You are on page 1of 7

VACUNACIÓN EN PERROS Y GATOS La vacunación en perros y gatos es uno de los principales medios que utiliza la medicina preventiva en estas

especies para evitar el contagio de enfermedades que puedan poner en peligro la vida. El esquema de vacunación que se lleve a cabo puede significar la diferencia entre la vida y la muerte. No se puede considerar un mismo protocolo para todos los casos, más bien éste dependerá de muchos factores, incluidos la edad del animal, el sexo, la raza, efectos ambientales, zona geográfica y presencia o ausencia de inmunidad materna o pasiva, entre otros. La efectividad de las vacunas depende en gran medida de la calidad de las mismas, pero también se debe considerar el tipo de respuesta inmunitaria que generan. GENERALIDADES  Vacunas e inmunógenos El proceso de vacunación consiste en aplicar una vacuna por vía oral, nasal, conjuntival, intradérmica, subcutánea o intramuscular, con el fin de estimular la producción de anticuerpos y linfocitos sensibilizados y generar con esto, protección contra los agentes infecciosos patógenos. Las vacunas se clasifican de acuerdo con tres criterios generales: 1. Por el origen, naturaleza y composición del antígeno. 2. Por el número de inmunógenos que contiene. 3. Por la concentración del antígeno. Existen 5 principios básicos que se deben tomar en cuenta a la hora de considerar un esquema de vacunación, los cuales son: 1. Generar inmunidad protectora con el mínimo de aplicaciones. 2. No liberar al ambiente el agente vacunal. 3. Evitar que el agente vacunal revierta a patógeno. 4. Tener un mínimo o nulas reacciones secundarias (dolor, inflamación, fiebre, etcétera) 5. No desencadenar reacciones indeseables (anafilaxia, autoinmunidad, inmunosupresión, enfermedad por vacunación) Aún no existe el biológico que cumpla con los cinco puntos anteriores y es por esto que el Médico Veterinario Zootecnista norme un criterio profesional para la selección, aplicación y evaluación de inmunógenos que utilice en sus pacientes.  Tipos de vacunas Las vacunas pueden ser de origen viral, bacteriano, proteínico y de ADN. Pueden provenir de virus o bacterias obtenidas a partir de reservorios naturales, o ser aislados y manipulados mediante métodos de cultivo o por ingeniería genética, pueden estar vivos o activos, inactivados o muertos; estar conformados por proteínas recombinantes o de subunidades y últimamente podemos encontrar, de manera experimental, vacunas de ADN.  Vacunas comerciales En los últimos años ha crecido de manera considerable el índice de reacciones indeseables a la vacunación, tales como: inmunosupresión, ausencia de respuesta inmunitaria, reacciones anafilácticas y anafilactoides entre otras. Por esto es necesario conocer la naturaleza propia de la respuesta inmunitaria, la composición de las vacunas y las características fisiológicas de los animales a quienes se les aplican los inmunógenos.  Respuesta inmunitaria a la vacunación Cuando un inmunógeno es aplicado a un animal susceptible, éste desarrolla una respuesta inmunitaria con un grado de intensidad "X" el cual está determinado por situaciones tales como nutrición, estado de salud, edad, inmunidad previa, tipo de vacuna, entre otros. Los tipos de respuesta inmunitaria que ocurren durante la vacunación pueden ser: 1. Citotoxicidad por linfocitos T 2. Anticuerpos 3. Activación de la Fagocitosis

así tenemos:  Simples o monovalentes. ya que este tipo de vacunas generan altos títulos de anticuerpos que serán transferidos a los cachorros al momento de tomar calostro. por lo que la utilización de vacunas convencionales. pero ésta no se puede aplicar durante la gestación ni durante la lactancia. Edad de vacunación Las vacunas deben aplicarse en la edad en la cual el paciente es más susceptible. de alto pasaje o con agentes inactivados. mediante un riguroso examen clínico. Como regla general para la aplicación de vacunas. interacciones de los inmunógenos. puesto que las paredes de estos agentes tienen un efecto inmunoestimulador y por lo tanto contribuyen a la activación de la fagocitosis.  Composición de las vacunas comerciales Las vacunas se clasifican de acuerdo al número de antígenos que contienen. En casos de cachorros débiles o con recidivas de procesos infecciosos. Cuando la madre ha sido vacunada periódicamente. que contengan adyuvantes así como realizar revacunaciones cada 21 días hasta que alcancen su madurez inmunológica. los cachorros sanos. Todas estas pueden contener uno o más adyuvantes. se recomienda realizar revacunaciones con bacterinas de microorganismos gram negativos.Al MVZ le toca elegir el tipo de respuesta que desea que ocurra en su paciente. mal nutridos y provenientes de madres sin antecedentes de vacunación. los adyuvantes que contiene. Estas sustancias son conocidas como adyuvantes. el paciente debe ser previamente desparasitado. con virus de bajo pasaje que puedan infectar a las células para promover una inmunidad de tipo citotóxico. o que padezcan periódicamente problemas infecciosos o parasitarios. estado de salud. es probable que transfiera un alto título de anticuerpos contra todos los agentes con los cuales fue vacunada. por lo que su potencia se relaciona  .  Múltiples o polivalentes. deberá estar clínicamente sano. Características fisiológicas de los animales que se inmunizan y características asociadas al proceso de inmunización El empleo de un determinado tipo de vacuna se debe definir con base en ciertas características. La prevención de enfermedades de los cachorros. o con múltiples antígenos puede ser adecuada. provenientes de madres vacunadas. bien nutridos.  Estado de salud Todo animal que va a ser vacunado. La concentración de antígeno varía según el tipo de agente que contenga. ya que no es lo mismo una cría que consume alimento balanceado comercial para cachorros. frecuencia de la enfermedad y virulencia. La respuesta inmunitaria requiere de gasto de energía. en la medida de lo posible. En los animales seniles o inmunosuprimidos. Esto se puede hacer con el empleo de una vacuna múltiple. inmunidad pasiva. Las hembras reproductoras se deberán revacunar con agentes inactivados en los primeros 3 días del celo.  Inmunidad pasiva La transferencia de anticuerpos maternos en los perros es un aspecto importante para definir la edad y tipo de biológico que se empleará en las crías. es recomendable utilizar vacunas con carga media. Se deberá evaluar el estado nutricional. se debe corroborar. se les puede inmunizar con vacunas de alta carga antigénica. Los animales adultos requieren de una cantidad menor de antígeno para estimular su sistema inmunocompetente. con excepción de vacunas inactivadas. tales como: edad del animal que se vacuna. que el paciente no tiene alguna enfermedad infecciosa en el período de incubación o latente. El empleo de ciertas substancias adicionadas a las vacunas. se da mediante la vacunación de la madre antes del apareamiento. que otra que consume arroz cocido y residuos de alimentos para humanos. la vía de inmunización. así como las posibles reacciones indeseables que pueden ocurrir en un momento determinado. pueden mejorar de manera considerable la respuesta inmunitaria del paciente ("Coestimulación antigénica").

000 12 SEMANAS Para definir si su cachorro debe o no ser vacunado se debe considerar la correlación de las inmunizaciones de la perra con la tasa de anticuerpos de la siguiente manera: INMUNIZACIÓN DE LA PERRA A los 3 meses de edad Vacunación anual (va) Va + vac. VACUNACIÓN EN PERROS  Vacunación contra Moquillo canino La fecha de inicio de la inmunización de los cachorros se debe iniciar dependiendo de la tasa de anticuerpos de la madre. mientras que el inmunógeno se elige considerando la virulencia del agente que afecta en la zona. o Los adyuvantes que liberan lentamente el antígeno de la vacuna (vacunas emulsificadas con aceite mineral o que contengan polímeros sintéticos). el efecto de la combinación de los agentes vacunales puede ser fatal.proporcionalmente con la calidad de la dieta. TASA DE ANTICUERPOS EDAD APROXIMADA DE INICIO DE MATERNOS LA VACUNACIÓN 1/10 5 SEMANAS 1/100 8 SEMANAS 1/1. la vía más común de aplicación de vacunas en mascotas es la parenteral. la combinación de éstos en una vacuna múltiple exacerba el efecto inmunosupresor. sin embargo. enfermo y con desnutrición grave. Otro factor de riesgo de fracaso en la vacunación es la aplicación de corticoesteroides previo a la inmunización. Sin embargo.  Vía de inmunización La mejor vía de inmunización es la vía natural de infección. otros que retardan la liberación del antígeno y muchos otros más que modifican la actividad de los linfocitos. ya que con esto se inducirá inmunidad local o sistémica que protegerá al animal de la infección por el agente patógeno.000 1/10. o Los adyuvantes que producen inflamación (sales de aluminio.  Interacciones de los inmunógenos Algunos inmunógenos producen inmunosupresión. Al primer día de celo (vc) Va + vc + vacunación 2 a 5 días antes del parto con vacuna nactivada TASA DE ANTICUERPOS APROXIMADA AL PARTO 1/10 1/100 1/1.000 . saponinas) se basan en el principio de la respuesta inmunitaria. Si el animal se encuentra parasitado.000 10 SEMANAS 1/10. donde la par-ticipación de las células fagocíticas mejora ante un proceso inflamatorio. mantienen una estimulación constante por períodos prolongados. este efecto por lo regular no afecta a los animales de manera importante.  Adyuvantes Existen adyuvantes que producen inflamación.  Frecuencia de la enfermedad y virulencia Los calendarios de vacunación se deben aplicar con base en la frecuencia de la enfermedad.

en todos los gatos que salen de casa o que tienen contacto con otros animales y que resultaron negativos a la prueba de ELISA. cuando el animal tenga títulos menores de 1:80. Vacunación contra Hepatitis Infecciosa Canina (HIC). debido a que es susceptible a la infección natural al tener un nivel bajo de anticuerpos maternos. un paciente que vive en departamento y que no tiene contacto con otros gatos no tendrá la posibilidad de contagiarse y padecer leucemia viral. Sin embargo. Tasa promedio de anticuerpos contra parvovirus canino que poseen los cachorros dependiendo de su edad y con el supuesto que la madre tenga una tasa de anticuerpos de 5. han sido cuestionadas ya que provocan lesiones oculares o renales. Las vacunas modificadas de virus vivo de CAV-1. VACUNACIÓN EN GATOS  Vacunación contra leucemia viral felina La vacunación contra leucemia viral se debe llevar a cabo en todos los animales susceptibles de contraer la enfermedad. Hay un período crítico durante el cual el cachorro no puede ser vacunado. sino porque algunos laboratorios han demostrado que al aplicarla junto con la vacuna triple se potencializa la repuesta inmunológica contra la rinotraqueitis y el calicivirus felino.6 días. Por lo tanto. gracias al adyuvante utilizado en el producto contra leucemia. El riesgo de vacunar a un animal muy joven es el de que se encuentre en ese periodo de ventana en el que habrá interferencia vacunal. no para protegerlo contra la leucemia.  Vacunación contra Parvovirus canino Los cachorros están protegidos al nacer por la acción de los anticuerpos maternos. La duración de la inmunidad adquirida en el cachorro depende de la concentración en la madre. El calendario de vacunación debe comenzar. Una adecuada inmunidad se obtiene mediante la aplicación de 3 o 4 inyecciones con diferencia de 2 a 3 semanas entre cada una. La prevención está dada por la inmunización con vacunas atenuadas CAV-1 o CAV-2. Mientras los cachorros posean suficientes anticuerpos de origen materno no responderán a la vacunación. pero que es capaz de interferir con la vacunación.  Vacunación contra Leptospirosis Se debe dar inmunización activa (combinada con la vacuna de moquillo y hepatitis infecciosa canina) desde la 7a o 9a semanas de edad en adelante. la vacunación.000 HI: 0 días 10 días 20 días 30 días 40 días 50 días 60 días 3. pueden ser vacunados desde las 6 ó 7 semanas de edad. es decir. pero no ha habido ningún reporte de sus efectos adversos. los cuales disminuyen progresivamente. al menos contra este tipo de patógeno. es muy importante considerar que si se pretende proteger contra la leptospirosis. lo que ocurre alrededor de las 7 semanas de edad. aunque de cualquier forma se podría vacunar. siempre se deberá llevar a cabo dos veces al año. Esta inmunidad podrá durar de 6 a 8 meses. La vida media de los anticuerpos contra hepatitis infecciosa canina es de 8. . La inmunización para la hepatitis infecciosa por lo general es mejor cuando los títulos de anticuerpos maternos son menores a 1:100.250 HI 1625 HI 812 HI 406 HI 203 HI 101 HI 50 HI Para asegurar la inmunidad en animales no expuestos y que no se haya medido la tasa de anticuerpos.

2. en tres subgrupos mayores: el A. La protección en forma primaria a través de anticuerpos VN contra el VLFe tipo A debe ser todo lo que se busque de una vacuna. letargia transitoria y/o pirexia. Una reacción adversa potencialmente severa que se da a largo plazo es el desarrollo de sarcomas en el sitio de aplicación de la vacuna. No existe evidencia alguna de que la inclusión de los subgrupos B ó C pueda ser de algún beneficio. o Todos los gatos que tengan riesgo de exposición al virus se deberán vacunar. no contra la enfermedad neoplásica. o No se deben vacunar gatos positivos al virus. De virus vivo modificado para administración intranasal. o Solamente gatos sanos sin fiebre deben ser vacunados. tanto en estas vacunas como en las empleadas contra la rabia. Los aislamientos del VLFe se dividen. La vía de administración generalmente recomendada para las vacunas parenterales es la intramuscular. B y C. Inactivadas para su administración parenteral. 3. así como la revacunación anual. Se ha demostrado que los gatos vacunados con el tipo A se han protegido contra los otros subgrupos. o Se recomiendan dos dosis en gatitos a partir de las 10 semanas de edad. aunque esta se evita en forma indirecta.  Importancia de los subgrupos en la vacunación. Los virus de los subgrupos B y C provienen de recombinaciones o mutaciones del DNA proviral del subgrupo A. De virus vivo modificado para su aplicación sistémica o parenteral.  Vacunas El conocimiento de la patogenia y de la respuesta inmune contra la infección por el VLFe ayuda a resolver algunas controversias alrededor de la vacunación. requeriría la transmisión concomitante del subgrupo A. o Está obligada la realización de la prueba de ELISA antes de la vacunación. aunque también se pueden emplear por vía subcutánea. mientras que en los gatos que han resistido la infección se encuentran títulos muy altos.Se recomienda tomar en cuenta las siguientes observaciones para la vacunación de los gatos susceptibles: o Las vacunas protegen contra la infección del VLFe. VACUNACIÓN CONTRA RINOTRAQUEITIS VIRAL FELINA Y CONTRA CALICIVIRUS FELINO En la actualidad se pueden obtener tres tipos de vacunas para la protección de gatos contra las enfermedades respiratorias virales: 1. Generalmente todas estas vacunas son efectivas para proteger a los gatos contra la enfermedad. Estudios de gatos infectados naturalmente han revelado que el subgrupo A es el dominante. o Las vacunas deberán administrarse de acuerdo con las instrucciones del fabricante. No se ha comprobado la transmisión horizontal de los subgrupos B ó C y si aún así ocurriera. pero no necesariamente contra la el periodo de portador crónico.  Reacciones adversas a la vacunación Se ha documentado una baja incidencia (menos del 1%) de reacciones adversas leves con el uso de todas las vacunas contra la LVF y consisten generalmente en inflamación local o dolor. Se ha visto que los gatos que tienen una viremia persistente poseen títulos muy bajos o nulos de anticuerpos VN.  Respuesta inmune La respuesta inmunológica que proporciona una inmunidad más eficaz contra la infección por el VLFe se da por medio de los anticuerpos virus neutralizantes (VN). La ventaja de la administración parenteral es que da una . siendo ubicuo y presente en todos los gatos infectados. lo cual está asociado con el uso de adyuvantes. que se define como el porcentaje extra de gatos protegidos por la vacunación con relación a aquellos protegidos en forma natural. La eficacia vacunal se puede evaluar con el factor de prevención (FP).

aunque con frecuencia llega a producir signos de enfermedad. En colonias completamente libres de virus se recomienda la aplicación de vacunas de virus inactivado. dependiendo del tipo de vacuna empleada y de las disposiciones legales que estén vigentes para su aplicación. Las vacunas de virus vivo para aplicación intranasal se deben reservar para los gatos que ya han tenido contacto con el agente infeccioso. así como estimular la inmunidad celular sistémica. deben ser vacunados con intervalos de 3 a 4 semanas hasta que completen las 12 o 16 semanas de vida. Los gatitos nacidos de madres portadoras deben ser separados de sus madres a las 4 semanas de edad y vacunarlos de inmediato.protección segura y no se presentan reacciones. edad en la que el sistema inmunocompetente está totalmente desarrollado. Los gatos de 12 semanas de edad en adelante sólo necesitan una dosis de la vacuna y la revacunación anual. especialmente por el cerebelo de los neonatos. Las vacunas de virus vivo modificado para administración parenteral no deben producir signos clínicos de enfermedad si se aplican correctamente. En la mayoría de los animales la inmunidad será 100% efectiva o muy próxima a este valor cuando los animales que se vacunen sean de 6 meses de edad o mayores. La vacunación canina masiva ha sido uno de los programas más eficientes para reducir la presentación de la rabia humana. comenzando cuando el gatito tiene 9 o 10 semanas de edad y la segunda dosis puede ser administrada dos semanas después. El esquema de vacunación inicial incluye dos dosis con una diferencia de 3 a 4 semanas entre cada una. Para vacunas de virus vivo modificado. Se recomienda que los perros y gatos sean vacunados a la edad de 3 a 4 meses. pero pueden inducir signos si son aplicadas en forma inadvertida por vía intranasal. . Las vacunas atenuadas o inactivadas pueden administrarse por vía subcutánea o intramuscular en dos dosis. VACUNACIÓN CONTRA PANLEUCOPENIA FELINA Para la prevención de la enfermedad se recomienda el uso de vacunas atenuadas o inactivadas provenientes de cultivos celulares. Los gatos de cualquier edad pueden vacunarse con dos dosis con un intervalo de 3 a 4 semanas entre ambas. luego un año más tarde y posteriormente una vez por año o cada tres años. principalmente estornudos transitorios. con lo cual los títulos de anticuerpos más elevados aparecen de 2 a 3 semanas después de la segunda dosis. Los programas de vacunación comienzan por lo general entre las 9 y las 12 semanas de edad. VACUNACIÓN CONTRA PERITONITIS INFECCIOSA FELINA (PIF) Actualmente se encuentra disponible en el mercado norteamericano una vacuna que protege contra la infección por la PIF. Si los gatos vacunados son menores de 12 semanas de edad. Se recomienda la revacunación anual con dosis únicas durante toda la vida del gato. Para máxima protección.  La vacunación intranasal con vacunas inactivadas resulta inefectiva. para posteriormente ser revacunados anualmente. la cual contiene un virus vivo modificado. la segunda dosis debe de aplicarse a las 14 o 16 semanas de edad y. mientras que la desventaja de esta vía es que tarda más tiempo en producir inmunidad. si el gatito es mayor de 12 semanas al momento de la primera vacunación. No deben administrarse a hembras gestantes ni a gatitos menores de 4 semanas de edad. Se recomienda su administración por vía intranasal en gatos sanos de 16 semanas de edad o mayores. Las vacunas trianuales son más eficaces para aumentar el porcentaje de gatos inmunizados. debido a que el virus tiene afinidad por las células de continua división. La revacunación anual siempre será necesaria. atenuado por 99 pases en laboratorio y que tiene por objeto estimular la inmunidad celular y humoral (IgA) local. VACUNACIÓN ANTIRRÁBICA EN PERROS Y GATOS. se recomienda aplicar una tercera dosis cuando el gatito cumpla las 16 semanas de edad. la segunda dosis no será necesaria. con objeto de tratar de crear una inmunidad mucho más rápida (que se presenta desde las 48 horas después de la vacunación) que alcance a proteger a estos animales. ya que como la inmunidad humoral sistémica favorece la presentación de la enfermedad en lugar de evitarla. Se recomienda la revacunación anual para un máximo de protección.

En la correcta práctica de la medicina preventiva se deben conocer los productos biológicos que los profesionales pueden aplicar. . quien debe asumir la responsabilidad que esto implica.   CONCLUSIONES El proceso de inmunización de perros y gatos es un proceso complejo y va más allá de la simple administración de una inyección. La inmunización de animales debe ser practicada por el médico veterinario zootecnista titulado. y no dejarlo en manos de ayudantes inexpertos. Estos deben ser seleccionados con base en el criterio profesional y no por aspectos económicos.