You are on page 1of 8

' 411111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111I I I10111111111111111111111111111111111111111111111 ^_

-_

MINISTERIO DE AGRICULTURA -_

= SECCION DE PUBLICACIONES, PRENSA Y VROPAGANnA = _ _ ,^,^^^,^^^^^^,^„^^,^^^,^^„^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^,^^^^^^^^„^^^^^^^^^^^^^^^^^„^^^,^^,^^^^^^^^^^^^^^^^^„^^^^^^^^^^^^^^^„^^^^^^^^^,^^,^^,^„^^^^^„^^,^„^^,,.^^^^^^^^^^

= HOJAS DIVULGADORA S =
^ AfVO XXXIV J U N I O, 1 9 4 2 2.a SERIE. N." 22 =^IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIiillllllllllllllllli^ =1111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111NIIICIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIllll111111i_

=
=

ARBUSTOS ORNAMENTALES
POR GABRIEL BORNÁS Y DE Ingeniero Agrónomo. URCULLi' .

1'.I. ARBUSTO.-SU PAPEL EN JARDINERÍA.-LOS vegetales le_ ñoso^s son indispensables en todo jardín y en la onlamentación __ dc lus e^spacios libres que rodean viviendas y nionumentos. = Su papel en el parque púb'icY>, en el jardín privado, no _ puede ser cuinpliclo por las planta„ herbáceas, que con el l>ello = colorido de sus flores pueden producir tnaravillosos contrast^s, = pero nunca completan una creación artística que tiencíe, en la = mayoría cíe ^os cas^os, a imitar rincones naturales y proporcio_ nar fu^ares de reposo, s^o^mbra y exp^nsión a una familia, o, __ cuanclo del parque se trata, a]os habitaute^s de ]a gran ciudad. __ ErI 1a Naturaleza alternan en combinaciones armónicls, pre= cisamcnte por scr obras naturales, los árboles, arbustos, hierbas, = Ianias, hojas, flores y frutos. Lo^s puntos de vista y las per^_ pectivas que se presentan a nuestros ojc^s encuadran, con el fondo -_ del ciclo, la tierra o cl mar, vegetales de todos los tamali^s y -_ furtnas, y cuando faltan las hojas de ]bc, árl^oles de follaje cae=_ dizo, son las hierbas vivaces, los v^getales de ll^^ja persistente __ todo cl año, ]os que procuran no descoml^ncr la belleza del __ cuadro natural en 1a estación fría. __ Si precisatnos verdor perlnanente, líneas armaniosas que = conduzcan nuestra mirada hacia obj<aivos de belleza natura'1, e^to _ no pucde lograrse só]o con petunias, rosales, geranios y dalias ; _ precisa el complemento d^el laurel y la nlah^oazia, del tejo y el

abeto, que nos pre^porcionen esos conjtmtos maravillosos que la Naturaleza pone a nuestra vista en
plena catnpiña. -

lunlllllnlulunuululuullnlnnuullnunlluullnlufulllnlulluulunllululuunullulllnullnlnlull= Estas Ho,tAS se remiten gratis a quien las pida a la Sección de Publicaciones, Prensa y Propaganda, del Ministerio de Agricultura.

Nunca paCio turqués con mil colores • de artífice industrioso variado. el color de sus flores y época de flora. cuadros. por más que en él su ingenio levantase. la forma y altura que adquieren en desarrollo natural. y la línea . gran copia de laureles tan hermosos. Los cantos de los poetas de todos los tiempos se enton•in siempre al conjunto for^nado en los jardines por plantas herbáceas y leñosas. el colorido cíe su follaje. el arbusto ornamental precisará en el primer caso podas intensas y a fondo.es. nos rnuestran toda una serie de posibilidade^. que conserven las formas artificia'.anta de fllor. los cipreses. los arbustos. bordes. refiriéndor. que espiran mil suavísimos olores y ofrecen dulce asiento y blando estrado. no sólo por su follaje. bíancas. evónimos y mahonias. esmaltado. Amoldándonos a los dos estilos fundamentales cíe jardines : el regular o geométrico y el natural o paisajista. por tanto. se procurará conserven su forma natural de desarrollo.. como las espíreas. los ramosos fresnos apenas dejarán contarse. Los sauces. azules.e a los jardines de Aranjuez. y el árbal co^rpulento que dirige enérgicamerite su tronco y sus ramas hacia el cielo. y en cl segundo. Recordamos aquí las palabras de Gótnez Tapia (en tiempos de Felipe II) en el P^rn^caro Esp:añal.ción y su adaptación o no a podas enérgicas. No estará completo un jardín si no tiene arbustos. VECETeció:v ^^ FLO^. absolutament4 diferentes. En la primera pretendemos formar bolas. que junto al suelo muestra su colorido. Las parras van los álamos trepando y a las secuaces hiedras provocando. de tan diversas tonalidades de verde como laureies y. se vió que a tal belleza se igualase. Su valor ornamental no precisa exaltación.2 - Nunca resultará excesiva toda campaña en pro del empleo del arbusto en los jardines. sino por sus flores y sus frutos. que en ellos podría Febo transformarse. de carácter periódico. bojes. dibujos y setos. La vegetación arbustiva llena un hueco en el cuadtb cr^ead^q entre la p).-Por la forma y clase de vegetación. Sori decorativos. Dos modalidades. ejemplar magnífico de esa precisa armonla de vegetación: ^ Allí están muchos árboles frondosos de quien pudiera Alcires coronarse. rojas.'las celindas }' los madroños. EI fresco suelo está de varias ílores.cióx DE Los ARnusTOS. siempre que ella no sobrepase el marco que se le ha asigna^lo en el jardín.

Magníficos ejemplares de rododendros en flor. .EI arbusto adquiere su máximo valor ornamer^tal reposando en los céspedes.

Téngase. d^ modo que las ramas supe- I I. II. ^como meditil general.-Mal corte de un seto. y los inclinador. secos y acab^in par resultar desagradables a la vista. pues lo favorecen. demasiado. dejan^do a la vista mucha madera vieja. cvó^nim^os. que impiden un desarrollo nortnal. son francamente contraproducentes. riore^s. Aconséjase. de espino. Los arbustos más indicadas para seto recortado son: el boj. además. dejando algunos añas con feo aspecto. que tiene el inconveniente de un lento cre^cimiénto. y en pocos años habría qu^ cortar enérgicamente en la parte alta. de crecimiento . que no se cortan adecuadamente. que es el saber mantener en análogo d^sarrollo todas las ramas del arbusto. e^taquillados de dos o tres años como.-Buen corte de un seto. en cuenta que precisamente las ramas inferiores son las más expuestas al polvo.-4- geométri^ca exige que la tijera domine una y otra vez el crecimiento dú ]as ramas del año. presentan en su párte baja huecos. L?evando una poda cuidadosa evitaremos Los huecos y el tener qu'e cortar a'guna vez. sean más castigadas en la poda que las inferiores. aligustres. en sentido opuesto. de thuya. e^spvn^o^s. En primavera y en otoño se r. Setos de boj. iniciación del borde o seto . de evónimo. Una condición esencial exigen estos cortes de perfilado de setos y bordes. que dejan más ancho el seto o borde por arriba que por abajo. Los cortes absolut^mente vertical: s en ambos lados no contrarrestan ese d^sequilibrio. trasplantadas d:l monte al jardín. de aligustre. más jóvenes y con más luz y vitalidad. que exige disponer de plantas de varios año^s.enueva la línea de estos trazos geométricos c*^n repasos concienzudos. o esperar muchos años si p'antamos jóvener. el barro y las roturas. cortar en 1a forma ligeramente inclinada que se indica en el esquema. rarnor. de follaje pobre.

apoyados en el césped y en el seto y uniendo esa vegeta^ción a la magnificencia del arbolado. Quiero hacer aquí un especial llamamiento a la cordura de muchos profesionales y aficionacíos que tienen la obsesión de convertir el arbusto ornatnental en arbolillo y hacen perdet a aquél todo su valor jardinero. que exigen una poda no muy enérgic^.' que encuentran en el seto un cierre al paso. limitando un poco su desarrollo y renovando su vigor. con lo cual cada tres o cuatro años queda totalmente renovado el arbusto. riegos que limpien las ho^jas sometidas al tormento de continuos roces de los paseantes. por los peligros que a este respecto presentan las especies resinosas. la tercera o cuarta parte de las ramas principales.-5- mucho más rápido. lauros y durillos han perdido sus ramas inferiores en podas absurdas para formar un tallito rígido. que ya no constituyen seto ni dibujo geométrico. 1 Cuántos y cuántos acebos. abriendo dos pequeñas zanjas a ambos lados del r^to. y las débiles.a. o cubre la vista del interior de un jardín privado. reposancío cn los céspedes? Si lo que pretendemos. las thu^yas. con lo que . flores o fruto ^ en medio de los céspedes o como fondo cíe las plantaciones herbáceas de flor. exponiendo sus ramas al polvo de la calle. que retoque la silueta. que a metro y medio escaso clel suelo quiere lucir sus galas de arbolillo. manteniendo con análogo vigor todas las ramas. y en algím caso el ^im. seis o más ycmas-. Lspecial cui^dado ha de ponerse también en la poda de formas naturales. con materia orgánica. que adquieren valor extraordinario extendiéndose junto al suelo. mantendremos así una vegetación de permanente lozanía. y entre las coníferas. a diez centímetros del suelo. eada cuatro o cinco años. en la proximidad de las raíces. t^ejos y ci^reses. son más empleados. Para ello. cortas-a dos o tres lo más-. que se llenan de estiércol descompuesto.o y^aj. aligustres. T:1 rejuvenecimiento anual se logra cortando cada año. I'ara mantener un seto en perfecto estado se requieren. es un complemento entre el árbol y la planta herbácea. precisamente tenemos que quedarnas a media altura. sino que adornan por sus hojas. además. Si a esto unimos un ab^mado enérgico. Se^acompaña esta poda enérgica de una labor fina de tijera. La poda del arbusto tenderá a^conservar su forma natural. echando ramas que forman copa ! z Por qué transfarmar en representación enana de tma corpulencia que naturalmente tenemos en el árbol esas m^igníficas vegetaciones. las que muestren más fortaleza se pódan largas-a cuatro. y nos exige la disciplina artística de la jardinería.

Éste es el caso de mahonias. aucubas y cotoneaster o guillomo. en las especies de floración primaveral. evónimos. .gantes. rectas y menos co'. que no forman bola. negundos y servales. . lauras. deutzias. y en l05 lilos. rama. cinamomos y radndendros. Poda que tiende a elevar un poco 1a vegetación se sigue en celindas. prunus.-6el primer año estas ramas serán tnás fuertes que aquéllas. Como las flores nacen sobre ramas del año anterior. l^jes. acebos. no da directamente flores. pues análogo golpe de savia se tiene que distribuir entre menor número de ellas en un caso que en otra Nunca cortaremos a ras de yema situada en la parte superior de la. en las floraciones otoñales y estivales. Magnolias y madroños toman porte de arbplillo de ramas abiertas en su vegetación. Las coníferas en formas aisladas no se podan. que adquieren un mayor porte. y en ]a del año. aligustres. si queremos que el arbusto "se pegue" al suclo. sino a nivel dc la situada en la parte inferior. que se ensanchan con ramas más El pequ^ño jardín con arbustos. una rama de más d^ dos años.después de una poda.

azaleas. Todos ellos alcanzan. con sus cambias de color de primavera a verano y otoño . por último. las espíreas. glicinias. acebos. zarzamoras. muros y barandas. el jazmín. los berberis o agracejos. éomo las mahonias. jttníperos y sabinas. ^liminan. cuando se disponen formando fondo. su mayor val'or en grupos o líneas en los macizos. t G ^'.-UriOS dari flOreS de grari valor ornamental. los aligustres "variegata". ^con sus tonos rojizos de vegetación. los servales. pues. Tienen gran valor ejemplares aislados en el césped. caamo los lilos. Las trepadoras cttbren pérgolas. las hortensias. como los rododendros. groselleros y tantos otros. y. Los arbustos decorativos.^ . un complemento de planta cle flor herbácea ante ellos. Con la diferencia de necesitar. las aucubas. pues.-7Habrá. magmolios. 51TI0 QUE EL ARBUSTO TIENE EN EL JARDÍN. Sólo las coníferas nntestran ya toda una gama de co'. terminando entre los oscuros cipreses. Lo general es podar los arbtistos de brotación normal a fines de invierno o principios de primavera. el evónimo. son los que nos proporcionan más posibilidades cle combinación en jardinería. el viorno o viburno. que permite eombinar en un pequeito jardín varias tonalida<les de vcrcíe y colori ^ los rojizos. desele. amarillentos y blancluecinos. con vegetación amarillenta. por consecuencia. tienen análogo valor y el mismo pttesto en el jardín. azaleas. glicinias. I?1 máximo y más específico valor decorativo lo tienen los arbustos por su follaje. de retrasarse la poda hasta después de la floració^I en aquellas especies que florecen antes de la brotación anual de folláje. los rododendros. la bola de nieve. la peonía arbórea. ^ Pero las punteadas y multicolores apariencias cle algunas especies. los prunus y ha}'as. nísperos enanos. o formando un fondo contra un muro cubierto de vegetación. tamarindos y rosales. manzaru^s y ce^ rezos ornamentales. forsitias. teniencío com1^ marco anterior simplemente un buen césp°d. en la mayor parte cíe los casos. a principios de abril. punteados. en muchos caso ^ a la planta herbácea de flor en jardines dc poca ext^^nsión. lo más tarde. las deutzias. pas•tncío por los pinos. la cíiervilla. como el madroño. abetos. por sus frutos. el espino rojo (Crataegus).orido en su follaje. espinos. el tejo grisáceo al ciprés azttlado y]a thuya verde claro. saúcos. los arces y negundos.

aucubas. I. 3. y en pleno verano. miosotis.° Un fondo de acebos y hayas rojas. Un árbol de Júpiter y un castaño de Indias. piretros. A1 fondo. Unos golpes también de peonías y dalias de flor c^encilla y poca altura. Delante. flor de llama. Un tilo y dos coníferas de porte arbóreo. delante. dispuestos simétricamente y aislados. una franja de césp^d delante de ellos. y en verano con begrnlias. a cubrir en primavera con alhelíes o geranios.-Tratamos de jardines familiares que no pasan de los 20o a 30o metros cuadrados. hortensias o rodocíendros. caléndulas. laureles medio recortados o thuyas. 5° Adornos arbustivos pegacíos a la fachada. Delante. plantas ^ erbáceas de poca talla en combinación irregular: begonias rojas y blancas.cio lo permite. petunias. Apoyado en él. con seto de boj o evónimo enano limitando un césped que a uno^ cuarenta centímetros de distancia lleva una franja rectangu!ar de flor. que en primavera y verano combinen sus colores. vivaces de flor de mediana altura : bocas de dragón. alternadas en grupos desiguales. ^-MADRID . pero nun^ca combinadas^ sin una sola especie y variedad llenanclo toda la franja.-8CINCO EJEMPLOS SENCILLOS DE UTILIZACIÓN COMBINADA DE ARBUSTOS EN JARDíx. Si el espa. z. Un tejo y dos tilos. ageratos y alhelíes. bocas de dragón o salvias. más tarde. silenes. 4° El jardín regular. Un abeto y un lilo. que en primavera pueden ser tulipanes y narci^os.° En fonçlo. evónimos. geranios. combinados irregularmente. caléndulas o salvias. lauros y cotoneaster.° Como seto circundante. que lleva dos ejemplares aislados de mahonias y uno o dos golpes de flor. a base de lauros. sólo césped. evónimos recortados a metro y medio de altura. begoni^s o bocas de dragón. °RAPICA9 11°IIINA-MBIBNDÉ2 VALDÉB. un fondo bajo de aucubas y mahonias. margaritas. cestillos de oro.