You are on page 1of 84

cartelesdel

Defensor
del
Pueblo
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

PRODUCCIÓN Y EDICIÓN: Defensor del Pueblo

DEPÓSITO LEGAL: 00-00-000-00

DISEÑO GRÁFICO: Susana Machicao Pacheco

IMPRESIÓN: xoxoxoxoxoxo

PRIMERA EDICIÓN xxxxx ejemplares

La Paz, noviembre de 2008
presentación Como cada fotografía cada fotografía es
apenas un fragmento su peso moral y
emocional depende de dónde esté insertada.
Una fotografía cambia de acuerdo con el
contexto donde se la ve: Susan Sontang.

El Defensor del Pueblo tiene como mandato constitucional de velar por la promoción y
divulgación de los derechos humanos y para avanzar en la construcción de una cultura
de respeto y equidad. A inicios del 2000 implementa un cuerpo de políticas y estrategias
de comunicación que se trabajan desde una lógica integral para potenciar los recursos
y resultados, combinando la acción multimedia masiva, grupal, e interpersonal; lo
audiovisual con lo escrito y lo oral, así como acciones de ida y vuelta, complementarias
y acordes con las realidades locales y regionales, desde una perspectiva de unidad
nacional, con particular énfasis en acciones de comunicación interactiva: jornadas masivas,
ferias educativas, eventos culturales, ciclos de cine, conciertos, visitas a establecimientos
educativos, centros de salud, establecimientos penitenciarios, instituciones estatales y
una serie encuentros con la gente del campo y las ciudades para lograr el conocimiento
progresivo y creciente de los derechos humanos.

Uno de los recursos comunicacionales que con el tiempo se convirtieron en emblemáticos
de la presencia institucional fueron los afiches que recorrieron distintos puntos del país
y se instalaron en las paredes de escuelas, hospitales, universidades, parroquias, oficinas
públicas y en sus calles, y que hoy a pesar de las huellas que deja el tiempo nos permiten
constatar que los recursos conceptuales y técnicos a los que apelamos en muchos de
los casos sirvieron y se quedaron en las paredes porque siguen proporcionando información,
siguen interpelando y continuarán siendo útiles.

Sin embargo, casi todos los afiches institucionales siguieron largos procesos de creación
conceptual y validación con distintos grupos de jóvenes, adultos y niños/as en distintos
puntos del país, tanto de capitales de departamento, ciudades intermedias y áreas rurales;
que nos dejaron una serie de enseñanzas como la importancia de trabajar bases conceptuales claras y puntuales para
optimizar todos los recursos persuasivos que configuran la propuesta gráfica como el uso de imágenes, tipografías,
atractivos cromáticos, formatos y texturas, pero sobre todo, respetando por sobre todo a los y las destinatarios,
evitando el sexismo, la infantilización en textos, ilustraciones y formatos, así como cualquier tipo de estigmatización.

“.... un cartel puede ser dos cosas. O una simple
pieza de información o un grito.... No hay ninguna
necesidad de decir la verdad a gritos porque ésta
puede declararse tranquilamente y sin cargar las
tintas” Roland Holst, Ámsterdam 1923

Por ello en sus mensajes visuales el Defensor del Pueblo ha querido y quiere destacar por sobre todo el valor expresivo
y comunicativo de un rostro, de una sonrisa o la belleza de una mirada, por ello nuestros mensajes han querido
convertirse en instrumentos emancipadores de los derechos humanos para que conquisten las paredes de nuestro
país de escuelas, parroquias, postas, oficinas municipales o de las sedes sindicales de las comunidades rurales; y
también para que transiten por las calles, oficinas estatales o privadas, centros culturales o universidad de las ciudades,
incluso compitiendo con llamativos calendarios y carteles de un sinfín de productos comerciales.

Así mismo hemos buscado que los mensajes institucionales sean útiles, atractivos y que tengan una permanencia en
el tiempo. En aquellos mensajes de información general sobre derechos humanos la experiencia durante los distintos
procesos de validación nos mostró de manera contundente que no debíamos utilizar dibujos infantiles ni caricaturas,
ni textos básicos, casi elementales. Evidenciamos que las personas adultas particularmente se sentían subestimadas
y ofendidas ante propuestas elementales, tratadas como si fueran niños, así no sepan escribir o leer bien el castellano.

Constatamos que por lo general los dibujos y las caricaturas son estereotipados y que incluso pueden llegar a denigrar
la condición humana, no hay que olvidar que el lenguaje textual, gráfico o cualquier tipo de imagen, es el primer
vehículo de la discriminación. Estos elementos nos obligaron a preguntarnos primero: ¿cómo me gustaría recibir
una información?, ¿no será que esa imagen contiene elementos caricaturescos que en lugar de enriquecer el contenido
lo subalternicen?, ¿por qué los sectores populares tienen que ser sometidos también a la discriminación formal de
cualquier tipo de impresos?, acaso en las ciudades a los banqueros, a los maestros o a los/las oficinistas les gusta
recibir material poco serio si aborda temas serios?

4
En varias de las entrevistas que realizamos durante los procesos de validación con distintos grupos focales las personas
jóvenes y adultas, sobre todo de zonas populares y rurales, afirmaban que muchos de los materiales que se distribuían
en estos contextos incluían dibujos, ilustraciones y caricaturas discriminadoras y de manera recurrente la pregunta
era: ¿por qué nos discriminan hasta en los materiales?, queremos lo mismo que a ustedes les gustaría recibir para
leer, para instruirnos sobre distintos temas. Es así que evidenciamos que muchos de los recursos gráficos, particularmente
las ilustraciones y las caricaturas le restaban seriedad a los contenidos educativos, particularmente en derechos humanos
y para que comprendamos estos puntos de vista venturosamente muchos de los cuestionamientos venían con
explicaciones complejas sobre el uso de las imágenes en las culturas originarias que se traducían por ejemplo en la
diversidad de tejidos, en la complejidad de policromías utilizadas en cada trama o en las ricas y difíciles abstracciones
que se visualizaban en el los awayos, axus, bolsas, taris o talegas, que iban desde descripciones míticas hasta síntesis
de momentos actuales, complejidades que sin duda nos llevaron a repensar permanentemente en el cómo encarar
procesos de difusión masiva a través de materiales impresos.

Las lecciones durante los procesos de validación fueron sin duda la mejor escuela para que el Defensor del Pueblo
elaborase mensajes respetuosos, llamativos y atractivos, en cualquier soporte, por ello desechamos ilustraciones o
caricaturas si íbamos a dirigirnos a personas adultas y a públicos diversos.

Cada vez que asumíamos el reto de elaborar un afiche sabíamos que cada imagen, cada fotografía cobraba sentido
en el contexto del mensaje y que los nuevos significados se conjugaban con los textos específicos sobre derechos
humanos, pero por otro lado estábamos convencidos, apelando a los legados de Walter Benjamín, Susan Sontag o
Marshal Mahlujan, que “una imagen vale mil palabras”, puesto que no se trata de un elemento únicamente estético.
Constatamos que cada imagen, cada fotografía contenía valiosa información y que en el contexto de un material
sobre derechos humanos configuraba sentidos y significados que merecían tratarse con el mayor respeto, porque con
nuestros mensajes, sean radiofónicos, televisivos o impresos queríamos llamar la atención, informar y en con menor
pretensión, convencer e incluso educar. Eso si, queríamos que cada uno de los carteles del Defensor del Pueblo llamase
la atención incluso a distancia.

Hoy con el paso del tiempo reconocemos con orgullo, aunque con humildad, que algunos de nuestros materiales
impresos, particularmente en el contexto rural, tuvieron gran éxito justamente por la forma respetuosa con la que se
trabajaron como el Convenio 169 o el afiche sobre la Declaración Universal de Derechos Humanos, al igual que los
afiches “Los derechos humanos son derechos de todos”, así como la serie contra la discriminación, especialmente

5
aquel cartel que incluye a personajes fundamentales de nuestra historia, pero que fueron víctimas de discriminación.
Todos ellos a la fecha llevan varias ediciones y es alentador recibir cotidianamente solicitudes de distintas regiones
del país que demandan este tipo de material.

Las ilustraciones cuidadosas, sin caricaturización de las personas adultas, sin agresión visual, son válidas especialmente
para un público adolescentes y niños/as, siempre y cuando respondan también a las tendencias estilísticas que se
utilizan. Hoy los recursos gráficos digitales nos dan la posibilidad de contar con una serie de recursos visuales
maravillosos, que pueden optimizarse con talento, creatividad y una buena justificación conceptual; todo ello para
alcanzar la máxima calidad formal optimizando fotografías, tipografías novedosas, intensidad de color, porque hoy
gracias a los medios de difusión masiva los mensajes llegan fundamentalmente a través de los sentidos y de manera
cada vez más vertiginosa, a veces vemos pero no leemos.

Por otro lado, no debemos olvidar que los carteles educativos deben competir con afiches publicitarios de un sin fin
de productos comerciales tremendamente novedosos y llamativos, doble desafío para los mensajes educativos pues
tienen que compartir y competir por las mismas paredes e incluso por la intimidad de las paredes domésticas.
Competencia dura con empresas publicitarias que invierten millones de recursos en renovación e innovación, sobrepasando
culturas, idiomas y edades; pero que permanentemente posicionan eficazmente un sin fin de productos, pero también
modos de vida, ideales de felicidad o éxito con los mismos recursos gráficos. No en vano la publicidad ha revolucionado
el mercado del consumo y el –posicionamiento institucional-, la llegada y el impacto a los consumidores, y cada vez
con mayor sofisticación, de la que debemos aprender a la hora de elaborar materiales educativos que también buscan
impacto y llegada eficaz a las personas.

Si vamos por el camino que se transitó en los años setenta con materiales poco estéticos, poco cuidadosos, seguiremos
reforzando las miradas paternalistas y de subalternización. No hay que olvidar, como afirmaba Marshal Mac Luhan,
que LA FORMA HACE AL MENSAJE.

Hoy no hay excusa para la austeridad creativa y estamos seguros que los entramados comunicacionales a los que ha
apelado el Defensor del Pueblo, en muchos casos, resultaron eficaces para difundir los derechos humanos y los afiches
fueron fundamentales para apoyar los procesos informativos y de contacto directo con la gente, tanto a través de ferias
educativas hasta talleres de capacitación, porque en muchos casos contribuyeron a facilitar, aclarar o anclar la
información y sin duda, han enriquecido los procesos edu-comunicativos; el aprendizaje acumulado en la vida institucional

6
nos ha mostrado que la mejor ruta para difundir los derechos humanos es la sinergia entre distintos soportes
comunicacionales: audiovisuales, impresos, artístico/culturales, música, pero siempre antecedidos por el contacto
personal

Sin embargo, cada creación ha sido producto de una responsabilidad compartida, cada uno de los carteles o afiches
del presente catálogo le debe fundamentalmente a la creatividad, profesionalidad y compromiso de cada uno/a de
las artistas que legaron al Defensor del Pueblo innovación, talento, largas jornadas de trabajo, bocetos que fueron y
vinieron muchas veces hasta concretarse en propuestas maravillosas, dotadas no sólo de esfuerzo, sinó también de
compromiso generoso con la institución y con los derechos humanos. A cada una y uno de ellos nuestro sincero
homenaje y agradecimiento.
Los trabajos que presentamos en este catálogo configuran la memoria visual de nuestros procesos edu comunicativos
y esperamos que sean parte del patrimonio documental del avance de los derechos humanos, un camino en el que
aún nos queda mucho por recorrer respetando la diversidad cultural, multiétnica y pluricultural, así como de nuestras
cosmovisiones.

Con esta compilación hemos querido compartir una experiencia comunicativa exitosa, aunque somos conscientes que
aún quedan muchos desafíos para que configuremos una verdadera cultura de los derechos humanos, con permanente
innovación y que alcance a todas las esferas sociales.

Waldo Albarracín Sánchez
Defensor del Pueblo

7
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

PROMOVIENDO LA DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS
A TRAVÉS DE LAS ARTES Y LA CULTURA

Diseño: Galo Coca • 2007

9
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Roberto Unterladstaetter • 2007

10
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Susana Machicao • 2007

11
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: César Torrico • 2005

12
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Enesto Azcuy • 2004

13
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Gustavo Cortez Alanoca • 2007

Diseño: Gustavo Cortez Alanoca

14
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Asterisco • 2000

15
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Gustavo Cortez Alanoca

Diseño: Gustavo Cortez Alanoca

16
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Greco • 2003 Diseño: Lama • 2001

Diseño: Sabina López • 2004

17
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Enesto Azcuy • XOXO

18
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diakonía • 2001 Diseño: Wilmer Galarza • 2006

19
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Martín Sánchez • 2001

20
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Martín Sánchez

21
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

DERECHOS HUMANOS

Diseño: Susana Machicao • 2007

22
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Editora Presencia • 2006

Diseno: Editora Presencia • 2006

23
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Ernesto Azcuy • 2005

24
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

2004

25
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Susana Machicao • 2006

26
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Eureka • 2000

Diseño: Ernesto Azcuy • 2002

27
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Juan Espinoza • 2001

28
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Juan Espinoza • 2001

29
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Sergio Vega • 2002 Diseño: Sergio Vega • 2002

30
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

1998

1999

31
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Claudia Pérez y Susana Machicao • 2006

32
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

DERECHOS HUMANOS DE LAS PERSONAS
CON DISCAPACIDAD

Diseño: Juan Espinoza • 2001

33
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Ernesto Azcuy • 2004

34
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

DERECHOS HUMANOS DE LAS PERSONAS
ADULTAS MAYORES

Juan Espinoza • 2001

35
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Editora Presencia • 2005

Diseño: Juan Espinoza • 2002

36
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Edwin Cusicanqui • 1999

37
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

DERECHOS HUMANOS
DE LAS PERSONAS MIGRANTES

Diseño: Matías Marciori • 2006

38
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Ernesto Azcuy • 2007

Diseño: Marcos Flores • 2006

39
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Ernesto Azcuy • 2001

40
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

DERECHOS HUMANOS DE LAS
PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD

Diseño: Ernesto Azcuy • 2002

41
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Ernesto Azcuy • 2000

XOXO

42
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

DERECHOS HUMANOS DE LA
POBLACIÓN CAMPESINA E INDÍGENA

Diseño: Juan Espinoza • 2001

43
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Greco • 2007

44
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Juan Espinoza • 2003

45
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

SERVICIO PÚBLICO Y DERECHOS HUMANOS

Diseño: Marcos Flores • 2008

46
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Fernando Navia

47
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Juan Espinoza • 2003

Diseño: Juan Espinoza • 2003

48
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Edwin Cusicanqui • 1999 Diseño: René Daniel Gómez • 2002

49
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

2003

50
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

DERECHOS HUMANOS DE LA NIÑEZ Y JUVENTUD

Diseño: Susana Machicao • 2008

51
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Claudia Pérez • 2002

52
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Susana Machicao • 2005

53
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Martín Sánchez • 2002

54
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Martín Sánchez • XOXO

55
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Ernesto Azcuy • 2001

56
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Claudia Pérez

Diseño: Isabel Blacutt • 2006

57
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

DERECHOS HUMANOS DE LAS MUJERES

Diseño: Juan Espinoza • 2007

58
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Juan Espinoza

59
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: ntrance publicidad • 2001

60
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Matilde Quiroga • 2000

61
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Martín Sánchez

62
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Marcos Flores Diseño: Juan Espinoza • 2004

63
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Molina & Asociados • 2003

64
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

EXTINGAMOS LA DISCRIMINACIÓN

Diseño: Susana Machicao • 2008

65
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Juan Espinoza • 2001

66
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Juan Espinoza • 2001

67
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Juan Espinoza • 2001

68
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Juan Espinoza • 2001

68
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Martín Sánchez • 2001

70
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Claudia Pérez • 2003

71
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

2003 Diseño: Martín Sánchez • 2002

XOXO

72
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

2003

73
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Sol Mateo • 2007

74
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Sol Mateo • 2007

75
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Sol Mateo • 2007 Diseño: Sol Mateo • 2007

76
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

DERECHOS HUMANOS Y DEFENSA DE LA VIDA

Diseño: Susana Machicao • 2008

77
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Susana Machicao • 2008

78
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Susana Machicao • 2007

79
CARTELES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Diseño: Susana Machicao • 2007

80