You are on page 1of 6

IMPORTANCIA DE LOS PRINCIPIOS FILOSOFICOS EN LA EDUCACION

La educación es un proceso de aprendizaje donde se lleva al individuo a desarrollar sus habilidades y aptitudes y aplicarlas en su vida diaria, permitiendo así una mejor actuación dentro de la sociedad en la cual se encuentra inmerso. “Se denomina genéricamente educación al proceso por el cual todo ser humanos se incorpora al patrimonio cultural de la comunidad en la que va desarrollándose su existencia, al tiempo que se integra en el grupo y se especifica como individuo singular”1 (Enciclopedia de Educación Especial editado por M Aguilar Editor SA. De C.V. 4 tomos Av. Universidad 767 Col. Del valle 03100 A lo largo de nuestro país o incluso en un círculo pequeño podremos encontrar diversas historias o ejemplos, de personas que no cuentan con los recursos económicos para asistir a una escuela, o que viven la presencia de desigualdad para recibir la educación. Lo cual los obliga a carecer de las posibilidades de asistir a un centro educativo, debido a las problemáticas de su entorno. Así mismo recordemos que la educación es un derecho fundamental del ser humano, y el estado está obligado a otorgar las condiciones necesarias para que se lleve a cabo. En las siguientes páginas hablaremos acerca de la importancia que tienen los principios filosóficos en la educación, recordando cuales son y el papel que desempeñan dentro de este derecho universal. Al hablar de los principios filosóficos de la educación estamos haciendo referencia a laicidad, gratuidad y obligatoriedad, pero ¿Cuáles son las características de cada uno de ellos y en que momento surgieron? La laicidad es la separación total y completa de la educación de cualquier doctrina religiosa, es decir no esta a favor ni en contra de ninguna. Todos tenemos

derecho de recibir educación independientemente de la religión que profesamos. Lo cual nos lleva obtener una igualdad y un respeto.

Los antecedentes que marcan esta laicidad se dan desde la constitución de 1857 donde aparece por primera vez la separación de la iglesia, y así surge una serie de modificaciones que se dan a lo largo de la historia de la educación en México. (…)En la Constitución de 1857 aparece por vez primera la independencia de la iglesia; continua en la de 1917; el 14 de diciembre de 1874 queda explícitamente prohibida la instrucción religiosa; en la ley del 23 de marzo de 1888 se excluyen a los ministros de culto en la enseñanza y posteriormente en el artículo 3º de la Constitución de Querétaro se destaca que las instituciones educativas no tendrán relación alguna con corporaciones religiosas, de esta forma en 1917 se extiende el laicismo a las escuelas particulares en el nivel primaria (…)2 http://normalistaedu.ucoz.com/index/los_principios_filosoficos_de_la_educacion_mexicana/0-5 Actualmente en la Ley General de educación vemos este principio donde manifiesta que la educación que imparta el estado será laica, por lo cual se abstendrá de incluir cualquier preferencia religiosa, o educar bajo las normas de cualquier doctrina. “Artículo 5o.- La educación que el Estado imparta será laica y, por lo tanto, se mantendrá por completo ajena a cualquier doctrina religiosa.”
3 (

Ley general de

educación publicada en el diario oficial de la federación 13 de Julio de 1993, Ultima reforma publicada DOF 09-04-2012) A partir de estas leyes expedidas surge la necesidad de promover y llevar a cabo una educación laica, pero ¿Por qué es importante como docente tener estos principios muy en cuenta? Hoy en día nos encontramos en las aulas una diversidad de pensamientos, y culturas cada uno con un por que, además de una educación y formación familiar muy diferente entre sí, ejerciendo la religión de su preferencia y conveniencia; como docente no se puede llegar al aula y gritar la propia ideología política o religiosa ya que estaría violando el artículo 3° de la constitución política donde sostiene al igual que la Ley federal de educación, que la educación que imparta el estado debe de ser obligatoria, laica y gratuita.

Existe además una serie de valores que se tienen que tener presentes en nuestra practica docente, como lo es el respeto, tolerancia, honestidad etc. los cuales no estaría llevando a cabo en el actuar docente. (…)”Suplico a usted no ponga a mis hijos bajo la dirección de ningún jesuita ni de ningún sectario de alguna religión, que aprendan a filosofar, esto es que aprendan a investigar por qué y razón de las cosas para que en su tránsito por este mundo tengan por guía la verdad y no los errores y preocupaciones que hacen infelices y degradados a los hombres y pueblos por culpa de la religión”(…)4 Benito Juárez Antología
Jorge L Tamayo Universidad autónoma de México 2007 Jiménez editores e impresores pág. 17

Debemos llevar al alumno a la reflexión, a la búsqueda de las verdades, si la educación se diera bajo alguna idea religiosa, no se buscaría esa verdad anhelada ya que las ideas y conocimientos dependerían de la religión en turno. Dando como consecuencia un país mediocre, y manipulado. Hablemos ahora del siguiente principio filosófico donde la educación debe ser gratuita, pero ¿a que se refiere este principio? Como bien lo dice la Ley General de educación: “Articulo 6° La educación que el Estado imparta será gratuita. Las donaciones destinadas a dicha educación en ningún
5

caso

se

entenderán

como

contraprestaciones del servicio educativo”

(Ley general de educación publicada

en el diario oficial de la federación 13 de Julio de 1993, Ultima reforma publicada DOF 09-04-2012) Es decir la educación que imparta el estado debe ser gratuita, no se debe aportar ni un solo peso bajo la condición de recibir educación. La importancia de este principio radica en el derecho como tal; el gobierno tiene la obligación de proporcionar las condiciones necesarias para que todas las personas se

preparen. El que exista oportunidad para todos nos ayuda a crear un país con mayor oportunidad de superación lo que a su vez recae en una sociedad desarrollada. Palabras limpias y claras, que nos hace pensar ¿Se lleva a cabo

este principio en las escuelas públicas? Este es un tema polémico cada inicio de ciclo escolar, ya que se les pide la aportación voluntaria de las cuotas de mesa directiva que tienen la finalidad de ayudar a la mejora de la escuela. Dichas aportaciones tendrían que ser en una cantidad razonable, y con el objetivo de brindar calidad escolar a los alumnos. Es importante mencionar que en ocasiones encontramos alumnos de muy bajos recursos, imposibilitados para dar la cantidad establecida, lo cual no debe ser una barrera para su propio progreso y educación. Toca el turno de la obligatoriedad. ¿A que se hace referencia cuando hablamos de una obligación obligatoria? Todos los mexicanos tenemos derecho y la obligación de recibir educación básica independientemente de la religión y/o características físicas. Hoy en día este principio se encuentra plasmado en la ley general de educación. “Artículo 4o.- Todos los habitantes del país deben cursar la educación preescolar, la primaria y la secundaria. Es obligación de los mexicanos hacer que sus hijas, hijos o pupilos menores de edad cursen la educación preescolar, la primaria y la secundaria” 6( Ley general de educación publicada en el diario oficial de la federación 13 de Julio de 1993, Ultima reforma publicada DOF 09-04-2012) De igual forma se sustenta en el artículo 3° de la Constitución Mexicana “Artículo 3o. Todo individuo tiene derecho a recibir educación. El Estado –

Federación, Estados, Distrito Federal y Municipios–, impartirá educación preescolar, primaria, secundaria y media superior. La educación preescolar, primaria y secundaria conforman la educación básica; ésta y la media superior serán obligatorias.”7 (LEY GENERAL DE EDUCACIÓN Nueva Ley Publicada en el Diario Oficial de la Federación
el 13 de julio de 1993 Última reforma publicada DOF 09-04-2012).

La importancia de este principio reside en el derecho de tener una vida digna con mejores oportunidades en todos los ámbitos, y para poder obtenerla debemos de

educarnos, pues se habla que un país que no tiene educación, es un país sin progreso, sin oportunidades, con población mediocre sin esperanzas. Los tres principios filosóficos son parte fundamental en la formación educativa de una persona. El estado esta obligado aportar y a vigilar que se lleven a cabo de manera adecuada. Como docentes tenemos la responsabilidad de formar alumnos autónomos, capaces de salir adelante, responsables, siempre buscadores de la verdad, nunca conformistas. Y es nuestro deber y obligación tener siempre en cuenta estos principios filosóficos. Ser pacientes ante la diversidad de culturas, ideas, pensamientos que nos encontramos en las aulas, luchar contra todas las condiciones que nos impiden llevar a cabo nuestra labor docente. Tomar de todo y cada uno de ellos lo mejor, y manejarnos de la mejor manera para ser un ejemplo en el actuar de la vida diaria.