You are on page 1of 2

UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA FACULTAD DE COMUNICACIONES: FILOLOGIA CLÁSICA LITERATURA GRIEGA CLÁSICA PROFESOR: OSCAR HINCAPIE AGUIRRE BOLIVAR JAIME

“No bien llegamos a Ténedos, ofrecimos sacrificios a los dioses
con el anhelo de retornar a nuestras casas”.

Una de las características más interesantes del carácter religioso entre los griegos, es encontrar que estas manifestaciones no estaban impregnadas por ninguna revelación de un ser superior, un libro sagrado o un conjunto de dogmas o normas que las regularan y controlaran tanto en los cultos públicos, como privados que se realizaban. Quizá este detalle tan significante hizo que los rituales que se practicaban en la antigua Grecia tuviesen como finalidad el mantener en vigencia el contenido de los mitos y toda su estructura mitológica, que en resumidas cuentas estaba centrada en la existencia de los dioses y su actuación en la vida de todo ciudadano griego, pues eran ellos lo que en ultimas regían el transcurso de los días y el destino de la existencia de los seres mortales, sus empresas, proyectos, felicidad o infelicidad en la vida. En la Odisea, particularmente, encontramos varias narraciones que aluden a los rituales que acompañaban toda acción por parte de los protagonistas y que podríamos resumir así:
C SACRIFICIOS: El sacrificio es quizá el ritual principal de los antiguos

griegos, pues éste era descrito como una ofrenda donde los animales que se ofrecían, consagrados a los dioses, eran consumido ya fuera en parte o en su totalidad. Los muslos eran quemados con vino y miel a los dioses; las entrañas eran utilizadas para augurios y lo que quedaba del animal sacrificado era para realizar una comida entre los participantes. En el canto III entre el verso 404/474 se nos ofrece una descripción de un sacrificio ritual ofrecido por Néstor y su familia, Laerques, Telémaco y sus acompañantes y la presencia de la diosa Atenea, bajo la apariencia de Mentes. Otros: Canto IV 570/590; Canto V 92/110; Canto VII 186/200; Canto IX 240/250. C LIBACIONES: El ritual de la libación consistía principalmente en el riego o vertimiento de una bebida en ofrenda a uno de los dioses, (o a los difuntos) que consistía en vino puro, leche, miel, aceite, agua pura, sobre un altar, piedra o símbolo sagrado. Canto II 415/420; C III 43/50, 331/345, 385/400; C VII 133/141, 159/185; C VIII 83/90; XI 23/50. C ORACIÓN – SÚPLICA: Tanto la oración como la súplica por parte del fiel exigían limpieza o pureza, que consistía en un lavado de manos, baño con cambio de ropa decente. En general todo sacrificio exigía la invocación a la divinidad. C. II 260/268; C. III 43/68; 385/400; 447; C. IV 750/768. C HOSPITALIDAD: Acoger a los extranjeros, mendigos o suplicantes era una obligación entre los griegos, ya que estos individuos eran protegidos por los dioses. Se recibían con un banquete ritual y abundante vino para cumplir la ley sagrada de la hospitalidad. Los

IV 31/36. I 290/300. VII 186/207. vegetales. VIII 202/220. 387/411. C. III 270/300. C OFRENDAS: Las ofrendas consistían en frutas. C.suplicantes eran vengados por Zeus de no ser recibidos. V 87/91. C. C. C. C. III 487/490. tortas. IX 259/280. C.II 209/223. C. . C. aceites. flores o vestidos que simplemente se colocaban sobre las estatuas o altares de los dioses.