UNIVERSIDAD PEDAGOGICA NACIONAL UNIDAD 25 A MAESTRÌA EN EDUCACIÒN *FORMACIÒN DOCENTE CURSO: EDUCACIÒN Y SOCIEDAD (DIMENSIÒN SOCIAL DE LO EDUCATIVO) UNIDAD

2 TEORIAS DE LA REPRODUCCION TEMA 1. ELEMENTOS PARA UNA TEORÍA DEL SISTEMA DE ENSEÑANZA AUTORES: PIERRE BOURDIEU JEAN-CLAUDE PASSERON SUBTEMA: FUNDAMENTOS DE UNA TEORÍA DE LA VIOLENCIA SIMBÓLICA

TEMA 2. LA INSTRUCCIÓN ESCOLAR EN LA AMERICA CAPITALISTA SUBTEMA: EDUCACIÒN, DESIGUALDAD Y LA MERITOCRACIA AUTOR: SAMUEL BOWLES HERBERT GINTIS ASESOR: ING. JUAN PABLO GONZÁLES RENAUX EQUIPO NO. 2  INTEGRANTES :  KEYLA SANTAOLAYA ANGULO.  AGRIPINA ZAVALA ROBLES.

Culiacán, sin a 06 de marzo de 2009.

 ABREVIATURAS UTILIZADAS E N EL TEXTO.

     

AP: Acción pedagógica. AUP: Autoridad pedagógica. TP: Trabajo pedagógico. AUE: Autoridad escolar. SE: Sistema de enseñanza. TE. Trabajo escolar.

FUNDAMENTOS DE UNA TEORIA DE LA VIOLENCIA SIMBOLICA  Todo poder de violencia simbólica, o sea, todo poder que logra imponer significaciones e imponerlas como legítimas disimulando las relaciones de fuerza en que se funda su propia fuerza, añade su fuerza propia, es decir, propiamente simbólica, a esas relaciones de fuerza.  Toda acción pedagógica (AP) es objetivamente una violencia simbólica en tanto que imposición, por un poder arbitrario, de una arbitrariedad cultural.

Todo poder de violencia simbólica, o sea, todo poder que logra imponer significaciones e imponerlas como legítimas disimulando las relaciones de fuerza en que se funda su propia fuerza, añade su fuerza propia, es decir, propiamente simbólica, a esas relaciones de fuerza.  Toda acción pedagógica (AP) es objetivamente una violencia simbólica en tanto que imposición, por un poder arbitrario, de una arbitrariedad cultural.  La AP es objetivamente una violencia simbólica, en un primer sentido, en la medidas en que las relaciones de fuerza entre los grupos o las clases que constituyen una formación social son el fundamento del poder arbitrario que es la condición de la instauración de una relación de comunicación pedagógica, o sea, de la imposición y de la inculcación de una arbitrariedad cultural según un modelo arbitrario de imposición y de inculcación.

 La AP es objetivamente una violencia simbólica, en un segundo sentido, en la medida en que la delimitación objetivamente implicada en el hecho de imponer y de inculcar ciertos significados, tratados por la selección y exclusión que les es correlativa como dignos de ser reproducidos por una AP, re-produce la selección arbitraria que un grupo o una clase opera objetivamente en y por su arbitrariedad cultural.

La teoría de la AP produce el concepto de AUP en la operación misma por la que, al reducir la AP a su verdad objetiva de violencia, hace surgir la contradicción entre esta verdad objetiva y la práctica de los agentes, que manifiesta objetivamente el desconocimiento de esta verdad (cualesquiera que sean las experiencias o las ideologías que acompañan a esta prácticas  Por el hecho de que toda AP en ejercicio dispone por definición de una AUP, los emisores pedagógicos aparecen automáticamente como dignos de transmitir lo que transmiten y, por tanto, quedan autorizados para imponer su recepción y para controlar su inculcación mediante sanciones socialmente aprobadas o garantizadas.  .

 Por el hecho de que toda AP en ejercicio dispone por definición de una AUP, los emisores pedagógicos aparecen automáticamente como dignos de transmitir lo que transmiten y, por tanto, quedan autorizados para imponer su recepción y para controlar su inculcación mediante sanciones socialmente aprobadas o garantizadas.  .

 DEL SISTEMA DE ENSEÑANZA  Todo sistema de enseñanza institucionalizado (SE) debe las características específicas de su estructura y de su funcionamiento al hecho de que le es necesario producir y reproducir, por los medios propios de la institución, las condiciones institucionales cuya existencia y persistencia son necesarias tanto para el ejercicio de su función propia de inculcación como para la realización de la función de reproducción de una arbitrariedad cultural de la que no es el productor y cuya reproducción contribuye a la reproducción de las relaciones entre los grupos o las clases. Dado que debe garantizar las condiciones institucionales de la homogeneidad y de la ortodoxia del TE, el SE tiende a dotar a los agentes encargados de la inculcación de una formación homogénea y de instrumentos homogeneizados y homogeneizantes  La tendencia de la autorreproducción se realiza del modo mas completo en un SE cuya pedagogía queda implícita, o sea en un SE cuyos agentes encargados de la inculcación solo posean principios pedagógicos en estado práctico, por el hecho de haberlos adquirido inconscientemente por la

frecuentación prolongada del maestro que, así mismo, sólo los dominaban en estado práctico.

 Se dice que el maestro joven se orienta por los recuerdos de su vida de instituto y de su vida de estudiante. Pero esto es decretar la perpetuidad de la rutina, por que entonces el profesor de mañana sólo podría repetir los gestos de su profesor de ayer y, como éste sólo imitaba a su propio maestro, no se ve de qué en esta serie ininterrumpida de modelos que se reproducen unos a otros, no se ve como se podrá introducir nunca alguna novedad. (Durkheim)

 EDUCACION, DESIGUALDAD Y LA MERITOCRACIA LA EDUCACION: es en principio un proceso de inculcación, asimilación, cultural, moral y conductual. Básicamente es el proceso por el cual las generaciones jóvenes se incorporan o asimilan el patrimonio cultura de los adultos. Entonces el humanismo se puede inferir, por la calidad de sus procesos de aprendizajes (educativos).  Es decir la educación es la legitimación de las disparidades económicas preexistentes, así los esfuerzos para alcanzar objetivos igualatorios.  El sistema educativo fomenta y refuerza la carencia del éxito económico, depende esencialmente de la posesión de habilidades, técnicas (cognoscitivas), habilidades que proporcionan de manera eficiente, equitativa y libre de prejuicios. En primer lugar, el contacto diario de los padres de familia y los niños con el entorno escolar competitivo y congnoscitivamente orientado, claramente relacionado con la economía, fianza de manera muy concreta e inmediata. En segundo lugar, los logros educativos hacen que dependan no solo de la capacidad, sino también de la motivación, el impulso por lograr, la perseverancia y el sacrificio, el mecanismo de la asignación del status adquiere mayor legitimidad. En tercero, los fracasos frecuentes desempeñan un papel importante para alinear gradualmente las aspiraciones de los estudiantes con las probables oportunidades de sus carreras. El sistema educativo para legitimar no deje de tener problemas, dice el teórico de la legitimación (MAX * WEBER). La escuela es una agencia clave en la l.: las clases y grupos dominantes tienen que disfrazar <<la transmisión abierta del poder >> a sus herederos, y para ello utilizan cada vez más la escuela. El principio de la l. dominante en la actualidad es el mérito la inteligencia, el talento; no como antes, la herencia – la sangre o la posesión de determinadas cualidades – valor guerrero, trabajo duro, etc. El mérito es, justamente, lo que la escuela dice certificar y consagrar. La l. se logra tanto por la transmisión abierta de discursos ideológicos, producida por el funcionamiento de ciertos mecanismos que pasa inadvertidos. El mecanismo fundamental de l. es la utilización de la conexión abierta entre títulos y puestos (crudamente, el que tiene mas méritos obtiene obtiene el título más alto y el mejor puesto) la base de l jerarquía social, así en la teoría, las desigualdades sociales

(puestos) son sólo de desigualdades naturales (inteligencia). Sin embargo, << las jerarquías sociales que produce la escuela por medio de un proceso en apariencia perfectamente neutral de inculcación y selección reproducen, en ambos sentidos del términos, jerarquías sociales. producto como pantalla para enmascarar la conexión entre las calificaciones y el capitalismo cultural heredado. (Sociología del examen) La escuela da calificaciones y títulos que certifican el talento.

La clave para desvelar la l. que produce la escuela está, en desarrollar una teoría que muestre, primero, la conexión entre socialización primaria en familia y socialización secundaria en la escuela, y, segundo la reproducción de la estructura del capital cultural que realiza la escuela a través de la cultura que transmite, del modo de transmitirla y de la forma de evaluarla. El sistema educativo ha grabado la perspectiva meritocràcia en (Soc. .Educ.) principio o sistema según el cual se asignarían las posiciones más elevadas en la jerarquía social a quienes poseyeran los títulos escolares mas elevados la obtención de tales títulos reflejaría dos cualidades * 1.- La inteligencia y la otra es la capacidad de esfuerzo. En esta forma de organizar la sociedad el *sistema educativa se convertiría en ámbito o distribuidor de las relaciones sociales al seleccionar el mérito y traducirlo en títulos escolares. La adopción del principio meritocràtico plantea una seria de cuestiones importantes, entre ellas: Su presunta necesidad teórica. Según sus defensores, las sociedades industriales avanzadas la necesitan por razones de eficacia y justicia. Eficacia: permite hacer frente a las demandas de una tecnología cada vez más compleja y mantener el sistema educativo. Justicia: es un principio más valido que la estratificación basada en la herencia.

Su implantación real: para algunos sociólogos las sociedades industriales son cada vez más meritocràticas gracias, en buena parte, a la extensión de la igualdad de oportunidades educativas. La clave para desvelar la l. que produce la escuela está, en desarrollar una teoría que muestre, primero, la conexión entre socialización primaria en familia y socialización secundaria en la escuela, y, segundo la reproducción de la estructura del capital cultural que realiza la escuela a través de la cultura que transmite, del modo de transmitirla y de la forma de evaluarla. El sistema educativo ha grabado la perspectiva meritocràcia en (Soc. .Educ.) principio o sistema según el cual se asignarían las posiciones más elevadas en la jerarquía social a quienes poseyeran los títulos escolares mas elevados la obtención de tales títulos reflejaría dos cualidades * 1.- La inteligencia y la otra es la capacidad de esfuerzo. En esta forma de organizar la sociedad el *sistema educativa se convertiría en ámbito o

distribuidor de las relaciones sociales al seleccionar el mérito y traducirlo en títulos escolares. La adopción del principio meritocràtico plantea una seria de cuestiones importantes, entre ellas: Su presunta necesidad teórica. Según sus defensores, las sociedades industriales avanzadas la necesitan por razones de eficacia y justicia. Eficacia: permite hacer frente a las demandas de una tecnología cada vez más compleja y mantener el sistema educativo. Justicia: es un principio más valido que la estratificación basada en la herencia.

Su implantación real: para algunos sociólogos las sociedades industriales son cada vez más meritocràticas gracias, en buena parte, a la extensión de la igualdad de oportunidades educativas. Sus consecuencias: La posibilidad de que legitime nuevas y mayores divisiones en la sociedad. Las clases subordinadas tenderían a aceptar su posición – han tenido su oportunidad y la han desaprovechado por menos capaces; las elites se sentirían legitimadas en su poder porque lo habrían obtenido según un principio no arbitrario