Esta es mi respuesta para el Concurso de Redes, La Cuestión : ¿ qué pregunta científica nunca será respondida por la ciencia ? .

Mi respuesta ha de ir precedida, necesariamente, de una serie de aclaraciones, a saber: el concepto de pregunta, más o menos, suele estar bien delimitado en nuestra competencia lingüística, no ocurriendo lo mismo con el concepto de Ciencia. Acaso, ¿sabemos en qué consiste la ciencia? y por ende, ¿qué puede representar una pregunta científica ? . Creo que deberíamos matizar si se trata de ciencia empírica o ciencia formal, ya que dentro de la lógica matemática hay innumerables cuestiones interesantes no resueltas, valga como ejemplo la Conjetura de Golbach. Por lo tanto, si nos referimos a la ciencia empírica exclusivamente hemos, no obstante, de aclarar algunas cuestiones. ¿ Es la psicología una ciencia, o la Sociología?, ¿ las ciencias sociales comparten método científico con las ciencias naturales? . Estas cuestiones representan viejos problemas filosóficos de filosofía de la ciencia y metateoría científica, los cuales, hoy por hoy siguen siendo cuestiones abiertas. Estas disquisiciones tienen como objeto replantear la pregunta del concurso en los siguientes términos: la propia pregunta objeto del concurso, ella misma ¿ es una pregunta científica? o, ¿ es una pregunta meta- científica, o de filosofía de la ciencia? y si no sabemos con exactitud lo que es la ciencia y no podemos establecer criterios estrictos de delimitación entre lo científico y lo que no es científico, ¿tendría sentido incluir la pregunta objeto del concurso dentro de la categoría de pregunta científica? K. R. Popper estableció su famoso criterio de demarcación, o criterio de falsabilidad, en contraposición al criterio verificacioncita, pero hoy día sabemos que los falsadores potenciales de una teoría científica son infinitos ( Hintika y otros). Es decir nunca sabemos cuando una teoría científica puede ser refutada, cuando pueden aparecer falsadores potenciales en forma de datos o nuevas teorías ( Lakatos). Por lo tanto, la ciencia no es más que una actividad humana, que se interesa por descubrir realidades e inventar herramientas conceptuales para resolver problemas. Viéndolo así, es natural pensar que la comunidad científica se haga preguntas de carácter autoreflexivo y se pregunte sobre su propio desarrollo futuro .Los científicos no pueden dejar de realizar dicho ejercicio de auto crítica, no pueden dejar de ser filósofos de la ciencia. Siempre existirán técnicos especializados ciegos a las cuestiones de metateoría científica, pero un verdadero científico ha de poseer una visión amplia que sepa mirar la realidad para describirla y que además sepa mirarse hacia sí para comprender dicha mirada sobre la realidad, ha de ser un autentico filósofo. Para el primer Wittgenstein,- viendo cómo

cerró su famoso Tractatus-, dichas preguntas no pueden ser respondidas ( filosofía de la ciencia) y por tanto no tiene sentido hacerlas. Hoy sabemos que dichas preguntas, como la que nos ocupa del concurso de Redes, tienen mucho sentido y son necesarias para orientar a la comunidad científica, motivarla y hacerla reflexionar sobre su actividad y su repercusión en los distintos ámbitos de la sociedad. Los científicos han descubierto la necesidad de la filosofía en su empresa investigadora a modo de reflexión metacientífica, critica y establecedora de criterios de corrección. Para mí, la cuestión planteada en Redes constituye una pregunta válida dentro del ámbito de la comunidad científica, la cual, puede sumar conocimiento y no restar conocimiento, por lo tanto, y generalizando : toda actividad que venga a añadir nuevas perspectivas y abra nuevos horizontes de sentido, es una actividad científica, ya sea en el campo de la lógica y las ciencias formales, o en las ciencias naturales o incluso en ciencias no empíricas ni formales como la teología dado su carácter descriptivo y narrativo, informador, independientemente de que aquello sobre lo que nos informa exista o no porque en la medida en que hablamos sobre ello dicho estado de cosas cobra entidad o existencia ideal, conceptual o virtual etc... . Considerando así las cosas, mi respuesta a la cuestión del concurso es: "Precisamente la propia cuestión planteada en este concurso de Redes, es o constituye la pregunta que jamás será respondida por la ciencia en sentido amplio". Aclaración: responder una pregunta significa aclarar los términos de dicha pregunta en la misma medida en que han sido planteados en la propia pregunta. La satisfacción de la respuesta dependerá de los ajustes pragmáticos llevados a cabo en la comunicación. Si la pregunta plantea algo relacionado con la descripción de estados de cosas, como suele ser el caso en las preguntas científicas de las ciencias naturales, una respuesta adecuada debería consistir en una descripción precisa de las realidades conjeturadas en dicha pregunta. La ciencia describe el aquí y ahora, la realidad que nos circunda y hace predicciones acerca de lo que nos circundara mañana, pero dichas predicciones son falibles y corregibles en base a la experiencia ( racionalismo crítico, Popper ), por eso intentar establecer aquí y ahora las preguntas que actualmente se consideran pertinentes dentro del ámbito de la ciencia empírico-natural, de por si, ya resulta una tarea inexhaurible, pero si vamos mas allá e intentamos señalar aquellas cuestiones que no

serán resueltas, entramos de lleno en el campo de la profecía, la apuesta y en el mejor de los casos en la probabilidad en abstracto .. Ahora bien, al igual que tiene mucho sentido la metateoría científica o filosofía de la ciencia, también tiene mucho sentido realizar esos ejercicios intuitivos y heurísticos, porque realmente en la ciencia casi todo vale ( Feyerabend, Rorty), pero hasta cierto punto. Un ejemplo paradigmático lo constituye J. Veme, si bien en este caso estamos ante un casi auténtico científico muy bien informado sobre el estado actual de la ciencia de su época, estableciendo en sus maravillosas novelas, algo así como "profecías ilustradas", cuasi predicciones científicas. Evidentemente mi caso no es el de J. Veme y actualmente- dada la complejidad y el volumen de información disponible, prácticamente nadie podría realizar algo como lo que él hizo. No obstante y extrapolándolo a la cuestión de Redes, la pregunta por el conocimiento científico futuro jamás puede ser respondida aquí y ahora en términos científicos, ya que si así fuese conoceríamos aquí y ahora, y sólo la predicción puede aspirar a conocimiento, con las restricciones lógicas de falibilidad y contingencia consustanciales a la experiencia. Por eso jamás podremos saber más de lo que sabemos, podremos conjeturar, predecir, soñar, intuir etc, pero no saber o conocer ahora lo que sabremos o conoceremos mañana. El conocimiento esta ligado a la mente, la mente esta ligada a las leyes naturales de la física del espacio y del tiempo y siendo así no es posible responder preguntas científicas empírico-naturales, en términos científicosempíricos-naturales, mas que aquí y ahora. Siendo de esta manera, no podemos saber lo que sabremos mañana, porque entonces lo sabríamos hoy, pero si podemos conjeturar o predecir lo que sabremos al estilo de J. Veme. Mi respuesta a la cuestión de redes cae dentro del ámbito de la filosofía de la ciencia -o como diría Wittgenstein : con una función terapéutica y aclaratoria-, como la propia cuestión planteada en el concurso. Por otro lado, señalar cuestiones científicoempíricosnaturales como no resolubles jamás, cae dentro de la ciencia ficción ya que ¿ quién estará aquí hasta el final del espacio y el tiempo para constatar la no resolución de dicha cuestión científica? ¿ acaso dicha cuestión científica será considerada como tal dentro de 100 años?, ¿ haremos preguntas dentro de 1000 años si es que aun estamos aquí?, ¿ la mente seguirá operando ligada a las leyes espacio-temporales dentro de 10.000 años?, ¿ todas las preguntas posibles han sido ya planteadas aquí y ahora? Siguiendo a Popper y su criterio de falsabilidad, no se puede falsar una teoría que establece un estado de cosas del cual desconocemos su existencia, ya que tendríamos que recorrer el universo y

el tiempo en su total extensión para comprobarlo y hacer efectiva la falsación, solo podemos verificar un estado cosas y falsarlo posteriormente y quien sabe si volver a verificarlo posteriormente (Laudan). Por eso la cuestión de Redes es una invitación a la reflexión sobre las cuestiones científicas mas pujantes de nuestra actualidad, con una intencionalidad claramente exhortativa a la empresa científica, a la genuina investigación .Quien considere la conjetura de Golbach (números primos) como irresoluble, evidentemente no investigara su resolución, pero quien la estime resoluble sí que iniciará su particular empresa científica. En esa línea sí tiene sentido, responder la cuestión de Redes señalando cuestiones científicas como problemáticas por no estar resueltas ahora y no ser resolubles en el futuro. Parafraseando a Popper y en línea con su metodología científica, la cuestión planteada en Redes es una invitación a buscar, a investigar, a crear una cierta actitud científica en los ciudadanos interesados en la ciencia y la tecnología. (hipóstasis de una regla metodológica: busca leyes científicas, explicaciones científicas, ¡investiga!) Mi respuesta lo es en un sentido terapéutico - aclaratorio con una finalidad orientadora de la acción racional aplicada en el ámbito de la filosofía de la ciencia a modo de conjetura sobre la reflexión de la comunidad científica en relación con su propia actividad. He respondido a la cuestión de Redes señalando a la propia cuestión como la pregunta que jamás será respondida por la ciencia, aparentemente parece contradictorio y tal vez lo sea. Tal vez habria que consultarlo con L. Carroll ( Alicia en el País de las Maravillas) o plantearlo para la próxima edición de la Cuestión en Redes