MB 73

MUNDO BARNABITA Junio 2009

PROVINCIA DE ESPAÑA

SUMARIO Editorial: Año de oración por la vida 2009 Año Paulino • Tras las huellas de Pablo • Las familias Zaccarianas reunidas Propuestas para una espiritualidad paulina Historia según san Pablo Noticias de las comunidades de España • Noticias de S. Adrià de Besòs • Aquí S.Juan • Noticias de S. Antonio Mª Zaccaria –Crónica parroquial –Yo soy la Inmaculada Concepción –Un día en comunidad • Nuestra comunidad de Palencia –Nuestras parroquias en Tierra de Campos (Pascua rural Villamartín de Campos) El pueblo de Villerías recupera una procesión Amor y vida por una píldora Mensaje de S.S. Benedicto XVI al Pueblo de Dios Personas de la Historia Barnabita –Padre Carlos Schilling Mundo Barnabita Nos han precedido Nuestras misiones del Congo y Rwanda –Extraes minerales o luchas en la guerra A mi nieta Irene en su Primera Comunión REDACCIÓN: Parroquia San Antonio Mª Zaccaría C/. Fuente del Tiro, 27 Telfs. 91 705 69 76 • 91 706 64 45 28024 Madrid Imprime: Ediciones Monte Casino (MM. Benedictinas) Tel. 980 53 16 07 Zamora, 2009

3 6 6 6 11 13 19 19 22 24 24 28 31 33 33 33 33 41 44 47 47 53 54 55 55 58

EDITORIAL
Año de oración por la vida 2009
Queridos hermanos y hermanas: Son muchas las amenazas que se ciernen sobre la vida humana: la plaga del hambre, que padece un tercio de la humanidad; la violencia contra las mujeres, que en muchas ocasiones termina en tragedia; los accidentes de tráfico, consecuencia casi siempre de la irresponsabilidad; la muerte de trabajadores, en muchos casos fruto de un liberalismo económico desbocado; las drogas, que merman la libertad y arrancan la vida de tantos jóvenes; y sobre todo, el drama del aborto, que a su gravedad intrínseca, por ser la eliminación voluntaria y querida de un ser humano por decisión de sus padres, se une la tragedia de su aceptación acrítica por una parte de nuestros conciudadanos en nombre del progreso y de la libertad de la mujer. En el último año, la sociedad española se ha sentido conmovida por las noticias de crueles prácticas abortivas y por la magnitud de las cifras, en torno a 110.000 abortos en el año 2007. Por otra parte, estadísticas fiables nos dicen que va extendiéndose en nuestra sociedad la aceptación social de la eutanasia, al tiempo que se prepara su regulación legal, olvidando que la vida Mundo Barnabita humana, desde su concepción hasta su ocaso natural, no es pro3

piedad del hombre, sino don gratuito de Dios. A todo ello se añaden determinadas disposiciones legales, que no respetan la dignidad de la vida naciente, partiendo del falso principio de que todo lo que es científicamente factible es también éticamente lícito. En este caso no se tiene en cuenta que la técnica, cuando reduce el embrión humano a objeto de experimentación, acaba abandonando al débil al arbitrio del más fuerte. En las últimas décadas ha crecido, gracias a Dios, la conciencia de la dignidad sagrada de la persona humana, pero de modo excesivamente parcial y selectivo. Todos rechazamos la tortura, la pena de muerte y la violencia doméstica. Deploramos las muertes en accidentes laborales y el hambre en el mundo, que en los últimos meses padecen también muchos conciudadanos nuestros, que reclaman nuestra solidaridad. Dios quiera que vaya creciendo también nuestra conciencia de que la vida debe ser promovida, tutelada y defendida en todas sus fases. En este sentido, aliento a las instituciones, confesionales o no, que promueven iniciativas a favor de la vida y que ayudan a las madres en circunstancias difíciles para que acojan generosamente el fruto de sus Feto entrañas. En su primera visita apostólica a España, en noviembre de 1982, Juan Pablo II nos dejó este mensaje, que no ha perdido actualidad: “Quien negara la defensa de la persona humana más inocente y débil, de la persona humana ya concebida aunque todavía no nacida, cometería una gravísima violación del orden moral. Nunca se puede legitimar la muerte de un inocente. Se minaría el mismo fundamento de la sociedad”. Urge, por ello, que los católicos nos sensibilicemos ante este tema verdaderamente trascendental, que tratemos de sensibilizar a nuestros conciudadanos y que anunciemos a todos el Evangelio de la Vida, de modo que poco a poco se vaya afianzando en nuestra sociedad la cultura de la vida, que debe proteger inexcusablemente a los más débiles e indefensos, la vida humana concebida y no nacida, y también la vida en su ocaso, la de los enfermos y ancianos. Mundo Barnabita Un modo magnífico de defender el valor sagrado de toda vida es la oración. Por ello, juzgo muy oportuna la iniciativa
4

que la Subcomisión Episcopal para la Familia y Defensa de la Vida, contando con la aprobación del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española, y previa información a la Asamblea Plenaria, ha puesto en marcha, declarando el año 2009 como Año de Oración por la Vida bajo el lema “Bendito sea el fruto de tu vientre”. ResRodrigo y Alejandra ponde a la invitación que Juan Pablo II hiciera a toda la Iglesia al encarecer en Evangelium Vitae que “es urgente una gran oración por la vida, que abarque al mundo entero. Que desde cada comunidad cristiana, desde cada grupo o asociación, desde cada familia y desde el corazón de cada creyente, con iniciativas extraordinarias y con la oración habitual, se eleve una súplica apasionada a Dios, Creador y amante de la vida”. Ruego, pues, a los sacerdotes, consagrados, seminaristas, laicos cristianos y miembros de las Hermandades y Cofradías y de los grupos y movimientos apostólicos que secunden esta iniciativa en la celebración de la Eucaristía, en el rezo de la Liturgia de las Horas, en la adoración del Santísimo y en la recitación del Santo Rosario. Para ello, la Subcomisión ha preparado unos materiales que la Delegación Diocesana de Familia y Vida enviará a todas las parroquias e instituciones. Encomiendo de modo especial esta intención a los contemplativos de la Diócesis, pues estoy convencido de que la oración es la fuente de los frutos que permanecen y el manantial que refresca y fecunda todas nuestras iniciativas apostólicas.
(Mensaje que ha escrito monseñor Juan José Asenjo Pelegrina, obispo administrador apostólico de Córdoba y coadjutor de Sevilla sobre el año de oración por la vida convocado por la Conferencia Episcopal Española para 2009. Publicano en CÓRDOBA, sábado, 15 de febrero de 2009 (ZENIT.org).-

Mundo Barnabita
5

Año Paulino
TRAS LAS HUELLAS DE PABLO
LAS FAMILIAS ZACCARIANAS REUNIDAS Los días 15 al 18 de febrero, dentro del año Paulino se ha celebrado en Roma un encuentro de toda la familia Zaccariana, reflexionando sobre el Apóstol San Pablo. Antes de empezar el desarrollo del programa, deciros la amplia participación, tanto de Barnabitas, en un número aproximado de setenta, de Italia, así como de otras partes donde los Barnabitas tienen comunidades, y un número parecido de HH. Angélicas, igualmente venidas de dis-

Algunos de los participantes en el Congreso Paulino

tintos sitios para participar en la reunión, laicos de San Pablo, movimiento juvenil Zaccariano, y otros movimientos, hasta completar una cantidad de aproximadamente doscientos cincuenta participantes. De España hemos participado un grupo de siete laicos de San Pablo, junto con los PP. Barnabitas de la parroquia San Mundo Barnabita Antonio María Zaccaria, de Madrid. P. Vicente Gutiérrez, de Palencia y P. Mariano de Barcelona. 6

Viajamos a Roma el domingo 18, aunque tuvimos que hacerlo en dos grupos, por el célebre “oberbuken”, con lo cual los que salimos más tarde no llegamos con tiempo al saludo-presentación de las 21 horas. El lunes 16 después de Laudes, nos marchamos hasta la Abbazia “Delle tre Fontane” (Abadía de las tres Fuentes), lugar donde la tradición dice fue el martirio del Apóstol, allí participamos en la Eucaristía que fue presidida por Mons. Andrea Erba, Barnabita, y concelebrada por todos los Barnabitas que participaban en la reunión. Mons Erba, centró su homilia en el sacrificio, poniendo como ejemplo a Pablo y resaltando los dos grandes amores de S. Antonio Mª Zaccaria, la Eucaristía y el Crucifijo, por los que Pablo fue capaz de entregar su vida. Nos animó a seguir el ejemplo de estos dos paladines del Evangelio, poniendo nuestra esperanza en aquel que nunca nos abandona, a pesar de nuestras infidelidades. Finalizada la Eucaristía, regresamos al hotel para inmediatamente reunirnos en la sala que había preparada para los distintos actos que hemos tenido estos días. La primera reflexión de este día fue: En camino con Pablo de Tarso. (P. Giovanni Rizzi, Bta.) En estos meses se ha señalado que los Barnabitas son en el tiempo la primera orden en la historia de la Iglesia con una espiritualidad paulina, precisamente en el periodo caliente del proceso de constitución de las Iglesias reformadas. Naturalmente, la espiritualidad paulina es a la vez un patrimonio y una tarea de toda la familia Zaccariana, “los hijos de Pablo Santo”, que incluyen a las Angélicas, los Barnabitas y los laicos de S. Pablo, tal como Antonio María Zaccaria pensó y quiso. Cuatro me parecen los aspectos esenciales del itinerario espiritual de Pablo, que pueden ofrecer hoy también a nosotros elementos para una espiritualidad paulina: un carisma específico. Brota una espiritualidad que no busca tanto, sino conformarse con todas las fuerzas a un designio divino, que permanece oculto al interesado, aun siendo muy enormemente concreto a la realidad. Se trata de una espiritualidad, que Pablo vive en lo íntimo como discernimiento último con relación a su propia vocación y a los acontecimientos concretos de su senda. Por la tarde, Mons. Gianfranco Ravasi, Presidente del consejo Pontificio de la cultura, nos habló de: La urgencia de la evangelización en la cultura de nuestra sociedad en el mundo juvenil hoy y mañana… Mundo Barnabita Bajo el título: “Ay de mí si no anuncio el Evangelio” (1 Cor. 9, 16). Tras mirar a la situación actual de la sociedad en
7

todos sus aspectos (económicos, morales, religiosos), comparándolo con la época de la primera Iglesia, nos invitó a ser capaces de anunciar con urgencia el Evangelio de la esperanza y de la vida, en un mundo donde predomina el egoísmo y el tener cada vez más, olvidando que lo más importante no es el tener sino el ser. Hizo un llamamiento a los presentes, pero en general a todos los cristianos, a tomar posiciones en todos los campos de nuestra sociedad, especialmente en los campos de la cultura y del mundo juvenil, para cambiar nuestra sociedad. Los caminos por los que va nuestro mundo se aparta cada vez más del camino del Evangelio y los cristianos no podemos callarnos ante este alejamiento, debemos levantar la voz en contra de aquello que en lugar de hacer crecer al hombre le empobrece (aborto, pobreza, injusticia, etc, etc). A ejemplo de las primeras comunidades cristianas nos invitó a levantar nuestra voz en favor de los más necesitados. Después de terminada la intervención del Señor Obispo, nos trasladamos en autobuses previamente preparados, a la Iglesia de S. CARLO AI CATINARI, donde tuvimos una vigilia de oración, presidida por el Padre General, preparada por el movimiento juvenil Zaccariano; se notaba perfectamente que eran chicos/as jóvenes, las oraciones, sencillas pero profundas, que fueron leídas en varios idiomas, los símbolos de cada momento, fueron muy apropiados, y sus cantos alegres, con mucho ruido, hablaba por sí solo de que allí estaban los jóvenes participando y animando la vigilia. Al terminar el acto pudimos saludar aunque fuera un momento a Madre. Nunzia, que no pudo participar en las reuniones, pero sí estaba en S. Carlos coordinando la vigilia. El martes 17 a primera hora de la mañana nos desplazamos a la
BASÍLICA DI S. PAOLO FUORI LE MURA (SAN PABLO EXTRAMUROS), para celebrar la Eucaristía, presidida por Mons. Sergio Pagano

Barnabita, y concelebrada por el P. General, y todos los Barnabitas llegados a Roma para participar en las reuniones; y participada por las Angélicas y laicos de S. Pablo, que participamos en los actos de estos días. Ha sido una celebración muy entrañable, participar en una concelebración de este tipo, en un marco tan verdaderamente extraordinario, y precisamente en este año dedicado a S. Pablo, poder estar juntos toda la familia Zaccariana unida (y acordándonos de los que no han podido estar), es algo que emociona y deja huella. Por la tarde de este mismo martes (P. FILIPPO LOVISON, Mundo Barnabita BTA.) nos habló del carisma paulino en la historia de las Familias Zaccarianas
8

Concelebración presidida por Mons. Pagano (Barnabita) en la Basílica de San Pablo Extramuros

Empezó P. Lovison a desarrollar el tema así: el título originario dado por los organizadores de este convenio a mi intervención –el carisma paulino en la historia de las familias Zaccarianas– es demasiado ambicioso. Es menester, pues, preguntarse primero si es posible escribir nuestra historia según San Pablo en la búsqueda de una verdad que sea un servicio y no un brazo de hierro o un mercimonio de compromisos, según, además, indica el Apóstol mismo: “viviendo según la verdad en la caridad, procuremos crecer en todo hacia él, que es la cabeza, Cristo” (cfr Ef 4, 11-16). Terminada la intervención se pasó a los TESTIMONIOS DE LA ASAMBLEA, en la cual intervinieron varias personas, algunos Barnabitas, una Angélica, y por parte de los laicos intervino Renato. Siento mucho no poderos explicar lo que se dijo en estos testimonios, porque a duras penas yo podía comprenderlo y me siento incapaz de poderlo explicar a nadie, pero sí os diré que hubo intervenciones muy interesantes y sentidas, como la H. Angélica que se emocionó y nos emocionó a todos en varios momentos de su intervención, hacía referencia a la lucha para combatir las consecuencias de esta crisis que nos invade a todos. Terminado el acto, nos llevaron en autobús a dar una vuelta por el centro de Mundo Barnabita Roma, y con la cena después del paseo y vuelta al hotel, dimos por terminado el programa del martes.
9

El miércoles 18 muy temprano partimos de nuevo, esta vez rumbo a la plaza de San Pedro para asistir a la audiencia general de Su Santidad Benedicto XVI. Llegamos sobre las ocho de la mañana a la plaza, y estuvimos hasta poco antes de la doce que terminó el acto. Decir que la audiencia fue multitudinaria, la plaza de S. Pedro estaba totalmente llena de gente (a pesar que hizo un día bastante frío) con muchas ganas de ver al Papa y escuchar su mensaje. Es muy emocionante cuando antes de empezar la audiencia, Su Santidad se acerca a las personas reu-

Padres Barnabitas participantes en la concelebración con Mons. Pagano

nidas, por los pasillos de la plaza en el coche para saludar, y dejarse ver de cerca por los miles de peregrinos llegados de las distintas partes del mundo. Terminada la audiencia nos hicimos las debidas fotos en la plaza de S. Pedro. Con la comida y la despedida de todas las personas con las que habíamos convivido estos días, dimos por terminada la reunión. Desde aquí deciros que he tratado en esta crónica de contaros lo que me ha parecido más significativo, dentro de las limitaciones por falta de espacio para explicarlo de una manera más completa. Dar las gracias al P. José Antonio, que ha colaborado conmigo en este escrito, él ha resumido la homilía de Mons. Erba, y la reflexión de Mons. Ravasi. Agradecer desde estas líneas, y dar las gracias en nombre de todos los que de España hemos participado en estas reuniones; a todas las personas que han trabajado para preparar todos los Mundo Barnabita actos que hemos tenido durante estos tres días, pues todo se ha desarrollado de una manera perfecta, a los PP. Barnabitas de España, que nos han acompañado en estos días, a pesar de que 10

ellos sí tenían, como es lógico muchas amistades entre los participantes en la asamblea, se han multiplicado para estar en todo momento a nuestro lado. Agradecer de una manera muy especial al P. General su desvelo y preocupación por el bienestar de todos los que hemos estado reunidos, por su disponibilidad en todo momento para con todos, con nosotros de forma especial, desde que nos recibió en el aeropuerto, hasta la despedida de nuevo, otra vez acompañándonos hasta el final. Gracias, Padre: juntos hemos orado estos días; que el Señor, por intercesión de S. Pablo Apóstol y S. Antonio Maria Zaccaria, le bendiga siempre. JOSÉ SÁNCHEZ P. J. ANTONIO

Propuestas para una espiritualidad paulina
En estos meses se ha señalado que los Barnabitas son en el tiempo la primera orden en la historia de la Iglesia con una espiritualidad paulina, precisamente en el período caliente del proceso de constitución de las Iglesias Reformadas. Naturalmente, la espiritualidad paulina es a la vez un patrimonio y una tarea de toda la familia zaccariana, “los hijos de Pablo santo”, que incluyen a las Angélicas, los Bamabitas y los laicos de S. Pablo, tal como Antonio María Zaccaria pensó y quiso. Quiero pues detenerme sobre el tema de una posible espiritualidad paulina, que brote también de una lectura crítica moderna de las cartas atribuidas a Pablo y de Hechos de los apóstoles. Se trata de una espiritualidad dinámica, animada por algunos dones esenciales del Señor, pero siempre muy atenta a dejarse guiar por las indicaciones concretas en el transcurso del recorrido de la vida. Cuatro me parecen los aspectos esenciales del itinerario espiritual de Pablo, que pueden ofrecer también hoy a nosotros elementos para una espiritualidad paulina: un carisma específico; obedecer a las responsabilidades circunstanciales; estar dispuesto a abandonar todo proyecto propio; configurarse con Cristo. Brota una espiritualidad que no busca tanto formular, sino conformarse con todas las fuerzas a un designio divino, que permanece oculto al interesado, aun siendo muy verisímil- Mundo Barnabita mente concreto en la realidad. Se trata de una espiritualidad, que Pablo vive en lo íntimo como discernimiento último con 11

relación a su propia vocación y a los acontecimientos concretos de su senda. El Nuevo Testamento, a través del epistolario paulino y hechos, nos permite reunir algunos elementos para una espiritualidad paulina que puede ejecutarse también en nuestros días. Todos nosotros recibimos con el Bautismo un primer fundamento llamado divino, que se especifica en el tiempo como vocación, diversa para cada cual, porque provista de dones, carismas, vale decir propensiones, cualidades y capacidades tanto particulares como personales. Sin embargo nos equivocaríamos si pensáramos que estos carismas, a lo mejor reducibles a un elemento fundamental y constitutivo, se pudieran desarrollar simplemente poniéndolos en el centro de todo, y así la formación se limitara a apoyar estos dones. Todos nosotros en efecto arrastramos también una carga de limitaciones y de negatividad, que muy difícilmente podríamos enfrentar solos, en el interior de nuestro propio proyecto de vida. Más bien, es exclusivamente la obediencia profunda a las responsabilidades, que la vida propone concretamente, a alcanzar también la profundidad de nuestros límites llevándonos a recorrer un itinerario, que podría mostrarse descentrado con respecto a la lógica de nuestras actitudes. En realidad esta obediencia demuestra ser no sólo sanadora, sino además altamente creativa, hasta producir la contribución más evidente de nuestro servicio. El camino, que el Señor hace recorrer en este itinerario no sólo no consiste en un puro y simple proyecto humano nuestro, pero tampoco es una adhesión sumisa a estructuras religiosas aunque esenciales: la fidelidad al Señor, que se introduce en nuestra conciencia, puede demandar una confrontación dialéctica, respetuosa y leal, hacia los demás y hacia nosotros mismos, hasta hacer germinar una verdad posiblemente inesperada, pero de todos modos siempre al servicio de toda la Iglesia. La realización de la vocación y del carisma otorgados por el Señor no son confiados al proyecto, de todos ineludible, que cada cual formula a partir de sus propias capacidades y actitudes, como respuesta a la llamada y a los dones del Señor. En efecto, por medio de circunstancias a veces profundamente hostiles, que no surgen de la iniciativa divina, el Señor puede solicitar por amor un total abandono a la fe y a la esperanza en él, hasta renunciar a cualquier proyecto personal, de manera que el cumplimiento no consiste en la realización de labores o empresas pastorales, culturales, Mundo Barnabita sociales o algo por el estilo, sino en una configuración asombrosa al misterio y a la persona de Cristo Jesús. No se trata
12

El P. General Giovanni Villa junto al P. Rizzi

de una complacida autoconciencia, sino de una real afinidad de situaciones, de manera que es de nuevo y siempre el misterio de Cristo que será atestiguado a través de la palabra, las obras y la vida.
(Extracto de la conferencia del P. Giovanni Rizzi, al Congreso paulino, Roma 15 -18 de Febrero).

Historia según San Pablo
Para no olvidar
El título originario dado por los organizadores de este Convenio a mi intervención –El carisma paulino en la historia de las familias zacarianas– es demasiado ambicioso. Es menester, pues, preguntarse primero si es posible escribir nuestra historia según San Pablo en la búsqueda de una verdad que sea un servicio y no un brazo de hierro o un mercimonio de compromisos, según, además, indica el Apóstol mismo: «Viviendo según la verdad en la caridad, procuremos crecer en todo hacia él, que es la cabeza, Cristo» (cfr. Ef 4, 11-16). Horacio Premoli, con los tres volúmenes de su Historia de los Barnabitas publicada entre 1913 y 1925, abrió un nuevo capítulo de estudios sobre el Fundador, y en su Introducción al 1er tomo afirmaba que se sentía «impulsado por el deseo que tengo en común con muchísimos otros de ver colmada, aunque de Mundo Barnabita manera imperfecta, una
13

laguna que los sabios tienen derecho a lamentar». Aún no ha sido llevado a cabo su esfuerzo que, de todos modos, hoy debe saber confrontarse con el sueño del entonces estudiante P. Giuseppe Motta, quien, en 1959 –en su estudio Cor Antonii cor Pauli– auspicaba la redacción de «una historia de la vida íntima de nuestra Congregación, mostrando cómo nosotros a través de los siglos nos hemos comportardo realmente como “Clérigos Regulares de San Pablo, o mejor, según el más simpático título primitivo, como “Hijos de San Pablo». Una perspectiva historiográfica decididamente estimulante, que

puede revelarse particularmente fecunda tanto para una más atenta comprension de nuestros orígenes, como para recibir un nuevo empuje y entusiasmo en mirar a la única meta de la unidad visible de la Iglesia. San Pablo ha sido, pues, un ardiente testigo de Cristo y al mismo tiempo un hombre de diálogo con los lejanos. Y en nuestra historia, incluso antes del Concilio Vaticano II, el diálogo ha significado siempre no cerrazón y opresión del otro por las convicciones propias, sino más bien apertura al hombre y al saber, en la búsqueda y acogida de la única verdad.

Año Paulino
La proclamación del Año Paulino nos cogió de sorpresa, por ser nosotros los Barnabitas la primera fundación paulina en la historia de la Iglesia. De hecho, sólo en la Edad Moderna algunos Fundadores, animados o bien por una devoción personal o bien por un preciso programa apostólico, han empezado a elegir a Pablo como patrono de sus Institutos y de sus obras. Si bien muchos se reanudaban a la compleja riqueza de su inagotable doctrina, pocos en verdad estaban dispuestos a vivir el vigor de ese llamado suyo que muchos siglos antes había dirigido a los cristianos de Oriente y Occidente: “Renovamini”, y hecho propio por los Nuestros bajo el signo de la «renovación del fervor cristiano». Doctrina paulina vivida con corazón y alma grandes, empleando una feliz expresión del Santo Fundador, quien primero se esmeró en vivirla tanto como para sentirse en deber de firmarse, en su carta VII de 1538, «Sacerdote de Pablo Apóstol», y acabando por aparecer –unos cuantos siglos más tarde– en la colecta del Misal romano junto a otro Santo: precisamente, Pablo.

Mundo Barnabita
14

San Pablo
El Apóstol de los Gentiles no era desconocido en el siglo XV ni aquende ni allende de los Alpes. Lo demuestran tanto los retablos a él dedicados como el haberse transformado en un tema clásico dentro de la pintura del Renacimiento, con las sucesivas magistrales versiones de Carracci, de Caravaggio y de Rubens. A su alrededor se concentraron las más encendidas disputas doctrinales, teológicas y disciplinarias, que en nombre de la reforma católica y protestante dividieron la humanidad. Precisamente Lutero había encontrado en S. Pablo su caballo de batalla: «El justo vivirá por la fe». El tema de la “Conversión de San Pablo” tuvo, pues, una notable actualidad durante el pontificado de Alejandro Farnesio, hasta el punto que éste eligió el nombre de Pablo III (1534- 1549), siguiendo la fascinación de un hombre que después de la conversión del judaísmo, había difundido la fe cristiana entre los paganos, no ya con las armas sino con la fuerza pacífica de la persuasión. En febrero de 1545 le fue dedicado un tratado titulado Conversio Pauli, escrito por Fray Agustín Bonucci de Arezzo, Prior general de la Orden de los Siervos de María, en el que se manifestaba el deseo que el papa pudiera seguir el ejemplo del Apóstol convocando un Concilio para la “conversión” de los herejes y de los infieles de todo el mundo. De todos modos, acercarse a Pablo era peligroso incluso para el predicador más famoso de Italia, el fraile capuchino Bernardo Ochino, sospechoso de simpatías hacia las doctrinas de Juan Valdés, que en Verona había predicado precisamente sobre las Cartas de San Pablo. La “Conversión de San Pablo” podía, pues, ser interpretada por la autoridad de la Iglesia oficial como de la parte antagonista, puesto que tocaba efectivamente un evento histórico de clara gracia divina en la que se revelaba la conversión a la “verdadera fe”. Hacía falta, pues, mucho valor para tomar como modelo «la doctrina y los ejemplos» de San Pablo. Los Nuestros lo hicieron en el contexto de la reforma católica, y es ésta la “singularidad” más preciosa de nuestra historia.

abc
Mundo Barnabita
15

Cronología de las fundaciones” paulinas”
- Barnabitas (año de fundación 1533), (nación de fundación Italia) - Hermanas Angélicas de San Paolo (1535), Italia - Hermanas de Saint Paul de Chartres (1696), Francia - Hermanas de San Pablo de Angouléme (1825), Francia - Hermanas de la Caridad de San Pablo (1847), Inglaterra - Hermanas Ciegas de San Pablo (1852), Francia - Paulistas (1858), EE. UU. - Obra di San Pablo (1873), Suiza. - Sociedad de San Pablo (1871), China - Misioneros de San Pablo (1903), Líbano - Sociedad Misionera de San Pablo (1910), Malta - Hermanas de San Pablo (apr. 1913), Alemania. - Hermanos de San Pablo (apr. 1913), Alemania - Sociedad San Pablo (1914), Italia - Hijas de San Pablo (1915), Italia - Compañía de San Pablo (1920), Italia Por otro lado, el binomio “tibieza-fervor” constituía un clásico en la literatura espiritual de la primera parte del siglo XVI, al igual que el espíritu de mortificación (odio hacia uno mismo y menosprecio de la vanidad del mundo), así como también la sed de humillaciones para imitar a Cristo crucificado, y el combate espiritual, que los nuestros hicieron remontar a San Pablo: «No sería conveniente que bajo un tal jefe (San Pablo) se encontraran soldados viles o desertores» escribía San Antonio M. Zaccaria, y la angélica Paola Antonia Negri añadía que no es posible ser «soldados perezosos o negligentes o tímidos bajo un valeroso capitán...» como San Pablo.

Los Sermones
En el Sermón III Antonio María contrapone los verdaderos y los falsos amigos de Dios e indica al apóstol Pablo como “verdadero amigo de Dios”, contraponiéndolo a sus oidores Mundo Barnabita quienes sólo lo eran de nombre. Pero, la primera vez que encontramos en los Sermones el nombre de “Pablo” es en el Sermón I: «Paulo dice, que la codicia es causa y raíz de todos 16

P. Filipo Lovison durante su conferencia

los males». Si muchísimas son las referencias paulinas en los Sermones, hay que recordar que éstos fueron escritos en el lapso de tiempo comprendido entre el 20 de febrero de 1529 y el 4 de enero de 1531, cuando Antonio M. se dirigía a Ferrari y Morigia en tono fraterno y citando, por cierto, al Apóstol. Sin embargo, cuando se trasladó a Milán, los manuscritos de sus Sermones quedaron en Milán, en manos de la mamá, Antonietta Pescaroli, quien después los donó a las Angélicas de S. Marta, aprobadas el 24 de mayo de 1549 como Comunidad religiosa dependiente de Milán

Las Cartas
Si la primera referencia a Pablo se encuentra en la Carta del 4 de enero de 1531, tal referencia es muy común en todas las demás: el Apóstol es definido: “casto”, “docto”, “sincero”, “verdadero amigo de Dios”, y presentado a la imitación común: “el incomparable”, el “muy sabio doctor de las gentes”, el “divino Pablo”, tanto como para ser para la compañía: “el fundamento”, el “guía y patrono”, el “dulce padre”, el “padre glorioso”: el intérprete de la mortificación y de la renuncia, el “modelo” de Mundo Barnabita amor al crucificado y de celo apostólico, el “maestro y guía”. Una mística, pues, bien “practicada“. 17

La vida
Debe recordarse la disposición de Antonio M. contenida en su último testamento del 14 de diciembre de 1531, del que conocemos el contenido gracias a otro instrumento fechado el 5 de septiembre de 1543: <<item legavit altari constructo seu fundato in ecclesia Sancti Donati Cremonae per illos de Zaccariis, quod intitulari voluit, iussit et mandavit sub vocabulo conversionis sancti Pauli», al igual que debe subrayarse que cada domingo Antonio María explicaba las Cartas de San Pablo en nuestra Iglesia cerca de S. Ambrosio. Recuerda Gabuzio: <<Beati Pauli epistolas festis diebus explicabat eis qui ad ipsum audiendum frecuentes confluebant». Además, Baptista Soresina último sobreviviente de los compañeros de Antonio María (murió el 24 de septiembre de 1601) en sus Attestazioni –de probada autenticidad y principal fuente para todos los historiadores sucesivos– escribía: «(Antonio María) era muy devoto y gran imitador del Apóstol S. Pablo, tenía continuamente en las manos sus cartas y al leerlas sacaba gran gusto, tanto que las leía como si cantara. Y en escribir manifestaba un estilo parecido al de S. Pablo. Sus discursos eran fundados y tejidos con doctrinas y dichos del mismo Apóstol, y por eso antes de morir, según el mismo, estando en la cama enfermo le dijo al Padre Soresina, le apareció S. Pablo preguntándole si quería ir San Pablo con él y el Padre contesto que con mucho gusto y después de esa enfermedad, murió. Era deseoso de escribir acerca de S. Pablo. Sin embarMundo Barnabita go, las ocupaciones permanentes y la muerte temprana se lo impidieron».
18

Para no perder el camino
Más allá de una posible reescritura de nuestra historia según San Pablo, este inesperado Año Paulino de poco serviría si se limitara a volver a visitar, en clave celebrativa, nuestra historia aunque sea bajo su bandera. Ciertamente, se volvería en profecía si se repitiera la extraordinaria unidad de esfuerzos que han unido Barnabitas, Angélicas y laicos de San Pablo en el tiempo de los orígenes. Desplegaríamos así con coraje y renovado ardor nuestras banderas hasta donde Cristo puso el límite (cf. 2Cor 10,13.) De la historia a la vida: “Cor Antonii cor Pauli”.
(Extracto de la conferencia del P. Filipo Lovison, al congreso Paulino, Roma 15-18 Febrero).

NOTICIAS de las COMUNIDADES de ESPAÑA
Noticias Sant Adrià de Besòs
El Año Jubilar dedicado a S. Pablo ha marcado la diferencia en este tiempo. Los encuentros con los diferentes grupos han servido para profundizar en el conocimiento de la figura del Apóstol. Hemos aprendido a apreciar la dimensión misionera y ecuménica de la Iglesia de la mano y con los escritos de este Maestro. Siguiendo las huellas de Cristo, él nos enseña a ser conscientes de nuestra identidad cristiana. Aprovechando esta circunstancia jubilar, la Fiesta anual de nuestro Santo Fundador, Antonio Mª Zaccaria, gran enamorado de S. Pablo, ha tenido precisamente un marcado acento paulino. El 22 de febrero, después de prepararnos durante la semana con la celebración de las XL Horas Eucarísticas, hemos tenido la solemne Eucaristía presidida por Mons. SER- Mundo Barnabita GIO PAGANO, Barnabita, Prefecto del Archivo Secreto de la Santa Sede. 19

El grupo de peregrinos en la capilla de la Madre de la Divina providencia de San Carlos ai Catinari acompañados por el P. General

En su homilía ha querido reflejar la pasión apostólica de S. Antonio Mª, inspirada en el Apóstol, que se dio “todo a todos”. Las dos comunidades parroquiales se han unido en esta ocasión en signo de comunión, sea en el acto religioso como en la comida fraterna. Ambos eventos se han caracterizado con gran cordialidad y han tenido su ubicación en la Parroquia de S. Juan Bta. A los pocos días empezó la Cuaresma. En ella se tuvo presente la atención a los necesitados que, por efecto de la crisis social y económica, se han multiplicado. Generoso ha sido (y sigue siendo) la aportación de géneros de primera necesidad por parte de la comunidad parroquial. Digna de mención es la respuesta de los niños de la catequesis. Al comienzo de la Cuaresma se les entregó una hucha en forma de “mariquita”. Se les sugirió sacrificar algún “caprichito” para ayudar a los necesitados. Casi todos han recoMundo Barnabita gido el reto y han aportado generosamente. Se quedaron con la huchita y algunos han repetido el gesto. 20

El inicio de la Pascua ha significado para muchos de los niños de la Catequesis su compromiso con Jesús y la Comunidad. En la Vigilia Pascual siete de ellos han sido bautizados. Aun significando la numerosa participación, lo más importante fue la atención prestada durante la celebración. Un verdadero momento de fe participada. La semana de Pascua ha supuesto para un grupo peregrinar a Italia con ocasión del Jubileo Paulino. Del 14 al 21 de abril hemos recorrido diferentes localidades, empezando por Roma y sus monumentos más emblemáticos. Momentos centrales la Audiencia Papal del miércoles y la celebración Jubilar en la Capilla del SS.mo Sacramento de la Basíli-

El P. Ángel y los parroquianos delante del Castillo de Sant ‘Angelo

ca de S. Pablo Extramuros. Antes de la Eucaristía y, como preparación, visitamos las Catacumbas de Santa Domitila, para enlazar con la “memoria” de aquellos que fueron testigos de Cristo con el derramamiento de la sangre. Después de Roma el itinerario nos llevó a Asís para pedir Mundo Barnabita al Santo que proteja Europa y el mundo entero, que vivan en paz y recobren los valores cristianos. 21

El día 18 salimos de Roma rumbo al sur: Montecassino, cuna de la Orden Benedictina; Caserta, con su palacio real; la Costa Amalfitana con sus joyas naturales y artísticas; Nápoles y sus abigarradas calles; la isla de Capri, famoso centro turístico. Pero no podemos olvidar la solfatara de Pozzuoli, Pompeya y sus ruinas milenarias y el volcán Vesubio. Cansados y satisfechos, el día 21 volvimos a nuestras casas, dando gracias a Dios por las muchas cosas conocidas. ¡A Dios gracias! La actividad por ahora nos absorbe con los Bautizos, Primeras Comuniones y Bodas, además de las acciones habituales. Y no podemos olvidar la gran afluencia de personas que acuden para diferentes necesidades, principalmente alimentos. Siempre gracias a las aportaciones voluntarias y generosas de muchos, dentro y fuera de la comunidad, podemos hacer frente. ¡Que el Señor los recompense! P. Ángel Scotti

Aquí San Juan
Residencia Matacas
Sin duda alguna el 25 de agosto de 2005, fue el día más amargo de mi vida, cuando bajé al quirófano para que ensanchasen las venas, de manera que la sangre pudiese circular mejor, no pensé ni un solo momento que pudiese complicarse y que todo ello terminaría con la amputación de mi pierna izquierda. Cuando mis hermanos me comunicaron la amputación, el mundo se me vino encima, parecía imposible, pero era pasar de ser una persona independiente a tener que depender de todos, de poder andar correctamente a estar postergado a una silla, de tener un carácter dulce a estar amargado, de tener ganas de vivir a darme igual cualquier cosa. El pensamiento en estos casos es tan pesimista que no encontraba la forma de resurgir, y así transcurrieron unos largos y fatales meses en donde todo lo veía negro. Tuve tiempo de pensarlo, pero no encontraba solución al resto de mi vida. No podía quedarme en casa, vivo en un tercer piso sin Mundo Barnabita ascensor, ¿quién cuidaría de mí?: comida, ropa, limpieza, aseo, asistencia médica, enfermería y mil cosas más. 22

Residentes de Matacas

A pesar de la buena voluntad de mis hermanos, no podía ser más carga para ellos, es por lo que a pesar de no ser una gran ilusión, sino todo lo contario, aposté por ir a una Residencia. Otro día amargo de mi vida, llegué a un lugar desconocido hasta la fecha por mí, en donde solo veía viejos con cuadros desoladores, con gente quejándose, gente sola sollozando, gente desanimada, separados unos de otros, atendidos por las enfermeras pero no se veía a nadie contento; llegó la hora de la comida y más de lo mismo: cuadros insólitos no vistos con anterioridad, gente que no quería comer, que echaba la comida al suelo (siendo este turno los que mejor estábamos) y así la cena y posteriormente dormir, todo a toque de pito lo que yo no estaba acostumbrado. La depresión volvió a caer sobre mí, tanto que pedí a mis hermanos que me sacasen de la Residencia, que no podía aguantarlo. Me indicaron paciencia que si al paso del tiempo seguía así, me sacarían. Pasaron días, discutí con enfermeras, con ayudantes por las comidas, con el médico, donde llegamos a tener pactos (si dejaba comer un poco de paella me comería el pollo a la plancha, soso a más no poder) con la fisio-terapéutica por trabajar +/- en el gimnasio, con diversos compañeros por diversas Mundo Barnabita pequeñeces de las cuales creía yo tener razón, y hasta con la Dirección. 23

Todo ello debido al cambio, al ir a un lugar desconocido y tener que amoldarme a las reglas establecidas, de las cuales yo no estaba acostumbrado y no me acababa de acoplar, fueron muchos y son aunque cada vez menos, los momentos que la depresión planeaba por mi mente. Poco a poco me he ido acoplando al sistema, he comprendido que la necesidad de reglas es necesaria en una comunidad, que el personal de la residencia si te pide algo es por mi bien (el que no te dice nada es que poco te quiere ayudar), el comer lo que no me conviene es perjudicial para mí, el no efectuar la gimnasia programada es en mi perjuicio y, sobre todo, que he visto infinidad de casos peores al mío que me han hecho reaccionar en ayudarles en lo que pueda, colaborar con las actividades, jugar para pasar tiempos agradables a pesar que hay momentos que no estás para juegos, establecer amistad con todos, que sin duda son grandes compañeros y que con todos ellos pasamos la vida juntos, en fin, que la vida sigue y estoy en una fase la cual puede ser enriquecedora. FRANCISCO FIGUERAS VERNET

LA PARROQUIA SAN ANTONIO MARIA ZACCARIA

Crónica Parroquial
Pensando en sacar buenas notas, en unas merecidas (o no) vacaciones, en el calor que atosiga, en la piscina, en las terrazas, en qué hacer

Mundo Barnabita
24

Momento de reflexión durante la Jornada Paulina en Sigüenza

ahora que se acabó el fútbol, en que por fin se acabó el fútbol, en la siesta, en los mosquitos, en las tardes eternas, en la jornada reducida, en que por fin ya está aquí el verano, en que se ha ido otro curso sin darnos cuenta, en que menos mal que se acaba el curso… como sea: es hora de hacer balance. Lejano queda enero, la Semana de la Unidad Paulina (D18-D25) –¡es verdad! era el año de Pablo–; lejana la campaña contra el Hambre de Manos Unidas en febrero (D8); lejana la ceniza (X25), marzo, y la Cuaresma; abril, semana santa, la primavera, la alergia, y el rastrillo de Cáritas. La Virgen y sus flores en mayo, las comuniones... O no tan lejos… ha sido una segunda vuelta llena de celebraciones, de acontecimientos, de viajes, de retiros.

Los confirmandos con el Sr. Vicario D. Julio Lozano, los padres de la comunidad y sus catequistas

La semana de la unidad paulina se desarrolló con expectación: unas apretadas (llenazo en monagos) e interesantes conferencias sobre distintos aspectos de la vida del apóstol. Los ponentes: el coadjutor de Virgen de los Llanos Francisco Pérez; Pepe Sánchez de los Laicos de S. Pablo; el vicario Julio Lozano; Julio Palomar, arcipreste del Seminario; y Filipo Lovison, Director del Centro Estudios P. Barnabitas (Roma). “Combatir el hambre, proyecto de todos” Ese era el leit Mundo Barnabita motiv de la campaña contra el hambre en el 50 aniversario de Manos Unidas, desde la primera que en 1960 iniciaron un 25

El equipo de Misa de niños con uno de los grupos que tomó la comunión este año

grupo de mujeres de Acción Católica al grito de “Declaramos la guerra al hambre”. Se trabaja en la consecución del primero de los Objetivos de Desarrollo del Milenio: “Erradicar la pobreza extrema y el hambre”, en un mundo en el que casi 1.000 millones de personas padecen hambre crónica y 1.400 millones carecen de medios para hacer frente a las necesidades más básicas. En 2008 los ingresos de la organización fueron de 54 millones de € (el 95% llega a los proyectos y sólo un 5% se queda en el esfuerzo de recaudar ese dinero). Como parte integrante de la Iglesia Católica, Manos Unidas recibe CASI una cuarta parte de esos ingresos con esta campaña. Un millar de proyectos repartidos por la geografía mundial de la pobreza: África, Asia, América y Oceanía. Imaginad la de personas que tienen una esperanza con un pequeño gesto nuestro. Para prepararnos para ello, el viernes 6 de febrero se celebraron dos vigilias: de niños y de adultos. En marzo, en plena Cuaresma, nos retiramos (S7) en Sigüenza (2º encuentro) dedicado a San Pablo, con la converMundo Barnabita sión, el pecado y la reconciliación, como eje. Y los niños de 2º de comunión escenificaron en la iglesia el camino hacia la cruz de Jesús, con pasión y entrega (V27), estupendamente 26

imbuidos en sus personajes históricos, ante la mirada de sus padres y demás feligresía (otra vez lleno). El programa de este año para la Cuaresma consistía en Vísperas –Comentario a las lecturas– Penitencia con confesión (V3 abril) Semana Santa, aquí en la parroquia y allí, en la Pascua Rural, al rescate de los pueblos palentinos que atienden los Barnabitas. Aquí en la adoración de la cruz, la participación fue muy numerosa. Como colofón a la Pascua, la Comida pascual (D19) que organizó AdCHA. 10 € a favor de los niños de Congo y 700 € de beneficios con el inestimable aporte de la mesa CERO. Simultáneamente se montó el Rastrillo de Cáritas. El fin de semana del 25-26 un autocar llevó a 53 personas de nuestra parroquia de peregrinación a Lourdes. Y allí madrugaron: la misa en la cripta fue a las 8 de la mañana. La ocasión lo merecía. La Vigilia de Pentecostés del Arciprestazgo se celebró en la parroquia. Y llegó el Pentecostés especialmente para 3 adultos y 3 jóvenes de nuestra comunidad. Se confirmaron (D10) Laura, Javi, Julio, Bea, Marta y Alberto. En el mes de la Virgen, los domingos de mayo, el rezo del Rosario se inspiró en la defensa de la vida. Y los sábados, las víspe-

Barbacoa de fin de curso con los padres y los niños de catequesis

ras se dedicaron a la Virgen, preparadas por los distintos grupos parroquiales. Con mayo también llegaron las primeras Mundo Barnabita comuniones (del D17 al S6 de junio). Para prepararlas bien, hicimos una convivencia de los grupos de comunión de 3º 27

(S16), con barbacoa incluida (casi 70 a comer). Y para acabar el curso de poscomunión los chavales se fueron de excursión a Arenas de San Pedro. También celebramos el Día del Enfermo (D24), con el especial esfuerzo e ilusión para participar de varias personas enfermas del barrio. Y en junio, el Fin de curso de catequesis (D7) – Misa, Juegos y Barbacoa con los padres y los niños. La conclusión Año Paulino (D28) se celebró con el TRIDUO y las 40 horas de adoración al Santísimo: El jueves 25 y el viernes 26 se realizaron dos Encuentros (19,15 h) en torno a la figura de Pablo. El sábado 27 la Jornada Paulina (11-13h) Vísperas. Para finalizar el domingo con la Eucaristía y una comida. En el anterior MB decíamos que decía Pablo “Con nuestra vida parroquial, seamos Iglesia en misión”. Pues eso. Felices vacaciones. RUBÉN PIORNEDO

Yo Soy laInmaculada Concepción
Con motivo del 150 Aniversario de las Apariciones de la Virgen de Lourdes, los días 25 y 26 de abril realizamos una peregrinación a Lourdes. Salimos de Madrid en la madrugada del día 25 y aunque es un viaje muy largo, como el paisaje es tan bonito, no se hizo pesado. Nos alojamos en el Hotel Susana, que por cierto ha tenido un servicio estupendo. Como el Hotel estaba muy cerca de la Gruta y del Santuario (nos separaban un sinfín de tiendas con todos los recuerdos de Lourdes) nos podíamos trasladar en cualquier momento. Hasta las 5 de la tarde no teníamos el Vía Crucis, pero teníamos tantas ganas de recorrer todos aquellos lugares que apenas descansamos un poco después de comer y cada uno por nuestra cuenta fuimos descubriéndolos El Vía Crucis se reza por la montaña que bordea la Gruta y el Santuario. Cada uno leímos una Estación y la verdad es Mundo Barnabita que fue muy emotivo. De vez en cuando caía una fina lluvia, que en plena naturaleza y el motivo por el cual nos encontrábamos allí, hacía el sitio verdaderamente mágico. 28

El grupo de peregrinos delante de la imagen de la Virgen de Lourdes

Después, hasta la hora de cenar, visitamos el Santuario, la Gruta. Había diferentes celebraciones de la Eucaristía, en italiano, en español, etc., en sitios distintos, claro, era emocionante. Rezamos en la Gruta; qué sitio más acogedor. A las 21 horas era la Procesión de las Antorchas. Fue algo impresionante, había una multitud inmensa, pues durante el día se veía mucha gente en sitios diferentes, pero por la noche allí estábamos todos acompañando a la Virgen en su recorrido. Lo único que deslució fue la lluvia que ahora sí caía con fuerza. Era una masa inmensa de paraguas, pero no importaba aquel aguacero que estaba cayendo, lo importante era lo que se sentía interiormente, el calor del corazón, todos unidos en la fe. Al día siguiente, a las 8, tuvimos la celebración de la Eucaristía en la Cripta del Santuario. Sólo nuestro grupo, presidiendo el P. Víctor. Fue una celebración íntima y emotiva. Después de la Eucaristía habíamos quedado con una guía, quien nos hizo una exposición del lugar en el que estábamos y una introducción de los sitios que íbamos a recorrer duran- Mundo Barnabita te la mañana. Lugares en los que había transcurrido la vida de Bernadette, tales como la casa en la que nació, etc. 29

Estando allí te podías imaginar la vida de cualquier niña de esa edad, 14 años cuando se la apareció la Virgen, ir al campo, al otro lado del río, que aunque ahora está todo edificado se ve claramente cómo sería en aquella época. Después de la primera Aparición me la imagino con qué ansia desearía volver al mismo sitio, para ver si volvía a suceder. Qué difícil debió resultar para ella que la creyeran cuando dijo: “He visto a la Inmaculada Concepción”.

Celebración de la Eucaristía en la cripta del santuario de Lourdes

Con la visita a la Iglesia de San Pío X, cuya arquitectura y grandiosidad son difíciles de explicar y un último rezo en la Gruta, después de comer, dimos por finalizada nuestra estancia en Lourdes. En esta ocasión han ido personas que nunca habían hecho un viaje con la Parroquia, espero que para todos haya sido una experiencia estupenda, pues este tipo de encuentros hace que todos nos vayamos conociendo un poco más. Que el P. Víctor siga pensando en el viaje siguiente con la misma ilusión que lo ha hecho hasta ahora y continúe dándonos la oportunidad de conocer y disfrutar de tantos lugares en los que han dejado su huella personas a las que nos sentimos Mundo Barnabita unidos por la fe. PRESEN
30

Un día en comunidad : los niños de poscomunión, sus padres y sus catequistas
El sábado 30 de mayo, víspera de Pentecostés, unas cuantas familias de los niños y niñas de Poscomunión de la Parroquia de San Antonio María Zaccaria, con algunos de sus catequistas, Víctor y Pablo y el P. Víctor Ruiz, pasamos el día en tierras abulenses. Primero fuimos a admirar un prodigio geológico de primer orden: las Grutas resultado de un lento proceso inacabado por el que el tiempo, el agua, y el terreno han ido socavando las entrañas de la tierra y modelando un paisaje subterráneo de ensueño. Un prodigio de la creación, de una creación dinámica en constante renovación. Allí, grandes y pequeños pudimos disfrutar imaginando el perfil de una cabeza de

Pablo y algunos niños que participaron en la convivencia de Mijares

del Águila. La cavidad se formó hace unos 540 millones de años, en el Cámbrico Inferior, aunque las formaciones que hoy podemos contemplar en su interior son el

toro o el de un delfín, la ternura de la Virgen con el Niño en sus brazos, el pico abierto de un pterodáctilo o la turbadora

Mundo Barnabita
31

Momento de la homilía en la celebración de la Eucaristía en la iglesia de S. Bartolomé

visión de una mano que surge de las profundidades. Después, nos fuimos a Mijares, el pueblo de Marisol y Paulino, donde compartimos las viandas que llevábamos en un apacible rincón de sus alrededores, con unas excelentes vistas, suficientes mesas de piedra y, para regocijo de nuestra chiquillería, una fuente que les brindó la oportunidad de jugar refrescándose unos a otros. Mentiría si os Mundo Barnabita dijera que los niños se alimentaron de tortillas, filetes empanados, pata32

tas fritas y demás. El agua de la fuente fue su principal sustento, un sustento espiritual en forma de juego y diversión. En el pasaje evangélico de los discípulos de Emaús, verdadera parábola del encuentro personal con Jesús, se nos cuenta cómo aquellos lo reconocieron al partir el pan, cuando estaba sentado a la mesa con ellos: “Es verdad, el Señor ha resucitado ...” (Lc 24,35). En la alegría compartida de todos nosotros en torno a una mesa, reconocemos hoy también al Señor, que gustaba de comer y beber en compañía de sus amigos.

La jornada finalizó en torno a la mesa eucarística, en la Iglesia deSan Bartolomé de Mijares, donde celebramos una misa en la que Víctor explicó a los chavales en qué consiste la Fiesta de Pentecostés y lo que supone para cada uno de nosotros. Al salir del remozado templo, nos encontramos con nuestra particular venida del Espíritu Santo en forma de tormenta primaveral. Pasamos un buen rato en el pequeño pórtico contem-

plando la lluvia y aprehendiendo el agradable olor a tierra mojada, mientras aguardábamos a que escampara. Risas y carreras de los más pequeños cuando la lluvia arrecia y a los coches de vuelta a Madrid.
(Muchas gracias a Marisol y Paulino, para que se diga que se han perdido las buenas costumbres en los pueblos a la hora de acoger a los amigos y conocidos).

NUESTRA  COMUNIDAD DE PALENCIA
CCC

Nuestras parroquias en Tierra de Campos
(Palencia)
PASCUA RURAL VILLAMARTÍN DE CAMPOS
Un año más, y con este ya son muchos, los jóvenes de la parroquia nos hemos vuelto a unir para celebrar de la manera más especial posible la Semana Santa. Estas fechas son para nosotros, unas de las más importantes del año y este año creo que ha sido un año muy especial para todos nosotros. Ya es especial celebrar la Pascua como la celebramos, pero este año ha tenido un halo de ternura, de cariño que no habíamos vivido en otras Pascuas. Seguimos pensando que estas fechas son mágicas y tenemos la suerte de poder celebrarlas rodeado de amigos especiales y este año en particular de un gran pueblo al que nunca olvidaremos. El Miércoles Santo nos embarcamos con nuestros bártulos en este viaje tan especial y al que tanto nos gusta asistir. Algunos capitaneamos la frego con nuestro “pater” Víctor y otros Mundo Barnabita después en coches fuimos llegando del viaje (la Frego tuvo la visita de los señores de la Guardia Civil que tan bien hacen su 33

trabajo en operaciones salida y retorno) y acomodándonos en nuestro futuro alojamiento, una gran casa que nos ofreció un gran pueblo. No les digo lo de “gran pueblo” por su tamaño, sino por el gran corazón de sus habitantes.

Los pascueros con algunas personas del pueblo delante de la Iglesia

Tras nuestro casual encuentro con la benemérita, paramos en otro lugar muy significativo para nosotros como es el Seminario de Palencia, donde tuvimos ocasión de volver a ver a viejos amigos como el Padre Vicente Gutiérrez, el padre Antonio Rossi y el padre Deo. De todos ellos tengo grandes recuerdos y me siento feliz y alegre cada vez que vuelvo a verles y recordar anécdotas con ellos. En compañía del padre Víctor y el padre Antonio realizamos una visita a nuestro querido Cristo del Otero. Una vez reunidos todos en la casa y habiendo cenado, reaMundo Barnabita lizamos la dinámica de presentación donde nos relajamos y reímos todos juntos para afrontar, desde el comienzo, la Pascua con sentido del humor y alegría. 34

El Jueves Santo realizamos la Pascua Judía. Llevábamos muchos años sin realizarla y me sentí muy orgulloso de poder volver a realizarla y revivir viejos y muy buenos recuerdos. La Eucaristía de la tarde fue muy emotiva y los chicos dimos una gran muestra de nuestro potencial melódico al interpretar nuestro gran y único en el mundo “Pange Lingua” (si Mocedades nos vieran por un agujerito…). El Viernes Santo fue un día muy especial, ya que realizamos el Vía Crucis viviente, algo que ha nacido en esta Pascua y puede que perdure por muchos años tras la buena acogida que ha tenido tanto del pueblo como de los participantes. Todos vivimos el Vía Crucis de una manera más emotiva y sintiéndolo más profundamente, ya que estabas más en la piel de lo ocurrido hace más de dos mil años. Muy bien por el pueblo y por los compañeros que gracias a todos ellos salió fenomenal. Por la tarde tuvo lugar otro acto que personalmente eché de menos en Pascuas anteriores, el “¿Quién lo mató?”. Esta representación consiste en una escenificación sobre el juicio a los personajes de la Pasión para averiguar quién fue el culpable de la muerte de Jesús y el pueblo debe decidir viendo y escuchando los hechos. Este año he de comunicarles que Herodes, mientras juzgaban y condenaban a Jesús, estaba de vacaciones porque así lo estipula la Ley. De nuevo, muchas gracias a este gran pueblo por participar (el aforo de la Iglesia se rebasó) y hacer que estas actividades salgan adelante. El Sábado Santo tuvimos el desierto, una actividad que personalmente me gusta y me ayuda a pensar y reflexionar. Este año fue muy renovado y atractivo a la par porque lo hicimos de una manera nueva. Nos dispusimos s hacer una peregrinación hacia Autilla y mientras caminábamos íbamos realizando el desierto. Nos dispersamos por la carretera y cada uno se puso a reflexionar y a pensar. Yo echaba la vista atrás y veía a mis compañeros realizándolo y caminando y sentía una sensación de paz y armonía, de alegría y bienestar que muy difícilmente se logrará superar. Una vez en Autilla tuvimos que recuperar fuerzas y qué mejor manera que tomando unos vinitos y unas racioncitas típicas de la zona. De regreso a casa comimos todos juntos una gran comida realizada por el pueblo (como todos los días que estuvimos presentes) y después de pasar un buen rato de alegría y buen humor entre todos, algunos nos dirigimos a Villerías, pueblo donde anteriormente realizábamos las Pascuas para ver a la gente que nos acogió durante nuestra estancia allí. Fue boniMundo Barnabita to volver a ver aquellas caras.
35

Escenificación del Vía-Crucis por las calles de Villamartín

Tras nuestro regreso nos pusimos a preparar la Vigilia Pascual, en la cual los chicos volvimos a demostrar nuestras grandes voces interpretando el Pregón Pascual (todavía se me ponen los pelos de punto cada vez que lo recuerdo). Tras la Vigilia, fuimos invitados (una vez más) por el pueblo a tomar un chocolate con churros. Nuestro compañero Miguel y su guitarra nos amenizó la velada con un gran actuación en la que el pueblo disfrutó y nosotros junto a ellos. Cuando volvimos a casa no podemos olvidarnos, queridos compañeros masculinos, de los estupendos caracoles que nos esperaban por cortesía del pueblo. El domingo de Resurreción la Eucaristía transcurrió con normalidad y no hubo que lamentar accidentes tales como la quema de bigotes del señor Víctor como el año pasado. Muy emotiva celebración. Después de dicho acto religioso todos sabíamos que se acercaba el momento más triste de la Pascua, la despedida del pueblo. Nos organizaron una gran comida (otra más) para despedirnos. Lástima que no pudiéramos alargar el acto mucho Mundo Barnabita tiempo porque en verdad les digo queridos amigos, que con
36

esta gente tan maravillosa el tiempo se paraba y disfrutabas cada momento con ellos. Muchas gracias a todos. He vivido con esta muchas Pascuas y he conocido a gente maravillosa en cada uno de los lugares donde hemos estado, pero nunca nos han tratado con tanto cariño y nos habían cuidado tanto como en Villamartín de Campos. Dicen que cuando llegas a un pueblo eres forastero o de ciudad, puedo decirles y creo que en esto coincidiré con mis compañeros, que este año nos hemos sentido hijos del mismo pueblo. Fíjense que nada más llegar nos empezamos a preocupar por la comida, ya que algunos de los víveres para subsistir se nos habían olvidado en Madrid, y el pueblo ya tenían pensado (antes de nuestra llegada) los menús para ofrecernos durante nuestra magnífica estancia. El pueblo nos alimentó con todo su buen hacer y cariño durante todos los días que estuvimos allí, y eso señores, no lo había visto nunca. El cariño, la simpatía, la compañía, el sentirte como en casa… es muy difícil de conseguir y esta maravillosa gente lo logró con cada uno de nosotros, los cuales, desde aquellos maravillosos días llevamos un poco de Villamartín en nuestro corazón. Solamente me queda recalcar y agradecer el cariño y la ternura recibida por la gente de Villamartín de Campos a la cual recuerdo con mucho cariño y espero volver a ver en muchas Pascuas más. MUCHAS GRACIAS A TODOS. CARLOS DÍAZ

EL ENCUENTRO DE LA VIRGEN DEL ROSARIO CON EL CRISTO DE LA SALUD
El pueblo de Villerías de Campos, situado en la provincia de Palencia, celebra el 31 de mayo su fiesta en honor al Cristo de la Salud. Hace un tiempo los pueblos quedaron un poco olvidados, Mundo Barnabita sus habitantes se fueron a la capital o a otras ciudades para poder tener lo que el progreso no les daba en el pueblo.
37

EL PUEBLO DE VILLERÍAS RECUPERA UNA PROCESIÓN

Cristo de la Salud y Virgen del Rosario

Ahora quizá porque aquellos habitantes han vuelto o porque sus hijos quieren recuperar las raíces de sus padres, nos encontramos con que los pueblos están llenándose de nuevo de vida. Este año de 2009 nos reunimos en este día de fiesta para compartir esos momentos en los que se quiere unir el pasado con sus tradiciones y el futuro con su incertidumbre, recuperando en este presente una tradición perdida hace años: el Encuentro de la Virgen del Rosario con el Cristo de la Salud el día de su fiesta. Para recuperar el pasado hay que empezar por contar algunos hechos históricos que nos precedieron hasta llegar a la actualidad. En la segunda mitad del siglo XVI la religiosidad en el pueblo era floreciente, prosperaban en él numerosas cofradías. Mundo Barnabita Los momentos iniciales de la Ermita del Humilladero dedicada a Cristo en la Cruz se remontan a esta época.
38

El 1 de diciembre de 1605 una Bula del Papa, concede indulgencias y gracias pontificias a aquel humilde Humilladero. Esto fue acrecentando más y más su devoción convirtiéndose “en el paño de lágrimas” de todas las necesidades de los vecinos. A partir de entonces menudean los actos de culto; se constata la celebración en la ermita de misas, novenas, rogativas, así como otras manifestaciones folklóricas, como las hogueras y las enramadas. En el año 1617, las cuentas del Concejo dicen que se gastaron 242 maravedíes con los danzantes que hubo que pagar el 15 de mayo en que se sacó a Nuestra Señora de la iglesia y se la llevó a novenas al Humilladero debido a la falta de agua. Quizá sea éste el origen de la procesión que recuperamos. Podemos insistir en el tópico de que en situación apurada o límite, arreciaba el fervor convirtiendo la calle en templo, mezclando las plegarias con la danza de los mozos al son de la dulzaina. La consulta oral a los más ancianos del lugar cuenta que las autoridades del pueblo iban a la iglesia a buscar a la Virgen del Rosario y que venían con ella transportada a hombros por personas que pertenecían a su cofradía, siempre acompañados por el sacerdote y los dulzaineros. Al llegar a la Ermita esperaba la Salida del Cristo y le precedía en procesión a la iglesia donde se oficiaba la misa. Por la tarde la Virgen también acompañaba al Cristo en su regre- Mundo Barnabita so a la ErmiVirgen del Rosario 39

ta, los danzantes realizaban una danza a la Virgen del Rosario y otra al Cristo. ¿Por qué se dejo de sacar la imagen? Parece ser que una vez que el Cristo entraba en su Ermita los vecinos del pueblo y visitantes pasaban a cantar, rezar y se olvidaban de acompañar a la Virgen del Rosario de nuevo a la iglesia, esto hizo que a finales de los 60 se decidiera que la Virgen del Rosario no fuera a buscar al Cristo de la Salud. Hoy recuperamos la procesión de la mañana, en la que una Madre viene a buscar a su Hijo para que todo un pueblo le agasaje y le muestre su cariño, su respeto y su devoción, queremos que sea, no sólo el encuentro de la Virgen del Rosario con el Cristo de la Salud sino, el encuentro de una Madre con sus hijos que somos los habitantes de Villerías.

Encuentro de la Virgen del Rosario con el Cristo de la Salud

Esta procesión nos tiene que servir para compartir año tras año la devoción al Cristo de la Salud que tantos favores nos Mundo Barnabita hace, desde ahora también nos postraremos ante la Virgen del Rosario donde todos tenemos un hueco, donde el aroma de las mejores flores se queda corto para simbolizar el aprecio y 40

el cariño, la devoción y la ternura de todo un pueblo que se postra ante estas imágenes. Más allá de las diferencias que tenemos somos capaces de presentarnos ante ellas y confiarles nuestros avatares y luchas, éxitos y fracasos, salud y sufrimientos, fe y dudas, esperanzas y tropiezos. No podemos olvidarnos de presentar hoy más que nunca, los esfuerzos y las fatigas de tantos hombres y mujeres del campo que miran al cielo pidiendo la oportuna lluvia o añorando el sol para el dorado de las espigas. Un habitante del pueblo comentó: está muy bien recuperar la tradición, ya que con la tradición van los valores, y ahora nos hacen mucha falta. La devoción al Santo Cristo es un tesoro que valoramos y del que nos enorgullecemos los nativos de Villerías y los allegados, todos hemos de procurar conservar esa herencia que nos legaron nuestros mayores y ahora debemos valorar también el tesoro de tener a la Virgen del Rosario. Que estas dos imágenes, como hijos devotos de este pueblo, nos sirvan para trasmitir los valores que en estos encuentros vamos a recoger: amistad, comprensión, solidaridad, cariño, compartir… Compartir, ilusión, trabajo, tiempo es lo que han hecho todas las personas que han colaborado para que esta procesión se vuelva a realizar en el pueblo de Villerías, por ello les damos las gracias. Villerías de Campos (Palencia) 31 de mayo de 2009 Mª BLANCA DÍEZ ESCRIBANO

Amor y vida por una píldora
Parece que, en unos meses, España será un país más libre por el hecho de que sus mujeres, de cualquier edad, podrán comprar la píldora postcoital sin necesidad de receta médica. Afirmación simple pero, como sabemos, con implicaciones muy complejas desde el punto de vista médico, ético, pedagógico o político que brotan de cada una de sus expresiones: libertad, cualquier edad, píldora, postcoital, receta médica y mujeres, sólo mujeres.

Mundo Barnabita
41

Para poder formarse un juicio legítimo sobre cualquier cuestión referente al comportamiento humano, es imprescindible conocer bien los datos, y es precisamente éste el primer problema: ¿De qué estamos hablando? Hablamos de un principio activo, Levonorgestrel, que en España se comercializa como Norlevo® o Postinor®, su precio es de unos veinte euros y gratuito con receta médica en nueve Comunidades Autónomas y en Madrid capital. Es un derivado de la progesterona que ejerce un triple efecto, dependiendo del momento en que se tome según el ciclo menstrual de la mujer y las horas transcurridas desde el coito no protegido: retrasa la ovulación si aún no se ha producido; altera el moco cervical, dificultando la llegada del espermatozoide a la trompa; y, si ha habido ovulaMundo Barnabita ción y han transcurrido muchas horas desde el
42

coito, modifica el endometrio para que no pueda producirse la implantación del embrión. Es, por tanto, anovulatorio, contraceptivo y también antianidatorio, es decir, abortivo del embrión no implantado. Pero, ¿quién puede asegurar qué efecto concreto está ejerciendo en cada mujer, en este instante de su ciclo? El problema que encontramos para poder saberlo es que la mayoría de los estudios realizados están fuertemente sesgados por intereses económicos, políticos e incluso éticos, por lo que se nos hace muy difícil salir de la duda. Su uso en las primeras horas o transcurridas más de treinta desde el coito pueden orientar, pero ni aún así. Aclarados los datos, la pregunta que se hacen muchos españoles es: ¿por qué puede dispensarse sin receta un fármaco hormonal y no cualquier otro? ¿Sabe acaso más una adolescente de los efectos de la progesterona en su irregular fisiología reproductora que un diabético de su insulina tras años de empleo? Sospecho que muchas mujeres, ante la ansiedad que produce el miedo de quedarse embarazada, no se paran a considerar si tienen alguna alteración hepática, digestiva (malabsorción), antecedentes de embarazos ectópicos o si han tomado otra píldora en el

mismo ciclo, circunstancias que contraindican su empleo. Por otro lado, si sobrevienen náuseas, vómitos, dolores abdominales, trastornos mamarios o del sangrado menstrual, ¿informará una adolescente a sus padres, acudirá a sus amigas, a su pareja adolescente, irá sola al médico para solventarlo? ¿Cómo compaginar este hecho con la necesidad de autorización paterna para hacer una salida cultural con la escuela?

Si en algo estamos casi todos de acuerdo, unos y otros, es en que los embarazos no deseados son un problema, y que su solución no es ni tomar la píldora a demanda ni abortar por cualquier motivo dentro de unos plazos. El aumento progresivo de abortos, embarazos no deseados o gestaciones en adolescentes son síntomas claros de

No es la solución
Las ministras quieren disminuir el número de abortos, algunos médicos ven una oportunidad de agilizar las urgencias, sobre todo en fin de semana, y muchas mujeres quieren ganar en intimidad y accesibilidad. La sociedad española se debate en un conflicto de valores implicados: por un lado, libertad (desinformada), intimidad, accesibilidad y salud de la mujer entendida como disminución de los abortos más tardíos; por otro lado, libertad responsable que conoce y asume las consecuencias de los actos, la vida del embrión preimplantatorio y la salud de la mujer que se pone en manos de expertos. Dos perspectivas diferentes del problema, dos concepciones opuestas de la sexualidad humana.

que nuestra educación afectivosexual hace aguas, y creo que no puede delegarse tal tarea al farmacéutico que dispensa la píldora. Aprender a vivir nuestra sexualidad sanamente es tarea de todos y para toda la vida. Enseñar a nuestros adolescentes a comenzar este camino es competencia de todos, comenzando por padres, educadores, sanitarios… todos. Y lo haremos manifestando que el amor de pareja puede llegar a ser total y Mundo Barnabita para siempre; que un hijo es decisión y respon43

sabilidad de dos, no un problema exclusivo de la mujer; que la libertad verdaderamente humana es la que se pone al servicio del amor y de la vida.

Expresemos con nuestras vidas lo que una simple píldora pretende acallar. CARMEN MASSÉ GARCÍA, sfu Médico
(Artículo tomado de la revista “Vida Nueva”, nº 2.661)

uuuMENSAJE DE S.S. BENEDICTO XVI uuuAL PUEBLO DE DIOS
Como continuación de mi artículo anterior sobre el tema: XII
ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA DEL SÍNODO DE OBISPOS EN ROMA, dado que finalizó el 24 de octubre del pasado año, haré un

resumen del Mensaje que el Papa Benedicto XVI dijo a los Obispos en la clausura de la Asamblea, para que fuera divulgado al pueblo de Dios. Empezó diciendo que este mensaje iba dirigido al inmenso horizonte de todos aquellos que en las diferentes regiones del mundo siguen a Cristo como discípulos y continúan amándolo con amor incorruptible: “A todos vosotros, los cristianos para que la sustancia de este texto os haga crecer y profundizar en el conocimiento y en el amor a la Palabra de Dios”. Estos puntos los resume en cuatro palabras, “puntos cardinales”, que nos conducirán a Dios, y son:

VOZ, ROSTRO, CASA, CAMINO VOZ: Voz divina. Ella resuena en los orígenes de la creación, quebrando el silencio de la nada y dando origen a las maraviMundo Barnabita llas del mundo. Es una voz que penetra luego en la historia, herida por el pecado humano y atormentada por el dolor y la muerte. 44

La palabra de Dios salva y juzga, penetra en la trama de la historia con su tejido de situaciones y acontecimientos. La palabra divina eficaz, creadora y salvadora está por lo tanto en el principio del ser y de la historia, de la creación y de la redención. Las Sagradas Escrituras son el testimonio en forma escrita de la Palabra Divina, son el memorial canónico, histórico y literario que atestigua el evento de la Revelación creadora y salvadora. Son las que ahora, nosotros leemos en la Iglesia bajo la inspiración del Espíritu Santo que fue donado como luz de verdad.

ROSTRO: San Juan escribe: “La Palabra se hizo carne”. Entonces aparece el rostro. Es Jesucristo, el Hijo de Dios eterno e infinito, pero también hombre mortal, ligado a una época histórica, a un pueblo y a una tierra. Él vive la existencia fatigosa de la humanidad hasta la muerte, pero resurge y vive para siempre. Él es quien hace que sea perfecto nuestro encuentro con la palabra de Dios; Él es quien nos desvela” el sentido pleno” y unitario de las Sagradas escrituras por las que el Cristianismo es una religión que tiene en el centro una persona: al mismo Jesucristo, revelador del Padre. Él nos hace entender que también las Escrituras son “carne”, es decir, palabras humanas que se deben comprender y estudiar en su modo de expresarse, pero que custodian en su interior la luz de la verdad divina que solo con el Espíritu Santo podemos vivir y contemplar. Este espíritu de Dios nos lleva al tercer punto: Mundo Barnabita
45

CASA La casa de la palabra divina es la Iglesia que como nos sugiere S. Lucas está sostenida por cuatro columnas ideales: a) La enseñanza, es decir, leer y comprender la Biblia en el anuncio hecho a todos, en la catequesis, en la homilía, a través de la proclamación que implica la mente y el corazón. b) La fracción del pan, es decir, la Eucaristía, fuente y cumbre de la vida y de la misión de la Iglesia. Como aconteció aquel día en Emaús, los fieles son invitados a nutrirse en la liturgia en la mesa de la palabra de Dios y del Cuerpo de Cristo c) Las oraciones con himnos y cánticos inspirados. Es la liturgia de la Horas, oración de la Iglesia destinada a ritmar los días y los tiempos del año cristiano. También la Lectio divina, lectura orante de las Sagradas Escrituras capaces de conducir, en la meditación, en la oración, en la contemplación, al encuentro con Cristo. d) Por último la “comunión fraterna”, porque para ser buenos cristianos no basta con ser aquellos que oyen la palabra de Dios. En la casa de Dios, Su Palabra la encontramos Mundo Barnabita también en hermanos y hermanas de las otras
46

iglesias y comunidades cristianas que, a pesar de las separaciones, viven una unidad real, si bien no plena, a través de la veneración y el amor por la Palabra divina.

CAMINO Camino por donde se encauza la palabra de Dios: Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes… y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he enseñado… “lo que oís al oído, proclamadlo desde los terrados”. La Palabra de Dios debe correr por los caminos del mundo, que hoy son también los de la comunicación informática, televisiva y virtual. La Biblia debe entrar en todas las familias, para que padres e hijos la lean, con ella recen y sea para ellos una antorcha para sus paso en el camino del Señor. Las Sagradas Escrituras deben entrar también en las escuelas y en los ámbitos culturales porque, durante siglos, fue el punto de referencia capital de la literatura, de la música, del pensamiento y de la misma ética común. Su riqueza simbólica, poética y narrativa hace de ellas un estandarte de belleza, tanto para la fe como para la misma cultura, en un mundo marcado con frecuencia, por la fealdad y por la indignidad. La Biblia, sin embargo, nos presenta también el soplo del dolor que sale de la tierra, sale al en-

cuentro del grito de los oprimidos y del lamento de los infelices. Ella tiene la cruz en el vértice, donde Cristo, solo y abandonado, vive la tragedia del sufrimiento más atroz y de la muerte. Precisamente por esta presencia del Hijo de Dios, la oscuridad del mal y de la muerte está irradiada por la luz pascual y por la esperanza de la Gloria. A lo largo de los caminos del mundo encontramos con frecuencia hombres y mujeres de otras religiones que escuchan y practican fielmente los dictados de sus libros sagrados y que con nosotros pueden edificar un mundo de paz y de luz porque Dios quiere que “todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento pleno de la verdad”.

Queridos amigos, como católico y sacerdote, permitidme un consejo, mejor diría un mandato de Cristo: custodiad la Biblia en vuestras casas, leedla, profundizad y comprended plenamente sus páginas, transformándola en oración y testimonio de vida, escuchadla con amor y fe en la liturgia. Cread el silencio para escuchar con eficacia la Palabra del Señor. Conservad el silencio después de la escucha, porque ella continuará hablando en vuestro corazón. Que Él, con su amor, nos ayude. P. VICENTE VAYÁ

PERSONAS DE LA HISTORIA BARNABITA
PADRE CARLOS S CHILLING, BARNABI TA ( 1835 - 1907)
Amigo lector. Desde tiempo estás familiarizado con algunas figuras barnabitas antiguas, modernas y contemporáneas, aparecidas en diferentes números del Boletín “MB 73”. En un tiempo en que sigue vivo el clima de diálogo ecuménico, merece la pena recordar la figura del Barnabita noruego P. Carlos Schilling, convertido del luteranismo al catolicismo, porque, como escribía ya en 1967 el P. Andrés Erba, Mundo Barnabita “con su obra, su vida y, sobre todo, con su santidad, contribuyó poderosamente a preparar el nuevo tipo de diálogo con 47

sus hermanos del Norte de Europa” y murió ofreciendo su vida por la unión de su país a la Iglesia Católica siguiendo la huella ecuménica de los barnabitas inaugurada por el P. Agustín Schouvaloff (MB 73, enero 2009). Al extender este breve y sencillo perfil biográfico del Barnabita P. Carlos Schilling, me he propuesto destacar tan sólo los rasgos y aspectos de su vida que han llamado mi atención, ofreciendo un material útil para despertar, activar, reactivar o reforzar el porte y talante P. Schilling cristiano de los lectores. Nació nuestro protagonista en 1835 en la ciudad noruega de Cristiania (la actual Oslo) de una familia luterana, probablemente “pietista” (pietismo: movimiento religioso protestante de riguroso ascetismo, que aparece durante el siglo XVIII, como reacción a la Iglesia de Estado, muy formalista y falta de auténtica espiritualidad, con un rasgo de “fanatismo” en contra del “papismo”). No tenemos noticias de su infancia ni de su primera adolescencia. Pero, sabemos que su padre, oficial de caballería, había educado a los hijos “a temer y honrar a Dios, ir los domingos a la iglesia y vivir correctamente”. Es, sin duda alguna, un rasgo a tener presente como base firme en su camino de conversión hacia el catolicismo. Proceso que comenzó a partir de 1854, siendo huésped de la familia Eitel, “católica, profundamente religiosa y recta”, en Düsseldorf (Alemania), donde había llegado para dedicarse a sus estudios en la Academia de Bellas Artes. Relatan sus biógrafos que el “guapo noruego” Schilling, presenciando en dicha ciudad la procesión del día del Corpus Christi de 1854, al ver a la gente arrodillarse y a los varones quitarse el sombrero, “alto y erguido, no pudo contener las Mundo Barnabita risas”, con aire de superioridad. Sin embargo, al llegar a la casa que le hospedaba, comenzó a sentirse incómodo, sobre
48

todo porque podía haber herido los sentimientos religiosos de los Eitel. Una de las hijas de éstos, que tenía mucha confidencia con el huésped, le explicó “quién era Aquel con el cual se había portado tan mal”. A partir de allí, sacudido por lo que había pasado, empezó a cuestionarse y se le ocurrió preguntar sobre su religión a su amigo Guillermo, otro hijo de la familia, que deseaba hacerse sacerdote. Éste le invitó a que lo acompañara por la mañana a Misa, al mismo tiempo que le hablaba del sacramento de la reconciliación. Esta breve catequesis provocó en Carlos Schilling el deseo de hacerse católico. Guillermo lo puso en contacto con un cura para pedirle que lo instruyera, mientras aquél comunicaba a su familia la intención de ser católico. El padre, después de muchas reticencias, “no deseando más que la felicidad de su hijo”, en una larga carta, le comunicó que “si estaba verdaderamente convencido, jamás él se habría opuesto a que se hiciera católico”. Mientras tanto conoció en Düsseldorf a una religiosa y a unos laicos católicos dedicados a la labor caritativa para con los menesterosos y enfermos, y entró en la sección de las Conferencias de San Vicente de Paúl, un Centro de beneficiencia instituido por ellos. El 11 de noviembre de 1854, aquel que “seis mentes antes había insultado al Santísimo Sacramento” entró en la Iglesia Católica con el propósito de “vivir seriamente” buscando siempre y sólo la voluntad de Dios. Sin embargo, no todo fue un camino de rosas. En realidad, la noticia de la conversión de Carlos “al papismo y a sus ejercicios religiosos” produjo un “inmenso disgusto” entre sus compatriotas estudiantes en Düsseldorf y mucho más en Cristiania. A pesar de ello, lo Schilling se dedicaba a orar por familiares, amigos, y por todo el pueblo noruego pidiendo que encontraran ellos también el camino de la felicidad acercándose a la fe católica. Habiendo recibido la visita de un hermano menor, en el verano de 1855 emprendió viaje de regreso a Noruega, recibido con “comprensión y afabilidad y cariño” por su padre. Mientras tanto, en Cristiania se estaba construyendo la primera iglesia católica, desde los tiempos de la Reforma, consagrada en 1856 y dedicada a San Olav, y al mismo tiempo se iba creando una pequeña comunidad. Quizás, amigo lector, preguntarás si Schilling se enamoró alguna vez y pensó formar una familia. Sabemos que dedicaba muchísimo tiempo a la pintura, pasando el verano en Noruega, y el invierno en Düsseldorf. Precisamente en esta ciudad trabó una profunda amistad con la menor de las hijas de los Mundo Barnabita Eitel. ¿Estarían enamorados? No lo sabemos. ¡Cada cual dé libre …a su fantasía! Consta que ambos se dedicaban a las
49

obras de caridad atendiendo a los menesterosos y a los enfermos con visitas y dinero; que, a pesar de la profunda amistad, ambos descartaron todo proyecto de matrimonio y que Carlos Schilling pensaba abandonar la pintura para dedicarse a la oración, meditación y atención al prójimo. Estimado lector. Sin duda alguna, querrás saber ya cómo Carlos Schilling conoció a los barnabitas y por qué quiso ser Barnabita y Sacerdote. A continuación tienes la respuesta. Un tal Stub (1814-1892), natural de Bergen (Noruega), enviado a Génova (Italia) para completar unos estudios, quedó impresionado por la religiosidad de la familia italiana muy católica, que le hospedaba. Se convirtió al catolicismo y más tarde se hizo Barnabita trabajando unos años en las regiones del norte de Italia como “celoso sacerdote y excelente orador sagrado”. Pronto pudo regresar a su patria. La iglesia de San Olav fue entregada a los Barnabitas y el P. Stub fue elegido Superior. Con la ayuda de dos Padres italianos pudo trabajar entre los católicos de la región sureña de Noruega. Carlos Schilling ya pasaba su tiempo en Noruega. En 1860 regresó a Cristiania y se encontró con el P. Stub. Con él fundó la rama de las Conferencias de S. Vicente de Paúl en dicha ciudad, siendo él el primer Presidente. Allí mismo tenía su taller de pintor, donde recibió la visita de otro Barnabita, el italiano P. Tondini (1839-1907), heredero de los ideales ecuménicos del P. Agustín Schouvaloff (MB 73, Enero 2009). Aquél, mirando un cuadro de Schilling, le dijo: “No es ésta su vocación”. Schilling se calló. En otra ocasión, preguntado por el P. Tondini si no pensaba casarse, Schilling le contestó que “NO” y, al insistir aquél si tenía intención de ser religioso, contestó: “Sí, sí, religioso y nada más”. Evidentemente, tuvo que comunicar sus proyectos a los familiares. Su padre no le negó el consentimiento, por doloroso que fuera “perderlo” de nuevo lejos de la patria y de la familia. El P. Stub ya lo veía miembro de la Orden, establecida firmemente en Noruega. Una vez hablado del asunto con el Superior Provincial de Francia, Carlos Schilling el 2 de junio de 1868 llegó a París y pronto comenzó su Noviciado en la Casa de Aubigny-sur-Mère. Don Carlos María José (su nuevo nombre) que había abandonado la religión luterana y renunciado a la brillante carrera de pintor, resultó ser un joven muy simpático, de carácter suave, recto, serio y muy devoto del Santísimo Sacramento del altar. Desde su condición de Novicio, escribiendo a su padre, con delicadeza y tino le insinuaba que era su deseo que se hiciera católico. Mundo Barnabita La vida de Noviciado no le resultó fácil a Don Carlos. Al que había sido, en su juventud, cazador y deportista, no le
50

sentaba bien la vida sedentaria. Sufría insomnio, fiebre y jaqueca, y a los 34 años le resultaba difícil aprender francés. Le costó adaptarse a un modo de vida tan diferente y se aplicó tanto a la nueva realidad que se enfermó seriamente con el susto del Superior y otros religiosos, pues corría el peligro de verse obligado a dejar vida religiosa y sacerdocio. A pesar de todo, cuando parecía perdida toda esperanza de continuar el Noviciado, don Carlos seguía confiado que un día podría decir Misa. Por lo demás, le habría costado regresar a su casa. Sus amigos habrían encontrado razones para confirmar sus prejuicios sobre la vida religiosa. Se fue recuperando poco a poco y aceptó hacer la profesión simple el 19 de noviembre de 1869 en calidad de oblato (hermano coadjutor) por tres años, trabajando como sacristán, profesor de alemán de los Novicios y sirviendo a la población de Aubigny durante la guerra franco-prusiana. Estimado lector. La salud de don Carlos iba mejorando. Los tres años se acercaban a su término. ¿Y qué? El Superior no tiene duda. El 18 de diciembre de 1872 Schilling hace la Profesión Solemne y comienza su preparación para la Ordenación Sacerdotal. Y el 18 de diciembre de 1875 fue ordenado Sacerdote en Bourges (Francia), siendo elegido vicemaestro de los Novicios, encargado del cuidado de los enfermos y de la instrucción religiosa de los Hermanos Coadjutores. A partir de entonces su única preocupación fue “alcanzar la perfección” con la ayuda de Aquel que había dicho: “Sed perfectos”. Transcurrían los años y P. Schilling no veía claro su regreso a Noruega… resignado de alguna manera a quedarse en Francia “si Dios así lo quiere”. Sin embargo, debido a la expulsión de las Órdenes y Congregaciones Religiosas de Francia, por las leyes del 29 de mayo de 1889, tuvo que abandonar Aubigny, pero no rumbo a Noruega, sino hacia Turín. Es destinado a Monza (Italia) como Vice-Maestro de los novicios, siendo modelo en el amor a Dios, en la devoción a María, en el celo pastoral, modesto, humilde, obediente… un santo cura. Estimado lector. ¿Qué pasaba en casa Schilling? En 1886 fallecía como “buen protestante que había sido” el padre de Carlos María José (¿recuerdas el nombre de novicio?), sin que éste hubiese podido regresar a Noruega, por cuyo retorno y unión a la Iglesia Católica había compuesto una oración especial. Los Barnabitas de la Provincia francesa, expulsados de Bourges (Francia), se instalaron en Mouscron (Bélgica), donde el P. Schilling llegó en 1887. Allí desempeñó una difícil Mundo Barnabita tarea entre agricultores religiosos, pero ignorantes y supersticiosos, atendiendo con paciencia a la gente que acudía a él
51

para pedir consejos y conseguir ayuda espiritual y material. Conocido como el “Santo de Mouscron” o “el santo alto”, fue confesor incansable de la gente, de varios conventos, Hospitales, sacerdotes, etc. A pesar de las apariencias, la vida que llevaba, las actividades y “mortificaciones” iban minando poco a poco su salud y debilitando sus fuerzas. “Envejecía prematuramente”, dicen las fuentes consultadas. Llegados a este punto, amigo lector, creo oportuno recordar una anécdota. Acostumbraba el bueno del P. Carlos transcurrir el poco tiempo libre en el coro, “donde oraba, meditaba, estudiaba y escribía sus cartas” hasta transformar su asiento, dicen los biógrafos, en un pequeño despacho para los libros y todo lo necesario para sus cosas”. Desistió de dicha costumbre sólo a instancia del Superior. Poco a poco se iba apagando, pero sin dejar de trabajar ni mucho menos perder la esperanza de regresar a Noruega, donde ya había muerto el P. Stub y los Barnabitas habían dejado su casa religiosa. Durante el invierno de 1092/10903 se desató en Mouscron una epidemia de viruela, con muchas víctimas mortales, sobre todo entre los niños. El P. Schilling no cejó en su apostolado: consolando, animando a los enfermos, ayudando económicamente a los pobres, atendiendo las confesiones. Estimado amigo lector. Se acercaba su fin. Durante el verano del 1906, camino de regreso de la casa de un moribundo, tuvo que ser atendido por una familia amiga y llegó al convento arrastrándose. Días después, sufrió un colapso. Acompañado a su cama, fue recobrando fuerzas, pero no volvió a levantarse. Desde la cama seguía trabajando, escribía cartas, recibía a muchos penitentes, hasta la tarde del 3 de enero de 1907, cuando pudo invocar la bendición del Señor sobre un grupo de Seminaristas invitándoles a “a hacerse santos, grandes santos” según la exhortación de nuestro Santo Fundador Antonio Mª Zaccaria. Al marcharse los seminarista, expiró diciendo: “Jesús mío, haz que yo logre amarte aún más” y “El religioso es feliz cuando llega al término de su carrera mortal”. Así murió P. Carlos Schilling, como hemos dicho más arriba, ofreciendo su vida por la unión de su país a la Iglesia Católica en pos de la huella ecuménica inaugurada por el P. Agustín Schouvaloff. Amigo lector, para su información, desde 1924 está en marcha el proceso de beatificación del P. Schilling, que fue “Venerable” en 1968. a.r.
Mundo Barnabita
52

Mundo Barnabita
El 8 de Noviembre de 2008, en Puente Alto (Chile), en la parroquia de la Madre de la Divina Providencia, Mons. Fernando Chomalí, Obispo Auxiliar de Santiago ha ordenado diáconos a: Juan Pablo Valderas Cortés y Mauricio Sergio Ahumana Cortés de la Provincia Chilena. El 18 de Enero ha comenzado oficialmente en Samambaia (Brasil) el año de Noviciado para los novicios de las Provincias de América Latina. Ocho postulantes, con el rito de la cruz, han comenzado su camino: Cristiano Cunha de Oliveira, Marcelino do Nascimento Barros, Paulo César Soeiro Palheta (de la Provincia Brasil Norte), Adelson Ferreira de Oliveira, Fernando Mizael Barbosa (de la provincia Brasil Centro Sur), Ricardo Antonio Díaz Galleguillos (de la Provincia Chilena), Federico Valentín Santiago, Rubén Rocha Barrios (de la Fundación Mejicana). El día anterior, también en Samambaia, los dos novicios de la Provincia Brasil Norte Mauro Henrique Cantanheide Moreira e Nelsinho Soeira Maia han hecho su primera profesión. El 21 de enero, el Cardenal Ivan Dias, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, ha nombrado al P. Francesco Ciccimarra Decano de la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Urbaniana para el trienio 2009-2012, a comenzar el 1° febrero 2009. El 23 de enero en São Miguel do Guamá (Provincia Brasil Norte), el Hermano José Roberto Gusmão da Silva ha hecho la Profesión Solemne. El 25 de Enero en Tagaytay, en la capilla del Estudiantado, han hecho la Profesión solemne los dos clérigos Arvin A. Dagalea e José Nazareno S. Gabato. El P. Giuseppe Moretti, que vino a Italia por algunas semanas en el mes de febrero por motivo de las graves condiciones de salud de su madre, ha recibido recientemente del Soberano Militar de la Orden de Malta la Cruz Melitense “pro piis meritis”. Se le ha concedido por sus múltiples actividades es- Mundo Barnabita pirituales, caritativas y educativas que el Padre 53

desarrolla en Kabul, a pesar de estar prohibidas en algunas ocasiones. El mismo Padre lamenta que las prohibiciones en materia de seguridad hagan muy difícil la participación de los fieles en la misa festiva que se celebra en la Embajada Italiana en Kabul. Por desgracia, la mañana del 24 de febrero, pocas horas después de la vuelta de P. Giusseppe a Kabul, llegó la noticia de la muerte de su madre, Señora Adelaida Luisa, en Recanati. Nos sentimos cercanos y aseguramos nuestra oración al P. Giuseppe, a su hermana y a los familiares. Profesiones solemnes: El 15 de Noviembre en Varsovia ha profesado solemnemente el estudiante polaco Tomasz Kubista. Ha recibido la profesión el Superior General. Por otra parte el 10 de diciem-

bre, en Río de Janeiro, ha profesado solemnemente el estudiante Eduardo de Oliveira Rodrigues. Noviciado de las Provincias italianas. Dos postulantes: Stefano Redaelli de la provincia Italia Norte, y Alessandro Palmieri, de la Provincia Italia Centro Sur; han comenzado con el rito de la cruz, el 4 de noviembre, el año de Noviciado en San Felice a Cancello En Río de Janeiro Los hermanos de la Provincia Brasil Centro Sur han abierto el 13 de Noviembre el año centenario del Colegio S. Antonio Mª Zaccaría, en Catete. Son cien años de enseñanza en la ciudad. Las celebraciones que continuarán durante todo el 2009, han comenzado con una solemne Eucaristía en la Iglesia de Nossa Senhora do Carmo en Antiga Sé.

NOS HAN PRECEDIDO
P. Antonio Bianchi, de la provincia Italia Norte (Badalucco 08-12-25 - Moncalieri 25-01-09)
El P. Antonio Bianchi nos ha dejado en la noche del 24 al 25 de enero; se le ha encontrado tirado en el suelo de su habitación la mañana del domingo 25.
Mundo Barnabita
54

De origen lígure, nació en Badalucco en la zona de Imperia, se consagró al Señor en nuestra familia religiosa, con la primera profesión al terminar el año de Noviciado en Monza en 1943.

Hizo los estudios teológicos en Roma, donde fue ordenado sacerdote el 8 de abril de 1950. Su primer destino fue el Real Colegio Carlo Alberto de Moncalieri como ayudante del Vicerrector y Director espiritual, al tiempo que aistía a la universidad de Turín. Se licenció con una tesis sobre el pensamiento y los dolorosos acontecimientos humanos y espirituales del Barnabita P. Francesco Lacombe. En 1961 fue destinado a la comunidad del Vittorino da Feltre y después de algunos años a la Casa misionera, como profesor del Vittorino y después con el permiso del Superior, en la escuela pública. Aquí entró en contacto con el movimiento Comunión y Liberación, siendo muchos años su capellán. En 1982 fue enviado como superior y párroco a la parroquia de S. Dalmazo, en Turín, donde estuvo quince años, volviendo a Moncalieri en 1997, cuando el colegio se estaba cerrando, para no interrumpir la presencia formadora y cultural de los Barnabitas, fundó el Centro Cultural S. Francesco, convirtiéndose en el alma de tantas iniciativas y propuestas a la ciudad; al tiempo que se dedicaba al ministerio sacerdotal en la iglesia de S. Francesco. A pesar de su mala salud, las achaques de la edad y las varias operaciones sufridas se mantuvo firme en su multiforme actividad.

NUESTRAS MISIONES DEL CONGO Y RWANDA
EXTRAES MINERALES O LUCHAS EN LA GUERRA Por cada Kilo de Coltán mueren dos niños en la República Democrática del Congo
Siempre hemos presentado los conflictos de la Republica del Congo, especialmente las que han asolado a este país desde 1996, como luchas Inter-étnicas entre hutos y tutsis, pero eso no es cierto, la lucha es por el coltán, pero lo hemos ocultado cuidadosamente porque si habláramos de ello a las claras, de que por causa de la lucha de este mineral han muerto en el Congo cinco millones de personas, sería un escándalo inaceptable. Mundo Barnabita El coltán (combinación de columbio y tántalo) es un preciado mineral extremadamente dúctil, muy resistente a las
55

altas temperaturas y cien veces mejor conductor de la electricidad que el cobre, indispensable en la fabricación de teléfonos móviles, ordenadores portátiles, GPS, y artilugios de industria bélica de última generación como los misiles teledirigidos, y para la extracción de este mineral, se han utilizado miles de niños africanos, que arrancados de sus familias trabajan 12 y 14 horas, escarbando en la arena de los ríos y metiéndose en agujeros donde sólo ellos podían entrar, y sin cobrar nada por la extracción del mineral. Si un día llega un señor de la guerra y les ofrece un fusil a cambio de darles de comer y de hacer lo que quieran, no lo dudan y se van con él. El 80% de las reservas mundiales de este mineral esta en la RD del Congo, por cada kilo de coltán que se extrae mueren dos niños en este país, pero si no nos llegara este producto, los aviones no podrían despegar de nuestros aeropuertos, ni podríamos hablar gratis con nuestros familiares y amigos que viven en la otra punta del mundo usando el skype.

Recogiendo coltán

En nuestro mundo desarrollado hemos cometidos tres grandes errores sobre nuestro futuro: dejarlo en manos de los políticos, dejarlo en manos de los banqueros y dejarlo en manos de un puñado de niños esclavos que extraen coltán en lugares de África donde hay guerras en las que, además, se les utiliza para combatir. ¿Como es posible que basemos nuestro Mundo Barnabita futuro en que un niño esté todo el día picando piedra en el Congo?
56

El grupo misionero de adcha, preparando la mesa de la comida solidaria a favor de los niños del Congo

Verdaderamente estamos locos, y a causa de nuestra locura desde 1986 se han secuestrado en el Congo mas de 40.000 menores y durante los meses de diciembre y enero pasado han muerto mas de 900 personas y muchas de ellas eran niños y a Joseph Pony, líder de la guerrilla Ugandesa del Ejercito de Resistencia del Señor (LRA) no hay nadie que le pare los pies. El tema de los niños soldados ha recibido algo más de atención durante las últimas semanas debido al juicio que comenzó en la Haya el pasado 26 de enero contra Thomas Lubanga, detenido en 2006 y uno de los señores acusado por la Corte Penal Internacional de crímenes de guerra. Es la primera vez que se juzga a un responsable del reclutamiento forzoso de niños. ¿Será condenado como merece? ¿Se juzgarán a otros muchos que realizan esta tarea indigna? TEO PASCUAL -Adcha(Extracto de la revista “Vida Nueva”, nº 2660).

Mundo Barnabita
57

A mi nieta en su Primera Comunión
(Acróstico)

P. Vicente y nietos

¡ALELUYA, ALEGRA TU CORAZÓN! Multitudes de seres angélicos Inician hoy seráficas canciones. Quiero esta mañana, mi niña, Unido a Cristo Eucaristía, Entregarte con mis versos Racimos de gracias celestiales. Infinitos regalos del Señor, Dones de su eterna bondad, Auroras de paz y de amor.

Mundo Barnabita
58

Nunca los ángeles tendrán la dicha, Impuesta solo a los humanos, En recibir en su pecho Todo un Dios omnipotente, Al glorioso Señor del Cielo. Invitada a la mesa de Jesús Recibes, mi nieta querida, En este memorable día Nuestro Dios, trasformado el pan, En la santa y divina Eucaristía. Ensalzado por los ángeles No olvides jamás tal gracia. Eres, mi querida IRENE, Luz de divina primavera. Dichosa por tal nobleza Inclina ante Jesús tu frente, Adórale con toda el alma. Dónale tu candor de niña, Entre lirios y rosas de alabanza. Serás fiel a nuestro Dios, Unida con filial confianza. Podrán amanecer bellas auroras, Reflejar en los valles su esplendor, Iniciando un cántico a los cielos; Mas, tù, mi niña adorada, Eleva tu corazón hacia la altura, Rindiendo, unida a Cristo Eucaristía, Amistad, tu cariño y tu ternura. Cuantos dones recibas este día Ofréndalos a Jesús Sacramentado, Manos alzadas al celeste azul Unidas en ferviente oración. Nobleza de tus bellos ojos Irradiará su luz ante el Sagrario; Ofrécele al Señor tu fe de niña, Numen e inspiración por su REGALO.

Madrid 9 de mayo 2009 Mundo Barnabita
59

BARNABITAS EN ESPAÑA

MADRID Parroquia San Antonio Mª Zaccaría C/ Fuente del Tiro, 27 Tel. 91 705 69 76 BARCELONA Parroquia San Juan Bautista C/. San Pedro, 1 Tel. 93 381 01 37 Parroquia Sant Adrià de Besós Plaza de la Iglesia, 8 Tel. 93 381 00 21 PALENCIA Residencia “Diego Martínez” C/. Miranda, s/n Tel. 979 74 47 20 Parroquias: Meneses, Villerías, Boada, Villamartín, Revilla, Pedraza, Baquerín, y Torremormojón