2

Jerez | Local

LUNES, 18 DE MARZO DE 2013

viva

Tema del día___El Pregón de la Semana Santa alimenta ya las vísperas de

Un canto desde las trabajaderas
CONFESIÓN___El pregonero es costalero porque rezar se le ha quedado “corto” DOS CLAVES___La Merced y la cronología de la Pasión se erigieron en hilo argumental del Pregón de Maroto
Francisco C. Aleu
fcaleu@gmail.com

E

l Pregón de la Semana Santa ofrecido ayer por fray Ismael Maroto Carabaño será recordado siempre por su defensa de un mundo costalero al que pertenece desde que hace apenas seis años desembarcara en Jerez. Ese canto a la gente de abajo -realizado siempre en primera persona- constituyó sin duda alguna el pasaje más emotivo de una disertación que le tuvo ante el atril del Teatro Villamarta una hora y veinte minutos, justo el tiempo que había anunciado en los días previos a este Domingo de Pasión. Maroto admitió no encontrar razones para ser costalero, como tampoco existen “para mirar a una madre y decirle que le quieres”, porque “en el amor no hay razones que expliquen la emoción y el sentimiento”. “Soy costalero porque quiero, porque quiero ser algo más que un cirineo; porque no quiero ser nada más que hombros y riñones”, dijo, para a continuación defender la “afición” a la costalería por cuanto ello implica “echar el rato con la buena gente” y “perder el tiempo con un arroz”, algo que no debe ser considerado a su juicio como “una afrenta”.

‘‘
Su guiño a las funciones de instituto, su defensa de las mujeres del Nazareno o su definición del Domingo de Ramos, de lo más emotivo

Superadas las cuestiones preliminares, el pregonero dejó en Villamarta la sentencia que quizá termine resumiendo su intervención: “Soy costalero porque rezar se me ha quedado corto”. Y fue a renglón seguido cuando narró aquellas vivencias compartidas junto a sus compañeros de trabajaderas, en largas noches de ensayo y tardes de emoción desmedida, en un pasaje rematado con otra de esas frases que quedarán por siempre en la memoria de quienes la escucharon y que sonó sin duda alguna a reivindicación de la labor de la gente de abajo: “Siendo Dios, no quiero pasearme por Jerez si no es con mis costaleros”.

Una cronología de la Pasión
El pregonero cimentó su oratoria en una cronología de la Pasión en la que cobraron más protagonismo los pasajes evangélicos que las vivencias cofradieras. Antes de iniciar ese recorrido, fray Ismael Maroto entregó a los presentes un bellísimo canto a la Virgen de la Merced en el que fundió con acierto las advocaciones de todas las dolorosas de la ciudad. No en vano, el pregonero dejó claro que la patrona es “la Madre que une a todas las devociones” de Jerez. Una mención a la reciente elección del Papa Francisco daría paso a la preceptiva presentación de las autoridades y a

un sincero agradecimiento a la tierra que le acogió hace apenas unos años y que la ha convertido ya en uno de los suyos. Atrás había quedado la presentación de Salvador Gutiérrez, que precisamente se centró en mostrar a los padres del pregonero el cariño cosechado en este tiempo por su hijo; así como las interpretaciones de la Banda Municipal de Música de Jerez (Esperanza de la Yedra, Costalero y A Nuestra Señora del Desconsuelo).

De fondo, una hermosa pintura de la patrona de la ciudad y la cruz de guía de la Hermandad del Desconsuelo, en un homenaje del pregonero a su tercer centenario fundacional. Maroto tocó la fibra sensible del auditorio cuando acertadamente definió al Domingo de Ramos como al “primer día” de “nuestra añoranza”, iniciando a partir de ahí su particular cronología de la Pasión que Jerez escribe cada año.

viva LUNES, 18 DE MARZO DE 2013

3

la Pasión que anualmente escribe Jerez

Inmerso en ese recorrido, el pregonero radiografió con enorme precisión algunas de las vivencias que acontecen en las casas de hermandad en las semanas previas a ese Domingo de Ramos. Posteriormente, incidiría en la importancia de las funciones de instituto, que él mismo ha tenido oportunidad de descubrir en su condición de sacerdote habitualmente reclamado por las cofradías para la predicación de sus cultos cuaresmales.

Fray Ismael Maroto estuvo hora y veinte ante el atril del Teatro Villamarta, se mostró agradecido a la acogida que siempre le brindó la ciudad y defendió ante todo su ‘afición’ por el mundo de la costalería.
FOTOS DE CRISTO GARCÍA

Su vivencia le ha valido para comprobar que miles jerezanos se convierten en “el quinto evangelista” cada vez que ponen su mano sobre el Libro de Reglas de su cofradía para “proclamar” aquello en lo que creen sin más “dogmatismos” que aquellos que se sustentan en una “tradición” y “herencia” que pasa de generación en generación. “No hacen falta dogmatismos para descubrir qué es Dios, ni más palabras que las de aquella caricia

familiar que se convierte en oración”, subrayó. Esa evocación de la anual proclamación de Fe de los cofrades fue sin duda uno de los pasajes más aplaudidos del Pregón junto al ya referido de su experiencia bajo las trabajaderas. También especialmente reseñable es el capítulo que el orador dedicó a las mujeres que año tras año visten el morado hábito de Jesús Nazareno en la Madrugada del Viernes Santo, a quienes conside-

ró “el útero que engendra la Fe de esta tierra”. Ismael Maroto relacionó la Flagelación de Jesucristo con ese otro “flagelo” que mes a mes golpea la “espalda de Jerez” en forma de desempleo y terminó su exaltación invitando a los presentes a vivir la Resurrección y a caminar en busca de esas catorce estaciones que, en forma de Vía Lucis mariano, se convertirán el próximo 20 de abril en “catorce encuentros con María, la mujer de Dios”. n

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful