You are on page 1of 5

Administración Nacional de Educación Pública Consejo de Formación en Educación Instituto de Profesores “Artigas”

Asignatura: Pre-Historia e Historia Antigua Especialidad: HISTORIA Fecha de entrega: Grupo: 1º C Realizado por: Cáffaro, Viviana; Linares, Matías; de los Ángeles, Fernando Prof.: Elena Bagi

INTRODUCCIÓN En la visita realizada al Museo “MUHAR”, ubicado en las calles, Dieciocho de Julio y Ejido (IMM), el 1 de

grupo recorrió las instalaciones, con el fin de hacer de este lugar, un lugar vivo que pueda trasmitir lo acontecido a lo largo de este proceso histórico. Al ingresar vemos, primeramente una estatua representativa de ATENEA, que es una copia en b Al comienzo de este trabajo comenzaremos por dar un contexto genérico griego, donde desarrollaremos el contexto geográfico griego y cretense. La civilización griega fue básicamente marítima, comercial y expansiva. Una realidad histórica en la que el componente geográfico jugó un papel crucial en la medida en que las características físicas del sur de la península de los Balcanes, por su accidentado relieve, dificultaba la actividad agrícola y las comunicaciones internas, y por su dilatada longitud de costas, favoreció su extraversión hacia ultramar. Un fenómeno sobre el que incidirían también de forma sustancial la presión demográfica originada por las sucesivas oleadas de pueblos (entre ellos aqueos, jonios y dorios) a lo largo del III y II milenios a.C. Tras las civilizaciones minoica y micénica, en los siglos oscuros (entre el XIII y el XII a. C.) la fragmentación existente en la Hélade constituirá el marco en el que se desarrollarán pequeños núcleos políticos organizados en ciudades, las polis. A lo largo del periodo arcaico (siglos VIII al V a.C.) y del clásico (siglo V a.C.), las polis fueron la verdadera unidad política, con sus instituciones, costumbres y sus leyes, y se constituyeron como el elemento identificador de una época. En el periodo arcaico ya se perfiló el protagonismo de dos ciudades, Esparta y Atenas, con modelos de organización política extremos entre el régimen aristocrático y la democracia. La actividad de las polis hacia ultramar fue un elemento importante de su propia existencia y dio lugar a luchas hegemónicas entre ellas y al desarrollo de un proceso de expansión colonial por la cuenca mediterránea. La decadencia de las polis favoreció su absorción por el reino de Macedonia a mediados del siglo IV a.C. y el inicio de un periodo con unas connotaciones nuevas, el helenístico, por el que la unificación de Grecia daría paso con Alejandro Magno a la construcción de un Imperio, sometiendo al Imperio persa y al egipcio. En opinión de algunos especialistas, en esta fase la historia de Grecia volvía a formar parte de la historia de Oriente y se consumaría la síntesis entre el helenismo y el orientalismo.

Período Creto-Micénico
La prehistoria de Grecia, que abarca esencialmente el II milenio a.C. (Edad de Bronce), conoció el florecimiento de las culturas cretense y mecánicas, documentadas sobre todo por la arqueología, aunque ya se conocía en ellas las escritura. Los descubrimientos de Evans en Creta, y de Schiliemann en Troya, Micenas y Tirinto, fueron de gran importancia como avance del siglo XIX, en cuanto a los pocos antecedentes conocidos de la civilización griega. • Civilización Cretense:

Tiene como rasgo primordial sus palacios, y su comercio marítimo. 2 de

Dentro del campo de la Historiografía, se establece una cronología en base a sus palacios: A- cronología de Evans: 1- Minoico Antiguo (2700-2000 a.C.): Primeros Palacios 2- Minoico medio (2000-1600 a.C.) segundos palacios 3- Minoico reciente (1600-1400 a.C.) Llegada de los Aqueos. B- Cronología de Nicolás Platón: 1- Pre-palacial (2600-2000): Metales y Cultura urbana 2- Proto-Palacial (2000-1700): Primeros Palacios 3- Neo-palacial /1700-1400): Segundos Palacios 4- Post-Palacial (1400-1100): Llegada de los Aqueos La importancia de los palacios : el palacio cretense supone un conjunto irregular de edificios que se levantan sobre un sistema de terrazas, a distintos niveles, y se estructuran en torno a un gran patio central de forma rectangular y generalmente y porticado. Las construcciones cuentan con varias plantas que sirven para habitaciones domesticas, talleres y almacenes, ello unido por multitud de corredores, pasillos y escaleras. Frecuentes pozos de luz, que cumplen la función de dotar de iluminación y ventilación a las habitaciones. No es de extrañar, ante el aspecto realmente confuso del conjunto que los griegos de la Hélade, mucho menos desarrollados en sus creaciones arquitectónicas y sintiéndose deslumbrados al admirar estos edificios donde se habla de la existencia de un laberinto donde residía Minos, rey de la isla. Se cree que en el palacio Cretense residía el “Señor” y su séquito, ejerciendo funciones administrativas y religiosas. Se piensa que era en su patio central donde se realizaban los juegos rituales de tauromaquia, en los que jóvenes acróbatas llevaban a cabo peligrosos saltos burlando las afiladas defensas del animal escapándose la simbología de este ejercicio arriesgado. • Civilización Micénica: G. 1.7

Al ingresar al sector Creto-Micénico podemos apreciar la “máscara” de Agamenón, la cual corresponde al 15001550 a.C. Réplica en bronce dorado del original en lámina de oro existente en Atenas. Museo Arqueológico Nacional

Gracias al desenterramiento de Micenas por partes de Schiliemann y ser esta el mayor núcleo poblado y de mayor empuje de esta cultura (coincidiendo así con la idea de Homero de que micenas era la mas poderosa por ser su rey, Agamenón, el general en jefe de las tropas griegas en la batalla de Troya). En la Grecia continental, la civilización micénica llegó a su máximo esplendor, entre el 1400-1200 a.C. También aquí destacan los palacios, pero en este caso se trata de una sociedad guerrera, que conoce el carro y el caballo, con importantes fortalezas en las acrópolis, que, tras sus sólidas murallas, pueden acoger, en caso de peligro, a toda la población. El palacio mejor conservado es el de Pilos de Misenia la patria del héroe Néstor, donde, entorno al megarón, se disponen almacenes y talleres. 3 de

Arte Creto-Micénico:

Como representantes de este arte, relevamos dos de las piezas museísticas del Muhar, como lo son: la mascara de Agamenón y el Disco de Festos. Comenzando con la máscara de Agamenón, podemos destacar que es un objeto de carácter arqueológico, descubierto por Heinrich Schiliemann en una tumba funeraria de Micenas, creyendo que había encontrado las tumba del legendario Rey Agamenón, pero estudios arqueológicos recientes demostraron que la máscara data de uno 300 años antes de Agamenón (1550-1500). Aunque a pesar de esto, sigue conservando su nombre. La máscara fue realizada usando la técnica de repujado con una lámina de oro, representando al rostro de un hombre adulto. Es posible divisar una gruesa barba alrededor G. 1.5. del rostro y ojos que simulan estar cerrados al igual que la boca, creemos esto ya que es un rostro sin vida. Este descubrimiento sorprende a Schiliemann, ya que en ese momento creyó que había descubierto a tumba del rey aqueo Agamenón, pero nosotros en Historia sabemos que eso es falso, ya que Agamenón jamás existió. Con que respecta a la civilización minoica, decimos que paso por los sucesivos estadios de comunicación escrita de las grandes civilizaciones: representación del objeto –jeroglíficos o Festos, Creta, 1700-1600 a.C. ideograma–, Calco en yeso del original en cerámica. esquematización del Existente en el Museo de Heraclion, ideograma y, por fin, Creta. valor consonántico o silábico propios. El símbolo de Phaestos o Fiasto descubierto en 1908, por el profesor Halbherr, corresponde a la primera fase jeroglífica cretense, aún sin descifrar, pero algunos sostienen que es escritura de Lineal “B”. en 1899, Evans había descubierto en Cnosos gran número de tablillas con dos escrituras lineales distintas, ambas silábicas. Las llamo lineal “A” y lineal “B”. Durante 50 años, los filólogos e investigadores se quemaron las cejas sobre las tablillas tratando de encajarles el antiguo egipcio, hitita, eslavo, albanés, hebreo, el vasco incluso. El Apolo de Piombino, así llamado porque se encontró en 1832, cerca de Piombino –frente a la isla Elba–, es un bronce de algo más de un metro de altura, obra de la escuela dórica con influencias áticas, muy arcaizante, sobre todo en el tratamiento del busto, lo cual permite fecharlo hacia -520. El pequeño Apolo –si es lo que fue– 4 de G. 12 Apolo de Piombino Arte griego del S. V a.C.

debería llevar originalmente en la diestra un arco y una flecha. El hermoso rostro, que los cabellos recogidos aureolan, aparece lleno de nobleza y serenidad (Museo de Louvre).

Religión Griega
La mitología griega se fue configurando hacia el año 2000 a.C. y consiste principalmente en un cuerpo de diversas historias y leyendas sobre una gran variedad de dioses. La mitología griega se desarrolló plenamente alrededor del año 700 a.C. por esa fecha aparecieron tres colecciones clásicas de mitos: la Teogonía del poeta Hesíodo y la Ilíada y la Odisea del poeta Homero. Esta mitología tiene varios rasgos distintivos. Los dioses griegos se parecen a los seres humanos exteriormente y revelan también sentimientos humanos. A diferencia de otras religiones antiguas como el hinduismo o el judaísmo, la mitología griega no incluye revelaciones especiales o enseñanzas espirituales. Las prácticas y creencias también varían ampliamente, sin una estructura formal –como una institución religiosa de gobierno– ni un código escrito, como un libro sagrado. Los riegos creían que los Dioses habían llegado al “Monte Olimpo”, región de Grecia llamada Tesalia, como su residencia. En el Olimpo, los dioses formaban una sociedad organizada en términos de autoridad y poderes, se movían con total libertad y formaban tres grupos que controlaban sendos poderes: el cielo o firmamento, el mar y la tierra. Los doce dioses principales, habitualmente llamados Olímpicos, eran Zeus, Hera, Hefesto, Atenea, Apolo, Ártemisa, Ares, Afrodita, Hestia, Hermes, Deméter y Poseidón. Zeus era el dios supremo, padre espiritual de los dioses y hombres. Su mujer, Hera, era la reina de los cielos y la guardiana del matrimonio. Otros dioses asociados con el cielo eran Hefesto, dios del fuego y de los herreros, Atenea. Diosa de la sabiduría y de la guerra, y Apolo, dios de la luz, la poesía y la música. Ártemisa, diosa de la fauna y de la luna, Ares, dios de la guerra y Afrodita, diosa del amor, eran otros dioses del firmamento. Quienes los reunían eran Hestia, diosa del hogar, y Hermes, mensajero de los dioses y soberano de la ciencia e invención. Poseidón era el soberano del mar

5 de