestantism and reviews dispensationalist premillenarism. The study is based on the theological work of Daniel Steele.

Introducción Las iglesias de santidad se han desarrollado en Latinoamérica por más de un siglo. Son conocidas también como movimiento de santidad, de las que se formaron las iglesias del movimiento de la pentecostalidad. Estas iglesias son hoy una forma de ser evangélico, protestante, y de estar vinculado a tradiciones históricas recibidas principalmente de grupos metodistas y presbiterianos que participaron en la generación de los que se conocen como ‘revivals’, avivamientos de la segunda mitad del siglo diecinueve en Norteamérica. Las iglesias de la familia de santidad comparten la teología que surge en siglo XVIII, en el metodismo que se separa del anglicanismo. Este estudio aborda una línea de esa teología, en la que se observa una relación entre escatología-ética, cuya importancia y pertinencia debería ser tan significativa para latinoamericanos como lo sigue siendo aún para teología de santidad norteamericana, en la búsqueda de entender su cultura e identidad con el protestantismo conservador. Observamos que los estudios de la teología de la pentecostalidad no siempre le prestan atención a la teología precedente, la teología del movimiento de santificación. Esta investigación le presta atención a lo trascendente de la teología del Prof. Daniel Steele (1824-1914), quien propuso la interpretación de la santificación como la obra del Espíritu

2 Santo, dando pie a la pentecostalidad, que fue la experiencia eclesial común en los inicios del movimiento de santidad. Las raíces de la escatología y su consecuencia ética en la teología de santidad las podemos encontrar en las obras de Steele. Su germinal sistematización que toma la dinámica revelacional entre exigencia y promesa divinas en el pacto y sus reiteraciones traslucen la relación entre la ética de santidad y la expectativa milenarista. 1 En la historia de las ideas en Norteamérica, nuestro estudio encuentra un importante trasfondo de las ideas que forjaron la teología de santidad, en especial en la relación con el trascendentalismo y de este con el abolicionismo, ideas que fueron fundamentales para el desarrollo de la ética social de santidad. Los estudios en la historia de la teología que dan atención al desarrollo de la teología de santificación, cada vez van siendo más específicos. Los milenarismos del siglo diecinueve, la idea de progreso y el pesimismo en la historia son temas que al analizarlos, guardan relación con el posmilenarismo, el premilenarismo dispensacional y las implicaciones ético-sociales respecto al reino de Dios en la historia. En este acercamiento la comprensión de la teología de santidad la evolución del dogma ha comenzado a ser de interés en la revisión de la teología ‘evangélical’2 y fundamentalista norteamericana, en especial en la escatología. La conciencia de una evolución hacia la heterodoxia, ha venido a ser el resultado de los enfoques en los estudios sobre la historia de la teología, como los realizados por Mark Noll. Es importante desde este estudio notar la ruptura con la ortodoxia wesleyana por parte del Movimiento de Santidad (MS). La evolución del dogma escatológico y su consolidación en la teología en la misión marcó una visión apocalíptica de la historia. Como afirma Luis Berkof, “Los dogmas únicamente se forman durante períodos de intensa vida espiritual, de amplia y ardiente consideración sobre la verdad, y de profunda experiencia religiosa” 3 Es evidente la mutación doctrinal sobre la santificación y la escatología. La santificación como subsiguiente de la justificación, enseñada por J. Wesley, es concebida hoy como resultado del bautismo con el Espíritu Santo. El posmilenarismo o amilenarismo, de Wesley, fue reemplazado por al premilenarismo dispensacional, esta mutación está siendo revisada actualmente. El cambio del nomianismo, de las buenas obras, consecuencia de la santidad individual y social, al individualismo llevó al abandono de la santidad social y la solidaridad con los excluidos y excluidos. Este cambio es revisado y visto como contribuyente a la pérdida de la identidad eclesial con el Movimiento de Santificación.

1. Algunos estudios que consideran al Movimiento de Santidad.
1

Oswaldo Fernández Giles. La Teología del Protestantismo de Santificación. Una propuesta de interpretación de la correlación entre ética y escatología. Buenos Aires: Instituto Universitario ISEDET . Tesis doctoral, 2003 2 Usamos el término ‘evangelical’ para distinguirlo del término evangélico usado en Latinoamérica para diferenciarse de los católicos, sinónimo de protestante. El evangelicalismo es más que conservadorismo teológico, busca una nueva comprensión de la Biblia contextualmente y la asunción de la responsabilidad en la trasformación social. Lo ‘evangelical’ es una corriente de ideas y prácticas vinculadas al fundamentalismo norteamericano. Ver, Luiz Longuini Neto, O Novo Rostro da Missâo. Os movimientos ecumênico e evangelical no protestantismo latino-americano, Viçosa: Ultimato, 2002. 3 Luis Berkohf, Introducción a la teología sistemática, p.27. Ver también al respecto James Orr, (1844-1913) El progreso del dogma. p 44

3

Las investigaciones en esta dirección se centraron posteriormente el estudio de la teología del pentecostalismo, pero estos le prestaron poca atención a la evolución de las ideas teológicas de la pentecostalidad. Sin embargo, los orígenes del pentecostalismo están ligados necesariamente al Movimiento y Teología de Santificación y a la evolución de su teología, como ya ha sido reconocido explícitamente por Douglas Petersen en “No con Ejército. Ni con fuerza,” publicado en 1998; por Gary B. McGee, en su ensayo sobre El trasfondo histórico de la Teología Sistemática, desde la perspectiva pentecostal, editado por Stanley M. Horton en 1996, e implícitamente en Darío López, en El Nuevo Rostro del Pentecostalismo Latinoamericano, en el 2002. Esta relación fue establecida por la investigación de Donald Dayton, a fines del siglo pasado 4 Darío López en la obra mencionada explora en su estudio del pentecostalismo “Los cambios en su horizonte teológico”, pero sin llegar a puntualizar estos cambios teológicos y sus implicaciones en la práctica social,5 y los cambios de la teología en la misión en Latinoamérica. Solo nos menciona que “el punto de vista apocalíptico, premilenarista o dispensacionalista, como clave hermenéutica, no ayuda mucho a los desafíos planteados por la participación social y política de los creyentes.”6 Los orígenes de la pentecostalidad se han estudiado más desde las ciencias de la religión, pero estos estudios, no han llegado lo suficiente a considerar la historia de su teología. En el Encuentro de CETELA sobre Voces del Pentecostalismo, en Concepción Chile, en el 2003, de las doce ponencias solo la ponencia de Juan Sepúlveda trata escuetamente de la relación entre Movimiento y Teología de de Santidad y los orígenes teológicos de la Pentecostalidad.7

2. La heterodoxia de los ‘evangelicales’ y el Movimiento de Santidad.
El estudio más importante desde la historia de las ideas es tal vez el de Mark A. Noll (1946- ), quien ha publicado dos obras fundamentales que esclarecen la relación entre la escatología del Movimiento de Santificación y la ética social, The Scandal of the Evangelical Mind (1994) y The Civil War as a Theological Crisis (2005). Noll es un historiador presbiteriano, ex profesor del Weaton Collage, que actualmente enseña en la Universidad de Notre Dame; reconocido por la Biblioteca del Congreso Norteamericano por sus estudios de la historia de las ideas en Norteamérica y su relación con la ética y el esclarecimiento de las raíces de protestantismo americano8

4 5

D, Dayton, Raíces Teológicas del Pentecostalismo. Buenos Aires: Nueva Creación, 1991 D. López, Pentecostalismo y transformación social, 78 6 D. López, El nuevo rostro del pentecostalismo Latinoamérica, p 106 7 J. Sepúlveda, El ‘Principio Pentecostal’. Reflexiones a partir de los Orígenes del Pentecostalismo en Chile, en Voces del Pentecostalismo Latinoamericano, p. 15. Ver la Conferencia Huellas del Movimiento de Santidad en Chile, ofrecida en el 16 de junio de 2008 con motivo del XXIV aniversario del Seminario Teológico Alianza Cristiana y Misionera de Santiago [Itam] 8 News from Library of Congress, Junio 1, 2004, en www.loc.gov/

10 William Kostlevy. defendieron la trascendencia del control de Dios más allá de la historia. The Scandal of the Evangelical Mind. además del anti intelectualismo. op. 173 14 O. de haber abandonado la teología de la Reforma y el magisterio de Lutero sobre la doctrina del ser “justificado y pecador a la vez” que lucha contra el mal y procura hacer el bien. encuentra que los ‘evangelicals’ fueron influenciados por el historicismo dispensacionalista. op. Juan Wesley . Noll sostiene que el evangelicalismo norteamericano no es. A. que ve conspiración en todo y por lo consiguiente rechaza el compromiso social. cuyo origen ha quedado establecido en la mitad del siglo diecinueve. 11 Noll afirma que la escatología de la reforma magisterial llegó a ser significativa en el siglo veinte. 15 El premilenarismo dispensacional subyugó a ‘evangelicals’. Jonathan Edwards y Nicolás von Zinzendorf. 24 . Cuatro factores identifican a este fenómeno: El conversionismo. la conversión personal. p. 14 Noll considera que el fundamentalismo. innovando tres conceptos teológicos: (1) Ante la inmanencia divina. que estaban a la izquierda de las denominaciones troncales. adhiere a la descripción de ‘lo evangélical’ que lo considera como un fenómeno. llegando a constituir el más grande y más activo componente de la vida religiosa Norteamericana.4 Noll. Steele. 15-20 15 M. al analizar el biblicismo. especialmente por su repercusión en la ética social. Fernández. el premilenarismo dispensacional. 12 Noll. Noll. el movimiento de la Vida Elevada (Movimiento de Santidad) y el Pentecostalismo fueron estrategias ‘evangelicales’ de sobrevivencia en respuesta a la crisis religiosa de fines del siglo diecinueve. 7-9 13 Mark A. ha influenciado significativamente en la instalación del tema.10 y acusa al Movimiento de Santidad. al asumirse la centralidad de la escatología en el ministerio del Jesús histórico. Los ‘evangelicals’ no llegaron a cohesionarse en una institución compacta. Pero considera que el mayor escándalo es el premilenarismo dispensacional. procedente de los sectores “evangelicales”9 vinculado al Instituto para el Estudio de los ‘Evangelicals’ Americanos del Weaton Collage. la importancia de la predicación y cuestionan el ritualismo litúrgico. El dispensacionalismo es antinominiano. tesis pp. la cual incluía una lectura de lo político. Noll. Cit. The dispensationalists 11 ibid 12 Mark A. el biblicismo. al Pentecostalismo y al Dispensacionalismo. el activismo y centralidad de la predicación. la autoridad de las Escrituras. fácilmente definible. son cuasi fundamentalistas. en los círculos universitarios de investigación. actualmente.cit. Noll increpa el alejamiento de la pureza de la doctrina de la Reforma y el haber gestado una cultura de avivamiento y fundamentalismo. p. 13 Esta fue la preocupación de D. bien coordinada o claramente identificable. Noll. su especulación profética lo conduce a una mentalidad observadora y calculadora geopolíticamente. (2) Frente a la confianza en la 9 Los ‘evangelicales’ en el contexto norteamericano enfatizan la salvación por fe en Jesucristo. sobre la relación entre los milenarismos populares y las raíces del pensamiento y ética social evangélica. que identifica específicamente ciertos eventos con el cumplimiento de la profecía bíblica. lo que corrigió las excentricidades de las interpretaciones de la profecía. pp. Noll. como el Movimiento de Santificación y el Pentecostalismo. protestante ortodoxo. cuando sus pioneros reivindicaron las enseñanzas y visión de Geoge Whitefiel.

195. 19 Noll. Kostlevy. Godbey con el premilenarismo. el Pentecostalismo insistió en el poder de Dios para actuar al interior de la persona más ordinaria. lo cual creó las condiciones para el dispensacionalismo y el fundamentalismo17. conformados por agricultores-granjeros. ha publicado también Holiness Manuscripts: A guide to Sources Documenting the Wesleyan Holiness Movement in the Unites States y Canada. Esta decepción condujo a la separación de lo mundano y al retiro de las responsabilidades ciudadanas. El premilenarismo como 16 17 ibíd. Eerdmans. lo que podría mejorar significativamente su estatus en la tierra. 196.C. a la luz de otra obra de M.B. Por ello la pobreza. que proponían la nacionalización de los ferrocarriles y el incremento del impuesto de acuerdo a las ganancias. más de los caballos necesarios o de la tierra necesaria. 18 W. La Historia de los Nazarenos. . como resultado se incrementó la interpretación de la salvación como un evento en este mundo. El tema del reino de Dios aparece en el premilenarismo. con un nuevo orden social.C. procedía de los cuáqueros. El rechazo al optimismo de la era del progreso americano. A.cit En este ensayo. identifica a Seth C.16 Esto además de reforzar el anti intelectualismo. 21 La radicalización del Movimiento Santificación. que la innovación de la doctrina de la esperanza de la segunda venida de Jesús. 19 W. uno de los centro de formación teológica más importantes de la Iglesia del Nazareno. las domésticas. W. (1854-1933)20 y otros líderes del MS como W. Kostlevy. Noll. dirigiendo la Escuela de Nampa. el Movimiento de Santidad ofreció la obra del Espíritu Santo. hoy Universidad de Nampa. 1992. A History of Christianity in the United States and Canada. 20 S. porque Jesús en su segunda venida confiscaría las propiedades al que tiene más de una casa. 322-23. Rees. Rees. comenta The Scandal of the Evangelical Mind. democracia y socialismo utópico como solución a los problemas modernos. no fue una sorpresa para teólogos como Daniel Steele y otros. Kolstlevy. en Revivalism and Reforma Social. que sería inaugurado por el advenimiento premilenial de Jesús. que ha editado y publicado en el 2001 el. pp. Ver Timothy Smith. se expresó más en el Movimiento de Santidad. 120 Timothy Smith. que era reforzada por el populismo. Rees. Jesús realizaría una redistribución. Historical Dictionary of the holiness movement. estuvo vinculado a los orígenes de la Iglesia de los Peregrinos y posteriormente se reincorporó a los Nazarenos. Rechazan la noción de la propiedad privada. Kostlevy. las amas de casa y los trabajadores que incrementaron el Movimiento de Santidad habían desarrollado la ilusión de una salvación social temporal enseñada por los reformadores. como el que ha de posicionar a los pobres de la tierra en el reino que viene. Los empleados. se va instalando como una virtud y se predica vender lo que se tiene y donarlo. construyéndose sobre el modelo de la iglesia apostólica y la doctrina de la plena consagración. 21 ibíd. [1957] y La historia de los Nazarenos [1961] y] intento distanciar a los nazarenos de las implicaciones fundamentalistas.18 considera con Noll. ante la decepción originada por la depresión de los años noventa el siglo XIX y la derrota del populismo en las elecciones presidenciales de 1896. Experimentan una utopía de vida comunitaria seriamente trasformada. había ido más allá del premilenarismo de S. 363-389.5 ciencia materialista que crecía en la cultura. enseñanza elaborada en base al análisis social y al reconocimiento del poder de la desilusión debido al fracaso del populismo. op. un nuevo orden social justo. Gran Rapids. (3) Donde las elites fueron proponiendo pragmatismo. pp. un profesor estudioso de las fuentes para el estudio del Movimiento de Santidad. p.

Analiza la ciencia ‘evangelical’. en Noll. The Civil War as a Theological Crisis (2005). El protestantismo magisterial conservador. igualmente la reflexión sobre la política actual. que lo aleja de una visión optimista de historia y da lugar al anti-intelectualismo. bajo el título Is the Reformation Over? 24 El pragmatismo considera que la filosofía y la historia no han dado respuesta a la condición humana y su futuro. 25 La corriente de ideas alrededor del “diseño inteligente” es considera una pseudo ciencia. además el milenarismo llegó a ser utilizado por las élites para sus intereses en la iglesia y la sociedad. gnosticismo y docetismo. luego establece la separación de los ‘evangelicals’ de la ortodoxia cristiana y su incursión en el moderno maniqueísmo. Primero analiza el pragmatismo24.22 El tema. en la ministración de la pentecostalidad y la pentecostalización carismática del mosaico ‘evangelical’. sus orígenes y su desfase. la situación de la ciencia y la filosofía. en la naturaleza de la creación del mundo por Dios. que recién comenzó a tomársele en serio después de 2000. Noll ve un despertar del pensamiento evangélico. es el abandono de la ortodoxia por los premilenaristas. en el rol ministerial de la mujer en la iglesia. es una ayuda. analiza el pensamiento respecto a la ciencia. publicada en 1994. Finalmente. la ineficacia en dar respuestas a Darwin. Especialmente el giro milenarista al premilenarismo dispensacional. La obra parte de la situación contemporánea que busca explicar desde trasfondo histórico social y teológico las causas de este fenómeno. una mala exégesis. de esta forma el escenario ‘evangelical’ es de contrastes. 23 Esta es la tesis de su obra The Scandal of the Evangelical Mind. carismatismo y tecnologismo y no tan intelectual. cómo iluminación evangélica de las ideas. de importantes diferencias en la autoridad de la Biblia. al punto de preguntarse si la Reforma ya se acabó en el fundamentalismo. el Movimiento de Santidad. destruyeron el pensamiento ‘evangelical’ por el 22 23 ibíd. en el significado de la cruz de Cristo en una era de interreligiosidad. La diferenciación entre el distintivo o énfasis doctrinal y lo esencial para la ortodoxia. . un posfundamentalismo. El evangelicalismo por su quehacer intelectual. populismo. así como el daño realizado por la ‘ciencia creacionista’25 al pensamiento ‘evangelical’ y la cuestión de la Biblia y la cosmologías contemporáneas.1758] quien vio su movimiento como una forma de Avivamiento-Revolución y de una síntesis cultural. Noll. Is the Reformation Over? . Esto ha hecho que el ‘evangelicalism’ contribuya a hacer de la historia Norteamericana una historia de pragmatismo. En The Sacandal. M. Lo sugestivo viene a ser que. intolerancia y otros pecados. Noll desarrolla y establece el escándalo del anti-intelectualismo en tres dimensiones: Cultural. institucional y teológico. el pentecostalismo y dispensacionalismo. a partir de otras obras como. Asimismo se aleja del puritanismo de Jonathan Edwards [1703.6 fenómeno complejo gestó una indiferencia moral y cultural. La síntesis cultural ‘evangelical’ norteamericana se legitimó intelectualmente. publicaciones que remarcaron esta tesis. En el protestantismo de santidad existe una situación de incertidumbre para la política eclesial ‘evangelical’. que no fue fundamentalista. Noll ha escrito un ensayo en un libro colectivo.

En un artículo titulado. los sacramentos. pero los evangélicos no dominan este resurgimiento filosófico cristiano. centrando su apreciación crítica a seis temas. Sin embargo esto no significa que vamos 26 27 Mark Noll. el resultado es siempre la apreciación de la tradición católica. (4) Hay confianza en la búsqueda del dominio de la ciencia. la tradición. ajenos a la Reforma. con la visión de que la teoría de la evolución alcance a ser compatible con el cristianismo ortodoxo. la estética. . Las pequeñas denominaciones comienzan a sostener centros de estudios con equipos pluralistas que estimulan la vida intelectual. En las que se estudia. The Evangelical Mind Today. McKenna: (1) El primer signo de esperanza es el incremento de vínculos entre ‘evangelicals’ y católicos que contribuye espectacularmente a mejorar el uso ‘evangelical’ de la mente. 26 Noll sintetizó sus observaciones y los signos de cambios. En First Things October 2004 Los libros del filósofo Frank Moore. la conciencia histórica. The Evangelical Mind Today publicado en el 2004. siendo que en lo ‘evangelical’. que comienzan a demostrar que es esencial ser parte de una comunidad de fe y pensamiento.7 excesivo sobrenaturalismo y trascendentalismo y tienen responsabilidades en los cambios de mentalidad. sin embargo se va entendiendo que filósofos y teólogos sintonizan con el hecho que la filosofía moderna proveen una inusual proporción de teología ortodoxa al mundo de habla inglesa. planteándose cuestiones a nivel metafísico. entre los ‘evangelicals’. Lewis. que hoy también cuenta con un considerable número de universidades. en temas como la eclesiología. pero advirtiendo que esto no significa que se haya superado la crisis del pensamiento cristiano desde la perspectiva ‘evangelical’. considerando que son enclaves sectarios. (2) El renacer de una filosofía cristiana y la búsqueda de la relación entre fe y filosofía es tranquilizador. que llevan una vida intelectual restrictiva. Noll incluye al Movimiento de Santidad. Sigue a C. Kierkegaard. (5) La esperanza resurge cuando la vida intelectual ‘evangelical’ se va enriqueciendo con la pluralidad en sus universidades. (3) Hay expectativa en las instituciones evangélicas de alta educación.27 Esto está contribuyendo a una nueva perspectiva para creencias tradicionales. la vida espiritual y la revisión del premilenarismo dispensacional.S. cosmovisión y praxis ética. son una muestra es esto: Teología en la cafetería y El poder para ser libres. en los niveles de alta educación. la vida intelectual. como nos lo traza también D. la teología de la cultura. de esta forma “la ciencia creacionista” ‘evangelical` se replantea el estudio de la naturaleza y la enseñanza de la Escritura. Consignamos estas críticas considerándolas esclarecedoras de la situación de la teología de santidad. con intelectuales de diversos trasfondos. la teología filosófica. editoriales y una preocupación por la sobrevivencia de su teología. que necesita rigor e integridad. (6) El área de las publicaciones están contribuyendo a un serio compromiso con los temas significativos de la vida contemporánea. es un avance el que entiendan que no hay buena educación sin buenos profesores y que tienen que hacerse responsables en sostener el esfuerzo del trabajo intelectual.

dice Noll.28 con las tradiciones históricas antiguas. como lo explicó D. 8-9 ... pp. recuperó su herencia wesleyana antiesclavista. el anti esclavismo no abolicionista y a Boston como el centro del pensamiento del continente. una tradición intelectual fuerte o concepciones del mundo suficiente profundas que sustenten un avivamiento intelectual a gran escala. cuyos pensadores influyeron evidentemente en las ideas teológicas. como las políticas de la esclavitud y el abolicionismo resaltando el protagonismo de Ralph Emerson y sus ideas trascedentalistas. identifica un ‘trascendentalismo evangélico’ vinculado al movimiento y teología de santidad. Timothy Smith. en la creación. The Scandal of the Evangelical Mind.29 desde una ideología que juntaba lo anglosajón. la obra de Menand implícitamente nos muestra una significativa relación entre la ciudad. 30 El premilenarismo dispensacional. Es necesario. una fusión de las tradiciones “evangelicales”. 138-139 30 ibíd. entre ellas la de la intensa espiritualidad y la profunda teoría social del Movimiento de Santidad. pues no posee una teología.122-123 y 141 31 ibíd. 28 29 ibid Mark Noll. en un escapismo e imaginario escatológico y en la gestación de una proclividad a la especulación apocalíptica. El club de los metafísicos [2003]. sin las excentricidades que vemos entre los “evangelicals”. al consumo de literatura sobre el fin de los tiempos y al serio análisis geopolítico y que se resiste a las filosofías naturalistas de la ciencia. lo protestante y lo políticamente conservador. la universidad y el movimiento de ideas. L. 32 Oswaldo Fernández. que desde el renacer de la espiritualidad. el unitarismo liberal. El importante estudio de Louis Menand. trascendentalistas y abolicionistas. en pérdida del intereses en la reforma social. Steele fue profesor de Ética y Teología entre 1884 y 1891. Menand dedica la primera parte del estudio al tema de las políticas de la esclavitud. la crítica al industrialismo y al institucionalismo. El segmento que consideramos es el que más contribuye al esclarecimiento del trasfondo de las ideas en el surgimiento del Movimiento de Santificación y del pensamiento teológico de Daniel Steele (1824-1914).8 hacia un pensamiento distintivamente “evangelical”. habiéndose gestado por la antigua escuela presbiteriana. Steele arrastraba como secuela el antinomianismo. cit. la que fue inicialmente un Seminario de la Iglesia Metodista Unida. 31 3. El trasfondo se construye considerando la fundación de la Universidad de Boston. aborda temas de interés para nuestra investigación. ahondando las deficiencias teológicas. pp. que derivó en anti intelectualismo. El trascendentalismo y el abolicionismo en el trasfondo del Movimiento de Santidad. Es importante la observación de Noll en ver la desviación del fundamentalismo. Tesis pp. 32 Asimismo establece una profunda relación entre la ética de santidad individual y la social. op. pues estas proveen profundización en las raíces en las doctrinas clásicas del cristianismo y modelos de intelectuales serios y fieles al pensamiento cristiano. En esa universidad D.

p. especialmente. por cuanto penetra en mi interior más que ningún otro libro" 40 Menand.” 37 L. sino una vida.255 38 ibíd. op. iniciándose 33 34 ibid L.39 Tomás Carlyle (1795-1881). Locke (1632-1704). 60. en el calvinismo y la esclavitud. sobre la moral del cristianismo.38 Daniel Steele en su revisión e innovación. que abogaba por un “credo a partir de la inteligencia. Ralph Emerson. [1794-1842]36 contribuyó. 40 El autor sostiene que el abolicionismo surgió del Segundo Gran Despertar o avivamiento. cit. profesor de ética. En esta relación que establece Menand entre el concepto de depravación moral del individuo. 36 Marsh fue un filósofo cristiano congregacionalista. op. 253. o una especulación.9 Los trascendentalistas creían en el valor infinito de cada alma humana. Los trascendentalistas no tenían un sistema filosófico. Este renacimiento evangélico atravesó Nueva Inglaterra y llegó a Nueva York entre 1800 y 1840. Menand. [18º3-1882]. del Compendio De Teología.”35 James Marsh. en México. cit. se gestó antes de la Guerra Civil. el autor se acerca a nuestra investigación que encuentra una coincidencia entre los presupuestos abolicionistas y el wesleyanismo del Movimiento de Santidad. que consideraba como desalentador de la gente a pensar por sí misma. sino una vida y un proceso viviente. de John. p. p 25 . realizada en 1874 y cuya versión en español se publicó en 1877. 33 Este movimiento de ideas.34 quien quería “mejorar el empirismo explicando cómo es que los seres humanos <<saben>> ciertas cosas que no pueden haber aprendido por medio de los sentidos.T. introdujo escuetamente pensamientos seleccionados. pero esta se perdió con las confesiones y el escolasticismo protestante. en la búsqueda de una plena realización. 269 35 ibíd. op. a la introducción del pensamiento y la poesía de S. Era una reacción contra el calvinismo como sistema basado en la creencia en la depravación moral innata del individuo. en el prolegómeno. Citado por James Marsh 39 Compendio p. de allí su anti-institucionalismo. cit. “Sé que la Biblia es inspirada. “era un credo fundado en la creencia en la bondad moral innata del individuo. y de Inmanuel Kant (1724-1804) en la sección del tema esencial del Compendio. Coleridge en el trascendentalismo. especialmente en Boston. rescata la integridad de la conciencia individual de la Reforma. Siguieron la poesía de Samuel Taylor Coleridge (1772-1834). es contemporáneo del segundo gran despertar (1800-1860). además de imaginar a la sociedad como formada por individuos autónomos. El unitarismo que prevalecía en las universidades del norte. Samuel Taylor Coleridge (1772-1834). desde cuyo empirismo la mente era considerada como una pizarra en blanco sobre la que escribía la experiencia. Menand. La Reforma enseñó la libre interpretación. No una filosofía de la vida. a la confesionalidad.37 Para el poeta el cristianismo no es una teoría. Para Menand era el credo del unitarismo lo que llevaba naturalmente a sus seguidores a oponer se a la esclavitud. Los trascendentalitas asimilaron también la filosofía de Inmanuel Kant. por lo que defendía la revelación personal y se oponía a la institucionalización de la revelación. el pensamiento de John Locke.

fueron un elemento importante en la formación de la Iglesia de los Peregrinos a fines el siglo XIX. 39-40 46 ibíd. cit. por Menand. y Emerson constituye un ejemplo notable. “El deber no sería menos obligatorio aunque nunca se hubiera escrito la Biblia. una cultura cada vez más obsesionada por la autoridad moral de la conciencia individual. Para los afro descendientes latinoamericanos este un tema inusitado. Menand. en la lectura del movimiento antiesclavista norteamericano. Los abolicionistas consideraban que todo sistema que tolera la esclavitud era malo. Citado de Wendel. El abolicionismo se adecuó idealmente a la cultura unitaria. 46 Los trascendentalistas. Para los antiesclavistas la guerra civil era “la cruzada cristiana del siglo XIX”50 La guerra civil para los antiesclavistas. 47 Los cuáqueros. 49 Emerson creía que una visión científica del mundo no era incompatible con las creencias morales. pp. que Binney introdujo inicialmente en el Compendio. citando una frase del emersoniano Wendel Holmes.42 El Compendio de Binney-Steele. como la de Nueva Inglaterra. citado por Menand. 48 Oswaldo Fernández. 45 Citado por L. que más tarde revisara y reafirmara Steele. p.. Los abolicionistas no estaban interesados en la reforma sino en la conversión y la concientización. 8ss Este grupo es el que confronta Daniel Steele por considerarlo antinomianista. tiene este trasfondo de ideas y estas evidentemente influenciaron en los temas del capítulo sobre la Moral del Cristianismo.104 y 121 43 op. de allí la relación con el abolicionismo.” 51 Los abolicionistas 41 42 ibid. se escribe para ayudar a la educación a de los esclavos liberados. de la nueva escuela. pasó a ser una cruzada moral. p. diferenciándose y distanciándose así de grupos como el “Xtian Brethen” 48 que se consideraba “ortodoxo” y favorecían la esclavitud. “un deber consigo mismo. p. En un cambio en la visión moral de la gente.10 una serie de campañas antialcohólicas. 43 Afirmaban el derecho natural a oponerse al Estado por razones de conciencia. no un impulso44 El tema de libertad en asuntos de religión. como Seth Rees. p.27 Amos Binney. William L. 97.” 45 añadiendo más adelante “La disciplina del apóstata a menudo es más estricta que la observada por el fiel. de 1845. como Emerson. 50 ibíd. en El Club de los metafísicos. Menand afirma que las bases del movimiento abolicionista eran espirituales y anti institucionales. cuyos derechos Binney había reconocido escuetamente. 41 Los orígenes del Movimiento de Santidad. 28. o si fuéramos a perecer mañana. pp. pp. eran amigos de cuáqueros47 abolicionistas. ampliando el tema del rol de la mujer en la iglesia. El abolicionismo era una vida. es presentado por Menand. Garrison. 8ss 49 ibíd. y de las Instituciones del cristianismo. a favor de los derechos de las mujeres y movimientos de reforma social. The Theological Compend. 27 44 ibid. Ver Tesis. y que era posible una moralidad mejor fuera y no dentro de la religión organizada. trascendentalita y en general pos-calvinista. con el país… y con Dios. Había cierta pureza en su estilo intelectual. 51 ibíd. Tesis. lo cual le estableció relaciones con el trascendentalismo. .

está sometida al análisis. op. Aquí ampliamos el acercamiento56 a una relación significativa entre la escatología de Manuel Lacunza y el premilenarismo dispensacional.. Jane Adams y Ellen Gates Starr. el contacto fraterno con los pobres como algo bueno para el alma y la creencia en la reforma social a través de la literatura y el arte. La temporalidad a través del milenarismo lacunziano.” 52 y que las creencias no pueden dejar de ser válidas. Tres de estas ponencias abordan temáticas consideradas en esta investigación. XLIV . 92-94 56 Un aporte significativo. de la Pontificia Universidad Católica de Chile. donde vivían y trabajaban por la reforma social. en una zona empobrecida. Combinaban el samaritanismo cristiano. organizado por la Facultad de Teología y la Facultad de Historia. 54 Una afirmación de Menand nos sirve para cerrar esta síntesis. al estudio de la relación entre la visión de la historia y la ética del reino de Dios. que por esta época promovió el Movimiento de Santidad.House era más que un centro de asistencia social. La visión de la historia de Joaquín de Fiori. por la obra que desde su filosofía trascendentalita realizaron en un barrio pobre de Chicago. la instrucción dietética. Historia y escatología en Manuel Lacunza. en un barrio de afro descendientes e inmigrantes. Criticaban la suposición que era correcto defender aquello a lo que uno se ha acostumbrado y defender al statu quo. En Historia y Vida Vol. Sobre el milenarismo de Joaquín de Fiore. op. son introducidos a propósito de su relación con la visión de la historia y la relación 52 53 ibid L. op. . cit. en 1889. como ejemplo. hasta el punto de tomar las armas para defender esta creencia. Desde esta perspectiva los estudios de las ideas de Joaquín de Fiori. que la esclavitud es censurable. inculcaban normas cívicas en el marco de la interculturalidad. p. lo constituyen las ponencias presentadas en el Seminario internacional sobre milenarismo. del evangelio social y la crítica al industrialismo. Otro elemento de la teología del protestantismo de santidad lo constituye la escatología o doctrina de los últimos sucesos en nuestra historia. Es evidente que este fue un modelo que tuvo su paralelo. en los barrios marginales de las ciudades norteamericanas y que después fue su modelo de inserción en la misión en Sudamérica. p. De Adriano Prosperi. mesianismo. Una lectura retrospectiva. La relación entre la escatología de Wesley y la del Movimiento de Santidad. salvando las distancias. De Joseph Ignasi Saranyana. 55 4.11 estaban convencidos que “la certeza conduce a la violencia. pensamiento utópico y escatología en homenaje a Manuel Lacunza. Menand nos presenta a dos mujeres trascedentalistas de fines del siglo diecinueve. De Fredy Parra. considerándolo como algo justo. 313-316 55 L. cit. Menand. la música coral y ofrecía los servicios de una guardería infantil. era un centro educativo no formal. Hull. Era una residencia social. Así fusionaban lo espiritual. Es preciso resaltar que. para evitar el empobrecimiento cultural. realizado en año 2003. en las Casas de Rescate. el trascendentalismo fue un movimiento de supernaturalismo antes de que la ciencia suplantara a la teología como discurso dominante en la vida intelectual norteamericana. Lo correcto y lo incorrecto creían está en función de las circunstancias. cit 76-81 54 L Menand. 53 El trascendentalismo entre las mujeres. Menand. Manuel Lacunza y la evolución hacia el Premilenarismo. que patrocinaba conferencias. América y Apocalipsis. promovía la literatura. vinculándolas al movimiento del evangelio social. Estas mujeres crearon la Hull-House.

57 La obra contiene una visión de la historia. la espera del reino es activa.60 En Lacunza. pero se niega a calcular fechas. plantea que la obra de M. es ajena a la mentalidad de Lacunza. Según Parra. 59 El siguiente asunto que aborda el estudio es la tensión entre lo temporal y la acción en el sistema de Lacunza. una visión de la Parusía. una visión de la iglesia actual y futura y una idea de la eternidad. generando un encuentro de milenarismos. lo que niega es que esta acción pueda producir el reino de Dios. puede considerarse un sistema ya que cuenta con un conjunto de concepciones que forman un todo coherente en torno a un principio central. 62 ibid. la práctica de la fe y la justicia no es un “hacer” el reino sino esperarlo activamente. Berdiaev. 61 Lacunza enfatiza el carácter inminente del reino. 173-174 60 ibid. 62 La ponencia revisa luego la parusía y el tiempo en el debate contemporáneo. p. 175 61 ibid. p. Lacunza no tiene la idea de la posibilidad de una anticipación del reino en el aquí y ahora de esta historia. sostenía que. por lo que no relaciona el accionar humano con la esperanza del reino. Los primeros misioneros franciscanos estaban convencidos que el descubrimiento del Nuevo Mundo era el último acto de la historia que se encaminaba hacia su fin. Prosperi. tal como se elabora a partir del siglo XIX. 167-183 Ibid 59 ibid. 196-208. Está convencido que el reino solo lo puede traer el Mesías. quien mostró interés y aprecio por la obra de Lacunza. 65 Los Jesuitas fueron más bien críticos de las tendencias proféticas y de los impulsos utópicos. Lacunza no niega la acción ni la libertad de obrar. La idea moderna de progreso. (1790). XLIV. que tuvo un desplazamiento misionero a Latinoamérica. Parra. El reino viene de un modo inesperado. un concepto peculiar del reino mesiánico terrestre. 180 64 A. en el siglo diecinueve y la influencia que este tuvo en la visión de la historia en movimientos como el Movimiento de Santidad. En lo que respecta a Manuel Lacunza (17311801) su escatología es considerada por su relación con el milenarismo protestante que gestó el dispensacionalismo premilenarista. pp. Historia y escatología en Manuel Lacunza. en Teología y Vida Vol. esta realidad terrestre dejará de existir. este mundo enclaustrado en sí mismo. 58 Concluye en que Lacunza pretendía explícitamente un sistema capaz de franquear esa línea divisoria que separaba las experiencias judías y cristianas relativas al tiempo. p. al final de la historia. como el de los judíos representan dos mitades que unidas pueden llegar a conformar un único y correcto sistema. En su investigación Fredy Parra. amenazados por estas tendencias. sin la idea de una meta no es posible entender lo que es la historia.. La Venida del Mesías en Gloria y Majestad. 64 sintetiza como la idea de nuevo mundo y fin del mundo se entretejen. en Historia y Vida Vol. Berdiaev. elaborado por Adriano Prosperi. Lacunza. El sistema cristiano habitual. XLIV. 176 63 ibíd. 199 . 63 En otro estudio sobre América y Apocalipsis. p. José 57 58 F. América y Apocalipsis. pp. especialmente el aporte de N. 65 ibíd. p.12 de esta con la visión de la historia en Wesley. La historia es contradictoria y ambigua y lo será mientras dure el siglo presente. la esperanza mesiánica y milenarista de un reino terrestre de Jesucristo antes del fin definitivo de la historia y del tránsito a la eternidad.

en Teología y Vida Vol..72 Saranyana afirma que Fiori entendía el tercer estado sin signos ni figuras. la era de la ley. p. el premilenarismo y el postmilenarismo. 207 69 J. 229-230 73 IBID. hasta la resurrección y el juicio final”. rechazando la persecución contra los cátaros y valdendenses.67 Las misiones fueron acusadas de un impulso utópico y milenarista y de “querer hacer un nuevo mundo. apropiado al Espíritu Santo. Joaquín de Fiori concibió tres eras: la era de los patriarcas. p. 221-232 70 J. Sarayana. o indeterminados. 231. estaba preocupado por el potencial revolucionario contenido en la idea del milenio y del fin del mundo: Los grandes espacios americanos parecían el territorio ideal para elaborar el modelo de sociedad perfecta y para realizar aquel “nuevo mundo” de tradición judío-cristiana. 224 y 230 71 ibíd. pp. “Después de la venida del Señor en gloria y majestad. que lo indujo a esta visión de la historia.13 de Acosta. p. como las de Juan Federico Lummen. op.68 En los estudios de Joseph Ignasi Saranyana. Sobre el milenarismo de Joaquín de Fiore. cit.. se inscribe en la defensa de los movimientos “laicales” aparecidos al final del siglo XII. según Prosperi. .” La represión a estos movimientos alcanzó al movimiento milenarista del dominico Francisco de la Cruz. enviado por la Inquisición a la hoguera en 1578. 207 ibíd. Saranyana distingue y describe los tres tipos de milenarismo: el amilenarismo. pues los acontecimientos que se estaban dando.I. 66 Según Prosperi. que prefigura la era del Hijo y la era de Elías. las órdenes misioneras. que se asemeja a la era del Espíritu Santo.69 se sostiene que Fiori nunca se manifestó premilenarista y que por el contrario tal vez posmilenarista o amilenarista y debemos preguntarnos si no debemos contarlo como un posmilenarista mitigado. publicada en 1567.. El premilenarismo y su relación con la teología reformada. Una lectura retrospectiva. franciscanos. con unificación del mundo y las guerras de religión mostraban un futuro en el que Dios se preparaba para la conversión final de todos incluyendo los judíos. fueron estimuladas por ideas escatológicas. amigo de Wesley.I Saranyana.71 Fiori. La esperanza de construir en América una cristiandad nueva.. habrá todavía un grande espacio de tiempo. se nutrió de la crisis europea y de las perspectivas abiertas por el Nuevo Mundo. autor de De Procuranda Indorum Salute. Los estudios escatológicos actuales en el Protestantismo de Santificación. Sobre el milenarismo de Joaquín de Fiore. pp. esto es de mil años.73 5. en De extremo Dei indicio et Indorum vocatione. citado por J. XLIV.I. 66 67 ibíd. 70 Esta habría sido la percepción que también tuvo Fletcher. p. pp. una sociedad humana sin defectos. Una lectura Retrospectiva. Saranyana. cuando afirma. dominicos jesuitas. 224-225 72 Ibíd. en la que celebra la obra misionera en el Nuevo Mundo y afirma que estamos en la hora undécima (Mateo 24:14). 206 68 ibíd.

Sigue los residuos posmilenaristas en la escatología de A. ha pasado inadvertida. p. misiones. (1901). unidas por el hecho de Jesucristo. creía que la pentecostalidad habría de derribar las barreras y aun la barrera de su propio sistema de enseñanza. fue explicada por McClurkan como ‘ecléctica’78. veía el inminente retorno de Cristo como que constituía un incentivo para la santidad. .20:1-16. J. 92 77 ibid. es considerado un “teólogo popular”. En ambas el protagonista es el pueblo de Dios. McClurkan adhirió al premilenarismo. and Selections from his Writings. Este teólogo popular. p. presbiterianas.O. Promovió una corriente milenarista-misionera de “La undécima hora en movimiento” con la idea de “el principio del fin”. la corriente reformada. McClurkan. His Theology. 87 ibid. porque el maestro mismo está ahora mismo en nuestros corazones. un sector de la cual se unió a los Nazarenos en 1914.O. ha venido a contribuir al avance de ese esclarecimiento. Su enseñanza básica fue la relación entre la historia de la salvación y el evangelismo. 74 75 William J. pastoral. Strickland y H. Ambos sistemas teológicos fueron adoptados en el Treveca College que creó y dirigió. Estaba convencido que la última hora exige acción: Evangelismo. p. Hoy esta obra es una guía para los estudios de la corriente de trasfondo presbiteriana o reformada en el Movimiento de Santificación. compilada y comentada por Willieam J. llamado antes de Jesucristo Israel y después Iglesia. His life. De esta manera promovió una teología.74 dirigente de Iglesia Presbiteriana de Cumberland. Básicamente los reformados enseñaron dos dispensaciones. quien comenta que “la segunda venida no será una sorpresa. educación.14 Los estudios están esclareciendo que el Movimiento de Santidad estuvo integrado principalmente por una diversidad de componentes eclesiales. McClurkan. dentro del movimiento de santidad.” 75 McClurkan es sistemático es su escatología y su aplicación práctica. El asunto pendiente en la investigación es en qué momento y debido a qué factores. organizada en 1810. congregacionales y cuáqueras. El presbiterianismo y el congregacionalismo contribuyeron con una visión de la historia basada en la historia de la salvación delineada por una lectura teológica de la alianza entre Yavé y el pueblo elegido. también presbiteriano. and selections from his writings. que procedían de tradiciones metodistas. experimenta una mutación escatológica y se pasa de la afirmación posmilenarista al premilenarismo. McClurkan: His Life. en su obra Esperando que el venga. p. McClurkan. Strickland. inspirado en la parábola de los jornaleros Mt. Simpson. de diálogo entre Calvino y Arminio. es más conocido por su obra Santificados por Completo. Una teología de la historia con reminiscencias reformadas sobre la teología del pacto o de la Alianza. el entusiasmo y el arduo trabajo misionero. 91 76 ibid. 76 McClurkan procuró reunir el calvinismo metodista y la visión evangelizadora de George Whitefield (1714-1770) con el avivamiento y arminianismo de Wesley (1703-1791). Esta fusión calificada de “ecuménica”77. His Theology. La obra que se publicó en 1998 sobre J. Ray Dunning. La difusión de la obra de J. que buscaba un equilibrio entre las dos tradiciones teológicas presentes en el Movimiento de Santidad.B. traducida al español en 1951. 88 78 ibíd. alianza que fue renovando a lo largo de su historia.O.

His Theology. evangelismo. Sin embargo lo interesante en este cambio de siglo es que. p. enseñando que al retorno premilenario de Cristo sería establecido el Reino en la tierra y todos los problemas sociales del mundo serían resueltos por Cristo. La Revisión del Premilenarismo Dispensacional La importancia que cobró la escatología. exige acción. 79 McClurkan sigue escatológicamente a A. con estudios sistemáticos y desde la historia de la teología produjo un interés y expectativa propios del ambiente de fin de siglo. conocido como la enseñanza del ‘evangelio completo’ o el ‘evangelio cuádruple’: Cristo.. el sentido de la urgencia en el cumplimiento de la tarea misionera.15 A partir de que McClurkan asumiera la pentecostalidad en parte como mediación para obtener un balance entre las tradiciones teológicas. Fernández. Gailey y Howard Culbertson. 81 La misiología de McClurkan. misiones y educación. Salva. La educación necesariamente producía la reforma social. Viene otra vez. O. J. Kansas City: Beacon Hill Press. 83 El evangelismo y las misiones en si fueron considerados como un servicio. La comprensión cristiana de la misión se abrió a una visión más amplia la de la misión de Dios.80 McClurkan publicó su obra Behold He Cometh. esta encuadraba mejor con el posmilenarismo y la idea de ir construyendo los signos del reino aquí en la historia. Esto lo condujo al pesimismo en su visión de la historia. en la ‘hora undécima’. McClurkan: His Life. que se evidencia en la difusión de su obra escatológica. pp. Sin embargo. como una expresión de los signos de un avance del reino de Dios. 92 84 Un obra misiológica que expresa esto es la de Charles R. 87. había adoptado el premilenarismo histórico. El Evangelio Cuádruple en 1890.B. and selections from his writings. en 1901. sin considerarlo una desviación de su interpretación bíblica de la historia. Simpson también presbiteriano. Discovering Missions. el Movimiento de Santidad abandonó su obra misionera de las Escuelas Granja y ‘escuelas inglesas’.. Comienza a abandonarse la idea de que lo que 79 80 ibíd.84 La misión cristiana comienza como una tarea que no solo debe llamar a la conversión individual sino que también debe comprometerse con el cambio social. Simpson. Ver. 2007 . esta consiste en. 138 81 William J. Tesis p. Sana. que produciría el estar preparados para participar en el reino que sería inaugurado tras la parusía. quien había contribuido. que el contexto era diferente la humanidad había entrado en una fase de grandes cambios de la modernidad que comenzaba a expresar su diluirse en una nueva manera de ver el mundo. fue cambiando de visión de la historia e implícitamente aceptando la idea de estar viviendo en la era del Espíritu Santo. Strickland. en 1890. Santifica. La idea de estar en la última dispensación. pp. El aporte de la difusión de la obra de McClurkan. 82 hizo que la educación queda suspendida o lo menos postergada. a la elaboración de un nuevo paradigma cuadrangular.93 A. a fines del siglo veinte. escribió. McClurkan fue más allá siguió el premilenarismo dispensacional. refleja su incidencia en la escatopraxis. va contribuir a explicar por qué después de dos décadas de misión en Latinoamérica.O.B Simpson. 91-92 82 Mateo 24:14 83 ibíd.

El anticristo. cuyos signos de de la realidad por venir son visibles con anticipación. Ray Dunning publicó el año anterior una compilación de artículos de diversos autores. pero le agrada la idea de algunos académicos que consideran que además tiene algo así como una “mente premilenarista.87 En el libro editado por Leadingham. que se inicia tras la pasión y la resurrección. 85 Los estudios compilados por Everet Leadingham [1996] y traducidos al español en el 2001. p. 140-150 . pero a la vez está por venir la consumación final. ¿Qué creemos los wesleyanos?. que tenía un participante común. ex superintendente general de la Iglesia del Nazareno. Hahn. Analiza el supuesto premilenarismo de Wesley y lo ve más posmilenarista. los signos de los tiempos nos recuerdan que debemos estar vigilantes en cada generación. 54 89 Ibid p.16 se hace en lo social y político no tiene que ver con el reino y que no se sostiene lo suficiente en la exégesis bíblica.cit. p. 52 90 W.”91 85 86 Término empleado por Carl Braaten en Escatología y ética.90 el reino de Dios ya está entre nosotros. por ello lo inusualmente catastrófico ya es un signo mostrado en la Biblia. Es egocéntrico creer que tienen que ver única y definitivamente con los signos de nuestra generación. En el libro compilado por Dunning el tema de Hahn es. La importancia de la normatividad o el basamento de la teología en las Escrituras. The ‘last days’ and ‘signs of the times’. p.. Hahn. Ver. con un cuadernillo guía. Concluye con la idea que “entender un esquema escatológico no es necesario para la salvación. En Dunning. Tesis. profesor de Nuevo testamento en el Seminario Teológico de Kansas. “los signos de los tiempos”. op. 160 91 Ibíd. Los signos que vieron los judíos en su historia fueron igualmente tremendos. Para Hahn “El conocimiento escatológico que se como más importante que la santidad es una idolatría” 88 El reino de Dios. Roger Hahn. considerando desde esta apreciación que Wesley en sus notas sobre Daniel armoniza su punto de vista con la de Jesús y Pablo percibiendo una escatología inaugurada. 111 R. Al salir de la tumba. 54 88 R. Bajo el título El Fin y el sugestivo subtítulo ¿Cómo enfrentamos el fin del tiempo y el principio de la eternidad? Las razones son las propuestas de revisión de la escatología en la Teología de Santificación. p. en Dunning (ed). The Secon Caming. son artículos síntesis representativos del desarrollo de la doctrina escatológica en la tradición teológica de santidad. aborda temas y pone títulos más eclesiales y populares sobre El fin del mundo: La segunda venida. para el uso de clases en iglesias e institutos. p. “The ‘Last Days and ‘signs of the times” Un estudio avanzado de la apocalíptica y la escatología alrededor de una discusión crítica sobre el texto de Mateo 16:3. John Wesley’s View of the Last Things. ha conducido a revisar enseñanzas que habían sido incorporadas al sistema teológico debilitando la escatopraxis. 89 En la selección de artículos escatológicos que hace Dunning consiga uno de William Greathouse. Han. Y después de esto el juicio. Oswaldo Fernández. 45 87 Hahn. En Dunning. Greathouse. la tribulación y otros temas aterradores. … el mensaje de la esperanza cristiana del retorno de Cristo es un estímulo no un misterio por resolver. The Secon Coming. que sus milagros eran como una proclamación que el reino soberano de Dios se había hecho presente en su obra y ministerio86 Se acerca a la escatología inaugurada. p. ¿Cómo interpretamos la biblia?. Le resulta evidente que Jesús interpretó su actividad como una indicación que el reino de Dios estaba en su realidad presente. estos son solo parte de un período de la historia. Es categórico en afirmar que Wesley no es apocalíptico.

Dios guía todo el proceso de la historia en el contexto de la libertad humana para lo cual el sinergismo es esencial. [1871-1952] congregacionalista y ministro presbiteriano. En este estudio observamos que el premilenarismo no fue aceptado sino parcialmente hasta la década del treinta del siglo veinte. 97 Dunning toma distancia del fundamentalismo 92 93 Ibíd. de la Iglesia Metodista Libre. Hahn.. discipulado por Cyrus Scofiel escribió una Teología Sistemática. op. Ver McClurkan. El reino es el reino de la gracia y el reino de la gloria.. Esta es una interpretación dinámica de la historia que incluye una visión “kairológica” del tiempo. p. recupera la idea de la historia en la teología Wesleyana. pp. 149 R.). Hahn de ver los acontecimientos de Palestina en el siglo XX y establecimiento de la moderna nación de Israel como acontecimientos que hacen de Israel el “reloj de la historia”96 Ray Dunning en el artículo de su compilación. que está tanto en la tierra como en los cielos.17 Greathouse. Los wesleyanos sostiene participamos en ministerios de compasión y en asuntos de la justicia social. la parusía y el milenarismo y el reino de Dios. en el retorno de Jesucristo en gloria. considerándolo un sistema de pensamiento escatológico de influencia calvinista. en contraste con la cronológica dispensacional. rechaza la idea de que los acontecimientos el Medio Oriente marcan la hora de los últimos tiempos y aboga porque “resistamos esa tentación” y veamos nuestro entorno “cada día y cada momento en su significación eterna. el amilenarismo y el posmilenarismo. en E. 97 Pp. comparte la idea de Hahn. El Fin.86.92 Este es un texto que populariza el avance académico sobre la explicación de la relación entre ética de santidad y escatología.93 R. 69. de una escatología inaugurada que una escatología realizada. 67-73 96 R. 194-196 . 64 94 ibíd. [1824 -1914] a este último considera “uno de los eruditos más respetados del movimiento wesleyano a fines del siglo XIX” como un fuerte defensor del posmilenarismo y opositor al premilenarismo dispensacional que enseñaba John Darby. 95 R. discute el premilenarismo. Creemos que el trabajo del reino es luchar contra el mal.” 95 En las conclusiones el doctor David Kendall.cit. publicada en 1948 con una escatología premilenarista y dispensacional. Estudiada hoy por un sector tanto wesleyano como por presbiteriano fundamentalista. evalúa críticamente el premilenarismo dispensacional.cit p. Presuppositions of a Wesleyan Schatology. en que Dios quiere hacer el bien es este mundo. El Fin. Hahn. El wesleyanismo desde su escatología consecuente es optimista. El reino ha sido inaugurado en la historia y estará hasta su consumación final.Hahn. R. Hahn el autor del ensayo ¿Qué creemos los wesleyanos? Menciona tanto a Phoebe Palmer [1807-1874] y Daniel Steele.94 Lewis S. como la última interpretación que se formuló y declinó a fines del siglo veinte. la idea del tiempo y la eternidad. (ed.”En esto coincide con la crítica de R. Chafer. Fundó el Seminario Teológico de Dallas. en Everett Leaddingham. op. Hahn considera que “las formas más radicales del dispensacionalismo son pesimistas e inhiben de la relación con el mundo. Los autores son profesores de universidades nazarenas y pastores con estudios posgraduados y abordan temas como la preocupación escatológica y apocalíptica. Leadingham. p. autodidacta.

como una teología que proponía la idea de que el pecado podría ser más limitado que erradicado. Quanstrom. oportuno para la ‘recristianización del continente’. Pero es esclarecedor respecto a que este optimismo se fue evaporando a comienzos del siglo veinte. La “subversión” de la teología en el protestantismo de santificación. Esto elimina la necesidad de traducir el mensaje de una cultura a otra. más importante de los estudios actuales sobre la historia de la teología del Movimiento de Santificación. Quanstrom. 100 El primer capítulo dedicado a relacionar el Movimiento de Santidad del siglo diecinueve y su teología con la perpetuación del ideal norteamericano.191-194 Mark R. Me refiero a la obra de Mark R. A Century of Holiness Theology. en todo lugar y atraviesa las barreras culturales. la filosofía escocesa del sentido común. pp. interpretada como entera santificación. subsiguiente a la salvación. Esto significa que la hermenéutica le es irrelevante y es precisamente la escatología la que demanda mayor cuidado en la interpretación. Afirma que para la teología wesleyana la revelación es una experiencia en la que se da y se recibe. en Norteamérica. Presuppositions of a Wesleyan Eschatology. p. sobre la obra de gracia. como una experiencia instantánea y segunda obra de gracia que erradica la pecaminosidad natural. es sinérgica por naturaleza. solamente por la fe. publicada en el 2004 a propósito de los preparativos para el centenario de la Iglesia de el Nazareno en el 2008. Esto dio inicio a una revisión de la doctrina formulada por Juan Wesley en el siglo dieciocho. . desde el siglo XIX. ha enseñado que la estructura del entendimiento humano es el mismo en todos los tiempos. Veremos enseguida la que es sin duda la obra. Quanstrom. Reconoce que en un principio la explicación de la doctrina reflejaba el optimismo de la sociedad a inicios del siglo veinte y la ortodoxia del siglo diecinueve respecto a la santidad y el énfasis en la entera santificación. 11-25 100 ibid. Dunning.99 Esta ortodoxia comenzó a ser moderada. [MS]. bajo la creencia de estar en ‘un siglo de progreso espiritual’. la que pasó de 98 99 R. 98 6. o traer la palabra del texto antiguo e introducirlo y conectarlo con la mentalidad contemporánea. conduciendo al estudio de las diversas formulaciones de la doctrina en el siglo diecinueve. El segundo. viene a la humanidad en una situación humana. de su cultura y de su escenario histórico y es elevado a un estado más allá de su natural conocimiento.18 y plantea dos supuestos con los cuales el wesleyanismo no comparte: El primero. El moderno dispensacionalismo influenciado por el calvinismo fundamentalista se ha alejado de la enseñanza clásica e insiste en un cumplimiento literal de las profecías del Antiguo Testamento. M. la idea de que la revelación es comunicación inerrante supone que la razón del ‘oyente’ es transformada y oye la Palabra de Dios en abstrayéndose de su sociedad. se propuso estudiar el cambio gradual en el entendimiento de la doctrina de la entera santificación. Esto influyó en la evolución de la doctrina de la doctrina del MS. resultando en la consagración que resulta de la santificación de la persona. A Century of Holiness Theology. de las que resultan a lo menos dos definiciones en la Iglesia del Nazareno contemporánea. Se trata de un estudio exhaustivo de la historia de la teología del Movimiento de Santidad. En The Second Coming.

El autor traza dos 101 102 ibid. partidarios del evangelio social. en el protestantismo de santificación. que proclamaba el evangelio completo como una expresión del amor de Dios. 17 104 Ibid. Elaboró una moral milenarista y una ética social. Quanstrom han llegado a esclarecer que la doctrina de la entera santificación. refleja el optimismo del siglo diecinueve y siguiendo el ‘realismo teológico’ contemporáneo ha profundizado en el estudio de la historias de la doctrina de la pecaminosidad del ser humano. 101 Quanstrom profundiza el estudio de fines del siglo diecinueve y comienzos del veinte. las cuales triunfarían al fin. Cristo viene a establecer su reino en la tierra. cit p. constituyó una propuesta idealista. evangélicos idealistas. La perfección y preservación de la ética de santidad se volvió más necesaria. que creía que el progreso llegaría a dominar y que el mundo no podría cambiar esa realidad. El socialismo cristiano de Walter Rauschenbush. 102 El autor sigue a Vincent Synan. la esperanza milenarista y optimismo en el progreso espiritual con la creencia en la entera santificación. para el MS la naturaleza del reino milenial llegó a ser diferente. reformadores sociales. 103 Los del Movimiento de Santidad eran políticamente progresistas. 105 Quanstrom. de justicia. La síntesis ‘Cristo viene otra vez’ va adquiriendo sentido. [1861-1918] hasta antes de la Primera Guerra Mundial. p.19 interpretarse como una experiencia instantánea a ser concebida como un notable proceso de crecimiento en santidad. Aunque fundamentalmente disentían con la idea de una ‘edad de oro’. ibid. en la consideración del Movimiento de Santificación como una ‘forma de trascendentalismo evangélico’ que floreció en el idealismo de una joven y creciente Norteamérica. Creyeron que el evangelio de la perfección cristiana era la clave para un siglo de progreso espiritual. paz y bienestar. de la búsqueda de la paz y la justicia. gente con un estilo de vida contracultural. desde la expectativa del Reino. en el marco aún del fin de una época de optimismo. y evidentemente también a Tomothy Smith. dado el progreso espiritual de la época. Esto reforzó el optimismo del perfeccionismo del Movimiento de Santidad. La esperanza milenarista se reinstaló considerando que era inminente el retorno de Cristo. estableciendo la relación entre destino manifiesto divino. no obstante creían que el milenio se estaba siendo una realidad cercana. op. 105 La idea de que el milenio está cerca comenzó a dominar la esperanza en el MS. no tendría una realización en la historia Norteamericana. El ambiente idealista estaba inspirado en la creencia de tener como nación un destino manifiesto divino. El Movimiento de Santidad marcó las coincidencias y las distancias de la utopía socialista. 19 . 103 Quanstrom. para ellos. sin renunciar a los valores del Reino de Dios en la historia. en el MS. que se reflejó en la Novela de Sheldon. publicada en 1897.104 En el trascurrir de las primeras décadas del siglo XX y el avance pesimismo en la historia. como los Nazarenos y los Peregrinos. Partiendo del reconocimiento que algunas iglesias del Movimiento de Santidad. Ellos querían transformar el mundo. En su Pasos: Qué haría Jesús?. esta no sería la tierra prometida. metafísica.

p.cit.cit. la crisis del optimismo en el fin de la historia tras la primera guerra mundial y el surgimiento del fundamentalismo con su énfasis en la segunda venida personal de Cristo.cit. identificado una primera fase ortodoxa. concluye también Quanstrom.cit. Sin embargo la interpretación clásica. como la justificación. op. mantiene cinco presupuestos para la entera santificación: (1) La santificación es una segunda obra de gracia. op.110 Observamos en esta historia de la teología de santidad. Quanstrom le presta especial atención a Daniel Steele en esta fase. Shelby Corlett. en el siglo diecinueve. El autor introduce el ‘realismo teológico’ de Reinhold Niebuhr. que como integrante del MS estaba convencido de que el bautismo del Espíritu Santo era la gran esperanza para la unidad del cristianismo. implícitamente. lo vino a constituir el de la sistematización de la teología. como una obra de gracia. El autor considera a Steele un optimista. p. op. 34 Op. (3) La entera santificación libera al creyente del pecado. la disciplina y el crecimiento 112 en gracia.109 Sobre el milenarismo de los teólogos del MS. el cual es erradicado. 108 Este fue el inicio de la ruptura con la ortodoxia wesleyana.20 momentos de la doctrina. 92-93 112 Quanstrom. Esta erradicación lleva vivir momento a momento la vida de 106 107 op. 59 110 Quanstrom. para quien. (2) La santificación. sostiene que la santificación de acuerdo con D. a principios del siglo veinte. “el pecado no es necesario. Hillis fuera posmilenarista. no es una obra terminada. 106 . p. influenciados todavía por el optimismo presente aún en la cultura. Hillis. de la afirmación de una segunda obra de gracia que erradica el pecado natural. el abordaje de la santificación como doctrina y experiencia significativa de santidad. op. quien fuera editor del Heraldo de Santidad.cit. considerándolo.cit. condujo al MS. ajena la evolución de la doctrina. como Richard Taylor. p. pero es inevitable”111 y que la santidad no es el trabajo final del Espíritu Santo. Resalta también el hecho que los primeros líderes del movimiento eran posmilenaristas. Al igual que John Miley consideró que los antiguos metodistas no tomaron el Pentecostés como paradigma u ocasión para la entera santificación. al premilenarismo y al dispensacionalismo premilenarista en las primeras décadas del siglo veinte. que esperaban la realización del reino en la historia. p. p. Quanstrom señala el hecho que A. ‘uno de los teólogos de mayor influencia en el movimiento de santidad moderno’ 106 Steele vio el bautismo del Espíritu Santo como entera santificación y como la gran necesidad de la iglesia. Sin embargo. en la que se rechazó la depravación total del ser humano y se reivindicó el factor volitivo y la libertad del ser humano. por teólogos como Aarón M. Un segundo momento. se necesita de la confesión. Ellos no describieron la santificación en términos extravagantes. 107 La entera santificación y el bautismo del Espíritu Santo a principios del siglo veinte llegaron a ser sinónimos por la influencia de Steele. es instantánea y fue establecida en el Pentecostés. 35-36 108 ibid 109 Quanstrom. Quanstrom procurando seguir la distinción entre pecado y error.M. 66 111 Quanstrom. sin conseguirlo. De esta forma la pentecostalidad fue aceptada como un paradigma para la experiencia cristiana. mientras que los nazarenos eran premilenaristas.

en su declaración de fe. Prologado por Ron Benefiel y William M. ha preferido seguir la ‘posición histórica. 115 El espíritu está activo en la administración de la gracia. 157-163 . p. lo lleva a la teología de Mildred Bangs Wynkoop. rechaza la idea de ‘erradicación’ y ‘pecado natural’ y prefiere hablar de limpieza del pecado. de su obra A Theology of Love publicado en 1973. 145-146 119 Quanstrom.cit. Thomas Jay Oord y Michael Lodahl. 117 que considera que santidad y pecado son dos formas de relación con Dios. Wynkoop considera irreconciliables la promesa de entera santificación y la realidad de la experiencia humana. apoyándose en las Instituciones de Calvino dice.cit. 108.115 Quanstrom. op.. 318-319 117 Ver también. sin embargo. Aquellos a quienes se imputa la justicia de Cristo. desde la perspectiva de la ‘teología relacional’. Es precisamente el concepto de perfección.116 El esclarecimiento de la ‘erradicación’. obrando en el creyente su justificación y haciendo evidentes los frutos el Espíritu. Greathouse. Santificación’ lo mismo que justificación. Esta exposición es una especie de introducción a lo que va denominar “Una teología subversiva. Grace. 117 115 Quanstrom. son justificados por el Espíritu de Cristo. que es la tesis de Timothy L. pero no es necesaria una crisis en el proceso de salvación. son renovados como ‘el nuevo hombre que es criado conforme a Dios en justicia y santidad de la verdad” pp. (4) La santificación es una experiencia que pertenece a esta vida. sostiene M. 118 Quanstrom. Smith114 y de Ray Dunning en Reflecting the divine image. La doctora Wynkoop. A wesleyan view of Christian ethics. 113 El retorno a la teología wesleyana los encuentra en el llamado a la santidad y la relación con la ética y los vínculos entre el avivamiento y la reforma social. que continuara la producción teológica realizada por A.cit. 118 La santificación es probable. A partir de una experiencia neumática se hace evidente la regeneración que ha anticipado la santificación. p. Faith and Holiness: A Wesleyan Systematic Theology. en “Jehová Justicia Nuestra” en Sermones Tomo I Wesley siguió la enseñanza de la Reforma sobre la justificación. pp. pero ambas activas en la misma persona. que Dios santifica lo mismo que justifica a todos los que creen en EL.ct. pues hay una diferencia entre lo que Wesley creía y lo que cree el Movimiento de Santidad. p. una positiva y otra negativa. “creo que Dios implanta la justicia en todo aquel a quien se le ha imputado. Santidad Relacional. p. (5) La santificación se identifica con el bautismo del Espíritu Santo. cit. que la hacen objeto del amor de Dios. Respuesta al llamado de amor. 131 116 Juan Wesley. que ‘Cristo Jesús nos ha sido hecho por Dios. publicada en 1988 como resultado del encargo que le hicieran de escribir una teología sistemática para la Iglesia del Nazareno. Wesley no equiparaba el bautismo del Espíritu Santo o Pentecostés con la entera santificación. 120 La ‘teología subversiva’ la refiere también a la teología de Ray Dunning. 150 120 Quanstrom. op. M Hillis y Orton Wiley. resultado del sacrificio de Cristo. la iglesia del Nazareno.’ en la experiencia apostólica atribuyendo la entera santificación al bautismo con el Espíritu Santo. el que conduce al regreso a Wesley.. 119 En el debate que sigue Quanstrom sobre estas afirmaciones. tras la santificación. como Mildred Wynkoop y Ray Dunning no identifican el bautismo del Espíritu Santo con la entera santificación. op. o en otras palabras. op. Wynkoop. op.” Una revuelta en la teología. como una experiencia posterior a la conversión. Esta teología no 113 114 Quanstrom. pp. cit. La santificación no sucede en el bautismo con el Espíritu Santo.21 santidad. op. Traducción en proceso de publicación. concluye que teólogos nazarenos contemporáneos.

como lo escribió John Knigth un reconocido dirigente nazareno. el prójimo. Como M. se da lo largo de la vida. la segunda obra de gracia no es la única obra del Espíritu Santo. Estos autores redefinen la teología de santificación128 y constituyen una nueva ruptura. la entera santificación significa el amar a Dios con todo el corazón. como en la ortodoxia reformada. en la que estamos siendo transformados. la conversión radical. subsiguiente de la justificación. 127 Esto hace de la teología de Dunning una teología radical. se es salvo y santificado a la vez. Mark Quanstrom reinstala las obras de M. publicadas en 1988. Steele en el siglo diecinueve afirmando la era del Espíritu Santo y relacionando la santificación al 121 122 ibid. Esta sería más bien un proceso de renovación. se han guiado en los puntos controversiales por el principio de. Los nazarenos y otras iglesias del Movimiento de Santidad. El hombre en calidad de ser humano no existe. pero si representativa 121 y aceptada dentro de un espíritu pluralista. inadvertidas como la publicación de Mark Noll The Scandal of the Evangelical Mind. La santificación es un proceso que se inicia en la regeneración y no existe gran diferencia entre los dos términos. De acuerdo a este modelo ‘lo esencial de una persona está constituida primariamente por su relación con Dios. con toda el alma la mente y fuerzas y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. introduce como Steele la relación de la santidad con la ética. después de la propuesta por D. que enseñaba Fletcher. aquí y ahora. Dunning. sigue a Dunning en la relación trinitaria del bautismo con el Espíritu Santo. La santidad es una devoción a Cristo decidida. A Theology of Love.126 No siempre ésta innovación es completada por una segunda obra de gracia. es también la imagen de Dios. Considera a la santidad. R. a no ser que la relación esencial con Dios define el ser de una persona positiva o negativamente. siendo la relación con Dios la que hace a una persona recta. una intención o motivación para un énfasis en el avance en el proceso de santificación. Dunning adoptó un modelo relacional ontológico en contraste con el modo substancial de pensamiento. 125 y el ser humano. Wynkoop. en lo esencial libertad y en todo caridad’. Dunning ponen énfasis en la primera obra de gracia. Dunning considera que el ‘modelo relacional ontológico’ podría servir para hacer viable la doctrina de la santificación y la de la libertad del pecado. Wynkoop como R. como Wesley enseñó. 122 La santificación como relación coloca un énfasis diferente a la comprensión de la santidad. the dynamic of wesleyanism publicada en 1972 y la de R. 124 Para Dunning la entera santificación es un ideal.22 ha llegado a ser oficial. Pero resalta la afirmación que. Grace. Faith and Holiness: A Wesleyan Systematic Theology. ibid 123 ibid 124 ibid 125 ibid 126 II Corintios 3:18 127 ibid 128 ibid . desde esta perspectiva todos los creyentes son santificados y evidentemente la justificación y la santificación son cronológicamente simultáneas. ‘en lo esencial unidad. Quanstrom.123 Tanto M. Wynkoop. en el que es posible tolerar puntos de vistas diferentes en asuntos no esenciales. con la santificación y con la dispensación del Espíritu. en 1994. que va más lejos.

La propuesta consiste en asumir lo wesleyano y aplicarlo a la época en que vivimos. 1965. Entonces son críticos del destino manifiesto y la arrogancia del ‘triunfalismo’ norteamericano. como una fuerza espiritual genuina para la redención individual y la renovación socio-cultural. para luego tocar el tema de los derechos humanos. 134 Para McKenna la ‘conciencia despierta y la compasión profunda’ nos proyecta a aceptar que la santidad bíblica y la reforma social son inseparables. en la obra de McKenna. sostiene McKenna. 71 El autor hace referencia al uso del Compendio de Teología de Binney-Steele en su elaboración teológica. En 1965. El capítulo sexto sobre Una Conciencia Despierta. publicada en el 2000. especialmente de la ética de santidad y a la santidad social. la injusticia económica. la sexualidad responsable etc. solo un año después su publicación en inglés. así como Wesley alzó la voz contra la esclavitud. constituye una apología de la santidad social sorprendente. resulta una teología ‘subversiva’. Wesleyanos en el siglo XXI. Creencias de Nuestra Iglesia. es la propuesta de una puesta al día de la teología de santificación. McKenna reclama el respeto de los Derechos Humanos en la política internacional norteamericana. 134 ibid 135 ibid . Asimismo dedica atención a la falta de oportunidades para 129 F. de la Iglesia Metodista Libre. Dentro de esta “subversión” en la teología del Movimiento de Santidad. los wesleyanos deben hoy alzar su voz contra el racismo. Burleigh Willard.131 Mackenna se confiesa un cristiano conservador. p. Kansas City: CNP. la contaminación ambiental. del derecho a la vida. hay una conexión inseparables entre santidad personal y santidad social y la credibilidad espiritual es el requisito para la conducción de la reforma social. Creencias de Nuestra Iglesia. Los wesleyanos. en una evidente ruptura con la ortodoxia que considera a la santificación subsiguiente de la justificación y simultánea de esta. el hambre. la pobreza.130 Para McKenna. la violencia. 132 Esto para el contexto evangélico conservador norteamericano y latinoamericano.133 El movimiento de santidad obtuvo confianza en su misión.129 Wesleyanos en el siglo XXI. comienza preguntándose por el valor de vida hoy. a la libertad y a la búsqueda del bienestar. la cual no es esencial para la salvación. siguiendo el wesleyanismo inicial y creyendo que habían sido escogidos para proclamar la santidad bíblica y reformar la nación. Sin embargo esta es una ruptura con la heterodoxia y un regreso a la ortodoxia. no obstante la inclinación escatológica milenarista del autor. como considera Quanstrom a la teología de Ray Dunning. 133 ibid. 24-25 131 Ibid. escrita por David L. está la obra más difundida de esta corriente. p. por no haber suficientes datos en la Biblia para ninguna interpretación milenarista. la Casa Nazarena de Publicaciones publicó de la Iglesia Metodista Libre. 135 El autor hace un análisis de la crisis moral siguiendo lo que habría hecho un teólogo del Movimiento de Santidad a mediados del siglo diecinueve. Prefiere el amilenarismo. pero es crítico de la idea y pretensión norteamericana del ‘destino manifiesto’. Para Wesley. 130 David McKenna. fundamentalista. Es un llamado a volver a la ortodoxia. El movimiento wesleyano es concebido. 93 132 Ibid. McKenna.23 Bautismo con el Espíritu Santo. por McKenna. son personas cuya conciencia el Espíritu Santo ha despertado plenamente. Wesleyanos en el siglo XXI. dice.

un nomianismo contemporáneo. 101 141 Ibíd. doctorado en la Universidad de Boston. una espiritualidad que incluya el compañerismo. El Triángulo Metodista para la renovación espiritual: La doctrina. al cuadrilátero wesleyano y el triángulo metodista. nos propone una santidad práctica que implica. ante la anomia que impera el mundo y que él. observada por McKenna. de de ser defensores de la justicia racial. 136 137 ibid. Esto parecería mostrar a un McKenna pesimista. El Cuadrilátero Wesleyano. la predicación del evangelio entre los pobres para sanar. desde los valores de compasión y sacrificio. evangélico.24 las ‘minorías raciales’. liberar y recuperar la vida. como parte de nuestra ética social. la defensa de la inerrancia bíblica y la justificación de las iglesias independientes y una ‘izquierda religiosa’ fortalecida en el frente defendiendo una ética feminista. p. el espíritu y la disciplina. NOLL and C. concluyendo que la crisis de los Derechos Humanos se está demostrando en el incremento de la violencia. es tal que proyecta un escenario del futuro que podría incluir una sacudida totalitaria. Is the Reformation Over? Pp. económica y política en Norteamérica.98 138 ibid.138 Un tema que está vinculado al antinomianismo y sus versiones contemporáneas es el analizado por McKenna. 140 McKenna identifica un vacío espiritual. vivir las oportunidades de riesgo para crear conciencia sobre la justicia. 102 .96 ibid. abierta a una teología de la liberación y a una eclesialidad ecuménica. La crisis que observa la identifica como ideológica de una ‘derecha religiosa’ conservadora moviéndose agazapada con el rechazo al aborto. como M. combatiendo el individualismo. que lleve a un control centralizado de un César moderno. que igualmente ven una división en la religión norteamericana. A propósito de la consideración de la política poblacional.139 una alianza conservadora entre los antiguos enemigos: judíos.137 Un tema que no puede faltar en este acercamiento desde la teología de santidad es la crítica a la sociedad de abundancia. Siguiendo la ética social de Carl Henry. 99 139 M. siguiendo a James Reston llama la ‘pocilga moral’ que es el mundo. en el siglo diecinueve. contrario al optimismo que incentivó a los teólogos del Movimiento de Santidad. aunque fiel al paradigma teológico. se interroga por estos temas: La contaminación ambiental y la responsabilidad humana. observada por McKenna. de la Escritura como fuente de la verdad absoluta. 136 En la crisis ética. la búsqueda y defensa de la justicia social. Asimismo observa. 17-35 140 Ibíd. católicos y evangélicos.141 La relación con la ética social. en el que se perfeccione el amor. la tradición y la experiencia. Nystrom. el crecimiento desmedido en el mundo occidental y la responsabilidad en la contaminación ambiental y el agotamiento de los recursos. del MS. como los primeros metodistas. considerando la herencia. adjunto a la crisis moral y propone una santidad práctica. la razón. La crisis de valores que amenaza la libertad. siguiendo a analistas. Noll. se nota la propuesta trascendentalista y el discurso ético del Movimiento de Santidad. para el equilibrio teológico: La revelación. de consumo.. y la contaminación ambiental. la renovación mediante el redescubrimiento de un nuevo significado del evangelio. división que naturalmente se reproduce culturalmente en los evangélicos latinoamericanos. Confronta el ‘caos materialista’ que opera detrás de la injusta distribución de la riqueza. la responsabilidad ante la pobreza en el planeta. su objetivo fortalecer el fundamentalismo bíblico.

135 146 Ibíd. (3) Defender las leyes que apoyen una base moral y regulen la moral. p. que se impone ante la crisis moral. y por esa razón.148 en el que siguiendo la mutación en los milenarismos. 490 . que sería más acorde con las exigencias de la misión y su relación con los signos del reino de Dios en la historia. Peregrinos hasta que Cristo Venga. Un cielo nuevo y una tierra nueva.H. Alejándose del apocalipticismo sostiene. op. que no entra en pánico y da lugar al pesimismo sobre el futuro. ‘Con frecuencia se convierte la crisis en una prueba de que el mal domina y que la segunda venida de Cristo es inminente’. 2006 149 E. los creyentes deben procurar la santidad total y no deben privarse del servicio social” 149 142 143 Ibid. de manera que los cristianos debe decidir si deben obedecer a Dios o al ser humano. (4) Tratar de derrocar el régimen injusto por medio de la desobediencia civil y si es necesario por la fuerza física. 147 Emiliano Crisanto acaba de publicar un estudio histórico-teológico. cuando fallan los medios democráticos. ¿Qué debemos creer los wesleyanos hoy? Este estudio procura retomar la visión escatológica de Juan Wesley. Un cielo nuevo y una tierra nueva. como la concibe C. 143 Aquí notamos la visión de la historia de McKenna aferrada al optimismo. McKenna a la actualidad del paradigma wesleyano de santidad. Para McKenna este paradigma sobrevive y no debe cometerse el error de evitar participar en el diálogo con otras confesiones. al interior de las ‘denominaciones de santidad’.25 se adhiere a cuatro estrategias para la participación cristiana en la sociedad: (1) Buscar la regeneración de quienes influyen en la cultura. Crisanto se acerca a la escatología de Wesley considerándola optimista y “una especie de escatología realizada”. Crisanto. 2011 148 S. E. 108-109 ibid 144 ibid. sino humildad y confianza. la espiritualidad en el Movimiento de Santidad no es bajo estima. en las nuevas discusiones. busca poner la tradición wesleyana santidad en el centro de la acción y el quehacer teológico y eclesial. cit. Chiclayo. que caracterizó a la teología del MS en el siglo diecinueve y comienzos del veinte. Perú: Gerim. Lima: Puma. pero nunca paralizados por el pánico. 142 Para McKenna. 144 Finalmente una apreciación sobre la contribución del Dr. 1903-2004. bajo el título. cuestionan el premilenarismo dispensacional y el “apocalipticismo”. Dood. Se pregunta desde la experiencia eclesial y teológica de tradición de santidad. “La visión wesleyana de la historia es que el reino de Dios ya está aquí. En su obra más reciente Peregrinos hasta que Cristo Venga. “cuando el Espíritu de Dios se movió a través de las crecientes ciudades industriales produciendo un avivamiento espiritual. Juntos defendieron su posición contra la esclavitud en la década de 1860 y se unieron en la compasión social…”145 La búsqueda de identidad en la ‘familia de santidad’. Historia de los Peregrinos. (2) Enseñar las implicaciones morales y espirituales en los problemas sociales. por un lado un estudio significativo realizado por el sociólogo y profesor de teología. Crisanto. Soraluz Emiliano Crisanto147 en su estudio Nuestra Escatología. Nuestra Escatología. termina diciendo ‘A los wesleyanos no nos asusta la crisis moral… estamos listos para la venida de Cristo. p. los calvinistas y wesleyanos dejaron de lado sus diferencias teológicas. 146 Otros estudios que merecen considerarse en esta sección lo constituyen.110 145 McKenna. Asimismo notamos la relación que establece entre escatología y ética social.

generando un movimiento y avivamiento de ética de santidad. por un lado alejamiento de la doctrina wesleyana de la fuente de la santidad y por otro el distanciamiento de la escatología posmilenaria y la vinculación con el dispensacionalismo y el fundamentalismo. Este contexto académico fue el que sirvió a Daniel Steele para su producción teológica. principalmente. Estas ideas relacionadas al trascendentalismo y el abolicionismo se identifican. entre los académicos del Movimiento de Santidad. cuya lectura sobre la naturaleza y dignidad del ser humano los conducía a justificar la esclavitud. La investigación sobre la historia de la teología de santidad. Esta mutación incidió en el cambio en la visión de la historia y por lo consiguiente en el desarrollo del milenarismo. alrededor de la universidad de Boston. se ha interesado en las ideas sobre la teología de la naturaleza. en oposición a sectores. Los estudios para entender lo ‘evangelical’ en Norteamérica y su incidencia en el fundamentalismo latinoamericano están confirmando que se ha realizado una ruptura con la ortodoxia heredada de la Reforma. Los avances y desafíos pendientes para la teología del protestantismo de santificación. que resultó en el compromiso solidario con los libertos. La evolución de la teología del pentecostalismo tiene dos distanciamientos. de la ortodoxia. como estas incidieron en la demanda ética social en los cristianos y cómo surgió un movimientos como el Movimiento de Santidad con una ética de santidad individual y social. Mayormente se piensa en la historia de la teología en . La necesidad de estimar el aporte de la historia de la teología en el enfoque interdisciplinario del estudio del pentecostalismo. las lecturas teológicas de la esclavitud. La investigación está encontrando conexiones más profundas entre las ideas filosóficas del contexto y el surgimiento de la teología de santificación. para su educación e integración social. Se trata de una mutación que ha abandonado la relación entre la justificación y la santificación para relacionar la santificación con el Espíritu Santo. de trasfondo metodista.3.26 7. la imagen de Dios y la dignidad humana. 7. 7. Los estudios están clarificando que la realidad socio-política interpeló las ideas en la teología y la ética.5. 7. 7. pues esta interpretación de la historia requiere del literalismo bíblico. Este ha sido un tema un tanto prohibitivo en los estudios del siglo veinte. La insuficiencia en la consideración de la teología de santificación como antecedente de la teología de la pentecostalización carismática produce un vacío teológico en la apertura a la pentecostalidad pneumática en el protestantismo de santificación.4. que merecen investigarse en sus motivos. especialmente el premilenarismo dispensacional de significativa influencia en la visión de la historia en las iglesias latinoamericanas de corte fundamentalista. aduciendo que estamos en la era del Espíritu. pero más se le estudia fragmentando la mutación. 7. El pentecostalismo carismático comparte esta mutación con las iglesias de santidad.1.2.

El posmilenarismo sostenía un proyecto y una misión enraizada en la historia. La teología del protestantismo de santificación. 4. 6. conservó junto a otros. La complementación más importante que le hizo al Compendio de Teología fue la introducción de la escatología posmilenarista y una sección de ética teológica.27 relación al desarrollo del dogma hasta la escolástica protestante. La instalación del premilenarismo y su pesimismo respecto al avance del bien. condujo a la crisis temprana de la experiencia y del sistema teológico de santificación y al camino de la heterodoxia. como sustento del estilo de vida de santidad. aspectos del sistema teológico de santificación y la propuesta ética del Compendio. pero no se tiene en cuenta el desarrollo de la teología. en las teologías emergentes contemporáneas. que desde esta teología de santidad. especialmente en Latinoamérica. Es vidente la consecuencia del cambio conceptual respecto a la fuente de la santificación. Dentro de este sistema la escatología posmilenarista vino a servir un marco referencial suficientemente amplio para inducir la proyección de la ética individual al terreno de la ética social. ponía en desmedro la ética del reino y la pérdida de la utopía. No obstante que teología de santificación se enmarcó en la subjetividad. proyectaban un quehacer misionero que asumía el cambio social como corolario de la santidad. La reconceptualización de la Santificación como plenitud espiritual a partir del bautismo del Espíritu Santo. indiferente a las demandas de los signos del reino de Dios en la historia implícitos en el paradigma wesleyano de la santidad. 2. La escatología premilenarista que aparece en la traducción y ediciones en español a partir del predominio premilenarista constituye un recorte y un injerto que procura mantener vigente. . requirió incorporar la ética teológica como elemento orientador de las consecuencias de esa experiencia. El teólogo Daniel Steele. conservó el elemento ético como una reflexión escritural sobre la moral. el posmilenarismo. desarticuló la fuerza transformadora de un movimiento con un estilo de vida de santidad ética individual y social que debió trasmitirse ineludiblemente también a la pentecostalización carismática. 3. ni los remanentes reformados de la historia de la salvación. asimétricamente. 5. 7. y privilegió el éxtasis. pero sin la contraparte escatológica posmilenarista. como sistema teológico que enfatiza la experiencia de santidad de vida. como el proyecto inédito de Dios. cuando el Movimiento de Santidad fue adhiriéndose al premilenarismo. y la consiguiente ruptura con la ética de santidad individual y social. como un estado vinculado estrechamente a la justificación. Conclusiones 1. El alejamiento de la concepción wesleyana y reformada respecto a la santificación. abrió las puertas para el antinomianismo y la escatología premilenarista. La consecuencia de esto fue la ruptura misiológica con las ideas. adjunto al bautismo como experiencia extática en el Espíritu Santo.

GAILEY. Perú: Gerim. Escatología y Ética. Kansas City. en el emergente quehacer teológico en las iglesias de santificación. Oswaldo. Carl E. esta desconexión con la ética social de santidad. 1985 BRAATEN. 2007. La teología del protestantismo de santificación. La ortodoxia se ha regulado por la aceptación o rechazo de la experiencia y no tanto por la exégesis bíblica. Wholeness in Christ. Michigan: Francis Asbury Press. Some constructive proposals. GREATHOUSE. 2003. Tesis doctoral. Historia de la Iglesia Evangélica de los Peregrinos 1903-2004. Ray. Barry L. 1988 ________. and Holiness: A Wesleyan Systematic Theology. Una propuesta de interpretación de la correlación entre ética y escatología.. En Latinoamérica las iglesias de santidad. La teología de las iglesias de santidad perdió vigencia. Peregrinos hasta que Cristo venga. Downers Grove. A study in the Dutch Reformation. Carl. Charles R. H. Kansas City: Beacon Hill. Buenos Aires: Instituto Universitario ISEDET. Reflecting the Divine Image. The Dispensationalist: Embarrassing Relatives of Prophets . en su fase anti y ultramundana entre la década del treinta y los sesenta. 1998 ________. 1995 FERNÁNDEZ Giles. vivieron un ostracismo teológico y ético. & Richard O. no tanto por la radicalización de la experiencia de santificación. Toward a Biblical Theology oh Holiness. William. Kansas City: Beacon Hill Press. Kansas City: Beacon Hill Press. Bibliografía: BANGS. Grand Rapids. Emiliano. Thompson. el avivamiento de fines del siglo diecinueve y comienzos del veinte produjo la inmersión social de las misiones de santidad. CALLEN. Arminius. no obstante que fue el tema de mayor consideración. (ed). Lima: Puma. Illinois: InterVarsity Press. William M. En forma simbiótica ha sobrevivido una escatología escapista premilenarista y una escatopraxis más cercana al posmilenarismo. y Howard Culbertson. Missouri: Beacon Hill Press. faith. La revisión de la historia de su teología y escatoparaxis representa hoy el fortalecimiento de una teología emergente que ha experimentado mutaciones y que se enfrenta al desafío de la recuperación de su herencia teológica. 1977. Reading the Bible in Wesleyan Ways. Buenos Aires: La Aurora. Kansas City: Beacon Hill Press. Christian Ethics in Wesleyan Perspective. Nuestra Escatología. Un cielo y una tierra nueva. Discovering Missions. S. 1998 KOSTLEVY. Chiclayo. Grace. 9.28 8. 2006 ________. No obstante. 2004 CRISANTO T.. como por el abandono de la interrelación entre ética de santidad individual y social y la escatología posmilenarista y su interpretación del Reino de Dios. A Wesleyan approach to the doctrine of last things. que solo se legitima por su estilo de vida y sentido de misión. El debate hermenéutico sobre la entera santificación o perfeccionismo no ha evolucionado lo suficientemente. The Second Coming. 2001 DUNNING.

David L. 1994 ________. (ed) La seguridad de la salvación. 2002 McGEE. Historia de las ideas en América. El Fin ¿Cómo enfrentamos el fin del tiempo y el principio de la eternidad? Kansas City. Teología Sistemática. Universidad Católica de Chile. Frank. Mark A. Missouri: Casa Nazarena de Publicaciones. Universidad Católica de Chile. Año XLIV Nº 2-3. His . Una conversación entre amigos.O. 2000 MENAND. Louis. De Adriano. Lenexa. with H.: Casa Nazarena de Publicaciones. Miami. pp. William J. 2002 PROSPERI. Fredy. 2001 LOPEZ. Nampa: Northwest Nazarene University. pp. 2003 II y III Trimestre. PARRA. Horton (ed). The Scandal of the Evangelical Mind. Facultad de Teología.. en Michael Mattei (ed).. Mark A. (ed) Materiales para una Historia de la Teología en América Latina. J. El Nuevo Rostro del Pentecostalismo Latinoamericano. Facultad de Teología. Terrassa. 2003 II y III Trimestre. en First Things. s/f SARANYANA. 21-37 McKENNA. 2003 http://wesley. Buenos Aires: Casa Nazarena de Publicaciones. Kansas City: Casa Nazarena de Publicaciones. UK: Eerdmans. Michigan – Cambridge. El poder para ser libre. Año XLIV Nº 23.edu/wesleyan_theology//theojrnl/31-35/32-110c. Mathew. Gary B. Sobre el milenarismo de Joaquín de Fiore. Grand Rapids. Buenos Aires: Destino. en Teología y Vida. Ks. El fondo histórico. Año XLIV Nº 2-3.. en Teología y Vida. Una lectura retrospectiva.: Wesleyanos en el siglo XXI: La proclamación del mensaje de santidad con pasión y propósito. La temporalidad a través del milenarismo lacunziano. en Teología y Vida. 196-208 QUANSTROM. Missouri: Beacon Hill Press. Historia y escatología en Manuel Lacunza.29 Without Honor: Reflexions On Mark Noll’s The Scandal of the Evangelical Mind. Everett (ed). 2009 NOLL. pp. Kansas City. San José Costa Rica: DEI. MOORE. 2003 II y III Trimestre. 2005. Wesley center for Applied Theology. Mark R. Derqui. 2006 _______. Teología en la cafetería. Lima (1980). VIII Encuentro Latinoamericano de CEHILA. Universidad Católica de Chile. A Century of Holiness Theology.htm LEADINGHAM. 2004 RICHARD. Facultad de Teología. Barcelona: CLIE. Florida: Vida. and Carolyn Nystrom. The Doctrine of Entire Sanctification in the Church of the Nazarene 1905 to 2004. In the Reformation Over? An Evangelical assessmente of contemporary Roman Catholicism. The Evangelical Mind Today. 2005 NOLL. Josep Ignasi. 167-183 PINSON. McClurkan: His life. El Club de los metafísicos. América y Apocalipsis. Darío. pp.nnu. J. Lima: PUMA. October. 221-232 STRICKLAND. Ray Dunning. Una perspectiva pentecostal. en Stanley M. Pablo. 1994. Grand Rapids: Baker Academic. 2003.

Kansas City: Casa Nazarena de Publicaciones. 2001 . WILCOX. Hight. 1965. Revisada por Steven E. Pell City. F. Tennessee: Treveca Press. Barcelona: CLIE. Una introducción a la teología Wesleyana. ZALDIVAR. La doctrina de la santidad. 1993. Alabama: Iglesia Bíblica Metodista.30 Theology. Creencias de Nuestra Iglesia. Raúl. Terrassa. and Selections From His Writings. Nashville. Leslie D. Un estudio histórico sistemático. Burleigh. 1998. WILLARD.