You are on page 1of 17

Javier Parrilla y Álvaro Villanueva.

2ºA BTO 2008/09

Los
Residuos

Javier Parrilla y Álvaro Villanueva. 2ºA BTO


Ciencias de la Tierra y medioambientales
Curso 2008/09

0
Javier Parrilla y Álvaro Villanueva. 2ºA BTO 2008/09

Índice:

1.-Introducción a la gestión de residuos: 2

2.-Descripción de la gestión de residuos: 7

3.-Situación a nivel de España y Madrid: 10

4.-Consecuencias del almacenamiento de los residuos en vertederos: 11

5.-Propuestas oficiales, legislación, etc. para el problema: 13

6.-Propuestas interesantes: 15

-Bibliografía: 16

1
Javier Parrilla y Álvaro Villanueva. 2ºA BTO 2008/09

1.- Introducción a la gestión de residuos.

Hace algunos años la producción de residuos no constituía un grave problema


ambiental, puesto que se prolongaba la vida útil de los productos que se consumían, y al
final se reutilizaban. Es a partir de la segunda mitad del siglo XX cuando en los países
desarrollados se instala la cultura de <<usar y tirar>> que fomenta el consumo de
productos, a veces no tan necesarios, que ha llevado a un incremento en la cantidad de
residuos generados y a uno de los más graves problemas ambientales. Actualmente, y
con el fin de alcanzar un desarrollo sostenible en materia de residuos, se introduce la
cultura de las <<tres erres>>: Reducir, Reutilizar y Reciclar.

1.2.- Concepto de residuo.

Un residuo se define como todo material resultante de un proceso de fabricación, transformación,


utilización, consumo o limpieza, cuando su poseedor o productor lo destina al abandono.

1.3.- Tipos de residuos.


Sector de actividad Tipo de residuos Clases Componentes
Primario (agricultura, Agrícolas. • Cultivos. • Tallos, hojas, pajas.
ganadería y silvicultura) Ganaderos. • Estiércol y purines. • Deyecciones de animal.
Forestales. • Entresaca. • Restos de madera, ramas
y hojas.
• Cortes de madera. • Serrín, virutas.
• Restos de incendios. • Madera quemada.
Secundario (industria y Industriales. • Inertes. • Chatarra, vidrios, arenas,
energía) virutas metálicas.
• Asimilables a • Plásticos, papeles, vidrio.
urbanos.
• Tóxicos y peligrosos. • Compuestos con berilio,
productos inflamables
explosivos, etcétera.
Radiactivos. • Alta actividad. • Restos de minerales de
uranio.
• Media y baja • Restos que contienen
actividad. radionucleidos.

Terciario (servicios) Sólidos urbanos. • Domiciliarios. • Papel, materia orgánica,


vidrio.
• Voluminosos. • Restos de muebles,
electrodomésticos, coches.
• Comerciales. • Envases, bolsas.
• Construcción y • Ladrillos, madera.
demolición.

Sanitarios. • Asimilables a • Papeles, restos de comida,


urbanos. envases de bebida.
• Biopeligrosos. • Productos contaminados,
jeringuillas, vendas, gasas,
etcétera.
• Químico-sanitarios
peligrosos.
• Residuos radiactivos.
• Restos anatómicos.

2
Javier Parrilla y Álvaro Villanueva. 2ºA BTO 2008/09

1.3.1.- Residuos sólidos urbanos (RSU)

Los residuos sólidos urbanos, son los generados por las actividades desarrolladas
en los núcleos urbanos o en sus zonas de influencia, es decir, en los domicilios
particulares, comercios, oficinas y servicios.

En los residuos urbanos se distinguen:

• Residuos domiciliarios, originados en los domicilios particulares


como resultado de las actividades domésticas. Se incluyen aquí
algunos de gran tamaño, como muebles, electrodomésticos o coches.
• Residuos comerciales y de servicios, generados en oficinas, centros
de enseñanza… y que son semejantes a los residuos domésticos.
• Residuos producidos por la limpieza de calles, zonas verdes y
mercados.
• Residuos de construcciones, demoliciones y obras de reparación en
viviendas (escombros).
Los RSU tienen una composición muy heterogénea, ya que están constituidos
por materiales muy diversos que se agrupan, según su naturaleza, en inertes,
fermentables, combustibles, voluminosos, electrodomésticos, teléfonos móviles,
baterías, neumáticos, pilas, aceites.

Los efectos más comunes que provocan los RSU son los siguientes:

• Olores desagradables, provocados por la descomposición de la


materia orgánica presente.
• Riesgos para la salud, ya que si se acumulan de forma incontrolada,
favorecen la proliferación de ratas, moscas… que son posibles
portadoras de enfermedades,
• Contaminación del suelo y de aguas superficiales o subterráneas, en
estas últimas por lixiviados, cuando el agua de lluvia arrastra
sustancias.
• Contaminación del aire por combustiones, controladas o
incontroladas.
• Degradación del paisaje.

La gestión de los RSU comprende todas las operaciones que se realizan desde que se generan
los residuos hasta su destino final más adecuado desde el punto de vista ambiental.

Estos productos de desecho son gestionados por los municipios que,


directamente o mediante contratas a emresas especializadas son recogidos,
transportados, almacenados o eliminados. Los residuos especiales han de depositarse en
los denominados puntos limpios.

3
Javier Parrilla y Álvaro Villanueva. 2ºA BTO 2008/09

Residuos
ganaderos de cría
Residuos mineros
y de cantería
Residuos
agrícolas
11% Residuos
23% forestales
4% Residuos
industriales
4% Residuos tóxicos
y peligrosos
8% Escombros y
derribos
1%
Lodos de
4% depuradoras
Residuos
6% 26% domésticos
Residuos de
13% mataderos

1.1.2.- Residuos sanitarios

Los residuos sanitarios son los generados por las actividades sanitarias en los hospitales, clínicas,
consultas de atención primaria, laboratorios de análisis y laboratorios farmacéuticos.

Se pueden clasificar en:

A. Residuos asimilables a los urbanos, producidos en los servicios de


hospitales que no realizan tareas sanitarias propiamente dichas.

B. Residuos sanitarios asimilables a los residuos urbanos, producidos en


actividades sanitarias, pero de características iguales a residuos urbanos
o domésticos. No implica riesgo de contaminación biológica.

C. Residuos biosanitarios peligrosos, que poseen en su composición


agentes infecciosos y, por tanto, con capacidad potencial de contagio y
toxicidad. Antes de ser recogidos por los servicios municipales, es
obligatorio someterlos a tratamientos de desinfección.

D. Residuos químico-sanitarios peligrosos, que contienen sustancias


químicas con capacidad de contaminación ambiental o humana. Son
residuos tóxicos y peligrosos, por lo que es necesario aplicar
tratamientos para disminuir su peligrosidad. Su gestión compete al
propio centro sanitario a través del Plan General de Gestión Interna de
Residuos.

4
Javier Parrilla y Álvaro Villanueva. 2ºA BTO 2008/09

E. Residuos radiactivos de baja o media actividad, como los líquidos o


sólidos contaminados que proceden de departamentos de medicina
nuclear. Su gestión se
realiza, como el resto de
residuos radiactivos, a Residuos
través de ENRESA clínicos
(Empresa Nacional de 30% especificos
70%
Residuos Radiactivos) Residuos
asimilables
urbanos

1.1.3.- Residuos industriales

Los residuos industriales son materiales inertes o asimilables a residuos urbanos y sustancias
tóxicas, peligrosas o radiactivas, generados en la actividad industrial.

Tanto los inertes como los asimilables o urbanos presentan características y


tratamientos similares a los domésticos. Sin embargo, merecen especial atención los
tóxicos, los peligrosos y los radiactivos.

Los residuos tóxicos y peligrosos (RTP) se definen como aquellos que contienen determinadas
sustancias o materias en cantidades que suponen un riesgo tanto para la salud humana como
para los recursos naturales y el medio ambiente,

El origen de los RTP se encuentra en los propios procesos industriales y entre los
efectos que pueden ocasionar, destacan las alteraciones sobre la salud por ingestión o
inhalación de estos productos y los daños físicos por contacto del suelo y de aguas
superficiales y subterráneas. En su tratamiento se utilizan varios métodos, entre ellos:

• Tratamientos químicos, que transforman las sustancias nocivas o tóxicas en


otras menos peligrosas.
• Tratamientos fisicoquímicos, que separan o aíslan los productos peligrosos del
resto.
• Tratamientos térmicos, que utilizan elevadas temperaturas para la combustión,
gasificación y cristalización de los residuos peligrosos.
• Aislamiento en depósitos de seguridad, es decir, vertederos localizados en
terrenos geológicos seguros y sometidos a un control sanitario.

De estos residuos se encargan empresas especializadas debido a la necesidad de


un mayor control.

5
Javier Parrilla y Álvaro Villanueva. 2ºA BTO 2008/09

1.3.4.- Residuos radiactivos

Se considera residuo radiactivo (RR) a todo material o producto de desecho que contiene o
esté contaminado con elementos radiactivos en concentraciones o niveles de actividad
superiores a los establecidos por las autoridades competentes y para los que no se prevé
ningún uso.

Estos residuos poseen la propiedad de emitir radiaciones ionizantes y pierden


actividad de forma progresiva con el paso del tiempo. Hay una gran variedad de
residuos radiactivos que se clasifican atendiendo a estos factores:

• El periodo de semidesintegración es el tiempo que tarda una masa de un isótopo en


reducirse a la mitad. Existen residuos radiactivos de vida corta, que pierden la mitad
de su actividad en menos de treinta años, y residuos radiactivos de vida larga, que
tardan más de treinta años en perder la mitad de su actividad.

• La intensidad de su actividad, para la que se fijan unos límites máximos en cada


elemento. Existen residuos de alta actividad de vida larga que superan los límites
fijados y suelen ser los combustibles que se generan en las centrales nucleares.
También existen residuos de baja y media intensidad de vida corta que no superan
los límites máximos y su origen es diverso.

• La toxicidad, elemento fundamental de clasificación que refleja la cantidad de


radiaciones ionizantes que emiten los residuos y que diminuye con el tiempo.

Las fuentes de residuos radiactivos son las centrales nucleares, la industria, los
hospitales y la investigación, que emplean isótopos radiactivos en sus actividades.

1.3.5.- Residuos agrícolas, ganaderos y forestales.

Los residuos agrícolas y ganaderos, también denominados agropecuarios, son los que se
originan como consecuencia de la agricultura y la ganadería.

Destacan principalmente los plaguicidas, los abonos, los insecticidas, los restos
agrícola, los purines y los excrementos de los animales. Son muy abundantes y están
dispersos, por lo que son de difícil control y constituirán una de las principales fuentes
de contaminación del suelo y de aguas superficiales y subterráneas.

Los residuos son los que se generan por las actividades realizadas en los bosques (silvicultura),
entresaca, limpieza de los mismos, etcétera.

Los principales residuos son rama, hojas, cortezas, raíces, serrines… Todos estos
residuos son empleados como abonos debido a su elevado contenido en materia
orgánica. Su control es necesario, con el fin de evitar los problemas de contaminación
del suelo y del agua, así como el riesgo de incendios.

6
Javier Parrilla y Álvaro Villanueva. 2ºA BTO 2008/09

2.- Descripción de la gestión de los residuos.

Los residuos constituyen uno de los problemas ambientales más graves de


nuestra sociedad. La creciente preocupación por el medio ambiente ha hecho surgir la
necesidad de un cambio en el tratamiento tradicional de la basura, donde la mayoría de
los productos de desecho eran depositados en el suelo, el agua o el aire.

La gestión de los residuos debe contemplar los mecanismos de recogida, las técnicas de
eliminación, los tratamientos de los residuos generados y el almacenamiento de los
residuos especiales en lugares adecuados y seguros.

2.2.- Disminución de los residuos.

a. – Reducción en origen. Esta medida persigue reducir o eliminar la producción


de residuos a través del empleo de “tecnologías limpias” que modifiquen los
procesos de fabricación industrial para conseguir un uso más racional de
materias y energías y que se integren en el ciclo de producción y consumo de
forma que ocasione el menor impacto ambiental.
b. – Reducción de volumen. Consiste, por una parte, en la separación de los
residuos en origen, con el fin de disminuir su volumen y el coste de su
eliminación, ya que algunos se pueden recuperar y reutilizar de nuevo, y por
otra, en la reducción física de su volumen, aplicando distintos tratamientos,
como compactación, secado por calor…
c. – Recuperación y reciclaje. La recuperación de residuos consiste en el empleo
de los mismos en procesos de fabricación distintos a los de su formación. El
reciclaje consiste en su empleo para los mismos procesos en los que los residuos
se han producido.

2.2.- Transformación de residuos.

La transformación de los componentes de los residuos con el fin de obtener


energía de productos con otras aplicaciones es otra forma de aprovechamiento de
desechos. Un ejemplo puede ser el del compostaje, que consiste en la degradación
bioquímica de la materia orgánica de los residuos mediante la acción de
microorganismos hasta formar un compuesto denominado compost. El proceso puede
realizarse de forma anaerobia (sin oxígeno) o de forma aerobia (con oxígeno), siendo
esta última la más empleada. La degradación por vía aerobia consta de:

1. Etapa de latencia y crecimiento, en la que se inicia un crecimiento de los


microorganismos. Dura de dos a cuatro días.
2. Etapa termófila, durante la cual se desarrolla una gran actividad bacteriana a
temperaturas de 50 a 70ºC que permite eliminar gérmenes patógenos, larvas,
etc. Según el producto de partida y las condiciones ambientales, esta fase puede
durar entre una semana, en procesos acelerados, y de unos dos meses en los
procesos más lentos.
3. Etapa de maduración, en la que disminuye la actividad bacteriana y comienza
la acción de los hongos, que continúan el proceso de descomposición. En esta
fase se fabrican vitaminas y antibióticos, entre otros compuestos.

7
Javier Parrilla y Álvaro Villanueva. 2ºA BTO 2008/09

El compost terminado, también conocido como humus, es un material heterogéneo de


color negro o marrón oscuro cuyo contenido en N y C es relativamente bajo, pero que
tiene otras sustancias como P, Ca, Mg, y Fe y además posee propiedades herbicidas. Su
calidad como abono es baja, pero se emplea como sustituto de la turba para mejorar las
propiedades del suelo, ya que aumenta la capacidad del mismo para retener agua e
incrementa los procesos de nitrificación.

2.3.- Eliminación de los residuos

Los métodos de eliminación se aplican en el tratamiento de aquellos residuos


que no son reciclados ni transformados en otros productos. Los más importantes son los
vertederos, la incineración, el almacenamiento de residuos radiactivos y la supresión de
residuos biosanitarios peligrosos.

2.3.1.- Vertederos incontrolados.

El uso de vertederos, para depositar residuos sin ningún tipo de control


en lugares muy diversos y no alejados de las poblaciones, ha sido el primero de los
métodos empleado por el ser humano para eliminar residuos, por ser simple y barato,
pero ocasiona graves problemas ambientales y de salud al carecer de los controles
adecuados.

2.3.2.- Vertederos controlados.

Son instalaciones Porcentaje de residuos que van a vertederos en diferentes países


de eliminación destinadas al Italia----------------------------------------------------------------83%
depósito de residuos, situados en Alemania----------------------------------------------------------69%
lugares adecuados, donde se Portugal------------------------------------------------------------90%
depositan de forma ordenada los Grecia--------------------------------------------------------------90%
residuos y bajo condiciones Suiza---------------------------------------------------------------20%
seguras y supervisadas, que evitan Francia-------------------------------------------------------------45%
los problemas de contaminación Gran Bretaña---------------------------------------------------89.3%
de agua, aire y suelo. Son los que Holanda------------------------------------------------------------43%
se van utilizando cada vez más en España-------------------------------------------------------------67%
la actualidad. Finlandia----------------------------------------------------------80%

Las características y factores que se tienen en cuenta para la instalación y buen


mantenimiento del vertedero son las siguientes:

a. Condiciones geológicas y geomorfológicas del terreno: terreno


impermeable o impermeabilizado artificialmente para evitar contaminación de
aguas subterráneas por lixiviado, terreno en pendiente para recoger los
lixiviados y transportarlos a balsas de recogida.
b. Condiciones climatológicas: hay que elegir para su ubicación una zona
donde existan tasas de precipitación bajas y elevada evapotranspiración, para
reducir así la producción de lixiviados.
c. Instalar puntos de salida de los gases, que se producen como consecuencia
de los procesos de descomposición.

8
Javier Parrilla y Álvaro Villanueva. 2ºA BTO 2008/09

d. Recubrimiento con capas de tierra, donde sea posible el crecimiento de


vegetación autónoma para reducir el impacto paisajístico.
e. Accesos para el paso de vehículos, y un vallado que impida el paso de
personas y animales.

Al cabo del tiempo y finalizadas las actividades en el vertedero por alcanzar el


máximo de su capacidad, se procede a su clausura y sellado, acondicionando la
superficie mediante revegetación, reforestación y restauración del paisaje de manera que
se pueda dedicar a otros usos.

2.3.3.- Incineración.

Es un método de eliminación de residuos que se comenzó a utilizar a


finales del siglo XX. Consiste en un proceso de combustión térmica controlada que
genera cenizas, dióxido de carbono y agua. Si en las basuras existen plásticos que
contengan PVC, además se producen contaminantes del aire altamente tóxicos. Con este
mecanismo se consigue reducir el peso y volumen de las basuras sólidas en poco tiempo
y espacio. En una planta incineradora se llevan a cabo los siguientes procesos:

• Recepción y preparación de los residuos.


• Combustión en hornos rotatorios a temperaturas entre 900-1200ºC y
extracción de cenizas y escorias.
• Depuración de los gases y emisión de los mismos a la atmósfera.
• Análisis y eliminación de escorias y cenizas. Los materiales
incombustibles y los no quemados, junto con las cenizas formadas por
los residuos sólidos de la combustión, se recogen, se analizan y se
pueden emplear para relleno en construcción, o para solidificarlos y
enviarlos a vertederos inertes o a depósitos de seguridad, dependiendo
de su contenido y peligrosidad.

2.3.4.- Almacenamiento de residuos radiactivos.

Los residuos radiactivos no pueden ser eliminados mediante los mismos


procesos anteriormente descritos, por lo que para evitar su dispersión en el
medio ambiente, es necesario almacenarlos en lugares especiales, hasta que se
elimine la radiactividad que portan.

Los residuos de baja y media actividad se inmovilizan en depósitos de


hormigón. Los de alta actividad poseen dos tipos de emplazamientos, uno
temporal, como las piscinas situadas en las propia centrales, en las que se enfrían
durante un largo periodo de tiempo y otro emplazamiento definitivo o deposito
geológico, constituido por formaciones geológicas profundas.

9
Javier Parrilla y Álvaro Villanueva. 2ºA BTO 2008/09

La gestión de los residuos radiactivos la realizan empresas nacionales de


cada país; en España, la empresa ENRESA se encarga de la eliminación de los
residuos en el centro de almacenamiento de El Cabril (Córdoba), donde se
recogen residuos de baja y media actividad y que contienen un sistema de tres
barreras aislantes:

• Los contenedores de almacenamiento de residuos.


• Las estructuras de almacén, la cobertura y la red de control de
infiltraciones que evita que el agua llegue a los bidones.
• El terreno, que constituye una barrera geológica.

3.- Situación a nivel de España y Madrid:

En España se ha producido, de la misma forma que en otros países europeos, un


incremento en la generación de residuos de forma paralela a su crecimiento económico.
A lo largo de los últimos años se ha conseguido una mayor sensibilización de las
administraciones, los sectores económicos y la sociedad, se han incrementado las
infraestructuras para el tratamiento de los residuos, aunque no en todos los casos con el
rendimiento esperado y se ha consolidado un sector empresarial especializado en la
gestión de los residuos.

Todavía un porcentaje elevado de los residuos que se generan en España van a


vertedero, es decir, a eliminación. Esta situación debe ser objeto de atención específica.

En este sentido, disminuir la generación de residuos, fomentar la reutilización e


implantar recogidas selectivas de flujos diferenciados tienen un papel crucial a la hora
de incrementar la tasa de reciclado, a la vez que se disminuye la cantidad de residuos
vertidos.

La información sobre la generación y gestión de los residuos es un elemento


esencial para la planificación, tanto de las necesidades de infraestructura de tratamiento,
como para el establecimiento de objetivos realistas para mejorar la gestión de los
residuos en España.

En España, la gestión de los residuos urbanos de origen domiciliario descansa de


forma preponderante en las entidades locales y, en mayor o menor medida, es orientada
por las Comunidades Autónomas. El reto al que se enfrentan las administraciones es
articular modelos de gestión eficientes que permitan cumplir con las obligaciones y los
objetivos legales derivados de la múltiple y diversa legislación comunitaria, nacional y
autonómica que afecta a estos residuos.

Hay que resaltar la complejidad del enfoque de las actuaciones sobre residuos
domésticos que tienen a la vez que conjugar objetivos de prevención, reciclado y
valorización y eliminación para distintos materiales, que componen estos residuos y los
objetivos relativos a los envases. A todo ello hay que añadir que las instalaciones
destinadas a su tratamiento y eliminación deben cumplir con la legislación que les sea
de aplicación.

10
Javier Parrilla y Álvaro Villanueva. 2ºA BTO 2008/09

Por otra parte en los últimos cuatro años se han aprobado regulaciones
específicas para distintos grupos de residuos. La mayoría de estas normas, de forma
similar a la Ley de Envases, prevén la creación de sistemas integrados de gestión en
aplicación del principio de responsabilidad ampliada del productor.

En los últimos cuatro años se han puesto en marcha Programas de I+D+i


destinados a la investigación y desarrollo en materia de residuos que han empezado a
proporcionar resultados que mejoran la eficacia de los tratamientos y optimizan su
gestión.

Los sistemas de control, inspección y vigilancia han mejorado en los últimos


años pero siguen siendo insuficientes. En este sentido cabe destacar la acción del
Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) con el que las administraciones
deben seguir cooperando estrechamente.

Sin duda la aplicación de las medidas del Plan va a suponer una mayor eficacia
en la gestión, el crecimiento del sector empresarial especializado en la gestión de los
residuos y creación de empleo en el sector.

Por ultimo es necesario señalar que para llevar adelante este Plan es necesario
articular procedimientos para una coordinación más efectiva entre las distintas
administraciones y sectores implicados.

4.- Consecuencias del almacenamiento de los residuos en vertederos.

Los vertederos bien manejados han constituido hasta hace poco la manera más
efectiva y segura de almacenar residuos, ayudando a acelerar su descomposición. Pero
vertederos inmovilizan recursos potenciales (donde hay un vertedero podría haber un
parque, un polideportivo o un área industrial) y pueden originar serios problemas
ambientales. De igual modo, muchos materiales que pueden ser reciclados y reutilizados
suelen acabar en el vertedero, constituyendo un gasto inútil de materias primas. Los
vertederos necesitan grandes espacios abiertos, generalmente en las afueras de las
ciudades, pero no demasiado lejos para no encarecer los costes de transporte de los
residuos. Además, son famosos por originar polvo, ruido y malos olores ya que la
basura es dispersada por el viento y sirve de fuente de comida para pájaros, insectos y
ratas.
El principal proceso que se lleva a cabo en un vertedero es la descomposición de
la materia orgánica (principalmente restos de comida, vegetales, papel y cartón),
generando biogás. El biogás es una mezcla de diferentes gases, cuyos principales
componentes son el dióxido de carbono (35-40%) y el metano (45-50%), dos de los
gases responsables del efecto invernadero y el calentamiento global. El metano es
inflamable por lo que puede originar explosiones e incendios en los vertederos.
Además, el metano posee un potencial de efecto sobre el calentamiento global 21 veces
mayor que el dióxido de carbono.

11
Javier Parrilla y Álvaro Villanueva. 2ºA BTO 2008/09

El riesgo de explosión y las emisiones a la atmósfera de los gases producidos en


los vertederos pueden ser reducidos instalando un sistema de extracción de gas en el
seno del vertedero, a base de tuberías colectoras, bombas y pozos extractores. Este gas
se usa como combustible en plantas de generación de electricidad, las cuales están
conectada a la red eléctrica. De esta forma se reduce la contribución del biogás
producido en el vertedero al calentamiento global y se genera energía para el consumo
humano o industrial que se vende a la red eléctrica.
Otro de los problemas ambientales en los vertederos es cuando llueve. El agua
que cae sobre el vertedero puede filtrarse a través de los residuos, captando partículas
solubles de los mismos en descomposición. Este problema se agrava cuando los
vertederos almacenan también sustancias catalogadas como peligrosas, como baterías u
otros residuos altamente contaminantes. Este líquido es conocido técnicamente como
lixiviado y puede contaminar ríos y aguas subterráneas.
Por ello, el terreno sobre el que se establece un vertedero debe de estar
impermeabilizado con diversas capas de arcilla y materiales sintéticos que impiden la
contaminación del área que rodea al vertedero. Pero ninguna barrera es perfecta y a
veces se originan fugas que desencadenan episodios de contaminación, afectando a
fauna, flora e incluso la salud pública.
Los problemas asociados a los vertederos persistirán hasta que la
descomposición de la materia orgánica se haya llevado a cabo y la totalidad de los
residuos se hayan estabilizado en el seno del vertedero, lo que puede durar varias
décadas, incluso siglos. Por ello, después de que el vertedero ha sido clausurado es
necesario un exhaustivo programa de control y post-clausura de vertederos que dure
varias décadas, controlando el sistema de colección de gases y las posibles fugas de
lixiviados.

Todo el agua de la imagen


esta contaminada, por lo
que puede incorporarse a
ríos o filtrarse con la
consiguiente dispersión
de los contaminantes.

12
Javier Parrilla y Álvaro Villanueva. 2ºA BTO 2008/09

5.- Propuestas oficiales, legislación, etc. para el problema:

A nivel nacional, se sigue el Plan Nacional Integrado de Residuos (PNIR) cuyos


objetivos son:

• Modificar la tendencia actual del crecimiento de la generación de


residuos.

• Erradicar el vertido ilegal

• Disminuir el vertido y fomentar de forma eficaz: la prevención y


la reutilización, el reciclado de la fracción reciclable, así como
otras formas de valorización de la fracción de residuos no
reciclable

• Completar las infraestructuras de tratamiento y mejorar el


funcionamiento de las instalaciones existentes.

• Obtener estadísticas fiables en materia de infraestructuras,


empresas gestoras y producción y gestión de residuos.

• Evaluar los Instrumentos económicos y en particular los fiscales


que se han puesto en práctica para promover cambios en los
sistemas de gestión existentes. Identificar la conveniencia de su
implantación de forma armonizada en todas las Comunidades
Autónomas.

• Consolidación de los programas de I+D+i aplicados a los


diferentes aspectos de la gestión de los residuos, incluyendo
análisis de la eficiencia de los sistemas de recogida, optimización
de los tratamientos y evaluación integrada de los procesos
completos de gestión, desde la generación hasta la eliminación.

• Reducir la contribución de los residuos al Cambio Climático


fomentando la aplicación de las medidas de mayor potencial de
reducción.

Esta política se basa en la aplicación de un conjunto de principios que en la


práctica supone:

1. Promover la correcta gestión del conjunto de los residuos,


disminuir su generación e impulsar las prácticas más adecuadas
para su gestión.

2. Establecer prioridades en las opciones de gestión desde la


prevención, reutilización, reciclaje, valorización energética y por
ultimo la eliminación.

13
Javier Parrilla y Álvaro Villanueva. 2ºA BTO 2008/09

3. Que todos los agentes implicados desde las administraciones


públicas a los agentes económicos y sociales, pasando por los
consumidores y usuarios asuman su cuota de responsabilidad en
relación con los residuos.

4. Disponer de infraestructuras suficientes para garantizar que los


residuos se gestionan correctamente y en lo posible cerca de su
lugar de generación.

Entre la legislación actual se encuentran leyes como la Ley de Residuos, que


prohíbe el abandono, vertido o eliminación de forma incontrolada de los residuos , o la
Ley de Envases, que establece objetivos a cumplir en todo el territorio.

Además, la aplicación de la recientemente aprobada Directiva Marco de


Residuos va a afectar de forma relevante a la planificación y gestión de residuos
urbanos de origen domiciliario ya que:

• La jerarquía de cinco niveles (prevención, preparación para la


reutilización, reciclado, otras formas de valorización y
eliminación) debe aplicarse como principio rector en la
legislación y política sobre prevención y gestión de residuos.

• En 2015 deberá establecerse recogida selectiva para al menos


papel, metal, plástico y vidrio.

• En 2020, la preparación para la reutilización y el reciclado de


residuos de materiales tales como, al menos, papel, los metales, el
plástico y el vidrio, deberá aumentarse como mínimo hasta un 50
% global de su peso.

• Se deberán adoptar medidas para promover la recogida selectiva


de bioresiduos para su compostaje y digestión. Cabe la
posibilidad de que en un futuro puedan establecerse requisitos
sobre gestión de los bioresiduos y criterios de calidad para el
digestato y el compost obtenido a partir de ellos.

En lo referente a Madrid, se sigue la Estrategia de Residuos de la Comunidad de


Madrid (aprobada en octubre de 2007) que prevé medidas concretas para la reducción
de la producción y fomentar la reutilización, el reciclado y el aprovechamiento
energético de los tipos de residuos que se generan. Entre las medidas se encuentran el
Plan Regional de Residuos Urbanos (que plantea un nuevo modelo de gestión de los
residuos urbanos basado en la mayor participación de las entidades locales y enfocado a
la reducción de la eliminación de residuos biodegradables en vertedero y al impulso de
la valorización) y el Plan Regional de Residuos Industriales (propone medidas para la
mejora de recogida selectiva y la segregación en origen, con los objetivos de maximizar
la valorización y reducir la eliminación en vertedero de los residuos industriales).

14
Javier Parrilla y Álvaro Villanueva. 2ºA BTO 2008/09

6.- Propuestas interesantes:

La gestión de los residuos es un tema bastante espinoso debido a que la


generación de residuos no solo es continua sino que además cada vez va más en
aumento, debido a la proliferación de una generación consumista basada en el “usar y
tirar” cuando deberíamos tender a reciclar y reutilizar al máximo todos los materiales
posibles. Además el ser humano tiene una fea costumbre que es la de crear cosas que
luego no sabe como degradar o transformar, he ahí el ejemplo de las bolsas de plástico
utilizadas por los comercios para cargar las compras o las bandejas de poliespan
utilizadas para el envasado de alimentos, que las utilizamos en ingentes cantidades pero
luego a la hora de deshacernos de ellas no sabemos como hacerlo, debido a que no
existe ninguna empresa ni tecnología capaz de realizar dicha acción, por lo que se
almacenan o se llevan a los vertederos para ser incineradas o enterradas bajo tierra con
la contaminación que ello conlleva.
Es necesaria la inversión en el desarrollo de nuevas tecnologías para mejorar y hacer
más eficiente la gestión de los residuos generados. Se debe promover el reciclaje no
solo de los ciudadanos en sus casas, sino también de las empresas que también generan
un elevado volumen de residuos. Para que las empresas reciclen se deben dar facilidades
pero también es necesario el endurecimiento de las leyes para aquellas empresas que
después de haber precisado de la ayuda por parte de las instituciones o que simplemente
no cumplan con lo establecido para que les sea más favorable cumplir la ley que pagar
la multa. En cuanto a los ciudadanos es necesario propagar la idea de la necesidad de
reciclar para hacer una buena gestión de los residuos y para ello es necesario educar
ambientalmente a los adultos pero sobre todo a los niños y adolescentes donde los
educadores juegan un papel muy importante en la concienciación de las generaciones
venideras, para que ellos puedan ser capaces de entender la importancia de cuidar el
medio ambiente, y en este caso saber gestionar de forma correcta los residuos.

Como cosas de interés apuntar que en la página de ecoembes


(ww.ecoembes.com), se pueden realizar consultas para saber donde tirar un residuo que
tengamos en casa y no sepamos exactamente donde va. Además, en Fuenlabrada se ha
inaugurado un nuevo punto limpio en el polígono de la Cantueña junto a la papelera
para que los ciudadanos puedan depositar los residuos especiales que generen, también
continua el punto limpio móvil que cada día de la semana se sitúa en uno de los barrios
de Fuenlabrada.

Para concluir hacer un llamamiento para la concienciación tanto de ciudadanos,


empresarios, comerciantes y gobernantes para que se hagan esfuerzos verdaderos para la
buena gestión de los residuos y así contribuir con el normal desarrollo y protección del
medio ambiente.

15
Javier Parrilla y Álvaro Villanueva. 2ºA BTO 2008/09

Bibliografía:

ec.europa.eu
www.ecoembes.com
www.marm.es
www.ecoembes.com
www.ayuntamientodefuenlabrada.es
Libro de CTM de 2ºBto
Buscador Google para las fotos.

16