You are on page 1of 17

Cap´ıtulo 1

Espacios Pseudom´etricos
Este primer cap´ıtulo se dedica a la exploraci´on de una clase particular
de espacios topol´ogicos, cuya estructura est´a dada por una noci´on de “dis-
tancia”. Se pretende que el lector alimente la teor´ıa a partir de los ejemplos
provenientes del An´alisis, haciendo necesario el tr´ansito hacia las nociones
m´as generales de topolog´ıa y de espacio topol´ogico.
Las propiedades que podemos carcaterizar como propias de la Topolog´ıa
se asocian con los fen´omenos de la convergencia y la continuidad. En esa
perspectiva, est´a asociada desde la antig¨ uedad con los puntos de contacto
entre la filosof´ıa y las matem´aticas. Continuando en esa l´ınea, la noci´on
de infinito juega un papel fundamental en la exploraci´on de los hechos
topol´ogicos.
Por su parte, la topolog´ıa de los espacios m´etricos tiene sus or´ıgenes en la
geometr´ıa euclidiana, y constituye el eslab´on que la conecta con la topolog´ıa
general. Adquiere entonces sentido la expresi´on com´ un que caracteriza a la
topolog´ıa como una geometr´ıa dotada de elasticidad.
Los requisitos m´ınimos que debe satisfacer una noci´on de distancia es
que un objeto dista cero de s´ı mismo, y que la distancia entre dos puntos
nunca es mayor que la suma de sus distancias a un tercer punto. Estas
propiedades nos permiten extraer la esencia de las propiedads topol´ogicas,
hasta el punto en el que finalmente se prescinde de ellas. El concepto de
3
4 CAP
´
ITULO 1. ESPACIOS PSEUDOM
´
ETRICOS
distancia se hace un poco m´as el´astica, cuando la noci´on de “cercan´ıa”
permite la existencia de puntos distintos que distan cero. Cada versi´on es
m´as general que la que le precede, y por tanto, m´as poderosa.
1.1. M´etricas y Pseudom´etricas
Sean X = ∅ un cojunto, una pseudom´etrica sobre X es una funci´on
d : X ×X −→R
que satisface las siguentes propiedades:
1. (Simetr´ıa) d(x, y) = d(y, x) para x, y ∈ X.
2. (Desigualdad del tri´angulo) d(x, z) ≤ d(x, y) + d(y, x)
para x, y, z ∈ X.
3. (Regularidad) d(x, x) = 0 para x ∈ X.
Una pseudom´etrica es una m´etrica si cumple adem´as con:
4. (No degeneraci´on) Si d(x, y) = 0 entonces x = y.


d(y,z)
pp

d(x.y)
SS
d(x,z)
YY
Un espacio pseudom´etrico
1
es un par (X, d) donde X es conjunto no
vac´ıo y d es una pseudom´etrica. De la misma manera, un espacio m´etrico
1
Un espacio pseudom´etrico es tambi´en llamado ´ecart en franc´es, cuya traducci´on literal
al castellano es divergencia, de manera que una traducci´on con algo de sentido matem´atico
ser´ıa espacio divergente.
1.1. M
´
ETRICAS Y PSEUDOM
´
ETRICAS 5
es un espacio pseudom´etrico, donde d es una m´etrica. Si (X, d) es un espacio
pseudom´etrico y x ∈ X, se dice que x es un punto.
Proposici´on 1 Una pseudom´etrica es una funci´on no negativa.
Demostraci´on. Usando las propiedades de no degeneraci´on, la simetr´ıa y
la desigualdad del tri´angulo, para x, y ∈ X arbitrarios tenemos
0 = d(x, x) ≤ d(x, y) + d(y, x) = 2d(x, y)
de donde d(x, y) ≥ 0.
Nota 1 La definici´on de una pseudom´etrica puede ser m´as concisa y ele-
gante, basta que satisfaga la propiedad de regularidad y la desigualdad del
tri´angulo en la forma d(x, z) ≤ d(x, y) + d(z, y).

d(z,y)
ÖÖ


d(x.y)
SS
d(x,z)
YY
As´ı, la simetr´ıa se obtiene de d(x, y) ≤ d(x, x) + d(y, x) = d(y, x), y de
d(y, x) ≤ d(y, y) + d(x, y) = d(x, y).
Ejemplo 1.1 Sobre un conjunto no vac´ıo X definimos d : X × X → R
mediante
d(x, y) =
_
0 si x = y
1 si x = y
la cual es claramente una m´etrica sobre X. Esta m´etrica se conoce como la
m´etrica discreta.
6 CAP
´
ITULO 1. ESPACIOS PSEUDOM
´
ETRICOS
Ejemplo 1.2 Sobre un conjunto no vac´ıo X definimos d : X × X → R
mediante d(x, y) = 0 para todo par (x, y) ∈ X × X. Esta es claramente
una pseudom´etrica sobre X. Esta pseudom´etrica se conoce como la pseu-
dom´etrica indiscreta.
Ejemplo 1.3 La m´etrica euclidiana sobre R
n
se define por d(x, y) = |x−y|,
determinada por la norma pitag´orica.
Ejemplo 1.4 Toda m´etrica d : X × X → R induce una m´etrica acotada
D : X ×X →[0, 1) mediante
D(x, y) =
d(x, y)
1 + d(x, y)
.
Para demostrar que se satisface la desigualdad del tri´angulo notemos que,
para a, b, c ≥ 0 con c ≤ a+b se tiene c(1 +a+b) ≤ (1 +c)(a+b), de donde
c
1 + c

a + b
1 + a + b

a
1 + a + b
+
b
1 + a + b
.
Notemos adem´as que para s, t ≥ 0 se satisface
s
1 + s + t

s
1 + s
.
En consecuencia
D(x, z) ≤
d(x, y)
1 + d(x, y) + d(y, z)
+
d(y, z)
1 + d(x, y) + d(y, z)
≤ D(x, y) + D(y, z).
Este ejemplo ser´a de utilidad.
Ejemplo 1.5 Sobre R
[0,1]
, la aplicaci´on dada por
d(f, g) =´ınf{|f(x) −g(x)| : x ∈ [0, 1]}
es una pseudom´etrica pero no es una m´etrica. No obstante, la aplicaci´on
dada por
δ(f, g) = sup{|f(x) −g(x)| : x ∈ [0, 1]}
define efectivamente una m´etrica.
1.1. M
´
ETRICAS Y PSEUDOM
´
ETRICAS 7
Ejemplo 1.6 Sobre C([0, 1], R), la aplicaci´on dada por
d(f, g) =
_
1
0
|f(x) −g(x)|dx
es claramente una m´etrica.
Ejemplo 1.7 La funci´on d : R
2
×R
2
→R definida mediante
d(x, y) =
_
|x| + |y| si x = y
0 si x = y
,
es una m´etrica en el plano, conocida como la “distancia ferrocarrilera”.
Ejemplo 1.8 Definamos d : R
2
×R
2
→R por
d(x, y) = |x
1
−y
1
| + |x
2
−y
2
|
es una m´etrica conocida como la “m´etrica del taxista”.
El subconjunto B

(x
0
) = {x ∈ X|d(x, x
0
) < ε} se conoce como la bola
abierta de radio ε y centro x
0
.
x
0
ε
Los espacios m´etricos son espacios topol´ogicos, cuya topolog´ıa es gene-
rada por las bolas abiertas, y el resto del cap´ıtulo se dedica a exporar este
hecho. Las propiedades que comparten los espacios pseudom´etricos ser´an
generalizadas, y revisadas en otros contextos m´as adelante. En lo sucesivo
usaremos como sin´onimos los t´erminos “bola” y “bola abierta”.
8 CAP
´
ITULO 1. ESPACIOS PSEUDOM
´
ETRICOS
Sean (X, d) un espacio pseudom´etrico y x ∈ X un punto, se dice que el
conjunto A ⊆ X es una vecindad de x si
B

(x) ⊆ A,
para alg´ un ε > 0. El sistema de vecindades de x es el conjunto cuyos
elementos son las vecindades de x, y se denota
2
por N(x).
1.2. Conjuntos abiertos
Un conjunto U en un espacio pseudom´etrico (X, d) se dice que es un
conjunto abierto si U ∈ N(x) para todo x ∈ U, es decir, si es vecindad
de cada uno de sus puntos. La topolog´ıa sobre un espacio es la colecci´on
de sus conjuntos abiertos, de manera que una primera tarea consistir´a en
caracterizar la condici´on de ser abierto.
Proposici´on 2 Las bolas son conjuntos abiertos
Demostraci´on. Sean y ∈ B
ε
(x), δ = m´ın{d(x, y), ε −d(x, y)} y z ∈ B
δ
(y).
Entonces, en todo caso d(y, z) < ε −d(x.y), y en consecuencia
d(x, z) ≤ d(x, y) + d(x, z) < ε
con lo que z ∈ B
ε
(x).
Corolario 3 Un conjunto es abierto si y s´olo si es uni´on de bolas.
2
La letra “N” se usa por ser la inicial del vocablo ingl´es “neigbourhood” que se traduce
literalmente como vecindad, vecindario o entorno.
1.2. CONJUNTOS ABIERTOS 9
Demostraci´on. Ejercicio.
Notemos que, el espacio total X es un conjunto abierto, dado que con-
tiene todas las bolas posibles, y adem´as el conjunto vac´ıo ∅ ⊂ X es tambi´en
abierto, en este caso, por vacuidad.
Proposici´on 4 La uni´on de conjuntos abiertos es un conjunto abierto.
Demostraci´on. Basta observar que una uni´on de uniones de bolas es una
uni´on de bolas.
Proposici´on 5 La intersecci´on finita de bolas abiertas es una uni´on de
bolas abiertas.
Demostraci´on. Es suficiente tratar con la intersecci´on de dos bolas. Su-
pongamos que x ∈ B
ε
0
(x
0
) ∩ B
ε
1
(x
1
), entonces si
ε
x
=
1
2
m´ın{ε
0
−d(x, x
0
), ε
1
−d(x, x
1
)}
es claro que B
ε
x
(x) ⊆ B
ε
0
(x
0
) ∩ B
ε
1
(x
1
) y adem´as
B
ε
0
(x
0
) ∩ B
ε
1
(x
1
) =
_
x∈B
ε
0
(x
0
)∩B
ε
1
(x
1
)
B
ε
x
(x)
como se quer´ıa demostrar.
Corolario 6 La intersecci´on finita de abiertos es abierta.
Demostraci´on. Ejercicio.
10 CAP
´
ITULO 1. ESPACIOS PSEUDOM
´
ETRICOS
1.3. Conjuntos cerrados
Un conjunto F ⊆ X es un conjunto cerrado si su complemento F
c

X es abierto. La secci´on se decida a caracterizar los conjuntos cerrados
en un espacio pseudom´etrico. Por abuso de lenguaje, y por comodidad,
llamaremos “puntos” a los conjuntos que constan de un ´ unico punto.
Proposici´on 7 En un espacio m´etrico (X, d) los puntos son cerrados.
Demostraci´on. Sean x, y ∈ X dos puntos distintos, y sea ε = d(x, y) > 0,
entonces claramente x / ∈ B
ε
(y), de manera que, entonces {x}
c
es uni´on de
bolas.
Esta propiedad no necesariamente se cumple en un espacio pseudom´etri-
co (X, d), dado que pra dos puntos distintos x, y ∈ X, no se tiene garant´ıa
de que d(x, y) > 0.
Proposici´on 8 Los conjuntos cerrados en un espacio pseudom´etrico satis-
facen:
1. El vac´ıo y el espacio son cerrados.
2. La intersecci´on de conjuntos cerrados es un conjunto cerrado.
3. La uni´on finita de conjuntos cerrados es un conjunto cerrado.
Demostraci´on. Ejercicio.
1.4. Interior, cerradura y frontera
Se dice que x ∈ X es un punto interior de A si A ∈ N(x). El interior
de A es el conjunto de los puntos interiores de A y se denota por A

.
Proposici´on 9 Para todo conjunto A se satisface A

⊆ A.
1.4. INTERIOR, CERRADURA Y FRONTERA 11
Demostraci´on. Si x ∈ A

, entonces existe ε > 0 tal que B
ε
(x) ⊆ A, y en
particular x ∈ A.
Sea A un conjunto en un espacio pseudom´etrico (X, d) un punto x ∈ X
es un punto de adherencia de A si U ∩ A = ∅ para toda U ∈ N(x). La
cerradura
3
de A es el conjunto de sus puntos de adherencia, y se denota
mediante A. Claramente A ⊆ A para todo A ⊆ X.
Un punto x ∈ X es un punto de acumulaci´on de A si (U −{x}) ∩A = ∅
para toda U ∈ N(x). El conjunto derivado de A es el conjunto de sus
puntos de acumulaci´on, y se denota por A

. De las definiciones se sigue de
inmediato que todo punto de acumulaci´on es de adherencia, es decir, que
A

⊆ A.
Proposici´on 10 Para todo conjunto A en un espacio pseudom´etrico se
tiene A = A∪ A

.
Demostraci´on. La inclusi´on A ∪ A

⊆ A es muy clara. Por otra parte, si
x ∈ A y x / ∈ A

, sea U ∈ N(x) tal que (U −{x}) ∩ A = ∅, entonces, como
U ∩ A = ∅, necesariamente x ∈ A.
En general, es posible encontrar puntos de la cerradura de A que no
son ni puntos interiores ni puntos de adherencia. La demostraci´on queda
como ejercicio. La frontera de A se denota por ∂A y se define como A∩A
c
.
Entonces, un punto frontera x es tal que U ∩ A = ∅ y U ∩ A
c
= ∅ para
toda U ∈ N(x). As´ı, los conjuntos A

, ∂A y (A
c
)

son tres conjuntos
mutuamente ajenos cuya uni´on es el espacio, y adem´as ∂A = ∂(A
c
).
Los espacios euclidianos tienen subespacios muy interesantes. El disco
de dimensi´on n + 1 se define como un subespacio de R
n+1
mediante
D
n+1
= {x ∈ R
n+1
: |x| ≤ 1},
mientras que la esfera de dimensi´on n es
S
n
= {x ∈ R
n+1
: |x| = 1}.
3
Adherencia, clausura.
12 CAP
´
ITULO 1. ESPACIOS PSEUDOM
´
ETRICOS
Es claro que como subespacios del mismo espacio euclidiano se satisface
S
n
= ∂D
n+1
.
Exploraremos los conceptos de esta secci´on m´as adelante, en un contexto
m´as general.
1.5. Continuidad
Consideremos dos espacios pseudom´etricos (X, d
X
) y (Y, d
Y
). Sea adem´as
f : X → Y una aplicaci´on, decimos que f es continua en x ∈ X si para
todo ε > 0 existe δ > 0 tal que si y = f(x), entonces
f (B
δ
(x)) ⊆ B
ε
(y).
Una aplicaci´on es continua si es continua en cada uno de los puntos
de su dominio. En t´erminos coloquiales, una aplicaci´on es continua, si y
s´olo si, las im´agenes de puntos carcanos son tambi´en puntos. Observamos
entonces, que la noci´on de continuidad descansa sobre la de cercan´ıa.
a
1 b
1
a
2 b
2
c
d
f
−1
(c,d)=(a
1
,b
1
)∪(a
2
,b
2
)
1.5. CONTINUIDAD 13
Ejemplo 1.9 La funci´on f : R → R, cuya gr´afica se reproduce arriba, es
continua.
Ejemplo 1.10 La funci´on escal´on de Heaviside
4
h : R →R, dada por
h(t) =
_
0 si −∞< t < 0
1 si 0 ≤ t < ∞
,
es continua en cada punto de la recta, excepto para t = 0.
Notemos que para 0 < ε < 1 se tiene f
−1
(1 −ε, 1 + ε) = [0, ∞), que no es
abierto en R.
Ejemplo 1.11 La funci´on de Dirichlet
5
∆ : I → {0, 1}, que se define
mediante
∆(x) =
_
1 si x ∈ Q
0 si x / ∈ Q
,
no es continua en ning´ un punto de su dominio. La preim´agenes posibles de
abiertos no triviales son Q ∩ I y Q
c
∩ I, ninguno de los cuales es abierto.

Dados un espacio pseudom´etrico (X, d), un subconjunto no vac´ıo A ⊆ X
y un punto x ∈ X, la distancia del punto x al conjunto A se define mediante
d(x, A) =´ınf{d(x, y)|y ∈ A}.
4
Oliver Heaviside (1850 - 1925), ingeniero y matem´atico ingl´es autodidacta, que contri-
buy´o de forma importante en la construcci´on del c´alculo operacional. Le son atribubidos
una gran cantidad de descubrimientos matem´aticos, aunque no parece haber proporcio-
nado las demostraciones correspondientes.
5
Peter Gustav Lejeune Dirchlet (1805 - 1859), matem´atico alem´an, a quien se atribuye
la definici´on formal contempor´anea de funci´on.
14 CAP
´
ITULO 1. ESPACIOS PSEUDOM
´
ETRICOS
Teorema 11 La funci´on d( , A) : X →R es continua para todo A ⊆ X en
un espacio pseudom´etrico (X, d).
Demostraci´on. Claramente, si a ∈ A, entonces para cualesquiera x, y ∈ X:
d(x, A) ≤ d(x, a) ≤ d(x, y) + d(y, a),
por la desigualdad del tri´angulo, y puesto que la desigualdad es v´alida para
todo a ∈ A, entonces
d(x, A) ≤ d(x, y) + d(y, A),
de manera que
|d(x, A) −d(y, A)| ≤ d(x, y).
Consecuentemente, si d(x, y) < ε entonces |d(x, A) −d(y, A)| < ε, de donde
se sigue la continuidad.
Teorema 12 Sean (X, d) un espacio pseudom´etrico y A ⊆ X, entonces
A = {x ∈ X|d(x, A) = 0}.
Demostraci´on. Por definici´on, x ∈ A si y s´olo si B
ε
(x) ∩A = ∅ para todo
ε > 0, es decir, si y s´olo si d(x, A) = 0.
Supongamos que f : X → Y es continua y sea U ⊆ Y un conjunto
abierto, dado x ∈ f
−1
(U), sea y = f(x) ∈ U, y tomemos ε
x
> 0 tal que
B
ε
x
(y) ⊆ U, y sea δ
x
> 0 tal que f (B
δ
x
(x)) ⊆ B
ε
x
(y). Tenemos entonces
que B
δ
x
(x) ⊆ f
−1
(U), de donde f
−1
(U) es vecindad de todos sus puntos y
es en consecuencia abierto.
Supongamos rec´ıprocamente que para todo abierto U ⊆ Y se tiene que
f
−1
(U) ⊆ X es abierto, y sea x ∈ X un punto arbitrario. Tomemos B
ε
(y)
para ε > 0 arbitrario, donde y = f(x), por hip´otesis f
−1
B
ε
(y) ⊆ X es
abierto y adem´as x ∈ f
−1
B
ε
(y), existe entonces δ > 0 tal que B
δ
(x) ⊆
1.5. CONTINUIDAD 15
f
−1
B
ε
(y), es decir, f (B
δ
(x)) ⊆ B
ε
(y), de donde se sigue la continuidad de
f.
Se ha demostrado el resultado siguiente para aplicaciones sobre espacios
pseudom´etricos.
Teorema 13 Una aplicaci´on es continua si y s´olo si la preimagen de todo
abierto es abierta.
Una biyecci´on continua que tiene inversa continua es un homeomorfis-
mo, y claramente la inversa de un homeomorfismo es tambi´en un homeo-
morfismo. Se dice que los espacios X y Y son homeomorfos si existe un
homeomorfismo f : X →Y . La relaci´on de homeomorfismo es una relaci´on
de equivalencia en la colecci´on de los espacios topol´ogicos, y en Topolog´ıa,
dos espacios que son homeomorfos son considerados como “esencialmente”
el mismo espacio.
Ejemplo 1.12 La funci´on exponencial exp : R →(0, ∞), dada por exp(t) =
e
t
es un homeomorfismo. La funci´on tangente tan : (−π, π) →R es un ho-
meomorfismo, entonces, todo intervalo abierto es homeomorfo con la recta.

Ejemplo 1.13 La proyecci´on estereogr´afica es un esfera de dimensi´on n
es un homeomorfismo entre S
n
−{e
n
} y R
n
.
Ejemplo 1.14 La esfera S
n
es homeomorfa con la frontera del (n+1)-cubo
∂(I
n+1
). Los detalles de dejan como ejercicio.
16 CAP
´
ITULO 1. ESPACIOS PSEUDOM
´
ETRICOS
1.6. Convergencia
Una sucesi´on en un conjunto X es una aplicaci´on s : N → X donde
N = {0, 1, 2, . . .}. Denotamos usualmente s = (x
n
) y s(n) = x
n
.
Se dice que la sucesi´on (x
n
) est´a eventualmente en A ⊆ X si existe
N ∈ N tal que x
n
∈ A para todo n > N. Se dice que la sucesi´on (x
n
)
est´a frecuentemente en A ⊆ X si para todo N ∈ N existe n > N tal que
x
n
∈ A.
Sean (X, d) un espacio pseudom´etrico, y (x
n
) una sucesi´on en X. Se dice
que (x
n
) converge en X si existe x ∈ X tal que (x
n
) est´a eventualmente
en cada vecindad de x. Se dice en tal caso que (x
n
) converge a x ∈ X,
´o equivalentemente que x es un l´ımite para la sucesi´on (x
n
).
Proposici´on 14 Sea (x
n
) una sucesi´on convergente en un espacio pseu-
dom´etrico (X, d), entonces (x
n
) tiene un l´ımite ´ unico si y s´olo si (X, d) es
un espacio m´etrico.
Demostraci´on. Que la pseudom´etrica d sea una m´etrica es la ´ unica forma
de garantizar que para dos puntos distintos existen bolas ajenas que con-
tienen a cada uno de ellos. Equivalentemente, la distancia entre dos puntos
distintos es estrictamente positiva si y s´olo si d es una m´etrica.
Una sucesi´on (x
n
) tiene una subsucesi´on convergente en X, si existe
x ∈ X tal que (x
n
) est´a frecuentemente en cada vecindad de x.
La convergencia es un fen´omeno ´ıntimamente ligado con la continuidad,
y de hecho pueden considerarse dos manifestaciones distintas del mismo
fen´omeno.
1.7. EL CUBO DE HILBERT 17
Teorema 15 Dados dos espacios m´etricos X, Y , una aplicaci´on f : X →
Y es continua en x ∈ X, si y s´olo si para toda sucesi´on (x
n
) en X tal que
x
n
→x se tiene que f(x
n
) →f(x).
Demostraci´on. Ejercicio.
Debido a propiedades que exploraremos pr´oximamente, las sucesiones
constituyen un modelo suficiente para la convergencia en espacios m´etricos.
1.7. El cubo de Hilbert
El cubo de Hilbert
6
es un ejemplo particularmente importante, da-
do que como veremos, es un modelo universal para los espacios m´etri-
cos. Es claro que el producto de una cantidad finita de espacios m´etricos
(X
1
, d
1
), . . . , (X
n
, d
n
), es de forma natural un espacio m´etrico mediante
d(x, y) =
¸
¸
¸
_
n

k=1
d
k
(x
k
, y
k
)
2
,
donde x = (x
1
, . . . , x
n
), y = (y
1
, . . . , y
n
) ∈ X
1
× . . . × X
n
. No obstante, no
es claro que un producto arbitrario tenga estructura m´etrica.
Consideremos el producto
H =

k=1
_
0,
1
2
n
_
,
y definamos sobre ´el la aplicaci´on
d(x, y) =
¸
¸
¸
_

k=1
|x
k
−y
k
|
2
.
Por el criterio de comparaci´on es claro que d est´a bien definida, y mediante
paso al l´ımite, es claro tambi´en que es una m´etrica. El espacio m´etrico
6
David Hilbert (1862 - 1943), matem´atico alem´an.
18 CAP
´
ITULO 1. ESPACIOS PSEUDOM
´
ETRICOS
(H, d) se conoce como el cubo de Hilbert, su universalidad proviene del
hecho de que es un espacio compacto debido al Teorema de Tychonoff
7
,
cuyo enunciado es b´asicamente que un producto es compacto si y s´olo si
cada factor es compacto.
El teorema de Tychonoff es un resultado muy profundo de la Matem´ati-
ca Cantoriana, pues como demostr´o Kelley
8
[3] en 1950, es equivalente con
el axioma de elecci´on. El cubo de Hilbert es un subespacio del espacio de
Hilbert l
2
, cuyos elementos son las sucesiones reales de cuadrado convergen-
te.
1.8. Ejercicios
1. Demuestre que A = A

∪ A

o proporcione un contraejemplo.
2. Proporcione un ejemplo de un espacio pseudom´etrico (x, d) y una
sucesi´on convergente en X que tenga m´as de un punto l´ımite.
3. Caracterice las bolas en cada uno de los ejemplos de espacios pseu-
dom´etricos proporcionados en el texto.
4. Sea (X, δ) un espacio pseudom´etrico, y sobre ´el, consid´erese la relaci´on
de equivalencia dada por x ∼ y si y s´olo si δ(x, y) = 0. Demuestre
que la aplicaci´on dada por d([x], [y])) = δ(x, y) sobre X/ ∼ est´a bien
definida y es una m´etrica.
5. Demuestre que la colecci´on {X
t
|t ∈ R}, donde
X
t
=
_
t
n
|n ∈ N
_
,
es una partici´on de X = (0, ∞) ×R. Denotemos por ∼ la relaci´on de
equivalencia tal que X/ ∼= {X
t
|t ∈ R}.
7
Andrey Nikolayevich Tychonoff (1906 - 1993), matem´atico ruso.
8
John Leroy Kelley (1916 - 1999), matem´atico norteamericano.
1.8. EJERCICIOS 19
a) Demuestre la aplicaci´on dada por d(X
t
, X
r
) = ´ınf{|x − y| :
(x, y) ∈ X
t
×X
r
} es una pseudom´etrica pero no es una m´etrica.
b) Demuestre que la aplicaci´on Φ : R →X/ ∼, dada por Φ(t) = X
t
,
es una biyecci´on continua.
c) Demuestre que Φ no es un homeomorfismo.
6. Demuestre que el producto finito de espacios m´etricos es un espacio
m´etrico.
7. Dos m´etricas d y δ sobre un mismo conjunto X son equivalentes si toda
d-bola es uni´on de δ-bolas y viceversa. Demuestre que toda m´etrica
d es equivalente con “su” m´etrica acotada D =
d
1+d
.
8. Demuestre que sobre el plano, la m´etrica euclidiana, la m´etrica de la
suma d(x, y) = |x
1
−y
1
| +|x
2
−y
2
| y la m´etrica del m´aximo d(x, y) =
m´ax{|x
1
−y
1
|, |x
2
−y
2
|} son todas equivalentes.
9. Demuestre que el producto numerable de espacios m´etricos es un es-
pacio m´etrico, haciendo uso del hecho que toda m´etrica es equivalente
con una m´etrica acotada.