Curso 2012/2013

HERCULANO Y LA CASA SAMNITA

Humberto García Colomina
Curso 2012/2013

Herculano y la Casa Samnita

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA…………………………………..pág.3

PRIMERAS EXCAVACIONES……………………………………pág.6

ROCQUE JOAQUIN DE ALCUBIERRE…………………..……pág.10

LA MARCHA DE CARLOS III A ESPAÑA……………………..pág.11

DIRECTORES DE LAS EXCAVACIONES EN HERCULANO.pág.12

ANEJO FOTOGRÁFICO DE HERCULANO…………………...pág.18

LA CASA SAMNITA………………………………………………pág.24

CONCLUSIÓN……………………………………………………..pág.35

BIBLIOGRAFÍA……………………………………………………pág.36

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 2

Herculano y la Casa Samnita

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Herculaneum, era una pequeña ciudad, pero podríamos calificarla de lujosa y rica, situada en Italia en la región de Campania, entre la ciudad de Nápoles y Pompeya. Dionisio de Halicarnaso, hace mención a ella, diciendo que dicha población ha pertenecido desde la antigüedad a numerosos pueblos, pero finalmente Plinio, aparte de darnos su ubicación exacta, nos relata como dicha ciudad pasa al control de Roma en las Guerras de los Aliados o Socii, convirtiéndose en colonia romana. Era una ciudad que al estar situada sobre tierras volcánicas, la fertilidad de sus campos sería mucho mayor y junto con Pompeya y Estabia, ofrecía una zona donde tendrían sus posesiones y villas algunas de las familias acaudaladas de Roma. En el año 62 d.C. se producirá un fuerte terremoto que afectará de forma muy clara a toda esta zona, ya que la Arqueología ha podido demostrar que dichas ciudades se encontraban en pleno proceso de reconstrucción antes de ser sepultadas. Cuentan las fuentes que el emperador Nerón, encontrándose en el teatro de Nápoles, sufrió las acometidas de dicho terremoto y que en agradecimiento a los dioses por haberle salvado la vida, realizó una importante ofrenda donde destacaría una lucerna de oro.

Será definitivamente el 24 de agosto del año 79 d.C. en torno a las 2 o 3 de la tarde ya con el reinado del emperador Tito, hijo de Vespasiano, cuando ocurra la erupción del Vesubio que terminaría por sepultar la ciudad, dicha información la encontramos en las fuentes gracias a Plinio “el joven” ya que se encontraba con su tío, el famoso erudito y general de la armada romana en Miseno, el cual al intentar socorrer a las poblaciones costeras y debido a los gases tóxicos y entre comillas debido a su avanzada edad, las

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 3

Herculano y la Casa Samnita

dificultades respiratorias terminó con su vida y es el propio Plinio “el joven” quien cuenta en una serie de cartas al amigo de su tío Tácito, las hazañas y la muerte de éste, también cuenta como es la propia erupción, ya que describe cómo ve explotar el monte y cómo surge una especie de pino sepultando las ciudades. Dion Casio es el que describe como las ciudades de Herculano y Pompeya quedaron sepultadas.

Esto no significa que toda la población pereciera en el desastre, ya que se sabe perfectamente que dependiendo de la dirección escogida para escapar, deparó una suerte u otra, ya que en Herculano, los que eligieron dirigirse a la ciudad del Nápoles por tierra sobrevivieron, mientras que los que eligieron la salida del mar, terminaron muriendo asfixiados y quemados como han demostrados los centenares de cadáveres encontrados en el puerto. También se conoce perfectamente que dicho proceso no fue inmediato, ya que se registraría un parón de la actividad volcánica, el cual fue aprovechado por parte de la población para recoger sus pertenencias, dinero o joyas e incluso algunos se dedicarían al pillaje. Esta pérdida de tiempo a la hora de escapar, a muchos les condujo definitivamente a la muerte. Otro aspecto importante, es que mucha población se encontraría en la ciudad, pero a muchos otros, el desastre les cogería en los caminos que comunicaban a las distintas ciudades.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 4

Herculano y la Casa Samnita

Esta no será la única y más famosa erupción del Vesubio, ya que en 1867 otra erupción será perfectamente retratada en un libro, la cual dará gran información a posteriori de cómo tuvo que ser la del año 79 d.C. Sr William Hamilton también estudiará las erupciones habidas en todo el S. XVIII las cuales quedarán redactadas en una serie de cartas dirigidas a La Sociedad de Historia Natural de Londres donde se encuentran láminas dibujadas a mano. Mientras que Pompeya será cubierta por una capa de piedra y cenizas, Herculano correrá peor suerte, ya que quedará sepultada en algunos lugares por más de 35 metros de lava, la erupción fue tan grave que transformó incluso la línea de costa, aunque algunos investigadores sostienen que la ciudad no fue cubierta del todo en dicha catástrofe, pero que terminaría por hacerlo en las sucesivas. De esta forma, lo que quiero dar a entender que aunque los primeros hallazgos fueron casuales, las poblaciones del S XVIII eran perfectamente conocedoras tanto del desastre como de las ciudades que quedaron sepultadas. Pompeya será un ejemplo de lugar que no volverá a ser habitado, mientras que Herculano contará con una población superpuesta que actualmente es la ciudad de Ercolano, pero denominada Regina en el S. XVIII. Es por eso que los ingenieros de Carlos III después de realizar una serie de sondeos, saben donde comenzar las excavaciones, ya que no descubren Herculano porque son conocedores de su existencia y de su localización, lo que no disponen es de un plano de la ciudad y por tanto los comienzos son a ciegas.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 5

Herculano y la Casa Samnita

PRIMERAS EXCAVACIONES

Las primeras prospecciones o extracciones de piezas en la zona vesubiana serán llevadas a cabo por Manuel Mauricio de Lorena, príncipe D´Elbeuf, general del Emperador Carlos VI, entre los años 1709 y 1716 según recoge N. Pagano en su obra “Scavi di Ercolano”, el príncipe encontró restos de estatuas y mármoles en un pozo de su propiedad, según el autor anteriormente descrito, Elbeuf buscaba la obtención de dichos mármoles para decorar un “casino” del cual inició sus obras, pero fue obligado por Carlos III a la paralización de dichas extracciones y como consecuencia, la obra no se terminó. Las estatuas que fueron rescatadas, fueron regaladas a Federico Augusto III, futuro suegro de Carlos III para decorar los jardines de su palacio en Dresde y otras en el palacio del príncipe, donde finalmente al ser adquirido por el rey, también pasaron a manos de éste.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 6

Herculano y la Casa Samnita

Comenzará de esta forma una serie de prospecciones o sondeos, incluso en la misma ciudad de Portici, las cuales dieron al ingeniero Roque Joaquín Alcubierre (primer director de las excavaciones de Herculano) la información necesaria para comenzar los trabajos.

Autores como N. Pagano muestra al rey Carlos III como un hombre moderno, ilustrado y preocupado por la ciencia y la cultura ya que señala que el rey no escatimará tanto en hombres como en recursos para llevar a cabo las obras, mientras que Félix Fernández Murga, en su obra “Carlos III y el descubrimiento de Herculano, Pompeya y Estebia” basándose en la correspondencia entre Alcubierre y el ministro de Carlos III Bernardo Tanuci muestran todo lo contrario, ya que los primeros trabajos los realizará con tan solo dos obreros y a punto estuvo de quedar paralizado el proyecto, tan solo los buenos resultados obtenidos tanto en la extracción de estatuas como de algunas joyas y piezas de bronce, volvieron a captar la atención del rey y en cuanto se obtuvieron los primeros resultados, entonces fue cuando Carlos III decidió invertir más recursos y tanto obreros como ingenieros muy cualificados para el trabajo sin que existiese una preocupación científica sino una preocupación por la obtención de mármoles y objetos de lujo que decorarían el palacio de Carlos III en Nápoles y que hoy se encuentran en su mayoría en el Museo Arqueológico de Nápoles.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 7

Herculano y la Casa Samnita

La metodología en estas primeras excavaciones, consistiría en bajar mediante sogas por un pozo y una vez abajo, excavar una serie de túneles o galerías siguiendo muros que serían los propios muros de las edificaciones de Herculano, las cuales actuarían como pilares para aguantar los túneles y de este modo ir adentrándose sacando a la luz todo aquello que les pareciese bonito y destruyendo todo aquello que les parecía que carecía de importancia según el gusto estético de la época. En cuanto a las condiciones de las excavaciones, aunque Alcubierre no tuvo que lamentar incidentes graves o víctimas entre sus trabajadores, a medida que se adentraban en la galería, las dificultades respiratorias eran mayores, aparte de la sensación de claustrofobia que se podía sentir y la falta de visibilidad debido al humo de las antorchas que era su sistema de iluminación, lo que obligaba a paralizar los trabajos cada cierto tiempo y volver al punto de partida para poder respirar.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 8

Herculano y la Casa Samnita

Tanto en cuanto las excavaciones comenzaron a dar sus frutos debido a la relevancia de los objetos como a cada vez una mayor información de la que disponían sobre el yacimiento ya que gracias a una inscripción del teatro, pudieron conocer que se encontraban en la ciudad de Herculano y se decidió por parte de la corona una mayor y más importante implicación tanto en medios como en un mayor número de personal cualificado, mayores fueron los problemas, sobre todo debido a la rivalidad y a los distintos intereses tanto de Alcubierre como de Weber y Camilo Paderni, los cuales entablaron una lucha feroz de desprestigio y acusaciones unos contra los otros por la forma de proceder, los lugares donde excavar y el comportamiento de los mismos que queda reflejado en la correspondencia que mantenían los unos con los otros y con el ministro Tanucci. El problema a mi parecer es todos ellos eran enormes eruditos de la época, genios y pioneros en dichos trabajos con formas de pensar y proceder de forma totalmente distinta y es por ello que no aceptaban ni la forma de trabajar ni la sumisión al director de las excavaciones y a su vez, Alcubierre (ingeniero militar) no podía soportar dicha falta de disciplina.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 9

Herculano y la Casa Samnita

ROCQUE JOAQUIN DE ALCUBIERRE.

Una figura por tanto importantísima en los inicios de la Arqueología y de las excavaciones de Herculano y que ya he nombrado, es Roque Joaquín de Alcubierre, nacido en Zaragoza en 1702 y después de completar sus primeros estudios en su ciudad natal, ingresó en el cuerpo de ingenieros del ejército español como voluntario. Tras unos trabajos iniciales en algunas plazas como Gerona, pasó a trabajar bajo las órdenes de Don Andrés Bonito y Pignatelli, uno de los principales militares de Carlos III y el cual tenía a Alcubierre en muy alta estima. Tal vez el momento más importante de su vida se producirá cuando viaje a Nápoles, donde pasará el resto de su vida como el director de las excavaciones en el área vesubiana hasta que después de sufrir numerosas disputas con Weber, Paderni y las injustas cartas de Wincklemann, fue substituido. Finalmente murió en Nápoles en 1780. El conde Conti escribió: “A pesar de sus errores imputables a su falta de experiencia y de formación arqueológica, sus méritos eran inmensos”. Alcubierre localizó y excavó sucesivamente las ciudades y villas de Herculano, Pompeya, Estabia, Cumas, Sorrento, Mercato di Sabato y Bosco de Tre Case. Los descubrimientos y hallazgos realizaros fueron tan importantes que la zona vesubiana fue destino obligado para los hijos de las familias adineradas europeas que realizaban su Grand Tour por Italia. Uno de estos jóvenes fue Joachim Winckelmann quien criticó de forma reiterada su labor, llegando incluso a la humillación debida a que Alcubierre no contaba con los conocimientos arqueológicos suficientes y su método de excavación por medio de galerías. Aunque Winckelmann pudiera tener en parte razón, también es cierto, que uno de los verdaderos motivos de las críticas eran motivadas por el celo con

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 10

Herculano y la Casa Samnita

que Alcubierre guardaba toda la información de los descubrimientos y por ser celoso de los observadores externos. Finalmente y debido tanto a las críticas externas como a los conflictos internos. Alcubierre fue destituido ocupando su lugar otra persona ilustre como fue De la Vega quien continuó con los trabajos de su predecesor. Por si el trabajo de Joaquin Alcubierre pudiera parecer poco, también elaboró un diario de las excavaciones que junto con los informes en sus cartas que mandaba tanto al rey como Tanucci, podemos reconstruir perfectamente cómo fueron esas primeras excavaciones.

LA MARCHA DE CARLOS III A ESPAÑA.
El 7 de octubre de 1759 Carlos III se embarcaba en el puerto de Nápoles rumbo a España junto a su familia para ocupar el trono de su hermano, muerto sin dejar descendencia. Es justo antes de zarpar cuando se produce el tan célebre pasaje de la devolución del anillo que portaba encontrado en las excavaciones de Herculano y que se lo entrega a Tanucci para que este lo depositara en el Real Museo de Portici, este hecho es de extremado simbolismo y significación, ya que el rey Carlos III era muy consciente de que todo cuanto se había excavado y encontrado pertenecía y en consecuencia debía permanecer en el reino de Nápoles.

Es claro que para Carlos III, el regreso a su tierra natal y el haber sido coronado rey de España, un reino mucho más importante que el napolitano, fue un hecho muy
Arqueología de Pompeya y Herculano Página 11

Herculano y la Casa Samnita

importante, pero también supuso un sacrificio al propio rey, ya que se vio obligado a dejar en Nápoles a sus dos hijos Felipe de 12 años y Fernando de 8, uno por incapacitación y el otro para que se convirtiera en un futuro el rey de Nápoles y por otro lado, también fue una separación dura, ya que él era muy querido y respetado en Nápoles y a excepción de la guerra contra Austria e Inglaterra que fueron momentos duros. Pero esto no supuso en ningún momento que Carlos III se olvidara de Nápoles y de sus asuntos tanto políticos como de las excavaciones en el área vesubiana, ya que semanalmente el ministro Tanucci informaba por carta al rey de todo lo que acontecía al reino de Nápoles y de sus hijos, pero al final de las mismas, el ministro detallaba y describía todos los hallazgos surgidos de las excavaciones.

DIRECTORES DE LAS EXCAVACIONES EN HERCULANO
Después de que Alcubierre fuese sustituido temporalmente entre 1741 y 1743 debido a su larga enfermedad, contraída seguramente por las pésimas y lamentables condiciones en las que trabajaban en las galerías por los ingenieros Francisco Rorro y Pedro Bardet, este último solicitó un permiso para la realización de un plano exterior de la zona. Una vez recuperado contó con la colaboración de Karlos Weber (falleciendo de forma temprana) y posteriormente con el también español Don Francisco de la Vega, siendo este último tras la muerte de Alcubierre en 1780 quien se hiciera cargo de la dirección de las excavaciones, quien contó con un número cada vez mayor de operarios y se le puede considerar como el iniciador de un nuevo método de trabajo, diferente al de Alcubierre, más científico, con la utilización de un método arqueológico más moderno y coherente, basándose principalmente en la consolidación de los edificios y estructuras descubiertas y en la elaboración de forma sistemática de una documentación a cerca de la excavación. A finales del S. XVIII se vivirá uno de los momentos más convulsos de Europa con la Revolución Francesa y las posteriores guerras napoleónicas, quedando las excavaciones momentáneamente paradas.

Después de veinte años de conflicto y tras el Congreso de Viena de 1814 y 1815 se creó el Reino de las Dos Sicilias, abriéndose un periodo de florecimiento para Nápoles, siendo premiada incluso en la Exposición Universal de París de 1855 como el tercer país más industrializado de Europa. Será por tanto en este siglo cuando surjan dos grandes figuras de las excavaciones vesubianas como serán Giuseppe Fiorelli, Superintendente general del Museo y de las excavaciones de Nápoles y Michele Rugiero, arquitecto director de las excavaciones de las antigüedades del reino de Italia.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 12

Herculano y la Casa Samnita

Ruggiero por ejemplo, gracias a su obra “Storia degli Scavi Di Ercolano” nos permitieron conocer que las excavaciones de Herculano fueron las primeras del área vesubiana y describe la historia y los hallazgos de las excavaciones desde el comienzo de las mismas. Giuseppe Fiorelli sin embargo se dedicará mucho más a la ciudad de Pompeya, donde destacarán una serie de volúmenes sobre las jornadas de excavaciones en Pompeya, la epigrafía de los monumentos, numismática, la descripción de la ciudad y su historia etc.

A principios de S. XX Amadeo Maiuri tras terminar su formación académica, en 1913 accederá a la plaza de inspector del Museo Nacional de Nápoles, dirigiendo las campañas italianas de excavaciones en Rodas y el encargado de la fundación de su museo. En 1924 será nombrado Superintendente de Antigüedades de Nápoles y del sur de Italia a parte de Director del Museo Arqueológico de Nápoles. Su figura destacará por ser introductor de nuevas técnicas arqueológicas aplicadas a las excavaciones del área vesubiana, también será el encargado de dejar al aire libre la ciudad de Herculano y Pompeya, terminando con las excavaciones en galería de siglos anteriores, las excavaciones comenzarán en 1927 pero no se publicarán los resultados hasta 1958. Se preocupará especialmente por la consolidación y restauración de las estructuras, aparte de intentar por todos los medios de que tanto los restos arqueológicos como las ciudades no fuesen saqueados y bombardeadas por los aliados en la II Guerra Mundial.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 13

Herculano y la Casa Samnita

Antes del comienzo de la contienda, en las campañas realizadas hasta el año 1942, se habían extraído de Herculano un total de 250.000 metros cúbicos de toba (roca volcánica). Dejando al descubierto aproximadamente cuatro hectáreas de la ciudad sepultada y siendo hoy en día la parte musealizada que se puede visitar de la ciudad y por tanto, dejando a la luz la Casa Samnita, resto arqueológico sobre el cual versa dicho trabajo.

A partir de 1958 dirigirá un programa de compra de terrenos adyacentes a la ciudad antigua, para evitar el deterioro del yacimiento debido al auge de la construcción en Italia en esos años. También se producirá en este periodo la fase de la consolidación, restauración y seguridad de todo el patrimonio arqueológico para construir un museo al aire libre, una ardua tarea debido al deterioro sufrido por la propia erupción como a las excavaciones de épocas anteriores. Muchos de los edificios que en esa época fueron descubiertos y sacados a la luz, cuentan con la paradoja de encontrarse con las plantas

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 14

Herculano y la Casa Samnita

bajas muy deterioradas, mientras que los techos se encuentran prácticamente intactos, conservando incluso la estructura en madera.

Hoy en día, el yacimiento cuenta con otros peligros como por ejemplo los agentes meteorológicos como el turismo o el robo. Amadeo Maiuri será el director de las excavaciones hasta el año 1961, muriendo en Nápoles en 1963. A partir de 1980, la dirección pasará a manos de Giuseppe Maggi, en este periodo, concretamente en el año 1982 cuando se excave la antigua línea costera de la ciudad, dejando a la luz el

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 15

Herculano y la Casa Samnita

verdadero drama que supondría para los habitantes de Herculano, ya que fueron descubiertos más de trescientos cadáveres refugiados o intentando escapar tanto en las instalaciones portuarias como en barcos, pero tan solo representa una pequeña línea de costa, por lo que no se descarta que futuras excavaciones puedan aportar nuevos hallazgos e información de la zona.

En la actualidad, Herculano cuenta con un proyecto conjunto para la conservación de su patrimonio, donde participan el Instituto Packard de Humanidades de los Altos, California, las autoridades locales sobre el patrimonio artístico y la Escuela Británica de Roma, es por tanto, la unión tanto de la empresa pública como privada. Destacar la tarea tanto del filántropo David, W. Packard como de su hijo, fundadores de la empresa Hewlett Packard quienes han superado los recursos estatales destinados a las

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 16

Herculano y la Casa Samnita

excavaciones de Herculano aportando una cantidad de 20 millones de dólares aproximadamente durante los últimos 13 años, creando un equipo de especialistas, casi todos de nacionalidad italiana para reforzar y ayudar al personal local. Otro proyecto de gran importancia será el denominado Herculaneum Conservation Proyect encargado de la puesta en valor y la conservación de Herculano. Desde 2002 hasta 2006 también se producirán una serie de excavaciones en la Villa de los Papiros donde se han encontrado nuevas estancias. Finalmente, la ciudad de Herculano, fue declarada por la UNESCO patrimonio de la humanidad.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 17

Herculano y la Casa Samnita

ANEJO FOTOGRÁFICO DE HERCULANO
Se calcula que la ciudad de Herculano ocuparía una extensión total de 20 hectáreas, de las cuales como he mencionado anteriormente, solo se habrían excavado 4. Según las fuentes, la ciudad se encontraría rodeada por una muralla a excepción de la parte que colindaba con el mar, cuyo grosor aproximado sería de 2 a 3 metros construida por grandes sillares trabados en seco (opus ciclopea) realizada en torno al S II a.C. pero que una vez incluida la ciudad en el sistema romano, dicha muralla quedaría como un elemento de prestigio de la propia ciudad, aunque se aprovecharían los muros adosándose viviendas y de esta forma aprovechar la mayor resistencia de la muralla. El trazado de la ciudad sería el clásico griego ortogonal, donde un decumano máximo correría paralelo a la costa, mientras que el cardo, cortaría al decumano aproximadamente en el centro, donde se encontrarían el foro y algunos elementos administrativos y de culto. Precisamente, esta zona no se ha excavado, pero es una de las que se quiere excavar por medio de la financiación privada, ya que se pretende alcanzar el foro y con ello las tablas de bronce con la legislación vigente hasta la época. En total la ciudad contaría con 3 decumanos y 5 cardos, dando lugar a las insulae resultantes. Toda la ciudad contaría con una inclinación hacia el mar, lo que permitiría la evacuación del agua de las calles de forma muy rápida, aunque también se ha encontrado una cloaca que sigue dicho modelo. A la ciudad por tanto se accedería por 3 puertas y el puerto, compuesto por una estructura portuaria con un lugar destinado al almacenamiento, termas y unas rampas que darían acceso al centro de la ciudad.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 18

Herculano y la Casa Samnita

Vista de Herculano desde satélite.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 19

Herculano y la Casa Samnita

Zona portuaria de Herculano con las Termas Suburbanas al fondo de la imagen.

Calle de Herculano, intersección ente el decumano inferior y el cardo III.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 20

Herculano y la Casa Samnita

Calle de Herculano, intersección entre el decumano superior con el cardo V.

En el interior de las Termas centrales.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 21

Herculano y la Casa Samnita

Colegio de los Augustales.

Casa del Salone Nero.

Casa del Relieve de Teleto

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 22

Herculano y la Casa Samnita

Casa del mobiliario carbonizado.

Casa del Albergue.

Casa del Atrio Corintio.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 23

Herculano y la Casa Samnita

LA CASA SAMNITA
Esta casa recibe su nombre, debido a que la forma de la vivienda no sigue el modelo de domus romana típica y sigue el modelo de un tipo de vivienda más acorde con un modelo griego. Samnita o samnítica, hace referencia a las poblaciones o tribus itálicas que habitaron la región montañosa del Samnio.

Entablaron diversos conflictos contra Roma, en las llamadas Guerras Samnitas I, II y III que ocuparon desde los siglos IV hasta el III. En ellas se produjeron hechos tan paradójicos como el caso de Las Horcas Caudinas donde el ejército romano fue derrotado y humillado sin víctimas o batallas tan famosas como Sentinum en el año 295 a.C., donde Roma derrotó a una coalición de pueblos itálicos, griegos, galos del norte de Italia y samnitas que fueron derrotados y como consecuencia, la región del Samnio fue sometida por Roma, aunque este pueblo aprovechó posteriormente guerras como las Guerras Pírricas, las Guerras de los Socii o las Guerras Púnicas para sublevarse contra

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 24

Herculano y la Casa Samnita

el poder de Roma. Finalmente será Lucio Cornelio Sila en la batalla de la Puerta Colina donde los samnitas fueron derrotados y todos los prisioneros sacrificados.

La Casa Samnita es posiblemente uno de los edificios más antiguos de Herculano, datada en torno al S II a.C. la casa originalmente ocuparía toda la parte sur de la ínsula número V llegando incluso hasta la Casa del Gran Portal. Durante el transcurso del S I d.C. la casa se dividió en dos partes, quedando la parte de arriba alquilada y contando con una nueva entrada.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 25

Herculano y la Casa Samnita

Planta de la Domus Samnita.

La parte identificada con la letra i, sería la segunda entrada que daría acceso a la parte superior de la casa y no estaría comunicada con el resto de la misma. Como vemos en la imagen, la casa al ser dividida de la parte oriental, la casa quedó con un gran atrio y unas habitaciones de pequeño tamaño adyacentes a él.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 26

Herculano y la Casa Samnita

Fotografía de la fachada de la Casa Samnita desde la esquina que une el Decumano Inferior con el Cardo IV.

Plano longitudinal de la Casa Samnita. La entrada principal de la vivienda o vestibulum, reflejada en planta con la letra A, es un pasillo corto decorado con frescos del primer estilo pompeyano o de incrustaciones, de tradición griega en torno a la segunda mitad del S II a.C. y llegando hasta el S. I a.C. el cual se caracteriza por intentar disimular los materiales pobres que se utilizaron para la construcción de la vivienda y a su vez para decorar la misma, de forma que por medio de molduras de estuco y pintura realizada al fresco, éstas disimulan baldas o piezas de diferentes tipos de mármol polícromos. El final de vestibulum estará rematado con dos pilastras rematadas con capiteles estilo corintio.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 27

Herculano y la Casa Samnita

Una vez pasamos el vestibulum, éste da paso a un enorme e impresionante atrio, indicado con la letra B en el plano. Seguramente, este atrio sería el jardín o la parte trasera de la vivienda cuando la Casa del Gran Portal estaba unida a la Casa Samnita. Lo que llama enormemente la atención es el enorme estanque o impluvium, encargado de la recogida de aguas tanto en otoño como en invierno, las cuales llenarían una cisterna que supuestamente se encontraría en la parte inferior la cual proporcionaría agua a la

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 28

Herculano y la Casa Samnita

vivienda. En época primaveral, el tapón de la cisterna se encontraría cerrado ya que el polen que se encontraría en el agua de lluvia, podrían producir algas.

Los restos de decoración de las paredes, corresponden al cuarto estilo o de ilusionismo arquitectónico, caracterizado por ser pinturas al fresco sintetizadora de los tres estilos anteriores y que se desarrolló sobre todo en torno a la segunda mitad del S. I a.C.. En ellos se representan escenografías fantásticas, motivos imaginarios y perspectivas arquitectónicas, acentuándose los espacios y fingimientos ópticos. Estas pinturas al igual que las del estilo I pompeyano, contarán con relieve gracias a la utilización del estuco. En la parte superior del Atrio, la decoración cambia sensiblemente ya que se encuentra decorada con columnas jónicas, encerrando entre ellas distintas escenas con pinturas al fresco del IV estilo. Por tanto, cuentan con una triple función, la ornamental, la de separador de escenas y la de separador de la vivienda conjunta pero a la vez independiente. Sin embargo, la parte de las columnas que darían al Tablinium no tendrían pinturas, dejando pasar la luz ilimunando el Atrio.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 29

Herculano y la Casa Samnita

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 30

Herculano y la Casa Samnita

Como se puede apreciar, la técnica utilizada para la construcción del alzado de las paredes es el opus quasi reticulatum, sería una técnica intermedia entre el opus incertum y el opus reticulatum ya que los sillares utilizados serian pirámides de tufa volcánica con la planta cuandrada cuyas medidas y formas serían similares, estarían dispuestos en hiladas oblicuas que corren paralelas en ángulo de 45º y se incrustarían que se empotrarían a un muro de hormigón. Esta técnica se utilizó sobre todo en torno al S I a.C.

Hay que destacar que parte de esta galería fue reconstruida por Amadeo Maiuri, aunque la llevó a cabo de forma que no lo pareciese, lo que proporciona una sensación de autenticidad. Hoy en día, según los criterios modernos que se utilizan a la hora de la reconstrucción, se suele señalar de alguna forma visible y utilizando un material diferente, cual ha sido la zona reconstruida. Esto ni mucho menos es una crítica a Amadeo Maiuri, ya que en su época, los criterios y la tecnología de la que disponían eran totalmente diferentes. El suelo del Atrio, estaría compuesto por un enlucido con incrustaciones de pequeñas piedras o teselas de color blanco que formarían diversos dibujos como en el vestibulum o alineados como en el Atrio, ocupando toda la habitación.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 31

Herculano y la Casa Samnita

Detalle del suelo del Vestibulum.

Detalle del suelo del Atrio

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 32

Herculano y la Casa Samnita

A la Derecha del vestibulum, encontramos la habitación detallada en el plano con la letra C en la que destaca sobre todo un panel pintado que muestra el rapto de Europa y el suelo de la habitación, decorado por un mosaico con incrustaciones rojas y blancas. La iluminación de la habitación se conseguía por medio de una pequeña ventana.

Detalle del fresco sobre el rapto de Europa y el suelo de mosaico con teselas rojas y blancas. La habitación de la izquierda señalada en el plano con la letra D es la que ha perdido casi toda su decoración a excepción de una pequeña parte roja. El suelo también cuenta con un mosaico de teselas, pero esta vez negras y blancas que también se disponen formando distintos motivos geométricos. La pequeña habitación contigua, la E, también ha perdido gran parte de la decoración de las paredes.

Detalle del mosaico de la habitación D.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 33

Herculano y la Casa Samnita

La habitación F, sería la que daría acceso a la planta de arriba por medio de unas escalera vertical. Otra habitación destacada será la G, la pared estaría decorada con el IV estilo pompeyano. Finalmente, el Tablinium en la parte posterior del Atrio, estaría decorado de nuevo con pinturas del IV estilo pompeyano y el suelo destacaría por su mosaico en blanco y negro formando una roseta con formas de diamante en su interior que se situaría alrededor de un azulejo de cobre redondo. También las teselas crean formas tanto vegetales como animales.

En dicha casa también se encontraron algunos objetos como partes de una pequeña estatuilla de Venus y algunas patas de mesa con forma de perro, que se pueden apreciar en el Museo Arqueológico de Nápoles.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 34

Herculano y la Casa Samnita

CONCLUSIÓN

Como conclusión, solo destacar que gracias a una gran desgracia como supuso para el mundo romano y sobre todo para los habitantes del área vesubiana, la erupción del Vesubio, hoy en día podemos contar con el mejor testimonio arqueológico del mundo romano, el cual no solo nos permite reconstruir su arquitectura o recuperar numerosos materiales, sino que nos permite hasta reconstruir sus pensamientos, deseos y emociones, gracias a grafitis, leyes e incluso aquellos objetos y personas que acompañaron a los fallecidos en sus últimos momentos. Esta reconstrucción histórica, fue posible gracias sobre todo a un titánico trabajo continuado, iniciado por Joaquín de Alcubierre, primer director de las excavaciones por orden de Carlos III y continuada por numerosos directores y expertos eruditos hasta hoy en día, ya que la tarea no está terminada. La novedad con respecto a épocas posteriores es sobre todo que la financiación para las excavaciones ya no corre únicamente a cargo del Estado sino que la iniciativa privada en estos momentos de crisis está aportando una gran ayuda para continuar con los trabajos. Una figura que quiero destacar sobre las demás, es la de Amadeo Maiuri, toda una vida dedicada a la Historia, a la Arqueología y a la protección y conservación del Patrimonio Histórico, el cual es el responsable de las excavaciones que dejaron a la luz Herculano y la especialmente la domus que nos ocupa que es la Casa Samnita. La Casa Samnita, aparte de ser una de las construcciones más antiguas del área vesubiana, donde se puede apreciar el recuerdo y las características de la arquitectura de la cultura samnita, que contaba con una gran influencia griega, también destacará la Casa Samnita por la decoración de sus paredes que conjugan el I y IV estilo pompeyano. Pero La Casa Samnita es mucho más que sus detalles arquitectónicos y decorativos, es también una historia de una familia de Herculano, se vio forzada a dividir y vender partes de la que sería una gran casa señorial, ya que abarcaba hasta la Casa del Gran Portal debido seguramente a problemas económicos y que aunque no sabemos la suerte que les deparó con erupción del Vesubio, finalmente perderían su casa para siempre sepultada entre cientos de miles de toneladas de rocas volcánicas.

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 35

Herculano y la Casa Samnita

Bibliografía
• VARCHI, Benedetto: “Società Tipográfica de ´Classici italiani” Vol. I y II. (1804). PIROLI, Tommaso: “Le antichità di Ercolano”. (1789). BOLOGNA, Ferdinando: “Le scoperte di Ercolano e Pompei nella cultura europea del XVIII secolo”, ParPass 188/189, (1979). PRAZ, Mario:“Le antichità di Ercolano”, in: Civiltà del ’700 a Napoli, vol. 1, Firenze (1979). PAPALARDO, Umberto: “La Villa de los Papiros en Herculano”( 2003-04). CAPASSO, Mario:“Per la storia degli studi ercolanesi”, CronErc 15, (1985). STRAZZULLO, Franco: “Documenti per l’ing. Rocco Alcubierre scopritore di Ercolano”, Atti Accademia Pontaniana 29, (1980). STRAZZULLO, Franco:“I primi anni dello scavo di Ercolano nel diario dell’ingegnere militare Rocco Gioacchino de Alcubierre”, in: La regione sotterrata dal Vesuvio, Napoli (1982). PANNUTI, Ulrico: “Il Giornale degli Scavi di Ercolano MemLincei s. 8, 26, (1983). PAGANO, Niccola: “Descrizione degli scavi di Ercolano” (1870). The Metropolitan Museum of Art: “Paiting in Rome and Pompeii” (1987-88). FURCHHEIM, Friedrich: “Bibliografia di Pompei, Ercolano e Stabia” (1891). RUGGIERO, Michele: “Storia degli scavi di Ercolano : ricomposta su' documenti superstiti” (1885). GARCIA BLANCO, Javier: “El español que descubrió Pompeya y Herculano” (2011). FERNANDEZ MURGA, Félix: “Carlos III y el descubrimiento de Herculano, Pompeya y Estabia” (1989) 1738-1756,

• •

• • •

• • • •

• •

Arqueología de Pompeya y Herculano

Página 36

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful