You are on page 1of 25

Año I febrero del 2009

Tercera edición Especial de Poesía.

I travelled through a land of men, A land of men and women too, And heard and saw such dreadful things As cold earth wanderers never knew. William Blake The Mental Traveller

Editado en Arica- Chile 2008 Diseño: Violeta Fernández Riquelme y Daniel Rojas Pachas Cinosargo Contacto: carrollera@gmail.com Web: www.cinosargo.cl.kz Editorial Cinosargo by Daniel Rojas Pachas Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.0 Chile

POETAS PRESENTES EN ESTA EDICIÓN Víctor Ibarra Chávez (((México))) Jorge Vargas Prado (((Perú))) Omar Elvir (((Nicaragua))) Edgar Artaud (((México))) Gladys Gónzalez (((Chile))) Leo Lobos (((Chile))) Yamila Greco (((Argentina))) Luis Guerra (((Chile))) Patricia Lagos (((Chile))) Víctor Sampayo (((México))) Ana Patricia Moya (((España))) Juan Pomponio (((Argentina))) Ana Montrosis (((Chile)))

POEMAS DE VÍCTOR IBARRA CHÁVEZ
QUASAR Aparezco lluvia moral de ojos y de labios besando los ojos Mis pies están cayendo sobre las gotas de lluvia moral de ojos y de labios que besan los ojos Y es una lluvia moral porque incendia las miradas que se miran en los ojos y se sonríen y se incendian con un bosque en las ramas de la sangre y la sangre salta de los ojos como ramas de árboles de sangre que nacen en las pesadillas pero que existen fuera de las pesadillas Sonrisas de neblina que escarban la punta de los cigarros y son cigarros encendidos con caras de muertos de los que han fumado los cigarros bajo tierra Siento curiosidad por mi apariencia sólo me escurro oxidado lleno de dolencias y carreteras para corredores solitarios La noche me tira un escupitajo la luna y vuela a mi cabeza y me nace aureola Soy un caballo revuelto entre relámpagos y estoy oxidado con la luna sobre mi cabeza crucificado soldado a la cruz mientras crezco en los árboles al atardecer y mi sangre parece fuego un fuego que incendia los árboles y nos quema a todos los que imaginamos unos árboles atravesados por el atardecer Angustiado revuelto en un plato asoleado con las tripas mojándose en la playa y los árboles que se incendiaban son palmeras o la arena caliente y el cielo es el interior del huevo que estoy comiendo sin apetito imaginando que degluto un huevo delicioso Los relojes aúllan lobos y me despedazan Me miro como un reloj ahogado en un río y la nieve descansa bajo mis palmas y bajo mis cabezas agachadas Soy la almohada de otra nieve que se recuesta sobre mis ojos que son mis hombros cincelados No tengo alma de congelación sino una navaja nitrogenada Aparezco y me silencio a mí mismo sin título para lo que murmuro porque no tengo pronombre Mi nombre es un eco sobre la yerba podando las puntas de la yerba y construyendo un barco de vapor verde como la yerba Lanzo un humo verde a mis pulmones que son verdes y están sentados a la mesa para apagar las velas de cumpleaños No es mi cumpleaños les digo a mis pulmones pero mis revólveres tienen balas de sobra Me apunto a la cabeza y me revuelvo a la luz de los ojos que siguen cayendo Son glóbulos oculares proféticos que estallan cuando nos tocan lo que está dentro de nuestros gritos Nos asfixiamos sin decir nuestro futuro que hemos visto y los labios tienen nudos como los troncos y miramos los labios como troncos enrojecidos friccionados por la caída libre sobre nuestra especie Las mujeres se convulsionan mientras una fuerza extraña las atrae hacia el sol donde sus cabezas estarán fragmentadas y sus cuerpos serán fortalezas para esos ojos que nos lanzan mi apariencia Los hombres somos renacuajos fosforescentes en una oscuridad privativa Nos tocamos las colas de renacuajo que nos crecen hacia el centro de la tierra que es el centro del universo Nos miramos los ojos que son los ojos colocados en nuestros ojos y sobre nuestros dedos y sobre cada oreja y dentro de nuestras bocas y en nuestras fosas nasales

Nos sentimos mareados No tenemos conciencia de clase porque los hombres no somos una clase diferente los hombres somos mujeres vestidas de subsuelo y de estratos enmohecidos Aparezco encima de todos los ojos que cayeron con la lluvia moral de ojos y de labios besando los ojos como ventosas Camino al final del túnel que es la caída al abismo Una cascada de ojos que se rompen como huevos y que tienen en su interior gallinas y vacas y una porción extra de tocino Mis clavículas forman una música de tecleos Las metrallas están celosas y mi música las atraviesa las hace sopa de metrallas Los niños no quieren sopa y están muertos bajo los ojos que los aplastaron y bajo mis pies que caminan buscando el final del túnel Estoy en la orilla de unos labios Me miro y me beso con una comezón de navaja nitrogenada la navaja nitrogenada que tengo en lugar de frío Una soledad me acompaña y sueño mi sangre colgada de una estopa Me duermo escalera abajo Estoy en el final del sueño sentado a la mesa mi cumpleaños número doce Y la lluvia que se vuela cuando soplo los años que me quedan en mi sombra porque mi sombra adquirió el brillo del abismo y se mezclo con el abismo con el abismo eléctrico que tiene chispas en la sombra y formularios cuestionando mis recortes presupuestales a mí mismo mi apariencia mutante plaguicida etnocentro y subcaloide En los rieles de un tren que pasa cada año las mismas horas los mismos instantes como fotografías que sonríen pegadas a la espalda de las tumbas donde están los cuerpos que están bajo los ojos y los labios que besan los ojos como ventosas Una lluvia moral anuncia una huida de caballos y todos ellos son mi puño de carnada para una boca hambrienta Las larvas que tomo con la mano insensible el lodo rojo que tiene inicio y fin pentagramas inicio y fin ensamblado por diademas o cabellos de mi cabeza que no es mi cabeza sino una ceguera tornasol que recorre la yerba desde otro extremo y se encuentra con el eco que soy yo mismo

En medio de mi sombra y de mis ecos está la virgen industrial de chimeneas incandescentes Tengo la sangre incendiada como moronga en las lámparas de halógeno sobresalientes mutiladas y mis venas son lámparas circulares de halógeno Las olas de un río congelado zumbando como las langostas que se mueven sobre mi cuerpo que es un río congelado Las estriaciones de espejo que reflejan las estriaciones de una cadena que es el límite del nombre con que señalaban al ojo Una piedra redonda sofocando las cabezas los cráneos astillados convertidos en polvo y en polvo los gritos que castañeaban cuando los cráneos tenían quijada y los dientes se golpeaban unos con otros No encuentro la salida del túnel y sé que estoy en un túnel Es la octava vez que señalo que estoy en un túnel y con esta última son nueve veces Nueve tornados rodeando un asteroide entrando en la atmósfera No prospecto Adivino las caracolas y miro detrás de mí en mis costados los puntos cardinales de la aurora Es mi cumpleaños tengo cuadrados horribles que pican mis ojos como unos cuervos que pican mis ojos Enmarco los ojos con brillos perpendiculares viajando hacia el sol que atraviesan las mujeres chamuscadas Imagino que todas las estrellas tienen mujeres cocinándose en su centro Pronto la oscuridad se expandirá a los infinitos y unos ojos de gato rebanarán los naufragios las palomas serán naufragios y los niños que aprenden a caminar serán naufragios Un gato es un imán o lo dicho por los polos es un gato o los sombreros son gatos pero los gatos existen porque son sustantivos y los sustantivos son objetos presenciables ejecutados Mi cabeza perdió su cabeza yo decapite mi cabeza y miró desde mi traquea sangrante lo que debiera gritar y no tengo la sangre suficiente y mi nombre corre a las alcantarillas porque hay una luz que viene del túnel Soy el túnel que no puede salir de sí mismo como una gota de agua que contiene todas las cosas que la traicionan con una estocada al corazón Soy la gota y el túnel que recorre la gota con una estocada al corazón

Mis mecheros lanzan bocas y mis bocas tienen naranjas partidas que serían gatos Gatos de cera derretidos sobre el concreto Estoy tirado escopeta en una mano y me disparo a la cabeza como una botella de ron Nos tenemos el uno al otro yo y mi apariencia cubierto de entusiasmo las bolsas de plástico y las bolsas de papel dentro de las bolsas de plástico que parecen cadáveres en mi tumba Sólo tuve un funeral y no quiero recordarlo Mi tumba era mi relación clorótica con el retrete y con la silla eléctrica prohibida en el año 1905 en una bandera tricolor Los de mi país saben el nombre de la bandera que está incendiada Yo orino mi bandera Le tiro una caldera de pulgas averiadas Tengo el cansancio de seguir mintiendo y no sé cómo detenerme en mi caída Soy un ojo besado por unos labios en la historia La humanidad ha muerto las banderas son franjas pegadas al cielo como calcomanías de un auto inexistente o demasiado grande para tomar forma Estoy tomando la realidad por el cuello no tengo ganas de seguir dictando palabras como si dijera alguna cosa importante como si todo lo escrito fuera importante o tuvieran relevancia para la pobreza o el pan rancio que se beben las cortinas de los teatros Los malabares de los desempleados que vienen al río congelado a sentarse pedir un deseo seguir traficando sus fuerzas gravitales Las ventanillas se abren como las piernas de los ciclistas para avanzar boca abajo al filo de la espina Una frecuencia medular de sapiencia y todos aplauden un digito más un digito menos con dolor de cabeza y retroceder maratónicamente treinta y siete líneas para recordar que esto es una increíble vacuna para los sobrecervados que en realidad no son más que alcoholismos burbujeantes Pierdo la bandera porque imaginar una bandera sería un acto de penicilina o una espuma sobre el guano y la parapsicología dijo que las energías son sustanciales Las matemáticas tienen reglas de sangre cuando las matemáticas se equivocan y los matemáticos tienen miedo de equivocarse porque las narices les sangran les sangran y las matemáticas tienen respuestas constantes para la ceguera y el asma y nos bebemos las íes griegas que han aparecido para unir las distintas etapas magnéticas Los polos opuestos se atraen porque hay en los otros lo que falta a las flores las flores que se encuentran cubiertas de miel exuberancia Nos enrolamos en el ejército para estar más cerca de las flores salvar los colores de los ojos que son los colores del iris y el iris tiene un solo color que es el color de la muerte la muerte que tiene el color de la frialdad desde la cabeza hasta la espalda y de la espalda a las plantas de los pies de los fósiles bajo la tierra fosilizada que extraeremos después de extraer un final aparente y seguirá siendo un final aparente aunque aparezca al final de algo porque los golpes nunca se acaban y los movimientos de los brazos nos forman una idea de apariencia que nos hace escribir sin poder escribirnos Aparecemos en la Tierra lo que aparecen los animales a pastar en las bancas mirando los pizarrones Soy el pizarrón y la banca donde los animales están sentados nos miramos las manos y nuestra sentencia es lumbre sobre las rocas Los candelabros virtuales de un juego de diferencias Soy la diferencia de decir soy y soy la diferencia de decir soy y soy la diferencia de decir soy Soy la diferencia de decir soy y soy la diferencia de decir soy y soy la diferencia de decir soy No soy escaleno Tengo la sangre licuada y un terremoto de miradas queriendo ejecutarme Mis últimas palabras son Victor Ibarra Chávez México D.F.

Víctor Ibarra Chávez (México) XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

POEMAS DE OMAR ELVIR.
Epigramas Oda al maldito. Sí, sabemos que nada te importa, que sos diferente, y que tu vida es una mierda. ¿Y?

Epitafio descarado para Leonel Rugama. Una chispa de vida, es suficiente para bajar la luna a vergazos, parir embustes y servir de paraguas. (Qué fácil es hacer epitafios)

Omar Elvir

Omar Elvir (León, Nicaragua, 1982). Estudió Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua - León de donde egresó en 2005. Entre 2002 y 2003 junto con otros estudiantes universitarios participó en la revista estudiantil “El Agujero” que duró tres números. A partir de 2005 edita con Michele Mimmo, Daniel Pulido y Douglas Téllez la publicación literaria Des Honoris Causa.

POEMAS DE JORGE VARGAS PRADO
Poema borderline 3 Hoy he cagado muy bien sin ruido y fácilmente. He cagado pensando en ti y, siendo sincero, ya no me da vergüenza. (Entiende: los bonitos también cagan) Para pensar de intestinos es preciso entender que el culo azul de un ruso huele igual que el culo de un hermoso soldado del Perú. Me emborracho y pienso en la plastilina de mi estómago. Atardeces. Luego llego a una rotunda verdad: Cada mañana cago a pedazos mi corazón.

Poema borderline 5 El cielo no tiene vergüenza porque sabe que la tristeza es inútil si nadie va a enterarse. Llueve, el viento es un muchacho de caramelo, muy amable y la ciudad canta alcohol dulce. Cómo duele la fiesta lejana. Cómo duele. Ahora, en el encierro, la cerveza de tus ojos arde. La música lejana angustia, sólo queda taponar los oídos con ceniza y abrir bien los ojos al Especial del humor.

Poema borderline último Pizarra: Y al final juzgo que el tiempo no se detiene con tu ausencia inexpugnable ni con mis ganas de morir sino sólo cuando un poema se hace nudos de cristal. De: Para detener el tiempo, Arequipa, 2008.

Jorge Alejandro Vargas Prado: (Cusco, 1987) El 2003 ganó el tercer puesto en el concurso 'Al Cusco Inmortal' de la Asociación Infantil y Juvenil del Cusco. El 2006 ganó el primer puesto del concurso 'Jorge Cornejo Polar' de la Escuela de Literatura y Lingüística de la UNSA, el mismo año publicó un libro de relatos: 'Cuentos'. El 2007 editó 'Vello húmedo-recopilación de literatura erótica masculina'. El 2008 tradujo la poesía de la rumana Ana Blandiana para 'Otoño y otros poemas' de la colección de poesía femenina 'Lady Lazarus', ganó una mención honrosa en la categoría poesía del II Concurso Literario de Cuento, Poesía y Ensayo breve organizado por el semanario del Búho, este año también publicó Para detener el tiempo, un libro experimental compuesto de cuentos, poesía y una novela. Es miembro fundador del Grupo Editorial Dragostea y director de su agregado cultural Perro Calato. Ha dirigido tres proyectos de intervención urbana y sus textos han aparecido en diversas revistas a nivel nacional. En enero del 2009 terminó sus estudios en la escuela profesional de Literatura y Lingüística de la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa

POEMAS DE EDGAR ARTAUD EL ZERORREALISTA ENMASCARADO

Constanza Weber Constanza Weber, de 78 años, viuda de Mozart, aparece en una fotografía de 1840, recién descubierta en la región de Bavaria. Constanza tenía 29 años cuando Mozart murió a los 36, en 1791; procreó seis hijos durante su matrimonio de nueve años, aunque solo dos de ellos lograron sobrevivir. Al quedar viuda, Constanza se casó con un diplomático holandés. La imagen del daguerrotipo, única, fue tomada en la casa del músico Max Keller. En la fotografía aparecen siete rostros de mirada fija, enfrente de la cámara, dejando en nuestras mentes, ésa idea absurda pero extraña, de siete vidas que aún tienen un presente, un pasado reciente y un futuro, que aún no conocían. Es como si el tiempo, hubiese perdido la razón y el tiempo pasado se mezclara con este tiempo nuestro, aunque Constanza, murió dos años después de posar en la fotografía. En la imagen del daguerrotipo, todos ellos están vivos.

Soy poeta Soy poeta. Pero odio la Poesía. Odio a los estudiantes. Pero de ellos vivo. Odio el amor. Pero amo. Odio la vida. Para mí la Poesía no es un asunto de belleza, sino de vida o muerte. Me gustan los versos. Es mi gran pasión. Escribo para mí. Pero publico. Yo me detesto. Pero no puedo estar en otro sitio. No me gustan los estilos repetidos. No deseo imitar. Pero no todo cambio es importante. Me interesa encontrar los eventos que trascienden la Poesia. Y aprender de otros poetas. Admiro a los escritores jóvenes que arriesgan. Y en el colmo de la cursilería me admiro a mí mismo. Desearía ser otro. Escribir otra forma de Poesía. Maldigo el día en que nací. Puedo morir inédito. No me importa. Afortunadamente. Sé que voy a desaparecer.

Edgar Artaud, el Zerorrealista Enmascarado (México) más información en: http://ealtamir.blogspot.com/

POEMAS DE GLADYS GONZÁLEZ:

Barquitos de papel Veo la pobreza de mi barrio las calles inundadas llenas de barquitos de papel que los niños recortan Veo la pobreza de mi barrio barquitos de papel naufragando como lucecitas en el barro

La chica más linda

La chica más linda de la fiesta tiene una bolsa plástica en la cabeza marcas de tinta en los dedos sus huellas digitales en toda la ciudad

Pedacitos de muerte Esta noche no intercambiamos jeringas ni besos nos declaramos la intensidad en el rostro nos guardamos la sangre salvaje para no contagiarnos desde el amor

GLADYS GONZÁLEZ (Santiago, 1981): Poeta, licenciada y profesora castellano. Ha publicado: Conrimel, Antología de poetas mujeres del cono sur (Ediciones La Calabaza del Diablo, 2006), Gran Avenida (Ediciones La Calabaza del Diablo, 2004), Poemas (coautoría, Balmaceda 1215 ediciones, Chile, 2003), Papelitos (Eloísa Ediciones, Argentina, 2002). Éste mismo libro fue editado en e-book por Crunch! Editores, México (2003). Ha sido incluida en la antología de poesía latinoamericana Mundo Literario (Editorial Nuevo Ser, Argentina, 2003), en (SIC) de la Biblioteca Nacional de Chile (Valente Editores, Chile, 2004) y en Cantares: nuevas voces de la poesía chilena (Selección de Raúl Zurita, LOM Ediciones, Chile, 2004).

POEMAS DE LEO LOBOS

Árboles Los árboles serán barcos casas navegantes papeles que llevarán letra muerta impresa sobre sí océanos nubes poderosas lluvias eléctricas tierra árboles serán Castro, Isla de Chiloé, Chile, 1998.
Dar vueltas por la jaula de los meridianos A Blaise Cendrars (1887-1961). Parece ser la razón el fondo del corazón esta lejos de aquí y el caminar y el móvil y el avión tienen un mismo horizonte Santiago de Chile, 1997.

Perdidos en La Habana Se puede ver a lo largo de Cuba verdes o rojos o amarillos descascarándose con el agua y el sol, verdaderos paisajes de estos tiempos de guerra Después de tres botellas de ron ella lloraba en el lobby del Capri, mientras le leía poemas que no eran míos, Hablaba de las playas a las que llegó en motocicleta, cuando aún el sol brillaba los cubanos son niños que lo miran todo decía Otro él, aparece desde el centro del salón y necesito más de un segundo para reconocerle me acerco y me cuenta de mujeres, palacios de salsa, de bailes mágicos no hay, pienso no existe una isla sin orillas... No quiero habanos no tengo dólares mejor será desaparecer antes que la noche El Vedado, La Habana, Cuba, 1995. Leo Lobos (Santiago de Chile, 1966) Poeta, ensayista, traductor y artista visual. Laureado UNESCO-Aschberg de Literatura 2002. Realiza una residencia creativa en CAMAC, Centre d´Art Marnay Art Center en Marnay-sur-Seine, Francia los años 2002-2003 con apoyo Fondo Internacional para la Cultura y la Fundación francesa Frank Ténot. Ha realizado exposiciones de sus dibujos, pinturas y una residencia creativa los años 2004-2005 en el centro de cultura Jardim das Artes en Cerquillo, SP, Brasil. Ha publicado entre otros: Cartas de más abajo (1992), +Poesía (1995), Perdidos en La Habana y otros poemas (1996), Ángeles eléctricos (1997), Camino a Copa de Oro (1998), Turbosílabas. Poesía Reunida 1986-2003 (2003), Un sin nombre (2005), Nieve (2006), Vía Regia (2007), No permitas que el paisaje este triste (2007). Más información en www.leolobos.blogspot.com

POEMAS DE YAMILA GRECO

VII ofrecer ahora la mueca histérica de mis muletas huir clavada en cruz por hambre y consuelo de un diente aferrado agita mi noche, el alto baile de la sangre el choque de las mandíbulas para hacer de ese gemido mi órgano más soberbio

XIV toda búsqueda comienza por las uñas atreverse al desnudo rascándose la carne prostituta del espejo me meo encima tuyo hasta iluminar el fondo

XVI I convidarme garra hasta el consuelo mil pedazos justos clavados en la frente II importan los nervios instalados el animal nos sobra circulando en fantasías menores

YAMILA GRECO: Poeta argentina nacida en Buenos Aires en 1979. Parte de su obra literaria se publicó en la antología "Cadáver en mano” (Visceralia Ediciones, Santiago de Chile). Realizó la introducción del libro "La Liga", para el poeta chileno Christian Pérez (Visceralia Ediciones, Santiago de Chile). Su texto "V" ha sido seleccionado para participar en la obra "Verso a verso" (Editorial Dunken, Buenos Aires, 2008).Colabora en diversas publicaciones literarias, como "Los Digitales" de "Puertas Abiertas", "Lexia", "Cinosargo", "El Proletario", "Cañasanta", "El Cálamo" "Alkionehoxe", “Palabras Descalzas”, “Punto en Línea” (publicación de la Dirección de Literatura de la Coordinación de Difusión Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México), “Remolinos”, “La Máquina de Escribir”, “Logogrifo”, “Enfocarte”, “Groenlandia”, “La Bisagra”, “Herederos del Caos”, “Ping Pong”, “Sinalefa”, “Catarsis”, “Espiral”, “El Coloquio de los perros”, “La Siega”, “Revista Siamesa”, “Mondo Kronhela Literatura”, "Dulce Arsénico", “En Sentido Figurado”,"Revista Literarte", “Revista Hispanoamericana Arte y Mundo” y "Artesanías Literarias" (Nuevas Voces de La Poesía Argentina: Comentario, presentación y selección de la poeta argentina Silvia Loustau). Su poemario “Sobrevivir es una Curvatura” fue publicado en la revista “Casa Litterae" (Visión sobre literatura internacional del poeta español Antonio Gamoneda). La revista de poesía chilena Lakúma-Pusáki dedicó una nota a su trabajo poético. Sus poemas han sido traducidos al catalán, al italiano y al inglés. Otros textos de su autoría pueden encontrarse en http://blog.myspace.com/respirarpuedeserunfracaso

POEMAS DE LUIS GUERRA
“La realidad previa a su percepción es fluida-múltiple-abierta y la percepción conciente reduce esta multiplicidad espectral, pre ontológica, a una realidad plenamente constituida” Slavoj Zizek, Parallax View Quiero volver al cuerpo Quiero volver al cuerpo como lugar Me decía a mí mismo medio asombrado me repetía constantemente: MEDITATIVE POSSIBILITIES BETWEEN ABYSS AND COMA AN INTERVENTION IN TIME-SPACE WITH A DREAM AS MALEVITCH’S BLACK SQUARE Cientos de cadáveres cayeron al fondo del mar Los uniformados se callan la boca Los lanzaban desde helicópteros Le llamaron Operación Cóndor Operación Cóndor es el nombre secreto de la fuerza multinacional, en la que intervinieron los servicios de inteligencia de países sudamericanos —Argentina, Chile, Uruguay, Brasil, Paraguay, Bolivia, Perú—, que tuvo como objetivo el intercambio de información acerca de personas “subversivas” residentes en dichos países, así como la cooperación para perseguirlas a través de las fronteras nacionales. La Operación Cóndor permitió a las fuerzas armadas y paramilitares de los países del Cono Sur desplazarse libremente en el territorio de otros para secuestrar, desaparecer o asesinar a los ciudadanos considerados sediciosos.

Luis Guerra, born in Santiago of Chile, 1974 Poet & Painter. He lives and works as a nomad. His studies have been in the fields of Visual Arts (BA and MA in Visual Arts), Linguistic, Literature, Philosophy, and Law. He believe in Bruce Lee's definition about Martial Arts as being to express oneself honestly. His works had been exhibited in Chile, Argentina, Brazil, Colombia, Germany, Spain, England, New Zealand, Switzerland, Norway, The Netherlands, Belgium, China. More... http://luisguerramiranda.blogspot.com/

POEMAS DE PATRICIA LAGOS Ascensión y descenso El reloj y sus horas contienen nuestros días diseccionados .

Sueños en el día y la noche entonces despertamos por miedo a lo eterno

mantenemos los ojos abiertos, paralelos, intuyendo fertilidad y ocaso, manifestando un círculo vicioso en medio de nuestra frente. Patricia Lagos, estudiante de Licenciatura en Lengua y Literatura, a realizado talleres con los poetas; Floridor Pérez, Sergio Parra y Elvira Hernandez. Los poemas aquí seleccionados pertenecen al libro "Lirio vestido de-lirio" publicado de forma virtual en http://www.lapiezaoscura.cl/liriovestidodelirio

POESÍA DE VÍCTOR SAMPAYO

Hoy he comprendido tus pasos furtivos. Intentas escapar de los sueños del poeta, y además, llevarte todo a cuestas: el vértigo lleno de rocío de tus ojos, el lenguaje perturbador de tu piel, la zona exacta donde la voz se convierte en caricia… Pero el poeta no te abandonará tan fácilmente. Te seguirá soñando con polvo de luna en la silueta, y pese a tus infantiles rabietas, quizá lo encuentres algún día acosándote otra vez con la mirada, siguiendo el sinuoso vaho de tus colores, pendiente de cualquier humor que arrojes a las calles desiertas. Ya sabes: tendiendo puentes llenos de árboles y poemas.

Víctor Sampayo Una piedra entre las piedras. Más información en: http://www.victorsampayo.blogspot.com/

POEMAS DE ANA PATRICIA MOYA

Días extraños “Yo no vivo. Sobrevivo”. (Yamila Greco) I Maldito mi sangre, mis cromosomas XY, mi carnet de identidad anónimo y sus sueños malditos, la gran roca que me aplasta y los envoltorios que me asfixian, la costumbre de sustituir piedad por necesidad y mi techo mohoso, carcomido de palabras y promesas vacías. Me da asco la poesía que me empuja a gritar en silencio… II Aunque el eco del dolor retumbe entre los versos, aunque yo subaste, por un puñado de sosiego, mi carne, aunque mis dedos se doblen, se rompan, se aplasten… …yo jamás seré liberada de este laberinto.

Ana Patricia (Córdoba, 1982) Escritora, fotógrafa y diseñadora gráfica. Estudió Relaciones Laborales y es Licenciada en Humanidades por la Universidad de Córdoba. Es la madre de Groenlandia: se encarga de su diseño, coordinar y dirigir a sus participantes, buscar nuevos colaboradores, y editar digitalmente todo lo relativo al universo groenlandés. Ha editado su primer libro digital de poesía, “Bocaditos de Realidad”, bajo el sello de Groenlandia.

POEMAS DE JUAN POMPONIO
EL PENTAGRAMA DE LA BRUMA Mirar la música con ojos abiertos, como los de un pez melancólico añorando el cauce del río olvidado. Mirar la música desde adentro calcinar el resto del alma que aún perdura sobre el pentagrama enigmático, donde todas las notas se abrazan para iniciar el periplo poético de contemplar el cielo furioso pronto para la descarga fulminante, deslizándose a través de tus paredes rosadas por la erupción, vaciándose despacio sobre el estanque milenario que destila una miel desolada. Una abeja teje un destino de líneas paralelas. El destino propone el camino desdibujado por la bruma entrometida entre tu vuelo y el silencio. Silencio de paredes movedizas que caen buscando tu razón. Juan Pomponio, poeta nacido el 23 de septiembre de 1966 en Berazategui, Provincia de Buenos Aires, Argentina. En el año 2002 publica su primer libro de poemas titulado Salvaje (Ediciones Ultimo Reino) El cual obtuvo la Divisa Honorífica Nacional otorgada por el Instituto Literario “Horacio Rega Molina 2003”, en la ciudad de La Plata, Buenos Aires. Diciembre de 2007 se edita “Grageas” (100 cuentos breves de todo el mundo) Editorial Desde la Gente (Buenos Aires. En abril de 2008, publica “Fragua universal” (Ed. Fundación Banfoandes) San Cristóbal – Venezuela. Declarado “Ciudadano Ilustre” por el Consejo Deliberante de Berazategui en 1997. Juan Pomponio obtuvo numerosos premios y distinciones en concursos de poesía, cuento y novela. www.fraguauniversal.blogspot.com

POESÍA DE ANA MONTROSIS

IN THE MUSIC Los momentos se han quedado parapléjicos en la exactitud del instante Te he buscado en la visual del moribundo en las divagaciones torpes del sueño y en mi frecuente tortura pero el cuerpo no escribe nada nada a cerca del murmullo del lenguaje La confesión de este infierno es la pequeña risa que sostiene el oxigeno Y aunque digan que las flores resucitan en primavera es ahora donde necesito dormir en paz Quizás podría decir desvastada como habría amado sin el limite del tiempo sin la estación del tren y sin la melodía que jamás he tocado

Ana del Rosario Montrosis Guaje, nace en la ciudad de Valdivia. Estudia turismo y posteriormente administración de empresas en la Universidad Austral de Chile. Emigra a San Bernardo, aquí se interesa por la historia de esta comuna y realiza una tesis de análisis a cerca del festival nacional del folcKore. su relación con esta comuna la motiva al quehacer literario e ingresa a la Academia de letras de la casa de la cultura Magallanes Moure, como socia y vicepresidenta participa en encuentros y lecturas poéticas. Actualmente se dedica a la investigación histórica y cultural de esta comuna y a la creación literaria. Hoy nos presenta su primer libro de poesía Tacones bajo la luna

12. Soñé que una tarde golpeaban la puerta de mi casa. Estaba nevando. Yo no tenía estufa ni dinero. Creo que hasta la luz me iban a cortar. ¿Y quién estaba al otro lado de la puerta? Enrique Lihn con una botella de vino, un paquete de comida y un cheque de la Universidad Desconocida. Roberto Bolaño Un paseo por la Literatura (Del libro Tres)

cinosargo.cl.kz

Related Interests