You are on page 1of 3

LISTA C “Hacia la Creación de los Pies de Nuestra Escuela”

Jornadas de Discusión del Proyecto de Escuela: Al momento de aportar al desarrollo de nuestra escuela, debemos tener conciencia que nuestra formación como futuros médicos, así como la de todo futuro trabajador de la salud, es trascendental para el fortalecimiento de una salud al servicio de la comunidad en nuestro país. Con la firme convicción de que la formación académica de los futuros funcionarios de la salud es un eje fundamental de nuestro desarrollo como sociedad, es necesario entender que esta formación debe ser una construcción colectiva, un proyecto social que considere elementos técnicos pero también empíricos y que tengan su raíz en la cotidianidad. Es por esta razón que los diversos avances que logremos como estudiantes deben ir orientados hacia un proyecto de escuela convocante y representativo, forjado en conjunto por estudiantes, docentes y funcionario, ya que es a través de este proyecto que sienta las bases de nuestra formación médica. Así entonces es necesario identificar cuatro áreas principales de cualquier proyecto de escuela, áreas que nos permitirán también vislumbrar las formas de participación necesarias para los objetivos antes trazados, estas son:

Curricular: que tiene relación con la formación teórica y práctica propiamente tal, esto quiere decir, la entrega de las competencias, actitudes, habilidades, conocimientos, etc. Necesarias para desempeñar las funciones que componen el rol del médico en la sociedad y en el sistema de salud. Se refleja por ejemplo en los contenidos y estructura de la malla curricular.

Administración: la planificación y gestión de recursos infraestructurales en función de la formación médica. Por ejemplo, salas de clases, campos clínicos, espacios de estudio, docentes, herramientas de estudio, etc.

Investigación: Un tema aún embrionario en nuestra escuela y un pilar fundamental para crecer. Como comunidad, los integrantes de la escuela debemos tener la capacidad de crear y participar de los espacios necesarios para el fortalecimiento de esta área. ¿Hacia dónde investigar?, ¿Cuáles son las áreas investigativas más importantes en el desarrollo de nuestro proyecto de escuela?, ¿Cuáles son los recursos que se deben emplear en esto y cómo aprovecharlos? Son algunas de las preguntas hacia cuyas soluciones debemos avanzar en conjunto. Extensión: esto es la manera en que nuestra escuela se relaciona con el medio, ya sea a nivel local (con otras escuelas, la universidad, etc.) como a nivel territorial (en la región del Maule y Chile). Nuestro rol en el mejoramiento de la salud de la población comienza desde que somos futuros trabajadores de la salud. Debemos aprovechar esta instancia para generar aportes en áreas en las que como médicos egresados se nos dificulte un poco más, aprovechando los espacios de extensión que ya posee nuestra carrera o los que se puedan ir generando con el tiempo y con trabajo. El espacio de relación entre la comunidad y el sistema de salud es clave a la hora de establecer las metas y objetivos que se buscan con la formación de profesionales de la salud y de esto se hace evidente la importancia de la planificación de una política de extensión que integre a la comunidad y no solo la contemple.

Tomando en cuenta lo anterior es que consideramos fundamental el rol que los estudiantes debemos tomar. Comencemos a aportar al desarrollo de nuestro proyecto de escuela, a través de jornadas de discusión entre docentes y estudiantes que se nutran del trabajo generado en conjunto durante el año siempre en un ambiente de respeto y con una actitud propositiva, que busque la construcción conjunta. De esto nuestra propuesta de generar de 2 grupos intermedios, uno de Medicina Comunitaria y otro de Investigación, que se presenten como un aporte a los espacios ya existentes , innovando en función del proyecto de escuela para así poder dotar de contenido las discusiones.

Grupo Intermedio de Medicina Comunitaria: Habiendo varias formas de comprender este concepto, nosotros lo proyectamos más allá del mero asistencialismo, que si bien resulta útil al momento de suplir

necesidades urgentes de la población, carece de lo fundamental, que es vislumbrar el problema de base y proyectar soluciones y trabajo. De aquí nace la propuesta de generar un grupo intermedio, que reconocido como organización por nuestra Universidad, que se constituya como un aporte a los espacios de extensión que posee nuestra carrera y con el objetivo fortalecer las bases de la salud en estos lugares, con proyectos de salud comunitaria, estudio poblacional, identificación de necesidades y demandas en salud, asociación de la población con los servicios de salud, empoderamiento de la salud en la población etc. Siempre teniendo como horizonte el proyecto de escuela. Este grupo debe ser capaz además de generar teoría de esta experiencia, pudiendo participar de espacios locales como futuros congresos de salud comunitaria (una idea en ambiciosa dirigida a nivel regional), Congresos ya funcionales como el de Salud y Pobreza, etc. Siendo particularmente importante que se incluya como aporte al desarrollo del proyecto de escuela. Grupo Intermedio de Investigación: Reconocemos que este es un tema de interés a nivel estudiantil y docente, por lo mismo ya se han generado grupos autónomos de investigación en función de aquello, los cuales con el tiempo se fortalecerán para satisfacer esta necesidad. Consideramos que debemos redoblar nuestros esfuerzos en este aspecto, tomando en cuenta la amplitud del tema. Para esto, la creación de un grupo intermedio capaz de identificar problemas, direccionar investigación en función de la extensión, necesidades de la carrera y de la región. Este Grupo debe plantearse como objetivo central la Identificación de nuevos campos investigativos, tomando en cuenta los recursos necesarios para su explotación y el interés del estudiante en los mismos, siendo clave la participación de los docentes. Con todo lo antes mencionado, los esfuerzos también deben ir orientados y no con menor ahínco en la generación de la identidad de la comunidad con la escuela. Por esto es necesario que el trabajo se dé en un ambiente inclusivo y respetuoso que permita la vinculación de estudiantes, docentes y funcionarios no académicos.

Solo la unidad nos permitirá crecer, no pueden hacer los estudiantes por si solos lo que debe hacer la comunidad universitaria en su conjunto.