La simulación.

Análisis de una casuística Jorge Araujo, Eric Wainwright Sumario La simulación es la producción voluntaria de síntomas físicos o psíquicos falsos o exagerados, con el fin de obtener un beneficio secundario; no conforma un trastorno mental. Se han evaluado las historias clínicas de una población compuesta por personal en actividad que solicitó asistencia psiquiátrica, siendo el criterio de inclusión que en la evaluación de los mismos no se determinó patología psiquiátrica (n = 40). Se consideran los motivos, síntomas y circunstancias de consulta. Se llegó a la conclusión que en esta población, estos cuadros constituyen en su mayoría formas de reacción vivencial; entre las causas se destaca la conflictiva laboral. Se considera especialmente las características de la simulación, las formas clínicas: estados maníacos, estados melancólicos, estados delirantes, episodios psicopáticos, confusión demencial, sus antecedentes históricos, sus diagnósticos diferenciales, a saber: neurosis de deseo, neurosis por accidente, neurosis de renta, neurosis traumáticas, histeria, reacciones vivenciales, patomimia, síndrome de Münchausen, delirio de reivindicación y psicosis traumática. Se evalúan someramente los métodos diagnósticos. Palabras clave Simulación, neurosis de renta, patomimia, síndrome de Münchausen, síndrome de Ganser, trastorno facticio. Simulación La simulación es la producción voluntaria de síntomas físicos o psíquicos falsos o groseramente exagerados, con el fin de obtener un beneficio secundario, por ejemplo: compensaciones, dinero, drogas, evadir responsabilidades o deberes civiles o penales o situaciones peligrosas. No conforma un trastorno mental, aunque puede coexistir con otros trastornos, como el trastorno antisocial de la personalidad, síndrome Ganser, síndrome de Münchausen, histeria o neurosis traumáticas. José Ingenieros define la simulación como un medio fraudulento en la lucha por la vida. Es una conducta dirigida a un fin específico y discernible. Dieulafoy describió un cuadro similar, la patomimia, "el enfermo fingido". La simulación puede ser "sintomatológica", "activa" o "actuacional", "objetiva", según se refiera su contenido a síntomas mentales u otros, a hechos o actos diversos, a objetos o personas respectivamente. Hay variadas formas que pueden ser diferenciadas: la simulación propiamente dicha, o simulación mental, verdadera y total, es la creación de un cuadro clínico donde no lo había, es difícil de sostener, logran hacer dudar al perito; la simulación por exageración, o sobresimulación, o supersimulación: es la amplificación de un cuadro clínico preexistente, aprovechan intencionalmente un terreno psíquico o neuropsíquico para simular un síndrome que es frecuente en ellos. Podríamos denominarla "simulación precondicionada" al terreno psíquico predisponente al individuo. Pitiáticos: tienden a exteriorizar conductas bizarras, presentan manifestaciones histéricas. Oligofrénicos: cuadros de agitación, causados por emotividad superficial, o sugestibilidad excesiva. Deprimidos por sobrecarga: causadas por el medio. Impulsos agitados:

Otras veces los sujetos simulan episodios de neurosis que no padecen. Las formas sobreagudas nunca se observan con carácter continuo y duradero. pseudotemblores. actitudes viciosas. Ocupando un lugar secundario las alteraciones de la conducta y las ideas delirantes. sino más bien representan estados sintomáticos. Los síntomas no son los típicos de la enfermedad y suelen carecer de estabilidad. Otras veces el simulador lo es por indicación de sus parientes. Simulación en trueque: es la simulación de un delito para encubrir otro de mayor importancia. trastorno conversivo. Hay ciertos elementos patológicos que son utilizados por estos individuos con mayor frecuencia. En la misma se observa confusión e incoherencia adornada por actos y palabras incongruentes. pero si son la prolongación de un cuadro previo son asociaciones histero-orgánicas. en individuos verdaderamente enfermos de la neurosis cuyas crisis simulan. urológicos. Perseveración mental o metasimulación: es la fijación de una sintomatología de un cuadro clínico resuelto. El carácter individual juega un papel no despreciable en la determinación de la forma simulada. con llanto. crisis convulsivas diversas. La habilidad del simulador depende del grado de familiaridad con la enfermedad que pretende tener. Etiopatogenia y formas clínicas Los cuadros simulados no se corresponden estrictamente con cuadros psiquiátricos bien definidos. Pueden presentar agitación. inmovilidad. o de otras ramas de la medicina. también la vulgarización de las formas de enfermedad psiquiátrica. La imitación es una causa determinante no despreciable. siendo las formas leves las más fáciles de simular. manía. predominando los síntomas neurológicos y los psiquiátricos: falsas parálisis. Frecuentemente se acompañan de mutismo. furia e impulsividad. Los estados maníacos se manifiestan con alteración de la conducta y exageración de la actividad psicomotriz. Son muy frecuentes los antecedentes de neurosis. ataxias-abasias. Otra forma clínica la representa la confusión demencial. Los estados delirantes están formados por ideas o sistemas delirantes sobre los cuales se sustenten todas las anomalías que se pueden observar en la conducta. psicosis. Se los pueden dividir en formas excitadas y deprimidas. angustia. Sinistrosis: es el cálculo utilitario para aumentar la indemnización. Otras veces manifiestan estupor. insensibilidad. y en algunos casos ideas delirantes. Más variedad presentan los episodios psicopáticos. Los episodios histéricos. La "Instrucción legal" que tenga el sujeto se relaciona directamente con el cuadro presentado. mutismo simple. trastornos amnésicos. destacándose en estos casos la influencia de la sugestión. depresión. a veces. hipoestesia. Los estados melancólicos son representados con actitud francamente depresiva y. trastorno por estrés post-traumático. Si son de aparición brusca se denominan "accidentes histéricos primitivos". ceguera. abulia. diferenciándose distintas formas clínicas. suspensiones sensoriales. Histerismo: es la predisposición constitucional o pasajera a aparentar síntomas físicos o psíquicos.cuadros exagerados por individuos que sufren perversiones o toxicomanías. epilépticos. amnésicos o degenerativos se producen algunas veces. Por esta razón se presentan casos de . también se ve simulación o supersimulación de síntomas otorrinolaríngeos. Su simulación es fácil y cómoda. sordera. retardo mental. inercia y apatía. incoherencia.

1) Pitiáticos: tendencia a inventar y exteriorizar actitudes o mímicas particulares. Pueden presentar: agitación. una conducta de adaptación. se agregarán manifestaciones histéricas. puerilismo mental. Pueden presentarse actitudes . Es poco frecuente la simulación mental verdadera y total. con tendencia a amplificar sus problemas. una depresión o una psicosis reactiva persisten en su cuadro para obtener un beneficio. Son groseras y caricaturescas. 2) Oligofrénicos: generalmente por sugestibilidad excesiva y emotividad superficial. psicosis carcelarias y síndromes depresivos prolongados que mejoran en el hospital. En la simulación mental por exageración (supersimulación). cálculo utilitario. 2) Discrepancia marcada entre los hallazgos clínicos y las quejas referidas. 3) Escasa colaboración del paciente con el examen y con el tratamiento. El cuadro simulado es compuesto según el temperamento. 4) En los toxicómanos.simulación entre el personal sanitario y entre las personas que previamente han estado hospitalizadas por largos períodos de tiempo. 4) La presencia de trastorno antisocial de la personalidad. imaginativos. Asimismo. capacidad de resistencia e información del sujeto. por ejemplo: simulando una enfermedad durante el período de cautiverio en una guerra. se ven en gente primitiva. recursos intelectuales. pero podría permitir al simulador ganar tiempo y hacer dudar al examinador. Debe sospecharse si hay: 1) Problemas judiciales de por medio. en algunos casos. se utiliza una anormalidad preexistente. pues resulta difícil de sostener. Reinciden aun luego de descubiertos. Es frecuente en el ámbito laboral. alcohólicos y psicópatas perversos suelen observarse impulsos agitados. La metasimulación o perseveración mental es el estado en el cual los sujetos que se recuperan de un estado confusional. la producción de síntomas falsos puede representar. 3) Deprimidos por sobrecarga.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful