1

Fecha: Lunes 4 de marzo del 2013. Hora: 19:00 horas Lugar: Sede del Colegio de Médicos (Avda. del Cid nº 100 bajo)

La fractura hidráulica o “fracking” es una técnica no convencional de extracción de gas natural que se encuentra a miles de metros de profundidad, en pequeñas burbujas asociadas a la pizarra. Varias empresas del sector energético han solicitado permisos de investigación y de extracción de gas mediante esta u otras técnicas no convencionales en distintas áreas de la provincia de Burgos. Ante el desconocimiento generalizado en la población y los temores e incertidumbres suscitados por estas técnicas de extracción, el Colegio Oficial de Médicos de Burgos organiza esta mesa redonda con profesionales de diferentes campos así como responsables de la administración y de la plataforma empresarial Shale Gas España, con objeto de facilitar información para el debate sobre un tema que podría afectar la salud de los burgaleses. PONENTES: D. José Luis Simón Gómez Catedrático del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza. D. Luís Oviedo. Abogado ambientalista. Ecologistas en Acción Burgos. D. Juan Carlos Muñoz-Conde. Ingeniero de caminos. Portavoz de Shale Gas España. D. Luís Antonio Marcos Naveira Doctor en Ciencias Químicas. Coordinador del grupo de Investigación de Ciencia y Tecnología del Medio Ambiente de la UBU. D. Juan San José Pérez Médicos de Emergencias. Medina de Pomar. Burgos. D. Javier María García López. Jefe de Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en Burgos.

2

Abrió la sesión el presidente del Colegio de Médicos, doctor D. Juan José Aliende dando la bienvenida y agradeciendo la presencia en esta mesa redonda al público y a los ponentes, y presentó a éstos según sería su orden de intervención. Desde la derecha a izquierda de la imagen aparecen sentados D. José Luis Simón Gómez, catedrático del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza. D. Luís Oviedo. Abogado ambientalista. Ecologistas en Acción Burgos. D. Juan Carlos Muñoz-Conde, Ingeniero de caminos. Portavoz de Shale Gas España. El propio Dr. Aliende. D. Luís Antonio Marcos Naveira Doctor en Ciencias Químicas. Coordinador del grupo de Investigación de Ciencia y Tecnología del Medio Ambiente de la UBU. Y D. Juan San José Pérez Médicos de Emergencias. Medina de Pomar. Burgos. Comentó el Dr. Aliende que el representante de la Administración había decidido no acudir por desacuerdo con el formato de la mesa y en su lugar sería leída una ponencia que envió el Sr. Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León, D. Baudilio Fernández-Mardomingo Barriuso. En estos artículos se recogen las ponencias técnicas realizadas por dichos expertos acerca del tema de la fractura hidraúlica. La presente primera parte recoge lo fundamental de la ponencia de D. José Luís Simón López.

3

La fracturación hidráulica y su potencial impacto ambiental en el subsuelo
José Luis Simón Gómez Dpto. Ciencias de la Tierra, Universidad de Zaragoza

La fracturación hidráulica o fracking es una técnica de explotación de hidrocarburos no convencionales, especialmente apta para gas de pizarra (gas atrapado en formaciones inicialmente impermeables). Consiste en la creación de fracturas nuevas, y ensanchamiento y propagación de fracturas naturales ya existentes en la roca, mediante la inyección de agua mezclada con arena y aditivos químicos a muy alta presión (hasta 70 Mpa » 700 atmósferas). Esta fracturación inducida genera una permeabilidad artificial que permite extraer el gas de forma rentable El elevado impacto medioambiental del fracking ha sido puesto de manifiesto por recientes informes elaborados o encargados por instituciones europeas como el Parlamento Europeo [1] y la Comisión Europea [2], o prestigiosos centros de investigación como el Tyndall Centre para la investigación del Cambio Climático (consorcio de nueve universidades británicas) [3]. Incluso órganos de la administración norteamericana, como la US Government Accountability Office han elaborado estudios de los que se derivan resultados críticos similares [4]. En estos informes se destacan los siguientes impactos negativos potenciales: (a) Consumo de recursos: (a.1) Elevada ocupación de suelo, debido a la superficie necesaria para el emplazamiento de plataformas de explotación (entre 1 y 2 ha cada plataforma para una batería común de 6 pozos), así como para los numerosos caminos de acceso necesarios. El desarrollo extensivo de este tipo de explotación supone un cambio drástico de usos del territorio, y la imposibilidad de compatibilizarlos con muchos usos tradicionales. (a.2) Gran consumo de agua (en torno a 15.000 m3 por cada operación de fracking). Estas cantidades de agua bien habrían de ser detraídas de los recursos subterráneos locales o habrían de ser transportadas en camiones-cisterna.

4

(b) Peligro de contaminación: (b.1) Contaminación directa por los aditivos químicos nocivos del agua de inyección (algunos de ellos, no declarados por formar parte de secreto de patente). En condiciones normales de operación, el agua de inyección no recuperada que queda en el subsuelo (2080%) podría producir la contaminación directa del agua subterránea, y de ahí la de manantiales, aguas superficiales, abastecimientos urbanos y agropecuarios. La parte de agua recuperada debe ser tratada como residuo tóxico, y como tal tiene los riesgos derivados de un manejo inadecuado. (b.2) Contaminación por metales pesados, sustancias tóxicas (como arsénico), materiales radiactivos o aguas de salinidad extrema que existen en las capas profundas, y que el fluido inyectado a altísima presión puede movilizar hacia acuíferos cercanos a la superficie [5]. (b.3) Contaminación por el propio gas que se explota. El metano puede migrar por conductos incontrolados (red de fisuras inducidas por fracking, fracturas naturales, roturas o agrietamientos en las entubaciones, juntas deficientemente selladas entre la entubación y la pared rocosa.), tanto por el interior del subsuelo, contaminando los acuíferos, como hacia la superficie. La experiencia en Estados Unidos muestra que tales fugas son muy frecuentes, y han llegado a causar contaminación del agua de abastecimiento e incluso explosiones en viviendas. Análisis de 60 pozos de agua potable situados por encima de las formaciones Marcellus y Utica, en las que se explota gas de pizarra [5] muestran concentraciones significativas de metano de origen profundo ('geológico'), lo que indica que el gas ascendió desde las formaciones hasta los acuíferos someros a través de fisuras de fracking o por fisuras naturales. En el caso de las áreas objeto de exploración en el noreste de España (cordilleras Cantábrica e Ibérica), merece atención especial el posible impacto que la explotación de hidrocarburos mediante fracturación hidráulica tendría en los acuíferos. Es usual que en los modelos geológicos simplificados con los que se explica la técnica de fracking se represente un acuífero somero (accesible a pozos de abastecimiento convencionales; unas decenas o pocos cientos de metros de profundidad). Éste se halla siempre muy separado de las formaciones geológicas en las que opera el fracking (usualmente entre 1500 y 3000 m), existiendo entre ambos una distancia vertical de al menos 1000 m, que la industria considera más
5

que suficiente para garantizar la no contaminación del agua subterránea. Esto no es así en el NE peninsular. En la región del Maestrazgo (este de la Cordillera Ibérica), por ejemplo, el acuífero regional ocupa un enorme volumen y conecta hidráulicamente hacia el este con el Mar Mediterráneo. El acuífero tiene su almacén principal en las formaciones calcáreas del Jurásico (particularmente en las calizas y dolomías del Jurásico inferior), está limitado en su base por los niveles impermeables del Triásico superior, y se extiende hacia arriba ocupando otras formaciones calcáreas del Jurásico medio-superior y Cretácico. Las, comparativamente escasas, formaciones semipermeables que lo compartimentan no impiden que, en su conjunto, forme un volumen rocoso totalmente conectado desde el punto de vista hidráulico. Las formaciones en las que potencialmente está interesada la compañía solicitante del permiso de investigación se situarían en el Jurásico o, menos probablemente, del Triásico medio. En consecuencia, todo apunta a que las formaciones potencialmente productoras de gas, en las que habría de aplicar la fracturación hidráulica, y aquellas otras que conforman el acuífero del Maestrazgo se solapan o intercalan estrechamente en el conjunto de la región, pudiendo llegar a estar físicamente contiguas. Algo parecido ocurre en la Cordillera Cantábrica, donde varias compañías han solicitado permisos de investigación (fundamentalmente en Cantabria, norte de Burgos y Álava). Uno de sus objetivos parece ser una formación pizarrosa de edad jurásica, que yace en el subsuelo a profundidades de entre 2500 y 4000 m. A pesar de esta gran profundidad, existiría un peligro de contaminación similar al del Maestrazgo, dado que también el acuífero principal y de mejor calidad se encuentra en el Jurásico. Otras formaciones más recientes con contenido potencial en hidrocarburos están en el tránsito Cretácico inferior-superior (más someras, por tanto, que las anteriores); también sobre ellas, y a escasa distancia en la serie estratigráfica, se sitúan acuíferos colgados en las calizas del Cretácico superior. Las probabilidades de conectividad hidráulica entre la red de fisuras provocadas por fracking y las formaciones que albergan el agua subterránea son, por consiguiente, elevadas. Es muy difícil ejercer un control efectivo sobre el alcance de la fracturación hidráulica en la formación que se explota y en sus inmediaciones. En principio, el espesor de las formaciones que son objeto de explotación en Estados Unidos no suele sobrepasar los 100 m, pero las fracturas inducidas pueden propagarse varios cientos de metros por encima y por debajo de las mismas: usualmente entre 20 y 100 m, pero en algunos casos hasta 600 m [6]. Algunos investigadores consideran, además, que estos son sólo valores mínimos, puesto que han sido obtenidos por auscultación microsísmica durante episodios de fracturación hidráulica individuales. Si se consideran los sucesivos episodios de fracking a que estará sometido muy probablemente cada pozo de explotación a lo largo de su vida útil, las distancias de propagación y las probabilidades de conexión entre las capas con gas y los acuíferos aumentan (A. Ingraffea, Universidad de Cornell, comunicación personal en [7]). En consecuencia, si se aplicase la fracturación hidráulica a la explotación de gas de pizarra en las cuencas geológicas del Maestrazgo o Vasco-Cantábrica, es muy difícil garantizar la no afección a los acuíferos, dado que las fracturas propagadas a distancias del orden del centenar de metros

6

muy probablemente conectarían hidráulicamente con las formaciones contiguas permeables.

A todo ello hay que añadir la conexión hidráulica natural que ya existe a través de la red de fallas y diaclasas que corta toda la serie jurásica y cretácica. Muchas de estas fracturas se originaron durante las propias etapas tectónicas del Jurásico superior-Cretácico inferior, a consecuencia del mismo estiramiento de la corteza terrestre que produjo el hundimiento de las cuencas sedimentarias, y fueron luego reactivadas en etapas tectónicas posteriores. El resultado es una red de fracturación natural extremadamente densa y compleja, con múltiples familias de direcciones variadas, que compartimenta y desplaza las formaciones estratigráficas y contribuye decisivamente a la conexión hidráulica de los grandes acuíeros. Algunos de los informes técnicos que se han elaborado sobre los potenciales impactos de la fracturación hidrúalica [1, 2, 4] inciden asimismo en el peligro de que pueda producirse sismicidad inducida. Hay dos tipos de actividad símica que podrían inducirse. Por un lado, la provocada directamente por los eventos de creación y propagación de fracturas mediante la inyección del fluido a presión. Está demostrado que ésta no sobrepasa casi nunca el umbral de percepción humana, habiéndose registrado como máximo pequeños seísmos de magnitud Richter M = 3 [2]. Aunque éstos puedan llegar a ser numerosos, no constituyen un peligro serio. Por otro lado está la posible sismicidad anticipada que pudiera producirse en virtud de la consecuencia que la presión de fluidos tiene sobre la mecánica friccional de las fallas: dicha presión se resta de la componente normal de tensión que actúa sobre el plano de falla, mientras la componente tangencial se mantiene, facilitando así el deslizamiento de la misma [8]. Si en el entorno de la explotación existiesen fallas activas sometidas a ciclos sísmicos (ciclos de acumulación de tensiones tectónicas que culminan en movimientos bruscos de la falla y terremotos, y que pueden

7

tener periodos de recurrencia de cientos o miles de años), la sobrepresión de fluidos creada artificialmente en el subsuelo podría activar su movimiento, anticipando la ocurrencia de un terremoto que, de otro modo, hubiera tardado quizá siglos en producirse. REFERENCIAS: [1] Lechtenböhmer, S., Atmann, M., Capito, S., Matra, Z., Windrorf, W., Zittel, W (2011). Repercusiones de la extracción de gas y petróleo de esquisto en el medio ambiente y la salud humana. Parlamento Europeo, Dpto. de Política Económica y Científica, Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria. http://www.europarl.europa.eu/activities/committees/studies.do?language=ES [2] Broomfield, M. (2012). Support to the identification of potential risks for the environment and human health arising from hydrocarbons operations involving hydraulic fracturing in Europe. Comisión Europea, D.G. Medio Ambiente. http://ec.europa.eu/environment/integration/energy/pdf/fracking%20study.pdf

[3] Wood, R., Gilbert, P., Sharmina M., Anderson K. (2011). Shale gas: a provisional assessment of climate change and environmental impacts Tyndal Centre for Climate Change Research, consorcio de ocho universidades del Reino Unido. http://www.tyndall.ac.uk/sites/default/files/tyndall-coop_shale_gas_report_final.pdf [4] GAO (2012). Oil and gas. Information on Shale Resources, Development, and Environmental and Public Health Risks. US Government Accountability Office, Report to Congressional Requesters GAO-12-732, 70 pp. pp.http://www.gao.gov/assets/650/647791.pdf [5] Osborn, S.G., Vengoshb, A., Warnerb, N.R., Jackson, R.B. (2011) Methane contamination of drinking water accompanying gas-well drilling and hydraulic fracturing. Proceedings of the National Academy of Sciences USA, 108, 8172-8176. [6] Davies, R.J., Mathias, S., Moss, J., Hustoft, S., Newport, L. (2012). Hydraulic fractures: How far can they go? Marine and Petroleum Geology (in press). http://www.dur.ac.uk/resources/dei/JMPG_1575.pdf [7] Mooney, C. (2012). Los inconvenientes de la fracturación hidráulica, Investigación y ciencia (versión en español de Scientific American), enero 2012, 82-87. [8] Hobbs, B.E.; Means, W.D., Williams, P.F. (1976) An Outline of Structural Geology. John Wiley & Sons, 571 pp. Traducido en Ed. Omega, 1981, 518 pp.

8

USA:
- 40 años de experiencia en fracking - 1998: comienza “horizontal slickwater fracking” - >500.000 pozos activos

EUROPA:
- En los comienzos… - Recursos limitados

9

10

11

12

13

FRACTURA HIDRAULICA EN BURGOS
Luis Oviedo. Abogado ambientalista No cabe ninguna duda que, para bien o para mal, en estos momentos la provincia de Burgos cuenta con las mayores posibilidades de ser la primera en la que se lleve a cabo extracción de gas mediante la técnica de la fractura hidráulica. Si comprobamos la distribución geográfica de los permisos de investigación ya reconocidos o en fase de reconocimiento, observamos que la práctica totalidad de la provincia, salvo una pequeña zona del entorno de la capital, está afectada por los mismos. Es cierto que también grandes zonas de Cantabria, Soria, Palencia y el País Vasco se encuentran en la misma situación, pero los trámites administrativos están menos avanzados, salvo en el entorno de Vitoria, pero por otras circunstancias han paralizado esos proyectos. El trámite necesario para poder explotar un yacimiento de estas características comienza por la petición de un permiso de investigación en unas cuadrículas mineras, ese permiso se tramita por la Junta de castilla y León o por el Ministerio de Industria según afecte solo a territorio de la comunidad o a más de una comunidad. Existe un procedimiento público de concurrencia, a fin de que puedan personarse en el expediente aquellos que tengan interés a fin de otorgar el permiso al que mejor derecho tenga. Con el permiso de investigación reconocido, la empresa puede llevar a cabo actos de investigación de los recursos, en lo que se refiere a Burgos, estamos en este punto en varios permisos, se trata de establecer la cantidad y calidad del gas que pueda existir. En el supuesto de fractura hidráulica la investigación lleva aparejada la realización de la técnica.

PERMISOS DE INVESTIGACIÓN EN LA PROVINCIA DE BURGOS – FEBRERO 2013

SEDANO: Burgos: Merindad de Valdivielso, Los Altos, Padrones de Bureba, Poza de la Sal, Abajas, Merindad de Río Ubierna, Valle de Sedano, Montorio, Urbel del Castillo, Villadiego, Basconcillos del Tozo, Sargentes de la Lora y Tubilla del Agua.

-

Otorgado a “Trofagás Hidrocarburos, S.L.”. B.O.CyL 09/11/2011.

Perforación de nueve pozos en 4 años. Cada pozo supone perforación, estimulación por fractura y testeo de producción. Han presentado el plan de labores para el primer año, que prevé la perforación de dos pozos de investigación. La JCyL les ha solicitado la ubicación de los mismos para iniciar los trámites administrativos.

ROJAS:

-

Burgos: Abajas, Aguas Candidas, Aguilar de Bureba, Altable, Los Altos, Los Barrios de Bureba, Berzosa de Bureba, Bozoó, Briviesca, Busto de Bureba, Cantabrana, Carcedo de Bureba, Cascajares de Bureba, Comunidad de Cubo de Bureba y Santa MaríaRibarredonda, Cubo de Bureba, Encio, Frias, Fuentebureba, Galbarros, Grisalefia, Llano de Bureba,

Merindad de Río Ubierna, Miraveche, Monasterio de Rodilla, Navas de Bureba, Ona, Padrones de Bureba, Pancorbo, Partido de la Sierra en Tobalina, Piérnigas, Poza de la Sal, Prádanos de Bureba, Quintanabureba, Quintanaelez, Quintanavides, Quintanilla San García, Reinoso, Rojas, Rublacedo de Abajo, Rucandio, Salas de Bureba, Salinillas de Bureba, Santa Gadea del Cid, Santa María Ribarredonda, Santa Olalla de Bureba, Vallarta de Bureba, Valle de las Navas, Valle de Tobalina (Mancomunidad de Nueve Villas de Sopellano), Valluercanes, La Vid de Bureba, Vileña, Villanueva de Teba y Zuñeda. Solicitado por “Trofagás Hidrocarburos, S.L.”. B.O.CyL 13/07/2011. Aun no se ha resuelto.

URRACA: Álava y Burgos: Villarcayo, Medina de Pomar, Nofuentes, Trespaderne, Valle de Tobalina, Cillaperlata, Rucandio, Merindad de Valdivielso, Valle de MAnzanedo, San Zadornil y Merindad de Cuesta Urría.

-

Otorgado a “Trofagás Hidrocarburos, S.L.”. B.O.E. 29/09/2011. Se ha autorizado la transmisión de la titularidad a BNK Sedano, publicada en el BOE 04/01/2013.

Perforación de nueve pozos en 5 años. Cada pozo supone perforación, estimulación por fractura y test de producción.

BURGOS-4: Soria, La Rioja y Burgos: Neila, Quintanar de la Sierra, Regumiel de la Sierra, Canicosa de la Sierra y Vilviestre del Pinar. Solicitado por “Trofagás Hidrocarburos, S.L.”. B.O.E. 22/12/2011. Aun no se ha resuelto.

GRAN ENARA: País Vasco, Navarra, Cantabria y Burgos: Treviño, Valle de Losa, Valle de Mena, Berberana y Junta Traslaloma. Permiso “Enara” otorgado a “Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi, S.A.”. B.O.E. 19/12/2006.

Permiso “Usapal” otorgado a “Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi, S.A.”. B.O.E. 18/02/2008. Permiso “Usoa” otorgado a “Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi, S.A.”. B.O.E. 18/02/2008. Permiso “Mirua” otorgado a “Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi, S.A.”. B.O.E. 18/02/2008. Los cuatro permisos se concentran en “Gran Enara”. B.O.E. 14/10/2008. Cambio de titularidad del permiso de investigación pasando a ser: “Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi S.A.” 44%, “Petrichor Euskadi Coöperatief UA, Sucursal en España” 36% y “Cambria Europe Inc. Sucursal en España” 25%. B.O.E. 20/03/2012

-

Marzo 2012: Consulta sobre la necesidad de evaluación de impacto ambiental los pozos Enara9 (Castrobarto) y Enara-10 (Valle de Losa). Según respuesta emitida por el órgano encargado de la tramitación serán sometidos a EIA.

Septiembre 2012: el Ayuntamiento de VitoriaGasteiz ha denegado la licencia de obras para dos de los pozos solicitados en este municipio por insuficiencia de la información aportada por la empresa.

ANGOSTO-1:

-

Vizcaya, Cantabria y Burgos: Espinosa de los Monteros, Junta de Traslaloma, Merindad de Montija. Otorgado a “Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi, S.A.”, “Cambria Europe Inc. Sucursal de España” y “Heyco Energy Limited”. B.O.E. 19/12/2006. “En el quinto y sexto años: perforación de al menos un sondeo de exploración”. Cambio de titularidad del permiso de investigación pasando a ser: «Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi SA»: 44%., «Petrichor Euskadi Coöperatief UA, Sucursal en España»: 36% y «Cambria Europe Inc., Sucursal en España»: 20%. B.O.E. 20/03/2012. Febrero 2012: Consulta sobre la necesidad de evaluación de impacto ambiental de los pozos Angosto-1 y reentrada en Espinosa CB1 (Espinosa de los Monteros). Aun no se ha resuelto.

-

LUENA: Cantabria y Burgos: Espinosa de los Monteros. Otorgado a “Repsol Investigaciones Petrolíferas, S.A.”. B.O.E. 22/01/2011. Perforación de dos pozos en 6 años. Se ha sometido a consulta sobre la necesidad de evaluación de impacto ambiental la campaña de captación sísmica. Aun no se ha resuelto.

BEZANA-BIGÜENZO: Palencia, Cantabria y Burgos: Alfoz de Bricia, Alfoz de Santa Gadea, Arija, Merindad de Sotoscueva, Merindad de Valdeporres, Sargentes de la Lora, Valle de Manzanedo, Valle de Valdebezana, Valle de Zamanzas. Otorgado a “Petroleum Oil &Gas, S.A.”. B.O.E. 02/12/2009. Cambio de titularidad del permiso de investigación pasando a ser: “Petroleum Oil &Gas, S.A.” 50%, “Repsol Investigaciones Petrolíferas, S.A.” 40% y “Pyreenes Energy Spain, S.A” 10%. B.O.E. 20/03/2012.

-

EBRO B, C, D Y E: La Rioja, País Vasco, Navarra y Burgos: Bañuelos de Bureba, Bascuñana, Belorado, Briviesca, Carrias, Castildelgado, Cerezo de Rio Tirón, Espinosa del Camino, Fresneda de la Sierra Tirón, Fresneña, Fresno de Rio Tirón, Ibrillos, Monterrubio de la Demanda, Pineda de la Sierra, Pradoluengo, Quintanilla San García, Redecilla del Campo, San Vicente del Valle, Santa Cruz del Valle Urbión, Tosantos, Valle de Oca, Valluércanes, Valmala, Villafranca Montes de Oca, Viloria de Rioja, Villagalijo. Otorgado a “Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi, S.A”, “Unión Fenosa Gas Exploración y Producción, S.A.” y “Oil & Gas Skills, S.A.” B.O.E. 29/09/2011. A la provincia de Burgos le afectan los permisos “Ebro-B” y “Ebro-C”. Se prevé un pozo exploratorio para el permiso completo. Cambio de titularidad del permiso de investigación pasando a ser: “Petroleum Oil &Gas, S.A.” 50%, “Repsol Investigaciones Petrolíferas, S.A.” 40% y “Pyreenes Energy Spain, S.A” 10%. B.O.E. 20/03/2012.

-

LIBRA: Álava y Burgos: Bozoó, Miranda de Ebro, Santa Gadea del Cid, Treviño. Otorgado a “Frontera Energy Coorporation, S.L.”. B.O.E. 29/11/2011. Perforación de un pozo de exploración, probablemente multilateral en el quinto y sexto año de vigencia . Probablemente en la zona de Treviño.

LENI: ABANDONADO Burgos y Palencia. Solicitado por “Compañía Petrolífera de Sedano, S.L.”. B.O.CyL 22/08/2011

BURGOS 1, 2 y 3: Solicitado por “Trofagás Hidrocarburos, S.L.”. B.O.CyL. 07/05/2012

“Burgos 1”: Aranda de Duero, Avellanosa de Muñó, Bahabón de Esgueva, Baños de Valdearados, Berlangas de Roa, Cabañes de Esgueva, Castrillo de la Vega, Cebrecos, Cilleruelo de Abajo, Cilleruelo de Arriba, Covarrubias, Fontioso, Gumiel de Izán, Gumiel del Mercado, Haza, Hoyales de Roa, Iglesiarrubia, Lerma, Mecerreyes, Nebreda, Oquillas, Pineda-Transmonte, Pinilla-Transmonte, Puentedura, Quemada, Quintana del Pidio, Quintana de la Mata, Santa Cecilia, Santa Inés, Santa María del Mercadillo, Santibáñez de Esgueva, Solarana, Sotillo de la Ribera, Tejada, Terradillos de Esgueva, Tordomar, Torrecilla del Monte, Tubilla del Lago, Villalba de Duero, Villalbilla de Gumiel,

Villalmanzo, Villamayor de los Montes, Villanueva de Gumiel, Zael. “Burgos 2”: Aranda de Duero, Arandilla, Arauzo de Miel, Arauzo de Salce, Arauzo de la Torre, Baños de Valdearados, Barbadillo del Mercado, Brazacorta, Carazo, Cascajares de la Sierra, Cebrecos, Ciruelos de Cervera, Contreras, Coruña del Conde, Covarrubias, Espinosa de Cervera, Hontoria de Valdearados, Hortigüela, Huerta del Rey, Jaramillo Quemado, Mambrillas de Lara, Mamolar, Mecerreyes, Nebreda, Peñaranda de Duero, Pinilla de los Moros, Pinilla del Monte, Puentedura, Quemada, Quintana del Coco, Retuerta, La Revilla, San Juan del Monte, Santa María del Mercadillo, Santibáñez del Val, Santo Domingo de Silos, Tejada, Tubilla del Lago, Valdeande, Villaespasa, Villanueva de Carazo, Zazuar. “Burgos 3”: Arauzo de Miel, Barbadillo del Mercado, Cabezón de la Sierra, Carazo, Castrillo de la Reina, Coruña del Conde, Hacinas, Hontoria del Pinar, Huerta del Rey, La Gallega, Mamolar, Moncalvillo, Monasterio de la Sierra, Palacios de la Sierra, Pinilla de los Barruecos, Rabanera del Pinar, La Revilla, Salas de los Infantes, Valle de Valdelaguna, Villanueva de Carazo, Vilviestre del Pinar. PALENCIA 2: Palencia y Burgos: Los Balbases, Barrio de Muñó, Belbimbre, Castellanos de Castro, CastrilloMatajudíos, Castrojeriz, Celada del Camino, Ciadoncha, Estepar, Grijalba, Hontanas, Hornillos del Camino, Isar, Mahamud, Mazuela, Olmillos de Muñó, Padilla de Abajo, Palazuelos de Muñó, Pampliega, Pedrosa del Príncipe, Peral de Arlanza, Presencio, Royuela de Rio Franco, Santa María del Campo, Sasamón, Tamaron, Torrepadre, Valles de Palenzuela, Villahoz, Villadelmiro, Villanueva de Argaño, Villaquirán de la Puebla, Villaquirán de los Infantes, Villasandino, Villaverde-Mogina, Villazopeque, Villodrigo. Solicitados por “Trofagás Hidrocarburos, S.L.”. B.O.CyL 7/05/2012

-

PALENCIA 4: Segovia, Valladolid, Palencia y Burgos: Anguix, Cobos de Cerrato, La Cueva de Roa, Fuentelisendo, Haza, Mambrilla de Castrejón, Nava de Roa, Olmedillo de Roa, Pedrosa de Duero, Roa, Royuela de Río Franco, San Martín de Rubiales, Torresandino, Tórtoles de Esgueva, Valdezate, Villaescusa de Roa, Villafruela. Solicitado por “Trofagás Hidrocarburos, S.L.”. B.O.CyL 25/06/2012

-

GALILEO: - Cantabria, Castilla-León y País Vasco. En Burgos: Merindad de Montija, Valle de Mena. Solicitado por “Montero Energy”. B.O.E. 19/09/2012.

REACCIONES En Burgos existe una asamblea provincial contra la fractura hidráulica formada por muchas personas de toda la provincia que a título individual se han unido contra para plantar cara a este problema. Ha llevado a cabo numerosos actos públicos contra la fractura, editado numerosas

publicaciones, explicando que es, que supone, que problemas conlleva y donde se ubican los permisos y los primeros pozos....

Ha presentado alegaciones a todos los permisos y todos los trámites que se han o están realizando. Un buen número de Ayuntamientos se ha posicionado contra la fractura hidráulica en sus municipios, empezó Viliviestre del pinar y tras él son más de 30 los que han adoptado acuerdos plenarios en ese sentido, destacar Aranda de Duero, Briviesca, Espinosa de los Monteros , Oña, poza

Futuro del fracking en Burgos
¿Qué se puede hacer?
Asistencia a asambleas y reuniones de trabajo Contactar con asociaciones y colectivos Contactar con administraciones: alcaldías, concejales, juntas vecinales,… Contactos con empresas, asociaciones culturales, sindicales, universidad,… Organizar charlas y eventos Creación de grupos de trabajo y asambleas de zonas afectadas. Repartir materiales de difusión Colaborar en el boletín contra la fractura hidráulica Ayuda en la difusión: fotocopias, carteles, banderas, firmas,… Traducción de textos: inglés, francés,…

Y CUALQUIER OTRA COSA QUE SE OS OCURRA…

SITUACIÓN ACTUAL .- La sociedad de hidrocarburos de Euskadi, 44%, petrichor euskadi cooperatief UA sucursal España, 36 & y cambria europe onc. sucursal en España 20% son titulares del llamado permiso GRAN ENARA, está tramitando prospectar dos pozos, enara 9 y enara 10 en la provincia de Burgos, uno en Castrobarto, al lado de Quincoces de Yuso y otro en el valle de losa, en estos momentos se está en el trámite de decidir si deben ser, o no, sometidos a evaluación de impacto ambiental. El primero es una perforación de 3030 metros y el segundo de 5089 .- Las mismas sociedades y en igual porcentaje son titulares del permiso ANGOSTO, que pretende reentrar en un antiguo pozo denominado CB1, con una profundidad de 4571 metros en Espinosa de los Monteros, y abrir uno nuevo también en Espinosa de los monteros de 2530 metros actualmente, los dos, en fase de decidir si debe o no someterse a evaluación de impacto. .- La compañía TROFAGAS , hoy sustituida por BNK Sedano ha solicitado la apertura de dos pozos en el permiso Sedano, sin haber fijado ubicación concreta.

FUTURO DEL FRACKING

burgosfracturahidraulicano2012@gmail.com www.fracturahidraulicano.info www.fracturahidraulicaenburgosno.tk

FRACKING TERCERA PARTE

D. Juan Carlos Muñoz-Conde. Ingeniero de caminos. Portavoz de Shale Gas España.

Aunque las opiniones mayoritariamente en contra hoy aquí son muy respetables por estar suscritas por personas expertas que las basan en estudios y análisis de sus perspectivas, me corresponde a mí dar una visión algo más general del tema de lo que se puede abarcar aquí. No debe ser visto [este tema] como una confrontación del mundo (todo el mundo) contra la industria. Esto no es más que una técnica industrial más, que se ha desarrollado en los últimos años fundamentalmente en EEUU y Canadá, en forma de proceso tecnológico, de I + D (investigación y desarrollo). Pues la fractura hidráulica es el resultado de una evolución técnica que procede del mundo de la prospección petrolera desarrollada en los últimos cincuenta años, especialmente en los últimos treinta. Tendemos a creer que treinta años es poco; pero ante la velocidad a la que evoluciona la tecnología de las industrias en general, treinta años supone una evolución muy grande. Pensad en la evolución en los últimos treinta años de la industria farmacéutica o química. Pues a la industria del petróleo le ocurre lo mismo. Es una industria probada que, con un proceso de innovación constante obligado por la evolución hacia la complejidad de los yacimientos de petróleo, ha obligado constantemente a innovar. Antes los yacimientos de petróleo era muy sencillos de extraer; pero nos estamos acercando ya al pico de petróleo, con yacimientos cada vez más difíciles a los que la industria ha tenido que responder innovando las técnicas de extracción. Hoy prácticamente todos los nuevos yacimientos son en el mar (Offshore), con profundidades de agua de miles de metros. Es decir, el coste y las técnicas son dificilísimas. Y al mejorar esos yacimientos es como apareció la técnica de la fracturación hidráulica. Es decir, la fracturación hidráulica aparece en el seno de la industria petrolera convencional. Y regida por proceso de innovación, se vio que se podía aplicar a esa roca madre, probándose con éxito en ella.

1

En Europa y sobre todo en España no tenemos una tradición petrolera sino ladrillera. En cambio en Estados Unidos y Canadá sí la tienen y por eso han desarrollado sin problemas esta industria. Las fotografías vistas hoy aquí sobre la ocupación del terreno son reales en términos de extensión, pero hay que pensar que estados unidos tiene una extensión equivalente a veinte veces España. Y no siempre se han hecho bien las cosas. Pero en Canadá, bajo leyes estrictas hay que saber que en el estado de

Alberta, donde conviven más de seiscientos mil pozos con uno de los graneros del mundo con total normalidad. La torre del pozo de petróleo se ha convertido en un icono anti-petrolero. Pero en la realidad, el pozo está presente poquísimo tiempo, y lo que está presente casi todo el tiempo es una estructura básica sin torre, que no altera el paisaje (ver imagen del paisaje de la página 1) Otra cosa que diferencia Europa y España respecto de Estados Unidos es que la protección aquí del uso del suelo es muy grande, muy garantista, por lo que la sobreexplotación desordenada no podría llegar a ocurrir nunca en nuestro país. Otra cosa adicional es que en Estados Unidos el propietario del terreno lo es también del subsuelo, con lo que es él quien decide comercializarlo o no, vendiéndolo a una empresa que lo extrae y así nace la especulación. En cambio en España cada explotación sigue un cauce administrativo prolongado, en que se exige una serie de estudios, mediciones, evaluación por comités de técnicos, que finalmente acabarán o no en permiso para explotar. Y de forma transparente para que todo el mundo vea todo lo que se va a hacer. Hay que acabar con estos mitos que pretenden crucificar lo que no es más que una técnica –la fractura hidráulica-. Una técnica que se desarrolla con seguridad, una técnica probada dentro de la extracción de hidrocarburos. Existen ejemplos en los medios de comunicación de actuaciones e investigaciones anti-fracking, responsabilizando a ésta técnica de

2

terremotos sólo en base a permisos solicitados, aun sin haberse producido ninguna prospección, como ha pasado en Granada recientemente. Hay medio millón de pozos explotados en Estados Unidos, unos treinta y cinco mil nuevos al año, resultando en una experiencia más que suficiente para afirmar que la técnica de fractura hidráulica es segura, o no menos segura que cualquier otra actividad industrial. Ni terremotos, ni temas de intoxicación, etc.

Por otro lado hay cada vez más estudios, que relacionan todo tipo de efectos medioambientales con numerosos aspectos de la geología, actividades humanas, etc., pero no los hay que demuestren efectos perniciosos para la salud de la fractura hidráulica. Ahora esta técnica tan probada en América llega a Europa y los líderes políticos e instituciones emiten sus opiniones y dictámenes y hacen sus leyes. Por ejemplo, muy recientemente el portavoz de la Comisión Europea de Medio Ambiente dice que la Unión Europea considera a ésta una energía muy importante para el desarrollo de Europa. Y hay un estudio muy importante de la Comisión Europea cuyas conclusiones casi todas coinciden en que se trata de una energía

3

muy importante a realizar. Otras agencias medioambientales como la británica y la española están muy a favor de esta energía puesto que declaran que no hay ningún caso probado de contaminación de acuíferos por fractura hidráulica. Y ahora están haciendo un estudio de seis años de monitorización de más de treinta mil pozos para comprobar la seguridad de la fractura hidráulica. Hay siglos de perforación en Estados Unidos sin problemas, controlados por su agencia gubernamental del medio ambiente. Y aquí presentamos tres páginas de numerosos diferentes estudios publicados que apuntan todos en el mismo sentido de ausencia de ningún problema.

El mundo está cambiando. El Parlamento Europeo está en contra de la moratoria. El Reino Unido, en que hubo un pequeño seísmo ha dicho David Cameron que son proclives a esta técnica. En Dinamarca se está investigando. Polonia, líder europeo. Rumanía, fin de la moratoria. En Francia no les interesa porque tienen energía nuclear, 57 reactores con los que venden energía barata. En Estados Unidos y Canadá llevamos veinte años investigando una industria tremendamente sólida y técnicamente de las más avanzadas del mundo. Esto hace que el precio del gas baje a la mitad, lo que da competitividad. Es una industria que ha creado un millón de puestos de trabajo y los sigue creando. Y esto representa una revolución. Lo cual no quiere decir que no haya que tomar las precauciones convenientes. Quiero destacar que existe siempre un verdadero alejamiento entre el nivel de perforación y los acuíferos. Ver

4

esta imagen a escala dónde están situados los acuíferos de agua potable y dónde se produce la fractura, a miles de metros de rocas impermeables. Pero los acuíferos se protegen por aislamiento del pozo por técnicas muy experimentadas con tres capas de acero y hormigón, porque lo necesita el proceso de inyección de alta presión. Eso hace que sea prácticamente imposible la conexión entre el agua y la fractura.

Los aditivos, nosotros usamos sólo tres totalmente atóxicos. Antes se usaban muchos otros, pero ahora no más de doce en el total de la industria actual, y nosotros tres. Los aditivos diluidos en agua son necesarios para darle fluidez al circuito de presión que rompe la roca, disminuyendo la viscosidad, lo que permite entrar el agua en ella. Si tu separas el agua bajo la superficie de la fractura por mil o más

5

metros, y sólo una fractura entre miles alcanza una extensión hacia la superficie de hasta seiscientos metros –la casi totalidad son de cien o doscientos metros o menos- no se puede nunca conectar la fractura y el acuífero, dando seguridad total a este proceso industrial.

Nuestros aditivos además son atóxicos o mucho menos tóxicos que los usados por otras industrias como por ejemplo la farmaceútica, alimentaria, piscinas y todas las industrias del mundo. Pero los manejan de forma que no llegan de forma tóxica al ser humano ni a la naturaleza. Comparando industrias entre sí, la nuestra tiene un balance energética y de contaminación mucho más favorable que la mayoría de los demás. La nuestra no consume más agua sino menos que la gran mayoría de otras industrias como la del acero o la química o la de regadíos. Un pozo de estimulación hidráulica consume treinta mil metros cúbicos, igual que regar dos hectáreas de maíz en un año, una de alfalfa, o un campo de golf. Pero aquí lo que vamos a hacer [En Burgos, nuestra empresa] es investigación, y el proceso de investigación lleva un consumo muy bajo; y muy pocas perforaciones,

6

buscando ampliar los datos geológicos de profundidad del suelo español que son escasísimos. El objetivo es investigar. Tenemos cinco años por delante. Será un proceso investigador abierto, con

conocimiento del público, con conciencia social. Y esto es un beneficio para España, más que para la empresas, las cuales por ser multinacionales si no exploran aquí lo harán allá, por todo el mundo, como lo van a hacer por todas partes más porque esto se va a generalizar. Se nos presenta pues, una oportunidad de explotar, de conocer nuestros recursos, haciendo una explotación sostenible y ordenada de una riqueza de transición, de una energía de las más limpias de las que son posibles pero necesaria todavía pues las renovables no alcanzan a ser todavía la solución que queremos. Muchas gracias.

7

8

9

10

11

FRACKING CUARTA PARTE
D. Luís Antonio Marcos Naveira. Doctor en Ciencias Químicas. Coordinador del grupo de Investigación de Ciencia y Tecnología del Medio Ambiente de la UBU.

Voy a intentar aportaros desde mi conocimiento dos puntos de vista: Uno desde mi faceta de profesor de la Universidad de Química donde me dedico al estudio de las aguas subterráneas. Y otro desde el punto de vista de concejal de un pequeño pueblo (Ravanera del Pinar) afectado también por los permisos de explotación, y en cuyo pleno municipal acordó por unanimidad declararnos contrarios a esta tecnología. No quiero resultar alarmista pues la industria ha cambiado muchos de sus procedimientos y habrá quien lo está haciendo bien y quien mal, pero se está desarrollando por ahora con una gran normalidad en Estados Unidos con mucha experiencia acumulada. No existe unanimidad en absoluto sobre sus resultados, ni sobre sus incidentes declarados. Existe una prevención. En nuestro país por ejemplo varios parlamentos autónomos se han declarado en contra del fracking (Aragón, Cantabria, Galicia). Y otros países que también se han declarado en contra de esas técnicas, como Francia, Irlanda del Norte, Quebec o Bulgaria. El pasado viernes una encuesta realizada por la Diputación provincial de Burgos ha puesto en evidencia que la gran mayoría de los ayuntamientos encuestados, se manifestó en contra. Hay un extenso informe elaborado recientemente por el parlamento europeo descargable en internet de más de 100 páginas que tiene muchísimo interés por su contenido científico y social. Y este documento lo que destaca es que existe una falta de conocimientos en profundidad sobre los efectos de esta técnica. No dice ni que sea buena ni mala, sino que existe una demanda de más estudios y exige o reclama una regulación y toma de posición conjunta para toda la Unión Europea. Dado lo lento de la toma de decisiones a nivel de entidades europeas quizá se haya desfasado esta técnica antes de alcanzar acuerdo alguno. En la Universidad hemos buscado documentos científicos en nuestra base de datos principal, que contiene los principales estudios en las mejores revistas que cuentan con la máxima garantía. Había 125 citas bibliográficas. También hemos compilado artículos del Google académico, una de las muchas opciones de Google. Resultado, 4290 artículos. Pues bien, las palabras clave que aparecen citadas más veces son: Inseguridad, contaminación, implicaciones sobre la salud, flujo de salmueras, ecotoxicidad, falta de información, materiales peligrosos, movilidad de contaminantes geogénicos, emisiones de metano. Es decir, frente a quienes nos dicen que esto se hace en todos los lugares, funciona bien y no hay ningún tipo de riesgo, la comunidad científica que está realizando estudios sobre estos temas, está preocupada. En cuanto a las aguas subterráneas o acuíferos, mi objeto habitual de estudio e investigación en la Universidad, lo primero a destacar es que frente a tantos retos como el cambio climático, el agua es un factor clave que tenemos que preservar. Y el agua subterránea que está enterrada es muy vulnerable y va a ser quizá uno de los recursos que más falta va a hacer y más vamos a valorar. Porque los modelos de predicción del cambio climático nos señalan que vamos a sufrir fenómenos extremos, desde fuertes Página | 1

inundaciones hasta intensas sequías. Y el agua subterránea es como un embalse, una esponja empapada de agua. La provincia de Burgos contiene casi un millón de hectómetros cúbicos de agua subterránea. En comparación, los dos embalses que abastecen a Burgos cuando están llenos no suman cien hectómetros cúbicos (diez mil veces menos). El movimiento de entrada y salida de agua de esos acuíferos está en torno a 1200 hectómetros cúbicos/año. Haciendo una división del volumen total partido por el volumen de recambio anual, nos sale que una gota de agua está de promedio unos ochocientos años dentro del acuífero. Hay acuíferos mucho más rápidos como los del Ojo de Guareña y otros en que el agua está miles de años. Lo que nos lleva al conocimiento de que cualquier cosa que hagamos con el agua subterránea hay que tener cuidado pues no es tan fácil de arreglar. Estos acuíferos están comunicados entre sí. Las dispositivas puestas antes sobre que los acuíferos están todos a la misma profundidad bajo la superficie no es aquí así. Aquí la geología está muy fracturada. Existen numerosos diapiros, fracturas, una geología que permite la comunicación del agua con mucha facilidad, comunicación que se puede incentivar o acelerar con estas prácticas de sondeos y sus extracciones horizontales que aún aumentarían la permeabilidad entre todas las capas. La contaminación de las aguas subterráneas si se produce es muy compleja. Un ejemplo: si alguien tira un bidón de combustible o aceite al río Arlanzón, se detecta fácilmente en el momento y pueden capturar al culpable, y en quince días el río se ha recuperado. Pero si ese mismo bidón se entierra en el acuífero no notamos nada al principio, sino que dentro de varios años, unos vecinos que usan un pozo detecta un mal olor. Y entonces costaría muchísimo determinar de dónde viene ese mal olor o dónde se enterró ese depósito, y todavía costará más recuperar el acuífero. Estaríamos hablando de que tendríamos que extraer el acuífero, depurarlo y volverlo a depositar en su lugar. Es verdad que en el fracking se producen muchas sustancias como biocidas, surfactantes, sales, hidrocarburos. Pero no nos hablan de un tema que nos preocupa especialmente a los hidroquímicos como es el tema de los contaminantes endógenos. Lo peor no son las técnicas de fractura en sí sino lo que dejamos salir: Materiales que son inocuos cuando están enterrados a tres mil metros pero que si entran en contacto con aguas subterráneas o la superficie pueden darnos muchísimos problemas: Substancias radiactivas como radio o gas radón que es muy problemático, metales pesados (plomo, cadmio, mercurio, cinc, aluminio, cromo); compuestos orgánicos como hidrocarburos aromáticos policíclicos, metanos, sulfuros, salmueras, y arsénico. Hay un caso de contaminación geológica en nuestra provincia de aguas subterráneas por este venenoso compuesto, el arsénico, que se liberó por actividades humanas de regadíos con acuíferos. La salinidad del agua contaminada por salmueras como consecuencia del fracking es un tema que causa preocupación en Estados Unidos. Por otro lado está el tema de la liberación de gases como metano, como el que se presenta durante la actividad de extracción desde el lugar del pozo de

Página | 2

excavación. El pozo libera mucho metano y cada molécula de metano tiene un efecto invernadero equivalente a veinticinco moléculas de dióxido de carbono. Desde el punto de vista de ciudadanos de pueblos pequeños “beneficiados” por una administración que se acuerda de nosotros sólo para traernos empresas que vienen a “salvarnos la vida” a las comarcas, también reflexionamos sobre el significado de todo esto de la extracción de gas. El gas es un combustible fósil. Es el pasado. Si pensamos que esto es el futuro, estamos muy equivocados. El futuro son las energías renovables y limpias como la energía solar, la eólica, la biomasa, y sobre todo el ahorro de energía propiciando el consumo razonable. Ahora se nos pide que nuestro ambiente natural con nuestros bosques, parajes, monumentos, plantas rarísimas, animales como lobos, yacimientos paleo-botánicos, casas rurales, ganado, agricultura…. y algún día hasta tendremos internet…. se nos llene de grandes empresas que exploten el monte, monten sus plataformas, hagan sus caminos, realicen sus fracturaciones, dejen el paisaje alterado y se vayan tras extraer lo que querían. Y tras varios años descubramos que nuestros acuíferos han quedado contaminados. Y todo eso nos da miedo. Como cuando íbamos hace sesenta años a ser todos ricos gracias al petróleo encontrado en Burgos, y ¿Cuáles han sido las consecuencias tras más de cincuenta años de continua extracción? La población de la zona ha descendido hasta límites similares a los considerados territorios desérticos. Si eso es lo que nos trae la industria petrolera, la desertización de nuestros territorios, yo no sé si eso es lo que quiero. Muchas gracias.

Página | 3

FRACKING QUINTA PARTE
D. Juan San José Pérez Médicos de Emergencias. Medina de Pomar. Burgos. Yo voy a hablarles desde la perspectiva de médico de urgencias que es lo que soy y también desde la perspectiva de habitante preocupado de la zona norte de Burgos. Y voy a contar por qué todo esto me preocupa. Hay muchas cosas en las que discrepo con el Sr. Juan Carlos Muñoz que paso inmediatamente a comentar. En primer lugar voy a comentar unos principios muy básicos de toxicología. Un aspecto es que no es suficiente con que exista un tóxico en el medio ambiente para que se produzca un daño. Sino que además es necesario que haya una vía por la que (ese tóxico) entre en el ser humano. Luego, no siempre ocurre que a mayor dosis mayor toxicidad, p.e. los disruptores endocrinos son substancias que producen más daño a baja dosis. Además no siempre la misma dosis aplicada a distintas personas tiene el mismo efecto. Y el tiempo de exposición también es interesante, pues hablamos de que pequeñas concentraciones de tóxico actuando durante mucho tiempo alcanzan una alta toxicidad. He dividido el tema de cómo pueden llegar los contaminantes al ser humano y afectar a la salud en tres partes: La primera es a través de la contaminación del aire. En la cercanía de las plataformas de extracción el aire se va a contaminar de varias maneras. Trazando una cuadrícula rectangular de unos diez kilómetros cuadrados (el área explotada por un pozo en su versión menos intensiva), llevado a un mapa de Google. ¿Por qué pongo un mapa? Pues porque hay que llevar toda la enorme cantidad de material para montar un pozo a un área de una a dos hectáreas de superficie. Empezando por el agua que necesita inyectar un pozo, ello supone veinte mil metros cúbicos, equivalente a 1700 viajes de camión-cisterna de doce mil litros, sumados a los camiones para llevar arena –cientos- y el resto de material. Si en cada área cuadriculada hay que hacer varios pozos y en cada pozo consume esa cantidad de agua, arena transportadas por tantos camiones, sale un número enorme de camiones con la contaminación propia de quemar gasoil. Otra contaminación del aire es la que produce el propio pozo a través del flow–back, el agua a presión que se recupera y vuelve al pozo liberando con ella gran cantidad de metano durante el proceso previo a la extracción del gas. Aunque dura unos días y puede parecer poco importante, vamos a fijarnos Página | 1

en este video que capta el calor de los gases y se ve la gran cantidad de metano que está escapando del pozo. Otra contaminación del aire procede de las propias balsas que algunas empresas disponen para guardar sus líquidos con productos químicos (otras usan tanques cerrados en los que no habría este problema), con lo que esos líquidos expuestos a la atmósfera usan pulverizadores para evitar que rebasen

el nivel de la piscina. Con lo que los compuestos se volatilizan pasando a la atmósfera. Del gasóleo del tráfico pesado que hablábamos antes se derivan el óxido de nitrógeno que produce enfermedades respiratorias y cardiovasculares, los compuestos orgánicos volátiles como benceno, metilbenceno, tolueno, xileno. Los dos primeros son cancerígenos demostrados; producen leucemia mieloide aguda; xileno y tolueno producen neurotoxicidad. Las sustancias radiactivas que están en la roca cautivas, al quedar liberadas una de ellas es el Radón 222, que es la segunda causa conocida de cáncer de pulmón tras el tabaco. El metano no es tóxico en sí mismo pero es inflamable y cuando se acumula como gas respirable produce asfixia al desplazar al oxígeno, como pasa en los focos sépticos por respiración de metano. El ozono, 03, se produce al actuar la luz solar sobre los compuestos volátiles, también produce daños en la salud tanto en niños como en adultos, como el enfisema o enfermedades respiratorias pues interfiere en las defensas naturales. Hay otras partículas finas y gruesas derivadas de la combustión Página | 2

diesel. Las gruesas son atrapadas a nivel respiratorio produciendo taquipnea y arritmias cardiacas. Las finas pasan del pulmón a la sangre aumentando el riesgo de arteriosclerosis y accidentes cerebrovasculares. Si bien no hay estudios que relacionen la fractura hidráulica con estas patologías intermediando tales tóxicos, sí que hay múltiples otros estudios que valoran la exposición a tóxicos ambientales y resultados perniciosos en la salud humana. El siguiente artículo relaciona la exposición al benceno de embarazadas con la espina bífida de niños. Se titula “Maternal Exposure To Ambient Levels Of Benzene and Neural Tube Defects among Offsprings: Texas 1999-2004” [Exposición materna a niveles ambientales de benceno y defectos del tubo neural entre la descendencia: Texas, 1999-2044] Concluye que “Nuestro análisis sugiere que la exposición materna a niveles ambientales de benceno se asocia con la prevalencia de espina bífida entre la descendencia”. Otro estudio en una línea similar se titula “Maternal Personal Exposure to Airborne Benzene and Intrauterine Growth” [Exposición materna al benceno del aire y crecimiento intrauterino]. Obtiene una correlación entre exposición y bajo crecimiento al término del embarazo en mujeres no fumadoras. Su conclusión añade que “El benceno es un marcador de la exposición a los contaminantes aéreos relacionados con el tráfico”. Otro estudio relaciona leucemia infantil y contaminantes del aire. Se titula “Chilhood Lymphohematopoietic Cancer Incidence and Hazardous Air Pollutants in Southeast Texas, 1995-2004” [Incidencia de cáncer linfohematopoyético en la infancia y contaminantes aéreos peligrosos en el Suroeste de Texas, 1995-2004]. Conclusión: “Nuestro análisis exploratorio sugiere que los niveles ambientales estimados de benceno y 1,3,-butadieno pueden contribuir a tasas elevadas de leucemia infantil“ En segundo lugar existe también una contaminación acústica y luminosa por el trabajo continuado de extracción y perforación en las cercanías del pozo, muy ruidoso y de 24 horas al día. Para los vecinos colindantes puede suponer una fuente de estrés crónica con las correspondientes patologías asociadas. La tercera cosa a añadir es la contaminación del agua, quizá lo que más nos preocupe. Lo que depende en parte de los aditivos usados por la industria en menor medida, pero lo más preocupante es lo que

Página | 3

viene de abajo que se ha disuelto. Pueden llegar disueltas con el agua sustancias realmente peligrosas como benceno, tolueno, etc., materiales radiactivos que existen de manera natural, metales pesados como arsénico, estroncio, cadmio, y que producen cáncer algunos de ellos, etc. Aquí vemos en el estudio “Radium Content of Oil- and Gas-Field Produced Waters in the Northern Appalachian Basin (USA): Summary and Discussion of Data“, [“Contenido en radio de las aguas de desecho de campos de petróleo y gas de la Cuenca Apalache Norte (USA): Resumen y discusión de datos”], que incluye la grandiosa explotación “Marcelus”. El estudio está elaborado por el Departamento Americano de Interior y por el Servicio de Vigilancia Geológica de los Estados Unidos. Y el estudio dice que “En medios superficiales y del subsuelo poco profundos, el radio puede ser relativamente soluble, y, por tanto, móvil en el agua subterránea. El radio puede suponer un peligro potencial para la salud si se libera al medio ambiente”. Otra cosa que dice es que las aguas de Marcelus contienen unas cantidades de radio elevadas: 5490 picoCurios por litro en las aguas que afectan al Estado de Nueva York, y en Pensilvania 1727 pCu/L. Cuando se comparan con los límites legales permitidos que ascienden a 60 pCu/litro, (“El límite de radio total para vertidos industriales es de 60 pCi/L, el límite en el agua de bebida es de 5 pCi/L (U.S. EPA ) destacando además el informe que “ Actividades de radio total elevadas caracterizan a las aguas de desecho de la formación Marcellus”, que puede tener importancia para la salud. La pregunta es ¿Cómo han llegado esos contaminantes a las aguas de consumo, si no deberían haber salido del interior de la tierra? Y aquí hay bastante controversia. ¿Comunicación directa entre formaciones de tierra y los acuíferos salvando tres mil metros de profundidad? Pues hay estudios que señalan que hay evidencias de migración de contenidos salinos. Por tanto un líquido procedente de la fracturación podría encontrar vías para llegar arriba. Ejemplo de esto sería el trabajo: “Potential Contaminant Pathways from Hydraulically Fractured Shale To Aquifers”, [Vías potenciales de contaminación desde pizarra fracturada hidráulicamente a los acuíferos]. Y en segundo lugar el titulado “Geochemical Evidence for possible natural migration of Marcellus Formation brine to shallows aquifers in Pennsylvania” [Evidencia geoquímica de posible migración natural de contenido salino desde la formación Marcellus a los acuíferos superficiales en Pennsylvania]. Otra hipótesis, es que fallan las protecciones de cemento de los pozos, y a este respecto tenemos datos del Departamento de Protección Ambiental del Estado de Pensilvania de que en 2010, de 1454 pozos explorados detectó fallos en 90 (un 6%); y el mismo porcentaje en 2011. Y se pusieron multas a los perforadores por ejercer mal la perforación. Y ha habido múltiples otros casos de que por mala práctica de los perforadores se han contaminado manantiales en Estados Unidos. Si bien, como dice la industria, esto no demuestra que la responsable de tales contaminaciones sea la fractura hidráulica; y aunque aparezcan correlación estadística en los estudios entre nivel de metano de las aguas y la distancia a los pozos (Ref. bibliografía 7), todavía no existen pruebas directas. Por ahora son sólo indicios fuertes que deben hacer proseguir las investigaciones sobre el impacto de estas técnicas.

Página | 4

Bibliografía: 1.- “Maternal Exposure To Ambient Levels Of Benzene and Neural Tube Defects among Offsprings: Texas 1999-2004” Philip J. Lupo et al. Environmental Health Perspectives • volume 119 | number 3 | March 2011. 2.- “Maternal Personal Exposure to Airborne Benzene and Intrauterine Growth” Rémy Slama et al. Environmental Health Perspectives • volume 117 | number 8 | August 2009. 3.- “Chilhood Lymphohematopoietic Cancer Incidence and Hazardous Air Pollutants in Southeast Texas, 1995-2004”. Kristina W. Whitworth et al. VOLUME 116 | NUMBER 11 | November 2008 • Environmental Health Perspectives. 4.- “Radium Content of Oil- and Gas-Field Produced Waters in the Northern Appalachian Basin (USA): Summary and Discussion of Data“, Scientific Investigations Report 2011–5135. U.S. Department of the Interior and U.S. Geological Survey (Available online at http://pubs.usgs.gov/sir/2011/5135/) 5.- “Potential Contaminant Pathways from Hydraulically Fractured Shale To Aquifers”, by Tom Myers. Vol. 50, No. 6–GROUND WATER–November-December 2012 (pages 872–882). 6.- Geochemical Evidence for possible natural migration of Marcellus Formation brine to shallows aquifers in Pennsylvania”. Nathaniel R. Warner et al. www.pnas.org/cgi/doi/10.1073/pnas.1121181109 7.- “Methane contamination of drinking water accompanying gas-well drilling and hydraulic fracturing” Stephen G. Osborn et al. 8172–8176 ∣ PNAS ∣ May 17, 2011 ∣ vol. 108 ∣ no. 20

SEXTA PONENCIA: LA VISIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN
Carta a los alcaldes de los municipios afectados en Burgos por las futuras actividades de pozos de investigación del gas escrita por D. Baudilio FernándezMardomingo Barriuso, Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León. Querido Alcalde: Conozco la inquietud que en esa zona, y en tu Ayuntamiento especialmente, están despertando las concesiones para la investigación de gas pizarra mediante fractura hidráulica (fracking). Las concesiones son de dos tipos: aquellas que afectan a más de una Comunidad Autónoma son otorgadas por el Estado, y en caso de afectar sólo a nuestra Comunidad se otorgan por la Junta de Castilla y León. Sé también que alguna empresa de las que tiene permisos para investigar se ha reunido con determinados ayuntamientos para explicar todos los pormenores técnicos y así desmentir algunas falacias que circulan por internet respecto a la fractura hidráulica. De la misma forma se convocó una reunión con los miembros de la Ponencia técnica y la Comisión de Prevención Ambiental para explicar todos los detalles y aclarar cuantas dudas que pudieran existir. Pero además de los condicionantes puramente técnicos, en los que no voy a entrar por estar lo suficientemente aclarados, existen las condiciones administrativas respecto al medio ambiente, que quizá sea la cuestión que mas inquietud provoque en determinados sectores. Dichas condiciones administrativas constituyen un elemento fundamental para dotar al proceso de investigación en gas Página | 5

pizarra mediante fracking de todas las garantías necesarias, y sin duda han de ser una herramienta más a la hora de la toma de postura del Ayuntamiento que presides. Paso a pormenorizarte dichas condiciones. Aclarar en primer lugar que las concesiones amparan para actividades de investigación, no extractivas, y lo son por un tiempo limitado. En caso de encontrar gas en cantidad que permita la rentabilidad de su explotación se procederá a la misma. Al tratarse de actividades de investigación minera en gas, no están obligatoriamente sometidas al procedimiento de evaluación de impacto ambiental según la legislación estatal, y dicho procedimiento no sería necesario a no ser que se alcanzaran los 500.000 m3 de gas diario, lo cual no va a suceder en ningún caso tratándose de investigación. A pesar de ello la Junta de Castilla y León, y esta Delegación Territorial desea expresamente que esta actividad pase por el procedimiento de evaluación de impacto para su autorización, procedimiento que despejará las dudas proporcionando todas las garantías a los ciudadanos de que los procesos de investigación cumplan todas la prescripciones medioambientales exigibles, en cuanto a utilización de materias primas (agua, arena, productos químicos) maquinaria, elementos de transporte, así como la adecuada gestión de sus productos, materiales de desecho y residuos. El procedimiento de evaluación de impacto consta de las siguientes fases:

1. Solicitud de tramitación del proyecto, acompañada del “documento de inicio” o “documento ambiental”. 2. Conformidad y envío de la documentación al órgano ambiental: Tras analizar el contenido del documento recibido, se remite al órgano ambiental para la tramitación que corresponda (Servicio Territorial de Medio Ambiente). 3. Consultas a administraciones, instituciones y personas físicas y jurídicas: El órgano ambiental, revisada la documentación del proyecto, remite copias de la misma a las administraciones públicas afectadas y personas físicas o jurídicas para que éstas informen. En esta fase del procedimiento, una de las administraciones consultadas es la administración local, dado que se solicitan informes sobre la documentación del proyecto tanto a los Ayuntamientos implicados como a las Entidades locales menores. 4. Elaboración del Estudio de Impacto Ambiental: Recibidos los informes sobre el nivel de detalle del Estudio de Impacto Ambiental, se remiten al promotor del proyecto para que éste elabore el Estudio de Impacto Ambiental. El estudio de impacto ambiental ha de contener, al menos, los siguientes datos: a. Descripción general del proyecto y exigencias previsibles en el tiempo, en relación con la utilización del suelo y de otros recursos naturales. Estimación de los tipos y cantidades de residuos vertidos y emisiones de materia o energía resultantes. b. Una exposición de las principales alternativas estudiadas y una justificación de las principales razones de la solución adoptada, teniendo en cuenta los efectos ambientales.

Página | 6

c.

Evaluación de los efectos previsibles directos o indirectos del proyecto sobre la población, la flora, la fauna, el suelo, el aire, el agua, los factores climáticos, el paisaje y los bienes materiales, incluido el patrimonio histórico artístico y el arqueológico. Asimismo, se atenderá a la interacción entre todos estos factores. d. Medidas previstas para reducir, eliminar o compensar los efectos ambientales significativos. e. Programa de vigilancia ambiental. f. Resumen del estudio y conclusiones en términos fácilmente comprensibles. En su caso, informe sobre las dificultades informativas o técnicas encontradas en la elaboración del mismo. 5. Información Pública: Recibidos el proyecto y el Estudio, se someten a información pública durante un periodo de 30 días hábiles. En esta fase del procedimiento, se comunican la puesta en información pública de proyecto y estudio a los interesados consultados en la denominada “fase de consultas”. Entre ellos se encuentran los ayuntamientos y entidades locales menores. Las alegaciones que se reciban durante la información pública se remiten al promotor para su consideración y respuesta. 6. Declaración de Impacto Ambiental: finalizado el plazo de presentación de alegaciones y su respuesta, se remiten al órgano ambiental el proyecto, el estudio de impacto ambiental y las alegaciones y respuestas a las mismas. Tras la revisión y análisis de toda la documentación en la Ponencia Técnica y, posteriormente, en la Comisión Territorial de Prevención Ambiental se adopta la resolución que conforma la Declaración de Impacto Ambiental. De la Comisión Provincial forman parte, además de Jefes de los Servicios Territoriales que tiene relación con estas materias, representantes de la Diputación, de los Municipios mayores y menores de 5.000 habitantes, la Confederación Hidrográfica del Duero, la Cámara de Comercio, Organizaciones Empresariales, Organizaciones Sindicales, Organizaciones Profesionales Agrarias y Asociaciones no Gubernamentales de Defensa del Medio Ambiente. Una amplia representación que garantiza la pluralidad y la visión completa de los temas objeto de las Declaraciones de Impacto. Dicha Declaración tiene carácter público, apareciendo en el Boletín Oficial de la Junta de Castilla y León correspondiente. Del mismo modo, la resolución se traslada a los Ayuntamientos en los que se ubica el proyecto para su conocimiento. La Declaración de impacto lleva aparejada ineludiblemente la imposición de medidas correctoras que minimicen los efectos negativos que la actividad, en este caso la investigación en gas mediante fractura hidráulica pueda tener sobre el medio ambiente. De la misma forma se realiza durante el desarrollo de la actividad un seguimiento para comprobar el cumplimiento de dichos condicionantes. Con posterioridad a la Declaración de Impacto, será necesario otorgar la licencia ambiental por parte del Alcalde del Ayuntamiento de que se trate. La concesión de la licencia deberá necesariamente recoger los condicionamientos ambientales surgidos en la declaración de impacto. Este procedimiento da las garantías en todas y cada una de sus fases que se escucha a todos los interesados, en especial a la Administración Local, se respetan las condiciones ambientales en cuanto a materias primas, alteración paisajística, etc., se establecen unos estrictos condicionantes

Página | 7

medioambientales y se realiza un seguimiento de la actividad. El incumplimiento de las condiciones impuestas acarrean que pueden llegar a la retirada de la licencia. Espero con estas precisiones haber aclarado cuestiones administrativas que dan a cualquier procedimiento plenas garantías de respeto a la salud de las personas y el medio ambiente. En todo caso, para cualquier duda que se presente en torno a estos proyectos puedes dirigirte al jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente, Javier María García o al de Industria, Mariano Muñoz. Yo mismo me pongo a tu disposición para cualquiera de los pormenores relacionados con este caso. Recibe un saludo. Burgos, 17 de Julio de 2012 .

Página | 8

FRACKING SEXTA PARTE, EL DEBATE (FINAL)

Tras las ponencias empezó el turno de preguntas del público a los ponentes y la discusión de los distintos puntos de vista. Este reportaje recoge las preguntas que se suscitaron y las respuestas a que dieron lugar, sin más orden que en el que espontáneamente sucedieron. PONENTES:

D. José Luis Simón Gómez Catedrático del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza. D. Luís Oviedo. Abogado ambientalista. Ecologistas en Acción Burgos. D. Juan Carlos Muñoz-Conde. Ingeniero de caminos. Portavoz de Shale Gas España. D. Luís Antonio Marcos Naveira Doctor en Ciencias Químicas. Coordinador del grupo de Investigación de Ciencia y Tecnología del Medio Ambiente de la UBU. D. Juan San José Pérez Médicos de Emergencias. Medina de Pomar. Burgos. Pregunta: Dirigida al Dr. San José, ¿Qué datos hay en Estados Unidos en cuanto a problemas para la salud humana? Respuesta Dr. San José.- Pruebas o datos contrastados de afectación humana como tal, no. Faltan estudios. Lo que sí hay son indicios serios en número de centenares. Indicios que relacionan pozos de fracturación con enfermedades sucedidas poco después en animales o humanos, pero que no terminan de demostrar la vinculación causal. Respuesta D. Juan Carlos Muñoz-Conde.- Al escuchar a los ponentes he constatado mis sospechas de que más que evidencias científicas y el poco conocimiento de las técnicas del fracking que algunos ponentes han declarado tener, he encontrado posiciones políticas. Prácticamente se pueden desmontar punto por punto las intervenciones de los dos últimos ponentes, porque han hablado de aguas subterráneas y la salud, pero ninguna relación con la fractura hidráulica. Respondiendo a la pregunta, esta industria que funciona desde hace treinta años no ha constatado ningún problema para la salud. He traído tres hojas de 1

estudios científicos y ninguno atestigua contaminación de acuíferos por fractura hidráulica, así como tampoco ningún otro tipo de contaminación que afecte a la salud humana. El Dr. San José ha aludido a la producción de CO2 por quema de gasóleo dentro de los pozos, pero es que eso dura sólo cuatro horas de la vida de un pozo: Una cosa ridícula frente al consumo de gasoil del transporte ferroviario. Mi reflexión a la mesa es que es malo el pensamiento único, hay que llevar todo esto a la ciencia. Pregunta: Dirigida al Sr. Simón Gómez.- Utilizando como símil el cuerpo humano, si una aguja atraviesa varias capas del mismo, puede trasladar una infección de una capa a otra. Un pozo de igual modo atraviesa muchas capas que incluyen acuíferos y fracking. ¿Qué porcentaje de seguridad existe de que el aislamiento del pozo no permitirá nunca substancias desde una capa profunda a una superficial? Y una crítica a D. Juan Carlos Muñoz-Conde: Me planteo que antes de realizar técnicas masivas de perforación deberíamos ser más conservadores, más prudentes; pues no hay suficiente experiencia. Respuesta de D. José Luis Simón Gómez: La respuesta en términos porcentuales es imposible. No sé en qué porcentaje se puede “garantizar” la no conectividad. Pero sí he traído concretamente un trabajo de una prestigiosa revista de geología en inglés titulada en nuestro idioma ¿Cuánto de lejos llegan las fracturas? Y la conclusión es que llegan menos lejos de lo que los detractores de la fractura hidráulica dicen. Muy pocas fracturas incluidas las de tipo natural se propagan más de trescientos metros. Mientras haya todavía cien metros a los acuíferos no nos debe preocupar. Lo preocupante es que a veces los acuíferos y las capas susceptibles de explotación por fractura están a pocas decenas o centenares de metros. Y aquí no contamos con estudios de seguridad que tengan suficiente calidad en cuanto a la información que aportan acerca de cómo son tales acuíferos, hasta dónde llegan, etc. Por otro lado constato cada vez que leo informes sobre excavación de pozos, que los informes geológicos que aportan son de una calidad bajísima por carencia de datos importantes; estudios de un nivel muy incipiente como para garantizar que va a existir seguridad y que el impacto ambiental va a ser nulo. Y se supone que estos estudios constituyen la base sobre la que los técnicos tienen que evaluar el impacto medioambiental de la futura explotación que se pretende abrir (tal y como se ha leído en la carta hoy aquí). Simplemente con esos estudios no se puede inferir absolutamente nada de cómo de vulnerable son los acuíferos. Por tanto, capacidad para garantizar la seguridad del acuífero, para mí nula. Respuesta de D. Juan Carlos Muñoz-Conde: Estas diapositivas de gran separación de fractura y acuíferos son la normalidad habitual en la totalidad de los quinientos mil pozos excavados, treinta y cinco mil al año. Como vemos en ellas, la fractura más cercana a la superficie y el acuífero más profundo están separados por más de dos mil metros, y en la geología de nuestra zona probablemente más metros aún. Pregunta: Me gustaría saber si se conoce una industria que sea inocua para la salud. ¿Por qué no existen todavía estudios generales de impacto ambiental, en su conjunto? Y del tema económico ¿Qué beneficios va a traer esta industria a nivel local?

2

Respuesta D. Luís Marcos. Aunque ninguna industria está exenta de riesgos, en general sus riesgos están mucho más controlados que en el caso del fracking, ya que en este último caso hay muchísimas incertidumbres que no se han acabado de despejar. Respuesta de D. Juan Carlos Muñoz-Conde: Lo que os puedo decir es que esta industria, por su grado de avance tecnológico, es de las que menos impacto y más garantías ofrecen. Ahí está el proceso (administrativo) de impacto medioambiental completo que vamos a pasar. Vamos a estar más de un año y pico. Pero es que además se demostrará la calidad técnica de nuestros proyectos. Más de treinta técnicos de la Junta que van a evaluar este proyecto se han quedado sorprendidos de la calidad técnica. Y como esto va a ser público y será conocido por todos (Ayuntamientos, confederación hidrográfica, ONG, ecologistas en acción, etc.), se podrá evaluar y debatir sobre hechos. Yo comprendo que ahora existe una intranquilidad por la situación y respeto todas las posturas, pero vuelvo a decir: Esta es una industria probada y segura. No se va a hacer como alguien ha dicho “perforaciones masivas”; se abrirán nueve pozos como máximo en cinco años en fase de investigación, y eso es un impacto mínimo. Y las garantías de ejecución hoy en día de esos pozos son altísimas, como en cualquier industria. Podemos discutir políticamente, como es el planteamiento hoy aquí. Pero si vamos a la ciencia a analizar los datos, la geología, etc., vemos que existen perforaciones de tres mil y otras de cuatro mil metros. Y eso da una garantía de seguridad. Que hay un caso en los últimos treinta años que no se han hecho bien las cosas, porque en una formación hubo una zona de falla que hay que tener en cuenta, pues completamente de acuerdo que debe estudiarse. Pero la lista que hemos recibido del ministerio de medio ambiente de estudios que se van a exigir para la evaluación de impacto ambiental –que ni siquiera ha empezado- es larguísima. La Junta también ha dicho que vamos a pasar un proceso completo de evaluación de impacto ambiental. No porque no exista seguridad, sino para tranquilizar a todo el mundo. Y ese proceso va a ser largo y se va a poder analizar que esa lista de estudios contiene estudios hidrogeológicos entre otros, con lo que se verá como están constituidos los acuíferos. Bien entendida, esta industria es como el I + D de la Farmacia o de la Medicina. Réplica de D. Luís Oviedo: A propósito de la declaración de impacto fraccionada, no se puede subdividir en distintos proyectos para intentar colarlo, como se recogen en múltiples sentencias. Hablo de esto en base a la elaboración de cuadrículas por distintas empresas, cada una con su pozo; para que haya declaración de impacto hacen falta quince torres, pero si ponemos catorce aquí y otra poco más allá se obviaría el impacto; pero las sentencias remachan que el impacto se evalúa de modo único, con lo que cada promotor dentro de cada cuadrícula tendrá que analizar su propio impacto. Por otro lado, ahora evidentemente no va a haber perforación masiva, sino investigación. Lo que preocupa a la gente es que luego vendrá seguido de la explotación cuando se halle el gas, de la explotación masiva: seis o doce pozos por kilómetro cuadrado. Y lo último, hay una cuestión que se obvia. Antes se ha dicho que hay que ser conservadores. No hay que ser conservadores. Hay que aplicar simplemente la normativa europea de medio ambiente; y ésta establece como lo más importante el principio de precaución, que significa que quienes tienen que acreditar la ausencia de problemas son ellos, no al revés, no nosotros acreditar que hay problemas. En tanto en cuanto no esté acreditado que no hay problemas, no tiene que haber licencias. Aquí las intervenciones dicen “No está acreditado que… en el agua…”. En cambio ese estudio de Estados Unidos que dice que “Podría haber evidencias de conexión entre las fracturas y los acuíferos…” Pues bien: A las empresas de EEUU se les eximió de cumplir con la normativa de las aguas para iniciar las actividades de explotación de pozos no convencionales.

3

Pregunta: Desde mi experiencia trabajando en perforaciones como jefe de plataforma, el aislamiento de los acuíferos no es cierto. Durante la perforación no conseguíamos aislar ningún nivel freático; contaminamos cantidad de pozos, ríos enteros; un rio entero en Vitoria quedó totalmente contaminado durante años; hubo que reducir el consumo de agua en la población. Y podría seguir hablando contándole un montón de cosas que se hicieron mal. No quiero llamarle mentiroso pero le digo que no tiene razón. (Sin respuesta) Pregunta: Para D. Juan Carlos Muñoz-Conde. Me gustaría aclarase si viene aquí como portavoz Shale Gas o como portavoz de BNK. Y luego decirle que aquí en Burgos sí tenemos antecedentes de perforaciones petrolíferas y de contaminación en muchos puntos. También me gustaría dijese qué se hace o cómo se tratan las aguas residuales. Respuesta de D. Juan Carlos Muñoz-Conde: Yo trabajo para BNK como director corporativo de una de las muchas empresas perforacionales que hay en España y a nivel internacional. Y a la vez hemos creado una plataforma entre cinco empresas nacionales e internacionales, Shale Gas, una base científica para que se tenga información disponible para todo el mundo; es una plataforma web www.shalegasespana.es a la que os invito a entrar; en ella ofrecemos estudios traducidos de calidad, noticias del sector, etc. Otra de las preguntas es qué se hace con el agua de flow-back, esa agua que le inyecta al pozo y después se recupera. Por supuesto tengo que desmentir todos los temas de radiactividad, porque en nuestra empresa nunca hemos tenido ningún caso. La legislación obliga a depurar esa agua por parte de la empresa que la usa, y nosotros no usamos balsas sino tanques cerrados. Esa agua vuelve con sal y aditivos introducidos en una mínima parte, y algunos minerales, pero ni benceno ni xileno ni tolueno. Con lo que el 99 % de la exposición del Dr. San José queda desmontada. Y en los proyectos de impacto ambiental que se hacen es necesario definir cuál es ese tratamiento del agua, como en cualquier industria. Todas las industrias tienen aguas residuales –como la alimentaria- y las tratan; a veces son de alta toxicidad, y tras depurarlas no pasa nada. A veces basta con las depuradoras municipales pues los tratamientos son muy simples. Por ejemplo en Estados Unidos se recupera y depura el 85% del agua de flow-back. Pregunta: Vengo de la zona de Sedano donde hay muchas antiguas perforaciones y sondeos, y tiene una falla muy compleja. Somos un ejemplo de lo que ha hecho la industria con los parajes naturales: Quedan balsas antiguas junto a muchas perforaciones, conviviendo todo ello en este momento con una economía agraria. Ustedes como BNK ¿Tienen algo pensado sobre qué hacer con todos esos pozos y balsas residuales que allí dejaron? ¿Asumirán limpiar todo eso? Respuesta de D. Juan Carlos Muñoz-Conde: Nosotros en los permisos de Sedano no tenemos posibilidad de recoger esos pozos, que no son ninguno nuestro, con lo que no vamos a reabrirlos ni tocarlos ni hacer nada. Lo que quiero destacar es que, independientemente de lo que se hiciera en el pasado, esta industria en los últimos treinta años está probadísima, evolucionadísima, y sujeta a regulación, estudios de impacto ambiental y proyectos, sometida a máximos controles y utiliza las mejores prácticas de la industria. Y así puedo garantizarles que es una industria totalmente segura. Réplica del Dr. San José a una intervención anterior del Sr. Muñoz-Conde: Ha dicho Vd. que no hay estudios de repercusión en la salud o de contaminación de acuíferos. Eso ya lo he dicho yo, que ningún estudio lo ha demostrado, Pero ninguno ha demostrado lo contrario. Réplica del Sr. Muñoz-Conde. Pero los estudios presentados (por Vd.) no tienen que ver con la fractura hidráulica…

4

Dr. San José: El último estudio que he citado habla de contaminación por metano en el agua de consumo con correlación estadística dependiente de su grado de proximidad a pozos de fractura hidráulica… Y he citado otro estudio de radiactividad en que el agua llega a más de cinco mil picoCurios/litro. Sr. Muñóz-Conde: Hay veinte autoridades regulatorias en EEUU de protección de medio ambiente que controlan permanentemente desde hace mucho tiempo todo el proceso industrial, similar a como se vigilan en España todos los procesos medioambientales para todas las industrias que hay. Puedo garantizar que nosotros no nos hemos encontrado nunca en ningún lugar del mundo… Réplica de D. Luís Marcos: Me gustaría que se tuviese un poco más de humildad cuando se declaran cosas como “Totalmente segura” pues parecen soberbias. Pasan cosas todos los días que demuestran que la humanidad tiene que ser más humilde con las cosas que le estamos haciendo al planeta: Centrales nucleares “superseguras”, en Japón que son personas serias y muy competentes. En España, con nuestra monumental legislación y todo eso, resulta que tenemos centrales nucleares cerradas como Valdellós, los vertidos por parte de una empresa minera del parque de Doñana, todos los días hay ejemplos de daños ambientales. Y no conocemos la mayoría, debido al compadreo de la administración y las empresas. Pero en el tema que conozco de las aguas subterráneas debo decir que existe una contaminación generalizada de las mismas. Que no tiene que ver con la fractura hidráulica sino con ganaderos, agricultores, aguas residuales urbanas, industriales… Pero en concreto la perforación de pozos, hay una conexión de acuíferos que no existía, que se ha producido de nuevo por el abandono de pozos, construcción de pozos mal construidos, y que estadísticamente tiene un porcentaje significativo. Y que en la fractura hidráulica, por bien que se hagan las cosas, que es una técnica que va hacia la profundidad, con activación o perforación horizontal, pues tendrá un porcentaje de error como lo tienen otras actividades humanas. Que no nos engañemos, no existe una actividad perfecta. El Titanic era insumergible en su primer viaje. En Burgos tenemos muchos sondeos hasta el cretácico realizados en su día por empresas del gas, buscando zonas donde inyectar gas como almacén. Se abandonaron todos esos sondeos y ahora nos encontramos que todas esas aguas que cuando se perforaron eran dulces, ahora son saladas porque han conectado entre sí y con otros acuíferos, debido a la tremenda presión de las capas más profundas que lleva el agua hacia la superficie. Los sondeos e inyección de gas se realizaron también con las mejores prácticas pero el hecho es que los acuíferos se salinizaron, lo que volverá a ocurrir con la fractura hidráulica. Y cuando ocurra ese accidente o contaminación, este señor (por el Sr. Muñoz-Conde) no estará entonces aquí para responder. Pregunta: Para el especialista en geología ¿Se cree que puedan influir esos seísmos en los cementados de los pozos, y para D. Juan Carlos ¿Hay algún tipo de estudio sobre la resistencia de los cementados de los pozos y aguante frente a esos microseísmos? Respuesta del Sr. Simón Gómez. Los microseísmos como tal y la sobrepresión a que se inyecta el agua en el pozo por supuesto que influye. Datos estadísticos de posible propagación de fracturas y demás se refieren al primer episodio de fracturación del pozo. Cuando ese mismo pozo lo refracturamos por segunda, tercera, quinta vez, resulta evidente que todo eso se va resintiendo, tanto la intubación como el sellado entre las capas protectoras y la propia roca. Aparece escrito, aunque no sé el grado de probabilidad que uno de los peligros de fuga de tóxicos y del propio gas son esa interfase entre el tubo excavado y la roca. Y se multiplica el peligro con cada una vez más que se produce fracturas. Respuesta del Sr. Muñoz-Conde: Me reafirmo en lo dicho de que esta industria es segura pues se basa en la máxima regulación y en las mejores prácticas actuales, dicho desde la humildad de un profesional que lleva muchos años en esto. Después de un siglo de perforaciones, se ha llegado a la técnica más avanzada hoy que se denomina de tres capas consecutivas. Hay un tubo interior de acero de cuatro centímetros de espesor que es el que sufre las presiones en su interior. Está rodeado de una capa de control llena de sensores, en el primer kilómetro y pico hasta superar los acuíferos más profundos detectados; esos sensores registran cualquier pérdida de presión entre la primera y segunda capa de acero. Luego una de hormigón entre el acero y la pared rocosa. Con lo que evitamos que cualquier microseismo se traslade a través del pozo. Réplica del Sr. Simón Gómez: Y yo confirmo que no existen tres mil metros de distancia entre el lugar de las fracturas y cualquier acuífero. Tomando mi ejemplo de antes del Maestrazgo, los acuíferos están muy cerca de los lugares donde se pueden extraer el gas. Pero no pasa sólo en el maestrazgo sino en general, porque ¿Cómo saber hasta dónde se extiende el acuífero? ya que tanto en el Maestrazgo como en la cuenca Vasco-Cantábrica, el terreno está acribillado de acuíferos y fallas fracturables. Y eso no lo dicen los 5

estudios de prospección de pozos. En el Maestrazgo –lugar que se pretende hacer investigación para fracking- el agua de beber está a veces a más de mil metros. ¿Cómo piensan hacer un pozo que no contamine ese acuífero? Réplica del Sr. Muñoz Conde. En Estados Unidos con decenas de años haciendo pozos y estudios de los terrenos no ha pasado nada. Por supuesto que el terreno se estudia en la investigación y si se detecta algún acuífero o falla fracturada o cualquier otra cosa, pues no se realiza la explotación y no pasa nada. No es el caso de la excavación que vamos a realizar aquí en Burgos, donde con los datos que tenemos vamos a sondear a distancias de más de dos mil metros (de los acuíferos) debido a dónde están las formaciones geológicas que buscamos. Réplica del Sr. Simón Gómez: Pues resulta que una de las compañías de Shale España a la que usted representa es la responsable de esos permisos en el Maestrazgo, y a lo mejor no estamos ya hablando de las mejores sino de mediocres prácticas…. Y es más: Faltan como dos años para que concluya en Estados Unidos el mayor estudio de seguridad sobre el fracking y es entonces cuando se tendrán todos los datos, y hasta entonces sólo tenemos datos parciales o fragmentarios. Mientras tanto la industria de la fractura hidráulica está totalmente lanzada y desbocada a la realización masiva de más y más pozos antes de que esos resultados definitivos se vean. Eso no se llama “Principio de precaución”, se llama “Huir hacia delante”. Pregunta: Critica la ausencia de voluntad del representante de la Junta por no haber acudido al debate para más transparencia de las cosas, que es lo que se requiere. El ministro de Industria se ha declarado elocuentemente a favor de la técnica del fracking, y D. Juan Carlos ha señalado que es una técnica de transición hacia otras energías limpias, que tienen que ser el futuro. La pregunta es ¿Es de recibo esta falta de confianza que da el ministro a estas energías alternativas? Respuesta del Sr. Muñoz-Conde: En los tres últimos años se ha producido un récord de producción de gas en EEUU gracias al fracking y a la vez se ha producido el mayor desarrollo de renovables también en ese país. Es decir, son desarrollos unidos y sostenibles, como se ha demostrado. Dejemos el pensamiento único y analicemos los datos. Respuesta de D. Luís Oviedo: Venimos oyendo esta tarde que EEUU es el ejemplo, sin embargo el movimiento anti-fractura hidráulica allí crece y crece sin parar. Y de hecho, todos los que nos oponemos aquí a ello lo hacemos en base a datos de los Estados Unidos, pues aquí no hay nada. La EPA, agencia medioambiental estadounidense, tiene dudas. Y mientras tanto, la industria huye hacia delante y en algunos países de Europa los gobernantes se han puesto muy a la cabeza, Polonia, el ministro Soria. Y a la par que el ministro apuesta por el fracking, hace una apuesta inversa por las renovables. Todos sabemos que el petróleo convencional se está acabando, y el petróleo ha sido el gras bastión de cómo ha funcionado este sistema consumista desaforado; y hay una industria que ve que se queda sin petróleo y huye hacia delante para mantener la rueda. Yo creo que detrás de esto existe el mismo empeño de los que han controlado la economía mundial en los últimos años, seguirla controlando. Porque no hay duda de que el futuro son las renovables y a ello hay que ir. Sin embargo quieren optar por otro gas que es fósil. La opción debe ser apostar de una vez por las renovables y acabar con los fósiles. Pregunta: Resulta muy difícil y delicado trasladar los resultados de la investigación a los ciudadanos, y cada nuevo estudio tiene un perfil de debate a favor y en contra que se repite constantemente. Yo creo que hacen falta paneles de expertos gubernamentales que trabajen sobre un tema, sobre todo si es un tema nuevo. Y bienvenidos todos los estudios que hay, pero hay que hacer más y no la industria sino los gobiernos. 6

Respuesta del Sr. Muñoz-Conde: Desde Shale Gas España nosotros intentamos crear una plataforma con la experiencia de empresas que llevamos muchos años, para poner a vuestra disposición toda la información que hay, que es muchísima, variada, completa y de alta calidad y la podéis ver en www.shalegasespana.es En ello se demuestra que no hay contaminación de acuíferos por fractura hidráulica. Y además de esos estudios existen los que he oído hoy aquí que son estudios epidemiológicos que no tienen ninguna conexión con la fractura hidráulica. Claro que el benceno será malo para las embarazadas, pero es que eso no tiene nada que ver con la fractura hidráulica; para mí esto es información sesgada. Pregunta: ¿Se va a comprometer a usar trazadores en su perforación? Respuesta del Sr. Muñoz-Conde: Tenemos proyectos presentados que serán vistos por todos, y están en los estudios de impacto ambiental. Réplica de D. Luís Oviedo. No habéis presentado un estudio ambiental, sino una pequeña memoria. Réplica del Sr. Muñoz-Conde: ¡Pero si es un libro gordísimo, si es que ni lo has visto! D. Luís Oviedo. No. Es una memoria y la Junta os ha pedido más datos… Réplica del Sr. Muñoz-Conde: El documento del proyecto y el proceso de impacto ambiental son públicos y los podrán ver todo el mundo. Entonces hablaremos de hechos probados y concretos, no quiero hablar de cosas posibles. Prefiero hablar de hechos, sobre la base de ese estudio de impacto ambiental. Réplica Dr. San José al Sr. Muñoz-Conde. Yo no soy geólogo sino médico, pero cuando te pasas un año y medio estudiando un tema al final lo dominas, y llevo ese tiempo estudiando el tema del fracking. Y ya he dicho que hay un estudio que relaciona las concentraciones de metano en agua y la distancia a pozos de fracking. Y otro relaciona alta radiactividad y acuíferos. Con que por supuesto que tienen que ver con el fracking. Y además de radiactividad hay benceno, metales pesados, etc. Pregunta: Yo quería preguntar sobre el retorno energético de la energía obtenida por fractura hidráulica, en comparación con otras energías y eso qué incluye (transporte, etc.). Respuesta del Sr. Muñoz-Conde: Retorno energético es la energía extraída por cada unidad de energía que se invierte. Esto es una técnica más de extracción. Habría que compararla con otras industrias del petróleo actuales como las plataformas petroleras con tres-cuatro kilómetros de espesor de agua más luego perforar otros dos o tres kilómetros de fondo marino. Tecnologías muy complejas, que tienen retornos energéticos similares al de Shale gas. Por supuesto que los costes de todos ellos son mucho mayores que hace veinte años, cuando el petróleo era sencillo de extraer, y por eso está el petróleo hoy a 110 dólares. Pero la extracción en su totalidad se está encareciendo, porque estamos en un modelo de transición. Claro que como ingeniero me gustaría todo renovables, pues será el modelo energético perfecto. Pero eso llevará tiempo y no sabemos cuánto. Mientras tanto tenemos que optar por modelos energéticos en transición, y el más eficiente de los mismos hoy en día es el ciclo combinado de central térmica de gas unidos a renovables. En España estamos en eficiencias en centrales térmicas de gas de las mejores del mundo que rozan el 60% con las turbinas de los últimos diez años. Cuando la más eficiente de carbón está en treinta y tantos %, y eso está muy por encima de un molino de viento. Como conclusión nos enfrentamos a un mundo de energía cara. Y los estudios hechos por los geólogos dan para España unas posibilidades energéticas de gas enormes, con un futuro muy esperanzador. El disponer de una cierta cantidad explotada de forma sostenible y ordenada como se hace hoy, supone una riqueza enorme para cualquier país. Réplica de D. Luís Oviedo y alguien del público. Leí un artículo hace una semana que hablaba de la energía de retorno de la fracturación hidráulica…Era un de un litro de gas invertido para sacar dos litros de gas no convencional. Cerró la sesión el Dr. Aliende agradeciendo el interés al público y el esfuerzo a los ponentes.

7