TRATADOS Y CONVENIOS INTERNACIONALES SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SOSTENIBLE

Compilador

GONZALO NARVÁEZ BENJUMEA Docente Investigador en gestión ambiental y salud ocupacional en el ITM E-mail: gonzalonarvaez@itm.edu.co

INSTITUTO TECNOLÓGICO METROPOLITANO
MEDELLÍN, AGOSTO DE 2008

“Sólo cuando hayamos talado todos los árboles, cazado todos los animales, pescado todos los peces y contaminado todos los ríos y el aire. Sólo entonces nos daremos cuenta que no podemos tragar plata” Partido de los Verdes de Alemania Federal RESUMEN La constitución de 1991 define las responsabilidades del Estado, exigiéndole garantizar la sostenibilidad de los recursos naturales, señalándole además, los principales deberes ambientales a su cargo determinando un marco de acción que igualmente establece los derechos civiles y garantías sociales referidos a este aspecto.

En consecuencia, surge la Ley 99 de 1993 que estructura el marco jurídico, financiero e institucional para el desarrollo de una gestión ambiental efectiva y eficiente, creando además el Ministerio del Medio Ambiente.

La Política Ambiental Nacional se articula a las tendencias ambientales mundiales como son la Conferencia de Estocolmo (1972) y la cumbre de la Tierra celebrada en Río de Janeiro (1992), las cuales pretenden comprometer de manera activa todos los sectores productivos privados, al gobierno y a la ciudadanía, en la generación de los recursos humanos, científicos, productivos, económicos, legales y operativos que permitan la conservación y recuperación de la base natural del país de manera que se garantice, para las generaciones presentes y futuras, una oferta ambiental suficiente sobre la cual sustentar un sano desarrollo económico y social1.

PALABRAS CLAVES Globalización, competitividad, legislación, Salud Ocupacional, Seguridad

Ocupacional, Normas ISO, Legislación, Convenios y Tratados.

1

NARVÁEZ BENJUMEA, Gonzalo y Otros. Línea de investigación en Gestión Ambiental. En: Revista Tecnológicas. Medellín. No. 4 (Junio de 2000); p. 174

ABSTRACT The constitution of 1991 defines the responsibilities of the State, demanding him to guarantee the sostenibilidad of the natural resources, also pointing out him, the main environmental duties to its position determining an action mark that equally establishes the civil rights and social guarantees referred to this aspect.

In consequence, the Law arises 99 of 1993 that it structures the juridical, financial and institutional mark for the development of an effective and efficient environmental administration, also creating the Ministry of the environment.

The National Environmental Politics is articulated to the world environmental tendencies as they are the Conference of Stockholm (1972) and the summit of the Earth taken place in River of Janeiro (1992), which seek to commit in an active way all the private productive sectors, to the government and the citizenship, in the generation of the human resources, scientific, productive, economic, legal and operative that allow the conservation and recovery of the natural base of the country so that it is guaranteed, for the present and future generations, an enough environmental offer on the one which to sustain a healthy economic and social development. KEY WORDS Globalization, competitiveness, legislation, Occupational Health, Occupational Security, Norms, ISO.

RESUMEN DE LOS TRATADOS Y CONVENIOS INTERNACIONALES SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SOSTENIBLE

La

problemática

ambiental

ha

venido

configurando

diferentes

tipos

de

compromisos a nivel global, que empiezan a ser identificados y a generalizarse a partir de las décadas de los años 60 hasta los 90 donde la situación ha ocasionado una concientización universal sobre la problemática ambiental, expresada tanto a nivel local como planetario y en varias dimensiones de la realidad social. Como expresión de este proceso se consolida varios tratados internacionales como la del problema ambiental y el desarrollo sostenible.

En las últimas décadas, los conflictos ambientales han adquirido gran dimensión y son motivos de discusión permanente por y desde múltiples sectores académicos, sociales, gremiales, políticos y autoridades de todo tipo.

Durante casi dos años 160 países desarrollan procesos de discusión y análisis de los problemas relativos al medio ambiente y desarrollo. En lo que respeta a

Colombia, el 20 de diciembre de 1990 el Presidente de la República conforma la comisión Nacional Preparatoria de la conferencia de Río, integrada por negociadores de diferentes disciplinas y provenientes de distintas instituciones, apoyadas por expertos en el tema.

Entre los instrumentos internacionales suscritos en la cumbre de Río de Janeiro, se destacan los siguientes:

Declaración de Río de Janeiro sobre Medio Ambiente y Desarrollo. La cumbre de Rio de Janeiro, Brasil de junio de 1992, marcó un cambio clave en la historia de la cooperación ambiental internacional, y también dio paso al establecimiento de la comisión de Desarrollo Sostenible y la facilidad de un Ambiente Global de las Naciones Unidas.

La interacción entre los aspectos ambientales y empresariales comenzó a dar frutos después de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre ambiente humano, realizada en Estocolmo en 1972, cuando se creó la Comisión “Bruntland”, denominada Comisión Mundial sobre Ambiente y Desarrollo, que tomo la iniciativa y planteó el concepto de desarrollo sostenible y le pidió a la industria que formulara sistemas de gestión ambiental efectivos. El informe de la referida

Comisión recibió aceptación de más de 50 líderes mundiales, quienes solicitaron una conferencia más amplia para discutir y tomar decisiones. Así se organizó la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, que se llevó a cabo en Río de Janeiro (Brasil) en 1992.

La conferencia de Estocolmo, Suecia en 1972 dio origen a la transformación jurídica y marcó el comienzo de las leyes ambientales internacionales, a través de ésta varios países adoptaron la Declaración del Medio Ambiente o de Estocolmo, la cual delineó los principios y los compromisos planetarios para intervenir varios problemas ambientales internacionales, incluyendo los derechos humanos, el manejo de los recursos naturales, la prevención de la polución y la relación entre el medio ambiente y el desarrollo, la conferencia dio paso a la creación del Programa de las Naciones Unidas del Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible (PNUMA).

La conferencia de Río de Janeiro dio pie en Colombia a la expedición de la Ley 99 de 1993, la cual transformó las instituciones ambientales y creó el Ministerio del Medio Ambiente en Colombia, el cual es encargado de la gestión y conservación

del ambiente y los recursos naturales del país.

Organizó también el Sistema

Nacional Ambiental – SINA y dictó otras disposiciones.

A partir de este momento, el movimiento de gestión ambiental se ha venido extendiendo en forma paulatina por todo el mundo. En la Conferencia

Internacional de Río de Janeiro de 1992, las Naciones Unidas solicitaron a la Organización Internacional de Normalización (International Standard Organization, ISO) que considerara la posibilidad y formulara las potenciales ventajas de establecer una norma Internacional de Gestión Ambiental. Con tal fin, la ISO que en 1991 había conformado un grupo asesor estratégico sobre medio ambiente (Strategic Advisory Group on the Environment, -SAGE- ISO/TC207) empezó a ajustar los trabajos sobre el tema.

En ese sentido, uno de los encargados que la ISO hizo al SAGE fue el de recomendar un plan estratégico global para la normalización del rendimiento y la gestión ambiental. Consiguientemente, se estableció un grupo para el proceso de auditoria de la gestión ambiental.

Ya en 1987 la organización internacional para la estandarización había lanzado ISO 9000, que fue la primera serie de normas mundiales para la gestión de calidad. En ese sentido, las normas reseñadas son por definición una serie de normas genéricas de control, aseguramiento y gestión de la calidad total para productos. Al crear las normas de la serie referida se tenía el objetivo de

simplificar el intercambio internacional de productos y servicios, dentro de esquemas comunes. Como respuesta a esta iniciativa, hoy las normas han sido adoptadas por muchas naciones, proporcionando la armonización de los esquemas de calidad total a nivel internacional.

Convenio Marco de las Naciones Unidas Sobre Cambio Climático Suscrita en Nueva York el 9 de mayo de 1992 y ratificada por el Congreso de Colombia mediante la Ley 164 de 1994.

Las Partes “…deberán proteger el sistema climático en beneficio de las generaciones presentes y futuras, sobre la base de la equidad y de de conformidad con sus responsabilidades comunes pero diferenciadas y sus respectivas capacidades. En consecuencia, las Partes que son países desarrollados deberían tomar la iniciativa en lo que respecta a combatir el cambio climático y sus efectos adversos”. (Ver Núm. 1., Art. 3º, ib.)

Se formula claramente el principio rector en materia ambiental de la responsabilidad común de todos los países, pero diferenciada de acuerdo con el nivel de desarrollo de cada uno.

Jurídicamente obligatorios, sus 26 artículos definen y regulan la estabilización y la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, promoviendo el desarrollo sostenible. Este convenio pretende dar respuesta a la preocupación mundial frente a los posibles efectos adversos del cambio climático global sobre los ecosistemas y la vida Humana, los cuales se traducen en cambios en el medio ambiente físico, biótico o abiótico, con las consecuentes modificaciones en la capacidad de recuperación y de productividad de los Ecosistemas Naturales y en la Salud Humana.

Protocolo de Kioto Celebrado el 11 de diciembre de 1997 y ratificado por Colombia mediante la Ley 629 de 2000. Las Partes ratificaron la Convención Marco de Nueva York de 1992 sobre el cambio climático y se fijaron la meta de reducir en un 5.2% las emisiones de gases de efecto invernadero globales sobre los niveles de 1990, para el período 2008-2012.

Convenio Sobre Diversidad Biológica Jurídicamente obligatorio, contiene 42 artículos que buscan definir y regular la conservación de la biodiversidad, el desarrollo sostenible de los recursos genéticos y el acceso a la biodiversidad.

Agenda 21 De acuerdo con la cumbre mundial de Río de Janeiro, celebrada en el Brasil, se definió la Agenda 21, en donde se establecieron jerárquicamente cuatro áreas de acción en la Gestión Integral de Residuos Sólidos, tales como: 1.Minimizar la generación de residuos, 2. Maximizar la reutilización de los residuos, 3. Promocionar el tratamiento técnico de estos y 4. Disposición ambientalmente adecuada de los residuos.

Sin carácter obligatorio, constituye el plan de acción, que deberán efectuar los países teniendo en cuenta la conservación del Medio Ambiente, de conformidad con los textos negociados. Tiene origen en uno de los objetivos perseguidos por la cumbre, el relativo al diseño de estrategias para detener y reducir el deterioro ambiental y promover el desarrollo sostenible. Esta agenda comprende más de 40 programas.

Protocolo de Montreal A través de este convenio se toman medidas preventivas para proteger la salud humana y el medio ambiente contra los efectos nocivos de emisiones mundiales que modifiquen o puedan modificar la capa de ozono, suscrito el 16 de septiembre de 1987, con sus respectivas Enmiendas (Londres, 1990; Copenhague, 1992 y Viena, 1995), ratificado por el Congreso de Colombia mediante la Ley 29 de 1992.

Cumbre Mundial de Johannesburgo Sobre Desarrollo Sostenible Llevada a cabo en Sudáfrica en agosto de 2002, la cual ayudó a incrementar la atención dada al rol critico de la sociedad civil en un mundo globalizado. La

cumbre estimuló el anuncio de más de 200 sociedades e iniciativas relacionadas no solo a los gobiernos, pero también a los grupos de ciudadanos y compañías para implementar compromisos reales a nivel local e internacional.

CONTEXTO NACIONAL Es necesario resaltar que Colombia, en su calidad de país megadiverso, se preparó con seriedad y altura para la cumbre de la tierra. La convocatoria de la Asamblea General de las Naciones Unidas, fue atendida con prontitud y seriedad por el gobierno nacional, el cual conformó mediante decreto 3972 de 1990 la Comisión Nacional preparatoria de la conferencia de Río. Nuestro país participó activamente en las negociaciones, lideró conjuntamente con Brasil provisiones de avanzada entre ellas el apoyo a la tesis de los desechos del país de origen.

Después de Río el proceso no se ha visto frenado y es así como se creó el Ministerio del Medio Ambiente, se han dado avances políticos y legislativos significativos y se encuentra en vía de desarrollo la llamada Estrategia Nacional de la Biodiversidad.

La posición de nuestro país en materia del medio ambiente y el desarrollo puede sintetizarse en un compromiso con el desarrollo sostenible y la conservación del Medio Ambiente en un marco amplio, democrático y participativo, todo lo cual requiere el replanteamiento de las relaciones entre el Estado y la Sociedad civil para el manejo, control y gestión de las regiones, sus recursos y los respectivos planes de desarrollo.

ENUNCIACIÓN DE LOS PRINCIPIOS AMBIENTAL COLOMBIANA.

RECTORES

DE

LA

POLÍTICA

Enumeración enunciativa de los principios generales ambientales incorporados a nuestro Ordenamiento Jurídico Colombiano.

El medio ambiente es patrimonio común de la humanidad. Los tratadistas clasifican los intereses de los Estados en el orden jurídico internacional así:

Intereses esenciales. Están conformados por los aspectos políticos, económicos y culturales que le dan la identidad a cada uno; sin ellos los Estados desaparecerían.

Intereses comunes particulares. Son aquellos que permiten relaciones pacíficas entre Estados: cooperación, protección de fronteras, etc.

Ahora bien, por encima de los intereses enumerados, están los intereses vitales para toda la humanidad, los que garantizan su supervivencia. Es aquí donde se ubica el medio ambiente como condición de vida. Este es el alcance que se le quiere dar al principio enunciado, a través de los siguientes principios:

El principio del desarrollo sostenible. Con base en este principio se denuncian todos los modelos de desarrollo que no integren la variable ambiental. Las solas variables económica y social han dado suficientes pruebas de su miopía frente al futuro de la humanidad.

Principio de prevención. Toda intervención del hombre en el medio ambiente, deberá hacer una evaluación previa de los impactos ambientales que se puedan generar.

Principio de precaución. Cuando se prevea daño grave o irreversible al medio ambiente, la falta de certeza científica absoluta no puede ser argumento para no adoptar medidas eficaces que impidan la degradación del mismo. En otras palabras, la duda debe resolverse en favor del medio ambiente.

Principio de gradación normativa. Las reglas que dicten las entidades territoriales en relación con el medio ambiente respetarán el carácter superior y la

preeminencia jerárquica de las normas dictadas por autoridades y entes de superior jerarquía.

Principio de rigor subsidiario. Las normas y medidas de policía ambiental podrán hacerse sucesiva y respectivamente más rigurosas pero no más flexibles, por las autoridades competentes del nivel regional, departamental, distrital o municipal, en la medida en que se desciende en la jerarquía normativa.

Principio de armonía regional. El ejercicio de las funciones constitucionales y legales relacionadas con el medio ambiente, deberán ser ejercidas por los departamentos, los municipios, las regiones, etc, de manera coordinada y armónica, con sujeción a las normas de carácter superior y a las directrices de la política nacional ambiental. Principio de que “el que contamina, paga”. Se debe fomentar la internalización de los costos ambientales mediante y el uso de instrumentos económicos.

Principio de la participación ciudadana. Los ciudadanos tienen el derecho y el deber de participar en lo relacionado con obras que afecten el medio ambiente, sin que para ello sea necesario demostrar interés directo en las mismas.

Finalmente, en el campo regional es importante destacar que recientemente se creó la Secretaría del Medio Ambiente en Medellín con una estructura conformada por 4 subsecretarías: Metro Río, Simpad, cultura Ambiental y Planeación Ambiental.

La Secretaría del Medio Ambiente será la instancia municipal responsable de determinar las políticas, ordenamiento y gestión de los recursos naturales y del medio ambiente; prevenir y atender los desastres en la ciudad, investigar, planear y asesorar en materia ambiental a instituciones y organismos relacionados directa o indirectamente con el medio ambiente para la preservación de las cuencas y

microcuenca hidrográficas, el aire y la tierra con el fin de mejorar la calidad de vida; propiciar e implementar acciones conjuntas vinculadas a la problemática ambiental de Medellín y del Valle de Aburrá; procurar el manejo adecuado de los recursos naturales para la preservación y restauración del equilibrio ecológico y la protección del medio ambiente en Medellín, en concordancia con los demás municipios del Área Metropolitana.

Para cumplir con sus objetivos las subsecretarías tendrán unas funciones corporativas específicas.

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS ACOSTA TOBÓN, Francisco Augusto y otro.”El debido proceso en el procedimiento administrativo sancionatorio ambiental”. Tesis de Especialización en Legislación Ambiental. Universidad de Medellín. Facultad de Ingeniería Ambiental. 2001. AMAYA NAVAS, Oscar Darío y otros. “Responsabilidad por daños al medio ambiente”. Universidad Externado de Colombia. Bogotá. 2000. DELÉAGE, Jean Paul. “Historia de la Ecología”. Icaria Editorial, S.A. Barcelona 1993. DURANGO ROLDÁN, Luis Fernando. “Medio Ambiente y Licencias Ambientales”. Editorial Leyer. Bogotá, D.C. 2000. GUHL NANNETH, Ernesto. y otros. “Guía para la gestión ambiental regional y local”. Fonade. Santafé de Bogotá. Diciembre de 1998. MACÍAS GÓMEZ, Luis Fernando. “Introducción al Derecho Ambiental”. Legis Editores, S.A. Bogotá, D.C. 1998. MARTÍNEZ BAUTISTA, Jorge Enrique y otro. “Acciones Populares. El Ministerio Público en la defensa del Medio Ambiente”. Editorial Doctrina y Ley Ltda. Santafé de Bogotá. 1999. NARVÁEZ, GONZALO. Línea de investigación en Gestión Ambiental. Revista Tecnológica, No 4 (julio de 2000); p. 169 En :

NARVÁEZ, GONZALO. Jornada de mejoramiento de la productividad a través de una adecuada gestión de la Salud Ocupacional para los Sectores de Galvanotecnia y Anodizado, auspiciado por el Ministerio de Trabajo y el CINSET. Medellín: julio 30 y 31 de 2002. PADILLA HERNÁNDEZ, Eduardo. “Lecciones de Derecho Ambiental”. Editorial Leyer, Ltda… Santafé de Bogotá. 2000. ROEGEN, Georgescu y otros. “Economía Ecológica?”. Univ. Nacional de Colombia. Sede Medellín. 1999. VARGAS CADAVID, Isabel Cristina. Secretaría del Medio Ambiente Municipio de Medellín. En: El reto. Envigado - Ant. No. 41 (marzo – abril de 2002); p. 26

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful