“Nuevos Tiempos de la Clínica” año 2012 Psicoanálisis Abierto a los Nuevos Paradigmas Director: Dr.

Octavio Fernández Mouján - Vicedirectora:Lic. Alicia Beramendi Trabajo presentado por : Lic. Sonia Shin Entre hace 3 años al Centro Oro, al posgrado de clínica psicoanalítica, mi objetivo era iniciarme en la practica clínica, unirme a una red de profesionales y aprender de esta vocación que elegí hace ya 12 años, cuando empecé el CBC en psicología.. Había escuchado el nombre de Octavio Fernández Moujan pero recién este 3er año de posgrado tuve la posibilidad de integrar este seminario anual, presenciar la cámara gesell y aprender la teoría de psicoanálisis abierto como la denominan, además de charlas con otras disciplinas como la historia, filosofía que fueron tan enriquecedoras… Lo que me llevo de este curso son varios conceptos que me han hecho ver la práctica desde una nueva perspectiva, era en parte, algo de lo que personalmente buscaba y los conceptos aprendidos han venido a darle una entidad, a conceptualizar lo que venia pensando, podríamos decir… Uno de esos conceptos es el concepto de “encuentro” con el paciente, esto de la vivencia como la búsqueda de aprender junto al paciente, un momento de mutuo aprendizaje, donde uno no encarna el lugar de supuesto saber por encima del paciente, sino que juntos se son actores de este encuentro, es darle un lugar de protagonista al paciente, pensarlo como autor mas que actor de su vivencia. Y poder pensar con el y mas que pensar vivir con el esa vivencia en el aquí y ahora de la escucha : “Lo vivencial es lo importante como matriz con la con la que captamos el encuentro, es al vivenciar la experiencia que empezamos a sentirnos parte de la misma, no estamos afuera observando la realidad sino que vivimos como parte de ella.” cita de Octavio F. Moujan. “El concepto de encuentro puede ser entendido fuera del campo terapéutico como encuentro social, familiar, de la pareja, como solidaridad que despierta el "anhelo de ser más con los demás". “…para alcanzar esta experiencia que estamos denominando encuentro terapéutico…” Otro concepto aprendido es el de intuición muchas veces mal pensada dentro de la clínica psicoanalítica como interferente de la relación terapéutica, para el psicoanálisis abierto “la intuición es la capacidad de captar la inmediatez de la experiencia sin ninguna representación que la mediatice. Experiencia de una realidad más allá de toda percepción o pensamiento sobre ella, dado que no es

La condición suficiente es la voluntad de dar forma a la in-formación. O sea es el coraje del acto creativo. Otra cosa aprendida es el incapie que se hace a las crisis vitales. no determinada por ningún deseo pulsional o ideal. donde todo tiene que ver con todo y en plena expansión. Para ello era condición necesaria suspender el Yo. de no hacerlo. F.de un contexto creativo que anhela resolverla con la intuición creativa.o por hechos que cambian bruscamente lo establecido -crisis accidentales.o provocadas por nuevas propuestas a lo ya conocido cambios de paradigma o en las relaciones grupales la estructura del sujeto entra en crisis. como la vida. “Cuando propuse hace años el término "crisis vital" fue para representar una experiencia clínica diferente a un cambio relacional. de todo lo pensado y percibido. De ahí el nombre de uno de mis libros. Lo importante en la diferencia de la deducción y la inducción es que no parte de ningún dato empírico que informe sobre la realidad. consistía en poner en duda toda estructura previa. No sería la primera vez que de esta forma anulemos un pensamiento distinto. Primero somos nosotros cuando vivenciamos esta experiencia. Como crisis vital se entiende el momento en que ya sea por cambios en los ciclos de la vida -crisis evolutivas. que como sujeto abierto interpreto la inmediatez de la experiencia a través de un símbolo vivo que exprese la totalidad de lo vivido. En psicoanálisis este concepto se profundiza con el concepto de duelo. En esta experiencia el terapeuta vive un momento participativo donde su conciencia se amplía de tal manera que le permite constituirse como sujeto abierto a una realidad no acotada. Esta introducción es necesaria para diferenciar términos que. . El Yo resurge de esta experiencia más flexible y protagonista. pasamos a un sistema abierto donde coparticipamos de todo a través del sentimiento de identidad grupal. La lucidez de la intuición sería la condición necesaria pero no suficiente para la creación.” Del diccionario de términos de O. nos enfrentarían a un problema meramente semántico. experiencia límite. Transformar cualquier crisis relacional en vital significa participar -no observar. Entrar en crisis vital consiste en dudar de lo establecido liberándose de toda relación objetal para encontrarse en un campo sin formas preestablecidas -la vida como energía fluye. De un sistema relacional que da identidad al Yo. Sino que es un momento de lucidez sobre lo vivido formando parte de una realidad en permanente expansión.objetiva sino vivencial.haciendo todo posible. donde lo vital aparece como energía posible. como crisis en las relaciones de objeto que movilizan un trabajo del Yo para elaborar lo perdido y orientan la libido hacia nuevos objetos ideales (sublimación). indeterminada. La creación como cura. cuando la crisis es vital. Moujan.

internos y externos.” Las clases interactivas con diversos profesionales fueron sumamente interesantes. Lo que sostiene es el clima de amor y confianza que el sentimiento de identidad solidaria provoca (transferencia). Podemos así afirmar. no necesariamente de perdida ante lo desconocido futuro que es hacia donde tiende el flujo vital que anhela autosuperarse. y es a través de ella que recibimos in-formacion para construir nuevas formas.“En el modelo de crisis vital se parte de un mecanismo consciente al que hemos denominado “suspender el yo” es decir dudar de lo que percibo y pienso de tal forma que deja de ser prioritaria toda objetividad.” “Dejamos de hablar tanto del paciente como del terapeuta para hablar de nosotros.” “se abre entonces un vacío de objetos. en especial me han quedado varios conceptos de los profesionales entre ellos Diana Sperling Alejandra Tortorelli Pensar-“me” desde la producción del “entre” implica reconocer que no hay “si mismo” que no esté ya trazado por un proceso de diferenciación.” “En este camino de la cura no es necesario que el yo vuelva a insistir en ataduras del pasado (transferencia).” “Justamente cuando se alcanza a vivenciar esta angustia decimos que la crisis es vital. que aunque presentes no son lo que hace tolerable la angustia vivida por el vacío del encuentro. tanto de lo observado como de lo representado” “la vivencia que siempre es previa a toda percepción o pensamiento. Dicho de otro modo. En otros términos dejamos de ser actores con roles fijos para ser autores donde los roles pasan a estar en función de la unidad. “uno” “llega” a “ser uno mismo” — . con Donald Winnicott que “nos curamos con nuestros pacientes. que generan angustia existencial. pues lo que nos une en medio del desorden es la participación de un sentimiento de identidad solidario que conforma un nosotros sin perder la singularidad que nos diferencia.

de un diferimiento.com/diccionario. ella sentía que el ya no estaba acompañándola. “uno” ya no es “uno” y el “otro” tampoco lo es respecto de “uno”. Bibliografía De la relación terapéutica al encuentro terapéutico (de actores a autores) http://psicoanalisisabierto. Lo “ajeno” es tan “propio” tanto como lo “propio” es “ajeno”.php . sus dos hermanas. desde este “entre”. el había tenido dificultades con el trabajo. “Uno” (que ya no es tal) se constituye (y por ello mismo se destituye) a partir de este proceso de diferenciación.(Derrida J. No se es primero “uno”. diferenciarse del “otro”. un través. No hay autonomía para el sujeto. no es ajeno ni lo “propio” propio.ninguna de estas palabras cumplen lo que enuncian— a través de un proceso de diferenciación. Lo “ajeno”. A poco que se lo piensa se reconocerá su obviedad. no permite que “uno” “llegue” ni que llegue a “sí mismo” ni a “ser” “uno mismo”. “Uno” nunca “es” ni nunca es “uno”. por la misma razón. Desde este proceso de diferenciación. “uno mismo” para luego. se lo invita a una sesión con Octavio y a la segunda viene con su madre. un desvío si se quiere. a raíz de que su hijo había mandado saludos a la psicóloga. Sólo se es en heteronomía. Entre ellos el caso de una pareja que vino porque estaban en crisis. entonces. que. Mas. El hecho mismo de que deseemos ser uno da la pauta de que no lo somos.. de un entre. Esto no es posible. por qué habríamos de desearlo? En favor de qué modelo de subjetividad? De la cámara recuerdo varios casos que han creado interrogantes. a su vez. se quedaba a dormir en el edificio que estaba construyendo. 1996) Nadie puede decir “Yo soy” y concordar consigo mismo sin haber pasado ya por un proceso o movimiento de diferenciación con otro que. entonces. un “otro sí mismo”. no entraba a la casa… Otro caso es el de la familia que vino toda junta a consultar. tampoco es en sí mismo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful