¿al v acío. . .?

Revista Literaria y Crónica del Grupo Literario ¿al vacío...? de los Valles del Tuy N ° 2 2 . A ñ o V I I I . M a r z o , 2 0 1 2

C ueva

de

M auricio . O cumare

del

T uy

E sta

revista circula con el apoyo del

S ede M iranda

y el

G abinete

S istema N acional de I mprentas , C ultural M iranda del MPPPC

editorial
Sentada detrás de un alto estrado, luego de un firme porrazo, la Historia, que también es una impertinente amada que cuenta amarguras, cierra enérgicamente un libro, y con la misma mano que cierne la pesada tapa dura, hace un gesto vinculante, nos señala, dice que es nuestro turno. Dicho esto se levanta y se lleva todo. Quedamos atónitos. La Historia es, a una vez, Minos, Éaco y Radamantis, juntos, inconmovibles, irrespetuosos, categóricos, todos en uno solo. Y aquí quedamos con la certeza fatal, nos toca tomar la brida porque estamos solos y las estancias amenazan con desmoronarse a pedazos. Viene la evidencia firme e irresoluta de que no hay nadie detrás de la puerta trasera,pero de que arriba los zopilotes saben, se saborean, y no cesan en su carroñería. En la puerta delantera la multitud aclama un nombre, plantea una estrategia de supervivencia ante la cercanía de un Ragnarok, porque los Fenrir se creen liberados y autorizados para la destrucción total. Pero esos monstruos insaciables no saben que hay otras bestias míticas afligidas, indignadas, con la piel dura y curtida, las vísceras en constante rebeldía. Aquellos creen que en este lado del orbe todo está perdido, se sienten felices en su miseria, danzan sobre el estiércol como aves en el Estínfalo, anuncian nuestra derrota con trompetas apocalípticas y creen traer un designio divino de abundancia... Cuan equivocados están. Olvidan que hace ya mucho tiempo Prometeo nos dio el fuego, que tenemos muchos mártires a cuestas. No saben que cada mártir que surge de nuestras entrañas, nos da más vigor, caldea más nuestros ánimos, nos prepara cada vez màs para la verdadera batalla final, en donde los esperaremos con una sutil y audaz emboscada donde todos los caminos se bifurcan...Y sucumbirán como moscas. Isaac Morales Fernández

Estampas sencillas Carta a Cipriano Alberto por Julio Valderrey
Pág. -13

contenido

¿al vacío...? ___________________________________________________________________________

-13

estampas sencillas

Carta a Cipriano Alberto
(a partir de su novela Un cristal de Río de Piedras)
por Julio Valderrey
oeta, padre y amigo Cipriano Alberto, te escribo para confesarte la envidia que siento por la escritura del libro Un cristal de Río de Piedras, por tu sensibilidad y la entrega total a dos de las pocas cosas hermosas que contiene la vida: el amor y el arte, específicamente la poesía. Me recuerdas a Willian Faulkner, el “buen costumbrista”, como decía García Márquez. Esa descripción de los pueblos en su inocencia, sus costumbres y el relato que haces del paisaje. La topología del lugar, los sentimientos nobles del pueblo, de su entrega total a la vida y ese canto al amor y la naturaleza. Ese amor por lo labrantío, el canto al campesino. De allí vengo yo, de familia campesina, labradores de los páramos de Mérida. Ese olor que nace de la tierra fértil, mojada, esa greda que da fuerza y ese humus que alimenta la vida. La envidia de oír el canto de los pájaros, ver el fluir del río que trae a la memoria el que alguna vez tuvimos en el lugar de nuestro nacimiento, en fin, sentirse como regresado o de vuelta al paraíso que un día perdimos, pero que habita nuestra memoria. Acuérdate que somos desterrados y quizás vivamos en el eterno exilio por la discordia entre lo humano y lo divino. Sabemos que la poesía pertenece a una condición superior de la conciencia y en ella esta nuestra razón de ser. A los poetas la enfermedad de la memoria, del recuerdo, nos acecha y nos tortura y quizás nos parezcamos más a los solos de melancolía y nuestro arraigo en la tierra sea nuestro canto. Pero el recuerdo de lo vivido nos hace nobles, lo bueno y lo malo, y en ese espacio vivido siempre fuimos tocados por el amor y como tú mismo dices, fuera del amor no hay aventura posible. Es el tema de tu bella biografía novelada.Yo agregaría fuera del amor y la poesía no hay aventura hermosa posible. No sé si la poesía siga perteneciendo al género literario, creo que esta más allá, habría que registrar porque lo noble del ser humano no puede ser categorizado en una sociedad capitalista y depredadora que nos engulle a todos y nos hace objetos más que sujetos que pertenecen al reino del amor. Al leer tu libro me trasladé a un lugar que va más allá del arte: la tortura del tiempo, su castigo, pero me hubiera gustado ser yo quien escribiera ese bello libro, esa bella memoria que registra todo un paisaje que una vez fue y que el hombre en su afán de lucro ha ido interviniendo y depredando. Me ganaste porque los dioses te prefirieron a ti para ese canto a la inocencia, a la naturaleza y al ser humano pero regresaré acompañado por el rey de copas y sabré vencer mi envidia y seremos como piedras de ese río que llevas en el alma, ese río que te sirvió de referente para cantarle a una dama y entonar el coro de los grillos, del agua y

Comentalibros Los días iguales, novela transvanguardista de Omar Requena por Isaac Morales Fernández Pág. -12 Lecturas clásicas Lêdo Ivo Pág. -11 Crónicas tuyeras Reseña del Museo Casa Natal del G/J Ezequiel Zamora por Iván López Pág. -10 Poesía mirandina Magdalena Goncalvez, Fátima Cedeño, Sanyira Tortoza, Nancy Martínez Tovar, Jesús Arvelo, Emilio Pino Salinas Pág. -8 Narrativa mirandina En un bar por Dubeka Pág. -6 Malibú por Keny Loaiza Pág. -5 Ensayos literarios La palabra: un hilo entre la historia y la literatura por Ana Karina Rondón Pág. -3 Orú de Maria Angélica Ascanio, maravilloso y revelador por Marcelo Seguel Bon Pág. -3 Para la formación La bodega cultural: el libro barrio adentro por Isaac Morales Fernández Pág. -2 Al Comandante Hugo Chávez por Gabriel Impaglione Pág. 0
¿AL VACÍO...? Julio Valderrey, Isaac Morales Fernández, Leonardo Delgado, Danna Urdaneta, Marcelo Seguel Bon, Leonard Delgado, Rosa Anyélica Guevara, Ana Karina Rondón, Magdalena Goncalves, Michelle Antoine, Yhonais Lemus, Angélica Aguilar, Hamlet Yaraima Marín, Leandro Blanco. Colaboran en este número: Gabriel Impaglione, Emilio Pino Salinas, Iván López, Magdalena Goncalvez, Sanyira Tortoza, Fátima Cedeño, Nancy Martínez Tovar, Jesús Arvelo, Keny Loaiza, Dubraska Samaniego “Dubeka”, Marcelo Seguel Bon Correo: grupoliterarioalvacio@gmail.com Página: http://grupoliterarioalvacio.blogspot.com

P

el canto a la hermana naturaleza. Como te dije, una vuelta al paraíso perdido. No sé cómo decirte que quisiera haber viajado contigo por todos esos parajes donde conociste a Cristina, tu razón de ser, tu Beatriz. Siéntase tranquilo, poeta. No hay nada más hermoso que la poesía y el amor, y es verdad, fuera de allí todo es sobrevivencia. Quizás hubiese seguido tus pasos y me hubiera deleitado con el aroma del bosque y los sonidos del agua al fluir sobre una tierra encantada, pues tu canto es también un bello homenaje a la mujer, un homenaje a la naturaleza. El poeta que habla en tus libros les da el mismo tratamiento encantatorio. Ambos se funden en un sueño que construyen una realidad que pareciera pertenecer a los sueños, pero la ebriedad aumenta mientras escribo y me siento bien porque tu poesía, es decir lo que conozco de tus escritos, son tesoros en alta prosa literaria guardados en cofres que deben ser abiertos porque el dios Cronos nos atormenta y todo va pasando. Pero son pasos para conformar y habitar en la poesía, que son formas de santidad y de vivir y morir sin pecado concebido. Atte. Julio Valderrey

comentalibros

¿al vacío...? ___________________________________________________________________________

-12

¿al vacío...? ___________________________________________________________________________

-11

lecturas clásicas

Los días iguales, novela transvanguardista de Omar Alfonso Requena Medina
por Isaac Morales Fernández
on la sugerente portada de un supuesto “homus ocumarensis” (por Ocumare del Tuy), Omar Requena plantea en su novela Los días iguales la truncada búsqueda del misticismo. Sus protagonistas, de historias yuxtapuestas, que son el Sr. Requena (una especie de alter ego) y Pelayo el periodista, buscan cada uno por su parte encontrarle un sentido trascendental a sus vidas, el primero extendiéndose adrede en el segundo, mediante un sobre que le envía con una información supuestamente importante para el periodista, que es columnista de farándula en un periódico local. El choque de lo esotérico con lo urbano es la característica principal de la novela, con alto grado de ironía y humor negro, sin dejar de lado una estética formal de mucha actualidad y, ¿por qué no?, transvanguardista, en donde se cruzan las realidades, se fragmentan los episodios y los lenguajes, y los personajes (todos antihéroes, borrachos y tuyeros), son vistos desde una interioridad contradictoria y ávida de movimiento.

Lêdo Ivo
Lêdo Ivo nació en Maceió, Alagoas, Brasil, el 18 de febrero de 1924, polígrafo que ha practicado varios géneros literarios como la narrativa, la crónica, el ensayo y es el más grande poeta brasileño de la actualidad. Pertenece a la llamada generación del 45 y es miembro de la Academia Brasileña de Letras. Sus libros han sido traducidos a varias lenguas, su más reciente pubicación de poesía es Réquiem de 2008, con la cual obtuvo el Premio Casa de las Américas de Cuba, en 2008.

C

La muerte del ciudadano
Levántate, Juan, y grita al mundo la protesta escondida en tu pecho o guardada en tu duelo. Ahora que moriste, el mundo es menos grande. Perdiste, finalmente, los cielos sobredivinos y la dulzura del átomo. Vales más tendido que vivo, con tu metafísica evidente en los pliegues de la mortaja. Yérguete, Juan, y grita a los presentes que esta vida no da, que esta isla no esconde un tesoro. Lloraste inútilmente; amaste en vano. Al viento, ofreciste el rostro desnudo, efigie de Juan. Debajo de los paisajes quedarás hasta diluírse tu sumario total: el polvo que fue Juan.

El vals de Hermengarda
Heme aquí junto a tu sepultura, Hermengarda, para llorar tu carne pobre y pura que nadie de nosotros vio pudrirse. Otros vendrán lúcidos y enlutados, sin embargo yo vengo borracho, Hermengarda, yo vengo borracho. Y si mañana encuentran la cruz de tu tumba caída en el suelo no fue la noche, Hermengarda, ni fue el viento. Fui yo. Quise amparar mi ebriedad en tu cruz y rodé por el suelo donde reposas cubierta de margaritas, triste todavía. Heme aquí junto a tu tumba, Hermengarda, para llorar nuestro amor de siempre. No es la noche, Hermengarda, ni es el viento. Soy yo.

¿al vacío...? te recomienda visitar los siguientes enlaces en internet:
grupoliterarioalvacio.blogspot.com hayqueocuparlosespacios.blogspot.com imprentademiranda.blogspot.com masdelodebidoymenosdeloquerido.blogspot.com gabineteculturalmiranda.blogspot.com tucuy.wordpress.com redescritoresmiranda.wordpress.com Y en Facebook: Venceremos Colectivo Editorial de losValles del Tuy Gabinete Miranda

Dibujo de Federico García Lorca, 1934

crónicas tuyeras

¿al vacío...? ___________________________________________________________________________

-10

¿al vacío...? ___________________________________________________________________________

-9

crónicas tuyeras

Reseña del Museo Casa Natal del G/J Ezequiel Zamora
Crónica cuense
por Iván López
los propietarios de los cuales se tiene registros fueron; Matheo Zamora Pereyra, Francisco Manzo (Panchito), y Rito Parra entre otros. Entre las décadas de 1805 a 1821 la propiedad del inmueble estaba a cargo de Matheo Zamora, tío paterno del Gral. Ezequiel Zamora, esta circunstancia permitió justamente el nacimiento de Ezequiel en Cúa el 1 de febrero de 1817, ya que estando el centro y el occidente de Venezuela bajo el dominio realista desde 1814, todo partidario de la independencia era perseguido, juzgado y condenado, de allí que Alejandro Zamora quien habitaba en Villa de cura, al ser pro independentista se encontrara en esta situación por lo que su hermano Matheo al ser pro realista les consigue salvo conducto a este y sus familiares y los aloja en su casa de Cúa para protegerlos de la persecución española Posteriormente se habla que esta casa fungió como una especie de hostal u hotel de paso de caminos, ya que, de los llanos por Cúa pasaban los arreos de reses que eran conducidos a Caracas y al puerto de la Guaira, por esta misma causa también se dice que fue casa de Cambio de Monedas, para el año de 1878 se produce un terremoto cuyo epicentro es justamente el pueblo de Cúa y esta casa es una de las pocas que resiste los embates del mismo. Algunos dirigentes del país como Cipriano Castro, Juan Vicente Gómez entre otros manifiestan su intensión de rescatar la casa y establecerla como museo, pero esto nunca ocurre, es para el año de 1975 que el para entonces presidente de la república de Venezuela Carlos Andrés Pérez, la decreta Patrimonio Histórico de la Nación a través del (Decreto 736 de fecha 14 de abril) pero nunca se ejecutaría este y la casa continua en manos de privados. Posteriormente la vivienda fue tomada como “Hogar de Cuidados Diarios” en la década de los años 80 del siglo XX y también fue casa de algunos partidos políticos, para el año 2003 frente a esta se realiza un “Aló Presidente” en el cual el Presidente Hugo Chávez la decreta “Monumento Histórico Nacional” (Decreto 2.373); para el día 24 de Enero del 2006 el Gobierno del estado Bolivariano de Miranda, representado por el para entonces gobernador Diosdado Cabello, ordena la Ocupación Previa del inmueble, siendo decretada de Utilidad Pública, aplicándose esta medida el día 30 de enero del 2006. Durante ese año de 2006 se realizan los trabajos de adecuación y restauración de la Casa, los trabajos fueron Coordinados por la para entonces presidenta de Corpomitur Olga

sta casa se encuentra ubicada en pleno corazón de la población de Cúa, es el Nº 78 de la Calle Gral. Ezequiel Zamora a una cuadra y media de la plaza Zamora, donde esta ubicada la iglesia. Esta es una casa que fue construida a finales del siglo XVIII entre 1780 y 1785 aproximadamente, en su época fue una casa de cuadra es decir con potreros, graneros y demás dependencias, incluyendo la casa principal, la cual actualmente se encuentra dividida. La misma es una casa colonial, clasificada como casa orgánica ya que fue construida con materiales nobles (naturales no procesados) la forma de construcción es la tradicional artesanal donde generalmente se construía empleando mano esclava, es de uso netamente familiar y que a través del tiempo a sufrido innumerables transformaciones y reconstrucciones, los materiales presentes de su construcción original son la Caña Brava o Caña Amarga, los caicos de Arcilla, Tapias o paredes de Adobes de Barro, Tejas Criollas, puntales y travesaños de árbol de Guatacaro, entre otros. La propiedad de la vivienda ha variado en innumerables ocasiones, incluso algunos de sus dueños no se han podido determinar por la falta de registros, sin embargo algunos de

E

Cecilia Azuaje (Titina Azuaje) y conducidos y supervisados por la Arq. Nelly Alcalá. Estos trabajos se terminaron en enero del 2007 y se apertura al público el 1 de Febrero del 2007 como Museo Casa Natal del G/J Ezequiel Zamora, esto en el marco de la celebración de los 190 años del natalicio de Ezequiel Zamora, al acto asistieron: la Ministra Titina Azuaje, el Ministro Elias Jaua, el Gobernador Diosdado Cabello, el alcalde Jorge Castro, entre otros. Desde ese día la casa ha mantenido sus atenciones a los visitantes tanto nacionales como extranjeros realizando actividades culturales y promoviendo el rescate de los valores históricos de la vida y obra del general Zamora y de otras personalidades y hechos históricos de Cúa y el Tuy. Para mediados del 2007 se introduce un proyecto para realizar un anfiteatro dentro de las instalaciones de la Casa y en el mes de Diciembre el gobernador Diosdado Cabello aprueba y asigna los recursos para la construcción del mismo, los trabajos se inician en abril del 2008, siendo el encargado de la obra el Arquitecto Obdulio Zambrano, durante las excavaciones para colocar las bases se encuentran varias piezas entre las que destacan un Centavo negro o centavo Monaguero, esta es una pieza que data del año 1858, también se encontró una Ficha de hacienda, realizada en bronce y que perteneció a la hacienda “Quebrada Honda” los trabajos del Anfiteatro se darían por terminados en Junio del 2010. Pero al anfiteatro aun le faltan algunos acabados para definir realmente la obra como terminada. Más sin embargo el mismo ya esta operativo.

Entre los meses de Abril y Julio del 2008 se realizarían el Primer y Segundo “Concilio Histórico de Cúa”, al cual serían invitados diversas personalidades de Cúa y de la región del Tuy, con la Finalidad de realizar la compilación de diversos hechos históricos de este valle y poder editar un Libro como material didáctico para ser entregado a los diversos alumnos que diariamente visitan el Museo en busca de información, mas sin embargo de estas reuniones surgiría la idea de realizar un proyecto mayor dada la cantidad de material del cual disponían los colaboradores y Nace, la Asociación Civil Tucuy y su órgano divulgativo WWW.TUCUY.COM, esta asociación se mantiene aun vinculada a la casa realizando constantemente actividades y reuniones en la misma. Desde el mes de Octubre del año 2010 comenzó sus funciones en la Casa Natal del Gral. Ezequiel Zamora La “Orquesta Típica de Venezuela” perteneciente al sistema de Orquestas de Venezuela, impartiendo de lunes a Sábados clases en 07 áreas musicales como lo son; El Lenguaje Musical, la Guitarra Clásica, Arpa Llanera, Piano, Cuatro, Percusión Afro-caribeña y Percusión Latinoamericana. Actualmente este casa a tomado mayor relevancia ya que se vislumbra como un centro cultural donde actores, músicos, poetas, investigadores de historia y estudiantes entre otros, tienen un punto de encuentro donde compartir y desarrollar sus artes, todo en pro de fortalecer la cultura de los valles del Tuy y la Identidad de esta Región. ...

poesía mirandina

¿al vacío...? ___________________________________________________________________________

-8

¿al vacío...? ___________________________________________________________________________

-7

poesía mirandina

Magdalena Goncalves
El destino Intransigente Moldeando el camino Desde el cenit al nadir Al encuentro de seres Entrelazándose En una órbita Imaginaria De amor -.-

Sanyira Tortoza
Soy Manuela
Tibia, blanca... como tu almohada sencilla… suave como la sonrisa de una nena serena, tranquila así soy y te observo y si llueven mis ojos es esa nostalgia que me hace entreabrir los labios y sonreír frágilmente segura, confiada juego con muñecas y armo expediciones aventuras de maravillosos personajes de cuentos que si creen todos y no estoy loca pero les convenzo soy mujer y madre... soy amor y fuego soy tu beso que deseas soy tu mejor anhelo nunca tuya.... siempre toda -.-

Jesús Arvelo
Mi amigo, mi padre, mi hermano
Al Comandante Hugo Chávez La claridad del día pierde brillo con las cortinas de lágrimas Y no puedo ni ser yo dentro de mí Me siento inválido Me siento inútil Y me siento infortunado Pero el dolor no me da tiempo a pensar Imito al niño en la tristeza, en el llanto y en la impotencia Y nada parece animarme Solo el recordarte lleno de amor, me hace sonreír un poco Mi amigo, mi hermano, mi padre ¡Me dejaste!, me dejaste desamparado y pensando qué hacer cuando el llanto se vaya y tenga que pensar en lo que convenga hacer. En lo que tendré que seguir haciendo para que la alegría venza a la muerte de la alegría Hay momentos en que me odio por no haberte comprendido alguna vez Y entonces tu risa de padre bueno me conforta Cuando en medio de la pena, recuerde otra de tus tantas verdades llenas de humanidad, de amor y de sabiduría Porque odiaste la miseria de la única manera en que se debe, con amor ¿Cómo se podrá vivir desamparado como estoy? No sé si te irás al cielo, odiaría al cielo si eso fuese verdad, ¡Porque es infame si alguien es causante de haberte quitado la vida para hacernos el daño que nos hace el que no estés! Hay que no ser humano para arrancarte la vida cuando más urgidos estamos de ti. No quiero hacerte salir de mi memoria, aunque ahora seas el dolor hecho recuerdos sé que no te irás mientras un pobre viva La intensidad de tu paso por la vida, solamente se puede equiparar A un celaje, un relámpago inconcluso Un torrente de luces que todo lo ilumino a su paso Y que cuando se disipó fue dejando la estela luminosa de los seres indispensables. Trataré de recoger tus banderas, Alimentaré tu recuerdo de ser universal Trataré caminar sobre tus pasos de hombre guía Y después trataré de que tu memoria florezca más allá de los hijos de mis hijos Para sentirme lo bien que deseo sentirme y saber que tú pensamiento y tu obra continuó hasta siempre, Comandante. -.-

Fátima Cedeño
Hoy soñé con el Comandante
Hoy desperté con los ojos llenos de margaritas Hoy sentí que desplegaba el alma en tus hijos infinitos Desde aquí escucho tu eterna voz y alzo mis brazos y te busco entre mares y estrellas Ayer salté entre acuarelas y pinceles para pintar en tu rostro los arcoiris de mis sueños Simple como las horas de ver en tus ojos al llano Inmenso como sentir la risa de un niño corriendo en la sabana Así eres tú en la vida de los que sueñan en la Patria Hoy amaneció el sol entre rocíos de agua clara y mañanitas despejadas Asomada, te espero para que llenes de coplas el tiempo y la esperanza y con tus manos abiertas te alces te quedes con la mirada firme en la templanza Y entonces un solo corazón eterno y silencioso llenó el aire en la sentencia “Un Pueblo Noble, Humilde Ama, Espera y Te Aguarda”

Emilio Pino Salinas
(Estado Aragua)

Los amanecidos de bala
Los amanecidos de bala Prefieren caminar por las calles Antes de ignorar la realidad en hermosos vehículos; Traslucidos, intimidantes. Inconformes caminan hacia el centro de la ciudad. Retumban los suelos, y al fin y al cabo los terremotos sociales Son reales. Ellos: sufren, luchan, cuestionan, lloran; viven, viven.

Nancy Martínez Tovar
Una chispa
A orillas del ocaso deambulaba la brisa, acariciando sueños perdidos en el sendero del amor. Querellas de las manos inercias en la gravedad, se buscan estrellándose en el universo de la soledad, y en un movimiento descendente se clava en la puerta del corazón la espada cruel del tiempo, apaciguando la chispa del alma.

narrativa mirandina

¿al vacío...? ___________________________________________________________________________

-6

¿al vacío...? ___________________________________________________________________________

-5

narrativa mirandina

En un bar
n el bar de siempre, tomando del mismo trago escaso, me mareo viéndolo con detención antes de tomarlo, y bebiendo, subo mi mirada distraída hacia el frente que siempre me había parecido lejano al tomar alcohol. Alguien había llegado, un joven había pasado a ese bar deteriorado de viejos, un joven de unos 25, con una chaqueta marrón casi ancha como holgada a su cuerpo; camina lento, tanto como bajo el vaso, mientras su mirada de 25 llega hasta mí, con una lejana cercanía. Yo, una mujer de 55, había llamado a una mirada que me dejaba prendada a un elevado sentimiento prohibido, tanto como mi manchada lucidez: su atractivo indescriptible parte de unos ojos que veo como marrones, de una sonrisa distante que pide por casualidad mi mismo trago. Intento disimular mi grata impresión en captar sus palabras en cuanto voltea y quito de repente mi mirada, es más fuerte que la razón el deseo de escuchar su voz, su atlético cuerpo se une a su mano y toma con gran lentitud el casual trago escaso, el desea hablarme, veo que del mismo modo que yo. Se acerca, yo solo puedo no dejar de verlo. La vida ya había sido tan recorrida, dueña de un divorcio, dueña de la prisión de los hijos adultos que no te recuerdan después que les enseñaste a vivir, por cierto, el hijo del medio cuenta esa edad, la aparente edad que posee esa atractiva aventura que miente aunque diga la verdad, decir no, ya no más noes en una vida de solo no, se acerca cada vez más, la juventud, de chica, de adolecente se revive al renacer estúpidamente en un absurdo apasionante. Su rostro delicado es un peligro, sus ojos de cerca son más claros y cambian con un susto que lo hace valiente de lo absurdo, va llegando y la lejanía de su asiento es extensa, desde él y sin palabras me observa como yo a él, no puedo dejar de observar, de un segundo a otro su rostro está en el mío, un beso selló aquel pasado silencio. -Paulo… -dije al mirar rápidamente a sus ojos, es un amor que ha revivido. -Te amo… -dice él, es idéntico a mi esposo en el día en que lo conocí. Mi impresión acelera todos mis sentidos, deseaba con el alma volver a besarlo, detenida en su mirar se aleja de mí sin dar la espalda y dándola abre con fuerza su chaqueta marrón,

Malibú
por Dubeka
sin explicación me pongo de pie y dejándolo marchar sin intención, corro entre mareada su pista, curva, corro como solo una mujer sobria puede intentar hacerlo. Llego al final del bar. Nadie. Mis gritos aturden al extraño portero que ni siquiera había visto, hasta que su voz desesperante y pausada llega hasta a mí. -Paulo, Paulo, Paulo... -¿A quién llama? -Un hombre, mi esposo, él acaba de marchase, dígame a dónde ha ido. Me impresiona, pero sí, es mi esposo o el licor me hizo ver a ese joven como a Paulo, como al que se había marchado por un amor que pensé había olvidado. -No, no señora nadie ha pasado en horas. Nadie, nadie se repite en mi mente tantas veces. Estaba borracha pero no loca, no pude haber besado a la nada. Era él, solo él. Parada, intentando huir de la voz detestablemente pausada del portero, escucho el sonar de mi celular, un sonido que me parece lejano tanto como mí sobriedad. Contesto con mis temblantes manos llenas del temblado licor. Mi hijo, justo el de 25, me dice entre sollozos “Te necesito”. Mi pregunta del por qué llega de inmediato, su repuesta necesitó una nueva pregunta igual: “Papa murió, mamá. Murió”. Él “te amo” de aquel joven igual a Paulo volvió. Era él. Él me había visto hacía un momento, se había despedido de mí con un gran beso apasionado, mi cuerpo se resbala y cae de inmediato al suelo, y desde ese entonces lo cuento tantas veces como puedo. Me hace sentirlo a mi lado, lo cuento dementemente como si pasara de nuevo, como se los cuento a ustedes, enfermeras, algunas amables y otras hostiles de este manicomio del cual sé no saldré, y simplemente porque no deseo salir. -Pobre, siempre cuenta la misma historia como si fuera real y con la misma emoción delirante y sufrida la narra como si le sucediera por primera vez –dijo al salir del cuarto la enfermera mayor a las demás enfermeras del sanatorio mental Dered Greild. ... Ron a base de esencias de coco. Se elabora en las islas de Barbados, cocktail de los hombres que desean olvidar un dolor. Playas de la costa oeste de los Estados Unidos, en los Ángeles. Pero él, al tomar orientación sobre estos conceptos, centra su atención en esas playas vehiculares para este relato. También es una denuncia que descarga la impotencia de un interfecto emocional. Seguramente, es la fuerza que anatematiza las convenciones recriminatorias de este sistema putrefacto de micro mundos. No obstante, él sigue vigilando sus orillas, donde los malibúes son la apocatástasis del servicio de traslado al pueblo principal. Una carroza gris lleva en el cuño un ABC, además, el número siete como si sugiriera los pecados capitales y el guarismo del mal agüero. En los malecones desesperanzadores de esa playa del amor insustancial han zozobrado mujeres víctimas de la brutal fuerza machista. Viajaste con él en su corbeta libertaria durante setecientos treinta noches por los océanos y mares de diferentes cosmos, pero luego echaste todo por la borda, después fuiste raptada por un parasitario pez y ahora recorres playas prohibidas de un minúsculo mundo marino en aquella carroza. Catatónico y cinético a la vez, él recorre los más hermosos parajes, los cuales van desde París hasta Londres. Ha conocido castillos medievales, pues, ha viajado en el pasado. Se ha reunido con los mejores poetas de Latinoamérica y Europa, ha conocido personas en otros litorales, se inquietó con Ifigenia y con Gregoria. Y con esa misma corbeta ha recorrido los Valles de Aragua y ha conocido a Aurora, allá en la hacienda el Torreón. Pero como dijo Ludwig Wittgenstein: “los limites de tu lenguaje son los límites de tu mundo”. ¿De dónde vienes, a dónde estás y a dónde vas? Además, en ese trajinar ha sido testigo del crimen de una prostituta mancillada por la tosquedad en un puerto de esa playa. Su amigo, llamado Guillermo, presenció tal espanto. También, él dijo que le vio la mano a la víctima en un pozo de sangre cerca de un muro, y que tal vez, el crimen ocurrió en las riveras de aquella playa malibuense. Pero él dijo que no murió, porque la vio sola llorando en el muelle número cuarenta y ocho de esa misma costa y que sus lágrimas alimentaban los corales funestos del contaminante fósil. ¡Dios

E

por Keny Loaiza
quiera que jamás naufragues en esa playa sin faro! Le dijo él, donde otras, encontraron el placer y el sometimiento del sañudo malibú. Él no es un marinero de esas latitudes, sus códigos éticos sobrepasan los horrores de una vida disoluta, él quiso extraerla de esa vida licenciosa que decidió llevar aquella mujer, pero el paradigma estructural del dinero la sostuvo, y se negó. Carroza ochentona, dirigida por un Neptuno sin océanos, sin mares, sin charca. Te apoderaste de aquella mujer y la atropellas todos los días en un constreñido reino Lúteo1, privándole la ciclópea libertad que él le ofreció. Ella es una inocente sirena tropical, es como un espejismo ataviado de algas iridiscentes que ornamentan el lecho marino. Es como un pez mandarín2 de aguas poco profundas, casta de mundos recónditos y de abismales profundidades. Estás cautiva en la fauna marina de un lófido rape3, cuya guarida es tu tegumento. Vas y vienes como las olas y en tiempos de tempestad arremetes con fuerza telasocrática contra las orillas de quienes te imponen malecones, pues el Kraken4 que transmuta en ti todo lo trastorna. Malibú, estás compuesto de metales, trasmisión y cigüeñal que son el alimento de quienes te ven como una deidad. ¡No lo eres! El infinito ha dispuesto de un universo de arenques para que él caiga en pasiones mundanas. Entonces, ¿por qué él te va adorar?, si mañana estarás inservible en un cementerio de chatarras esperando para ser un producto acabado como una hoja de afeitar o una pieza mecánica de un reloj de pared. Mientras tanto, él observa desde su leander la orilla de la isla malibuense, donde coexisten las hieródulas de la fauna abisal. Tetis finita, el rape te sedujo con su iluminación bacteriana, y te hizo pensar que serías dueña de los océanos, pero no fue así. A ese marinero lo confinaste a ser parte de la sección necrológica de hombres vivos de tu críptica vida. Sin embargo, su cuerpo no ha fallecido, se encuentra en el interior de un misticeto y sus emociones las dejó en su corbeta libertaria esperando la próxima tempestad para convertirse en un pez combatiente5 y así apaciguar a aquella criatura marina que algún día se liberará.

1. Lúteo: fangoso. 2. Pez mandarín: pez de aguas poco profundas, cálidas y de coral, tiene tonos brillantes de azul amarillo y naranja. 3. Rape: los rapes son del orden Lofiformes. El rape común es la especie Lophius piscatorius, de la familia de los Lófidos del suborden Lofioides […] su comportamiento sexual. En muchas especies de rapes de profundidad, el macho es diez veces más pequeño que la hembra y carece del señuelo característico. El macho parásito se adhiere al cuerpo de su compañera, y penetra en el tegumento de la hembra que le hospeda. Los sistemas circulatorios de los dos peces se unen y los nutrientes de la sangre de la hembra alimentan al rape macho. 4. Kraken: Monstruo de la mitología escandinava, en alemán significa pulpo gigante. Denis de Montfort 1801 “Pulpe Colossal”. 5. Pez combatiente: también conocido como pez luchador tailandés, nombre común de un pequeño pez de agua dulce nativo del Sureste asiático. Los peces combatientes pueden ser de muchos colores, aunque la mayoría son rojos, azules y turquesa […] pertenece a la familia de los Belóntidos, del orden Perciformes. El pez combatiente es Betta splendens.

ensayos literarios

¿al vacío...? ___________________________________________________________________________

-4

¿al vacío...? ___________________________________________________________________________

-3

ensayos literarios

La palabra: un hilo entre la historia y la literatura
s indiscutible que la palabra desde los inicios del hombre ha tenido un sentido de poder y creación. Marca el comienzo de la vida. Así se ejemplifica en diversos mitos de creación: la Biblia, el PopolVuh, etc. Pero además del poder creador de la palabra, esta guarda una relación estrecha con el tiempo y la evolución del pensamiento humano. La palabra y su contexto son elementos fundamentales para el análisis de una determinada cultura, su sentido divino desde sus orígenes, la ha determinado por excelencia como un elemento evocador universal. Dentro de la cultura egipcia, solo con el hecho de nombrar algún objeto, significaba vivificarlo. De allí la importancia de preservar los nombres y su identidad, aún después de la muerta, en las lápidas, e incluso, según la tradición, los faraones debían tener un nombre público y otro secreto, este último para evitar que otros tuviesen poder sobre ellos al llamarlos. Su conocimiento solo concernía al sujeto. El sustento de estas creencias está presente en mitos como El nombre secreto de Ra, donde Isis, diosa madre, toma los poderes del dios padre Ra al conocer su nombre secreto. También se evidencia dentro de las sanciones judiciales del antiguo estado egipcio, una de las condenas era la pérdida del nombre. Ahora bien, aunque la palabra guarda conexiones con el tiempo y el contexto, se ha de considerar que su empleo, y quizás su sentido, es lo que puede determinar su fin como elemento estético, o como elemento informativo en relación a los hechos. La palabra se aleja de los hechos y su contexto cuando la misma alude a un tema bajo un matiz simbólico o místico. Se transfigura en un elemento o idea temporal y universal del pensamiento humano. Más que abocarse a describir acontecimientos, eleva la existencia del hombre, pero no desde su realidad, sino desde su espiritualidad. Estos aspectos marcan una distinción entre la historia y la literatura. Aún así, las labores de la historia son grandes aportes para la literatura, y viceversa. La literatura ha sido fuente de hechos amordazados por la supuesta ficción. En el desarrollo de la literatura venezolana, los cronistas de Indias tomaron un papel fundamental, no solo por su trabajo y preocupación en registrar y describir los hechos, sino además por la trascendencia de su palabra, ideología y estilo como modelos narrativos, que quizás guardaban el inicio del género narrativo en la literatura venezolana. El predominio del carácter realista en la narrativa venezolana es indiscutible. Los personajes de novelas como Casas muertas, Doña Bárbara, Cumboto, Mene, Cubagua, etc. A veces solo parecen ser el motivo de ficción, o en algunos casos la excusa para desatar, bajo la linealidad narrativa, el contexto y el pasado político, cultural y social venezolano. Aunque, como lo comenta Arturo Úslar Pietri, “mientras exista el elemento tiempo, el carácter de historia que pueda tener

E

por Ana Karina Rondón
una novela es inevitable”. Sin embargo, la novela y el género narrativo dentro de la literatura venezolana, guardan una conexión muy directa con el pasado, la ideología y modelos abordados por los primeros historiadores y sus crónicas de Indias, ya que ellos son voces casi inmediatas del pasado y el origen e identidad del venezolano, ante el hecho de su sincretismo con otras culturas. Sobre el hilo de la relación de la historia y la literatura a través de la palabra, cabe considerar a Fray Pedro Simón como un precursor de una prosa fluida, además de una notoria preocupación por el estilo y su lenguaje, conservando en algunos casos, extensos símiles, como el presente en su prólogo, donde además, refiere como elementos ante la crítica, de la cual están sumamente consciente refranes y polifonías de autores clásicos. Sumado a esto, se puede notar en él una necesidad persistente en distinguir su estilo, y para esto incluso incurre en la autocrítica de su obra, de la cual pone de manifiesto que guarda el interés de inmortalizar la honra y fama de quienes realizaron hechos loables. Para Fray Pedro Simón, el hombre era virtuoso en sus hazañas, no por actuar bajo instinto o el llamado comportamiento natural, sino por sobrepasar a su misma naturaleza y hacer actos heroicos dignos de la fama, honra y de ser contados. Asímismo concibe la escritura como aquella que permite la perdurabilidad de la fama. La palabra bajo los hilos de la historia se opone al olvido, por ello, el mismo le da igual dignidad u honra tanto a quienes son protagonistas de los hechos magnificos como a quienes son capaces de plasmarlos e inmortalizarlos con la palabra. Aún en la actualidad resulta asombroso el cuidado y preocupación que este cronista de Indias guardaba para con los elementos: palabra, tiempo e historia. Define esta última de manera centrada, y la relaciona además con la consciencia de vida, cuyo fin es invaluable para el ser. La conexión del hombre con el pasado, y en línea general con el tiempo, es imprescindible para sí mismo, es por esto que quizás la misma literatura posea un estrecho vínculo con la historia en el empleo de la palabra, aunque sus fines y sentido divergen. Donde nace la literatura, nace la historia, y viceversa. Sin embargo, la literatura bajo otro modo o cómo, eleva al hombre, no desde el mundo físico, sino el espiritual. Esto lo hace: no a través de hechos, sino mediante la ficción y las posibilidades; no a través de la descripción de la realidad, sino a través de la metáfora de la realidad. Así la literatura transgrede a la palabra en su uso cotidiano, despojándola de su mero valor denotativo, y logrando asignarle un valor universal y atemporal que coexiste con la ficción y la realidad. -------------------------------------------------------BIBLIOGRAFÍA: Simón, Fray Pedro: Noticias historiales de Venezuela. Biblitoeca Ayacucho. Caracas, 1975. Almoina de C. Pilar: Cronistas e historiadores. ¿Antecedentes de la literatura venezolana? UCV, Caracas, s/f.

Orú de Maria Angélica Ascanio, maravilloso y revelador
ste texto es maravilloso y revelador! Fue lo que pensé, hace aproximadamente 6 años, cuando leí por primera vez el texto “Orú”. 2 años después, causalmente, logré conocer a la autora de estas palabras; lo que para mi significó el énfasis de que el camino de la poesía, la literatura y el arte está plagado de enigmas, señales, magia, alquimia y que, definitivamente, es un camino o sistema de conocimiento alterno que incluye un estado de comunión más verdadero y una mayor empatía con el otro, la naturaleza, Dios y el universo. Este texto es revelador; ¿y por qué es revelador para mí? Porque me encuentro con un hablante que se atreve a ser un pequeño Dios en el siglo 21, un hablante que está creando un mundo, un universo y a nuevos lectores, un hablante que viene viajando desde hace millones de años desde universos múltiples, extraños y, llega aquí a enseñarnos a como vivir y amar de una manera más conciente, libre y permite que cada ser cree una cosmovisión propia, una individual manera de explicarse el mundo y los avatares de la vida. El tejido de este texto es la mezcla de un desenfadado ímpetu verbal con el acarreo de todos los materiales reputados, hasta entonces, como antipoéticos logrando así una omnisciencia que atraviesa el tiempo y el espacio para hablar de la vida desde la más profunda subjetividad. El texto nos permite formalizar un conjunto de creencias y convicciones sobre la existencia humana y sobre el rol del hombre ante el misterio de la vida y de la muerte. El sujeto que circula por estos poemas es un vidente que asume deberes y obligaciones con el infinito con la pretensión de percibir el acontecer del universo y, también cierra sus ojos para develar lo que ocurre en su interioridad al relacionarse con distintas realidades en la que confluyen perspectivas anarquistas, bíblicas y existenciales, A esto se agregan rupturas textuales donde las palabras en

E

por Marcelo Seguel Bon
libertad y la destrucción de la sintaxis nos emparenta con los futuristas y el automatismo psíquico despojado del control racional que postulaba el surrealismo francés. Poesía desigual, tremendista y entrecortada significará un dolor de cabeza para lectores y críticos. La cosmovisión del texto no está dominada enteramente por la razón, sino que posee una gran influencia del sentimiento, de la emoción, emoción entendida como instinto del espíritu humano, emoción como canto, sueño y juego que viene con el origen mismo del ser. Porque el hombre nace con el canto, el sueño y el juego como elemento sensual y erótico incorporado con la capacidad de crear y ordenar el universo a la manera de Dios; lo que está muy cerca de la estética creacionista en donde el poeta es capaz de crear un mundo paralelo con un lenguaje singular. Un texto que nos permite creer en la individualidad de la vida, en el libre albedrío y en la propia y única verdad de cada hombre, nos permite creer en un universo que está constituido por el ser humano; en que cada hombre es un universo en sí mismo, un universo que despierta al canto–sueño-juego de la vida; un ser que cruza su existencia para al fin desaparecer en la nada de la muerte. El juego de palabras, el invento de palabras nuevas, el uso de metáforas sin bases lógicas, la irracionalidad, la falta de una línea narrativa, el abandono de la sintaxis y la puntuación tradicionales, el hincapié en el efecto lírico y todo el cuerpo orgánico, político, estético y cultural de este texto nos enseña a saber comportarnos, a ser respetuosos con los demás seres y con la naturaleza, a aprender a amar de múltiples formas, nos enseña a pensar con mayor lucidez y nos obliga a tener más conciencia de la naturaleza y el universo. ...

para la formación

¿al vacío...? ___________________________________________________________________________

La bodega cultural: el libro barrio adentro

-2

¿al vacío...? ___________________________________________________________________________

-1

para la formación

por Isaac Morales Fernández
etc., y se asignan a colectivos o individualidades que tengan un constante y consecuente trabajo cultural dentro de una región o sector en específico. Es un trabajo coordinado entre la Distribuidora Venezolana del Libro y los Gabinetes estadales del MPPPC. El caso que nos toca acá es el de la bodega cultural asignada al grupo literario ¿al vacío…?, ubicada en la Casa Municipal de la Cultura “Juan España” de Santa Teresa del Tuy, y conjunta a la sede del Sistema Nacional de Imprentas Miranda. Con ella se ha contribuido a estrechar y fortalecer los vínculos afectuosos entre la gente y el mundo de los libros. Con esta bodega cultural/librería popular ubicada en pleno centro de una población que necesitaba encarecidamente una librería, se ha logrado alcanzar parte de una meta que pocos años atrás era, para muchos, inalcanzable. Fue inaugurada el 7 de septiembre de 2012, y desde entonces ha sido frecuentemente visitada por una cantidad incontable de personas que agradecen sensiblemente la existencia de este beneficio de la Revolución que tanta falta hacía. Hoy, las personas acuden a la bodega cultural con verdadero amor hacia los libros, y siempre conscientes de que más que a nadie es al Presidente Hugo Chávez a quien se le debe agradecer. ¿Qué buscan usualmente? Podemos afirmar, según los registros de ventas, que la mayor demanda está, en primer lugar, en los libros de temas político-filosóficos, y en segundo lugar en los libros de literatura, especialmente los de poesía. Esto es muestra clara de la transformación social que estamos viviendo y propiciando, en donde poco a poco el ciudadano y la ciudadana común van dejando atrás la apatía hacia la política, van superando los viejos esquemas impuestos por el sistema burgués que planteaban la supuesta conducta “apolítica” o “antipolítica”. Gracias a la revolución cultural la gente ahora se interesa por esforzarse en decodificar su realidad inmediata y no dejarse atrapar por los tentáculos opresores de la alienación. Todas las personas, sin excep-

ción, han preguntado por las célebres Venas abiertas de América Latina de Eduardo Galeano, y ha sido muy lamentable no tenerlo, pero lo bueno es que todos se han llevado algún libro de Enrique Dussel, Marta Harneker, Luis Britto García, Pierre Bordelois, y tantos otros pensadores de la izquierda actual. Igualmente, en literatura, por ejemplo, uno de los primeros libros en agotarse fue la antología de César Vallejo de Biblioteca Ayacucho y las recopilaciones de los festivales mundiales de poesía. Pero por supuesto que política y literatura no es lo único en la demanda. Hemos visto usuarios de esta bodega cultural adquirir con suma emoción algún libro sobre la ecología de Vadell Editores, el Diccionario Enciclopédico de autores hispanoamericanos de Biblioteca Ayacucho, libros de teatro de El Perro y la Rana, la colección Biblioteca Básica de Autores Venezolanos de Monte Ávila, libros de crónica, entre otras cosas, incluyendo los compactos del Centro Nacional del Disco y las cuerdas para cuatro que también están incluidas en existencia. Pero esta Librería Popular del grupo ¿al vacío…?, atendida por y para todos, no se queda encerrada en la comodi-

dad de la oficina. También hemos tenido la oportunidad de participar en actividades multitudinarias, como la Segunda Jornada de Atención Integral Comunitaria del Municipio Independencia, un evento de grandes proporciones, con la presencia de Mercal, Pdval, Cantv, representaciones de varios ministerios mostrando su trabajo en la población, espectáculos de tarima y muchas cosas más, y todo coorganizado por la Alcaldía, PDVSA y el gobierno central. En esa oportunidad, fueron cientos de personas los que, como mínimo, se enteraron de la existencia y ubicación de la bodega, y fueron decenas los que se llevaron desde un solo libro hasta un mercado completo con varias bolsas repletas de ellos. Y ahora es que vendrá más trabajo para llevar el libro barrio adentro, comunidad adentro, corazón adentro, alma adentro. Y que cada vez más hagamos irrebatible aquella verdad de Oliverio Girondo (parafraseo): los libros deben hacerse como un reloj y venderse como chorizos.

La Revolución Bolivariana, que es una revolución cultural, sigue llegando cada vez más a las honduras del pueblo, y la política editorial no es la excepción. En nuestro caso, la bodega cultural, también llamada librería popular, ha penetrado en la esencia transformacional del nuevo ciudadano dialéctico y ávido de conocimiento. Entendemos pues que la revolución implica, sobre todo, un profundo estudio de nosotros mismos, un consciente mirarnos, un ineludible leernos. No podemos concebir (ni como concepto ni como parto) el cambio de época que vivimos sin el manto protector de la promoción de la lectura en todas sus dimensiones. Así, la política editorial ya no se conforma, como sucedía 15 años atrás, con facilitar la publicación de libros a los autores cercanos a los círculos de poder (al gobierno centralizado en Caracas o a las famosas publicaciones de las asambleas legislativas o de las gobernaciones). Ahora existe una política editorial-lectora integral, una verdadera gestión cultural-literaria que abarca un amplio espectro de actividades, muchas con remarcables logros, como las bodegas culturales. Qué es una bodega cultural o librería popular, es algo que ya sabemos: una venta de libros (los mismos de las Librerías del Sur), junto con algo de artesanías, fotografías,

¿al vacío...? ___________________________________________________________________________

0

Al Comandante Hugo Chávez Y ante la orfandad los hijos se alzarán de cada surco y cada río y cada huella de hombre libre No tendrá pausa el coraje inclaudicable ni el amor en la patria victoriosa Y de casa en casa se alimentará su estrella hasta revivirlo en las manos que ondean empuñando una astilla de su viento un silbo de su nombre un entero rayo de su fuego infinito. Gabriel Impaglione Poeta y ensayista argentino 5 de marzo de 2013