You are on page 1of 11

Transformaciones del saber y del hacer contemporánea

________________________________________Jesus Martín-Barbero
La universidad entre el claustro y el torbellino
Frente a una larga tradición, en la que la independencia del saber se hallaba ligada a su alejamiento de los avatares del contexto social, hoy se afirma otra figura de independencia definida por su capacidad de gestionar tensiones entre saberes y contextos, y entre saberes de la abstracción y saberes de la experiencia. Ubicar el saber en tensión con los procesos sociales, culturales y políticos, nos ayuda a reubicar el lugar de la Universidad en una sociedad cuyas incertidumbres generan tendencias fuertemente implosivas o escapistas, pues o se busca mantener a la universidad lo más alejada posible de la velocidad y opacidad de unos cambios que la llenan de confusión, o se busca insertarla directamente, y a cualquier costo, en las lógicas y dinámicas que rigen a esos cambios en términos de rentabilidad. Ello nos está exigiendo dibujar figuras de esa otra posición, arriesgada pero responsable, que busca el lugar-entre (M. Serres) el “claustro” universitario y el torbellino social, una de cuyas figuras es la que emerge en el entrecruzamiento de nuestras académicas, y con frecuencia inertes, líneas de investigación y una mínima agenda de país que desestabilice nuestros narcisismos e inercias obligándonos a mirar de frente ese afuera cuya realidad a la vez que nos sostiene –laboral e intelectualmente- nos desafía radicalmente. Realidad de lo social que no se deja reducir a lo ya pensado y, por tanto, nos exige entrelazar permanente y cotidianamente nuestra vida universitaria a un proyecto de ciudadanos, único que puede servir de modelo de vida a nuestros alumnos y a nosotros mismos. Hablar de agenda de país sin ponerle adjetivos significa asomarnos a él con el mínimo de anteojeras posibles, aunque obviamente no podamos verlo sino mirándolo desde una situación y unas condiciones, la de universitarios, investigadores de las relaciones entre comunicación, cultura y política. Pero agenda sin adjetivos significa también que ella está hecha de materiales (en su sentido arquitectónico) con los que irla construyendo entre todos, esto es, ir haciendo agenda, una agenda que ponga al país en nuestro calendario cotidiano, en el de la investigación y la docencia. Y de ahí también que los escenarios seleccionados lo hayan sido en razón a ser decisivos en cuanto encrucijadas de los muy diversos planos y niveles de la realidad del país con los hoy estratégicos, tanto globalizados como locales, procesos de comunicación.

en la sociedad

Pensar desde América Latina la transformación de los saberes en la llamada sociedad del conocimiento debería implicar como requisito contextualizador elucidar lo que eso significa en sociedades que son al mismo tiempo “sociedades del des-conocimiento”: del no reconocimiento de la pluralidad de saberes y otras competencias culturales que comparten tanto las mayorias

en cuanto fuerza productiva directa. lo que está conduciendo a un fuerte emborronamiento de las fronteras entre razón e imaginación. Des-centramiento y diseminación del conocimiento . Escribe Manuel Castells en su última obra. arte y ciencia. se hallan estrechamente ligados a la innovación. Saberes y competencias que ni la sociedad ni la propia universidad estan sabiendo valorar e incorporar a sus des-actualizados mapas del “conocimiento”. esto es de conocer y de innovar. Lo que distingue a la sociedad en gestación no son pues las nuevas tareas a que se dedica sino el haber colocado en su centro. a la cultura en su más profunda acepción: la capacidad de procesar símbolos. densificarse y convertirse en estructural. social y político. que es el nuevo nombre de la creatividad y la creación humanas. La “sociedad de la información” no es entoces sólo aquella en la que la materia prima más costosa es el conocimiento sino tambien aquella en la que el desarrollo económico. El lugar de la cultura en la sociedad cambia cuando la mediación tecnológica de la comunicación deja de ser meramente instrumental para espesarse. saber e información. naturaleza y artificio. la tecnología deslocaliza los saberes modificando tanto el estatuto cognitivo como institucional de las condiciones del saber. pues es de él de donde proviene la dinámica de fondo a la que responde el valor y el modo actual de producción y circulación del conocimiento. Me propongo reflexionar sobre la “crisis de identidad” del conocimiento en una sociedad de la información que es a la vez estructuralmente sociedad de mercado. saber experto y experiencia profana. su capacidad de profesar símbolos” 1. Lo que la trama comunicativa de la revolución tecnológica introduce en nuestras sociedades no es tanto una cantidad inusitada de nuevas máquinas sino un nuevo modo de relación entre los procesos simbólicos –que constituyen lo cultural. a nuevas sensibilidades y escrituras. y el lugar de la universidad como mediadora entre la crisis de los saberes y las mutaciones de sociedad. Radicalizando la experiencia de des-anclaje producida por la modernidad.populares como las minorias indígenas o regionales. lo que ha cambiado es su capacidad tecnológica de utilizar como fuerza productiva directa lo que distingue a nuestra especie como rareza biológica. La Era de la información : “lo que ha cambiado no es el tipo de actividades en que participa la humanidad.y las formas de producción y distribución de los bienes y servicios. Pues la tecnología remite hoy no a la novedad de unos aparatos sino a nuevos modos de percepción y de lenguaje. eso es. Reflexión que nos exigirá repensar asi sea mínimamente la crísis que atraviesan las profesiones como resultado del cruce de los cambios entre el ámbito del saber y del trabajo.

en forma de información. Estamos ante un descentramiento culturalmente desconcertante. a relevar al libro de su centralidad ordenadora de los saberes que la estructura-libro habia impuesto no sólo la escritura y la lectura sino al modelo entero del aprendizaje: lineriedad y secuencialidad de izquierda a derecha y verticalidad del arriba hacia abajo. Cada dia más estudiantes testimonian una simultánea pero desconcertante experiencia: la de reconocer lo bien que el maestro se sabe su lección.Desde una perspectiva histórica nos encontramos con que el conocimiento esta pasando a ocupar el lugar que ocuparon. Examinemos esos dos cambios claves.circulan por fuera de la escuela2. y muchos adultos. la fuerza humana y despues las máquinas. En el estrato más profundo de la revolución tecnológica -debo advertir que hasta hace bien poco me resistí a juntar revolución con tecnología pues revolución se hallaba asociada a transformaciones radicales en lo social y lo político pero las revoluciones del siglo XX no cumplieron y por la tecnología pasan hoy mutaciones en todas las dimensiones de lo social y de largo alcance. Y frente a un alumnado cuyo medioambiente comunicativo lo “empapa” cotidianamente de esos otros saberes-mosaico que. Es disperso y fragmentado como el saber escapa de los lugares sagrados que antes lo contenian y legitimaban. De ahí que las transformaciones en los modos cómo circula el saber constituya una de las más profundas mutaciones que una sociedad puede sufrir. pues cualquier otro es resentido por el sistema escolar como un atentado a su autoridad. y de las figuras sociales que lo detentaban y administraban. controlado a través de determinados dispositivos técnicos y asociado a muy especiales figuras sociales. Ello está produciendo dos cambios estratégicos: el desentramiento y la deslocalizació/ diseminación de los saberes. Un proceso que no habia tenido casi cambios desde la invención de la imprenta sufre hoy una mutación de fondo especialmente con la aparición del texto electrónico 3. los maestros. Descentramiento significa que el saber se sale de los libros y de la escuela. Desde los monasterios medievales hasta las escuelas de hoy el saber. y al mismo tiempo el desconcierto cotidiano de constatar que esos conocimientos se hallan sériamente desfasados de los saberes y lenguajes que -sobre biologia o física. la reacción espontánea de la escuela es de atrincheramiento en su propio discurso. que fué siempre una fuente clave de poder. había conservado el doble carácter de ser a la vez centralizado territorialmente. primero. entendiendo por escuela todo sistema educativo desde la primaria hasta la universidad. filosofia o geografia. El saber se sale ante todo del que ha sido su eje durante los últimos cinco siglos: el libro. Que no viene a reemplazar al libro sino a des-centrar la cultura occidental de su eje letrado. Sólo puesto en perspectiva histórica ese cambio deja de alimentar el sesgo apocalíptico con que la escuela. circulan por la sociedad.por lo cual lo disfraza moralistamente .lo que encontramos es una mutación en los modos de circulación del saber. los videojuegos y el computador. y que la mayoria del mundo escolar no esta sabiendo entender. miran la empatia de los adolescentes con los medios audiovisuales.

Que es lo que verdaderamente está en la base de que los adolescentes no lean en el sentido en que los profesores siguen entendiendo el leer. constructivistas. lo que facilitaba su inscripción en un lugar y su control vital. para una edad. Roger Chartier: que la revolución que introduce el texto electrónico no es comparable con la de la imprenta. como los monasterios medievales quedaban cerca del castillo feudal. alfabeto. Segundo. Yo evidencian hoy en los niños y adolescentes inferencias cognitivas. especialmente puestas cada vez más de relive por los investigadores estaba en París a finales de los años 60´s y principios de los 70´s. No es que vaya a desaparecer el lugar escolar. esto es el emborramiento de las fronteras que lo separaban del saber comun. Pero esa actitud no nos ayuda en nada a entender la complejidad de los cambios que está sufriendo el mundo de los lenguajes. o sea unicamente libros. Si fuera un tecnólgogo o un tecnócrata nos sonaría a puro bluff lo que ha afirmado sino el gran historiador de la lectura y la escritura en Occidente. las escrituras y las narrativas.escapan a ese centro. Pues los psicólogos “saltos en la secuencia”. Hasta las etapas de formación de la inteligencia en el niño son hoy replanteadas al poner en cuestión la visión secuencial que conservó la propuesta de Piaget. La des-localización implica la diseminación del conocimiento. pero las condiciones de existencia de ese lugar están siendo transformándas radicalmente no sólo porque ahora tiene que convivir con un montón de saberes-sin-lugar-propio. sino porque incluso los saberes que se enseñan en aquel lugar se hallan hoy atravesados por saberes del entorno tecno-comunicativo cada dia socialmente más valiosos y que circulan sin pedirle permiso a la escuela o la academía. el aprender era tarea para un tiempo acotado de la vida.echándole la culpa a la televisión de que los adolescentes no lean. No se trata sólo de la intensa divulgacion científica que ofrecen los medios masivos sino de la devalución creciente de la barrera que alzó . Ya los faraones tenían a su lado la morada de los sacerdotes que eran los sabios. des-localización: los saberes escapan de los lugares y los tiempos legitimados socialmente de distribución y aprendizaje del saber. que es la lógica que aun modela y moldea los sistemas educativos de Occidente 4. Y al constatar que niños de primaria aprendían y resolvían problemas de logaritmos que mestros ya mayores enseñaban en los últimos de secundaria hubo varios suicidios de maestros que sintieron que ese salto dejaba sin sentido su trabajo: cómo era posible que niños de primaria pudieran siquiera plantearse ese tipo de inferencias lógicas?. En segundo lugar. cuando se introdujo en la enseñanza primaria la matemática de conjuntos. que lo que hizo fue poner a circular textos ya exitentes –lo que Gutenberg buscaba era la difusión de la Bibliapues con lo que debe ser asociado es con la mutación que introdujo la aparición del Hoy los saberes -incluso los tradicionalmente asociados al libro. cuya lógica impone a la lectura y al aprendizaje el movimiento lineal de izquierda a derecha y de arriba abajo.

y es en ese revés donde somos visibles nosotros. La diseminación nombra el movimiento de difuminación tanto de las fronteras entre las disciplinas del saber académico como entre ese saber y los otros. los engaña-ojo. Uno de lo más claros avances apunta hoy a la creciente conciencia de la complejidad8. en lo que se dice” 9. Una pista clave para evaluar esto es la trazada por el sociólogo aleman Ulrik Beck5 cuando liga a la expansión ilimitada del conocimiento especializado el paso de los peligros que conllevaba la modernización industrial a los riesgos que entraña la sociedad actual. y ello a pesar de lo que creen decirnos los espejos. No hay una sóla racionalidad desde la que sean pensables todas dimensiones de la mutación civilizatoria que atravesamos. de la multiplicidad de razones que se entrecruzan cuando hoy hablamos de conocimiento. los reflejos.Foucault en Las palabras y las cosas. las imitaciones. Las Meninas. que ni proceden unicamente de la academia ni se imparten en ella ya exclusivamente. De ahí que la esencia de la representación no es lo que da a ver sino la invisibilidad profunda desde la que vemos. y durante siglos. de un lado. que replantea al racionalismo de la primera modernidad. no cabe jamás. El analisis se incia con la lectura de un cuadro de Velazquez. No hay salida del mundo del riesgo en base a puros conocimientos especializados. lo que en verdad vemos es el revés del cuadro que el pintor pinta. La revaloración cognitiva de la imagen pasa paradójicamente por la crisis de la representación que examinó M. de persuasión religiosa o política. Lo que podemos decir del cuadro entonces no habla de lo que vemos pues “la relación del lenguaje a la pintura es infinita. pues ciertamente no son lo mismo pero ya no son tampoco son lo opuesto en todos los sentidos . Hoy día nuevas fomas de concebir y producir el conocimiento liberan a la imagen de su estatuto de “obstáculo epistemológico” para recuperarla como ingrediente clave de la nueva relación entre simulación y experimentación científica.el positivismo entre la ciencia y la información. Lo que se ve no se aloja. No porque la palabra sea imperfecta sino porque son ireductibles la una a la otra. La única salida estaría en la combinación de conocimientos especializados con aquellos otros conocimientos que provienen de la experiencia social6 y las memorias colectivas Nuevas figuras de razón Un segundo plano de cambios a los que estamos asistiendo es el de la aparición de nuevas figuras de razón7. lo que la convertia en obstáculo estructural del conocimiento. . expulsada del campo del conocimiento y confinada al campo del arte. lectura que nos propone tres pistas. la imagen fué identificada con la proyección subjetiva y con la apariencia. asimilada a instrumento de manipulación. y más bien sucede al reves: a mayor cantidad de conocimiento especializado mayores riesgos para el conjunto de la humanidad desde la bilogia ambiental a la genética. Ligada al mundo del engaño la imagen fué. Puesto que estamos ante un cuadro en el que un pintor nos contempla. y de otro. Esbozo un mapa: desde Platon.

esto es de su inscripción en el orden de lo numerizable. y con la vida. en su capacidad de vecindad.pero hasta esas figuras y efectos remiten ahora a una economia informacional que reubica la imagen en los antípodas de la ambiguedad estética y la irracionalidad de la magia o la seducción. Y en el paso del siglo XVIII al XIX por primera vez en la cultura occidental la vida escapa a las leyes generales del ser tal y como se daba en el análisis de la representación . Ni tampoco la hermenéutica de la escritura. y información.Y en su lugar emerge el hombre vida-trabajo-lenguaje. la expresividad de un pueblo . código. el que reincorpora al proceso científico el valor informativo de lo sensible y lo visible. el que prosigue y radicaliza el proyecto de la ciencia moderna -Galieo. y dos. El fin de la metafísica da la vuelta al cuadro : el espejo en que al fondo de la escena se mira el rey. de una parte.de traducir/sustituir el mundo cualitativo de las percepciones sensibles por la cuantificación y la abstracción lógico-numérica. se pierde en la irrealidad de la representación. analogia o empatia. Y es a partir de la trama significante que tejen las figuras y los discursos (las imágenes y las palabras) y de la eficacia operatoria de los modelos. el trabajo transforma el sentido de la riqueza en economia. y tambien el lenguage se libera del representar para enraizarse en su materialidad sonora y en su expresividad histórica. Inscripción que no borra sin embargo ni las muy diferentes figuraciones ni los efectos de la imagen -el erotismo o la pornografia via internet funcionan. que domina desde el Renacimiento en un reenvio de lenguajes -de la Escritura a la Palabra.Ahora no es. Uno. sino un cuya materia nuevo tipo de tecnicidad que posibilita el procesamiento de informaciones. la que hace posible el conocimiento. Estamos ante la emergencia de otra figura de la razón que exige pensar la imagen. desde su nueva configuración sociotécnica prima -el computador no es un instrumento con el que se producen objetos. modelo.Newton. e inicia la conquista de su propio estatuto poniendo en crisis su subodinación a la representación tanto del mundo como del pensamiento. Lo que inaugura una nueva aleación de cerebro e la emergencia de un nuevo paradigma de pensamiento que rehace las relaciones entre el orden de lo discusivo (la lógica) y de lo visible (la forma). Y son abstraciones y símbolos. como en el pensamiento clásico.donde se situa la nueva discursividad constitutiva de la visibilidad y la nueva identidad lógico-numérica de la imagen. como se hace posible ese saber que hoy denominamos ciencias humanas. El nuevo estatuto cognitivo de la imagen se produce a partir de su informatización. el desciframiento de la semejanza en su juego de signos. el hecho. que es el orden del calculo y sus mediaciones lógicas: número.que coloca en el mismo plano las palabras y las cosas. Un nueva episteme cualitativa abre la . A partir del siglo XVII el mundo de los signos se espesa. que sustituye a la del cuerpo con la máquina. de la intelegibilidad y la sensibilidad. El proceso que ahí llega entralaza un doble movimiento. al que el pintor mira. el texto y el comentario. Es jústamente en el cruce de los dos dispositivos señalados por Foucault -economia discursiva y operatividad lógica. imitación.

etc. La visibilidad de la imagen deviene legibilidad11. Uno. educación. y segundo. se denomina a estos cambios. que desplaza el ejercicio de predominancia de la mano a la cerebro: nuevos modos del hacer que exigen un saber-hacer y el despliegue de destrezas con un mayor componente mental. justo en un . es férreamente controlada por la lógica de la rentabilidad empresarial que la supedita en todo momento a su “evaluación de los resultados”. Crisis de las identidades profesionales La muy ambigua –o mejor tramposa. sonora. para que haga lo que quiera y de veras invente. táctil). obligado a tener iniciativa . pensión. a la dimensión operatoria (control. no se le deja libre. afectando profundamente la estabilidad psiquica del trabajador: se acabó la posibilidad de hacer proyectos de vida. la imagen es percibida por la nueva episteme como posibilidad de experimentación/simulación que potencia la velocidad del cálculo y permite ineditos juegos de interfaz . la potencia inter. sino para que tenga la posibilidad de competir mejor con sus propios compañeros de trabajo. a innovar. La crisis de identidad del trabajador tiene una de sus figuras más expresivas en ese paso del sujeto ejecutor de tareas trazadas por otros a la del individuo avocado a una permanente reconversión de sí mismo. La trampa que el uso de la palabra flexibilidad encierra al ser identificada únicamente con esa dimensión positiva es que oculta: primero.palabra con la que.activa (juegos de interfaz) y la eficacia metafórica (traslación del dato cuantitativo a una forma perceptible: visual. la flexibilidad laboral. que esa capacidad de iniciativa. cálculo y previsibilidad). Virilio denomina “logística visual” 10 a la remoción que las imágenes informáticas hacen de los límites y funciones tradicionalmente asignados a la discursividad y la visibilidad. y de otro la competititividad es elevada al rago de condición primera de existencia de las propias empresas.desde el ámbito de la gestión empresarial. eminentemente positivo en principio aunque muy recortado en la práctica: el paso de un trabajo caracterizado por la ejecución mecánica de tareas repetitivas al de un trabajo con un claro componente de iniciativa de la parte del trabajador.investigación a la intervención constituyente de la imagen en el proceso del saber: arrancándola a la sospecha racionalista. permitiendole pasar del estatuto de “obstá. Pues de un lado. Todo lo cual va a acarrear la mengua o desaparición del vínculo societal –espacial y temporalentre el trabajador y la empresa. vacaciones. que la flexibilidad incluye el otro componente radicalmente negativo de la precarización del empleo tanto en términos de la duración del contrato de trabajo como en las prestaciones salariales en salud. La flexibilidad se convierte así en el dispositivo de enganche del trabajo en las nuevas figuras de empresa.esto es de arquitecturas de lenguajes.culo epistemológico” al de mediación discursiva de la fluidez (flujo) de la información y del poder virtual de lo mental. al trabajador o empleado no se le permite la creatividad. de innovación y creatividad en el trabajo. junta y confunde dos aspectos radicalmente diferentes del cambio.

¿Por qué? Porque la verdera iniciativa ahora otorgada al individuo consiste en responsabilizarlo en cuanto tal de las actividades que antes eran asumidas por la empresa: desde la formación o adquisición de competencias y destrezas hasta de la duración del contrato de trabajo. tanto en el de la pertenencia a una colectividad empresarial como en de la carrera profesional. que no es nuestra sociedad pero es hoy día la punta de lanza de los cambios en este campo. Al ser puesto a competir con sus propios colegas y perder la seguridad del trabajo indefinido en la empresa. y cada grupo compite con otros grupos. sufre una mengua inevitable.momento en el cual no solamente el mundo del trabajo sino la sociedad en su conjunto hace del individuo un sujeto inseguro. dejando sin sentido a la empresa como comunidad y a la carrera profesional como temporalidad individual. lleno de incertidumbre. hace imposible el largo tiempo. no sólo fuera sino aun dentro de la misma empresa. el sentimiento de pertenencía a un gremio. en fragmentación no sólo del oficio sino de las comunidades de oficio. a los que vuelve no solamente innecesarios sino imposibles. Pues el nivel salarial tiene cada vez menos que ver con los años de . En la actual sociedad de mercado la nueva empresa. la creatividad se transforma. Ahora podemos afirmar que la libertad de hacer. el promedio de contratación de profesionales es de ocho meses. de solidaridad colectiva. En Sillicon Valley. De la nueva enseñanza por competencias se empieza a hablar en la academia justo en el mismo momento en que la empresa ha hecho estallar el oficio de administrador o de ingeniero industrial para transformarlo en un número determinado de actividades desempeñables por competencias individuales. el trabajo pierde tambien su capacidad de ser un lugar central de significación del vivir personal. los “círculos de calidad”. Hoy esa con-fusión es aun más socialmente significativa pues sus ingredientes nunca estuvieron tan inextricablemente mezclados. y aunque no sea nuestra realidad si pueda ya ser ya ser visto como modelo para algunas empresas transnacionales. Es justamente ahí donde se incardinan los cambios en el ejercicio profesional. se traduce. la inventiva y la cretividad son incentivadas y a la vez que puestas permenentemente a prueba bajo el baremo de la competitividad. En la estructura profesional de la empresa “tradicional” no habia dos equipos haciendo lo mismo en situaciones que permitan evaluar permanentemente cuál de ellos es el más competitivo. y tambien para hablar de la lucha a muerte entre empresas. de sentido de la vida. en los que cada individuo es puesto a competir con los otros individuos del grupo. Al dejar de ser un ámbito clave del reconocimiento social de si mismo. Y en condiciones de competitividad cada vez más fuerte. organizada por grupos-proyecto y por competencias. al estrés afectivo y mental. El nuevo capitalismo13 no puede funcionar con sindicatos fuertes. con tendencias muy fuertes a la depresión. Se trata de un cambo de fondo y no de mera forma como lo atestigua la nueva figura profesional de los grupos/proyecto. Es bien significativo que en castellano competencia nos sirva para hablar a la vez de los saberes y las destrezas.

esto es capaces de negociar con algunos hechos inapelables tanto de la campos . del individuo avocado a una permanete reconversión de sí mismo que. movil y multiforme. es obligado tener iniciativa. o al menos las públicas. de un lado condensa la cara socialmente más dolorosa de la globalización -la mal llamada flexibilización laboral. y a la configuración de los nuevos oficios exigidos por las nuevas formas de producir y gestionar. El valor del trabajo se divorcia asi tambien del largo plazo y el largo tiempo de la solidaridad. estructural y estrátegica hoy más que nunca. justo en un momento en el cual todo en la sociedad hace del individuo un sujeto inseguro. en España.trabajo en la empresa.de otro lado rompe con la tambien muy “moderna” figura hegemónica de la especialización reinventado la figura de trabajador camaleón. con tendencias muy fuertes a la depresión. al estrés afectivo y mental. investigando. pensando. Yo mismo tengo amigos en Colombia. La primera puede cifrase en esta pregunta: ¿estan las universidades.para ver cómo se adapta ellas?. la complejidad de la relaciones entre los cambios del saber en la sociedad del conocimiento y los cambios del trabajo en una sociedad de mercado?. ¿Un nuevo lugar de la universidad en la sociedad? En gran parte de espaldas a las universidades se halla en marcha una transformación en profundidad del mapa “moderno” de las profesiones. Segunda. en Francia. a innovar. de sujeto ejecutor de tareas trazadas por otros. Pero hay otro plano en que el cambio de cartografia se halla aun mas lejos de nuestras universidades: el del nuevo estatuto del trabajador en la sociedad que. ¿ No deberíá la universidad asumir como tarea propia. un mapa ligado a la emergencia de nuevos saberes y destrezas mentales que la revolución tecnológica introduce en la neoalfabetización del mundo laboral. ¿el papel de la universidad puede y debe ser unicamente el de analizar tendencias –las que ponen el mercado y el desarrollo tecnológico en la globalización socioeconómica y en la mundialización de la cultura. que llevan muchos años en la empresa y que estan siendo rápidamente desalojados de sus puesto de trabajo por jovencitos que acaban de entrar a trabajar ganando el doble que ellos. auscultando. capaz de situarse con rápidez en los más diversos ambientes y profesionales. para ligarse a una creatividad y una flexibilidad uncidas a la lógica de la competitividad. la de pensar alternativas al modelo hegemónico del mercado y de la comunicación?. Ahí aparece ligada la otra cara de la crisis: la del sujeto trabajador. la de formular y diseñar proyectos sociales. De ello derivo tres líneas de cambio que deberá afronta la universidad si no quiere verse marginada de los procesos que configuran las nuevas sociedades y convertida en marginadora de los profesionales que forma. lleno de incertidumbre. No estoy postulando utopias suicidas sino alternativas viables. en verdad la disolución de la figura “moderna” del trabajador de tiempo completo para toda la vida.

Quimeras del conocimiento. 1997 3. La universidad va a tener que distinguir –sin oponerlos. La sociedad del riesgo. Gedisa. Cortez.Lascaut y otros. J. 119. México. Reseaux Nº 74. Cátedra.Madrid.entre saberes rentables y saberes indispensables. Contra o despedício da experiencia.Virilio.L. Pour une nouvelle economie du savoir. Paidos. 1994. Les sept savoir necessaires a l’education du futur. en esa encrucijada de saberes. “L’image: de l’économie informationelle à la pensée visuelle” . Bogotá. P. Meyrowitz. La máquina de visión. Paris. saberes posiblemente muy poco o nada rentables o funcionales al modelo de sociedad hegemónico. C. Gallimard. No sense of place. 2000 7.1997 2.p.entendre.the impact of Electronic Media on Social Behavior.E. 1999 _____________________ Guadalajara. A. esto es no sólo un oficio.81. Buenos Aires.25.Paris. Las revoluciones de la cultura escrita. la de formar ciudadanos. Sudamericana. la universidad no puede renunciar a poner en su agenda docente ciertos saberes indispensables. ___________________________________________________________________________________NOTAS 1. Vol. La crise des identités: interprétation d’une mutation.1998 6. . La sociedad postcapitalista. París.sociedad del conocimiento como de la de mercado. políiticamente. P. La era de la información. New York. Martín-Barbero. 1999 9. R. Seuil. Beck. Alianza.1992 12.1989 11. U.1. Oxford Univrsity Press. pero a saberes sin los cuales el trabajador profesional no podra sobrevir como sujeto humano en una sociedad de lucha a muerte por encontrar un nicho de trabajo.Chartron. G. Les mots et les choses. G. Crítica da razao indolente. Paris.. 1985 5. Sao Paulo. Voir. Mitos y realidades de la intelegencia artificial. J. J.2000 4. Y tercera.-10/18. Dubar. el de enseñar. Chartier. donde se dirime el sentido y el futuro de universidades que se han dado a si mismas explícitamente un proyecto social. Barcelona. E. de Sousa Santos. Barcelona. Paris.G. cultural. sino una vocación. pues creo que es ahí. B. p. M. Foucault.Madrid. pero capaces tambien de arriesgarse a imaginar social. Nómadas N° 5.Carrascosa. p. “Heredando el futuro. Morin.1976.14 y ss. Pensar la educación desde la comunicación”. de arriesgarse a ser de veras socialmente creativas. Castells.1995 8. U. 1966 10.Renaud. Fundesco. 2001 . Drucker. Presses Universitaires de Rennes. M. 2000 13. PUF. Madrid.