You are on page 1of 20

CARLOS RAFAEL DOMÍNGUEZ

EL CONCEPTO
DE
“ORDEN FATAL”
EN

LA ILÍADA

2002

1
Para abordar este tema voy a proceder de una manera realmente simple: Tomar
el texto y leerlo, leerlo a fondo. Sin arrastrar ideas preconcebidas. Todo el énfasis estará
puesto en desentrañar el mensaje textual a través de sus términos interpretados en su
contexto natural.

• La Ilíada consta de 24 libros y 15600 líneas.
• El argumento representa cuatro días de lucha en el décimo año de una guerra
contra Troya, con dos días intercalados de tregua.
• La fatalidad está esencialmente representada en Aquileo. Su fin está
preanunciado y todo se dirige hacia él.
• Por lo demás, todo el marco del poema está encuadrado en ese marco fatalista:
las conductas humanas, sus pasiones, sus reacciones, sus acciones heroicas, sus
sentimientos, sus relaciones, sus discursos.
• Es fatal el pathos de una guerra inútil; todos mueren porque sí, excepto los
héroes, para cuya muerte siempre hay alguna razón fatal.
• La vida familiar, cotidiana. quedó allá lejos, en sus tierras. Aquí todo es heroico,
incluso los banquetes.

ANALISIS
Nota: Los números indican las líneas del Libro I. Con referencia a nuestra traducción,
incluida en un documento anterior.

Situaciones.

(1-7) Preludio.
• Obertura del poema. Refleja un desarrollo ordenado. Regulado por la voluntad de
Zeus. La diosa es garantía de fidelidad y orden en la narración.

• 1. diosa. . alusión indefinida a un ser de un orden superior al humano. Lo que se
va a narrar es muy importante.
• 2. ira ruinosa. ya se marca la relación causa-efecto que resultó inexorable, al
menos vista a posteriori
acarreó penurias. el efecto expresado en forma general

2
• 3. arrojó al Hades a muchas almas. simple manera de expresar el hecho de morir,
para cada individuo, último eslabón del orden fatal.
• 4. héroes. son hombres, mortales, sujetos como todos a un destino inexorable,
que a veces conocen y a veces no; son superiores a los demás hombres por su mayor
capacidad para luchar contra ese destino inexorable. Para eso cuentan con la
especial protección de algunos de los dioses. La culminación de su vida será una
muerte gloriosa.
• despojos los cadáveres, cuyas almas fueron enviadas al Hades. Los
cadáveres han de recibir su última purificación por el fuego.
• 5. se cumplió la voluntad de Zeus : es el cierre y cumplimiento del ciclo del orden
fatal para ese episodio. ¿Es la voluntad de Zeus original, suprema y última? ¿O es
sólo la expresión manifiesta de un orden del cual él es nada más que una especie de
administrador?

(8-52) El castigo.
Es una de las formas más claras en la que los dioses manifiestan su poder sobre
los humanos.

• 8. cuál de los dioses una desgracia de magnitud no podía sino ser atribuida a esos
seres superiores que al menos “administran” el destino.
• 10 suscitó esa horible pestilencia una de las formas de castigo. Los detalles no se
especifican en cuanto a los síntomas de la muerte de animales y hombres;
evidentemente no eran las flechas “físicas” del dios.
la gente perecía la muerte, el último y decisivo castigo para
un ser humano. En este caso el castigado es el pueblo común. Los “héroes” no
son tocados.
• 11 sacerdote (el que eleva plegarias); nombra al sacerdote por una de
sus funciones principales: intermediario entre los hombres y los dioses
lo había deshonrado la deshonra, en este caso, es tanto más grave
cuanto fue inferida a un representante de un dios.

3
• l4 las guirnaldas de Apolo Un símbolo de un dios es
como el dios mismo.
• 15 cetro de oro : Como en el verso anterior.
• 18 que los dioses les concedan muestra de que ellos son quienes
administran el bien y el mal para los hombres, o, al menos, pueden hacerlo
cuando se lo proponen.
• 21 honrando oposición al verso 11.
• 23 mostrar respeto al sacerdote (en este caso se alude al carácter sagrado del
sacerdote)
• 28 cetro símbolo del poder
• guirnaldas Ver verso 14
• 30 lejos de su patria Aunque el concepto de patria no es tan definido como hoy
entre nosotros en su sentido más estricto, sin embargo involucra todo aquello que
hoy damos en llamar las raíces. Era muy dolorooso para alguien terminar sus días
fuera de ese contexto.
• 33 el anciano se atemoriza la protección del dios no era automática. Su persona
corría real peligro a manos de Agamenón.
• 35 el anciano le suplicaba El sacerdote acude a su dios. Sin duda su poder de
súplica para con el dios es superior al de otros mortales.
• 37 proteges a Crisa : Así como hay personas también hay lugares especialmente
protegidos por cada uno de los dioses.
• 39 te agradó Por más inmortales y felices que sean, sin embargo los dioses
experimentan sentimientos parecidos a los de los mortales.
• 41 haz que se cumpla este deseo : Un pedido muy concreto, no ya de protección
sino de venganza.
• 42 que los Dánaos paguen mis lágrimas con tus saetas : Es la especificación del
deseo.
• 43 Apolo lo escuchó El dios podía atender o no el pedido.
• 52 Continuamente ardían las piras cargadas de cadáveres. : Los griegos cumplían
con la obligación de quemar los cadáveres como rito religioso e higiénico.

4
(53-67) Palabras de Aquileo

Entra en acción uno de los instrumentos por excelencia entre los héroes
griegos: la palabra.

• 54. Aquileo convocó al pueblo a una asamblea el síntoma evidente de la
mortandad es la peste; el origen divino del mal no está patente pero se presume
• 55. Esto le había puesto en el pecho la diosa...Hera : Otra muestra de que todas las
dicisiones importantes vienen directamente de los dioses El pecho, el corazón, es la
sede de los pensamientos así como de las emociones.
• 56 se había compadecido Pone de manifiesto los sentimientos humanos de los
dioses.
• 62 convoquemos un adivino o un sacerdote La manera natural para ellos de
descubrir la causa de algo.
• 63 o un intérprete de sueños una de las formas de manifestación de la voluntad de
los dioses; su interpretación no estaba ligada al sacerdocio
• 64 por qué Febo Apolo se encuentra tan airado A pesar de desconocer el origen de
la pestilencia, sin embargo no dudan que Apolo está involucrado en el asunto. Saben
que es favorable a los troyanos.
• 65 un voto o una hecatombe Dos maneras de propiciar a los dioses
• 66 la fragancia del humo de los corderos y machos cabríos
al ascender hacia los cielos el humo del sacrificio hace llegar la ofrenda a los
dioses.

(68-100) Calcante.

La palabra, siempre importante entre los griegos, cobra relieve especial en
labios de un interpretador de sueños

5
• 69 Calcante un famoso intérprete de sueños
• 72 visión profética que le otorgó Febo Apolo es un don superior a la capacidad
humana, que no puede provenir sino de un dios; es penetrar en las oscuridades del
destino.
• 74 amado de Zeus el grado de aprecio por parte de Zeus marca el poder de un
mortal.
• 80 un rey marca no solamente una función sino una categoría social, distinta de la
de un hombre inferior
• 85 vaticinio otro de los medios por los que los dioses le permiten al hombre
penetrar en las oscuridades del destino.
• 99 sagrada hecatombe enfatiza el carácter ya de por sí sagrado de una
hecatombe.
• 100 lo propiciaremos y lo persuadiremos la hecatombe y, en general, todas las
ofrendas a los dioses producen ese efecto de “regateo” del que hablaba Sócrates.

(101-187) Agamenón / Aquileo
La palabra cobra una nueva dimensión en un intercambio directo de dichos
entre los protagonistas de esta querella (seguida de cerca por los dioses)

• 102 héroe A pesar de las cualidades negativas que presenta, Agamenón es
ciertamente un héroe porque tiene capacidades muy superiores a las del
hombre común
• 106 adivino de males Es lo más usual: predecir males antes que bienes Lo
que hay que destacar es la posibilidad de saber algo que sólo a los inmortales les es
concedido: conocer lo que está dispuesto inexorablemente por la Moira. De no estar
ya prefijado, no podría predecirse.
• 107 profetizar Ejercer la acción propia del adivino
• 109 asamblea El acto de participar en la asamblea, especialmente
ejerciendo el derecho de hablar vaticinio vaticinando: hablando en nombre de un
dios, inspirado por un dios, único que pued llegar a saber anticipadamente lo que ya
está dispuesto por el destino.

6
• 110 desgracia cosas dolorosas, consecuencia y síntoma de un destino que
debe cumplirse
• 124 bienes comunes los restos del botín que quedan después del reparto a
los jefes y principales guerreros. idea que dio origen al reparto de destinos
particulares o moira
• 142 hecatombe el sacrificio supremo tanto rn orden a la propiciación
como a la impetración
• 144 hombre con voz en la asamblea un gran privilegio era poder expresar en la
asamblea una opinión capaz de contribuir a la formación de una decisión que sería la
concreción de un destino ya trazado
• 147 sacrificio ceremonia sagrada sin la magnitud de la hecatombe
• 171 deshonrado privado del supremo bien de la honra

(188-222) Atenea

Ahora se une la voz y la acción directa de una diosa. Ya Apolo había intervenido
sin hablar.

• 188 (Aquileo) en el corazón .. como sede del pensamiento.... estaba dividido su
pensamiento

• 193 en su alma y en su corazón sedes, respectivamente, de la razón y de las
pasiones
• 205 perder su alma como equivalentes de “vida”
• 212 (Atenea) te diré esto, cosa que se ha de cumplir destino fatal, porque no es
la palabra de Atenea, sino que actúa como delegada de Zeus
• 218 (Aquileo) si un hombre obedece a los dioses, también será escucuado por ellos
La relación con los dioses era un camino de ida y vuelta
• 220 (Aquileo) no desobedeció No podía.

(223-244) Aquileo

7
Prosigue el diálogo entre los dos querellantes

• 228 (Aquileo a Agamenón) tú veías la muerte lo más grave que puede sucederle a
un mortal y ante lo cual un héroe no debe temblar.
• 233 con un gran juramento la forma más solemne y firme de prometer algo de
cumplimiento muy similar a la inexorabilidad del destino.
(245-303) Néstor

Por razones que allí mismo se aclaran en el texto, la voz de Néstor es la más
autorizada entre las de los mortales.
• 286 de acuerdo con el orden un reflejo del orden fatal del mundo, regido por la
moira
• 296 (Aquileo a Agamenón) no pienso obedecerte Agamenón no es más que un
mortal; si fuese un dios Aquileo no se resistiría.

(304-350) Ruptura del orden

Es lo más grave que puede ocurrir: el quiebre del orden garantizado por los
dioses.
• 315 hecatombe perfecta la máxima de las ofrendas a los dioses.
• 333 corazón expresa el interior del hombre en general, tanto como sede del
pensamiento como de las emociones.
• 342 (Agamenón) él ofrece el sacrificio con un corazón vengativo

(351-431) Aquileo y Tetis

Ahora asistimos a un diálogo muy “humano” entre un mortal y una diosa, su
madre.

8
• 356 la recompensa algo por demás importante para un héroe; era parte de su
honra. El reparto del botín era tan importante que dio origen al concepto de moira
como parte asignada a cada uno en el “reparto” del destino.
• 362 ¿Qué pena invade tu corazón? un rasgo de ternura en un contexto de dureza.
• 365 ¿Para qué contarte todo lo que ya sabes? los dioses no son omniscientes pero
en mayor o menor grado su conocimiento trasciende el de los humanos.
• 377 respetar al sacerdote como representante de un dios
• 398 injuriosa vergüenza la afrenta a su honra era lo peor para un héroe.
• 418 para un mal destino te parí el mal destino no es la muerte (destino natural de
todo mortal) sino una vida muy breve.

(432-487) La hecatombe.

El gran acto reparador del orden.
• 472 propiciaron para que Apolo cambie su actitud
• 479 les envió una brisa favorable una muestra de la benevolencia del dios y su
aceptación del sacrificio

(488-572) Zeus / Tetis / Hera

Una visión del escenario donde se juega la verdadera realidad de la suerte
de los mortales.

• 490-491 no le preocupaba la asamblea, donde se alcanza la gloria, ni el combate
la asamblea y el combate son los dos símbolos de la grandeza de un héroe
• 505 honra a mi hijo es todo lo que ambiciona el héroe
• 526-527 nada que yo haga será en vano o revocable; ninguna cosa quedará
incumplida cuando yo doy asentimiento con mi cabeza
la omnipotencia relativa de Zeus como administrador del destino

9
(573-611) Festejo en el Olimpo.

El estado de felicidad de los inmortales se representa por medio de un gran
banquete.
• 574 (disputan) por causa de los mortales los dioses pareciera que tienen como
casi única ocupación el atender los acontecimientos de los mortales.
• 575 producen la discordia entre los dioses esas discordias parecen casi constantes,
sin consecuencias mortales.

Textos complementarios que ilustran el concepto de orden fatal

Son sólo algunos elegidos entre muchos otros.

II...1-15 Zeus le envía un pernicioso Sueño a Agamenón para que se decida a atacar a
Troya.

II 16-45 Se pone de manifiesto el actuar mentiroso de Zeus. Los dioses usan
cualquier medio para obtener el resultado que desean.

II...155-156 Algo puede suceder más allá de lo dispuesto por el destino. Los dioses en
algo pueden alterar no los hechos pero sí los tiempos de lo establecido por el
destino.

II...200-206 Zeus es quien da cetro y leyes para que alguien reine sobre nosotros.

II 302 a quienes los espírirus de la muerte no han arrebatado

III 6 ruina y muerte

III. 101 para quien la muerte y el destino están aparejados

III 108 los corazones de los jóvenes son frívolos

III...164 (Príamo a Helena) no te considero culpable a ti sino a los dioses. idea clara
de que la responsabilidad de los hombres y su libre albedrío son cosas muy
relativas

III...173 ojalá la amarga muerte aunque sea inevitable, la muerte no es agradable

III 278-279 (Habla Agamenón a los dioses) los que bajo la tierra toman venganza de
los muertos que juraron en falso. parece una cierta forma de castigo
en el más allá

10
III 294 (los corderos) palpitantes pero sin vida animales y hombres comparten el
concepto de vida

III 302 El Cronión no lo ratificaría

III 308-309 tal vez Zeus sepa y el resto de los dioses inmortales para quién de los
dos la muerte esté señalada

III 322 Zeus, concede que él sea muerto y vaya a la morada del Hades.
se refiere a la elección sobre el momento de la muerte

III 442 (Paris) la pasión se apoderó de mis sentidos...

III 454 (Alejandro para Menelao) como la negra muerte

IV 1 los dioses a la vera de Zeus celebraban consejo una manera literaria de
expresar las dudas que se plantean al mortal acerca del destino

IV 10 (Afrodita) aparta de él (Menelao) los espíritus de la muerte

IV 29 haz lo que dices...pero no todos los demás dioses te lo aprobaremos;
la única indicación válida acerca del destino de los mortales es la voluntad
de Zeus

IV 43...aunque contra los impulsos de mi alma... (Zeus) otra expresión literaria para
manifestar la toma de decisiones difíciles frente a un destino inexorable

IV 56 (Hera a Zeus)...tú eres mucho más poderoso

IV 84 Zeus, árbitro de las guerras de los hombres

IV 99 (Menelao) triste pira..

IV 166 Zeus, que vive en el éter...

IV 208 (a Macaón) se le revolvía el ánimo en el pecho

IV 320 (Néstor) jamás las deidades lo dieron todo y al mismo tiempo a los hombres,,,

IV 517 el destino amarró a Diores

IV 531 le quitó la vida

V 22 negra muerte

V 310 la noche oscura cubrió los ojos...

V 441-442 pues nunca es la misma la raza de los dioses, que son inmortales, y los
hombres que caminan sobre la tierra

11
V 629 el destino poderoso..

VI 57-60 repentina muerte.. sin ceremonias fúnebres.
lo más terrible que podía ocurrirle a alguien después de la muerte

VII 52-53 (Helenos a Héctor) Puesto que no es tu destino todavía morir y encontrar el
hado. Esto lo he oído en el discurso de los dioses inmortales.

VII 68 (Héctor).. lo que el ánimo dentro del pecho me incita...

VII 79-80 (Héctor) pero haced que mi cuerpo sea llevado nuevamente a casa, para que
los troyanos y las esposas de los troyanos me concedan en mi muerte el rito
de la cremación

VII 102 (Menelao) los hilos de la victoria están en manos de los dioses

VII 104 se hubiera mostrado el fin de tu vida...

VII 131 (Héctor) el soplo de vida, separándose de sus miembros, bajaría a la casa de
Hades

VII 395-396 suspender el triste combate hasta que podamos quemar los cadáveres...

VII 408-410 (Agamenón a Idaio) En cuanto a la quema de los cadáveres no te lo
reprocho; no, pues no hay tiempo que perder con respecto a los cuerpos
de los que han muerto, una vez que han perecido, para darles cuanto
antes la piedad de la quema.
|
VII 418 para recoger los cadáveres... no sólo un acto higiénico sino un acto de piedad

VIII 13 al tenebroso Tártaro

VIII 27 (Zeus) tan superior soy a los dioses y a los hombres

VIII 69 entonces el padre tomó su balanza de oro...

VIII 147 Este pensamiento viene como una amarga tristeza para mi corazón y para mi
espíritu

VIII 286-288 (Agamenón a Telamonio) Te voy a decir esto y lo que voy a decir se
cumplirá: si Zeus y Atenea me conceden saquear a....Ilión.
Promesa de Agamenón (un hombre), condicionada a la decisión de los
dioses.

VIII 360 (Atenea ) Mi padre está tan furioso en su corazón de maldad

12
VIII 367 cuando Heracles fue enviado al Hades de sólidad puertas
un lugar desde donde no se regresa

VIII 369...de las hondas corrientes de la Estigia...
el mismo pensamiento anterior

VIII 477 así es como está decretado por el hado

VIII 527-528 (Héctor) que podamos arrojar de nuestros lugares a esos perros
destructores,.traídos por los espírirus de la muerte

IX 245-246 (Odiseo) a menos que nuestro destino sea morir aquí en Troya

IX 703 (Diomedes) hasta que el corazón en su cuerpo lo incite y el dios lo impulse.

XII 12-16 Pero más tarde cuando todos los más bravos entre los troyanos habían
muerto en el combate y muchos de los argivos habían sido muertos y algunos
otros se salvaron, entonces en el décimo año la ciudad de Príamo fue tomada y los
argivos volvieron en sus naves a la amada tierra de sus padres.
Mención anticipada de la destrucción de Troya.

XII 113 eludir los malos espíritus de destrucción

XIII 425 sumir en tenebrosa noche

XV 251-253 (Héctor) yo pensaba que en este día iría a encontrar los cadáveres y la casa
del dios de la muerte después de haber exhalado de mí mi vida interior

XV 349 (Héctor) me ocuparé de que encuentre la muerte...

XV 720 (Héctor) los barcos que llegaron aquí contra la voluntad de los dioses.

XVI 5 (Aquileo a Patroclo) lo miró y se compadeció

XVI 47 (Patroclo) llamaba a la funesta muerte y a la destrucción

XVI 52 este pensamiento viene como una amarga tristeza para mi corazón y para mi
espíritu

XVI 112 Decidme ahora, Musas... Invocación meramente poética

XVI 433-434 (Zeus a Hera) Ay de mí, que está dispuesto por la moira que Sarpedonte,
el más querido de los hombres, debe morir a manos de Patroclo

XVI 441-442 (Hera a Zeus) ¿quieres salvar a un hombre, que es mortal, que hace ya
tiempo está marcado por su destino...?

XVI 458 el padre de los dioses y de los hombres no desobedeció

13
XVI 502 (Sarpedonte) el fin de la muerte se cerró sobre sus narices y sus ojos

XVI 676-683 ...Apolo..., alzando al brillante Sarpedonte desde debajo de las armas,
lo
llevó lejos y lo lavó en las aguas de un río, lo ungió con ambrosía, lo
vistió con un ropaje de ambrosía; luego lo dejó a cargo de dos veloces
mensajeros para que lo llevasen, el Sueño y la Muerte...

XVI 817 (Patroclo) retrocedía para evitar la muerte.

XVII 97 ¿Por qué mi propio corazón dentro de mí debate estas cosas?

XVII 201-202 (Zeus sobre Héctor) No hay ningún pensamiento de muerte en tu mente
y sin embargo la muerte está a tu lado...

XVIII 95-96 (Tetis a Aquileo) De corta vida serás para mí, hijo, según lo que estás
diciendo, pues está decretado que tu muerte debe seguir pronto a la de
Héctor...

XVIII 328-329 (Aquileo) Zeus no lleva a cumplimiento todos los pensamientos en las
mentes de los hombres. Es nuestro destino manchar el mismo suelo aquí en
Troya.

XVIII...433 (Tetis) tuve que soportar un matrimonio mortal

XX 21 (Zeus) Pienso en estos hombres, aunque van a perecer.
Hay algo más fuerte que la voluntad de Zeus

XX 31 (Combate de los dioses), Así habló el hijo de Cronos y promovió una incesante
batalla

XXII 5 Su hado funesto detuvo a Héctor...

XXII 13 (Apolo) Nunca me matarás, porque el hado no me condenó a morir

XXII 166 mientras todos los dioses los estaban contemplando
Actitud pasiva

XXII 174 (Zeus) Inmortales, pensad y decidid si salvar a este hombre o...

XXII 179-180 (Atenea a Zeus) ¿Quieres salvar a un hombre, que es mortal, que ya
hace tiempo está marcado por su destino?

XXIII 51 un muerto...que desciende a la región región sombría

14
SÍNTESIS DEL CONCEPTO DE ORDEN FATAL EN HOMERO.

No es empresa fácil tratar de describir de una manera sistemática y ajustada a las
medidas de nuestra racionalidad actual un concepto como el de orden fatal cuando
precisamente nos proponemos hacerlo sin recurrir a sus desarrollos posteriores. Todo
está apenas insinuado, o demostrado, por medio de hechos y conductas. Este orden y sus
conceptos conexos surgen más bien como presupuestos, como ideas matrices impresas
en la conciencia colectiva del pueblo y en las conciencias individuales de los actores.
Sin descartar, por supuesto, cuanto pueda haber de ficción literaria.

Todo nuestro examen ha sido más bien empírico (con todas las dificultades que este
término encierra) de los datos, tales como pueden asumirse a través del texto mismo.

El concepto de orden fatal, en sí mismo, es muy abarcador. De alguna manera
parece ser algo que se impone , antes de todo análisis , a la percepción de quien se
asoma reflexivamente a la contemplación del universo y medita sobre él.

Se presta a numeroosas consideraciones de diversos matices y aspectos de la
más diversa índole y de gran profundidad.

Así, por ejemplo, una primera visión de orden y armonía parece ser destruida
luego por numerosas señales de “desorden”, que pueden inducir a pensar en un universo
dominado por el azar y hasta por el caos.

El adjetivo fatal que hemos utilizado, no tan arbitrariamente, para calificar el
tipo de orden que nos propusimos analizar en los textos clásicos, es muy ilustrativo de
la impresión general que parece recogerse de una primera lectura. Fatal, en el sentido de
inexorable.

En segundo lugar, el concepto de orden fatal, además de abarcador, aparece
como central en la cosmovisión grecorromana. Lo que avala, aún más, la decisión de
comenzar por él nuestro trabajo de investigar esa serie de conceptos reprentativos del
mundo clásico.

En tercer lugar, ese mismo concepto de orden fatal, además de aparecer como
un todo casi omnicomprensivo, se presta a ser visto como origen de numerosas
ramificaciones todas ellas de sumo interés.

Este análisis de orden fatal debe tratar de hallar respuesta a algunos
interrogantes:

Por ejemplo: ¿Qué es el hombre? ¿Cuál es la situación del hombre en el mundo?
Es una pregunta que aparece como central:

15
En el mundo grecorromano parece haber respuestas, Antes del período filosófico
propiamente dicho las respuestas, al menos implícitas, eran sobre puntos más concretos.
Los griegos y los romanos desarrollaron un rango de ideas acerca de su propia identidad
y la de los demás; acerca de las sociedades humanas, su historia, su organización.
Muchos griegos llamaban bárbaros a los que no hablaban griego. La lengua era un
importante índice de diferencias raciales y culturales.

Sin embargo, es claro que las concepciones filosóficas posteriores ya estaban en
germen en la cosmovisión homérica.

Si la vida de cada uno está regida por un poder superior, entonces parece haber
un choque con la libertad individual (que aparece como otra intuición básica). El primer
aspecto parece predominar en cuanto a los puntos terminales: el nacimiento y la muerte.
El margen de libertad aparenta ser mayor en cuanto a los pasos intermedios.

¿Se le presenta el mundo al hombre como algo absoluto o algo contingente? Es
un punto sobre lo que también los “científicos” actuales tienen dudas.

Los griegos tenían idea de una evolución en el estado de la humanidad. Homero
y Hesíodo tenían alguna idea de una edad de oro...Tenían idea de avances culturales en
tecnologías, política, lengua. Sobre el más allá los conceptos no son claros:

En general no se hallan en esta época conceptos abstractos que expresen ideas
generales en el orden filosófico o teológico (al menos sistemáticamente). Por eso el
orden fatal o destino no aparecen expresados en un concepto abstracto impersonal

Todas las expresiones son concretas y referidas a aspectos de la naturaleza
visible. Muy comúnmente los dioses son las manifestaciones de esas fuerzas naturales.

No se puede, por ejemplo, buscar un concepto como lo divino. Las dioses son
solamente “hombres” superiores, fundamentalmente inmortales. O, vice-versa, el
hombre es un “dios” mortal. En cualquier forma, el concepto concreto es claramente
antropológico.

Los dioses, con sus altos poderes, suprahumanos, constituyen, de alguna manera,
la cara visible, o expresable, de un orden fatal, inexorable, nunca definido pero sí
insinuado.

En general, la concepción de la vida es trágica. El hombre está en el mundo
rodeado por una serie de fuerzas superiores contra las que debe luchar, aunque no podrá
nunca superarlas hasta su muerte. Sófocles y los otros trágicos griegos interpretan
acabadamente esta concepción.

Por eso el modelo es el héroe. Es el que lucha con denuedo contra esas fuerzas.
Aunque su destino final será siempre la muerte. No la felicidad, sino la gloria de haber
combatido. El superhombre de Nietzsche parecería ser su clara manifestación moderna.
.

16
El héroe representa y resume un conjunto de virtudes, que constituyen el ideal
del hombre de ese momento. Esto supone una ascesis. Y una serie de aspiraciones que
se van alcanzando por acciones virtuosas, es decir, correspondientes a ese ideal. Lo
importante es lo que rompe la rutina. Lo no-cotidiano. La aventura. Lo extraordinario.

Normalmente un héroe, para ser tal, necesita un antagonista tan fuerte como él,
un anti-héroe. El antagonista por excelencia del héroe es el destino o, por mejor decir, el
héroe pone de manifiesto la existencia de un orden fatal que él se atreve a desafiar
aunque sepa que su destino es la muerte, lo más glosiosa que sea posible.

En la moral de la época homérica no era todavía tomada como medida la
kalokagatía, o sea, una probidad sin tacha.

Todo el conjunto de los elementos de la Ilíada, incluidos los humanos y
“divinos” forman un cuadro armónico, organizado, coherente, cerrado dentro de un
orden fatal. Si bien esto es, primariamente, un armado literario, creemos, sin embargo,
que, como un todo, representa ese mismo orden general del universo, profundamente
grabado en la mente del pueblo y aquí expresado a través de su poeta.

Vamos a pasar una ligera revista a algunos de los personajes, o elementos, que
integran este cuadro armónico:

Aquileo= Representa el vigor físico, la fortaleza del alma y del cuerpo. Es el
prototipo del héroe épico. Grande, pero humano e imperfecto. Como semidiós
representa a los mortales y a los inmortales a la vez. Es el centro de ese orden en el que
él mismo está envuelto. Marcado desde su nacimiento para una corta vida, debe
esforzarse mucho para llenarla de acciones gloriosas.

Odiseo= Representa sobre todo las cualidades de la mente: sagacidad, voluntad,
coraje, propósito, tenacidad, fe en la patria y la familia. Es el prototipo de la experiencia
y la sabiduría práctica. Representa la “razón” en perpetuo conflicto con la “pasión”
estableciendo un inestable equilibrio dentro de ese orden general.

El Océano= Con una presencia constante, es el entorno físico inmediato de ese
mundo ordenado. Representa el período de la colonización griega. Es parte del entorno
total, junto con el cielo y el mundo subterráneo, siempre también en un inestable
equilibrio.

Ayante = Prototipo del soldado.

Agamenón = Prototipo del rey y líder del pueblo, con todos sus atributos,
positivos y negativos.

El pueblo. Aunque sin demasiado protagonismo, es un “personaje”
omnipresente.

Los dioses = Inmortales pero imperfectos. En relación con los hombres, detentan
un poder prácticamente absoluto, bajo el “orden preestablecido.

17
ZEUS = A la vez rey y señor. Es el más fuerte. Puede hacer lo que quiere. Su
único límite es una cierta noción de equilibrio. El símbolo de sus decisiones (la balanza)
representa una especie de compromiso. Sin embargo, siempre aparece un orden
preestablecido del cual él es simplemente el garante.

El hombre= No hay dualismo (alma / cuerpo). El alma¸ de la persona
viviente es su vida. No es algo personal. Es la vida animal que reside en ella. Vive
como dormida. El alma del muerto vaga como una imagen o sombra en el HADES y
puede aparecer en sueños. No tiene una existencia concreta. Para expresiones volitivas
o afectivas Homero usa lo que designa al corazón, diafragma // centro volitibvo /
afectivo.

El Libro I de la Ilíada es en sí una presentación prácticamente completa del
tema del orden fatal.

Allí aparece el tema, perfectamente definido: la ira de Aquiles con sus causas y
sus consecuencias. Consecuencias para el desarrollo de la acción épica y consecuencia
remota y final para él mismo, su muerte, que queda insinuada.

Aparece también el marco total, un orden fatal, representado por la voluntad de
Zeus, siempre misteriosa, inconocible, pero que obra como factor de un determinismo
absoluto para el hombre; que aparece como algo caprichoso y azaroso, pero que Zeus
establece como un decreto inexorable de una vez para siempre. No hay lógica, sino
voluntarismo puro.

Los hombres son meros actores, aun los héroes, que son los protagonistas. El
destino final es común a todos, héroes y hombres ordinarios: el Hades.

Lo único seguro para el hombre, su destino inexorable, es que va a morir. Luego
irá al Hades, lugar indefinido, en un mundo inferior, donde no hay luz, no se ve, donde
moran los “espíritus” de todos los muertos sin distinción, en general sin premios ni
castigos por como hayan obrado en la vida..

Al no haber premios ni castigos no hay una conducta moral propiamente dicha.
La justicia se cumple en esta vida. La conducta se ajusta a normas tradicionales,
aceptadas casi por rutina.

La suprema aspiración del hombre es la honra, gloria. Ser privado de ella es la
peor afrenta. Morir con ella es la máxima aspiración del hombre.

El poder supremo y absoluto, consiste en regir el orden en este mundo. Las cosas
comienzan en el Olimpo y son observadas y dirigidas desde allí.

La intermediación con los dioses es indispensable para restituir o mantener el
orden. De ahí la importancia del sacerdocio. Los sacerdotes son como delegados de los
dioses, intermediarios entre los dioses y los hombres. La plegaria de Crises ¿cambia la
voluntad de los dioses? ¿O ya todo estaba predeterminado?. En el poema esto no queda
claro.

18
El poder entre los hombres es mantener un relativo orden en este mundo, sobre
todo en la sociedad humana. Para eso está el basileus y el ánax, jefe supremo,
líder, señor. El rey puede enfrentar a todos. Es más que la mayoría. Respetado.
Desafía hasta a los dioses. Planifica un futuro personal sin tener en cuenta a todos los
demás. A pesar de los dioses y de los hombres el ánax va a satisfacer su capricho y su
venganza. Quiere y puede. Se olvida de que no es supremo.

El jefe es a veces llamado caudillo, comandante, líder (el que pone orden).

Los conflictos humanos tienden a romper ese orden. Se producen duelos
verbales. Juegos de pasiones. No es la razón, la sensatez, el sentido común lo que
prevalece. Pero en cualquier forma y por medios aun irracionales hay una búsqueda de
orden.

Generalmente para restituir el orden aparece algún dios.

En momentos especialmente graves la restitución del orden quebrado exige la
intervención del poder supremo. Allí aparece la figura de Zeus en toda su majestad.
Se propone la tensión en sus expresiones más claras. A veces la solución es un
compromiso.

El equilibrio del orden universal a veces parece mantenerse por sí mismo. La
vida coptidiana parece seguir su curso normal sin intervención de los dioses. Pero
cualquier acontecimiento extraordinario requiere su intervención directa. Siempre es la
voluntad de Zeus la que establece la decisión suprema. Esas decisiones no parecen
haber sido determinadas de antemano, aunque lo estén.

Hay un orden universal. Pero, en la Ilíada, todas las violaciones a ese orden
parecen provenir en cada momento de decisiones particulares de Zeus Esas decisiones
son concebidas o al menos descriptas como dudas o pensamientos controvertidos en el
interior del mismo Zeus, o son pintadas como presiones por parte de otros dioses.

Zeus es descripto como imparcial. Sus favores a unos y otros se deben a las
peculiares relaciones de unos y otros con diversos dioses. Es una relación de toma y
daca. No vinculada a temas de moral o justicia, sino de compromisos con el dios.

Es lo cierto que todo cambio en el orden de los acontecimientos humanos debe
buscarse en una interacción hombre-dios-hombre. Los hombres, por sí solos, parecen
incapaces de modificar ese orden.

Cuando el equilibrio se restablece, los dioses decansan. Esa es su normalidad.

No aparece, al menos con claridad, el concepto de moira como orden supremo
preestablecido.

¿Cuándo comenzó este orden? La edad y la genealogía sugieren un principio no
tan alejado de los tiempos de la narración. ¿Hasta dónde llegaban los conocimientos de
los contemporáneos de Homero con respecto a generaciones o pueblos anteriores? En

19
el L.XV (vs 184 y sgtes) Homero habla de la división del universo entre los tres
hermanos.

A partir de allí hay también, entre todos los demás dioses, una cierta jerarquía de
poderes (delegados).

Las mujeres, más entre los dioses que entre los hombres, juegan a veces un papel
decisivo, en cuanto parecen ejercer una influencia importante sobre Zeus.

Las deliberaciones y pujas entre los dioses del Olimpo parecerían ser
simplemente indicadores literarios de los vaivenes e incertidumbres relativas de los
acontecimientos humanos para los hombres mismos, aunque el destino ya esté echado
definitivamente.

***************

20

Related Interests