You are on page 1of 8

La Exploración del Atlántico

Guillermo Céspedes Del Castillo Cap. III La Frontera Oceánica
El mar Báltico y el del Norte son considerados coma un conjunto marítimo de caracterísicas originales y exclusivas, cumplen en la historia antigua y medieval el papel de una especie de Mediterráneo septentrional que es cuna de buenos navegantes y atrevidos descubridores. Progresivamente el mar Báltico fue adquiriendo mayor violencia por las tierras de cultivo, es clave la metalurgia del hierro para disponer armas eficaces, los progresos de la construcción naval y una organización militar eficiente para fortificar y defender las tierras costeras. El siglo II se vio caracterizado por presiones de las tribus germanas en los límites del territorio romano en Suecia, y dos siglos después fueron los Normandos (gentes del Norte) los que invadieron costas europeos en busca de tierras y riquezas. En el S.V y VI los frisones controlaron la navegación entre el canal de la mancha y el mar del Norte. En la parte Occidental del mediterráneo los vándalos y luego la generación de piratas acabaron con la navegación comercial. En el S.VIII estas aguas fueron ocupadas por los musulmanes, y la guerra marítima de éstos con los cristianos impidieron que se desarrollara un vía de tráfico. En el S.XI los normandos entablaron una red comercial que iba desde el mar Báltico, bajaba por Francia y tomando el Ródano llegaban hasta Venecia. Intercambiaban a alimentos y materias primas por objetos manufacturados. Sirvió como una red comercial alternativa a las antiguas rutas mediterráneas. Monjes Navegantes Los monjes irlandeses fueron los primeros en introducir en la navegación Atlántica el móvil puramente religioso, pues antes eran puramente económicos. En monasterio Irlandés fue una congregación de ermitaños que los llevaba a vivir una vida en soledad. Vivían en chozas continuas llamadas Kraal o aldea fortificada bajo el gobierno de un abad. De este Kraal salían a las tribus circundantes para evangelizar a los paganos. Sus esfuerzos evangelizadores los llevaron a los archipiélagos septentrionales de las islas Británicas. Su afán de soledad los llevó más al Norte, instalándose en Islandia, pero luego la abandonaron en S.IX con la llegada de los vikingos. Las leyendas que forjaron los monjes irlandeses dieron pié a un nuevo capítulo en la geografía imaginaria titulada como la cristianización del Atlántico. Perpetúan y aumentar la herencia de la Antigüedad enriqueciéndola con nuevas invenciones. La novedad consiste en introducir en estas aguas prohibidas y terribles la presencia salvador y protectora de la iglesia. (Si atravesabas estas terribles aguas con propósitos evangelizadores, tenías la protección divina) Descubrimiento de los Vikingos. Habitantes de las costas suroccidentales de Noruega se les considera, pescadores, comerciantes de pieles y piratas. Su principal campo de actuación fueron las riberas del mar de Irlanda. Sus verdaderos descubrimientos comenzaron estableciéndose en Islandia hacia el Oeste, colonizando

Groenlandia y llegando hasta Vinlandia (atractivo por sus paisajes, el salmón y el trigo). Debieron abandonar Vinlandia debido a la presión de los aborígenes.

Naves y Náuticas de los Vikingos Primeros marinos que se aventuraron a perder la vista de la costa por tan largo tiempo. Sus navegaciones son posibles a que permanecían más tiempo en el mar que en la tierra. De él exfskip y el de guerra era el langskip. Cualquiera de los 3 tipos de buques iba ocupado de remos como eletraían la gran parte de su alimentación debido a su pobre agricultura y también del mar procedían casi todos sus productos comerciales. Tenían tres tipos de barcos: el knarr para largos viajes, para la carga o pesca era el hamento auxiliar de propulsión y tenían un remo especial ancho y largo que servía como timón. El viento de popa era favorable para su retorno que compensaba las limitaciones de sus naves imposibilitadas de navegar contra grandes olas. El conocimiento de la existencia de islas en la ruta era un gran apoyo psicológico pues en caso de emergencia tenían donde desembarcar. Su valor y capacidad de orientación eran asombrosos y se conservan en sus sagas. No poseían la brújula y navegaban en uno de los mares más tormentosos, cubiertos e imprevisibles del mundo. Soltaban cuervos para localizar la tierra y su atributo más grande en momentos difíciles era la paciencia. Poseían gran capacidad para interpretar los signos que transmitía el mar y para localizar los vientos favorables. Medían la latitud mediante la altura sobre el horizonte del Sol durante el día y la Estrella Polar durante la noche. Fracaso en Vinlandia (América) Este territorio les servía a los vikingos para abastecerse de madera, muy necesitada para la construcción naval y que carecían en sus tierras. Creyeron que tanto Vinlandia y Marnklandia se trataban de islas, no imaginar que fueran un continente. A pesar que establecieron comercio con algunos de los nativos (ellos los llamaban skraelings) debieron abandonar este territorio debido a las hostilidades que tuvieron con estos además de un descenso en las temperaturas. Esto empezó el 1200 y alcanzó su punto mínimo a mediados del S.XV. “Pequeña Edad del Hielo” algunos la denominan. Por eso luego de ser descubiertas, dejaron de ser visitadas y no tardaron de ser olvidadas. En la historia de la navegación y en la de los descubrimientos geográficos, la llegada de los vikingos a América representa una de las mayores hazañas de la humanidad; las primeras travesías del Atlántico Septentrional. Groenlandia: Poblamiento en Precario Su colonización inicialmente se presentó con menos dificultades que las de América puesto que este territorio estaba desierto. Los colonos se dedicaban a la crianza de ganado (ovejas), la pesca y la caza de los animales árticos. Su problema se presentó en la enorme distancia que los separaba del continente europeo y que suponía riesgos y costes de navegación altísima para los comerciantes europeos que podían obtener las mismas mercancías de otros

lugares con gastos de transporte notablemente inferiores. Debido a eso los barcos mercantes llegaban cada vez menos. Vivían entonces con una angustiosa necesidad de cereales, hierro y manufacturas que no producía su artesanía local. Los primeros en sucumbir fueron los de la parte occidental de la isla debido a la llegada de los esquimales, pues produjo competencia por los escasos recursos que tenían. Sucumbieron ante la pobreza, el hambre y la agresividad de los skraelings (como los denominaban). Para el año 1370 la única nave que viajaba desde Noruega hasta Groenlandia naufragó. Las mismas presiones anteriormente descritas finalmente se sintieron en la parte occidental de la isla que también sucumbió hasta poco antes del 1500.

La colonización de Islandia Mundo patriarcal, para el año 930 no había autoridad central, se organizaban mediante una asamblea nacional constituida por una docena de patriarcas. La isla aportaba pieles, productos textiles, y sobre todo conserva de pescado a Noruega que en contrapartida le enviaba cereales, madera, hierro, naves, manufacturas y unos cuantos artículos de lujo. A mediados del S.XII descendió el comercio y comenzó el problema del abastecimiento de madera. La Hansa no demostró interés por sus productos que podía obtener en otros lugares a mejores precios. Sobrevivieron solo por las pesquerías del sur de la isla que quedaban en el S.XV donde faenaban buques Ingleses. La literatura islandesa superó en cantidad y en calidad a sus modelos escandinavos. Se creía que más allá de Islandia se encontraba el abismo donde los confines del mundo se pierden en la niebla. La espesa cortina de misterio fue parcialmente levantada por los vikingos de nuevo sobre el Mar Tenebroso. La Hansa: Navegación y Comercio en el Báltico Con el propósito de dominar y, a ser posible, monopolizar el comercio del Báltico, las ciudades alemanas del Norte constituyeron desde el siglo XIII asociaciones que en 1370 culminarían con la formación de la Hanza. Tuvieron originalidad e importancia en la posterior navegación del Atlántico. Forjaron el kontor, una factoría comercial con almacenes, oficinas y viviendas de los mercaderes, amurallada, ubicada en terrenos particulares de las ciudades comerciales. La importancia de la Hansa radica en haber constituido el aspecto naval y comercial en hecho histórico de bastante alcance: el avance de la frontera terrestre de Europa hacia el Este, resultado de un proceso de poblamiento impulsado por el hambre de tierra de los campesinos germánicos y por designios de evangelización y conquista. Comienzos de la expansión Europea El móvil religioso de las cruzadas fue la causa de un proceso de expansión hacia el oriente que permitió la fundación de establecimientos mercantiles en el Mediterráneo oriental adquiriendo la experiencia de negociar con gentes extrañas y productos exóticos. Venecia se constituiría como el principal intermediario entre Oriente y Occidente y además destaca como la primera

talasocracia del mundo moderno. Alcanza su apogeo en el S.XIV y su decadencia comienza en el S.XVI con la agresividad e los turcos otomanos. Los venecianos aumentaron el tamaño y capacidad de la galera hasta cuadruplicarla. Navegantes Mediterráneos en el Atlántico Los genoveses siendo más individualistas y con una república débil en política, tuvieron una tendencia a la dispersión lo que permitió que se extendieran geográficamente más que los venecianos. Llegaron a asentarse en ciudades portuarias de Aragón, el sur de Castilla y Portugal. Así fue como las técnicas mercantiles, navales y financieras de Italia se difundieron por el litoral de la península, cuyos marinos y comerciantes la adaptarían después para la exploración del Atlántico y el comercio con el Nuevo Mundo. La competencia con Venecia los llevaron a fundar fondaci (factorías) en ciudades Norteafricanas. Fracasaron en su búsqueda de oro pero tanto Génova como Venecia triunfaron al establecer contacto directo por mar entre las dos regiones económicamente más desarrolladas de la Europa cristiana: el Norte de Italia y los Países Bajos. Contaban con la brújula para orientarse y fijar con precisión su rumbo y con las primeras cartas de navegación dignas de ese nombre: los portulanos. Éstos, basados en el uso de la brújula y en la observación directa y empírica son también los primeros capaces de ofrecer con precisión, al navegante que sabe leerlos las distancias y rumbos de cualquier ruta marítima en la zona que representan. Fueron los genoveses y venecianos quienes más influyeron en la difusión de la navegación de altura (se efectúa en el mar, fuera de la vista de la costa, determinado rumbo y posición exclusivamente por instrumentos) y que luego se practicaba ya por casi todos los navegantes mediterráneos.

Cap. IV La Exploración Sistemática
La Europa intermedia fue la encargada de la tarea descubridora del Atlántico y tras extenderse hacia el sur, quedó conformada entre cuatro reinos principales: Inglaterra, Francia, Castilla y Portugal. Reunía más de un centenar de puertos entre los que se fue tejiendo una compleja red de tráficos marítimos mediante navegaciones cortas. Surgieron entonces una serie de complejos marítimoscomerciales: -Bristol: Inicialmente el más septentrional ubicado en Inglaterra, aportaba madera y carbón, lo que facilitó la aparición de instalaciones metalúrgicas de construcción naval. También aportó con lana y la pesca. -Nantes y Burdeos: Ambos crecientes en exportaciones de vinos. -Vizcaya: Ubicada en el noreste de Castilla, aportando con hierro y madera, fundamental para la construcción naval. -Coruña y Oporto: La primera en el noroeste de Castilla y la segunda en Portugal, aportaban con vinos, productos agros ganaderos, pesca, construcción naval y tonelería (estas últimas basadas en la industria de madera) En el SXIII con la reconquista se incluyeron el Algarve portugués y el litoral castellano del Sureste.

Finalmente, esta Europa intermedia queda completa con la incorporación de Londres y Ámsterdam como sus núcleos marítimos-comerciales más septentrionales. Pesca, Piratería y Comercio -Pesca: En la Europa medieval no solía ser una actividad especializada; pesca agricultura, piratería y comercio eran desempeñadas por las mismas personas, según épocas del año y circunstancias económicas. -Piratería: A partir de la decadencia de Roma, fue practicada por casi todos los pueblos litorales. No era más riesgosa que la pesca y sus ganancias podían ser muy superiores. Los vencidos se convertían en cautivos que recuperaban su libertada a cambio del pago de un rescate. Surgió el corso que era contratado por monarquías que no poseían fuerzas navales propias y cuyo objetivo era destruir o paralizar el comercio marítimo del adversario. -Comercio: Los vientos alisios empujaban el comercio hacia el suroeste, permitiéndoles una navegación fácil y segura por la costa africana y así evitar los piratas musulmanes en el estrecho de Gibraltar. Se venció el temor a perder de vista la costa, haciendo el regreso más prolongado pero también más seguro y previsible. Surgió entonces la pesca de altura. Se creó también la carabela en donde integraban las velas latinas de tradición mediterránea, el timón procedente de la Europa media y las técnicas y medios de navegación que empleaban los vikingos. Proliferaron las sociedades mercantiles, necesarias para reunir los grandes capitales indispensables para la pesca: aparece el préstamo a la gruesa como instrumento de crédito e incluso el seguro marino para minimizar los riesgos.

El Infante Don Enrique de Portugal Su papel histórico consistió en estimular, financiar, organizar y finalmente hacer productiva la exploración de la costa africana y la colonización de las islas Madeira, Azores y Cabo Verde. Dejó tal empresa lo bastante prestigiada para que la presión de los intereses que supo crear fuese suficiente para mantenerla y continuarla como tarea nacional de su patria. Inauguró una labor de exploración sistemática la cual fomentaba el hallazgo de nuevos mares y tierras como un plan deliberado y prolongado de esfuerzo, no como el resultado de accidentes o casualidades. Guinea: Otro Mar A medida que se avanzaba hacia el sur del continente africano las vueltas solían ser más difíciles por lo que se hizo indispensable el piloto profesional, veterano de navegación prolongada, familiarizado con el uso de la brújula y los portulanos. Se centraron en traer mercancías de poco volumen y alto valor, con el fin de compensar los elevados gastos y riesgos de navegación. Se privilegió por lejos el oro, y lograron desviar de las caravanas una modesta parte. Con la incorporación de Castilla a la exploración Atlántica centrada en las islas canarias se produjeron hostilidades que terminaron con la guerra lusocastellana en donde la reina de Castilla aprovechó para ordenar y controlar su comercio. La guerra terminó con el tratado de Alcobas-Toledo de 1479 en

donde las canarias quedaron para Castilla y todo el espacio africano hacia el sur quedó para Portugal. No se habló de los límites al norte ni al oeste. La Cruz del Sur: Otro Cielo En el S. XVII se forjó San Jorge de Mina, una factoría situada estratégicamente para asegurar la defensa de toda la costa de Guinea contra las agresiones castellanas por medio de una base militar con naves y guarniciones. También como enclave comercial entre la costa de oro, la costa de los esclavos, y la costa del marfil. Asimismo desempeñaba el papel de pases de operaciones y lugar de abastecimiento de las expediciones descubridoras que debían dirigirse al sur. Bartolomé Díaz logró llegar al extremo meridional de África, inicialmente lo bautizó como Cabo Tormentoso por las angustias que experimentó, pero luego al regresar a la corte lo cambió por Cabo de Buena Esperanza. A Díaz y a sus hombres les cupo la gloria de completar el conocimiento de las riberas orientales del Atlántico por 1487. La Ruta de Asia por Occidente Colón fue el primero que propuso navegar desde Europa, siempre hacia el Oeste, directamente hasta Asia. En 1479 vivió en Portugal en donde adquirió conocimientos de cartografía y geografía, leyendo los clásicos. Conoció la copia de la carta de Toscanelli que sostenía –basado en un error de Marco Polo que atribuyó a Asia una dimensión mayor Este-Oeste de la real- que la distancia entre Europa y el extremo Oriente no debía ser superior a tres millas náuticas, distancia que Colón redujo en una quinta parte, haciéndose eco de un error de Marino de Tiro. Los expertos de la corte portugesa lo rechazaron, los reyes católicos aprobaron su proyecto. Alonso Pinzón fue fundamental debido a que haciendo uso de su prestigiosa influencia logró reclutar a la tripulación y posteriormente silenció a los descontentos al final del viaje de ida. Todo el desarrollo y la génesis del viaje de Colón así como su imperturbable fe y seguridad se explicaban con un conocimiento previo de los lugares que pretendió alcanzar en su primer viaje, gracias al informe de un náufrago que se desvió de su regreso de Guinea; producto de las corrientes su embarcación se vio arrastrada hacia el oeste topando con las Antillas. Las penurias en el viaje de regreso diezmaron a los tripulantes, quedando solo uno vivo que alcanzó a avisar a Colón sobre las distancias de navegación, las latitudes de Haití y de la costa venezolana, y el camino de retorno. Posteriormente murió. No existe prueba directa e irrefutable de eso aunque hay indicios y pruebas indirectas persuasivas, aunque no todas convincentes. Al regreso de Colón, los reyes católicos, reforzados con bulas papales, negociaron con el monarca lusitano, llegando a un acuerdo en el tratado de Tordesillas (1494) en donde el mundo quedó separado por un meridiano situado 370 leguas al oeste de las islas Cabo Verde. La divisoria tenía que ser equidistante entre las islas de Cabo Verde y las descubiertas por Colón. Los Viajes Andaluces Para acelerar la exploración, la corona empieza en el año 1499 un sistema que autoriza a los marinos castellanos a compartir con colón la tarea descubridora.

Se llaman la capitulación de descubrimiento y rescate, mediante las cuales la corona lograría dirigir y coordinar las navegaciones a tierras y mares lejanos, obteniendo una puntual información sobre lugares, rutas y acontecimientos. Logra asimismo, que todo se lleve a cabo con desembolsos mínimos por parte del Estado, ya que el descubridor asume la totalidad de los riesgos y gastos. De este modo, al rey corresponderá la soberanía de las tierras descubiertas sin que ningún descubridor puede discutírsela ni aspirar a limitarla alegando derechos señoriales de ningún tipo. El hallazgo de oro en la isla Española durante el primer viaje colombino constituyó el acicate para la totalidad de los viajes andaluces. Una vez que las grandes Antillas fueran colonizadas y estas dispusieran de recursos suficientes para aprovisionar expediciones, los viajes de descubrimiento y rescate ya no se emprendieron desde España, sino desde la isla Española y más tarde, desde Cuba. La Otra Orilla del Atlántico Con el descubrimiento de América los monarcas portugueses deciden enviar navíos de exploración clandestinamente al continente americano lo que según algunos historiadores explica el retraso de cabo Buena Esperanza y el despacho de la flota de Vasco de Gama hacia la India. En 1513 Vasco Nuñez de Balboa enueve años entre el descubrimiento delncontró un paso hacia el Mar del Sur atravesando el istmo de Panamá. Durante esos años se averigua que hay una línea continua entre los hielos del Norte y las tierras más meridionales, lo que dice que los dos mundos nuevos que se habían ido descubriendo resultaban ser solo uno. Con el descubrimiento de Brasil atribuido a Pedro Álvarez Cabral, el monarca lusitano envió varias expediciones de reconocimiento a su costa oriental que le del Brasil que le correspondía según el tratado de tordesillas. Dentro de estas expediciones iba Vespucio y fue el primero en divulgar que las nuevas tierras descubiertas no formaban parte de Asia, sino un continente hasta entonces desconocido. El Paso del Suroeste Este paso que permitía el viaje al Asia por Occidente, el sueño de Colón, continuaba siendo el vivo deseo de Fernando el Católico, ya que quedaba en condiciones de competir con Portugal en el comercio de las especias sin quebrantar el tratado de Tordesillas. Desde entonces las tripulaciones dejan de ser socios de la empresa; viajarán como simples asalariados. Se trata de una organización moderna, capitalista, en la que los inversores corren el riesgo económico y obtienen la totalidad de los eventuales beneficios; la tripulación se ha convertido en simple mano de obra que asume todos los riesgos físicos a cambio de un salario. Se produce entonces la competencia por los más prestigiosos pilotos entre Castilla, Portugal, Francia e Inglaterra creando el cosmopolitismo de las gentes del mar. Un claro ejemplo es Fernando de Magallanes, nacido en Portugal pero al servicio del rey de la corona de castilla encuentra el paso denominándolo estrecho de Magallanes para posteriormente salir hacia el mar abierto. Lo denominaron Pacífico y era el anterior Mar del Sur bautizado por Vasco Núñez de Balboa. El paso del sudoeste quedaba abierto, pero también se había demostrado que, por su lejanía y los peligros de su navegación, el estrecho de Magallanes no podía utilizarse como ruta comercial.

Fue objeto entonces de expediciones piráticas como la de francis drake quien en 1577 se intereso más en atacar buques españoles y ciudades costeras del Perú que en llevar a cabo descubrimientos geográficos. El Paso del Noroeste En 1521 la guerra hispano-francesa, el rey de Francia Francisco I realiza una campaña coros para debilitar a su adversario. En esta campaña captura parte del botín de la conquista de Nueva España y quedo impresionado por todo el valor intrínseco que encontró en las joyas de oro. Decide entonces buscar en el noroeste un paso similar al que Magallanes había encontrado en el suroeste. El paso debía encontrarse más al norte de lo que suponía y decide abandonar la expedición. Esta fue retomada por los ingleses que fueron los que mayor interés mostraron en explorar esta zona por su experiencia en las pesquerías de Islandia y últimamente de Terranova. Creyeron entonces que la distancia entre Inglaterra y las islas Molucas (Indonesia) sería menor por el noroeste que por la ruta usual alrededor de África, por lo que deciden buscar el paso. John Davis exploró principalmente las costas de Groenlandia, pero aprisionado entre los hielos flotantes debieron regresar. Se rescata el valor científico de sus observaciones entre los mares árticos y su fauna. El Paso del Nordeste Inicialmente fueron los ingleses quienes buscaron este paso para establecer intercambios comerciales con Rusia, para romper el monopolio de la Hansa y permitir mejores términos de intercambio comercial. La ruta resultó demasiado peligrosa y frágil, los riesgos reducían las ganancias y fue abandonada por Inglaterra. Luego fueron los holandeses y los daneses quienes asumieran la exploración de esta zona a partir de fines del siglo XVI. Más que un paso hacia Asia a ellos les interesaba el tráfico de aceite de foca y sobre todo las pieles preciosas que tenían los cazadores rusos y que llegaban a Europa occidental a través del mar báltico. Cansados de los peligros deciden regresar. Gracias al a experiencia adquirida en geografía, clima y navegaciones fue posible a partir del S.XVI el desarrollo de la pesca de la ballena en latitudes árticas. Muchos años después fueron los rusos los impulsores de encontrar este paso para estimular la colonización rusa en Siberia. No lograron hallar el paso entre Siberia oriental y Rusia septentrional debido a la falta de tecnología para romper el hielo, les resultaba imposible continuar con éxito la exploración. Esto se lograría recién en el S.XIX con los buques de vapor diseñados como rompehielos.